Caracterización de las opiniones, de las profesoras de la Universidad Metropolitana ante las tecnologías de información y comunicación de cara al proceso de enseñanza

-aprendizaje.

Eje temático: El Tercer Entorno y la Educación
Migdalia de Montes de Oca Universidad Metropolitana Caracas. Venezuela montesdoca@unimet.edu.ve

Introducción En relación al mundo académico, según recientes investigaciones (Romero 2004, 2007), existe una presencia mayoritaria de las mujeres en la actividad docente, lo cual lleva implícita la importancia que tienen nuestras actitudes como profesoras hacia el uso de las TICs de cara al futuro alumnado, pues puede orientar la mayor o menor sensibilización no sólo de la alumnas hacia las TICs sino de cualquier alumno independientemente de su género, de allí el rol fundamental que nos toca desempeñar. Por otro lado, y a pesar de esa responsabilidad partimos de una realidad, y es que las docentes no se han acercado con el mismo interés a la TICs que los docentes, las causas aún se desconocen pero es necesario buscar vías que nos ayuden a conocerlas para introducir cambios. El trabajo que aquí presentamos, el cual forma parte de una investigación más amplia, se orientó a caracterizar las opiniones de las profesoras de la Universidad Metropolitana ante las tecnologías de información y comunicación de cara al proceso de enseñanza-aprendizaje. Como resultado de este trabajo logramos determinar cuáles fueron las opiniones más favorables de dichas docentes y en relación a cuáles TICs específicamente. Así mismo nos pudimos percatar cuáles son las opiniones menos favorables, y porqué, en cuanto a la incorporación de las tecnologías de información y comunicación y de diversos medios telemáticos en su diario quehacer como profesoras. El estudio realizado Después de reflexionar sobre nuestra propia experiencia en TICs aplicadas a la educación y en el entorno donde nos desempeñamos, se nos plantearon algunas interrogantes dada la aparición, de manera vertiginosa, de nuevos entornos de aprendizaje donde los medios audiovisuales y tecnologías avanzadas y el desarrollo de las mismas son tan rápidos, que en ocasiones nos encontramos desbordados, conscientes a la vez que estos desempeñan un papel cada vez más significativo en cualquiera que sea el contexto de formación. Desde el tradicional libro de texto hasta llegar a las novedosas redes de comunicación, contamos con

una diversidad de medios como no había ocurrido anteriormente a lo largo de la historia de la educación. Como menciona Romero (2004), “por todos es reconocido que las TICs son medios que facilitan el aprendizaje, la comunicación, el intercambio entre cualquier persona o grupo y en cualquier lugar. Son estas posibilidades o alternativas las que abren nuevos horizontes también a la mujer. Las mujeres necesitan aprender a través de las nuevas tecnologías por razones de equidad, principalmente para lograr una posición de igualdad en la sociedad de la comunicación y porque de lo contrario perdemos oportunidades de expresarnos, de incorporarnos a determinados trabajos, en definitiva, de formar parte de la sociedad del conocimiento. Las TICs son un medio para todos, no importa ser hombre o mujer, lo realmente importante son los conocimientos, la experiencia y el interés por ellas.” Otra afirmación -la cual transferimos a lo que fue el contexto de nuestra población objeto de nuestra investigación- que nos hizo valorar positivamente acerca de la razón de ser de este trabajo, es la afirmación de Romero (2005), “esta matización […mi profesión e implicación en la formación de las nuevas tecnologías en titulaciones mayoritariamente femeninas (Facultad de Ciencias de la Educación -Maestras, Pedagogas y Psicopedagogas-), me permite tener datos reales para ofrecer muestras de la evolución que se ha producido y se está produciendo en la relación entre las TICs y la mujer, y más concretamente, con las futuras docentes. Esta posición me permite reflexionar sobre cómo se avanza, o se está avanzando a nivel de enseñanza, uso y acceso a las TICs por parte de mujeres, que con toda probabilidad serán las docentes de mañana. Continúa Romero (2005), en su disertación…puedo adelantarme y afirmar que en las nuevas generaciones, salvo para aquellas que por propia elección no deseen utilizarlas, no existen diferencias de género en cuanto al acceso y uso para su aprendizaje en las aulas….] me hace dudar de si el uso o acceso a las TICs es igual en todos los entornos, y por tanto, diferenciar entre que no sólo dependa del lugar de acceso o de cuándo las usen, sino también en las formas de

uso, todas ellas cuestiones creo interesantes para un estudio de cara a obtener indicadores cualitativos sobre la utilización de las jóvenes y las TICs, de los que no tenemos apenas datos y por tanto no contamos con referentes para poder ofrecer alternativas para un cambio. Es importante, por tanto, tener en cuenta la diferente forma de “estar” delante de la pantalla, es decir forma acceder a la información, organizarla, procesarla.” Siendo que las opiniones constituyen uno de los tres componentes que integran las actitudes y, nuestro estudio en su sentido más amplio, se centró en su estudio nos decantamos por el método más popular de medición de actitudes el cual es aplicar una escala de actitudes consistente en un conjunto de enunciados positivos y negativos concernientes a un concepto específico (un grupo de personas, una institución, un concepto). En nuestro caso construimos una escala para medir los componentes actitudinales de las docentes de la Universidad Metropolitana hacia las tecnologías de información y comunicación. A fin de definir y orientar los ítems de la escala realizamos un sondeo realizando entrevistas (grabadas) a profundidad a siete profesores y profesoras – informantes claves- que se desempeñan como docentes en la Universidad Metropolitana, de diferentes edades, pertenecientes a diferentes áreas del conocimiento, con competencias y/o sin ellas en el uso de las TICs. En dichas entrevistas se indagó sobre sus opiniones, cómo se han sentido o cómo se sienten, y qué harían en relación con el uso o no, de ciertas tecnologías que ellos mismos mencionaron a lo largo de cada entrevista. Para el estudio y análisis de las entrevistas que realizamos se utilizó el programa informático ATLAS ti. Seguidamente elaboramos el instrumento para la recogida de información donde seguimos las rutas señaladas en el esquema general de la investigación. - Opinión como sinergia del evento Actitud Con respecto a las opiniones, estas se definieron como el conjunto de expresiones que tuvieron que ver con creencias, afirmaciones, juicios y

apreciaciones que los docentes entrevistados hicieron en relación al uso de la tecnología en su diario quehacer. Cuando analizamos el diagrama de redes o networks, derivada de la aplicación del ATLAS ti, en relación a las opiniones emitidas por los docentes entrevistados nos encontramos con apreciaciones favorables y con

manifestaciones desfavorables en relación al uso de las TICs. Se definieron como opiniones favorables aquellas donde se reseñaron la conveniencia del uso de las TICs en la práctica docente de cada uno de los entrevistados. Y en las opiniones desfavorables quedaron plasmadas las expresiones de desagrado o disconformidad en cuanto al empleo de la tecnología en la práctica académica. Opiniones favorables

Para efectos de la elaboración del instrumento que utilizamos para la recolección de la información de nuestra investigación, agrupamos las opiniones favorables en seis subfamilias o categorías generales, que resultaron ser las siguientes: - Ahorran recursos - Se adecuan a las necesidades - Promueven la interacción - Facilitan el trabajo - Son motivantes - Son útiles - Opiniones desfavorables Tal como lo mencionamos anteriormente, en el diagrama de redes o networks en relación a las opiniones, a la vez que encontramos opiniones favorables, localizamos manifestaciones desfavorables en relación a las TICs, a saber: No son confiables Deshumanizan un poco Son lentas No aportan nada

Descripción de las unidades de estudio En este apartado indicaremos quiénes y cuantas fueron nuestras unidades de análisis, es decir quiénes fueron las personas que nos interesaron para esta investigación. La población estuvo conformada por todas las mujeres profesionales, de todas las áreas del conocimiento formalmente registradas en la Dirección de Capital Humano que ejerzan función docente en la Universidad Metropolitana para el momento en que administramos la escala de medición de actitudes hacia las TICs, el cual explicaremos ampliamente más adelante. Para identificar a la población de se recurrió al registro de docentes que posee la Dirección de Capital Humano de la Universidad Metropolitana para el semestre en el cual se aplicó el instrumento elaborado para la investigación. No se hizo un procedimiento de muestreo lo cual trajo como consecuencia que el error muestral se redujera a cero. Las razones que nos indujeron a tomar la decisión para proceder de esa manera fueron, básicamente, porque a la vez que tuvimos la posibilidad de tener acceso a todas las docentes que integran esta comunidad en un tiempo relativamente prudencial hicimos uso de una adecuada disponibilidad de recursos. La población estuvo conformada por 276 personas y ocurrió una mortalidad, en cuanto a la recolección de los instrumentos entregados para la recogida de información, de un 2,53%. Encontramos, tal como lo mencionamos anteriormente, que en los registros a la fecha de nuestro trabajo el número de docentes femeninas, incluyendo profesoras que imparten clases en postgrado de la Universidad Metropolitana, era para ese momento de 276 distribuidas porcentualmente de la siguiente forma (Tabla Nº 1):

Facultades y/o Decanatos

% de profesoras por Facultades y/o Decanatos

Facultad de Ciencias y Artes Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de Ingeniería Facultad Facultad de Estudios Jurídicos y Políticos Decanato de Postgrado e Investigaciones Total

70% 8% 7% 6% 9% 100%

Tabla Nº 1. Distribución porcentual de mujeres docentes en la UNIMET por Facultades y/o Decanatos. Fuente: Dirección de Capital Humano. UNIMET (mayo, 2007)

Presentación de análisis y resultados En esta primera parte del análisis vamos a reseñar el estudio global de la actitud sin hacer referencia a las dimensiones ni a los ítems. Los resultados generales obtenidos fueron los que mostraremos en la tabla Nº 55, la cual aparece a continuación, donde podremos ver evento actitud hacia el uso las TICs. Seguidamente presentamos el histograma que representa la frecuencia de los resultados de los cálculos obtenidos de los puntajes brutos y transformados del evento actitud hacia el uso las TICs. (Gráfica Nº 1). Nos encontramos con una curva cuya distribución no es normal. La curva aparece desplazada hacia la derecha, lo cual nos indica que la mayoría de las docentes que respondieron la escala tiene actitudes relativamente positivas hacia el uso de las TICs.
50

los puntajes brutos y transformados del

40

Media = 76, 62
30

Desviación estándar = 10,648 N = 269

Frecuencia

20

10

0 40 50 60 70 80 90

Gráfica Nº 1. Actitud de las docentes de la UNIMET hacia el uso de las TICs

Dado que nuestra escala estuvo compuesta por 72 ítems con cuatro alternativas de respuesta, (porque deliberadamente eliminamos la posibilidad de contestar “ni acuerdo ni desacuerdo” o “no aplica”) y cada ítem se podía puntuar de 0 a 3, se determinó que el máximo puntaje en la escala fuese de 216. Se transformaron los puntajes totales, tanto de la escala completa como de cada dimensión a una escala máxima de 100 puntos para facilitar la interpretación y la comparación entre puntajes. A fin de analizar los puntajes obtenidos de nuestras encuestadas y cómo se distribuyeron, elaboramos la escala de interpretación de los mismos, la cual constó de cuatro intervalos, toda vez que nuestro instrumento tuvo cuatro alternativas de respuesta. Es de hacer notar que en nuestra investigación, dentro de los tipos de actitud con base al puntaje alcanzado por cada profesora, no existió la posibilidad de que apareciera una actitud indiferente o media hacia el uso de las TICs, porque como lo mencionamos, no se le dio esa opción de respuesta a las docentes encuestadas. Es decir que nuestra población objeto de estudio o tuvo una actitud positiva o tuvo una actitud negativa, no hubo posiciones indefinidas (Tabla Nº 2).
Tabla de interpretación según puntajes
Puntaje Tipo de actitud

De 0 a 24,9 De 25 a 49,9 De 50 a 74,9 De 75 a 100

Muy negativa Negativa Positiva Muy positiva

Tabla Nº 2 Interpretación del tipo de actitud según puntaje obtenido

Cuando quisimos ver la ubicación de esa actitud procedimos a calcular la mediana del grupo objeto de estudio. Descartamos el cálculo de la media en vista de que la curva de distribución de los datos no fue normal. Si calculábamos la media con todos los puntajes transformados obtenidos, lo más probable es que nos diera un valor sesgado toda vez que hubo unas encuestadas que alcanzaron un puntaje muy alto razón por la cual la mediana nos resultó más representativa que la media. Dicho cálculo nos dio el siguiente resultado (Tabla Nº 3):

N Mediana

Actitud hacia las TICs Válidos Perdidos

269 0 78,00

Tabla Nº 3. Mediana actitudinal del grupo objeto de estudio

Si tenemos en cuenta que la mediana es el valor que nos divide el grupo en dos partes iguales y que es un puntaje entre cero y cien puntos tal que la mitad del grupo está por debajo de ese puntaje y la otra mitad del grupo está por encima de ese puntaje y en nuestro caso en resultado del cálculo de misma fue de 78,70 nos podemos percatar que dicho valor cae en la categoría de “muy positiva”, según nuestra tabla de interpretación. Esto significa que el grupo en general de mujeres docentes en la Universidad Metropolitana tiende a tener una actitud muy positiva hacia el uso de las tecnologías de información y comunicación en su desempeño como profesoras, lo cual implica que están ganadas al uso de las TICs como un apoyo para mejorar el aprendizaje por parte de sus alumnos, aumentar su productividad como docentes, desarrollar estrategias y utilizar los medios para resolver problemas así como hacer uso de herramientas como el procesador de palabras, las bases de datos, gráficos, hoja de cálculo y otras aplicaciones que integran a través de todo el contenido curricular de las asignaturas que dictan. Por otra parte, autores como Medina y Domínguez (1989) en Cabero (1993), opinan que una de las variables de mayor peso en los análisis del uso de las tecnologías por parte del profesorado son las actitudes que podamos tener hacia las mismas. El punto de partida en estas investigaciones se encuentra en la búsqueda de efectos interactivos de las actitudes/atribuciones/expectativas del estudiante y el método instruccional o medio de enseñanza sobre el procesamiento cognitivo o el rendimiento. Igualmente investigaciones anglosajonas como las realizadas por Clark y Salomon, 1986; Clark y Sugrue, 1988; Salomon, 1990a y 1990b; Winn, 1989 y Yong, 1989, y las algunas de las elaboradas en el contexto español: Cabero

1991a y 1991b, Castaño 1994; Escámez y Martínez, 1987; López-Arenas y otros, 1987; Raposo, Iglesias y Méndez, 1999; Rodríguez Mondéjar, 2000 y Vázquez Gómez y Beltrán, 1989, han señalado la importancia que tienen las investigaciones sobre las actitudes de los docentes y las docentes, vinculadas estas, a la formación que tienen en los medios y hacia los medios de enseñanza en general, de cara a su uso en contextos educativos. Los primeros resultados del análisis de nuestra investigación nos revelaron en primer lugar, que nuestras profesoras en general, están muy en concordancia con el modelo educativo de la Universidad Metropolitana el cual se sustenta en el uso de la tecnología como herramienta de apoyo en el proceso de enseñanzaaprendizaje para de esta manera abrir las puertas a la modalidad de educación presencial, a modalidad semi-presencialidad con apoyo de la tecnología y a la modalidad virtual. Procedimos luego a categorizar con mayor detalle las actitudes de nuestras docentes según frecuencias y porcentajes, lo cual logramos cuando trascribimos nuestros resultados, a fin de visualizarlos, en una gráfica de caja o boxplot, el cual es un tipo de gráfica estadístico para resumir información utilizando de manera integral 5 medidas estadísticas: el valor mínimo, el primer cuartil, la mediana, el tercer cuartil y el valor máximo (Tukey, 1977) y obtuvimos los siguientes resultados (Tabla Nº 4).
Categorías de actitud Frecuencia Porcentaje

Muy negativa Negativa Positiva Muy positiva Total

0 5 86 178 269

0 1,9 32,0 66,2 100,0

Tabla Nº 4. Interpretación del tipo de actitud según el Gráfico de Caja

Luego cuando realizamos el análisis específico a fin de caracterizar las opiniones de las docentes de la Universidad Metropolitana hacia el uso de las tecnologías de información y comunicación de cara al proceso de enseñanza aprendizaje, pudimos determinar que en este sentido las opiniones

más favorables estuvieron vinculadas con el uso de Internet, correo electrónico, plataformas en general y otras TICs o aplicaciones de las mismas. Las menos favorables señalan un par de aspectos: un cierto desacuerdo expresado por

nuestras profesoras respecto al requerimiento que hace la Universidad del uso de las TICs, aun cuando en todo momento reconocen su importancia como aporte para el proceso de enseñanza aprendizaje. Y el otro fue la observación sobre las limitaciones técnicas y de autonomía, que expresaron nuestras profesoras en relación al uso de nuestra plataforma. Ya para cerrar, podemos afirmar que los resultados generales de nuestra investigación nos condujeron a pensar que de alguna manera, la UNIMET se ha ganado a sus profesoras para vincularlas muy estrechamente con el uso de las tecnologías. Para ello la Universidad Metropolitana cuenta con una política institucional en relación a su personal docente donde, entre otras cosas, se contempla la actualización pedagógica, la ejecución de actividades académicas apoyadas en recursos tecnológicos de información y comunicación y en una plataforma informática de diseño propio, orientadas a la atención diferenciada y personalizada para el alumno.

Referencias bibliográficas.
Abascal, E.; Grande, I. (1989). Métodos Multivariantes para la Investigación Comercial. Teoría, Aplicaciones y Programación Basic. Barcelona: Ariel. Aiken, L. (2003). Test psicológicos y evaluaciones. México: Editorial Pearson Educación. Anastasi, A., Urbina S. (1998). Tests Psicológicos. México: Prentice Hall. Barroso, J. (2003). Cabero, J., Martínez, F., Salinas, J., (Coords.) Medios y Herramientas de Comunicación para la Educación Universitaria. En Martínez, F., El profesorado ante las nuevas tecnologías. Panamá: Sucesos Publicidad. Bonder, G. (2002). Las nuevas tecnologías de información y las mujeres: reflexiones necesarias. Unidad Mujer y Desarrollo Proyecto CEPAL-GTZ “Institucionalización del Enfoque de Género en la CEPAL y Ministerios Sectoriales” Cabero, J. (2002). Las TICs en la Universidad. España: Editorial MAD, S.L. Cabero, J. Nuevos desafíos para las universidades: La incorporación de las

tecnologías de la información y la comunicación. En Revista Ciencias de la Educación. Año 6. Volumen 1. Valencia. Enero-Junio 2006. Cabero, J., Llorente, M., (Dirs.) (2006) La rosa de los vientos. Dominios tecnológicos de las TICs por los estudiantes. Grupo de Investigación Didáctica. Universidad de Sevilla. España. Cabero, J. (Coord.) (2007). Nuevas tecnologías aplicadas a la educación. España: Mc Graw-Hill. Castaño, C. (2005). Las mujeres y las tecnologías de la información. Internet y la trama de nuestra vida. Alianza Editorial. Madrid. Creswell, J. W. (2005). Educational research: Planning, conducting, and evaluating quantitative and qualitative research (2nd ed.). Upper Saddle River , NJ: Pearson Education. Cumbre mundial sobre la sociedad de la información. UIT: ONU. Compromiso de Túnez. Túnez (2005). Denzin, N. K. (1978). The research act. A theoretical introduction to sociological methods, Editorial Mc Graw Hill, New York. Estebaranz, A. (Dir) (2006). Teleformación para la igualdad de género. Secretariado de publicaciones de la Universidad de Sevilla. España. González, A. (2004). Diseño Instruccional Universidad Metropolitana: DIUM. En Propuesta del Modelo Educativo AcAd para la Universidad Metropolitana. Vicerectorado Académico. Caracas: Autor. Grisez, J. (1975) Méthodes de la psychologie sociale. Paris: Presses Universitaires de France. Heider, F. (1958). The psychology of interpersonal relations. New York: Wiley. Hurtado, J (2000). Metodología de la Investigación Holística. Caracas: Fundación Sypal. Romero, R (2004). Las docentes y su relación con las nuevas tecnologías. Siglo XXI. Revista de Educación, 6. Universidad de Huelva. Romero, R (2005). Mujer, Nuevas Tecnologías y Educación. En Aguiar y Farray (coords): Un nuevo sujeto para la sociedad de la información. Gran Canarias. Summers, G. (l986). Medición de Actitudes. México: Editorial Trillas. Teddlie y Tashakkori, 2003. Handbook on mixed methods in the behavioral and social sciences. Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful