You are on page 1of 151

Dura experiencia es la de aceptar resignarse a estar en falta y al mismo tiempo abrirse a la ineluctable certeza de que en éstos mismos momentos

me encuentro al igual que tú, muriendo conforme transita el implacable corte silencioso del irremediable paso del tiempo. Es fuerte aceptar abrirse con humildad a la anulación e invalidación de nuestros mitos personales que como entramados, nos han servido de estandartes frente a la voraz apetencia de una demanda y un deseo por incorporar un supuesto ³todo´. Contundente golpe de dados que sorprende al mítico yo, heroico ficcionador y soñador de hazañas que constantemente fabula sobre el escenario de las ilusiones y espejismos de naturaleza evanescente, cuando éste se sorprende con que no hay respuestas absolutas ni representantes que sostengan verdades eternas. Dolorosa y ominosa es la experiencia de asumir por entero que toda creencia, todo cuerpo, toda supuesta esencia se disuelve en el amplio, pero cotidiano espacio de lo que hemos llamao familiar, para terminar una vez más abriéndonos aquí y ahora a los designios de lo intangible, a las puertas de lo insondable, a los infinitos espacios de toda alteridad extrema, al eco de un silencio infinito y a una añorada paz eterna de un no ser, que apunta siempre en un oscuro y luminoso por-venir que como promesa se anuncia siempre en el dintel de un inefable y epifánico más allá, por fortuna, siempre desconocido...

Tanto desde la filosofía, como desde el psicoanálisis, el tema de la muerte como el de las posibles formas de tratar de representársela, han devenido escrituraciones

significantes entre los diversos paradigmas que como conjunto de interpretaciones, el sujeto-sujetado, llamado ³humano´, ha tratado de construir y re-construir, como medio de

expresión para sus inquietudes, y en particular como formas de intentar dar cuenta de su realidad interna.

Es principalmente y, desde una visión psicoanalítica, que se ha tratado de dar cuenta de cómo surgen y organizan series de entramados psíquicos en el sujeto humano. La realidad psíquica, aparece en psicoanálisis, entre una de sus posibles interpretaciones, como un supuesto espacio de escrituración, habitado (inscrito) por series de entramados representacionales, energéticamente investidos. Series, que constituyen la repetición de libretos, y cuyos argumentos estarían estructurando mitos (fábulas: cuentos) existenciales a lo largo de nuestras vidas.

¿Qué da lugar a esta supuesta realidad psíquica que nos constituye en una serie de historias de vida? ¿Cómo se estructuran en su denominado origen estas series de experiencias mentales gravadas en nuestra mente? Y, ¿qué lugar ocupa la fuerza de la energía denominada ³inercia neuronal´ (como fundamento teórico que aparece en 1895 y que sustenta la interpretación del concepto de pulsión de muerte de 1920) en estos entramados que organizan ficciones pictográficas en los espacios de la mente del sujeto?

En el psicoanálisis la actividad simbólica es un fenómeno limítrofe entre el deseo y la cultura, que es en sí mismo una frontera entre las pulsiones y sus representantes delegados o afectivos. Este es el límite entre la represión primaria ²que afecta a los primeros testigos de nuestras pulsiones ²y la represión secundaria, que es propiamente hablando aquella que ocurre después del hecho y que solamente permite ramificaciones derivativas, señales

sustitutivas indefinidas o señales de signos por aparecer. Esta posición del signo psicoanalítico en los límites entre un conflicto de pulsiones y una interacción de significantes indica que el psicoanálisis debe desarrollar un lenguaje mezclado, el cual conecta al vocabulario de la dinámica o la energética incluso ±²incluso podríamos hablar de una hidráulica² de las pulsiones con aquél de una exégesis intertextual. Y muchos términos psicoanalíticos llevan la marca de este doble origen. La interpretación de los sueños, por ejemplo, introduce el concepto de censura, que expresa la acción represiva de una fuerza en el nivel de la producción de un texto, si bien un texto que primero se revela como borrado o desfigurado. En forma similar, podríamos señalar esos procedimientos diversos que Freud colocó bajo el título genérico del ³trabajo de sueño´. Como trabajo, estos procedimientos operan mecánicamente en forma de desplazamientos, condensación, descomposición, etc., procedimientos que Freud resume con el encabezado general de Enstellung, que ha sido traducido como ³distorsión´ o ³deformación´. Sin embargo, al mismo tiempo, esta interacción de fuerzas puede ser leída en el texto de la narración del sueño entendida como una especie de palimpsesto, adivinanza o jeroglífico. El psicoanálisis debe, por lo tanto asumir el estatus epistemológico mezclado que estos conceptos híbridos le imponen, en la medida en que estos profundos conflictos se resisten a cualquier reducción a procesos lingüísticos y, sin embargo, no pueden ser interpretados en ningún otro lugar fuera del sueño o del texto simbólico. Tal conceptualización mezclada no revela una falla en la conceptualización del psicoanálisis, sino que, por el contrario, revela el conocimiento exacto del lugar donde ocurre su discurso: en el entretejido de fuerza y sentido, pulsión y discurso, energética y semántica.1

Estas y muchas cuestiones más se irán entretejiendo a lo largo de los entramados que constiutuyan y articulen ésta investigación.
1 P.Ricoeur (1995), ³Teoría de la interpretación´. p 71.

son algunos de los conceptos que guardan una estrecha relación con otro con otros como: ³el desvalimiento originario´ o ³indefensión originaria´. La existencia humana. y cuyo origen por fortuna está perdido. p 220) . y de la temporalidad. porque el hombre es consciente de su ser mortal´. En este escrito. o mejor dicho en forma de nudos sobre un vacío ignoto. nos evoca la tarea del arácnido. (la Parca). como narrativa de una serie de encadenamientos inconscientes que están por descifrarse y resignificarse en un intento constante de refiguración simbolizante. Según Spengler: ³es el terror a la muerte el origen de las lucubraciones metafísicas. El ejercicio imaginario y simbólico del ser humano. quizà en parte por por la tendencia a absolutizarlo a hacerlo real y definitivo. tomo I. ²representado desde la mitología Griega 2 (La decadencia de Occidente. suele terminar enredado en su propio entramado. que organiza al sujeto. trataré de aproximarme a femenino concepto de muerte. antes que nada. aparece en una de mis lecturas. pues estas surgen. de la pulsión de muerte. 2 Considero que: el asunto de la muerte. de la angustia de muerte.La historia que hemos escrito a lo largo de nuestras vidas. parece organizarse en forma de tejidos y espacios. a través de una serie de elementos teóricos que considero guardan una profunda relación significante con la constitución psíquica. a diferencia de la araña. denominado ³apremio de la vida´. con la gran diferencia de que el humano. que teje su telaraña. Tarea que se prosigue mientras se tenga que vivir en paradójica sujeción y búsqueda de aseguración. Se trata de encadenamientos que no terminan de conformar series inimaginables de enjambres de símbolos.

y el principio de realidad. 4 . p 50). 3 Frente a la muerte. motivo de todos nuestros avatares y condicionamientos morales. cada vez más escrutador y profundo´. que recuerda a la vez el destino de la tragedia griega. la libido cambia de sentido y recibe el nombre mítico de Eros. son algunos de los elementos de análisis a escudriñar. ³El tema de la muerte.A.como ³Ananké´. a ese hombre que habita en la realidad y en la ficción. Esta transfiguración estará simbolizada en el término de Ananké. diametralmente opuesto al principio del placer. de la felicidad transitoria.Ricoeur (1970). y el eterno retorno de Nietzsche. añadiría yo]. Freud. del destino. del paso del tiempo. de la angustia ante la soledad. Después de la pulsión de muerte.. Dicho con brevedad: lo que al principio no era sino un principio de ³regulación psíquica´ se convertirá en cifra de una sabiduría posible. P.p225. ³Una interpretación de la cultura´. desde el intento de un análisis. según S. 4 3 J. despliega frente a la muerte a la pareja Eros-Tánatos toda una jerarquía de sentido que nosotros abarcamos con el nombre igualmente mítico de Ananké. necesidad imperiosa. del sentido de la vida. la naturaleza de la filosofía del Renacimiento y de Spinoza. de lo efímero y contingente del existir. La realidad se llama entonces Ananké.Rosado ( (2000) ³En busca de lo absoluto´. (Proyecto para Neurólogos 1895).. unidos al hombre concreto. la noción de realidad se carga con un sentido que la sitúa al nivel de las grandes fuerzas cuasi míticas que se reparten el imperio del mundo. problemas filosóficos [y psícoanalíticos.

EL PRINCIPIO DE INERCIA Y SU RELACIÓN CON LA PULSION DE MUERTE Desde el proyecto Freud. que necesariamente se encuentra en relación con una ausencia de un referente que nunca ha colmado y auxiliado de forma . Es en éste punto en donde considero subyace la posibilidad de una profunda comprensión clínica del ejercicio psicoanalítico. La angustia de castración. una necesidad de algo que regule los distintos gradientes de desequilibrio energético. cuando lo que opera como dolor original. una determinada homeostasis relativa. frustración y utopía. Diferenciales energéticos con los que se las ve el sujeto en busca de un principio de constancia. hace patente y presente una angustia de muerte latente y constante. Se trata de una angustia originaria en el individuo. como angustia ante una falta constante. También aparece el problema de lo traumático. elabora un profundo y minucioso análisis sobre el problema del dolor originario. un cierto nivel de equilibrio entre fuerzas que operan a nivel intercelular. frente a la necesidad (Ananké) imperiosa de una ligadura (apetecida como total). Aparece también ahí. frente a la fuerza de un principio de inercia. y su relación con el apremio de vida o desamparo originario como aspecto constitutivo de todo sujeto. es la ausencia de representaciones originales como asideros ³seguros´ frente a una apetencia de satisfacción total que termina en impotencia. como angustia frente a la imposibilidad de llenar de forma absoluta los huecos existenciales. como de los esfuerzos que tiene que realizar es aparato psíquico para tratar de organizar por la vía de la investidura.

principio del placer. Ej Principio de Inercia. Es en relación a esto en donde considero que surge. ³Tan pronto como la necesidad se mantiene de nuevo.. admitiendo un acopio de Q´n. la imagen mnémica de la satisfacción. desencadenamiento de un movimiento psíquico que investirá de nuevo la imagen mnémica de esta percepción. Motivo para el cuál requiere mantener lo más bajo posible dicha tensión. Principio de constancia. todo anhelo cuyo reverso suele aparecer como sentimiento de nostalgia. ³Oscuro es saber adónde se encamina Tukhé (el azar) y no es posible ni enseñarlo ni aprenderlo por la práctica... Piedra de toque de toda extranjería. ya que ésta se encuentra para siempre perdida. Esto. es decir.Ananké. reconstruirá el estado de la primera . (Más tarde Freud. la única diosa que no tiene altares ni imágenes a que acudir. se referirá a éste análisis. principio de Nirvana). y es sorda a los sacrificios´.. nos ilustra desde el proyecto. cuando menciona las relaciones entre principios. desde un fundamneto neurológico con el concepto de Ananké ³apremio de la vida´ como las condiciones por medio de las cuales el sistema neuronal se ve forzado a resignar una originaria tendencia del aparato psíquico a retornar a un nivel de cero tensión. para solventar las demandas de la acción específica. Freud (1895). Dado que todos estos principios como sus funciones primarias se verán impuestos bajo el ³apremio de la vida´..absoluta al sujeto necesitado y apetente de un estado de ³supuesta plenitud´.

en forma alucinatoria. sueños nocturnos y diurnos son los testigos de esa supremacía del principio del placer yla prueba de su poderio. Tal actividad consiste en producir 5 Freud (1895). y en el que el deseo se despliega. síntomas neuróticos. 5 ³Existe una tendencia general de nuestro aparato psíquico que podemos atribuir al principio económico del ahorro de energías. y la completa investición de la percepción mediante la exitación de la necesidad es el camino más corto hacía la realización del deseo. sin duda. pues a una identidad de percepción. Nada nos impide suponer un estado primitivo del aparato psíquico en el que esta trayectoria se se recorre de modo efectivo. este es el movimiento que llamamos deseo (Wunsch). cerrado. en todos los registros de la fantasía. Con la instauración del principio de realidad queda disociada una modalidad de actividad mental (wurde eine Art Denkbartkeit abgespalten) que permanecía libre de toda confrontación con la realidad y sólo estaba sometida al principio del placer. pero es el que seguimos en forma figurada. a repetir lapercepción ligada con la satisfacción de la necesidad.satisfacción.esta primera actividad psíquica tiende. la reaparición perceptiva es la realización del deseo (Wunscherfullung).ese camino más corto de la realización no está. el principio de realidad exige renunciar al cortocircuito del deseo y la alucinación´. Tarea cuya dificultad no dejará de acentuar el psicoanálisis. consecuentemente. es decir. sustitutiva.el principio de placer representa una función efectiva. el principio de realidad expresa la dirección de una tarea más bien que la descripción de un funcionamiento habitual. . el principio del placer es el menos costoso. y parece expresarse en nuestra tenaz adherencia a las fuentes de placer disponibles y en la dificultad de renunciar a ellas.

como lugar de archivo. de todo éste recorrido. comienza ya en los juego infantiles y.Ricoeur (1970). Y más aún. El estado de necesidad. es la concepción de cómo: ³una energía se transforma en significación´. deseo. obligan imperiosamente al aparato. series de significantes inscritos en una pizarra mental.6 El aparato mental funciona de acuerdo a principios energéticos que se convierten en escrituración. Un paso de la naturaleza instintiva. Ahí. conforman en la obra freudiana un largo recorrido de constitución. al reclamo de auxilio ajeno. en donde: tensión. como demanda energética de aminorar ciertas cargas tensionales de origen endógeno. para una cierta nivelación de ese estado de necesidad denominado Ananké.fantasías (Phantasieren). necesidad. pero al mismo tiempo fascinante. mediante el afecto y la idea. citado por P. ³Una interpretación de la cultura´. subsecuentemente se prosigue en forma de sueño despierto. por el paso obligatorio de una necesidad que hace que surgan esta posibilidad. Existe una relación entre energía y la construcción de ésta en signos y símbolos. y su fuerza. . apego. etc. devienen en el terreno del sujeto humano.pp230. representaciones de cosa y representaciones de palabra. Lo más difícil. se construirán y articularan series de entramados complejos de imágenes mnémicas.Cómo la flexión del deseo y el lenguaje se ponen en juego combinatorio. ya sin dependencia alguna de los objetos reales´. Cómo la fuerza que empuja y pugna. signos. quedará representada. símbolos mnémicos. objetos internos. ¿cuáles serán las ecuaciones y 6 Freud. huellas mnémicas. partes del self.

de un primer ³Principio de Inercia Neuronal´ en el que las neuronas buscan vaciarse de la cantidad de excitación. y la pulsión de vida. no menos sujeta a la ley. otra fuente de desprendimiento y de displacer. nos hace referencia al trabajo de las pulsiones sexuales. que el principio de constancia (como mantenimiento de cierto nivel energético). y ³que lo vivo abandonó una vez y al que aspira a regresar por todos los rodeos de la evolución.pp10. regresa a lo inorgánico por razones internas.´. y el principio del placer. nos dice que: ³el principio del placer. Sin embargo. parte en su origen. en ³Mas allá del Principio del Placer´ (1920). y. surge de los conflictos y escisiones. Freud.posibles combinaciones entre la pulsión de muerte. ³Más allá del principio del placer´. tendiendo a una ecuación ³completa´. a diversas figuraciones y entramados que constituyen las mascaras del sujeto?. cabe recordar. Este vaciamiento apunta al destino de toda vida de retronar en dicho vaciamiento a un estado anterior y antiguo. . puede ser rersponsable de una pequeña parte y no la más intensa de las experiencias del ³displacer´. no podemos decir otra cosa que esto: La meta de toda vida es la muerte. se deriva del principio de constancia. (1920). que darán lugar. ³El relevo del principio del placer por el principio de realidad. mismas que desde el interior del mismo yo. inicial. mientras el yo recorre su desarrollo hacía organizaciones de superior complejidad´ Freud. producidos en el aparato anímico. 7 7 Freud (1920). retrospectivamente: Lo inanimado estuvo ahí antes que lo vivo.pp38. Si nos es lícito admitir como experiencia sin excepciones que todo lo vivo muere. prevalecen sobre el principio de realidad. y según el proyecto.

pero en ella a una <<función secundaria impuesta por la necesidad de la vida>>.p 557. Como las ensamblauras psíquicas son diversas.Maldavski (1986). El yo-real definitivo puede sufrir un proceso deconstituyente derivado de la desestimación. sólo se le advierte en el fragor de Eros. El superyó puede covertirse entonces en cultivo puro de la pulsión de muerte. 10 Freud (1900) ³La interpretación de los sueños´. una modificación del principio de inercia: <<el sistema neuronal se ve forzado a abandonar la tendencia originaria a la inercia. ³Freud. a un cero con respecto a un nivel determinado. es decir. la imposición de regresiones. su eficacia no se pone de manifiesto. la vuelta a un estado anterior.(1999).Freud. 9 Laplanche y Pontalis (1968). de lo contrario. de degradaciones. 11 R. En cuanto al yo-placer como efecto de la pulsión de muerte puede generar un doble que luego se vuelve ominoso. Como postula Freud (1923). Castro. supone ciertamente. trágico y extranjero´. ³Estructuras Narcisistas´. y el yo real-primitivo puede perder (o no generar) la discriminación entre estímulos endógenos y exógenos. mentor. una tendencia del aparato a una cierta constancia. es posible inferir que la pulsión de muerte se evidencia afectando a cualquiera de ellas. es decir al nivel cero>>. ³El principio que regula las descargas: la Inercia. como ocurre en la melancolía (Freud. siniestro (Freud. Por lo tanto su eficacia únicamente puede advertirse cuando existe alguna organización que deconstituir. 8 . 1923). si falta alguna ensambladura a la cual desarticular. 1919).´8 D.

por vías motrices. La tendencia a cero designada con el nombre de <principio de Nirvana>. Tener que asumir una negatividad. pues la exitación que parte de la necesidad interna no corresponde a una fuerza que golpea de manera momentánea. sino a una que actúa continuamente. . desvalimiento). una exitación sensible que le llegaba desde afuera. que en cierto origen es tendencia a una liberación total. mantenerse en lo posible exento de estímulos. a él debe el aparato también el envión para su constitución ultrior. La exitación impuesta (setzen) por la necesidad ulterior buscará un drenaje en la motilidad que puede designarse como <alteración interna> o <expresión emocional>. perturba esta simple función. ante una inercia.El sujeto. Sólo puede sobrevenir un cambio cuando por algún camino . indefensión. El niño hambriento llorará o pataleará inerme. según Freud. y por eso en su primera construcción adoptó el esquema del aparato reflejo que le permitía descargar enseguida. El apremio de vida lo asedia primero en forma de las grandes necesidades corporales. ³El aparato busca de forma natural y biológicamente detrminada. se considera fundamental. únicamente modificaciones de aquella´. y es de éste compromiso por el apremio de vida. Pero el apremio de la vida (necesidad. 9 El aparato busca ³descargar las exitaciones endógenamente generadas. siendo los demás principios. para sobrevivir psíquicamente. Pero la situación se mantendrá inmutable. de un retorno a un estado supuesto de plenitud. tiene que renunciar a una apetencia. ³El principio de Inercia regula. que se convierte en apetencia. que resulta la compulsión para el desarrollo biológico ulterior´. el tipo de funcionamiento primario del aparato. la circulación de la energía libre.

lo que surge como necesario es la ³medida´ de lo humano sin paradigma alguno. por cuidado ajeno). como traspasadas por un rayo´14. implicará un cierto cobro e impuesto y exigido a la vida del ser humano . se hace la experiencia de la viviencia de satisfacción que cancela el estímulo interno´. Por eso aparece como necesario un tercero. mentor. ³El dolor consiste en la irrupción de grandes cantidades de energía (provenientes del exterior) hacía el sistema de neuronas impasaderas´ 13 ³El dolor deja como secuela en el sistema de neuronas impasaderas unas facilitaciones duraderas. ó formulación de teoría alguna puede surgir como efecto de la culpa. establecer un criterio de medida. Castro (1999). la promesa. trágico y extranjero´. En realidad comunidad es un enigma. 12 Huir del dolor que causa el acicate de la necesidad impuesta al organismo desde lo pusional. ³Freud.´ 11 ³Culpa y adeudo quedarían siempre en referencia irreductible a la alteridad. La energía interna tiene que abrirse paso sin ningún 12 13 14 R. en el lugar del extraño que auxilia. asunto que implica una serie de transaciones sustitutivas.(en el caso del niño. como intento de pago de un adeudo´.´ Freud (1895) ³El Proyecto´(El dolor) pp352. 10 ³Entre el auxilio. con las cuales poder sobrevivir adecuándose psíquicamente. el adeudo y la cupla. de ahí la escena necesaria con sus ³espectadores divinos´. Toda proposición. y frente a éste. En la comunidad humana no existe una medida de lo humano.´ . Freud ³El Proyecto´(El dolor) (1895) pp351.

Sacan al supuesto in-dividuo de su estado de acomodo placentero. En Términos de Freud. El dolor es la sensación corporal en el registro de lo real de esas magnitudes de energía que marcan sus diferencias a su paso. tramitar . en ese límite en que el ser no tiene posibilidad de moverse. El dolor en el cuerpo se inscribe en el sustrato profundo de lo inconsciente y da lugar a series de huellas que cargan los conjuntos de representaciones y que a su vez dan lugar a la organización de objetos internos. De ahí. el orden de la existencia se abre precisamente. Tal vez podríamos incluso decir: (petri-fije). precisa en la incapacidad de control del yo pára desalojar.impedimento en su conducción. ahí surge la amenaza de volverse a sentir desvalido. resulta ser el más imperioso y necesario de todos los procesos. lugar que se sitúa justo en las neuronas de recuerdo que precisamente constituyen al mismo yo. que el dolor. considera a lo largo de todas sus obras el lugar fundamental que ocupa el dolor físico y su relación con el sufrimiento mental. petri-fique al sujeto. algarete. Arrastra al sujeto como conducido por un caudal que le sobrepasa. a merced de una fuerza que no puede contener y lo lleva sin control alguno a los desfiladeros de ³lo radicalmente Otro´. Freud. es el efecto de esa irrupción violenta de exceso energético que sobrepasa al yo. de sus-traerse. si se me permite la condensación. El dolor físico en Freud. Lo traumático. en donde en términos de Lacan. El dolor aparece como la forma en que se expresa la inercia de la fuerza y la dirección de esa Q n endógena que busca abrirse paso desde un principio de desalojo imperioso que apunta al retorno. en su constitución más inconsciente. Lo arrancan de un cierto equilibrio mantenido como constante. Se trata de un acrecentamiento cuantitativo registrado por el sujeto como ruptura de una cierta homeostasis.

Es en éste sentido. que necesariamente implica. en la mente inconciente. que aceptar en la medida de lo posible la . articula estas distintas series combinatorias.Porque tanta generosidad le costaría la vida´. Es ahí en donde se organizan transacciones sintomáticas entre fuerzas pulsionales y escenarios representacionales. (1940).y diferir tanto desbordamiento que produce la desligadura de la pulsión de muerte. (Más adelante profundizaremos en éste tema). Dejar las ganancias que implicaba pretender seguir siendo el niño y madurar exige pasar por el cobro doloroso de la frustración y la angustia de castración (como falta en el ser). repetidas veces.. Combinaciones entre batallas pulsionales y universos representacionales. Cioran. ³La inmortalidad es una concesión de eternidad que la muerte hace a la vida. Transitar de una apetencia por intentar permanecer en un estado de placer (Nirvana) para moverse a los espacios de la realidad exige al sujeto un cobro de restricción a su hedonista narcisismo. Fuerza pulsional que da lugar a series de escrituraciones y rescrituraciones que removerán esas fuerzas. Y cómo el movimiento del deseo. Tema de constante escudriñamiento.. aparece como el esfuerzo de ligadura de Eros sobre el desintríncamiento pulsional de Tánatos. ahondar en las relaciones entre el asunto de la muerte y el pensamiento. ´. Las concesiones que articula constantemente el aparato mental que organiza con esas series de representaciones y objetos internos entramados. Pero nosotros sabemos muy bien que no la hace. ³El ocaso del pensamiento´.

libera. en la vida misma. implica mirar de frente el rostro oculto de la inevitable inercia que nos arrastra hacía lo inevitable. que conlleva un proceso simultáneo de duelo: como proceso de asimilación de que todo es transitorio y relativo). Des-sujetarse de las ataduras que el Otro. resignificarla y resignar una apetencia de un objeto total para siempre perdido. nuestros recuerdos. nuestro con-sentido cuerpo. implica un proceso de desprendimiento y reconocimiento gradual. Considero que enfrentar el dolor de la desaparición de la vida. y por si fuera poco. implica poder metaforizar el sufrimiento de la falta. creando nuevos y diferentes sentidos. es que lo convierte en una especie de zombie). es prepararse para enfrentar el dolor de una desaparición final.castración. todo aquello que a los sujetos nos ata y nos hace considerarlos nuestros tesoros más preciados. Enfrentar el dolor y el sufrimiento. más mi deseo inconsciente han inscrito en mí. La desaparición de nuestro ser. nuestros logros. una y otra vez. El proceso de desujetación psicoanalítico es un proceso en cierta medida doloroso.(asunto que considero a la vez conlleva la reintegración de viejos esquemas como de objetos internos que los constituyen). (sino. estanca al sujeto y lo mata en vida. Confrontar el dolor de la existencia de vida. permite el movimiento de la cadena significante. y posibilidades nuevas de trasvaloración. nuestros afectos. nuestro pensamiento. que nunca existió. . Negarlo lo vuelve más grande. y más aún. (Este sería el fondo de todo proceso de integración e individuación. (lugar de la negación en relación a la pulsión de muerte). simbolizarla. Todo asunto real de vida parece esconder en lo interno un asunto simbólico de muerte. Implica el atravesamiento de y (por) una falta constituyente. Ahí se expresa también la pulsión de muerte. que aunque siempre ficcionantes. nuestro amado yo.

considero. de desprendimiento. y siempre en dirección a una inesperada muerte.Pero este desfase entre la relativa mistificación de Eros y la fría consideración de la realidad merece atención y reflexión: esta fina discordancia acaso revele la esencia del talante filosófico del freudismo.Ricoeur (1970). es un proceso doloroso de duelo. apunta a la aceptación de nuestra mortalidad. más allá de la ilusión y el consuelo´.La relación del sujeto y el Otro se escritura sin que él lo sepa desde los significantes mas recónditos y que al mismo tiempo lo signan desde lo mas inconsciente de su propio averno yoico constituido por series de representaciones bien investidas y de forma duradera. muy estrictos. ³Sólo dentro de los límites muy estrechos. que como conjunto de entramados y ficciones figurativas. 15 Los sujetos humanos. puede decirse que el tema ³romántico´ de Eros transformó. frente a la dolorosa y contundente realidad de que en cada instante somos sujetos arrojados a la vida. nos pasamos la vida resguardándonos detrás de espejismos e ilusiones imaginarias. reforzaba así lo que podríamos denominar su ³concepción científica del mundo´. nos brinden cierta calma. de rebote. cuyo lema podría decir. a la vez que Freud acentuaba la lucha contra la ilusión. a favor de la vida. En efecto. de las representaciones del Otro que conforman al yo. consuelo y esperanza. El principio de realidad freudiano. Desujetarse en la medida de lo posible. de desligadura. en pro de Eros. . que supone el 15 P. Freud: Una interpretación de la cultura´ pp282. último reducto del principio del placer. y a salir del apetecido y viscoso anhelo de plenitud. el principio de realidad.

propia de toda necesidad y todo deseo En éste dualismo se juega la vida-muerte. (fuerza de trabajo). que nos quede por vivir. las formas en que estructuramos determinados entramados existenciales. Se trata de un sujeto que se las tiene que ver con constantes procesos dualistas de ligadura y desligadura. Asunto que da lugar al principio de constancia freudiano. trabar ciertos nudos. parece permitirnos de alguna o múltiples maneras. (y las diversas series de entramados existenciales) durante el espacio. una se apega al mundo con amor árido y robusto. que im-pulsa y exige al sujeto una satisfacción. El principio de realidad sobre el del placer. (desalojo tensional). en mi pecho y procuran la una de la otra separarse. frente a una huida de un estado de <indefensión originaria> propio de toda necesidad imperiosa. como meta. para el concepto posterior de pulsión de muerte Los designios del yo se funda-mentan en los signos ocultos gravados en archivos inconscientes.. adheriéndose por medio de todos sus .. ó enlaces. El yo se organiza como conjunto de imágenes de recuerdo (representacionesescrituras).estacionamiento hedonista narcisista de imaginarse siempre en el placer.Sin embargo. ay. apunta al asunto de la castración y la ineluctable fuerza del principio de inercia. (falsos enlaces) para tratar de mantenernos en cierto equilibrio u homeostasis. lugar de anclaje. Lo pulsional como energía endógena es tensión constante. (mezcla-desmezcla /intrincamiento-desintrincamiento). ante indómita demanda energética. ante una demanda organísmica de regulación tensional.tiempo incierto. <<Dos almas habitan.

La mente percibe el desgaste. la inercia.. Freud: Una interpretación de la cultura´ pp281. el paso del tiempo. y es la que da a la realidad su aspecto su aspecto ineluctable.órganos.A causa de esa muerte-destino. proyectando nuestra subjetiva relación inconsciente con el tiempo vivido.17 Las formas inconscientes de inscripción en los espacios de la mente. inexorable. estamos inconscientemente también. Confrontar nuestra relación con el paso del tiempo y la forma en que lo concebimos.Chamizo (2004). Esto sin lugar a dudas. también va cambiando su relación con el tiempo. Pero la muerte que la realidad nos reserva no es ya la pulsión de muerte.. vestigios de imágenes que me componen y me hacen relacionarme con otras representaciones que voy adquiriendo al paso del tiempo. la realidad se llama necesidad y lleva el nombre trágico de Ananké´ 16 En la medida en que el sujeto se va volviendo menos inconsciente de su mortalidad. abandonando el polvo. la muerte como destino. en esa medida. O. Más aún. son inscripciones en función de 16 17 P. .Es necesario que el yo se percate de su finitud. en realidad estamos midiendo la memoria´. ³La realidad contiene la muerte. Fausto. la otra.Ricoeur (1970). Cuando medimos el tiempo de vida y el posible tiempo que nos quede por seguir viviendo. la psique se organiza en función de las formas en que han quedado gravadas estas huellas. va resignificando viejas huellas en los espacios de la psíque. implica percatarse de nuestra condición de mortalidad (del trabajo constante de lo transitorio). ³Cuando medimos el tiempo. se eleva hacía las moradas de los grandes antepasados>> Goethe. sino mi morir. estos restos mnémicos.

etc. experiencias de muerte-renacimiento). Es la muerte lo que le da lugar a la vida. a la tán temida muerte. . o inclusive mencionar.Tema tabú por excelencia. resignación a la desaparición. Inscripción por (y/en) el tiempo. cómo se construye la realidad psíquica a partir de una relación inconsciente y subjetiva con las diversas nociones de temporalidad). en sí es una forma mudada y representativa de la muerte en la vida.Gorostiza. Le hemos dado un gran lugar a la vida. ¿Porqué no nombrarla sin más?.una temporalidad subjetivante. Nuestra relación con la muerte dentro de la vida parece organizarse desde la subjetividad de cómo hemos percibido la vida misma. Resulta de gran dificultad tratar de escribir. (simbólicamente. Nosotros disociamos inconscientemente todo aquello que tenga que ver con la muerte.(con sus signos y símbolos como función testa-mentaria frente a un simultáneo trabajo por sepultar criptogramas fantasmáticos ficcionantes). (la muerte). con lo que represente dolor. Inquieta desde que se nombra. ³Muerte sin fin´./ Este morir a gotas me sabe a miel. y es la vida lo que da lugar a la muerte. ³Sabe la muerte a tierra. es no darle lugar a la muerte. también es ser para la muerte en cada instante. perdida. La vida misma implica experiencias de muerte. espanta cuando se le encuantra. Ser para la vida. (Más adelante analizaremos con mayor detenimiento. dentro de la vida misma. dentro de ésta vida. duelo. con aquello que tenga que ver con el paso del tiempo. La muerte en vida . pero no nos hemos percatado del gran lugar que guarda su contraparte. La falta./ la angustia a hiel.´ J. hablar.

La muerte.No será que cuando tratamos de nombrarla. cuya presencia invisible. por la vía de eso que no se manifiesta más que como presencia invisible. ésta fémina escurridiza siempre se nos esconde detrás de su propio misterio ya que ella misma resulta mientras se viva. Es ese algo que siempre nos anda rondando. mitologías. en mitologías y símbolos__ nos es posible apreciar la feroz herida con que ese muro infranqueable nos marca´ 18 La de-nominada muerte aparece como un muro que nos signa y designa sin que sepamos hasta donde se levantan sus ladrillos. no hacemos sino construir una mejor coartada que aún más nos la oculte. ³la muerte´ (Metáforas. quizás para tratar de poner cierta distancia. y en éste sentido. en donde uno pretende acercarse a ella para tratar de figurársela. sin mostrarse más que como el rostro de un espectro presente en ausencia. se siente como la vibración de la angustia. ³Porque cuando creemos estar nombrándola. es precisamente en éste ejercicio. que nos haga sentirnos resguardados. el mayor de nuestros enigmas. aparece ³sin estar´. estamos tratando simultáneamente de conformarmarnos una imagen completa del fenómeno que se nos aparece ante nosotros. que hemos construido y seguimos construyendo. sin embargo. también tratando de dominar ese objeto. Ladrillos. Sólo atravesando sus huellas desplazadas__ en metáforas. Cuando tratamos de denominar algo. que algún día. como una certeza de algo inefable. nos desvanecerá. hace que se nos cierre simultáneamente el objeto ³a18 G. Ahí. El significante: ³la muerte´. símbolos) España. Dirigida por: M. en donde el intento de apresar algo (voluntad de apoderamiento) con la percepción. más allá de ese oscuro y velado límite. o noche. como esa cosa que nos habita en principio y fín.Cruz . encuentra subterfugios para el sujeto. aparece el límite del mismo aparato psíquico resistiéndose a aprehenderla y a aprender de ella. Albiac (1996).

y lo negativo. El lugar que nos ocupa el tema de la muerte.. también incluye el trabajo de lo ominoso.19 19 Derrida (1985). El sujeto (exsiste). (lugar que representa infinita alteridad). generado por el efecto de las des-uniones en el ser. (impresiones. ser también resulta un producto de un esfuerzo del aparato mental-escriturante. con las que se traduce el mundo). La mente se reconstruye por la vía de ese inverso y paradójico esfuerzo frente a lo radicalmente ajeno y absolutamente insondeable. se constituye en función de su temor a la des-aparición. por archivar representaciones. paralelamente. Ser es la primera o la última palabra en resistir a la deconstrucción de un lenguaje de palabras (V. desde que uno accesa al mundo de lo simbólico. pág 132) (En de la gramatología. que se intenta de-nominar una y otra vez. a la misma lingüística científica.recurre. de acuerdo con la especificidad de un planteamiento más teórico. Ahí en donde el sujeto plantea cierta disertación a ³x´. en su característico relativo abandono del concepto de palabra´. (almacenar huellas-residuos) frente a ese límite insustraible. <<El privilegio del ser no puede resistir la deconstrucción de la palabra. Tal vez en ese límite mismo es en donde podamos apreciar como se sanja. o la palabra. dado que el aparato no alcanza más que a generarse impresiones. la argumentación frente a <<la fascinación por esa unidad que se llama palabra>>. problema. ahí mismo ³algo´ simultanea y paradójicamente se cierra. F. El significante.´La voz y el fenómeno´pp31 .percibido´. como se abre el espacio de toda desliga-dura y todo intento de re-signarla.

26. subraye que lo ominoso se relaciona con lo oculto que surge a la luz. Es una puesta en juego del límite entre lo indecible y lo decible. ³Espectros del Psicoanálisis´. el del desprendimiento. entre lo visible y lo invisible.³Se trata de una experiencia del límite entre lo que puede aparecer y lo que se repliega y retira. cuerpos autómatas que cobran vida. fragmentaciones y/o mutilaciones corporales. la fantasía y apetencia de completud. De la literatura son tres los aspectos destacados. el vacío. Quizá por esto se entienda que Freud. como del des-hacimiento. Como se puede apreciar. como el das Ding (la cosa). vaciamiento de los ojos. la muerte. el problema del complejo de Castración (como falta ). el problema del doble y lo ominoso. y la temporalidad. toda apetencia. el dolor originario. 20 Las desligaduras generadas por el ejercicio de la pulsión de muerte.(El doble y lo Ominoso). son algunos de los conceptos que guardan más relación de la que podamos imaginar con el asunto de la angustia de muerte en la vida misma. y por lo tanto. ó. toda fantasía.Chamizo (1997). . que introduce al sujeto en el estatuto de la ³Falta en ser´. la no integralidad corporal´. La castración. siempre quedan restos 20 O. entre lo infigurable y lo figurable. citando a Shelling. así como a todos aquellos espacios en el psiquismo del sujeto en donde no se realiza todo sueño. hace referencia al problema de la des-ligadura. pp. En el ³entre´ lo que se juega es el sujeto. en los tres el cuerpo está comprometido y en todos hay un movimiento que hace surgir ³algo´ oculto´. Se trata entonces en efecto de una experiencia del límite donde algo (x) aparece y se repliega no sin dejar huellas en su movimiento.

La gestalten que tiene que elaborar el sujeto.por intentar saldar (ubicar. y el intento del yo por unir a través de lo imaginario y luego lo simbólico. ³El deseo se anuda (en la juntura entre verdad y saber) al deseo del Otro. ese objeto es el prototipo de la significación del cuerpo como lo que está en juego del ser. al nivel de lo real . . Pues eludir el instinto de muerte de su doctrina es desconocerla absolutamente. En donde aparece pues que la relación del objeto con el cuerpo no se define en absoluto como una identificación parcial que tuviese que totalizarse en ella. El biologisismo de Freud no tiene nada que ver con esa abyección sermoneadora que nos llega por bocanadas de la oficina psicoanalítica. Huecos necesarios por la frustración de la necesidad y la decepción del deseo. puesto que por el contrario. es un ejercicio de ligadura. sino ese cuerpo mismo. El aparato del bebé no puede debido a la inmadurez y constitución misma de su aparato mental. Y era necesario hacerles vivir el instinto de muerte que allí abominan. tramitar. Reconozcan que en la metáfora del retorno a lo inanimado con que Freud afecta a todo el cuerpo vivo ese margen más allá de la vida que el lenguaje asegura al ser por el hecho de que hable. en el que aparece como fragmentado. que implica tratar de llenar huecos. percibirse de manera completa. pero en ese lazo se aloja el deseo de saber. de lo imaginario y de lo simbólico.. La representación fantasmática del cuerpo. para ponerlos a tono con la biología de Freud. y que es justamente aquel donde ese ser compromete en posición de significante no sólo lo que de su cuerpo se presta aello por ser intyercambiable. esos huecos. liquidar). implica la desligadura del principio de inercia (pulsión de muerte). sepultal.

de un blasón del cuerpo. Como se confirmna por el uso que se hace de ellas para leer los dibujos infantiles. a la manera del esclavo-mensajero. Pero para reconocer al alcanze en la perspectiva que se autoriza en él por el desarrollo. del uso antiguo. 783. Este apólogo fuerza a penas la nota de lo poco de fisiología interesada por el inconciente.El instinto entre los modos de conocimiento que la naturaleza exige de lo vivo para que satisfaga sus necesidades. Ello se apreciará por la contraprueba de la contribución que el psicoanálisis ha aportado a la fisiología desde que existe: Esta contribución es nula. ³Escritos 2´. ni en que lengua está escrito. pero un saber que no comporta el menos conocimiento en cuanto que está inscrito en un discurso del cual. ni siquiera que lo han tatuado en su cuero cabelludo mientras dormía. funcionan ahí ante todo como los elementos de una heráldica. Ninguna fabulación prevalecerá contra este balance. P. Pero de lo que se trata en Freud es de otra cosa que es ciertamente un saber. . ni siquiera en lo que se refiere a los órganos sexuales.´ 21 21 Lacan (1966). Pues el psicoanálisis implica por su puesto lo real del cuerpo y de lo imaginario de su esquema mental. el sujeto que lleva bajo su cabellera su codicilo (código) que le condena a muerte no sabe ni su sentido ni su texto. hay que darse cuenta primero de que las integraciones más o menos parcelarias que parecen constituir su ordenación. se define como aquel conocimiento en el que admiramos el no poder ser un saber.

Esta forma de registro imaginario situa la instancia del ³Je´. causa de la impotencia motriz y la dependencia de la lactancia que es el hombrecito en estado ³infans´ matriz simbólica en la que el yo (je) se precipita a objetivarse. lugar de donde surgen los diversos guiones imaginarios y míticos que se articulan a manera de libretos existenciales. delirios y procesos alucinatorios. Se identifica con un fantasma ó. concibiendo su cuerpo como partido o expuesto a partirse en pedazos. Cree ser lo que el espejo ó. dando lugar a una imago de su esquema corporal fragmentado. promesa de lo que devendrá. en donde resalta el papel del otro en la constitución del sujeto. y que sostienen las ilusiones de existir.Lacan (1938). a la que intentará aproximarse el resto de su vida. la mirada de la madre le reflejan. El sujeto se identifica con ³algo´ que no es. para que el niño entre 22 Lacan (1938) ³La familia´ . quedando apresado en una ilusión. en el que éste aparece fragmentado. El bebé se identifica con una parte de sí (imago). lo introduce en la dialéctica del juego de identificaciones. reflejada en el espejo (mirada) de la madre. 22 elabora una reflexión profunda desde su teoría del Narcisismo. y ahí surge una trampa. en la dialéctica de identificación con el otro antes de que el lenguaje le restituya como sujeto. sostiene que: el bebé reacciona ante la percepción de su propia imagen. (asunto de una dialéctica entre el ser y el tener). Es ahí como en un segundo tiempo se resignifica el lugar del nombre del padre como estatuto de corte. primer tiempo de la castración. Cuando la mamá le vende la ilusión al niño de ser el falo (objeto de su deseo. dejándolo irremediablemente atrapado en una paradoja. Base estructural del modelo del vínculo que implica compulsión y repetición. imagen anticipatoria de la coordinación y la integridad que todavía no tiene. con un imaginario.. a partir del estadío del espejo. lenguaje y ley. se ve esculpido en una ³gestalt´. Ahí surge una ³representación fantasmática del cuerpo. que seguirá expresándose por medio de sueños.

y es ahí en donde aparece la clínica de la psicosis. (lugar por excelencia del logos humano). De lo contrario surge el estancamiento como pulsión de muerte y el goce que apunta a lo mismo. nuevos significados y estructuras más extensas). de las adicciones. y de la psicosomasis.en el asunto de la castración. . Problemática que atenuará los imagos especulares. A través de la duda. Cuando aparece la falta. para que haya movimiento pulsional a través de la fantasía. se obtura esta posibilidad. mitemas de vida. Entramados que constituyen libretos. disolución del complejo de Edipo.Sin embargo. Al Asumir La Castración comprende que ni él ni su padre son el falo (aceptar la Ley). Los entramados que se organizan como (partes del self).Hace falta que la madre deje al hijo en falta. en el ³trabajo de pensar´ y por la vía del paso a lo simbólico. (representaciones del self y representaciones de objetos). como productos de una función psíquica en constante proceso de imaginarizar la realidad y también simbolizarla por la vía del trabajo del pensar. introyectos.. aunque nunca logre acabar con ellos de manera absoluta. organiza una serie de entramados en la pizarra de nuestra mente. el sujeto puede hacer surgir representes y representaciones. si la madre no da lugar a la falta. Hay movimiento entre un significante y otro. La capacidad para cuestionarse es la posibilidad de las neuronas de abrirse paso a nuevas y diferentes construcciones de representaciones significantes y simbólicas. de la anorexia. Las desligaduras que impone un principio de inercia derivado y diferido por el trabajo de Eros (que generalmente lucha por establecer ligaduras. libretos que organizan mitos existenciales. uniones. Introducción del registro simbólico a través de la problemática edípica. a través de la pregunta. ó en términos de Kohut como (self-objects).

³Función Simbólica y psicopatología´ México. simbolizar. El aparato mental se carga y descarga continuamente. El aparato descarga de forma parcial. Espacios que han dado origen a éste sistema reescriturante y ficcionante. diferir. Resto que genera espacios. Mientras trascurre el tiempo de la existencia el sujeto se las tiene que ver con encontrar formas de tramitar. espacios que dan movilidad a la maquinaria mental. conceptos que aparecen en forma de imágenes significantes. pueda funcionar requiere del ejercicio incesante por ligar un ³resto perdido´ inarticulable. F:C:E. que funcionan de acuerdo a principios energéticos de mezcla y desmezcla pulsional constante.61. rodear. que quién sabe cuando llegará.. de acomodaciones recíprocas y asimilaciones subjetivantes. ya que en el horizonte siempre se asoma la víspera de una descarga absoluta y definitiva. dado que la descarga absoluta significaría la muerte del aparato mismo.objetos internalizados. en ³búsqueda de un equilibrio entre una asimilación/acomodación en las equilibraciones aumentativas que presiden el paso de un estadio del desarrollo cognoscitivo al otro´. que como restos (mnémicos). sistemas simbólicos. quedan por descargar. ahí se juega la vida y la muerte. 23 metáforas y metonimias. módulos. que a la vez son producto de un ejercicio constante de desplazamientos y condensaciones. mientras se está vivo. guardan en su interior series de representaciones que como redes. pensando. no queda más que buscar medios de descarga (hablando). p. aniquilar esos excesos. . ³La escritura es la marca de fuego de las tentativas del sujeto 23 R.ó con la actividad que se prefiera. redes y engramas neurales.Tissot (1984). funcionan en forma de conceptos. Para que el aparato mental.

. Sin embargo.traducimos el amterial consciente. siempre aparece insaldable. S.. lo que hecha a andar al aparato mismo y lo que organiza deudas en el aparato. sino una preimera rendición de cuentas... 24 J. cesa la analogía. en relación a la ³organización del aparato psíquico´. expuesta así.. Freud aborda múltiples problemáticas.sobre el carácter forzoso de estas inferencias reposa la certeza relativa de nuestra ciencia y.Freud... .. la marca de una exclusión inevitable´. y 16 del proyecto (Proceso primnario y secundario).. es precisamente éste lugar sin lugar preciso.Hacemos inferencias.24 Se trata del recorrido de lo imposible y por lo imposible en donde se articulan los recorridos del sujeto en búsqueda de saldar un resto que como deuda en lo profundo de lo inconsciente...Nasio (1987). no se olvide que no es una teoría.no se que pensar sobre lo que he pensado. En el parágrafo 15.para reencontrarse como existente y.D. porqué no. ³Todas las ciencias descansan en observaciones y experiencias mediadas por nuestro aparato psíquico pero como nuestra ciencia tiene por objeto a ese aparato mismo. . (1938).. ³El libro del dolor y del amor´ . ....

sufre desvalimiento y perjuicios en dos casos: El primero. porque el objeto no tiene presencia real sino sólo en una representación fantasía´. en éste sentido se trata de un re-encuentro con la ausencia. ³Es la inhibición por el yo la que suministra un criterio para distinguir entre percepción y recuerdo´. entre la alucinación de objeto y la descarga. por un lado y la demora de estos por la vía de la inhibición del yo.Elaboraré aquí. sin pertenecer a la realidad exterior. cuando en el estado de deseo inviste de nuevo el objeto-recuerdo y estonces decreta la descarga. así. Ausencia paradójicamente necesaria para el funcionamiento psíquico y . (La satisfacción por fuerza faltará)´. no obstante que la satisfacción por fuerza faltará. Freud establece diferencias significativas entre los procesos primario y secundario. en como: ³El sistema nervioso en su conjunto. por el otro. Los <signos de realidad objetiva> consisten en tratar de ³conocer´ el hecho de que los contenidos de la alucinación. No habría un aparato yoico de ficcionar. la ³valoración correcta´ de los ³signos de realidad objetiva´. no aparecen en la realidad externa. ni ficciones. ni falseamientos para el yo sino hubiera reencuentro con una ausencia indómita. nos ilustra. una serie de comentarios sobre la relavancia de éste apartado con el análisis anterior. pero si partimos de que éste yo también se ha conformado a partir de un conjunto de imágenes-recuerdo-movimiento (representaciones). En el parágrafo 15. Freud. entonces se trata de un yo que es condensado de ficciones que tiene la capacidad para inhibir ficcionando de formas diferentes la realidad. estarán articulados en tanto que los procesos secundarios re-conozcan la alucinación del objeto de deseo en el sujeto.

en un sueño más.ausencia que marca el movimiento todo ejercicio de desplazamiento/condensación. hay desplazamientos y reacomodamientos de imágenes. (³psique es extensa y nada sabe de ello´) El yo es deuda que busca saldar deudas. Por sustracción. como ausencia perenne. como el fenómeno. como el Otro. Ausencia que representa desligadura. por falta. Ese algo otro . como alteridad absoluta . dado que el mismo yo es resultado de la ausencia. por hueco. como deuda de lo inasible. o justificaciones discursivas. El yo es un mito y el sujeto un mitante en eterna deuda. De ahí. en razones perfectas. siempre ajeno a sí mismo. El ³yo es un conjunto de investiduras de objetos abandonados´. como hueco.(Esto es lo que en Freud. como ³resto perdido´. como otro y otro nuevo re-encuentro con lo que no es. en imágenes netas. buscar resguardos. que como lugar de lo imposible. se denomina: representación). No hay posibilidad de coincidencia absoluta. en objetos ideales. Y ante la cual el yo tratará incesantemente de buscar los mejores tapones que pueda imaginar o pensar. que se extienda hasta horizontes metafísicos. como de objetos. tapar otros huecos frente a un deseo que precisamente surge del hueco y es apetencia de un todo inexistente? El yo desea todo por estar en falta. o partes del self. de encontrar coincidencia en supuestas certezas. como la idea. Entre el deseo y la búsqueda de cumplir un ³principio de identidad´ y la frustrante realidad de un constante ³princìpio de incertidumbre´ reaparece siempre otra y otra nueva diferencia. como la imagen.(de metáfora y metonímia). dejó un hueco. que es tapón por hueco. El objeto. nunca resulta ser lo que el yo desea. tratando (y generalmente sin darse cuenta). por ausencia. de apertura y de conclusión relativas. ¿Cómo puede un yo-tapón (representación: imagen-recuerdo). . como lo que habita al sujeto y le hace anhelar e intentar fallida-mente habitar objetos. lugar de lo real (ombligo del sueño).

apoderarse de espacios. este objeto. Lo buscado es el objeto en relación al cual funciona el principio del placer. y de una relación patética con él. Se vuelven a encontrar sus coordenadas de placer. En tanto el objeto primero es el objeto de insatisfacción. El sujeto busca ³completar´ una tarea de insensata metabolización de lo que no se puede procesar. ³Das Ding´. es lo que se trata de volver a encontrar. por la negación y el dolor de la pérdida de algo que no tuvo. que intenta reproducir el estado inicial. esta acción específica. alguna cosa está allí. por lo utópico. Y donde por otro lado otra fuerza. en nombre delprincipio delplacer. (Eros). utopía. el objeto. es el soporte al que se refiere toda experiencia práctica. Anhelo por efecto y defecto de viejas y nuevas nostalgias: (pena de verse ausente. Es perando algo mejor o peor. Nunca será vuelto a encontrar. estpa perdido. Das Ding es originalmente lo que llamaremos el fuera del significado. misma que apunta a la experiencia de satisfacción. Pretende alcanzar el objeto perdido que paradójicamente nunca existió. Este funcionamiento está en el paño. Apetencia por ligar lo imposible. porqué aún. será buscada. con mucho se lo vuelve aq encontrar como nostalgia. En este estado de anhelarlo y de esperarlo. es el soporte de una aversión. El sujeto-sujetado a esto. no de objeto. en la trama. (Das ding) aparece como semejante frente la alteridad más ajena. el sujeti conserva su . El sujeto es en principio y fin. la experiencia del placer. busca. no estaba ahí. pero esperándolo. En éste sentido la cosa en sí. siempre desligado. es ahí. pugna por lo imposible. como sustracción inasible ante un espacio constitutivo y constituyente. la tensión óptima por debajo de la cual ya no hay ni percepción ni esfuerzo. en tanto que Otro absoluto del sujeto. aparece entonces como resistencia inconsciente. dolor de un regreso). en donde se ciñe la constante fuerza de inercia que apunta en su recorrido a retornar a un espacio de ³absoluto cero´. frente a lo radicalmente extraño y ajeno. volver a encontrar a das ding. es un objeto que aporta demasiado placer. Objeto ante el cual se organiza la experiencia de fondo.

Por eso lo Otro siempre permanece como lo radicalmente ajeno. o a la búsqueda de absoluta liberación denominada por los Budistas como Nirvana. nunca pueden pasar a ocupar el lugar del yo del sujeto. ilusión.. es una vuelta o un eterno retorno en el automatismo de la compulsión-repetición a el reencuentro con la ausencia. Es el lugar en donde se ha colocado a los dioses. En éste sentido el sujeto surge como un engaño necesario para su constitución. organiza como reepresentación simbólica: al cero). anterior a toda represión. Es toparse una y otra vez con la Falta en Ser. ³Introducción a la cosa (das Ding) Seminario 7. En el principio de principios y en el final de finales el sujeto no se reencuentra. ó en los otros. fantasma.´ 25La otra escena y el Otro. ni alcanza absolutamente nunca. (el Oroborus. interdicción. Es el lugar de lo inalcanzable pero (y por eso) deseado. y sin deseo no aparece el sujeto. intento de apropiación. Sin falta no hay deseo. por esto el sujeto es: un subjectum (supuesto. Falta en Ser. A la huella primigenia como a lo radicalmente Otro. con una falta constitutiva. vuelta sobre sí ³mismo´. . un vacío. presuposición. a saber.pp70. porque lo que le constituye como tal es la falta misma. siempre falta a sí y por que está en falta. nunca se les alcanza. En relación a das Ding. proyección. El punto de origen es un no origen. espejismo. de afecto primario. como lo extremamente Otro. lo inverso y lo idéntico y que. Es más lo que se deposita en el Otro.distancia y se constituye en un modo de relación. se realiza la primera orientación. la realidad que comanda. en último término. Nos queda aunpor ver que en elmismo lugar se organiza algo que es a la vez opuesto. El punto de anclaje. que lo que realmente se obtiene. se sustituye a esa realidad muda que es das Ding. Esta primera muda regulará desde entonces la función delprincipio del placer. falta). en su intento por alcanzarse. porque el ser. El retorno ante la 25 Lacan. la primera elección. el primer emplazamiento dela orientación subjetiva. que ordena.

Así arrebata la muerte nuestras vidas´. agrega de forma más poética y mítica: ³El paraíso no era un lugar soportable. K. ¿Cómo romper esta cadena?. nos recuerda que el juicio de existencia alcanza el núcleo de lo real. Tal vez por esto diría Sartré en el Ser y La nada. y . se las ve el sujeto una y otra vez. Ese sujeto inexistente encara el todo infinito de los posibles.. aparece como espacio sanjado por Tánatos.G.¿adonde ir?. que flota sobre las superficie del agua y cuando sopla viento se desvanece como si no hubiera existido. este mundo tampoco lo es. de otra forma el primer hombre hubiera hallado acomodo ahí.ausencia un des-ti-no. es decir el conjunto de atributos posibles. Pensémoslo?. ¿Cómo deshacer esta banda de Moebious?. o un ratón en una rueda sin fin?. que: ³El hombre es una pasión inútil´.Y.. ³Freud. El Otro en realidad es el mismo juicio de atribución. (Elemento importante para el entendimiento de la Identificación proyectiva e intrusiva). una especie de real preexistente. Ciorán. ¿En qué nivel será posible realizar éste deseo?. ³El hombre es como la espuma del mar. toda infranqueable barrera. En el juicio de atribución no es el sujeto quién juzga: más bien es juzgado como si el juicio proviniera del Otro. Pero nada podría venir del Otro puesto que el Otro no enuncia ni juzga. ¿Cómo dejar de ser un Oroborus. expulsado del juicio de atribución bajo la forma de lo negativo o de lo imposible. en relación a un Eros que se resiste a lo inevitable.Gibran. En este sentido. ya que se tiene en él nostálgia de paraíso o se vive en espera de algún otro. ¿Qué hacer?. Entre la apetencia por lo absoluto y una absoluta irreferencialidad de lo radicalmente Otro.

26 El yo. el sujeto dice para fijar su existencia y ser contado como ³uno´. lo hace con posibilidades restringidas. ³La voz y la interpretación´pp161. que tratamos de remediar defectos y que esto mismo nos sirve para aprender a discernir. El Uno es lo poco de ser que queda del sujeto. de aquí que la palabra de cada sujeto. Ahora bien. Es por medio de los signos de descarga lingüística. o al menos a tratar de descernir los movimientos internos en relación con lo percibido. pues el sujeto se constituye. Algo se abre al mismo tiempo que algo se cierra. La desaparición significa aquí constitución. . ha expuesto el ³sobrepensamiento (Uberdenken) o pensar y rememorar con posibilidades múltiples.D. permiten las concordancias entre el movimiento aprehendido a través de las representaciones y el objeto percibido. El sujeto tendrá así la posibilidad de decir sus figuraciones. Esto se 26 J. También es necesario tener presente que Freud. que surge de la necesidad y deseo de unificación. Confrontado con el todo y ante la elección de una afirmación. ex_ siste en ese dicho con el cuál ha aceptado el reto de lo real preexistente´.se precipita hacía la aserción de una sola de esas posibilidades. como intensos intentos de re-figurar y reficcionar una temporalidad insipiente. Esto determina que. el resultado de esa apuesta no es un ser o una existencia plena: al acto de aserción. reacomoda constantemente las proposiciones lógicas del pensamiento. a la afirmación del Uno le sigue inmediatamente una desaparición. ³Las representaciones-palabra o ³signos de descarga lingüísticos´. a la vez que permite articular el pensar con lo conceptual.Nasio (1987). Ejercicios constantes como en espirales en donde el sujeto repite una y otra vez experiencias de diferimiento y búsqueda de completud. en contraste con lo cerrado que caracteriza a una representación palabra. la que dice siempre será incompleta.

´Freud mentor. Es precisamente en el orden de la imaginación y lo simbólico. multideterminar el significado o significados a cada representación-palabra.debe a que cuando habla de ³sobrepensamiento´ se está refiriendo a amovimientos diferentes y simultáneos que tienen como efecto. . Por esto es que el pensamiento aparece como movimiento. matizar. En ³psicoterapia de la histeria´ dirá que al escuchar cada palabra del 27 R. en donde podemos apreciar más claramente las apetencias y movimientos de lo más inconciente. y que los tiempos verbales tienen interés debido a que revelan algo de los movimientos inconscientes. para tratar de dar cuenta de algo que constantemente se resiste a su conclusión.Castro (1999). a un significado total. cambiar. ³En la carta 79 a Fliess dice que el inconsciente se puede conocer indirectamente y de manera parcial a través de las representaciones-palabra y no de los conceptos.´27 Los movimientos del pensamiento giran en entramados constantes de reelaboración de posiciones y superposiciones que parecen estarse reaarticulando en forma de ficciones figurativas. Series de cadenas de desplazamiento-condensación (metáforas y metonímias) procesamiento de la información.pp186. se refiere a sí mismo a cambiar en determinado momento su contenido en significados y su estatuto en algún uso conceptual. trágico y extranjero´. El aparato procesa elementos conceptuales. cerrado. por y para diferir constantemente una posible e intrínseca desaparición.

Castro (1999). dado que no tiene poder absoluto para sostener todos sus argumentos. de cuyo lenguaje toma Freud tantos términos para comunicar precisamente esta idea: no hay exposición final científica porque no parece haber punto de llegada en relación con el conocimiento de lo psíquico´28 En la medida en que avanza el proceso analítico. también los entramados que soportaban al yo se van diseminando y desarticulando de su madeja constitutiva. cuando el sujeto tropieza con los diques que también lo sostienen.Freud. De nuevo aparece que ³figurar psíquicamente´ los procesos es exponerse a algo que Freud además asume en sus exposiciones teóricas. En el ³esquema del psicoanálisis´ insistirá en la manera en que el aparato psíquico mediatiza cualquier experiencia u observación. pero en éste ejercicio. y la parte narcisista va reduciendo y tratando de reconformar su narcisismo simultáneamente. Más aún. ni para saber de todos y cada uno de sus pensamientos. ³Con esto tiene que ver el que Freud mencione en 1904. mentor. justamente lo que intentaba la ciencia natural. haciendo referencia desde luego a la supuesta imparcialidad del lenguaje científico. Se ³desplazan´ de analizando a analista. es decir que son ³transferidos´ Y son más frecuentes en la medida 28 R. trágico y extranjero´ pp187. . El yo del sujeto se va extrañando de sí mismo. algo que es una interminable operación de designaciones. que ³las falsas percepciones en el yo determinadas desde las investiduras-deseo. en la carta 66 a Fliess.analizando se tratará de agotar todos los significados que puedan irse aprehendiendo a partir de imágenes que acompañan cada palabra. el yo del sujeto se va desarticulando y reconstituyendo sucesivamente.

mentor. denotaría inversamente proporcional. en donde podemos pensar. como angustia. El futuro. Precisamente. la contingencia. como lo menciona en la´ psicoterapia de la histeria´.´ 29 Futuro. trágico y extranjero´ pp190. el reflejo no.que el sujeto se acerca al ³núcleo´ que se resiste. le determinan. lo que es falla conceptual en el yo es contingente que hace presa de él. el asunto de la incapacidad del sujeto para asirse de algo absolutamente seguro y. siempre es anterior. . el asunto de la inercia a un futuro insoslayable e incierto. y que aparece en forma desfigurada y ficcionante. y el pensamiento se da entonces porque desde el deseo hay un futuro que se vuelve esparanza en el presente. El lanzamiento de imágenes y pensamientos a futuro.¿Qué conforman entonces las series de proyecciones figurativas desplazadas (transferidas) al otro? La relación con lo intangible en el instante del presente implica de por sí.Lugar del aposteriori freudiano.Freud. son del orden pasado. que desde lo que trama inconscientemente el sujeto desde ese núcleo inaccesible de sí. sino. 29 R. es en éste sentido. lo que le hace figurar desde imágenes que como huellas del pasado. Los Einfall constituyen la eventualidad.Castro (1999). ante la muerte. simultáneamente. de lo que figura del futiro y del presente solamente. en la serie de entramados representacionales desde ³sus´ palabras. en Freud. que es lo determinante para que la técnica no pueda pensarse con un carácter de única.

se sustrae y se reserva es mundo. a su palabra y a la palabra como don.³El sujeto del psicoanálisis no corresponde a la consideración de una sustancia viviente y palpitante sino en la medida en que la vida y la muerte están definidas en el orden simbólico´. pp209. una ámplia teorización que define los prototipos esructurales y funda-mentales de la organización de la llamada realidad psíquica. el futuro anterior (nachtraglich). es el asunto de la temporalidad. . Del movimiento del aparato por el espaciamiento y el diferimiento. Eros-Tánatos. que se organizan en distintos planos del aparato psíquico. atañen a su vez. amor-odio. vida-muerte. (1982). determinarán las articulaciones y operaciones mentales de las series de entramados tejidos desde un interior desconocido.Braunstein. la compulsión a la repetición. Ese algo. pero necesaria ³unión´ con el pecho.30 La relativa. (Linguistería) ³El lenguaje y el inconciente freudiano´. el retorno de lo reprimido. y al lugar del auxiliador ajeno (Objeto-Madre). ³De ahí que esta reserva sea la que condicione. que se resiste. se retiene. al problema de la indefensión originaria (Ananké). concierna al semejante y su mundo. El asunto de la espera y la repetición. misma que instaura un dialéctico dualismo de placer/displacer. Aspectos fundantes de tiempos tempranos en donde aparecerá en Freud. 30 N. El asunto del pensamiento. nos habla de las series de procesos de ligadura/desligadura.

El amor. por temor a la muerte. La relación con el amor como defensa. y a la vez no lo está en ninguna parte. Recordemos como en: pulsiones y destinos de pulsión. se trata de la idea. es amor. relación con lo radicalmente Otro Asunto que en cierta medida. también podría implicar el asunto del despeñamiento del yo. La amenaza siempre está ³ya ahí´. más bien es completamente indeterminado. pecho como objeto de displacer. en una denominada etapa oral. El pecho como objeto de amor primario. en la palabra. Freud. que de hecho el asunto del amor implica necesariamente al asunto de la muerte. Ligado a esto está el asunto de Verfallen. la amenaza no tiene carácter nocivo. en la mente del bebé. cómo se va inscribiendo ésta y de acuerdo a etapas. es ya de sí. mentor. . devendrá también debido a la necesaria frustración que éste también ofrece. el yo llega siempre demasiado tarde y la alternativa que queda es una respuesta: proton seudos. la caída y huida. En otras palabras. trágico y extranjero´ pp192.Castro (1999). Freud.´ 31 Paradoja constitiva. frustradción y por lo tanto de odio. La función del pensar es domeñar la ³facilitación mayor´ o dolor primordial. Aquello ante lo cual el hombre se angustia ---dirá Heidegger ---es el ser-en-el-mundo. nos muestra adempas de las características fundamentales de la fuerza de la pulsión. Domeñar no sería otra cosa que el carácter alucinatorio del recuerdo ligado a la vivencia de dolor.Desde Kant. productora del mayor displacer.Es decir. La pulsión y el objeto se irán soldando de acuerdo a 31 R. las condiciones de posibilidad de la experiencia quedan referidas a lo sustraido en Ding y el mundo. un falseamiento como mentira constitutiva necesaria. El ante quién de la angustia es el mundo. El asunto de la muerte hace que resurga el asunto del amor. es por esto.

y por la fantasía de completud. El sentimiento oceánico ilimitado e infinito conferido por la relación amorosa parece poder conducir al deseo de la muerte.. y quedarán registrados como inscripciones de representaciones en la pizarra de la mente.. al tiempo del reloj.) aquél a quién.estos recorridos en los espacios del cuerpo.. La sensación de eternidad que implica permite escapar al tiempo biológico... el enamoramiento sostendrá que yo y tú se confundan en uno>> S. Así expresa Fausto: <<Ah. es renacer>> Nos dice Christian David y el reloj puede volver a ponerse en cero mediante este nuevo nacimiento.) la melodía transpuesta de una experiencia olvidada>>.. <<que no es solamente repetición>> (. <<Amar. desde el principio de Nirvana. <<En lo más intenso del estado amoroso. que a partir de cierta edad puede parecer intolerantemente limitado. qué entre los Budistas se denomina Kunjí. El sentimiento oceánico. tras la ebriedad de una danza ardiente viene a sorprender en brazos de una mujer! ¡Ah. Sentimiento oceánico descrito a Freud. infeliz (. pudiera yo ante la po- . la frontera entre el yo y el objeto corre el riesgo de desdibujarse. para abordar el tema de la apetencia por lo absoluto. por Rolland y que corresponde: ³a una vivencia del tiempo del narcisismo primario vivida por el lactante cuando sus necesidades eran ³satisfechas´.Freud (1919). es retomado y recontextualizado por Freud. En contra de todos los testimonios de los sentidos.

tencia del gran Espíritu verme transportado. La exaltación amorosa hace que el objeto amado cuente más que el yo. arrebatado y luego aniquilado!>> Goethe . absoluta y eterna. generarán en la pizarra de la mente series de entramados que organizan a manera de libretos estructurantes Hallándose. El sujeto imagina y proyecta sus imagos. (Clara muestra de esto lo observamos en los maravillosos teoremas y ejemplificaciones clínicas de Klein y los postkleinianos). como representaciones representacionales y objetos en los espacios del cuerpo del otro. ³Tal vez aquí se trate del deseo de preservar hasta los últimos instantes la imagen de la mujer como amante para evitar encontrarse con la madre arcaica terrorífica a la que la muerte puede despertar: <<Es que ante el espectro de la muerte. el único adversario que se puede medir con él es Eros. T-Renault ³Vejez y pulsión de muerte´ pp. Una sóla alma. Green (1983). la libido transferida al espacio imaginarizado del cuerpo del otro. El sentimiento y la fantasía de completud.´ 32 Las deudas inconcientes que se articulan en relación a ese objeto y resto perdido por apetencia de plenitud oceánica. Querer ser uno con el otro más allá de la muerte.37 . un supuesto imaginarizado de un mas allá de toda diferencia y todo resto sustraido e ineluctable. en primer lugar. para 32 M Peruchón y A. denotan la fuerza pulsional de una voluntad de apoderamiento que se articulan en relación a la demanda y al deseo inconcientes. afirma A.

por borrar.. queriendo significar con ello que concibo todo amor objetal (o toda transferencia) tanto en el sujeto normal como en el neurótico (. Exactamente igual es el heroísmo´ Cioran (1940). Aspecto estructural que denota el modus operandi arquetípico y primordial del aparato mental y que nos demuestra. ³La exaltación amorosa puede. como una introyección>>.. ³El ocaso del pensamiento´ pp52. todo espacio de separación con el objeto amado con el que se pretendió soldar y que perdió para siempre. ³Las creaciones del espíritu son un indicador de lo insoportable de la vida.. es decir. desdibujar. incluyendo los objetos del mundo exterior en el yo (.) como un ensanchamiento del yo. mudado en forma de nostalgia). provocando un sentimiento inverso de expansión por un mecanismo de introyección del objeto amado (Ferenczi). (Motivo de todo anhelo y búsqueda porterior que retornara como lo reprimido en un aposteriori.una necesidad ulterior en el sujeto. <<He descrito la introyección como un mecanismo que permite extender al mundo exterior los intereses primitivamente autoeróticos.. Este .) He puesto el acento en esta ³inclusión´.intentar anular y diferir toda posible diferencia implícita en esos restos irreductibles que quedan a manera de huecos en la mente humana. disipar la penosa sensación de disminución del yo.

las batallas pulsionales que constantemente se organizaban en el interior de su psíque.Peruchón y A. como síntomas.. es decir. o que pudiesen elucubrar y observar. citado por Max Schur. ³El ello puede ser comparado con el pantano mefítico pues se sitúa >bajo la dominación de las mudas pero poderosas pulsiones de muerte.Rolland. que reflejan los intrínsecos lazos pulsionales y representacionales. a quién escribe el 8 de Abril de 1923: <Su nombre se asocia se asocia para nosotros a las más preciada de todas las bellas ilusiones. es en función de estas deudas que se organizan en lo inconciente. intentaba guiar a sus discípulos y pacientes a que el amor triunfara sobre la muerte. parece que.T. 1972 33 Citado por M. si explotamos sin cesar nuestra aniquilación mutua los grandes progresos obtenidos en el control de las fuerzas naturales. De ahí la importancia de ligadura y metabolización del trabajo de pensar. amenazando con destruir a la vez al objeto y al yo. y de eros sobre Tánatos. si en el curso de laevolución no aprendemos a desviar de nuestros semejantes nuestras pulsiones de destrucción. ¿qué clase de porvenir podemos alcanzar?. como de objetos introyectados y partes del self. el amor debería triunfar sobre la destructividad.)He pasado gran parte de mi vida (tengo diez años más que usted) trabajando en la destrucción de mis ilusiones y las de la humanidad. inscripciones. la destructividad de Tánatos.33 Creo que.Pero si esta esperanza de amor universal no puede realizarse aunque fuese aproximadamente. como forma de metaforizar la falta y procesar.Renault en ³Vejez y pulsión de muerte´ . que quieren el reposo y queren llevar al reposo a ese perturbador de la paz es eros. La pulsión de muerte en tanto destructividad quiebra todos los lazos. es la que Freud prosigue incanzablemente en un plano individual y también aquella cuyo acceso quería abrir al mayor número de hombres posible a través del psicoanálisis. (entre un resto perdido y una apetencia por lo absoluto). en la medida de lo posible. Una parte de Freud. la de la extensión del amor a toda la humanidad (. que los movimientos pasionales. transcripciones. págs 274-5) Esta lucha librada cotidianamente por extender la supremacía del yo sobre el ello. .. siguiendo las señales del principio del placer>> (1923. muestran cómo esas fuerzas titánicas de Eros y Tánatos organizan constantemente formaciones y transacciones compensatorias y sustitutivas en tanto ³falsos enlaces´. si seguimos odiándonos los unos a los otros a causa de diferencias mínimas y matándonos por insignificantes provechos. En la tierra prometida en que Freud intentó guiar a sus discípulos y pacientes.movimiento de introyección del objeto por el yo se duplica en el de absorción del yo por el objeto para crear la sensación de que: <<yo y tú se confunden en uno>>. afectos que representen unión.. como todo vínculo. el ideal de Freud parece coincidir con el del gran pacifista francés R.

diente por diente). Asunto que darían cuenta de un estancamiento y viscosidad libidinal como pantano energético. implicaría la persistencia de mayores y transvalorizadas resignificaciones que revelen el predominio de Eros sobre Tánatos. Sí.Reich. para denominar el estancamiento y bloqueo energético en el cuerpo. sin embargo.A mi parecer. endeudado con una muerte obstaculizadora y no con una muerte que le de vida y le permite crecer y transformarse. nos la pasamos reorganizando deudas por pagar y cobrar. Objetos investidos o catectizados bipulsionalmente y que impriman a la libido un movimiento deconstructivoconstructivo metabolizador. resignificante e integrador de lo mortí-feroz de la pulsión. (Ver: ³El análisis del carácter´) . considero que el trabajo psíquico de ligazón sobre el 34 *Concepto tomado de W.y esto lo confirma Klein. Es decir. El trabajo terapéutico y analítico. por el trabajo de pensar sobre lo pasional y lo imaginario. cuando existe un predominio de representaciones malas dentro de los objetos internalizados. (stasis energética). cuando nos dice que en el inconsciente se juega la ley del talión (ojo por ojo. en el espacío más profundo y desconocido de lo inconciente. Se trata del precio de las deudas y cobros inconscientes que se intentan pagan (saldar) como venganzas pendientes (ya que en el inconsciente siempre hay saldos pendientes y en deuda). el sujeto tendrá posibilidades de crear y construir auténticamente como dice Benedetti. Asunto que implicaría el predominio de una serie de objetos interiorizados con representaciones de cualidades ³buenas´. el sujeto se encuentra por decirlo así. como sobre el conflicto. que mientras la pulsión de muerte esté siendo ligada (en la medida de lo posible). más puentes que muros. bien es un tanto idealista y utópico imaginar un perfecto equilibrio (asunto que igual solo se logra con la muerte).34 En lugar de un movimiento progresivo de integración y metabolización de lo mortífero.

de desligazón y desobjetalización. un mayor grado de desorganización del aparato psíquico. . Dado que como bien decía: ³es todo lo que tenemos´. el miedo a derrumbe de D. (asunto obvio en los casos de experiencia traumáticas no tramitables en donde los golpes son mayores que la posibilidad de amortiguarlos). Muros que pueden tener el poder de paralizar y obstruir el paso de la energía en el pensamiento. en la medida en que aceotemos nuestros límites y diferencias. manifestándose finalmente como forma mudada de: angustia y en casos más severos de fragilidad (por ejemplo situaciones de crisis). Los sujetos tenemos que defendernos de lo inevitable. da lugar a la posibilidad de una transformación reestructurante y reconstructiva en el ser humano. (la muerte por principio y fin) lo que resulta igualmente proporcional al miedo que percibe conscientemente el yo <en forma de temor> ante su sensación inexorable y apremiante de ³desvalimiento o indefensión originaria´ como producto de todo intento defensivo. él consideraba igualmente quela vida humana vale la pena de ser vividaaunque ésta no sea tán bella en ciertas ocasiones. y en la realidad. así como nuestra imaginaria omnipotencia y nuestra arrogante y supuesta omnisapiencia y no despilfarremos energía en elevar construcciones ilusorias gigantescas que terminene por hundirnos en pozos tan profundos de los que no podamos salir.y se posibilita que sea un cuanto tanto menos decepcionante. A pesar del aparente pesimismo que se le pudiese atribuir en parte a Freud. La fuerza desligadora y mortífera puede tener la propiedad de destruir propiedades valiosas de la mente. (ej. siempre resulta fallido en su absolutez. que aunque contingente y paliativo.Winnicott).

´ Albiac (1996). ¿Somos hombres libres? O somos. condición no decible del lenguaje humano. de cuantas de ellas). puesto que cuando nosotros estamos la muerte no está. sobre ciertos temas de análisis. ya que es un elemento de gran profundidad metapsícológica y clínica. magistralmente descrito por Freud. <<Un hombre libre de nada se ocupa menos que de la muerte>> escribía Spinoza. más bien. analizar cómo la pulsión de muerte se encuentra destejiendo la maraña que teje inconscientemente el sujeto para tratar de protegerse una y otra ves. nos la pasamos defendiéndonos inconcientemente de la angustia que genera la fuerza de inercia de la pulsión de muerte. esos tristes predadores en cuyo inconsciente. Esta sería una de las perspectivas cualitativas fundamentales de ésta investigación teórica. (ó.Es por ello que me resulta transcendental. Epicuro. <<Nada es la muerte para nosotros. No sabemos cómo y de que formas. . Esto lo podemos observar generalmente aposteriori en las particulares y distintivas formas inconcientes en que cada sujeto teorizamos (conjeturamos). y cuando ella llega no estamos ya nosotros>>. aun la pulsión de deseo no es sino máscara de una pulsión de muerte. ³ Escritos póstumos´. ³¿Qué puede ser la <<voluntad de verdad>>? ¿No tendrá que ser una voluntad de muerte? Nietzsche. de aquello de que le amenaza al principio y al final.

Considero de gran utilidad, la posibilidad de eslabonar nuevos y diferentes hilos significantes, ó, hebras conceptuales de representaciones en un entramado de escrituración diferente, que en uno de ³mis´ propósitos ³conscientes´ , estaría el de pretender entretejer nuevos puentes teóricos entre dos conceptos fundamentales, (el de la angustia de muerte por un lado, y el de la psicopatología por el otro), considerando, que en ésta área siguen habiendo grandes huecos metapsicológicos, clínicos y técnicos que me resulta pertinentes de seguir elaborando.

Resulta obvio que en primer lugar la angustia, el ansia, el miedo, el pánico, el terror, o el horror, como significantes representativos y en distintos gradientes clínicos, juegan un lugar determinante en relación a cómo cada sujeto o supuesto ³individuo´, se defiende en última instancia de angustias como la de separación, o la de perder el amor del objeto o la amenaza de perder al objeto mismo, pero la pregunta metapsicológica de porqué, no se ha vinculado lo suficiente al asunto de la muerte y en particular de la pulsión de muerte en función de la clínica, me resulta sintomático, cuando esta en sí guarda tanta y directa relación, con la picopatología. (Al parecer, estamos en primer orden enfermos de miedo, y un problema mayor, ni siquiera percatarse de ello).

Sin embargo, si profundizamos en el concepto freudiano de pulsión de nuerte como en el de su correlativa angustia de muerte, (uno como energía que desliga al sujeto de todo aquello que represente la vida, y el segundo como el efecto de éste proceso de desligadura) considero, que podremos contar con un lente de mayor aumento, que nos permita mirar más profundamente en donde se juega la batalla pulsional y representacional del ser humano.

Al parecer el famoso aforismo de Marco Polo de: ³divide y venceras´, guarda relación con que la parte mortífera, amenazante, y perturbadora de la pulsión de muerte, hay que dividirla, para tratar de ³vencer´ la misma angustia inconsciente que ésta genera en lo más profundo del cada uno de nosotros. Tal vez, en gran medida, ésta guarde relción con el relevante concepto metapsicológico de la spaltung freudiana, como escisión primordial. Ya que escindir, lo que nos hace escindirnos, resulta relevante en tanto a tratar de mantener un equilibrio psíquico, de ahí el concepto de ³principio de constancia´.Término designado por Freud y desde la psiquiatría, para: ³designar el hecho de que el hombre, en uno u otro aspecto, se divide con respecto a sí mismo.´ 35

Encontramos en la revisión de los textos freudianos como ³los estudios sobre la histeria´ y la ³hipnosis´, se hallan en gran medida impregnados de conceptos tales como: <disociación de los fenómenos psicológicos>, <desdoblamiento de la personalidad>, etc. En Breuer y Freud, el término: <escisión de la conciencia> (Bewusstseinsspaltung), <escisión del contenido de la conciencia>, <escisión psíquica>, etc, denominan mismas realidades mentales, estadios de desdoblamiento alternante de la personalidad o de la conciencia misma, justo como nos los demuestra Freud en los casos de histeria, en la hipnosis, Juanet, Breuer y otros, en donde se justifica que la histeria, debido a experiencias traumáticas instala al sujeto, en un estado de división psíquica. ³Aquella escisión de la conciencia tán llamativa como double conscience en los casos clásicos consabidos, existe de manera rudimentaria en toda histeria, entonces la inclinación a disociar y, con ello, al

35

Laplanche y Pontalis (1868). ³Diccionario de psicoanálisis´ .

surgimiento de estados anormales de conciencia, que resumimos bajo el nombre de <hipnóides>, sería el fenómeno básico de ésta neurosis´. 36

Conformación de grupos psíquicos escindidos o separados. Mäs aún, es sobre esta base que Freud plantea el concepto mismo del inconsciente, como separando a la conciencia por el mecanismo de represión y por lo tanto con escrituras en diversos planos dentro de una ³misma psique´. ³Eso reprimido, ya sea que tenga que ver con la repetición o el narcisismo, es emisario de la muerte.´ 37

La escisión para Freud, sería el producto o resultado de la instauración de uno o varios conflictos intrapsíquicos en pugna constante, una especie de trabazón sintomática que opera en base a ³representaciones inconciliables´, la mayoría de las veces aparece como lucha entre instancias, ó, entre representaciones, ya sea entre el deseo y la prohibición del mismo.

Freud, no deja de utilizar el término spaltung, que definen una especie de división intrapsíquica. También utiliza éste relevante término para definir que la mente del sujeto humano, se encuentra dividido en sistemas o instancias (ello, yo, superyo), consciente, preconciente e inconciente y a su vez en tanto al desdoblamiento del yo en una parte observadora y otra observada.

36

Freud pp37 ³Sobre el mecanismo psíquico de los fenómenos histéricos: comunicación preliminar (Breuer y Freud (1893).

37

O.Chamizo (1999). En: (El doble y lo Ominoso). ³Escritos´. La tinta en el diván. México.

lo prohibido.. son otros de los temas que necesariamente corren al parejo con el tema de la angustia y la ³ansiedad existencial´ que sufre el sujeto ³consciente´ de su existencia. en donde subyace una desligadura constante que aparece entre el psique y soma y su correlativa imposibilidad de representación psíquica de determinadas fuerzas pulsionales que toman lugar en el estatuto real del organismo.38 El paso del tiempo inexorable que nos consume de forma silenciosa. pero está implicado en ella. lo inexpresable. Ya que estar consciente de la existencia.F. conciente de éste. De su fuerza. resulta una taréa que 38 O. (prueba de ello: los llamados trastornos psicosomáticos.D.Núm. Tiempo no se reduce a angustia. .4.Primavera. El paso del tiempo para el yo.La vía de abordaje al problema de la muerte y la relación con los asuntos de lo innombrable. ó psicoficiológicos. lo incognocible. es uno de los pricipales representantes de la silenciosa ³pulsión de muerte´.Chamizo. hace que surga una cierta e inquietante angustia. Observar como analista o psicoterapeuta.. ³El tiempo es impensable fuera de la relación intersubjetiva´. que se desplazan metonímicamente. alrededor del problema de la muerte. existir con consciencia. los movimientos de los significantes. Aspecto que siempre influye sobre la psíquis y viceversa. lo inasible. obliga a una parte del yo a presenciar el inevitable paso del tiempo conforme trasncurre su vida. lo inefable. (2004) ³Territorios I´ México. cuya inercia resulta inversamente proporcional a los procesos naturales de oxidación y desgaste de lo orgánico.

. ó. Las manifestaciones conductuales y sintomáticas. ³Es mucho más difícil mirar la muerte de frente y denotar lo negativo. la negatividad. En muchas ocasiones Lacan se interrogó acerca de la negación. la psicosis. precisamente de una serie de atolladeros?. cuando el sujeto surge. ³La ética del Silencio´. 39 ¿De donde a donde pretende saltar el sujeto.pp98. como las patologías más graves. A veces calificó a ésta última de salto. de ³atolladero´. en cuyo límite se abisma. y que atolladeros ha buscado desviar. como del carácter.Fontenau (1999). como la psicosomasis.¿No será por lo que tiene de intrincadamente ligado a la muerte?. son algunas de las enfermedades mentales que más claramente muestran la estrecha relación con el problema de la negatividad y de la alteridad en relación con la pulsión y la angustia de muerte. Es en los desfiladeros del narcisismo más fundamental y primigenio. los actuales trastornos limítrofes. Hay que buscar el significante que ubica al sujeto en esa relación con lo negativo que da una forma al vacío. una mórbida y oscura apetencia por rebajar las tensiones en el límite entre el ³uno´ y el ³ceró´. como los estados neuróticos con ciertos núcleos psicóticos.primordialmente concierne al asunto de la transferencia y el atomatismo de la repetición entre otros. 39 F. así.

La distancia entre realización alucinatoria del deseo y experiencia real de satisfacción hace aparecer al otro como no deseante del deseo del sujeto. en el seno de la intersubjetividad. ³El trabajo de lo negativo´p. He aquí un primer motivo de queja´40 CAPÍTULO II LA MUERTE COMO TEMA TABÚ. El rasgo principal de esta deriva de lo negativo concierne al destino del otro. . La transformación de que es objeto descansa en un conjunto de rasgos que se potencian.136.Green (1993). 40 A. como aspiración de las tensiones al nivel cero.³Estamos entonces ante una forma de narcisismo cuyo límite es lo que he llamado narcisismo negativo.

a quién más se ha necesitado. Quién entierra lo más temido. con qué. en un tema sino intocable e innombrable. nuestros espacios cotidianos. no sabe. ellos pueden convertirse en pequeños dictadores. a convertir el tema de la muerte. (principalmente desde el siglo XVII). Finalmente son los restos mnémicos lo que nos constituye en primera instancia. tratar de despojar los misterios y temores ulteriores que constituyen el tema de la muerte. en un asunto que habría que mantener a cierta distancia y cuidado. nos ha llevado sobretodo a los occidentales. ³Nuestra vida depende en gran parte del tipo de pacto que establezcamos con los muertos. Ellos son fuerza que sigue tensionando nuestros afectos. cuando sus investiduras no se han elaborado en un proceso de duelo. éste. La economía interna que articulan nuestras angustias más remotas. Pero no es sensato tampoco. y nos sorprenda. El poder que llegan a tener las representaciones inconcientes de los muertos. deudas y entramados inconcientes sigue estableciendo con las representaciones inconcientes que se entretejen en su interior. Investiduras de objetos abandonados dijera Freud.No es cosa fácil. resulta de gran importancia. para que se perpetúe un gesto arbitrario de poder. negar de manera ingenua la presencia e importancia de los muertos. que pactos. El sujeto. que permita reacomodar e integrar las partes escindidas. Ni a los vivos ni a los muertos podemos ofrecer nuestra vitalidad en el holocausto. Si lo permitimos. si. . no es más que el inverso reflejo espectral y fantasmagórico de un deseo oculto de desaparecer.Sobra decir que tampoco en este terreno pueden permitirse los ejercicios tiránicos que una representación pretenda ejercer sobre nuestras vidas. (sin posibilidad de duelo) no hace sino postergar que un muerto se levante de su tumba.

cada amigo. (Rostros de Impermanencia.M. Cada objeto.´ 41 ³A pesar de que el tema de la muerte pueda sonar un tanto macabro. 41 O. ³La muerte y sus símbolos´. a diferencia de éstos. debemos oponer un campo de congestión cultural dende podamos pactar con nuestros muertos nuevas alianzas de dignidad de las que obtendremos la fuerza necesaria para el ejercicio de reconstrucción cultural. cada odio o cada amor son mezcla imbricada de presente y memoria. de vida y de muerte que se perpetúan en la trama de los símbolos. siguen generando lenguaje a borbotones.Rivera (1999). desde tiempos antiguos los mexicanos lo hacemos presente en formas coloridas. Y ante una fuerza que nos confronta.p xx. A la vieja exigencia señorial de aceptar pasivos la tiranía de los muertos o el relato hedonista de la sociedad de consumo que sólo reconoce las tiranías de los vivos. abriéndonos a ese campo tramsicional donde los muertos se comunican con los vivos. ( 2002). exhuberancia que resalta frente a aquella patética mudez. Y está en nuestras manos incidir en las proposiciones de esta alquimia. como si jugáramos con el carácter efímero de la vida´. . y que abra la posibilidad a pequeñas insurrecciones de sentido frente a las cuales el muerto parece no poder responder. a esa penumbra tan parecida a la misteriosa puerta que separa la vigilia del sueño. es necesario acceder a una comunicación sutil que haga posible que aquella reconozca en parte la tiranía que ejerce.nuestros sueños. El poder de los vivos sobre los muertos estriba en que aquellos. de carnalidad y recuerdo.

esté acechando una muerte silenciosa´. (1996). el pensamiento occidental gira sobre las paradojas que esa barrera impone a la condición humana. 42 G. Pero nuestro mundo ya no es el de antes. ¿qué cabe entender por la muerte?. en relación al automatismo de la compulsión a la repetición y su intrínseca liga con el concepto de pulsión y angustia de muerte.Las preguntas de la inquietud. haciendo que en todo cuanto decimos. o. Acaso. a eso se reduce todo. no reflexivo e irracional. en realidad y juego) nos enseñan el profundo valor clínico y metapsicológico que guarda el trabajo del juego. a pesar de ser en el fondo los mismos han cambiado de signo. Morimos. ³La muerte´. ³Todavía somos hijos de aquellas grandes preguntas: (¿quiénes somos?.El hombre moderno se enfrenta a una nueva realidad cuya comprensión parece exigir a su vez unas nuevas herramientas teóricas. 42 Creo que si algo podría definir al ser humano. han adoptado el afilado perfil de las urgencias. ¿qué significa la dignidad?. a lo largo de milenios. . ¿qué significa pensar?). A eso y a no saber ni siquiera decirlo.Desde epicuro. De ese encuentro imposible nacen las infinitas formas desplazadas a través de las cualeseso de lo que no hablamos se venga.Recordemos que Freud. es precisamente la intrínseca relación que el hombre ha establecido con el asunto de la muerte. (y luego Winnicott. los interrogantes de la desazón. a diferencia del animal. hoy sólo nos quede plantearnos cuestiones del tipo de las que se plantean en ésta serie: ¿qué es la barbarie?.Albiac. ¿porqué algo en vez de nada?.

guardemos reminiscencias ancestrales del temor a muerte. ( y de ahí el estatuto de inconsciente). de por sí la problemática de la genealogía . Quizas. O. ¿Quién sabe desde cuando el hombre le ha temido a la muerte? Difícil. por temor a la aniquilación de otros depredadores. es precisamente debido a esto que el tema de la muerte. o manifiesta frente al temor a la muerte. leyenda. Pero lo relevante frente a ésta pregunta me suguiere que es tan ancestral. no es precisamente uno de los elemento funda-mentales engendradores de tantos tabúes?. . elaboro un resumen sobre los distintos conceptos relacionados con la angustia de muerte). o inclusive desde antes.Aquí. como desde que el hombre empezó a ³tener conciencia´. como lugar de lo desconocido. angustias. para ser mas preciso. se haya convertido en el tema tabú por excelencia. con aquello que en el fondo de sí parece ser lo que más teme. (Más adelante. como ³herencia arcaica´. Aunque el problema de la muerte para el hombre. y al mismo tiempo inquietante. No olvidemos que todo mito. trato de referirme a la relación oculta que establece sin saberlo. ¿Qué tanto y en que medida el temor a la muerte. por otra parte hace que éste organize en gran medida otros temores. o en el fondo de un ³inconciente colectivo´ e individual. ó rito en toda cultura guarda en el fondo una especial relación oculta. el tema que como telón de fondo engendra sinnúmero de tabúes creencias y por lo tanto mitos.ó del origen. pero tal vez en nuestro archivo de información filogenética a lo largo de la evolución de nuestra especie. a pesar de ser el tema que está detrás de otros motivos morales y cuestionamientos. ó inclusive sensaciones como la del nivel del espanto.

El límite de límites se asoma sín remedio en el lintel del horizonte. <santificado> y por el otro. aparece como la más obvia de las pre-(ocu-paciones) supremas. ³Las genuinas fuentes del tabú están situadas a mayor hondura que los intereses de . son escapes típicos para eludir pensar que tarde o temprano tendremos que encarar individualmente a la muerte´. mor-ir. mientras que la muerte final espera. tabúes y creencias. es precisamente el hecho de que algún día. Hemos de partir. y no hay escape para ello. ó. Es una terrible certeza y respondemos ante ello de diversas maneras. <prohibido>. en relación a todo tema tabú. ³Andar muy ocupados u olvidar. Nuestra expresión compuesta <<horror sagrado>> equivaldría en muchos casos al sentido del tabú´. Como lugarteniente en espera de lo inevitable. La muerte vendrá tarde o temprano. Sí existe algo tán real como la vida. lo <ominoso>. se expresa también esencialmente en prohibiciones y limitaciones. El tabú. La muerte. entramados existenciales. que éste cuenta con dos posibles significaciones primordiales y contrapuestas: ³Por un lado el tema de lo <sagrado>. Esta contundente y terrible verdad genera entre otras cosas el horror ante una inminente espera. resulta de la necesidad de crear mitos.Ya desde que se puede ³uno´.Ya Freud. nos explicita. en (Tótem y Tabú (1913). Una de estas formas. para no volver jamas. e <impuro>. hemos de morir. Rostros de Impermanencia (2002). lo <peligroso>.

o freno que impone una prohibición. al poder demoniaco que se cree escondido en el objeto tabú´. como hueco de una cosa en sí inasible. Se torna intocable todo aquello que aparece amenazante. También se desea lo que se teme. De ahí el terror demoniaco que sugiere.los estamentos privilegiados. surge frente a la angustia de lo pulsional más primitivo. como miedo a la acción ominosa y demoniaca de la amenaza de la castración como falta. ni siquiera sabe estar muerto.Kundera. pero más lo que se prohibe. Quizas. Observemos como el temor a la muerte. que refiere en última instancia a un objeto incognoscente. ³El hombre no sabe ser mortal. como nada. <<brotan allí donde nacen las pulsiones más primitivas y al mismo tiempo más duraderas del hombre: en el miedo a la acción eficaz de unos poderes demoniacos>>. Y cuando muere. devenido objetivo.El tabú no es más que el miedo. Precisamente dada la curiosidad que suscita su veladura u ocultamiento. Terror que va de la mano a todo deshacimiento y desintegración. aunque al mismo tiempo y de forma paradójica suscite inquietud. que de éste terror surga por igual el dique. M. Nos . y sin embargo desde que nacemos la llevamos dentro. Se ha vetado tocar a esa mujer-muerte.

que ya de por sí es un problema para el sujeto del lenguaje. a lo largo del paso del tiempo. ³Sabemos que los muertos son poderosos señores. S. . La muerte aparece como el lado oscuro de la vida.arrastra silenciosa y lentamente al espacio de lo intangible. y omnipotente que suele generar la imagen del muerto frente al familiar. da pruebas de una particular virulkencia en la mayoría de los pueblos primitivos. (Tótem y Tabú). en el: ³Tabú de los muertos´(1913-4). El tabú de los muertos.Freud. acaso nos asombre enterarnos de que se los considera enemigos. ¿Cómo abordar desde el lenguaje a ésta fémina oculta y que paradójicamente incide de forma velada en cada asunto y en cada instante de la vida misma. sabe del lugar omnímodo. el trabajo de la pulsión de muerte como esfuerzo de desligadura. es la que nos obliga a callar). que al mismo tiempo nos lleva a hablar. El asunto de la muerte. dado que por tratarse de una especie de pantalla de proyección. ésta misma. Eros aparece como rodeando a Tánatos. resulta difícil tratar de denominarla de ciertas formas.(ya que desde lo más inconciente. y que al mismo tiempo va determinando las formas veladas en que nos relacionamos con el mundo. La imagen de la muerte como aquella que lo desintegra todo. intentar escribir acerca de ella. se exterioriza en las consecuencias que acarrea el contacto con el muerto. parece estar detrás de todo asunto de vida. sin que nosotros no tengamos noticia de ello?. si es lícito seguir comparándolo con una infección. En primer lugar. generadora de tumbas y restos.

hechas con hierbas secas. no deja de <rondarlos> durante el periódo del duelo. hallándose sin dueño. Sendas satisfacciones sustitutivas contrarían el sentido del duelo. Más aún. a fin de volverse inasequibles a la aproximación del espíritu. en efecto el espríritu del difunto no abandona a sus deudos. El duelo gusta de ocuparse del difunto.así como en el trato que se dispensa a los que hacen duelo por él. La explicación más inmediata recurriría al natural horror que suscitan el cadáver y las alteraciones que pronto se le notan. . todo aquél que hubiera tocado un cadáver o participado en su sepultura se volvía impuro en grado máximo. No podía entrar en ninguna casa. Esto nos suguiere la representación de que el contacto <<en el sentido traslaticio>>. Las prácticas del tabú tras el contacto corporal con muertos son las mismas en toda Polinesia. como mero contacto corporal. En otra tribu de Norteamérica. evocar su memoria y conservarle el mayor tiempo posible. por fuerza desatarían la ira del espíritu. En el tabú de los muertos sale a la luz con particular nitidez la gradación y cancelación progresiva de las prohibiciones en virtud de la propia fuerza tabú. era por así decir. se les habían vuelo por completo inútiles. Llevan una pieza de vestimenta a modo de calzón. la viuda tiene que luchar con ese mismo deseo y además. Así. puede despertar la apetencia de otros hombres. y era casi segregado de cualquier trato con sus prójimos. sin contagiarlas con su misma propiedad. boicoteado. es entendido no obstante. acercarse a persona o cosa alguna. Entre los maoríes. Melanesia y en una parte de Africa. En el caso de un marido que perdió a su esposa tiene que rehuir el anhelo de hallarle una sustituta. Se trata de mantener alejado el espíritu del difunto. las viudas. Y junto a ello conceder algún sitio al duelo por el muerto. no se puede responsabilizar al duelo por las peculiaridades del tabú. que por su impuresa. ni siquiera podía tocar alimentos con sus manos. deurante un período después de la muerte de su marido.

de ahí las expresiones: << más acá>> y << más allá>>. y ya esto hace que se considere al alma como vengativa y susceptible. Fue el cadáver el que por primera vez proporcionó el concepto de espíritu maligno . para expulsarlo. el esqueleto que hoy usamos como figura de la muerte misma es alguien que mata. todos tenían rencor a los vivos y procuraban hacerles daño.Los muertos matan. El vivo no se sentía seguro frente al asedio del muerto hasta que no interponían entre ambos unas aguas separadoras.Los difuntos amadísimos se mudan en demonios. arrebatarles la vida. sea violento. cree poder responder fácilmente a estapregunta. sea procurado mediante ensalmo. sólo se muere por asesinato. por eso para reunirse .Los tabúes en efecto.(1906-8). todos los muertos eran vampiros. se cree que los difuntos estarían en extremo descontentos con su destino. <<Como la muerte las más de las veces es considerada la peor desgracia que pudiera sobrevenirle al ser humano. Un posterior atemperamiento a limitado la malignidad de los muertos a aquellas categorías a las que no podía menos que atribuirse un particular derecho al rencor----como los asesinados que persiguen a su asesino en forma de espíritus malignos----y los que fallecieron en estado de no saciada añoranza---como las novias----: Pero originalmente opina Kleinpaul. Westermarck. Por eso se tendía a enterrar a los muertos en islas. ¿Porqué los convertían en demonios?. ¿Qué movió a los primitivos a atribuir a sus muerto queridos semejante cambio de intenciones?. practican multitud de ceremonias para mantenerlo alejado. se los llevaban a la otra orilla del rio. ella supuestamente envidia a los vivos y añora la compañía de sus deudos. El temor culmina en el convencimiento de que los muertos atrén hacía sí a los vivos con un placer asesino. Según la concepción de los pueblos naturales. no ocultan que tienen miedo a la presencia y al retorno del esp riritu fallecido.

Esa hostilidad penosamente restringida en lo inconciente como satisfacción por el caso de muerte tiene entre los primitivos un destino diferente. no puede menos que estimular a satisfacer en él las apetencias hostiles. ahora motivada como una obligada defensa. y ello.Por una parte dan expresión al duelo. a su vez resultado de la angustia ante la muerte. sobre el muerto. Y esa hostilidad escondida en lo inconsciente tras un tierno amor existe en casi todos los casos de ligazón intensa del sentimiento a determinada persona.. se defienden de ella desplazándola sobre el objeto de la hostilidad. se impone renuncias y se somete a restricciones.con ellos. Freud nos ilustra cómo de acuerdo a una ³indagación psicoanalítica´ en el caso de los reproches obsesivos que realizan los psiconeuróticos: ³los secretos resortes pulsionales implican un deseo inconsciente.>>´. A pesar de esa exitosa defensa de proyección el carácter punitorio y arrepentido de esa reacción de sentimientos se exteriorizará en el hecho de que uno tiene miedo. El muerto está inerme. el arquetipo de la ambivalencia de las mociones de sentimiento de los seres humanos. al que no le descontentaba la muerte y la habría producido de haber estado en su poder el hacerlo. que en parte uno disfraza de medidas protectoras contra el demonio hostil. (. llamamos proyección a este frecuente proceso de defensa. tentación .) Otra explicación de la malignidad que se atribuye a las almas reside en el miedo instintivo que se les tiene. En la vida anímica normal.Ya hemos aprendido a comprender una parte de las prohibiciones del tabú como angustia de tentación. Ahora bien tras la muerte de la persona amada el reproche reacciona contra ese deseo inconsciente. Los individuos llevan en menos o mayor grado esa ambivalencia en su disposición (constitucional). dejan traslucir claramente lo que pretenden ocultar: la hostilidad hacía el muerto.. es el ejemplo clásico.. es comprensible que procure matarlos mediante enfermedades. pero por la otra.

por ejemplo. ambos en la época de la pérdida. también el que murió de muerte natural fue asesinado. hacía el ahora difunto quieren imponerse. el desenlace del conflicto n o puede consistir en un débito recíproco de ambas intensidades. no denunciarse a la conciencia ni de manera directa ni por medio de alguna formación sistitutiva. No podemos prescindir de la hostilidad inconsciente como el motivo de general eficacia y el genuinamente pulsionante. Entre esos dos opuestos no puede menos que estallar el conflicto.Los sentimientos bi-escindidos---según nuestra hipótesis bien fundada: tiernos y hostiles. la hostilidad. tal como perdonamos a una persona amada la afrenta que nos infirió. nuestras percepciones sensoriales. en el tabú de los muertos. los deseos malignos lo mataron. pudo permanecer latente en vida de ellos. y por tanto normalmente han desempeñado el papel principal en la configuración de nuestro mundo exterior. La proyección de percepciones internas hacía afuera es un mecanismo primitivo al que están sometidas asimismo. Donde antes se combatían en odio satisfecho y la ternura dolida. es---en todo o en su mayor parte----inconsciente. El proceso se tramita más bien a través de un particular mecanismo psíquico que en psicoanálisis se suele designar proyección. La hostilidad de la que uno nada sabe ni quiere saber. es arrojada (werfen) desde la percepción interna hacía el mundo exterior. hoy queda como . La proyección de la hostilidad inconciente sobre los demonios. no es más que un ejemplo de una serie de procesos a los que debemos atribuir el máximo influjo en la plasmación de la vida anímica primitiva. como duelo y como satisfacción. Para el pensar inconciente. y como uno de los miembros de la oposición. Esa corriente hostil hacía los deudos más próximos y más queridos. así se la desase de la persona propia y se la emplaza (zuschieben) en la otra persona. con asiento conciente del saldo. o sea.esta que es preciso contrariar mediante la prohibición.

La cuestión en gran medida. ó partículas a procesar.Bion ³Transformaciones´. y de acuerdo con P. Impresiones cuya magnitud. Deglusión de restos mnémicos. La memoria se constituye por vestigios sedimentados. ¿Qué restos mnémicos y que emociones. y que emociones no se han terminado de descargar? A lo largo de ésta obra a elaborar. De asimilación y acomodamiento. partes. ¿que conjuntos de transcripciones darán lugar a ciertos entramados existenciales de deseo.una cicatriz la piedad. y otros en cambio pasan como si nada hubiese dejado rastro alguno?. y/o. Y de ser así.Auglanier (La violencia de la interpretación). . radica en analizar. Un ejercicio de deconstrucción y reconstrucción. El trabajo de pensar. compuesto en gran medida por el proceso de elaboración. en términos de Freud. que exige <<De mortuis nil nisi bene>> (< ³del muerto no se diga más que lo bueno´>)´. Procesamiento de representaciones. una especie de estómago metabolizador de contenidos. ¿porqué ciertas representaciones (imágenesrecuerdo) <neuronas investidas>. implica un ejercicio de transformación y resignificación. y el libro de W. elementos.Auglanier y W. apego y amor?. objetos. restos o vestigios hiperintensos. Porrua. ha dejado huella permanante en series de neuronas bien facilitadas.Bion. Ed. Metafóricamente. han quedado como desechos que no se han terminado de procesar. trabaja como un aparato de destrucción y procesamiento. elementos. quedan como residuos. 43 * Ver la obra de P. Procesamiento y almacenamiento de información. significantes. trataremos de dar mayor cuestionamiento a estas interrogantes.43 la mente humana.

optimista. en el fondo. tembloroso en el vacío que produce la ausencia del objeto. Fuerzas que devendrán representaciones de pulsiones tiernas y agresivas. Hay. y que en la interpretación de la escuela de las relaciones objetales tempranas pasarán a denominarse objetos internos buenos y malos. buenas y/o malas. serán telón de fondo central de los argumentos que sostienen libretos de angustia existencial y del drama o la tragedia propias de todo conflicto humano. Me parece que la concepción kleiniana propone una simbolización completa de la pulsión de muerte. De esto se percataron sus discípulos prominentes: Bion y Winnicott. a la nada. al vacío.Klein.Cabe señalar apoyándonos en M. Batallas que denotan el lenguaje inconsciente de esas dos fundamentales fuerzas que pugnan desde lo inconsciente. Guntrip es. quizá el ³teórico´ de las relaciones objetales que mejor recoge esta dimensión.No deja lugar a lo no simbolizable. sin . Lo que más me llama la atención es que la mayoría de los autores que abordan esta problemática hayan decidido prescindir del concepto freudiano de ³pulsión de muerte´. Tustin (1981) Green (1986) y Anzieu (1987) estudian éste problema. uno se encuentra lleno de objetos malos. el mundo Kleiniano es. como Green. En lugar de encontrarse sólo. Las batallas que están detrás de los equilibrios y desequilibrios entre distintos objetos que representan fuerzas pulsionales entre el amor y el odio dentro de la mente del sujeto. a la esencia misma de la pulsión de muerte. desde luego excepciones. cómo desde la temprana infancia se organizan ominosos escenarios fantasmáticos en los cuales se representan dichas batallas pulsionales. mismos que actúan de formas concretas dentro de los planos y espacios de la mente. Las relaciones objetales son parciales o totales. al proponer ³el terror sin nombre´ y la ³agonía´ o ³angustia impensable´. ³A pesar de su demonología imaginaria. parciales y persecutorios.

con el argumento de que el instinto de muerte era 44 M. de un instinto de muerte que operaba una acción destructiva contra el individuo.Lo que hizo fue recoger el concepto de Freud del instinto de muerte silencioso. Esto la había puesto en confrontación directa con los analistas vieneses. salvo algunos franceses. y el propio Freud se había inclinado a apoyar a su hija. incluida Ana Freud. Le resolvía su mayor problema.P. como lo había sostenido el propio Freud (Klein 1933). Durante mucho tiempo había venido presentando pruebas clínicas de que el superyó se formaba antes de lo que se pensaba. el superyó era manifestación. Esto la colocaba en una posición difícil: disponía de pruebas clínicas de algo que iba directamente en contra de Freud. y afirmar que no era silencioso. en el momento de nacer. y era más severo de lo que se creía. Kolteniuk (1996). Tenía manifestaciones clínicas profundas y muy visibles: las del superyó severo como tal.embargo. más severo.44 Klein (hacía (1932) comprendió que éste concepto sería un poderoso instrumento para ella.* Ver: ³Cuadernos de Psicoanálisis´ Vol XXVI. . y mientras más temprano.´. La franca pero sumaria desautorización de la teoría kleiniana sobre este punto hecha por Kernberg (1969). Coloquio realizado por A. e infundir vida clínica a la esquemática teoría de Freud del instinto de muerte. nadie parece recoger el concepto de pulsión de muerte tal como Freud lo planteó. En consecuencia. Así descubría una manera de abordar al mismo tiempo dos notables problemas: resolver el enigma del origen temprano del superyó.M. Críticas del uso de Klein del concepto de instinto de muerte: Se han hecho enconadas críticas a la aceptación kleiniana de la manifestación clínica del instinto de muerte.

Klein y los postkleinianos pusieron el acento en la concepción original de Freud de una fuerza que desde el interior de la personalidad pugnaba por la destrucción del yo. Los Kleinianos han apuntado además que las exposiciones originales de Freud del instinto de muerte. y otros kleinianos (Joseph. las de 1920. Sydney Klein 1974. Enlazó esto con sus propias observaciones de un niño que <jugaba> a perder y recuperar un objeto. La organización estructural del instinto de muerte : Aunque muchas personas han aceptado la existencia de una potencialidad innata de agresión en los seres humanos. 1976).³clínicamente silencioso´. Meltzer. a menudo en forma de sueños recursivos. <Los principales exponenetes de la teoría kleiniana han seguido adhiriendo a estos conceptos. En la práctica y el pensamiento kleiniano recientes. esto ha permitido llegar a comprender una estructura de . incluían observaciones clínicas. introdujo el concepto de la ³compulsión de repetición´ para destacer que existe algo que va más allá de una simple búsqueda de placer a partir de la satisfacción de impulsos libidinales. 1968. como si no hubiera tomado noticia del considerable volumen de material clínico publicado por Rosenfeld. En esta obra (1920). 1975. se interesó por las neurosis de guerra después de la Primera Guerra MundialEstan no eran sino repeticiones del trauma. la manifestación de una agresividad dirigida hacía adentro que después el denominó narcisismo negativo. y su omisión a responder a las críticas que se les han dirigido es testimonio de su inbcapacidad de hacerlo o de su dogmatismo (Kernberg. Freud. 1980). fue refutada por rosenfeld (1971). y se convenció de la importancia dee repetir el juego para dominarlo. Registró también la repetición del trauma enla transferencia y en la formación de síntomas. No obstante Kernberg repitió su acerba en 1980. quién expuso con ilustración clínica.

Llamó a esto narcisismo negativo.)Puesto que el individuo parece determinado a satisfacer un anhelo de morir y desaparecer en la nada. Cuando se ve enfrentado con la realidad de que depende del analista. por la vía de matar a su self amoroso dependiente y de identificarse casi . que sufren una segregación grave y son desligadas del self amistoso libidinal que parece haber desaparecido. quién escribía teniendo muy presentes las críticas de los partidarios de la psicología del yo. que se asemeja a la descripción de Freud de un instintoi de muerte ³puro´. <<Cuando los aspectos destructivos predominan.) El paciente a menudo cree haber destruido a su self amistoso. en sus exposiciones del narcisismo. desmentir el hecho de su nacimiento. la vuelta de la destructividad sobre el self (yo). acerca de la vuelta de la libido sobre el self. Podemos observar que este estado es causado por la actividad de partes envidiosas y destructivas del self.. ser no-existente. por analogía por la teoría formulada por Freud. estos representan al niño en él. que considera creado por el analista representante de los padres (.personalidad en la que una organización interna ataca las partes buenas del yo. podríamos considerar que en estos estados tratamos con el instinto de muerte en desligazón completa.... la envidia es más violenta y aparece como un deseo de destruir al analista en tanto aquél objeto que representa la fuente real de vida y de bondad. investigó en un estudio clínico. En los términos de la situación infantil. al paciente narcisista le gusta creer que se ha dado la vida a sí mismo y es capaz de nutrirse y cuidarse. y además destruir suprogreso analítico y su insight. que hace las veces xe los padres. Todo el self pasa a identificarse con el self destructivo (. Rosenfeld. su amor para siempre (. en particular de la madre.) Parece que estos pacientes hubieran dado tramite a una lucha entre sus impulsos destructivos y libidinales con un intentyo de librarse de su cuidado y su amor hacía sus objetos.. Al mismo tiempo suergen violentos impulsos autodestructivos que me propongo considerar en más detalle.. preferiría morir.

³Los diálogos sobre Klein-Lacan´ Toda la vida es una lucha constante en un espacio atestado.D.Bion qué éste como buen tejedor teórico-clínico.p422 46 (Meltzer.Burgoyne y M. Para Freud. el mundo de Freud es ³un mundo de animales superiores´. los conflictos básicos se producían en este nivel de la psiquie. al igual que P . no pudieron ser procesados por el otro. Sullivan (1997). ligar. Asunto que implica desintoxicar. págs 173).(1989). ³criaturas que intentan poner fin al constante bombardeo de los estímulos externos e internos´. digerir. en el cual los ³bebés adorables en familias adorables´ sufren el acoso de ³las fieras del instinto de muerte escindido´ 46 Creo. consideran al aparato mental como un aparato de metabolizar reresentaciones ó partículas.Hinshelwood. Constantemente nos encontramos procesando elementos de la realida externa e interna (y elementos que pasan del afuera adentro y más aún que se combinan). 3ª parte.Auglanier. precisamente por obra de esa fuerza desligadora brutal. entonces el pensamiento 45 (Rosenfeld. desde mi lectura de W. . y que cuando los entramados resultan difíciles o inclusive imposibles de interpretar. 45 Según B.´R.por entero con la parte narcisista destructiva del self que les proporciona un sentimiento se superioridad y de autoadmiración´. ³Diccionario del pensamiento kleiniano´. entre los instintos eróticos y los instintos destructivos. Según lo describe Meltzer. Meltzer contrasta este mundo con el de Klein. esos restos que como elementos en estado bruto. 1978. 1971. procesar y desechar adecuadamente. pp115-116).

por importante que fuera su influencia. La función alfa debe buscar tramitar y disolver por vía del trabajo de pensar como aparato de metabolización. Cuantos más elementos de realidad logren ser reficcionados. De deconstruir en términos de Derrida. mayor podría ser entonces la capacidad de relativa integración e individuación y por ende. Su reinado era continuamente . y al considerar la sexualidad como expresión primordial del instinto de vida. nunca dejó a un lado el lugar y el efecto de lo instintivo en la mente humana. re. al igual que Freud. pero sin dejar de ser una teorica del instinto.Y transformarlos en elementos de pensamiento que por ser asimilables nutran al sujeto. Para ella. los instintos se expresan siempre en fantasías sobre objetos. El descubrimiento freudiano de 1920 fue que Eros. y esta fantasías estructuran el mundo interno. particulas beta-tanáticas que no son fáciles de anabolizar.se detiene y la persona se atazca llenándose de angustia o peor aún como dice Bion: de un terror sin nombre. menor la posibilidad de envenenamiento y obstrucción de esas partes que quedan coaguladas por el efecto intamitable de lo traumático (efecto propio de partes desligadas o que no alcanzan éste fin). y Nietzsche. elaboró considerablemente las ideas de Freud y Abraham sobre las relaciones objetales internas. Klein.conformando y resignificando viejas y nuevas tramas ficcionantes que desfiguran la percepción de la supuesta realidad. Klein.Klein seguía a Freud al ver la naturaleza humana en lucha con la tensión entre los instintos de vida y de muerte. no era la única fuerza impulsora del hombre. revalorizados y transvalorizados.

y la reemplazaron por un ³impulso agresivo´. contribuyeron a su modo a desviar la teoría psicoanalítica hacía un ³pansexualismo´. que rechazaron la pulsión de muerte. sino cooperativas. etc). Ella. Estaba claro que permitir que alguien (en este caso su analista) tuviera acceso a su mente. Klein.´ 47 ³Una paciente soñó al principio de su análisis que la perseguía un hombre con la intención de matarla.Burgoyne y M. La conmocioné terriblemente el hecho de que pudiera albergar semejantes ideas (semejantes objetos) en su mente. que parecía carente de toda relación con el recuerdo del padre bondadoso. Ahora bien. constitución y accidente. por asi decirlo. Ahora bien. el motor de la mente era. en especial para los propios psicoanalistas freudianos. Tánatos pareció un hueso duro de roer. ¿cómo vemos la materia prima del inconsciente?. Este postulado de la pulsión de muerte como compañera de la pulsión sexual introduce otro dualismo freudiano (además de los de biología y psique. pero al mismo tiempo implica la imposibilidad de considerar que el psicoanálisis es una teoría pansexual. consideraba que la base de la mente era biológica.pp179. y por cierto recordaba al padre como un hombre muy protector y solícito. placer y realidad. Melanie Klein. el instinto. tomó esta idea muy en serio. entendía 47 Según B. .desafiado por un actor igualmente poderoso: Tánatos. igual que Freud. incluso más duro que Eros. Para Freud. En este sentido. Sullivan (1997). Pero el choque de la iniciación de análisis había movilizado una experiencia muy distinta. ya que en el lugar del sistema binario freudiano postulaban fuerzas adaptativas no conflictivas. se puede decir que postfreudianos como Hartman y Lowenstein. y que ella lo apuñalaba en defensa propia. era vivido en el inconsciente como un ataque asesino del que ella tenía que defenderse por todos los medios.

´ ³Introducción a la obra de Melanie Klein´. que es amado y que lo satisfará. todo impulso. . de un pecho bueno y nutricio. da origen a una fantasía de lo que satisface. Sullivan(1997).) esta defensa es de carácter violento.que la mente está activa desde el nacimiento. su experiencia de frustración y rabia se manifestarán como una fantasía más perturbadora. pp31. quizás una imagen del pecho como una boca que lo ataca. en las primeras etapas.Burgoyne y M. que es el pecho. que es para él. La manifestación de este hecho era la fantasía: La fantasía es la expresión mental del instinto. bajo la presión de los deseos instintivos (hambre.´ 48 <<La defensa frente a los impulsos libidinales aparecen sólo en las etapas posteriores del conflicto edípico. y mantener fuera el objeto malo y las partes del Yo que contienen el instinto de muerte´. merced a 48 B. instinto de vida y de muerte). 49³El bebé.. Pero Klein lleva ese modo de ver mucho mpas lejos. Un bebé razonablemente satisfecho que comienza a sentir hambre tiene la fantasía. como ³el bebé de Freud´. 1930).Freud había formulado implícitamente estas ideas al escribir sobre la satisfacción alucinatoria del deseo: el bebé tiene hambre y alivia esa experiencia penosa alucinando el medio para superarla. Segal. pp247-8.. deseo o envidia. ³El objetivo del bebé es tratar de adquirir y guardar dentro de sí al objeto ideal. (1985).. diferente del mecanismo de la represión>> (Klein. la defensa se dirige contra los impulsos destructivos concomitantes (.todos los cuales deben encontrar una expresión mental. y postula que toda pulsión. e identificarse con éste. Si el niño es abandonado. quién le da la vida y lo protege. 49 H.

La agresión y la destructividad son los instrumentos de esta organización defensiva´. (1981). Este asesinato psíquico de los vínculos es análogo a la negación o el repudio y constituye una primitiva escisión masiva que aliena el reconocimiento de conexiones entre el bebé y el objeto. En otras palabras.Redefiní el instinto de muerte como innata organización defensiva indiferenciada. Según Klein (1952). En otras palabras cualquiera de los posibles vínculos sensitivos de la madre con otros objetos aparece como unpeligro y por ende es sometido a un ataque envidioso. un ataque contra la percepción del pecho (y más tarde del pene) es un ataque contra el órgano vinculante de comunicación. La concibo como una organización análoga a la libidinal y a la epistemológica.´ 50 J. Según Bion (1959). . Rosenfeld (1952) y Bion (1959). este es el prototipo de una ataque al coito parental conocido como angustia de la escena primaria. p101. se ³entusiasmo más con estas defensas primitivas cuando advirtió que la teoría de Freud sobre la operación especial temprana de proyección podía resolver el problema del origen del superyó que le había causado tantos desvelos y ostracismo. contiene la capacidad de reconocer el temor y de enfrentar el peligro o la extinción. S Grotstein. ³Identificación proyectiva y escisión´.la precoz disponibilidad de la fuerza balística del instinto de muerte.Por extensión todos los vínculos se convierten en objetos de ataque. 50 Klein según Hinshelwood (1989). como una estructura innata que contiene la programación de la víctima y del victimario. ataca a los objetos que lo frustran directamente y ataca también los vínculos o asociaciones entre él y el objeto.

³Klein, presentó la aniquilación (o fragmentación del yo) como el miedo común en la posición esquizo-paranoide. En la angustia de la posición esquizo-paranoide, la aniquilación del yo (del self), especialmente por un objeto interno, que es el miedo primerísimo, obedece al trabajo del instinto de muerte, que está activo desde el comienzo. La aniquilación incluye una fragmentación y desintegración del yo como proceso activo de éste sobre sí mismo, y da origen a la fenomenología de la condición esquizofrénica. El miedo de ser aniquilado es parte de las experiencias de fantasías inconscientes que son dotación innata del infante. Además, está representado entre los mecanismos de defensa primitivos por la desmentida, que se experimenta como aniquilación del aspecto desmentido del objeto o del self´ 51

Es de oportuna mención recordar que desde los desarrollos teóricos planteados por Fairbairn (estudio psicoanalítico de la personalidad) sobre: ³el retorno psicopatolígico de los objetos malos´, qué entre los mecanismos que sirven para expeler del inconsciente los objetos malos, se encuentra el de la proyección. Sin embargo, para Fairbairn, no es

necesario el concepto de ³compulsión a la repetición´, ligado al concepto freudiano de ³pulsión de muerte´ para explicárse la persistencia de escenas traumáticas en la vida mental. ³Si es cierto que el fin de la libido no es la gratificación, sino el objeto, no existe, pues, principio del placer al que sobrepasar. Sin embargo, independientemente de esto no se requiere ninguna compulsión a la repetición para explicar el reestablecimiento de las situaciones traumáticas. Por el contrario, si el efecto de una situación traumática es liberar alos objetos malos del inconsciente, lo difícil, es ver como el enfermo puede huir de estos

51

R.D.Hinshelwood, (1989). ³Diccionario del pensamiento kleiniano´.p 287.

objetos malos. (No puede ser por casualidad que Freud haya establecido que las manifestaciones de la compulsión a la repetición , no sólo tienen un carácter instintivo, sino también ³demoniaco´. (Más allá del principio del placer, 1922, p 311).

Fairbairn (1962), también creía que lo anterior se debía aplicar al concepto de instinto de muerte. Su argumento se basaba en lo siguiente: ³Si el fin de la libido lo constituye el objeto, este concepto se torna superfluo. Hemos visto que la libido no sólo está ligada a objetos buenos sino también a objetos malos. (como lo atestigua el pacto que hizo Cristóbal Colón con el Diablo). Más aún, hemos visto que la libido puede estar ligada a objetos malos que han sido internalizados y reprimidos. De manera que una relación con un objeto malo, puede difícilmente escapar a la alternativa, de ser, o bien, de naturaleza sádica o masoquista. Lo que Freud describe como ³instintos de muerte´ son, en su mayor parte relaciones masoquistas con objetos malos internalizados. Una relación sádica con un objeto malo internalizado, presentará también el aspecto de un instinto de muerte. En realidad tales relaciones suelen ser de naturaleza sadomasoquística, con predisposición al masoquismo, pero de cualquier manera, son manifestaciones esencialmente libidinales. Para Fairbairn, no se tratatanto de instintos de muerte, sino de transferencias de libido ya sea con carácter masoquista o sádico enlas relaciones ocn sus onjetos primarios (malos).

Yo considero que descartar las peculiares relaciones intrínsecas que establece el sujeto con una pulsión, que como fuerza de desalojo busca cuando se troca en sadismo, dar muerte al otro ó, bien a partes del otro, es reducir y simplificar la profundidad de comprensión teórica y clínica al entendimiento de la psiquie humana.Toda ³manifestación de esencia libidinal´ conlleva de manera implícita en la teoría freudiana una imposibilidad

de ligadura total de la energía que la compone. El principio de inercia implícado nunca se cumple y allí surgen restos que no alcanzan una conexión total entre neuronas como entre representaciones y por lo tanto entre objetos y mitos (organizaciones imaginarias y simbólicas organizadas como libretos). Más aún, es precisamente lo traumático dentro de la mente del sujeto, lo que constituye principalemente la realidad psíquica del mismo, y lo traumático, no puede ser comprendido de manera profunda sín considerar que la mente opera en base a principios económicos energéticos y por lo tanto, en tanto fuerzas de ligadura y desligadura intrincados. Considero que todo intento de interpretación que implique el uso de la palabra implica desde un deseo inconsciente, la apetencia por una ligadura utópica, imposible, para el aparato mismo. Me parece que toda expresión en primera y última instancia guarda un anhelo de lo imposible, de ahí el estatuto de que el sujeto siempre aparezca excluido y exiliado en sus intentos de completud. Creo que descartar éste aspecto tan funda-mental en toda teorización acerca de las formas en que opera la mente humana, en su profundidad, sería un reduccionismo simplista lleno de ignorancia.

ser yo es lo más importante de todo lo habido y por haber. de mi. 52 . leído en : Foro psicoanalítico. como equilibrio y como consecuencia se produce aprehensividad por la posesión de la salud eterna´52 J.³Causas y consecuencias del holocausto´ Ensayo.Carlos Bojalil. y por ello es innegable que el otro me antecede de manera lógica. SINTOMA DE DESLIGADURA. bien podría ese yo. pues en primer plano diría que la muerte es eso que puede traducirse como un no quiero saber nada de ti. le podría hacer caer de su lugar de privilegio. (Mayo de 2006) . y que al mismo tiempo promete toda una eternidad. ni la destrucción misma. ³Así. responder así: ³pero sólo lo hago para quedarme con-mi-pelea-a-muerte. es decir por apostar a quedarme en la unidad ³en vida´ de la soledad que todo resiste. vaya. pero que tampoco querría saber de ti (sí. además ese otro. sí. ni la muerte. pues en estos momentos no es otra cosa. ni la crueldad con toda su soberanía«donde ni siquiera queda en su ser para la muerte´ eso es creo lo más espantoso. sin esa posibilidad de diferencia. tanto que yo ya no sé quien es el que habla ahora. y como siempre aparece esa primera persona que insiste en que ser así. reconozco que peleo-contra-mi-muerte. ante lo cual. sí. es decir el yo. lo digo desde mi y que al menos como ese yo he podido pronunciar). y que como consecuencia anticipa al yo. cuál si no ésa es la que me a-terra.CAPITULO III ANATOMIA DE LA ANGUSTIA. de esa otra representación de lo que tú eres. en tanto diferencia. de esa que no comparte nada. a ese yo.

y defendiéndose del peso del principio de la realidad. asunto que guarda estrecha relación con el problema de la castración. Cómo si por eso nos debatiesemos repetitivamente y de forma inconciente. se verá compelido a una constante batalla entre un deseo regresivo a una supuesta plenitud que ya de por sí aparece perdida. en intentos constantes por de-sujetarnos. castración.. que altera y genera discontinuidades dentro y fuera del aparato mental-reescriturante y traductor. . qué pelea que como deuda. para tratar de hacer que la vida resulte un poco menos insoportable. que necesariamente y por ley. verdades. Sín darnos cuenta constantemente. son elementos que guardan profunda relación.¿Que ensayo o ejercicio de escrituración. como rechazo a ese principio de realidad ineluctable. buscando quizás el resguardo autoerótico. resiginificación y aceptación de la falta. más apegado y fijado narcisísticamente a quedarse en la obstinación hedonista del principio del placer. convoca y desboca a un intento de descargar y testa-mentar. Por temor a la muerte necesitamos una serie de representaciones que nos amortigüen y contengan tal temor. frustración. implica privación. con esa Otra Cosa ajena. Sujetación y castración. absolutas. no in-voca. quizá. en el proceso de reconocimiento. Representación como compensación a lo inexorable de la pulsión de muerte. nos estamos buscando certezas. no es a final de cuentas una elaboración inconsciente sobre la angustia (de muerte). esquemas de veracidad plena. si en sí. y como una esperanza imaginaria de que el objeto y el deseo estuviesen completos. que en el fondo aparece como el motor mismo de aquello que nos mueve?. Un sujeto. esa que no abisma y acicatea como un aguijón de muchas puntas y.

solución de continuidad del tejido psíquico que corre entonces el riesgo a resquebrajarse en más de una dirección. sino también. cabría plantear el narcisismo totalizador como narcisismo del Uno y oponerle tanto el narcisismo de la destotalización (regresión hacía pulsiones parciales del autoerotismo) en la amenaza de la fragmentación. no es cosa fácil de asimilar.Green. ³El complejo de castración´. muy diferentes en sus efectos del complejo de castración. ³En la medida en que se cumple en la la totalización unitaria ese paso adelante que transforma las pulsiones autoeróticas difusas en narcisismo como reunión unitaria del amor de sí para sí o para su propia imagen. o rechazo a ésta realidad. a las que se denomina heridas narcisistas. p 77-78. (1990).´ A sí mismo. al yo que reconoce allí su imagen) como heridas inflingidas a esa totalización. . en función de los grados de aceptación. en función de cuales son las formas en que se figura y reconfigura la subjetivación. Desgarramiento en la superficie o. no sólo en función de estos dos elementos anteriores. se juega la acaptación de la castración como falta. lo que corresponde a su proyección en el decir de Freud ±del yo. podremos comprender lo que afecta a esa unidad (es decir. 53 Aceptar las difíciles desligaduras que nos impone la vida a lo largo los diversos procesos de desprendimiento. En gran medida la psicopatología se mide y establece. y respecto de qué escenarios. ¿En cuántos niveles. no sólo estriba en el temor a un castigo por amenaza a un 53 A.En relación al narcisismo. Más aún. como el narcisismo negativo que se traduce en la desinvestidura y la tendencia al Nivel Cero de la exitación´. de dicha falta. y al que el trozo de tela del delirio viene a rellenar y enmascarar.? El temor a la castración.

que enlaza la problemática clásica de las neurosis con la de los modernos casos límite: la que subyace al Edipo invertido con su deseo de castración y conduce hacía el masoquismo de la reacción terapéutica negativa. la angustia pone en práctica la represión.. que explica su mirada retrospectiva y tal vez ya anuncia ³Análisis terminable e interminable. Además. en relación al problema de la falta en ser.. Sin embargo.deseo incestuoso. A nuestro juicio ésa es la verdadera apuesta de Inhibición. desde Hans hasta el Hombre de los Lobos. donde se adivinan los efectos de las pulsiones de destrucción. ¿Qué pasa entonces con el horror a la castración?. ¿Cuál es la diferencia entre angustia y masoquismo? En el primer caso. Aquí se articula una cópula decisiva. Pero la situación cambió desde 1908. resexualiza la moral. la reflexión de Freud se funda en la consideración de la angustia de castración en las psiconeurosis de transferencia. ³El complejo de castración seguirá siendo la clave del conjunto de las estructuras descubiertas en análisis. subrayémoslo. no percibida por el mismo Freud. A la angustia de castración responde una doble conflictiva: la relativa al miedo a la castración y la relativa al deseo de castración. de las neurosis en el sentido corriente del . síntoma y angustia. relaciones casi sinónimas entre el miedo a la castración y la angustia. pero todas ellas giran a priori. se dirá que no podemos dejar de notar que son las estructuras de Edipo invertido las que muestran los estrechos vínculos entre estas constelaciones del complejo y el límite del poder terapéutico. El temor a la castración se puede articular en muchos niveles y de formas diferentes.Hay en todo caso. El masoquismo en cambio. Es pues una advertencia que anuncia el peligro de castración.

green (1990).término (histeria. admite que otros factores etiológicos pueden jugar fuera de los casos de las neurosis de transferencia. etc). neurosis obsesiva). estructuras narcisistas. ¿no viene a engrosar el contingente de entidades clínicas que no pueden clasificarse bajo la etiqueta de neurosis de transferencia? Psiconeurosis de transferencia ---cabría decir psiconeurosis con transferencia ---. ³El complejo de castración´. En consecuencia la categoría de las neurosis narcisistas. ¿no era la neurosis de angustia. Freud. El hombre no puede decidirse a aceptar que la muerte signifique el cese definitivo de toda vida. ¿no supone que la angustia de castración cobre en ellas una tonalidad diferente (vease Schreber)? Y por último en Más allá del principio del placer el ejemplo de las neurosis traumáticas. Pp74 . fobia. explica en miedo a la castración aún en los sujetos que no son religiosos. cuyo determinismo según Freud era no psicógeno. Porque al asociarle la amenaza de la castración. donde los mecanismos de somatización no obedecían a la simbolización de la histeria de angustia o de conversión?. El descubrimiento del principio del placer-displacer es el acto más resueltamente ateo de todo el conocimiento de la psique humana. esto es psicosis-neurosis provocadas por transferencia de libido objetal y que tienden a transferirse sobre objetos que se prestarían al juego de la transferencia´ 54 ³Podemos decir sin temor a equivocarnos que el miedo a la muerte es uno de los rasgos más generalizados de la condición humana. El tipo mismo de la neurosis actual. De 54 A. Estas no han sido distinguidas desde los orígenes del psicoanálisis de las neirosis actuales. mientras que el masoquismo de las reacciones terapéuticas negativas tiene que ver con las neurosis de carácter o incluso con estructuras no neuróticas (casos límite.

sin que haga falta que exista un superyó para explicarlo. la amenaza de castración procede al superyó. la castración originaria está allí. es ella la que subsiste. Por otra parte esta es la razón por la cual Freud supone que el superyó es el heredero del complejo de Edipo. entre la variedad de los placeres de la vida.hecho. y que en realidad designa retrospectivamente aquello a que apunta el superyó. antes del superyó. verdadero fetiche. El inconciente ignora el tiempo. si despojamos la relación con la muerte de todo lo que se asocia por medio del discurso religioso. Gradualmente a perder los privilegios que aumentan la capacidad y la multiplicidad de oportunidades de goce puede significar el miedo de no poder esperar más gozar de lo esencial y de lo que ello se asocia: el cuerpo de la madre. si precisamos que estar vivo supone el placer de vivir a menudo inconciente pero inex orablemente puesto de manifiesto por el afecto depresivo que revela cruelmente el sufrimiento que acarrea su pérdida. que subliman o provocan el goce del cuerpo de la madre y el simple hecho de estar vivo. En última instancia sería el miedo de verse privado de gozar del hecho de ³estar vivo´. en tanto cese definitivo de placer con conservación de un cuerpo sobreviviente pero que ha perdido el apremio de la vida. caemos en la simple comprobación que tener miedo a morir significa tener miedo de no poder gozar más de la vida. . De modo que la amenaza de castración. obedece a la amenaza de castración como símbolo de la amenaza de muerte. pore así decirlo. una vez concluído el análisis de la función psíquica que cumple lo religioso. De todos modos. que una vez creado se convertirá en guardian del recuerdo de la amenaza y en agente de su posible reactualización. previo al goce del cuerpo de la madre. se encuentra ³enmarcada´. Ahora bien. como un resto no reductible. Dicho en otros términos.

desde la lectura de los periódicos a los argumentos de nuestras diversiones culturales²nos revela sin embargo su relación con la muerte del padre. La castración aparece como una medida que evita la venganza del talión en castigo por el deseo parricida.El problema. Y en relación a la conflictiva edípíca. equivale a muerte. parece relevante hasta cierto nivel de análisis. que la muerte es tratada como efecto de la simple eliminación de un rival. tan sólo. pero sólo hasta allí. Green al respecto del incesto y su relación con la muerte que se unen a través del símbolo negativo de la castración. El asunto de la angustia de muerte y de la pulsión de muerte.pp150 . sino también por su faz asesina. no se resuelve. ³El complejo de castración´. Es entonces el momento de recordar que para el inconciente no existe la muerte. es de mayor complejidad. No por mansedumbre. cómo de su relación con los diversos elementos que conforman el psiquismo.Green (1990). pero no se reduce a esto y ya. sino porque las razones del asesinato pueden multiplicarse. vectriz de deseo de hacer morir a quién se opone a ese placer incestuoso. apartando todo cuanto se le opone. tán fácil de verificar en la experiencia común. sin otra consecuencia que su apartamiento. guarda indudablemente estrecha relación. 55 A. el análisis que elabora A. pensándola como simple eliminación de un rival. Por eso Freud dirá que la angustia de muerte no es otra cosa que una angustia de castración. como sanción afectada al obstinado deseo de gozar del placer.´ 55 La problemática de la muerte y de la angustia de muerte. Siempre hay más de una razón para querer atentar conntra la vida de alguien.De manera que el sentido de la castración es simbólico: no solamente por su faz erótica relacionada con la madre incestuosa del complejo de Edipo. Sin embargo. Castración. Ese deseo de asesinato.

Señalemos una vez más la diferencia entre la regresión defensiva (que consiste en una desmezcla parcial de las pulsiones eróticas y agresivas) y la estructura masoquista. ¿Qué nos queda.56 Nos angustia sentirnos sujetados por un no saber absoluto. un goce (inconsciente) satisface un deseo de castración. la que nos hace buscar.Además hay que tener en cuenta el masoquismo del yo. en lugar de una angustia de castración. también es posible pensar que para él la angustia ³de muerte convierte a la vida en destino. afirmó que: ³anatomía es destino´. hablar e inclusive pensar de esta forma?.Green (1990). Aquí se introduce una idea nueva. en la que las pulsiones de destrucción sufren también una desmezcla pero en sentido pasivo. más allá de veleidosas certezas. la de la regresión (en este caso sádica anal) como defensa contras las demandas de la libido. La ignorancia puede ser todo un demonio. es lo que la 56 A. ³Si en otro lugar Freud. resulta tan enajenante como la misma ignorancia. Allí suele encontrarse la raíz de la necesidad de autocastigo que podría relacionarse con el sadismo del superyó. sino depurar los ³restos´ (mnémicos) que como ficciones ficurativas (supuestas verdades) nos configuran constantemente. una desmezcla más completa que otorga predominio a las pulsiones autodestructivas. En el masoquismo. aunque el ³saber´ no se aleja tanto de éste.pp81 . ³El complejo de castración´. cuando es la angustia.Resulta pertinente el entendimiento de que: ³Las transformaciones del aparato psíquico dan a la angustia de castración la apariencia de una angustia social que no es sino una angustia ante el superyó. ya que agarrarse de ficciones como si fuesen verdades absolutas.

a la muerte) aún. Asumir. subyacen una o varias cuentas por cobrar. es que se puede.angustia revela al sujeto. entre la sorpresa. cercano y lejano a la vez. ³Freud. o exceso cuyo lastre empuja al sujeto por un lado a desear soltar las amarras qué le atán y por otro lado paradójicamente a seguir buscando significados a aquello que guarda ganancias ocultas bajo el síntoma. la extrañeza y la zozobra potencial. entre semejantes. (como forma alterna de intentar darle lugar y nombre a ³eso´ que se encuentra en su interior. y al mismo sin darse cuenta lo mantiene ama-rrado.Castro (1999). 57 R. trágico y extranjero´. ³La realidad psíquica´ no se juega sólo de un lado. sume al sujeto que teme al vacío. soldaduras (inconcientes entre el objeto y la pulsión).´. En el lado opuesto de la moneda. en las ligas sociales que se nombran ³ética´.p178. sino algo por hacer. pero él lo sienta como abismo. Desde lo inconciente. desligandole. Por eso es importante cuestionar e invitar a lotro a que se cuestiones sus verdades como certezas. mentor. en lo real. cuando éste pueda ser sólo una brecha. en donde podemos pensar que subyacen los intrincamientos y desintrincamientos pulsionales) . etc. . Esta puede sentirse como una pezada carga. El estatuto de la deuda. desenredar la madeja que sostiene de forma enredada a la persona. simbólico ó imaginario es un nudo que sujeta al supuesto in-dividuo. por otro lado también busca soltarse (es ahí.(a la falta. quedan lados velados por sacar a la luz. el sujeto que se liga a ciertos entramados. ya que en ³ese otro horizonte´ alterno y velado. ³moral´. Solamente soltando las amarras y buscando des-sujetar esos nudos (intíncados) que a veces parecen más bien. 57 La angustia frente a lo incierto no permite totalmente vivir la vida. No como algo llevado a cabo.

De ahí. Enredos que le constituyes desde los significantes del Otro. del memento mori´. no ³asumir´ lo que es. como origen de un no origen. es posibilidad de encontrar hilos conductores. ni de nada. que funciona como motor mismo del aparato 58 G. La angustia en el fondo parece estar relacionada con el miedo del yo-inconciente a su desaparición. en el fondo de sí. sino descargar. como objeto perdido. pero al mismo tiempo insaldable e insalvable. como lugar de un no lugar. permanece en estado de desligadura en el núcleo del yo. para desentrañar sus enredos. 58 ³La madre de todo mal es la amenaza de desaparición´. que como resto perdido. sin referente obvio.. liberar a la vida del pesado cansancio. V. para suponer que entramados lo sujetan desde los hilos significantes del deseo del Otro. Desentrañar y escudriñar sobre que trama el otro. como cosa en sí. no guarda certeza alguna.³Convendría no tomar nada como carga... aligerar. Este. como reflejo de una deuda constitutiva. . precisamente de un sustrato. Una especie de brecha necesaria.Kuri 2005.Cano (2000) ³Como un Angel frio´pp132. La pregunta: ¿qué estará tramando el otro desde su deseo inconciente?. Es una sensación visceral. es posibilidad de observar las madejas de intrincamientos pulsionales entre Eros y Tánatos. ni de sí. emana la angustia.

También considero. El lugar del Otro. si no me reconoce. Es necesario que esté alguien ahí que me signifique y me posibilite la significación. La angustia es el temor a perder la referencia del objeto. No soportamos que no esté el otro. No solamente por necesidad de que no nos signifique con su presencia y sus cuidados. Algo que incita e inquieta e impulsa a hablar. sino que si éste se va el sujeto teme su desaparición. pero. . desde mi subjetiva elaboración.ficcionante y metabolizador. La angustia parece estar firmemente hilada. (Registros que posiblemente vayan más allá de toda representación). o siento que no me quiere . Esta a la vez implica re-vivir el terror inconsciente a la desaparición del gran Otro. que la angustia aparece como uno de los efectos del pulsar pulsional. con el temor a perder las ataduras y nudos que me sostienen ante el Otro. es como sentir que la vida careciera de sentido. no por esto insensible. para el sujeto. para que se edifiquen estructura dentro de la mente. Lo que posobilita que haya sujeto es la creencia y esta surge como defensa contra la carencia. es lugar de sostén y apuntalamiento de series de significantes constitutivos. expresión del registro somático latente provocado por la sensación visceral (en el sistema nervioso autónomo y vegetativo del gran simpático). Lugar de la cosa incognoscible.Lugar de la incompletud y lo indecible. que sufre el sujeto debido a la inquietud que le causa la sensación inconsciente de incompletud y ansiedad a la muerte como lugar de lo desconocido y espacio de desligadura insalvable.

³Ser es ser percibido´.

Berkeley.

Las creencias aunque ficciones resultan contingentes ya que nos permiten tener ilusiones y estas le dan sentido a la vida. De ahí que el mito sea contingente.El mito, como el yo y la memoria, es un conjunto de huellas que como impresiones fueron archivadas. Hay deseo de archivo, por que hay límites. Sin falta, no habría necesidad de guardas elementos del Otro.

La historia de la historia es la historia de la angustia y de ahí la de un conjunto de ilusiones que son ficciones contingentes.Dios como ese Gran Otro, puede aparecer como asidero de todas las dudas y por lo tanto de las angustias.Lo que nos hace vivir intranquilos es la angustia de muerte.. De ahí, la necesidad de colocar en un gran recipiente imaginario y mítico, todo aquello que desconozco. El asunto, estriba, en que precisamente, no se sabe todo lo que se coloca en el Otro, de ahí qué, la sujeción aparezca en gran medida con hilos invisibles. Ataduras invisibles que se muestran como espacios. Surcos, en donde no se sabe cuales son sus huellas. En éste sentido, las huellas mnémicas dan lugar a los hilos que enjambran los entramados existenciales del sujeto.

Conciencia e inconciencia tienen la posibilidad de generar angustia. Sabernos mortales y por otro lado negarlo, es algo que nos angustia, pero paradójicamente cuando

asumimos en el nivel en que podamos está sensación de lo fatal, entonces podemos valorar diferente nuestra vida.

Es el narcisismo y la negación lo que nos obstruye la aceptación de tal ³principio de realidad´. Las investiduras primarias que articulan el narcisismo primordial, son registro de un surcido invisible. Tendremos que buscar, por la vía de las imágenes, recuerdos significantes que representen los surcos dejados en el aparato de hilar, es alli, en donde podrán aparecer las huellas y el lugar delotro que dejó surcó en su hilar.

Como hemos revisado, en Freud, el principio de realidad en sí, está dirigido por el principio de inercia. Nos amenaza la libertad y nos defendemos masoquistamente de ella, aunque por otro lado exista un deseo de ésta..El masoquismo también es defensa contra la angustia de muerte. Nos angustia sentir que nos estamos desvaneciendo (deshilando) en cada momento, en cada instante en cada paso, nos acercamos un poco más a una desatadura final (Tal vez el corte de la escansión Lacaniana remita én éste punto, a un futuro cese final). Nos resistimos a sabernos etereos, transitorios y que como todo, no paramos de disolvernos en el aire. El telar que nos constituye, además de sostenernos sobre espacios vacíos, tarde o temprano regresa a ser nada. En última instancia los entramados del yo terminan por volverse nada. Pero aceptarlo le duele a nuestro narcisismo mas arraigado. Al conjunto de investduras invisibles que nos sostienen.

Dejar que corra la palabra, amortigua la angustia, consuela momentáneamente la sensación de vacío, posibilita que ésta se transforme, se metabolize, se desgaste, se diluya. Parece que existe dentro de nosotros una angustia inconsciente a dejar de ser, si uno cambia

la imagen con la que se ha identificado, en el espejo de la mirada del otro. La hiladura del Otro que nos constituye. La conciencia paradójicamente nos vuelve también temerosos, quizás por que el sujeto, en el fondo diente la angustia de que su entramado, no sea suficientemente sólido, absoluto, ni eterno.

Paradójicamente, lo que deseamos inconscientemente es la descarga de la pulsión total, pero la realidad nos castra con limitaciones que nos llevan a frustrarnos y esto genera angustia también. La represión o dique que nos impone el principio de realidad nos lleva a no descargarlo todo. Nos obliga a tener que diferir, y aprender a postergar la satisfacción y el anhelo de nuestros sueños. Añoramos la descarga total, porque la descarga misma produce placer, liberación de la tensión, relajamiento.Recordemos que: (La descarga de la tensión produce placer). El principio del placer descansa sobre el principio de constancia.

El aparato psíquico tiende a la carga y a la descarga,. Descarga por acumulación de exitación. Descarga que apunta a cero, pero se le opone el principio de constancia, sube y baja la energía del aparato.Uno quisiera mas de los momentos cúspide. (Momentos de máxima exitación). Lo inherente a la exitación de la vida es la muerte. Al sujeto le angustia darse cuenta, en términos de Freud, que su ³yo no es dueño de su propia casa´.

Siguiendo con nuestra metáfora, podríamos elaborar la analogía de que en sujeto, no es dueño de los entramados que lo constituyen, aunque su voluntad de apoderamiento, y su ego, le lleven a aferrarse de ciertas investiduras.

constituyen series de investiduras ocultas. por sustentar. a. . son las huellas y posiciones de hilados significantes que el otro y yo elaboramos juntos. Digo mitica. como efecto de impresiones reales. dá un paso en la comprensión del psiquismo. cuyas formaciones sustitutivas son la expresión simbólica de un conflicto (anudamiento) psíquico. en base a una mítica historia infantil.LAS DESLIGADURAS EN LAS TRAMAS NEUROTICAS Desde éste entramado teórico-metafórico. la afección psicógena neurótica. Freud. el cambio de lugar que el padre del psicoanálisis le da al estatuto de lo fantasmático (lugar en donde Freud comprende el efecto del deseo inconciente expresado por medio de fantasías) Aquí. organizando series de entramados de deseo. Los entramados fantasmáticos que como hilos. son los soportes que amarran nuestros discursos. tiene sus raices de acuerdo a Freud. El lugar de los fantasmas en el sujeto. el lugar que ocupa la subjetividad del deseo.

Inconciente. como espacio virtual de depósito. Una articulación sistematizada. aparecen como anudamientos entre el deseo y la defensa en las Neurosis. volver a entretejer en su psicoanálisis (como dispositivo deconstructivo). en función de la fuerza del deseo. del inconsciente es una. es decir. como metáfora. La verdad como ficción figurativa. y que aparecen el el ejercicio deconstructivo.Las formaciones de compromiso sintomáticas. como voces. y ya estaba allí. aparecen como representaciones sustitutivas frente a una incapacidad de ligar. lo que precisamente. amarrado en su constitución.Es un conflicto desgarrador por desligadura entre las ganas y un dique que limita la posibilidad de descarga en ese sentido. el sujeto debe sobrepasar. en donde se reconfiguran restos mnémicos. vestigios de investiduras de objetos abandonados. de tejer. de articular.Los falsos enlaces del sistema nervioso. como escrituras. pero se re-descubre re-escriturándose y re-significándose en la propia indagación del mismo inconsciente. fuertemente hilado. cuyas representaciones significantes encuentran salida. Un deseo. Sin . como entramados de deseo del Otro. más allá de su aparente saber sobre sí mismo. como adecuación. como forzamiento. su liberación total. como huellas. Siguiendo esta metáfora. El saber sería un entramado muy cocido. podríamos pensar que el falso enlace. como expresión sintomática equivaldría a anudamientos alternos entre representaciones en conflicto. hacía su propia ficción figurativa como ³verdad´. la apetencia de deseo y la posibilidad de tratar de satisfacerlo. que busca de acuerdo al principio de inercia. cuya apetencia apunta a una desligadura absoluta y final. Más allá de los horizontes lejanos de sus supuestos entramados sostenidos como ciertas certezas que lo han acorazado e inmovilizado frente a escrituras transcritas más allá de su conciencia.

Se levantan las lapidas que cubrian ciertos restos. y salen a la superficie. el aparato mental ficcionante y tejedor. cuando se trata de enlazar con otros?. en relación a este (anudamiento alterno) conflicto interno. (Recordemos que el principio de identidad freudiano. los vestigios de objetos abandonados cargados de múltiples investiduras. secundaria. de la cual. desde su-posición neurótica cierta ganancia. y otra que repela. el sujeto. la sensación de angustia (desligadura) incipiente. cree obtener. por establecer un lazo sólido.embargo. el sujeto neurótico. se revela en los corto circuitos. se asome.¿Qué estarían representando. en forma de crisis?. El intrincamiento (enmarañamiento) entre una falsa ligadura y una apetencia de deseo. esos jalónes entre una parte que tira con atracción. no puede más que elaborar otro y otro entramado como tejido ideal. El esfuerzo del aparato apunta a un horizonte que finalmente aparece después de cierto tiempo como el reverso de un esfuerzo de utopía. para . Los descubrimientos son identificados siempre ³aposteriori´. Desde esta inadecuación entre lo esperado y lo encontrado. Por eso son re- descubrimientos. ¿Qué estarian revelando los ³chispazos´. es en realidad principio de incertidumbre). no puede establecer suficientemente buenas relaciones con los demás y un cierto equilibrio interno. que establece con otros. la inevitable. no encuentra desde su posición neurótica una total identificación. pero certera finitud del ser. una total identidad con su ³propio´ personaje. una negociación. Estos constituyen. Por la vía de los síntomas neuróticos. de representaciones. en donde el hilo de la vida se deja de tejer. Por el carácter (marca) psiconeurótico del yo. No obstante. el sujeto elabora anuda-mientos suple- mentarios y compensatorios. más o menos satisfactorio. para contrarrestar. el sujeto. mientras transcurra el tiempo y en el porvenir.

una relación intrínseca con el problema de la fuerza de inercia. el antes no determina nunca el después de una . Sin embargo dicho descubrimientos tambien resultan en una contínua necesidad de diferir la angustia lo cual. de (fijar la fecha) en el sentido más fuerte en que se puede afirmar esta expresión. no se puede utilizar el concepto de causalidad puramente lineal.significación funciona en el aposteriori. inversamente. Se trata en palabras de Manonni. este ejercicio de redescubrimiento funciona en una especie de movimiento en espiral que hace descubrir cosas que en el fondo ya habían empezado a ser identificadas. (Asunto que refleja de manera inconciente una angustia insipiente). Los descubrimientos en y (del) psicoanálisis mismo. con el asunto de la desligadura de la pulsión de muerte. creer. en psicoanálisis. de: un saber sabido. Todo proceso de re. El movimiento del descubrimiento. implica en el fondo. y para el sujeto por situarse en relación a una subjetiva pero estructurante sensación temporalizante. todo puede volver a ser cuestionado e. de las excavaciones. Necesidad misma del aparato. que. Todo saber. en cada espiral. lo supuestamente (ignorado) es lo que fue siempre sabido. que se organizan a manera de entramados existenciales. en el desarrollo del sujeto como en su análisis. no es cronológico. no constituyen una originalidad. ó ³apres-coup´ Esto quiere decir. y por ende. decirlo es. Y éste implica el movimiento de un aparato metabolizador de contenidos representacionales-figurativos-ficcionantes. que lo nuevo aparece como algo que no tuviera historia. Se impone la necesidad. es ejercicio de re-significación.Freud..

es la forma en que esta se re-tempóraliza. Un concepto que se supusiera pura y simplemente a la reinterpretación aposteriori. que: ³Si bien hay. ésta es siempre precaria en su encaminamiento. entonces. Y las formas en que esta se concientiza. Según con una óptica muy particular donde la ³verdad´ como proton pseudos. ¿Cómo se mueve es sujeto en y de acuerdo a su historia?. es aquella de un demasiado-temprano: acontecimientos que ocurren demasiado temprano para poder ser entendidos aún. y la de un demasiado tarde. para adquirir verdaderamente su importancia. donde Freud cree descubrir. a veces. como causa-efecto. en un movimiento en espiral. es como se transita por la angustia. en psicoanálisis. La va re-escriturando y re-contextualizando. Laplanche (1980). implica un ejercicio de desligar viejas representaciones amarradas con viejos sentidos. ó ¿Cómo mueve el sujeto esa historia que supone le ha deter-minado?´ Cómo se resignifica la historia ³personal´.manera puramente mecánica. Desanudar y resignificar las series de entramados como formaciones de compromiso sustitutivas. la va resignando y resignificando. cosas que tenía planteadas desde hacía su tiempo. Ni a la inversa. En . todos los retornos (regresiones) posibles. el lugar del trabajo de subjetización. Retorno sobre sí mismo. Interpretaciones que se mezclan íntimamente con un proceso de deformación de ciertos elementos. funciona como ficción figurativa en términos de Nietzsche. He aquí. Ilusión retroactiva. Freud mismo conforme va re-escribiendo ³su historia´. con todas las fallas. Una historia. que nunca es tan novedosa como se pudiera esperar. nos dice en su libro de: ³la angustia´. una suerte de dialéctica.

aunque no existan certezas.1920. de una sensación de indefensión originaria generadora de cierta angustia. El concepto de pulsión de muerte. está implicado en el concepto de principio de Inercia neuronal. ante un resto que se sustrae a la posibilidad de una ligadura total. que. y enlaces alternos. cree aportar un gran descubrimiento con la noción de yo. Descubrimientos que se vas sistematizando. Vuelve a descubrir cosas como (defensa). Y en donde no le queda al aparato mental. en parte esto surga. como el de ³pulsión de muerte´. Lo mismo sucede con el descubrimiento del Inconciente. Sin embargo. como una re-distribución del contenido. así. ni un saber absoluto y último. nos percatamos de que en realidad hay más bien una resignificación y una trasvalorización del concepto. angustias tempranas de desvalimiento Mitemas que funcionan en tanto a un principio de constancia. acaso no nos hemos preguntado ¿de donde surge la inquietud por realizar semajante esfuerzo de re-escrituración re-significante e historizante? Utilizando las mismas herramientas del maestro Freud. producida por un principio de inercia constitutivo. En éste sentido. (Por citar un ejemplo). si se me permite la conjetura teórica. alternos e indefensión reguladores y contenedores de frente al asunto de la muerte. y aún con la introducción de un concepto tan particular. más que encontrar diques. más que un verdadero descubrimiento insólito. como enjambres. y creo. cuando ésta se encuentra ya enteramente en sus primeros escritos del Proyecto para Neurólogos de 1895. o mitemas de vida. me permitiré conjeturar. que quizás. que operan a manera de mitos. tan extraño. como formas de relativa . funcionan precisamente. que no alcanza la posibilidad de un alivio tensional absoluto. por ejemplo. los entramados ficcionantes exietenciales.

será la de fomantar la utilización de la palabra. Panteón. que a su vez son sostén imaginario. es el: ³terreno destinado a enterrar sus cadáveres´. o significantes. metafóricamente. como herramienta que levanta viejas sepulturas. que abre. La palabra. en el panteón del inconciente. en donde el cementerio. cuyas huellas. series de entramados estructurales y ficcionantes. Una de las funciones del analista. generada por el ejercicio constante de la pulsión. es una pala. que el mismo sujeto ha intentado sepultar en el panteón (Phanteón) de su Inconciente a lo largo de su vida. funciona entre otras cosas.homeostasis. que levanta restos ó vestigios de imágenes y recuerdos enterrados. que conforman libretos y argumentos de vida. . mientras transcurre el paso del tiempo y se ejerce el desgaste propio de la fuerza de inercia. como un dispositivo deconstructivo de des-enmadejamiento de series de entramados ficcionantes. que en un sustrato más profundo se constituyen por conjuntos de símbolos y representaciones. El psicoanálisis. o relativo equilibrio. frente a una angustia de muerte. o vestigios mnémicos. yacen ocultas como restos. según el diccionario de la Real Academia se define como: ³Templo funerario destinado a enterramiento de varias personas´.. desde mi perspectiva. que destapa. Se trata de un método de interpretación que va desbaratando y reelaborando simultánea y sistemáticamente.

ó. o de Ferensczi. interpretar otras interpretaciones. Hacer estallar las viejas representaciones que encadenan al sujeto a los mitos del Otro. (Asunto que me lleva a cuestionarme sobre la apetencia ó voluntad inconciente del denominado: impulso epistemofílico. ¿En donde empieza y en donde termina el trabajo constante de exégesis cuando el pensamiento es un pensamiento del pensamiento. que a veces Laplanche ha designado con el término de exigencia. es decir. y por supuesto de sus posibles vínculos con la angustia de muerte inconsciente en función del paso del tiempo cronológico . Hopóstasis e hiponoia irremediable. Lacan. sino buscar . que en sí mismo no podemos terminar de interpretar. de Reich. sin estar buscando una verdad absoluta. que para él es inclusive refracción. En éste sentido. Exigencia teórica. Klein. el trabajo de diseminar. Re-significar. y el deseo un deseo del deseo de Otro? No se trata de hacer un psicoanálisis de Freud. viejos restosó. (libretos que conformados por entramados de representaciones) sería desde ésta metáfora metapsicológica. sino de encaminarnos a ese campo intermedio. de sepultamiento y trasncripción. digno como la sombra o el embajador de un deseo. Generar descentramientos sucesivos. de-construir y re--significar re-contextualizando viejas huellas. o verdades que operan en forma de ficciones figurativas del Otro. el psicoanálisis opera con una labor de exégesis. No buscar el contenido fundamental de la representación ³verdadera´ y última.Re-signar las representaciones. ó vestigios mnémicos. es un ejercicio exegético. cuando la idea. es una idea de la idea.

de su deseo. Romper los patrones de movimiento estruturantes del yo que se apoya en certezas (como verdades absolutizantes). Hay que resignar y resignificar sus restos y volverlos a situar desde otros contextos. Sólo así. o entramados de deseo. El psicoanálisis. y a hacerlos propios. (de los contenidos del Otro en mi) necesariamentre hay que situar y sólo así. de qué nos sirven los entramados. Ya que para librarse y desujetarse (en cierto nivel) de los significantes del Otro que me comandan desde adentro y de los cuales soy portavoz. traspasar los mandatos internos. Desmitificar y resignificar por medio del trabajo del pensar viejos pretextos que han servido de parapetos frente a una incipiente angustia y sensación de desvalimiento. Gernerar una labor de desujetamiento constante. Para ir más allá de ³uno mismo´. cuando se articulan de ciertas maneras.ubicar cuales son sus posiciones estructurales. al estarse articulando así. y que no son más que ficciones figurativas. habrá que romper el monolito yoico. (como conjunto de representaciones entramadas y construidas con el otro) erguido por miedo. así como de la posibilidad de deconstruir y romper la estructura caractereológica rígida compuesta por defensas ante el ulterior terror a la falta de un referente. hay cierta . en donde se posibilite que aparezca la angustia de muerte inconciente que llevó a ese sujeto a sujetarse de los entramados existenciales del otro. es decir. como del Otro. no en otras posiciones. desde este vértice. es una terapéutica frente al miedo a la muerte. para volverlos a sepultar en otro lugar. supuestamente como mio. y como estandarte frente a un vacío existencial constitutivo. que operaba. Estamos hablando de una terapéutica que implica el desbordamiento del yo.

o por la falta de un referente contenedor y regulador (ante y) de eso incognoscible que siempre reaparece sustra-yéndose a manera de un resto perdido para siempre o un objeto presente en ausencia. Espacio de desgarradura como lugar de un no lugar. . de los sueños. Una profunda ³integración´ y transformación estructural de los objetos internos que me componen. como de las ficciones. como motivo de brecha y desencuentro constitutivo. como espejos que reflejan las posiciones y el rostro de la muerte.posibilidad de descolocarse del lugar del deseo del otro. construidas previamente como formas de intentar diferir esa angustia generada por (y ante) la amenaza de una desligadura total. Proceso que implica desenmarañar la madeja de entramados figurativos y ficcionantes construidos como libretos y mitemas existenciales que componen la mascara de la personalidad y exortar al sujeto a que se mire de frente ante el vacío y la castración. Espacio de inscripción de conjuntos de huellas mnémicas como escrituras en función de una finitud.establecidas como certezas. Resignificación y resignación de mitemas existenciales que operan en forma de intrincamientos pulsionales y escenarios representacionales. Desensamblar gradualmente las construcciones de temporalidad subjetivantes. cambio de posiciones en la subjetividad constitutiva y. de los valores. metabolización de desechos que operan como restos de memoria. necesariamente. Transvalorización de ficciones figurativas. como estandartes de verdad (o formas de adecuación) . implica. de los mandatos y deudas que entramé en la pizarra de mi mente.

el dolor mental no aparece dejando una herida notoria en el tejido que le constituye. Una sensación que no quiere pasar inadvertida.´ Cioran (1947). ³La desgarradura´. A diferencia del dolor físico. las que en esa dialéctica de contrastes. La causa desencadenante ya no se encuentra en la carne sino en la unión con ese otro al que se ama. al parecer. nos irán dando a lo largo de la vida la posibilidad de hacer contacto con aquello que suponemos nos hace ser quiénes decimos ser.EL DOLOR. Paradójicamente. . LA ANGUSTIA Y EL AFECTO ³NEGATIVO´ ³¿Qué es el dolor?. p 85. a diferencia de las de placer. son las series de experiencias dolorosas. necesita y desea. una sensación ambiciosa.

sino una teoría del dolor. desatarían una sensación de desbordamiento y amenaza. Existe en Freud no solo una teoría del apremio de vida. de derivación o de . dado que. como modos de trasposición. que en su relación con el cuerpo es considerado como efracción.cuando abordamos el tema de la relación entre la pulsión de muerte y el trauma psíquico. dolor. una disociación brutal de aquello que naturalmente está llamado a vivir unido´ D. ó.Nasio (1996) ³El libro del dolor y del amor´p31.La angustia. vendría a estar muy relacionada con esto. toda experiencia de ruptura con los entramados que sostienen y anudan inimaginables vínculos internos.. Laplanche (1980) en: ³La angustia´. Teoría que se observa en pleno desarrollo en el cápitulo posterior. del displacer. Displacer. El asunto del dolor y la angustia son temas centrales en la comprensión de la formación de los síntomas. rescata ciertos tópicos centrales volviendo a Freud. ³El dolor psíquico es una lesión del vínculo íntimo con el otro. angustia y sensación de apremio o indefensión guardan relación con el psiquismo y con el cuerpo.

que la mente opera como una especie de espacio representacional. y/o intrincamientos producidos por constitutivas batallas pulsionales. el afecto puede reproducirse sin representación. pulsionalemente catectizado. como de sus formas de relacionarse. en función de los principios de Inercia. reacción emocional o sentimental. Laplanche (1980) en ³La angustia´ (Problemáticas I). . señala la importancia de distinguir entre afecto y representación que aunque conceptos independientes. así como un afecto puede estar ligado a cierta representación por otro lado. Empuje y escritura.metáfora según se intrincan y desintrincan estos dos dominios: el de la estructura psíquica (la del yo. son dos elementos fundamentales para el entendimiento de la clínica en psicoanálisis). Ya sea como entramados representacionales en los escenarios dela mente. No hay forma de comprender como funciona (ficciona) la mente. Nirvana. Hemos aprendido con Freud. constancia. y por otro lado la representación o contenido psíquico-ideativo. placer. realidad. como lo que llegan a conformar. particularmente y el del cuerpo). dinámicos y topológicos. que operan en términos económicos. Elementos que resultan necesarios para comprender las variadas formas en que operan los distintos destinos pulsionales. (Batallas pulsionales vs universos representacionales. (aparato ficcionante) sino es a partir de los conceptos y principios freudianos de fuerza y representación. Abrá que distinguir elementos de los fenómenos psíquicos como: Afecto.

que tienen las propiedades de una cantidad. y que aunque no tengamos modo alguno de medirla--. disminuir. y que estaría también dando lugar. Laplanche también menciona que cabe distinguir desde el asunto económico: un monto de afecto. Modelo Fisicista. algo que es susceptible de aumento. y que el trabajo analítico consiste en desanudar tal conexión falsa. y que a través de la clínica es en donde se puede comprobar que un afecto es susceptible de aumentar. fundado en la experiencia. Es esto lo que Freud llama <conexión falsa>. al problema del síntoma como falsa conexión. suma de excitación. sé difunde por las huellas mnémicas de las representaciones como lo haría una carga eléctrica por la superficie de los cuerpos. de ser desplazado o de ser descargado. Descarga como favorecer cierta explosión emocional.En estudios sobre la histeria un paciente hace una crisis de angustia ligada a la aparición de la imagen cuasi alucinatoria de cierto rostro. o falso enlace sustitutivo y compensatorio y su relación con la pulsión de muerte que precisamente por la forma en que opera en el inconciente. en el aspecto llamado catártico. que justifica al afecto con la última. disminución. también se puede apreciar cómo el principio del placer se fundamenta en el de constancia y a su vez éste en el de Inercia). (Aquí. ese rostro que no lo justifica pero que se le asocia en el síntoma. Siguiendo a Freud. en reconstruir las cadenas de representaciones que enlazan a esta primera representación. desplazamiento y descarga. pero sobretodo. mantiene desligadas unas redes de representaciones y no otras. en hallar la representación que en verdad está ligada a este afecto y lo justifica históricamente. desde la óptica de esta investigación. .

bien.Y en donde las redes de representaciones que se organizan en formas de entramados. sientan que pierden el hilo de lo que estaban diciendo. cómo de su deseo de desenrredarse de tantas confusiones mentales. o enmarañados en ciertos conflictos. ó mezclas. y a su vez ha surcado espacios y conformado sin número de neuronas investidas. inscripciones superpuestas. la oposición cantidad-representación o cantidad neuronas. intrincamientos. como nudos en espera de una desujetación diferente. que consiste en promover la descarga emocional en el transcurso de la cura. ante una apatencia por una satisfacción total? O. es lo mismo que la oposición. a las ideas y a las imágenes que van apareciendo en los distintos relatos. qué el sujeto trama. es posibilidad de descargar y destrabar. .Abreacción que es el mecanismo del método catártico. Así. en las series de madejas existenciales. Podríamos pensar. ¿Cabría preguntarse. que ante ciertos temas a enunciar. Ponerle nombre a los sentimientos. En este lenguaje económico. (un falso enlace o falsa conexión) y que varios síntomas en conjunto organizan entramados estructurales. aparcen como estructuras en donde se observa como se ha abierto paso la fierza de la energía psíquica. ó inclusive escuchar pacientes hablar de sentirse enredados. bien. siguiendo esta metáfora teórica. que el deseo se organiza en forma de entramados constitutivos. No es raro observar. O. inconscientemente la repetición de ciertos libretos entramados de formas desconocidas para sí?. es una especie de anudamiento. Representaciones en conflicto. afectorepresentación. que el síntoma. y posibilidad de resignificarlos.

sería una especie de posibilidad de destrabazón de la supresión del afecto y de las falsas conexiones entre las representaciones. desde los conceptos de: significado y significante (Lacanianos). permite el desanudamiento o la reconducción de la energía por otras vías que en Freud. que la combinación entre abreacción y resignificación. La abreacción. y el significante. en donde ven el trabajo mental y emocional como un proceso de metabolización (de contenidos) que éste proceso funciona en forma de desanudamiento y reconstitución?. contenidos representacionales y emocionales. Laplanche también menciona que en nuestros días se a dado también otra interpretación a estos elementos de la representación y el afecto. donde significado corresponde al afecto o a la cantidad. Digerir.. representaciones. es posibilidad de re-contextualizar y trasvalorizar. evidentemente a la representación. y aunque . en el pensamiento freudiano. Algo así como reconducir el libre paso de la energía por vías de tramitación adecuadas o ³normales´.Cabe entonces desde esta lógica. elementos (beta). se denominan vias adecuadas de tramitación de la energía. Y . la posibilidad de preguntarse ¿Cuál sería el lugar de la pulsión de muerte que opera entre una de sus acepciones.? ¿Será que desde la metáfora de Auglanier y Bion. enjambres y entramados afectivos y existenciales. ¿Será. como esa parte de la energía que establece desligaduras (desgarraduras) entre los diversos sistemas (enjambres) en interacción?. Lo que importa cualquiera que sea el modelo (económico o lingüístico). ¿qué lugar ocuparía ésta en los anudamientos alternos y sustitutivos que operan como falsas conexiones o formaciones de compromiso?.

llamamos ³neurosis actuales´ y entre otros el artículo:´sobre la justificación de separar de la neurastenia un determinado síndrome en calidad de neurosis de angustia´. o el llanto por tristeza. como hemos revisado anteriormente. traducir. Aunque ya de por sí. Para revisar de forma mas precisa la evolución de la teoría de la angustia de acuerdo a Freud. En: más allá del principio del placer. cartas de Freud Fliess: ³como se genera la angustia´ y por otra. o el sufrimiento mental del que se trate. cantidad o significado. en donde lo importante está en ³La vivencia del dolor´. en el manuscrito E de 1895. dolor primordial. es que el afecto. Los textos sobre lo que desde Freud. en particular la represión y también duelo y melancolía. Esto es muestra de cómo la fuerza del afecto deviene escritura. pueda en ciertos casos devenir él mismo significante. Es decir. al ³proyecto de psicología´. Los textos de la metapsicología. devenir él mismo una cierta representación (imagen-recuerdo). Nunca. podríamos pensar que el afecto es de hecho también una interpretación (sin traducción elaborada). estaríamos frenta a un profundo y antiguo. la descarga del sollozo.. De hacerlo. Laplanche (1980) en: ³La angustia´. no guardaran relación. que se pueda elaborar. coraje. en dado caso. síntoma y . aparece desligado completamente de ciertas representaciones (imágenes). Inhibición.aparentemente. de ciertos entramados de deseo y amor frustrado (como de lqa necesidad). menciona la importancia de referirmos a escritos como: El nacimiento del psicoanálisis. (antes de la captura de representaciones).

con cierta cantidad de trastornos funcionales. como lugar en la etiología de las neurosis y de la histeria. y se podría decir. o encharcamiento de la energía en ciertas zonas del cuerpo. Se trata de un síndrome de tipo depresivo. que producen un placer que no puede reducirse a la satisfacción de una necesidad fisiológica fundamental (respiración. pero sobretodo dolores>. generando así una serie de bloqueos en la estructura somática del carácter.Reich. más que por la noche y cuando no hace ningún esfuerzo. ³Existe desde la infancia toda una serie de exitaciones y de actividades. función excretora. El sujeto está fatigado al despertar. aparece el concepto energético de ³estasis´. clasificando: Astenia intelectual. Luego Laplanche continùa su recorrido en tanto diagnóstico diferencial. perturbaciones de somatización. con predominio de perturbaciones corporales difusas. hambre. como en la psique misma). ³Diccionario de Psicoanálisis. Es relevante mencionar que también en W. pp401.. etc) y que se encuentran también a título de componentes en la forma llamada normal del amor sexual. . pero sobretodo física. ³Esquema del psicoanálisis´. 59 Laplanche y Pontalis (1987).´ 59 <La neurastenia sexual (agotamiento nervioso) .. como una especie de estancamiento. Es de gran importancia. crónico.angustia. se trata de una afección somática o psicosomática que se le parece a la fatiga. desentrañar el asunto de la relación entre la angustia y la sexualidad. y en particular el apéndice de: ³Dolor y angustia´.

o cardiovasculares y un estado de depresión. Pero cuando poseemos algún fundamento para creer que se trata de una neurosis adquirida. sino.Síntomas dolorosos. como factores etiológicos. hallamos siempre. después de un cuidadoso examen. filogenia. . en: ³Aparición y etiología de las neurosis de angustia´. como trastornos digestivos. parece que nos encontramos frente a códicos e inscripciones gravados más allá de nuestras concepciones sobre el origen de la mente. Herencia arcaica. ENTRAMADOS EN LAS NEUROSIS DE ANGUSTIA Podríamos pensar que no sólo las neurosis. una predisposición genética en cierta medida. en particular dolores de cabeza. o inscripciones en el mapa genético. Freud. siendo precisamente en estos casos en los que se nos hace más fácil comprobar la existencia de una grave tara hereditaria. toda enfermedad mental. o raquídeos y vagos. de cualquier ángulo. tara hereditaria. Algunos trastornos funcionales. Dice que: ³en algunos casos de neurosis de angustia nos resulta imposible descubrir un proceso etiológico. tristeza e indiferencia. trae genómicamente hablando. de las llamadas funciones neurovegetativas.

especialmente con la neurastenia y la histeria. pero dejan pronto transparentar el carácter común que explica su idéntico efecto sobre el sistema nervioso. tales como la descarga inadecuada. Tales factores parecen. la insuficiencia psíquica y la defensa con sustitución. poseen una relación específica e inequívoca con la etiología de cada una de las diversas grandes neurosis. oposición que puede expresarse sintéticamente con la antítesis «acumulación-disminución de la excitación». el coito interrumpido. pero se muestran en el hecho de que en ambas los casos extremos son también los más puros. . en el terreno somático y no en el psíquico. como sucede en la histeria y en la neurosis obsesiva. Por lo demás. la masturbación y la abstinencia) presentan aún múltiples facetas. Con la neurastenia comparte un principalísimo carácter el de radicar la fuente de la excitación. de naturaleza diferente. Sólo los factores etiológicos de ellas abstraídos. Esta antítesis no impide que las dos neurosis se mezclen entre sí.una serie de perturbaciones e influencias nocivas provenientes de la vida sexual. y cada una de ellas puede producir distintas neurosis. muestra la neurosis de angustia interesantísimas coincidencias y disparidades con las otras grandes neurosis. Por lo que respecta a su esencia.De estas reflexiones resulta que es necesario diferenciar también de las condiciones etiológicas de la aparición de las neurosis sus factores etiológicos específicos. y se muestran bien aislados. bien unidos a otras perturbaciones «banales» a las que ha de adscribirse un efecto corroborativo. se advierte más bien una especie de oposición entre los síntomas de la neurastenia y los de la neurosis de angustia. al principio. Las primeras (por ejemplo. o sea el motivo de la perturbación.

Según Freud. presto siempre a fijarse sobre la menor ocasión o menor pretexto. Energía libre. a la adquisición de determinados conflictos o trastornos. darían cuenta de acuerdo a Freud. como los diversos enjambres entre representaciones. que hace jugar las categorías de defecto y exceso. y la manera en que se concretiza no es sino una circunstancia ocasional. El segundo término corresponde al de: expectativa angustiada. Siendo incluso posible la mezcla de padecimientos. una manera de venir a fijarse. Lo que es primero es la ansiedad. gobierna la selección de las . pero en éste caso se vuelve compulsiva. La idea de una energía libre y libremente flotante es asunto central en el pensamiento Freudiano y la angustia es energía libre. energía desligada. como se trata de transcripciones y entramados entre representaciones vs. en donde podemos observar. mezclas y desmezclas pulsionales. que en la expectativa angustiada. Es aquí. hay exceso de algo. En dicha neurosis antes de que haya defecto. o equilibrios relativos entre el sistema psíquico y el somático. Se trataría de una perturbación económica. Freud caracteriza la neurosis de angustia por toda una serie de síntomas: En primer lugar un fondo de excitabilidad general. tendencia a una concepción pesimista de las cosas. expuestos a procesos cuantitativos de carga y descarga energética. La angustia es considerada entonces cuantitativamente mesurable. Esta expectativa angustiada es el síntoma nuclear de la neurosis de angustia y aquí está presente un quantum de angustia libremente flotante. es una acentuación de un fenómeno normal. que corrientemente se llama ansiedad. Que trata de un estado de ansiedad permanente. tanto en las neurosis. funcionales y/o estructurales. como con otras psicopatologías.Los desequilibrios . Acumulación de excitación que el sujeto es incapaz de soportar.

el anudamiento síntomático alterno. Si existe algo amenazante para el sujeto. . si se va al fondo de los análisis de Freud y de Rank. contenido.´Castración. y hay al mismo tiempo caída al interior del objeto malo al cual el niño es abandonado como una fuente de exitación indomeñable.pp287. representación.Laplanche (1980). cuando se trata de un anudamiento sintomático. por lo tanto una fuente de angustia. Incluso. amenazado a quedar en falta.´ 60 En tanto a los ataques de angustia. llama aquí. el no sentirse ligado. ³La angustia de la ausencia. en <<Duelo y melancolía>>. significante. desujetado. es precisamente. en la angustia de pérdida hay clivaje. <<la sombra del objeto>>. o parte del otro. Me refiero a lo que Freud. y esencialmente. nos damos cuenta de que esta angustia de la pérdida (qué es ya. Simbolizaciones´ Problemáticas II. desvalido.representaciones y esta siempre pronta a conectarse con cualquier contenido de representación que le convenga. en todos los casos de angustia de ser abandonado a merced del embate pulsional. vinculado con cierto objeto. es preferible a sentirse desligado. que el la pérdida. la angustia de quedar solo con su pulsión) tiene siempre por correlato el horror de ser abandonado en presencia de una cara oculta del objeto. de la depresión. sin el socorro del objeto que vendría a colmar este ataque y que se simboliza en el <<pecho>>. Si completamos este análisis con el que da Freud. por otra parte. En otros términos. algunos pueden carecer de contenido representativo inmediato: el sujeto está ansioso sin saber por qué o bien se ligan a una 60 J. cae sobre el yo incluso sobre lo que Melanie Klein designa como <<objeto malo>>.

glandular). vasomotora. La idea rectora es que una ³angustia libremente flotante´. de locura que amenaza) y otras se ligan a un trastorno sensitivo. La energía libre tiende a encontrar formas alternas de conducción o de intento de tramitación.representación una idea o incluso a una sensación somática. Unas veces el acceso se produce sin contenido representativo o con un vago (sentimiento de destrucción de la vida. en la contención que brinda más allá de lo imaginado. la singularidad de que también se puede desencadenar angustia por determinadas ligaduras entre representaciones. Freud. Sensación de ser arrastrado por una fuerza de inercia. no escapa de un desmenuzamiento de los síntomas y sus posibles formas de conexión entre lo psíquico y lo somático. Así la angustia como afecto puede quedar ligada a una sensación somática. emerge la angustia. podría desorganizar estructuras representacionales o inclusive somáticas. por quedar el sujeto. aparecen ser de orden displacentero). El asunto que amortigua en cierta medida. o muros contenedores. de postración. o un trastorno de una función corporal (respiración. como equivalencias en apariencia. Angustia provocada. estribaría. determinadas angustias. sea sobre . A falta de ligadura. a merced de la pulsión de muerte.que en Freud. sea sobre síntomas. la energía ligada. o en la construcción de objetos satisfactores. que de no tener diques. (Aunque cabe destacar. presente como fondo. función cardiaca. En toda esta enumeración de ataques de angustia. ya sea como representaciones. puede fijarse de manera puramente ocasional.

sin que este sea determinante. Aquí el ámbito de representación destinado a acoger la tensión psíquica no está todavía presente. LA FUENTE DE LA ANGUSTIA ¿Cómo se genera la angustia? La etiología de acuerdo a Freud. como: La que Freud llama angustia de los sujetos vírgenes. En la neurosis de angustia pueden existir fobias cuyo mecanismo consiste precisamente en ésta fijación. es sexual. la fobia. como representante simbólico de todo lo que tiene que ser unido. tuviese que depositarse en algún sitio.(Aspecto que guarda estrecha relación con el estado de desvalimiento. Eros. no se trata de traumatismo. Freud menciona las circunstancias en las que puede nacer la angustia.representaciones. que tienen un primer contacto con los problemas sexuales <<Angustia virginal. y no dejarlo suelto. exactamente. sujeto ó representación. con eso libre y sin punto de anclaje. de una persistencia de impresiones fuertes. En estas fobias que guardan relación con la expectativa angustiada. Hizo falta primero que hubiera ³expectativa angustiada´. ó: apremio de la vida. suelta. o parte del cuerpo. etc) Podemos descubrir relación con el acontecimiento histórico. ascuridad. desligada.Y dentro de esto. objeto. que pueda prestarse a ella. De peligro (serpiente. ésta puede fijarse sobre tipos comunes. que aparece por primera vez en el Proyecto). tormenta. realiza una lucha y toda una serie de articulaciones para lñigar al sujeto. de la angustia libre a tal o cual representación totalmente trivial. arbitraria.Cómo sí la energía libre. ¿Qué es la fijación sobre representaciones? Es. . o su presencia es insuficiente >>.

El conflicto psíquico lleva a la continencia.La angustia de los sujetos continentes: La idea teórica que retendremos en éste caso es la ³intrincación´ entre psiconeurosis y neurosis actual a que la primera desemboque en la segunda. frustrada es decir que no desemboque en una relación sexual. que no es un sentimiento cualquiera. sin conseguir superar su oposición. Su neurosis se traduce en abstinencia sexual. La angustia de las relaciones sexuales incompletas: sea que la excitación sexual resulte. Freud intentará presentarlas en una complementariedad. Una etiología parecida se había aducido a propósito de la neurastenia aunque en ese caso se trataba de algo nocivo. que presenta de todos modos un carácter especifico. Angustia. trastornos. que se traduce en crisis que presentan cierta configuración. sea que el sujeto practique el coito interrupto o reservado. ANGUSTIA FÍSICA O MENTAL ¿Puede ser explicada la angustia pura o simplemente por una suerte de transformación de una ³energía´ no empleada (es decir. de una anomalía del acto sexual. ¿puede esta angustia ser ³reconducida´ a un acontecimiento (entramado) histórico?. como energía suelta que . y no de una ausencia de realización sexual. conflictos. de manera puramente mecánica) 0 bien la angustia. Respiratorios por ejemplo.

a esta deducción psíquica de la angustia. Por ejemplo si la angustia o temor de la mujer a tener un hijo. la cual conduce en el momento del coito a toda suerte de precauciones) no sería la que resulta como fuego desplazado. (Angustia de . La angustia sería la descarga. o no adecuadamente descargada. fuera de las relaciones sexuales. Laplanche en sus teorizaciones sobre la angustia. o (por) sentirse desligada del otro). Con imágenesrecuerdo entramadas históricamente por el deseo. como <estado> o como <expectativa> sólo sería la expresión de un revivenciar. nos dice que: ³Una teoría puramente psicológica. Freud la descarta luego resueltamente: ³Enseguida tuve claro que la angustia de mis neuróticos tiene que ver mucho con la sexualidad. y en verdad me sorprendió la seguridad con que el cóitus interruptus perpetrado en la mujer conduce a la neurosis de angustia´. En toda neurosis actual se encuentra acumulación de tensión sexual y una incapacidad de descarga de la tensión por vías normales <específicas>. por otras vías somáticas de una excitación sexual insatisfecha (frustrada). extendido al resto de la vida. En la angustia hay fenómenos de descarga somática: cardiaca. o en una exploración. . es decir a otros momentos.se reconduce a través de un acontecimiento entramado con recuerdos. la angustia habría sobrevenido en un momento dado y después se habría extendido fuera de su contexto. es la angustia rememorada: la angustia como <crisis>. respiratoria y en otras esferas somáticas. a un acontecimiento infantil. sea de un acontecimiento en la vida adulta. Pero a esta teoría del desplazamiento.

y es arrojado al mundo. encontrándose desvalido. se trata de una constante inadecuación entre la excitación sexual en el nivel somático y la posición para elaborar dichas excitaciones en el nivel psíquico. lugar a la inscripción de huellas y representaciones representantes. menciona. en un estado de naturaleza caida en términos de Kirkegard (Temor y Temblor). Lugar de una falta en el terreno de lo real que dará más tarde. El hombre vive. y. Lacan (1973) en el seminario de los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. se sustrae y se resiste en el ser viviente a una ligadura siempre anterior.Tensión que tendrá que encontrar vías alternas de transformación. que algo. Al parecer. que escoge vías de descarga colateral. tendrá que organizar ciertos entramados a su existencia. La tensión se muda en angustia. Conflicto entre la excitación somática y el deseo psíquico.Angustia es la sensación producida por la acumulación de un estímulo endógeno diverso. se ve obligado a encontrar asideros que como resguardos de angustias perseguidoras y amenazantes. desde el Proyecto. . que: ³el pecho como elemento característico de la organización de los mamíferos. representan claramente la parte de sí mismo que el individuo pierde al nacer y que puede servir para simbolizar lemas profundo objeto perdido´. Sabemos con Freud. o la plavcenta. desde que nace. a colación.

Otro factor importante e imprescindible es el del afecto. de acuerdo a Freud. ya que éste es un nivel de elaboración. Otra lectura en sentido económico energético de la angustia para Laplanche. más cercano al nivel de la excitación que se descarga de manera no-específica. Neurosis por acumulación. La ausencia de elaboración (metabolización) es donde se produce la derivación (desplazamiento) bajo la forma de angustia (energía desligada). Ausencia de psiquis-acción. menciona que entre las primeras causas de formación de la angustia. la tensión física no puede ligarse psiquicamente. o encharcamiento libidinal. Los sujetos afectados por neurosis de angustia lejos de quejarse de una acumulación de deseos insatisfechos. ó se ausencia de una imagen recuerdo. es causa de angustia. energético. Ya que el .Green (1973) ³The fabric of afffect in the Psychoanalytic Discourse´. En una especie de stasis. emerge como un substituto por la faltante representación´. o aún el afecto más elemental. que se traduce en el nivel psíquico en un descenso de libido. está la de que: ³el afecto sexual. Y que la ansiedad. En la teoría freudiana la acumulación de excitación somática. en donde el sujeto se sienta hilado y con un sostén que le contenga a algo. como punto de anclaje. un primer nivel de ligazón. pp61.A. O sea que la angustia aparece como afecto menos ligado. estriba en que: ³<<la angustia es una desligazón>>´. La falta. o de simbolización de la excitación somática. no puese ser formado. así la angustia sería la desorganización del afecto. acusan un descenso de deseos sexuales.

en el Proyecto para Neurólogos.Green. la concepción igualmente económica de Lofgren (1964) sobre el afecto. frecuencias de ondas de negatividad. en sus escritos teóricos. información. al: ³signo de percepción´ ). (Recordemos la importancia que da Freud.Indicador entre una fantasía y la realidad. En donde el afecto es el puro producto de intercambios energéticos. A. será entendida. aparece como amenaza a ser arrastrado por la fuerza de una inercia innombrable. lo que se considera pertenece al afuera o al adentro. éste. . De ahí el asunto de que hay diferentes niveles de elaboración. Posteriormente. Situar las cosas del mundo y las mociones energéticas. menciona que: el afecto es un mensaje. es decir para prever que algo pueda suceder. La exitación física. La angustia es el afecto menos elaborado y más cercano a la descarga energética pura. La angustia puede transformarse en elemento significante. sin ninguna otra referencia de cualidad que el resultado de una operación de drenaje entre el ego y el Id. proponiendo que la tésis del afecto como una expresión mimética con valor de comunicación (1968). (1973) ³The fabric of afffect in the Psychoanalytic Discourse´. de acuerdo a la información de la exitación nerviosa (el estudio de potenciales energéticos.afecto es estructura significante. así como las imágenes. transferencias de cargas de potenciales. Ya que encontrarse suelto y sin resguardo de cualquier especie. en el apartado del juicio y del proceso del pensar. etc). ahondará en su elaboración. aislamientos de resguardos energéticos. es de vital importancia para el sujeto. Signo que permite discernir (separar). en señal. Y que según. inscrita en el proceso regulatorio del aparato físico como un todo.

El cuerpo como sistema, responde a diferenciales energéticos, ante desequilibrios tensionales. El llamado del cuerpo por medio de reacciones fisiológicas, aparece ante un traductor, como un mensaje dirigido al auxiliador ajeno, para que cumpla la función de regulación, por el pequeño bebé, quién, no puede auxiliarse a sí mismo todavía. En éste sentido, el encargado del auxilio tendrá la labor de interprete y de regulador de los desequilibrios de ese pequeño otro en estado de desvalimiento y necesidad. El auxiliador ajeno, tendrá que interpretar las reacciones somáticas de ese bebé, y bajarle la tensión, que de alguna manera equivaldría a reducirle la angustia. Bajo la forma de ³afecto´, que no implica ³ligazón de representaciones, sino simplemente una ligazón significante a reacciones somáticas´. Después la ligazón a representaciones, siendo éstas a su vez menos susceptibles de constituir el objeto de cierto trabajo psíquico. Ejemplo: La fijación de la angustia a ciertos objetos fóbicos. En la neurosis de angustia hay una angustia flotante, que escoge por las necesidades de la causa, tal o cual miedo.

El problema de la ligazón entre sí de grupos de representaciones es nodal. La idea de Freud, es que la histeria, como la represión, es concomitante a un aislamiento de cierto grupo de representaciones, grupo psíquico separado que resulta aislado del resto del contenido del pensamiento y, por lo mismo sustraído de lo conciente y de elaboración. (Cual será el estatuto de la pulsión de muerte como energía que desliga, frente a ese cierto grupo de representaciones, como grupo psíquico separado que queda disociado del trabajo del pensar?).

En las neurosis actuales, la formación de síntomas es somática. Se trata de la transformación directa de la excitación en angustia, de una derivación de la angustia sobre ciertos aparatos corporales. El sujeto está desprotegido respecto a lo que le acontece, carece de una señal como ³apronte angustiado´, como especie de buffer o amortiguador. Algo así como encontrarse en carne viva. Muchos autores sostienen, que precisamente, las estructuras psicosomáticas, están muy relacionadas con el concepto freudiano de neurosis actuales. El psicosomático ³puro´, se encuentra a merced de la fuerza de la pulsión de muerte atacando su soma, y sin posibilidad de contener esa fuerza por medio de ciertas representaciones. Se trata de estructuras que implican ausencia de imágenes-recuerdo, ausencias de neuronas investidas que contengan el paso de la fuerza de la inercia.

En el caso de la neurosis de angustia sería equivalente en el plano de un mecanismo somático, a la histeria de angustia, es decir a la neurosis fóbica. Cuando la excitación no sale por vías elaboradas se puede mudar en angustia o en síntomas psicosomáticos. Estos sujetos no hacen, una pura neurosis de angustia, sino que invisten en el cuerpo la energía no elaborada, (tramitada, procesada y ligada adecuadamente), el problema estriba en entender a posteriori, porque tal órgano y no otro o tal función y no otra.

TEORIAS SOBRE LA ANGUSTIA

En la segunda teoría de la angustia de 1924 Freud, (Inhibición, síntoma y angustia). Sé complejiza el asunto. Por una parte está la noción de peligro; la angustia se plantea en la perspectiva de la reacción al peligro o de la preparación de este, por otra parte, la noción

del yo puesta en el primer plano por Freud, con la segunda teoría del Aparato psíquico. En ésta el acento es puesto sobre el yo. El yo es indicado no solo como el lugar de la angustia; sino que puede repetir la angustia por su propia cuenta, al menos como señal. La primera es una teoría económica, la segunda una teoría más funciona, puesto que Freud se empeñará más en descubrirle a la angustia cierta función, y encontrarle una utilidad. Teoría más histórica, porque la angustia, como señal o, como símbolo deberá ser puesta en relación con otras experiencias angustiantes que ella repite, al tiempo mismo que consiste en una especie de vacuna contra su retorno (es esta la idea de señal), abre una teoría más simbólica de la angustia. Pero también más objetivista, que haría de la angustia neurótica la repetición de un peligro o de una reacción al peligro objetivo.

Aquí Laplanche acota que: Trata de tomar en cuenta aspectos positivos y negativos de las dos teorías y sus alcances, pero que considera negativo tratar de enlazar, toda angustia aunque solo fuera en último análisis, a un peligro exterior. No puede ésta abolir la primera sino que incluso la limita y es poco conciliable con ella.

La angustia no es un fenómeno que ocurra solo en los nervios o en los neuróticos; sino un fenómeno corriente. Por lo que es importante distinguir entre angustia neurótica y Real angst (angustia real. Esta es una reacción frente a la percepción de un peligro exterior, un daño esperado, previsto; va unida al reflejo de huida, e implica la manifestación de la ³pulsión de conservación´.

La angustia neurótica es aquella: ante un peligro fantasmático interno. No es la angustia como fenómeno la que sería màs real que la otra; sino que se sitúa ante un

En cambio el sobresalto o susto (Schreck) designaría el estado provocado por un peligro al que nos vemos expuestos sin estar preparados. El yo se arma con series de procedimientos para intentar sucesivamente domeñas entramados representacionales figurativos como fantasías. Solo la reacción adaptada o la huida serían verdaderamente realistas. Esta angustia real es preparación ante el peligro e implica una cierta preparación. En cuanto al miedo (Furcht). tal preparación para el peligro. En un segundo tiempo esta angustia real no aparece tan realista. o por falta de ligadura. Pero finalmente el yo que también funciona como una especie de escudo protector de estímulos y sobre las brechas en él abiertas. procede de un encuentro actúal con un peligro determinado. y en éste sentido equivale a un escudo antiestímulos. propia de la angustia. propone llamar angustia (Angst) a un particular estado de expectación constante frente a un peligro. es la que falla en eso que llamamos ruptura del escudo o traumatismo. y su característica sería la sorpresa. como reflejo adaptado. como posibles desintrincamiento pulsioanl. y a la vez para también tratar de suprimir emociones. así omo una preparación ante el mismo.fenómeno efectivo de la realidad exterior. por exceso.La preparación ante el peligro da a la angustia una función positiva. Es decir. a la luz de estas consideraciones sobre las relaciones entre defensa y . como reflejo de huida. le pondrán sobre aviso ante otra amenaza de caer en estado de desvalimiento. Puede surgir angustia por dos vías: aumento de energía libre o mucha disminución de la misma. aunque nos sea desconocido. Las zanjas o brechas que abren las experiencias traumáticas des-atan mecanismos de alarma que como señales para el yo. ³Freud. Ya podemos reinterpretar.

Schreck: effroi (espanto) Se puede decir también terror. a veces se traduce por pánico. miniaturizado. DIFERENCIAS ENTRE CONCEPTOS AFINES: Angstentwiklung: Es la angustia como desarrollo. pero que permite al sujeto prever el peligro y prepararse para él.Ricoeur (1970).´61 *(En el capítulo siguiente profundizaremos sobre la relación de las pulsiones de muerte con el asunto de lo traumático). la angustia como estado reducido. indomeñable: es el ataque de angustia o la angustia que se desarrolla en ataque. 61 P. como proceso ante algo incontrolado. ³Una interpretación de la cultura´ pp248. los sueños de las neurosis traumáticas.placer. . Angstbereitschaft: Es la preparación angustiada.

La angustia real tiene su aspecto patológico. una Bereitschaft. En alemán. La angustia designa cierto estado frente al peligro y prepara al sujeto ante este. el pánico obliga a buscar causas más allá de su función. se puede decir Ich habe Angst vor: Tengo angustia de. de ahí que a veces ciertos autores traduzcan angustia por miedo.Angst: angoisse (angustia). <<La angustia es un miedo sin objeto>>. es decir el eco a éste pánico. estaría en función de una angustia neurótica. En cambio Schreck (espanto) resalta el efecto de un peligro. que no es recibido como apronte angustiado. (Energía libre y por lo tanto desligada). lo que es mucho más matizado que la teoría Francesa de la angustia como miedo sin objeto). una preparación. Angustia que aunque fuera motivada por algo real tenemos que buscar sus equivalencias en el inconsciente. pero al mismo tiempo miedo. aunque se trate de un peligro desconocido (existe la idea de una intencionalidad de espera. desde el momento en que se desarrolla. Furcht: que a menudo es traducido por miedo o por crainte (temor). bajo su forma de desarrollo. mientras que el miedo (Furcht) dirige la atención al objeto (No se dice que la angustia no tenga objeto sino que hace abstracción de éste. El hombre se defiende del espanto por la angustia. Toda angustia ±real. Y en éste aspecto. En la angustia . Angst (Angustia) se refiere al estado y hace abstracción al objeto. en cambio se llama espanto al estado en el que se cae cuando se corre un peligro sin estar preparado. El miedo requiere de un objeto determinado. destaca el factor sorpresa. en presencia de la cual uno lo siente.

. de fragmentación. El trauma siempre se da en dos tiempos y en el aposteriori. El espanto incluye impreparación y desbordamiento. Freud dice que en la neurosis como en la guerra. Origen interno autotraumático. susceptible de provocar espanto. El yo es tomado a contrapíe. Estado de división. del factor cuantitativo. o no quiera integrarlo. y la conjunción de ambas provoca en un aposteriori.La angustia se descompone por una parte por el espanto y por otra por el temor. Ser desbordado es quedar sumergido porque uno fue sorprendido. de dislocación. Es esto lo que expresa aún otro término. Breuer dice que hay traumatismo si hay estado hipnóide. la victoria corresponde siempre a los batallones más fuertes. (Freud ³Más allá del principio del placer). Para Freud será mas tarde la noción de defensa la que estará en primer plano: si un acontecimiento es aislado es porque el sujeto tiene otras representaciones o grupos de representaciones que hacen que no pueda. por lo tanto lo reprime. hay desbordamiento. Toda neurosis contiene el germen como predisposición para la neurosis. Un acontecimiento puede devenir traumático porque sobreviene cierto estado llamado: Hipnoide. Dos tiempos en donde uno de los dos no ha podido jugar como señal para el otro. acceso de pánico. El espanto es el triunfo de lo económico. Freud añade que el espanto mismo puede provocar esta especie de estado hipnóide. Hay dos escenas en juego. como segundo tiempo. espanto.hay algo que protege contra el espanto y por lo tanto contra la neurosis de espanto. la experiencia de lo traumático. de la fuerza. de su contenido psíquico.

que ataca a una vesícula no preparada. ligada a representaciones inconscientes. La neurosis traumática es presentada como efracción. desencadenamiento. que es desestructuración. . La angustia esta ligada al problema de la represión. y en que medida en que están reprimidas. más estructurante de la angustia la que aparece como simbólica. admite también la intencionalidad. es ya defensa y preparación contra el espanto. Desencadenamiento de los mecanismos instintuales. implica indeterminación del peligro. Por relación al espanto. una angustia más arcaica. ³Tengo angustia a los caballos. se trata de la desligazón. o disparo. inconsciente. es el aspecto mas estructurado y. Angst. suscitan angustia las representaciones peligrosas.´ dice el pequeño Hans. se dibuja y dibujará necesariamente. En la angustia fóbica hay objeto y a la vez ausencia de objeto.esencial tanto para la teoría de la angustia como para la pulsión en general. El máximo de miedo sería la angustia? Detrás del miedo al ladrón o al hombre brutal. Angustia. traducido erróneamente como descarga. una brecha extensa. y que es a la inversa. o que el objeto mentado no es aquel que en realidad subyace en toda la cuestión. Y es el carácter de la angustia el que permite que podamos decir: Ich habe angst vor. en la angustia recae sobre el estado y hace abstracción al objeto. Miedo implica relación con el objeto y con los peligros que éste hace correr. En el temor el acento se centra en el objeto. considerable. de ahí el concepto de Entbindung. provocada por una energía externa.

angustia. una angustia motivada por circunstancias exteriores a menudo ligeras y fútiles. citado por Laplanche. El problema será saber cual es ese peligro. que puede pasar por miedo y en consecuencia hacer creer en su carácter racional. pero siempre discernibles. sea vaga.Furcht (miedo) es el elemento adaptativo y racional. La angustia preparatoria sería la preparación y prevención frente a la angustia²desarrollo-y²desbordamiento. parecería ser en primera instancia.. que es la angustia misma como desarrollo. aún frente a cosas familiares que hoy no nos la provocarían>. se dice. no es aprehensión de ese peligro. frente a todo lo que es nuevo. en el límite. y si es objetivable. que finalmente es el espanto. en un plazo maà o menos breve.. quienes a causa de su ignorancia y de su indefensión. una angustia real. o a la inversa. En cuanto a la angustia infantil. La angustia es ante todo espera. sienten angustia frente a todo lo nuevo. .También puede existir miedo junto con angustia. fuera de la angustia. la fijación de la angustia sobre un síntoma que parece miedo. la mascara de miedo. lo que nos llevará a preguntarnos si la angustia. Freud. de un miedo aparentemente motivado. podemos encontrar la contaminación del mido por la angustia. Todo miedo aparentemente motivado tendría en realidad un fondo de angustia. y toda angustia se daría. precisa o preparatoria---de un peligro. dice que: ³La angustia estaría más justificada en razón de la impotencia fisiológica y psicológica del niño frente a los inmensos peligros que le rodean <El niño no haría sino repetir así la conducta del hombre primitivo y de los primitivos de nuestros días.

producto. <como prototipo y como causa>. detrás de la madre buena. en Latín. que paraliza al sujeto y le lleva generalmente a actuar. Es una atrocidad o monstruosidad enorme. Se trata de unaq aversión profunda hacía algo o alguien. horroris. y después. La angustia infantil no es otra cosa que la libido no empleada. en la cual no es sólo la madre buena. Detrás de esas experiencias de la angustia infantil.La angustia frente al rostro extraño. se podría decir que la angustia ante el rostro extraño es el desenmascaramiento. de una experiencia impactante y que le confronta. Asunto que no alcanza al pensamiento.Kristeva. Se trataría de una tendencia a tratar de llenar todos los espacios. es decir a la pérdida de la madre. provocada por la pérdida del objeto amado. sino un personaje ambivalente. descarga. la privación del objeto trae acumulación de libido. es el nacimiento el que se perfila como la primera situación. por un verdadero fenómeno de desbordamiento. ³el vacío es lo impensable en la metafísica´. de todas las situaciones ulteriores de angustia.Recordemos que para J. ella no es sino la repetición de una descarga anárquica de libido que no encuentra ya su objeto. Desde una perspectiva Kleiniana. Es decir. En el caso del horror al vacío. según nos lo explica Freud. bueno y malo a la vez. del rostro de la mala. a tratar de liberarse de ese aprisionamiento de una fuerza sin nombre que le acicatea desde adentro. (Diccionario de la Lengua española): al parecer se trata de un sentimiento intenso causado por algo terrible y espantoso. En el caso del horror. generalmente con motivos de angustia desbordante. . no es sino la perdida del rostro amado.

El horror es la vivencia absoluta del sinsentido. el horror es la diferencia como trampa y no como posibilidad: la suspensión de la libertad. sin saber como salir. el desconcierto total. El horror es la suspensión abrupta de esa libertad que la diferencia promete. la existencia se disminuye. Adherido al pasmo. lleno de curiosidad. Ano-nada-miento porque en él la actividad se para.Diferencia de uno mismo con uno mismo. la vida se detiene. se aventura a la diferencia. por medio de la cual apuntala su análisis entre una de sus múltiples líneas a problematizar. diferencia de la separación de uno con respecto a otro ser humano. No hay rumbo ni dirección. desplazamiento. la muerte en vida. Desde mí muy particular punto de vista. uno es incapaz de reaccionar. y si lo hace es inefectivo. como la H muda que lo anticipa. Es la contradicción de la vida. realiza un recorrido a través de la obra de Freud. y uno.Portillo Romano (1999).³El horror. no la muerte. en la elaboración de un modelo esquemático tópico y 62 P. Es un estado de anonadamiento ---no de azoro--. se presenta mudo. el asombro. diferfencia de la heterogeneidad del mundo y.L. la inundación de lo inexplicable.en el que uno se encuentra de pronto: sin saber como se llegó ahí. deseo. ¿porqué no? De uno en relación con lo más allá de lo humano: el acontecimiento. En el azoro en cambio. que se presenta. ³El horror´.´ 62 ANGUSTIA MORAL. la sorpresa se vuelve búsqueda. Pp134 . Laplanche(1980).

Problemáticas I se retoman varias líneas de análisis.estructural pero sobretodo de carácter polémico y cuestionador de la teoría fueidiana así como de algunos otros psicoanalistas. en búsqueda de nuevos significados. como en lo clínico. y siempre abren nuevas redes de escrituración. no por ello. descarta el ejercicio de la resignificación de redes de representaciones en espiral. en donde las preguntas que reflejan el ejercicio de problematización. A continuación. En éste sentido Laplanche. como barreras entre sistemas. (Sin olvidarnos que esto en primera y última instancia en lo inconsciente. En éste capítulo como en todo su libro. y como. el sofocamiento de lo pulsional en el yo del individuo. sino que sigue la línea Freudiana de resignificarse. resignificando las problemáticas en lo teórico. Si hace algo Laplanche (1980). Un yo que tiene variadas formas de presentarse: ya sea por . el aparato psíquico. desde sí y para sí. toda tópica directa o indirectamente que se ve ligada a la noción del yo y a la imagen de éste. nunca terminan por cerrarse. por no decir Freud. se refiere a lo más propio) Y que solo aparece aposteriori con suerte y elaboración. aunque. Eros y civilización ante el asunto de la represión. ³La angustia´. como para el lector (otro). Entre ella se encuentran: El asunto de lo pulsional que no hace sino repetir el problema de la sexualidad. resumiré algunos de los conceptos que me parecieron centrales. es exponer su capacidad para ser congruente con el ejercicio mismo que realiza en su forma el psicoanálisis. la noción de censura. no solo aprende de lo que dice Freud. es decir proponer y exponer una serie de preguntas ante sí.. de sí y de sus conceptos.

como si uno pudiera hablar de hombre superando el antropomorfismo). hendido. o incluso en algún capítulo. como barrera. herido. bolsa cutánea) y. correlativa a este límite. o como una especie de vesícula. El aparato psíquico es representado como un conjunto de piezas con un hombrecito que es la censura y que se pasea allí (pasaje criticado porque se le reprocha ser.ejemplo: como contenido. Aparato incompleto. externo y recíprocamente. curiosamente. El yo no es sólo una parte del esquema. se dice. aparece como un sistema de filtración. En los textos de 1915 sobre Metapsicología. en una parte de su periferia. uno de los trozos del dibujo. una de las piezas del aparato. o herida en la parte de su periferia y que su conformación guarda relación con la teoría de la efracción generada por lo traumático. y su efracción en el yo. de Conferencias de introducción al psicoanálisis. El yo aparece aquí como contenido. desde luego. lo que invita a acrobacias en la figuración. como parte de un esquema. A la vez va soslayando el asunto de la angustia como la manera mediante la cual el ello elemental señala su irrupción. y metafóricamente el conjunto del esquema es también una imagen del yo El sistema del yo es inseparable de una representación figurada. la distinción interno-externo. . como sistema de filtración. en donde. Periferia interna. incluso si curiosos juegos hacen que lo interno pase con facilidad a lo. Es una de las instancias entre otras. como sistema inseparable de una serie de representaciones figuradas. Y esta figuración tiene como categoría fundamental el límite (vesícula. el yo. «antropomórfico». como una sala de espera. como instancia.

Traumatismo psíquico y angustia son metáfora internalizada del dolor. Anna Freud. su efracción. que desemboca en angustia por efracción extendida. entendido éste como efracción real de la envoltura del cuerpo.. ellas amenazan. en el límite de la periferia.Lacan. La periferia interna se topa con las barreras de ésta. unas y otras. En ésta corteza del yo. es en particular la única manera de entender en este texto la relación entre dolor y angustia. como en una banda de Moebius.Un yo y un ello. . establece una simple distinción cuantitativa: el dolor sería una efracción limitada y el traumatismo. recuerda que existe una hostilidad natural entre el yo y la pulsión. el otro interno. la corteza del yo. en el yo. Este «interno>>que es metafórico de lo externo.Una lectura así. Las energías pulsionales están en una relación analógica con las energías externas. dos tipos de efracción entre los cuales Freud. uno envolviendo al otro. Es angustia del yo o del ello?. Pulsión entendida como un ataque interno. La angustia es la manera mediante la cual el ello elemental señala la irrupción. uno externo. Se trata de un aparato donde todo lugar se define por relación al yo. utiliza figuras geométricas para representar la relación entre lo interno y lo externo. El conflicto natural entre estos dos se señala por la angustia. Lo esencial del conflicto se juega entre el yo y la pulsión. en ese sentido metafórico. en particular con aquello que se identifica como mecanismos de defensa.

decía Freud.jon. y dentro de esto lo restrictivo de lo real social. y de adaptación también a las exigencias de lo real. que rige el ello. Para el yo la percepción cumple el papel que en el ello le corresponde la pulsión. nos dice que la civilización. El conflicto psíquico se da por la represión de fuerzas vitales por el yo. En el malestar en la cultura. o de la cultura. se afana en reemplazar el principio del placer. es una constitución de la diferenciación de superficies. (1895) es nuestro yo social. Debería situarse del lado de la civilización. ilusoria.El yo. Masa interna en fusión. Objeto de disertaciones propuestas por la Academia de Di. y en la superficie una corteza que se forma en contacto con el exterior. Es fácil inteligir que el yo es parte del ello alterada por la influencia directa del mundo exterior. por el de realidad. ilusorio de todas las ilusiones. se construye sobre la sofocación de los instintos y gracias a la fuerza de estos. Actúa en función de la adaptación. así como sus propósitos propios. y a los cuales Rousseau se complacía en responder-: ¿la civilización hace feliz al hombre?. Freud se sitúa ahí en la línea de los grandes problemas que atormentan a nuestra civilización desde el siglo XVIII. O de las relaciones interpersonales. Cascarón ideológico. con mediación del sistema percepción-conciencia. que contiene las pasiones. suerte de gobierno que en realidad no hace mas que lidiar conflictos entre el instinto y las normas sociales. además de empeñarse en hacer valer sobre el ello el influjo del mundo exterior. por oposición al ello. El yo nace y se desarrolla en el contacto de la realidad. instancia superestructural.El yo es suerte de instancia política. yo como agente de fuerzas sociales represivas. El yo es el representante de lo que se puede llamar razón y prudencia. por intermedio de la percepción. ¿Va ella en el sentido de su .

. y es la pulsión sexual allí donde está más alejada del instinto. para que una máquina pueda funcionar.realización vital? Freud da la impresión de retomar esos temas. el instinto de. sino en un sentido energético.. No hay energía sin represión y a la inversa. La pulsión sexual que descubrimos en el inconsciente por medio del psicoanálisis es bien diferente de ese instinto de reproducción del cual. La autoconservación en el ser humano está mal aprestada: Los montajes adaptativos mínimos necesarios para la supervivencia están en retrazo o ausentes. Es innegable que se puede hablar también de instinto sexual. Es necesaria. no se trata de negar su existencia en el orden vital. Lo que nos muestra Freud es que esta pulsión sexual (pienso aquí en Tres ensayos de teoría sexual) surge por una verdadera descualificaci6n del instinto. El contenido del ello es ante todo la pulsión sexual. «robar» nuestro devenir-hombre). una vez más. La sofocación de los instintos es el precio ineluctable de nuestro devenir-hombre. tal como lo vemos funcionar en todo el orden de la vida. Auto conservación de la especie. pero con esta indicación o advertencia suplementaria que se opone al aire conquistador del hombre del siglo XVIII: es ilusorio imaginar a un hombre sin sofocación. Precio: no sólo en el sentido de una especie de rescate o fianza (porque en ese caso podríamos intentar no pagarlo. en la psicología animal. en suma. Entiendo por instinto sexual lo que sería el instinto de reproducción. una tapa en la caldera.. porque la civilización se constituye sólo gracias a esta energía de los instintos.

El yo: lo consideramos como. Sus leyes de funcionamiento. se definen. que no tienen ya los medios para desempeñarse por sí mismo. tomada en el sentido en que se habla de un navío en détresse. el cual toma cargo. digamos: la forma perceptiva del otro humano. centrado en un primer precipitado o una primera introyección del otro-de una cierta forma vital-. sus tendencias. muy exactamente como las de aquella vesícula protoplasmática que es propuesta como modelo en Más allá del principio de placer. La autoconservación es vicariada por el yo. El yo. es decir. aquel yo con el cual tratamos en análisis. El yo está desde el comienzo seguramente conectado a la relación con el otro. Gracias a la díada hijo-madre es resta.El bebé tendría harto tiempo de perecer si hubiera que esperar a que él tuviera los medios de bastarse para sobrevivir. puede ser definido como una suerte de organismo homeostático. es sobre todo un «yo-cuerpo». . El yo según Freud lo presenta desde el comienzo de su obra. «estado de desvalimiento [détressel». con el alter ego. Es esto lo que Freud designa como Hilflosigkeit. insistiendo en el carácter objetivo y no subjetivo de esta palabra détresse. la incapacidad para ayudarse a sí mismo. nos dice Freud. se convierte en tutor. lo que en modo alguno es una razón para situarlo por ese hecho del lado de lo «social» o de las realidades sociales». Lo que viene a remediar este Hilfiosigkeit es el hecho de que las funciones vitales son vicariadas» (adoptemos provisionalmente este término) por la madre.blecido una suerte de aparato suficientemente adaptado para la supervivencia.

bajo el titulo de Eros. Descubrimos la sexualidad por todas partes: tanto en el nivel del yo como en el nivel del ello. el re. algunos términos definen su «régimen» propio: principio de constancia o de nivel constante. mostrando que existe un verdadero equilibrio energético en toda una serie de fenómenos. El yo debe su existencia misma a esta suerte de llenado con energía libidinal.El yo tiene una compulsión sintética o incluso una tendencia reparadora (tendencia a la cual Melanie Klein se dedicó particularmente. pero según regímenes de funcionamiento muy distintos. Libido de ambos lados. a la síntesis. de destinos de la energía del yo. a la ligazón. el yo.presentante de los intereses de la autoconservación. y significativamente. es el amor aportado por la pulsión. por ejemplo: el amor es un desasimiento de este amor del yo en beneficio de otra forma. de la pulsión de vida. Del lado del yo. Se podría decir incluso libido en estasis. está investido como en un reservorio (según la metáfora hidráulica que se suele emplear). . es el encargado de los intereses de la vida. La energía del yo es el investimiento libidinal del yo. de la homeostasis. entendiendo por ello que esta libido está fijada precisamente en un límite. de otro yo sobre el cual el individuo proyecta su propio narcisismo. funciona esencialmente según el principio del nivel constante. el amor aportado por el individuo a su propio yo. Y se podría describir muy precisamente toda clase de vicisitudes. lo que va totalmente en el sentido del vuelco que yo intento proponer). 0 aún lo que yo indicaba en su relación con la pulsión de vida: tendencia a la estructuraci6n. El yo estaría más bien del lado de la vida. sin ser una instancia de origen vital. Por último.

lo que se puede denominar con el término general de desligazón.de la autoconservación (orden vital) en el campo psicoanalítico yo ello representancia. nuestra interpretación personal de la metapsicología freudiana sitúa de este lado (es una paradoja que necesitaría de mediaciones) lo esencial de lo que Freud llama pulsión de muerte. Además. oponiéndose a la compulsión del yo a la síntesis. Representancia. .Del lado del ello describimos un modo de funcionamiento totalmente diferente.vicariante pulsión de vida (Eros) libido en estasis principio de¡ nivel constante estructuración-síntesis-ligazón representancia por apuntalamiento pulsión de muerte libido libremente fluyente principio del cero desligazón. puede ser llamado principio del cero. En fin. traducido de manera más cuantitativa. que se puede definir por algunos términos opuestos: libido libremente fluyente. Principio de libre decurso que.

Dice. . sino en-desafío-a-la-ley. la perversión clínica. ellas tejen su neurosis e incluso su perversión si es verdad que esta no está construida fuera-de-la-ley. Y retoma el esquema de Freud. existencia antes de la ley. por el amor del yo. sumisión a una ley del deseo que no es menos imperativa. anarquía. el de Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis. En el momento de complicar el juego por intervención de la cuestión de la ley. los problemas de la realidad no están entonces presentes. ). del lado de lo represor..Todo esto se juega en un campo en que la autoconservación no interviene como motivación como fuerza. por así decir. Conviene distinguir claramente la perversión polimorfa de la infancia (descrita por Freud en Tres ensayos . ausencia de legalidad. una suerte de estado-límite. que sería. en el inconsciente: uno vive. y que tal vez ella necesita de la ley para existir. y luego. pero que no es quizá más que un mito. en lo pulsional. a la perversión adulta. se defiende en la lucha por la vida. como no sea reflejados en una problemática esencialmente sexual. es por el contrario tiránica. En el campo psicoanalítico. como. de la que Freud señala que lejos de ser ausencia de legalidad. y únicamente. no por vivir. organización rígida. en donde vemos que el superyó se sumerge de lleno en el dominio del ello. que la ley llamada moral. menos delimitada. sino por amor a uno mismo.Laplanche quisiera destruir esa pseudo-evidencia que los pretendería situados necesariamente. a-legalidad. Las reglas tejen su ser mismo. Se refiere a la perversión en el sentido clínico del término.. de los ideales -o de lo social-.

el sentimiento de culpabilidad. . del pasaje a la postura erecta. parecería. directa. en relación al superyó. de afecto. Para que haya represión tiene que haber conflicto y displacer. por relación a la cual el sujeto se sentiría culpable. por ejemplo. a partir de los filósofos. no es el respeto. que es correlativo al abandono de la postura en cuatro patas.la aspiración: es la culpabilidad y su repercusión subjetiva.mente el problema de la ley. para el psicoanálisis. del ojo de Dios. por lo demás. ni menos todavía. ni la reverencia. del ojo de la conciencia moral. La culpabilidad entraña. pero también con los psicoanalistas. se. El superyó será en principio descrito como una etapa en el yo o aun. según un término más moderno. puede subsumir toda la cuestión de la moral. una subestructura del yo. con comentario de actos y pensamientos). El sentimiento moral. nos conduce al problema del sentimiento moral. Se podría decir que es la subestructura más órfica. cuestión de sentir. aspecto bajo el cual. Y este problema del displacer. Mucho antes de Freud. de suerte que la primera represión (la represión funda. con delirios en que esos perseguidores internos son reproyectados al exterior (delirio de vigilancia.Freud formula la hipótesis de que está estrechamente ligado a la hominización. el hombre descubrió esta subestructura antropomórfica. y el psicoanálisis no ha vacilado en continuar una tradición -e inclusive en llevarla al extremo-: tradición de la voz de la conciencia. Connotaciones persecutorias de esta voz y de este ojo.mental) sería aquella del olfateo y del placer sexual ligado al olfateo: placer evidentemente ligado a la analidad.

¿Cuándo un acto de introyección contribuye a la formación del yo. o inclusive en la dimensión religiosa. El reparto de identificaciones entre yo y superyó se hace según la polaridad general: objeto total-objeto parcial. . funciones que pertenezcan a la esfera intelectual y motora del yo. Su interés principal en el acto de introyección se centra en la inteligencia de su progenitor. manipulación de cosas. pulsión de vida-pulsión de muerte. Para Laplanche. Entendiéndose que total y parcial no son tomados aquí como caracteres empíricos: una parte del cuerpo puede ser objeto total. habilidades. Deben considerarse el juego entero de los afectos. La situación emocional en la que el niño realiza el acto de introyección decide su resultado. una persona. la Neurosis obsesiva es una enfermedad en la cual las preocupaciones se centran en la moral. objeto parcial. la culpabilidad. y cuándo a la formación del superyó? Yo sugeriría que este factor discriminador yace en los atributos del padre introyectado en que el niño está predominantemente interesado en el momento. presiones instintivas y contenidos de ansiedad prevalecientes. Objeto-representación. En otras palabras. lo que decide el resultado de un acto de introyección es la motivación dominante en el niño en el momento en que introyecta su objeto. El objeto introyectado es principalmente incorporado en el yo. la dimensión del escrúpulo y de la duda.

ligadas a una situación de seducción. que retornan de la represión. y están referidos siempre a una acción de la infancia. que es la escena de seducción. La diferencia con la histeria. que surge en la conciencia y contra la cual el sujeto lucha. en el mecanismo y en la génesis de la neurosis obsesiva. el acontecimiento pasivo. sino simplemente porque la encuentra absurda. molesta. La obsesión es una enfermedad centrada en la culpabilidad o. la representación reprimida es remplazada por rasgos morales o caracteriales bien conocidos como: escrúpulos. Digamos que la defensa toma un aspecto casi racional. En las otras obsesiones. pero que siempre . en los autorreproches. el afecto de reproche retorna bajo una forma directa (verdaderamente como reproche). desconfianza de sí mismo La obsesión es una representación de carácter bastante «neutro». como Freud dice. después. una acción sexual realizada por placer». no en razón de reproches morales. muy pronto. anterior. en un placer buscado activamente. un período de salud aparente-. o bien más o menos disfrazada.Cita el caso de Freud. En un tercer período (que se puede asimilar a la «latencia») describe dos tiempos: en primer lugar un síntoma primario de defensa. vergüenza. sino en la formación de la sintomatología. es decir. es que el origen se sitúa aquí en una actitud activa del niño. menciona que: Las obsesiones: son «reproches mudados. por oposición a la histeria.Citando a Freud. El recuerdo de un episodio sexual activo resulta como arrastrado al inconsciente por ese episodio más profundo. en el cual la representación reprimida no retorna.Freud no insiste en estos dos primeros períodos. sobre el Hombre de las Ratas. en que las escenas infantiles originarias son escenas de pasividad sexual. en esencia.

la muerte de su padre (evidentemente. y hasta . con toda la culpabilidad ligada a ese anhelo. un pensamiento puede expresar muchas cosas. puesto que se trata de la relación ambivalente con su padre y. puede entrar en diversos contextos. apoyándose en Freud: en la neurosis obsesiva se separa en un pensamiento dos cosas: el contenido representativo. de la posibilidad o no de que él haya anhelado -y que anhele. Aunque como dice Laplanche. incluso delirio de observación. por una parte y el afecto por otra. angustia religiosa.conserva una connotación moral: vergüenza. El contenido representativo es en sí mismo repugnante y prohibido. EL ASESINATO EN LA MENTE INCONSCIENTE Centro de la problemática del hombre de las Ratas. más especialmente. angustia social. El Hombre de las ratas se defiende de la representación: de que el padre pueda morir. Aunque Laplanche nos dice que: No todo pensamiento es un anhelo. angustia de tentación.

de manera uniforme.velar el anhelo. en el inconsciente. Decir que en el plano de lo conciente (es esto lo que Freud demuestra). muy diversos. de forma velada. Parece que el pensamiento inconsciente pueda ser afectado por cualquier afecto. también aparecen. detrás de sus pensamientos. duda. Anhelo. Trata de revelar un anhelo inconsciente. desde luego que un contenido de representación puede ser afectado por un afecto cualquiera. Ahí. surge como el reverso de una nostalgia. después de todo. que es el afecto de deseo. en donde se pro-yectan series de esperanzas sobre el yo u el otro. por ejemplo un proyecto o un . en todo caso. Y allí el analista somete los afectos a una suerte de lógica para intentar re. de eso Otro que yace sepultado ó. Pero acaso en el nivel inconsciente un contenido de representación pueda ser afectado por un afecto solamente -o. huellas. ¿Por qué. sólo que con la diferfencia de que se encuentra puesto comoproyección a un futuro incierto. residuos. que todo enunciado pueda ser afectado de temor. que le dicen aproximadamente lo que él dirá al Hombre de las Ratas: cuando usted está en presencia de un sueño interpreta su enunciado (su Wortlaut). Es la línea que sigue Freud a propósito de interlocutores imaginarios. restos. y descubre otros pensamientos. usted pretende encontrar siempre. que como apetencia.considerarse fuera de todo contexto. no expresaría un sueño muchas más cosas que un deseo. necesariamente por un afecto-. en víspera de su anunciación. esperanza. que haya todas las posibilidades a partir de un enunciado (como lo querrían aquí tanto Freud como el Hombre de las Ratas). un deseo. Pero cuando se trata de afecto.

es aquí el Hombre de las Ratas quien lo afirma. lo que Freud dice para el sueño. . lo que funda esta primacía del deseo es que nada puede ser puesto en el interior -introyectado-. ¿por qué no? Hasta creo que podríamos encontrar en el lenguaje (y no solamente en el del Hombre de las Ratas) cierta huella de la identidad originaria del enunciado de pensamiento y del enunciado de deseo. la idea de un enunciado. ¿No estamos ahí ante lo que se llama la omnipotencia del pensamiento? No hay al comienzo pensamiento neutro. ¿Quiere esto decir que todo pensamiento es el fruto de un proceso obsesivo? Después de todo. horrible y culpabilizante. no es neutra en un comienzo. sin ser afectado por el signo de la pulsión. .lamento? Freud sostiene. . habría que buscar y subrayar lo que puede estar en la raíz de esta primacía del pensamiento de deseo. Habría que intentar ir más lejos que Freud en La interpretación de los sueños. sin presentar en definitiva la justificación última. La idea de un contenido de representación. de omnipotencia del pensamiento». en definitiva bastante confusa. En suma. Creo entonces que más allá de esta noción. sino resultado de una neutralización. El sobreentendido es evidentemente que todo enunciado surgido de¡ inconsciente está afectado por un deseo. por naturaleza. el deseo. contenido de representación separado de un afecto. que el sueño tiene siempre por energía que lo sostiene un solo y único afecto. sosteniendo espontáneamente que todo enunciado es. contra Freud. En el nivel infantil.

(La relación entre ambas fue. al mismo tiempo. Envíen si no. frecuentemente establecida. es equivalente a desear.En las enfermedades «morales». analizado: . siendo que este hace ya mucho tiempo que ha muerto. por ejemplo. En el nivel de la realidad psíquica. la neurosis obsesiva y la melancolía. el Hombre de las Ratas teme provocar la muerte del padre. se podría decir que hay identidad de pensamiento y de la realización. mein Vater zu ster. Eso es tan cierto que. para el Hombre de las Ratas. sea la del acto sexual o de la muerte del padre. Hasta podemos ir más lejos diciendo «que mi padre muera es una frase gramatical. Pero. Lo que nosotros llamamos «crimen de pensamiento puede ser de hecho descompuesto. En efecto. esas neurosis (o psicosis) particulares en que la instancia moral parece estar en primer plano: ante todo. sino de manera general en la psiquiatría.ben. y no sólo por Freud. si ustedes emplean sólo «que mi padre muera» no pueden pretender jamás que eso sea un temor.) Nos hemos detenido en el caso del Hombre de las Ratas y he llamado «crimen de pensamiento a la primera ocurrencia del problema moral. el simple hecho de pensar «mi padre morir». my father to die. para comprobarlo. por otra parte. incluso a realizar el crimen. sin acompañarlo de otras palabras: es evidente que se trata de un anhelo. un telegrama con estas simples palabras «que mi padre muera».

tampoco como objetivo absolver de manera tranquilizadora. ¿Diremos un crimen intencional? Es evidente que al evocar el término de intención abrimos el registro de la culpabilidad religiosa. espantarse de tal manera. si se trata de un «simple» pensamiento. Más allá de esta simple voluntad de adormecer al pensamiento racional. que no por nada se liga tan profundamente al pensamiento obsesivo. superficial. para mostrar que ese crimen de pensamiento es también un crimen en pensamiento. que no fue cometido . Está desplazado. podemos preguntarnos si lo que se presentiría no fuese quizá que el pensamiento inconsciente es radicalmente «crimen». en el sentido de que todo afecto (y yo entiendo todo afecto de culpabilidad) es justificado. pero es justificado. En el análisis no se da ciertamente como meta condenar. en todo caso. precisamente en el nivel de «la interioridad para los cristianos. Hay verdaderamente una coalescencia del pensamiento obsesivo y del pensamiento religioso. del inconsciente-. fechoría. nadie es radicalmente inocente. el análisis accede a lo que está reprimido. a la inversa.En un primer nivel. mostrando que eso es un falso crimen. de la vida espiritual. pensar y desear son la misma cosa. para Freud. crimen en el pensamiento. pero. realización. es simplemente pensamiento del crimen. Hay allí una profunda resonancia. Pero entonces. representación del crimen». ¿de qué espantarse? ¿Por qué sentirse culpable? Es esa la pseudo-demostración que aduce Freud para acorralar al Hombre de las Ratas en sus últimos atrincheramientos: ¿por qué. La religión ha visto bien que en cierto nivel. por qué rechazar este pensamiento? Luego. Para el psicoanálisis.

. sobre las trasposiciones de la pulsión. de salir de él). .realmente. objetos desprendibles. y tal vez para siempre intrincados. En el Hombre de las Ratas. por consiguiente. Esta obsesión de las ratas. intercambiables. este. objetos de intercambio-. Equivalencias simbólicas es decir. Elementos desprendibles y. Vemos allí cómo se organiza un cuadro de equivalencias de esos elementos que denominamos -objetos parciales. complejos. pero también todo su problema. en particular del erotismo anal-. De ahí «El gran temor obsesivo». sabemos que no podemos reducir a ilusión esta «realidad psíquica» en el inconsciente. de deuda. todos los cuales tienen en efecto en común algunos caracteres que les permiten integrarse en una verdadera serie simbólica. separados. la sola frase: <horror ante su goce ignorado por él mismo» representa toda la fenomenología del sadomasoquismo. eventualmente. En efecto. por la cual estas son consideradas ante todo como objetos sucios (objetos anales. El problema del crimen. puesto que este goce es al mismo tiempo un goce <<ignorado>> El circuito de las ratas. la trasgresión y el remordimiento. es un aspecto. susceptibles de entrar en el ano o. pero sobre todo crueles y sádicos. el deseo. allí donde están profundamente. susceptibles de ser suministrados (de ser puestos o introducidos en el ano): son elementos de una función simbólica en el sentido de que pueden ser objeto de intercambio. esas ratas inducen un circuito donde se trata de toda una serie de intercambios posibles. Evidentemente.

Ello a propósito de la moral y. Este autor llega hasta a plantear. la Angustia. . para Laplanche se define como: ³La fuerza viva. El sadomasoquismo no en tanto pareja de personas reales. más exactamente. sino en tanto pareja fantasmática.Circuito de la deuda. en que la entendemos en nuestra economía de intercambio) La moral no se trasmite por simple adiestramiento. no en tanto pareja de perversos. La deuda (en el sentido en este caso. que dedicó algunos estudios al problema psicoanalítico de la moral y del superyó. de manera irónica pero muy sugestiva. hay otro circuito que es la indispensable correa de trasmisión -el engranaje necesario que imprime al conflicto la marca de lo pulsional. que ataca al sujeto desde el interior´. es absolutamente complementario e indisociable. Nuestro estudio sobre el Hombre de las Ratas nos ha llevado a introducir el término sadomasoquismo. aquella subyacente en la angustia y en la culpabilidad: es la energía pulsional no ligada. por esta vez es un circuito que nos reconduce hacia atrás. haciéndonos remontarnos a un momento anterior a la historia del sujeto: es la historia del padre del Hombre de las Ratas. a propósito de lo que se puede llamar «moral inconsciente». al lado de los famosos principio de placer» y <principio de realidad> (que son los principales reguladores del funcionamiento psíquico según Freud) En última instancia. desencadenada. Bergier. adoptando este término de un autor norteamericano. ni incluso por costumbre o hábito social. Entre el circuito de la deuda paterna y el circuito del intercambio y de la deuda en el síntoma.