You are on page 1of 7

El Instituto

"Escritura Acadèmica"

"La escritura académica es alérgica a la risa, porque es alérgica a la subjetividad y a la pasión” Jorge Larrosa, El ensayo y la escritura académica

Me pareció provocativo iniciar estos apuntes con la frase del filósofo español que, en su trabajo El ensayo y la escritura académica, hace una reivindicación del ensayo y señala, al mismo tiempo, los cambios que registra hoy la escritura académica, fuertemente influenciada por los estilos universitarios anglosajones. Sostiene Larrosa, que en estos ámbitos académicos, los estudiantes de grado y de posgrado, son sometidos a la acción de una “estricta socialización de la escritura académica que conduce a escribir de un modo mecánico y estandarizado, sin estilo propio”. (Larrosa, Jorge. El ensayo y la escritura académica, en Propuesta educativa. Año 12, nº 26. B.A. Flacso, julio 2003). Sin embargo, cabe preguntarse, si es posible que el hombre produzca un texto en el cual, de ninguna manera su subjetividad y sus propios estilos escriturarios estén, de alguna manera, presentes? ¿Es en el ámbito de la escritura científica donde estos discursos objetivos y despojados de estilos propios circulan? ¿Deberían ser los niveles de Educación Superior espacios donde se dé exclusivamente el aprendizaje de estos discursos?¿O, deberían ampliar la perspectiva y apuntar, esencialmente, a incentivar la producción una escritura que no se meramente reproductiva de ideas y formatos, sino, por el contrario, generadora de nuevos pensamientos, criterios e ideas? ¿ Qué textos circulan con mayor frecuencia hoy en estos ámbitos? Y, consecuentemente, ¿qué herramientas debería proveer la Educación Superior a los estudiantes y graduados a fin de que se transformen en escritores competentes de estos géneros discursivos? La respuesta de Carlos Sabino, al primer interrogante nos conduce a pensar en una peculiaridad del discurso científico - académico. En su trabajo Cómo hacer una tesis, sostiene : ” … un trabajo científico se propone siempre comunicar algo concreto, algunos determinados conocimientos, y no estados de ánimo, opiniones o sensaciones subjetivas. Tal propósito introduce ya una distinción entre este tipo de comunicación y otras formas de expresión escrita como la poesía, la literatura de ficción, los ensayos de cualquier naturaleza, los escritos políticos o religiosos, etc. Es cierto que en todo escrito habrá de expresarse de algún modo la subjetividad del autor, el modo personal en que éste concibe las ideas que formula. Estas -además- nunca podrán escapar completamente a las opiniones y prejuicios dominantes y estarán sometidas, sin duda, a las imprecisiones que son propias del mismo lenguaje que se emplea. El Instituto 1

Jorge. que “Lo que se escribe permanece. sino que además permanece fijo. Cómo hacer una tesis. Es que el texto escrito no sólo entabla una comunicación diferida. Umberto Eco. se mantiene en el tiempo mientras dura el soporte material que se ha utilizado. Porque también. es necesario que el enunciador produzca discursos lo más autónomos posibles. Op. el hombre piensa en signos. frente a lo estatuido. las dificultades se multipliquen. Qué se da a leer a los estudiantes y cómo se les da a leer. el carácter de “actividades peligrosas”. en una cuestión central en el ámbito educativo. por lo tanto. Pero el mensaje escrito no sólo se mantiene en el tiempo.) Ahora bien. es rasgo distintivo del texto escrito. hace que.cit. Y. son cuestiones que se traducen en el cómo se escribe. un trabajo científico posee unos fines específicos que obligan a realizar un esfuerzo tenaz de depuración para que en el mismo las ideas se expresen con la mayor rigurosidad y objetividad posibles. "Lo escrito. Carlos. De los sistemas sígnicos existentes. frente a la oralidad. “… para la propia comunidad académica en términos de actualidad…” (Larrosa. Particularidades de la escritura académica ¿Cuál es el “lector modelo”.Pero no se trata de llevar las cosas hasta el extremo. al momento de ajustar el pensamiento a su expresión escrita. vive y sueña inmerso en el mundo de la cultura que es una construcción sígnica. o. en propiedad.” (Sabino. Lumen – Humanitas. y puede copiarse indefinidamente. la escritura requiere el uso del código lingûìstico de manera particular. escrito está". también. adquieren así entendidas. las prácticas de lectura y escritura. Se trata de reconocer que. que presupone la escritura académica? ¿Para quién escribe el escritor académico? Oigamos nuevamente a Jorge Larrosa : “… lo hace para la humanidad definida intemporalmente.” (Sabino. A diferencia de la oralidad. Carlos. suele decirse. La lectura y su correlato directo. Retomando a Sabino. se hallan indisolublemente ligadas entre sí. ya que obra in absentia del lector y de allí la condición plural del texto. es la lengua el más complejo y abarcativo. se transforma. 1988 ) Intentando desbrozar el camino Sin lugar a dudas. como diría. Los estudiantes deben llegar a dominarlas para desarrollar un pensamiento autónomo y transformador. de pretender una objetividad absoluta que tampoco posee el quehacer de la ciencia.As. en tanto son generadoras de pensamiento. idéntico a sí mismo. la escritura. sino. "Escritura Acadèmica" 2 . Como es sabido. los modos de leer y escribir son habilidades de adquisición progresiva que guardan estrecha relación con la construcción de los aprendizajes y la modificación de los esquemas de razonamiento. en el caso del científico…” . preñadas de posibilidades. precisamente esta condición de complejidad de la lengua. veamos ahora qué relación guarda la escritura con la lectura. descontextualizada y. listo para ser recibido mucho después de que fue producido por el emisor. Qué se lee y cómo se lee. Bs. de este modo.

De nada. 2005). etc) y los textos científicos. sea tan importante para un científico. lugares comunes.El ensayo y la escritura académica. Esta actividad intelectual del orden superior . como sostiene Carlino. no es posible pensar en único modo del discurso académico ya que la especialización en cada campo de estudio. implica que diferentes esquemas de pensamiento deben tomar forma a través de lo escrito. Lo que distingue a los trabajos científicos de otras formas de mensaje escrito deriva. ponencias o informes de investigación.Una introducción a la alfabetización académica. la ciencia moderna resultaría inconcebible. capítulos de libros. Pero. el dominio del lenguaje escrito y de las formas específicas que éste adquiere en el ámbito de la comunicación científica. Flacso. En su libro Escribir.As. así como al proceso por el cual se pertenece a una comunidad científica y /o profesional gracias a la apropiación que se hace de sus modos de razonar instituidos a través de ciertas convenciones del discurso”. por lo cual se transforma en un verdadero desafío que. naturalmente. Si ésta intenta construir un saber riguroso. requiere que el estudiante renueve. deben ser capaces de producir eficazmente cierto tipo de discursos específicos. aun cuando nada nos impida tratar de redactar con elegancia y armonía. muchas veces desalienta a los protagonistas y los conduce a la deserción de los claustros. por tanto. según la investigadora. como es fácil de comprender. para cualquier profesional o estudiante. De allí que. En el ámbito académico. los giros efectistas. Como bien afirma Sabino “ … sin libros y revistas. que destierre en lo posible las ambigüedades que tan frecuentes son en nuestro lenguaje. Es un desafío que debe asumir el Nivel Superior. revise y adapte en forma continua sus esquemas cognitivos . en términos más generales. que entrañan una mayor complejidad al momento de ser comprendidos debido a las características que les son propias. leer y aprender en la Universidad.de determinar qué alcances debe tener esta “alfabetización académica”. julio 2003). Paula Carlino señala que este concepto “apunta a las prácticas del lenguaje y pensamiento propias del ámbito académico superior. entonces habrá que comunicar sus resultados también de un modo preciso y claro. para pertenecer a la comunidad académica. B. Paula. un investigador o. sin artículos. Escribir. al mismo tiempo. los medios tonos del discurso que en otras circunstancias resultarían verdaderamente ineludibles. de los propios objetivos que posee la ciencia. sistemático y lo más objetivo posible. Porque la redacción académica posee algunas peculiaridades que se relacionan directamente con los objetivos de la misma y que por cierto es preciso tener en cuenta para lograr los mejores resultados. con determinados supuestos. Pero además habrá que tener particular cuidado con otro elemento. leer y aprender en la universidad. los “marca”. Una introducción a la alfabetización académica. Bs. Fondo de Cultura Económica. Los elementos sustantivos del contenido habrán de destacarse con nitidez más allá de todo adorno formal. por lo tanto. el de la realización de prácticas lectoras y escriturarias cada vez más complejas a medida que se avanza en los diferentes estamentos del mismo. característico de toda comunicación "Escritura Acadèmica" 3 . Tratemos ahora . los estudiantes se enfrentan a dos tipos de textos : los que se utilizan para enseñar (apuntes de cátedra. cuestiones “claves “ que son compartidos por quienes pertenecen a esa comunidad discursiva. (Carlino. podrán servir en este caso las vaguedades.A. qué textos circulan con mayor frecuencia y cuáles son las características esenciales que ellos tienen hoy. Año 12. los estudiantes. En esto radica preci -samente . la complejidad propia de la “cultura académica” : en que no es homogénea y. nº 26. Pensar en estas “convenciones del discurso” implica tener claro que los géneros discursivos se inscriben en una cadena discursiva histórica que los conforma en su actualidad y.. o de muy poco. en Propuesta educativa.

podemos encontrar algunas precisiones “ Cada una de estas denominaciones se refiere a un tipo particular de trabajo aunque. Una monografía. como decíamos. Bajar es lo peor.científica: la estructura de cada trabajo tendrá que ser bien pensada para que resulte lógica. la claridad (más allá del idioma los conceptos deben ser comprensibles para cualquier lector del tema) y los conceptos unívocos” (Golombek. Para ordenar las ideas. el informe de investigación. un mismo trabajo podría adoptar formas diferentes o ser clasificado a la vez en más de una de esas categorías. que se representa antes de escribir el texto. no se trata de una clasificación excluyente. Las características de cada tipo suelen diferir según se sigan las normas de una u otra institución o las costumbres de cada país y.As. en cambio. . nos permite una primera forma de clasificación. Libros del Rojas. termina de construirse en el propio proceso de escritura. 1988 ). que son de unas dimensiones relativamente reducidas. toda vez que resulta claro el qué transmitir y el para quién. A. que se propone aportar nuevos conocimientos y que se presume posee un elevado rigor metodológico. Bs. Lumen – Humanitas. Siguiendo a Sabino. Golombek. a esta altura del trabajo. cada una de sus partes componentes deberá tener unidad y enlazarse claramente con las restantes. Vara. La longitud del trabajo. Los objetivos discursivos se cumplirán en tanto el escritor tenga claras las relaciones entre el contenido y la comunicación efectiva con el lector.bino.M. el artículo científico. Hurtado. que en el orden de lo retórico y de lo semántico. Bs. Creo que los dos primeros aspectos a tener en cuenta. Certezas y controversias. que órdenes de lo discursivo son. son algunos de los formatos disponibles hoy en el mundo de la comunicación académica. una tesis es una disertación de cierta envergadura. . D. dice Diego Golombek refiriéndose a las características centrales de la comunicación científica en la actualidad. lo mismo suele suceder con las ponencias y con los artículos destinados a revistas científicas. “… la simpleza ( entendida como el uso de textos y fórmulas sin adjetivaciones o vueltas innecesarias) . A este respecto. la monografía. El paper. cada parágrafo. Palma. la elegancia (forma más directa e inapelable de demostrar un hecho). por ejemplo. son esenciales a estos textos. Carlos Cómo hacer una tesis. sería importante tener en cuenta. en su trabajo Bajar es lo peor. se distingue porque posee una delimitación temática más estrecha y -en consecuencia. Así. además. . respectivamente. A. pero que. sección o frase deberán poseer un sentido. en Wolowesky.). la tesis. esenciales al momento de pensar en la redacción de estos textos académicos. D. se refiere a la superestructura textual que el escritor deberá elegir en función de los objetivos del trabajo. orientada hacia la mejor comprensión de lo que se pretende transmitir. El tercer aspecto. implica encontrar la forma más adecuada a los fines perseguidos.una extensión menor. se relacionan con el orden de lo retórico y de lo semántico. una función definida dentro del discurso genera l”(Sa. Saber con exactitud qué se desea comunicar. Reflexiones sobre la divulgación científica. las ponencias. que depende directamente de la cantidad de conocimientos a transmitir. D. "Escritura Acadèmica" 4 . . 2004. H.As.

me formulo la pregunta : ¿ no deberíamos pensar también . 2005). (Nogueira.As. La segunda cuestión. Biblos. del reconocimiento de temas. prestigiados hoy en el mundo académico. estilo apropiado y convenciones del discurso en cuestión. 1988. Bs. La primera. Carlos Cómo hacer una tesis. como el ensayo? Para seguir pensando Estos apuntes. Bs. en ejes centrales de las prácticas del Nivel Superior. Silvia y otros.” (Sabino. pero no por ello menos inquietante y rico en ideas y argumentos. para cerrar el capítulo. la puesta en texto de ese conocimiento y la posibilidad de abrir al avance del pensamiento donde adquiere verdadera trascendencia la intervención docente. esta calidad de “experto en “ se adquiere. "Escritura Acadèmica" 5 . de quienes realizan investigaciones y presentan trabajos para obtener algún grado académico o aprobar las materias de una carrera universitaria. Qué dar a leer a nuestros alumnos y cómo dar a leer. sólo tienen la pretensión de formular algunos planteos y mover a quienes trabajamos en el ámbito académico. Es diferente el caso de un investigador que busca. Lumen – Humanitas. Se es experto en la escritura de algunos géneros discursivos. como sostiene Ruth Alazraki. debemos cumplimentar al momento de comunicarnos por escrito en nuestro ámbito profesional. a través de una amplia experiencia de lectura de esos géneros. Se trata de una concepción errónea y es la que sostiene que existen “escritores expertos”. Es otro el caso también. se transforman. que el de quien presenta un informe ante la institución o empresa que lo ha solicitado. con él. a reflexionar respecto de las nuevas exigencias que como docentes y /o alumnos de posgrado.). está referida a la desmitificación de un concepto que ha hecho mucho daño a las pedagogías de la escritura. entonces. Nadie se vuelve experto en escritura sin lectura y sin entrenamiento de escritura. Dos ideas. estructura. Manual de lectura y escritura universitarias. Casi entendiendo que. Estas circunstancias habrán de determinar el tipo específico de trabajo a realizar en cada ocasión y la forma concreta que habrán de adoptar en consecuencia.Otro aspecto que permite clasificar a los trabajos científicos es el relativo a los fines que se persiguen con los mismos. se relaciona estrechamente con la primera ya que es en la mediación entre el conocimiento disciplinar específico. vuelvo a Larrosa y. dar a conocer sus resultados a la comunidad científica.As. Prácticas de taller. simplemente.en la posibilidad de iniciar a nuestros estudiantes en la escritura de un género más flexible. La verdad es que no existe este tipo de escritores. Y. “pueden escribir cualquier cosa eficazmente”. Frente a estos formatos. de este modo.

Los malentendidos de la divulgación científica. Sabino. Carlos. Libros del Rojas. 1996. Los caminos de la ciencia. uno de los mayores desafíos que debemos asumir quienes trabajamos en los ámbitos de la Educación Superior. Marzo de 2008. A. Bs. . 2005. Echeverría Bibliografía de consulta Carlino. Palma. está en condiciones de brindar a sus alumnos las herramientas disciplinares fundamentales y los espacios de lectura y escritura suficientes para que ellos adquieran estas habilidades que conllevan a la producción de pensamiento? Creo que este es. Vara. Franco. H. hoy. Bs. Bs. Ponencia presentada en el Coloquio Internacional “ L ´ ècrit de la science “. 2005.A. en Wolowesky. en Propuesta educativa. Reflexiones sobre la divulgación científica. Jorge. B. Escribir.As. Certezas y controversias. Prácticas de taller. Fondo de Cultura Económica. María L. Bogotá. nº 26. leer y aprender en la Universidad. .As. Prattico. Golombek. Niza. . . D. D. Carlos. Bs. D. Silvia y otros. Edit. "Escritura Acadèmica" 6 . Panamericana. A. Cómo hacer una tesis. 2004. Hurtado. Flacso. Año 12.As.¿Quién sino el docente. El ensayo y la escritura académica. el especialista en cada área de la Educación Superior.M. Golombek. Sabino. Biblos. 1988. Bajar es lo peor. Larrosa. Manual de lectura y escritura universitarias.As. Lumen – Humanitas. Una introducción a la alfabetización académica. Paula. julio 2003 Nogueira.

"Escritura Acadèmica" 7 .