Página 1 | Viernes 16 de Julio de 2010

3 no perdona Un nuevo desafío que
Pérdida de humedad del suelo y cambio climático P. 3, 4 y 5

Año 1 | Nº10

Duras críticas de Peretti al bloqueo del Mercado de Liniers

Vacas “piqueteadas” no pueden ingresar a Liniers

E

l director y titular de la Comisión de Ganadería de Federación Agraria Argentina, Pedro Peretti, salió a criticar la decisión del gremio de la carne que impidió el ingreso de ganado al mercado de Liniers. “A Fantini habría que haberle dado un plano de la ciudad que marque dónde se deciden las políticas públicas en la Argentina, porque la movilización tendría que haberla hecho frente al Ministerio de Trabajo o la Secretaría de Comercio, y no afectando al único mercado de referencia transparente que está al servicio de los productores”, señaló el federado y agregó: “Ya que van todos los viernes a la escuelita de Moreno, podrían pedir allí que les expliquen adonde se tramitan los subsidios, que es donde el gobierno toma las decisiones de política agropecuaria, y que claramente no es el lugar al que se manda la hacienda”. Inmediatamente Peretti agregó: “No es pegándole a los productores agropecuarios como se solucionan

los problemas de la carne. Nosotros desde el 2006 venimos denunciando las malas políticas para el sector, no sólo desde la perspectiva de los productores sino que hemos anunciado que ellas derivarían en despidos y destrucción de fuentes de trabajo. Pero eso hay que reclamarlo frente al Gobierno, y no bloqueando el ingreso al Mercado de Liniers, que es donde los pequeños y medianos productores mandan sus animales, que sólo representan entre el 15 y el 20% de la faena diaria. El gremio sabe que los frigoríficos más grandes no hacen pasar la carne por ese Mercado, es decir que los actores más poderosos seguirán abastecidos y siendo beneficiados por esta medida, sin precio de referencia”. Finalmente, el titular de la Comisión Ganadera de FAA dijo: “Por un lado, Moreno cierra la exportación de carne. Por otro, el gremio bloquea el ingreso de hacienda en Liniers. Estas son dos señales muy negativas, en un momento en que

la Presidenta está en China con una delegación de productores e industriales, intentando abrir ese mercado para nuestra carne” y concluyó: “En materia de ganadería es todo disparatado. Se da una situación en la que miles de productores desaparecieron de la actividad, miles de trabajadores perdieron su fuente de trabajo, faltan 10 millones de cabezas de ganado y los consumidores deben pagar más caro de lo que deberían. Todo esto sucede como resultado de que estamos ante la peor política ganadera de la historia de nuestro país”.

Página 2 | Viernes 16 de Julio de 2010

Federación Agraria Argentina

CAMPO 3

Primeras Jornadas Nacionales Tamberas
Durante los primeros días de Julio se llevaron a cabo las “I Jornadas Nacionales Tamberas” organizadas por la Federación Agraria Argentina en la localidad santafesina de Rafaela, contaron con la presencia de productores tamberos representantes de las principales cuencas lecheras del país y el lema del evento fue “Por una lechería con más tamberos”.
“Debemos luchar para lograr una producción lechera con más tamberos”, aseguraron.

L

a apertura oficial de las Jornadas estuvo a cargo del presidente de FAA, Eduardo Buzzi que manifestó: “Desde Rafaela tenemos que comenzar a impulsar las bases de la legislación necesaria para estabilizar la producción lechera, como una parte fundamental de un movimiento general para que haya más productores, en una lucha que tiene que ver con la dignidad y con la defensa del legado de nuestros antepasados. Tenemos que poner la fuerzas y la energía para consolidar la vida de los pueblos del interior, porque no podemos aceptar la concentración como algo natural, sino que debemos luchar para lograr una producción lechera con más tamberos”. También asistió a la apertura el intendente de Rafaela, Omar Perotti, que dio la bienvenida a la ciudad, convocando “A trabajar para lograr un sector lechero plenamente competitivo, de modo de lograr el desarrollo de cada uno de los pueblos del interior y de las familias agropecuarias”. Buzzi y Perotti compartieron un panel con Luiz Facco, asesor de la presidencia de la CONTAG (Brasil), con el Ing. Agr. Martín Lindholm Leunda, presidente de la IPL (Uruguay), y por FAA el presidente de la filial Pte. Roca, Diego Sara, el director del Distrito XII, Walter Martino y el referente de lechería Guillermo Giannasi. En el desarrollo de su charla, Giannasi dijo: “No nos resignamos a

que cada vez haya menos tamberos en la Argentina, hay que revertir el proceso de cierre de tambos al que asistimos en los últimos años. Es fundamental que exista una política pública, un gran proyecto nacional para que Argentina pueda hacer crecer a su lechería, a través de sus productores pequeños y medianos; volver a la chacra mixta, como cuando vivieron nuestros abuelos, que haciendo ganadería y tambo pudieron progresar”. Los paneles temáticos que se desarrollaron a lo largo del encuentro contemplaron los siguientes tópicos: “Análisis y perspectivas del sector lechero argentino”, “Propuestas para una lechería con más tamberos”, “Perspectivas provinciales de las políticas lecheras”, “Tambo familiar o mega tambo; realidades y perspectivas”, “La vaca de conserva y el ternero holando en la realidad tambera” y “Las políticas lecheras de Brasil y Uruguay”. Para el día de clausura de las Jornadas se hizo presente el Sr. Ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, quien tuvo a su cargo, junto a Buzzi y al Gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Binner, el cierre del encuentro. En su discurso de cierre, dijo Buzzi: “Precios y condiciones para la producción, esos son los ejes que sintetizan el trabajo realizado en estas jornadas, y les estamos entregando a ustedes, como máximos representantes de la provincia

de Santa Fe y autoridad del área de la Nación el documento elaborado por los productores en estos días de trabajo. También les transmito la esperanza de todos los compañeros para encontrar los mecanismos de acuerdo para que la lechería sea con más tamberos y la producción con más productores. Todo esto redundará en más gente viviendo en los pueblos, lo que significa más producción, más ocupación territorial y desarrollo; para que frenemos la migración y logremos más felicidad en los pueblos del interior”. Luego agregó: “A pesar de que seguimos teniendo diferencias con este Gobierno empiezan a aparecer síntomas como este, en que se tiende a la normalización en lo que debe ser la relación de los gobiernos con la sociedad civil organizada y específicamente con las entidades que representan a los productores”. Por su parte, el Ministro Julián Domínguez manifestó: “Hay que articular al Estado federal, los provinciales y las entidades de la producción para definir los intereses que se necesitan proteger. En este sentido va el plan estratégico agroalimentario que presentamos: que podamos discutir juntos lo que queremos. Porque no imaginamos otro rol para el Estado que el de proteger al eslabón más débil de la cadena productiva”. Finalmente, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Binner señaló: “Celebro esta reunión

organizada por la FAA porque es estratégica. Sirve para empezar a caminar en este nuevo tiempo que se inicia, dejando de lado los viejos peros, y cooperando desde abajo hacia arriba. Es importante seguir trabajando pensando en lo que se hace y produce, seguir el diálogo pensando en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones; es decir no volver siempre a cero a partir de cada gobierno, sino empezar a pensar en la continuidad, y lo podemos hacer juntos”. El documento elaborado por los productores que participaron de las Jornadas y fue entregado a ambos dice: “Es central que se empiece a trasparentar toda la cadena. Deseamos que la producción tambera se incremente pero no con unos pocos, sino con miles de pequeños y medianos

productores tamberos, para eso debe frenarse la concentración y dar previsibilidad” y luego agrega: “Desde hace varios años venimos remarcando la necesidad de crear un organismo que defina políticas activas para el sector y se pongan en debate ideas y propuestas que permitan la sustentabilidad y el crecimiento de la producción lechera, básicamente, debemos proyectar el crecimiento de la actividad, en un marco adecuado de planificación estratégica, por lo cual es necesario la aprobación de una Ley Nacional que establezca un marco regulatorio para todos los actores de la cadena”. También señala: “es necesario implementar políticas públicas tendientes a generar un ambiente propicio para el desarrollo de la actividad entre los pequeños y medianos productores”.

Página 3 | Viernes 16 de Julio de 2010

CAMPO 3

El cambio climático pondrá más presión sobre la calidad del suelo y aumentara el riesgo de la desertificación y de degradación de los suelos

Un fenómeno que vino para quedarse

El Suelo y el Cambio Climático: Un desafío futuro
l suelo es un recurso natural que a menudo se olvida porque no se dimensiona la importancia que este tiene para el ecosistema y la economía. La comida que comemos, la ropa que usamos, el agua que bebemos, todos ellos están relacionados con la capacidad del suelo para realizar sus funciones fundamentales. Cuando los suelos se degradan, esta capacidad se ve seriamente afectada. Por otra parte, cuando la degradación alcanza niveles graves, puede dar lugar a fenómenos de desertificación. Además de sus funciones relacionadas con la biomasa y la producción de fibra, el reciclaje de nutrientes y la filtración del agua, el patrimonio genético etc., el suelo juega un papel crucial en el ciclo global del carbono. La exploración de ese papel debe ser objetivo del área suelos del INTA en el próximo trienio. La clave en la relación entre el suelo y el cambio climático es la materia orgánica del suelo. La materia orgánica está relacionada con la fertilidad del suelo es el fundamento de la vida, especialmente la vida vegetal, ya que a través de ella se unen los nutrientes a suelo, garantizando así su disponibilidad para las plantas. Es el hogar para los organismos terrestres, desde las bacterias a los gusanos y los insectos, y les permite transformar los residuos vegetales, y proveer los nutrientes que puede ser absorbido por las plantas y los cultivos. Asimismo, mantiene la estructura del suelo, mejorando así la infiltración del

E

agua, la disminución de la evaporación, aumentando la capacidad de retención de agua y evitar la compactación del suelo. Además, la materia orgánica acelera la descomposición de los contaminantes que puede fijarse a sus partículas, reduciendo así el riesgo de contaminación de aguas. La materia orgánica del suelo es la segunda reserva de carbono mas grande del planeta después de los océanos, si se liberara a la atmósfera sólo una pequeña fracción de esa cantidad se correría el riesgo de acabar con todos los ahorros que otros sectores de la economía mundial están logrando con el objetivo de contener las emisiones del hombre de los gases de efecto invernadero. Desafortunadamente, esto no es solo un escenario teórico Si bien el suelo es parte del problema del cambio climático también puede ser parte de la solución, el cuadro general es claro, a través de la adopción de la correcta de gestión de prácticas de manejo del suelo que garanticen el mantenimiento de carbono en el suelo, se podría contribuir a compensar en parte las emisiones de los combustibles fósiles. La intensificación de la agricultura y la incorporación de nuevas tierras a la agricultura, en general no siempre vinculadas con una buena gestión del recurso suelo, han jugado un papel central en el incremento de la producción de granos. Ahora todos los estudios indican que

se está produciendo una lenta y gradual reducción de materia orgánica del suelo, sin una evaluación completa a nivel regional. Estas pérdidas pueden ser muy significativas cuando se las toma en su conjunto en términos de emisiones de carbono. Los cambios en los patrones de precipitaciones y el aumento de las temperaturas medias por el cambio climático también están desempeñando jugando un rol importante en este sentido. Un aumento en la temperatura global acelera las pérdidas de carbono de los suelos, lo que eleva la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Los cambios en los patrones de lluvia contribuyen a un aumento de la erosión en suelos vulnerables, que a menudo ya sufren de bajo contenido de materia orgánica. El cambio climático pondrá más presión sobre la calidad del suelo y aumentara el riesgo de la desertificación y de degradación de los suelos, esto ya está afectando varias regiones de nuestro país y se espera que se en el futuro cercano estas se intensifiquen. El verdadero reto es asegurar que la gestión de materia orgánica del suelo y su potencial para prevenir la desertificación, la degradación de suelos contribuya a la mitigación del cambio climático. Esto debe convocar la atención de los usuarios del suelo y a los responsables políticos, para que puedan considerar ese factor en sus actividades diarias y en el desarrollo de políticas, respectivamente.

Propuesta del INTA El suelo es parte tanto del problema como de la solución del cambio climático. Es indispensable apoyar las prácticas de manejo sustentable del suelo que ayuden a mantener y en lo posible, aumentar la materia orgánica del suelo. La degradación del suelo tiene repercusiones globales, por lo que resulta necesario descubrir donde se están produciendo pérdidas de materia orgánica del suelo y se evalúen esas pérdidas

Está claro que la Argentina tiene que adaptarse al cambio climático y que el suelo desempeña un papel crucial para garantizar la producción de alimentos y servicios frente a condiciones climáticas adversas La creación de una Red INTA de Información de Suelo será en el futuro cercano, una de las bases de datos de Argentina que proveerá información para la aplicación y el seguimiento de la futura estrategia temática para la protección de nuestro suelo.

Página 4 | Viernes 16 de Julio de 2010

Humedad de los suelos en Provincia de Buenos Aires

CAMPO 3
Por: Ing. Agr. Alberto Allasia

Página 5 | Viernes 16 de Julio de 2010

CAMPO 3
la salida? una alternativa es ajustar la carga respetando esta nueva oferta forrajera; como así también la composición de las categorías en nuestro rodeo. En la búsqueda de más pasto, reconocer que los recursos forrajeros en base a cultivos anuales, implican un laboreo, barbecho, siembra, emergencia, todo con un costo hídrico por pérdida de humedad; en síntesis buscamos a partir de una semilla, alcanzar un frondoso cultivo. En el caso de las praderas perennes, en los periodos rigurosos y con severas limitaciones, el simple hecho de su permanente presencia, le otorga al suelo una mayor eficiencia en el aprovechamiento de los escasos recursos pluviales y por ello superan a los cultivos anuales. Además la permanente cobertura del suelo en la pradera perenne, ayuda a minimizar las pérdidas de humedad que para el balance hídrico es fundamental, ya que los ingresos por lluvias son nuestro problema en tiempos de sequía. El valor de la sanidad y el confort animal, como muy bien nos señala el Dr. Jorge Villalba en sus charlas, alcanza su máxima plenitud en los momentos de escasez de forraje, y el poco pasto disponible para el ganado debe poder convertirlo eficientemente, sin el costo de sobrellevar parásitos externos o internos, desequilibrio de minerales, o enfermedades que pueden y deben prevenirse. En síntesis un cuidadoso plan sanitario preventivo, más una atención cotidiana y permanente, para transformar su gasto en una muy buena inversión. En agricultura, debemos decidir sobre dos grandes y principales tipos de cultivos posibles. De lo general a lo particular Sin lugar a dudas el tema abordado es muy general, pero ello es inevitable y elemental, pues debemos elegir acertadamente las grandes decisiones, y luego avanzar en los detalles pues ello nos puede evitar que “se nos escapen las tortugas”. Y en esa búsqueda de ubicar el camino a transitar, surgirá indudablemente la necesidad de un intercambio fecundo y generoso de ideas, más un dilatado diálogo entre el productor y su asesor técnico, así todos juntos y comprometidos en acotar el margen de maniobra que cada establecimiento en particular requiere, y que es imposible de generalizar. Como en todo sistema de alta complejidad, cada establecimiento es un mundo.

¿Y ahora que hacemos?
acemos más o menos ganadería, más o menos agricultura y dentro de esta más o menos de fina o de gruesa, esto simplemente como para iniciar una interminable ronda donde seguramente existirán muchas más preguntas que respuestas, pero lo importante frente a un tiempo que se agota, debemos ordenar prioritariamente al menos las preguntas según su relevancia. Con respecto al cambio climático ya hicimos los comentarios a principios de año, señalando que “más vale prevenir que curar”, y donde alertábamos que la sequía podía de alguna manera venir para quedarse. También comentábamos que “viejas” lagunas de la región conocidas por más de 25-30 años, y motivo de periódicas visitas por los entusiastas de la pesca, tímidamente comenzaban a señalar, algunas de ellas, la “cabeza” de los postes por donde tiempo atrás hubo un alambrado; incluso caminos, habiendo quedado por años sumergidos en el agua, diciéndonos a las claras que la zona no era ajena a periodos de un régimen pluviométrico mucho más bajo, y además que este había durado años. También comentábamos que ese “quiebre” climático, con régimen pluviométrico anual mucho más favorable sucedió alrededor del año 1980, año recordado por las inundaciones muy severas en el sudeste bonaerense, que costó incluso vidas humanas. Ahora bien, el tiempo transcurre y las condiciones climáticas no han cambiado significativamente; los meses avanzan y llevamos ya casi 5 años de una caída significativa de las lluvias anuales, sobre todo en primavera-verano (en general). Y nada descabellado sería pensar, un régimen más parecido a los anteriores al año 1980, con un régimen de lluvias alrededor de los 700-800 mm anuales, que los felices 1200 y hasta los 1500 mm. anuales que supimos alcanzar entre el año 1980 y el 2004.

H

Cuando decae la cantidad de agua anual también lo hace la producción de forraje, que se inicia con una menor oferta de pasto en primavera y afecta la alimentación del animal.

¿O acá no pasó nada? Basta mirar la región e imaginarla hace 10 años atrás, donde teníamos las lagunas hasta el “pico”, los vehículos con doble tracción eran una necesidad muy bien justificada, las botas de goma imprescindibles, caminos deteriorados por dificultades de mantenimiento, conflicto de productores “aguas abajo” en zona onduladas por las canalizaciones indiscriminadas o bien a unos pocos metros de profundidad tener agua suficiente para nuestros molinos, entre otros. Hoy recorremos los campos con

goma lisa, cruzando por los bajos. Entonces vale preguntarnos cuánto nos tendría que llover, para cambiar radicalmente la situación reinante; cada uno de nosotros puede imaginarlo, y seguramente las lluvias que estemos pensando son tan cuantiosas, que su sola pregunta las hace casi imposibles en el corto tiempo, con relación a nuestras decisiones y necesidades inmediatas. Y sin reserva alguna de humedad en el suelo, ni tampoco en el ambiente, más que para el día a día, las pretensiones o ambiciones deben alinearse frente a esta crítica, severa y aguda realidad. Y cuidado con los auto engaños. Tenemos una amplia región del sudeste bonaerense que fue favorecido por recientes lluvias, que si bien generan una saludable tranquilidad, lejos están de eliminar la situación anterior angustiante, más bien si darnos el tiempo necesario para reflexionar en todo lo referente al mejor uso y gestión del agua. Incluso preocuparnos y ocuparnos, por toda esa masa de agua que se acumulo en los potreros sin infiltrar, o bien ver alejarse por cunetas y arroyos cantidades enormes de agua, que se pierden al continuar su destino al mar, agua que hace muy poco reclamábamos y hoy la perdemos.

¿Y ahora qué hacemos? En agricultura Sin lugar a dudas el tiempo transcurre; las recientes campañas agrícolas sin los resultados esperados provocan una menor capacidad de riesgo hacia el futuro, la información se acumula, las discusiones acallan, y el temor más la incertidumbre se acrecientan en la medida que, inexorablemente, debemos asumir decisiones y actuar en un escenario cada vez más acotado. Entonces está bien justificada la pregunta, de si serian los cultivos agrícolas de verano a los cuales deberíamos inclinarnos, cuyos requerimientos de agua son muy altos. Por ejemplo el cultivo de maíz tiene un requerimiento de 1000 mm. en todo su ciclo, y los mayores requerimientos centrados en pleno verano. Y si nos decidimos por cualquier otro cultivo de verano, también los requerimientos de agua son elevados, por ello debemos recapacitar sobre el potencial de nuestros recursos, fundamentalmente en la aptitud de nuestro suelo, en cuanto a su fertilidad y capacidad de almacenamiento de humedad, para sobrellevar el cultivo satisfactoriamente. A su vez dentro de los cultivos de

verano, los de raíz pivotante tienen cierta ventaja comparativa por permitirle explorar horizontes del suelo a mayor profundidad, como también lo tienen aquellos cultivos cuya floración es más temprana, demandando más agua hacia la primavera, y no en pleno rigor del verano. Además la elección entre los cultivos de verano o invierno, donde también existe una marcada diferencia de riesgos a asumir, en cuanto a su compromiso con los requerimientos hídricos. Los cultivos de invierno se implantan en un momento donde siempre tenemos la humedad necesaria para su germinación y emergencia, como así también son bajos sus requerimientos durante el periodo vegetativo, hasta la llegada de la primavera donde inician paulatinamente un incremento cada vez mayor de agua hasta ser prácticamente decisivo su rinde de grano, según el abastecimiento de agua en los meses de octubre a diciembre en tiempo y forma. Por otro lado los cultivos de invierno son favorecidos por una pérdida de humedad ambiental menor al periodo estival. Entonces y resumiendo, en agricultura, debemos decidir sobre dos grandes y principales tipos de

cultivos posibles, como así también la magnitud de la superficie a sembrar para cada uno de ellos. Y en ganadería Y si nos referimos a la ganadería; reconocer que cuando decae la cantidad de agua anual también lo hace la producción de forraje, que se inicia con una menor oferta de pasto en primavera; y al llegar el invierno estalla la crisis forrajera, creando como actualmente sucede innumerables inconvenientes. Por ello pretender mantener la carga histórica, se nos convierte en una meta muy compleja. ¿Entonces por dónde buscamos

La sequía podrá venir para quedarse.

Página 6 | Viernes 16 de Julio de 2010

Agroclimatología: La información necesaria

CAMPO 3
Por Ing. Agr. Adela Veliz

La ola de frío polar y el trigo recién sembrado

D

esde el fin de la semana pasada y luego del ingreso de aire de origen polar a través de la Patagonia, se instaló en el centro y norte del país una ola de frío que ha provocado un importante descenso de las temperaturas, con mínimas por debajo de 0ºC en varias localidades y las consecuentes heladas en el sur y centro de Buenos Aires, La Pampa, sur y centro de Córdoba, San Luis y hasta áreas del Noreste, este de la Región Chaqueña y Norte de nuestro país. Es más, al cierre de esta edición, era muy probable la ocurrencia de nevadas entre el miércoles y jueves en el sur y sudeste de Buenos Aires y en las zonas serranas de Córdoba y San Luis. Ahora…¿A qué llamamos heladas y cómo afectan a nuestros cultivos? Desde el punto de vista meteorológico, para que se produzca una helada la temperatura tomada en el abrigo meteorológico a 1.5m de altura debe ser igual o menor a 0ºC. Intervienen en la formación de heladas diversos factores, siendo uno de los principales el balance de energía en el sistema suelo-atmósfera-cultivo.

Sin embargo, desde el punto de vista agrícola, llamamos helada al descenso de la temperatura del aire a niveles tan bajos que pueden afectar a los vegetales destruyendo sus tejidos y hasta causando su muerte. Deben existir tejidos susceptibles a cambios o modificaciones irreversibles en su estructura y/o funcionalidad. Por esto lo primero que vamos a tener en cuenta es que la ocurrencia de una helada y su consecuencia depende de qué cultivos consideramos y su etapa de crecimiento. Además las heladas que mayor daño causan a las plantas no son las que se producen durante el período normal de ocurrencia de este fenómeno, sino las que ocurren fuera de éste, son las que llamamos heladas tempranas, si ocurren antes del período normal de comienzo de las mismas, o tardías, que son las heladas primaverales. Pero también vamos a considerar cuál es la mínima que se ha alcanzado, la velocidad de enfriamiento y las condiciones atmosféricas que acompañan a la helada –estado de humedad de la atmósfera, ventilación, temperaturas mínimas alcan-

zadas, turbulencia del aire o viento, nubosidad, etc. Por ejemplo, las masas de aire húmedo pueden producir las llamadas heladas blancas –o escarcha, cuando se forma hielo cristalino sobre la superficie de las plantas si la temperatura baja de los 0ºC-; en cambio las masas de aire seco pueden producir las heladas negras, cuando no se observa hielo sobre las plantas, pero al día siguiente de ocurrida observamos que las plantas están negras, ya que sus órganos fueron necrosados o destruídos. También hay que considerar las características o relieve del suelo: pueden existir áreas denominadas “bolsones de heladas” donde el aire frío, más pesado, suele estancarse. Influyen también las características físicas del suelo, su humedad, contenido de materia orgánica, etc. Dicho esto, y en momentos en que se está definiendo la siembra de la cosecha fina, con 4.2 millones de has estimadas para esta campaña, con zonas que al haber sido sembrado más temprano ya se encuentran transitando las primeras etapas vegetativas y macollaje, qué consecuencias traen las bajas tem-

peraturas y las heladas en el trigo? Digamos que, aunque hay diferencias entre los distintos genotipos, el trigo es un cultivo que necesita acumular cierta cantidad de horas de frío (a esto se llama “vernalización”) durante su ciclo vegetativo. Sin embargo el umbral de temperaturas debajo del cual se producen daños, está condicionado, como se dijo anteriormente, por la etapa de crecimiento en que se encuentra el cultivo. Es así que fuentes del INTA indican a modo de referencia que temperaturas de -11ºC durante dos horas en macollaje ya provocarían daños como hojas retorcidas, decoloración del follaje y punta de las hojas quemadas. A veces sucede que cuando se hielan algunos macollos activos, estos son reemplazados por otros de desarrollo tardío, lo que puede traer como consecuencia una potencial desuniformidad en la maduración del cultivo, estableciéndose a cosecha, un antecedente negativo para la definición de calidad y del rendimiento del cultivo Ya más avanzado el ciclo, en encañazón las temperaturas que causarían daños tienen un límite de -4ºC;

en las etapas reproductivas los daños y las tolerancias cambian: en espiga embuchada -2ºC, espigazón y floración -1ºC, grano lechoso y maduración -2ºC. Estas últimas son la que pueden suceder durante las temidas “heladas tardías”, o primaverales, que causan desde esterilidad, muerte de espiguillas, hasta pérdida parcial del cultivo en la capacidad de formar granos y la consecuente caída potencial del rendimiento que puede ser muy significativa. El período de floración se inicia aproximadamente a la semana de espigar y es el estado de mayor sensibilidad a las heladas, ya que pequeñas modificaciones en las temperaturas y en el tiempo de exposición a las mismas, producen significativas diferencias en la magnitud del daño. Si ocurre una helada durante el estado de grano lechoso, puede interrumpirse el llenado. Si no se forma grano las mermas a nivel de cultivo pueden provocar enormes pérdidas, y de formarse el grano probablemente tendrá muy bajo peso hectolítrico, además de reducción o pérdida del poder y energía germinativa.

Página 7 | Viernes 16 de Julio de 2010

CAMPO 3

Como se capacita el campo para la agricultura de precisión

Máquinas precisas: cuando el futuro se hace presente
Cada salto evolutivo que produce el sector agropecuario lleva implícita una profunda tarea de capacitación en sus recursos humanos, tal es lo que hoy sucede dentro del marco de la “agricultura de precisión”.

P

untualmente en el INTA Manfredi se está llevando a cabo en estos momentos el noveno Curso de Agricultura de Precisión y la cuarta Expo de Máquinas Precisas, que bajo el lema “Una dinámica inteligente para mostrar máquinas inteligentes” aborda todos los temas relacionados con la siembra, fertilización, cosecha, manejo y gestión de datos, trazabilidad de labores, calidad del grano cosechado, transferencia de datos en tiempo real y toda vinculación relacionada con la Agricultura de Precisión y al manejo de cultivos e insumos según ambiente. Se realizan dinámicas guiadas donde los asistentes pueden ver las máquinas en funcionamiento y, al mismo tiempo, en una pantalla gigante se transmite a tiempo real lo que ocurre dentro de la cabina del operario de cada máquina. Este año se cuenta con un predio de más de 20 hectáreas, en el cual están ubicados los tres salones de capacitación con funcionamiento en simultáneo y la exposición de máquinas precisas más grande de Latinoamérica con las 90 empresas de mayor relevancia en esta tecnología. Las dinámicas de Agricultura de Precisión y Máquinas Precisas se realizan en forma permanente y personalizada, donde los interesados aprenden a manejar un monitor de siembra, monitor de pulverización, computadora de dosis variable, monitor de rendimiento, los programas específicos para bajar datos de los monitores y aprender a hacer una recomendación (prescripción de siembra y fertilización), manejar un banderillero satelital y poder conocer todo lo disponible en esta tecnología en nuestro país. Esta capacitación se toma diariamente y en cualquier horario para lograr de esta manera el aprendizaje en el manejo de las diferentes herramientas existentes en el mercado nacional. Es decir, dinámicas continuas y personalizadas durante los tres días del curso. El programa incluye a más de 40 disertantes, siete de ellos extranjeros. Finalizado este encuentro, muchos de los profesionales del INTA pondrán norte hacia Venado Tuerto

mano de los expertos de las empresas que fabrican los equipos, de especialistas de INTA y de asesores de la actividad privada. Entre las empresas que estarán respaldando la capacitación de los operadores se encuentra el Banco Galicia, cuyo gerente agropecuario, Marcelo Mc Grech, sostiene que en la conocida entidad de crédito, apoyan fuertemente a la inversión en tecnología para la producción del campo. Como también se ocupan de promover el uso correcto y eficiente de modernos equipos. “Entendemos que apoyar ADMITE -explica Mc Grech- es una manera de agregar valor a la producción con el mejoramiento de la capacitación y el desarrollo del conocimiento en quienes la manejan. Los valores invertidos en la maquinaria suelen ser de montos importantes, y por ello consideramos de utilidad contribuir a la eficiencia en su uso tanto en el plano técnico como en el económico. Por ello es que en la entidad implementamos acciones enfocadas al crédito dirigido a la compra de equipos”. Otra empresa que participará activamente en ADMITE será Ombú Máquinas Agrícolas. El Ing. Andrés Viotto destaca que la jornada “nos gustó como un camino que conduce al acercamiento de la empresa al cliente, y una manera de hacer conocer el manejo de los equipos a fin de que el usuario los opere de la mejor manera y practique el mantenimiento adecuado”. En esta oportunidad, Ombú ensepara seguir con la capacitación de los productores argentinos, allí se llevará a cabo entre el 2 y el 7 de agosto próximo, ADMITE, organizado por el equipo de Ferias y Exposiciones Argentinas de Clarín. Una más que interesante articulación entre el INTA, la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola y la Federación de Contratistas para ofrecer un entrenamiento en el manejo de las sembradoras, cosechadoras, pulverizadoras, tractores y equipos de última generación, que será ésta una oportunidad de carácter único debido a que en ella, la capacitación se realizará de la

ñará como operar un acoplado para cosecha de grano autodescargable, con capacidad para 22 toneladas de soja, con doble eje con dirección en el tren delantero. En cuanto al personal del INTA destinado para esta capacitación podemos señalar en el proceso de siembra, el Ing. Hernán Ferrari del INTA Concepción del Uruguay (Entre Ríos) explicará cómo se “pone a punto” una sembradora y los criterios para seleccionar los equipos más adecuados para siembras a chorrillo y de precisión. Desde el INTA Manfredi, el Ing. Fernando Scaramuzza desarrollará aspectos referidos a la agricultura de precisión en la siembra. En el manejo de las pulverizaciones, el experto a cargo será el Ing. Agr. Olden Larragueta, quien desarrollará con todo detalle los fundamentos y prácticas seguidas para la elección de las pastillas de la pulverizadora. En cosecha de granos, se contará con el conocimiento y práctica del Ing. Agr. Sergio Marinelli, experto en el control de las cosechadoras, y la puesta apunto de estos equipos. Por su parte, Andrés Méndez (INTA Manfredi) aportará conocimiento y experiencia en temas de agricultura de precisión aplicados en la cosecha de grano. Al evento adhieren la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas, la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola, el INTA y el establecimiento educativo Don Bosco de Venado Tuerto.

Página 8 | Viernes 16 de Julio de 2010

De la tierra al paladar presenta…

CAMPO 3
Por Silvia Ramos de Barton
Sommelier y Directora del BLOG de VINOS

Pagos de Suipacha:

La ruta del queso en la provincia de Buenos Aires

D

esde hace ya varios años, existe una ruta gourmet en la Provincia de Buenos Aires para todos los amantes del queso. Se encuentra en los Pagos de Suipacha, Capital Provincial de la Lechería, hermosa ciudad que alberga año a año la EXPO Suipacha y que está ubicada en el Km. 126 de la Ruta Nacional 5, justo antes de llegar a Luján por el Acceso Oeste. Provenientes de las corrientes migratorias de principios del siglo XX, hacia 1915 se instalaron en Suipacha muchos inmigrantes vascos, quienes traían de su tierra los secretos de la lechería. A poco de haber llegado, la zona vio con asombro como floreció la instalación de 600 tambos, de los que hoy sólo quedan 60, debido a los problemas económicos que ha atravesado el sector en nuestro país a lo largo de los años. El paseo por la ruta consiste en visitar las plantas industriales de quesos, los negocios que los venden y por qué no, alojarse en algunos hoteles dis-

ponibles para tal paseo. Al llegar se puede tomar un café en Quesos de Suipacha con tartas de todo tipo y sabor. Ahí mismo ya asoman los lacticinios, salames, dulces y conservas que se producen en la zona. En Suipacha existen varias empresas que elaboran tanto quesos de vaca como de oveja, búfala y cabra. Los más famosos quesos de cabra pertenecen al emprendimiento familiar Cabaña Piedras Blancas,

fundada en 1992 y que ya ha conseguido conformar un pequeño mercado consumidor de estos quesos Premium. El queso de cabra cuenta con una dificultad biológica para su elaboración, la estacionalidad de las cabras, que entran en

celo sólo durante 6 meses al año, lo que provoca que si en julio, por ejemplo, cuentan con 8000 litros de leche por día, en enero se elevan a 60.000. La leche de cabra en polvo es nutracéutica, esto quiere decir que es hipoalergénica y es una gran solución para aquellos que no toleran la lactosa. Esta leche en polvo se comercializa hace tan sólo 3 años. Fermier, otro emprendimiento, comercializa quesos brie y camembert, raclette, fontina, tomme, cabra, danbo, romanito y un rebleusson, más conocido como reblochón, que hubo que cambiarle el nombre por la denominación

de origen francesa. Todos estos quesos pueden degustarse con unas galletas de campo llamadas galletas de puño. Para conocer todos los quesos debe pasar por la Boutique Artesanal Quesos de Suipacha que se encuentra en el km. 126 de la Ruta Nacional Nro. 5. En La Pomarola se puede almorzar y cenar. Allí encontrará por ejemplo, unos agnolottis de crottin, imperdibles. El circuito incluye también una visita a un elaborador de embutidos, un criadero de jabalíes, una plantación de arándanos, una granja, locales de antigüedades, un restaurante y hosterías donde tomar una buena merienda o pasar la noche. En plena etapa de desarrollo, la Ruta del Queso aún suma establecimientos que quieren darse a conocer. Todos los carteles sobre la ruta y los folletos que se entregan en la zona tienen una imagen de marca de La Ruta del Queso.