VOTO

INFORMADO Y CRÍTICO VALE POR DOS, QUE TUS DIRIGENTES NO TE

PASEN MÁQUINA:

Durante la semana del 12 de septiembre las distintas asambleas de estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile deberán resolver si quieren o no cerrar el semestre en la inmediatez. Para esto en una primera instancia se deberá votar el formato del voto de cierre de semestre, las opciones son: 1.- ¿La USACH está dispuesta a finalizar el semestre con las propuestas de cada carrera? (Si – No – Abs.) 2.- ¿Nos acogemos a las propuestas de término de semestre ahora? (Si – No – Abs.) 3.- Abstención. Una vez decidido esto, se deberá votar en cada una de las asambleas si queremos cerrar el semestre o no, según el formato de voto que se elija. Dada la importancia de este tipo de votación, la desinformación que existe entre los estudiantes de la Universidad y las lamentables repercusiones que podría tener para el movimiento estudiantil que la opción de cerrar el semestre termine imponiéndose, un grupo de estudiantes de base, sin militancia alguna en partidos políticos, ni en agrupaciones estudiantiles, hemos trabajado en este documento que esperemos cumpla con los objetivos antes señalados. El paro indefinido como método de presión para el éxito de las demandas del movimiento estudiantil: Cuando los alumnos de la Universidad de Santiago de Chile elegimos la forma en que nos movilizaríamos para hacer frente a las demandas del movimiento estudiantil, se eligió el estado de paro indefinido. Los argumentos que se levantaron para esta decisión fueron principalmente los siguientes: 1. El paro indefinido permite que los alumnos cuenten con el tiempo necesario para poder participar de las distintas instancias de discusión de las demandas del movimiento estudiantil y generar actividades movilizadoras y de difusión de estas demandas hacia la ciudadanía. 2. El paro indefinido provoca desorden administrativo. Es fundamental que entendamos esto, ya que al hacerse efectivo el desorden administrativo, el paro indefinido se convierte en una de las principales herramientas de presión con las que contamos para que nuestras demandas sean tomadas en cuenta por las autoridades.

La realidad nos ha mostrado que la medida de paro indefinido está un poco al debe en cuanto a la participación de estudiantes. Es por eso que en algunas instancias de discusión se ha señalado que el cierre del semestre podría ayudar a que más gente circule por la Universidad y participen de forma más activa en el movimiento. Ahora bien, no sé en qué mundo el cierre del semestre podría ayudar a la participación activa del estudiantado en el movimiento, considerando que se cerrará en condiciones extremas, con solo evaluaciones durante un máximo de cuatro semanas, es imposible que alumnos que no participan activamente del movimiento estudiantil participen con dos o tres evaluaciones por semana, obviamente invertirán todo su tiempo en el estudio. Es más, lo único que provocará una medida así es desmovilizar a los que hasta ahora mantienen vivo el movimiento estudiantil y sus demandas, ya que, es imposible que se mantengan durante 3 horas en asamblea o en 6 en ampliado estudiantil, cuando tienen que rendir evaluaciones de fin de semestre, y menos pensar que dedicarán su tiempo en difusión de las demandas hacia la ciudadanía. Como se señaló anteriormente, el tiempo será invertido principalmente en las actividades académicas y no en la participación del movimiento estudiantil. Si queremos mayor participación y re-encantar al alumnado claro está que esta no es la medida correcta, debemos buscar otras formas para cumplir este objetivo. Luego de más de 3 meses de estar movilizados recién empezamos a distinguir como el paro indefinido comienza a generar un desorden administrativo en la Universidad, como por ejemplo que los dineros que llegan del gobierno bajo el concepto de becas y créditos no sean enviados, o que las distintas asignaturas no puedan ser cerradas, creando un estancamiento a la movilidad académica necesaria que debe existir en los distintos niveles de cada carrera. En ese sentido uno de los grandes problemas que genera el paro indefinido a las autoridades de la Universidad es la imposibilidad operacional de acoger dos primeros años al mismo tiempo (principalmente las ingenierías, por su gran número de estudiantes de primer año), esto provocaría que el sistema nacional de educación superior actual que tanto criticamos como estudiantes, colapse y entre en crisis. Las autoridades políticas del país, tienen la obligación de que el sistema se mantenga funcionando y activo, por lo tanto la presión de que el sistema pueda tener inconvenientes para su normal funcionamiento y colapse es una gran medida de presión para que el gobierno ceda a nuestras demandas. La línea lógica ideal de presión hacia el gobierno, a través del paro indefinido, se representa en el siguiente esquema:

Estudiantes •Estudiantes, deciden Estudiantes, movilizarce a través del Paro Indefinido. El Paro Indefinido genera desorden administrativo y financiero a la Universidad, provocando un problema directo a la autoridad política de ella, el Rector.

Rector •Rector, tiene la obligación de resguardar la subsistencia de la Universidad y en esa lógica, debe exigir la solución política del conflicto al gobierno.

Gobierno •Gobierno, tiene la obligación de proteger las Universidades públicas. Por lo tanto, intentará desmovilizar. Si encuentra al estudiantado firme y convencido, se verá oblgado a dar una solución política al conflicto.

Es importante dejar en claro que esta es la línea lógica ideal, claro es que que en la realidad esto es un poco diferente. A pesar de que hace un par de meses atrás teníamos al rector de la Universidad de Santiago de Chile marchando con sus estudiantes a favor de sus justas demandas, la máxima autoridad de la Universidad en vez de seguir la línea lógica antes señalada, la ha desviado en contra de nosotros, presionando al estudiantado con la pérdida de beneficios y la pérdida pérdida del año académico. Es responsabilidad de nosotros como estudiantes ser firmes y conscientes de las medidas que hemos tomado y que estas sean eficientes, para ello se hace indispensable que mantengamos el paro indefinido para que la línea lógica de presión siga su curso ideal, para que el señor Zolezzi ra de una vez por todas se sienta realmente presionado y presione al gobierno y no a nosotros, y así seguir sumando victorias políticas a favor de las demandas del movimiento estudiantil. Es ahora después de 3 meses de movilizaciones que el tudiantil. paro indefinido toma más fuerza que nunca, no podemos darnos el lujo de cerrar el semestre ahora y botar a la basura todo el sacrificio que conlleva 3 meses de paro de actividades académicas, hoy más que nunca debemos ser fuertes en nuestras convicciones para que demandas tan grandes y justas como la gratuidad de nuestra educación se transformen en una realidad.

El argumento para cerrar el semestre se cae solo: Cuando se levantó la propuesta de cerrar el semestre, principalmente desde el ampliado de ingeniería, el argumento primordial fue el siguiente siguiente: 1. No comprometer en una crisis económica mayor a la Universidad. Si se cerrara el semestre ahora, los dineros de las becas y créditos llegarían a la U n Universidad y así se podrían cancelar los sueldos de profesores y funcionarios, que no se encuentran asegurados en los próximos meses. Claro es que este argumento es totalmente contrario a la estrategia y a la eficiencia que puede tener el paro indefinido que hemos trabajado por más de tres ado

meses, como ya se señalo en el punto anterior “El paro indefinido como método de presión para el éxito de las demandas del movimiento estudiantil”. Además de ser contrario a todo el trabajo que hemos efectuado por más de tres meses, es un argumento falso. Como ya algunos deben saber, la Universidad el día viernes 9 de septiembre informó que la firma del Fondo Solidario de Crédito Universitario, se hará efectiva durante la semana del 12 de septiembre, por lo que los dineros deberían llegar a la Universidad. Por otro lado el mismo viernes 9 de septiembre el rector envío el siguiente correo electrónico (puedes verlo en tu correo institucional): “El Rector informa a la Comunidad Universitaria que el pago de remuneraciones del presente mes, acordado con las autoridades y ratificado con el sistema bancario en el proceso pertinente, se hará efectivo el día jueves 15 de septiembre. Este Rector a pesar de las dificultades contingentes, ha realizado los esfuerzos necesarios para cancelar el pago de remuneraciones, incluido aguinaldo, en forma anticipada como ha sido habitual en esta fecha. Este esfuerzo se continuará realizando en los meses futuros a objeto de dar tranquilidad a los funcionarios y académicos de esta Corporación.” Por lo tanto, la postura de cerrar el semestre, para “ayudar” al pago de profesores y funcionarios es claramente una falacia. Lo único que puede justificar el cierre del semestre es la lógica de desmovilizar a los estudiantes de la Universidad y bajar un movimiento histórico que luego de 3 meses de intenso trabajo todavía no concreta ninguna de sus demandas. Finalmente señalar, que el dinero para becas y crédito existe, se encuentra en algún lado, no se puede perder. Estos dineros fueron aprobados hace más de un año en la ley de presupuesto nacional, por lo que es una ridiculez pensar que estos dineros se perderán, no se pueden perder porque se encuentran disponibles y no se pueden utilizar para nada más que no sea financiar a las Universidades.

El cierre del semestre como forma maquillada de desmovilización: Cuando comenzó a surgir la idea de buscar propuestas para cerrar el semestre, se hizo bajo la lógica que no nos podíamos cerrar a la posibilidad de que brotará alguna propuesta que permitiera mantenernos movilizados y además cerrar el semestre. Pasado el tiempo, hoy nos damos cuenta que todas esas propuestas claramente no nos mantendrán movilizados y más aún, parecen ser solo un tipo de medida desmovilizadora y sumamente parecida a la del voto “calendarización”. Para el que todavía no lo sepa, luego de tres meses de movilización, el voto para ver la forma de movilización de la Universidad de Santiago es de la siguiente forma:

Primero se vota si se quiere o no seguir movilizados, de ser “si” la opción ganadora, se vota la forma, la que puede ser, paro indefinido (estado actual), toma, o calendarización. Con más de tres meses de movilización la opción paro indefinido siempre ha ganado con gran diferencia sobre las otras opciones. Por otro lado, la calendarización, no es otra cosa que efectuar actividades académicas con horarios protegidos para poder asistir a marchas y asambleas, esta opción de calendarización siempre se ha criticado ya que no ejerce ningún tipo de presión hacia a las autoridades y además en una de las hipocresías más grandes que existe, porque como se ha señalado anteriormente, al comenzar con actividades académicas es ingenuo pensar que esos horarios protegidos el estudiante los utilizara para asistir a marchas y asambleas, claro es, y más con la realidad de no haber estudiado durante tres meses, que el estudiante ocupará todo el tiempo de los horarios protegidos en estudiar para el bombardeo de evaluaciones que se le vendrá encima. Por lo tanto es claramente una opción desmovilizadora, pero como la tendencia de los votos sigue firme a favor del paro indefinido algunos sectores del ampliado estudiantil han levantado esta opción con el nombre maquillado de “cerrar el semestre”, que no es otra cosa que una calendarización y por ende una opción desmovilizadora. Otro detalle que se debe tener en cuenta y que no se puede dejar pasar es el intento del ampliado de ingeniería (incompleto), de que si gana la opción de cerrar el semestre, esta sea a través de la autonomía por facultades para que éstas vean la forma específica en que quieran cerrarlo. El por qué se la juegan por esta opción, es muy simple y una vez más apunta a hacer fracasar las demandas del movimiento. Como se señaló, una de las medidas de presión en específico más efectivas que produce el paro indefinido es la imposibilidad operacional de acoger dos primeros años al mismo tiempo, en este sentido, las ingenierías toman un papel principal, ya que al poseer un gran número de estudiantes de primer año, el problema y la presión que se le genera a las autoridades es de marca mayor, provocando que el sistema nacional de educación superior actual que tanto criticamos como estudiantes, colapse y entre en crisis. En ese sentido el ampliado de ingeniería pretende solucionarles ese problema a las autoridades, ya que los primeros años de ingeniería dependen de la facultad de ingeniería, al conseguir la autonomía por facultad para cerrar el semestre, la facultad de ingeniería podría realizar un plan para resolver este problema con los primeros años.

Voto informado vale por dos, que tus dirigentes no te pasen máquina: Para concluir es importante que como estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile nos demos cuenta que el histórico movimiento estudiantil es nuestro, es de las bases, no es de los dirigentes, por lo mismo debemos ser conscientes del valor que tienen nuestros votos y que éstos los debemos efectuar informados y responsablemente. Responsablemente por qué cómo se señaló en este documento las repercusiones que puede tener para el movimiento estudiantil el cierre del semestre pueden ser fatal para el éxito de nuestras demandas, es indispensable que nos demos cuenta que lo que podemos

estar votando no es el simple cierre del semestre, sino bajar el movimiento estudiantil en nuestra Universidad sin haber conseguido ninguna de las demandas que levantamos. No podemos bajarnos ahora compañeros, ahora es cuando se hace primordial seguir movilizados, ahora cuando se están discutiendo con el gobierno la forma de destrabar el conflicto no podemos estar estudiando para unas pruebas, debemos seguir atentos a que no nos pasen máquina nuestros dirigentes y mantener vivo el histórico movimiento estudiantil.

¡Voto informado vale por dos, que tus dirigentes no te pasen máquina!

Dato ñoño: Para que quede más claro el valor del voto de cada uno de nosotros como base, podemos realizar el siguiente ejercicio cuantitativo. Comparar cuantitativamente cuánto más vale nuestro voto sobre las políticas de educación en comparación con el voto que podríamos ejercer al votar en una elección a nivel nacional. Si nuestro voto fuera parte del universo electoral tiene el valor cuantitativo de 1 sobre 6.958.972 (votos válidamente emitidos en la última elección presidencial). Ahora por otro lado, si aproximamos la asistencia a cada una de las asambleas de las aproximadamente 50 carreras que votan en el ampliado estudiantil de la USACH a 100 estudiantes, y tomando en comparación que hoy en la CONFECH existen 27 votos (25 universidades del consejo de rectores más la federación de estudiantes mapuches y más la Universidad Central), llegamos a la cifra que nuestro voto como base vale aproximadamente 50 veces más que si votáramos esto mismo en una elección a nivel nacional. En síntesis este movimiento ha provocado que tu voto valga mucho, de ti depende hacerlo efectivo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful