Trabajo de e mp resa

El uso de promotores no antibióticos en lechones, va adquiriendo importancia con la llegada del 2006. Para ello es importante conocer cual es la evolución de la flora intestinal a lo largo de la vida del lechón y tratar de favorecer una correcta evolución de la misma. En la medida de lo posible, se deberían evitar los tratamientos agresivos que conducen a retrasar los problemas digestivos a la entrada a cebadero. Lo ideal es evitar que los microorganismos patógenos colonicen las primeras porciones 30 del intestino y pueda dar lugar a la infección de las células epiteliales de la mucosa. Si por el contrario diseñamos el control de la enfermedad mediante la utilización de aditivos probióticos, es importante suministrar en la dieta del animal una flora con capacidad de colonización rápida y suficiente para reducir la incidencia de los procesos entéricos y diarreicos, y que sea capaz de regenerar el equilibrio intestinal tras los cambios de pienso, medicaciones, etc.

El papel de Fecinor en la colonización y regeneración de la flora intestinal del lechón

E

l rendimiento de nuestras explotaciones depende del potencial productivo de los animales, así como de su alimentación y condiciones ambientales. Pero este potencial productivo está siempre limitado por la amenaza de los organismos patógenos. De aquí la importancia que ha tenido el empleo de antibióticos como promotores de crecimiento en la producción animal y la necesidad imperiosa de desarrollar nuevos aditivos que limiten e inhiban este impacto sobre la productividad de las explotaciones. El termino probiótico define al organismo que produce efectos beneficiosos en la salud y fisiología de la nutrición. Los beneficios generales atribuidos a los microorganismos en alimentación como probióticos son: una mejora en la digestión del pienso y la absorción de nutrientes; mejora el balance intestinal de la microflora; mejora del estado inmunitario del animal frente a situaciones de estrés; y la inhibición en la proliferación de microorganismos patógenos. Con el termino bacterias ácido lácticas (LAB, en sus abreviaturas en inglés) se nombran a las bacterias que producen predominantemente ácido láctico a través del metabolismo fermentativo de los azucares. El ácido láctico tiende a situar el pH ambiental hasta un valor menor que la mayoría de los ácidos orgánicos e inhibe la proliferación de la mayoría de los organismos patógenos presentes en el tracto intestinal. Es por ello, que la principal defensa frente a patógenos como Clostridium, E. coli, y Salmonella consiste en mantener una alta población estable y activa de LAB en el intestino. El grupo Lactobacillus es el predominante en el intestino delgado de animales sanos. Los microorganismos de este género son habitantes habituales del tracto intestinal y, debido a ello, son muy tolerantes con las condiciones ácidas del estomago y secreciones biliares. El principal inconveniente es que su crecimiento es muy lento en condiciones fisiológicas y no sobreviven cuando el pH aumenta en momentos puntuales, por lo que su colonización se hace difícil cuando las condiciones ambientales del intestino se alteran. El pH puede subir por encima del valor normal bajo condiciones de estrés, cambios de dieta o cuando hay una gran exposición a microorganismos patógenos, momentos en que es más necesario un correcto funcionamiento de la flora beneficiosa. Otra bacteria ácido láctica bien conocida y usada como probiótico es Enterococcus faecium. Esta bacteria crece mas rápidamente que Lactobacillus y resiste mejor las condiciones de pH adverso. La adhesión bacteriana sobre la mucosa representa un mecanismo necesario en la agresión de las cepas enterotoxigénicas (E. coli o Salmonella), por lo que un bloqueo de los puntos de unión permite combatir o prevenir la colonización masiva de coliformes. Los cerdos jóvenes, son altamente susceptibles de padecer enfermedades, y cuando esto ocurre los efectos suelen ser devastadores. Es importante prevenir y controlar las enfermedades bacterianas de tipo respiratorio y digestivo en animales jóvenes. Durante la fase de crecimiento temprano estos beneficios se observan fácilmente, por el incremento de peso. Los beneficios durante la fase de cebo son menores, debido a la madurez creciente del animal y de la flora intestinal acompañante, pero no por ello menos importantes. El destete representa para el lechón una situación estresante, ya que supone la separación brusca de la madre, la mezcla de camadas, el transporte, y el cambio a una dieta sólida y en la mayoría de los casos, de difícil digestibilidad para el animal. La grasa, la lactosa y la caseína de la leche son sustituidos por carbohidratos y proteínas complejas. Como consecuencia, la primera semana tras el destete se reduce la ingestión y se movilizan las pocas reservas corporales que el animal aporta a esta edad. Los primeros días tras el destete son también críticos, se reduce la longitud de los villi, incrementándose la proporción de enterocitos inmaduros y se reduce la capacidad enzimática de la mucosa. Como consecuencia, disminuye la concentración

Trabajo de e mp resa
de Lactobacillus y prolifera E. coli por la presencia de sustratos fácilmente fermentables en el intestino grueso (almidón y proteína), lo que representa un elevado riesgo de padecer problemas en la digestión y absorción de nutrientes, desencadenando problemas entéricos y diarreas mecánicas. El aporte desde el inicio del destete de bacterias ácido lácticas con alta capacidad de proliferación, mejora la adaptación de los lechones a su nueva situación, favorece la proliferación de otros microorganismos beneficiosos (Lactobacillus ssp.) y reduce la proliferación de patógenos (E. coli). Tras la prohibición del uso de antibióticos como promotores de crecimiento, se ha dado una gran proliferación de productos en el mercado que supuestamente evitan la presencia de patógenos y favorecen la digestibilidad de los nutrientes. Entre éstos, existen algunos de dudosa efectividad y carente en algunos casos de las suficientes garantías sanitarias necesarias para el medio ambiente y la salud humana y animal o que no han sido evaluadas por evaluadores independientes y reconocidos internacionalmente. Esto explica que la nueva base legal de la UE que regula los aditivos en alimentación animal (Reglamento 1831/2003), persiga una garantía tanto de la salubridad como de la efectividad de los productos disponibles en el mercado, mejorando los controles anteriores sobre los aditivos clásicos e incluyendo nuevas categorías de aditivos para abarcar todos los productos alternativos a los promotores del crecimiento que escapaban de la evaluación crítica e independiente. Fecinor es uno de los aditivos presentados por Norel&Nature para su registro permanente en la U.E. como aditivo en avicultura y porcino. Fecinor es un aditivo biológico aislado del ileon de porcino de E. faecium. Esto confiere a la cepa una gran capacidad de adaptación y proliferación al medio intestinal en lechones, frente a otras cepas de similares características. Al ser de origen natural, y estar presente de forma habitual en lechones, no representa peligro alguno para otras especies o el medio ambiente.

31

MecanisMo de acción a nivel intestinal
El producto puede ser incluido al pienso en harina para su posterior granulación y almacenamiento, ya que el proceso de liofilización le confiere una capacidad de resistencia frente a las altas temperaturas del proceso de granulación, sin influir en su efectividad posterior y permaneciendo inactivo durante meses. Una vez es ingerido por el animal, la membrana plasmática compuesta por una capa externa de polisacáridos superpuestos lo protegen frente a la acción de los ácidos estomacales y biliares. Al llegar al intestino y no encontrarse en la forma vegetativa activa, se produce una rápida proliferación, siendo uno de los microorganismos de mayor capacidad de duplicación como puede apreciarse en la tabla 1, llegando a doblar sus poblaciones en menos de 20 minutos. TabLa 1. TiEmPo dE duPLicación(*) dE diFErEnTES microorganiSmoS y FEcinor Microorganismo Lactobacillus acidophilus Lactobacillus bulgaricus Streptococcus thermophilus Fecinor Escherichia coli Bacillus subtilis Saccharomyces cerevisiae Tiempo de duplicación (minutos) 64 40 46 19 18-20 60 200

(*) Tiempo de duplicación: periodo de tiempo necesario para duplicar la población.

Trabajo de e mp resa
Fecinor actúa a nivel intestinal a través de diFerentes Maneras:
1- La rápida capacidad de multiplicación y su necesidad de adherencia a las paredes de la mucosa intestinal, provocan el llamado efecto barrera, es decir impide la fijación de enterobacterias sobre los receptores epiteliales de la mucosa (loci), preservando su integridad. De esta forma, las enterobacterias permanecen en suspensión y son eliminadas a través de las heces. En condiciones normales, las enterobacterias mantienen su capacidad de proliferación una vez excretadas, constituyendo un riesgo importante de contaminación para el resto de animales. En el caso de Fecinor esto no sucede, ya que su capacidad de multiplicación e inhibición de enteropatógenos se mantiene en las heces y camas. 2-Una vez se ha formado la barrera intestinal, las poblaciones de Enterococcus que han proliferado inician su actividad metabólica, empleando como sustrato moléculas fácilmente fermentables y los componentes de la dieta no digestibles por el animal produciendo AGV que luego serán absorbidos como fuente de energía, entre ellos se da una importante producción de ácido L-láctico. La producción de ácido láctico provoca una reducción del pH a nivel intestinal, mayor cuanto mayor sea la proliferación, que inhibe el crecimiento de bacterias patógenas que tienen su optimo crecimiento a pH neutros, e incrementa el crecimiento de las bacterias lácticas que precisan rangos de pH ácidos. Además, el ácido láctico presenta un importante efecto bacteriostático, ya que éste penetra a través de la membrana de las bacterias patógenas sin disociar, y en el interior de las mismas se produce la disociación; una vez disociado en el interior de la célula, el lactato disminuye la síntesis proteica y el protón reduce el pH intracelular, incrementando las necesidades energéticas del microorganismo patógeno para mantener su propio metabolismo; por tanto inhibe el crecimiento de microorganismos patógenos en el animal. 3- Por tanto uno de los mas importantes resultados, es el desplazamiento de la flora intestinal, hacia grupos bacterianos acidófilos y productores de ácido láctico. Como consecuencia de la bajada de pH a nivel intestinal, se produce un incremento en la producción de pepsina endógena que asociada a la alta capacidad de producción de proteasas por la flora ácido láctica (E. faecium) mejora la digestibilidad de la proteína alimentaria y reduce la excreción de nitrógeno en heces. Junto con la proteasa, las bacterias ácido lácticas presentan capacidad productora de otros tipos de enzimas como amilasas, maltasas y disacaridasas, relacionadas con el metabolismo energético tanto del animal como de la flora intestinal; si la digestibilidad del almidón por el animal es baja, se produce un incremento del mismo a nivel cecal, siendo empleado como sustrato por los microorganismos patógenos, cuando el nivel de almidón como sustrato se reduce, las bacterias ácido lácticas son capaces de emplear otros carbohidratos como fuente energética (oligosacáridos) que las poblaciones patógenas no metabolizan.

32

Fecinor coMo alternativa eFicaz
Una de las consecuencias de la prohibición del uso de antibióticos como promotores de crecimiento, será el incremento del uso de piensos y/o tratamientos medicados, mediante estos tratamientos, se producirá la eliminación de una parte importante de la flora intestinal, siendo necesaria una pronta y rápida restauración de la misma. Por ello es importante que los probióticos a emplear cumplan dos aspectos, rápida capacidad de proliferación (E. faecium) y resistencia frente a diversos antibióticos. La capacidad de resistencia de Fecinor frente a determinados grupos de antibióticos, lo convierte en aditivo de referencia para su inclusión en piensos medicados. La clara expresión de los beneficios de Fecinor sobre la salud intestinal en lechones, la podemos observar en los resultados obtenidos en las pruebas realizadas para la obtención del registro definitivo en la U.E.. Analizados los resultados del conjunto de experiencias con lechones destetados a las 3-4 semanas hasta las 8-10 semanas de vida, comparando dietas control frente a la misma dieta con la inclusión de 1000 ppm de Fecinor (E. faecium CECT 4515 1 109 UFC/Kg.de pienso), en piensos para lechones se obtienen diferencias significativas (P=0.0285) para la ganancia de peso (390 vs 418) con incrementos del 7% y tendencia (P= 0.1) en el índice de transformación del pienso (1.60 vs 1.55) reduciendo el consumo de

Trabajo de e mp resa
Tratamiento T1 Control T2 Fecinor 1000 ppm Experiencia, año CSIC 2000 CSIC 2001 IRTA 2002 UAB 2002 IRTA 2004 DIAS 2003 Pr > f Tratamiento Experiencia 0.03 0.0001 0.17 0.0001 0.10 0.0001 444 a 504 a 353 c 401 b 388 b 335 c 742 a 778 a 592 b 600 b 622 b 469 c 1.69 cd 1.55 bc 1.70 d 1.50 b 1.61 c 1.41 a Parámetros productivos de 26 a 62 días gmd, g 390 b 418 a cmd, g 622 646 ic, g/g 1.60 x 1.55 y pienso por kilo de ganancia en mas de un 3%. En general, el cuadro clínico provocado por el destete y sus síntomas pueden ser superados con la inclusión de probióticos como Fecinor en lechones, antes incluso del propio destete. Durante los días previos al destete, en que los animales empiezan a consumir alimentos preparados, bien en seco o en forma de leches maternizadas, la inclusión de Fecinor favorece la implantación y proliferación de la flora láctica, y su adaptación a la nueva dieta mediante el incremento de la secreción de pepsina que favorece la digestibilidad de la proteina vegetal.

Diferentes letras indican (a,b) significación (P<0.05) o (x,y) tendencia (P≤0.1)

Es en el momento del destete, cuando se produce un estrés del animal que supone una depresión inmunitaria, siendo la falta de respuesta inmune, menor, cuanto mas tiempo lleven los animales consumiendo Fecinor, ya que favorece la respuesta inmune. Cuando los animales se encuentran en estado depresivo, reaccionan consumiendo menos alimento, provocando la movilización de reservas corporales y perdida de peso, que acentúa su debilidad; la inclusión de Fecinor, aumenta el consumo, y la ganancia de peso desde el primer día. La baja ingestión de pienso reduce el estímulo secretor de HCl por el animal, reduciendo la secreción de pepsina y aumentando el pH intestinal, la presencia de sustrato degradable y un pH óptimo es el medio ideal para la proliferación de organismos patógenos en el tracto intestinal. La inclusión de Fecinor aumenta la secreción de HCl por el animal y de ácido láctico de la flora intestinal, incrementando la actividad enzimática endógena y exógena, creando un medio inadecuado para la proliferación de la flora enteropatógena. La presencia de patógenos y alimento sin degradar a nivel intestinal, favorece la falta de absorción del alimento, la irritación de la mucosa intestinal y la extrasavación de agua y electrolitos a la luz intestinal, dando lugar a heces blandas y líquidas y a la deshidratación del animal favoreciendo, mediante la expulsión de patógenos a través de las heces y en las camas, el contagio del resto de animales; en dietas con Fecinor se reduce la incidencia de diarreas, mejorando la calidad de las camas tanto física como sanitaria. La presencia de animales débiles en la explotación es el medio ideal para la proliferación de enfermedades infecciosas, tanto de tipo digestivo como respiratorio, este tipo de enfermedades suele precisar de tratamientos individuales de los animales que dificultan el manejo e incrementan la necesidad de mano de obra, o bien tratamientos medicamentosos preventivos para toda la explotación que alteran el equilibrio de los animales sanos, poniendo en peligro su buena salud; con Fecinor además de reducirse el número de enfermedades en la explotación, permite el uso simultáneo con determinados medicamentos, manteniendo el equilibrio intestinal. En general un correcto manejo (higiene y nutrición) del lechón junto con la inclusión de Fecinor reduce la mortalidad y mejora la uniformidad del grupo. Cuando en la explotación se produce una incidencia constante de diarreas y enfermedades, los resultados que obtenemos suelen ser altas mortalidades y unas diferencias de peso importantes entre animales, que hacen necesaria una selección de los mismos para su traslado a cebo. v

34

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful