You are on page 1of 26

Por: Ing.

Nelson Hernández

Septiembre 2011

1

Índice
Pagina Resumen Ejecutivo Venezuela en el contexto energético mundial Los últimos 13 años de gestión energética en Venezuela Crisis de los hidrocarburos El entrampamiento energético La desmitificación de la Faja Petrolífera del Orinoco Tópicos de interés prioritario Aspectos a considerar en el diseño de Políticas Publicas Conclusión Recomendación Anexo I

2 6 8 10 12 15 19 20 23 23 25

Resumen Ejecutivo

2

Venezuela, país petrolero desde hace casi un siglo, ha sido considerada a nivel mundial como un actor importante en el esquema energético mundial, lo cual se ve reforzado al pasar en el 2010 como el país con las mayores reservas mundiales de petróleo. Sin embargo, con toda esa potencialidad energética, hoy producto de una gestión gerencial deficiente, su industria de los hidrocarburos se encuentra en franco deterioro, el cual se ve reflejado en: • Una baja en la producción de petróleo, que trae consigo una disminución en la disponibilidad de gas del orden de los 2200 MMPCD, lo que conlleva a un mayor uso de combustibles líquidos exportables • Limitación en la obtención de productos refinados de petróleo para satisfacer la creciente demanda interna de gasolina, diesel, GLP, etc., lo que ha originado importaciones puntuales de estos, haciéndose cada vez mas seguidas. Cabe señalar que la expansión del sector termoeléctrico requiere para los próximos 4 años un volumen de diesel mayor a los 100 mil barriles diarios Por otra parte, la expansión (crecimiento) de la industria de los hidrocarburos esta basada en las reservas de crudos extra pesados existentes en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), que equivalen al 87 % de un total de 297 GB. Este tipo de crudos son los más difíciles y más caro de producir, por lo que su explotación y desarrollo representa, quizás el mayor reto que ha tenido el país en los últimos 70 años, por las necesidades de inversión del orden de 120 G$ en los próximos 10 años, la aplicación de tecnologías de punta y el alto impacto ambiental, lo que hace nada fácil alcanzar el objetivo de producir 4.6 MBD para el año 2021 de crudos Faja. En contraposición con lo anterior, las proyecciones mundiales de demanda – producción de combustibles líquidos solo asignan a la FPO una participación de 1.5 MBD en el año 2035. Esto inclina a pensar que el desarrollo de la FPO no se presenta fácil desde el punto de vista de maximar su producción para competir en un futuro mercado restringido de petróleo. Incorporando el contexto de la crisis eléctrica presente en el país con la de los hidrocarburos, conforman una crisis energética de carácter estructural. La eléctrica “alimenta” a la de los hidrocarburos y viceversa, y es lo que denomino el

3

“entrampamiento energético”. La solución definitiva requiere entre 3 y 4 años, si y solamente si, se inician sin dilación los proyectos requeridos en el sector hidrocarburos (aumento en la producción de gas y petróleo) y en el sector eléctrico (mayor generación y extensión / adecuación de los sistemas de transmisión y distribución de electricidad), requiriéndose altas inversiones del orden de los 210 millardos de dólares. Una acción que ayudaría a resolver la criticidad energética es permitir la participación de la inversión privada bajo reglas claras. En otras palabras, reprivatizar una serie de empresas que hoy están en manos del estado. En el corto plazo, deben buscarse soluciones para ciertos tópicos prioritarios de tal manera de ir desmontando la crisis de PDVSA. Dentro de estos tópicos se encuentran los siguientes: No incorporación significativa de nuevas reservas de crudos M/L/C; Producción de petróleo continua en franca caída, especialmente la de crudos livianos y medianos; Déficit de gas es del orden de 2200 MMPCD, con aumento previsible por entrada nueva generación termoeléctrica; Imperioso ajuste de precios de los combustibles en el mercado interno; Aumento importante en el consumo de hidrocarburos líquidos en el sector eléctrico; Refinerías nacionales con baja operatividad; 22 juicios de arbitraje internacional contra PDVSA; Perdida de PDVSA de su carácter de empresa comercial; Recurso humano de PDVSA no idóneo; Irrespeto a las convenciones colectivas. Para repotenciar y relanzar la industria petrolera venezolana, acorde con las necesidades internas y del marco energético mundial, es necesario considerar ciertos aspectos para la formulación de políticas publicas en materia de hidrocarburos. Entre estas se encuentran: Participación de los hidrocarburos en el largo plazo en la matriz energética mundial; Incremento acelerado producción de petróleo y gas de lutitas (oil and gas shale).; Vigencia de la OPEP; Rol de los hidrocarburos en la matriz energética nacional; Industrialización de los hidrocarburos. ¿Petroquímica?; Exploración nuevos usos de los hidrocarburos. ¿Alimentos?; Participación en el largo plazo de la FPO en el esquema energético mundial; Desarrollo acelerado del gas no asociado; Gasificación del país; Definición combustibles eléctricos. ¿Relanzamiento de la Orimulsión?; Precios de los energéticos en el mercado interno y Aspectos ambientales en las operaciones de la industria venezolana de los hidrocarburos

4

Finalmente, la solución a la crisis de los hidrocarburos en Venezuela, pasa por un cambio en la forma de gestión imperante. La futura PDVSA o la(s) empresa(s) que maneje(n) la explotación integral de los hidrocarburos debe(n) funcionar dentro de una política petrolera integral orientada por el interés nacional, que contemple como objetivo general la ubicación de los hidrocarburos en el sitio justo que le corresponde en la economía nacional y superar la dependencia ahora casi absoluta de ésta con respecto a aquellos.

Venezuela en el contexto energético mundial

5

Venezuela ocupa dentro del contexto mundial de la energía un lugar preponderante como suplidor, lo cual se ve reforzado por haberse transformado en el año 2010 como el país con las mayores reservas de petróleo a nivel mundial al incorporar las reservas de petróleo extra pesado (petróleo no convencional) en el campo denominado Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), en el cual se estima un volumen recuperable, con un 20 % de factor de recobro, de 260 GB (millardos de barriles). En julio de 2011, la OPEP le reconoce a Venezuela las reservas de la FPO, con lo cual pasa a ocupar el primer lugar en el mundo con 296.5 GB, desplazando a Arabia Saudita quien posee 264.5 GB, es decir, un 11 % menos. Por otra parte, el mundo se encuentra en la búsqueda de un nuevo orden energético mundial tener donde los combustibles fósiles dejan de supremacía, especialmente el petróleo, como consecuencia de una mayor presión ambiental (efecto invernadero) y a una situación geopolítica (amenaza constante de falla en el suministro por países “no amistosos”) y económica de los hidrocarburos (incertidumbre en los precios) que ha obligado al Grupo de los países desarrollados buscar opciones en otras fuentes de energía. La grafica muestra una de las distintas proyecciones de consumo de energía a nivel mundial que indica la tendencia, en el largo plazo (próximos 30 años) de una menor participación del petróleo y un mayor usos de las energías alternativas. Es de señalar, que en la medida que se incorporen políticas publicas para alcanzar el nuevo orden energético, en esa medida los pronósticos energéticos serán mas claros en las fuentes a utilizar para satisfacer la demanda. Esta visión a largo plazo “erosiona” la preeminencia de Venezuela en reservas de petróleo. Es decir, luce que no tendría mucha importancia tener grandes volúmenes de petróleo si su uso como combustible se ve disminuido en el tiempo. Cabe señalar, que el 6

75 % de la producción de petróleo se utiliza para mover al mundo: gasolinas, jet fuel, y diesel. De allí que la ventana para desarrollar la FPO, es pequeña… y 30 años no es mucho tiempo para un país. La grafica a continuación presenta la distribución de la demanda de combustibles líquidos para el año 2008, y una proyección al año 2035.

Dicha proyección divide la satisfacción de la demanda en líquidos convencionales (petróleo) y no convencionales (obtenidos por procesos químicos - físicos). Estos últimos presentan un crecimiento de 9.0 millones de barriles diarios (MBD) al año 2035, es decir, un crecimiento interanual del 4.64 %. Los convencionales (petróleo y líquidos del gas natural) presentan un crecimiento de 16.2 MBD, equivalente a incremento interanual de 0.7 %. En lo concerniente a los combustibles provenientes de los crudos no convencionales representados por las arenas bituminosas de Canadá y la FPO de Venezuela, tienen una presencia de 6 % (6.7 MBD) en la demanda total al año 2035, correspondiéndole a las

7

arenas 5.2 MBD y a la FPO de 1.5 MBD. Es de señalar que la producción total de Venezuela en esta proyección es de 3.5 MBD. También es importante indicar que esta proyección no incluye cifras del petróleo no convencional de lutitas (oil shale), que de seguro se intensificara su desarrollo en los próximos años, modificándose así las cifras mostradas en esta lamina. Los Estados Unidos poseen 2085 GB, equivalente al 74 % del total mundial de las reservas de “oil shale”. Es importante indicar las reservas mundiales de petróleo convencional se sitúan en 1383 GB, 1443 GB menor que las reservas totales de “oil shale”. Como corolario podemos indicar que el desarrollo de la FPO no se presenta fácil desde el punto de vista de maximar su producción para competir en un futuro mercado restringido de petróleo

Los últimos 13 años de gestión energética en Venezuela
Aun siendo Venezuela un país con grandes recursos energéticos, los últimos 13 años han estado signados por un retroceso en materia energética en cuanto a la oferta para satisfacer con calidad la demanda del mercado interno, y en lo concerniente a una disminución en los niveles de exportación de petróleo y sus derivados. La grafica a continuación muestra la evolución de ciertas variables energéticas y demográficas al compararlas con cifras de 1998 (año base). El trazado de las líneas indica la situación estructural en la que se encuentra el sector energético en los actuales momentos. Es de señalar que la matriz energética venezolana la conforman los hidrocarburos líquidos, el gas natural y la hidroelectricidad.

8

En el periodo se puede decir que el consumo per capita de energía no ha superado el nivel de 1998. No habiéndose aplicado un programa de eficiencia energética en el periodo, y habiendo aumentado la población (7 millones de habitantes), podemos inferir que lo que ha ocurrido es una baja en el suministro de energía, afectándose así la calidad de vida del venezolano. Esta disminución de oferta se refleja de una manera directa en el servicio eléctrico, el cual desde hace 5 años presenta racionamiento, con intensificación en los últimos 3 años. El suministro de gas se ha mantenido por debajo del volumen de 1988 como consecuencia de una baja en su producción, asociado a una disminución en la producción de petróleo. El déficit de gas se estima en 2200 millones de pies cúbicos diarios (MPCD). Esto ha motivado a un aumento en el uso de hidrocarburos líquidos, especialmente de diesel y fuel oil, en el sector eléctrico. En cuanto a la hidroelectricidad, ha experimentado un aumento por una mayor operación de las hidroeléctricas instaladas en Guri para contrarrestar el deterioro del

9

parque termoeléctrico, y tomar parte del crecimiento de la demanda. Sin embargo, su aporte comenzó a disminuir en el 2009, a objeto de preservar la operatividad de la represa, lo cual ha traído como consecuencia un mayor racionamiento del servicio eléctrico. Por todo lo anterior podemos indicar que la gestión del sector energético no ha sido exitosa en los últimos 13 años, presentando una problemática estructural (crisis energética), y cuya solución requiere de al menos 4 años para ejecutar proyectos nuevos tanto en el área de los hidrocarburos como en el área eléctrica.

Crisis de los hidrocarburos
Venezuela es un país con altos recursos energéticos, siendo los hidrocarburos, especialmente el petróleo, los de mayor participación de estos. La frase “seguridad energética”, es relacionada por la gran mayoría de las personas a países que no son autosuficientes energéticamente, es decir, aquellos que tienen que importar para satisfacer su demanda… ya que es imposible o no es lógico que un país que “exporte energía primaria” presente una inseguridad energética. Por lo tanto, luce inverosímil que Venezuela, siendo un país con inmensos recursos energéticos y miembro de la OPEP este, actualmente, confrontando dificultades para satisfacer sus propios requerimientos de energía eléctrica, de gas natural y de productos derivados del petróleo. Es decir, su seguridad energética fracturada. La grafica la muestra crisis de los los se encuentra

principales factores que han originado hidrocarburos: Predominio de la política partidista; Disminución de recursos dirigidos al negocio medular; Incumplimiento de planes estratégicos; Ausencia de la gerencia de mantenimiento de la infraestructura; Alto endeudamiento de PDVSA y Distracción de

10

esfuerzos y recursos en negocios (empresas) no medulares. Esto ultimo, de acuerdo a recientes “instrucciones presidenciales”, se intensificara la creación de empresas mixtas estatales entre sectores productivos públicos (siderúrgico, aurífero, etc.) con PDVSA. El incumplimiento de los planes de PDVSA, denominados “Plan Siembra Petrolera”, se puede ilustrar con la grafica que representa los concernientes a la producción de gas. El del periodo 2006 – 2012 tenia como meta una producción de 11000 MPCD de gas para el 2012. Se hizo una corrección (se corrió la arruga), y se relanzo un nuevo plan, donde se establecía una meta de 13890 MPCD para el 2015. Nuevamente (hace 2 meses) se menciono que seria el año 2018 donde se alcanzaría dicha producción de gas. Lo que si es cierto es que en la medida que avanza el tiempo, en esa medida se reduce la oportunidad de Venezuela de hacer negocios para sus 200 TPC de reservas de gas. Esta oportunidad se reduce aun mas con la “aparición” del gas de lutitas, donde países que hoy son importadores de energía, se podrían convertir, en el mediano plazo, en exportadores. El problema a resolver va a ser conseguir mercado externo para nuestro gas en la cuenca atlántica, dominada ahora por Trinidad, Nigeria y Qatar, y frente a un mercado que desapareció, como es el norteamericano por efecto del gas de lutita. Tendríamos un mercado en Colombia, pero hoy en día presenciamos el absurdo de que en Occidente Venezuela importa 150 MPCD de gas de un país limitado en reservas de este hidrocarburo como es Colombia, la cual no está muy confiada de que el flujo se irá a revertir, para 2012, como indica el acuerdo bilateral. Por lo que Colombia sí va a incentivar la producción de gas de lutitas, con todos los beneficios económicos que tal actividad implica. Dentro de los aspectos más resaltantes de la crisis de los hidrocarburos están:

11

Una baja en la producción de petróleo, que trae consigo una disminución en la disponibilidad de gas del orden de los 2200 MMPCD, lo que conlleva a un mayor uso de combustibles líquidos exportables

Limitación en la obtención de productos refinados de petróleo para satisfacer la creciente demanda interna de gasolina, diesel, GLP, etc., lo que ha originado importaciones puntuales de estos, haciéndose cada vez mas seguidas. Cabe señalar que la expansión del sector termoeléctrico requiere para los próximos 4 años un volumen de diesel mayor a los 100 mil barriles diarios

El entrampamiento energético
La crisis energética por la que actualmente atraviesa el país esta compuesta por la problemática en el sector hidrocarburos y la existente en el sector eléctrico, y la solución de esta requiere de la atención simultanea y coordinada de ambos sectores, ya que el eléctrico necesita del suministro de los combustibles (gas, diesel y fuel oil) y el sector petrolero necesita la generación de electricidad para llevar a cabo parte de sus operaciones. La grafica ilustra esquemáticamente el entrampamiento energético (circulo vicioso) presente en Venezuela. En la misma el color azul representa las actividades que han sufrido disminución al compararlas con el año 2008. El color verde las que han experimentado aumento y el color anaranjado aquellos planes claves que de haberse cumplido no existiera tal entrampamiento. Del lado derecho, parte inferior, se muestra la jerarquización en el suministro de gas, cuando este es escaso, situación en la cual nos encontramos hoy.

12

Podemos considerar como el inicio de dicho circulo a la producción petrolera. Su disminución acarrea una baja en la producción de gas, en los volúmenes de crudo dirigidos a las refinerías y en el volumen de petróleo exportado. La disminución de los volúmenes a refinerías, aunado a la disminución de su operatividad, conduce a una disminución en los volúmenes de productos refinados que sumado al aumento de consumo de estos en el mercado interno, afecta hacia la baja la disponibilidad de volúmenes a exportación. La disminución de los volúmenes de exportación, exceptuando la situación actual coyuntural de aumento del precio del petróleo, conlleva a una disminución en el ingreso de divisas, disminuyendo así la disponibilidad de dinero para acometer los planes que requieren la industria petrolera y el sector eléctrico para superar la crisis energética (… se siguen desfasando), cerrando así, el circulo. Es de señalar, que mucho de los volúmenes exportados (+/- 1.1 MMBD) están bajo contratos especiales o cancelando prestamos con entrega de petróleo a futuro, lo cual hace menor el ingreso de divisas. La baja en la disponibilidad de gas requiere de la aplicación de la jerarquización del suministro a los diferentes consumidores. El sector eléctrico es el segundo en ser afectado, ya que las plantas de generación termo eléctricas (en su gran mayoría) pueden

13

utilizar combustibles líquidos (diesel o fuel oil) como sustituto del gas. Es de señalar que hoy el país presenta un déficit de gas del orden de los 2200 MMPCD. El aumento abrupto en los dos últimos años de los combustibles líquidos eléctricos tiene su relación directa con la disminución en la disponibilidad de gas. Es importante señalar que otros hidrocarburos líquidos han experimentado aumentos en su consumo como son la gasolina (parque automotor), el GLP (parque automotor y sector domestico) y el diesel (parque automotor, sector agrícola y sector eléctrico). Su importación, cada vez más a menudo, obedece a que los volúmenes producidos no satisfacen la demanda del mercado interno. Ante el desequilibrio entre oferta y demanda de electricidad, CORPOELEC debe instalar mayor generación para satisfacer los requerimientos. Tal generación debe ser con base térmica, ya que la construcción de una planta hidroeléctrica, como muy rápida tardaría de 7 a 10 años. Esta situación conlleva a un mayor consumo de los combustibles “eléctricos”, lo que incrementa la dependencia de este sector con el de hidrocarburos, originándose una “garantía precaria” en el suministro de estos por las razones ya explicadas. De allí el “entrampamiento energético”, teniendo como resultado a la crisis energética en la cual esta inmersa el país, y cuya solución definitiva requiere de al menos 3 años, si y solamente si, se inician sin dilación los proyectos requeridos en el sector hidrocarburos (aumento en la producción de gas y petróleo) y en el sector eléctrico (mayor generación y extensión / adecuación de los sistemas de transmisión y distribución de electricidad). Es de señalar que un estimado (propio) de las inversiones requeridas para resolver el conjunto de crisis por la cual atraviesa el país en los próximos 5 años es de 332 millardos de dólares (66.4 millardos anuales). De estos, 60 millardos corresponden al sector eléctrico; 150 al sector petrolero y 122 millardos al restos de los sectores (salud, educación, infraestructura, etc.). Como vemos es cuesta arriba, desde el punto de vista financiero, cumplir con la ejecución de los programas para paliar las crisis. Mas aun si actualmente se tiene en 14

promedio una disponibilidad de reservas de divisas del orden de los 28 millardos de dólares, de las cuales solo 6 millardos son operativas. La grafica muestra el promedio de producción de petróleo y precios por periodos presidenciales desde 1958 al 2010 (52 años). El último periodo ha sido el de mayor valor de la cesta venezolana, bonanza que se “perdió” al no haber logrado el país avanzar desde el punto de vista económico y social. La situación se complica al existir la tendencia a una baja en el precio del petróleo a niveles entre 70 a 80 dólares por barril, con una atenuante negativa como es la limitación en la capacidad de la producción de petróleo, lo cual hace “imposible” altos ingresos para afrontar las necesidades de inversión. Como corolario podemos establecer que para solucionar la crisis energética se requieren al menos de 4 años de intenso trabajo para ejecutar los proyectos de infraestructura, tanto en el sector de hidrocarburos como en el sector eléctrico. Además se requiere de altas inversiones del orden de los 210 millardos de dólares Una acción que ayuda a resolver la criticidad de los sectores productivos y de servicios venezolanos es permitir la participación de la inversión privada bajo reglas claras. En otras palabras, reprivatizar una serie de empresas que hoy están en manos del estado.

Desmitificando la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO)
Ya hemos mencionado que las mayores reservas de petróleo con que cuenta Venezuela están ubicadas en la FPO. Del total de 296.5 GB de dichas reservas, el 87 % (258.3 GB) son crudos Faja. De estos, 3.8 GB son pesados y 254.5 GB extra pesados. Esto nos indica que cualquier expansión de la industria petrolera venezolana tendrá como base a la FPO.

15

Por lo anterior se desprende que no se observa mayor preocupación a nivel país, sobre todo el estamento político (chavistas y no chavistas), de buscar para el mediano y largo plazo (próximos 25 años) una opción distinta de soporte económico que no provenga del petróleo… Todo se resume a la siguiente expresión generalizada y coloquial: Ahora es cuando hay petróleo… pa´rato Sin embargo, también hemos analizado en el largo plazo la demanda de energía a nivel mundial, así como las necesidades futuras de los combustibles líquidos, donde la FPO solo participa con 1.5 MBD de producción en el año 2035. El estamento político (el que participara en las elecciones presidenciales del 2012) pregona una producción de mas de 3.0 MBD de la FPO a alcanzar en los próximos 10 años. Las preguntas que surgen, entre otras, y a las cuales hay que darle respuestas de inmediato son: ¿Hay demanda para esta producción? ¿Existe el dinero y la tecnología disponible para alcanzar tal meta de producción? ¿Cuál debe ser el precio del petróleo para que sea rentable la explotación de la FPO? ¿Será sustentable su explotación? La grafica a continuación entrelaza los factores críticos para un desarrollo sustentable de la Faja Petrolífera del Orinoco. En lo concerniente a inversión, se necesitan 40000 dólares por barril mejorado, lo que para una producción de 1 MBD implica 40 G$ (millardos)… para 3 MBD son 120 G$. ¿Existe esta disponibilidad de dinero?. Por otra parte, por ser el crudo extrapesado de poca relación gas – petróleo (RGP), del orden de los 200 pies cúbicos de gas por barril producido de crudo, la FPO necesita “importar” 2000 pies cúbicos de gas a emplearse desde la explotación a nivel de yacimiento hasta obtener el crudo mejorado. Para una producción de 1 MBD, la necesidad de gas es de 2000 MPCD. ¿Es esto mucho o poco?. Veamos.

16

Un consumo de 2000 MPCD, equivale a 0.73 tera pies cúbicos al año, lo cual implica que las reservas existentes hoy de gas no asociado costa afuera de 22.3 TPC, se consumirían en 30 años. Tiempo consono con el horizonte económico de un proyecto de mejoramiento de crudo FPO. En otras palabras, lo que estamos diciendo es que si se desea desarrollar la FPO, es necesario utilizar el gas de costa afuera, con lo cual no estaría disponible para otros usos del mercado interno (que ya esta deficitario) o para exportación de GNL. Otro de los factores es lo atinente al aspecto ambiental. La protección del ambiente no solo debe ser a nivel de yacimiento, si no también a nivel de superficie tanto en el área propiamente dicha de explotación como las aledañas a ella (poblados, bosques, sabanas, etc.). Por cada barril mejorado se requieren 0.4 barriles de agua, lo que hace que para 1 MBD se deben emplear 400 kBD. En cuanto a la producción de azufre seria de 1.2 millones de toneladas anuales. Es de señalar que el consumo mundial de azufre para el año 2010 fue de 90 millones de toneladas (MT), con las expectativas mundial de una sobre oferta anual promedio de 2.5 MT en el periodo 2010 – 2015. En cuanto al coque, para 1 MBD de crudo mejorado, se tendría una producción anual de 9.1 MT. El consumo de coque a nivel mundial para el año 2010 fue de 265 MT, siendo utilizado principalmente en la producción de acero.

17

El tercer círculo o factor crítico para el desarrollo sostenible de la FAO es la tecnología. Esta debe ser de avanzada de tal manera que permita a nivel de yacimiento incrementar el factor de recobro de petróleo. Es de aclarar que el factor (teórico) utilizado por PDVSA es de 0.20 %, lo cual da los volúmenes de reservas ya referidos. En los actuales momentos este factor a nivel mundial, para petróleos pesados y extra pesados, es del 8 %. Del mismo modo, la tecnología de mejoramiento del crudo debe ser de punta de tal manera de minimizar los efluentes sólidos y líquidos y rebajar costos de procesos en las actividades de mejoramiento. Muy pocos países que participan, vía empresas mixtas, en el desarrollo de la FPO tienen o están desarrollando tecnología para el crudo FPO. Más aun, tampoco tienen músculo financiero para llevar a cabo las inversiones requeridas. (Ver. Descripción de algunas tecnologías en Anexo I). La grafica a continuación muestra el último esquema de desarrollo de la FPO publicado por PDVSA. La producción de acuerdo al informe de PDVSA 2010, fue de 1016 kBD. De estos 544 kBD fue producción propia PDVSA y 472 kBD de las empresas mixtas de la FPO. La producción propia esta representada por la explotación del área o campo Zuata, que pertenecía a la empresa Exxon- Mobil, quien no acepto el paso a empresa mixta, situación que se encuentra bajo litigio en tribunales internacionales. Las tres empresas mixtas, Petromonagas, Petrocedeño y Petropiar, corresponden respectivamente a las antiguas asociaciones de la FPO bajo las asociaciones denominadas Petrolera Cerro Negro, S.A., Sincrudos de Oriente, S.A. y Petrolera Hamaca, C.A. En estas nuevas empresas mixtas CVP maneja la mayoría accionaría en representación del Estado. Regresando a la grafica, se plantea alcanzar en la FPO una producción de 4.6 MBD en los próximos 10 años, es decir, 3.6 MBD por encima de la capacidad de producción actual. Esto implicaría un incremento anual de 360 kBD, esfuerzo que luce difícil de alcanzar.

18

Como corolario podemos indicar que el desarrollo de la FPO es uno de los mayores retos (… cuidado, si es el primero) que tiene actualmente el país, como un todo, para el desarrollo, de manera sustentable, de sus recursos de crudos extra pesados.

Tópicos de interés prioritarios
Con el objeto de darle fortaleza y continuidad a la industria petrolera venezolana, se requiere que en el corto plazo (no más de 2 años) se planteen soluciones a las siguientes áreas de atención prioritaria: • Economía con alta dependencia de los ingresos petroleros • El plan “Siembra Petrolera” tiene un desfase de 3 años • • No hay incorporación significativa de nuevas reservas de crudos M/L/C La producción de petróleo continua en franca caída, especialmente la de crudos livianos y medianos

19

• • • • • •

El déficit de gas es del orden de 2200 MMPCD, con aumento previsible por entrada nueva generación termoeléctrica Necesidad de intensificar esfuerzo en producción de gas libre Imperioso el ajuste de precios de los combustibles en el mercado interno Solo el 52 % de la exportación de crudo y productos es cancelada a precios de mercado Aumento importante en el consumo de hidrocarburos líquidos en el sector eléctrico, lo que limita la exportación de estos La diversificación de exportación a nuevos mercados petroleros debe considerar la posición geográfica de Venezuela

• Refinerías nacionales con baja operatividad • 22 juicios de arbitraje internacional contra PDVSA • Desarrollo de la FPO debe ser en forma armónica con el ambiente • Incapacidad en las finanzas del país para el nivel de inversiones requeridos en el sector petrolero en los próximos 7 años • Alto endeudamiento del país y de PDVSA • Necesidad de suministro de información confiable, veraz y a tiempo • Perdida de PDVSA de su carácter de empresa comercial • Recurso humano de PDVSA no idóneo • Irrespeto a las convenciones colectivas

Aspectos a considerar en el diseño de Políticas Públicas en Materia de Hidrocarburos
Para repotenciar y relanzar la industria petrolera venezolana, acorde con las necesidades internas y del marco energético mundial, es necesario considerar ciertos aspectos para la formulación de políticas publicas en materia de hidrocarburos. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes: • Necesidad de una política energética integral

La política energética integral debe considerar todas las potencialidades energéticas con que cuenta Venezuela, por lo que los hidrocarburos deben estar inmersos en esta. Tal política integral debe seleccionar la fuente energética pivote o marcadora

20

que debe soportar el desarrollo económico – social del país, y la selección debe incluir: abundancia relativa, costo de desarrollo, disponibilidad, precio justo, sustentabilidad e impacto ambiental. • Participación de los hidrocarburos en el largo plazo en la matriz energética mundial. Los escenarios actuales de demanda energética establecen crecimientos moderados de los combustibles fósiles. En estos escenarios, aun no se han incluidos todas las acciones que están en pleno desarrollo para lograr el nuevo orden energético mundial que es el de “descarbonizar” la matriz energética. Ya se indican fuentes de energías que hoy no conocemos comercialmente como: La fusión nuclear, la solar espacial, los hidratos de metano, entre otras. • Incremento acelerado producción de petróleo y gas de lutitas (oil and gas shale). Petróleo y gas no convencional El auge acelerado que ha tomado la explotación del gas y petróleo no convencional provenientes de lutitas, en la última década, como consecuencia de los altos precios del petróleo convencional, lo que ha permitido un desarrollo tecnológico para su explotación, cambiara la participación de los oferentes de hidrocarburos en el esquema energético mundial • Vigencia de la OPEP Tiene vigencia?... Podrá Venezuela producir 6 MBD estando en la OPEP? Es el desarrollo de la FPO viable si se pertenece a la OPEP?. Etc., etc. • Rol de los hidrocarburos en la matriz energética nacional Los hidrocarburos serán por mucho tiempo los de mayor participación en dicha matriz. Sin embargo, cual será el combustible marcador: Orimulsión o gas natural?... Cual debe ser la jerarquización de las fuentes energéticas con que cuenta Venezuela? • Industrialización de los hidrocarburos. ¿Petroquímica?

21

Siempre se habla de la industrialización de los hidrocarburos, y no se sale de las corrientes de refinería y de los insumos de gas para impulsar la petroquímica. Incrementar el consumo directo de los hidrocarburos como energía en ampliar el aparato productivo del país, es industrializarlos. • Exploración nuevos usos de los hidrocarburos. ¿Alimentos? El mayor uso que la humanidad le ha dado a los hidrocarburos es como energético para mover al mundo… Sin embargo, explorar la opción de producir “proteínas (Tropina)” a partir del petróleo, no luce descabellado en un mundo ávido de alimentos. • Participación en el largo plazo de la FPO en el esquema energético mundial El escenario de la EIA, al año 2035, le da a la FPO una participación en el esquema energético mundial de 1.5 MMBD, y un total de producción de Venezuela de 3.5 MMBD. Esto limitaría el desarrollo de una producción por encima de esos niveles (A quien se le vendería el excedente?). Como seria un escenario de balance Producción-Demanda, donde la demanda creciente de hidrocarburos en el mercado interno venezolano este incluida? • Desarrollo acelerado del gas no asociado Es necesario el desarrollo acelerado del gas libre, a fin de independizar la oferta de gas de la producción de petróleo, lo cual trae como beneficio el poder hacer negocios de gas y garantizar un suministro confiable y de calidad para soportar el crecimiento del aparato productivo nacional. • Gasificación del país La gasificación del país es un objetivo básico, y cuyo beneficio es liberar los hidrocarburos líquidos de alto valor de exportación, a fin de maximar el ingreso de divisas y un menor impacto ambiental • Definición combustibles eléctricos. ¿Relanzamiento de la Orimulsión?

22

El crecimiento de la generación eléctrica en los próximos 10 años es con base térmica. A tal fin, es necesario establecer el uso de la Orimulsión y el carbón para minimizar el uso del gas en la generación termoeléctrica. En caso contrario se limitaría el uso del gas en el resto de los sectores productivos del país. • Precios de los energéticos en el mercado interno Es necesario modificar el esquema vigente de precios de los energéticos, buscando un ajuste en el tiempo, que garantice una economía sana de las empresas que actúan en este sector • Aspectos ambientales en las operaciones de la industria venezolana de los hidrocarburos En un mundo, cada vez más, preocupado por la protección del ambiente, se hace necesario establecer parámetros de control de los efluentes (líquidos, sólidos y gaseosos) desde la etapa de exploración hasta el consumo final de los hidrocarburos.

Conclusión
La industria venezolana de los hidrocarburos, representada por PDVSA, esta inmersa dentro de una situación crítica y de profundo deterioro, producto de una gestión gerencial deficiente reflejada en: insuficiencia financiera, endeudamiento, aumento de costos, baja inversión, escaso mantenimiento, sobrecarga de funciones sociales que no le corresponden y exceso de personal, entre otros aspectos desfavorables.

Recomendación
La solución a la crisis de los hidrocarburos en Venezuela, pasa por un cambio en la forma de gestión imperante. La futura PDVSA o la(s) empresa(s) que maneje(n) la explotación integral de los hidrocarburos debe(n) funcionar dentro de una política petrolera integral orientada por el interés nacional, que contemple como objetivo general la ubicación de los

23

hidrocarburos en el sitio justo que le corresponde en la economía nacional y superar la dependencia ahora casi absoluta de ésta con respecto a aquellos.

24

Anexo I
CHOPS - Cold Heavy Oil Production With Sand Esta tecnología envuelve la producción de grandes cantidades de arena junto con el petróleo pesado, con la intención de alcanzar mejores tasas de recuperación en los pozos productores. Un examen preliminar de las propiedades del área de la Faja, indica que es factible el desarrollo y explotación por CHOPS en las zonas superiores, donde la permeabilidad es mas baja que en las zonas basales. Basados en las experiencias canadienses se han realizado estudios recreando los posibles panoramas en la aplicación de esta tecnología. PPT - Pressure Pulsing Technologies Es una tecnología emergente que se experimentó en algunos campos en Canadá, conjuntamente con CHOPS y con inyección de agua en el período 1998-2003. Desde entonces se ha establecido como una forma viable de rehabilitación de pozos (workover) en CHOPS y se ha usado exitosamente en miles de pozos de petróleo pesado en Canadá. Actualmente es una técnica de workover y estimulación de flujo en campos maduros en Estados Unidos. El impacto de PPT es significativo y la tecnología es bastante económica para implantarla. SAGD - Steam Assisted Gravity Drainage. Este proceso es una combinación de la reducción de viscosidad por efecto térmico con los efectos gravitacionales de la segregación de fluidos. Consiste en un par de pozos horizontales perforados uno sobre otro, separados unos metros, de los cuales uno será inyector (el de arriba) y el otro productor. Se inyecta el vapor de manera de formar una cámara que calentará el crudo y reducirá su viscosidad. Éste por gravedad irá hacia el fondo de la formación desde donde será producido por el segundo pozo. IAV - Inyección Alterna de Vapor Consiste en inyectar vapor a un pozo de petróleo durante un determinado tiempo, generalmente de una a tres semanas, cerrar el pozo por un corto período (3 a 5 días), y luego ponerlo en producción. Una vez que el pozo es puesto en funcionamiento, este

25

producirá a una tasa aumentada durante cierto tiempo, que en general puede ser de 4 a 6 meses, y luego declinará a la tasa de producción original. HASD Combinación de inyección alternada y continua de vapor usando pozos horizontales Esta tecnología optimiza el proceso de empuje por vapor. Para ello se combinan las ventajas de la inyección cíclica de vapor (llevada a sus máximos extremos usando grandes cantidades de vapor) y el empuje continuo por vapor. A medida que el vapor es inyectado en alguno de los pozos del arreglo, la cámara de vapor que se crea alrededor de los inyectores es lateralmente empujada por los diferenciales de presión creados entre los inyectores y los productores horizontales adyacentes. INT-MECS® Tecnología venezolana para el mejoramiento de crudos pesados y extrapesados en superficie, la cual optimiza la gravedad API y otras características fisicoquímicas del crudo que se encuentra en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO). Con INT-MECS®, el mejoramiento de los crudos pesados va de 16 a 21 °API y de 8 a 14 °API para los extra-pesados, al mismo tiempo que se logra la disminución del contenido de metales presentes en el crudo original (vanadio, níquel), así como azufre y asfaltenos, obteniendo un hidrocarburo con mejores propiedades fisicoquímicas, facilitando su transporte y posterior procesamiento en el circuito refinador venezolano.

26