reportaje

Presentación:

La creación del “Centro de Diagnóstico de Enfermedades Congénitas” tiene entre sus objetivos el diagnóstico, certificación y registro de patologías de carácter congénito. Pretende ser un referente en el control y estudio de este tipo de enfermedades, vigilar su nivel de incidencia y llegar a erradicarlas.
40 Noviembre 2003

Su funcionamiento se basa en la creación de Grupos de Trabajo o Comités integrados por veterinarios interesados en cada uno de los temas. Será misión de cada Comité elabora r un protocolo que permita una evaluación objetiva de la enfermedad congénita de la que se ocupe.

Entre los componentes de cada uno se elegirán tres profesionales que, de manera rotatoria, emitirán los dictámenes en base a las pruebas diagnósticas remitidas. Una de las misiones fundamentales de cada grupo y sobre todo de los encargados de los dictá-

reportaje

menes en ese momento será la formación del resto de los miembros. De este modo cada comisión no será sólo una entidad certificadora sino que se convierte en foro de aprendizaje y puesta en común de cada patología. Entre las patologías que se barajan para su estudio estarían la displasia de codo, la espondilosis deformante, las malformaciones oculares, el riñón poliquístico (PKD) y algunas cardiopatías por poner algunos ejemplos En la actualidad se realiza ya la lectura de radiografías de displasia del Club Español del Bóxer. Para formar este primer grupo, el “Comité de

Lectura de Radiografías de Displasia de Cadera”, se solicitó la participación de todos los veterinarios que estuvieran interesados en formar parte de este proyecto; treinta y un veterinarios se pusieron en contacto con AMVAC. Aún no ha tenido lugar la primera reunión del grupo de Displasia pero se espera poder hacerla coincidir con el Congreso Anual de AMVAC –VetMadrid 2004– con el fin de facilitar la asistencia de todos aquellos interesados. El Centro de Diagnóstico de Enfermedades Congénitas es dependiente de AMVAC en su creación pero el objetivo futuro es dotarle de imagen,

infraestructuras y sede social propios de manera que se convierta en un organismo independiente. La relación con el Club del Bóxer abre el camino para crear acuerdos con otros Clubs de raza y/o asociaciones, facilitando así a criadores y propietarios la cría de líneas libres de este tipo de enfermedades y al veterinario el estudio, control y registro de las mismas. A pesar de que queda un largo camino por recorrer, el Centro ya está en marcha. Esperamos contar con la colaboración del mayor número posible de veterinarios interesados para poder seguir con este ambicioso proyecto.
Noviembre 2003
41

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful