#InternetNecesario – historia, análisis, consecuencias

Alejandro Pisanty1,2 Presentación Este trabajo se construye como una combinación de memoria puntual, abierta a un “crowdsourcing” aunque no al revisionismo, y como un análisis desde muchos ángulos sobre el fenómeno #InternetNecesario que se desarrolló en México en 2009. Entre otros elementos distintivos ese trabajo se caracteriza por los siguientes aspectos: 1. historia detallada de #InternetNecesario 2. valores y capacidad educativas de los movimientos colectivos en línea (o con un componente en línea importante) y cómo aprovecharlos para educar; 3. el uso de nuevas tecnologías más allá de el uso de un producto o servicio específico, más aún, más allá de los artefactos computacionales; 4. no se refiere sólo a la novedad de determinadas tecnologías en los movimientos que se estudian en el texto, sino a que las comunidades más creativas que dominan tecnologías que son novedosas en el momento de la acción pueden usar la novedad, el carácter disruptivo, de la tecnología antes que las instituciones y la novedad se vuelve arma, factor crítico de éxito. Más aún, la novedad que explotan estas comunidades no sólo es la novedad tecnológica sino las formas creativas de utilizarlas. Y un factor más es el “descuadre”, por ejemplo, usar políticamente una tecnología que se ha venido usando ante todo para la diversión, el entretenimiento, o la comunicación personal. Aquí entra lo que dice Parry Aftab: “Facebook no tiene 300 millones de usuarios solamente por gente que quiere decir qué desayunó; hay un sentido de servicio, ganas de cambiar algo en el mundo, que impulsa a muchos usuarios y transforma el medio”. 5. #InternetNecesario pasó de un inicio modesto a la constitución de una comunidad de protesta y dejó como destilado una comunidad de proyecto. Introducción
1

Facultad de Química, Universidad Nacional Autónoma de México, Av. Universidad 3000, 04530 México DF México; Centro de Investigación en Geografía y Geomática “Jorge L. Tamayo”, A.C. (“CentroGeo”), Contoy 137 Esq. Chemax :: Col. Lomas de Padierna :: Delegación Tlalpan :: CP 14240 :: México DF México; y Sociedad Internet de México, A.C., http://isocmex.org.mx – las opiniones personales contenidas en el presente texto son responsabilidad del autor. Se ha procurado el máximo de fidelidad a las acciones y opiniones de las personas citadas y se les invita a corregir los errores y a proporcionar citas precisas para avalar la forma final. 2 Este trabajo está al amparo de una licencia Creative Commons 2.5, México, Uso no comercial, Atribución obligatoria, no trabajos derivados, BY-NC-ND http://creativecommons.org/licenses/by-ncnd/2.5/mx/ 1 de septiembre de 2011

El movimiento #InternetNecesario se desplegó en México en la segunda mitad de octubre y los primeros días de noviembre de 2009. Iniciado como una llamada de atención sobre una iniciativa de ley que impondría un nuevo impuesto a las telecomunicaciones, se convirtió pronto en una campaña en contra del mismo que logró, cuando menos, la exención del acceso a Internet contra dicha tasa. Este logro, aunque parcial, dio confianza a muchos ciudadanos en la capacidad de actuar coordinados a través de los medios sociales como Twitter, blogs, y otros. El presente texto retoma el análisis hecho por el autor conjuntamente con otros3 y lo extiende a los aspectos educativos de la experiencia de #InternetNecesario y campañas similares, y a un análisis de estrategia de uso de Internet en comunidades virtuales. El texto explora también la conexión de los temas de la campaña y otras acciones más recientes con los valores de diseño fundamentales con los que fue construida Internet. El cuerpo del texto fue escrito en octubre de 2010. Sólo he hecho mínimas actualizaciones. Desde luego la óptica de lo sucedido desde entonces hasta septiembre de 2011, que incluye la “Primavera Árabe” e innumerables actos de violencia en México ameritan una ampliación que está mejor en manos de otros especialistas, y a la que espero hacer una contribución específica en su oportunidad. Desarrollo de la campaña #InternetNecesario En 2009, en el proceso que conduce a que la Cámara de Diputados mexicana produzca el presupuesto de egresos de la Federación, el Poder Ejecutivo promovió la introducción de una nueva carga impositiva a las telecomunicaciones, mediante la aplicación de un impuesto conocido como IEPS o Impuestos Especiales sobre la Producción y Servicios a las telecomunicaciones. Este impuesto se aplicaría con una tasa de 4% sobre la facturación de servicios de telecomunicaciones. Dicho proceso era observado con alarma por diversas preocupaciones, en particular ISOC México4. La argumentación para introducir este nuevo impuesto tanto en el momento de presentar la iniciativa como en las semanas subsecuentes se refería principalmente a la importancia de la facturación (una masa de recursos importante y uno de los pocos sectores que muestra un crecimiento que permanece impertérrito ante las altas y bajas de la economía) y la facilidad de recolección del impuesto debido a la alta concentración de proveedores en el sector. La iniciativa atrajo desde un principio la oposición de la industria de telecomunicaciones a través de las organizaciones que agrupan a las empresas, en particular CANIETI, AMITI, AMIPCI y ANATEL 5. El cabildeo activo de estas
3

Y. Briceño, L.A. Núñez, A. Pisanty, I. Puyosa, R. Urribarri, y R. Torrens, “Políticas y demandas civiles en la sociedad interconectada. Una revisión de movimientos en defensa de Internet en México y Venezuela, http://www.slideshare.net/apisanty/politicas-demandas-civiles-sociedadinterconectada 4 ISOC México es abreviatura de Sociedad Internet de México, AC, capítulo mexicano de la Internet Society, http://isoc.org 5 CANIETI: Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones, http://www.canieti.com.mx; AMITI, Asociación Mexicana de la Industria de Telecomunicaciones: http://www.amiti.org.mx, AMIPCI, Asociación Mexicana de la Industria Publicitaria y de Comercio por Internet, ahora Asociación Mexicana

asociaciones, acompañadas por despachos especializados, logró que la Cámara de Diputados redujera la tasa del impuesto a 3%, sin eliminarlo y sin cambiar la inclusión en el IEPS. En estudios promovidos por la industria así como en trabajos independientes, diversos analistas e investigadores demostraron que la aplicación de este impuesto tendría un efecto negativo para numerosos sectores en el país. El efecto más alarmante que se consideró en los estudios es que la repercusión del impuesto en el precio de los servicios tendría como consecuencia un aumento de precios a los consumidores finales que, considerando la elasticidad de la demanda, reduciría las oportunidades de acceso a las redes para un número estimado entre 2.5 y 3.5 millones de personas. Para la comunidad Internet de México, cuya amplitud se descubriría en los días de la campaña, la iniciativa de impuesto a las telecomunicaciones resultaba ofensiva por las siguientes razones: 1. Encarecer las telecomunicaciones y el acceso a Internet, excluyendo a una parte apreciable de la población – precisamente los sectores con menor capacidad económica – es contrario a los proyectos, tanto oficiales como de muchas organizaciones, que buscan incorporar a México a la Sociedad de la Información y extender los beneficios del dominio de la información y el conocimiento a toda la población a través del acceso cada vez más extendido y accesible a las redes, y en particular a Internet. 2. En consecuencia, encarecer el acceso a las redes y a Internet es contradictorio con el propósito enunciado por el propio gobierno, en el Plan Nacional de Desarrollo, en los planes sectoriales, y en los discursos de numerosas autoridades, de extender el acceso y el uso de las redes en beneficio de la población. Cabe recordar que el programa del gobierno desde 2007 se ha anunciado y definido con los ejes “convergencia, cobertura y competencia”, y la reducción de 2.5 o más millones de oportunidades de acceso sería contradictoria con la meta de cobertura. 3. El IEPS es un impuesto que se ha aplicado principalmente a bienes y servicios suntuarios y a los que en la mayoría de las sociedades se tasan por no ser imprescindibles como las bebidas alcohólicas y el tabaco. La aplicación de un impuesto de esta naturaleza a las telecomunicaciones resulta flagrantemente contradictorio también con el impulso que se observa al uso de las telecomunicaciones por parte de sectores cada vez más amplios de la población de menores recursos económicos. Para el público y para muchos analistas la aplicación de impuestos a las empresas, como en este caso, se tiene que analizar inevitablemente a través de la proyección de que serán repercutidos a los clientes. 4. El argumento de que el impuesto es fácil de cobrar por la alta concentración de las empresas del sector de telecomunicaciones es leído por la comunidad como una penosa confesión de parte que acepta un fracaso – al menos hasta 2009, fecha de la iniciativa – del lineamiento de competencia de la política enunciada por el gobierno federal. Las telecomunicaciones en México siguen mostrando un alto grado de concentración en pocas compañías.

de Internet: http://www.amipci.org.mx; ANATEL, Asociación Mexicana de Telecomunicaciones.

Este panorama fue explicado por el autor y otras personas en blogs y artículos, tanto en prensa como en línea. Las asociaciones de industria ya citadas publicaron sus análisis y la solicitud a la Cámara de Diputados de que las comunicaciones no fueran sometidas a este nuevo régimen fiscal específico. Como se ha mencionado, el efecto neto de esta acción fue la reducción a 3% del impuesto propuesto, a través de mecanismos tradicionales de cabildeo (publicación de análisis por cuenta propia y a través de periodistas afines, comunicación directa con diputados y con la Secretaría de Hacienda, etc. Es particularmente importante aclarar que la visión de este autor y el texto mismo se formaron en gran medida al interior de la Sociedad Internet de México, A.C., (ISOC México), capítulo mexicano de la Internet Society (ISOC), en una viva discusión mediada por correo electrónico. Fueron ellos, por ejemplo, quienes observaron que en el desplegado propuesto y posteriormente publicado por asociaciones de industria contenía la petición "Eliminar empresas que ofrecen servicios de telecomunicaciones sin concesión ni pago de impuestos." Como ésta puede referirse a operadores internacionales de servicios de Internet, no la hicimos nuestra. El análisis de este punto fue realizado por el Lic. León Felipe Sánchez Ambiá y respaldado por otros socios. Cuando la Cámara de Diputados pasó al Senado para su ratificación la propuesta de tasar al 3% las telecomunicaciones el autor y algunas otras personas nos comunicamos la reacción espontánea en el sentido de que esto seguía siendo indeseable, por los motivos citados y en particular el detonador de que se mantenía la categoría de impuestos generalmente destinados a bienes y servicios suntuarios. La reiterada presencia de esta calificación traía a la memoria una memorable y digna campaña sostenida en Venezuela meses antes, también en 2009. Ésta se originó cuando el gobierno de ese país ordenó, en un decreto de austeridad orientado a remediar carencias presupuestarias, que se redujeran gastos suntuarios en el sector público y entre éstos clasificó servicios de telecomunicaciones y acceso a Internet. Tal medida resultaba doblemente problemática, ya que por un lado en general afectaría la evolución de muchos asuntos de gobierno, y así a su vez a la población, y por otro lado afectaría seriamente a las universidades, que dependen particularmente de la conexión a Internet para diversas facetas de su vida académica y de servicio a la sociedad. Por ello, como se refiere en el artículo ya citado de Briceño et al., un grupo apreciable de académicos había iniciado allá una campaña por medios variados para atraer la atención y llamar a revertir la medida. En México se habían conocido resonancias de esa campaña, cuyos mensajes centrales eran “Internet no es un lujo, Internet es prioritaria”, con mensajes difundidos a través de Twitter con las etiquetas #InternetPrioritaria e #InternetLujo. La campaña en Venezuela logró establecer una presión de opinión pública en general y dentro de las universidades que llevó a que la medida no fuera aplicada. Si bien no tuvo una resolución formal como hubiera sido un documento oficial retirando o modificando la medida, en la práctica el efecto fue que no se aplicara.

Ante la permanencia de la propuesta de aplicar IEPS a las telecomunicaciones, en un pequeño grupo decidimos lanzar una campaña a través de Twitter, experimentando para ver si se podía viralizar, a la que originalmente se concibió con el nombre de #NoIEPS. El nombre fue cambiado pues consideramos que: a. los mensajes negativos no son constructivos, y según algunas referencias expertas6 producen efectos de menor impacto que los positivos; b. los mensajes positivos transmiten un ánimo constructivo y campañas a las que los participantes se pueden sumar con alegría; c. la negativa al impuesto sería un mensaje más propio de la industria y la campaña se daría fundamentalmente entre ciudadanos. El nombre que se eligió para la campaña fue #InternetNecesario. El inicio de la campaña consistió en la creación de una página de blog (en http://pisanty.blogspot.com/2009/10/oposicion-impuestos-especiales-las.html originalmente) con los contenidos de una discusión sostenida, fundamentalmente en línea, en el seno de la Sociedad Internet de México, A.C., capítulo mexicano de la Internet Society, que este autor preside, y su anuncio mediante un mensaje en Twitter que sería propagado por sus destinatarios. Se enviaron originalmente 4 mensajes, el ya descrito y otros 3 apuntando a la posición de la industria y a dos estudios, ya mencionados aquí, sobre el impacto negativo de la imposición del IEPS a las telecomunicaciones. Los miembros de este grupo éramos este autor (A. Pisanty, @apisanty en Twitter), León Felipe Sánchez Ambiá (@lion05) y Raúl Ramírez (@isopixel). En http://twitter.com/lion05/statuses/4994195109 León Felipe Sánchez, como lo habíamos acordado en días anteriores, respondía a mi anuncio de la entrada de blog http://pisanty.blogspot.com/2009/10/oposicion-impuestos-especiales-las.html y los primeros “tweets” que referían a los otros blogs, introduciendo el hashtag “internetnecesario” (posteriormente preferimos introducir las mayúsculas para facilitar la legibilidad, como InternetNecesario; Twitter no distingue mayúsculas y minúsculas en hashtags y las búsquedas asociadas con los mismos). Una muestra de la actividad de Raúl Ramírez en el inicio de la campaña es http://isopixel.net/archivo/2009/10/internetnecesario-los-usuarios-de-internet-hacenescuchar-su-voz-en-twitter/ en el que da cuenta detallada de los sucesos iniciales y su rápido y extenso impacto. El tweet de León Felipe Sánchez y la entrada de blog de Raúl Ramírez aparecen en los Apéndices 5 y 6 de este texto. Los siguientes mensajes servirían para aclarar qué se estaba diciendo bajo la etiqueta #InternetNecesario – que las telecomunicaciones, y en particular el acceso a Internet, son imprescindibles para el desarrollo del país, que sirven a la población pobre tanto como a la de ingresos medios y altos, que el alza en impuestos trasladada a precios afectaría sobre todo a los más pobres, y que esto sería contradictorio con la voluntad manifiesta de una gran parte de la sociedad y con compromisos expresos del gobierno federal.
6

G. Ross, comunicación privada

La campaña se inició de manera deliberada un lunes en la mañana en la hipótesis de que esto permitiría atraer atención de profesionistas, estudiantes y otros participantes que ya se encontraran en sus lugares de trabajo o estudio y hubieran descargado sus primeras obligaciones del día, y pudieran ser sensibles a dirigir su atención a un asunto de orden técnico, legal y social que requería una lectura cuidadosa y podría invocar una respuesta igualmente reflexiva. El día de la semana – lunes – fue seleccionado por una combinación factores: la urgencia que ya adquiría iniciar la campaña, dado que se trataba del inicio de la semana en que el Senado conocería el asunto, y la hipótesis de que plantear el tema al inicio de la semana – y temprano el lunes – permitiría marcar la agenda en términos de participación y sensibilidad política, tanto para quienes optaran por participar como por los políticos, en el Ejecutivo y en el Legislativo, que serían los destinatarios últimos del mensaje social creado por la campaña. Descubriríamos meses más tarde las estadísticas de Guillermo Pérez Bolde7 sobre el uso de Twitter en México, en las que él explica que la recomendación para realizar campañas en este medio apunta a iniciarlas con la propagación de los mensajes que se quiere viralizar en martes, y un refuerzo el viernes. Sin embargo, como lo que apunta Pérez Bolde se refiere a campañas de promoción comercial, consideramos que sigue abierto el juicio acerca de cuál es el día de la semana más deseable para iniciar una campaña de sensibilización social o política, y el lunes sigue siendo atractivo por los factores citados. Ciertamente sigue siendo un día seleccionado por fuerzas políticas para marcar la agenda de la semana. Refuerzos del mensaje durante la tarde y el día siguiente dieron lugar a una viralización intensa. A lo largo de las primeras horas se sugirieron algunos tipos de mensaje que invitaran a la participación espontánea, con mensajes creados por los propios usuarios con base en su experiencia y sentimientos, lo cual estimamos fue un factor decisivo en la viralización. Los mensajes generados por los participantes al sumarse a la campaña mostraban: a. Reflejos, repeticiones y variaciones de los mensajes iniciales de la campaña. b. Un sentimiento de agresión personal recibida al saber de un posible aumento en costos de servicios muy apreciados por el/la participante, expresado a través de expresiones tajantes, duras, y en ocasiones soeces. c. Ejemplos personales de uso de las telecomunicaciones e Internet. d. Ejemplos del uso de las telecomunicaciones e Internet por parte de terceros. (conocidos, anecdóticos, estadísticos, o de otro tipo) para el desarrollo. e. Textos y estadísticas ilustrativas. f. Argumentos que fortalecían la campaña g. Discrepancias con los iniciadores de la campaña o entre los participantes, de las cuales la mayoría daba lugar a la mejor comprensión de puntos de vista e información h. Burlas, descalificaciones y agresiones contra la campaña y algunos o todos los participantes en la misma, de distintos tipos y orígenes: a. Ad hominem b. Calificando a la campaña de timorata
7

G. Pérez Bolde, conferencia impartida en el evento Social Media México, #SMMX, febrero 2010

c. Descalificando a la campaña por no tomar medidas más radicales como manifestaciones en las calles d. Descalificando a la campaña por no ocuparse de otros asuntos (soluciones a problemas nacionales de mayor escala, oposición a otras medidas del paquete fiscal como el aumento al IVA) e. Mensajes disruptivos i. Respuestas a las discrepancias, burlas, agresiones y descalificaciones: a. Respuestas a los anteriores, en particular expresiones tajantes de muchos participantes en el sentido de que participaban en esta campaña precisamente por su oposición a las manifestaciones en las calles b. Llamados a superar diferencias En este proceso se pudo observar una incorporación crecientemente rápida de participantes de edades desde 17 hasta cerca de 60 años de edad, con una gran diversidad de ocupaciones, ubicaciones, condiciones sociales y preferencias políticas. “Tres generaciones, tres órdenes de gobierno, tres bandas del espectro político” sería una buena descripción de esta diversidad. 36 horas después de iniciada la campaña, hacia la medianoche (tiempo del Centro de México) del segundo día, #InternetNecesario fue por unas horas “Trending Topic” de Twitter a nivel mundial, es decir, estaba entre las 10 etiquetas más citadas en mensajes. La cifra de emisores de mensajes alcanzó un total de 12,000 personas y la de mensajes emitidos llegó a 110,000 mensajes al final de la semana, de lo cual la mayor parte – y la que hizo noticia – se debió a este crecimiento vertiginoso inicial. La campaña en Twitter y el hecho de alcanzar la categoría de “Trending Topic” tuvieron un efecto sumamente importante: periodistas de medios convencionales y de blogs asociados a éstos observaron que pasaba algo notable. Expresado coloquialmente, esto era “twitteros mexicanos hacen algo que llama la atención en Twitter, y es acerca de un asunto serio (aún más notable)”. El tercer día de la campaña, miércoles 21 de octubre, este autor recibió llamadas de varios medios, entre ellos el noticiero de la conocida periodista Carmen Aristegui, solicitando entrevistas para explicar la noticia. Estas entrevistas y el blog del periodista Mario Campos en el diario El Universal (en línea) fueron clave para el nuevo giro que tomaría la campaña: salir del ciberspacio. Carmen Aristegui preguntaba por los “twitteros” a lo cual respondí que “twitteros” era una referencia vaga, apenas a usuarios de una herramienta o servicio específico de Internet, no una secta, no una agrupación, y no – en broma – una banda musical electroanarco-punk, como el nombre podría sugerirlo a algunos. Los participantes en la campaña eran ciudadanos, usuarios de Internet, que se manifestaban alrededor de una preocupación concreta expresándose por ese medio como canal principal pero no exclusivo. Es importante recalcar esta secuencia de eventos: el hecho insólito de que un hashtag mexicano se conviertiera en “trending topic” en tan solo una noche atrajo la atención de Carmen Aristegui, Mario Campos y algunos otros periodistas, a tal punto que decidieron informar al respecto en medios convencionales y en línea. La visibilidad de estas noticias, combinada con la continuada intensidad de la campaña en Twitter y otros medios propios de Internet, convirtió a la campaña en noticia ampliamente difundida.

Esto a su vez dio paso al interés de los legisladores y otros políticos y funcionarios. El paso del ciberespacio al “meatspace” es decisivo en este momento de la campaña. Una vez en las noticias de los medios más tradicionales, la campaña por un lado se retroalimentaba al ciberespacio (más personas volteaban a conocerla y se incorporaban a ella) y por otro empezaba a ser significativa políticamente en un mundo más concreto. Las comisiones de las Cámaras ocupadas del asunto no podían eludir el hecho de que la legislación en proceso estaba originando una protesta significativa, si no por el número de opositores, sí por la velocidad a la que se estaba propagando, la vehemencia (y, quisiera pensar, calidad) de sus argumentos, y su originalidad. En ese punto, el Senador Francisco Javier Castellón, Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, a través del Secretario Técnico de la misma. Lic. Jesús Ramírez Díaz, nos hizo saber de su interés en conocer de cerca los argumentos, para lo cual organizaría una sesión abierta de discusión en el propio Senado. Dicha sesión tuvo lugar el jueves 22 de octubre de 2010 y fue presidida por el Presidente del Senado, Senador Carlos Navarrete, acompañado del Senador Castellón y de los Senadores Dante Delgado Ranauro y Carlos Sotelo, Presidente de la Comisión de Telecomunicaciones del Senado. Asistimos alrededor de 50 “twitteros”. Entre estos 50 participantes había ciudadanos de edades desde los 17 o 18 hasta cerca de los 60; militantes de izquierda y exempleados de la oficina del Presidente Vicente Fox; y, aunque en la visita física al Senado estaba sobrerrepresentada la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, llevaban la voz de habitantes de todo el país, de la que además teníamos eco en Twitter en la propia sala en el Senado. La lista de los participantes que retengo de la sesión (posiblemente incompleta) forma el Apéndice 3 de este texto. Un hecho original de esa visita y de entrevistas sostenidas posteriormente con otros Senadores fue el Webcast, la transmisión simultánea en audio y video, realizada por el Ing. Emilio Saldaña. Internet era utilizado para demostrar su necesidad y virtudes, su capacidad de introducir participación y transparencia inéditas en la sociedad. En las horas previas e inmediatamente posteriores a la sesión en el Senado la campaña dio un giro. Dejó de ser solamente una campaña informativa, con un carácter conocido en inglés como “name and shame”, capaz si acaso de introducir la luz y la mirada del público sobre lo que se consideraba un atentado contra la expansión y uso de las telecomunicaciones para el progreso. Se vislumbraba la posibilidad de modificar la realidad misma: impedir el paso de la nueva legislación o al menos modificarla. En paralelo se originaban iniciativas dentro de la campaña que le dieron riqueza y efectividad. Sólo puedo registrar algunas, pero es imprescindible subrayar la espontaneidad, originalidad y horizontalidad con que se dieron. Ésta es una característica fundamental de los movimientos como el que estoy describiendo. El Prof. Ricardo Zamora encontró que la campaña necesitaba una imagen, una imagen que capturara su esencia y la comunicara con efectividad en muchos espacios, una imagen que los medios hicieran propia y difundieran globalmente.

Utilizando herramientas en línea (Twitter, “video-chats”) Zamora convocó a fotógrafos para decidir qué imagen producirían y convirgieron en tomar una fotografía de 140 personas enunciando físicamente el mensaje de la campaña. Convocaron a una reunión el domingo 25 de octubre en el Parque Hundido de la Ciudad de México. Además de lograr una entusiasta y alegre atmósfera de “happening”, produjeron una imagen sumamente eficaz. Esta fotografía fue difundida globalmente, junto con una nota sobre la campaña, por la BBC y muchos otros medios. Si bien la fotografía fue criticada por mostrar a jóvenes de clase media con equipo de cómputo y comunicaciones relativamente sofisticado, en lugar de personas en condición de pobreza, la imagen fue sumamente eficaz para atraer atención y dar presencia a la campaña. Para ilustrar el tema de telecomunicaciones apoyando a población en condiciones de pobreza, Paola Villarreal y yo localizamos algunas en bancos de imagen y las circulamos por Twitter. Sin embargo, la imagen ideada y producida por Ricardo Zamora se convirtió en emblemática, particularmente a partir de su difusión global por la BBC. Otra contribución espontánea fue la creación de un sitio Web para registrar avances de la campaña. Éste fue registrado en http://internetnecesario.org por parte de Raquel Hernández (@maggit), @damog, Andrés Lajous, (@andreslajous), Óscar Salazar (@osalazar), Jorge Soto (@smjorge22), José Oviedo (@joviedo),, y Luis Blackaller (@blackaller). La sola diversidad geográfica de este grupo es elocuente (Ciudad de México, Nueva York, Colima, otras). Otro grupo, también espontáneo, creó http://www.internetnecesario.info, que también fue de una gran utilidad como anclaje de información para la campaña. Entre sus autores está Daniela Hernández (@dhchongcuy). Numerosas otras aportaciones están en blogs y foros. Ecos en blogs en inglés, reconocidos internacionalmente y con enormes números de visitas, como http://boingboing.net/2009/10/20/mexico-net-advocates.html también darían resonancia internacional a la campaña y posteriormente a su victoria. En este punto es necesaria una aclaración adicional. Sin que lo conozcamos plenamente, por su misma naturaleza, en paralelo se desarrollaba un intenso cabildeo por parte de la industria de telecomunicaciones. La evidencia incontrovertible del mismo está en sus consecuencias: hacia el final de la segunda semana de la campaña oímos en boca de un personaje del Senado “parece que ya hay una solución: van a dejar exento todo lo de Internet”. Algunos Senadores conocían, y estaban dispuestos a aprobar, una propuesta de texto legislativo que mantenía la aplicación del IEPS en 3% a los servicios de telecomunicaciones, pero dejaba exento el acceso a Internet en determinadas condiciones. Dicha propuesta había sido elaborada por un despacho de cabildeo en asociación o bajo contrato con una empresa de telecomunicaciones. La evidencia al respecto no permite afirmar nada más concreto. Este asunto es de gran importancia para entender qué logró la campaña #InternetNecesario, qué no logró, y cuál fue su contribución original. Volveremos al mismo dentro de unos párrafos.

La segunda semana de la campaña puede quedar resumida con la entrada de blog del autor en http://pisanty.blogspot.com/2009/10/internetnecesario-y-el-senado.html El entusiasmo de los participantes no disminuía y a la vez estaba claro que se aproximaba una fecha decisiva, un punto de quiebre: la votación de la iniciativa en el Senado. Para ésta, el cabildeo ya citado estaba en acción, la comunidad en línea crecía y se enriquecía, se entretejían relaciones entre sus participantes, y los argumentos se depuraban. La sesión del Senado fue seguida a través del Canal del Congreso, tanto en televisión por Internet, por miles de personas. En esa ocasión la comunicación se extendió a discusiones y enseñanzas acerca de cómo funciona el proceso legislativo en México. Para muchos participantes, el proceso es poco conocido, y se revelaron aspectos muy interesantes del mismo. Fueron expuestos tanto aspectos formales y reglamentarios como las reglas informales del proceso. Sin duda el seguimiento de sesiones del Senado fue un momento especialmente destacado por su carácter educativo. La atención masiva, concentrada e intensa a esa sesión destaca aún más si se toma en cuenta que se daba en vísperas del fin de semana cercano al 1° y 2 de noviembre, el “Puente de Muertos” que tradicionalmente es usado por muchos mexicanos para hacer paseos, sean éstos de inspiración religiosa, movidos por la curiosidad de conocer los rituales tradicionales, o simplemente de descanso y diversión. Los miles de espectadores del Canal del Congreso estaban renunciando a actividades recreativas particularmente atractivas. De la discusión en el Senado previa a la votación de la iniciativa es imprescindible destacar la actuación del Senador Francisco Javier Castellón y el Lic. Jesús Ramírez Díaz, ya referidos en este texto. El Lic. Ramírez Días mantuvo una comunicación constante y orientadora con la comunidad que daba seguimiento a #InternetNecesario; generosamente explicaba las reglas del juego, los tiempos previsibles, el papel de las distintas instancias; y recogía y transmitía opiniones y puntos de vista. El Senador Castellón, por su parte, mantuvo abierta la comunicación con el exterior de la Cámara hasta el momento mismo de emitir su voto. La historia registrará que cuando el Presidente de la Cámara presentó la moción de votar la iniciativa, el Senador Castellón hizo uso de la palabra con base en argumentos que recogió de la comunidad, que mostraban un vicio de la iniciativa. El resultado final de la votación fue en el sentido de aprobar la aplicación del IEPS de 3% a las telecomunicaciones y eximir del mismo el acceso a Internet en condiciones muy específicas (aplicables a una parte importante de los contratos). La acción de la industria y la de la sociedad se habían sumado para disminuir de aproximadamente 20,000 millones de pesos a 10,000 la recaudación prevista. Consideramos que la campaña resultó triunfante al conocer el resultado de la votación. Además del impacto del objetivo mismo – evitar que la propuesta fiscal se volviera onerosa para los usuarios de Internet y las telecomunicaciones – analizamos muchos otros. Entre éstos destacan: 1. Posicionamiento del tema “acceso a Internet” como un interés de la sociedad ampliamente reconocido, vivamente sentido, e intocable.

2. Creación de redes humanas e institucionales de personas de buena voluntad, en su mayoría jóvenes, unidas por una visión común de avance en la Sociedad de la Información, el uso libre y abierto de Internet, el acceso al conocimiento, y políticas públicas consistentes y favorables a estos desarrollos. 3. Reconocimiento generalizado de la importancia social de las telecomunicaciones. 4. Empoderamiento de un gran grupo, sobre todo de jóvenes. 5. Experiencia de la interacción en red para alcanzar una causa común, con alegría y ánimo constructivos. 6. Creación de una experiencia de acción de masas iniciada en el ciberespacio, capaz de tener efectos sin realizar marchas o bloqueos en espacio físico. 7. Aglutinamiento de sectores muy diversos alrededor de una causa bien definida, por un tiempo desafiante. 8. Detección de recursos humanos valiosos. En el apéndice 4 consigno la entrada de blog que hace el análisis del momento de cierre de la campaña, publicado originalmente en http://pisanty.blogspot.com/2009/11/alcances-de-internetnecesario.html Politólogos y científicos sociales debatirán por varios años más, como ya lo han hecho recientemente, sobre las oportunidades de la democracia directa que abren los medios sociales y la comunicación prevalente, permanente, constante que facilitan. Habrá mucho que reflexionar acerca de las paradojas de, por un lado, el empoderamiento de los ciudadanos al poder influir en los hechos del gobierno, y, por otro, las asimetrías de comunicación y poder, las potenciales violaciones al proceso parlamentario, a la equidad, a los principios de representación, a los pesos y contrapesos de la democracia, que dicha influencia directa puede representar. En esas reflexiones deberá ponderarse si esos retos son superiores a los del cabildeo tradicional, mediante influencia económica, ejercicio del poder, nexos a veces obscenos entre los actores del dinero y los de la política, empleo de cabilderos expertos, y la escritura de la Ley en despachos privados. Ciertamente el análisis comparativo de #InternetNecesario y la decisión del Legislativo de otorgar una enorme quita de pago de derechos por el uso del espectro radioeléctrico a quien resultare ganador de licitaciones del mismo en 2010, votada en las mismas sesiones que el IEPS a telecomunicaciones, será ilustrativo. Conversación masiva Desde las primeras horas, y a lo largo de las semanas subsecuentes, la campaña dio lugar a – y se convirtió en – una enorme conversación colectiva. Una conversación horizontal, incluyente, equitativa en lo fundamental, con ir y venir de ideas y expresiones, de estados de ánimo, y con una construcción progresiva y colectiva de pensamiento e identidades. El principal vehículo de esta conversación fue Twitter, al proveer una plataforma de expresiones breves enunciadas en forma casi instantánea e intercambios rápidos, complementado con páginas en Facebooks y artículos y discusiones en blogs, artículos de prensa en línea, y otros recursos comparativamente más estables.

Los intercambios en Twitter constituyeron una conversación de paso acelerado e ideas puntuales; el componente en blogs permitió proveer explicaciones más extensas y detalladas, resúmenes del estado de los asuntos en discusión, y discusiones y críticas con mayor entrelazamiento de datos y razonamientos. Como toda conversación humana prolongada, la conversación se llevó a cabo con sobresaltos, con avances y retrocesos, intercambios de opiniones agitados, confrontaciones abiertas, y también momentos de humor, alegría compartida, encuentros y reencuentros personales, flirteo, sabotaje, boicot, faltas a la lógica, lenguajes regionales y de grupo (por edad, ocupación, etc.), y una intensidad singular. Una visión casi gráfica de la conversación en Twitter: cien mil mensajes en pequeños papelitos de colores pegados a lo largo y ancho de un muro al paso de las horas. Algunos emitidos en respuesta a otros, otros por reflejo, otros para propagar el mensaje. Quien sigue la conversación la va marcando con hilitos en los papeles que lee. Quien llega a ella cuando ya está iniciada, puede a veces reconstruir pequeñas secciones, oir las voces de los participantes a quienes sigue, y sumarse con su propia contribución, que es una fracción caos, una fracción desmadre, una fracción respuesta amortiguadora del caos hacia el orden, una fracción contribución nueva. El conjunto que emerge de este todo desaforado, variopinto, es una enorme serpiente colorida, que bufa y se retuerce pero no deja de transmitir un mensaje cada vez más ineludible. Si todo sale mal, el mensaje no se propaga, no se hace viral, y nuestra enorme serpiente, nuestro dragón rampante, se convierte en confeti, en los restos enlodados de una piñata, en la gris y lodosa composta matutina del día después del desfile. Si sale bien, el dragón es miles de voces, el fuego que arroja por la boca es la voluntad de una multitud entretejida, y su voz el rugido del razonamiento y la pasión compartidos. Con cada crisis una nueva oleada de Twitteros. También es digno de observarse que numerosos participantes iniciaron su uso de Twitter para integrarse a la campaña, o bien por primera vez elevaron su nivel de actividad en cuentas que previamente no habían sido intensamente utilizadas. Se habían observado crecimientos explosivos similares a partir de eventos anteriores, entre los cuales son paradigmáticas la difusión de información sobre el período siguiente a las elecciones que se llevaron a cabo en Irán en 2009 con un resultado controvertido y una acción colectiva de gran amplitud (y protestas reprimidas) y algunos otros. En México uno de los más notables fue la epidemia de influenza de abril y mayo de 2009, en la cual muchos usuarios de Internet recibimos por la vía de la práctica nuestro entrenamiento en el uso de Twitter para la comunicación y la construcción de conversaciones masivas, y su combinación con otros medios, incluídos los tradicionales, para propagar rápidamente información a personas interesadas dentro y fuera del país sin acceso directo a ella por canales tradicionales. Educación y aprendizaje en Twitter

La campaña #InternetNecesario tuvo un formidable efecto educativo. Los participantes construyeron aprendizajes acerca de la plataforma Twitter, otras plataformas y medios sociales, fundamentos de Internet, el estado de Internet, las tecnologías de información y las telecomunicaciones en México, aspectos fundamentales de cómo se construyen las leyes en México, dinámica de movimientos sociales y, de subrayarse también, acerca de sí mismos y los estados de ánimo políticos, sociales y personales dominantes en el país. Durante la campaña #InternetNecesario se observó una participación masiva y, como se ha descrito arriba, variada y en un crecimiento explosivo. Como una buena manifestación callejera, paradójicamente caótica y ordenada a la vez, alegre y furiosa, dividida y unida, atemorizada y valiente, y – triunfe o no – excitante. La coherencia de las nuevas campañas basadas en medios sociales, como la de los nuevos agrupamientos espontáneos y rápidos, multisectoriales y de objetivo definido, también en las calles, no surge del prolongado adoctrinamiento, de la escuela de cuadros, del dominical o nocturno seminario, del “boot camp” dominado por la autoridad y regido en colectivo por la voluntad de sumisión. Surge de la construcción social, altamente plástica, del mensaje colectivo. Este mensaje colectivo se construye mediante un proceso didáctico ejemplar, horizontal, rápido, escalonado. Va tanto del centro originador de la campaña hacia la periferia como de ésta al centro, a múltiples centros y polos que surgen por irradiación del centro original tanto como de la coalescencia de puntos de la periferia inicial y de la emergencia de voces en todos los entornos que coaligan a los conectados con ellas y, en interconexiones sucesivas, tejen el todo. El conocimiento desarrollado no sólo es el del uso de Twitter a través de su propia página Web o de clientes como TweetDeck y Seesmic en forma mecánica, sino el establecimiento de códigos conversacionales, el uso de “hashtags” – introducirlos, probarlos, probar su usabilidad y estabilidad, sustituirlos por otros más breves, dividir los flujos basados en un hashtag en varios con nuevos hashtags derivados (“hashtag crossover”), administrar conversaciones masivas con distintos grados de asincronía, ejercicios de paciencia y tolerancia, etc. También se desarrolló un conocimiento propio, colectivo, de técnicas de comunicación y debate usando esta herramienta de mensajes breves, y una “Netiquette” específica en cuanto al uso o abuso de “hashtags”, y la continuación de mensajes en múltiples “tweets”, los ciclos síncronos y asíncronos de la comunicación mediante esta herramienta. La coherencia de las nuevas campañas basadas en medios sociales, como la de los nuevos agrupamientos espontáneos y rápidos, multisectoriales y de objetivo definido, también en las calles, no surge del prolongado adoctrinamiento, de la escuela de cuadros, del dominical o nocturno seminario, del “boot camp” dominado por la autoridad y regido en colectivo por la voluntad de sumisión. Surge de la construcción social, altamente plástica, del mensaje colectivo. El proceso didáctico, el aprendizaje colectivo, se presentaron en #InternetNecesario en al menos las siguientes formas:

a. La transmisión de los mensajes originales de crítica a una acción gubernamental específica. b. La transmisión de conocimiento y explicaciones de los significados de los estudios académicos y técnicos sobre el impacto de las medidas fiscales propuestas. c. La transmisión, de la periferia al centro como dirección dominante, de las expresiones de interés, de la utilidad, de los usos específicos de Internet y las telecomunicaciones para el desarrollo: datos de escuelas, oficinas de gobierno y otros espacios de conexión a la red; contribuciones de estudiantes (de todos los niveles incluída la educación elemental) al bienestar de sus familias y colectividades. d. La discusión y transmisión de conclusiones acerca de tácticas válidas y no aceptadas (por ejemplo, rechazo al “hackeo” de páginas de instituciones gubernamentales como una forma de justicia por propia mano contradictoria con los principios emergentes de la campaña, como un rebajamiento hacia la violencia que legitimaría la violencia contra la campaña, y como la forma de proveer pretextos a las contrapartes para descalificar, ignorar y reprimir la campaña). e. La construcción colectiva, a partir de múltiples polos, de un conocimiento concreto acerca de las telecomunicaciones e Internet: qué es y cómo se usa la fibra óptica, qué es y cómo se distribuye el derecho al uso del espectro radioeléctrico; cómo se hacen las leyes en México en términos de los papeles relativos del Ejecutivo y las Cámaras de Diputados y Senadores; fuentes de información especializadas; y desde luego el uso de las propias herramientas, en línea y fuera de ella, con las cuales se lleva a cabo la campaña misma. Desde luego una acción colectivamente organizada como #InternetNecesario no responde a una planeación previa detallada que se va ejecutando paso a paso, sino que se define a sí misma conforme avanza y atrae nuevos participantes con enfoques, puntos de vista y competencias variados. La educación entre los propios participantes es a la vez inteligencia colectiva, sabiduría de las multitudes, exorcismo de la estupidez de las masas, o alquimia de las multitudes como diría Pisani8, fenómeno colectivo y transformación de cada uno de los individuos que participan. La educación por lo tanto es una educación abierta en la que cada participante identifica una necesidad de conocimiento – práctico o conceptual – propia en cada instante y bien busca, bien construye con su propia invetigación y la colaboración de otros un conocimiento dirigido pero no enclaustrado. Los aprendizajes. El inigualable valor didáctico de las campañas y acciones colectivas en línea. Los aprendizajes adquiridos en las semanas de actividad de #InternetNecesario son diversos y más aún, lo son para los distintos participantes según su conocimiento previo y su forma y nivel de participación. Se pueden enlistar cuando menos los siguientes: 1. Conocimiento esencial acerca de telecomunicaciones
8

F. Pisani, Comment la Web change le monde, Francia, 2008

2. Conocimiento esencial acerca de Internet, desde aspectos puramente operacionales hasta una vuelta a la raíz en busca de sus valores fundamentales de interoperabilidad, principio de punta a punta (“end to end”), y derivados de ellos y de la forma de operar de la IETF, horizontalidad, servicio, equidad 3. Competencias en el uso de las herramientas de interacción 4. Desarrollo de capacidades de liderazgo y escucha 5. Conocimiento de la casuística del uso de telecomunicaciones e Internet en México, en muchos casos a través de sus propios autores – miles de miembros de la comunidad participante expusieron y explicaron sus actividades profesionales, estudiantiles, personales, sociales y recreativas dependientes de Internet, y su conocimiento de proyectos positivos y problemas superados (o no) en los mismos 6. Evaluación del estado de las telecomunicaciones e Internet, su economía y sus mercados, en México y en el mundo 7. Mecanismos de construcción de identidad y confianza en Internet 8. Proceso legislativo 9. Un aprendizaje incuantificable pero igualmente inestimable acerca de los muchos lugares y espacios de la sociedad, en todo el país, en los que el entusiasmo por Internet sigue creciendo, y que hay personas dispuestas a luchar para que su expansión como una red abierta siga siendo posible y se acelere. Todo movimiento social educa; educa a sus participantes, educa a sus enemigos, y en mayor o menor medida puede educar a muchos no participantes. Los movimientos sociales en línea o híbridos ciberspacio-meatspace tienen un ritmo y una capacidad educativa específicos; la profusión y velocidad de transmisión de los mensajes y la precisión de lo escrito pueden constituirse en factores distintivos del medio. Las “nuevas tecnologías” Con frecuencia la prensa y las conversaciones contemporáneas se refieren con admiración, con recelo, o con combinaciones de ambos a “nuevas tecnologías”. En el tema que nos ocupa, esta categoría amplia e indefinida se concentra en las tecnologías de información y comunicación, de las que el cómputo cada vez más móvil e Internet son particularmente emblemáticos. Un motivo de preocupación que no se puede soslayar es que nuestra época, si bien está marcada definitivamente por las tecnologías de información, es rica en producción de tecnología en una casi infinidad de campos. Progresan a velocidades incomprensibles para los legos la biotecnología, la nanotecnología, tecnologías químicas y de materiales, transporte, textiles, y tantas más. Hay una profunda necesidad de que el público que usa estas tecnologías las aprecie, comprenda la compleja base científica y el abundante trabajo intelectual que las propalen. Sin embargo, en vez de deplorar que ello no ocurra, podemos concentrarnos por el momento en la oportunidad educativa que provee el contacto con las TICs. Como éste cuenta con la atención de los medios y se ha vuelto cercano, íntimo en las vidas de una gran fracción de la humanidad, provee también la ocasión de que sus usuarios noten la rápida evolución y, con la llegada de los dispositivos móviles y la capacidad de producir contenido constantemente, se apropien de algunas tecnologías y las hagan evolucionar ellos mismos.

Así, “nuevas tecnologías” no se refiere sólo a la novedad de determinados hardware o software, sino a las tecnologías “blandas”, a los modos de uso tanto individuales como sobre todo colectivos que rodean al uso de esos hardware y software producidos, en su mayoría, industrialmente. Es decir, no nos estamos refiriendo sólo a los utensilios, sino a que las comunidades más creativas que dominan tecnologías que son novedosas en el momento de la acción pueden usar la novedad, el carácter disruptivo, de la tecnología antes que las instituciones, y la novedad se vuelve arma, factor crítico de éxito. La efectividad social de estas tecnologías comunitarias se basa sin duda en parte en la sorpresa, en la reconversión, en usos inesperados por los productores industriales y el gran “establishment” que los promueve. Más aún, la novedad que explotan estas comunidades no sólo es la novedad tecnológica sino las formas creativas de utilizarlas. Y un factor más es el “descuadre”, por ejemplo, usar políticamente una tecnología que se ha venido usando ante todo para la diversión, el entretenimiento, o la comunicación personal. Lo ha dicho con mucho tino Parry Aftab: “Facebook no tiene 300 millones de usuarios solamente por gente que quiere decir qué desayunó; hay un sentido de servicio, ganas de cambiar algo en el mundo, que impulsa a muchos usuarios y transforma el medio”. La suma de los recursos La campaña #InternetNecesario se benefició de la contribución espontánea de muchas personas, algunas de ellas líderes de opinión, analistas perspicaces y de reacción rápida, y que ya constituían nodos de agregación de redes amplias. Es precisamente un caso demostrativo de las “nuevas tecnologías” en la óptica de la sección anterior. Es una verdad aceptada en mercadotecnia que una campaña sólo puede ser exitosa si combina medios diversos de manera adecuada. Más profundo para nosotros es el conocimiento de que en educación a distancia el único medio que se puede asegurar que es el mejor para cualquier proyecto, la “bala de plata”, es una combinación de medios9. La combinación de medios que resultó eficaz en la campaña #InternetNecesario puede describirse como: Blogs – información relativamente extensa, estable al menos por una semana, de referencia, con referencias mediante “links” a otras fuentes similares. Twitter – eje comunicacional de la campaña, adoptado por los participantes, rápido, colaborativo, convertido en conversacional y didáctico, diverso en edades, opiniones políticas, niveles de información, ubicación geográfica, actividad (profesional, personal, estudiantil); conectado con los blogs para indicar información extensa y estable, acelerar igualamiento de desarrollo dentro de la campaña para nuevos entrantes. Medio de propagación viral de la campaña.
9

Pisanty, “Dos taxonomías” o similar con la cita.

Sitios y artículos de diarios y revistas, y de medios audiovisuales – opiniones previamente prestigiadas con gran número de lectores; legitimación nacional e internacional; atracción de atención de autoridades, líderes de opinión y público en general que no sigue o seguía personalmente los medios sociales. Facebook – intermedio entre blogs y Twitter en velocidad y alcance, ampliamente utilizado (si bien declinaba en la época de la campaña debido a juegos como “Mafia Wars” y “La Granja”, cuyo abuso alejó a un gran número de usuarios de medios sociales. Trolls Internet ha sido usado como medio para conversaciones horizontales, abiertas, internacionales y masivas desde etapas muy tempranas de su existencia. En distintas épocas los medios para estas conversaciones han sido el correo electrónico (en grupos construidos por los propios usuarios, o a través de “listservs”, es decir, servidores de listas); grupos de usuarios como USENET; foros de discusión basados en Web; foros, grupos y sesiones colectivas de conversación síncrona o “chat” mediante IRC, ICQ, y otros sistemas de mensajería instantánea; “medios sociales” (véase siguiente párrafo); y más recientemente, el uso de nuevas herramientas como “Wave” de Google (que atrajo gran atención durante su lanzamiento y declinó hasta el punto de ser cerrada por la propia compañía). Las conversaciones en los medios sociales como Hi5, LinkedIn, Facebook, Xing, y las numerosas redes de interacción social construídas sobre la plataforma Ning se llevan a cabo en grupos, a través de las “fachadas” o “Wall” de los usuarios, y mediante mensajes asíncronos, que pueden combinarse con otros mecanismos. Conforme surgen nuevos medios, desplazan sólo parcialmente a los anteriormente disponibles y los usuarios crean combinaciones adecuadas a cada necesidad reconocida. En todas estas conversaciones han aparecido, a lo largo de décadas, personas cuya participación es disruptiva y llega a obliterar las condiciones de la conversación para el conjunto de sus participantes; el lenguaje convencional da el nombre de “trolls” a estos participantes, por similitud con personajes de leyenda y de historieta con ese nombre. Los “trolls” pueden tener diversas motivaciones; desde una oposición ideológica fundamental al grupo o temática de la conversación, hasta, al parecer, la disrupción por sí misma. En el espectro de motivaciones se encuentran la antipatía personal por algunos participantes, un sentido de diversión que no es igualmente compartidos, la alianza con enemigos de los participantes, el golpeteo políticamente motivado, y en algunos casos un abierto mercenarismo que asume diversas formas. Estas disrupciones, desde luego, no son exclusivas de las conversaciones y actividades en Internet. Ocurren todos los días, desde las aulas de la educación elemental hasta los movimientos políticos mejor organizados. El sabotaje, la introducción de distracciones y conversaciones colaterales, y la provocación abierta son apenas algunas de las formas conocidas. En Internet se amplían las oportunidades de algunas de éstas por el relativo anonimato, y la consecuente posibilidad de falsificar personas, que permite Internet.

Twitter no es menos susceptible a la actividad de los trolls que el resto de los medios de conversación en línea, y por ello #InternetNecesario también enfrentó una cierta dosis de ella. En honor a la justicia debe decirse también que la calificación de “troll” es enormemente subjetiva. La persona que unos consideran troll es para otros aliado incómodo, compañero de ruta, disidente, miembro de una escisión, y en grados crecientes de distancia, miembro de una corriente política diferente, rival político o religioso, y así hasta las enemistades más profundas y radicales. El troll de uno es el héroe de su vecino. #InternetNecesario, comunidad de proyecto Las comunidades en línea tienen una extraordinaria capacidad de autorregulación, y una de las reglas de gobernanza que tienen que establecer desde muy temprano en su existencia es la gestión del discurso para mantener su continuidad. Cada comunidad encuentra sus reglas para las conversaciones distractoras, los participantes no informados, trolls, spam, nivel de intimidad, etc. #InternetNecesario puede ser considerado como una comunidad al menos durante el período del 19 o 20 de octubre de 2009 a alguna fecha entre el 2 y el 5 de noviembre. Sin duda una comunidad diversa, heterogénea en todas las variables incluído el grado de participación y compromiso, plástica, fluida, pero inequívocamente identificada con un proyecto muy sencillo: comunicar el disgusto con la imposición del IEPS a las telecomunicaciones, al principio, y después abiertamente el de impedir la emisión de la ley correspondiente. Se trata de una comunidad de proyecto, como las identifica Castells, independientemente de haber sido efímeros los días de su mayor consistencia. La identificación de #InternetNecesario como comunidad de proyecto trasciende el primer planteamiento, negativo, de oposición al proyecto legislativo. Al formular el mensaje en forma positiva (#InternetNecesario en lugar de #NoIEPS), con los ciudadanos y no en el marco estrecho del cabildeo de la industria, crea una antena alrededor de la cual se forma una comunidad de proyecto trascendente, disponible para poderse reactivar en nuevas circunstancias, y cuyo proyecto es la proyección del uso de Internet en beneficio de la sociedad. Si bien la estructura tenuemente acoplada (la mejor traducción que pude proponer de “loosely coupled”) de esta comunidad después de la campaña, es decir, de noviembre de 2009 a la fecha de este texto) hace difícil que como un todo emprenda proyectos constructivos masivos, sí persiste en al menos dos características: a. reúne a participantes de muchos proyectos de este tipo (de acceso, educación, promoción; véase “Mujeres Construyendo” como un ejemplo), b. utiliza el hasthtag #InternetNecesario como un medio de comunicación, no muy distinto del “tagging” de los grafitteros (magistralmente descrito en la novela de Lethem “The Fortress of Solitude”10) y c. constituye una reserva de atención contra las disrupciones al ecosistema de Internet. Testimonio de esto último lo proveen la resistencia al acuerdo ACTA y la oposición flamígera a las medidas de intervención de los ISPs y OSPs
10

Jonathan Lethem, “The Fortress of Solitude”,

(“online service providers”) en protección de propiedad intelectual y medidas privadas de castigo, por un lado, y de aplicación de un canon o sobretasa a los equipos y dispositivos capaces de reproducción digital.

Apéndices. 1. Página de blog inicial de la campaña.

lunes, octubre 19, 2009

Oposición a impuestos especiales a las telecomunicaciones y servicios de Internet
Hace un par de semanas el ejecutivo federal anunció públicamente su propuesta de aplicar, a partir de 2010, un impuesto especial de 4% a las telecomunicaciones. Este impuesto se incluye en el régimen conocido como IEPS, impuestos especiales a productos y servicios que en general se consideran suntuarios o bien dignos de desincentivación.

Entidades como la Competitive Intelligence Unit y el CIDE han explicado, con base en la elasticidad de la demanda (respuesta de la demanda a los precios), cómo estos impuestos afectarán sobre todo a la capacidad de telecomunicaciones y uso de Internet de los sectores con menor poder económico. Estudios internacionales ampliamente aceptados señalan que por cada 10% de aumento en penetración de banda ancha en la población se produce un incremento de aproximadamente 1.3% en el PIB.

Asociaciones como la CANIETI, la AMITI y la AMIPCI han expresado la oposición de la industria de telecomunicaciones, tecnologías de la información, e Internet comercial a estos impuestos. En la Sociedad Internet de México, A.C. (ISOC México) hemos discutido esta materia y concluimos también que la aplicación de estos impuestos es indeseable. No suscribimos algunos de los comunicados públicos de las organizaciones afines por no encontrar alineados algunos temas (por ejemplo, un documento que nos fue presentado procuraba también la supresión de algunas actividades en forma tal que pudiera aplicarse a tecnologías innovadoras de telefonía IP, que es uno de los beneficios notables de Internet), pero sí coincidimos en algunos aspectos.

El más importante de éstos es que consideramos indebido, por contradictorio con las aspiraciones de diversos planes nacionales y sectoriales de desarrollo y con el impacto conocido de Internet en las sociedades, aumentar los costos de los servicios de Internet a los consumidores, y más grave aún en concepto, considerar a las telecomunicaciones y el acceso a Internet como algo suntuario. Retomaríamos el título de una campaña venezolana, opuesta a un impuesto similar que se propuso en ese país, "Internet necesario".

Internet como una necesidad básica y creciente implica no dificultar ni encarecer el acceso sino todo lo contrario, facilitarlo e impulsarlo, a través de presiones para intensificar la competencia, ofertas y proyectos para aumentar la disponibilidad de banda ancha para investigación, educación y desarrollo, uso de redes públicas para dar servicios de alta capacidad, nueva tecnología y elevada estabilidad a escuelas y hospitales, introducción de servicios novedosos como la disponiblidad de fibra obscura, y en

capas superiores a la de acceso el impulso a los variados temas de la Agenda Digital cuyo impulso sigue siendo indispensable para México.

Observamos que es contradictorio restringir aún más el acceso a Internet cuando numerosas clasificaciones internacionales hacen aparecer a México cada año en lugares inferiores, en índices en los que la disponibilidad del acceso a Internet y su explotación amplia por las empresas y la sociedad son determinantes. Contradictorio con el desarrollo de la sociedad de la información, con el tránsito a la sociedad del conocimiento, contradictorio con la formulación de una agenda digital que lleve a un progreso extensamente distribuido de nuestra sociedad.

Al escribir estas líneas pasada la medianoche del 18 de octubre observo que la prensa refiere versiones de ajustes a la propuesta fiscal del gobierno en las que el impuesto propuesto a las telecomunicaciones baja a 2% pero no se elimina.

Si esto representa una insistencia en la visión de que las telecomunicaciones en su conjunto son suntuarias y todos sus usuarios pueden ser tasados por igual tendremos que repetir, "Internet Necesario", repetir que los beneficios fiscales de una medida como ésta no pueden ser superiores al daño al desarrollo, y que además de las cuentas fiscales que se hagan el mensaje de que las telecomunicaciones son suntuarias no será menos lamentable por considerarlas la mitad de suntuarias.

Creo que no habrá que esperar muchos meses para ver cuánto más indispensables se han vuelto las telecomunicaciones e Internet. En este mismo blog hace unos meses hacía una reflexión sobre el impacto negativo de la gripe A H1N1 sobre organizaciones y personas que no estuvieron preparadas para dar continuidad a sus actividades mediante teletrabajo y educación a distancia. Este mismo invierno veremos quiénes ya se pusieron el traje de baño. Y quiénes no se lo pudieron subir completo porque pesaba 2 o 4% más.
Posted by Alejandro Pisanty at 12:35 AM 5 comments Links to this post

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir con Google Buzz Labels: IEPS, Impuestos, Internet, Sociedad de la Información, sociedad del conocimiento, telecomunicaciones

Apéndice 2. Artículo de blog “#InternetNecesario y el Senado”

ueves, octubre 29, 2009

#InternetNecesario y el Senado
Escribo esta nota en la noche que sigue a la comparecencia del Secretario Carstens ante las Comisiones del Senado para discutir las propuestas fiscales para 2010. Por ello es una nota escrita con fatiga física aunque con gran optimismo, despojada de inocencia política pero con ánimo de producir un efecto, y teniendo en cuenta los cientos, miles de voces que se han expresado en lo que distintos autores han llamado movimiento tuitero o incluso cruzada tuitera. Posteriormente intentaré proveer ligas (URLs) a la información y opiniones citadas, y balancear y completar la información. En este momento el objetivo de la nota es dar cuenta del estado de

#InternetNecesario, con todos los vicios y sesgos de una expresión personal, y condensar argumentos que puedan ser convincentes para la jornada que falta. Va con un cálido, afectuoso saludo a todos quienes son, hacen, definen #InternetNecesario, extraordinarias personas y ejemplares ciudadanos y ciudadanas. En los últimos días se ha desplegado el fenómeno #InternetNecesario, una interacción colectiva iniciada en Internet a través de Twitter y que ha tenido un llamativo impacto en el espacio de la prensa y los medios tradicionales, y en partes de la sociedad y el Estado en México. #InternetNecesario empezó con un impulso que quise dar a la difusión de información, y al análisis desde un punto de vista técnico y no comercial, sobre la propuesta del gobierno federal de México de aplicar a partir de 2010 un impuesto adicional a las telecomunicaciones e Internet. Como esta propuesta (inicialmente de 4% y después de 3%) se crea dentro del régimen llamado IEPS, Impuestos Especiales a Producción y Servicios, generalmente reservado para lo suntuario o desincentivado (tabaco y licor, por ejemplo), resultaba particularmente contradictoria con el impulso a la sociedad de la información y por ello irritante. La industria privada (lucrativa) protestó contra este impuesto mediante desplegados en prensa y a través de un cabildeo ante las autoridades, sobre todo en el poder legislativo, que no ocurre totalmente a la luz pública. En un grupo al que pertenezco, la Sociedad Internet de México A.C. (existente desde aproximadamente 1996, capítulo mexicano de la Internet Society o ISOC) encontramos que el desplegado no representaba un punto de vista ciudadano ni basado en Internet y por ello decidimos que yo expresaría el que creíamos lo hacía. Así lo hice en la entrada anterior de este blog, recogiendo los estudios y expresiones más serios disponibles sobre y contra la propuesta de impuestos, incluyendo desde luego los de la institución académica CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicos) a cargo de los prestigiados académicos Ernesto Flores y Judith Mariscal, las de la Competitive Intelligence Unit que preside Ernesto Piedras, y las manifestaciones de la industria ya mencionadas. El lunes 19 de octubre atraje atención a esa entrada de blog mediante un mensaje en Twitter, seguido de mensajes en el mismo medio para apuntar a los otros estudios y desplegados mencionados. Inicialmente León Felipe Sánchez Ambia (@lion05) y Raúl Ramírez (@isopixel) resonaron con la idea y empezaron una activa re-difusión de los mensajes. Estos a su vez tuvieron un impacto que nos pareció sorprendente: una parte de la comunidad de usuarios de Internet en México, o más precisamente usuarioshacedores de Internet, usuarios de Twitter como una más de las herramientas de comunicación en línea, se identificaron con los mensajes y los propagaron en una

reacción en cadena que se conoce en el mercado también como propagación viral. El fenómeno de propagación explosivo siguió con una intensidad tal que llegó a ser un “Trending Topic” (tema que marca tendencias) en Twitter, algo excepcional cuando los mensajes no se escriben en inglés y no se refieren a temas de candente actualidad e interés masivo en Estados Unidos. Al escribir estas líneas, si bien no se ha repetido un pico de atención a ese nivel, se han publicado o redistribuido alrededor de 100,000 “tweets” y muchos otros tipos de mensajes. La explosividad de la propagación del mensaje y su claridad atrajeron la atención de los medios tradicionales o híbridos (diarios en prensa y en línea, radio y televisión) lo cual a su vez ayudó a la difusión de los mensajes y la atención o incluso ingreso de nuevos usuarios a Twitter. Se dio también la aparición de formas originales de expresión, como la toma de fotografías en varias ciudades de la república de personas animadas por #InternetNecesario para mostrar el mensaje en una especie de “tweet” humano. Si bien esta forma de reunión pudo ser mal entendida bajo la frase “300 personas son muy pocas”, hay que tener en cuenta que no se trataba de una asamblea ni un mitin político; bastaban 140 participantes para dar forma al mensaje. Esta forma de expresión fue organizada por el periodista y profesor Ricardo Zamora. Como resultado de estas actividades y expresiones, y de relaciones académicas que hemos mantenido a lo largo de algunos años León Felipe Sánchez y yo con el Sen. Francisco Castellón, Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, éste último abrió una invitación a exponer consideraciones del tema (evitar el impuesto y en cambio originar una política de estado para las telecomunicaciones e Internet que conduzcan a un cambio acelerado en la sociedad basado en conocimiento y comunicación para todos los sectores y en particular los más lastimados económica y socialmente). En la sesión de trabajo estuvieron presentes los Senadores Carlos Navarrete, Carlos Sotelo y Dante Delgado. El Senador Navarrete, en particular, como Presidente del Senado y a nombre de la fracción de su partido, el PRD, hizo compromisos tajantes de apoyar dichas consideraciones. Al paso de las horas y muy pocos días, algunos participantes activos de la tarea de comunicación emprendida pudimos presentar nuestros puntos de vista a otros Senadores, y ser parte de la comunidad en Twitter (y fuera de línea) que afinaba puntos de vista, aportaba experiencias y conocimiento, y buscaba los avances tácticos y estratégicos para explicar y aplicar lo aprendido para el objetivo propuesto. Así:

1. Se han sostenido debates, algunos candentes, con diversas corrientes políticas. 2. Se ha difundido información acerca de usos, algunos originales o en condiciones especialmente difíciles, de las telecomunicaciones para el desarrollo de México. Ésta se refiere por ejemplo a: a. Comunicaciones de familias dispersas en el país b. Comunicación dentro de familias en que un miembro está obligado a viajar o residir a distancia c. Comunicación entre migrantes en el extranjero y sus familias. 3. Se colectó información acerca de la disponibilidad de sitios en ciudades del país que cuentan con redes inalámbricas (Wi-Fi) gratuitas. 4. La comunidad participante identificó trabajos educativos que no se pueden realizar si no es a través de Internet. 5. Miembros de la comunidad calculamos el impacto del IEPS de 3% en ejemplos concretos como: a. Para una persona autoempleada (plomeros, peluqueros, taxistas, etc.) el 3% se convierte en unas 2-4 llamadas no hechas por semana, y por ello 2 o 4 trabajos no hechos y no cobrados; esto da impacto humano a las cifras del CIDE sobre elasticidad de la demanda que llevan a que entre 2.5 y 4.5 millones de personas sean afectadas por la medida b. Para una universidad pública de un tamaño característico, el 3% se convierte en la imposibilidad de adquirir computadoras para dos Facultades. 6. Miembros de la comunidad presentaron ejemplos de casos en los que Internet y las telecomunicaciones son cruciales para la supervivencia y/o mejora de condiciones de vida de la población: a. El Senador Castellón reconoce el caso de una mujer nayarita productora de “pan de plátano” quien gracias a la telefonía celular pudo pasar su actividad de la escala artesanal a la empresarial. b. Tomado de experiencias del CONAFE, un niño nayarita de 11 años de edad entra en contacto con una familia canadiense que se dedica a la misma actividad que su familia (cría y pesca de trucha) y mejora las técnicas para triplicar la talla de los peces que cría, consume y vende. c. Una joven oaxaqueña que estudia en un bachillerato agropecuario intermedia entre su madre (pescadora) y las instituciones financieras, de salud y otras. 7. Miembros de la comunidad mostraron las mil y una formas en que Internet y la telefonía, sobre todo celular, son ya cruciales en las vidas de los mexicanos. 8. Numerosos miembros de la comunidad mostraron la contradicción de que el gobierno federal por un lado impulse programas de penetración de tecnología, de servicios de gobierno electrónico, e incluso de recaudación, además de los educativos y de salud, basados en Internet, y grave el acceso a este medio. Cabe añadir que en la comparecencia en que nos recibió el Senador Ángel Aguirre quienes asistimos dejamos claro, como esperamos haberlo hecho en otros medios, que no estamos buscando hacer un trabajo sucio para las empresas del sector, que se representan solas (incurriendo incluso en algún exceso de presentación de sus

éxitos) y que prevemos que el avance en el uso de las tecnologías de información y comunicación para el desarrollo requerirá de la conjunción de todos los sectores. Cada sector deberá aportar algo al proceso; los grupos ciudadanos y de base técnica como el que ha estado activo en Twitter ya aportaron: conocimiento, lucidez, análisis, la capacidad de atraer la atención de la agenda pública (abierta y transparente), respuesta rápida a cambios en la argumentación, aportación de una base técnica clara para el debate, y llamados a las aportaciones bien definidas y accesibles de todos los otros sectores, así como el compromiso de construir, hacia adelante, una agenda digital nacional de amplio alcance y gran profundidad y que efectivamente se ejecute. La tarde del 28 de octubre quedó claro que podía surgir una propuesta legislativa para gravar por separado distintos tipos de telecomunicaciones y el acceso a Internet. La comunidad respondió activamente para ilustrar con claridad los argumentos técnicos que hacen punto menos que imposible esa separación. La misma tarde, la comunidad proyectó a través de Twitter la sesión de las Comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Estudios Legislativos del Senado ante las que compareció el Sr. Secretario de Hacienda y Crédito Público, Dr. Agustín Carstens. Los mensajes dieron cuenta de las intervenciones de los Senadores y las respuestas del Dr. Carstens. Quien necesite una contraargumentación clara y sucinta la encontrará en esos “tweets” y llegará preparado al final del receso decretado por estas comisiones hasta el jueves 29 de octubre a las 12 del día. Estamos en una noche crucial para este fenómeno. Se rumora o entiende que hay un intenso cabildeo de las grandes empresas para amortiguar el impuesto que a la sociedad le importa en tanto tenemos la certeza de que será repercutido a los consumidores. Se rumoran y reportan ajustes para la aplicación parcial del impuesto, y muchas otras variantes. Ojalá los argumentos, la claridad, y la civilidad misma del fenómeno comunicativo #InternetNecesario sean persuasivos. Los variados y convencidos puntos de vista políticos que reúne, las edades de tres generaciones, la diversidad de ocupaciones y niveles socioeconómicos, merecen más que un desprecio que por otra parte los desilusionaría de las formas de participación política emergentes: colectivas, espontáneas, orientadas a un fin claro, transparentes, no violentas, argumentativas, y, algo que no es en absoluto irrelevante, frescas y alegres.
Posted by Alejandro Pisanty at 2:36 AM 5 comments FacebookCompartir con Google Buzz Labels: #InternetNecesario, celulares, IEPS, impuesto a las telecomunicaciones,Impuestos, Internet en México, InternetNecesario, telecomunicaciones Links to this post Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con

Apéndice 3. Participantes en la sesión de trabajo sobre #InternetNecesario en el Senado de la República, 22 de octubre de 2009 Senadores: Carlos Navarrete Francisco Javier Castellón Carlos Sotelo Dante Delgado Rannauro Por la comunidad: Erik Huesca (ECOESAD, Director Ejecutivo ISOC México) Jorge Rafael Martínez Peniche (profesor UNAM, miembro ISOC) José Luis Chiquete (desarrollador de software, empresario, CANACINTRA) Paola Villarreal (desarrolladora de software) Raúl Alva García (Profesor UAM, miembro ISOC México) Leon Felipe Sánchez Ambiá (Creative Commons México, miembro ISOC México) Ricardo Zamora (profesor UIA, periodista) Alex Simón (empresario de medios) Angel Martínez (Alestra, CANIETI) Emilio Saldaña (empresario) Alberto Serdán (Propuesta Cívica) Geraldine Juárez (artista, Partido Pirata) Francisco Alanís (Periodista deportivo - Radio – Reactor 105) Arturo Garrido (Desarrollador de Software) Olavarrieta Eunice Hernández (ANATEL) Rodrigo Gallart (en apoyo de ANATEL, empresa bajo contrato)

Benjamín González Rubio (consultor) Antonio Martínez Velázquez (conocido como Antonio Marvel, Red de Blogs Corporativos) Armendáriz (UNAM) Javier Allard (AMITI) Friné Mendoza José Antonio Pontón Leonardo Monterrubio (Estudiante) Guillermo Martínez (“hacker”, Diario Excelsior) Pablo Pozo (Interactive Advertising Bureau México) Andrés Lajous (periodista, El Universal) Carlos Fernández (estudiante) Claudia Shelley (publicista, productora) Alán Arriaga (Estudiante) Alejandro Pisanty (profesor UNAM, Presidente ISOC México) Edith Mercado (AlConsumidor) Apéndice 4. Análisis de la victoria de #InternetNecesario dos días después de la votación de la iniciativa de ley en el Senado.

miércoles, noviembre 04, 2009

Alcances de #InternetNecesario
A unos días de que terminara el proceso de dictamen de las propuestas fiscales para 2010, conviene hacer un resumen de los alcances de la actividad que miles de personas desarrollaron alrededor de #InternetNecesario.

1. El acceso a Internet quedó exento de los nuevos impuestos, dentro de un marco normativo específico. La iniciativa de gravar como lujo las telecomunicaciones no pasó, y se alcanzó el punto concreto de influencia en las decisiones sobre impuestos.

La propuesta de crear un impuesto especial a las telecomunicaciones (bajo la categoría IEPS, Impuestos Especiales a Producción y Servicios) no pasó en su forma original. El IEPS de 4% propuesto

originalmente fue reducido a 3% por la Cámara de Diputados, lo cual bajaba la expectativa recaudatoria de más de 19,000 millones de pesos a aproximadamente 14,000. En la Cámara de Senadores se decidió no aplicar el impuesto a Internet, con ciertas condiciones, lo cual redujo en 4,100 millones de pesos la expectativa, de acuerdo con el diario El Financiero en su edición del 2 de noviembre de 2009. De más de 19,000 millones a menos de 10,000: así la presión conjunta de industria y sociedad redujo a la mitad los impuestos nuevos que se esperaba que se pagaran por los servicios de telecomunicaciones, además del IVA, IETU, y muchos otros que ya forman parte de la facturación actual.

2. Las condiciones para determinar la exención a Internet son: a. en caso de que los servicios de acceso a Internet se cobren por separado de otros de telecomunicaciones no serán gravados. b. en caso de que los servicios de acceso a Internet se cobren conjuntamente con otros servicios de telecomunicaciones, también estarán exentos del IEPS. La exención aplica hasta en tanto el acceso a Internet no sea mayor de 30% de la factura total. Esta regla es de implementación compleja y sus detalles se conocerán una vez sean procesadas por la SHCP y las compañías prestadoras del servicio. Sin duda habrá variaciones en la forma en que se ofrecen y facturan los servicios en un sector tan dinámico como el de telecomunicaciones.

El impacto de esta exención varía ampliamente según la compañía con que se contraten lo servicios, los servicios específicos que se contraten, y los distintos lugares en que este mercado está activo. Muchos usuarios - individuales, pequeñas y medianas empresas, instituciones de servicio - se verán beneficiados. Y muchos probablemente cambien de proveedor de acuerdo a cómo éstos procesen los cambios fiscales.

El argumento en contra de separar los servicios de Internet de los otros de telecomunicaciones fue intensamente transmitido al Senado hasta el último minuto posible, es decir, durante la misma sesión del viernes 30 de octubre por la noche y primeras horas de la madrugada del 31. Las fracciones parlamentarias que estaban con ese acuerdo fueron inamovibles. De esta manera, no se obtuvo completo el objetivo de evitar que se aplicara el nuevo impuesto a todas las telecomunicaciones, pero sí se evitó una parte significativa.

3. Quedan en minutas del Senado y en un amplio espacio de opinión pública la necesidad de impulsar Internet y las telecomunicaciones así como otros aspectos de las tecnologías de información y comunicación a favor del desarrollo de México y en beneficio de la sociedad. Sin duda con estas bases se deberán conjuntar inteligencias y voluntades para reconstruir un proyecto nacional transversal a todos los sectores y lugares y a todos los actores sociales.

4. El IVA, el ISR, la exención de derechos por el espectro para nuevas redes, el hambre, las enfermedades, la discordia social, los abusos, el tráfico urbano, la pobreza, la explotación, un extenso universo de males no fue resuelto por #InternetNecesario. Tampoco por nadie más. El IVA no bajó a pesar de una manifestación ante el Senado. La exención a derechos llamada "regalo Televisa" no fue rechazada a pesar de los discursos.

5. Un gran número de resultados indirectos merece un tratamiento detallado por separado; parte de la

lista será:

a. el descubrimiento y exploración de nuevos espacios de interacción entre las discusiones y propuestas hechas a través de Internet y la capacidad de modificar la realidad en el espacio físico; b. el descubrimiento por miles de ciudadanos de que es posible dejar de lado, al menos temporalmente, diferencias de opinión por preferencia de partido político, profesión, edad, ocupación, género, grupo socioeconómico, lugar de residencia, etc. y enfocar esfuerzos en pro de alcanzar una meta común bien definida y que trascienda esas diferencias. El valor de la convivencia vuelve a ser aquilatado cuando ésta permite la construcción ágil y alegre de un discurso colectivo que avanza en un tiempo determinado y logra una parte de sus objetivos. Los adultos renuncian al maximalismo, saben que en la vida los logros parciales son más frecuentes que los totales, y se alegran en la oportunidad de construir con otros, y descubrirse en ellos; c. la capacidad de actuar en formas no tradicionales, que repelen a muchos, es usada como oportunidad por muchos ciudadanos que desconfían, por experiencia, de la capacidad de las marchas y mítines, de las estructuras representativas partidarias, de representarlos; d. la capacidad de traducir la discusión en línea a resultados en el espacio físico, una preocupación al inicio del proceso, se puede llevar a cabo sin constituir de manera jerárquica y estructurada una organización, sino en cambio encontrando canales receptivos en las existentes y actuando con inteligencia y sentido estratégico; e. los cambios que conducen a la Sociedad de la Información se darán por la acción conjunta de todos los actores relevantes: sociedad civil, tecnólogos, academia, gobierno, industria.
Posted by Alejandro Pisanty at 12:23 AM 5 comments Links to this post

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir con Google Buzz Labels: #InternetNecesario, IEPS, IEPS a telecomunicaciones, impuestos a Internet, impuestos a telecomunicaciones

Apéndice 5. Entrada de Twitter de León Felipe Sánchez Ambía el 19 de octubre de 2009, con la primera aparición del Hashtag #InternetNecesario, capturado el 7 de noviembre de 2010: a. HTML

Me sumo a esta campaña con @apisanty NO al impuesto a telecomunicaciones! http://j.mp/2vJVHX#internetnecesario
2009 via Twitter for iPhone

11:08 AM Oct 19th,

• •

Reply Retweet

lion05
Leon Felipe Sanchez

c. Gráfico

Apéndice 6. Entrada de blog de Raúl Ramírez @isopixel (autores Miguel Romero y Raúl Ramírez) en el blog ISOPIXEL el 20 de octubre de 2009.

#InternetNecesario – Los usuarios de Internet hacen escuchar su voz en Twitter
Por vuarnet | 20 de octubre, 2009 20 Comentarios

El tema caliente en Internet del día de hoy, específicamente en Twitter, es el incremento del 3% que tendrán que pagar aquellos que tengan una conexión de Internet por concepto de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) dentro de este rubro por lo general se incluyen productos suntuarios o bien, dignos de desincentivar, lo que demuestra una severa ignorancia colocar a las telecomunicaciones e Internet dentro de esta categoría. Diversos estudios demuestran que Internet es una plataforma que por sí misma es capaz de generar desarrollo económico, social y educativo, según datos de Banco Mundial, tan sólo un aumento del 10% de penetración de la banda ancha en el país, el PIB se incrementaría un 1.3% (, estudio ICT4D en Information and Communications for Development 2009: Extending Reach and Increasing Impact. Resulta impensable ser competitivos en un mercado globalizado sin los recursos y los medios que nos permitan interactuar con él. La pregunta es ¿Qué no debería el gobierno incentivar el uso de Internet y aumentar el número de conexiones de banda ancha?

Lo interesante y rescatable de este asunto es que ahora las mexicanos tenemos nuevas maneras de manifestarnos utilizando las diferentes redes sociales existentes, clara democratización de los medios. Todo surgió antenoche debido al post: “Oposición a impuestos especiales a las telecomunicaciones y servicios de Internet”, a partir de ahí y bajo la sugerencia del Dr. Alejandro Pisanty, quien creo el hashtag #InternetNecesariose ha dado una de las mayores expresiones de inconformidad que se haya visto en México dentro del ciberespacio.

De manera espontánea el efecto viral de la propuesta fue tomando forma, sumándose usuarios de otras nacionalidades, de tal forma que la madrugada de hoy el hashtag #InternetNecesario fue uno de los trend topics más populares dentro de twitter, este hecho por sí mismo es de destacar, ya que nunca antes en nuestro país se había logrado algo similar en Twitter: colocar un tema en el top 10 de trend topics más populares. Ahora mismo el grupo #InternetNecesario dentro de Facebook, y creado hace un par de horas tiene más de 400 miembros y se encuentra en total actividad. Las aprobaciones en la comisión serán integradas al dictamen positivo que será enviado al pleno de la Cámara de Diputados que este día votará el paquete de impuestos para 2010. Según comenta el universal.com “El dictamen señala que con las alzas en los IEPS, la Secretaría de Hacienda obtendrá 21 mil millones de pesos el próximo año”. Durante los últimos años nuestro país viene creciendo en este sector, creando nuevos empleos tanto en el sector de Tecnologías de Información como en el sector de la publicidad interactiva y para muestra un botón, el pasado 5 de Octubre el Interactive Advertising Bureau México (IAB) nos compartió que a pesar de la crisis el sector publicitario en Internet creció un 20% durante el primer semestre de 2009 con respecto al mismo período durante 2008. Los estudios de e-marketer nos presentan un análisis de como el crecimiento de usuarios de Internet en México en los próximos años será tal que para el año 2012 estaremos alcanzando los 43 millones de usuarios llegando a niveles de los países desarrollados como Reino Unido. Claro está que con este tipo de incrementos estas proyecciones pueden variar..

Desde fuera el alboroto causado por un impuesto del 3% pudiera parecer excesivo, pero considerando el contexto mexicano de corrupción, sueldos onerosos a funcionarios, partidas secretas y una enorme, desigualdad, resulta inaceptable que se etiquete como suntuoso un servicio esencial para el intercambio de información el comercio interno y externo, la educación y el desarrollo tecnológico del país en general. La pregunta es ¿queremos un país que siga avanzando o queremos retroceder? Ahh!! pero eso sí ¡Nos vamos al Mundial! Autores: Miguel Romero (@miguelaromero) y Raúl Ramírez (@isopixel).
Categorías: Internet, Noticias, Tecnología #InternetNecesario, twitter

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful