1

RAMÓN Y CAJAL COMO FILÓSOFO
por E. MORATA

Teoría de la investigación científica

Santiago Ramón y Cajal "Los tónicos de la voluntad"

r

Santiago Ramón y Cajal "Los tónicos de la voluntad"

No oculta sus reproches a las mujeres.

Su primer amor, que como acostumbra a pasar en España, es muy idealizado, conformándose con ver al eterno femenino y sus particularidades.

Tipos de mujeres

(

)

Ataxia de Friedreich

Santiago Ramón y Cajal "Charlas de café"

La fantasía de que con una droga pueden curarse los defectos de la gente.

Las experiencias como hipnotizador de Cajal le inspiran este cuento.

Rebelión del hombre contra el Mal : es la ciencia.

El profesor puro, como el científico puro, no trabaja por dinero sino por un sentido del deber patriótico y del deber a la Ciencia.

Cajal crea una escuela de neurólogos que sienten despertar científica por emulación a él.

su vocación

El proyecto de Cajal para España.

España es un infierno cuando nos dejamos llevar por lo que la naturaleza de nuestra tierra nos impele a hacer. El país se convierte en un pantano lleno de odios, egoísmos y orgullos.

Todos los españoles tienen sentimientos aristocráticos

La igualación social

Teoría de las compensaciones

El matonismo

LA CLASE BAJA ESPAÑOLA

El contraste entre la clase baja española y los señoritos de capital.

Subrazas humanas.

Las diferencias entre españoles provienen de deformidades y trastornos en su cuerpo causados por muchas enfermedades acumuladas.

Existe una abundante literatura española y extranjera dedicada a estudiar los defectos de España, pero es desconocida por la mayoría de los españoles.

España y Portugal se convierten en países de aficionados cuando baja el nivel.

Los extranjeros controlan España si son superiores científicamente.

El vicio de copiar siempre lo que se hace fuera.

Los científicos extranjeros no se sienten a gusto enseñando en España, por las diferencias de estilos de trabajar , de pensar y de vivir.

2

EL INFIERNO ESPAÑOL

Para Santiago Ramón y Cajal , la vida en España era un lidiar cotidianamente a enemigos y a envidiosos.

La descripción que hace en las primeras páginas de su “Charlas de café” acerca de los necios que le rodeaban, de los falsos amigos, de los envidiosos que callaban ante cada nuevo éxito profesional suyo y de los que lo pinchaban en las tertulias sin saber de ciencia es estremecedora y muestra un país invivible, infernal, lleno de gente mala que no admite su ignorancia sobre muchos temas

3

y que además se convierte en un enemigo mortal para toda la vida si el sabio se atreve a dejar en ridículo al ignorante pretencioso.

Ramón y Cajal sabía que había alcanzado un nivel muy alto en su profesión y desde esas alturas criticaba sin piedad los defectos de España , tanto más cuanto su saber científico le daba una visión muy lúcida sobre esos defectos.

Así, Ramón y Cajal vio claramente que la guerra de Cuba había sido absurda, la mayoría de políticos españoles de la época desconocía la fuerza de los Estados Unidos (excepto Canalejas , que calló para no perjudicar su carrera política), eran unos patrioteros que habían ignorado la propuesta del presidente Cleveland para llegar a un acuerdo pacífico sobre Cuba

4

y Estados Unidos ya era la única gran potencia en el mundo sin ninguna otra que pudiera contrapesar ese poder.

Ramón y Cajal tenía una opinión muy pobre de los militares, a los que consideraba como unos parásitos ociosos que vivían de proteger a los otros ciudadanos trabajadores.

Consideraba que después de una guerra terrible como la Primera Guerra Mundial, llegarían otras generaciones que olvidarían esos horrores y se lanzarían a una nueva guerra con armamentos más espantosos todavía, como las bombas químicas o biológicas lanzadas desde aviones o submarinos.

5

“No nos engañe la paz actual. Es que todas las naciones de presa necesitan reparar sus fuerzas, agotadas en la catástrofe mundial. Mientras tanto, los excombatientes irán olvidándose de la horrenda carnicería y se dará tiempo a que aparezcan generaciones nuevas ignorantes de las desgarradoras torturas de heridas y mutilaciones .”

6

Santiago Ramón y Cajal “Charlas de café” Ed. Austral, pag. 240

Ramón y Cajal aceptaba la tesis de Ortega y Gasset según la cual los españoles éramos inferiores a los anglosajones y se declaraba admirador tanto de los ingleses como de la ciencia y el estilo duro de trabajar de los alemanes ( antes de la Primer Guerra Mundial). Las tesis más conocidas de Ramón y Cajal sobre el atraso de España en ciencia e industria nacionales y sobre el exceso de número de artistas y literatos españoles han sido repetidas por multitud de científicos españoles a lo largo del siglo XX.

7

Otra de las tesis muy conocida de Ramón y Cajal es su llamada al poder de la voluntad (interpretando a su manera a Schopenhauer ) influyendo a todos los científicos, estudiantes y maestros españoles del siglo XX que , mediante una voluntad potenciada a la manera de Cajal, han buscado lograr cualquier objetivo profesional que se han propuesto en sus vidas. En España , hay pocos puestos buenos para tantos millones de habitantes , especialmente en nuestra época en la que hay tantos licenciados y doctores.

“En

el mundo todos vamos de caza

por un coto más escaso en perdices que en cazadores.

8

Y cada pieza cobrada representa para los demás una esperanza desvanecida .”
Santiago Ramón y Cajal “Charlas de café”,Ed. Austral, pag. 17)

9

“Contra la navaja cachicuerna del villano, esgrimamos el florete del caballero ; pero un florete tan fino , que sus heridas, poco dolorosas y nunca mortales, jamás dejen en pos cicatrices aparentes ; que es gran primor de discretos causar al adversario el daño estrictamente preciso para desarmarlo e imponerle respeto, dejando al mismo tiempo franco y ancho camino a la reconciliación .” (pag. 118)

10

La estrategia de Ramón y Cajal para sacarse de encima a los pesados y a los pretenciosos es la misma estrategia seguida por la clase alta y por los españoles que se saben superiores a los demás en algún campo para hacer callar a aquéllos pero sin que lleguen a enfadarse.

“Prescindiendo de muchos inconvenientes, todos triunfo resonante

constituye precioso reactivo revelador de enemigos y envidiosos.

El deliberado silencio de éstos o su mal disimulada contrariedad ,

cuando no sus tímidas censuras, los delatará infaliblemente.” “Charlas de café” pag. 12

11

“Líbreme Dios de discutir con abogados sobre cuestiones filosóficas o científicas. Para este linaje de polemistas , pocas veces se trata de tener razón, sino de defender al cliente. Y el cliente llámase unas veces Dios; otras el libre albedrío; otras , la inmortalidad del espíritu; otras, en fin , el positivismo, el panteísmo, el espiritismo, el socialismo , etc.” (pag.120)

12

“Mas fuera el colmo del candor discutir con los impermeables y los impulsivos , gentes cuyas fontanelas craneales se cerraron en la cuna y cuyas suturas se osificaron en plena juventud, al recibir borreguilmente la marca profesional. Dejemos pues que sus pobres y alicortadas neuronas, cuyos breves apéndices son incapaces de abrazar la verdad, se anquilosen e incrusten, enterrándose en vida .” (pag.121)

13

”Guardando las espaldas a nuestro contrincante, están los modeladores de su cerebro y de sus ideas, es decir, sus padres, maestros y amigos, la casta social a que pertenece y , en fin, el innumerable séquito de muertos ilustres, que nos oponen su orgullo dogmático y sus errores a veces interesados.” (pag. 120)

14

“Aun entre los amigos leales y económicamente independientes, el afecto mengua mucho con los años. La dura lucha por la vida, el ingreso en medios sociales diferentes, la ambición política y literaria, la justificada inquietud por el porvenir de los hijos, debilitan o anulan sentimientos que parecían inextinguibles.” ( Pag. 27)

15

Tales energúmenos ,

de reacciones ilógicas, y que en el fondo son pobres de mollera, deben ser metódicamente eliminados de toda tertulia de buen humor. El remedio soberano consiste en acordonarlos con el silencio.

16

Gran treta para la duración, agrado y concordia de una peña heteróclita ´ es recriar y minar a un infeliz tan paciente, obtuso y amorfo, que atraiga y tome a chacota todas las pullas, por pesadas que sean.” (pag.116)

Terribles pensamientos de Cajal para sacarse de encima a los necios o para denunciar cómo las camarillas se burlan de sus miembros más torpes, dándoles cuerda para que se pongan en ridículo.

17

“Antes de espontanearte en asuntos filosóficos con personas desconocidas, asegúrate bien de si pertenecen a la categoría de las tolerantes y comprensivas. Nada odia más el fanático que al audaz contradictor de su verdad; porque , por más que alardee de imparcial, allá en el fondo de su conciencia no está muy segura de aquélla y mira con horror a cuantos le disputan

18

el tesoro de su fe, a la que debe, aparte la tranquilidad del ánimo, el inestimable don del ahorro de pensamiento.” (pag. 117)

Cuando no se ha nacido rico

y es fuerza, por tanto, luchar por la existencia, la más hábil y piadosa conducta consiste

19

en adormecer y atenuar la toxicidad de nuestros émulos y adversarios con el cloroformo de la cortesía y del halago. Procedamos como el bacteriólogo, que en la imposibilidad de aniquilar al microbio opta por “embolarlo”, es decir, por convertirlo en saludable vacuna .” ( pag. 24)

Los enemigos son microbios y hay que atenuarlos convirtiéndolos en vacunas.

20

Ramón y Cajal utiliza a menudo los símiles de los microbios , procedentes de su trabajo como biólogo, para pensar en los problemas de su tiempo y encontrarles una explicación al compararlos con la vida de los insectos y de las células.

“Desde que nace, su trayectoria viene a ser loca carrera al través de un campo de batalla, donde llueven los proyectiles.

21

Un aficionado a la tauromaquia compararía de buen grado nuestra vida a la lidia de un toro en plaza.

Pícanle, primeramente, el sarampión, las viruelas y la escarlatina ; banderilléanle , después, la fiebre tifoidea, la gripe y la tuberculosis, y ya débil, mohíno y aplomado, rematan la suerte la asistolia, la uremia , la hemorragia cerebral o la pulmonía .” (pag. 88)

22

Ramón y Cajal ya había tratado el tema de una vida imposible del hombre en este planeta por vivir rodeados de microbios, en su cuento : ”El pesimista corregido”.

“Al modo de los organismos complicados, las tertulias son infestadas de microbios más o menos virulentos.

23

Algo hemos dicho ya del insoportable dictador de la palabra ; y necesitaríamos escribir un largo artículo para definir y clasificar otros parásitos no menos patógenos , a saber : el maldiciente, el matón, el latoso, el engreído, el pedigüeño, el chismoso, el protector, el político, etc.” ( “Charlas de café “pag. 124)

24

”Ciertos oradores políticos de la clase de abogados evocan a esas pianolas de café , las cuales parecen funcionar espontáneamente cuando, según es sabido, todo depende de la moneda arrojada al buzón por un cliente filarmónico.

25

Importa pues, antes de juzgar a los sedicentes sembradores de ideas, enterarse de si algún particular opulento , trust o grupo financiero , ha sembrado algo en sus bolsillos.” (pag. 194)

(Contra Epicuro)

años en

cómo cómo

,