ANTROPOLOGÍA ANTES DE LA CRISIS DE LA RETRIBUCIÓN

1. Creencias en la vida después de Ia muerte en otras culturas y religiones En muchas culturas antiguas, y después hasta tiempos muy posteriores, ha sido tipo de objetos domésticos que corriente enterrar junto con los difuntos

el

supuestam:ente podían necesitar. Son comunes los adornos, los amuletos, los artículos de tocador y cosas parecidas. Los ricos podían encontrarse acompañados por animales

y esclavos, y a veces incluso esposas, sacrificados para hacerles compañía y atender a sus necesidades en el otro mundo. A lo largo y ancho del mundo antiguo, con el cadáver se podían entenar toda clase de objetos; en Maltón (Yorkshire) se encontró la tumba de un níño pequeño que contenía un oso de azabache en miniatura, probablemente un juguete. La conservación Jísica más elaborada que implicaba la momificación iba acompañada, en el antiguo Egipto, por tumbas que eran efectivamente sucedáneos del hogar, que contenían todo cuanto se podía necesitqr para llevar una vida moderadamente plena. (Wnght, p.78-80)
La nigromancia -la comunicación con los difuntos- tíene, asimismo, una historia larga y abigarrada. La mayoría de las culturas, y la mayoría de los períodos históricos, ofrecen relatos acerca de personas vivas que establecen contacto con los difuntos, o incluso acerca de difuntos que toman la inicicttiva y se aparecen espontáneamente a los vivos. (...) Está claro que, en el mundo grecorromano, la gente corriente pensaba que de vez en cuando cabía ver espectros, espíritus o visiones de gente muerta. Incluso era posible provocar tales encuentros (Wright, 100ss).

Nihilismo griego Mientras que los griegos mas primítivos (Homero) habían sostenido de una u otra forma la pervívencia del hombre. Los epicúreos negaron tal pervivencia. Su concepción materia y Ia creencia de la composición por átomos de las almas, les dio pie para formular (a idea de) la descomposición de las mismas en la muerte y con ello de la desaparíción del hombre (Wright, 66).
2.

3. Silencio bíblico "La esperanza de los autores bíblicos, que erafuerte y constante, no se centraba en el destino de los seres humanos después de la muerte, sino en el destino de Israel y su tierra prometida. La nación y la tierra del mundo presente eran mucho más importantes que lo que pudiese ocurrirle al individuo más allá de la tumbd' (Wright, r43).
4. Dos esquenas antropológicos (Antes de la crisis de la

retúbución)

Podemos diferencia¡ dos esquemas anhopológicos sobre la base de los cuales los israelitas reflexionaban sobre el ser o constitución del hombre.
a) Monismo antropológico (primer esquema) El primer esquema se desarrollaba sobre t¡es conceptos básicos que ayrdaban a

comprender 1a constitución o ser del hombre: basar, nephes y ruah (came, alma, espíritu). Eran conceptos con los que se referían ai ho¡nbre como ser viviente. Más que una reflexión sobre e1 ser del hombre era una aproximación descriptivo'fenomenológica de1 mismo. Esto se descubre con facilidad cuando se investiga el sentido y uso de estos términos en el AT. Recogemos presentación de los mismos hecha por J.A. Sayés. - Basa¡

en Ia dimensión de debilidad y fragilidad. sería incorrecto atibuir un significado filosóJico al espíritu del que habla el Antiguo TestamentoD. 5. es la fuerza vital que proviene de Dios y que hace del polvo un ser viviente (nefesh). 104. este se convirtió en ser viviente (Gn 2' 7. I1) tiene una especíal vínculación con nefesh -Ruah El término de ruah signiJica originaríamente soplo. 29 ss). al designar ql hombte. el desaliento' el ánimo. Después de la muerte. testamento. 101 viene referido a la carne en los animales. de la fuerza vital que solo puede venir del Dios de la vida. Jb 12. 29 ss. 39. 3. más particularmente. la virtud que procede de Dios y que intertiene poderosamente en la historia del pueblo de la Alianza. signifca la carne de cualquier ser vivo. ha sido usqdo en Israel para hablar del soplo de vida. la vinculación a la familia o a toda la humanidad. Ez 37. 8-10): cuando Yahvé insufló en el hombre el alíento de vida. Sal 104' 29 ss). desígna a todo él (y no una parte) en cuanto viviente. 11) lo mismo que el corazón y el alma. potque las emociones vivas actúan en los órganos de la respiración. 10-14. el cuerpo vuelve al polvo de donde vino y el aliento de vida vuelve a Dios que lo insufló (Sal 104. del pensamiento y de la voluntad (Ex 35' 21. Pero frecuentemente el término basar se refiere al hombre (no a una parte del hombre). 7s 19. No es alma. aliento y. 15-22. 600 veces ha sido traducido por psyché en los LXX. al individuo en cuanto que es vivo y puede traducirse por persona. que es el órgano de respiración (Sal 69' 2) y pasa. de modo que frecuenÍemente puede funcionar como pronombre personal (Sal 103. El hombre es nefesh en cuanto polvo al que Dios ha insuflado el aliento de vida. señalando el aspecto sensible del mismo (Sal 56. no indica un elemento espírítual distinto de la carne. Y a veces el ruah es la sede del sentim¡ento. que para los hebreos se vincula a la vida Aa vida reside en la sangre: Lv 17. 104' l)' Siendo el aspecto de vida la clave del término nefesh. Testamento. y el Sal 78. De ellas.12) y puede equivaler al pronombre personal Q'{m 8. 5. en el Antiguo Testamento. fuerza que . 3). Pero también ruah desígna. pero en culnto a su dimensión sensible En muchos casos. 49. <Sin embargo' dice Van Imschoot. 6. que afirma que la carne es tan eJímera como la hierba del campo.29. Se considera el aliento como el principio de Ia vída (Gn 6' l7. de modo que la expresión Kol basar (toda carne) equivale a todos los hombres (h 40. como vernos en el relato del Génesis (Gn 2. Jb 34. a desígnar la respiración humana o el aliento.2 Basar es un término que aparece 273 veces en el A. viento. Por ello. Significa. la tristeza. 29 ss). la sangre. 7). uiene a slgriificar Lt ho*bri entero. por ello. donde se afirma que la carne es un soplo que se t)a y no vuelve. entonces. 7). La vida comienza con el soplo de la vida (Ez 37. por el cual va tomando el sentido de principio vítal común a hombres y animales Llega a designar. 14 ss). Se refería a Ia garganta. al hombre. no se aplica nunca a Yahvé' al revés de lo aue ocurre con el ténnino de ne-fesh -Nephes Et término de nefesh. Jr 51. Justamente. como en Is 40. por ello. la inquietud. 1. El hombre vive mientras el aliento de vida está en sus narices (Jb 34' 14 ss. 7. De las 755 veces que apqrece en el A. por tanto' al ser riviente en general y. Pero Ruah se emplea también para designar diversos lspectos del apetito irascible como la ira (Je 8. sea hombre o animal Sisnifica el ser vivo. En principio. tanto del hombre como del animal. Jer 34' 14 ss. que en la Biblia de los I'XX ha sido traducido frecuentemente por psyché (alma). Basar puede significar el parentesco. Sal 104. 10). 26.

Como hicimos anteriormente. alm4 espíritu.17s. b) Refaim y Sheol (segundo esquema) Comenzamos con una cita toma de r¡no de los autores que mejor a estudiado este doble esquema antropológico del puebio de Israel. en el que la propia singularidad no es. echados en el polvo. no basado sobre los términos arriba descritos.3) es el espíritu que viene sobre el hombre para que ejecute los designios de Dios. Este esquema antropológico refe¡ido al hombre vivo no dej aba casi resquicios para hablar del hombre tras la muerte. no conocen lo que sucede en la tierra (Job 14. La unidad que se percibía en e1 hombre (con su pluralidad de dimensiones) se perdía de vista tras la muerte. los refaim. Ciertamente. Homero). Esto no quiere decir que Israel no reflexionase en absoluto sobre el hombre más al1á de la muerte. Pozo: "Un dato que es aceptado por todos de las creencias primitivas del AT es que la visión del hombre yivo era unitaria" . donde Ia psiche (alma) no era sino expresión de un aspecto de1 hombre-uno (cf. esta reflexión fue muy parca y dejaba muchas cuestiones abiertas acerca del destino de1 hombre más allá de esta vida. sin diferencia. Como sombras. También en el mundo griego se dio una etapa primitiva en la que hombre e¡a definido de una forma r¡nita¡ia parecida a como se describía en el primitivo Israel. hay ya en los hebreos primitivos otro esquema de mucha mayor importanci(i teológica (Pozo. Só1o con ei tiempo se llegó en ei mundo griego a una definición dual del hombre. sin fisura. 17. Esta reflexión se llevó a cabo con a1'rlda de otro esquema antropológico. si. e1 padre Pozo. subrayada. Qozo.16. procede de la raíz rafa.42) Todos los autores coinciden que pese a la fácil asociación de estos conceptos con una antropología de tipo dual (cuerpo-alma).2lss). como es probable. Os 8. Este esquema viene marcado por el uso y sentido de dos términos: Sheol y Refaim.200). 797) Por tanto. Los profetas son los hombre's del espíritu. 18. Pasamos a estudiarlos. 7¡ (Sayés. ser débil. sino sobre ot¡os nuevos. Po¡ ejemplo C. es decir.18. en modo alguno. 199). normalmente al menos. El muerto quedaba escondido para ios ojos y sentidos de1 hombre. Job 3. en el primitivo Israel no se daba este tipo de dife¡enciación en la concepción del hombre vivo.J ejecuta las marovillas de Dios por mano de los hombres de espíritu como es el don de profecía ${m 24. Nah j.13. e incapaz por ello de explicar una escatología de supemivencia (decimos supervivencia y no resurrección). No se podía hablar del hombre en ninguna de estas manifestaciones (fenómenos): came. sin posible división. el que la palabra siempre se use en plural es indicativa de un cierto anonimato. en cuanto poseedores de un carisma distinguido Qtlm 27. Más importante aún es que no alaban a Dios (Is 38. en primer lugar presentaremos e1 sentido y uso que de éstos se hace en el AT. 2) En este sentido es una fuerza sobrenatural y prodisiosa (s 31. podemos decir que en Israel existía¡ tres términos para referirse al hombre vivo y los tres se refe¡ían al hombre en su conjunto. Todos ellos prácticamente era¡ sinónimos de ser viviente.1B) y. No sólo el prirnitivo Israel tenía una concepción monista del hombre. Sal . antes de la crisis de la retribución. están como dormidos (cf. Si el esquema que se aplica al hombre vivo es fuertemente unitario. lánguido Por otra parte. así lo apunta e1 Padre Pozo lcf. -Refaim El hombre tras la muerte era denominado "Refaim": Ya la misma etimología de refaim es muy sígnificativa.

19. y mi vida está al borde del abismo. (. echado a una zona donde la cornunicación es imposible. 205) El tipo mínimo de "vida" que las sombras tenían en el Seol. ¿Harás maravillas a favor de los muertos? ¿Se alzarán las sombras para darte gracias? ¿Se proclamaró tu qmor en la tumba o tu fidelidad en el reino de la muerte? ¿Se conocen en las tinieblas tus maravillas. donde lleva una qcistencid vacía como una sombra. Eclo 17.4-8. las regiones profundas.10. En conexión con el anonimato de los refaim y su estado de dormición. 30[29]. No es otra forma de vida real. como los que yacen en la tumba.. porque han sído arrancados de tu mano. y están "dormidos". es un mundo oscuro y lúgubre. ni los que bajan al silencio Sal 115'17. con que yo baje a la tumba? ¿Te dard gracías el polvo o pregonará tu fidelidad? 9 Sal 30. cerca de la nada Qlrright 133).Sheol Seol: Reino de la muerte. Los muertos ya no alaban a YIIIí¡H. resulta de todo punto imposible el conformarse sencillamente con la muerte como si de algo natural se tratara. ¿gué ganas con mi muerte. pues. gusanos lombrices y demás. la realidadJísica de la sepultura -piedras.10. . que. El muerto baja al sheol. Estas expresiones casi intercambiables denotan un lugar de tinieblas y desesperación. el país del olvido. me cuentan yq. un no vivir ya (Ratzinger. en Sal I 6. La profundidad de esa vaciedad qparece en loda su amplitud en el hecho de que Yahveh no se encuentra allí. se aproximaba más al sueño que a cualquier otra cosa conocida por los vivos. 84-85) Fijándose más en este no-ser. En él no sucede gran cosa. Porque estoy harto de calamidades.11-13. no hay inilicación alguna de que eslén disfrutando. Ia sepultura. un cierlo ser-todovía y. 6. y de donde se retira la presencia de YHll¡H mismo. 132s) . Con todo. me he convertido en un hombre sin fuerzas. en este estadio primitivo. de los que tú ya no te acuerdas. no es la nada total. sino también al valor cultual del cuerpo. 88[87J.) su condíción normal era estar dormidos. La muerte es. del lugar de la vida. de que allí no se le alaba: tampoco respecto de él se da allí comunicqción cbsolutamente alguna. (Wright.) donde se aprecia una fluidez de pensamienlo entre el Seol como morada mítica de las sombras.. un lugar donde ya no se puede disfrular la vida. La oscurídad. pero para todos los efectos estaban. La rnisma terminología p. cf. . Me has echado en lo hondo de la Fosa. sin ernbargo..6. por lo que se le considera como temeroso y peligroso. un mundo alternativo donde las cosas continúen normalmente (Wright.Apofiamos algunos textos que ilustran estas definiciones: Pues los muertos ya no se acuerdan de ti. y en el Seol. está separado del lugar de los vivientes. por decirlo así. prisión que jamás acaba. o en la sepultura. Los que han ído allí son "los muertos".. lo que quizas implica no sólo una alusión al estado de sueño. de una idea de retribución en el sheol. se comprende también la carencia. en las tinieblas más profundas. rephaim. No eran completamente inexístentes. Es una tierra yerma: un lugar polvoriento al cual regresan las criaturas hechas de polvo. son "sombras".¿. zona que es destrucción de vida precisamente por la carencia de relaciones. (Pozo. sin el cual diJícilmente concebiría un judío primitívo que se pueda dar culto de alabanza a Dios.llss.por otra. o tu salvación en el país del olvido? Sal 88. es ser y no-ser o un tiempo. por un lado.. la Fosa. ¿quién te alabará? Sal 6. Puede aparecerce. Polvo eres y en polvo te convertirás 'Gn3. Como en Homero.6s.. 130ss) Hay textos (. por ofra parte.22s). enfre los que bajan a la Fosa.ej. me oprimes con tu furor. tu ira pesd sobre mí. Tengo tni lecho entre los muertos.10.

Al hombre se Ie excluye del círculo de amigos. se mira la muerle como la eslera que se introduce en la vida del hombrc. pone al descabierto su rozón y contenido espiritual mas profundo.. eI aisl&miento. si hubiese rnuerto al nacer] dormíría tranquilo y descansaría en paz. porque este pueblo ha sido especialmente brutal. como en Isaías 14. de la comunidad que alabq a Díos. como yo ahora. En el centro de un determinado lugar . v¡ceversa. Puede aqarecerse. Sólo los vivos te alaban. Is entrega a la nada. Su esencia es el abandono.18s. ni ciencia. Su concepción de los muertos seguía siendo una mera reflexión fenomenológica. La enfermedad se desc¡ibe con caliJicaüvos de muefte: la enfermedtd hace pefder al hombre comunicución. sin muestras siquiera de sueños (vida alguna)'' Sin embargo. Era un hombre dormido profindamente y su sueño parecía completamente silencioso.10s. sin oír más los gritos de los capataces.. es necesario descubrir a ttavés de las imágenes que "en el reino de los muertos se dan diferencias. fenomenologíq que inte/pretq qmbas como fenómenos espirituales. allí reposan los que carecen de fuerzas. Todos morimos y somos como agua derramada en tierra. sus odios y sus ambiciones. por lo que se Ie considera como temeroso y peligroso (85). ni sabiduría en el Seol a donde vas Ecl 9'5s-10. por tanto. También reconoce esta creencia Ratzinger: El muerto baja al sheol. el entretejído social se yiene abajo como I4 estructura interna del cuerpo.. un cierto grado de "vida-existencia"' Así dice Wright: De szl estado comatoso podía despertarlos momentáneamente un recién llegado especialmente distinguido.. c) Reflexión Como se puede observar. en el que los que formaron una comunidad en la vida están unidos también en la muerte. sin alteraciones. donde lleva una existencia vacía como una sombra. Hace tíempo perecieron sus amores.14. ni contemplaré a los hombres entre los habitantes del mundo. la soledad y en consecuenciu. en consecuencia. Ezequiel presenta las relaciones en el Sheol como si éste fuera un sepulcro famíliar. y en torno a él están los sepulcros de sus subordinados. fob 3. Todo lo que encuentres d mano por hacer. que no se puede recoger 2Sm 14.en el caso de Azur en el abismo más profundo. Aquí se considera la enfermedad como Ia esfera de Ia muerte o. Se encuentrq entre las gartas de la muerte y separado del país de los vívientes. Allí descansan en paz los cautivos. Ahora [es decir. ni la nuerte te alaba. El hombre muerto se definía desde la extrapolación de 1os momentos finales de la vida. El Seol no te da gracias. no tendrán ya recompensa alguna y quedarán completamente en el olvido. allí chicos y grandes se confunden. y nunca lendrán ya parte en todo lo que se hace bajo el sol. o (como veremos) un nigromante (133). un espacio superior y otro i-fo¡. los israelitas prácticamente guardaban silencio sobre el destino y ser del hombre tras la muerte. Allí termina el ajetreo de los malvados.5 Dije: ya no veré más a YHWH en la tierra de los vivos.. con Yahveh y situando así el sufrimíento del hombre qnte D¡os y con Dios a un nivel nusyo. ni razón. junto a los reyes y señores de la tierra. hazlo con empeño' porque no hay obra. (cf Rqtzínger). pero los muertos no saben nada. Los vivos saben que han de morir. 1 . La enfermedad se mirq como destrucción de relacíones de vida.17-19. Ratzinger conduce su reflexión hacia la idea de que la esencia del hombre es comunicación-diálogo-relaciÓn (lersona). ni los que bajan d la Fosd esperan en tu fidelidad.reposa el rey.nt " lDnzn ?11\ Israel (desarrolló) una fenómenologia ¡Ie enfemedad y muerle. El padre enseña a los hijos tu fidelidad Is 38. el pueblo de Israel no era completamente ajeno a las creencias extendidas por todas 1as culturas y religiones que consideraban la per-vivencia de los muertos y. de 1a condición del caúáver. y el esclavo se ve líbre de su amo.. Iuchando.13s. de la enfermedad de muerte.

que la nigromancia se practicara. sus hijos. entre 1o que quedaba en la tumba y lo que pervivía en e1 Sheol. para adquirir conocimiento e instrucción? ". y Saúl hace subir a Samuel desde la tierra por medio de una pitonísa. El ¡efaim es el hombre mismo (entero) que perdura como sombra.8ss). el hitita. fuera de ella. Federsen. El hombre en la blibia.. para negar cualquier disti¡ción en el hombre. esta distinción enlre refaim y cadáveres es sostenible en el grado en que sea mantenida con claridad la distinción entre sheol y sepulcro. como decía burlonamente Isaías: Os dírán sín duda: " Consultad a los espectros y a los espíritus familiares que bisbisean y murmujean.. pues. pues. por la oración de Elías. ¿acaso un pueblo no ha de consultar a sus elohim. Pero como apunta el padre Pozo.Distinción entre Sheol y tumba. a los muertos en nombre de los vivos. el cual se halla enfrente de Maniré. no estaba sepultado allí nadie de la familia de Abraham. una cercanía sepulcral: la cueva palestinense de Makpelá era un lugar lejano . Y de la misma forma el hijo de la mujer sumeria por la oración de Eliseo (2 re 4.19. y con ello la afirmación de pemivencia después de Ia muerte contenida en el concepto de los refairn (pozo. sólo verán qngustia y oscuridad. hijo ile Sójar. según Wright. Todo esto nos da pie a pensar un cierto pensamiento dualista-antropológico ya en el primitivo Israel.l hombre (entero). si el sheol fuera interpretado como el sepulcro. Aporta como prueba el pasaje de Gn 25. especialmente como el sepulcro fomilial o como una realidad que se realiza en las tumbas singulares según la explicación de J. Abraham y murió en florida vejezo anciano y colmado de días. Dtce: El sheol no es el sepulcro familiar (Pozo.8-19) (Ziegenaus) Como pone de relieve Zeigenaus.201). lo enterraron en la cueva de Makpelá. nos lo recuerda de nuevo Gen 25. es unitario. Niegan la posible distinción de un elemento que perdura tras la muerte diferente a. El padre Pozo acla¡a el texto.22).32-37) Es posible. ¡Sin duda quienes así hablan no verán el alba! Pasarán por la tierra grandemente afligídos y hambrientos . d) Dificultades para defender una cierta a¡tropología dual en la fe de Israel Hay muchos autores que se niegan a reconocer este primer bosquejo dual del hombre en Israel.o Seríafalso negar a esa imagen de sombras (con que se desc¡ibe al Plefa:m) todo carócter personal: Hay una reunión según familias y estirpes. nephes. nephes y ruah. es decir.10). pero estaba prohibida y se consideraba peligrosa. El padre Pozo (y otros autores) ha querido demostrar que el refaim era algo distinto del hombre unita¡io (monista) que se describía con a1'uda de los términos basar. pues El. diciendo: Allí (Makpela) estaba sepultqda Scffq. fsaac e Ismael. Hacen valer el esquema antropológico primero. el referido por los términos basar. monista y no dual. la reunión con su pueblo no es. refaim y cadáver. "Naturalmente.201) El padre Pozo aporta testimonios para defender la distinción enhe Sheol y sepulcro. pudo hacer volver a la vida al hijo de la viuda de Sarepta (l Re 17. ruah. no se consideraba como excluido del poder de Dios.19-22). su esposa (Gen 23. y serán ernpujados a una densa negrura (Is 8. para estos autores. . para interrogarle (1 Sam 28. en el campo de Efrén.8ss: Expiró. Sin duda la gente continuaba abogando por ella. desolación y tinieblas. la distinción de los refaim con respecto a los cadóveres se haría muy cuestionable. pero. Para ello demostró que los israelitas sabían distinguir entre el cadáver y el refaim. a pesar de que el Sheol significaba lejanía de Dios. reuniéndose con su pueblo. el campo que Abraham había comprado a los hijos de Het (Gen 25.

10). El Israelita sabía por tanto distinguir entre lo que quedaba en la tumba y el muerto que seguía existiendo. 27. cf. v.32). Harón estaba sepultado <en su país natal. el hecho de su enterramiento en el sepulcro familiar es may posterior: pasaron primeramente cuarenta días para su embalsamamiento (Gen 50. se hace todavía un duelo de siete días en la era de Atad (v. para un ísraelita. en la tierra de Canaán (v.. Pero a menudo. campo que Abraham había comprado a Efrén el hitita para sepultura de su propiedad. que los hebreos primitivos utilizaban entet"rado en el sepulcro .2j. José pídió permiso para llevar el cadliver de su padre a la cueva de Makpela. en Ia cueva que hay en el campo de Makpelá.21. Este último versículo es imporldnte. como anunciábamos al principio de é1. yendo a reunirse con su pueblo> (v. 31. Nm 20. 2. 202-203) Ziegenaus llega a las mismas conclusiones que Pozo. 49.28). 2 Re 14. el campo y la caverna que en él hay. hay que señalar. en la cueva que está en el campo de Efrén el hitita. Así lo expresa el padre Pozo: Hay que reconocer que la existencia en el sheol.) Y esta consideración es válida no sólo para el texto de Daniel. de los hijos de Het (Gen 49. Afirma que con la muerte. Sólo entonces se llega a sepultar a Jacob (v. sin la afirmación de una continuidad en el ser quedaría deformado el sentido de la fe en la resurrección (. y allí enterré yo a Lía. según la interpretación israelita.50) o " durmieron con su padres" (l Re I.j). en seguida pide que se le sepulle en el sepulcro familiar: <Enterradme junto a m¡s padres. allí enteteron a Isaac y a su mujer Rebeca.33 con 3j. (v.29). 35.10. 36). Siendo e1 Sheol el iugar de 1os muertos y no simplemente el sepulcro familiar se debe afirmar sin lugar a dudas que el Refaim no es el cadáver. no merece ser llamada <vida>. a pesar de ello.29-32). 240). pues pone en conexión inmediata la reunión de Jacob a su pueblo con el hecho de su muerte. no se destruye completamente la vída. 8." Qozo.) La <región del polvo> es. Allí sepultaron a Abraham y a Sara.33). recogió sus pies en el lecho y expiró.33.. de tal forma que se esta pensando mós en el (Sheol): la tumba y el Sheol no se identiJicaban completamente en la mentalidad Israelíta Qiegenaus. Esta idea de continuidad es una constante en los textos del Antiguo Testamento que se relieren a I a r e surr e c c i ó n. sino para toda la concepcíón bíblica de la resurrección (.2s) <y los egipcios lo lloraron durante setenta días). 29. Ur de los caldeos> (Gen 11. y Teraj en Jarán (ibid.24. 2 Cr 32.4s). Esta reflexión es importante porque deja la puerta abierta a la fe en la resunección. Sheol y sepulcro no se identifica¡:'Zas instrucciones finales de Jacob a sus hijos contienen los dos elementos. (P ozo.. Por el contrario.13).. ante todo. Ei relato de la sepultura del Jacob apunta en esta misma dirección.ll.17. en el país de Canaán. La misma distancia temporal hace imposible identíficar el reunirse con su pueblo con el hecho de ser familia" (Pozo. Dt 32. su esposa. Las fórmulas conocidas. los muertos se unirán con sus anteposados (Gn 25.16.13.201-202). A continuación se refiere la muerte de Jacob: <Cuando Jacob hubo acabado de dar estas instrucciones a sus híjos. sin duda el sheol y los que <duermenl en el sheol no pueden ser sino los refaim. Pasados los setenta días de duelo.20) expresa el ser puesto en el sepulto Jitmiliar. 5. Conclusiones: Importancia de reconocer dos esquemas antropológicos Podríamos perfectamente resumir las conclusiones de este desarrollo con las siguientes palabras del padre Pozo: Reflexionando sobre todo el camino recorrido en este apartado. pero.18.2l..2.38. las tumbas de los antepasados y muertos distaban mucho unas de otras. 15. jlente a Mamré. Prescindíendo del tiempo del viaje. Adquisición. la afirmación: <Yo voy a reunirme con mí pueblo> (Gen 49.7 con respecto a los sepulcros de <sus padres>.

La prevalencia en sentido inverso signiJica precisamente lo contrario: la primacía del dato teológico (Pozo. es decir. El sufrimiento ultimo (1a muerte) obligará a sacar las últimas consecuencias: la resurrección de la came. Una prevalencia del esquema antropológico unitario habría hecho imposible mantener una idea de supemivencia. La relacíón de pensamientos y experiencias de ambas obras se ve especialmente clara en la descripción de los martirios en 2Mac. En esta situación el creyente llega a ver con toda claridad que lc justicia de Yahveh es mucho más importante que su propia existencia biológica y que quien muere dentro del derecho de Dios y por su causa. Ambos esquemas coexisten. que es más directamente revelacional que la mera teoría sobre la estructura humana. Ratzinger . No habrá hombre cabal que disfrute de las promesas sin la resurrección de la came. el unitario o el de dualidad. La respuesta habrán de darla los datos bíblicos: el estudio de períodos posteriores de la revelación bíblica. Y también un hecho lleno de consecuencias. los cuales no habían dejado de existir. la justicia lleyan a la pérdida temprana y cruel de la vida. a Daniel hay que mencionar los dos últimos libros del Antiguo Testamento. La salvación (participación en la promesa) debe¡á se¡ entendida como el final de este estado disminuido. 208s) Es ahora más importante subrayar que los que rcsucitan son los refaim. El cadáver sería el polvo de la tierra que se disuelve y desaparece. EIlo es fundamental.dos esquemas antropológicos diversos: uno cuando habla de los hombres vivos y otro para hablar de los difuntos. sino que entra en Ia realidad propiamente tal. el fenómeno no tiene nada de extraño. Se ye con toda claridad que justicia y verdad de Junto Resumen de la escatología del AT en J. La cuestión importante es saber cuál de los dos esquemas. a su vez. que no puede acabar más que con la resurrección. es previsíble ya desde ahora que las ideas sobre el más allá sean determinantes con respecto a las ideas de puro análisis antropológico. cuando los muertos se levarten del polvo de ia tierra. que se podría resumir así: a la vísta de la persecucíón el creyente se enfrenta con la cuestíón de si debe preferir la justicía de Yahveh o su vida. tras la crisis de la retribución.239s) Creemos que habría que añadir un dato más a esta ¡eflexión del padre Pozo (en este momento de su discurso especialmente preocupado por la idea de la pervivencia). lo meramente antropológíco habría prevalecido sobre lo que es más propiamente teológico. prevalecerá sobre el otro cuundo la relación tenga lugar. El refaim sería el hombre que pewive. subrayar la idea de una continuidad de existencia. el de la Sabíduría y el segundo de los Macabeos. Ocurre precisamente lo contrario: la fe. tras 1a que se formulará la idea de la vida del más allá de la muerte. por la fe de los mártires en el Dios. no se hunde en la nada.' con ello. se trata de ideas más cargadas de contenido teológico frente a otras que carecen de ínterés teológico. y por ello de interés revelacional. su bios. Ello es normal. en la vida misma. sobre el pensamiento acerca del destino del hombre. (Pozo. Al distinguir entre Sheol y sepulcro también aparece la distinción entre cadáver y refaim. es decir. Relacionar dos esquemas supone una reflexión que es obviamente posterior a la existencia de los esquemas mismos. Se encuentra ante la alternativa de escoger entre derecho y bios. Sin querer prejuzgar la cuestión. Primero. Esta reflexión se llevará a plenitud por la maduración de la fe de Israel en dos fases distintas. En este sentído. El esquema relacíonal de obras-ftutos (Tun-Ergehen-Zusammenhang) no ayuda nada aquí. pero en una situación disminuida. Segundo. La situación del Sal 73 alcanza su suprema gravedad. sin que sea constafable el menor esfuerzo por ponerlos en rcldción.

todos eslos textos. AI final. En esta lista entra Henoc. 3). en definitiva. se deben a una situación parecida a la del martirio. También Elías se convirtió en el autor putativo de escritos apocalípticos. .). sino <verdad> en el sentido de realidad. (. en el fondo. Pues ahora se ve claro que. arrebatado por los jinetes y carros celestiales.9 Dios no son únicamente ideas o ideales. a primera vista tdn sólo una manera discretamente eufemística de señalar el tránsito de un hombre devolo. dice el autor. valiéndose de pensamientos tomddos de la cultura griega. Creados para no morir Dos Jiguras. se le concedió este fovor. En tercer lugar. Quizá sea esa partida suya tan poco habitual -el texto insiste en que no se pudo encontrar su cuerpo. cuyos nombres van acompañados por el estribillo "y murió".la razón por la que la tradición poster¡or imagina que regresará antes de que llegue el día final de YI{14H. Junto con Henoc va Elias.. síendo esto lo que hizo posible el encuentro de las tradiciones (Ratzinger. resulta índudable que en el camíno recorrido por el Antiguo Testamento precisamente el sufrimienfo -por el que se pasó y al que se superó espíritualmente. dio origen a gran cantidad de conjeluras posteriores. " anduvo con Díos. Lo verdaderamente importante se encuentrú. Génesis 5 ofrece una genealogía de los patriarcas antediluvianos.13 (cf. Esta idea surgida de Ia pasión de lafe tiene un paralelo íntimo en la experiencia de Sócrates que muere por la justicia y de lo cual nos habla Platón. incluido Job. y que fue sepultado en un valle enfrente de Bet Peor. pues. Parecen escapar a la suerte común de los mortales. el destino de Moisés mismo estaba envuelto en incertidumbres. El Deuteronomio aJirma con bastante claridad que Moisés murió en el país de Moab tras haber contemplado la tierra prometida desde el monte Nebo. a Henoc se le atribuyeron libros posteriores de revelación y sabiduría secretas. y encuentran su camino tomando una rutct diferente que les lleva a un diferente destino. que subió al cielo en un torbellino. Henoc. aunque nadie conoce la localizactón exacta de su sepultura. El libro de lc Sabiduría expresa esta certeza en 3.se convirtió en lugar en el que se separün realidad y apariencia (norealidad). y quizá una tercera. (Ratzinger. Pero sería una necedad hablar aquí de una victoria del helenismo sobre el pensamiento hebreo. más profunilo: lo que se dice se deriva de la acperiencia de que la comunión con Dios es vida indestructible por encima de la muerte. destacan sobre el telón de fondo de esta historia. Ni siquíera a Eliseo. y desapareció porque Dios se lo llevó" (versículo 24).. Ese paralelismo representó el lazo de unión propiamente dicho entre el pensamiento bíblico y el de la filosoJía platónica. y las conjeturas acerca de su venída eran claramente un rasgo importante de las expectativas del siglo. Lo que Sab 3 dice es. hijo de Yéred y padre de Matusalén. lugar en el que la comunión con Dios se reveló como el lugar de la vida verdadera. Tambien 2. Frente a este hecho es completamente secundario el que para expresar ese contenido tanto 2Mac como Daniel se sirvan más de modelos intelectuales del oriente te&ffcggipd. Esta declaración simple y sin adornos. realidad propiamente tal. mientras que Sabiduría prefiere un bagdje originario de Grecia (91 alma en las manos de Dios). indudablemente religiosidad propia de mártires en la línea que vd desde Is 53 hasta Sal 73. algunos dieron en creer que. que heredó dos partes del espíritu de Elías. ¿Qué le había ocurrído a Henoc? ¿Dónde estabaT ¿Había escapado a la muerte? En consecuencía. Es de suponer que con esto se pretendía evitar que su sepultura se convirtiera en lugar de peregrinación.lss y 16. que se hace eco del juicio de Génesis. 93-94). Pero la incierta localización de su muerte y de su entierro abrió la puerta a una serie diferente de posibilidades. 93-94) Excursus 1.

5) 11.. 16. o realizaba alguna gran obra. El verbo "ser tomado" Tal movilidad semóntica hemos de temerla en cuentd al interpretar el sentido de la palabra "tomar" (aca) en Sal 73. que este "tomar" al cielo. I6) por el hilo sutil de un procedimiento exegético en origen halákico llamado gézerá shanah (en igualdad de palabras igualdad de significado). Ninguna de estas tres figuras era presentada como un modelo de Io que un israelita piadoso o devoto podría esperar que sucediese de nuevo.10) enun cdrTo de fuego y llevado junto a Dios El significado de " asunción" (corporal) a la inmortalidad.9. en redlidad no habíd muerto de la tnanera normal. 3. a vivir con Díos (Gen 5. cf Eclo 44. y la de Elías. (Wright. Sir 44.1-8. para desarrollos posteriores sobre la resurrección). (. Este lenguaje anticipa algunas de las ideas clave que se utilizan en conexión con la resunección como tal. de modo que no vio la muerte y noselehalló.negado a Jiguras tan grandes como Abrahán. La fuerza vital (nephesh. Nadie decía que si alguien vivía una vida excepcionalmente santa. ) El principal interés que estas historias tienen para nosotros . sino que había sido llevado al cielo. 24. a la eternidad. 24 y 49.16: " Etohím (Dios) rescatará mi alma.10 como Elías. cabría pensar. según la tradición. No se da explicación alguna de por qué a Henoc y Elías se les otorgó un favor -si es que fue un favor. ni. y resultó. sobre el típo de mundo celestial en el cual Elías podría seguir poseyendo su cuerpo. siempre diJícil de taducir) abandona al niño y luego regresa cuando Elías lo revive. 49. Gn 5. se entendió -se pudo fácilmente entender de verdadera asunción al cielo. tal vez fuera tratado de manera semejante. Heb Por lafe. fácilmente resbaló a los salmos de referencia (73. por efecto de dicha imantacíón. que tiene el verbo "tomar" en los lugares citados. No existe información alguna sobre la clase de existencia a Ia cual pasaron (cuestión de particular interés.t4. El Henoch bíblico fue tomado por Dios y fue llevado. "Y luego en gloria me tomarós". del poder del sheol me tomará". de los salmos. EI criado de Elías le dice que el niño "no se ha despertado".5 . que tambíén en los salmos dichos es de asuncíón por Dios. 21-24. parecido al séptimo rey de las lístas de 10 reyes prediluvianos mesopotómicos ocultado con los dioses cuyos secretos conoció. porque este verbo está imantado de sentido de resurrección al ser empleado en dos historias famosas: la de Henoch bíblico. con lo que el sentido del contexto leiano (asunción al cielo de Henoch y Elias) se iuntó al sentido del contexto inmediato. porque le trasladó Dios. séptimo de los patriarcas prediluvíanos. Esta doctrina aparece reflejada en: 2 Re 2. Porque antes de contar su traslado. 138ss) 2. Henoc fue trasladado. (Díez Macho.5. la Escritura da en su fcnor testimonio de haber agradado a Dios. en concreto. 37).-aparte del de anticipar historias relativas a Jesús. I4)' y Elías fue tomado (2 Re 2. en Sal 49. 49.25. (Heb I I.estriba en sus presupuestos implícitos sobre la muerte.16. Siguen siendo las excepciones sin explicación a la regla por lo dernás universal. José o Samuel.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful