You are on page 1of 19

Josebe Iturrioz

Master de Igualdad.

Este trabajo se divide en tres apartados. Cada apartado se corresponde con un modulo
sobre el que debía realizar las lecturas. He decido realizar las lecturas acorde a cuestiones que me
interesan y que creo que podrán servirme para realizar mi trabajo. Cada apartado versará sobre
una temática directamente relacionada con un módulo. Se realizará una lectura cruzada de los
textos, haciendo así un comentario crítico sobre los textos y las cuestiones sobre las que versan.

Los módulos y las lecturas son las siguientes:

Módulo I. Conocimiento Teórico Feminita.


2 lecturas.
• Preciado, B. (2008). Testo yonki. Madrid: Espasa
• Butler, J. (2001). El género en disputa. México: Piados

Módulo II. Políticas Públicas de Igualdad.


3 lecturas.
• Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres
• (Anteproyecto) Ordenanza Municipal de Tolosa para la Igualdad de Mujeres y Hombres.
• IV. Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la CAPV

Módulo III. Metodología para la Implementación de la Igualdad.


3 lecturas.

• Halberstam, J. (2008). Masculinidad Femenina. Barcelona: Egales.


• Preciado, J (2004). “Género y Performance”. Zehar nº 54: Donostia.
• Platero, R. “¿Queremos las lesbianas ser mujeres? Las lesbianas a los ojos del feminismo
del Estado: representaciones y retos de las sexualidades no normativas” en Platero, R.
(Coord). Lesbianas discursos y representaciones. Barcelona: Melusina.
Josebe Iturrioz

Módulo I. Conocimiento Teórico Feminista.


Preciado, B. (2008). Testo yonki. Madrid: Espasa

Butler, J. (2001). El género en disputa. México: Paidós

“El género es una copia sin original”


Judith Butler. El género en disputa.

Se han escogido estos dos textos porque son dos grandes aportaciones al
pensamiento feminista y a todas las corrientes que están repensado el género y el sexo. El libro de
Preciado es reciente y no aparece en las bibliografías de los programas repartidos por las
profesoras pero, sí que se ha mencionado en las clases y se ha comentado su importancia. Los dos
textos abarcan cuestiones tales como la prostitución, la pornografía - pospornografía,
masculinidad, feminidad, sexo y género… Tradicionalmente, algunas de estas cuestiones se han
mantenido fuera de los debates del marco estatal. En nuestro contexto, el gran debate ha sido el
de la igualdad y la diferencia. Estas dos corrientes de pensamiento tienen su reflejo en el seno del
movimiento feminista y marcan las formas y las dinámicas a la hora de hacer política. El
movimiento feminista del contexto estatal ha incluido ciertas cuestiones dentro de la agenda
política pero hay otras que aun se mantiene al margen. Justamente, estos dos libros rescatan todas
esas cuestiones dejadas al margen y nos proponen nuevas claves en la interpretación de lo que
conocemos como “sistema sexo-género”.

Estos dos libros se enmarcan dentro de lo que las herederas del pensamiento de Amorós
llaman feminismo posmoderno o posmodernidad a secas. En realidad, parten de romper la
estandarizada relación entre sexo y género, como ámbitos distintos que se corresponden con la
división entre naturaleza y cultura.

El pensamiento feminista respondió con la estrategia del género ante el positivismo y el


biologicismo que reducía los cuerpos y sus acciones a cuestiones innatas deducibles de la marca
sexual de los cuerpos. El concepto género, permitía disertar sobre la construcción que se hace
sobre los cuerpos, es decir, sobre la posición y función que se daba a los cuerpos según su sexo. El
concepto género, nos permitía hablar de la construcción social sin desnaturalizar la aparente
realidad irrefutable de dos sexos: macho y hembra. El entender la construcción como género sin

2
Josebe Iturrioz

desnaturalizar el sexo hace que jamás salgamos del dualismo, del binomio eterno, del dimorfismo
corporal, ya que no se pone en duda la verdad natural (visual) de dos sexos.

El feminismo de la igualdad, corriente mayoritaria en el estado español, arraigado en el


pensamiento ilustrado, ha heredado el sujeto político ilustrado. Un sujeto que se construye en la
exclusión del cuerpo. Es más, en la ilustración y en la modernidad, se generó un sujeto político,
único: el varón, el ciudadano. El cuerpo siguió siendo un deshecho de pasiones y pecado, un
objeto de estudio o de deseo. Evidentemente el objeto se identifica con lo femenino y lo
masculino con el sujeto. Sin duda la antropología kantiana piensa a las mujeres “como un objeto de la razón
práctica de los hombres1. En realidad se trata de un juego de traducción. La dualidad existente entre
hombre/dios se traducirá en la dualidad razón/cuerpo, enraizada en la misma relación jerárquica
que la anterior, la razón será dios en el cuerpo, infalible, verdadero, irrefutable, cómo diría Valeri
Solanas (SCUM) “respetable”. Esta es básicamente la crítica fundamental de Nietzsche en Sobre
Verdad y mentira en sentido extramoral a la razón ilustrada.

La crítica feminista golpeó la supuesta neutralidad del sujeto ilustrado pero, acabo
oponiendo a este, otro sujeto.

En principio, parece lógico que sea necesario crear un sujeto político que designe el
colectivo discriminado, pero, es justo en este ejercicio donde surge de un modo sustancial la
cuestión de la identidad. La identidad, entendida tanto como esencia (diferencia) o como
constructo (igualdad), parte de la aparente verdad de dos sexos. Aunque igualdad y diferencia sean
posturas encontradas ambas configuraron un sujeto político mujer. En el caso de la igualdad, aun
asumiendo que ontologicamente sólo exista un sujeto, la construcción del sujeto político esta
fuertemente relacionada con el género y nunca se pone en duda que de lo que se trata aquí es de
mujeres. El sujeto de la vindicación es la mujer, más tarde se empezó a decir mujeres. Lo que se
entiende cómo sujeto político mujer, coincide con su marca sexual: hembra. En el uso político del
genero, pocas veces se ha atendido a la deconstrución que los propios “sujetos” pueden hacer de
su asignación de género. Dicho de un modo más llano y generíco, el feminismo necesita la
división sexual y de género para poder explicar la sociedad. El lógico, necesitaba señalar los
cuerpos que se discriminan.

Una de las aportaciones fundamentales de B. Preciado y J. Butler al feminismo, ha sido


desdibujar los límites del sexo y el género en todas sus dimensiones. En Manifients Contra-sexual,
Preciado ya nos advertía de que el género era prostético, de los que se construye con prótesis.

1
Luisa Posada Kubissa Sexo y Esencia. Ed: horas y HORAS Madrid 1998. Pág: 29.

3
Josebe Iturrioz

Ahora en Testo Yonki nos dirá que el género es tecnología. Pero antes de seguir por aquí
rebobinemos un poco más. Al principio, fue Butler quien dio al género un perspectiva que nos
posibilito unir las dos categorías la de sexo y género. Lo hizo observando Drag Queens y
deduciendo que el género es performance, dicho de otro modo, el género es puro teatro. Bultler se
dio cuenta de que las Drags Queens se apropiaban de la feminidad a través de la teatralidad del
género femenino. Esto se realiza representando (gestos, expresión, modo de hablar...) los
repetitivos rituales corporales que expresan feminidad. Es así como las Drag Queens se
reapropian de un género que les había sido negado según su marca biológica sexual. Butler parte
de la lectura de Austin, Actos de habla, donde se muestra la capacidad realizativa o preformativa del
lenguaje. Austin ejemplificaba con frases como “os declaro marido y mujer”, frases que
clarísimamente realizan acciones, otro ejemplo pueda ser el veredicto de unx juezx. Es interesante
también porque este tipo de frases cambian el modo de asignar valor veritativo a un enunciado2.
Butler dirá que el género se compone de enunciados performativos, como por ejemplo “es una
niña”. Esto se traduce en que los enunciados performativos de género inciden directamente sobre
aquella realidad que describen. Nuestra sociedad esta constantemente generando género e
inscribiéndolo en los cuerpos. Esta idea es fundamental, Hacking lo llamaría Representar e intervenir,
lo cual indica que cuando representamos creamos e intervenimos en aquello que describimos.
Uno de los aciertos de Butler es identificar el género con ciertos enunciados preformativos o
mejoro dicho con cierta forma de performatividad. Logra así romper con la separación entre
cultura y naturaleza para mostrarnos abiertamente como la cultura crea naturaleza y viceversa. La
verdad aparente visual de los dos sexos es una forma de imposición sobre los cuerpos que los
moldea y que determina su representación, esta puede ser una definición de género. El lenguaje se
inscribe, así en la piel o dicho de otro modo, el cuerpo no termina en la piel. El claro ejemplo de
ello son los cuerpos intersexual, que evidencian la falsedad de dos únicos sexos. Es verdad que
para mucha gente la realidad intersexual o hermafrodita es una excepción, pero cuidado, no nos
dejemos llevar por los discursos imperantes y menos en esta cuestión. Si la intersexualidad puede
tratarse como una anomalía mínima y prácticamente inexistente es porque la medicina se encarga
de que así sea. La clase médica está constantemente interviniendo sobre bebes intersexuales. Lo
que desconocemos es justamente el número de intersexuales que nacen en los hospitales. Es un
dato tan oculto que a menudo los propios cuerpos intersexuales no saben que lo son. Los

2
Me refiero a asignar valor de verdadero o falso a un enunciado.

4
Josebe Iturrioz

colectivos3 de intersexuales y transexuales han denunciado repetidamente estas acciones


llamándolas mutilaciones o la ablación occidental.

Preciado cuenta cómo el Dr. John Money en la década de los 50 del siglo pasado acuñó
por primera vez el término género en el sentido en el que hoy lo utilizamos. Money trabajaba con
bebes intersexuales y al ver que la verdad sexual no era tal, inventó el concepto género en relación
al sexo. Al observar/ver que había bebes que no respondían a las características físicas de macho o
hembra uso el termino género para asignar a los bebes a una de las dos realidades incuestionables,
hombre o mujer. Money asignaba géneros a los bebes, los operaba para construir quirúrgicamente
un sexo acorde al género que él considerase que tenía el cuerpo al que trataba. Ante la evidencia de
la inexistencia de dos únicos sexos el científico invento el concepto género como tecnología
inscrita violentamente en el quirófano.

Es así cómo el género comenzará a entenderse como todo un conjunto de características a


parte del cuerpo y el sexo que vendrán a significar eso de ser hombre o mujer, pero al mismo
tiempo, seguirá fuertemente arraigada en la idea del binomio sexual y totalmente correlacionado,
es decir un hombre debe ir unido a un cuerpo macho y el de mujer a uno hembra. El género surge
cómo correlato de la verdad de los dos sexos. El feminismo4, al usar el concepto género ponía de
manifiesto que ser un hombre o una mujer era algo construido y por ello se subrayaba que no
existe un lugar natural para la mujer en esta sociedad. Una de las problemáticas, a mi juicio, de la
concepción de género que hemos venido manejando es que en nuestro uso de género seguimos
necesitando las categorías de hombre/mujer y macho/hembra. No hemos desnaturalizado esas
dos realidades y si no se ha hecho es porque el feminismo ilustrado sigue necesitando las
categorías de hombre y mujer para articular su sujeto político. Un sujeto enraizado en el género
cómo identidad. Es muy sencillo y tiene su lógica, seguimos necesitando contar lo que les ocurre a
las mujeres en todo el mundo y para eso necesitamos un sujeto del cual predicar algo. Al hacer
esto, al seguir necesitando un sujeto político (único, homogéneo), se invisibilizan todo un
conjunto de cuerpos que se resisten a esa categorización y además se genera un sujeto que aunque
sea mujer sigue siendo blanca, heterosexual y de clase media alta.

Preciado parte de los discursos de los cuerpos de los márgenes, queers, transbollomaricas,
poscoloniales, postecnológicos… En realidad y cómo diría Foucault estamos ante otra episteme u

3
Mencionar a la “Gerrilla Travolaka” colectivo de Barcelona que está haciendo una gran labor política y de cuyos miembrxs he
aprendido mucho.
4
Me disculpo por el uso genérico que estoy haciendo de la palabra feminismo. Existen muchísimas corrientes dentro del pensamiento
feminista. Cuando aludo aquí al feminismo en general me refiero al uso estándar que hemos venido haciendo del “género” en el estado,
aquel que se relaciona directamente con la concepción de Gayle Rubin del sistema “sexo-género”.

5
Josebe Iturrioz

otro paradigma de ordenamiento y comprensión de las cosas. Ya no hablamos de sujetos en su


lugar hablamos de cuerpos parlantes, cuerpos con capacidad de resistencia. Si Foucoult diluía al
sujeto sin darle opción a al resistencia, para Preciado el cuerpo es un núcleo de resistencia y de
resignificación. No se trata de cuerpos que caen bajo una estructura que los maneja y los moldea,
los cuerpos responden y transforman los significados.

Después de la II. Guerra Mundial, los estados unidos y otros países invirtieron cantidades
ingentes de capital en política sexual. Algo que ya se adelantaba en la mística de la feminidad. La
cuestión es que invirtieron en tecnología de género, en tecnología que deviene cuerpo. Este será
uno de los motivos fundamentales para el cambio paradigmático de la epistemológico del siglo
pasado y de este, lo que Javier Echeverría llamará la tecnociencia y Donna Haraway cyborg. Esta
visión epistémica no entiende de dualidades, entre otras no entiende las divisiones; ser humano/
maquina, cultura/naturaleza y hombre/mujer. Las hormonas, la píldora, la viagra, la silicona…
Son tecnologías que devienen cuerpo, que se deshacen y que cambian la forma en la que nos
representamos, de hecho, Testo Yonki, está escrito cómo diario de una autointoxicación
voluntaria de testosterona, donde el autor nos narra su experiencia en el proceso. Preciado, rompe
además con la dualidad en el propio formato del libro donde van intercalándose capítulos
personales y capítulos teóricos.

Mientras nuestras sociedades van poco a poco siendo permeables a algunas de las
demandas del movimiento feminista, el capital irá hundiendo sus garras en el merado de los
cuerpos y en las tecnologías de género. Esto hará que sea del todo absurdo distinguir entre bio-
mujeres y tecno-mujeres. Las mujeres, con la píldora, las cremas para la cara, las operaciones de
cirugía estética…hace tiempo que dejaron de ser “naturales”. El mercado, las farmacéuticas, llevan
muchos años inventando tecnologías que moldean nuestros cuerpos acorde a significados de
“hombre” y “mujer”. La cuestión es que el tecnogenero del siglo XXI opera directamente sobre
los cuerpos, sobre esa verdad visual del sexo. En la actualidad casi todas las mujeres son
transexuales, todas han tomado hormonas, de hecho podríamos hablar de toxicidad en masa, ya
que las hormonas se recetan todos los días a mujeres, nos solo para no quedarse embarazadas,
para los granos en la cara, para regular las reglas…Las hormonas que se toman tienen efectos
clarísimos tales como, bajar la libido, aumento de pechos o caderas, puede afectar a la piel, al
vello…Ahora bien, las mujeres solo pueden tomar hormonas femeninas, de hecho las hormonas
masculinas son mucho más difíciles de encontrar. La masculinidad es un espacio negado a las bio-
mujeres, se las atiborra a hormonas pero se las mantiene fuera de los valores de masculinidad. El

6
Josebe Iturrioz

propio proceso de invención de las hormonas sintéticas es un proceso político de ensayo y error
sobre animales logrando los valores de masculinidad o feminidad concentrados en una píldora.

En nuestras sociedades, aunque hace tiempo que se han roto las barreras entre bio-sexo y
tecno-sexo, mantiene la realidad aparente de dos sexos sobre los cuerpos, estos dos pilares,
macho-hembra, son dos fundamentos que nuestras sociedades no están dispuestas a desechar, de
ahí la lucha transgenero. La misma institución médica que intoxica en masa a las mujeres con
hormonas, concibe como enfermos a lxs transexuales, les regula y restringe el libre acceso a
tratamiento y a las operaciones quirúrgicas. Es cuanto menos paradójico que se este haciendo
transexuales a las bio-mujeres, sin ellas saberlo, y que por otro lado se este restringiendo regulando
constantemente a aquellxs que justamente están en su practica diaria rompiendo con los valores
tradicionales de género.

Preciado define el nuevo estadio capitalista como sistema farmacopornografico. En este


sistema la fuerza de trabajo pasa a ser fuerza masturbatoria o potentia gaudendi. Dicho de otro
modo, si antes en el modelo explicativo marxista la fuerza de trabajo es uno de sus pilares, ahora
lo será la fuerza masturbatoria. Esta se define como la potencialidad que tiene todo cuerpo de ser
excitado. Nuestro mercado regula cuerpos excitando, es aquí donde juega un papel fundamental
la pornografía. La pornografía se ha erigido en paradigma del actual mercado capitalista. La
pornografía genera excitación y satisfacción rápida, momentánea, y además es algo que podemos
volver y volver a consumir. En nuestras sociedades occidentales, con el control de natalidad, se ha
reconducido la fuerza masturbatoria al capital, el porno triunfa en Internet. Aunque pensemos que
es un mercado al margen, mercado negro, no es cierto. Es el mercado sexual el que se convierte en
paradigma para los demás mercados. No solo eso, en nuestras sociedades el mensaje sexual es
constante y se regulan los cuerpos a través del comercio sexual (el matrimonio, el pagar por sexo,
el consumo constante de porno, la esclavitud sexual norte-sur, comprar un coche, los aumentos de
pecho de las adolescentes...) generando así toda una categorías de clases sexuales que el feminismo
del siglo XXI debiera desentramar.

Bien hasta aquí mi lectura cruzada de Judith Bultler y Beatriz Preciado, la verdad es que
estas dos autoras dan para mucho más pero he querido dar aquí unas pinceladas que mostrarán las
cuestiones fundamentales de las dos lecturas.

7
Josebe Iturrioz

Módulo II. Políticas Públicas de Igualdad.


Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres
(Anteproyecto) Ordenanza Municipal de Tolosa para la Igualdad de Mujeres y Hombres.
IV. Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la CAPV

Al ser la vida en esta sociedad, en el mejor de los casos, un autentico aburrimiento, y


al no ser ningún aspecto de ella relevante en absoluto para las mujeres, a aquellas con
mentalidad cívica, responsables y entusiastas sólo les queda derrocar al gobierno, eliminar el
sistema monetario, establecer la automatización total y destruir a sexo masculino.
Valeri Solanas. Manifiesto SCUM (1968)

Pertenezco a un movimiento que es heredero de el pensamiento de Valeri Solanas, si he


puesto esta cita justo en el módulo de políticas públicas es porque aunque yo trabaje como agente
de igualdad y crea en lo que hago, hay una parte de mi que cree que lo mejor es derrocar el sistema
y hacer una revolución. ¿Cómo podríamos hacerlo? ¿Cómo llevarlo a cabo? Ni idea. Lo cual no
quiere decir que no crea en ello y que no trabaje también para ello. El fin: derrocar el sistema
heteropatriarcal.

Si he escogido estas tres lecturas ha sido porque pensaba que me iban ha ser de gran ayuda
para realizar el I. Plan de Igualdad de Tolosa. Tengo que confesar que la lectura me ha dejado un
tanto perpleja y que me siento más enredada ahora que antes de realizar las lecturas. Bueno, voy
poco a poco avisando, las leyes no son mi especialidad y no se muy bien cómo se comenta una ley.
Lo que más conozco de los tres testos en la Ordenanza de Tolosa ya que he tenido que trabajar
directamente con ella, por eso pensé que tenía que trabajar también la Ley de Igualdad de la CAV,
ya que la Ordenanza es de algún modo una aplicación en el ámbito de lo local de esa ley.

Voy ha empezar por un resumen de la Ley de Igualdad, permitirme que después hable con
más detenimiento de la Ordenanza y que señale ciertas preocupaciones que tengo con el IV Plan.

La Ley de Igualdad 4/2005 del 18 de febrero consta de cinco títulos, una exposición de
motivos, título preliminar, disposiciones adicionales, disposición transitoria, disposición
derogatoria y disposición final. Los dos primeros títulos van dirigidos a la administración,

8
Josebe Iturrioz

estableciendo funciones y competencias. Además de establecer medidas para la integración de


género en las políticas públicas.

A mi modo de ver el título más interesante, si es que se puede decir eso del título de una
ley, es el tercero. En este título se dan medidas para promover la igualdad en diferentes áreas de
intervención. Se tocan temas tales como participación sociopolítica, cultura y medios de
comunicación, educación, violencia, trabajo, trabajo domestico…Es aquí donde se regula la
participación equilibrada en los órganos de los poderes públicos, se prohíbe dar ayudas a
asociaciones que discriminen o se prohíbe objetualizar a las mujeres en los medios de
comunicación. Un apunte en cuanto a la cuestión de los medios de comunicación, algo que
volveré a retomar con el IV Plan de Igualdad, me preocupa profundamente el siguiente artículo:

Articulo 26. 1 Ningún medio de comunicación social cuya actividad se encuentre sometida al ámbito
competencial de la Comunidad Autónoma de Euskadi puede presentar a las personas cómo inferiores o superiores
en dignidad humana en función de su sexo, ni como meros objetos sexuales. Tampoco se pueden difundir contenidos
que justifiquen, banalicen o inciten a la violencia contra las mujeres.

Entiendo el artículo y creo ver por donde va, pero, no creo que sea del todo correcto, de
hecho lo que más me preocupa es su aplicación. El siguiente punto de este artículo que habla
directamente de publicidad me parece más claro. Ya que entiendo que la publicidad es
mayoritariamente sexista, ahora bien, lo que me sorprende es que con esta ley en la mano pasen
tantos anuncios sexistas. Me gustaría saber cómo se aplica el segundo punto del artículo 26.
Bueno, supongo que como otras cosas, sin aplicarse.

Volviendo al punto uno del artículo 26, decía que me preocupaba porque me parece un
artículo que dota de mucho poder a la persona lo interprete y aplique. Comentaba lo de la
publicidad, además de por su evidente sexismo, porque en ese caso aplicar la ley me parece más
sencillo, además no me preocupa tanto que se regule y se censure los spot publicitarios del cápital,
pero en el otro caso ¿qué se regula? Las películas, los concursos de la tele, los programas de
tertulias… todos los días veo programas donde se subrayan los estereotipos de género, donde se
objetualiza a las mujeres… El problema está en qué es lo que estamos viendo detrás de las
imágenes y qué interpretamos como sexista o discriminatorio. Me voy a servir de un ejemplo
clarísimo, la película Follame de Virgini Despentes. Esta película fue tildada de pornográfica y por
lo tanto dañina para las mujeres, se prohibió el pase de la película en cines y se escondió en las
estanterías de porno en los videoclubs. En principio un argumento a favor de las mujeres hace que
se prohíba una película feminista, tal vez de contenido violento, pero he visto películas mucho

9
Josebe Iturrioz

más violentas y sexista cómo por ejemplo la también francesa Irreversible de Gaspar Noé que se
presento en el Festival de Donostia de 2002. Esta ultima película no solo no fue censurada sino
que se pretende una obra maestra y muestra escenas sexuales y de violencia al mismo nivel que
Follame de Despentes. La única diferencia es que la película de Despentes es claramente feminista y
la otra claramente sexista y machista. Ahora bien, con Follame se les llenaba la boca a los
representantes de los poderes públicos franceses diciendo que era una película perniciosa para la
mujer. Cito a B. Preciado que lo expresa mucho más claro que yo:

…la sacan del ámbito público para encerrarla en el consumo doméstico, para evitar que niños y niñas del
futuro aprendan que si te la meten sin consentimiento puedes coger una pistola y abrirle al que lo ha hecho un
boquete que va desde su ano hasta su cerebro de heterogallito abusivo. En realidad dicen “no” al único feminismo
que podría salvarnos, al feminismo que podría desplazarles de sus hegemonias farmacopornograficas”

Con esto quiero aclarar que hay veces que una imagen puede ser violenta, puede que en
una película se este vejando a una mujer pero eso no quiere decir que sea una películas sexista,
puede que todo lo contrario. Todo depende, como diría Ana del Miguel de las gafas-teória que
llevemos para mirar y la mayoría de esta sociedad llevan gafas que les hace ver con buenos ojos
contenidos hipersexistas, de hecho nos escandalizamos más con los contenidos críticos feministas
que con los cotidianos contenidos machistas. La redacción del artículo 26 puede llevar a
confusiones y creo que en cuestiones que rozan el arte y la expresión debiéramos mirar con lupa
lo que se redacta. A mi modo de ver, siguen poniendo en la tele los programas más sexistas, los
concursos con azafatas y mujeres florero prosperan, los anuncios siguen siendo igual de sexistas.
Así que mucho me temo, que algún día nos veremos censuradas con alguna película que haya
realizado alguna amiga nuestra sobre feminismo radica, postpornografía o algo así.

Ocurre algo parecido con el IV Plan de Emakunde. Se plantea la misma preocupación que
en el articulo con el formato ejes estratégicos + áreas de actuación de Emakunde. Me parece muy
interesante dotar de una metodología para aplicar las políticas de igualdad, pero hay cuestiones que
me parecen del todo absurdas. En uno los cursos de verano de este año una agente de igualdad
nos habló sobre el IV Plan y lo aplico al ámbito de la cultura, en concreto a series de humor en la
televisión, realizando ese cruce entre ejes estratégicos y área de actuación. Las conclusiones las digo
a lo Platón, es decir de memoria… era algo así:

Maistraiming + Series de humor de la tele (SHT)


10
Josebe Iturrioz

En cualquier serie televisiva debe haber transversalidad de género, lo cual quiere


decir que deben tenerse en cuenta criterios de género en la contratación de personal, acotes y
actrices, en los contenidos, en los sueldos…

Empoderamiento + SHT

En cualquier serie televisiva de humor debe potenciarse el empoderamiento de las


mujeres.

Corresponsabilidad + SHT

En cualquier SHT debe potenciarse la corresponsabilidad de las tareas domésticas

Violencia + SHT

En ninguna SHT se permitirá que se incité a la violencia contra las mujeres.

El problema de este cruce es que dice mucho y nada a la vez. Se cuenta también con los
objetivos y con las acciones que se vayan a diseñar para llevar estos enunciados a cabo, pero, los
objetivos y las acciones deben guardar coherencia con este cruce. Pisamos terreno farragoso, los
enunciado resultantes son demasiado simples, es más si tuviera que realizar una serie de humor
con estos parámetros seguro que perdería toda su gracia. A ver, no deseo ser mal interpretada,
simplemente es una crítica que puede extenderse a las políticas de igualdad institucionales. En este
caso, lo verdaderamente complicado es concretar todo lo que estamos diciendo en imágenes, en
serie de televisión, y que la serie resultante funcione. Pero para eso, lo siento mucho, no creo que
esta formula prefabricada sirva, puede orientar a lo sumo y de todos modos sería un gran error
que se tomara al pie de la letra. En una serie un personaje tremendamente machista, que este a
favor de la violencia contra las mujeres puede ser mucho más efectivo generando rechazo, que el
papa de familia doblador de calcetines generando empatia.

Otra de las criticas fundamentes que se puede hacer tanto a la Ley como al Plan es que su
medida es la mujer5, blanca, heterosexual de clase media. No atiende a otras realidades, esta
fuertemente enraizada en el binomio sexual. Es decir, las políticas de igualdad que de aquí se
extraigan van directamente dirigidas a las mujeres normales. Se habla de discriminación múltiple
pero con una concepción de acumulación de discriminaciones absurda y no se atiende a la
complejidad de las discriminaciones de género. En las áreas de igualdad hay problema para realizar

5
Estoy siendo crítica con la ley porque el ejercicio crítico me parece enriquecedor pero que conste que la Ley de Igualdad vasca en
cuanto discriminación múltiple, es de las más avanzadas del estado y que enumera explícitamente las formas de discriminación de las
mujeres. Lo mismo podría decirse del plan. De todos modos en la aplicación de ambos documentos vemos que las políticas de igualdad
van dirigidas a mujeres normativas.

11
Josebe Iturrioz

campañas o actividades específicas de lesbianismo, transexualidad por ejemplo. Son realidades que
hay que expresar concretamente y entenderlas internas a la cuestión de género. Por ejemplo, en el
caso de las estadísticas, segregar todo por sexos, es necesario para saber cual es la situación de
mujeres y hombres en general, pero debiéramos atender por ejemplo a la realidad trans. Para cierta
gente, el tener que responder a si es un varón o una hembra es tremendamente problemático, a mi
a veces me ocurre. Debiéramos por lo tanto buscar otra formula que diera cuenta de las realidades
de género, las complejas y reales. Un ultimo ejemplo el caso de la corresponsabilidad, siempre que
se habla de corresponsabilidad se tiene en mente una familiar nuclear donde el problema es que
padre no se responsabiliza de las tareas domésticas, pero eso no es corresponsabilidad, eso seria
corresponsabilidad en el ámbito familiar nuclear. Otro, cuando hablamos de trabajo o trabajo
domestico y no se habla de las trabajadoras sexuales o las trabajadoras asalariadas en el ámbito
doméstico.

Un último apunte al título cuarto de la Ley de Igualdad, el que regula las creación de la
Defensoria de la Mujer y sus funciones, nada sólo que aun está por ver cuales son sus
competencias y su efectividad real.

En cuanto a la Ordenanza decir que sus fuentes principalmente son la Ley de Igualdad de
la CAV, la Carta Europea para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la Vida Local, el Plan
Opertaorio 2000 y un diagnostico sobre la cultura de Tolosa realizado en 2006. La original se
componía de 60 artículos, una exposición de motivos y una disposición final. El documento está
redactado desde el conocimiento de la realidad de Tolosa y se ajusta a las necesidades del
municipio y además, parte del concepto de discriminación estructural antes que del de
discriminación directa o indirecta. La ordenanza regula desde, estructura interna, violencia,
vivienda, lenguaje, medios de comunicación., conciliación, hasta subvenciones, contratos,
concursos, servicios sociales, seguridad, movilidad y transporte. Vaya que hay trabajo para tiempo.

La Ordenanza me parece un de las mejores herramientas para trabajar en Igualdad en lo


local. Afianza el Servició de Igualdad y dota de estructura para la transversalidad. En mi opinión es
una herramienta que podría cambiar la forma de realizar los planes de igualdad. Los planes
debieran estar más relacionados con las prácticas, se cargan demasiado con metodologías
absurdas, cuando lo que hace falta casi siempre es voluntad y la Ordenanza obliga a la voluntad.
Son pocas las veces que un plan resulta manejable y casi nunca nos da cuenta de cómo se van a
realizar las acciones. Una ordenanza asegura unos mínimos muy fuertes, es un suelo sólido para
caminar, de ahí el pacto. En mi opinión la Ordenanza aprobada en el Ayuntamiento el 22 de abril,

12
Josebe Iturrioz

es una ordenanza desmejorada. Es evidente que cambiar el artículo 41 es hacerle un flaco favor al
documento, aunque también espero que se comprenda que es un documento del todo
performativo, es normativo e incide sobre la realidad de Tolosa directamente. La aprobación de la
Ordenanza, inicialmente, se retrasó por el artículo 41. Se pusieron condiciones a la aprobación de
la ordenanza tal y cómo se contemplaba en el borrador. Se comenzó a trabajar en un proyecto
para realizar planes de igualdad en las sociedades gastronómicas, un proyecto imposible de realizar
en el tiempo marcado, hasta ahí puedo leer. El área de igualdad presionó para su aprobación y se
accede a la aprobación de la Ordenanza si se realiza unas reuniones informativas con lxs
concejalxs y es en estas reuniones donde se evidencia que la Ordenanza no puede salir así. Es
mejor tener ordenanza con artículo 41 modificado que no tener ordenanza.

El articulo 41, además, se modificó haciendo un pequeño juego de metalenguaje y hace


referencia al artículo 24 de la Ley de Igualdad por lo que el artículo sigue siendo efectivo. Es
verdad que pierde fuerza y que por algo se ha modificado.

13
Josebe Iturrioz

Módulo III. Metodología para la Implementación de la Igualdad.


Halberstam, J. (2008). Masculinidad Femenina. Barcelona: Egales.

Preciado, J (2004). “Género y Performance”. Zehar nº 54: Donostia.

Platero, R. “¿Queremos las lesbianas ser mujeres? Las lesbianas a los ojos del feminismo
del Estado: representaciones y retos de las sexualidades no normativas” en Platero, R.
(Coord). Lesbianas discursos y representaciones. Barcelona: Melusina.

Escribo desde la fealdad, y para las feas, las viejas, las camioneras, las frígidas, las
mal folladas, las histéricas, las taradas, todas las excluidas del gran mercado de la buena
chica.

Virginie Despentes. Teoría King Kong.

Así empieza el libro de Virginie Despentes. Justamente lo que hace Virginie es


desplazar la mirada de la mujer normativa. No lo hace porque tenga algo en contra de las
mujeres que podrían sentirse representadas por lo que hemos denominado “mujer normativa6”.
Más bien, se trata de hablar de las que no se habla nunca, de poner en el centro realidades que
harán que desplacemos la mirada a los márgenes y atendamos a otros especimenes que puedan
dar cuenta de otras realidades.

Cómo activista transbollomarica7 me preocupa que en el desarrollo e implementación


de las políticas de igualdad sigamos articulando un sujeto de mujer tan normativo. Ejemplos
claros son la cuestión de la corresponsabilidad que siempre se contextualiza en el ámbito de la
familia nuclear. También esta la cuestión de la sexualidad tratada como enfermedad desde la
maternidad, bajas por maternidad, bajas por paternidad, cáncer de mama, exclusión social etc.
¿Es esa la realidad de todas las mujeres? O mejor dicho ¿Tiene sentido que hablemos así de las
mujeres?

6
Queriendo designar al género mujer blanca, heterosexual y clase media, que por su puesto tiene su correspondiente hombre, blanco,
hetero y de clase media
7
Termino que empezamos a acuñar algunos colectivos dando cuenta de una alianza de cuerpos de géneros diverso, más bien de de-
generación, que se unen en torno a cuestiones comunes. Colectivos como Guerrila Travolaka, Acera de Enfrente, Ex-dones, Post-
Op…varía transmaricabollo, transbollomarica…

14
Josebe Iturrioz

A esto debo sumar las incipientes campañas sobre masculinidad8 que se comienzan a
elaborar en la CAV, jornadas sobre masculinidad, campañas, seminarios…Al parecer ya es
hora de reflexionar sobre las maculinidades. Claro está que ahora debiéramos saber a que nos
referimos cuando hablamos de masculinidades. ¿Estamos hablando sólo de hombres? Al
parecer sí. En estas jornadas, seminario, campañas sólo se habla de hombres. La masculinidad
al parecer es patrimonio exclusivo de los hombres. No puedo dejar de recordar una escena de
Kika de Pedro Almodóvar en la que Rosi de Palma, que interpreta a una bollera de tomo y
lomo, le suelta la magistral frase de “Señora, el bigote no es patrimonio exclusivo de los
hombres” a una sorprendidísima Verónica Forqué, Kika en la película, que intentaba depilar el
bigote a Rosi de Palma. Normalmente cuando hablamos de masculinidades parece evidente
que hablamos de hombres y bien ¿qué tienen que decir?. Quiero decir ¿Qué están diciendo?
¿Cuál es su discurso?

Tuve el placer de asistir al último Sare que organizó Emakunde sobe masculinidad y la
verdad es que los hombres que allí se encontraban, se suponía que expertos en masculinidades,
poco aportaron al pensamiento feminista. Es más, tengo la sensación de que en realidad lo que
ocurría es que ellos daban cuenta del aprendizaje paulatino que extraen del feminismo.
Algunos hablaban de lo perniciosa que resulta la masculinidad para los hombres, beben más,
tienen más accidentes de tráfico, se suicidan más, hubo quien nos dijo que los maltratadotes no
están locos. Será cosa mía pero a mi no me decía nada nuevo, sobre todo, no entendía
semejante montaje para decir tan poco sobre la masculinidad. Evidentemente se admitía que la
masculinidad es fuente de pode para los hombres pero lo importante era poner lo negativo en
el otro lado de la balanza, de este modo se rallo en un discurso victimista e insostenible sobre
la masculinidad.

En realidad como dirá Judith Halberstam:

“Lo que plateamos […]es que la masculinidad se vuelve inteligible como masculinidad
cuando abandona el cuerpo del varón blanco de clase media”

“en el libro se demuestra que las formas y el alcance de la moderna masculinidad se


comprenden mejor por medio de la masculinidad femenina”

8
Ejemplos cómo el ultimo Sare organizado por Emakunde sobre masculinidad, la siguiente campaña de Berdinsarea para el 25 de
noviembre va dirigida a los hombres y por ultimo, se celebrarán muy pronto una jornadas sobre masculinidad desde la asociación de
agentes de igualdad.

15
Josebe Iturrioz

Me imagino a esos ponentes, expertos, leyendo esta cita y pensando “Vaya, lo que
hacen las feministas para dejarnos fuera”. Dejando fuera las bromas, creo que Halberstam da
en el clavo. Nada tienen que decirnos los de género masculino dominante, ni siquiera es
comparable a lo que podamos extraer de los discursos cuyo sujeto sean las mujeres o
feminidades normativas. Es más el hecho de que se realice un congreso sobre masculinidades
y solo se invite a representantes de la masculinidad dominante es descorazonador, ya que
indica que una vez más invisibilísimos la realidad de la discriminación de las masculinidades
disidentes, de esas que no tienen privilegios. El feminismo del estado o femocracia, que diría
Platero, ha establecido unos mínimos a través de las políticas de igualdad pero no está
dispuesto a desmontar el género. Necesita una sociedad de hombres y mujeres, vinculadxs e
torno a la familia, sea esta del tipo que sea, pero sobre todo lo que no se cuestiona son las dos
categorías fundamentales de género. Espero no ser mal interpretada no se trata de derrocar
esos dos géneros, simplemente de mostrar que el realidad la cuestión de genero es mucho más
compleja y que existen bastantes géneros a parte de los dos hegemónicos. Es justamente esto
lo que nos quiere mostrar Halberstam, el aprendizaje sobre la masculinidad es mucho más
enriquecedor si desplazamos el ojo observador de la masculinidad hegemónica, por ejemplo,
una de las cuestiones que se extrae de las masculinidad es que no siempre es una expresión de
poder, también puede ser una herramienta de subversión, de transformación.

“las masculinidades femeninas se consideran las sobras despreciables de la


masculinidad dominante, con el fin de que la masculinidad de los hombres pueda aparecer
como lo verdadero. Pero lo que entendemos por masculinidad heroica ha sido producido por
medio de los cuerpos tanto de hombres como de mujeres”

Es del todo hipócrita empezar a hablar, en los contextos feministas, de masculinidades


hegemónicas, sin visibilizar las masculinidades verdaderamente discriminadas, la camionera,
la FTM9, la racial… Seguimos discriminando fuertemente a las lesbianas con pluma, de hecho
se invisibilza una forma de violencia específica hacia las mujeres no normativas.

Hay una frase que me llama la atención. La he repetido una y mil veces, en charlas,
debates, en el trabajo… Es esta que dice: a las mujeres nos matan o nos maltratan por el mero
hecho de ser mujeres. Hace tiempo que vengo pensando sobre esta cuestión, sí nos matan por

9
FTM es la abreviatura en ingles de Female to Male, designa a lxs trans que haces ese proceso o que comienzan ese transito. Hay
transgenero FTM que no se definen como hombres por eso esta abreviatura lo que hace es designar el proceso o transito.

16
Josebe Iturrioz

ser mujeres, pero por no serlo también. Las bio-mujeres, cuerpo sexuado y categorizados como
hembras, que no somos mujeres en cuanto al género vivimos una fuerte discriminación.

Como explica Raquel Platero, y siguiendo a Wittig, las lesbianas no somos mujeres. No
porque no queramos serlo sino porque en las concepciones de mujer de los planes, leyes y
demás cuestiones relacionadas con políticas publicas, no se nos tiene en cuenta. Al parecer y
en palabras de Platero: “…la ausencia es la norma. La heterosexualidad obligatoria está
presente como norma dominante e implícita” Esto es tan claro que incluso cuando se realizan
políticas destinadas a lesbianas también se las invisibiliza. Ejemplo:

Llama la atención la imagen de la chica seleccionada, no tiene nada que ver con las
lesbianas y bollos que yo conozco. El texto es ridículo y perpetua la imagen de las lesbianas
asexuales y que sólo se llaman para “hablar de tonterias”. Esta campaña es insultante. Es una
campaña para lesbianas anti-lésbica. En el seno del pensamiento feminista hay una conocida
frase que dice que lo que no se nombra no existe, dicho de otro modo, nombrar es representar.
¿Cuál es nuestra representación? Una representación contraria a nuestro género como bollos,
camioneras, trans. En realidad este cartel esta jugando a la invisibildad ya que nos impone a las
lesbianas una apariencia concreta, la correcta, la mostrable, la de la buena chica. Algo que nos
cuesta mucho ser.

¿Por qué se castiga tanto a las bio-mujeres que se apropian de la masculinidad? La


testosterona es mucho más difícil de conseguir que las mal llamadas hormonas femeninas.

17
Josebe Iturrioz

Cualquier bio-hombre puede realizar un proceso de transsexualización tomando píldoras anti-


baby, en cambio lxs FTM, normalmente, se ven obligadxs a buscar hormonas en el mercado
negro.

En la maravillosa película de Boys don`t cry, Kimberly Peirce nos muestra la historia
de Brandon Tina, personaje real, que fue brutalmente asesinado por ser un chico trans, por
apropiarse de la masculinidad. En la vida real y en la película dos hombres de masculinidad
hegemónicos lo violarán, dejándole claro quienes son los hombres y después lo asesinaran.
Muchas veces se habla de hombres que golpean a mujeres transexuales al descubrir que son
transexuales, ahora bien, también sabemos el éxito que tienen las mujeres transexuales como
trabajadoras sexuales, una vez más en los márgenes ocurren cosas que se nos escapan.

Es necesario que replanteemos el eje género, al fin y al cabo se trata de cómo el género
atraviesa los distintos cuerpos, ya es hora de superar el dimorfismo eterno. En este sentido
Platero acuña el termino de ”intersecionalidad”, dejando de lado el concepto de discriminación
múltiple, y planteando la necesidad de analizar específicamente como fenómeno nuevo y
complejo las intersecciones que surgen al encontrarse distintos ejes de discriminación en un
mismo cuerpo. Por ejemplo, mujer y lesbiana, no son realidades sumables una encima de otra,
se trata de un fenómeno complejo y especifico de discriminación que debe tratarse como tal.

Desde hace algún tiempo vengo practicando Talleres Drag King y he podido
comprobar que experimentar la masculinidad para muchas mujeres es altamente empoderador.
A las bio-mujeres se nos niega la masculinidad porque es un espacio que empodera. Es más si
realmente pretendemos difuminar la línea que separa el espacio público del privado
debiéramos desdibujar la línea, que es su correlato en los cuerpos, de masculino femenino. El
género hegemónico no es más que una forma de gestionar los cuerpos, subvertirlo supone
reestructurar las formas de gestión dominantes. El King, cuya genealogía podemos encontrar
en el estupendo artículo de Beatriz Preciado, Genero y Preformace, esta relacionado con el
feminismo radical, las WICTH, las artistas de los años 70 (Woman Hause Proyect) y sobre
todo, con las lesbianas de los bares de ambiente y con una erótica propia que desdibuja los
limites entre bollos-maricas-hombres-mujeres.

Diana Torr, madrepadre de los talleres Drag King, decidió realizar estos talleres debido
a que la primera vez que se travistió, para sacar unas fotografías, una mujer pensó que era un
bio-hombre y trató de seducirlo. Mientras esto ocurría y la chica trataba de ligar con el king de

18
Josebe Iturrioz

Torr, Diana pensó que para esa mujer sería una gran experiencia ver lo que ella estaba viendo a
través del king. Así surgieron la Talleres de Drag King, como un espacio practico para
experimentar masculinidad. Los talleres de Diana Torr son conocido internacionalmente.

En realidad el Drag King es una parodia de la masculinidad, pero, al mismo tiempo da


la oportunidad de experimentar un género velado a las mujeres. Haciéndolo, practicándola
fuera de los libros, se entiende perfectamente que el género es un teatro del que me puedo
apropiar y que no es patrimonio exclusivo de los hombres.

19