____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIARIO DE VIAJE A THAILANDIA- AGOSTO 2007

PREPARATIVOS DE VIAJE

La decisión de este viaje fue de las que surge sin habértelo planteado antes. A pesar de que barajábamos otros destinos muy diferentes a éste, varias razones hicieron, que sin habérnoslo planteado antes, le cogiéramos muchísimas ganas a visitar el país de la eterna sonrisa, y que a medida que avanzaban los días, tuviésemos más y más ganas de visitarlo. Para preparar el viaje utilicé algunos folletos que había cogido de casualidad en FITUR(quizás mi subconsciente sabía que finalmente iríamos allí, ya que cuando fui, ni me había planteado ese destino, y de lo que más cargué fue de otros destinos que tenía pensados), de algunos folletos del SITC, donde ya tenía decidido que íbamos, y principalmente de la fabulosa ayuda de los compañeros del foro de viajerosolidario.com . También obtuve mucha información valiosa de algún otro foro como tripadvisor.com en inglés y el foro de losviajeros.com. Consulté también varias webs de info de Tailandia, algunas revistas de viajes, blogs de viajeros, etc. y me leí antes de marchar las dos guías de viajes que me compré: la Trotamundos y la Lonely Planet. Me sentía ávida de información sobre este país. A pesar de haber recopilado montones de informaciones, mini-guías de otros viajeros, webs en mis favoritos, etc.… la falta de tiempo me hizo que no pudiera llegar a leer todo, ni a recopilar esta información a modo de guía para llevarme de viaje. Con lo que tuve que conformarme con lo que había leído, que no era poco. Menos mal, que tengo buena memoria… Una vez en Tailandia sólo tuvimos que dejarnos llevar.. no nos hizo falta abrir la guía (solo llevamos la Lonely) más que en dos ocasiones contadas. Tenía claras ciertas cosas que no nos podíamos perder, gracias a algunas recomendaciones, pero una vez allí, el país nos guió por si sólo. Algunas webs de interés: Aeropuerto BKK www.bangkokairportonline.com/node/14 Trenes www.railway.co.th/English/Time_PDF.asp Buses Desde Bangkok www.transport.co.th/Eng/HomeEnglish.htm Chiang Mai www.chiangmai-thai.com/bus_schedule.htm Ferry Phi Phi www.hiphiphi.com/tourism/transport.html Vuelos internos: www.destinationair.com www.airasia.com ( el vuelo lo cogí aquí, porque en la web oficial me ponía pegas para reservar con tarjeta https://mobile.airasia.com) Posteriormente he usado la web oficial, y ningún problema. www.bangkokair.com www.nokair.com/nokconnext/aspx/welcome.aspx?currlang=en-US

1

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ www.fly12go.com/b2c/front/booking.php?language=ENG Un mapa de Bangkok: http://www.bangkokbob.net/download/bkk_map.pdf http://www.bangkok-city.com/map/index_flash.htm Info Krabi http://www.krabi.com/ http://www.andamanonline.com/krabi/ Info Railay http://www.railay.com/railay/intro/intro.shtml Info Kho Phi Phi http://www.phi-phi.com/ Info Koh Samui http://www.kohsamui-info.com/ http://www.samui-photos.com/frameme.php?page=framemein.php?page=beaches.htm http://www.kohsamui.org/ http://www.kohsamui.com/ http://amazingsamui.com/ Climatología http://espanol.weather.com/weather/climatology/THXX0002?dayofyear=213 Guias Tailandia: Entrar en Hotmail- Usuario: forotailandia@hotmail.com - Contraseña: Tailandia http://www.sawasdee.com/ http://www.asiawebdirect.com/ http://www.discoverythailand.com/ http://www.into-asia.com/thailand/ http://www.thailandmaps.net/ http://www.thailand.com/travel/ http://www.turismotailandes.com/turismotailandes2007/

Tailandia es un país fácil para moverse. (De hecho, está considerado por muchos el destino ideal para una incursión en el Sudeste Asiático). Y está muy preparado para el turismo, (en algunas ocasiones creí que hasta demasiado…), por lo que no es necesario prepararse demasiado el viaje. No obstante, al ir durante pocos días, y al desconocimiento de cómo iba a ser todo, decidimos dejarlo todo atado desde aquí, en lo que se refiere a alojamiento y vuelos internos. Los hoteles los cogimos en las webs: www.asiarooms.com www.agoda.com www.sawadee.com En función del hotel, en unas webs era más barata que en otro. Y en todas iba aumentado el precio a medida que pasaban las semanas. En nuestro caso, los hoteles salían más baratos en estas webs, que en las webs oficiales de los hoteles.

El vuelo a BKK lo cogimos con Lufthansa, en su propia web, con salida desde Munich y operado por Thai Airways, compañía en mi opinión más que recomendable. Nos costó 740 €, en vuelo directo. Lo cogimos a finales de marzo para un viaje en Agosto, puesto que a medida que pasaban los días, cada vez había menos vuelos y los precios eran más y más caros, así que no nos arriesgamos a esperar. Incluso preguntamos en una agencia y llegaron a pedirnos 2.000 euros por barba!!! Las mejores opciones eran: haber cogido el vuelo con la Thai por teléfono un mes antes(llamé y salía precio parecido, el directo desde Madrid, pero quise esperar…), o bien volar

2

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ con Qatar Airways, desde Madrid, con escala en Doha, y cogiéndolo en su web(por teléfono me dieron precios mas altos), y la web de Lufthansa.

De todas las ciudades europeas que tenían vuelos hasta Tailandia, las mejores opciones eran con diferencia las de Alemania, así que nos decidimos por Munich. El vuelo desde Bilbao lo hicimos con Spanair , por unos 80€/pax ida y vuelta, pero cogido por separado, porque si los cogías conectados, como escala, con esta u otro compañía el precio del billete se encarecía mucho, mucho.

Los vuelos internos en Tailandia, los cogimos desde aquí, vía internet. Desde BKK a Chiang Mai, volamos con Airasia , por 22 € pax. Lo cogimos en esta web, puesto que la oficial de Airasia, daba problemas con el pago con tarjeta. https://mobile.airasia.com El resto de vuelos los hicimos con Bangkok Air: Chiang Mai-Koh Samui y Koh Samui-BKK por unos 200 € pax los dos trayectos. No es muy barato comparado con el resto de las compañías, pero al tener el monopolio en la isla, es lo que hay…Aquí me alegré de haber tenido el billete, porque quisimos cambiar el vuelo una vez allí, y nos daban opción si problema(sólo pagando una pequeña diferencia...), pero ya no había ni un solo vuelo libre... A pesar de la tranquilidad de haber cogido los vuelos, y que para pocos días, se aprovecha mejor el tiempo volando, me he quedado con las ganas de recorrer parte del país en tren. Así, que si volvemos, como tenemos pensado, lo más probable, es que parte del viaje lo hagamos en tren.

Bueno, pues después de esta intro, paso a detallar la crónica del viaje:

CRÓNICA DEL VIAJE Nuestro itinerario

-

Día 11 Agosto – Vuelo Bilbao- Munich (día en Munich)- Vuelo Bangkok Días 12, 13, 14, 15 Agosto - 4 noches en Bangkok- En el hotel Bossotel inn, en el Riverside http://www.bossotelinn.com/home.html Días 16, 17, 18, 19 Agosto - 4 noches en Chiang Maihttp://www.empresshotels.com/ , cerca del mercado nocturno. En el Hotel Empress

-

-

Días 20, 21, 22, 23, 24, 25 Agosto- 6 noches en Koh Samui. En el Hotel Sans Souci http://www.sawadee.com/hotel/samui/souci/pictures.html , en la zona Sur de Chaweng. Días 26 y 27 Agosto- 2 noches en Bangkok- En el Hotel Siam at Siam Design Hotel http://www.siamatsiam.com/ , en la zona de Siam, muy cerca del MBK Día 28 de Agosto- Vuelo Bangkok-Munich. Noche en Erding , un pueblito típico bávaro, cerca del aeropuerto de Munich, en la Pensión Linner, http://www.pensionlinner.de/

-

-

3

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ Detalle del viaje

DIA 1 Hoy salimos pronto de Bilbao con dirección a Munich. El avión de Spanair sale puntual y hasta nos dan un tentempié en el avión. Pasaremos el día en la capital bávara, hasta las 21.10h , cuando nuestro avión a Tailandia saldrá, llevándonos al ansiado viaje que nos alejará de la cotidianeidad.

Una vez en Munich, y facturar las maletas para BKK, salimos del super-bien preparado aeropuerto Franz J Strauss dirección a la capital. Cogemos el tren. La ciudad está lejos , a unos 45 minutos en tren. Llueve. El día está gris y hace frío. Menos mal, que me temía el percal, y soy precavida, porque me puse ropa adecuada y chubasquero, en la mochila que llevaba como equipaje de mano….

Llegamos a Marienplatz, y vemos un ambiente de lo más festivo. Como es muy habitual en nosotros coincidir con fiestas sorpresa allá a donde vamos, ya ni nos extrañamos lo mas mínimo.. pero tenemos que saber de qué festejo se trata, claro… así que empezamos a andar, hasta que adivinamos que se trata de la fiesta del orgullo gay de Munich, una especie de Love Parade a la bávara… vaya suerte la nuestra… pero si es que siempre pillamos fiestas ! Estamos un buen rato deambulando, paseando aquí y allá, viendo drag-queens, carrozas, conciertillos … la plaza Marienplatz es todo un espectáculo. Después de hacer un poco de turismo bajo una tenue llovizna que no empaña la belleza de la ciudad, y por supuesto, de bebernos unas cuantas Weissbier(cervezas de trigo), decidimos ir paseando hasta Viktualienmarkt y comer algo por allí, ya son las 16.00 h, y el hambre aprieta. Nos sentamos en un Biergarten a comer unas salchichas bávaras. De repente empieza a caer el diluvio universal, por lo que decidimos volver al aeropuerto tranquilamente, haciendo de nuevo una paradita en los puestos de cervezas enfrente del antiguo ayuntamiento, para despedirnos del jolgorio. Hay tal ambientazo que nos da mucha pena marcharnos, pero ya con el corazón alegre de tanta cerveza, cogemos de nuevo el tren que nos llevará al principio de nuestro primer viaje a Asia.

Embarcamos puntualmente en mi mejor viaje en avión hasta la fecha. Me daba pena que hubiera que dormir, porque entre que no paraban de darnos de comer, de beber, los juegos de la pantalla individual, las pelis… era para aprovecharlo… Soy de las que suelen dormir poco en trayectos largos de noche, pero por primera vez, dormí 6 horas seguidas!!!No me lo podía ni creer. Antes de que hubiera abierto los ojos, ya estaba una azafata sonriente con una toalla tibia húmeda y un vaso de agua y zumo, para darme los buenos días. Al cabo de 2 o 3 horas y un delicioso desayuno ya estábamos en Bangkok.

DIA 2

4

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ A la hora prevista estábamos en Bangkok. El viaje había sido fenomenal. Después de coger las maletas (que no pesaban nada, porque decidimos llevarlas casi vacías. Justo un par de mudas y ya las iríamos llenando una vez allí…), y antes de ir a coger el taxi a la planta baja, salimos fuera del aeropuerto a fumar un cigarrito, ansiosos por adentrarnos en esa enorme y maravillosa ciudad. El sofocante calor de la ciudad nos invadió de repente. Y ese peculiar olor a Bangkok, mezcla de miles de cosas, que no se desprendió de nuestras fosas nasales, hasta abandonar la ciudad, y que volvimos a sentir cuando regresamos al final del viaje. Allí, nos entraron varias veces ofreciendo taxis oficiales del aeropuerto. Que no son más que servicios de taxi de lujo, que ellos llaman “limousine service”, pero que realmente son berlinas algo más “lujosillas” que el taxi habitual, a un precio bastante más caro. Pero sabíamos bien la lección, así que muy amablemente les dijimos que no.

Bajamos a la planta baja, donde está el mostrador de los taxis públicos. Nos pusimos en la cola y en cuanto nos tocó el turno dimos el nombre del hotel, que ellos escribieron en un ticket que entregaron al taxista que nos llevaría. El trayecto es precio cerrado y se paga directamente al chofer en el destino, 450 baths. En un instante nos estábamos adentrando en la ciudad y en su loco tráfico. Después de aproximadamente una hora, llegamos al Hotel Bossotel www.bossotelinn.com . Un hotel acogedor y agradable, en la zona del río, justo al lado del H.Shangri-la, buena referencia para algunos taxistas, que desconocían su ubicación, a pesar de llevar siempre la tarjeta del hotel, con la dirección en thai. El personal del hotel fue muy atento y nos obsequiaron con un cocktail, mientras hacíamos el check-in. El hotel dispone de habitaciones recientemente renovadas, la nuestra no lo era, pero a pesar de que el baño era un poco anticuado, la habitación era muy grande, limpia, acogedora, y con todo lo necesario. La cama era enorme, y comodísima, con unas sabanas de lo mas agradables. Además la habitación daba a una calle trasera, que era muy tranquila. Por las mañanas, nos costaba despertarnos….Aunque en general, donde estaba ubicado el hotel, era muy tranquilo. Para mi la situación del hotel, de lo mejor. Al lado del Sky Train y del muelle, podías ir andando hasta Silom Road y bastante céntrico para todo. Delante había un cole que nos hacía entretener todas las mañanas cuando llegaban los niños montados con sus padres, 3 o 4 en una moto. Y después viendo como hacían sus saludos y ejercicios matinales. Después de ducharnos y acomodarnos un poco, salimos entusiasmados hacia el muelle que teníamos muy cerca del hotel, para coger un barco y dirigirnos hacia Khao San Road. Ya eran casi las 5.00 de la tarde, así que tampoco podíamos ver gran cosa el primer día. Cogimos nuestro primer barco(me encantaba transportarme en este medio), y sin saber muy bien adonde íbamos nos metimos en un barco lleno a rebosar. Luego entendimos muy bien el sistema. Es parecido a una línea de metro. Cada barco lleva una bandera de un color. Y cada color corresponde a una línea, con determinadas paradas. Un medio barato, rápido y genial!!Costaba 26 baths que a veces pagabas en el mismo barco, y otras en una mesa antes de embarcar. Una vez bajamos en el muelle que queda cerca del Khao San, íbamos un poco perdidos, pero notamos que había un aire festivo por la ciudad. Que raro en nosotros, una fiesta!!!Total que el día 12 de agosto es fiesta nacional en Tailandia. Es el día del cumpleaños de la reina, y si algo son los tailandeses, es amantes fervorosos de sus monarcas. Todos, o casi, llevan siempre, una camiseta, tipo polo, amarilla, en honor al rey, o azul en honor a la reina, depende del día de la semana, o a quien quieran hacer honor, ya que cada día está dedicado a uno de los dos monarcas. Nosotros veíamos a toda la gente vestida igual, hasta que no pudimos aguantar más, y le preguntamos a un taxista, que muy amablemente nos lo explicó. Total que el día que habíamos llegado, toda la ciudad, especialmente la zona vieja, era un gran altar en honor a su majestad la reina, que coincide a su vez, con el día de la madre en ese país, con lo que vimos varios espectáculos de niñas danzando. El primero fue precioso, en un parquecito, que no sabría volver a encontrar, donde varios grupos de niñas de todas los edades danzaban en honor a la reina, junto a un grupo de niños tocando instrumentos típicos y varios grupos de padres haciendo fotos de sus retoños a troche y moche... Mientras, la noche se iba poniendo detrás de un templo...

5

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ Después del bonito espectáculo, fuimos paseando hacia las calles y callejas que rodean Khao San, donde comimos nuestro primer deliciosos pad thai y bebimos nuestras primeras Shinhgas, por un precio de risa. Después dimos una vuelta por la famosa Khao San, que a pesar de ser muy turística, a mi me encantó. Tiene un ambiente muy especial. Dimos una vuelta por los puestillos de ropa, tomamos algo, picamos algo más…. Ya estábamos cansadillos, así que cogimos un taxi y volvimos al hotel. Había leído que era difícil convencer a los taxistas, con lo de “taxi meter”, pero no sé si es que soy muy contundente o que, pero en ninguna ocasión tuvimos que decirle a ninguno más de una vez "taxi meter??" A la primera decían que sí. Después de pagar 60 baths, llegamos a nuestro hotel donde yo me dí mi primer y delicioso masaje de 1 hora. Tuve que hacer un gran esfuerzo por no dormirme y así, poder disfrutar del maravilloso masaje. La verdad, que el spa del hotel era genial y muy bien de precio. Y en la planta baja del hotel, había un salón de masajes de pies, que estaba siempre a rebosar. De todos los masajes que probé en todo el viaje (que fueron unos cuantos), los mejores, fueron los de este hotel. Esa noche dormí como una marmota!!!

DIA 3

Hemos dormido de maravilla, y a pesar de las ganas por ver cosas, nos da bastante pereza levantarnos. Se está tan bien en la cama….Pero la curiosidad y la emoción pueden a la pereza, así que nos levantamos y bajamos a tomar el delicioso desayuno. Es un buffet completísimo y muy fresco, con mucha variedad que cambia todos los días. Incluso hay gente de otros hoteles más lujosos de la zona, que van a desayunar allí.

Después de coger energía para toda la mañana, salimos a coger el barco de nuevo y nos dirigimos a los templos. Los recorridos por el río son en mi opinión un trayecto muy agradable. La fuerza del río es increíble y además de las vistas de las casas, los templos, los long tail boats, divisamos en el agua un cerdillo que llevaba unos días por allí… cualquiera se cae al agua…. Llegamos al muelle de Tha Chang, donde nos espera un mercado colorista y una multitud de humanos y tuks tuks, que van aquí y allá. Es pronto y está nublado, pero el calor es impresionante. Cogemos los tickets para el Gran Palacio y el templo del Buda Esmeralda, 500 baths por pax, e incluye la entrada a los dos templos, a la Mansión Vivanmek y algunos museos (que al final no aprovechamos). Sólo entrar nos sentimos sobrecogidos de la belleza del lugar y observamos cada rincón y detalle como embobados y no podemos parar de hacer fotos. El lugar está bastante lleno, especialmente el templo del Buda esmeralda, y no sólo de turistas, sino también de locales que van a orarle a su dios. Después de estar un buen rato regocijándonos, decidimos irnos al Wat Pho, pero como estamos chorrreando de sudor, decidimos tomar un refrigerio por el camino, en un chiringuito callejero. Llegué a creer que sudaba toda el agua corporal… La ciudad ya me ha absorvido. Me encantan sus olores, sus mezclas, su vivir la vida en la calle, donde por cierto, se pasan el día comiendo… es en este momento cuando ya estamos moscas y empezamos a preguntarnos porque carai iban todos vestidos con un polo amarillo..???Luego descubrimos que era por ser lunes..(el día del rey).

6

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ El templo Wat Pho es precioso y el ambiente es como más sosegado y relajado. (Entrada 100 baths p.pax) Después de alucinar un buen rato con el Buda Reclinado(yo di dos vueltas al lugar, que impresionante!!!) damos una vuelta por todo el recinto, donde hay varios pequeños templos, stupas, etc. La zona está llena de jóvenes monjes y jóvenes soldados recogiendo guirnaldas y decoraciones, de lo que había sido una fiesta(quizás la de ayer).. Curiosa combinación: guerra y paz… Entro en todos los pequeños templos que veo, y es en uno de ellos donde estoy un buen rato meditando. Que gran sensación poder meditar en un lugar tan mágico… me siento terriblemente afortunada y con una gran paz interior… Tanta paz, hace entrar hambre, claro, así que nos vamos a comer a un pequeño restaurante en frente del templo, un delicioso arroz frito y un curry verde que estaba para chuparse los dedos, a pesar de que picaba de lo lindo el puñetero… en ese momento todavía me sorprendía que se pueda comer tan bien, a ese precio.. Al final del viaje te acostumbras, y lo que aquí podría ser una buena comida a un más que buen precio, te llega a parecer una burrada… Ya con la tripa llena, decidimos ir a conocer los khlongs. Quizás hubiera sido mejor coger el long tail boat (barco de popa larga), en otro muelle, quizás menos turístico, pero ya que estamos allí, nos parece una tontería coger un barco para ir a otro muelle, sin saber si tampoco nos va a salir mucho más barato. Así que empezamos a regatear con un señor que hay en el muelle Tha Chang. Después de un buen rato de negociaciones, conseguimos el tour de 2 horas por 1.200 baths(los dos y sólos). Nos subimos a la barca para empezar un recorrido indescriptible, que para mi ha sido una de las mejores partes del viaje. Toda una ciudad sobre el agua, con sus templos, escuelas, tiendas, casas de todos los tipos(algunas de ellas auténticas bellezas, otras no tanto…).Parece como si nos hubiéramos sumergido en otra ciudad..

De repente pasa una barquita con una señora que vende cosas, y le compramos unas cervecitas frescas y baratitas, para hacer el recorrido más ameno .También le invitamos a una al barquero, que se está portando de maravilla intentando explicar como puede, todo lo que vamos viendo por el camino y parando de vez en cuando para que hagamos fotos. De repente el barquero para, junto a una especie de mercado, donde hay muchos niños. Le decimos que no queremos comprar nada, pero él nos dice que esperemos, que nos quiere enseñar una cosa. Compra (él), una barra de pan de molde(una de las pocas veces que vimos pan en todo el viaje) y nos dice que echemos migas al agua. Cual es nuestra sorpresa y susto (para que engañarnos)... cuando vemos aparecer cientos de peces enormes, (y feísimos también) saltando para coger el pan. Son casi como tiburones voraces que parece que van a comerse unos a otros. Y que si nos descuidamos nos comen el brazo también… Ahí decidí que no comería pescado hasta llegar a la isla….Vaya bichos más mutantes…. Por el camino también paramos a ver una plantación de orquídeas.. A medida que nos alejamos, parece que vamos adentrándonos en la selva. Recorremos unos 20 km. Por sitios inhóspitos y totalmente silenciosos.. El recorrido ha sido espectacular. Es alucinante ver como la gente vive en el río, se baña en él, pesca en él… El recorrido termina en el muelle junto a China Town , tal y como habíamos acordado. Nos despedimos del barquero que había sido muy majete, y nos adentramos en Chinatown, donde nos sorprenden montones de mercados, puestos de comida, puestos de pato y cerdo laqueado, tiendas de oro con ese aire tan kitsch en cada esquina, grandes rótulos… el colorido es tremendo… Después de dar un paseíto por el mercado de los ladrones, nos dirigimos a Pharurat, el barrio hindú. Es sorprendente ver como cambia el entorno y la gente, a medida que íbamos caminando. Parece que vas cambiando de país. Una vez en Pharurat, nos adentramos en el mercado hindú(como no, otro mercado…), donde venden saris, bonitas telas, elementos decorativos….es allí donde nos sorprende el diluvio universal y tenemos que esperar a que pare, en el mercado cerrado. Es una pena, puesto que los puestos empiezan a recoger por la lluvia, y ya nos podemos ver más. Está anocheciendo así que nos vamos andando hasta el muelle de Memorial Bridge, donde con toda la suerte, cogemos el último barco que nos lleva al hotel. Después de patearnos media ciudad, tengo los pies destrozados, así que, qué mejor que probar mi primer masaje de pies de

7

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ una hora… Que delicia, dios mío… Me llego a quedar hasta medio dormida… Como añoro esos masajes ahora... Después de ducharnos y cambiarnos, salimos de nuevo a patear un poco más… Vamos andando hasta Silom, donde nos agobian un poco con los taxis y los tuks tuks. Pero qué pesados, si queremos andar!!!! Cenamos en un Subway, unos bocatas buenísimos. A pesar de que esta cadena resulta baratísima en sitios como Inglaterra o Irlanda, (que es de donde los conozco) o incluso comparado con los bocatas de España, en Tailandia te sale a precio de gran cena. Claro, para ellos la comida occidental es como aquí la comida exótica…pero teníamos un buen antojo de bocata… Después de cenar vamos a la zona de Patpong. Comprobamos que los precios son más baratos y es más fácil regatear en los puestos que hay a lo largo de calle Silom, que en Patpong. La zona de Patpong me resulta de lo más patética, aunque no tan lúgubre como había imaginado. Parece un lugar totalmente montado para el turista, (aunque quizás en su momento si fuera un lugar donde hubo un terrible turismo sexual y un ambiente decadente, por desgracia…) y nos entran continuamente vendiéndonos espectáculos de ping pong, aunque no incordian. Al decir que no, te dejan tranquilo.

Yo creo que hasta los que venden esto, están hastiados y asqueados. Las chicas que se dejan entrever en los bares, tienen una tremenda cara de hastío, mientras bailan sin ganas y de una forma totalmente automática. Encima son unas niñas… eso sí, se ven unos cuantos “farangs” con ellas de la mano. Damos una vuelta, cogemos un taxi y a dormir.

DIA 4

Hoy nos levantamos algo más tarde y también algo más cansados que ayer. Desayunamos bien y cogemos el Sky Train (el billete va en función del recorrido y de la zona, 20 o 30 baths p.pax) para ir hacia Pratunam. Hoy tocaba algo más moderno. En el recorrido se ve un ambiente más moderno y toda la ciudad a los pies. Otra forma interesante de ver la ciudad, aunque lo mío era lo del barco…. A medida que avanza, se ven más rascacielos y más caos de tráfico y gente. Cual es nuestra sorpresa al salir, que la máquina de amarras se traga el billete del tren… que pena!!! Con lo bonito que era y lo que me gusta a mi guardar estas cosas…. Es una manera de reciclar realmente… Cuando llegamos apreciamos la diferencia de esta zona de la ciudad, con el resto de lo que habíamos visto hasta el momento. Vamos andando hasta el Pantip Plaza, (un gran centro comercial de electrónica e informática), puesto que queríamos echar un vistazo a algunas cosillas. Aparte de tiendas oficiales, hay montones y montones de puestos, aunque la gente no te agobia. Tú preguntas, te contestan y listos. El centro comercial es enorme, no se acaba nunca. Es algo con lo que nunca dejé de flipar. Esos enormes mercados, que acaban cuando empieza otro. Esos enormes centros comerciales. Increíble… El centro es la delicia de los freakies informáticos. Pisos y pisos, con pasillos y más pasillos de hardware, software, artilugios, cámaras, i-pods… Es una lástima no ser un gran experto, porque para montarse un ordenador a piezas, creo que hay buenas gangas. Compro algunas cosillas que me hacían falta a cuatro duros, realmente a precios de risa. En el piso de arriba hay un restaurante tipo food court, de los que venden primero los tickets, y luego vas cogiendo lo que te apetece de distintos puestillos, donde se ve sólo gente local. Es ahí donde me tomo mi primer, que no último, batido de frutas. Delicioso!! Los food courts o food street, funcionan de la siguiente manera: se compran tickets por el valor que quieras. Una vez comprados te vas a los montones de puestos de comida de todo tipo que hay, y

8

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ pides lo que te apetezca. Vas llenando tu bandeja con lo que quieras y si te sobran tickets, luego los canjeas por dinero al salir. Los hay en todos los centros comerciales. Desde allí vamos andando hasta Pratunam. Por el camino hay montones de puestos de ropa, zapatos, relojes, montones de ópticas…, que se mezclan con puestos de comida… la mezcla de olores es de nuevo indescriptible, aunque no siempre agradable. De repente llegamos al mercado cubierto de Pratunam. Pero que es eso? Hay otro mercado dentro, y otro. Al salir, hay más tiendas y puestos y más puestos.. no se acaba nunca…es agotador.. Toda la ciudad es un gran mercado!!! Damos una vuelta entre los puestos, sin saber lo qué es un mercado u otro, y aprovechamos para hacer algunas compras, puesto que los precios son muy buenos y encuentro cosas que me gustan. Además fui sólo con dos mudas, así que me hacían falta algunos repuestos… En esta zona es habitual comprar al por mayor, por lo que si ya es barato de normal, comprado más piezas, sale casi regalado. En ese momento ya me estaba planteando montar una tienda en España y viajar a Tailandia todos los años a por provisiones…. Subimos al piso superior de uno de los centros, a ver que había para comer, pero no nos convence mucho lo que hay, así que nos vamos al Indra Center, otro centro comercial que hay al lado, donde finalmente comemos en otro food street. Ya son las 16.00h, así que la tripilla empieza a crujir. Nos comimos arroz y fideos con algo que no supimos que era, y un pollo picantísimo. Allí nadie hablaba más que thai, así que lo escogimos a ojo… Estábamos al lado del Bayoke. Si hubiera sido en otro momento, hubiéramos aprovechado para cenar en el famoso buffet del rascacielos, pero como ya habíamos estado en esa zona, luego nos dio pereza volver. Dimos una vuelta por la zona, donde había cientos de puestos de comida, especialmente de pescado frito(serían los peces del río???), marisco “mutante”, frutas y cosas que no supimos distinguir… Una mezcla de olores increíble. Olor a Bangkok!!! Cogimos un taxi de regreso al hotel, y a causa del tráfico tardamos una hora en llegar. Nos pegamos una duchita y bajamos al bar del hotel a tomar unas cervecitas y a esperar al forero de viajerosolidario, Beren y su compañera, que llegaban en un ratillo y con los que habíamos quedado a través del foro.

Aun sin conocerlos en persona, fue emocionante verlos llegar después del largo viaje, y con esa cara, mezcla de cansancio, de sorpresa y emoción que todos tenemos cuando llegamos a un lugar nuevo. Después de tomar unas cervecillas juntos en el hotel, decidimos irnos juntos a cenar. Fuimos a coger el Skytrain para ir al mercado Suam Lum, junto al parque Lumphini. Desde la parada hay un trocito andando hasta el mercado. Cenamos en la zona de restaurantes, llena de mesas al aire libre y puestos de comida que funcionan también con cupón, y cenamos con un concierto de fondo. El lugar es grande y está bien preparado, con un gran escenario. Me gustó el ambiente. Después de cenar, dimos una vuelta por el mercado, que me pareció uno de los mejores. Un taxi y a dormir

DIA 5 Nos levantamos con pocas ganas… creo que es la primera vez estando de viaje, que me da pereza levantarme.. no sé si es el cansancio , que no nos acabamos de habituar al cambio de horario, la contaminación de la ciudad o que la cama es comodísima y las sábanas finísimas … o la mezcla de todo… Desayunamos con Beren y compañía y ya nos despedimos, puesto que ellos tiran para el Norte.

9

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ Mientras, nosotros planeamos un poco la jornada, para seguir descubriendo Bangkok. Ya habíamos decidido al segundo día, que no nos movíamos de Bangkok para hacer ninguna excursión de día. La ciudad nos encantaba y somos de la opinión que preferimos exprimir las ciudades, aunque nos dejemos otros lugares por ver. Estábamos en Bangkok y queríamos ver Bangkok. Así, volveríamos otra vez para ver Ayutthaya. El famoso mercado flotante ya casi tenía decidido desde aquí que no me apetecía mucho. No quería desilusionarme, y más habiendo otros mercados flotantes más auténticos y menos turísticos, aunque al ser éstos en fin de semana no tuvimos la oportunidad. Así que la próxima habrá que hacerlo cuadrar para ir a uno de ellos y empalmarlo con el gigante mercado de Chatuchak, que creo que es el más grande del mundo. Además después del tour por los khlongs me había quedado tan buen sabor de boca… Quedaba tanto por ver… que era difícil decidirse… daba la sensación que te dejabas todo por visitar…Yo me negaba, a ver más mercados de ropa y accesorios de momento, (aunque lo mas probable era cruzarse con unos 50 por el camino, pero vaya..), Me apetecía pasar la mañana con algo más monumental y ver calles, así que decidimos coger de nuevo el barco(en el fondo, era eso lo que yo quería, para que engañarnos…ya era el último día y me quería despedir del río, del que me había enamorado) y acercarnos al Mercado de Amuletos, y de ahí ir andando hasta el Monumento de la Democracia y de ahí al Gran Columpio. Era un trayecto largo para hacer andando, pero nos gusta andar. Creo que así es como se conocen mejor las ciudades. Por cierto, se nos olvidó visitar el Wat Arun, que desde el río se divisaba imponente. Otra cosa en la lista, para la próxima…. Si es que no tenemos excusa para no volver!!! Así que eso hicimos. Cogimos el barco hasta el muelle de Tha Chang y desde el Gran Palacio fuimos en busca del mercado de amuletos. En este proceso tuvimos a un “colgado” (en todos los sitios los hay) que no dejaba de seguirnos… nos llegó a entrar un poco de mal rollo, la verdad. Pero fue divertido jugar a evitarlo y perderlo, como si jugáramos al escondite. Él perdió, por supuesto. El mercado de amuletos es una mezcla increíble de devotos, monjes y curiosos ... ávidos por encontrar esa pieza especial, y vendedores con las figuras, rosarios, y escapularios de lo más variopinto. Todos con su lupa para comprobar el valor o autenticidad de lo que allí había. Estamos un ratillo pululado por allí, notando la mirada de los vendedores que parecían más curiosos que nosotros mismos. Desde allí vamos andando junto a la bonita Universidad y rodeando el parque de Sanam Luang, donde parece que preparan alguna fiesta, hasta el Monumento de la Democracia. Pero haciendo una parada con refrigerio por el camino puesto que estamos sudando la gota gorda. Que calor…Nos re-hidratamos un poco en una terracita que resulta ser un restaurante chino, por supuesto, no como los que conocemos aquí, con un karaoke en el interior. Cuando entré al baño no pude evitar estar un buen rato observando tal espectáculo. También era todo un show mirar hacia la carretera, el devenir del tráfico, y como se iban apiñando a decenas, las scooters, hacia la parte delantera del semáforo, esperando la luz verde. Me resultó muy curioso ver que en los semáforos, en lugar de vender pañuelos de papel como aquí, venden rosarios de jazmín, de esos tan olorosos y bonitos que llevan todos los taxis y coches en su espejo interior. Es genial sentarse a ver la ciudad pasar…. Llegamos al Monumento de la Democracia, que es simplemente una rotonda en mitad del caos, y que me dio un poco de chasco, (además me pareció un monumento con un aire totalmente soviético). Desde allí fuimos andando hasta el Gran Columpio, donde me hice una idea de cómo se mataron unos cuantos en sus competiciones, en el pasado. Justo al lado hay un templo hindú dedicado a Vishnu y Shiva, donde por supuesto, entré. Toda esa zona está llena de talleres donde fabrican y reparan grandes figuras de Buda, y de dioses hindús. Estuvimos un buen rato observando como trabajaban. Me pareció espectacular. Después de pulular un rato por la zona, y como era el ultimo día, decidimos ir al MBK para mirar un poco lo que había y poder decidir durante el viaje lo que dejaríamos para el último día, cuando regresásemos al final a Bangkok. Cogimos un taxi que fue como correr en el más

10

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ peligroso de los rallies. Nos llevó en dos diez, eso sí, pero hizo unos mil trombos, unas 480 frenadas y unos 850 derrapes… No entiendo como no hay mas accidentes, viendo como conducen... Por el camino al centro comercial, pasamos por una zona, donde había calles y calles de talleres de motos, coches y tuks-tuks que parecían auténticas chatarrerías. Me hizo gracia, por que parece que los gremios van por zonas. Me recordó a algunas ciudades que conozco de México, donde funciona igual. Como en Europa en la Edad Media, cada zona un gremio… Llegamos al MBK, donde nos quedamos alucinados con el mega centro comercial. Que locura… Montones y montones de tiendas, puestillos y tenderetes…Y encima dentro del mismo, hay otro centro comercial, que no hay que confundir porque es más caro(éste último es de apariencia tipo Corte Inglés). Comimos algo en el 6ºpiso en un food street de los que funcionan con bonos.(no confundir con el del 5º piso, más de diseño, como más enfocado a los turistas y bastante más caro). Acabamos agotados de tanto patear y eso que no vimos más que una parte .. pero estuvimos ojeando un poco para saber qué compras dejar para el último día… Fuimos al hotel, donde me di el último masajito “bangkokiano” y donde cenamos muy a gusto y a buen precio. Nos fuimos a dormir pronto. Nuestra última noche en el Bossotel. Mañana saldríamos hacia el Norte. Una nueva aventura!!!

SENSACIONES DE BANGKOK Bangkok es una ciudad que no deja indiferente. Dicen que o la adoras o la detestas. Totalmente cierto. A mi me conquistó y me pareció una ciudad alucinante, pero entiendo a quien le produzca pavor. No es el concepto romántico que pueda parecer a priori, pero si lo descubres, te invade. Toda la ciudad es un gran mercado. Mercados fijos, mercados ambulantes y puestos que nunca terminan, para dar paso a grandes centros comerciales que albergan otros centros comerciales en su interior. En la calle se mezclan cientos de puestos de comida, de flores, de frutas totalmente desconocidas para nuestra vista y paladar, de zapatos, de bolsos, de ropa… las camisetas de Dior y Armani se mezclan con mutantes y extraños cangrejos, gambones, enormes almejas, pescados… arroz, curry verde, amarillo, rojo, tallarines… todo es como un gran festín a todas horas… La calle huele a comida… siempre… El humo del terrible tráfico, el olor a contaminación, a humedad, a desagües atascados por las lluvias… se mezcla con el aroma a jazmín, a arroz, a lima, a cilantro, a curry y jengibre… con el incienso de los pequeños altares diseminados por todos los rincones… Lo moderno se fusiona con lo antiguo. Centenares de templos que te embaucan, conviven junto a modernísimos rascacielos. Los monjes de túnica color caldera, naranja, azafrán… dejan su meditación para comprar software en gigantescos centros comerciales de informática. El modernísimo Sky Train que serpentea sobre la ciudad, convive con las barcazas que te transportan por el gran río Chao Praya. La gente es risueña y amable, a pesar de serlo menos que en otras zonas del país. La locura de la ciudad, tampoco es ajena a ellos. Incluso se vislumbra la sonrisa bajo las máscaras que algunos llevan para no asfixiar sus pulmones de humo. Sus habitantes te paran por la calle. Algunos por curiosidad, muchos otros porque, por necesidad, ven en ti el posible negocio del día e intentan estafarte, otros muchos, simplemente por amabilidad y ganas de ayudarte. El caos reina en toda la ciudad, pero mantiene un orden, un equilibrio… Todos saben donde van… hasta nosotros. La ciudad nos ha conquistado.

11

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 6

Hoy salimos hacia Chiang Mai. El Bossotel nos ha gustado, aunque había alguna hormiguilla en la habitación, pero vaya, nada de escándalo. Está muy bien situado, es tranquilo y muy agradable. Así que si volvemos a Bangkok, seguro que repetimos. El precio del taxi lo negociamos antes de salir y nos cuesta 350 baths, con peaje incluido. Nos sale algo más barato que la próxima vez que vamos al aeropuerto desde Bangkok, con taxímetro, y estando incluso algo más cerca de la salida. Madrugamos bastante porque el aeropuerto está algo lejos, y pensando que quizás es mejor estar con tiempo para facturar (mejor prevenir, porque no sabemos muy bien como van las cosas allí…). Pero entre que llegamos rápido(el taxista era un fitipaldi, bastante majo por cierto, estuvimos conversando todo el viaje…) y que la compañía (Airasia) abre tarde para la facturación doméstica (creo que fueron 45 min.antes) nos toca esperar bastante.. Estamos emocionados por ver como será el resto del viaje que nos espera.. El viaje es puntual y muy agradable. Llegamos a Chiang Mai y cogemos un taxi en el mostrador que hay enfrente de donde se recogen las maletas. Es precio cerrado, cuesta 150 baths y creo recordar, que se paga la mitad en la taquilla y el resto al finalizar el viaje al taxista. El taxista es majísimo y tiene un cachondeo encima increíble. Nos va explicando montones de cosas por el camino y nos ofrece la opción de excursiones con él (1500 baths día entero por la ciudad y alrededores y 2000 sí ya es a Doi Inthanon). Pensamos incluso en la opción de contratarlo… Pero nos pareció mejor llevar un guía. Encima es que el hombre no callaba ni un minuto!!! Igual hubiera sido un poco suplicio llevarlo todo el día Llegamos al hotel Empress http://www.empresshotels.com/empress_hotel.html Un pedazo hotel por lo que nos había costado, 24 €. La recepción bastante espectacular. El hotel se veía que estaba un pelín caduco, pero el personal super profesional, las habitaciones grandes, cama enorme y comodísima, el buffet abundante, varios restaurantes, la piscina cómoda y grande, y en general me pareció muy buen hotel. Después de dejar los bártulos, salimos a dar una vueltilla y a comer algo en un restaurante muy coquetón cerca del hotel. Ya era tarde y teníamos un hambre terrible. Cuando llegamos a Chiang Mai, tenía pinta de llover, y efectivamente, al salir de comer, empezó a jarrear a cántaros. Así que estuvimos un ratito esperando a que parase un poco, y observando a la gente en motos arriba y abajo todos con el paraguas para no mojarse. Era una situación bien graciosa… Cuando bajó un poco la intensidad de la lluvia(parar, no paró en toda la tarde..) fuimos a ver un poco el tema de las excursiones. Desde aquí había contactado con una agencia local que recomendaban en varios foros, con personal que habla español (Thai Acces Tours http://www.viajetailandia.com/ ). Pero parece ser, que últimamente han cogido demasiada fama y los precios que me ofrecieron me parecían un poco desorbitados, por lo que finalmente decidimos buscar las excursiones directamente, una vez allí. Entramos en la primera agencia: Thai Exotic Tours, cerca del hotel, que fue la que finalmente cogimos. Tenían guías en español, pero al ser de un día para otro, lo tenían ocupado. Luego, hablando con el guía que tuvimos, nos dijo que los propietarios eran un tailandés que hablaba perfectamente español y que tenía negocios en España y una española. Esa agencia nos

12

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ había dado buen rollo y nos había rebajado el precio inicial, pero queríamos mirar más. Estuvimos mirando unas cuantas, algunas más caras, otras parecido y otras algo más baratas, pero se veían muy cutres. ( Hay muchas agencias repartidas por la ciudad). Así que, como nos dio buena sensación y el precio nos pareció bueno, cogimos la primera. Nos costó 2.500 baths por persona, todo .El primer día (al día siguiente) hacíamos la excursión a Doi Inthanon en un pequeño grupo (7 personas más) , con guía en inglés. En todos lados nos dijeron que no merecía la pena pagar el doble por una privada, puesto que se veía exactamente lo mismo y tampoco era una excursión cultural, donde explicar tantas cosas (nos pareció un gesto muy honrado..). Y el segundo día, cogimos un tour privado para ir a un campo de elefantes e ir a Doi Suthep, con guía en inglés, pero que chapurreaba algo español. Al salir de la agencia seguía lloviendo… Nos fuimos a dar una vuelta por un mercado que encontramos de camino al mercado nocturno, y por supuesto a este último, para echar un vistacillo.. Seguía lloviendo, ya era algo tarde y como teníamos que madrugar al día siguiente, decidimos ir al hotel, pegarnos una duchita y quedarnos en el hotel a cenar. Cenamos en uno de los restaurantes de los que dispone el hotel, en el de la planta baja. La comida buena y a buen precio. Había varios restaurantes más, y al hacer el check-in te facilitaban unos cupones de descuento para estos restaurantes, pero no probamos ninguno más. Como dije antes, aún a pesar de ser mucho más barato que en España, una vez allí te parecían carísimos. Como había una banda de rock tocando (hay que ver lo forofos de Elvis Presley que son estos tailandeses), nos quedamos un rato tomando unos mai thais y pasando un buen rato..

DIA 7

Hoy hemos madrugado bastante, para ir de excursión a Doi Inthanon. Que bien hemos dormido en la pedazo cama king size…. Después de desayunar abundantemente en el buffet que es bastante grande y variado, bajamos a encontrarnos con el guía que ya está esperándonos. Cuando vemos la cutrez de la furgo en la que supuestamente vamos a ir hasta el parque nacional, nos quedamos un poco alucinados…Yo creo que el guía nos vió la cara de sorpresa-indignación que teníamos y hasta nos leyó el pensamiento, porque acto seguido de pensar “vaya mierda furgoneta…con esto vamos a ir? ”, dijo “no os preocupéis que esta furgo sólo es para ir a recoger a otros señores y llevarlos a no sé donde y dejaros a vosotros en su hotel, donde os recogerán con la demás gente. Este cacharro es sólo para ir por la ciudad…” Nuestros ojos se iluminaron, mientras soltábamos suspiros de alivio. Efectivamente cuando llegamos al susodicho hotel, vino otra furgoneta mucho más chula, moderna y confortable a recogernos con otra guía, una chica. Dentro de la furgoneta ya iban sentados dos chicos y una chica de Omán, y que resultaron ser los más simpáticos del grupo y con los que estuvimos charlando todo el día sobre su país y demás. Y un farang inglés entrado en añitos que ya era la segunda vez el mismo año que volvía, (no comments…), con una belleza thai . Me sorprendió bastante el turismo sexual que se veía en Chiang Mai. Fue donde más lo aprecié, a este nivel. Señores y no tan señores, con bellezones y no tanto, de compañía. Una vez nos montamos, ya sólo quedaba recoger a los últimos pasajeros. Una pareja de jóvenes italianos recién casados, que estaban de lo más sobón y que escandalizaron un poco al resto de viajeros, especialmente a los omaníes. Todos contentos y felices, cual escolares de excursión, iniciamos el recorrido hasta el bello parque nacional de Doi Inthanon. Los que busquen la típica excursión de andar horas y horas por un parque, deben abstenerse de hacer esta excursión, porque realmente es un tour más bien panorámico. Así que si alguien quiere una excursión de caminata, debe contratar un trekking, del

13

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ que yo me quedé con las ganas, aunque la gente que encontramos que lo había hecho de varios días, dijeron que era bastante durillo. Mientras íbamos adentrándonos en un paisaje super bonito(todo verde, campos de arroz…) la guía nos iba dando explicaciones sin agobiar.(Era super majilla y muy profesional). Una vez dentro del parque, después de aproximadamente una hora y algo, de la salida, la primera parada fue la cascada de Vachiratharn. Un lugar impresionante donde estuvimos alucinando de su belleza, de las gotitas que salpicaba y donde estuvimos un buen rato. Hay una especie de escaleras en la roca, super empinadas y resbaladizas de lo lindo, que van subiendo hasta el salto de agua, donde por supuesto, subimos. Cuando ya nos cansamos de andar por allí y hacer tropecientas fotos, nos marchamos rumbo a una tribu de karen blancas. Se llaman así, porque las mujeres, hasta que se casan, van de blanco y una vez se han casado ya nunca más pueden usar este color porque ya no son vírgenes. Es curioso como todas las tribus tienen su nombre en función de las costumbres de las féminas….incluso hay alguna tribu(no recuerdo el nombre) que son totalmente matriarcales. Los hombres se quedan de “marujos” en la tribu, a sus labores y las mujeres son las que van a recolectar, cultivar los campos, etc. Aunque no sé que es mejor o peor…El poblado me pareció super bonito, tanto el entorno como sus construcciones. Había algunas mujeres tejiendo, algunos hombres en el campo de arroz, los cerdos, perros y gallinas campando a su ancha y un fondo espectacular de montañas y campos de arroz donde contrastaba el intenso verde con la densa bruma. Aquí nos ofrecieron a fumar tabaco que ellos cultivaban y que un señor viejito lió en unas hojas de bananero. Eran como una especie de puros. Antes de fumarlo nos aseguramos bien de que se trataba de una sustancia legal…. Estaba bueno, aunque muy fuerte…mi chico y yo parecíamos adolescentes fumando el primer cigarrillo... Desde allí nos dirigimos a una segunda cascada, la de Sirithan, para mi no tan espectacular como la otra, pero también de enorme belleza. Estuvimos un ratillo contemplando el bonito paisaje y acto seguido nos dirigimos a comer. A una especie de comedor común con mesas corridas, donde comimos a base de arroz con verduras, pollo y una sopa de fideos buenísima. Aquí, destacar los baños que nos fuimos encontrando en general por todo el Norte. Una especie de baños turcos con una altura increíble, y habitualmente inundados, donde las mujeres tenemos que hacer auténtico entrenamiento de los músculos de las piernas y muslos, debido a la posición necesaria para hacer nuestras necesidades…encima a muchos había que entrar descalzo.. norma que, yo me salté a la torera haciéndome la longuis, en algunos lugares , donde pasaba de contagiar mis pies de extraños virus y bacterias, además de enormes charcos de agua o vete tu a saber lo que fuera…. Después de llenar el buche, hicimos una parada en el Proyecto real, un lugar de plantaciones de diferentes árboles, flores, frutas, arroz.. que el rey ha creado para dar trabajo a los habitantes de las tribus, intentando así que cesen en su tradición de cultivar opio y otras sustancias ilegales. Desde allí nos dirigimos hasta el punto más alto del parque y de todo el país, la cima de la montaña a 2525m. de altitud. La idea era hacer un poco de trekking por la zona, pero llovía de tal manera que sólo fuimos capaces de andar durante 15-20 minutos, acabando calados de la cabeza a los pies. Nos refugiamos en una especie de chiringuito que hay cerca del lugar donde señala la altitud, donde tomamos un café delicioso para entrar en calor(para ser Tailandia hacía frío, unos 15 graditos…). Algo que me sorprendió es que en el Norte también se cultiva café , no tenía ni idea.. Antes de regresar hicimos la ultima parada, la pagoda real. Dos enormes pagodas, una dedicada a un antiguo rey y justo en el lado opuesto, otra dedicada a su esposa. El lugar es muy bello y las vistas dicen que son preciosas, pero debido a la intensísima bruma no pudimos apreciarlas. Era increíble ver como de repente no se veía lo que tenías enfrente por la espesa niebla, y de repente se quitaba y dejaba una brillante claridad, para volver a salir a los pocos minutos. Todo un espectáculo…

14

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ Después de la bonita excursión, regresamos al hotel despidiéndonos de nuestros compañeros de viaje y de la simpática guía. La verdad que el ambiente del grupo fue bien majo todo el día, y fuimos en consonancia de ritmo toda la jornada. Después de pegarnos una duchita, salimos a pasear pasando por un mercado que quedaba cerca del hotel, antes de llegar al mercado nocturno. Nos apetecía cenar algo, así que hicimos una paradita en una de las calle principales que van desde cerca del mercado nocturno hasta las murallas. Nos apetecía un sándwich o algo así, así que nos sentamos en un sitio llamado Chiangmai Saloon, tipo americano, pero a la australiana, que estaba lleno de guris y farangs y que luego vimos que estaba recomendado por tropecientas guías de viaje. No era muy local el sitio, pero los sandwiches estaban buenísimos y las cervezas baratas. Después de la cenita fuimos dando una vuelta hasta la ciudad vieja, pasando junto a varios bares de alterne y desde allí volvimos al mercado nocturno y los inacabables puestos a los alrededores. Hacemos alguna comprilla y a dormir. Al día siguiente tocaba madrugar otra vez.

DIA 8

De nuevo, tocaba madrugar un poquito. Después de desayunar, bajamos al lobby donde Mac, nuestro guía privado, nos estaba esperando. Hoy teníamos un tour privado y a medida para hacer una nueva excursión por la zona.. Al salir nos esperaba un peazo 4x4 nuevecito, con el que fuimos todo el viaje.. Mac es un guía jovencito, que lleva poco en esto, después de sus estudios de turismo, pero es majísimo, risueño y con un montón de conocimientos sobre su país. El chico es muy viajero con lo que su mente era muy abierta. La verdad, es que me pareció ir con un amigo todo el viaje, porque aparte de toda la información que nos dio sobre arte, historia, naturaleza, costumbres, etc., sin ser pesado, estuvimos conversando largo y tendido sobre nuestras vidas. Habla un inglés perfecto y chapurrea algo de español, idioma que por cierto le estuvimos enseñando un poco, lo que fue bastante divertido. La primera parada que hicimos fue el campo de elefantes de Mae Taman. Por cierto, con él aprendimos algunos vocablos en thai, uno de ellos, la palabra Chang(como la cerveza), que significa “elefante” y nos estuvo explicando muchas cosas sobre este animal. El paisaje que rodea el campo es realmente bonito. Lo primero que hicimos fue montarnos en nuestro elefante. Yo estaba emocionadísima. Delante nuestro había salido un pequeño grupo que parecían una familia, pero nuestro “chófer” era un fitipaldi del mundo elefantil, con lo que les adelantó ipso facto y seguimos un rumbo distinto al grupo, completamente solos. Atravesamos un río, subimos por unos caminos tan empinados que parecía que nos ibamos a caer en todo el lodo, atravesamos un poco la selva.. hasta estuvimos los dos solos encima del animal un buen rato. Se llega a volver loco el animal y ya me veo trotando hasta Camboya…. Después de una hora y pico, llegamos a una especie de poblado-montaje mega turístico, donde nos esperaba un carrito de bueyes. La verdad, que la ruta en elefante, a mi se me hizo corta y creía que iba a ser otra cosa, a pesar de que ya sabía de antemando, que iba a ser una turistada, pero fue muy divertido. Nos montamos en el carro de bueyes, y cómo se meneaba aquello…. De repente el “conductor” se baja y nos hace pasar adelante para hacernos una foto, y ya no se montó y nosotros ahí adelante rezando para que los bueyes no tuvieran de repente ninguna necesidad fisiológica…. puesto que sus traseros estaban justo en frente de nuestras caras...Hasta llegar al campo de elefantes de nuevo, pasamos junto a otro poblado como muy turístico y muy preparado, pero con unos paisajes muy bonitos. Al llegar al campo, nos esperaba el espectáculo de elefantes. Mientras esperábamos a que empezara, estuve como una chiquilla, de hecho junto a los niños que por allí había, haciendo caricias a los elefantitos que meneaban sus orejas todos contentitos. A mi me dio un poco de

15

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ pena el montaje que tienen con estos animales, pero según parece, la manera que tienen de subsistir hoy en día, es haciendo esto. Es como si se pagaran su sustento... el show fue un poco largo, para mi gusto, pero echamos unas buenas risas viendo como estos animales, tocaban la armónica, bailaban, jugaban al fútbol o pintaban un cuadro. Algo alucinante, qué listos son! Por cierto, los lienzos donde pintan, los hacen reciclando las cacas de este animal... No hicimos lo de las balsa de bambú, que suele ir incluido en esta excursión, así que después de comer en un buffet en el mismo campo y conversar largo y tendido con Mac, salimos hacia nuestra próxima parada. Le habíamos comentando que nos daba pena no poder visitar alguna tribu más, así que nos habló de un lugar que no quedaba muy lejos, donde había refugiados acogidos por el rey: mujeres jirafa, Hmong y orejas grandes, conviviendo, así que para allí que nos fuimos. No sé si éste es el lugar turístico cerca de Chiang Mai, del que se habla en algunos lugares, porque queda relativamente cerca, pero este lugar además de estar en un entorno de gran belleza, rodeado de campos de arroz, no tenía ni una sola tienda, ni vimos ni a un solo turista. Se veía a los hombres trabajando, algunos construyendo una casa, algunas mujeres tejiendo, los niños correteando… no sé si será un montaje o que, pero a mi el lugar me gustó. Aunque sí da un poco la sensación de que están como en una reserva. Estuvimos hablando con una chica (bueno, Mac traduciendo, como pudo claro.. porque no suelen hablar thai esta gente) y paseando un ratito por el entorno. La tribu de las mujeres jirafa estaba como en un lugar más apartado, y sinceramente impactan bastante, además de la crueldad de toda la historia(ninguna de ellas vive más allá de los 40-45 años...) Después de allí, nos dirigimos a Doi Suthep, aunque antes Mac nos hizo una parada, tampoco prevista en el programa, en una granja de orquídeas y mariposas. Después de acceder por unas buenas curvas, llegamos al maravilloso templo de Doi Suthep. Para mi, uno de los más bonitos del viaje. Hay 375 escaleras para subir, pero como no estábamos en penitencia alguna, subimos por un funicular. Al subir nos esperaba un templo espectacular y precioso, donde se respiraba una espiritualidad increíble, a pesar de que había bastantes turistas, y donde Mac nos explico más cosas sobre los hábitos budistas en Tailandia, entre otras cosas.

Después de pasear un buen rato por allí, hacer algunas fotos y disfrutar de las vistas de Chiang Mai, volvimos al hotel donde ya nos despedimos del majete de Mac. Tras una duchita, fuimos a dar una vueltilla por el mercado nocturno, donde hicimos algunas compritas(esto de las compras es un sinvivir en ese país.. aunque salgas con la intención de no comprar, compras algo fijo.. y eso que yo no tengo alma demasiado consumista). Después de patear el mercado un poco, nos fuimos andando hasta el famoso restaurante Riverside, que queda aproximadamente a unos 25 minutos andando. El sitio estaba petado de gente, pero pudimos encontrar una mesita. Así que cenamos de maravilla, con concierto de fondo y junto al río. El ambiente era muy majo, así que después de cenar , nos quedamos un buen rato a tomar unos cocktailitos, escuchando la música y en un ambiente muy jovial. Ya un poco contentos, cogimos un tuk tuk y a dormir…

DIA 9

Hoy tocaba relajación. Era domingo y nos apetecía ver la ciudad tranquilamente y aprovechar el mercado dominical. Nos levantamos algo más tarde y después de desayunar me bajé a la piscina, mientras mi chico se iba a dar una vueltilla. Ya que teníamos piscinilla había que

16

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ aprovecharla un poco. La verdad que se estaba de maravilla, no había mucha gente y no hacía mucho calor…era para quedarse un buen rato, pero había que patear un poco la ciudad, así que después de que hiciera unos cuantos larguitos, salimos andando hacia la zona antigua de Chiang Mai. En la zona del mercado nocturno, había algunos puestos y tiendas que empezaban a abrir, aunque eran sobre las 12h, y realmente aunque haya menos tiendas abiertas, creo que era el mejor momento para comprar. No había absolutamente nadie, y podías regatear de maravilla. Además, pude comprobar que venden mejor y más barato a primera hora, puesto que para ellos da suerte hacer la primera venta. Así que aproveché para comprar alguna cosilla muy, muy bien de precio. Me resultó gracioso comprobar la gran memoria de los tailandeses para recordar rostros. Puesto que nos pasó en varias ocasiones y en diferentes sitios, que nos reconocían y nos saludaban. Por ejemplo, la chica que me vendió unas camisetas de Custo (chulísimas y baratísimas) en una tienda esa mañana, me reconoció por la noche entre una multitud de gente y me paró y todo para decirme hola!!! Increíble con la de gente que pasará por sus vidas al cabo del día, encima todos con la misma pinta de guris turistas, que parecemos todos iguales, y que te reconozcan.... Y como digo, nos pasó en muchas ocasiones!!! Justo antes de entrar en las murallas, aprovechamos para comer algo, puesto que teníamos un poco de hambre y paramos en un restaurante local, con montones de fotos de Elvis, colgadas en las paredes. Como ya dije, me sorprendió mucho la pasión que tienen en ese país por el el “rey del rock”.Incluso en Bangkok, en algún bar, vimos réplicas exactas de Elvis, actuando. Estos asiáticos son los reyes de las imitaciones!!!! La comida fue un fiasco, bastante malillo y escaso. Nos quedamos con bastante hambre, la verdad. Después del “festín culinario” nos adentramos en la ciudad antigua. Justo al entrar, estaban montando un mercado (independiente del mercado dominical) al que entramos a dar una vueltilla. Toda la ciudad antigua está repleta de maravillosos templos a los que no pude evitar entrar. A todos los que se me cruzaba por el camino, qué bellos!!! Incluso en uno de ellos estuve meditando un buen rato. Fui con mucha ilusión de poder meditar, antes de ir a Tailandia, aunque no tenía claro, si podría hacerlo o no, más siendo una mujer, pero la gocé, porque pude practicarlo en muchas ocasiones, y casi completamente sola. Incluso me invitaron a una sesión de yoga!! Que paz y que buena energía llegué a sentir ese día!!! Después de mi sesión con mi interior junto a un hermosos buda y un delicioso aroma a incienso, estuvimos un ratillo en un hermoso parque con mesitas de madera y un frondoso arbolado donde había varios locales conversando y descansando. Que bien olía!! Seguimos caminando y descubriendo preciosos rincones e hicimos una paradita en un bar a tomar unos batidos de fruta(que buenos estaban carai!!) , donde estuvimos un buen rato hablando con las chicas que llevaban el bar y viendo la gente pasar, todos con sus paraguas para no quemarse por el sol. El mercado dominical, cada vez iba engrandeciéndose más y los puestos y visitantes iban aumentando a cada minuto. Este mercado fue de los que más me gustó de todo el viaje, además era genial poder caminar sin coches ni tráfico de ningún tipo. Fue en este mercado donde probé por primera vez, que no la última, las delicias insectívoras(sí, sí, repetí en otra ocasión). Había un puesto con distintos insectos, a cual más “sabroso”. Sólo puede con los gusanos de bambú! Mi chico me miraba con una cara de asco!! Y yo UMMM delicioso!!! La verdad que sabían bien, realmente me supo como a los gusanitos estos de bolsa(igual vendrá de ahí el nombre..) pero con un regustillo amargo al final. Con las enormes cucarachas y larvas, no pude sinceramente. Seguimos paseando por el mercado y disfrutando de una hermosa tarde, por las calles del antiguo Chiang Mai, donde los puestos de ropa, artesanía, comida... se mezclaban con alguna actuación de músicos callejeros y danzas típicas. Ya era de noche y un poco tarde, así que nos cenamos un pad thai en un puestillo callejero, delicioso y por 10 baths!!! Y fuimos paseando de vuelta al hotel. Aunque antes de subir hice una paradita en un salón de masajes, justo al lado del hotel, donde me di un reconfortante y maravilloso masaje de pies, de una hora. Como añoro esos masajes!!! Hicimos la maleta y

17

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ bajamos a tomar unos cocktails al bar del hotel, donde había actuación y echamos unas risas, antes de ir a dormir. Al día siguiente nos íbamos a la isla!!!

DIA 10

Hoy salimos hacia Koh Samui. Nos hubiéramos quedado un poco más por Chiang Mai, pero la idea de la playita pesaba mucho más… Para ir al aeropuerto, usamos el servicio de transfer en una furgoneta que ponía el hotel. El avión de Bangkok Air iba repleto de italianos. Luego vimos que Samui estaba invadido por ellos!!

El aeropuerto de Samui es de lo más bonito. Todo descubierto y con edificios tipo casetas, de bambú y madera. Es de lo más agradable para la llegada. Justo a la llegada hay varios taxistas que te esperan, pero como el hotel donde nos alojábamos nos ofreció servicio de transfer a la llegada, fuimos en una especie de trenecito hasta la zona de Meeting Point, donde una furgoneta del hotel nos esperaba. Mientras nos íbamos dirigiendo al hotel, el conductor nos iba explicando cosas y nos hizo saber que en unos días eran las fiestas de Chaweng. Que bien!! Unas “fiestas patronales “ en Tailandia. De nuevo! , volvimos a pensar… es que pillamos fiestas allá a donde vamos, somos unos sortudos…

Después de unos 15 minutos llegamos a nuestro hotel, en el Sur de Chaweng, Hotel Sans Souci http://www.sanssoucisamui.com/ Realmente es mucho más bonito al natural que en la web. Nos costó unos 50 € a través de www.sawadee.com, pero el precio allí mismo o a través del hotel era el mismo. El hotel es muy pequeñito, con lo que casi no hay gente, enfrente mismo de la hermosa playa , con bungalows muy espaciosos y limpios, decorados al estilo tradicional, con madera de teca. Hay una par de bungalows enormes justo en la misma playa, y el resto están rodeados de un frondoso y bonito jardín a 30 segundos de la playa. Todos con su porche individual con mesita. El ambiente del hotel es muy relajado y familiar. Y por lo que vimos, mucha gente es cliente habitual de otros años. El personal super amable. Al segundo día ya sabían el número de habitación y lo que nos gustaba desayunar, etc. Al final era como estar en casa. No tiene muchos servicios, sólo un restaurante frente al mar, que siempre estaba muy tranquilo, que se usaba también para desayunar y por si se quería tomar algo durante el día y donde comimos muy bien algún día, y un pequeño bar con algunas mesitas. Tampoco tenía piscina, pero para que? Teniendo esas aguas cristalinas del mar… tenía la mejor zona de playa de Chaweng, para mi gusto. Parecía que la playa era solo nuestra!!! Así que solo llegar, dejé la maleta, sin apenas abrirla, para ponerme el bikini y salir corriendo a la playa a pegarme mi primer chapuzón tailandés. Parecía una niña que ve el mar por primera vez!!!que emocionada estaba!! Tras dar cuatro pasos entre la espesa vegetación del jardín, apareció delante de mí, una bella playa, de arena blanca y agua totalmente cristalina, donde apenas había 2 personas. Como digo, a mi parecer ésta me pareció la mejor parte de la playa de Chaweng, ya en el extremo sur. Casi no había nadie, el agua siempre cubría como para bañarte y nadar y no había arrecife de coral como en otras zonas, que impidiera un buen baño. Si caminabas 10 o 15 minutos en dirección centro, ibas viendo como la multitud iba aumentando, así como las motos acuáticas, y demás actividades. En la zona norte, aunque también más tranquila que el centro, por lo que ví, el agua era menos profunda, y había varias zonas rocosas y de arrecife.

18

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

Después de arrugarnos la piel dentro del agua, nos relajamos en la hamaca, donde pedimos unos sandwiches para comer, que nos sirvieron allí mismo. Ya a media tarde, para rematar la relajante jornada, me di mi primer masaje Thai, con las chicas que lo daban en la playa, frente al hotel, bajo una especie de pérgola, mientras la brisa marina acariciaba mi piel. Ay.... que recuerdos!!! Las chicas tenían muy buenos precios , eran majísimas y tenían unas manos mágicas que yo, por supuesto, probé varios días más… el masaje thai no es el típico masaje relajante que uno imagina, pero después de estiramientos varios, se te queda el cuerpo libre de contractura alguna y más ligero que una pluma. Toda una experiencia!

Después de una duchita, salimos andando hacia el centro. Son como unos 20 minutos andando hasta el centro. Aunque si no te quieres mover mucho, justo por la zona del hotel, también hay varios restaurantes y bares, tiendas, etc. Y si no, un songthaew y listos... El ambiente de Chaweng no me gustó mucho, la verdad. Menos mal, que en el hotel se estaba deliciosamente.. Mucho tráfico, bares de todo tipo a troche y moche, (aquí fue donde vimos más bares y chiringuitos varios de alterne, y masaje con final feliz) tiendas, restaurantes... demasiada gente. Hicimos una paradita en una terraza donde tenían música en directo y después de dar una vueltilla más, fuimos a cenar algo. Además de muchos restaurantes de pescado y marisco hecho a la barbacoa, y algún que otro hindú, lo que más abundaba eran restaurantes italianos. Claro, estaba medio Italia allí… y a los italianos les suele costar entrar en nuevos sabores culinarios, con lo que para encontrar algún restaurante local decente en Chaweng, nos las vimos y deseamos. Eso sí, había restaurantes brasileños, africanos, alemanes, austriacos... hasta un español vimos. Y luego los restaurantes mega-fashion de algunos hoteles, donde te pegaban un buen sablazo!! Después de cenar, volvimos paseando al hotel, haciendo una parada en el 7 Eleven, donde compramos unas cervezas, que luego tomamos en la playa de nuestro hotel, completamente solos y con la única luz de la luna.

DIA 11

Desayunamos en el restaurante del hotel, frente al mar. El desayuno en este hotel consiste en elegir a la carta lo que desees de la misma. No una gran variedad, pero rico y abundante. Hoy tocaba relajación y disfrutar de la maravillosa playa que teníamos justo enfrente. Así que no hicimos gran cosa más que tumbarnos en la hamaca, bañarnos, pasear por la playa.... Como he comentado, la zona donde estaba nuestro hotel estaba casi desierta, y en las hamacas de nuestro hotel estábamos 4 o 5 personas el día que más gente había. Por la playa van paseando señoras que llevan a sus hombros pesadas cestas y que van vendiendo pollo asado, fruta, ensalada… La verdad que son majísimas, y al cabo de dos días ya venían a saludarnos y mantuve largas conversaciones con ellas, especialmente con “Janina” con la que cada día teníamos una calurosa charla. Así que ese día(como algunos otros) nos comemos unos pinchos de pollo asado de los que ellas preparan , con una deliciosa ensalada de papaya que me prepararon al momento(me salté las normas de higiene con los productos frescos…pero que buena estaba!...) y de postre una riquísima piña y unas bananitas pequeñas…Que bueno estaba

19

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ comido en la hamaca, después de un buen baño ¡!! Así que nos regocijamos todo el día a la bartola… Por la tarde y después de la duchita, salimos con la intención de ir a algún otro pueblo a pasar la tarde y cenar. Nuestra intención era ir a Big Buda, pero finalmente cogemos un songthaew y nos vamos a Bophut. El pueblo de pescadores es realmente bonito, con sus casitas de madera y un ambiente relajado en sus calles que nos pareció delicioso. Hay tiendas y restaurantes muy chulos, y hay un aire como más "chic". Hay varios restaurantes con mostradores llenos de barracudas, tiburones, gambones, langostas…. Que se eligen antes de cenar y que te sirven a peso. Finalmente cenamos en un restaurante super bonito a pie de playa con una mesa en la misma arena y unos mangos iluminados con lucecillas de lo más romántico. Nos cenamos una langosta y tiburón a la brasa, deliciosos, que habíamos elegido antes de entrar, con patatas asadas de guarnición que regalaba la casa. Estaba todo buenísimo y se estaba de maravilla, en ese ambiente tan relajado y romántico. En ese momento me sentí realmente feliz!! Después de dar un paseíto, cogimos un taxi de vuelta a Chaweng, y antes de irnos a dormir nos tomamos unas cervecitas en la playa de nuestro hotel. El día había sido de lo más relajante!! DIA 12

Había dormido de maravilla. Después de desayunar fuimos a coger una taxi para ir a Lamai. En lugar de cogerlo desde el mismo hotel, fuimos andando hasta Chaweng Noi, una especie de pueblo que hay algún kilómetro más al sur, para ver un poco lo que había por allí. Cuando ya nos encontramos en plena carretera, con una intersección con mucho tráfico, decidimos coger un taxi. Había una pareja de alemanes esperando un taxi justo al lado nuestro, que también parecía que iban a Lamai, así que les propuse cogerlo juntos y abaratar así el coste. Así que regateando un poco cogimos el taxi por 200 baths los 4. Lamai nos gustó mucho. Había como más ambiente de pueblo y se veía más tranquilito. No sé como estaría el ambiente de noche, pero seguro que más tranquilo que Chaweng. Fumios andando hasta la playa, que nos pareció muy bonita y mucho menos concurrida. Aunque la arena no es tan fina ni tan blanca, y forma como una especie de bancos de arena que crean unas pendientes no demasiado cómodas para acceder al agua, que aquí era bastante profunda y más agitada, pero nos pareció un lugar muy bonito. El día estaba nubladito lo que hacía agradable el paseo. Fuimos de punta a punta de playa, hasta el Sur, donde están las rocas llamadas del abuelo y la abuela. Después del paseíto nos sentamos en un chiringuito que llevaban dos adolescentes niños, donde sonaba buena música y se estaba tranquilito y de maravilla. Estuvimos un buen rato, bañándonos, tomando unas cervezas y comiendo unos pinchos de pollo asado y una ensalada de papaya (que me encantaba), de los que vendían aquí también los vendedores ambulantes. Después de comer y un último bañito fuimos a dar otra vuelta por el pueblo de Lamai donde cogimos un taxi de vuelta a Chaweng, para regresar al hotel, donde después de otro baño, me di un nuevo masajito. Este vez el de aceite, mucho más relajante que el thai. La verdad es que podría vivir así siempre. Que bien… Tras el "ajetreado" día, salimos al centro a dar una vuelta y a mirar las excursiones para ir al parque nacional de Ang Thon y quizás Koh Tao. Preguntamos en varias de las muchas agencias que hay a lo largo de toda la calle principal, y todas ofrecían la misma excursión, así que finalmente la cogimos donde más barata nos la dejaron. Nos costó 1.100 baths por persona. Finalmente desistimos de Koh Tao porque sólo el ferry salía bastante caro y quizá lo suyo hubiera sido pasar allí unos días, ya de ir, pero no nos apetecía cambiar de nuevo de hotel. Después de cerrar la excursión para dentro de 2 dias, fuimos en busca de algún restaurante thai

20

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ local. Costaba bastante encontrar alguno, y finalmente donde nos sentamos, lo que nos sirvieron fue un poco cutre. De camino a casa paramos en un local nocturno bastante chulo, donde había un conciertillo, y aunque la intención era quedarnos a tomar solo una cerveza, el camarero empezó a invitarnos a chupitos, y al final, la noche se alargó más de lo esperado. Se estaba a gusto y pasamos un buen rato.

DIA 13

Hoy tocaba de nuevo relajación, así que nos quedamos todo el día por la playa, con algún paseíto playa arriba y abajo, y nos quedamos a comer en el hotel, un delicioso arrocito muy bien de precio. Por la tarde fuimos de nuevo al centro, pero esta vez fuimos por la playa, ya que me agobiaba un poco el tráfico de coches y gente por la carretera principal. El paseo por la playa fue delicioso. La mar de tranquilitos y con algunos bares tipo chill-out, en la misma playa, con velitas y luces tenues. Salimos atravesando un hotel, puesto que no logramos encontrar una salida pública. Cenamos por Chaweng y de regreso hicimos la vuelta exactamente igual que la ida. Antes de llegar al hotel hicimos una parada en la terraza de la playa, de un hotel cercano al nuestro, que estaba muy tranquilo y donde había una orquesta tocando, que a mi recordó totalmente a Los Camela tailandeses. Fue super gracioso… DIA 14 Hoy toca excursión al Parque nacional Ang Thon!!! Una furgoneta vino a recogernos al hotel y fuimos recogiendo a más gente y viendo el bonito paisaje medio dormidos aún… El recorrido que hicimos por el interior de la isla, me pareció bien bonito. En una media hora llegamos al puerto de Nathon. Yo creo que desde allí, seguro que se pueden coger ferries mas baratos a las islas cercanas, de lo que lo vendian las agencias, pero no tuve tiempo de preguntar. Nos montamos en el barco, que era muy bonito, tipo antiguo, donde nos dieron el desayuno mientras íbamos dejando Samui atrás. Poco a poco, se iba divisando Kho Phangan, el parque Ang thon y todas las islitas que lo componen y como una sombra, también Koh Tao.

A medida que nos acercábamos la belleza era más espectacular. Una vez llegamos al parque, paramos cerca de una playa deliciosa y alguna gente que había contratado también kayak, fueron bajando y montándose en las piraguas. Me alegré de no haber cogido el kayak(estuve a punto), porque salía bastante más caro, y total lo que hicieron fue una chorrada. Los que no habíamos contratado kayak seguimos hasta la primera islita, donde está la laguna esmeralda.

Bajamos en una playita muy bonita y los que quisimos subimos por la montaña, por unas altas y angostas escaleras hechas en la roca, hasta que al llegar arriba del todo nos sorprendió la alucinante vista frente a nosotros de Talay Nai, la laguna esmeralda. Una laguna natural de agua salada en mitad de la montaña , de 250 m de largo y 200 m de ancho, con 7 metros de profundidad y conectada al mar por un túnel subterráneo. Se cree que fue creada por un colapso submarino. La vista era espectacular!!! Subimos un poco más, por unas escaleras todavía más altas

21

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ y empinadas donde llegamos al punto desde donde se divisan todas las islas del parque. Que bonito!!! Después de deleitarnos un rato y de pegarme un chapuzón en la playita al bajar, subimos al barco donde comimos un buffet riquísimo. Cuando ya habíamos terminado de comer, llegamos a otra isla llamada “el gato durmiente”, por la forma que tiene. Aquello era el paraíso!!! Que gozada!! Hicimos un rato snorkel (aunque realmente no había mucha riqueza marina, para ello teníamos que haber ido a Koh Tao, que se quedó en el tintero..). Al ver que no había mucho que ver, decidimos relajarnos un poco en este paraíso. Sólo estábamos los de nuestro barco y otras 10 personas, con tiendas de campaña, que parecían que estaban pasando allí unas noches. Ví que quedaban con el barquero para recogerles otro día. Me quedé con las ganas de saber como hacer para quedarse allí. Tiene que ser una pasada quedarse allí unos días, totalmente solo y con una isla toda para ti.. Era un paraíso de arenas blancas, blancas, aguas cristalinas y palmeras balanceándose… con las otras frondosas islitas alrededor. Como la gocé… Al cabo de unas 3-4 horas volvimos a embarcar y el barco, que no salía…Ahí empezó una odisea, que al final resultó ser una divertida aventura!! Parecía que había problemas con el motor. Pasaban las horas y aquello que no arrancaba. Iba a caer el sol y nosotros allí en una isla desierta. Ya todos soñando que nos quedábamos allí a pasar la noche.. Hacia un calor tremendo dentro del barco, así que la gente empezamos a tirarnos al agua desde el barco. Al estar algo alejados de la costa, el agua estaba todavía más maravillosa. La verdad, que fue super divertido… Aquello no arrancaba de ninguna manera, así que tuvieron que llamar a un barco de la marina que viniera a rescatarnos…encima el barco era bastante pequeño y pusieron un toldo en el suelo y ala, todos sentados uno encima del otro… A mitad de camino en alta mar, vino otro barco al que tuvimos que cambiarnos. Todos :Al abordajeeeeee!! Saltando de un barco a otro en mitad del mar. Si hubiera sido aquí, seguro que la gente se hubiera cabreado un montón, pero como allí se te contagia el que todo viene por alguna razón, fue la parte más divertida del día. Nos sentíamos como piratas en alta mar, asaltando otro barco….Al final, claro, llegamos super tarde y ya de noche. Una duchita, a cenar una pasta en restaurante italiano muy majete, y a descansar del completo día.

DIA 15

Hoy vamos a ver Big Budda. Estuvimos preguntando precio en los songthaews y al final lo sacamos por el mismo precio a un taxista.(Son los dos únicos transportes que hay en la isla). Llegamos hasta Big Budda, donde lo primero que visitamos fue el templo. Me decepcionó un poco, pero es bonito. Allí, pude conversar con un monje, un buen rato, sobre el Nirvana y otros menesteres espirituales, en una calurosa charla. Por cierto, me encanta como todo el mundo te desea Buena Fortuna en Tailandia. Los monjes con palabras y las pulseritas de hilo( que me pusieron unas cuantas), pero la gente por la calle igual. Da un buen rollo… Dimos una vuelta por la especie de pueblo donde está el templo, el colorido mercado local…y bajamos por el puertito donde había algunos pescadores, niños correteando y mujeres arreglando redes, y fuimos siguiendo por toda la playa. La playa está desierta y hay unos bungalows típicos preciosos y a precios de risa. La playa me pareció muy bonita, pero al estar el puerto cerca (desde allí también salen algunos ferries), el agua no estaba tan limpia y la arena no

22

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ era tan fina. Después de dar una vuelta por allí, volvimos a Chaweng, al hotel, donde pasamos la tarde en la playita. Nos habían dicho al principio que eran las fiestas de Chaweng, así que había que probarlas. Las fiestas se celebraban en una zona que hay la lado de un lago, no sabría decir el nombre. El pateo hasta allí era bastante largo, pero nos apeteció hacerlo andando y ver otras zonas de Chaweng, a ver si había menos italianos... Por el camino paramos en un restaurante junto a una carretera donde sólo había thais y no hablaban más que su idioma. Que ganas tenía ya de encontrar uno de esos en Chaweng!!! Aquí fue donde me comí el curry rojo más picante y más delicioso de todo el viaje. Eso que lo pedí “Mai pet”(sin picante)… si llega a picar…. Me ardía la boca!!! Comida riquísima y baratísima. Seguimos andando por una zona llena de masajes con final feliz, hasta la zona de las fiestas. Había cientos, miles, millones de motos!!! Que barbaridad!!! Había montones de puestos de bisutería, de plantas medicinales, de remedios milagrosos, de crecepelos(me llamó mucho la atención con la mata de pelo que tienen ellos..), de tómbolas, algún carrusel para niños, conciertos… y montones de puestos de comidas, donde yo volví a comerme gusanitos frititos…le había cogido el gustito … En esa zona no se veía ni un guiri, pero de repente nos tocan en la espalda y era el forero Beren y su compañera!!!! Habíamos coincidido con ellos en Bangkok una noche y ahora nos los volvíamos a encontrar después de casi 15 días!!!! El mundo es un pañuelo!!Y eso que ellos se alojaban en otro pueblo!! Me hizo una ilusión terrible. Nos tomamos unas cervecitas juntos, compartiendo las experiencias que habíamos vivido esos días. Al fondo teníamos un concurso de Miss Samui, con el que echamos unas risas, y algunos conciertillos. Nos despedimos y nosotros seguimos dando una vuelta por allí. Había montones de puestos de todo y baratísimos!!! Sólo se veía gente local. Ya eran casi las 2 de la mañana, así que cogimos un taxi y para casa.

DIA 16 Nuestro última día en la isla. Que pena irse, con lo bien que se estaba con esa paz que había en nuestro hotel!!! Nos levantamos y mientras empezamos a desayunar, empieza a llover… Nos daba mucha rabia porque justo habíamos cogido el vuelo a Bangkok por la noche, para poder disfrutar del último día de playa entero, además de que salía bastante más barato. No había llovido en todos los días, y el último se nos fastidia…Así que con el día que hacía, mejor estábamos en Bangkok… Así que dejamos las maletas en recepción y nos fuimos a alguna agencia a mirar si podíamos cambiar el vuelo y adelantarlo. Fuimos a un par de agencias, y la opción de cambio existía sin problema, pero había otro problemilla, y era que estaban todos los vuelos llenos. Allí nos dijeron que podíamos probar suerte en el aeropuerto, y que por 1.500 baths más, podíamos hacer el cambio. Pero la verdad, es que pasamos de hacerlo, porque era moverse de un lado a otro y quizás para nada… así que decidimos quedarnos y disfrutar igualmente del último día en Samui. Volvimos al hotel y nos dejaron otra habitación para todo el día por 1.000 baths. Así que dejamos los bártulos y nos fuimos a la playa a bañarnos .Llovía, pero tampoco muy fuerte, y la temperatura era muy agradable. La playa estaba completamente vacía y hoy se veían montones y montones de peces…. La única gente que se veía, eran algunos chicos de la isla cogiendo cangrejos con una especie de pala alargada y puntiaguda, con los que hacían profundos agujeros para llegar hasta donde se encontraban estos animales. También cogían una especie de cien pies de mar, que al igual que los cangrejos, irían a la cazuela en breves…. Así que entre "charlas" con los chicos, unos bañitos, alguna recolecta de caracolas y caracolillos vacíos… pasamos la mañana hasta la hora de comer. Ese día se respiraba una especial paz..Comimos en el hotel con el sonido de fondo de las olas, que hoy rugían con más fuerza.

23

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

Daba mucha pena irse de Thailandia, pero todavía nos quedaba un bullicioso día en Bangkok. Nos pegamos una duchita y salimos a dar una vuelta por Chaweng y a por unos bocatas en la única panadería-pastelería que habíamos visto en toda la isla y de hecho, en toda Tailandia (lo segundos y últimos bocatas que nos comimos en todo el viaje) para cenar antes de salir hacia Bangkok. Dimos una vuelta por el centro y tomamos algo y para cuando nos dimos cuenta ya era la hora de partir. Así que nos despedimos del personal del hotel, que había sido muy amistoso y agradable y cogimos un songthaew al aeropuerto, con bastante penita…. La zona de llegadas al aeropuerto, nos pareció bastante agradable, pero la zona de facturación era la repera. Con unos mostradores simples de madera, y para pesar las maletas.... unas básculas de esas de pie, como las que había aquí antes, hace años, por las calles y farmacias… super gracioso. La zona de salidas también tiene una pequeña zona de oración-meditación con un precioso Buda. Había bastante cristo con unos cuantos grupos de italianos que iban con Touroperador, y que sobrepasaban el límite de peso en un pico bastante grande, así que la cola era interminable.... Parece ser que el sobrepeso excesivo, es lo habitual en los viajeros que salen de Thailandia, pero en estos vuelos internos, hay que tener un cuidado especial, porque el límite de equipaje es de 15 kilos. Y no pasan ni uno!!! Nosotros éramos muy conscientes de esto, desde el principio del viaje, y nos llevamos de España la maleta completamente vacía. Sólo llevamos dos mudas y lo demás lo fuimos comprando allí. Además tampoco necesitamos mucha ropa. La próxima vez, creo que no llevaré ni la maleta... Llegamos puntuales al aeropuerto de Bangkok, que ya conocíamos, y nos dirigimos a los taxis para ir al hotel. Volvimos a sentir, de nuevo, ese olor a Bangkok. En esta segunda ocasión, puesto que nuestra intención era hacer algunas compras, decidimos coger un hotel en la zona de Siam, muy cerca del MBK. Por otro lado, ya que la primera vez habíamos estado en un hotel más sencillo, también nos apetecía algo más “lujoso”, ya que es un país donde uno se lo puede permitir… Así que cogimos el Siam at Siam, design Hotel http://www.siamatsiam.com/ por unos 65 €, un auténtica ganga. Es un hotel de 5 estrellas, bastante nuevo, y no lo conocía ningún taxista, ni el del aeropuerto. Así que ya ves, al taxista, llamando con su móvil al hotel, para que le explicaran donde está…(menos mal, que llevaba los datos del hotel..) Nos pasó lo mismo al día siguiente por la noche, que el taxista tuvo que llamar 2 o 3 veces a algún familiar o amigo para que le ayudara a encontrarlo. Aquí esto no te lo hace un taxista, ni siendo tu primo.... El Siam at Siam, es un hotel de “super diseño” que de entrada nos pareció una chulada. Allí todo era “cool design”, con una mezcla entre industrial y un punto exótico. Un asistente del lobby nos acompañó hasta el piso 11, donde estaba la recepción, que además del mostrador de conserjería, tenía mesas individuales para atender a los clientes individualmente y hacer las entradas y salidas. En ese mismo piso estaba la estupenda piscina “infinity pool”, que quedaba como suspendida en el aire y con vistas brutales a los rascacielos, un lobby bar, la zona de Internet, que es gratuita para los clientes... El spa, bajé a verlo un poco, y era una gozada, pero los precios eran un auténtico sablazo. Más teniendo en cuenta que llevábamos 15 días en el país, y nos habíamos habituado al precio thai. Llegamos a nuestra moderna habitación, que nos pareció chula, pero un poco pequeña para lo que esperábamos y sinceramente me decepcionó un poco con algunos detalles para ser un 5 estrellas. Como ya era muy tarde, decidimos bajar al bar de la planta baja a tomar algo y descansar para el agotador día de compras que nos esperaba.. El bar era por supuesto, ultra fashion y había mucho ambientillo, parecía que acababa de haber un concierto. Pero… nos pegaron un sablazo de quitar el hipo… y eso que era 2x1 ….. (vaya ofertón...) , no nos volverán a ver por allí… Después del "disgustillo", a dormir… mañana el último día en Tailandia….

24

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 17

Nuestro último día entero en Tailandia. Nos levantamos después de pasar la peor noche de todo el viaje. Estábamos en un piso alto, pero esa era una zona de muchísimo tráfico, y aún a pesar de las alturas, se oía muchísimo desde la habitación. La insonorización de la habitación era mala, tanto por las ventanas, como por las paredes. Antes de dormirnos estuvimos escuchando ruidos de otras habitaciones y de alguna juerguilla que salía de los pasillos y otras habitaciones. La mayoría de alojados de este hotel eran gente bastante joven. Además de algún europeo y americano, se veían muchos japoneses y gente de Singapur. La verdad es que la estancia en este hotel, a pesar del diseño, nos decepcionó mucho, y si tuviera que elegir entre este hotel y el Bossotel, sin duda elegiría a este último, eso que supone que es de categoría bastante inferior. Las habitaciones del hotel tenían bastantes carencias para un hotel de esta categoría, y el ambiente era bastante frío e impersonal, a pesar de que siempre fueron educados. Quizás al ser relativamente nuevo, todavía tenían que limar algunos detalles. De todas maneras, prefiero un hotel pequeño y acogedor, por muy sencillo que sea, que un gran hotel por muy vanguardista que sea. Las vistas desde la habitación por la noche era alucinantes, pero de día eran mucho más impactantes. Teníamos delante el National Stadium y se veían todos los rascacielos y el skytrain. Bajamos a desayunar a la misma zona donde por la noche estaba el bar donde nos habían clavado la noche anterior. Para esperar el turno, te hacían sentar en unos sofás. El desayuno era un buffet muy, muy variado y riquísimo. Éste, junto el del Bossotel, fueron los mejores desayunos de todo el viaje. Después de desayunar, me moría de ganas de probar la pisicina, que parecía suspendida en el espacio, así que eso hice. Me puse el bikini y bajé a bañarme. Te apoyabas en el borde de la piscina y tenías todo Bangkok ante ti. Una pasada…. Junto a la piscina hay una zona de chill-out para tumbarte de lo más bonita. La verdad, que me hubiera tirado allí toda la mañana, pero no era plan… Salimos a dar una vueltilla y como nos quedaba cerca, pasamos por la casa Jim Thompson a ver qué tal. Dimos una vuelta por los jardines y la tienda, pero lo que vimos no nos llamó mucho, así que nos marchamos sin entrar a la casa y nos dirigimos a la zona de la plaza Siam. Toda esa zona está llena de centros comerciales y tiendillas por todos lados. Había algunas de productos de diseño super chulas. Después de dar una vuelta nos fuimos al MBK, que era realmente nuestro destino final y donde pasamos casi el resto del día. Sinceramente, al final estaba hasta las narices de tanto mercado, centro comercial y compras y me sentía un poco agobiada de tanto mirar y remirar….pero hicimos las compras que teníamos pensadas. Un consejo es que lo que veaís al principio en este centro comercial, no lo dejéis para el útlimo día, porque el centro comercial parecía otro en los 14 días que habíamos estado por ahí. Montones de productos ya no estaban o estaban cambiados, algunos stands parecían otros. La de gente que habría pasado por allí en esos días... Así que si véis algo que os gusta mucho, cogedlo. Quizás no lo volváis a ver. Nosotros llevábamos apuntados de la primera vez, los pasillos y zonas donde estaban las tiendas que queríamos ir (aquello es tan inmenso que si no, vete a buscarlo..), y encontramos lo que buscábamos y que nos hacía falta, y que merecía mucho la pena, por la diferencia brutal de precio con España. Después del día consumista, fuimos a descansar un rato al hotel. Mi intención era haber ido al Bed Supperclub, a cenar y tomar unas copas, pero eso implicaba alargar bastante la noche y estábamos cansados… También nos planteamos ir al bazar de Suan Lum, junto al Parque Lumpini, ya que la otra vez, por falta de tiempo, no vimos mucho. Pero yo estaba hasta el gorro

25

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ de tanta tienda y mercado por ese día. Así que decidimos ir a Khao San, cuyo ambiente nos había encantado la primera vez y dejarnos llevar por allí, para despedirnos de Bangkok. Así que eso hicimos. Estuvimos tomando algo, cenando, dando una vueltilla, escuchando algún músico callejero y disfrutando del ambiente de esta zona. Cuando decidimos marcharnos, empezó a caer un chaparrón de mil demonios… así que un taxi y al hotel. Daba mucha pena irse, pero ya habíamos decidido que volveríamos!!!

DIA 18

Hoy nos vamos… debemos despedirnos del maravilloso país. Yo sentía la necesidad de seguir camino, a otro lugar. No sentía prisa, ni me sentía lejos de casa, ni extraña. Hubiera seguido recorriendo el país, y otro país, y otro…. Me hubiera quedado meses por el Sudeste asiático, y seguir camino a lo largo del mundo. Siempre he deseado dar la vuelta al mundo (algo que espero hacer algún día), pero en ese momento me sentía totalmente preparada para haberlo hecho. Llegamos al aeropuerto y en unas horas estaríamos de nuevo en el viejo continente. El viaje se me hizo tanto o más agradable que el de ida. Lo llegué a sentir hasta corto. Me dio la sensación de que el viaje se pasó “volando”(nunca mejor dicho), super cómodo y entretenido. Daba un poco de pereza tener que llegar todavía a Munich y moverse hasta Erding (donde dormíamos), para volver a salir mañana. Pero así íbamos poco a poco, y la vuelta a la realidad era más suave. Sinceramente prefería eso, a llegar del tirón a casa. Mañana estaríamos en el aeropuerto de Bilbao y al poco, volveríamos a la “realidad”, al trabajo. Aunque confiaba que toda la buena energía que se me había impregnado en este viaje, perduraría durante muchos días. Ahora que lo veo en la distancia, puedo deciros que así fue. Me duró mucho tiempo. El vuelo terminó y finalmente llegamos a Munich. En eso momento ya sentía el viaje lejos y hasta confuso…hasta la próxima Tailandia!!! El primer bajón que me dio, fue llegar al frío de Munich, al gris de la vieja Europa, de la vestimenta de sus habitantes… el día era bueno (aunque frío), lástima que se iba hacer de noche pronto. A la salida del aeropuerto cogimos el bus 512 a Erding (cuesta 4,40 € el billete y sale cada 30 min.), y con puntualidad alemana, a los 25 minutos llegamos a Erding (localidad donde se elabora la famosa Erdinger Weissbier) . La parada nos quedaba muy cerquita de donde nos alojábamos, la pensión Linner http://www.pension-linner.de/ . Las calles estaban casi desiertas, como es lo habitual en cualquier pueblo o pequeña ciudad alemana a partir de las 19.00 o 20.00h.Que diferencia con el bullicio de Bangkok!!!! La pensión Linner, que habíamos reservado por e-mail, antes de salir, era como la típica Gaststätte (lo que sería como un Bed and Breakfast, tipo casa rural). Una agradable casa típica del medio rural del sur de Alemania, regentada por la familia. La mujer que lo llevaba y que nos atendió era majísima, pero con un acento profundamente bávaro que hacía que fuese difícil entenderla, a pesar de mi dominio del alemán.

La familia vive en una casa muy bonita, y junto a ésta, hay otra casa, que es donde se alojan los huéspedes. Después de dejar los bártulos en nuestra cálida y agradable habitación, salimos hacia el centro del pueblo que quedaba a 10 minutos andando.

26

____________________________________

Crónica de Viaje a Tailandia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/ Todo el trayecto fue muy bonito, con las típicas granjitas y casitas típicas. La pena que ya era de noche y por supuesto no había ni un alma por la calle. Llegamos al centro, donde hay varios bares, terrazas y restaurantes. Allí ya se veía algo más de gente y algo de ambiente. Nos sentamos en una de las terrazas, junto a la plaza, y nos cenamos unos platos típicamente bávaros y por supuesto, unas buenas Weissbier. Ya teníamos ganas de comer pan!!! Dimos un paseíto para bajar la abundante cena y a dormir. Estábamos agotados… Me gustó mucho el pueblo y la verdad, que era una pena no quedarse más días por allí, para inspeccionar un poco más a fondo la zona, ir a algún balneario… DIA 19 Nos despertamos muy pronto (a causa del jet lag, seguramente) y bajamos a desayunar. El desayuno se hacía en un comedor de la casa, con una cocina y tú te preparabas absolutamente todo lo que te apeteciera. El desayuno era lo abundante que tú quisieras y con una gran variedad,(podías coger cualquier cosa de los estantes y la nevera). Los desayunos alemanes es una de las cosas que añoro de este país. Después de pagar y despedirnos de la señora de la casa, cogimos un bus de vuelta al aeropuerto. Ya se había acabado el viaje y me sentía un poco triste de no seguir caminando por el mundo, pero llevaba el alma llena de buenas experiencias y una buena carga de energía. En un rato estaríamos en Bilbao, y cada vez más cerca de casa, de la rutina, pero también más cerca de los sueños que volverían a llevarnos al próximo viaje. Mis fotos de Thailandia Bangkok http://www.flickr.com/photos/moonflower-viajes/sets/72157602685884432/show/ El Norte http://www.flickr.com/photos/moonflower-viajes/sets/72157602787747345/show/ Koh Samui http://www.flickr.com/photos/moonflower-viajes/sets/72157602785642920/show/

27

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful