Grupos Pequeños Balanceados

Vol. GP-1 Por Steve Gladen No importa si sus grupos se reúnen en hogares, negocios, colegios, sin son pequeños, grandes, si están conformados de parejas, estudiantes, hombres o mujeres, los cinco propósitos son transferibles y aplican a todo tipo de grupo y la realidad es que los grupos necesitan conocer los cinco propósitos más a fondo. Al leer este artículo le sugerimos que piense en las personas que pertenecen a su grupo, sus dones, talentos y qué les apasiona de manera que pueda compaginar con cada uno de los propósitos. Para balancear los cinco propósitos y alcanzar la salud espiritual en su grupo, usted va a necesitar que diferentes personas tomen la responsabilidad por cada propósito. Si usted no hace esto cada grupo gravitara hacia lo que apasiona al facilitador del grupo pequeño y los cinco propósito no estarán balanceados. Por ejemplo si lo que apasiona al líder o facilitador del grupo es el evangelismo el grupo probablemente gravite a ese propósito, si es la enseñanza el grupo se concentre hacia esa área y no alcance a muchos pero se dedique al estudio de la Biblia. Todos tenemos diferentes dones y pasiones, nuestros grupos necesitan campeones en cada uno de los propósitos para asegurarnos que ninguno sea dejado a un lado. Cuando usted comparta esta necesidad las personas participaran en líneas generales pero otros no lo harán, se trataran de convertir en agentes invisibles. Esas personas deben ser animadas y les debe preguntar directamente en cual de los propósitos pueden involucrarse, facilíteles material para se preparen y puedan familiarizarse con el área donde estarán involucrados. Déles tiempo para adaptarse y participar activamente. La meta es tener un campeón o siervo por cada propósito. El concepto de los cinco propósitos no es algo nuevo que invento la Iglesia Saddelback, son principios bíblicos que datan del comienzo de la iglesia y encontramos en todo el Nuevo Testamento, pasajes como Hechos 2:42-47, contiene versículos que nos indican como era la iglesia cuando comenzó. Recordemos que la iglesia no tenia propiedad, edificios, pero experimentaba un crecimiento explosivo en todo Jerusalén. En pocos meses creció y tenia más de 5000 personas, en toda la ciudad en templos, plazas y de casa en casa había reuniones (Grupos Pequeños) que vivían estos cinco principios. El primer propósito lo encontramos en Hechos 2:42: Devotos a las enseñanzas de los apóstoles. Esto es discipulado, crecer para ser más y más como Cristo. No estamos hablando acerca de conocimiento o información, hablamos de vidas transformadas, el tipo de transformación que una persona experimenta cuando participa en un grupo pequeño y empieza a tomar la palabra en su vida, a actuar más y pensar más como Cristo, comienza a tomar decisiones que reflejan a Jesús en su vida y lo que la Palabra de Dios le indica.

www.suiglesiaencasa.com

1

El segundo propósito está explicito en el pasaje: Se reunían y tenían compañerismo con corazones sinceros. "Para balancear los cinco propósitos y alcanzar la salud espiritual en su grupo, usted va a necesitar que diferentes personas tomen la responsabilidad por cada propósito." Steve Gladen
Pastor de Grupos Pequeños de la Iglesia Saddleback

El pastor Rick Warren, en su libro Una Vida con Propósito nos dice: “Compañerismo significa estar comprometidos los unos con os otros de la misma manera que estamos comprometidos con Cristo.” Esa es la base del compañerismo, se trata de edificar relaciones, una comunidad, nutriendo el ser abierto y la honestidad en las amistades. Mis amigos no necesitan preguntarme por que deben orar, por que ya conocen mi vida, ese es el tipo de compañerismo que necesitamos en los grupos pequeños.

El tercer propósito es la adoración y lo podemos ver en el versículo 47, donde la palabra nos dice que alababan a Dios y tenían favor con todo el pueblo. La presencia de Dios se sentía cuando se reunían, motivándolos a expresar su amor y adoración, resultando en adoración. Debemos cultivar estos momentos de adoración en nuestros grupos pequeños, expresando amor en nuestros cantos, oración y magnificación de Dios. La adoración es uno de los propósitos que debemos experimentar en los grupos pequeños. El cuarto propósito que se menciona en este pasaje es ministerio, este se manifiesta en nuestras relaciones con los creyentes. En el versículo 45 menciona que no había necesidades entre ellos, estos cristianos vivían vidas completamente transformadas que carecían de egoísmos personales, cuando veían una necesidad respondían a ella, eso es ministerio. No queremos grupos pequeños que solo sean reuniones un día particular de la semana, queremos grupos pequeños que se involucren en ministerio llenando las necesidades de las personas, un ministerio que se manifiesta en diversas maneras: voluntarios sirviendo la iglesia, la comunidad en cualquier sitio que hay una necesidad, el ministerio es acción. El quinto propósito se menciona en el versículo 47, donde vemos como el Señor añadía a personas cada día, eso es evangelismo. Los cinco propósitos se veían en acción, el discipulado ayuda al desarrollo de relaciones autenticas y a un compañerismo saludable, un sentir de la presencia de Dios en la adoración, llenando las necesidades los unos de los otros en ministerio, la consecuencia natural es compartir con los demás – evangelismo. Estamos convencidos que los cinco propósitos deben manifestarse en los grupos pequeños, cada uno de nosotros fue creado para los cinco propósitos, a través de los grupos pequeños podemos levantar y motivar a las personas a abrazar los cinco propósitos para los cuales Dios les creó.

www.suiglesiaencasa.com

2

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful