Elaborado por Mara Luz Polanco1 1.

Características generales

Petrocaribe es una iniciativa de cooperación en materia energética impulsada por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuyo carácter político económico genera la aceptación de unos y el rechazo de los otros, pues busca a la vez fortalecer la posición del gobierno venezolano frente a Estados Unidos por medio del fortalecimiento de las relaciones de cooperación económica con los gobiernos latinoamericanos y bajo una concepción bolivariana que se plasma en los documentos, acuerdos, declaraciones, y en los fines establecidos en el estatuto que le da vida. Petrocaribe, dice este instrumento, es una organización intergubernamental de carácter permanente, cuyo objetivo principal es coordinar políticas públicas en materia de energía y tiene como fines, entre otros, “minimizar el riesgo asociado con la seguridad de suministro de energía para los países miembros y defender el derecho soberano de administrar la tasa de explotación de los recursos naturales no renovables y agotables; minimizar los costos de transacciones de la energía entre los países miembros; aprovechar los recursos energéticos para solventar las asimetrías en el marco de integración regional; crear mecanismos para asegurar que los ahorros derivados de la factura energética, surgidos en el marco de Petrocaribe, sean empleados para el desarrollo económico y social, el fomento de empleo, el incremento de actividades productivas y de servicios, de salud pública, de educación, de cultura, y de deporte, para que de este modo los beneficios derivados de Petrocaribe sean un aporte sustancial a la lucha contra la pobreza, el desempleo, el analfabetismo y la falta de asistencia médica en los países miembros.”2 Pero Petrocaribe es una iniciativa polémica porque sus proyectos no solamente favorecen a los gobiernos y al sector público sino también a los empresarios privados, pues bien saben sus promotores que aquella no se fortalecería sin esa característica. Condiciones que dan al mismo un carácter estratégico interesante en el ámbito de las relaciones internacionales y la lucha ideológica que se libra hoy en América Latina. Así, de acuerdo con el Estatuto de Petrocaribe en septiembre de 2005, ya se habían adherido a la iniciativa los gobiernos de Antigua y Barbuda, Bahamas, Belize, Cuba, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica, República Dominicana, Saint Vincent and the Grenadines, Saint Lucia, San Kitts y Nevis, Suriname, proceso al que a la fecha se han sumado también Nicaragua, Honduras y Guatemala.

1

. Mara Luz Polanco es economista, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (IIES). 2 . Estatutos de Petrocaribe.

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

PETROCARIBE, LA ALTERNATIVA POLÍTICA EN MATERIA ENERGÉTICA Características e implicaciones para Guatemala

2.

Contenido del Acuerdo de cooperación energética Petrocaribe

Petrocaribe es también una instancia publico-económica que responde a la noción de bolivarismo adoptada por el gobierno de Hugo Chávez, y por tanto involucra en su concepción rasgos de nacionalismo, componentes sociales junto a las orientaciones de integración regional en el área energética. El Acuerdo de Cooperación Energética suscrito en la III Cumbre de Petrocaribe en su parte introductoria entre otras declaraciones afirma: “Concluimos que sólo una integración basada en la cooperación, la solidaridad y la voluntad común de avanzar hacia niveles más altos de desarrollo, puede satisfacer las necesidades y anhelos de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y a la par, preservar su independencia, soberanía e identidad; (…) Reiteramos que Petrocaribe tiene por objetivo contribuir a la transformación de las sociedades latinoamericanas y caribeñas, haciéndolas más justas, cultas, participativas y solidarias y que por ello, está concebido como un proceso integral que promueve la eliminación de las desigualdades sociales y fomenta la calidad de vida y una participación efectiva de los pueblos en la conformación de su propio destino; (…) Reconocemos la necesidad de adoptar medidas en el contexto de Petrocaribe sustentadas en un trato especial y diferenciado para los países de menor desarrollo relativo de América Latina y El Caribe, así como en la complementariedad y la cooperación entre las naciones de la Región; (…) Garantizamos el pleno respeto de los principios de igualdad de los Estados, de soberanía, de no injerencia en los asuntos internos, en la libre determinación y el derecho de cada Nación a decidir libremente su sistema económico, político y social…” En dicho acuerdo además de definir la plataforma institucional que se recoge en el estatuto se crea el Fondo ALBA-CARIBE para el desarrollo económico y social. Este se ha concebido como un fondo de financiamiento de programas sociales económicos a constituirse con aportes provenientes de instrumentos financieros y no financieros; contribuciones que se puedan acordar de la porción financiada de la factura petrolera derivada de los convenios que los gobiernos hagan en el marco de Petrocaribe, y cuyo funcionamiento se inició con un capital inicial de US$ 50.0 millones aportado por Venezuela, y a la fecha ha financiado proyectos por la suma de US$ 106.0 millones.

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

De acuerdo con el estatuto correspondiente, todos los integrantes de Petrocaribe son miembros fundadores, y la organización sólo admite entre los mismos a los países de la región del Caribe que tienen intereses y necesidades similares a las de los países miembros, es decir, a pequeñas economías con un incipiente desarrollo de recursos energéticos y necesitadas de financiamiento. Pero Petrocaribe, contempla en su institución una organización más bien jerárquica, integrada, de acuerdo con el estatuto original, por un Consejo Ministerial y su Secretaría Ejecutiva. El primero está conformado por las delegaciones de los países miembros pero es presidido permanentemente por la República Bolivariana de Venezuela, con lo cual se pretende mantener en Chávez el liderazgo político de la iniciativa y la orientación de la misma. En ese esquema, la Secretaría Ejecutiva, funciona como la sede de la organización, adscrita al Ministerio de Energía y Petróleo venezolano, y su titular es nombrado por el encargado de la cartera. Se trata en fin de una instancia política coordinada por Venezuela en la que se da participación a los gobiernos de la región de El Caribe.

Objetivos de PDV - Caribe
Con el fin de hacer operativo el Acuerdo Petrocaribe, PDVSA creó la filial de propósitos especiales PDV Caribe S.A., que tiene entre sus objetivos: • Apoyar la planificación, organización y desarrollo conjunto de capacidades de transporte, recepción, almacenamiento, distribución y comercialización de hidrocarburos, a través de un suministro directo, seguro y confiable para los países caribeños y centroamericanos, con el fin de impulsar su desarrollo sustentable. • Promover proyectos de infraestructura que coadyuven al manejo soberano de la energía en el Caribe y Centroamérica, en función del bienestar colectivo y mejora de la calidad de vida de los pueblos. • Coordinar la ejecución de proyectos sociales en los países miembros, con el financiamiento del Fondo Alba Caribe. • Impulsar la cooperación tecnológica, capacitación técnica y actividades relacionadas con el ahorro de energía eléctrica y la utilización de fuentes alternativas, para impulsar el uso más limpio, racional y eficiente de las energías convencionales y renovables. • Materializar la realización de contratos de suministro, constitución de Empresas Mixtas y demás actividades operativas asociadas a la ejecución del Acuerdo Petrocaribe. • Coordinar el transporte requerido para el cumplimiento de los compromisos contraídos, a través de PDV Marina y/o Transalba, compañía naviera que apoya la operatividad de Petrocaribe. Fuente: Gobierno Bolivariano de Venezuela, Petróles de Venezuela S. A. Edición electrónica http://www.pdvsa.com

El Acuerdo de cooperación energética es en sí un acuerdo básico de cooperación financiera y plantea mecanismos para hacer efectiva dicha cooperación, términos que se concretan en los conveníos específicos bilaterales, sobre la base de las siguiente es pautas generales: Adicionalmente a los beneficios establecidos en el Acuerdo de San José y en el Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas, la República Bolivariana de Venezuela extenderá facilidades a los países del Caribe de menor desarrollo relativo, sobre la base de las cuotas que se establezcan bilateralmente.

3

. Acuerdo de cooperación energética de PETROCARIBE, Punto III, Aspectos Operativos.

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

Petrocaribe también incluye la creación de PDVCARIBE como filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), la cual se constituye en el ente operativo de enlace entre Venezuela y los países signatarios del Acuerdo de Cooperación Energética. La misma fue instituida como parte del sistema en la III cumbre, y tiene el propósito de generar una infraestructura que permita contar con capacidad de transporte para cubrir los compromisos de suministros surgidos del Acuerdo, constituyéndose en una instancia que garantiza la relación directa, sin intermediación, en el suministro, con los países signatarios, con lo que se estaría generando un ahorro adicional para éstos. PDVCARIBE tiene también la responsabilidad de organizar una red logística de buques, capacidades de almacenaje y terminales, incluyendo, cuando sea posible, capacidad de refinación y distribución de combustibles y productos, así como la adopción de planes de formación destinados a fortalecer las capacidades profesionales y a promover el uso más limpio y racional de la energía convencional, su empleo eficiente y el de las energías renovables.3 La operativización de la filial a partir del contenido del Acuerdo y otras resoluciones relacionadas se condensa en los objetivos de la empresa, que tiene ahora también la función de coordinar la ejecución de proyectos sociales en los países miembros, con el financiamiento del Fondo Alba Caribe (ver recuadro)

El Acuerdo modificado por resolución 04.03-05 adoptada en la 5ª. Cumbre Extraordinaria, incluye un período de gracia sobre la compra venta de petróleo que puede variar entre uno y dos años, financiamiento de corto plazo de 30 a 90 días y pago diferido de acuerdo con el Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas igual a 17 años, incluyendo los dos años de gracia mencionados cuando el precio del barril se mantenga por debajo de los US$ 40.0, y de 25 años cuando el precio del mismo exceda los US$ 40.0, caso en el que la tasa de interés será de 1%. El Acuerdo también considera que por concepto de pago diferido Venezuela podrá aceptar bienes y/o servicios, entre los que se mencionan productos como el azúcar y el banano.

Cuadro No. 1 Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe
Tabla de financiamiento a largo plazo Precio > = 15 dólares por barril > = 20 dólares por barril > = 22 dólares el barril > = 24 dólares por barril > = 30 dólares por barril > = 40 dólares por barril > = 50 dólares por barril > = 80 dólares por barril > = 100 dólares por barril > = 150 dólares por barril Porcentaje a financiar 5 10 15 20 25 30 40 50 60 70

Asimismo se establece que la iniciativa promoverá Fuente: Acuerdo de Cooperación Energética junto con los acuerdos de suministro, programas Petrocaribe y Resoluciones 04.03-05 de la 5ª Cumbre de ahorro de energía, para lo cual Petrocaribe Extraordinaria de Jefes de Estado y Gobierno de Petrocaribe. “puede gestionar créditos e intercambiar tecnologías para que los países beneficiados desarrollen programas y sistemas altamente eficientes en términos de consumo energético, así como otros medios que permitan reducir el consumo de energía y ampliar la prestación del servicio.” Pero Petrocaribe como instancia regional para la coordinación de políticas energéticas, puede por acuerdo de sus integrantes ampliar sus estructuras. Así, durante la Segunda cumbre extraordinaria realizada entre el 12 y 13 de julio de 2008 decidió crear el Consejo de Ministros de Agricultura, cuyos miembros se reunieron por primera vez el 30 de agosto en Honduras y crearon un Fondo Petrolero para la producción de alimentos de US$ 450.0 millones que se integrará 50 centavos de dólar por cada barril de petróleo con un precio superior a US$ 100.0 que Venezuela exporte dentro del marco del Acuerdo de Cooperación Energética, el cual estará “destinado a financiar proyectos de producción agrícola de innovación agropecuaria en los países miembros, como estrategia para enfrentar la crisis alimentaria producto de la especulación y medidas proteccionistas como subsidios de los países desarrollados, el uso de alimentos como combustibles y los altos costos de los insumos esenciales, para impulsar el desarrollo rural integral, la producción sustentable de alimentos y su distribución e intercambio bajo los principios de la solidaridad, complementariedad, cooperación, justicia social, reciprocidad y equidad.”

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

Para el financiamiento de largo plazo se establece una tabla sobre el porcentaje de las conpra-ventas de petróleo que serán financiadas por el gobierno de Venezuela de acuerdo con las variaciones del precio internacional del petróleo.

El Consejo de Ministros de Agricultura también creó la Secretaría Técnica Ejecutiva, la cual tendrá su sede en Venezuela, país que asumirá la presidencia de la misma, y “tendrá como objeto diseñar y poner en funcionamiento los mecanismos de participación en la iniciativa PETROALIMENTOS y presentar una propuesta de instancia regional, que construya la nueva Agenda Agrícola de la región”. 3. La instancia política “alternativa”:

Al instituirse bajo las directrices del gobierno de Hugo Chávez, Petrocaribe se caracteriza también por ser una instancia política, cuyos planteamientos y discurso difieren de los ordinariamente propuestos en el contexto neoliberal, los cuales quedan plasmados en sus declaraciones y propuestas. En este sentido el Acuerdo de Cooperación Energética suscrito por más de 16 mandatarios de Centroamérica y El Caribe no deja lugar a dudas sobre la orientación político-económica de proyecto, y en su parte introductoria explícita: “Hemos tomado en cuenta que en el contexto del orden económico internacional injusto, heredado del colonialismo y el imperialismo, e impuesto por los países desarrollados y ricos, la actual coyuntura energética mundial, caracterizada por el enorme despilfarro de las sociedades consumistas, la disminución de las capacidades disponibles de producción y la especulación, que traducen en el incremento de los precios de los hidrocarburos, afecta negativamente y de manera creciente el desempeño económico, así como la situación social de los países del Caribe. En la mayoría de los casos las exportaciones de estos países se ven aún más afectadas por la caída de os precios de sus productos agrícolas, como es el caso del azúcar, el banano y otros.”. Asimismo, la Declaración de la IV cumbre de Petrocaribe realizada en Cienfuegos, Cuba, expresa en su parte introductoria: “Subrayando las nefastas consecuencias del desigual orden económico internacional que, entre otros aspectos, tiene un impacto negativo en los precios de los productos básicos, incluidos los hidrocarburos, y resaltando del deber de proteger a los países en vías de desarrollo del daño que provoca el encarecimiento de los combustibles….”. De igual forma en la Declaración de V cumbre, los 15 mandatarios de Centroamérica y el Caribe que la suscribieron, respecto al crecimiento de los precios del petróleo manifiestan: “(decidimos:) Expresar nuestra preocupación en relación a la excesiva especulación y la falta de regulación en los mercados de contrato a Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

En esa primera reunión, los ministros de agricultura suscribieron la “Declaración ministerial de Tegucigalpa para la agricultura y el desarrollo del medio rural de los países miembros de Petrocaribe”, en la cual además del fondo de alimentos los ministros proponen establecer una Agenda de prioridades para la agricultura y la vida rural, y mencionan entre las área prioritarias de dicha agenda las siguientes: a) Desarrollar un banco de insumos y una red de servicios de apoyo para la agricultura y el medio rural; b) Promover proyectos de inversión e infraestructura, seguridad social, equipamiento productivo y adquisición de maquinaria y equipo; c) Impulsar sistemas de distribución e intercambio de productos agrícolas de los países y las capacidades de conexión campo ciudad, para potenciar la complementariedad en el sector agrícola de los países miembro; d) desarrollar capacidades de inversión en la agricultura, estableciendo mecanismos apropiados para el financiamiento rural y la gestión de riesgos.

Adicionalmente, los proyectos surgidos de Petrocaribe promueven la creación de empresas mixtas, procesos para eliminar los intermediarios existentes en el mercado petrolero, así como la creación de fondos constituidos a partir de la producción y comercialización del petróleo, destinados a proyectos y programas de naturaleza social. Petrocaribe promueve también la ampliación de la infraestructura y servicios de las empresas estatales y la diversificación de su producción y componentes, y por tanto, procesos de estatización y/o de participación del estado en empresas productivas. 4. Implicaciones del convenio para Guatemala

Guatemala por el momento el último país que se ha sumado a la iniciativa de Petrocaribe. En declaración del 13 de julio de 2008 el Presidente de Guatemala, Alvaro Colom, inició el proceso para la incorporación del país a Petrocaribe. En el último párrafo, la declaración expresa: “Convencidos de que la integración basada en los principios del Acuerdo de Cooperación Energética constituye una alternativa viable para que nuestros pueblos puedan alcanzar el desarrollo con justicia social, preservando su independencia, soberanía e identidad, declaro en nombre de la República de Guatemala nuestra voluntad política de incorporarnos al Acuerdo de de Cooperación Energética de Petrocaribe.”4 Para el efecto el Ministerio de Finanzas Públicas trabaja actualmente en los términos del convenio que deberá enviar para su aprobación al Congreso de la República. Este por supuesto implica acceder a los beneficios del Acuerdo de Cooperación Energética descritos anteriormente. Según lo expresado por el Gobierno de Guatemala su suscripción implica también: a) diversificar y asegurar las fuentes de abastecimiento, b) la realización de inversiones por la liberación de recursos provenientes de la parte financiada de la factura petrolera; c) el pago de la misma por medio de productos agrícolas y no agrícolas; d) participación en la entrega de 100,000 toneladas de urea al año a los países miembros, con 40% de descuento sobre el precio internacional y un año de crédito; e) US$ 40 millones para la construcción de un hospital pediátrico, con capacidad para 250 niños en la periferia de la Ciudad de Guatemala ; f) US$ 30 millones a Banrural para apoyo a microcréditos; g) impulso al gaseoducto centroamericano; h) apoyo a la instalación de una refinería; i) incorporación si así lo desea a la explotación de petróleo en la franja del Orinoco; j) cambio de lámparas incandescentes domiciliares y de alumbrado público por lámparas ahorradoras. Para no afectar la estabilidad macroeconómica con la inyección de una masa monetaria que
4

. Declaración de Incorporación del Gobierno de Guatemala al Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe, Pg. 2. Maracaibo, Venezuela, 13 de julio de 2008.

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

futuro, lo cual constituye una de las causas principales de la exacerbación de los precios del petróleo. En este sentido, exhortamos a las autoridades regulatorias de los mercados de contratos a futuro, lo cual constituye una de las causas principales de la exacerbación de los precios del petróleo. En este sentido, exhortamos a las autoridades regulatorias de los mercados de contratos a futuro de las bolsas de valores de Nueva York y Londres a tomar las medidas necesarias para lograr la eliminación del factor especulativo de los precios internacionales del petróleo.”

La firma del Acuerdo de Cooperación Energética incluye el compromiso de Venezuela de abastecer al país con 20,000 barriles diarios de diesel o bunker al precio de mercado internacional, lo cual representa aproximadamente el 70% de las importaciones nacionales de esos combustibles y la cuarta parte de las importaciones totales de productos petroleros, provenientes principalmente de Estados Unidos y América Latina y comercializados en el país por las compañías Shell, Texaco, ESSO, Quetzal (abastecida por Ecopetróleos de Colombia) y Puma entre otras. Es de hacer notar que la importación de productos petroleros desde Venezuela sólo representó en 2006 el 3% del total importado, y en 2007 no aparece entre los principales abastecedores del mercado nacional (ver Cuadro No. 2).

Cuadro No. 2 Importaciones de productos petroleros En miles de barriles Año 2007
País Antillas Argentina Bahamas Brasil Chile Corea Ecuador México Noruega Panamá Perú Puerto Rico Singapur Taiwan Estados Unidos Otros TOTAL Volúmen 4,413,266 1,371,181 1,211,216 1,079,185 2,128,697 984,363 2,557,441 942,786 1,063,176 925,673 1,317,414 1,223,761 1,164,235 988,180 6,926,543 1,640,171 29,937,288 % 14.7 4.6 4.0 3.6 7.1 3.3 8.5 3.1 3.6 3.1 4.4 4.1 3.9 3.3 23.1 5.5 100.0

La adopción del Acuerdo deja también beneficios a los empresarios privados derivados del financiamiento de corto plazo de entre 30 y 90 días, términos que pueden atraer más inversiones al sector, sin embargo, propia con base en información dadas las características de abastecimiento Fuente: Elaboración y Minas (MEM), Dirección General del Ministerio de Energía de actual, la adopción del Acuerdo Energético Hidrocarburos, Departamento de análisis económico, Petrocaribe supondría el desplazamiento Estadísticas de Hidrocarburos 2007, Pg. 5. Guatemala, 2007. paulatino de quienes proveen los productos petroleros a los empresarios privados que distribuyen en el país, así como la creación de una infraestructura estatal, privada o mixta, para el almacenamiento y abastecimiento de los combustibles y la apertura de nuevos negocios. En ese sentido parece que la concreción de un acuerdo con Venezuela sólo avanzará lentamente, y dependerá de los esfuerzos del gobierno y de la voluntad política para negociar con los distribuidores locales y/o para generar empresas mixtas. Sin embargo, en el supuesto de que fuera posible implementar sin dificultades el Acuerdo Energético, la importación de 20,000 barriles diarios, 10,000 de bunker y 10,000 de diesel, por ejemplo, a los precios internacionales actuales (US$2.84 y US$ 1.96 por galón Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

incrementaría la inflación, el gobierno se propone k) utilizar el 30% del financiamiento para el pago de deuda más cara; l) invertir en bienes importados para solucionar los problemas sociales o de servicios públicos, cambiando la matriz de transporte del país con la inversión en transporte ferroviario, el metro o transmetro en la Ciudad de Guatemala y buses para las cabeceras departamentales; m) proyectos de salud, educación y seguridad; n) proyectos de cooperativas, para la generación de empleo; y ñ) fondos para prevención de desastres.

Los beneficios del Acuerdo básicamente son de dos tipos: el político, en tanto fortalece la adopción de mecanismos económicos alternativos a la mirada y soluciones neoliberales respecto a la problemática energética; y el económico, que se traduce en garantías para el abastecimiento futuro, y el abaratamiento de la deuda externa, y la inversión en proyectos de asistencia social, a lo que hay que agregar una reconversión de los acreedores que resta espacio a la influencia de organismos financieros como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se trata en este sentido de un proceso interesante, especialmente porque llega en medio de una nueva crisis financiera internacional provocada por el mal manejo de la economía estadounidense. 5. Las reacciones en torno a lo político

Como es natural, en el plano político, surgieron primero las voces de descontento. La conservadora Cámara del Agro, como bien lo dijeron algunas agencias noticiosas, salió al paso de cualquier cambio que amenace el status quo de sus integrantes, con un discurso que tras el rechazo a la Revolución Bolivariana, claramente oculta la defensa de aquellos intereses que históricamente se construyeron en torno a la concentración de la tierra en nuestro país. Para nadie, dice la CAMAGRO, “es un secreto las intenciones expansionistas de la mal llamada Revolución Bolivariana, que impulsa el régimen autoritario de Chávez” (…) “rechazamos categóricamente cualquier acuerdo que comprometa a Guatemala con regímenes que limiten a sus ciudadanos de los derechos básicos de libertad de expresión, de asociación, locomoción, de empresa y del derecho de la propiedad”. El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales e Industriales (CACIF), del cual la CAMAGRO forma parte, fue sin embargo más reflexivo, pronunciándose, primero, en torno a la necesidad diseñar una estrategia que garantice el suministro de los combustibles que Guatemala necesita, llamando al gobierno a asegurar esta nueva fuente de Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

respectivamente) significaría para el gobierno recursos disponibles anuales por un monto de aproximadamente US$ 405.8 millones, unos Q. 3,032.2 millones al tipo de cambio promedio, equivalentes al 50 y 60% de la factura petrolera por las compras hechas a Venezuela dentro del Acuerdo. Cifras que evidencian claramente el carácter financiero y político de éste, y la paradoja existente en torno al mismo, por cuanto supone una ampliación del crédito para los gobiernos en la medida que se amplía el precio del barril de crudo, lo cual no beneficia directamente a los consumidores, pero puede convenir a los gobiernos agobiados por la crisis económica y el lento crecimiento de los ingresos tributarios, inhibiendo las acciones orientadas a buscar mecanismos que permitan la reducción del precio internacional de los combustibles. La cuestión estriba en que la estrategia política inmersa en Petrocaribe no va en el camino de aliviar la crisis fuera de las relaciones de mercado que inducen el crecimiento de los precios del crudo, sino por el contrario, aprovecha la crisis y el potencial petrolífero de Venezuela, que como miembro de la OPEP, claramente incide en el incremento de los precios del crudo, para ofrecer una solución a los gobiernos más no a los consumidores directamente quienes deberán seguir pagando los precios de mercado y la deuda externa del país.

Es de hacer notar que la preocupación del CACIF se relaciona, en primer término, con la defensa de los negocios de sus agremiados, en segunda instancia, con la estabilidad macroeconómica, y por último, con el carácter político-ideológico de Petrocaribe. Aquí sin embargo, incurre en el doble discurso, se pronuncia a favor de la soberanía, pero a la vez alude a las buenas relaciones de Guatemala con su principal socio comercial, Estados Unidos, relaciones que han supuesto históricamente concesiones políticas y económicas incuestionables que han orientado al país la adopción de medidas, posturas políticas, acuerdos e intervenciones que socaban permanentemente la soberanía en función de los intereses de aquel. En sentido contrario se manifestó la Federación Sindical de Trabajadores de la Silvicultura, Madera, Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala – FESITRASMMAR -, (miembro activo de la Coordinadora Nacional Sindical y Popular –CNSP- y de la Internacional de la Construcción y la Madera - ICM-), la Alianza Campesina, el Frente Campesino del Sur y el Frente Campesino Maya Norte (afiliados a la Unión General de Trabajadores –UGT de España y a la Confederación Sindical Internacional –CSI-), quien en un comunicado se pronunció dando su respaldo irrestricto a la inclusión de Guatemala en Petrocaribe. Otras voces provienen de los campesinos centroamericanos que ven en la iniciativa un espacio para pronunciarse, demandar e involucrarse a la solución de la problemática agraria. En este sentido Vía Campesina Centroamérica, que aglutina pequeños y medianos productores, y miembros de organizaciones de campesinos e indígenas de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, quien al respaldar la V reunión jefes de Estado de Petrocaribe, señala: “Las políticas neoliberales han llevado a los gobiernos al desmantelamiento de todas las infraestructuras y políticas nacionales para el apoyo a la producción campesina y se han dedicado a la promoción de productos de agroexportación en detrimento de la producción de alimentos profundizando hoy la crisis
5

. CACIF, Posicionamiento del Sector Empresarial Organizado con relación a la adhesión de Guatemala a Petrocaribe, Prensa Libre pg. 31. Guatemala, 23 de Julio de 2008.

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

energía, pero “sin comprometer los contratos, mecanismos de abastecimiento, compromisos y sistemas con los que opera el mercado de combustible actualmente en el país”; a lo que agrega que los recursos provenientes de la parte financiada de la factura petrolera, “tengan un límite razonable, sean incluidos en el presupuesto para el control del déficit fiscal y de su impacto antiinflacionario; estén sujetos a controles y mecanismos de transparencia que aseguren su correcta utilización, que su destino y beneficiarios estén claramente identificados y sean priorizados de acuerdo a las necesidades del país, (tomando) en cuenta satisfacer primeramente el pago de la deuda”.5 Finalmente el CACIF, muestra su preocupación por el aspecto político, indicando “es fundamental que el Gobierno de la República ofrezca las garantías necesarias para que la adhesión a Petrocaribe no genere compromisos políticos que pongan en riesgo la soberanía nacional ni las buenas relaciones de Guatemala con la comunidad internacional en general con nuestros principales socios comerciales.”

Hay entonces en los detractores del proyecto el temor de que la adopción del Acuerdo energético incida en la política económica, y en los intereses creados en torno a la apertura comercial y, en los simpatizantes, la conciencia de que Petrocaribe constituye un espacio político alternativo que abre la puerta a otras expresiones y planteamientos que no son escuchados ni tomados en cuenta en la estructura político-institucional creada a la sombra de la expansión del capital transnacional y la concentración de la riqueza en el contexto neoliberal. BIBLIOGRAFÍA 1. Consejo Ministerial, Estatutos de Petrocaribe. Septiembre 5 de 2005. 2. Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas Venezuela-Guatemala. 3. Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe. Ciudad Puerto la Cruz, República Bolivariana de Venezuela, 29 de Junio de 2005. 4. CACIF, Posicionamiento del Sector Empresarial Organizado con relación a la adhesión de Guatemala a Petrocaribe, Prensa Libre pg. 31. Guatemala, 23 de Julio de 2008. 5. Comunicado de la Segunda Cumbre de Petrocaribe. Montego Bay, Jamaica, 6 de septiembre de 2005. 6. Comunicado de Vía Campesina, Declaración pública Apoyamos iniciativa de PETROCARIBE de apoyar producción agroalimentaria. Honduras, 29 de julio de 2008. 7. Declaración de la III Cumbre de Extraordinaria de Petrocaribe. 8. Declaración de la IV Cumbre Extraordinaria de Petrocaribe. Cienfuegos, Cuba, 21 de diciembre de 2007. 9. Declaración de la V Cumbre Extraordinaria de Petrocaribe. Maracaibo, Venezuela, 13 de julio de 2008. 10. Declaración de Incorporación del Gobierno de Guatemala al Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe. Maracaibo, Venezuela, 13 de julio de 2008.
6

. Suscriben el comunicado COCOCH, CHMC, CNOC, CUC, CONIC, CONAVIGUA, ANTA, CNTC, ATC, MAF, UPA-Nacional, MNC, UNAG, BAPO y APEMEP.

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

alimentaria, el calentamiento global, la pobreza, migración y la desarticulación de la economía campesina.” Situación ante la cual demandan: 1) Integrar a la Vía Campesina y sus referentes nacionales como miembros efectivos para el desarrollo de la agricultura y de los programas de desarrollo rural que impulse el consejo de Ministros de PETROCARIBE; b) complementar las habilitaciones de procesos, asociativos, de pequeños y medianos productores agroalimentarios, incluyendo a las mujeres en igualdad de derechos; c); fomentar nuevos circuitos de la industria agroalimentaria para la articulación de la economía popular y solidaria de aquellos productores y consumidores tradicionalmente marginados, cuyo acceso a los créditos, medios para la producción y cadenas de valor no han estado en la representación ejecutiva de las políticas públicas; d) Apoyar los procesos de legalización, titulación y acceso a nuevos beneficiarios de la Reforma Agraria, que provea de tierra a aquellos productores agrícolas, que en este momento no tienen estos recursos para producir.”6

Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales | IIES - USAC

1

11. Declaración ministerial de Tegucigalpa para la agricultura y el desarrollo del medio rural de los países miembros de Petrocaribe. 12. Ministerio de Energía y Minas (MEM), Dirección General de Hidrocarburos, Departamento de análisis económico, Estadísticas de Hidrocarburos 2007. Guatemala, 2007. 13. Resoluciones 04.03-05 de la V Cumbre Extraordinaria de Petrocaribe. Maracaibo, Venezuela, 13 de Julio de 2008.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful