Juegos de cuidar bebes

Cómo elegir comidas para el bebé

Algunos padres compran comida para bebé y otros la hacen en casa. Algunos padres cambian entre ambos tipos de alimentos. Sea lo que usted decida, escoja alimentos que contribuyan a la dieta sana y bien balanceada de su bebé. El momento de comenzar a darle comida a su bebé dependerá de su desarrollo ya que cada niño es diferente. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés lactantes se alimenten únicamente con leche materna durante los primeros 6 meses de vida y la sigan incorporando en su dieta hasta los 12 meses. Pero algunos bebés pueden estar listos para empezar ciertos alimentos sólidos (comidas que no son ni la leche materna ni la de fórmula) entre los 4 y 6 meses de vida. Esté atenta a ciertas señales (indicios del desarrollo) que le ayudarán a saber cuándo el bebé está listo para los alimentos sólidos. Comida para bebé casera Ventajas La comida casera es menos costosa que la comprada. Es mejor para el medio ambiente. Usted puede controlar los ingredientes (evitar conservantes, añadidos de sal o azúcar y alimentos que puedan causar reacciones alérgicas).

Usted puede ayudar al bebé a acostumbrarse a comidas que su familia come regularmente. Desventajas Lleva tiempo preparar y cocinar la comida casera para bebé. Es menos conveniente que la comida para bebé comprada y lista. Debe cuidarse de preparar la comida casera con cuidado. Comida para bebé comprada Ventajas Se elabora bajo pautas de seguridad estrictas Es conveniente y se puede llevar a todas partes Hay muchas variedades de comida para bebé No se necesita preparación; está lista para usar Desventajas Puede ser más costa que hacer su propia comida para bebé casera A veces es menos sana (postres para bebés o alimentos con añadido de azúcar, sal); no olvide leer la etiqueta Preparación de la comida para bebé No la condimente Sea que le dé al bebé alimentos caseros o comprados, evite añadir condimentos malsanos (sal, mantequilla, aceite, crema o azúcar). Aunque le parezca que la comida para bebé no tiene sabor, el bebé descubrirá que los sabores naturales son estimulantes. Al evitar que el bebé ingiera sal y azúcar extra, también podrá ayudarlo a aprender hábitos de alimentación sanos. Es importante comer sanamente durante toda la vida. No es necesario que prepare un menú separado para el bebé. Cocine alimentos para toda la familia y aparte una porción antes de añadirle condimentos. Haga la comida para el bebé con la parte no condimentada. Frutas y verduras frescas Las frutas y verduras están repletas de vitaminas, minerales y fibra. Esos elementos son importantes para el desarrollo de su bebé. Al escoger frutas y verduras frescas: Examínelas cuidadosamente. No las use si están magulladas o dañadas. Lave minuciosamente todas las frutas y verduras frescas con agua antes de cocinarlas. Incluso las frutas y verduras con cáscara deben lavarse. Las bacterias pueden alojarse en la cáscara y entrar en el alimento cuando lo corta o prepara. Pruebe a cepillar las frutas y verduras con un cepillo que use únicamente para lavar productos alimenticios. Séquelas con una toalla de papel o una toalla de cocina limpia después de lavarlas.

Saque los carozos, semillas y cáscara antes de usarlas. El bebé podría atragantarse con ellos. Cocine minuciosamente todas las verduras y la mayoría de las frutas. Eso ayuda a que su bebé las pueda digerir mejor. No es preciso cocinar los avocados y frutas como las bananas, ciruelas, papaya madura, duraznos y damascos. Use alimentos frescos dentro de uno o dos días después de comprarlos. Las frutas y verduras frescas comienzan a perder sus vitaminas y minerales con el paso del tiempo. Si no encuentra frutas o verduras frescas, pruebe las congeladas o enlatadas. Lea las etiquetas para cerciorarse de que no tengan añadido de azúcar o sal. Evite los nitratos Los nitratos son sustancias químicas que a veces se encuentran en el agua (por lo general agua de pozo) y en la tierra. Los nitratos pueden causar una enfermedad de la sangre llamada metemoglobinemia (tipo de anemia) o síndrome del “bebé azul”. Si bien no es muy común, los bebés de menos de 6 meses de vida pueden enfermarse si comen alimentos con nitratos. Los nitratos pueden echar a perder ciertas verduras frescas como las habichuelas (ejotes o chauchas), zanahorias, calabazas, betabel (remolacha) o espinaca. (En la comida para bebé comprada que tiene esas verduras ya se realizan chequeos de seguridad alimentaria.) Se pueden usar esas verduras frescas para hacer comidas caseras para el bebé siempre que siga estos pasos de seguridad: No le dé habichuelas, zanahorias, calabazas, betabel ni espinaca si su bebé tiene menos de 6 meses de edad Use porciones pequeñas Evite darle esas verduras al bebé si fueron refrigeradas durante más de 24 horas No use esas verduras para hacer jugo casero (como jugo de zanahorias) Juegos de cuidar bebes

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful