Hacia el valor de la investigación periodística

Postítulo de Periodismo y Comunicación
Trabajo Final Integrador Martín Concina Rosario, Santa Fe, Argentina Septiembre, 2009

Introducción
Desde el contexto histórico “Descubrir lo oculto, des-ocultarlo, es investigar. Investigar quiere decir descubrir y es eso. Pero sin embargo el verbo más pronunciado en las redacciones del diario, en la televisión, en la radio es cubrir. 'Anda a cubrir tal cosa'. Es simplemente resumir el rol del periodismo a un locutor que pasa el micrófono para que el tipo diga lo que quiera y listo”1 explica Carlos Del Frade, desde su experiencia en la tarea de investigación periodística. Precisamente, es la cualidad de informar una fuente que alguien intenta ocultar, la que prevalece desde la renombrada definición de Periodismo de Investigación en la que la catedrática del periodismo interpretativo, Petra Secanella, rectifica que la tarea se desarrolla a partir de que “el periodista encuentra una firme oposición a la marcha de sus investigaciones. Las personas investigadas siempre intentan esconder al público unos datos que las implican en actividades irregulares".2 “En los 90’ hasta el 2000-2001, los diarios Rosario/12, El Ciudadano y algunas investigaciones que le dejaban publicar a los redactores de La Capital, marcaron la época del periodismo de investigación” circunscribe Carlos Del Frade, quien se desempeñó investigando en los tres diarios durante aquel decenio aproximado. Precisamente, corría septiembre de 1990 cuando Horacio Vargas, Ricardo Alongi y Pablo Feldman, desde el Patio de la Madera como sitio de exposición, convocaban a los rosarinos bajo el lema "Ni Coti, ni Manzano. Somos un medio independiente"3. La frase presentaba al nuevo periódico llamado Rosario/12, la edición local del diario de Buenos Aires Página/12, al cual se adjuntaba a modo de suplemento. Un lanzamiento que puntualizaba la diferencia con Enrique “Coti” Nosiglia, Ministro del interior durante la presidencia de Raúl Alfonsín y José Luís Manzano, Ministro del Interior en el primer periodo presidencial de Carlos Menem, ambos ministros cuestionados por comprar medios de comunicación privados con fondos públicos4. Los emprendedores de Rosario/12 anunciaban la voluntad de trasladar la experiencia que sus colegas de Pagina/12 llevaban adelante en materias crítica e investigativa representadas por su fundador Jorge Lanata. Alongi, orientado hacia la gerencia, Vargas y Feldman en la conducción de la redacción. Desde la edición inicial semanal, se integrarían investigaciones distinguidas en el escenario público. Se estima que en el 94’ la empresa periodística Pagina/12 vendió parte del paquete accionario al Grupo económico Clarín. La fecha y los números de la negociación nunca estuvieron claros. Esta
1

Entrevista a Carlos Del Frade. Sobre historia de la tarea de investigación en Rosario/12, El Ciudadano y La Capital. Descripción de la práctica en general. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, Jueves 13 de noviembre de 2008. 2 SECANELLA, P. "Periodismo de investigación" Colección Status Quaestions. Ed.Tecnos. Madrid. 1986. 3 FELDMAN P.: “Primavera del 90” en Página/12 Bs. As 28 de septiembre de 2008. 4 VIAU S.: “Vila Manzano y compañía”, en Página/12, Bs. As. 1º de Febrero de 2001. http://www.pagina12.com.ar/2001/01-02/01-02-11/pag03.htm

operación cambiaría el desarrollo del diario5. Desde la primera publicación de Página/12 en 1987, su principal inversor había sido Fernando Sokolowicz, convertido en financista del proyecto a partir de la invitación de Jorge Lanata y Ernesto Tiffenberg. Empresario de un próspero aserradero, Sokolowicz dispuso del dinero necesario para el desarrollo del periódico. A un año, la venta ya había alcanzado cien mil ejemplares. Si bien el financista ocupó desde la fundación el puesto de editor responsable, no interferiría en el contenido del diario, que por entonces representaba un espacio a la libertad de expresión por donde pasarían escritores como Julio Nudler, Osvaldo Bayer, José Pablo Feinmann, Sandra Russo, Susana Viau, entre otros. En concordancia, la edición de Rosario evidenciaba una serie de trabajos rigurosos. Su publicación del Caso Storni en la navidad de 1994, comunicó en detalle, la presión del Monseñor Edgardo Storni para forjar a sus pares y ascender a la cúpula eclesiástica santafesina durante la última dictadura.6 Tras la venta de acciones al Grupo Clarín, comenzó un despido masivo que podía emparentarse con los efectos de las privatizaciones impuestas desde el gobierno de Menem. Sin embargo, Sokolowicz quedaría como editor responsable. Tiempo después, renunciaba Jorge Lanata y poco a poco disminuirían progresivamente las ventas trasladando la caída a la edición de Rosario/12. “Un buen momento para mí fue cuando se inició acá el diario El Ciudadano que impuso una fuerte competencia con La Capital y hubo una especie de sinergia, para mi gusto positiva, que llevó a producir buenas notas de investigación”7 observa Hernán Lascano, periodista de La Capital. En aquel momento la ciudad podía ver cómo un nuevo flujo de noticias se extendía con velocidad. El 7 de octubre de 1998 se vendía al público la primera edición a color de El Ciudadano. En formato tabloide, cuadernillos estructuraban las secciones del diario en Ciudad & Región, País, Mundo, Economía, Cultura & espectáculos y Deportes.8 En sus inicios, el periódico contó con investigaciones que irrumpían en la escena política, como la denuncia de enriquecimiento ilícito del ex-senador santafecino Jorge Massat, una publicación que detalló sus cuentas millonarias acumuladas durante las privatizaciones de los 90’, en compañía, en el Partido Justicialista, del ex- Gobernador de Santa Fe Carlos Reuteman. 9 El propietario del diario El Ciudadano: Orlando Vignatti, un empresario local de medios que en aquel tiempo contaba con la radio de AM LT8 y el servicio de TV Cablehogar, además de LT15 de Concordia y LT39 de Victoria, en la vecina provincia de Entre Ríos. Paralelamente, el tránsito de la información suministraba al diario La Capital. Fundado por Ovidio Lagos el 15 de noviembre de 1867 y dirigido a fines del 1997 por José María Lagos COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA, “La pregunta del millón ¿quien es dueño de Página/12?”en www.lavaca.org Bs. As, 3 de marzo de 2005. http://lavaca.org/notas/quien-es-el-dueno-de-pagina-12/ 6 DEL FRADE C.: Caso Monseñor Storni, en Rosario /12, Rosario, 21 de diciembre de 1994. 7 Entrevista a Hernán Lascano, periodista del diario La Capital. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 4 de noviembre de 2008. 8 BRISABOA J.: “Sale hoy un nuevo diario en Rosario”, en www.clarin.com Bs. As,7 de octubre de 1998 http://www.clarin.com/diario/1998/10/07/e-04901d.htm 9 Cuentas de Jorge Massat en “El Ciudadano & La Región”, Rosario, edición del 17 de mayo de 1999. ver DEL FRADE C.: “De la forestal a Jorge Massat”, en www.postalesdelsur.net http://www.postalesdelsur.net/ver_archi.php?que_nota=notas1
5

descendiente directo de aquel colaborador de Justo José de Urquiza- vendió, en ese año, el 51 % de sus acciones al Grupo Uno de Mendoza. Conducido por el empresario mendocino Daniel Vila y José Luís Manzano, el ex- Ministro del Interior de la primera presidencia de Carlos Menem, el Grupo adquirió en el mismo año las emisoras LT3 Radio Cerealista y LT 8 de Rosario acaparando la mayoría del público de medios rosarinos. En abril del 2000 compró también el diario El Ciudadano y su dueño Orlando Vignatti, de esta manera pasaba a ser accionista del diario La Capital.10 Desde enero de 2000, el tiraje y venta de El Ciudadano estaba refrendado por el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC). La edición correspondiente al domingo 30 de abril del 2000 no estuvo en los puestos de venta de diarios y revistas. En febrero de ese año, el promedio de venta de La Capital había sido de 19.000 ejemplares. El de El Ciudadano, 16.000. Tras el traspaso de Vignatti al directorio de La Capital, el diario era cerrado por la decisión del Grupo Uno. La presión de sus trabajadores por mantener la fuente laboral logró que reabriera, aunque con casi cien puestos menos.11 Bernardo Martín Rutti, ex empleado del Grupo Uno, denunció en enero del 2001 a Manzano y Vila ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por evasión fiscal y lavado de dinero que habría efectuado Manzano durante su función pública en concepto de más de 400 millones de dólares en beneficio de la expansión del Grupo de multimedios. La denuncia contemplaba la compra de La Capital, LT8 y LT3. “La sociedad compradora –expresó Rutti a la AFIP– fue Grupo Uno SA y parte de los pagos se realizaron por medio de instrucciones irrevocables de pago de Supercanal Holding SA libradas contra ING Baring para depositar los fondos en la cuenta SBC Warburg del Suiss Bank Corporation en Stanford, USA, la cuenta 101-WA-360783 abierta por el Banco Mendoza SA, conforme surge de la documentación que acompañó, firmada por Germán Ranftl, en esa época vicepresidente de ING Baring y en la actualidad funcionario del grupo Vila-Manzano. A través de esa cuenta se hizo el resto de los pagos en negro al grupo vendedor.”12 La asociación económica dirigida por José Luís Manzano, Daniel Vila y Orlando Vignatti desde La Capital- a poco tiempo de la denuncia cedió el diario El Ciudadano a Eduardo López, que ocupaba simultáneamente el cargo de presidente del club Newell’s old Boys de Rosario.“López aparece al principio del 2001 como una transferencia, un acuerdo superestructural, hasta el día de hoy sin mucha claridad acerca de porqué este empresario lo quería. En general siempre hubo un menosprecio por el tema del producto”13 explica Juan Pablo Sarkissian, delegado del Sindicato de Prensa Rosario y periodista de El Ciudadano. En cuanto a Página /12, seguía disminuyendo su tirada desde su venta de acciones al Grupo Clarín. Según Latin Track, la principal empresa de pautas publicitarias, antes de la crisis económica de
ver DEL FRADE C.: “Los Medios Justifican los Fines”, en www.postalesdelsur.net http://www.postalesdelsur.net/ver_archi.php?que_nota=notas80 11 “El ciudadano reabrió con calma chicha”, en www.criticadigital.com, Bs. As. 26 de diciembre de 2008 http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=16252 12 VIAU S.: “Vila Manzano y compañía”: op. cit. 13 Entrevista a Juan Pablo Sarkissian, delegado del Sindicato de Prensa de Rosario y periodista del diario El ciudadano y La Región. Sobre el salario del periodista. El trabajo periodístico en la gestión de El Ciudadano “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 03 de Junio de 2009.
10

2001 la venta era de 35.700 ejemplares. Otros distribuidores aseguran que ese año la cifra cayó a la mitad notando su caída progresiva desde los 100 mil iniciales a los que se adjuntara Rosario/12.14 Ante la pérdida de lectores, su propietario original y editor responsable Fernando Sokolowicz, formó paralelamente la empresa Aleph Producciones, dedicada a la realización de audiovisuales. Hacia finales de los 90, vendió esta firma al Grupo Vila, de Daniel Vila y José Luís Manzano, que lo mantuvo a Sokolowicz como director general. El 15 de abril del 2001, La Capital publicó la investigación de las Cajas Negras Policiales, una serie de informes que detallaban la recaudación ilegal de la policía perteneciente a la Unidad Regional II de Rosario. Sobrefacturaciones en compras a proveedores de la departamental, servicios adicionales cobrados y no prestados, cuotas colectadas de explotadores de juego clandestino, prostitución, contrabando, curanderismo; negocios con combustible destinado a las patrullas, cobros indebidos de documentación personal y arreglos por documentación de vehículos, entre otras variantes, se sintetizaban bajo el rótulo Cajas Negras, que daba identidad a la investigación desarrollada en La Capital por los periodistas de la sección Policiales.15 El jefe de la Unidad junto con el sub. jefe Roberto Jesús Roldan, fueron relevados el 21 de abril de 2001. Al día siguiente el gobernador Carlos Reuteman decidió intervenir por 90 días la jefatura. La medida procedió a solo una semana del inicio de la publicación del caso por el diario La Capital. El 6 de diciembre de 2001, el titular de Seguridad Pública del gobierno provincial, Enrique Álvarez presentó a los nuevos jefes de la Unidad Regional II en Rosario, luego de la intervención llevada a cabo por el Gobernador Carlos Reuteman. Tras la denuncia detallada de las cajas negras y el relevo de los jefes de la unidad, Álvarez declaró "la auditoría contable no detectó irregularidades en las compras y formas de contratación de la Unidad Regional II". Se cerraba el caso, desaparecía de los medios masivos de la ciudad. De esta manera terminaba la etapa (1990- 2001) de periodismo de investigación rosarino que remarcaba Carlos Del Frade. 16 A fines del 2008 tres voces distintas, desde tres espacios diferentes, permiten figurar la permanencia del estado limitado de la tarea de investigación en diarios de la ciudad. “Para mí en Rosario no existe una tradición de periodismo de investigación. Existen investigaciones fragmentarias, un tanto aleatorias, hechas a partir de hechos puntuales pero sobre todo, a mi juicio, no hechas – la mayoría de ellas – ante inquietudes de periodistas que ven un tema y se proponen desentrañarlo. ” Hernán Lascano, introduce a la temática a partir de su experiencia en el diario La Capital. Presenta la inconstancia en el ejercicio por descubrir un hecho, desde la rutina periodística de los diarios. “En la prensa gráfica de Rosario no hay periodismo de investigación. No hay por varios motivos: por decisiones empresariales, básicamente, y por que a la vez hay un corset, hay un control sobre la información”.17 Aventando por su labor desde la sección Ciudad de El Ciudadano, Ernesto Ávila
COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA: op. cit. “El gobernador relevó a toda la cúpula de la policía de Rosario”, en La Capital, Rosario, 22 de diciembre de 2001 http://archivo.lacapital.com.ar/2001/04/22/articulo_6.html 16 ver DEL FRADE C.: “Los Medios Justifican los Fines”: op. cit. 17 Entrevista a Ernesto Ávila, periodista del Diario El Ciudadano y La Región. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 5 de
15 14

enuncia la responsabilidad de las empresas en la inactividad del ejercicio de indagar en las fuentes cerradas de información. “También hay un gran parate en todo lo que tenga que ver con el poder judicial. El poder judicial casi por esencia yo te diría que es refractario en las relaciones con el periodismo”18. El relato de Alicia Simeoni agrega desde su tarea en Rosario/12, el carácter de las disposiciones del poder judicial en la obstaculización del ejercicio. Los tres discursos, desde los tres diarios mencionados se entrecruzan en algún espacio en común de Rosario, una dimensión donde el teórico de la comunicación Jean-Mark Ferry percibe el Nuevo Espacio público: en el espacio mediático, “gracias al cual el dispositivo institucional y tecnológico propio de las sociedades post-industriales es capaz de presentar a un público los múltiples aspectos de la vida social”19. La Capital, Rosario/12 y El ciudadano representan un escenario del Nuevo Espacio Público del medio gráfico rosarino, aunando la mayor tirada de periódicos locales. Las empresas periodísticas al desplegar este espacio público pueden agregar o no a su producción informativa la tarea de investigación. Al mismo tiempo deben respetar en esta extensión la normativa legal que afecta a la actividad periodística. Este estudio analiza cómo puede variar la forma de la producción de los tres diarios rosarinos, a partir de la consideración de la tarea de investigación que puedan hacer estas empresas en la configuración de su producto informativo. Al mismo tiempo se contempla los efectos de la regulación del marco legal vigente en esta construcción del espacio público. La formación de la calidad de la información resultante, estudiados desde la experiencia en investigación de periodistas que actualmente ejercen su trabajo en alguna las tres redacciones.20

noviembre de2008. Entrevista a Alicia Simeoni, periodista de Rosario/12. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 29 de Octubre de 2008. 19 FERRY, J-M. : “El nuevo espacio público” de. Gedisa S.A Segunda edición, Barcelona, España, 1995. 20 Los testimonios de los periodistas con experiencia en investigación que trabajan en La Capital, El Ciudadano, y Rosario/12 fueron tomados en el período de octubre de 2008 a marzo de 2009. También se adjuntan otras entrevistas que fueron realizadas en función del objeto de estudio.
18

I - La investigación en la producción periodística
El domingo 26 de febrero de 2006 Alicia Simeoni, periodista de Rosario/12, publicó en este diario la identificación de Alberto Isidoro Losada, un cordobés de 22 años, desaparecido por la dictadura el 15 de mayo de 1975. A casi 30 años de buscarlo aparecía el cuerpo en fosas separadas, cavadas por los militares en el Cementerio de San Lorenzo, localidad de la provincia de Santa Fe.21 “Imaginá que cuando más avanzas en la investigación también más fuentes informativas tenés que arrojan más datos y vas haciendo una correlación. A partir de la información de las fosas de San Lorenzo, un testigo me indicó un sitio que había sido un centro clandestino de detención” describe Simeoni. El periodista y escritor Juan Jorge Faundes circunscribe en la materia del periodismo de investigación, aquella información ocultada y por tanto, en sus fuentes a indagar, aquellas que han sido cerradas.22 “Pudimos llegarnos hasta ahí, fotografiarlo, y chequeamos con algunas personas que podían haber estado detenidas en este lugar, que era un casco de estancia, y el que reconoció ese sitio fue el ex canciller Rafael Bielsa. Pero esto se dio por un encadenamiento y sucesión de conocer gente, datos, se va dando así, siempre” recuerda la periodista de Rosario/12. El carácter que define Faundes de la tarea

SIMEONI A.: “Después de 30 años de buscarlo”, en Rosario/12, Rosario, 26 de febrero de 2006 ver http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-2385-2006-02-26.html 22 FAUNDES, J.: “Periodismo de Investigación en Sudamérica: obstáculos y propuestas". (2001) En Sala de Prensa Nº 32. Año V Vol2

21

de investigación – y otros escritores en la materia 23 - puede advertirse en la experiencia de Simeoni para comunicar los datos ocultados por la dictadura militar.

1- El costo de la investigación
El desarrollo de las actividades para publicar las fuentes que permanecían cerradas trascurren en un tiempo que la empresa periodística debe otorgar a partir de la decisión de agregar a su agenda el tema indagado. “Los recursos no son siempre muchos y en realidad dependen del tema temporal. Por que es raro que los editores entiendan que necesito dos semanas para investigar. Mientras tenés que seguir publicando otras cosas” explica Simeoni desde su trabajo en Rosario/12, en relación con los superiores que dirigen la redacción. Sin embargo, en ocasiones la dirección de este periódico otorgó el tiempo necesario para la investigación. “Cuando se producían los reconocimientos del centro clandestino de detención y uno tenía que ir y dedicarle horas y días a revisar expedientes se nos apoyaba, se valoraba” remarca José Maggi, periodista de Rosario/12.24 La suma de esfuerzos- expresados cuantitativamente- necesarios para lograr una cosa, representa el concepto contable de costo en una empresa. La definición apropiada se halla en estrecha dependencia al fin para el cual se desea emplear el costo, que en este caso se asocia a la mano de obra empleada en la investigación.25 “El trabajo de la investigación periodística está dentro del trabajo periodístico en sí mismo, en todo caso requiere de una mayor inversión de tiempo” detalla Juan Pablo Sarkissian, delegado del Sindicato de Prensa de Rosario y periodista del diario El Ciudadano. El tiempo constituye la expresión cuantificada de los esfuerzos necesarios que configuran el costo del trabajo periodístico para la empresa. “Desde que estoy acá muy pocas veces tuve la posibilidad de investigar un tema una semana. Todos los días hay que trabajar. Lo podía hacer paralelamente a lo que yo hacía a diario”26 analiza Mariela Mulhall desde su experiencia en el diario El Ciudadano. En la formación del producto informativo que ejecuta el periodista, el costo de la mano de obra, representa el factor humano que interviene en la producción y esta establecido por los salarios y demás prestaciones devengadas por este sector de trabajadores.27 “El término salario se entiende como la remuneración monetaria o la paga que el empleador entrega al empleado en función del puesto que ocupa y de los servicios que presta durante un determinado tiempo”28 define el teórico en economía Idalverto Chiavenato. “Nosotros tenemos la ley de contrato de trabajo, el Estatuto del Periodista y el Convenio Colectivo. En todo eso hay una serie de categorías: en el trabajo periodístico, sos aspirante,
23

SECANELLA, P.: "Periodismo de investigación”: op. cit.

Entrevista a José Maggi, periodista de Rosario/12. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 18 de Marzo de 2009. 25 GIMÉNEZ, Carlos María y otros.: “Costos para empresarios”. Ediciones Macchi. Buenos Aires.1997. 26 Entrevista a Mariela Mulhall, periodista del diario El Ciudadano y La Región. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 16 de marzo de 2009. 27 GIMÉNEZ, Carlos María y otros: op. cit. 28 CHIAVENATO, I.: “Administración de recursos humanos: El capital Humano de las organizaciones” Mcgraw-hill, México (2007, 8ª edición)

24

reportero, cronista o redactor”. “El salario directo es el dinero que percibe como contraprestación por el servicio brindado en el puesto ocupado a cambio de las tareas que realiza en la organización. El salario indirecto se desprende de las cláusulas del contrato colectivo de trabajo y el plan de prestaciones y servicios sociales que ofrece la organización, como las vacaciones y gratificaciones” extiende Chiavenato en su definición. El Estatuto del Periodista Profesional, Ley 12.908, clasifica en su artículo 23 la admisión del personal en las empresas periodísticas en categorías determinadas por las tareas de cada puesto y estipula en el artículo 34 que “El horario que se establezca para el personal periodístico no será mayor de treinta y seis horas semanales”. Por su parte la convención colectiva de trabajo constituye una forma de determinación del salario que se concreta mediante el acuerdo entre empleadores representados por una asociación patronal y los trabajadores representado por un sindicato o asociación gremial de trabajadores29 y contempla para el caso la Ley de Contrato de trabajo nº 20.744. El acuerdo trata generalmente sobre dos aspectos: las condiciones de trabajo y los niveles de salario. Según sus formas puede abarcar distintos ámbitos: nacionales, provinciales, regionales etc. En Rosario la Convención Colectiva es regional y rige para los trabajadores de prensa el Convenio Colectivo 153/91 que abarca también a San Lorenzo, Gral. López, Pueyrredón, Constitución, Belgrano, Iriondo y Caseros; de la provincia de Santa Fe. El convenio avanza sobre la clasificación original del Estatuto del Periodista Profesional que reconoce los puestos según sus tareas realizadas, definiendo el valor de las horas trabajadas. “En esas categorías cobrás de acuerdo a la escala de convenio del sindicato, que han convenido con las partes en el marco de las paritarias y tiene un mecanismo muy complejo pero que dispara a cada una de las categorías que se notan en el salario básico” explica Sarkissian. Los puestos definidos en el Estatuto agrupan una serie de tareas que definen su función y lo rectifican en la escala salarial. Así por ejemplo el Cronista se encuentra en la categoría c) y es “el encargado de redactar exclusivamente, información objetiva en forma de noticias o crónicas”. En efecto, bajo la regulación laboral vigente, la investigación periodística en concepto de aquella función que indaga las fuentes cerradas con el propósito de comunicarlas, no es una función que se defina como categoría, ni tampoco figura como una de las tareas que defina un puesto en particular. “Eso esta dentro de las tareas. Las tareas del trabajo periodístico esta tipificado a partir de las actividades que realiza. Yo soy cronista y puedo hacer un trabajo de investigación, en todo caso para dentro de la sección. Trabajo en la sección País, Mundo diario El Ciudadano- donde ya hay un trabajo que me demandó dos jornadas de trabajo para dentro de la sección. Yo estoy capacitado por mi categoría de cronista para hacerlo, perfectamente” detalla Sarkissian. El periodismo de investigación, como advierte el delegado del Sindicato, se presenta como una tarea que puede ser desarrollada en diferentes puestos. De esta manera no forma parte entonces de las funciones que definen los valores económicos de la escala salarial en la regulación laboral vigente, sino que su valor económico se determina por el tiempo en que se desarrollen las tareas de investigación, un trabajo por tiempo que adquirirá un mayor o menor valor económico según el puesto
SACKMAN B. SUAREZ RODRIGUEZ M.:”Administración de recursos humanos: remuneraciones” Macchi,, Buenos Aires, 2000.
29

en que se desempeñe. Al desarrollar las tareas de investigación, el periodista encargado de esta labor, deberá trabajar dentro de las treinta y seis horas establecidas en el Estatuto, respetando asimismo las regulaciones que puedan afectar a su jornada los convenios adjuntos. “Cuando, por causa de fuerza mayor o la existencia de situaciones propias de la profesión, se prolongue la jornada determinada precedentemente, se compensará el exceso con las equivalentes horas de descanso en la jornada inmediata o dentro de la semana, o se pagarán las horas extras con recargo del cien por ciento. Las horas extras no podrán exceder, en ningún caso, de veinte mensuales” amplía el Artículo 34 del Estatuto. Sucede que el trabajo de investigación periodística que tiene por objeto las fuentes cerradas suele ocupar más de una jornada e incluso semanas como advertía Alicia Simeoni desde Rosario/12. Además esta tarea corresponde, al mismo tiempo, a la rutina del trabajo periodístico en cualquiera de sus puestos, que suelen ocupar su jornada en la publicación diaria, como explicaba Mulhall desde El Ciudadano. En consecuencia, el tiempo de ejecución de la investigación, queda supeditado a los costos laborales en los que la empresa esté dispuesta a invertir para esta aplicación.

2- Inversión en investigación: Caso La Capital
La estructura de la redacción de los diarios generalmente se compone de un jefe de redacción y secretarios agrupados en la secretaria de redacción. Jerárquicamente prosiguen los jefes de sección o editores, que se encargan de dirigir los redactores de cada una de las áreas. Así se organiza también el diario La Capital de Rosario.30 “Las múltiples limitaciones que hay en la investigación periodística tienen que ver con la limitación que supone darle un tema a un periodista, porque por lo general a la investigación no la hace uno solo” distingue Hernán Lascano, editor y redactor de la sección Policiales del Diario La Capital, notando además el elemento del número necesario para investigar y el requerimiento de horas aplicadas. “Por que si de algo carecen las redacciones de Rosario, y en general de todos lados, es de gente, de trabajadores, de periodistas que puedan correrse de la edición diaria para trabajar un tema de fondo. Esa es una gran dificultad por que lo que encontramos hoy en los medios más poderosos, en cuanto a mayor cantidad de personal, como La Capital o Televisión del Litoral, es que estamos todos absorbidos por la dinámica diaria” explica Lascano. En esta situación, el periodista que no cuente con la decisión del medio de separarlo de su puesto de publicación diaria para contar con las horas necesarias de investigación de un tema, posiblemente deberá cumplir primero con la publicación diaria y utilizar sus horas restantes de jornada para investigar un tema paralelo. Ante tal circunstancia desde donde explica Lascano, se infiere la dificultad en el desempeño tanto de la tarea de investigación como en el resto que se llevan a cabo simultáneamente en los diferentes puestos de la redacción. “Yo te diría que hay una sección, que es Policiales que tiene un total de 5 periodistas, pocos si considerás que siempre hay uno de franco, que hay veces que el periodista cumple su jornada y no encontró una gran nota para hacer” advierte el editor de esta sección.
30

Entrevista a Jorge Levit, secretario de redacción del diario La Capital Sobre la conducción periodística de la secretaría de redacción. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 8 de abril de 2009.

En consideración, la coexistencia de la tarea de investigación para comunicar una fuente ocultada se encuentra exigida ante el deber del puesto de publicar diariamente, forzando la carga horaria del periodista, que como describe Lascano en el diario La Capital, no cuenta con los compañeros suficientes que puedan agregar más horas de trabajo. “Entonces al editor de una sección le cuesta mucho separar a dos personas para que no trabajen en el día y se aventuren en una investigación, siendo que eso es la teoría de la frazada corta: le destapa el trabajo del día. Esto es realmente una limitación para el trabajo de investigación” concluye el periodista de la sección Policiales. “Para las organizaciones el salario representa un costo y al mismo tiempo una inversión. Costo porque el salario se refiere al costo del producto o del servicio final. Inversión porque representa el dinero aplicado a un factor productivo (trabajo) en un intento por conseguir un rendimiento mayor” conceptualiza el teórico en economía Idalverto Chiavenato.31 Por consiguiente, la decisión del medio de agregar la tarea de investigación supone un costo expresado en salario por tiempo que representa una inversión para obtener un rendimiento mayor. En el caso que comenta Lascano, la empresa del diario La Capital no está dispuesta a agregar más horas de trabajo incorporando más personal necesario para abordar tareas de investigación. “Lo que pasa es que también depende mucho más que de recursos humanos, de una cuestión editorial, del director. La definición de si se quiere tener un diario de periodismo de investigación o una sección específica de la materia, tiene que ver con los recursos que se asignan, con el presupuesto”32 explica Gad Fidel Kinori, gerente del área de Recursos Humanos del diario La Capital. La planificación de los recursos humanos es uno de los procesos básicos para un desarrollo eficaz de la gestión de los recursos humanos y el conjunto de la organización. Se trata del proceso de elaborar e implantar planes y programas para asegurarse de que hay disponibles el número y tipo de personas apropiadas, en cada uno de los momentos para el que se realiza la planificación.33 Uno de los fines de la planificación de los Recurso Humanos es reducir costes ayudando a la gerencia a detectar las carencias o excesos de recursos humanos y corregir esos desequilibrios. “El detectar el problema o detectar que le está faltando a un sector en este caso de redacción, ya es una tarea de jefatura de redacción. La jefatura de redacción ¿qué hace con nosotros? Dice ‘haber yo quiero concentrar en esto, yo quiero preparar a este empleado’, entonces la secretaría de recursos humanos analiza los costos, busca horarios etc.”La carencia de horas de trabajo que pueda existir en alguno de los puestos de los periodistas al emprender una investigación, y la resolución de ocupar esta vacante agregando fuerza de trabajo, es uno de los fines específicos en la teoría del planeamiento de Recursos Humanos.34 No obstante, en La Capital esta decisión depende en forma directa de las órdenes de la Jefatura de Redacción. “Por ejemplo, si ahora hay vacantes de periodistas, la elección no la hacemos nosotros. Nosotros podemos juntar curriculum, se los damos al jefe de redacción, por que es un tema
31 32

CHIAVENATO, I.: op. cit.

Entrevista a Gad Fidel Kinori, Gerente de Recursos Humanos del diario La Capital. Gestión del Área de Recursos Humanos. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 27 de marzo de 2009.

DOLAN, Simon L., Valle Cabrera, Ramón, Jackson, Susan E. y Schuler, Randall S.: “La gestión de los recursos humanos: Preparando profesionales para el siglo XXI”. (2da Ed.). Madrid: McGraw-Hill/Interamericana de España, S.A.U. 2003 34 DOLAN, Simon L., Valle Cabrera, Ramón, Jackson, Susan E. y Schuler, Randall S. Ibid.

33

muy específico” amplia Kinori. Mario Levit, es secretario de redacción del diario y considera que en Rosario “hay intentos de hacer algunas notas de investigación, cuando se dan las circunstancias, pero no hay un equipo de investigación que diga ' este mes vamos a investigar la falta de leche maternizada en los hospitales'. No surgen, por diferentes motivos, por problemas económicos, por falta de personal, que algunos otros diarios por ejemplo, los norteamericanos, si lo tienen”. Levit también asocia la falta de investigación con la carencia de trabajadores aplicados a la tarea, sin embargo no responsabiliza directamente al director editorial, Orlando Vignatti, como lo hace el Gerente de Recursos Humanos Gad Kinori. “Mejorar la calidad de investigación, es una cuestión de recursos humanos. En La Capital, esto es una falencia, una autocrítica, debería existir un grupo que investigue determinados temas, afuera de la agenda” remarca Jorge Levit, secretario de redacción. Dentro de la retribución directa se incluye el salario base o parte fija, que es la cantidad que recibe en forma regular una persona como consecuencia del trabajo o puesto que ocupa en la organización.35 Se mencionaba que la investigación periodística no corresponde a un puesto sino que es una tarea que puede desempeñarse en los diferentes puestos que estructura el Estatuto del Periodista Profesional regulado por los convenios colectivos de trabajo y la Ley de contrato de trabajo. Por tanto, no tiene un valor económico fijo sino que varía según el puesto en que se investigue, remunerándose el tiempo contemplado en la jornada de trabajo de 36 horas semanales. El segundo componente de las retribuciones directas lo forman los incentivos, parte variable, relacionados normalmente a medidas de rendimiento. En el diario La Capital la tarea de investigación no cuenta con un incentivo económico. “Al no haber un planteo estratégico sobre el tema tampoco hay un planteo para decir ‘el que sigue esta nota, por esta nota especial habrá un extra o no’. Como no está planteado, tampoco esta pensado desde recursos humanos cómo fomentarlo” explica Kinori desde la gerencia del área. La evaluación del rendimiento es una actividad del área de Recursos Humanos definida por Simón Dolan, teórico en la materia, como “un procedimiento estructural y sistemático para medir, evaluar e influir sobre los atributos comportamiento y resultados relacionados con el trabajo, con el fin de descubrir en que medida es productivo el empleado y si podrá mejorar su rendimiento futuro”.36 Como se rectificaba, para las organizaciones el salario es un costo que representa al mismo tiempo una inversión para obtener un mayor rendimiento económico. En efecto, la falta de planteo estratégico para motivar la tarea de investigación por parte del Área de Recursos Humanos del diario La Capital, implica en primera instancia que los resultados de la evaluación del rendimiento de este trabajo no son considerados positivos para la inversión de la empresa. Sin embargo, el Área de Recursos Humanos no presenta tal evaluación ni de la tarea de investigación, ni de otros comportamientos y resultados del empleo del periodista en sus diferentes puestos, lo que denota la falta de interés de la empresa para establecer esta medida de rendimiento y en consecuencia para incentivar alguna tarea en particular de cada puesto del periodista. La medición del rendimiento establece el valor relativo de la contribución de un sujeto a la empresa y forma parte de la evaluación de los logros individuales que se desarrollan en la práctica.
35

DOLAN, Simon L. Valle Cabrera, Ramón, Jackson, Susan E. y Schuler, Randall S.: Ibid DOLAN, Simon L. Valle Cabrera, Ramón, Jackson, Susan E. y Schuler, Randall S.: op. cit.

36

Ante la carencia de esta evaluación, se suscitan visiones diversas sobre el rendimiento de la investigación.

“La realidad es que muchos periodistas quieren ver reflejado en el diario lo que hacen todos lo días. La investigación implica estar dos meses haciendo algo para que saga una sola 'notita' ” amplía Kinori sobre la política de diario. “Eso en realidad no es una pérdida, eso es una inversión por que vos tenés dos personas que momentáneamente no la tenés para trabajar en la edición del día pero sí están trabajando para una buena nota el fin de semana.” advierte Hernán Lascano. “Eso es lo que a veces no entiende la gente en otras áreas de la redacción. A lo mejor un periodista está ocho horas para escribir veinte líneas, y a lo mejor esas 20 líneas devienen de un trabajo de búsqueda de consultar fuentes distintas. Yo creo que se debería dejarlas apartadas, un mes, pero bueno, no tenemos los recursos, la agenda nos supera” detalla Levit, secretario de redacción. “El salario representa una de las transacciones más complicadas ya que, cuando una persona acepta un puesto se está comprometiendo a una rutina diaria, a un sistema estandarizado de actividades y a una amplia gama de relaciones interpersonales dentro de una organización y por ello recibe el salario” entiende Dolan. Puede estimarse que la empresa, en el caso de La Capital, no dispone del número de puestos necesarios para desempeñar la investigación, ni la incentiva económicamente desde el salario variable, al desestimarla antes de la evaluación de rendimiento que pueda definirla como un costo a invertir. “El reconocimiento de las diferencias individuales es uno de los principios básicos para el diseño de un sistema de retribución y trata de reflejar en el sistema retributivo los distintos niveles de rendimiento, competencias y habilidades que las personas poseen” amplía Dolan, el catedrático en Recursos Humanos. Asimismo puede advertirse desde el salario variable otorgado por la empresa, la falta de un incentivo económico al esfuerzo en la tarea de investigación del periodista y por consiguiente en el agregado a la producción del diario.

3- Integrar la tarea de investigación a la producción informativa
El teórico de la comunicación Mauro Wolf ilustra las fases principales de la producción informativa cotidiana, es decir, las que se dan en todos los aparatos y más inciden en la calidad de la información, a las que llama rutinas productivas. Establece aquí tres fases: la recogida, la selección, la presentación.37 .Las fuentes proveen de información a la rutina productiva en la fase de recogida de información y pueden clasificarse, según su relación con el objeto de estudio, en primarias o
WOLF, Mauro.: “De la sociología de los emisores al newsmaking” en La Investigación de la Comunicación de Masas. Paidos. Barcelona.1987.
37

secundarias. Los protagonistas del acontecimiento, testigos o personas cercanas a las relaciones del poder (autoridades gubernamentales, representantes de ONG, de sectores privados) constituyen las fuentes primarias y están dadas por su participación o mayor proximidad al objeto de estudio. Las fuentes secundarias derivan de las tareas de generalización, análisis, síntesis, interpretación o evaluación sobre las primarias y se encuentran comúnmente en las agencias de noticias, prensa escrita, avisos, denuncias escritas.38 Las delimitaciones tratadas acerca de la definición de la tarea del periodismo de investigación coinciden en que sus fuentes a difundir son aquellas que están cerradas,39de manera que el periodista aplicado deberá intervenir para darlas a conocer comunicando, por tanto, esta calidad de fuentes de tipo primarias. No obstante, hay ocasiones en que las fuentes secundarias ocupan un rol central para esta búsqueda en la investigación. “Me parece que siempre es lo primero que aparece. En un discurso político hay algo que te está contando o que no te está contando. Y con estos datos podés ir más allá. También tenés la posibilidad de que te lo diga Off the Record, también es una forma de empezar. Tanto las agencias como las palabras de un funcionario te pueden llevar a acercarte a un objeto de estudio” observa de las fuentes secundarias, la periodista de El Ciudadano, Mariela Mulhall. Además de configurar la fase de recogida de información “las fuentes son un factor determinante respecto de la calidad de la información producida por los media” enfatiza Wolf. Las noticias producto de la practica informativa pueden dar cuenta desde su red de fuentes, de la estructura social y el poder existente. La carencia de las fuentes develadas en el producto informativo significa, de esta manera, un elemento que influye en la construcción de la perspectiva social. “La red de fuentes que los aparatos de información estabilizan como instrumento esencial para su funcionamiento, refleja por lado la estructura social y de poder existente y por otro lado se organiza sobre la base de exigencias planteadas por el proceso productivo” advierte Wolf. Antes los obstáculos para desarrollar la tarea de investigación en el medio de comunicación, una de las prácticas distinguidas por periodistas con vocación en la materia, es su participación en el seguimiento en la publicación de una determinada temática sin el objeto de indagar en las fuentes cerradas. “Después está la posibilidad de seguir ciertos temas. De seguir un tema particularmente y hacer un eje, abocarse, seguir y seguir. Acá todos somos periodistas de barricada del día. Hemos profundizado y tenido temas propios que hemos propuesto” explica Mariela Muhall periodista del diario El Ciudadano. Se puede inferir, desde el caso La Capital, cómo la empresa periodística puede desestimar la posibilidad de invertir en el costo de la tarea de investigación, dificultando la integración en la calidad del producto informativo a las fuentes cerradas que abarca la investigación desde su objeto. “Después están los temas de seguimiento, por ejemplo el caso Beroiz, hay un proceso judicial, siempre uno está alerta, si está por salir el procesamiento o no está por salir, podemos hacerle una nota al asesino confieso de Beroiz “introduce Mario Levit., uno de los secretarios de redacción de La Capital. El siguiente análisis intenta entonces indagar en la introducción del Caso Beroiz a las agendas de La Capital, El Ciudadano y Rosario/1240 para advertir el lugar y la forma en que este espacio
38 39

MARTINI S.: “Periodismo, noticia y noticiabilidad” Norma, Buenos Aires, 2000. FAUNDES, J.: op. cit. 40 Diario La Capital, Rosario, Argentina 27-11-07 al 03-12-07

público incorpora las fuentes y construye el acontecimiento. Se considera con tal propósito el testimonio sobre la fase de recogida del material informativo que aporta Osvaldo Aguirre, periodista de La Capital con experiencia en el género Policial.41 El tiempo delimitado para llevar adelante este estudio se rectifica desde el 27 de noviembre de 2007, día del ataque a Beroiz en que se publica la noticia en los periódicos versión on line de El ciudadano y de La Capital, hasta el 03 de diciembre cuando se observa en La Capital, edición gráfica, la última nota previa al día en que la noticia vuelve a desaparecer de los 3 diarios por más de un día. Tras el análisis de lo que se presenta en La Capital como una práctica de seguimiento, se explorará la posibilidad de inclusión de la tarea de investigación a la publicación del Caso Beroiz y en otros casos y su efecto en la producción informativa del periodista.

Construcción inicial del Caso Beroiz Análisis: desde el espacio operativo (Ver Apéndice Pág. 43)

Análisis: desde el espacio de síntesis Lunes, 03 de diciembre de 2007 “Beroiz es el tesorero nacional del gremio que lidera Hugo Moyano” “Abel Beroiz fue asesinado hace seis días. Llegaron a dos hombres a partir de una tarjeta. Pero los testigos no lo reconocieron”. Estás dos líneas no corresponden a una bajada de alguno de los titulares del caso Beroiz. Se trata de dos pie de foto que publica el diario La Capital. El primero corresponde a la primera edición gráfica del caso el día 28/11/2007. El segundo pertenece a la última publicación de la semana posterior al ataque del sindicalista en las cocheras del ACA el 03/12/2007. Los dos pie de foto hacen referencia a
El Ciudadano Rosario, Argentina 27-11-07 al 03-12-0 Rosario/12 Rosario, Argentina 28-11-07 al 03-12-07
41

Entrevista a Osvaldo Aguirre, periodista del diario La Capital. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. Las fuentes en la crónica policial. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 6 de marzo de 2009. Osvaldo Aguirre, fue redactor de la Sección Policiales del diario La Capital (1993-2003). Luego fue trasladado al suplemento cultural Señales donde ocupa actualmente el puesto de editor. Escribió libros de investigación periodística como Historia de la Mafia en la Argentina (2000), Enemigos públicos (2003), La pandilla salvaje (2004). En referencia a la crónica policial puede remarcarse su trabajo en la narración de Enemigos públicos donde explora la construcción en los medios de los casos policiales y de las figuras que los atraviesan como hace en esta obra con Pibe Cabeza, el Petiso Orejudo o Mate Cosido, personas devenidas en protagonistas de la escena mediática, por incurrir en delitos.

la misma imagen: A la izquierda Abel Beroiz, a la derecha Hugo Moyano, sentados en un escritorio antecedido por dos manos de periodistas que sostienen micrófonos que los apuntan. La fotografía puede significar algunas de las constancias en la publicación del caso por los tres diarios rosarinos Rosario/12, El ciudadano y La Capital. En principio la tecnología posibilitaba el anticipo en la difusión del caso en la edición on-line de El Ciudadano y en la de La Capital. En la edición gráfica sobre la cual versará el resto del análisis, el Caso Beroiz se ubicará en forma permanente en secciones definidas: Policiales, en La Capital, Ciudad en El Ciudadano –exceptuando aquí a Rosario/ 12 que no dispone de secciones-. “Beroiz es el tesorero nacional del gremio que lidera Hugo Moyano” es el primer pie de foto de La Capital, mensaje reforzado por la imagen. En el plazo circunscrito desde el día 27 de noviembre al 3 de diciembre del 2007 solo una de las portadas – La Capital 29/11/08- en que se publica el caso, no menciona el apellido Moyano. Como considera Mc Combs, teórico en comunicación, la “relevancia periodística”42 que el medio potencia en los elementos informativos puede percibirse precisamente en la colocación y titulación de la noticia. En su producción, ninguna de las fuentes primarias o secundarias del caso pudo dar cuenta de algún móvil que implique al líder de la CGT en una hipótesis del crimen. La información inicial del ataque era tomada inmediatamente por las versiones digitales de La Capital y El ciudadano en su agenda en resonancia con “ese cruzamiento permanente de azar y necesidad” que percibe Verón en el armado de los temas del día que dispone el medio. Pero desde este primer momento hasta el plazo que circunscribe el límite del estudio, ninguna de las autoridades de los gobiernos de Santa Fe, Rosario ni Venado Tuerto se postularon como fuente de información notando su posición en la función que señala el especialista en comunicación política Tomas Álvarez acerca del discurso político que“ ha de tener un control centralizado, que ajuste la concordancia de lo emitido con el modelo político que se quiere difundir, manteniendo un hilo conductor global y una cadencia adecuada”. 43 “Abel Beroiz fue asesinado hace seis días. Llegaron a dos hombres a partir de una tarjeta. Pero los testigos no lo reconocieron”. El segundo pie de foto editado el 3 de diciembre, cuando el caso vuelve a salir de las publicaciones, vincula su información con la imagen de Beroiz, sin evidenciar en sus palabras la figura de Moyano que está a su derecha en la foto. Asimismo la información de las fuentes primarias y secundarias que aportaron a la investigación tampoco indaga en la responsabilidad en el caso de Hugo Moyano, ni del gremio que representa. La hipótesis “crimen por encargo”, fue la más profundizada por los investigadores, especialmente de aquellos que se postularon como la fuente que introdujo más datos en la búsqueda: los investigadores de la Unidad Regional II de la ciudad de Rosario en complementación con la información notificada por el poder judicial. “En general el comisario no te va a dar una información que perjudique a la policía y después en el caso de los jueces lo mismo” advierte Aguirre concluyendo su explicación del trabajo de recogida de información. Bajo la forma de fuentes secundarias, estos órganos adjuntaron la mayoría de los elementos. Durante el seguimiento se evidenció la carencia de fuentes primarias y secundarias que avancen sobre las pistas
MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD.:“¿Qué agenda cumple la prensa?”. En Graber, Doris A. (comp.). El poder de los medios en la política. Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano. 1986
43 42

ALVAREZ T. y CABALLERO M.: “Vendedores de Imagen”, Barcelona: Paidos, 1997.

encontradas o que sigan otras en contraste lo que permite inferir la falta de investigación periodística. Al mismo tiempo las pistas publicadas no concordaron con los elementos de la noticia que las agendas de los diarios rosarinos presentaron con prominencia desde sus portadas – puntualizados en la figura de Moyano –. El sábado 1 de diciembre el caso desaparece. Aparecerá nuevamente con una sola nota el día domingo en La Capital, denotando la disminución de información del espacio público del caso, según la concepción de Mc Ferry, justamente el día en que duplica su tirada. Aplicar la tarea de investigación a la producción La tarea de periodismo de investigación presenta en sus definiciones, un acercamiento a las fuentes primarias con el objeto de difundir aquellas que se mantienen ocultadas, ampliando el espectro informativo en complementación con las demás fuentes primarias y secundarias necesarias para la redacción. Tras casi una semana de publicación del caso Beroiz, es posible inferir la dificultad para adjuntar desde las fuentes que los diarios hacen explicitas en su redacción, aquellas de tipo primario que indaguen las fuentes recolectadas y amplíen así la lectura del caso. De esta manera, pudo notarse la escasez de información proveniente de la investigación en el suministro al seguimiento de la publicación referente al homicidio. Se advertía en el análisis del caso, que “los canales de recogida del material están ya profundamente estructurados en función de valoraciones sobre noticiabilidad y en su funcionamiento acaban subrayando y reforzando los criterios de importancia”44 . La ponderación de las fuentes provenientes de los órganos asociados a la prensa del poder judicial y de la policía puede afectar al mismo tiempo la configuración de la agenda de los diarios como en el caso analizado. “Las mejores fuentes en la policía son los policías que tienen algún tipo de resentimiento, entonces te cuentan lo este órgano no informa” amplía Aguirre. Sin embargo, “la resistencia a contactos con fuentes que no sean oficiales o con colegas no debería sorprender. Los cronistas no tienen tiempo de desarrollar contacto con fuentes que no son conocidas ni de pasar a través de la rutina por la que los extraños se convierten en informadores”45 postula el teórico en comunicación Hebert Gans. Como es posible dilucidar desde el estudio de la inversión de La Capital, el modelo productivo del medio de comunicación no motiva la generación de empleos para adherir las horas de trabajo necesarias para investigar, ni tampoco incentiva esta tarea desde el salario. En cuanto al trabajo periodístico del caso Beroiz, Hernán Lascano, editor y redactor de la Sección Policiales precisa “a todos nos llevó más tiempo de trabajo que nuestra jornada laboral ordinaria. Todos tuvimos que trabajar por afuera”.Al respecto concluye Gans que “los estudios sobre los modelos productivos de la información evidencian que los medios con los que las fuentes obtienen acceso a los periodistas, las consideraciones relativas a las fuentes y las relaciones entre los cronistas y sus fuentes, son elementos que se refuerzan recíprocamente al crear un modelo acumulativo a través del cual los periodistas son repetidamente puestos en contacto con un número limitado de fuentes siempre del mismo tipo”.
44 45

WOLF, Mauro: op. cit.

GANS, HERBERT.: “Deciding what´s news”. A Study of CBS Evenings news, NBC Nightly News, Newsweek and Time. New York. Phanteon Books, 1979. Citado por Wolf : op. cit.

“Este trabajo es imprevisible siendo que el producto final es poco tangible, no está sujeto a los criterios de producción del fordismo, post fordismo. En realidad una nota está hecha cuando está terminada y está terminada de acuerdo a una cantidad de elementos que muchas veces son azarosos. Vos no sabés nunca cuando te vas a encontrar con el dato o la información que estuviste buscando” explica Lascano. Además el tiempo para la aprobación de los términos fiables de fuentes no oficiales, como advertían teóricos en la materia, suele ser mayor en su utilización frente a lo requerido por otras fuentes secundarias. Sin embargo ante la oportunidad de avanzar en la investigación, aunque en condiciones laborales que no propicie el medio, es probable que la intervención periodística pueda encontrar aquella fuente buscada, y ser agregada al producto informativo. De hecho, la Sección Policiales de La Capital prosiguió la producción periodística del caso Beroiz y, como explica su editor, notó la incidencia del desarrollo de tareas de investigación en la evidencia de búsqueda de fuentes ocultadas, y luego en la redacción. “Bueno lo que vos sabés es que conseguir ese dato implica un esfuerzo, entonces muchas veces eso para nosotros, en esta investigación concreta de Beroiz, supuso días y días de reuniones, tomando café en inmediaciones del gremio, con conocidos, entrevistas en delegaciones regionales de otros lugares. Así íbamos obteniendo datos de las personas con las que Beroiz tenía discrepancia. Bueno eso supuso tiempo. Y eso explica por que hay poco periodismo de investigación o nulo. Yo no veo investigaciones periodísticas, por lo menos en los medios comerciales predominantes.” El relato de Lascano trascurre a un año de la investigación del asesinato de Beroiz cuando eran nueve las personas que estaban imputadas46. Entre los autores materiales se destaca Raúl Oscar Flores, el ejecutor de los disparos. “Te diría, modestamente, que hicimos una buena contribución al procesamiento, que es un caso preliminar en una causa que no está terminada ni mucho menos” califica Lascano. De los autores intelectuales, Juan Carlos Dell'Arciprete y Alejandro Lázaro miembros del Sindicato de Camioneros de Santa Fe, eran los señalados por el juez de Instrucción Osvaldo Barbero como los instigadores del asesinato, endilgados tras una motivación probada: estos afiliados formaban una “sociedad” con el gestor particular Julio Gerez, a quien le derivaban juicios laborales del gremio generando una ganancia adicional. Este negocio había sido advertido por Beroiz que al enterarse buscó desbaratarlo. La evidencia del cruce de llamadas entre el gestor Gerez y el asesino Flores son una prueba de lo que sucedería. Sin embargo existían otras huellas que profundizan la investigación. Raúl Luna el número dos del gremio, al asumir tras el crimen, desestimó la intervención dispuesta por Beroiz para controlar a Juan Carlos Dell'Arciprete y Alejandro Lázaro. “Pero a este primer pronunciamiento si contribuimos. Toda la investigación que hicimos acerca de dónde podría provenir la motivación del crimen y los criminales, bueno esa investigación el Juzgado en buena parte, no te voy a decir que la tuvo por lo que se publicó en La Capital, pero si te voy a decir que coincidió con los argumentos que después utilizó el Juzgado para identificar a los supuestos instigadores del crimen, para llegar a los autores materiales y para determinar cual había sido el móvil
46

“La hermana de Beroiz y la hipótesis de la interna” en www.lacapital.com.ar, Rosario, 28 de noviembre de 2008.

http://www.lacapital.com.ar/ed_impresa/2008/11/edicion_39/contenidos/noticia_5150.html

que había ocasionado esa muerte. Todas esas informaciones fueron fruto de investigaciones que nosotros hicimos consultando a fuentes cercanas, a gente que lo había conocido en el sindicato, a abogados del mundo sindical, en fin, eso fue lo que a nosotros nos permitió obtener una hipótesis” amplía Hernán Lascano. Pese a la falta de horas- trabajo para investigar y la falta de incentivo económico por parte del medio, es posible encontrar la motivación en el periodista para hacer al desarrollo de la tarea de investigación. “En general hay una enorme gratificación cuando el resultado de una investigación se revela bien hecho y alcanza notoriedad” percibe Lascano. “Cualquiera que está en el periodismo tiene esa motivación constante, en cuanto le dan un lugarcito se pone a investigar. De ahí a que lo pueda concretar, que tenga el tiempo necesario, es otra cosa. Creo que hay dificultad en encontrar el resquicio, la grieta en la que uno pueda investigar” aprecia Ernesto Ávila, periodista del diario El Ciudadano. Durante el 2006 los periodistas Mariela Mulhall y Ernesto Ávila, comenzaron a publicar, desde el diario, la migración de la comunidad toba a Rosario produciendo notas referenciales en la sección Ciudad, hasta que decidieron profundizar la temática. “O sea hay una falta de motivación desde las empresas. Entonces la investigación periodística se torna una especie de militancia individual, por fuera de las empresas. Y a veces, muy de vez en cuando, una investigación individual, o por fuera de las empresas tenga cabida en algunas” amplía Ávila. La empresa no les ofreció un espacio para investigar la migración de los tobas. Por tanto, tampoco les propuso obtener un incentivo económico para desarrollar esta labor. “No hay una rotación como para que tengas el tiempo necesario para dedicarle a la investigación, además del trabajo diario. Esa es principalmente la falencia para hacer periodismo de investigación. Por lo tanto, sí hay periodismo de investigación de la manera que te digo, por fuera del trabajo cotidiano. O sea, un esfuerzo extra que pueda hacer cada uno por algún tema que lo motive y que pueda avanzar y también tener la posibilidad de publicarlo en algún lugar” concluye Ávila. Los dos periodistas del El Ciudadano decidieron seguir adelante con la investigación en forma independiente y realizar un documental audiovisual. Lo titularon “El camino de los tobas, del Chaco a Rosario”. El 1 de octubre de 2007 el vídeo fue declarado de interés municipal por el Concejo Deliberante de Rosario.

II- La investigación periodística en el precio del producto informativo
Fuentes ocultas en el mercado de información asimétrica El Premio Nobel de economía fue entregado en el año 2001 a quienes elaboraron la llamada Teoría de Información Asimétrica. Josephs Stiglitz, George Akerlof y Michael Spence recibían por entonces un reconocimiento al estudio centrado en la distribución asimétrica de la información disponible entre los agentes del mercado que operan del lado de la oferta y los que actúan del lado de la demanda. Los fundamentos axiales de esta tesis, pueden dividirse en ejes provenientes de investigaciones anteriores que los respectivos teóricos adjuntaron.47 En primera instancia Akerlof había demostrado el efecto desplazamiento (crowding out) en el marco de una economía con información asimétrica: los agentes con más información (prestatarios, vendedores en mercados de segunda mano) desplazan a los menos informados del mercado y, en consecuencia, el producto “malo” desplaza al

PERROTINI H. I.: “La economía de la información asimétrica: microfundamentos de competencia imperfecta” Revista Aportes enero-abril, año/vol. VII, número 019 pp. 59-67 Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México, 2002

47

producto “bueno”. Este postulado corresponde a lo que el mismo economista llamó selección adversa y deviene de su artículo publicado en 1970 donde analizaba el mercado de autos usados. “¿Quién tiene más incentivo para vender su automóvil, aquel que tiene uno bueno o aquel que tiene uno malo? Evidentemente quien tiene uno malo. Enterado de este hecho, el demandante espera que la calidad promedio de un auto usado sea baja y por ello su disposición a pagar por el, también es baja”48 explica la licenciada Daniela Torrente sobre el postulado. “Esto lleva a que quien tiene un buen auto no desee venderlo por ese precio y a que la parte no informada, o sea el comprador, negocie exactamente con la gente que no debe. En situaciones como esta se dice que la parte no informada obtiene una selección adversa de las partes informadas” amplía. Considerando este estudio, en el 2006 los miembros de la Cooperativa Lavaca relacionan la Teoría de la Información Asimétrica con la hipótesis que anuncia el título de su libro El fin del Periodismo y otras buenas noticias. “La velocidad de las trasformaciones tecnológicas, sociales y políticas obligaron a los medios comerciales de comunicación a mutar a un ritmo que los desquició y nada les garantiza que esta decadencia nos los arrastre a un proceso de extinción”49 explican desde Lavaca sobre la presentación de la hipótesis en la introducción del libro. En el desarrollo, dentro del capítulo “Lo Asimétrico”, construyen un vínculo entre el sistema económico y el sistema informativo de los medios comerciales a través de la Teoría de la Información Asimétrica. Comienza por una primera conclusión a partir del elemento selección adversa. “Hay una relación directa entre la información y el precio. Toda selección adversa - es decir, todo precio bajo – está originado por la insuficiente información que tiene el comprador sobre el producto.” Los medios comerciales de comunicación, explican desde la Cooperativa Lavaca, tienen un rol determinante en la construcción del Sistema de Información Asimétrico a partir de su rol en la producción de información. La tarea de investigación cumple de esta manera una función central en la difusión de aquella información ocultada que puede alterar el precio del producto que el medio comunica.

1- La investigación en la calidad del producto informativo
Puede considerase que el primero de los supuestos de la tesis de Akerlof es la “oferta de una mercancía indivisible que se presenta en dos calidades, el bien de baja calidad y el de alta calidad” (PERROTINI H. I. sobre la Teoría de la Información Asimétrica)

TORRENTE D.: “Los Nobel de Economía” Publicación del departamento de economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N.N.E Año 10 ,Ejemplar Nº 46, Resistencia, Provincia del Chaco, Diciembre de 2001 49 COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA LTD: “El fin del periodismo y otras buenas noticias” / 1era de. Buenos Aires : Editorial Lavaca 2006, Septiembre de 2006

48

Los medios comerciales de comunicación tratan la información como mercancía, es decir, por una cosa mueble que se hace objeto de trato o venta.50 “Se trata de una mercancía de contenido doble: informativo, en sentido estricto, y publicitario, con un doble mercado- respectivamente-. Este carácter, es auténticamente definitorio de la actividad misma y de una gran trascendencia socioeconómica” considera Francisco Luís Sastre Peláez, en el capítulo de su tesis titulado: La industria de la cultura y la empresa informativa. La calidad del contenido informativo, producido por el periodista, puede asociarse a los valores/ noticias, “utilizados de dos maneras. Son criterios para seleccionar entre el material disponible en la redacción, los elementos dignos de ser incluidos en el producto final. En segundo lugar, funcionan como líneas – guía para la presentación del material, sugiriendo que es lo que hay que enfatizar, lo que hay que omitir, donde dar prioridad en la preparación de las noticias que se presentan al publico”51. Con esta cita, Mauro Wolf presenta los valores/noticias del producto informativo. La brevedad, “la necesidad de no superar una cierta extensión de las noticias”52 es un valor estimado en el material noticiable especialmente radio televisivo, funcional ante la disponibilidad de mucho suministro informativo, para lograr una elección amplia y representativa de los acontecimientos más importantes del día. El segundo valor presentado se refiere a la noticia como resultado de una ideología de la información y figura un valor/ noticia que en escala “cuanto más negativas sean las consecuencias de un acontecimiento, más probabilidades tienen de llegar a ser noticia”53. El tercer valor/noticia que estima Wolf es la novedad. “Las noticias deben referirse a acontecimientos lo más cerca posible del momento de la transmisión del informativo”54. La frecuencia de la información se vale de la novedad en la formación de un marco temporal para establecer los acontecimientos noticiables. El cuarto valor/noticia relativo al producto informativo es el equilibrio, que se enaltece en el balance de las categorías que pueden representarse en un mismo acontecimiento. “La forma más explícita, recurrente u formalizada del equilibrio, corresponde a la cobertura informativa de las fuerzas políticas y de los partidos”55 en tanto es necesario un equilibrio entre la difusión de cada postura política participe. Los valores/noticia del producto pueden considerarse de esta manera como parámetros para medir su calidad. A su vez, remarca Wolf que “la integración entre procesos de recogida y valores noticia se refleja también en la interdependencia entre las fases de recogida y de la estructuración del material” como puede advertirse en el análisis de la relación de las fuentes y su rol en la agenda en el Caso Beroiz. Es factible notar entonces como la tarea de periodismo de investigación con el objeto de comunicar las fuentes que se mantienen ocultadas, constituye un aporte a diferentes valores/ noticias

50

SASTRE PELÁEZ, F.L:. "La empresa es su resultado - El beneficio editorial y la contabilidad del conocimiento", 2006.

Tesis doctoral accesible a texto completo en http://www.eumed.net/tesis/2006/flsp/
51 52 53

GOLDING, P. y ELLIOT, P.: “Making the News”. London: Longman. 1979.Citado por Wolf WOLF, Mauro: op. cit.

GALTUNG, J, RUGE, M.: “The Structure of Foreign News, Journal of peace research”, vol 1, Milan, 1965 Citado por Wolf 54 GOLDING, P. y ELLIOT, P: op. cit. 55 WOLF, Mauro: op. cit.

que hacen a la calidad del producto, en particular a la equidad y a la noticia como resultado de una ideología de la información. Entre las fases de recogida de fuentes y estructuración de la agenda “se determina por tanto una circularidad que contribuye probablemente a explicar el carácter de indeterminación y sobreentendido de lo que Bachelloni llama: “profesionalidad política56. La profesionalidad política consiste en la capacidad de conocer y dominar – de manera y formas incluso no explícitas- un conjunto de reglas producidas por las relaciones que se establecen en una sociedad determinada entre sistema político, campo cultural y mercado. En el caso Beroiz se advertía como las fuentes secundarias correspondientes a la policía y al poder judicial eran los principales suministros para la producción, notando la dificultad de comprobar la existencia - en la información publicada inicialmente57 - de fuentes que difundan versiones diferentes a la versión oficial. “A nivel rutinas productivas reales, la tensión ideal hacia una información pluralista se trasforma exactamente en la práctica del contrapeso” explica Wolf sobre el necesario valor noticia Equidad, en la calidad del producto informativo. Al hablar de la importancia de las fuentes primarias Osvaldo Aguirre, periodista con experiencia en investigación en temas policiales amplía “lo que te viene no es el hecho como ocurrió sino el hecho cómo lo relata la policía o como lo relata quien sea”. La búsqueda de fuentes primarias puede contribuir entonces a contrastar las versiones oficiales proveniente de las fuentes secundarias, y en el caso de que las fuentes primarias se mantengan ocultadas, la tarea de investigación puede contribuir a este balance, puesto que adjunta precisamente en su definición la “búsqueda y difusión de información acerca de sucesos con valor periodístico (es decir: con grados considerables de improbabilidad de ocurrencia del hecho, y de probabilidades altas de impacto histórico y psicológico del mismo), eventos e información que otros (individuos, grupos, empresas, instituciones, organizaciones gubernamentales o no gubernamentales, clases sociales o el sistema mismo en su conjunto) mantienen ocultos y quieren impedir que sean conocidos y difundidos en un ámbito social mayor que aquel circuito de los que están enterados.” 58 En referencia a la difusión de fuentes judiciales ocultadas puede citarse la experiencia de José Maggi, periodista trabajador de Rosario/12, en la investigación de los hechos ocurridos en el centro clandestino que funcionaba en la ex Fábrica Militar de Armas "Domingo Matheu”, en Rosario, durante la última dictadura. “Un expediente judicial llegó a nuestras manos rescatados por viejos militantes de los 70’, donde había discursos, hasta expedientes con las declaraciones originales. Esto nos permitió rearmar rápidamente como funcionaron quienes estaban acusados allí y ello derivó en una causa judicial que ya está pronta a ser elevada a juicio con fecha para fin de año y para año próximo (20092010)”.59 Respecto al valor de la noticia como resultado de una ideología de la información se atribuye al
BECHELLONI, G.: “Il mestiere di gionalista”. Sguardo sociologico sulle pratiche e sulla ideología della professione gionalistica” Liguori, Nápoles. 57 Ver “Publicación inicial de Caso Beroiz” (Apéndice Pág. 43) 58 FAUNDES, J: op. cit.
59 56

MAGGI J.: “Dos causas, un solo juicio” en Rosario/12, Rosario 16 de abril de 2009

ver en http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-18142-2009-04-16.html

presupuesto “según el cual son noticiables en primer lugar los acontecimientos que constituyen y representan una infracción, una desviación, una ruptura del habitual curso de las cosas”. En este valor la tarea de investigación presenta su idoneidad para significar, en el mismo sentido, calidad del producto en tanto que su “auténtica dimensión” como la llama Petra Secanella60 viene dada por la voluntad del periodista por difundir las fuentes ocultadas. Respecto a la tarea de indagar en espacios que ocultan actividades irregulares, desde el acercamiento a los datos y testimonios de los responsables de las torturas y asesinatos, Maggi describe su actividad: “Eso nos dedicó bastante tiempo, la documentación que conseguí sirvió mucho para mostrar qué era y qué no era. Y de otros centros de detención como La Calamita, el relato que hicieron algunos represores como (Eduardo) Costanzo que por primera vez habló públicamente en esta radio (LT8 Rosario) y en Rosario/12 acerca de sus responsabilidades.” 61

Los obstáculos de la empresa periodística a la tarea de investigación “Los consumidores no pueden reconocer a priori las diferencias cualitativas del producto debido a “información privada” u “oculta” en poder del vendedor.” (PERROTINI H. I., sobre tesis de Akerlof – Teoría de la Información asimétrica -) ¿Cuáles son los principales obstáculos al periodismo investigativo en Sudamérica? Se pregunta Juan Jorge Faundes en su libro Periodismo de Investigación en Sudamérica: obstáculos y propuestas62. De un total de 297 respuestas aportadas por 48 informantes claves (periodistas investigadores, dueños de medios y académicos expertos en el tema, de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Uruguay), el porcentaje más alto refiere a los Propietarios de los Medios (27 %). Stela Martini, en el libro Periodismo, noticia, noticiabilidad, describe que la relación del periodista con la fuente es un complejo espacio de contrato del medio con los enclaves de poder.63 “Yo
60 61

SECANELLA, P.: op. cit. MAGGI J.: “No quieren que hable de lo que tengo que hablar” en Rosario/12, Rosario/12 de enero de 2008

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-11899-2008-01-12.html
62 63

FAUNDES, J: op. cit. MARTINI S.: op. cit.

me acuerdo que en un tiempo se instaló, y no era que un día en particular no se le podía pegar al jefe de la policía de la provincia, no se le puede pegar a esta persona, ni hoy, ni mañana, ni pasado y el año que viene vamos a ver.” explica Osvaldo Aguirre desde su experiencia en la sección Policiales del diario La Capital. Aquí puede observarse la dificultad para establecer el valor Equidad entre las fuentes que construyen el producto informativo, a partir de los criterios que el medio define para la recogida de la información dentro de las rutinas periodísticas. Stella Martini remarca que “en esta construcción, los medios de comunicación tiene un rol fundamental en la medida en que generan, sostienen e instalan consensos acerca de los lineamientos más importantes que surgen de las esferas (diversas) del poder.” En referencia, Aguirre entiende que “es una situación que tiene muchos factores y puede cambiar según la situación política, como es la relación del diario con la empresa, con el gobierno, también incide mucho la situación con el contexto, con la actualidad. Al jefe de la policía puede pasarle algo que modifique eso, o al revés, que la agrave, no hay una cosa puntual”. “De algunos temas han llegado órdenes de que no se pueden abordar. Por ejemplo en algunos temas policiales ha habido bajadas de líneas. En algunos temas particulares “este hombre” no quería a Bielsa y no lo pudimos nombrar en toda la campaña. Es una cosa ridícula y nosotros hemos tenido reuniones para ver cómo enfrentábamos eso. Sentíamos que se descalificaba nuestro trabajo periodístico” declara Mariela Mulhall periodista del diario El Ciudadano. Mulhall explica que en la campaña para ser electo Gobernador de la Provincia de Santa Fe en los comicios del 1 de julio de 2007, “este hombre” en referencia a Eduardo López, quien dirigía el diario en aquel entonces, dio la orden de ocultar dentro de la estructuración de la agenda del medio a la figura de Rafael Bielsa, del Frente Para la Victoria, unos de los candidatos con más intención de voto junto con Hermes Binner finalmente electo en representación del Frente Progresista. “Hemos tenido reuniones por el tema de que no podíamos escribir “Bielsa” en época de campaña. Y me acuerdo que se evaluó eso” recuerda Mulhall. De esta manera la Equidad, como valor/ noticia de la calidad del producto informativo disminuye a través del ocultamiento de información por parte del medio haciendo a la falta de contrapeso, acción en la que según Wolf, “a la cobertura informativa sobre el partido x debe corresponder la relativa al partido y. Así con todos”64. “Otra vez hace ya bastante, se intervino la Unidad Regional VI de Villa Constitución. Fueron la TOE y accionaron sorpresivamente, por una denuncia que había sobre el jefe de esa Unidad Regional. Yo hice la primera nota y después me dijeron que no me ocupara más de ese tema y lo siguió otro periodista que era amigo de ese comisario. Y le hizo una campaña donde ese comisario era una especie de ‘santo perjudicado por oscuros intereses’ ” recuerda Aguirre. Los obstáculos de la empresa periodística ante la posibilidad de investigación son factibles de plantear. Al mismo tiempo la pérdida del valor/ noticia llamado la noticia como resultado de la ideología de la información, puede alejar al periodista del contacto con fuentes posiblemente ocultadas disminuyendo simultáneamente esta calidad del producto periodístico que remarca que son noticiables en primer lugar aquellos acontecimientos que representan una “infracción, una desviación”. “Los periodistas median entre las fuentes que suministran los hechos y los medios para los que trabajan y que decidirán si a su vez van a

64

WOLF, Mauro: op. cit.

mediar entre la fuente que ha suministrado el hecho y el periodista que le ha dado la forma, por una parte, y la audiencia o público por otra” observa el teórico en comunicación Lorenzo Gomis.65 Se define la Noticiablidad como el conjunto de elementos a través de los cuales el aparato informativo controla y gestiona la cantidad y el tipo de acontecimientos de los que seleccionar las noticias.66 Los mecanismos que definen la Noticiabilidad de una empresa periodística en ocasiones ocultan datos de interés público en los temas propios de una sección, o impide la indagación de fuentes que fueron denunciadas en su carácter oculto. Así la empresa misma puede contribuir a la generación de fuentes ocultadas. Como se presupone el investigador no podrá indagar estas fuentes ocultadas estando dentro del mismo diario quedando esta tarea inactivada y restringiendo para el caso, valores que su labor puede otorgar al producto periodístico. Cabe destacar la política de Rosario/12 que describe Alicia Simeoni donde acuerda con sus compañeros que el medio se orienta a la integración a la publicación de la información aportada por la investigación. En concordancia, José Maggi remarca en su experiencia el apoyo del diario a la inclusión de su tarea: “En política de derechos humanos, ha tenido que hacerse muchísimos estudios entorno a lo que pasó en los 70’ y eso es básicamente el apoyo”.

2- La investigación en el mercado del producto informativo
El control de la publicidad al contenido informativo “Así, la tesis de Akerlof prueba - entre otras cosas – como la información construye el precio de un producto. ( Cooperativa Lavaca, sobre la Teoría de la Información Asimétrica”) El profesor de contabilidad Julio Segura considera que “la única alternativa empírica relevante de que dispone la teoría de precios para la fijación de los mismos- en régimen competitivo mediante las fuerzas de la oferta y la demanda que actúan sobre las empresas precios aceptantes- es el Markup, donde el precio al que se lanzan los bienes al mercado está determinado por los costos unitarios imputables en el proceso de producción ( trabajo entre otros) más un margen de beneficio considerado como satisfactorio y factible para la empresa”67. Akerlof demuestra en su tesis con la cual explica la Teoría de la Información Asimétrica, cómo en el mercado la información que ofrece la empresa sobre el producto puede modificar el precio fijado anteriormente por la misma empresa que lo produjo. “Afectar el tamaño de las asimetrías informativas” significa “crear o mejor dicho inventar información capaz de imponer en el imaginario una calidad superior a la que realmente tiene un producto, con la única finalidad de aumentar su precio. Si llevamos este procedimiento a las mercancías estamos

65 66 67

GOMIS L.: “Teoría del periodismo”. Barcelona: Paidós(1991) Citado por Wolf WOLF, Mauro: op. cit.

SEGURA J.: “El grado de sustituibilidad entre inflación y paro” en Inflación, Paro y Mercado de trabajo. Ediciones de la Revista de Trabajo. Citado por Mallo Carlos, Kaplan Robert Citado por Mallo Carlos, Kaplan Robert y otros.: “Contabilidad de Costos y Estratégica de Gestión”. Pretince-Hall Hispanoamericana. Edición 2000.

hablando de Marketing” resuelven en su libro, los escritores de Lavaca68. El Marketing se define como la filosofía de dirección según la cual el logro de las metas de la organización está supeditado a la determinación de las necesidades y deseos de los mercados y a la satisfacción de esos deseos de forma más eficaz y eficientes que los competidores.69 Las empresas periodísticas producen información como mercancía de contenido doble: informativo, en sentido estricto y publicitario, según explicaba Francisco Luís Sastre Peláe70. La publicidad es una herramienta de comunicación que forma parte de la estrategia del Marketing de la empresa y está orientada a enviar un mensaje a los compradores potenciales con los que no tiene contacto directo creando una imagen y valor de la marca71. En relación a las empresas comerciales de comunicación, desde la cooperativa Lavaca hacen referencia a la responsabilidad del Marketing en la construcción de la asimetría de la información, a partir de la producción y difusión del contenido publicitario que ejecutan los medios de comunicación. Sergio Caccatto, gerente comercial del diario La capital, advierte dos grandes mercados en la oferta del popular medio rosarino: la venta directa del diario y la venta de publicidades a las empresas, gobiernos, otras organizaciones y personas que auspician72. Los autores del libro de Lavaca señalan que la publicidad modifica el precio del producto a partir de su construcción en la asimetría de la información. El medio de comunicación ofrece a las empresas el servicio publicitario desde el contenido publicitario. De esta manera el contenido estrictamente informativo- producido por el periodista - que se complementa en el producto total del medio, puede ser afectado por el interés de la empresa en aumentar el valor y la imagen de la marca al colocar un aviso en el diario. “Bueno es un problema de un diario, la redacción tiene ese problema de filtrar las presiones, comerciales, o no comerciales, políticas, editoriales. Acá cualquiera que pone un aviso de dos x dos y paga diez pesos se cree con derecho por acción u omisión de ese servicio”, indica Jorge Levit, secretario de redacción del Diario La Capital. En consecuencia el contenido informativo corre el riesgo de acarrear la asimetría de la información que construya el contenido publicitario en favor de la empresa que auspicia. “Son muchos intereses. Tratamos de filtrarlos. Los diarios son empresas. Si viene un editor general de un diario y dice 'nosotros tenemos absoluta libertad de autoridad y no tenemos ninguna presión' digo 'bueno está mintiendo'” amplía Levit. El aviso publicitario de una empresa se presenta generalmente a modo de Publicidad de imagen. Se trata de un mensaje publicitario cuyo objetivo de comunicación se centra en influir en la actitud del comprador frente a la marca. Su papel puede ser definido de la siguiente manera: Los esfuerzos creativos de los anunciantes publicitarios se diseñan, no para suscitar una acción inmediata, sino para consolidar una actitud favorable que al final conducirá a la compra73 . En ocasiones, la venta de avisos publicitarios por parte de las empresas periodísticas puede trasladar la construcción de la asimetría de la información del contenido publicitario al informativo dentro del producto del diario.“He tenido casos, inclusive cuando estábamos en el primer año, he hecho notas
68 69 70

COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA LTD: op. cit.

KOTLER, P. ARMSTRONG G...: “Fundamentos de marketing”Pearson Educación. 8a ed. México 2008 SASTRE PELÁEZ, F.L: op. cit. 71 LAMBIN J.: “Marketing Estratégico”, Edit. Mcgraw Hill. Tercera Edición España, 1995. 72 Cecatto, S.: “Sector comercial del diario La Capital”, Conferencia de UNR 2007
73

LAMBIN J.: op. cit.

sobre Telecom en temas de usuarios. Recuerdo cuando publicamos a raíz de una información provista por la oficina de Defensa al Consumidor, dirigida en ese momento por Sandra Calegari, que Telecom estaba entre los primeros puestos del Ranking de las empresas denunciadas y lo escribí, pero no salió. Eso ocurre en todos los medios. El que te diga que nunca le pasó eso, eso un mentiroso” explica Mariela Mulhall periodista del diario El Ciudadano. Asimismo el ocultamiento de la fuente por parte del medio, concibe un objeto de estudio que el investigador no podrá comunicar pese a que la fuente cumpla con condición de “que alguien quiera ocultar el hecho investigado” como remarca Daniel Santoro acerca de la materia de la investigación, la cual ejecutó en el Diario Clarín74. En concordancia, la calidad del producto informativo resultante del diario, dentro de sus valores-noticia correspondientes al contenido informativo -producido por el periodista- reduce así el parámetro que rectifica el deber de informar aquellas fuentes que representan una desviación que puede repercutir en forma negativa en la sociedad. “Existe un mercado político similar al de productos y servicios, con una concurrencia múltiple y multitud de opciones” califican Tomás Álvarez y Mercedes Caballeros en su libro Vendedores de imagen75. Los gobiernos suelen comprar espacios en los medios para publicitar sus actos. Una de las modalidades que eligen con notoriedad son los anuncios a través de la imagen de un aviso en los diarios. “Lo que pasa es que el Estado es uno de los mayores anunciantes. El Estado ha utilizado siempre la publicidad oficial como herramienta de presión. Si el Estado decide no publicar en un medio, le hace un agujero muy importante” explica Jorge Levit, secretario de redacción del diario La Capital. El marketing político puede notar también su participación en la construcción de la asimetría de la información con el fin de mejorar la imagen política del gobierno que publicita. “Lo válido para el mundo político sirve en el empresarial. Los medios son los mismos y la oposición no tendrá unas siglas políticas sino un nombre mercantil, unas marcas determinadas que abarrotarán los estantes de los hipermercados o se ofrecerán en las tiendas de la gasolineras.” explican Tomás Álvarez y Mercedes Caballeros. “Yo trabajando en La Capital, tuve dos o tren investigaciones fuertes contra el gobierno provincial que eran grandes controladores de los ingresos del diario, parte de la chequera de anuncios. Trabajamos en una investigación que duró un par de años sobre el descabezamiento de la Secretaria de Seguridad Provincial, a partir de un incidente que el secretario de seguridad había tenido” cuenta Hernán Lascano periodista del diario La Capital. El domingo 20 de febrero de 2005, el diario La Capital publica un incidente ocurrido en la cabecera del puente Rosario – Victoria, en la cual Alejando Rossi, subsecretario de Seguridad Pública de la Provincia de Santa Fe amenazó a un taxista con un arma de fuego tras una discusión desencadenada al chocarlo con su chata 4x4. Cuatro días después de la publicación, Alejandro Rossi presenta su renuncia ante la investigación Judicial iniciada de oficio por el juez Carlos Carbone.76 “Nosotros teníamos como medio ese fuerte compromiso con la Provincia que ponía plata pero yo pude insistir y lograr que las notas se publicaran y que finalmente el
74 75

SANTORO D.: op. cit. ALVAREZ T. y CABALLERO M.: op. cit.

76

“Renuncia 'indeclinable' del titular de Seguridad Pública de la Provincia “ en Policiales, diario La Capital, Rosario 25 de febrero de 2005

funcionario fuera relevado” amplía Lascano. Sin embargo, el incidente había ocurrido el 7 de noviembre de 2004, de manera que la publicación de La Capital y la posterior investigación del juez Carbone fueron efectuadas a casi cuatro meses y medio después notando el plazo en que esta información se mantuvo oculta. “Es necesario crear desde los gabinetes de comunicación un flujo constante de información para alimentar la demanda de los medios con el discurso propio, un flujo centralizado y controlado, que se emite a través de los sistemas de información, publicidad y acciones de relaciones exteriores”77 proclaman desde la teoría de marketing político. Así, la tarea de investigación periodística que indaga una fuente oculta sobre actos del gobierno, puede notar las dificultades para publicarse al lidiar con las presiones impartidas desde el aporte económico de la cartera de anuncios oficiales que cobra el medio donde el periodista desarrolla la tarea. De esta forma es factible notar el traslado al contenido informativo de la asimetría de información propiciada en la comunicación de los actos de gobierno en función de su imagen pública. En el caso de la difusión del ilícito de Rossi, la publicación denota una pérdida del valor- noticia que hace a la novedad y la producción evidencia la exigencia del propio periodista para valorar en la calidad del producto informativo la comunicación de aquellos actos que pueden repercutir negativamente en la sociedad. . La investigación desde el valor económico del producto informativo De ahí a inferir que la información puede ser usada como levadura, hay un solo paso. Y otro, cuando se cambia el término precio por valor. (Cooperativa Lavaca sobre tesis de Akerlof –Teoría de la Información Asimétrica) Ernesto Ávila periodista del diario El Ciudadano explica que a la hora de comenzar una investigación “Hay que ver que no toque ningún interés de los dueños de los medios de comunicación. O sea, ahí ya tenés un freno. Y en el supuesto caso que haya una posibilidad de investigar, no hay recursos. ” En términos contables, el teórico en la materia Eric Flamholz 78 define el costo como el sacrificio que se afronta para obtener un beneficio o servicio. Se mencionaba que para las organizaciones el salario representa un costo y al mismo tiempo una inversión. Costo porque el salario se refiere al costo del producto o del servicio final. Inversión porque representa el dinero aplicado a un factor productivo (trabajo) en un intento por conseguir un rendimiento mayor. El costo del salario de la tarea de investigación es asignado desde la contabilización del tiempo en que se desarrolle, dando un resultado relativo según el puesto en que se desempeñe, según lo contemplado en el Estatuto Profesional del Periodista, los convenios colectivos adjuntos y la Ley de
ALVAREZ T. y CABALLERO M.: op. cit. NEVADO PEÑA D. LOPEZ RUIZ V.: “El capital intelectual: valoración y medición” Person educación s-a, Madrid, 2002 cita a FLAMHOLTZ E.: “Human resource accounting” edición Dickenson Publishing Co, Universidad de California, 1974
78 77

Contrato de Trabajo. A partir del análisis del costo del salario del periodista se advirtió, concretamente en el caso del diario La Capital, la falta de decisión de la dirección de la empresa para estimar el rendimiento de la tarea de investigación, para precisar el beneficio de esta inversión. Periodistas aplicados a la investigación explican que la empresa rara vez invierte en más horas de trabajo para llevar adelante la tarea y menos aún ofrece algún incentivo. Por tanto, la falta de inversión en este costo de producción puede notarse en la calidad del producto informativo. El precio como explicaba Segura está determinado por los costos unitarios imputables al proceso de producción entre los que se encuentra el salario, más el margen de beneficio considerado como satisfactorio para la empresa.79 Tradicionalmente, el valor de un recurso de la empresa es entendido como el valor actual de los servicios o beneficios futuros esperados.80Cuando el costo del trabajo de la tarea periodística se agrega al precio del producto, lo hace sin que la empresa, para el caso La Capital, precise el rendimiento del salario como valor dentro de los costos de producción. Respecto a esta decisión económica Enrique de La Garza y Enrique de la Garza Toldeo explican: “El gran viraje que representó el marginalismo para la teoría económica hacia finales del siglo XIX implicó negar al trabajo como única fuente de valor y pasar a considerar a ese valor como utilidad, en primera instancia utilidad subjetiva por parte de los valores de uso vinculados a un precio según su capacidad de satisfacer necesidades subjetivas, cuyo reflejo se daría en el mercado según la oferta y la demanda. Es decir, el objeto de la economía pasó de centrarse en el proceso de producción a centrarse en el mercado.”81 La incorporación del marginalismo a la economía representa en el precio precisamente la traslación del margen de beneficio agregado por la empresa hacia el resto de los costos de producción poniendo la atención para este agregado, en el supuesto valor de uso del producto que orienta el mercado. En consecuencia el salario como costo de producción comenzó a ser valorado en tanto los deseos o necesidades del mercado lo califiquen en el producto como acto para la inversión, pese a la pérdida de calidad que esto acarree. “Es cierto que la economía política había dado poca importancia al valor de uso y que no había profundizado en el mercado, no obstante ser uno de sus supuestos. En esta medida el marginalismo inició el desarrollo de un extenso campo de la economía relegado: el mercado, pero con ello pasó al otro extremo, a la exclusión del campo de la producción” concluyen Enrique de La Garza y Enrique de La Garza Toldeo. En consecuencia, la valoración de los costos en que invierte la empresa a partir de los flujos del mercado, coloca al salario bajo dependencia del los márgenes de beneficio orientados por la oferta y la demanda que según sus deseo y necesidades pueden alentar otros costos en el producto. Respecto al mercado del producto del diario La Capital, Sergio Cecatto, gerente comercial remarcaba dos grandes fuentes de ingreso: los consumidores del diario y la venta de publicidades. A su vez, la diferencia en el aporte económico entre estas es radical, puesto que mientras que el primer grupo acumula alrededor de un millón de pesos mensuales, el
79

SEGURA J.: op. cit. NEVADO PEÑA D. LOPEZ RUIZ V.: op. cit. LA GARZA E. GARZA TOLDEO E.:“Ciencia económica: transformación de conceptos” Siglo XXI, 1998

80

81

segundo los hace por cuatro millones. Al mismo tiempo, remarca Ceccato “Si no hay lectores, no hay publicidad”. La participación del contenido informativo del producto es una parte constitutiva de su valor, debido a que representa en gran medida la fuente de lectores del diario que motiva la venta de publicidades que orienta el mercado. El matutino cuenta con un caudal de 45 mil ejemplares los días de semana y 90 mil el día domingo. En consideración, la acepción del marginalismo permite inferir en este caso, cómo el margen de beneficio aportado por el ingreso publicitario puede orientar la inversión del medio en los costos del contenido de su producto que contribuyen a estimular esta directiva del mercado hacia la publicidad, por la que aumenta mayormente el precio de su producto. Sin embargo este margen de valor aportado desde el contenido publicitario aumentará el precio del producto informativo en tanto lo posibilite la cantidad de lectores que oriente el consumo del contenido informativo. En cuanto al reemplazo del significado de precio por valor, los autores del libro de la Cooperativa Lavaca perciben la utilización de la información a favor del poder. “El poder absoluto lo construye y lo conserva quien sea capaz de obtener más y mejor información, pero también quien controle, mida y valore qué información obtienen los demás”. La participación del medio en la construcción de la asimetría de la información, permite inferir su capacidad para generar desde el contenido publicitario un precio más favorable para el producto de la empresa auspiciante, o una imagen más favorable para el gobierno que anuncia, por medio del mecanismo del ocultamiento de algunas fuentes de información en detrimento de otras. “Si vos tenés un diario que tiene una coherencia editorial, el auspiciante estatal o privado tendría que ajustarse a esta coherencia, porque la atención del diario tendría que estar puesta en la credibilidad frente al lector. Lo que pasa es que en los diarios de acá no ocurre” advierte Ávila, redactor de El Ciudadano. “Muchos diarios ni siquiera orientan su negocio, su ingreso, a la venta del diario, sino que especulan con otros ingresos” remarca al respecto. En este estado de producción periodística, una de las consecuencias constatadas es la dificultad en el abordaje de la tarea de investigación por parte del periodista, que además de no contar con la inversión de la empresa periodística en sus costos, debe lidiar con aquella parte de los intereses publicitarios que controla la información a través del medio de comunicación. En efecto se puede observar una restricción a los valores/noticias - como parámetros de calidad del producto informativoa favor del mercado de información asimétrica.

3- Eje de regulación: La investigación en el acceso a la información pública
Los obstáculos del Estado y del Acceso a la Información Pública “En ausencia de regulación de los mercados, el mismo bien de calidad dual (alta y baja) se comerciará en un solo mercado y los consumidores no podrán identificar esta dualidad cualitativa, lo que dará lugar al fenómeno de selección adversa.” (PERROTINI H. I., sobre tesis de Akerlof – Teoría de la Información asimétrica) Los principales obstáculos para ejecutar el periodismo investigativo en Sudamérica provienen de los Propietarios de los Medios que reúnen un 27 % de 297 respuestas aportadas por 48 informantes

claves (periodistas investigadores, dueños de medios y académicos expertos en el tema, de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Uruguay). Pero en segundo lugar aparece el Estado con 26 % seguido del acceso a la información con 14% según el estudio de Juan Jorge Faundes.82 El derecho de acceso a la información pública, es un derecho ya consagrado en nuestra Constitución Nacional. En su Artículo 22 inciso 77, incorpora el Derecho a la Información a partir de la adhesión al tratado Declaración Universal de Derechos Humanos, que asume en su Art. 19 la libertad de todo individuo de investigar, recibir y difundir informaciones de cualquier índole. Sin embargo no existe una reglamentación a nivel nacional de este derecho. 83 “Hay un gran parate en todo lo que tenga que ver con el poder judicial. El poder judicial, casi por esencia es refractario a las relaciones con el periodismo y si bien en los últimos años hubo cambios con la presidencia en la corte del doctor (Eugenio) Safaroni, (Ricardo) Lorenzeti, en cuanto a la importancia de las relaciones con el periodismo, todavía en el poder judicial sigue siendo un factor discrecional de cada juez, es decir, los jueces hablan o no hablan, según su propio criterio” explica Alicia Simeoni que además de hacer tareas de investigación en Rosario/12, forma parte de la Comisión de libertad de expresión y formación profesional del Sindicato de Prensa Rosario, donde recibe denuncias de quienes no pueden acceder a la información pública. El Concejo Municipal santafesino aprobó el 13 de marzo del 2008, el Proyecto de Ordenanza enviado por el intendente Mario Barletta, tendiente a reglamentar el acceso a la información pública en el ámbito de su ciudad. 84 En Rosario no existe esta reglamentación que contribuya al trabajo de los investigadores para construir su objeto de estudio. “Todavía está este criterio, o convención que es casi una tradición en los jueces que dicen que ellos solo hablan por su sentencia. Eso es arcaico, limitativo y diría que hasta profundamente antidemocrático por que quisiera ver a estos jueces cuando se produzcan los juicios orales, que esta es la única provincia en el país que sostiene los juicios por escrito. Y también hay temas de investigación que indudablemente son más conflictivos que otros. Los temas relacionados con los delitos de lesa humanidad, donde hay involucrado militares, policías, civiles”. Alicia Simeoni evidencia un vínculo en su relato entre su consideración del carácter “antidemocrático” de los jueces que deciden silenciar su palabra ante el periodismo y los temas relacionados con los delitos de lesa humanidad que aborda la investigación. El móvil que imparte esta vinculación en su expresión: el libre acceso a la información. Paralelamente, el artículo 14 de nuestra Constitución Nacional reconoce a todos los habitantes el derecho de publicar sus ideas libremente por la prensa, sin censura previa. La corte suprema de justicia a dejado explícito que “dado que los medios de comunicación constituyen el ámbito natural
82

FAUNDES, J.: op. cit.

83

PIZARRO R.: “Responsabilidad civil de los medios de comunicación” EDITORIAL HAMMURABI S.R.L 10 Bs. As 1991. Derecho al libre acceso a la información pública - Dictamen expte N 9940, Cámara de diputados de la Provincial de Santa Fe,
84

para la realización de los actos amparados por la libertad de expresión, que a ese contenido dedican primordialmente su actividad, toda censura previa que sobre ella se ejerza padece de una fuerte presunción de inconstitucionalidad”. Sin embargo se ha puesto atención en que los medios comerciales de comunicación suelen estructurar su actividad principal de manera que no afecte su ingreso aportado por el contenido publicitario que controle la información. Tomando solo la experiencia de Mariela Mulhall en El Ciudadano, donde advierte la imposibilidad de publicar la nota que redactó sobre la situación de reclamos contra la empresa Telecom, puede inferirse la condición inactiva de la tarea de una investigación sobre esta temática ante un medio que somete al periodista a la censura previa. “Bueno eso existe indudablemente y es un hecho que en definitiva es parte del quehacer periodístico. Sobre todo si tenemos en cuenta que las empresas periodísticas son empresas y por lo tanto están pensadas para ganar plata, entonces como no hay demasiados escrúpulos por parte de los empresarios periodísticos en afán de que la verdad salga a la luz, en el sentido de que haya una ética periodística, en el sentido de establecer la verdad o valores de justicia etc.” explica el delegado del sindicato y trabajador de El Ciudadano, Juan Pablo Sarkissian. Pero sucede que la tarea de la investigación periodística, como el resto de las cuales se desempeñan en cada puesto periodístico no solo produce valores- noticias del producto informativo como calidad de un bien privado de la empresa, sino que su trabajo puede afectar en primera instancia jurídica, a la calidad de información como bien público. La redacción del derecho a la libertad de información en la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) parece seguir esta idea, ya que vincula el acceso a la información con la libertad de pensamiento y expresión. De modo similar están redactados los respectivos artículos de Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Declaración Universal de Derechos del Hombre. Un abordaje de las posibilidades de conceptualización de la información parte de su consideración ya no como presupuesto de ejercicio de un derecho individual, sino de su carácter de bien público o colectivo. En este sentido, la tematización de la información no se limita a las dimensiones de tipo individual, sino que cobra un marcado carácter público o social de manera que la empresa periodística debe preservar este carácter del bien informativo, antes que orientar la calidad de su producto a la satisfacción de la demanda de mercado, como otro bien privado pueda hacer. Funcionalmente, este carácter público o social tiende a relevar el empleo instrumental de la información no como -o no sólo como- factor de autorrealización personal, sino como mecanismo o andamiaje de control institucional, tanto frente a autoridades públicas como frente a particulares cuya situación de poder de injerencia o inducción permite la determinación de conductas de otros particulares o su misma subordinación.85 La aceptación del derecho individual de publicar ideas por la prensa sin censura previa, es protegida a la vez por el artículo 28 de la Constitución Nacional que prohíbe a las leyes alterar los derechos cuyo ejercicio reglamenten. Y todavía más: ha dispuesto en el artículo 32 prohibir toda restricción. Esta acepción constitucional representa una primera voluntad del Estado por rodear este

85

Informe "Derecho a la Información" Partido ARI http://ariperezinformes.blogspot.com/2007/02/informe-derecho-lainformacin.html martes 20 de febrero de 2007

derecho de una protección que constituya una garantía. De igual manera, La libertad de prensa como todos los derechos, podría entenderse como relativo y susceptible a ejercitarse según las leyes que la reglamente. “La constitución Nacional prohíbe al congreso dictar leyes que restrinjan la libertad de prensa, pero no aquellas que no restringiendo su actividad estén orientadas a reglamentarla. Por lo ya expuesto, no son inconstitucionales las normas que exijan a quienes pretendan explotar medios masivos de comunicación, cumplir con ciertas exigencias destinadas a dar transparencia pública al fenómeno informativo” 86 explica Pizarro. La doctrina y jurisprudencia argentina contempla la responsabilidad de los medios civil o penal pero de forma ulterior, es decir, luego de publicar informaciones falsas inexactas o agraviantes de manera que la información que no se publica por censura previa puede acarrear responsabilidad civil o penal, solo si es factible de detectarse en esta instancia y si corresponde a estas figuras legales. Además como describe Sarkassian, desde la práctica, las limitaciones a los medios para garantizar la libre expresión sin censura previa nota dificultades en la implementación “hay un momento que ya empezó la actividad y estamos produciendo una nota, estamos viendo a donde vamos a cubrir. Al final del día, se termina ejecutando en dos o tres personas, que terminan decidiendo qué evaluación hacen y qué cosa va en la Tapa, y por qué esto no sale, y para dentro, en el resto de las páginas es lo mismo, ¿qué es lo noticiable? ¿Quien decide?” se pregunta Sarkissian. Así la reglamentación estatal que prohíba la censura previa debería lidiar en forma permanente la elección de información que impone la línea editorial del medio, evaluando cada uno de los criterios periodísticos con la cual se selecciona el material noticiable con el riesgo constante de afectar la libertad de prensa. “El reclamo puede aparecer en el sentido de que ningún periodista está obligado a escribir lo que su conciencia no le dicte. En todo caso lo deberá escribir personal jerárquico que tenga que ver con esta lógica, con esa idea, no es patrimonio mío” advierte Sarkassian. La cláusula de conciencia es una fórmula jurídica que se origina en Europa a principios del siglo XX en los primeros estatutos profesionales como los de Austria, (13 de enero de 1910), Hungría (28 de marzo de 1914). Puede citarse como hecho contemporáneo la Constitución Española de 1978 que reconoce como derecho de la actividad periodística a la cláusula de conciencia en su art. 20. 87 Según el escritor en la materia Carlos Soria,88 puede invocarse como la vía legal por la cual el periodista puede abandonar en forma voluntaria la empresa, percibiendo igual indemnización que si hubiera sido despedido injustamente. “Ejemplo: hay una nota que yo se que no está lo suficientemente chequeada, que no se han respetado las tres fuentes como marca el manual de construcción de la noticia, yo me puedo negar a escribirla, no solamente a firmarla, por la cláusula de conciencia”. En Argentina la cláusula de conciencia es reconocida en el Estatuto Profesional del Periodista. Sin embargo, no ha sido aplicada conforme a la legislación vigente ni acordada en los convenios colectivos.89 “Por lo tanto, los periodistas argentinos resultan permeables a todo tipo de presiones y cambios de orientación y propiedad de medios,
86

PIZARRO R.: op. cit.

87

LORETI, D. M.:”El derecho a la información. Relación entre medios, público y periodistas, Paidós, Bs. As., 1997 Capítulo 3, Cláusulas profesionales protectoras del ejercicio, ps. 71-100. SORIA C.: “La crisis de identidad del periodista”, Barcelona, de. Mitre, 1989. Citado por LORETI, D. Ibid. LORETI, D. M. Ibid.

88 89

(privatizaciones mediante) incluso sin que quepan argumentos legales de defensa en ese sentido” concluye el teórico en la materia Damián Loreti. Ante esta condición, el reclamo del periodista que es censurado en su tarea de investigación se aleja de los alcances legales.

Internet y los medios alternativos en la publicación de fuentes ocultadas

“Lo que pasa es que siempre está la cuestión de la autocensura. Eso yo creo que es lo peor que hay. Hay que luchar, porque se te empieza a hacer... si alguna vez no sale algo tuyo vos no te vas a ir al sindicato” prosigue desde su experiencia Mariela Mulhall. Ante la imposibilidad de exigir por vía judicial el derecho de libertad de expresión para difundir fuentes de información sin censura previa y tampoco poder denunciar por esta vía el incumplimiento de la cláusula de conciencia, el periodista queda expuesto a la posibilidad de ser despedido injustamente por la empresa que abuse de la disposición legal al respecto. Esta condición de la defensa del periodista ante la justicia, puede devenir en su comportamiento de “autocensura”. Desde otra perspectiva se puede situar en esta conducta el concepto sociológico que el teórico en comunicación Néstor Canclini llama Habitus, originado por “las estructuras objetivas que generan a su vez, las prácticas individuales y da a la conducta esquemas básicos de percepción, pensamiento y acción”90. “Yo te decía también que la autocensura hay que tenerla en cuenta, por que es algo que empieza a adormecer el oficio” amplía Mulhall. Desde la redacción de El Ciudadano la misma periodista describe: “Nosotros tuvimos una impronta talvez no de periodismo de investigación, tuvimos otro abordaje, hemos sido menos permeables a los operativos. Por eso talvez no se halla dado tanto esa censura como en otros medios. Ha habido casos, no te digo que no ocurrió. Pero si marcó una impronta la pelea contra la patronal, contra el cierre del diario, por el hecho de que haya otro medio. Hay otro tratamiento de los temas”. En tanto que Juan Pablo Sarkissian amplía al respecto: “El Ciudadano al no tener una línea editorial clara está mucho más informado, dicho por los propios compañeros de La Capital, está mucho más armado, y tiene una calidad mayor. Porque en realidad todas las empresas periodísticas bastardean al producto. Si el producto de La Capital no es peor tiene que ver con los propios trabajadores que cuando se sientan a armarlo hay un umbral de dignidad, digo por más que uno cobre más, otros menos, o las condiciones de trabajo sean mejores, hay un umbral de dignidad en donde cada uno de los trabajadores trata de

90

GARCIA CANCLINI. N.: “Gramsci con Bordieu”, Revista Nueva Sociedad Nº 71.

hacer el trabajo de la mejor manera.” La definición de la tarea de investigación periodística contempla la búsqueda permanente por destapar aquellas fuentes que alguna persona u organización mantiene oculta. En ocasiones, esta voluntad de publicar las fuentes cerradas supera el hábito de la autocensura que pueda generarse en un medio que utiliza la censura. “Yo no desconozco que trabajo en una empresa comercial privada y que esta empresa se nutre de ingresos diversos, muchos de los cuales son anunciantes, y esto me parece que es propio, que todo periodista debería instalarse en esta dinámica. Si uno se queda en la cuestión de que si toca cierto tema escabroso no lo van a dejar y se queda en el molde, bueno de alguna manera comete un pecado profesional para mí. Vos no podés preguntarle al editor general si te permite investigar determina cosa. Hay que crear las condiciones para que tal cosa se publique” explica Lascano desde el diario La Capital. “A veces a nosotros nos ha pasado que hemos encontrado una vaya y ¿sabés lo que hicimos? Le dimos el producto, una investigación periodística a otro medio para que empezara a anunciarlo y generara, al trascender, la idea de que el diario no podía dejar de publicar esto porque de otra manera los medios lo iban a dar igual. Entonces uno tiene que encontrar estrategias para que sea posible publicar aquello que en primera instancia si vos vas a pedir permiso, que no es aconsejable, podés encontrarte con un 'no'” remarca Lascano. Sin embargo, determinados intereses políticos, comerciales o de otra índole, pueden presionar negociando no solo con uno, sino con varios diarios a la vez dificultando la publicación. Así la estrategia de traslación de la información que puede efectuar el periodista desde un medio a otro es sometida a un fuerte control. En la administración de Eduardo López como director de El Ciudadano, los incumplimientos salariales fueron recurrentes al tiempo que se deterioraron el resto de las condiciones laborales. El 14 diciembre de 2008 esta situación se agravó cuando López perdió las elecciones presidenciales del club Newell's y cerró las puertas de la redacción el jueves de navidad.91 En enero de 2009 el empresario cedió la marca y lo créditos pendientes a los trabajadores. En esta circunstancia, El Ciudadano se imprimía en los talleres de La Capital que adquirió a cambio el importe del precio de tapa. La tirada rondaba los 2.500 ejemplares, de los cuales aproximadamente 1.000 se regalaban. El diario inició un periodo de autogestión y el salario de sus trabajadores pasó a depender principalmente de la publicidad oficial acordada con la Secretaria de Trabajo. “Ese es todo un tema, por que en este momento nosotros estamos sobreviviendo por la publicidad oficial, hablo de la Municipalidad, de la Provincia y de la Nación. Pero no solamente nos pasa a nosotros sino que a muchos medios. Los medios norteamericanos están sobreviviendo con la publicidad oficial. Si el gobierno está bancando, no digo que están sometiendo pero sí marcando una línea” explica Mariela Mulhall a casi tres meses del inicio de la autogestión en el diario. En consecuencia, la existencia de un menor número de medios de comunicación facilita el control de la publicación de la información de aquellas fuentes que pretenden mantenerse ocultadas por un auspiciante público o privado. Los escritores de Lavaca elucidan al respecto que “cuestionar este modelo de poder pasa, en gran media, por la diversidad y calidad de la información que seamos
91

“El Ciudadano reabrió con calma chicha” en www.críticadigital.com :op. cit.

capaces de compartir para que cada quien pueda construir su propio relato del presente”. Tanto La Capital, como Rosario/12 y El Ciudadano, construyen una gran parte del espacio público mediatizado de los diarios de Rosario constituyendo un potencial mercado informativo donde puede concentrarse el control por parte de las empresas u organismos que publicitan en los tres periódicos al mismo tiempo. Sin embargo, en esta situación existen otros diarios donde puede circular la información de aquellas fuentes ocultadas. “Nosotros hemos pasado a otro medios temas que no podíamos publicar y eso es interesante por que eso sería una forma de que la información circule en algún lado a lo mejor no en este medio. Suponé que ahora tenés tal anunciante y tratás de no tener autocensura, pero te decís ‘esto no lo voy a poder hacer porque hay determinado poder económico que atraviesa el diario’, pero hay otro tema que sí” explica Mulhall. En el año 1999 se originó en Rosario el periódico El Eslabón a partir de la iniciativa de cinco alumnos de Comunicación Social precisamente con el objeto de contar los hechos desde otro enfoque al que trataban los grandes medios locales. Finalizaba el año 1998 cuando el periódico El Ciudadano pasaba a ser financiado por el Grupo Uno, accionista de su principal competencia, el diario La Capital. Como describe Juane Basso uno de los fundadores de El Eslabón, esta operación representaba nada menos que la renuncia a la mínima pluralidad de oferta informativa gráfica en la ciudad.92 La necesidad por comunicar este hecho que se apartaba de las agendas de la ciudad, fue uno de los móviles en el origen del periódico llevado adelante por estudiantes. Satisfacer el interés comunicacional de ofrecer un lugar que de voz a los que según sus idearios no la tenían, implicó vislumbrar temáticas alejadas de las agendas de los grandes medios y los convirtió en uno de los canales de comunicación de investigaciones que no tenían cabida en los diarios con mayores ingresos de Rosario. “Yo trabajo en la sección Ciudad y dentro de la sección podemos tener varios temas que podemos investigar y seguirlo. Pero después ¿qué hacemos si no lo podemos publicar, ese es el tema?” se pregunta Ernesto Ávila. “Por ahí acudimos a un medio alternativo. Por lo menos aunque no tengamos una audiencia masiva, decís 'bueno lo que hice alguien lo puede ver'” cuenta Ávila y amplía que en la condición política y económica que se desarrolla en los medios comerciales la tarea de investigación “se ha transformado en una especie de vocación. Pero no somos los únicos. Por eso es importante generar redes de periodistas. Los medios alternativos son la única posibilidad hoy por hoy, teniendo la oportunidad con Internet, de generar un discurso alternativo. Pero siempre estás en menores condiciones.” “La herramienta que generalmente se asocia al poder global por su capacidad de trasladar tan velozmente información es la Web, la red mundial de redes. Se trata de una construcción que no realizó ninguna empresa ni gobierno y que fue impulsada, fundamentalmente, por la necesidad social de compartir información”. Así los escritores de Lavaca subrayan la importancia de Internet como herramienta social para distribuir la información acumulada por los sectores de poder que favorecen la asimetría de la información. Dentro de las empresas periodísticas pudo denotarse desde la experiencia en investigación, esta necesidad de compartir la información que el medio no difunde, una situación en la que periodistas aplicados a la tarea, recurren a los medios alterativos para distribuirla valiéndose del acceso a Internet. Al desarrollar el concepto de Habitus, Canclini expresa que “la sociedad organiza la
92

BASSO , J.: “Gestión del diario El Eslabón”, Conferencia de UNR 2007

conciencia de los que cada uno puede apropiarse y que en esta estructuración se arraiga la hegemonía, no tanto en el conjunto de ideas alienadas sobre la dependencia de los sectores populares sino como una interiorización muda de la desigualdad social, bajo la forma de dispositivos inconscientes, entre otras cosas, en la conciencia de lo posible y lo inalcanzable”. De esta manera Internet en acción con los medios alternativos, constituye un aporte a la ampliación del arco de lo posible y lo alcanzable desde la apertura al acceso de información donde puede encontrar su espacio la investigación censurada en los medios tradicionales. Al mismo tiempo la expansión de las redes se presenta como un dispositivo para evitar la formación de la autocensura como hábito que atente contra la investigación periodística. El teórico en la comunicación Manuel Castells en su texto “La revolución de la tecnología de la información” 93comienza con la caracterización de esta revolución tecnológica actual poniendo de manifiesto que ya no es el carácter central el conocimiento y la información, sino la aplicación de ese conocimiento e información a aparatos de generación de conocimientos y procesamiento de la información/comunicación, en un círculo de retroalimentación acumulativa entre la innovación y los usos. La tarea de investigación periodística en las redacciones encuentra en la voluntad de agregar a la nota fuentes primarias ocultadas - que resulten necesarias en la calidad del producto - una complejidad creciente ante el aumento de otras fuentes que emergen en Internet y que pueden ser seleccionadas por su fácil acceso y menor costo laboral para las empresas. “Creo que los medios electrónicos y la posibilidad de conseguir alguna información hace que se repitan la urgencia y la metodología de trabajo, hace que hoy seguramente tres personas puedan hacer una edición. Es decir, tenés todo en Internet. El modo en que se plantea hoy tecnología hace que cortando y pegando de Internet puedas sacar una edición que no va a ser distinta a la que veas en todos lados” explica José Maggi, periodista del diario Rosario/12. Simultáneamente, ante la paulatina expansión de la red, las herramientas que permiten la participación del usuario en el ciberespacio se diversifican diagramando a su paso posibilidades de construir la información. Editoriales, notas, elementos multimediales se inscriben día a día en cualquier PC que tiene acceso a Internet por medio de las nuevas bitácoras, configurando una nueva forma de periodismo ya denominada 3.0 Periodismo participativo, donde muchas veces las noticias, los temas de debate difieren de los que figuran en la agenda setting de los medios tradicionales94. “También esta el otro tema de que Internet le está quitando muchos lectores a los medios gráficos” observa Mariela Mulhall. Las grandes empresas periodísticas de Rosario difícilmente otorgan a los lectores-escritores espacios que propongan en la diagramación de sus medios, estructuras para redactar y confrontar algo más que el comentario común de las notas. El control de la información de los medios masivos de la ciudad parece plantear un esquema donde el aporte de nuevas fuentes desde los usuarios productores se
93

CASTELLS, M. La sociedad red, Tomo I, Capítulo 1: “La revolución de la tecnología de la información”, Versión castellana de Carmen Martínez Gimeno, Alianza Editorial, Madrid, 1998
94 SHAYNE BOWMAN y CHRIS WILLIS: “Nosotros, el medio” Editado por J.D. Lasica | Traducido por Guillermo Franco M. Publicado en julio del 2003 en PDF y HTML http://www.hypergene.net/wemedia/espanol.php http://www.mediacenter.org/mediacenter/research/wemedia/

aleja de las agendas de los medios tradicionales. “Depende de que alguien lo tome. No basta con que alguien lo denuncie desde un sitio de Internet. Si no que se necesita que alguien lo retome. Me parece que en los diarios tradicionales hay muy poca actitud hacia eso” explica Osvaldo Aguirre. Como advierte Mulhall, los diarios consolidados históricamente, siguen representando una imagen de fuente fiable, ante el ascenso informativo de distintos orígenes que accede paulatinamente a los espacios de Internet. “En ese caso es menos atribuible la fuente. Por eso el diario papel sigue teniendo un peso, no sé si va a desaparecer”. En este contexto de búsqueda de dominio del espacio de información y comunicación se reproduce una situación análoga a lo que sucede con la construcción global del ciber espacio: se desarrolla una lucha silenciosa por diagramar las reglas y formas en que se desarrolla y desarrollarán los contenidos. El periodista aplicado a la investigación puede adquirir un nuevo rol en la participación en esta regulación en las empresas que le permitan garantizar la fiabilidad de las fuentes emergentes y publicar aquella información ocultada, contribuyendo a este proceso de democratización y liberación de datos para el ciudadano. Como explica Ariel Vercelli,95 la regulación considerada en su dimensión política y técnica- posee una ambigüedad constitutiva en tanto se refiere al “control social básico, operativo y necesario que construye sociedades abiertas y libres, como al control que construye sociedades cerradas, de clausura, de vigilancia”. Por lo tanto, para que el investigador pueda ayudar a la apertura de fuentes fiables, los mecanismos que utilizarán las organizaciones periodísticas, deberán contemplar los códigos tecnológicos y políticos de regulación a aplicar, distinguiendo en su forma y uso: los que continúan el diseño artístico original de red basado en la estrategia de cooperación y asociación, de los que construyen parte de una estructura de centralización del dominio de la información característicos del sistema asimétrico.

95

VERCELLI, ARIEL,: ”Nuevas regulaciones en el ciberespacio.”, pp.25-30, entrevista publicada en Cuadernos de Comunicación 2, editado por la Escuela de Comunicación Social y el Postítulo y Licenciatura en Periodismo de la UNR, Rosario, 2006. Disponible en http://www.postituloperiodismo.com.ar/files/publicaciones/CCII.pdf

Síntesis
Desde el contexto histórico Daniel Santoro, quien se desempeñó en la tarea de investigación, remarca en el concepto de periodismo investigativo - como también distinguía Faundes- la condición de que alguien quiera ocultar el hecho investigado96. Las actividades que buscan publicar la fuente ocultada configuran la fuerza laboral de esta tarea que puede significarse en un costo salarial para la empresa. Se mencionaba al respecto, que para las organizaciones el salario puede representar un costo y al mismo tiempo una inversión. Costo porque el salario se refiere al costo del producto o del servicio final. Inversión porque representa el dinero aplicado a un factor productivo (trabajo) en un intento por conseguir un rendimiento mayor. 97 El caso de La Capital, permitió inferir como la dirección de la empresa no contempla el rendimiento de la tarea de investigación ni del puesto periodístico que integra. Así, se desestima la perspectiva de inversión en este empleo, sin agregar los puestos necesarios a la redacción para que se ejerza la tarea de investigación. En tal situación laboral, explicaban desde el Área de Recursos Humanos de La Capital, es coherente que tampoco exista un incentivo económico a la investigación desde el salario variable. Como describían periodistas, esta tarea es discontinúa respecto al resto de la labor diaria del puesto, y conlleva una carga horaria que suele ser mayor, lo que requiere un espacio y tiempo de rotación para su desempeño. De lo contrario se pierde organización de la redacción, dificultad que se advierte en la producción de los tres diarios. El análisis del inicio de la producción del caso Beroiz puede resultar útil para observar cómo se traslada la carencia de esta actividad al producto informativo. Durante la primera semana de publicación se percibió el agotamiento de las fuentes primarias y secundarias que suministraron la información, denotando en la construcción de la noticia una caída en los espacios de importancia de la agenda de cada medio. Tras la semana de publicación, las fuentes ocultas que constituyen el objeto de estudio de la investigación se presentaron como complemento al resto de las fuentes. Así pudo notarse en el trabajo que ejerció la sección Policiales del diario La Capital. Pese a la falta de inversión de la empresa en el costo de la investigación, es posible encontrar la motivación del periodista por desarrollar esta tarea y publicar su producción. “Hubo una vez que fue cuando investigamos la recaudación ilegal de la Policía en el año 2001, que tuve fortísimas presiones para desistir de la investigación. Pero también el medio sabe que no puede tener una salida indecorosa, en el sentido de que frente a sus lectores de un día para el otro sin
96 97

SANTORO D.: op. cit. CHIAVENATO, I.: op. cit.

que el caso se resuelva, no puede abandonar el tema. Entonces ahí tenés posibilidades de negociar” explica Hernán Lascano, editor y redactor de Policiales en La Capital. Pese a las presiones que recibió Lascano para que la información se mantenga en forma oculta, los datos que implicaban a la policía de la Unidad Regional II de Rosario en recaudaciones ilegales se debelaban en la publicación. “¿Qué hicimos? Le dimos la información a un montón de diarios que sí hablaban del tema y nos obligaban a seguir hablando a nosotros y nos guardamos un as en la manga que en este caso fue mostrar una foto de cómo el jefe de policía de Rosario, estaba colgado de la luz de manera clandestina. Cuando sacamos esa foto porque ya no nos quedaba más margen, no podíamos publicar un día más, ese día renunció el jefe de la policía Francisco Previtera” detalla el redactor de la sección Policiales. En la publicación de la Capital del caso Cajas Negras puede advertirse, la decisión final del medio en agregar al diario las fuentes develadas por la investigación de sus periodistas98, luego de que otros diarios las expusieran. Sin embargo el hecho de que este tipo de fuentes hayan sido en primera instancia restringidas en la publicación plantea el interrogante, desde la perspectiva económica, acerca de las razones por las cuales una empresa periodística no utiliza el resultado del costo laboral ya afrontado en la investigación, para agregar a la calidad de su producto informativo. Este análisis planteó el objeto de explorar en la directiva empresarial, las variables económicas consideradas al definir el criterio de agregar o no la tarea de investigación con sus resultados, a la publicación y su efecto en la rutina de trabajo del periodista aplicado con experiencia en esta labor. El domingo 1º de marzo de 2009, Página/12 titulaba “Cajas Negras Sociedad Anónima”99. A más de ocho años, periódicos de la ciudad volvían a ser eco de la misma caja de resonancia. José Maggi, periodista de Rosario/12, redactaba una nota donde detallaba la denuncia del Juan José Raffo, un oficial de la zona Inspección 3 que incriminaba a sus superiores de la Unidad Regional II en recaudaciones ilegales provenientes de juegos clandestinos, desarmaderos, curanderos y demás fuentes de dinero. Sin embargo según explica Carlos Del Frade, esta información aportada por Raffo, estaba a disposición de La Capital para publicarse meses atrás. “El periodista que hace Policiales y que fue el primero que recibió la denuncia de Raffo, es alguien con el cual trabajamos hace muchos años y que fue alumno mío, tenía la noticia en noviembre del año pasado. Raffo le había contado con lujo de detalles lo de las Cajas Negras policiales, en noviembre del año pasado. Pero nunca la pudo publicar por que el jefe de redacción del diario La Capital, el señor Daniel Abad, le decía que no lo publique porque lo estaba hablando con Orlando (Vignatti)”100 cuenta Del Frade protegiendo al informante. Al considerar el testimonio de Carlos Del Frade, puede resultar útil indagar la consideración de los criterios con los que un medio de comunicación produce información, al omitir fuentes develadas en la tarea de investigación de sus periodistas durante cuatro meses. “Los valores/ noticia son utilizados de
98

“El gobernador relevó a toda la cúpula de la policía de Rosario”, en La Capital: op. cit.

99

MAGGI. J.: “ Cajas Negras Sociedad Anónima” en Rosario/12, Rosario 1 de marzo de 2009 http://www.pagina12.com.ar/imprimir/diario/suplementos/rosario/9-17507-2009-03-01.html DEL FRADE C.: Radio Abierta: “Rosario, memorias prohibidas” Rosario, jueves 2 de abril de 2009

100

dos maneras. Son criterios para seleccionar entre el material disponible en la redacción los elementos dignos de ser incluidos en el producto final. En segundo lugar, funciona como líneas – guía para la presentación del material, sugiriendo que es lo que hay que enfatizar, lo que hay que omitir, donde dar prioridad en la preparación de las noticias que se presentan al público”101. Así, el teórico en comunicación Mauro Wolf, presentaba los valores Novedad, Equidad, Brevedad y La noticia como resultado de una ideología de la información, significados en el estudio como parámetros para definir la calidad del producto informativo. Pudo notarse a partir de la experiencia de los periodistas de los tres diarios, la participación de la tarea de investigación particularmente en la Equidad, ofreciendo variedad de fuentes ocultadas necesarias para el equilibrio de la información y La noticia como resultado de una ideología de la información, comunicando hechos ocultos de efectos negativos en la sociedad. “Cuando sale publicado primero en Rosario/12 y cuando sale publicado en Critica de Santa Fe , mi amigo se pone muy mal, tiene una crisis de nervios, porque siempre le piden la mejor calidad informativa, llegar primero y acá no interesaba con llegar primero. Entonces Orlando Vignatti cuando llega de Buenos Aires lo lleva a su despacho” cuenta Del Frade sobre la publicación de las Cajas Negras en el 2009, y prosigue “En este lugar lo recibe a mi amigo y le dice 'Leo no te calentés, esto se solucionó fácil, yo sabiendo esta información, le pedí al Jefe de la Policía que me diera 150 mil pesos, para que no saliera primero en el diario La Capital, quedate tranquilo que sirvió para que nosotros juntáramos 150 mil pesos, ahora andate”. 102 En este estudio se analizó la relación entre la calidad de la información que incorpora la tarea de investigación y el precio que la empresa le otorga a su producto en el mercado. En el libro “El fin del Periodismo y otras buenas noticias”103 , miembros de la cooperativa Lavaca articulan una hipótesis en la que los medios comerciales de comunicación están en crisis dentro de un espacio que los desestabiliza, con la reformulación de las transformaciones tecnológicas, sociales y políticas. Un carácter que citan en esta crisis, es la Asimetría de la información en los medios tomando los conocimientos aportados por los economistas Josephs Stiglitz, George Akerlof y Michael Spence sobre la Teoría de la Información Asimétrica. Una de las tesis principales explicó cómo quien dispone de la información de su producto puede utilizarla para alterar el precio. Esto sucede cuando el vendedor es el único que conoce la información de las condiciones del producto y utiliza ese conocimiento para ofrecerlo comunicando aquella información que permite venderlo al mayor precio. El comprador pagará más cuando más información conveniente reciba de los datos que eligió previamente el vendedor. El mecanismo funciona a través de una comunicación incompleta de la información del producto desde el vendedor hacia el comprador, produciendo una selección adversa, constituyendo un mercado de información asimétrica.104 Se estudió específicamente, como esta forma de mercado puede
101

WOLF, Mauro. : op. cit. DEL FRADE C.: Radio Abierta: “Rosario, memorias prohibidas”: op. cit. COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA LTD: op. cit. PERROTINI H.: op. cit.

102

103

104

trasladarse a la economía del medio de comunicación cuando la parte publicitaria de su producto controle la producción de la parte informativa a favor de la imagen del auspiciante público o estatal o a favor del precio de un producto o servicio del auspiciante privado. En este caso no podrá publicarse la tarea de investigación en la parte informativa si las fuentes que intenta comunicar, afectan esos intereses por aumentar el precio o mejorar la imagen publicitada en el diario, situación denotada en La Capital y El Ciudadano. De esta manera se podrán ver perjudicados los valores noticias, como la Equidad y La noticia como resultado de una ideología de la información que puedan conformar la investigación en la producción informativa. En Rosario/12, se destaca la decisión de la dirección de la empresa por incluir la tarea de investigación en la publicación. El análisis explora desde el aporte de los testimonios de los periodistas con experiencia en investigación, la valoración económica que configura el medio sobre esta tarea. El ejercicio de la empresa periodística en la configuración del valor económico procede en la vigencia de un marco legal establecido para regular la práctica periodística. En efecto, la decisión que pueda operar desde el medio al agregado del trabajo de investigación en la publicación del caso Cajas Negras debe respetar asimismo el artículo 14 de la Constitución Nacional que declara que todos los habitantes de la Nación gozan del derecho de “publicar sus ideas por la prensa sin censura previa”. Asimismo el artículo 28 y el 32 ratifican la vigencia de este derecho. No obstante, la difícil reglamentación del artículo 14 que explica Juan Pablo Sarkissian, delegado del Sindicato de Prensa Rosario, se evidencia en aplicación de los criterios de noticiabilidad de un medio cuando forma parte de la práctica periodística excluir en la publicación las temáticas que no define noticiables. Así, esta elección rutinaria en un diario puede negar en la práctica los valores-noticia y lo ratificado en la misma constitución. Además la Cláusula de conciencia, como herramienta por la cual el periodista podría oponerse a redactar alegando su disconformidad con lo que la empresa le dicte, tampoco cuenta con una reglamentación que garantice su aplicación. Ante la falta de soluciones taxativas el reclamo del periodista para publicar su tarea de investigación junto a las que constituyen su puesto se aleja de la vía legal. En concordancia este estudio avanza desde la experiencia del investigador en la coexistencia de la disciplina legal y la económica, en la valoración que hace de su trabajo el medio que lo emplea. El jueves 25 de junio de 2009 el portal diariosobrediarios.com.ar titulaba, “Orlando Vignatti compró El Ciudadano”105. Concluía el período de autogestión de los trabajadores comenzado a principio de este año tras la salida de la administración de Eduardo López. Vignatti había sido el propietario de El Ciudadano del año 1998 al 2000 cuando lo vendió a su principal competencia La Capital donde se trasladó. En esta operación se asoció con el Grupo Uno, dirigido por Daniel Vila y José Luís Manzano produciendo despidos masivos y hasta el cierre temporal en el diario que había fundado. También ocupó el cargo de director editorial de La Capital hasta la actualidad cuando compró El Ciudadano y la Región que ahora pasaría a llamarse El Ciudadano y la Gente. En el análisis se puso atención en la posibilidad de control de la parte del producto informativo
105

“Orlando Vignatti compró El Ciudadano” en www.diariosobrediarios.com.ar Bs. As. 25 de junio de 2009 http://www.diariosobrediarios.com.ar/eldsd/diario/2009/junio/diario-25-junio-2009.htm

que pueden efectuar los auspiciantes públicos y privados desde la parte publicitaria. Periodistas de La Capital y El Ciudadano explicaban ante esta situación, la importancia de la existencia de medios que no dispongan de los mismos auspiciantes que presionan por construir un sistema de información asimétrico, para evitar el riesgo del control informativo. La formación de medios alternativos como espacios que se alejen de esta presión, aunque muchos con dificultades de solventar su actividad y sin un público masivo, representan accesos para que la información circule con mayor libertad según los investigadores. Internet constituye una herramienta de comunicación potencial para relacionar estos accesos en la creación de redes que, para el caso, permita la publicación de aquellas fuentes ocultas que busca comunicar en su objeto la tarea de investigación ejecutadas en los diarios masivos y en otros espacios. De todas formas, los diarios masivos todavía figuran por tradición como espacios de información fiable. En definitiva, si las empresas periodísticas que los dirigen deciden integrar este circuito de investigación, deberán extender condiciones propicias para la libertad de expresión rechazando la restricción que opera en la asimetría de la información.

Apéndice

Construcción inicial del Caso Beroiz
Análisis: desde el espacio operativo106 Presentación: La emergencia de la información “La agenda, claro, intenta hacer del tiempo diario algo predecible, pero invariablemente fracasa. Un llamado telefónico tan importante como inesperado modifica irremediablemente la tonalidad del día”107. Las palabras del semiólogo, sociólogo, Eliseo Verón talvez relaten de fondo lo que sucedía en la redacción del diario La Capital cuando abría la redacción el día 27 de noviembre del 2007. 6: 40 a.m. - El sindicalista Abel Beroiz había pagado el ticket del estacionamiento y se dirigía a su auto. Delante de él aparecen dos personas armadas. En segundos, un proyectil de un revolver calibre 38 e incontables puñaladas trazan en su cuerpo un mensaje, un conjunto de códigos abiertos que dan comienzo a la tarea de investigación de la Sección Homicidios de la policía de la comisaría 2da de Rosario. “Ese día ya no es lo que se había planeado que fuese – amplía Verón - lo que se quería que fuese, lo que debería haber sido y no fue. La lectura, por la mañana, de una noticia en el diario puede tener las mismas consecuencias”. Pero la lectura por la mañana del Rosario/12 no advertía ninguna señal del crimen, que por esos minutos cobraba forma de nota digital, de informativo radial, de crónica televisiva en otros medios de comunicación. “Lo que le fascinaba era esa mezcla, ese cruzamiento permanente de azar y necesidad, de fatalidad y sorpresa, de fascinación y de n' importe quoi”. Recién el miércoles 28 la noticia llegaba, y se cubría esa “necesidad” que cita el semiólogo, lo que puede representarse en la publicación en la portada del diario El Ciudadano. Su titular, no mencionaba el nombre del fallecido. En cambio la figura
El análisis deviene de un estudio realizado en el Seminario de actualización y profundización dictado en el Postítulo de periodismo y comunicación. U.N.R. 2008
107 106

VERÓN, E.: “Efectos de agenda” de. Gedisa S.A Primera edición, Barcelona, España 1999

era otra: “Sangriento ataque a un intimo de Hugo Moyano”. “Hugo Moyano” estaba bajo el foco de la noticia. Sin embargo el ataque había sido contra quien fuera el Secretario general en Santa Fe desde el año 2000, Tesorero del Sindicato de Camionero a fines del 2006. La presentación de Beroiz que hacía La Capital el día 28, adjuntaba las siguientes transacciones: inauguró con una millonaria inversión un country en las afueras de la ciudad, además de haber comprado el edificio del ex Banco BID de Rosario por 3 millones de pesos y el sanatorio Casey de su ciudad, Venado Tuerto, a principios de 2007. Había sido acribillado el líder del gremio en Venado Tuerto, Abel Beroiz y ni La Capital, ni El ciudadano, ni Rosario/12 llegaron a publicarlo en papel ese día. Ninguno de los tres pudo anticiparse al funcionamiento de las rotativas. La gráfica lo contaba un día después. Tenían una jornada más para construir el acontecimiento. Ninguno de los tres consideró en los títulos de la primera plana que su nombre era referencia de su propia muerte. El poder de influencia de la figura de Beroiz, se podrá observar desde la permanencia en la publicación de estos tres diarios que configuran su espacio público. “La realidad, fuentes, periodistas y público coexisten en un sistema que se parece más a tirar de la cuerda que a un organismo funcional interrelacionado. El tirar de la cuerda se resuelve siempre con la fuerza: las noticias son, entre otras cosas, el ejercicio del poder sobre la interpretación de la realidad”108 observa Wolf.

Las fuentes de información en la agenda setting - A Diario martes, 27 de noviembre de 2007 La noticia del ataque al sindicalista Abel Beroiz se publica por primera vez, respecto a los diarios mencionados, en las ediciones on line de La Capital y El ciudadano con dos notas por portal. La publicación se produce en el mismo día del ataque y se anticipa a su versión gráfica del día después. El Ciudadano.net adjunta al discurso de la primera nota que detalla el caso, el lenguaje fotográfico de una “galería de fotos” con la escena posterior al crimen, donde aparecen incluso pistas como el arma blanca con la que se agredió a la víctima. “La agenda es un verdadero dispositivo socio cosmológico. Por un lado, tiene el carácter general de un mecanismo inexorable, una especie de tam tam que marca ciegamente el paso indiferente del tiempo. Por otro lado, ofrece cada día un panorama transitorio muy frágil y sobre todo imprevisible”109 describe el semiólogo Eliseo Verón. Asimismo ingresaba el caso Beroiz en el apartado Noticia de último momento en los portales de La Capital y El ciudadano. Ambos elegirán inmediatamente la sección Policial para publicar el hecho. Se considera que la primera disposición de la noticia en esta sección se realiza con poco tiempo de premeditación como para analizar la política
108 109

WOLF, Mauro.: op. cit. VERÓN, E.: op. cit.

del propio medio en esta elección. Aunque cabe destacar, que es precisamente esta elección la que introduce al caso en los parámetros del periodismo del género policial, donde en ambos medios se investiga el ilícito, se intenta reconstruir la escena en que se ejecuta, existe una búsqueda de pistas consecuente, testigos del hecho, el perfil del maleante, la fuente policial y la fuente médica -en el caso que describe el estado de salud de la víctima de agresiones físicas entre otros caracteres-. “En la rutina del trabajo hay crónicas y crónicas. Están las crónicas del día y aquellas que devienen de una investigación. Específicamente en la crónica Policial puede pasar que hay un crimen en la zona sur y te enterás porque te llama la policía y te avisa, lo ves en la tele o lo escuchás en la radio y te fijas ahí y hacés una nota de inmediato. Puede ser que ese tema muera ahí o puede que no, en parte también por el mismo hecho y en parte también por la actitud que tenga uno” explica desde su labor Osvaldo Aguirre, periodista del Diario La Capital.110 Los elementos de la investigación policial del caso Beroiz son redactados al iniciar el seguimiento en el espacio Web en una nota principal en la que cada edición utiliza un lenguaje simple y resumido que extienden párrafos que van de dos a seis líneas conformes con el formato digital. Pero como remarca Mc Combs “los medios no sólo determinan en gran manera nuestra concientización sobre el mundo en general por medio de su entrega de elementos primordiales para elaborar nuestras propias imágenes del mundo, sino que también influyen sobre la prominencia de los elementos de esa imagen”.111 Desde esta primera presentación on line, ya existe la nombrada “prominencia” al destacar el elemento del vínculo del Sindicalista Abel Beroiz en su condición de tesorero, con el líder del gremio en que desempeña esta función, Hugo Moyano. En el caso de El Ciudadano, además de nombrarlo en el tercer párrafo de la nota inicial, se dedica la redacción de una segunda nota donde titula “El secretario personal de Moyano negó 'internas' en el gremio de camioneros “y detalla a continuación esta negación que responde a Radio 2 de Rosario, Alfredo Aramayo -el secretario de Moyano- denotando la voluntad del diario en construir esta figura a partir de la reproducción de la fuente radial. Por su parte la versión de La Capital en forma expresa titula en su nota principal del día “Balean y acuchillan a gremialista cercano a Moyano” mostrando la presencia del líder de la CGT en forma inicial y luego con una nota ampliatoria que repite los testimonios de Alfredo Aramayo. Así las versiones digitales de ambos diarios publican inmediatamente las líneas generales de la descripción policial del caso y la ponderación del elemento citado que abordará en el relevo de esta información digital, por la edición gráfica en el día siguiente a primera instancia. “A propósito de las fuentes, los canales de recogida del material están ya profundamente estructurados en función de valoraciones sobre su noticiabilidad y en su funcionamiento acaban subrayando y reforzando los criterios de importancia”112 dilucida Wolf.

110

Entrevista a Osvaldo Aguirre, periodista del diario La Capital: op. cit. MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD: op. cit. WOLF, Mauro.: op. cit.

111 112

miércoles, 28 de noviembre de 2007 “Tiros y cuchillazos en la cochera del ACA” titula en su portada el periódico Rosario/12. La información se encuentra en el recuadro superior de la izquierda, de los dos que suelen diagramarse en esa zona. A modo de volanta ampliada o solo reseña, vuelve a ubicar el vínculo de Abel Beroiz con Hugo Moyano. Aunque editado como titular principal, La Capital también hace alusión a la acción de “balear y acuchillar” que puede representar la brutalidad del ataque. En contexto, describe el sitio donde se llevo a cabo e insiste con una bajada en la relación entre sindicalistas. Los titulares iniciales no hacen referencia a la identificación de la víctima por su nombre y apellido pese a su relevancia política ocupando el cargo de tesorero del gremio de camioneros, además de las millonarias inversiones – que detallaba La Capital al presentarlo- que llevó adelante en representación de su sindicato del que es nada menos que secretario por Venado Tuerto en Santa Fe desde hacía casi 8 años. Apenas El Ciudadano lo menciona en su bajada del título principal de la portada y titula “Sangriento ataque a íntimo de Moyano” en concordancia con otros medios rosarinos en cuestión. Eliseo Verón explica: “el que escribe es su primer lector” y advierte que este es un desdoblamiento necesario donde “al escribir uno se pone en el lugar del lector, uno lo construye en el imaginario de cada frase”113. Al respecto, los titulares parecen construir un lector, que a cuenta del “imaginario de cada frase”, no le resulta apropiado enunciar el nombre y por tanto evocar la imagen de Beroiz. Otra figura que puede hacerse del destinatario corresponde a la sección que elegirá cada diario para ampliar la noticia. En el caso de La capital continúa con su lugar Policiales, dando cuenta de la idea de un lector que emparentará las imágenes de la noticia con el género policial, en la última sección que encontrará recién a partir de la página 30. En cambio El ciudadano cambia la disposición del día anterior que lo posicionaba en Policiales para pasarlo a Ciudad. En esta orientación parece existir una notoria política del diario a ampliar la dimensión del caso a la perspectiva que significa una noticia del interés de una Ciudad donde cabe destacar, no solo se encuentran las primeras páginas sino que es el sitio donde se construyen dimensiones de su interés público asignándole este lugar en la página 6 al ataque de Beroiz. Rosario/12, por su condición de suplemento de Página /12 inscribe indistintamente noticias de Rosario sin hacer este seccionamiento. Muchos de los informativos diarios se preparan con materiales aportados e incluso iniciados por los funcionarios de la información pública y por el personal de relaciones públicas de las agencias gubernamentales, corporaciones y otros grupos de interés desarrolla Mc Combs acerca de las Fuentes de información. El contenido de las notas en el interior de los diarios dará prioridad a algunas de las fuentes que intervienen en la investigación y que irán contribuyendo al armado de la agenda. Los tres diarios dan cuenta de la elección común de fuentes secundarias rectificadas en la seccional policial 2da de Rosario, los médicos del local Hospital de Emergencia Clemente Álvarez al que fue derivado Beroiz y las fuentes judiciales que interrogaron a testigos. En cuanto a las primarias se destaca apenas el testimonio de un testigo a La Capital y una fuente del
113

VERÓN, E.: op. cit.

sindicato que no se da a conocer en el diario El Ciudadano y que enuncia que Abel Beroiz se encontraba en Rosario por la negociación de la compra del Sanatorio Guemes de la ciudad, en representación del sindicato de camioneros. Precisamente Osvaldo Aguirre, en su experiencia en la sección Policiales, notó que el acercamiento del periodista a la fuente primaria era “muy poco” y remarca “En la crónica policial, hablamos de investigación de fuentes ocultas, lo que yo veía es que había una especie de costumbre inconciente del periodismo local que era de estar en una posición muy cercana a la policía. Acreditar la versión de las versiones policiales. A lo mejor de modo inconsciente, no creo que sea de modo interesado, porque había periodistas muy cercanos al punto de vista de la policía. Entonces, apartarse de ese punto de vista era justamente ver o escuchar un montón de voces que no eran escuchadas”.

Figura 1 – Tapa de El Ciudadano del 28 de noviembre de 2007

Figura 2 – Tapa de La Capital del 28 de noviembre de 2007

Figura 3 – Tapa de Rosario/12 del 28 de noviembre de 2007

jueves, 29 de noviembre de 2007 En este día en que se publica la muerte de Abel Beroiz, ocurrida el miércoles 28 a las 0: 45 hs, la noticia no aparece en tapa de Rosario/12, mientras que en La Capital y El ciudadano, del recuadro del título principal que tiene el caso en el día anterior se desplaza de igual manera en los dos casos a la altura media de sus portadas, hacia los recuadros de menor tamaño. Citábamos a Mc Combs cuando describe acerca de las tareas que el periódico ejecuta con el material preseleccionado del cual parte es priorizado en el espacio de publicación, destacado frente al resto de la información. Para notar “la relevancia periodística” se debe notar entonces según este autor la “colocación, titular y extensión”. A partir de esta conceptualización es posible dar cuenta la pérdida relevancia periodística que los diarios La Capital y El ciudadano notan en su edición de tapa con el achicamiento del lugar para su publicación. En Rosario/12 su plana directamente evidencia la ausencia de la temática. Pero sumado a esta minorización del sitio de la información referente, puede distinguirse un elemento común en el contenido mismo de los titulares: ninguno de los dos denota en lenguaje literal que Beroiz ha muerto, y recién lo hacen explicito en su bajada o reseña que introduce. Precisamente en su interior, los tres diarios mantienen las noticias en las mismas secciones sin que el fallecimiento del secretario general del sindicato de camioneros de Venado Tuerto y tesorero de la Federación que lidera Moyano, encuentre eco en noticias de otras secciones. En esta política de edición del medio, es posible reflexionar acerca de la concepción de destinatario, que como trataba Verón, el escritor imagina durante su producción. Puesto que, si consideramos que ese lector forma parte de una audiencia post- moderna de consumo múltiple y simultaneo como observa Lozano 114- en el sujeto que mira televisión- cabe cuestionarse cómo conciben los diarios La Capital y El ciudadano a esta audiencia y cómo puede afectar su producción teniendo en cuenta la publicación aislable y permanente del caso Beroiz en la sección Policiales y Ciudad respectivamente. En cuanto a Rosario/12, que no dispone de secciones, la información ocupa un pequeño rectángulo en la zona inferior de la página 2, donde adjunta la fuente primaria del testimonio de la hermana de Beroiz, Iliana que justamente anuncia la expresión del diario; todavía no divisa una hipótesis firme. Por su parte la Capital redacta dos notas: la primera explicita testimonios que anunciaba la edición gráfica del ayer, provenientes de la fuente secundaria el juzgado y repitiendo la fuente primaria, del testigo que había relatado los hechos al diario. Como subnota de esta página relata el Velatorio de Beroiz en Venado Tuerto haciendo hincapié en la llegada de Moyano para el entierro del día después. En la segunda nota de La Capital publican “la foto que pudo marcarles el blanco a los agresores”. Así titulan la nota que, con este elemento, amplían las fuentes secundarias de las pesquisas efectuadas y remarca en un subtítulo la posibilidad de que el hecho, por la cantidad de testigos a los que se expusieron los asesinos y los elementos que dejaron en la escena, podría ser una impericia o un mensaje. En adhesión, las fuentes fortalecen la hipótesis de crimen por encargo. Una
114

Lozano, E.: “De las audiencias cautivas a los consumidores nomádicos”, en: Rev. Diálogos, 1991.

primera definición de fuente entiende por este término todas las personas que el periodista observa o entrevista y las que proporcionan únicamente las informaciones base o los apuntes para una noticia.115La característica más destacada de las fuentes es que suministran informaciones en cuanto miembros o representantes de grupos (organizados o no) de interés o de otros sectores de la sociedad. “Quiero decir que en un hecho policial intervienen un montón de agentes, de personajes de la policía, pero también gente común, abogados, jueces, víctimas, los familiares” describe Aguirre. La participación de las diversas fuentes que intervienen en el tema se presenta como instrumentos para construir la hipótesis del crimen desde los diferentes espacios. “Uno puede ver las crónicas policiales de hace 15 años y es muy pobre, decís ‘ocurrió esto, y el único que habla acá es un policía’”. Hoy, sobre todo por la tarea de grupos de derechos humanos, hay una percepción muy crítica del accionar de la policía, el tema de la violencia policial está muy instalado, hace 15 año no lo estaba, o no tanto como hoy” distingue Aguirre. Sin embargo, en ocasiones predomina en las fuentes el factor de la autoridad. Este elemento tiene que ver con el proceso por el que en igualdad de condiciones, los periodistas prefieren hacer referencia a fuentes oficiales o situadas en posiciones institucionales de autoridad: “estas son asumidas como más creíbles aunque sea porque no pueden permitirse mentir abiertamente y son consideradas también más persuasivas por cuanto sus acciones y opiniones son oficiales”116 explica el teórico en comunicación Hebert Gans. El Ciudadano también destaca la hipótesis de un crimen por encargo y al igual que los otros diarios mencionados amplía las fuentes judiciales y policiales, aunque sin la foto. Como La Capital, describe en pocas líneas el velatorio de Beroiz, pero titula una subnota anticipando la presencia de Moyano en el sepelio del día siguiente. Hasta esta jornada ninguno de los tres diarios evidenció que la pronunciada figura de Moyano en sus agendas setting, sea un elemento que provenga de una fuente que demuestre su vínculo con algunos de los elementos de la hipótesis del crimen.

115

WOLF, Mauro: op. cit. GANS, HERBERT: op. cit.

116

Figura 4 – Tapa de El Ciudadano del 29 de noviembre de 2007

Figura 5 – Tapa de La Capital del 29 de noviembre de 2007

viernes 30 de noviembre de 2007 El caso Beroiz figura a modo de recuadro en la parte superior en el caso de Rosario/12 y en el sector medio derecho en El ciudadano. En cuanto al correlato en La Capital, el caso sale de tapa por primera vez en este medio. Los tres diarios prosiguen el tema con una nota en su interior. Todos los titulares o sus respectivas bajadas coinciden por primera vez en el elemento hasta ahora más pronunciado: La presencia de Moyano. El motivo es que tanto La Capital, como El Ciudadano y Rosario/12 han conseguido la fuente del testimonio del líder de la CGT. “Inseguridad hay en todas partes” dice Hugo Moyano en referencia al crimen contradiciendo así la hipótesis del asesinato por encargo que postulaban los tres diarios. Como constató el catedrático en Comunicación Bernard Cohen la prensa puede no tener mucho éxito a la hora transferir a la audiencia cómo pensar pero es eficaz en instalarle qué temas pensar.117 Se decía al concluir el análisis del día anterior que no había elementos en la investigación para implicar a Moyano, sin embargo su figura se vuelve a agudizar el día después bajo su testimonio. Esta vez se remarca también, que ninguna de las fuentes primarias y secundarias de los diarios hace alusión a la implicancia del líder de la CGT en el crimen. “La capacidad de suministrar informaciones fiables es mayor para las instituciones, entes o aparatos que puedan programar sus actividades satisfaciendo la continua necesidad de los media de tener que cubrir acontecimientos programados con anterioridad” observa Wolf. No obstante, como explicaba Gans, el predominio del factor autoridad en la recogida de información, puede polarizar la visión del hecho a favor de las fuentes oficiales. “La policía tiene una estrategia de comunicación. Para eso tiene una oficina de prensa, manda a los medios de comunicación información, obviamente de los hechos donde intervino la policía. Obviamente que todo eso no agota la información que ocurre en la ciudad. El 90 % de las cosas que ocurren no te enteras” amplía Aguirre. Otro de los elementos de la investigación que es desligado, es que Beroiz se encontraba en Rosario previo al ataque, con motivo de la compra del Sanatorio Guemes de esta ciudad para el Sindicato de Camioneros. Este antecedente que se sostenía en la reconstrucción del crimen de los tres diarios, es negado por Moyano en sus declaraciones en el mismo El Ciudadano donde paradójicamente se había citado el 28/11/07 que esa información provenía de una “fuente del sindicato”. Pese a la dimensión política del caso, considerando que Abel Beroiz era secretario general del sindicato de camioneros desde el año 2000, tampoco se publican fuentes políticas o gubernamentales que extiendan información para ampliar esta perspectiva histórico-política del asesinato. El discurso político “ ha de tener un control centralizado, que ajuste la concordancia de lo emitido con el modelo

117

COHEN, Bernard: The Press and Foreing Policy. Princeton University Press, Prince- ton, 1963. citado por MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD en “Efectos De Los Medios De Comunicación. Investigaciones Y Teorías” de. Paidos Ibérica, 1996

político que se quiere difundir, manteniendo un hilo conductor global y una cadencia adecuada”118 explica el especialista en comunicación política Tomas Álvarez e invita a reflexionar acerca de la elección de esta ausencia en la agenda tanto de las fuentes del gobierno de Venado Tuerto como del Gobierno de Santa Fe y el de Rosario tras el asesinato del dirigente sindical con el que mantenían relación institucional desde hace 8 años.

Figura 6 – Tapa de El Ciudadano del 30 de noviembre de 2007

118

ALVAREZ T. y CABALLERO M.: op. cit.

Figura 7 – Tapa de Rosario/12 del 30 de noviembre de 200 Fin de semana Sábado, 01 de diciembre de 2007 Domingo, 02 de diciembre de 2007 El sábado la noticia desaparece tanto de las tapas como del interior de los tres diarios. Reiterando la noción de Mc Ferry del nuevo espacio público,119 se infiere que la noticia del primer día de este fin de semana disminuye su carácter público en la medida que es retirada del marco “mediático” que construyen los tres diarios de mayor tirada local, “gracias al cual el dispositivo institucional y tecnológico propio de las sociedades post-industriales es capaz de presentar al público los múltiples aspectos de la vida social”. La información reaparece el día domingo. Pero lo hace en la página 41 de Policiales de La Capital que titula en una breve nota que ocupa ¼ de página: “No hay pistas sobre el crimen del sindicalista”, y amplía en su copete “La policía sostiene que Abel Beroiz fue asesinado por
119

FERRY, J-M. : op. cit.

encargo pero no sabe por qué” y atisba otra fuente: desde en entorno familiar sostienen “que había recibido amenazas” sin explicitar tampoco sus motivos. Precisamente este último elemento es el predomina en la agenda setting de Rosario/12. Apenas con un recuadro de una columna que reposa casi cubriendo la izquierda de la página y bajo el título “Llamadas”, el diario hace una reseña del caso donde se descarta el móvil del robo y refuerza la hipótesis del crimen por encargo como lo hace La Capital. Luego reitera el elemento de las amenazas, también sin poder explicitar sus causas. Mientras que en El ciudadano el caso no aparece en ninguno de los dos días. La publicación evidencia la falencia de fuentes secundarias en este fin de semana. Esta situación no denota en sus líneas la búsqueda de fuentes primarias provenientes de la investigación del mismo diario en los dos días. La condición, según el teórico en comunicación Leon Sigal, es extensiva en la producción de los informativos donde, detalla,” solo una pequeña proporción de las noticias diarias procede de la iniciativa y de la innovación de las organizaciones informativas”120. Ante el agotamiento de la información suministrada por las fuentes oficiales Aguirre vislumbra otros espacios a indagar. “Te podés enterar si tenés otra fuente. Te podés enterar por organismos de derechos humanos, por vecinos que llaman, pero sobre todo te podés enterar por policías que te informan bajo cuerda.” Para dimensionar esta presentación del caso Beroiz nula el día sábado y de espacio mínimo el día domingo - en referencia al promedio de las publicaciones- en el “ espacio mediático” de los 3 diarios, cabe destacar que la tirada de La Capital, el más vendido de los 3, cuenta con un caudal de 45 mil ejemplares los días de semana y 90 mil el día domingo121, con lo cual permite cuestionarse con este indicador sobre la ausencia en la agenda setting, en el “qué pensar”- parafraseando a Mc Combs durante el fin de semana del caso en la agenda de estos diarios.

120 Sigal Leon (1973). Reporters and Officials: The Organization and Politics of Newsmaking- Lexington, D.C. Heath and Company. Citado por MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD en “Efectos De Los Medios De Comunicación. Investigaciones Y Teorías” de. Paidos Ibérica, 1996 121 Cecatto, S.: “Sector comercial del diario La Capital”, Conferencia de UNR 2007

Entrevistas
A Carlos Del Frade – Periodista, escritor. Sobre la historia de la tarea de investigación en Rosario/12, El Ciudadano y La Capital. Descripción de la práctica en general. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, Jueves 13 de noviembre de 2008.

_ ¿Considerás que hay un periodismo de investigación que pueda distinguirse en el periodismo integral? _Si, hay un periodismo de investigación, sin dudas. _ ¿Como lo definís? _Es el que intenta descubrir el porqué de las cosas. _ ¿Cuándo te involucraste en la tarea de investigar? _A finales de la década de los 80, cuando hacíamos un programa sindical en LT3, lo más importante para mí era lo que no salía al aire, y todo eso terminó siendo material de una serie de libros muy lindos que fueron Postales del ex cordón industrial de gran Rosario, Historia Social del Paraná, Ecología y reconversión industrial del Gran Rosario, y después eso fue base para hacer los libros como Desaparecidos y desocupados, La Iglesia y la construcción de la impunidad. Sobre finales de los 80, comenzaba a darme cuenta que en el lugar de los medios tradicionales de Rosario, lo más importante no aparecía y eso había que llevarlo a documentos de vídeo, o a un libro que es lo que finalmente terminamos haciendo. _ ¿Actualmente notás investigación en los diarios tradicionales de Rosario? _Hay muy buenos trabajos especialmente de seguimiento de periodistas de la sección Policiales del diario L a Capital, hay algunas cosas muy lindas que se están haciendo en Rosario/12, que sigue José Maggi, Alejo Diz - que me parece una de los periodistas de investigación más brillantes que tiene la ciudad de Rosario en una materia más sensible y más profunda que tiene la ciudad como es el Fútbol- creo que esos son los más importantes. Después en El Ciudadano no, por que la propia idiosincrasia de Eduardo López, no permite el desarrollo del periodismo de investigación. _ ¿Qué tareas de investigación recordás de tu labor en Rosario/12, La Capital y El

Ciudadano? Todo lo que hicimos en investigación de terrorismo de Estado, la investigación del Caso Feced, el Caso Storni, el porqué de la desocupación, la contaminación, todo eso lo hicimos en Rosario/12, entre 1993 y 1996. En La Capital trabajé como colaborador del 97 al 99, y publiqué algunas noticias de investigación que tenían que ver con la dictadura. En el Ciudadano revelamos que Feced no había muerto, nada menos, en una pericia caligráfica, un viaje a Formosa. Revelamos las cuentas del senador nacional Jorge Massat, su procesamiento mientras que a los chicos de Villa Ocampo, se los explotaba a razón de un peso diario en el trabajo de la recolección de la azúcar y el algodón de Villa Ocampo. Hicimos varios trabajos de investigación. _ ¿Te parece que hubo un periodo donde hubo más investigación en estos diarios? _Yo creo que el periodismo de investigación Rosario evidentemente como base en diarios, se instala en Rosario/12 en la década del 90'. Estábamos al calor de lo que generaba Página/12 con (Horacio) Verbitsky a la Cabeza, y la verdad que desarrollamos un trabajo hermoso. Después también hubo otros trabajos, pero yo te diría que la época de la investigación es la década de los 90'.Después empezó el show del periodismo de investigación. Te diría que desde los 90 hasta 2000 – 2001, los diarios acá , especialmente Rosario/12, lo que se hizo en su momento en El Ciudadano, y algunas cosas que le dejaban publicar a los redactores de La Capital, especialmente de Policiales, fue la década del periodismo de investigación. _ ¿Qué obstáculos notaste en esos diarios a la hora de investigar? _Siempre los principales obstáculos son los patrones, los dueños de los medios de comunicación, siempre la censura viene de ellos. _ ¿Alguna experiencia que quieras contar al respecto? _Si, en el Caso de Massat en LT10 que es la radio de la Universidad de Santa Fe. Investigamos a Massat, lo publicamos primero en El Ciudadano y después en LT10. En respuesta, salió Massat, diciendo cualquier idiotez en el diario El Litoral y dije que era cualquier idiotez lo que estaba diciendo y ese fue el último día que trabajé en LT10. Después cuando estábamos en LT8, en el año 2000 denuncié que los despidos de Coca Cola eran arbitrarios. Coca Cola levantó primero la pauta, después me suspendieron a mí dos días, y más adelante ya vino el despido cuando El Ciudadano decidió cerrar sus puertas en abril del 2000 y ahí nos echaron definitivamente. Donde me bancaron fue en Rosario/12 con Storni, realmente me bancaron mucho a pesar que la clase política salió a respaldar a Storni. Así que las presiones sobre la investigación periodísticas son muchas pero fundamentalmente vienen de parte de los patrones. _ ¿Cómo incide el factor tiempo que otorga la empresa al proceso de investigación?

_Lo que pasa es que la investigación es todo un proceso. Y un proceso no se agota en un solo mes. La entrevista de investigación periodística no se agota en un solo contacto, eso sirve para hacer un show televisivo pero no para hacer una investigación en serio. Los procesos de investigación son procesos que empiezan y que nunca terminan. En los grandes medios de comunicación es muy difícil, por que a la larga o a la corta la investigación va a chocar con algún interés vinculado a los dueños de los medios de comunicación. El periodismo es decir eso que alguien no quiere que se diga y eso a la larga o la corta en una burguesía tan chata y mezquina como son la que forman los medios de comunicación acá en Rosario, termina generando enfrentamiento y las investigaciones que generalmente se publican aparecen y después desaparecen. El caso más patético es el de las Cajas Negras policiales que Vignatti hace publicar en la primera parte de La Capital y después no lo publica más porque arregla con un policía. _ ¿Se traslada esta falta de tiempo a la calidad del producto informativo? _Claro porque los patrones de los medios de comunicación premian por sobre todas las cosas a la audiencia. Pero la audiencia se hace mediocre y el mediocre no hace investigación. El periodista es periodista de acuerdo a lo que hace no en el lugar que lo hace. Da lo mismo estar en Canal 5, en Clarín o en Aire Libre. La calidad del trabajo la hace el trabajador, no la hace la empresa. Lo que pasa es que en los lugares donde se forman periodistas no le dan esta conciencia de clase, especialmente de pertenencia. Los pibes creen que únicamente se puede hacer periodismo en los grandes medios de comunicación y eso es una gran mentira porque ya estás adiestrado desde chiquito a pedir permiso para informar, especialmente para que te dejen trabajar en los grandes medio y eso te genera obediencia y mediocridad y creer que el periodismo es lo que te dicen ellos. _ ¿Podés describir tu acercamiento a las fuentes en la tarea de investigación? _Si yo tengo el privilegio de después de 25 años de periodismo, de haber escrito más de 40 libros y la gente viene y me regala un tesoro maravilloso que es confiar, y que te cuente cosas que suceden en determinados lugares, porque ellos trabajan en esos lugares. Bueno a partir de eso se genera vínculos muy fuertes con la fuente, y después voy reconstruyendo todo eso alrededor para proteger esa fuente y para llegar a esa revelación a ese descubrimiento. _ ¿Cómo estimás la posibilidad del trabajo en red entre los periodistas para la búsqueda de fuentes? _Lo que existe es la confianza personal. Nadie confía en un sello, confía en una persona que le demuestra confianza con una trayectoria. Pasa en lo político, pasa en lo gremial, pasa en lo social, pasa con un sacerdote, pasa con un periodista. Aquel que no tiene la confianza, jamás va a recibir ese tesoro maravilloso de que alguien te diga algo, está arriesgando el trabajo, se está arriesgando la vida. Y eso se construye en una relación de años entre el trabajador de prensa y la gente. Y eso por más que el

periodista esté en una cooperativa, no va ver más fuentes de información. _Ante la presión que pueda tener el periodista por el propio medio que lo emplea durante el abordaje de una investigación ¿Cómo te parece que puede llegarse a la publicación? _Yo creo que lo que tenés que hacer es lo que hacen otros trabajadores de prensa con muchas cosas que no pueden publicar. Decidís girarlo o decidís acumularlo para hacer otra cosa, escribir libros, hacer vídeos. _ ¿Quien cuida que no esté en riesgo la vida del investigador? _Cuando estás en un medio te cuida supuestamente el medio. Pero en realidad el que te termina cuidando es el sindicato de prensa. Sino, nadie. En realidad uno no se plantea quien lo va a cuidar. Se lo plantea cuando vienen las consecuencias. Por ejemplo, después de escribir Ciudad Goleada, nosotros lo que pudimos lograr con la ayuda del sindicato es defendernos de una acusación terrible que nos había hecho el presidente de Ñuls por un supuesto delito de infamia, calumnia e intimación al secuestro extorsivo, quería un año de prisión, sin ninguna cuestión económica de por medio y los abogados hicieron su trabajo y sabíamos que lo que decíamos no tenía nada que ver con eso. Efectivamente la justicia determinó eso, pero fueron dos años. _ ¿Qué leyes te parece que podrían ayudar a proteger la tarea de investigar dentro de un medio? _Creo que lo primero es sacar de la órbita penal al supuesto delito de injuria, en todo caso que sea una acción civil. Después el mantenimiento de la reserva de fuentes tiene que seguir siendo un derecho para el periodista. La libre accesibilidad a la información pública también, en Rosario se da a medias, de hecho en la Provincia no está reglamentado. _ ¿De que manera puede trabajarse desde la educación en investigación para concientizar al periodista en esta idea de que la información debe permanecer en su carácter publico? _El periodista de investigación debería estar conciente que su trabajo es un trabajo político. La definición de noticia cuando aparece en occidente en el año 1250 significa conocimiento del pueblo. Eso significaba que había un conocimiento que estaba absolutamente oculto al pueblo. Y ahí aparece el verbo descubrir. Investigar significa descubrir, y es eso. Pero sin embargo el verbo más pronunciado en las redacciones de los diarios, televisión, de radio es “cubrir”. Andá a cubrir tal cosa, porque es resumir el rol del periodista a un simple locutor que le pasa el micrófono para que un tipo diga lo que quiera y listo. Eso no es periodismo, eso es propaganda. En realidad el tema del periodismo de investigación se resuelve con saber que hay una definición política clara, y eso significa arrancárselo a aquel que lo está ocultando.

_ ¿Cómo te parece que se genera esa conciencia de la dimensión política en el periodista investigador? _Desde las facultades, desde los institutos. El trabajador de prensa es un trabajador político, un manipulador de ideologías. Tiene que ser consciente de que juega a favor de sectores populares o en contra de ellos. Yo doy la cátedra de Investigación Periodística en Concepción del Uruguay, en Rafaela, en el Seminario de investigación en Facultades, y en Institutos Privados. Allí los jóvenes me comentan que algunos profesores le dicen que se tienen que adaptar a la regla de juego de los patrones para entrar a un gran medio de comunicación y que el periodismo se reduce a eso.

DEL FRADE C.: Radio Abierta: “Rosario, memorias prohibidas” Rosario, Jueves 2 de abril de 2009 (…)Ustedes cuando leen el diario La Capital, cuando lo abren cada mañana encuentran en la página dos: “presidente del comité editorial Orlando Vignatti. Este hombre forma parte hoy de los que construyen política, economía, finanzas, noticias sobre qué tenemos que pensar, que cosas no nos tenemos que enterar en la ciudad de Rosario. Tengo dos o tres casos más de Vignatti pero cuento el más grave de todos de los últimos tiempos. Nosotros cuando iniciamos este ciclo de charlas, fue la semana en donde el oficial de policía Juan José Raffo denunció la existencia de Cajas Negras de la policía. Esto fue en febrero de este año que sale a la luz. Pero no sale a la luz por el diario La Capital. Sale a la luz por Rosario/12, sale a la luz por el suplemento de Crítica de Santa Fe que sale los días domingo, con Germán de los Santos, (Luís) Bastús, y no sale por La Capital. Sale al otro día en La Capital. Extraño, muy extraño. El periodista que hace Policiales y que fue el primero que recibió la denuncia de Raffo, es alguien con el cual trabajamos hace muchos años y que fue alumno mío, tenía la noticia en noviembre del año pasado. Raffo le había contado con lujo de detalles lo de las Cajas Negras policiales, en noviembre del año pasado. Pero nunca lo pudo publicar por que el jefe de redacción del diario La Capital, el señor Daniel Abad, le decía “no lo publiques porque lo estamos hablando con Orlando (Vignatti)”. Cuando sale publicado primero en Rosario/12 y cuando sale publicado primero en Critica de Santa Fe, mi amigo se pone muy mal, tiene una crisis de nervios, porque siempre le piden supuestamente la mejor calidad informativa, llegar primero y acá no interesaba. Entonces Orlando Vigatti cuando llega un día de Buenos Aires lo lleva a su despacho. (...) (...) En este lugar lo recibe a mi amigo y le dice “Leo no te calentés, esto se solucionó fácil, yo

sabiendo esta información, hice lo mío y le pedí al jefe de policía que me diera 150 mil pesos, para que no saliera primero en el diario La Capital. Quedate tranquilo que sirvió para que nosotros juntáramos 150 mil pesos, ahora andate”. Fíjense que cosa interesante como funciona esto y cómo al mismo tiempo nos demuestra que la Santafesina Sociedad Anónima sigue siendo la Santafesina Sociedad Anónima. (...)

Entrevista a Ernesto Ávila, periodista del Diario El Ciudadano y La Región. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 5 de noviembre de2008. _ ¿En la actualidad notás periodismo de investigación en los periódicos tradicionales de Rosario? _Primero, en los diarios de esta ciudad no hay. No hay por varios motivos: decisiones empresariales que básicamente no fomentan la investigación periodística y por que a la vez hay un corset, hay un control de la información. En Rosario no es casualidad que exista La Capital como dueña de varios medios de comunicación. No es casualidad que esta ciudad no haya podido generar alternativas mediáticas y eso tiene que ver un poco con lo que pasa en BS AS actualmente. O sea hay una falta de motivación desde las empresas. Entonces la investigación periodística se torna una especie de militancia individual, por fuera de las empresas. Y a veces, muy de vez en cuando una investigación individual, o por fuera de las empresas tenga cabida en algunas empresas. _ ¿Podés proponer un tema para investigar, dentro de la redacción de El Ciudadano? _Si, podés proponer. Hay que ver que no toque ningún interés de los dueños de los medios de comunicación. O sea, ahí ya tenés un freno. Y en el supuesto caso que haya una posibilidad de investigar, no hay recursos. No hay un departamento de investigación. No hay una rotación como para que tengas el tiempo necesario para dedicarle a la investigación, además del laburo diario. Esa es principalmente la falencia para hacer periodismo de investigación. Por lo tanto, sí hay periodismo de investigación de la manera que te digo, por fuera del laburo cotidiano. O sea un esfuerzo extra que pueda hacer cada uno por algún tema que lo motive y que pueda avanzar y también tener la posibilidad de publicarlo en algún lugar. Por suerte, el nuevo panorama es la aparición de medios alternativos. Ahí hay posibilidades, más que antes de publicarlo. Medios pequeños, Internet, diarios digitales, cierta prensa independiente que no es la de los grandes grupos. Básicamente en Rosario no hay muchos, pero hay periodistas que lamentablemente se vieron obligados a estar fuera de las empresas por que los marginaron y tienen una mayor libertad y en alguna oportunidad pueden publicar algún libro, alguna investigación. Por lo tanto es una de las grandes falencias que tiene el periodismo en total. _ ¿Significa la publicidad oficial un límite a la hora de investigar en un medio de comunicación que la auspicia? _ Si, y yo te diría que con las pautas privadas pasa lo mismo. No sé con las pautas oficiales. Sospecho que siempre hay presiones. No existe el medio independiente. Esa famosa frase que usa nada menos que el Grupo Clarín. Es una burla. No existe el periodismo independiente. Lo que puede existir son posturas claras ideológicas y que tengan una coherencia editorial. Entonces si vos tenés un diario

que tiene una coherencia editorial, el tipo que auspicia una publicidad ya sea pública o privada tendría que ajustarse a la línea editorial que tiene el diario. Por que el diario tendría que poner la atención en la credibilidad del lector. Lo que pasa es que no ocurre, acá los diarios no les importa la credibilidad. Se dan el lujo de inventar una noticia de un día para el otro y agarran al lector para el churrete. Muchos diarios ni siquiera tienen apuntado su negocio a la venta del diario. Especulan con otros ingresos. _Este año a la clase de Planificación y Gestión de Medios del Postítulo fue Sergio Cecatto, el gerente comercial del diario La Capital y detalló el ingreso millonario del diario proveniente de la publicidad.... _ Fijate que sin lectores no hay diario. Ellos tienen un mercado cautivo, no tienen competencia. Cuando hay un diario que quiere competir con ellos lo destruyen. Como pasó con este en su momento, como pasó con otros. _ ¿Cómo percibiste al desarrollo de la tarea investigación durante los primeros años de El Ciudadano? _Las empresas periodísticas no motivan la investigación, no tienen un departamento. Por lo menos en Rosario, en Buenos Aires tengo conocimiento que en algún momento lo han tenido. Bueno, pero por lo menos había alguna una posibilidad de meterte con algunos temas por que era un momento en que el diario necesitaba posicionarse, necesitaba ganar lectores, credibilidad, para ser un diario tenés que empezar por eso. Entonces estaban todas las pilas puestas en generar una alternativa y se podía tocar temas que La Capital no tocaba. Y eso no solamente le dio al proyecto de El Ciudadano una credibilidad, lo empezaba a comprar la gente y esto impactó como competencia en La Capital que también se vio obligado a hacer más hincapié en el lector porque mejoraba la competencia. _ ¿Cómo se realizó la investigación sobre el camino de los Tobas de Chaco a Rosario? _Esa fue una investigación por fuera del diario. Tiene que ver más con fenómeno social. Es un tema político de alguna manera. Pero estaba enfocado a ser un revelamiento social de las comunidades Tobas, un relevamiento histórico. Sí, es una investigación. Y surgió a instancias de las diferentes notas que hacíamos acá desde el diario. De alguna manera el diario nos permitió entrar en contacto con esa realidad y si bien todos los diarios le dedicaron páginas a ese fenómeno, nosotros quisimos profundizar más sobre todo en el área del video. Y eso nos hizo permanecer más, visitar más, conocer un poco más, no solamente a la gente de la comunidad sino justamente a todos los que trabajan en la comunidad que no son exclusivamente aborígenes, hay médicos, militantes sociales, religiosos, estudiantes de antropología. Conocimos todo el universo que rodeaba al asentamiento masivo de la comunidad Toba en los últimos años en Rosario. Y eso fue una cosa muy interesante. Hay mucha gente interesada en el tema del asentamiento de las comunidades. El fenómeno que significó para Rosario eso. El impacto en ámbitos universitarios, sociales, políticos. La aparición de un fenómeno inmigratorio. Internamente se han producido oleadas de inmigración a través de los años pero esta fue muy importante. Sobre todo en

la década de los 90. _Y en ese caso ¿investigaste solo, o con un grupo? _Primero, para avanzar en la investigación recurrimos a gente que ya venía trabajando en las comunidades. Investigadores de la universidad, de las áreas del idioma. Una de las personas fue Marisa Cianchavela, que es lingüista y ese año de la investigación estaba dedicada a conocer el idioma y por lo tanto la gente. Nos fuimos acercando para asesorarnos con gente que ya estaba trabajando y después entramos a las comunidades. _ ¿Qué importancia le das al trabajo de campo en la búsqueda de fuentes en la tarea de investigación? _Te repito una frase que dice que el verdadero periodista tiene que estar en la calle y no dentro del diario. Y más, el que tiene que investigar tiene que poner los pies en la calle. Esta es una dinámica para hacer periodismo y más si estamos en las secciones que son las locales. A lo mejor no te queda otra si estás en una sección como Mundo, donde tenés que viajar muy lejos y entonces tenés que informar a trabes de libros o Internet. Entonces al tener una comunidad Toba acá, trabajando en Ciudad, había que ir, conocer y obviamente acudir a la bibliografía, a lo último que se publicó en los diarios, el trabajo de ir a la hemeroteca, conocer a la gente que hizo alguna investigación sobre el tema, al lado político, los pocos políticos que tuvieron alguna intervención. Ahí uno va armando la investigación. Es decir es un trabajo donde uno tiene que recoger información previa que hay, y con eso abrir puertas que deriven en los temas. Por ejemplo yo no sabía hasta que me puse a hacer este trabajo, de que había habido una matanza en Napalpí en el año 1927 en el Chaco, una matanza donde murieron, no se sabe con certeza, pero aproximadamente 500, asesinados a metralla. Eso fue surgiendo de datos históricos y también de la misma gente que no se animaba a contarlo, todos los Tobas tenían el relato oral de lo que había pasado, esa es una historia que la tienen todos grabada los que vinieron de allá, pero no la hablaban. Entonces, así fui descubriendo con el transcurso del tiempo una persona que era nieto de un asesinado y que tenía el recuerdo a flor de piel. Y me contó lo que se acordaba de eso y testeándolo con los archivos que hay de la época más otras investigaciones que hay, uno va armando lo que fue de ellos, por ejemplo. _ ¿En algún momento de la investigación el medio planteó la posibilidad de remunerar ese tiempo que lleva una investigación? _No, por que se ha perdido el empresario periodístico. Eso podía suceder algunas décadas atrás. Las empresas periodísticas se han convertidos en kioscos de múltiples negocios donde el negocio periodístico dejó de serlo. Es operaciones de prensa, extorsión, periodismo no. Antes por lo menos a pesar de que tenían su punto de vista y respondían a cuestiones de poder, los que eran dueños de un medio tenían una vocación. Hoy es dueño de un diario, cualquier persona que a veces no sabe siquiera escribir.

_ A veces el periodista incluso debe proveer al medio de la venta de publicidad para tener un espacio que él mismo se remunera con la pauta... _Eso ya es el colmo de la precariedad. Eso es una aberración no solo de la profesión periodística sino también de la raza humana. Es una utilización de la gente, una estafa a los estudiantes, a la gente que quiere aprender el oficio. Siempre hay un vivo que se aprovecha de la necesidad de cualquier estudiante o joven de aprender el oficio. Ojalá que eso pueda quedar en el pasado. _ ¿Quienes se encargan en El Ciudadano de hacer tareas de investigación? Cualquiera que está en el periodismo tiene esa motivación constante, en cuanto le dan un lugarcito se pone a investigar. De ahí que lo pueda concretar, que tenga el tiempo necesario, es otra cosa. Creo que hay dificultad en encontrar el resquicio, la grieta en la que uno pueda investigar. Es decir, un ejemplo, yo trabajo en la sección Ciudad y dentro de la sección podemos tener varios temas que podemos investigar y seguirlo, pero después ¿qué hacemos si no lo podemos publicar? ese es el tema. Por ahí acudimos a un medio alternativo. Por lo menos aunque no tengamos una audiencia masiva, decís bueno lo que hice alguien lo puede ver. Y en mi sección es más proclive para un periodista de Deporte hacer una investigación. Por que el fútbol, el deporte, está muy viciado con muchas presiones y no hay medios alternativos de deportes. Hay secciones que están trabadas, en la nuestra también sabemos que hay investigaciones que no van a publicarse nunca, por que toca algunos intereses de los diarios acá de los medios. Lo mismo puede pasar con la sección Policiales, porque está en contacto con los temas de la Ciudad. La clave está en que haya una empresa que le interese, pero no creo que la haya y si la hay no pueden pagar la tarea de investigar. Entonces se ha transformado en una especie de vocación. Pero no somos los únicos. Por eso es importante generar redes de periodistas. Los medios alternativos son la única posibilidad hoy por hoy teniendo la oportunidad con Internet, de generar un discurso alternativo. Pero siempre estás en menores condiciones.

Entrevista a Mariela Mulhall, periodista del diario El Ciudadano y La Región. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 16 de marzo de 2009. _ ¿Qué relevancia le das a la tarea de investigación en la rutina periodística del diario? _Es muy difícil cuando tenés que hacer lo del día, y también tenés que investigar. En realidad el periodismo debería ser siempre periodismo de investigación, de eso se trata. Si te pones a cotejar fuentes en una nota, aunque sea en una nota del día, tirás de un hilo y buscar, y a lo mejor a una noticia que está circulando con un determinado título, podés encontrarle otro. Eso sería lo ideal, que cada periodista pueda profundizar. _ Hicieron un estudio sobre la migración de parte de la comunidad Toba desde Chaco a Rosario ¿lo realizaron desde El Ciudadano? _La investigación de los Tobas, la hicimos por fuera del diario. De todas formas llegamos a ese tema porque habíamos hecho algunas notas en el diario. A nivel particular, recuerdo haber investigado el tema del aborto. Hace 10 años, cuando abrió el diario- que abre con un espíritu tendiente a investigar, a multiplicar las fuentes- el aborto estaba muy solapado, muy oculto sobre todo a nivel provincial. La municipalidad ya había estrenado el programa de salud reproductivo que tenía que ver con empezar a proveer anticonceptivos a las mujeres en los hospitales. En Buenos Aires, se había hecho ocasionando un lío grande con la Iglesia. Acá se había hecho 3 o 4 años antes, pero con un nivel más bajo de conflictividad. Acá no estaba tan velado, pero a nivel provincial sí. _ ¿Cómo empezó aquella investigación? _Empezamos a buscar en los datos sobre aborto. En general en los hospitales costaba que te los dieran. Otras de las cosas que me fui dando cuenta es que unos te decían que había tantos abortos por día o por semana y difería con lo que decían otros. Por que en unos había subregistros. Los subregistros se efectúan cuando una mujer es atendida por una infección generalizada, pero esa infección había sido causada por un aborto. No estaba la causa que había producido la muerte. Entonces en ese subregistro había muchos más casos. Después con algunos ginecólogos, médicos que tenían un criterio menos curantistas, con quienes por ejemplo uno había hecho un cálculo de cuantos abortos podían producirse de manera clandestina. Por que no daban las tasas de natalidad, con la edad fértil. Y nos trajo problemas con el hospital provincial, donde yo había hecho una nota con el que estaba en clínica del servicio ginecológico allí. No me acuerdo la cifra, pero había dado una cifra de atención por aborto, pongamos cada dos días una mujer. Y el secretario general del hospital vino a decir que no era así. En realidad por que estaban los subregistros. Si vos indagabas las causas de por ejemplo una infección renal, el aborto que puede ser una, no aparecía, entonces daba menos, por que es como si lo querían

tapar. _ ¿Y el medio como respondió ante el enojo del secretario general del hospital? _Yo tuve un aval. En ese momento ya se había ido el Coco López y estaba como director Raúl Rey. Y como jefe de redacción estaba Pedro Cantín, que no estaba tan al tanto del tema, pero con él estaba Sonia Tessa, que trabaja en Pagina/12, y es seguidora de estos temas. Ella fue la que me acompañó. Aunque me llamaron para ver por qué ese hombre había venido tan enojado. _ ¿El medio otorga un plazo para investigar un determinado tema? _Lo que pasa que no al estilo de Clarín. Algunos grandes medios tienen periodistas dedicados a eso. A lo mejor están un mes y no escriben una línea, por que están investigando, por que ven fuentes, cotejan, buscan base de datos, hablan con funcionarios. Hay un montón de actividades que haces y no te reditúan. Acá, por la falta de recursos, se fue relegando el tema. No porque a nadie le interese. No por que a mi jefe no le interese. Sino porque había poca gente y había que hacer un diario. Desde que estoy acá muy pocas veces tuve la posibilidad de investigar un tema una semana. Todos los días hay que trabajar. Lo podía hacer paralelamente a lo que yo hacía a diario. _ ¿Cómo abordás la tarea de investigación cuando el tema indagado afecta los intereses de la empresa periodística? _Algunos tema han llegado órdenes de que no se pueden abordar. Por ejemplo en algunos temas policiales ha habido bajadas de líneas. En algunos temas particulares este hombre (Eduardo López) no quería... A Bielsa no lo pudimos nombrar en toda la campaña. Es una cosa ridícula y nosotros hemos tenido reuniones para ver como enfrentábamos eso. Sentíamos que se descalificaba nuestro trabajo periodístico. Pero tampoco hubo tanto control. El mayor problema que hemos tenido ha sido la falta de recursos. Se ha ido gente y al haber menos cada vez teníamos que hacer más páginas y al haber pocos avisos las páginas eran todas periodísticas. Y eso también fue una limitación. A veces también las condiciones de trabajo te limitan la posibilidad de investigar. No es solamente que te digan esto no lo podés o te cachen o no te dejen abordar determinado tema o no te lo publiquen. He tenido casos, inclusive en el otro diario también, cuando estábamos en el primer año he hecho notas sobre Telecom en temas de usuarios. Recuerdo cuando publicamos a raíz de una información proveniente de la oficina de Defensa al Consumidor, dirigida en ese momento por Sandra Calegari, que Telecom estaba entre los primeros puestos del Ranking de las empresas denunciadas y lo escribí, pero no salió. Eso ocurre en todos los medios. El que te diga que nunca le pasó eso, es un mentiroso.

_Florencia San Julián, abogada del Sindicato de Prensa Rosario, me comentaba que ante la censura previa en los diarios no advertía que se denuncie al Sindicato ¿Por qué pensás que

puede ser? _Me dejás pensando... en algunos momentos lo hicimos. Hemos tenido reuniones por el tema que no podíamos escribir “Bielsa” en época de campaña. Y me acuerdo que se evaluó eso. No lo sé... no sé que hace cada medio... Lógicamente sería lo ideal por que nosotros tenemos una condición de trabajo profesional. Lo que pasa es que siempre está la cuestión de la autocensura. Eso yo creo que es lo peor que hay. Hay que luchar, por es como que se te empieza a hacer... si alguna vez no sale algo tuyo vos no te vas a ir al sindicato...Por que si no en La Capital... ¿Preguntale a Hernán Lascano? Tendría que estar todos los días en el sindicato. Porque si hay un lugar que es muy permeable a la cuestión de esto del anunciante, al poder y al operativo es La Capital. Nosotros no hemos tenido tantos casos. Aunque en algunos hemos tenido intervención. Por ahí no hicimos una marcha o una asamblea con todos los medios. Por que son cosas que pueden llegar a ocurrir cotidianamente. En La Capital ahora últimamente está ocurriendo mucho eso. Me lo dijo Eduardo Carmona, cuando algo no sale, están haciendo asamblea. Que es muy saludable. _ ¿Notaste periodos de mayor libertad para investigar en El Ciudadano? _Ha habido un proceso. Nosotros tuvimos una impronta talvez no de periodismo de investigación, tenemos otro abordaje, hemos sido menos permeables a los operativos. Por eso talvez no se halla dado tanto esa censura como en otros medios. Ha habido casos, no te digo que no ocurrió. Pero si marcó una impronta, la pelea contra la patronal, contra el cierre del diario, por el hecho de que haya otro medio. Hay otro tratamiento de los temas. Ahora el producto está deteriorado por esta cosa que estamos pasando de que cada vez tenemos menos recursos. Eso por ahí en otros niveles contagió a los otros medios. Yo te decía también que la autocensura hay que tenerla en cuenta, por que es algo que empieza a adormecer el oficio. Yo siempre digo, que siempre va existir algún nivel de censura. Te lo van a decir todos, hasta en la misma escuela de Gabriel García Márquez. Pero ¿sabés lo que tiene este oficio? que a lo mejor alguna vez te censuran algo pero otra cosa no te la censuran. Y eso es lo que hay que empezar a explotar. Nosotros hemos pasado a otros medios temas que nosotros no podíamos publicar y eso es interesante por que eso sería una forma de que la información circule en algún lado a lo mejor no en este medio. Suponé que ahora tenés tal anunciante y vos tratás de no tener autocensura, pero te decís esto no lo voy a poder hacer porque hay determinado poder económico que atraviesa el diario, pero hay otro tema que sí. Entonces podes abordar el otro. _ ¿Cómo hacés si el auspiciante que controla una determinada información participa en la mayoría de los medios a donde poder hacer circular la información? _Ese es todo un tema por que en este momento nosotros estamos sobreviviendo por la publicidad oficial, hablo de la municipalidad, de la provincia y de la nación. Pero no solamente nos pasa a nosotros sino que a muchos medios. Los medios norteamericanos están sobreviviendo con la publicidad oficial. Si el gobierno está bancando, no digo que están sometiendo, pero sí marcando una

línea. _ ¿Te parece que sería positivo para la organización de la redacción que haya grupos de investigación? _Absolutamente, de todas formas tampoco aislarse tanto. Porque si vos te dedicás nada más que a investigar, no se... no le encuentro una receta para poder combinar las dos cosas. A veces en lo diario tenés que estar, porque si no te empezás a aislar. Pasa con estos equipos de investigación que investigan el tráfico de armas, hablo de lo emblemático de Clarín, que están tres años. En el diario nosotros lo hemos hecho. Por que a veces también, si vos seguís un tema, como hacen los chicos de policiales que hicieron trabajos de investigación siguiendo algún tema, eso también es una forma de investigar. A lo mejor sin llegar a lo oculto como vos decías. Una de mis compañeras trabajo sobre el tema de trata de blancas, otro tema velado. Recién ahora la provincia esta reconociendo que en Santa Fe es un lugar de captación de trata. Las anteriores gestiones decían que no, que en Santa Fe no había captación, que era solo zona de transito. _ ¿Y lo pudo publicar en el diario? _Si, por que era con datos de la Policía. _ ¿Cómo te parece que influyen las fuentes secundarias en el trabajo del investigador? _Me parece que siempre es lo primero que aparece. En un discurso político hay algo que te está contando o que no te está contando. Y vos con estos datos podés ir más allá. También tenés la posibilidad de que te lo diga off the Record, también es una forma de empezar. Tanto las agencias como las palabras de un funcionario te pueden llevar a acercarte a un objeto de estudio. _ ¿Estimás que estimular económicamente las tareas de trabajo de campo incrementaría el trabajo del investigador? _Absolutamente, si el medio le daría un valor agregado. Estoy convencida. Lo que pasa es que muchas veces yo no sé si a los dueños de los medios les interesa. Le puede interesar en la medida que beneficien sus intereses. Ojalá alguna vez nosotros tengamos dueños en la Argentina, en Rosario, que no sean tan verduleros por decírtelo de una forma cruda. Que tengan una visión más periodista, que diga “bueno, vamos a hacer un nuevo producto”. Lamentablemente, me parece que estamos bastante lejos. Los medios de Rosario están muy lejos. No les interesa el producto. Les interesa pagar poco, negrear al periodista. Lo jóvenes entran a trabajar por dos pesos, si es que les pagan. El sistema de pasantía, no solo en el mundo del periodismo, sino en el resto de los trabajos es un sistema perverso. Qué en realidad hacer una pasantía sería ir a ver que ocurre e insertarse, pero no ir a hacer el trabajo de otro. Hay un proceso de proletización del oficio. Que por un lado se profesionalizó con las escuelas, con la facultad, pero por otro lado se le quitó contenido.

_Florencia San Julián, abogada del Sindicato de Prensa Rosario, me decía que no hay precarización laboral en el Ciudadano... _Ella a lo que se refiere es a que, a pesar de la situación que vive el diario, estamos trabajando con convenio. Lo que pasa que nuestra situación no es similar a otras. Acá hay una empresa vaciada, hay otros componentes, no si se puede comparar. La precarización es por otro lado. Pero sí existen las categorías, los cargos, nosotros lo logramos mantener a pesar del posible cierre de un diario. (Eduardo López) Nunca pagó, nada, nunca le pagó al sindicato, la precarización es por otro lado, no pagó los aporte juvilatorios, pagaba en negro, no tenía cuenta en el banco. Además hay un periodista que hace cada vez más cosas. Ojalá hubiera algún empresario que le interesara, creo que le daría más valor al diario para que la gente tuviera más ganas de leerlo. _ ¿Porqué la empresa estimularía la investigación en su producto cuando su principal ingreso es la publicidad? _Ningún diario sobrevive sin publicidad, eso está claro. El efecto del incremento de la investigación en el diario no va a estar en su precio de tapa pero sí, si vos sos un anunciante, vas a apostar al medio que tenga más peso. Y el que tiene más peso es el que tiene más lectores. En ese sentido sí le daría más valor agregado. No sé que diferencia ocasionaría en el valor del ejemplar. También esta el otro tema de que Internet le está quitando muchos lectores a los medios gráficos. _Además Internet permite la publicación de investigaciones por fuera de los diarios... _Si, pero en ese caso es menos atribuible la fuente. Por eso el diario papel sigue teniendo un peso, no sé si va a desaparecer. Creo en Argentina los medios gráficos van a seguir existiendo por unas décadas largas. Además de pensar en equipos de investigación, hay otras estrategias que se podrían buscar que serían la búsqueda de temas propios. En una época se hablaba de campañas: empezar con un tema, que vos sabés que editorialmente ese tema te interesa - que puede ser el aborto, los chicos, el tema de la pobreza, la trata de personas- entonces tenés gente que está cercana a ese tema y podés estimular en una edición a esa gente que puede seguir con esos temas, y eso sería darle más contenido informativo al tema. Mayor pluralidad, para que no sea siempre lo mismo. Todo el mundo levanta la información de los portales, los portales a su vez levantan de los diarios y así circula. Hay poca impronta desde los medios en general, de tener temas propios que se profundicen. _ ¿Cómo influyen los multimedios en esta pérdida de pluralidad informativa? _ Esa es una de las cosas muy chatas, acá, en BS AS y en todos lados. Yo estoy viendo que están achatando los discursos. Después también están otras cuestiones que atraviesan los medios de Buenos

Aires, como la inseguridad, un tema en el que el eje editorial pasa por ahí y a mí entender es erróneo. Uno debería buscar, no desde el sentido común nada más, tendría que pensar en el periodismo desde el lugar de ayudar a pensar. No porque uno sea iluminado, sino porque uno lo está haciendo. Por que cuando vos hacés el proceso de investigar también te estás enterando, estás informándote, y lo podés trasmitir. Creo que eso sería un desafío. _ ¿Han tenido temas de investigación que pudieron publicar durante un tiempo como abordó La Capital al de las Cajas Negras policiales? _Nosotros también hemos tenido temas de investigación que se han tomado o que se han podido hacer hasta determinado punto, el de las Cajas Negras tuvimos que frenarlo por órdenes del medio. Más allá de eso, este medio tiene la impronta de la pluralidad. No estamos tan contaminados con el tema de los operativos. En La Capital, te lo dicen ellos, tienen más ese peso. Nosotros teníamos menos, entonces podíamos desarrollarnos, no sé si tanto en investigación pero sí en información más variada y heterogénea, más plural. _ ¿Pluralizar la agenda, respecto a los demás medios masivos, sería una propuesta si gestionan los trabajadores a El Ciudadano? _La idea es seguir con esa línea. Lo del periodismo de investigación también lo pensamos. _ ¿Existe una conciencia entre los periodistas del diario sobre quienes son aquellos que se dedican al trabajo de investigar? _No se si hay gente que se haya especializado en investigar, no ha habido mucho estímulo del diario para eso. Pero si el hecho de que cada día tenés que investigar. Hay diferentes posturas dentro del periodismo. Algunos plantean que además de los grandes temas de investigación, en el periodismo todos los días son para investigar. Cada día que hacés una nota tenés que investigar. Y después está la posibilidad de seguir temas. De seguir un tema particularmente y hacer un eje, abocarse, seguir y seguir. Acá todos somos periodistas de barricada del día. Hemos profundizado y tenido temas propios que hemos propuesto.

Entrevista a Hernán Láscano, periodista del diario La Capital. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 4 de noviembre de 2008. _ ¿Notás investigación en los diarios tradicionales de Rosario? _Para mí no existe en Rosario una tradición de periodismo de investigación. Existen investigaciones fragmentarias, un tanto aleatorias hechas a partir de hechos puntuales, pero sobre todo, a mi juicio, no hechas , la mayoría de ellas, ante inquietudes de periodistas que ven un tema y se proponen desentrañarlo, sino que también, en lo que he visto desde mi experiencia- tengo casi veinte años de ejercicio- lo que se suelen llamar “investigaciones” son en general, pesquisas que pueden hacer otros que no son periodistas como políticos, o empresarios, gente que investiga a un competidor y encuentra deslealtades, entonces te arrima el fruto de su investigación. _ ¿Por lo general te alcanza la investigación un tercero para que la sigas investigando o para que la publiques directamente? _Bueno ahí trabajan las competencias del propio periodista. Cuando a vos te traen un trabajo lo primero que unos sabe es que la gente no actúa gratis, no en sentido de que te vayan a pedir dinero, sino que en el sentido de que siempre esperan algún tipo de retribución, básicamente la publicación. Entonces para hacer un trabajo competente desde el punto de vista de los procedimientos periodísticos idóneos, honrados, una debería, frente a eso que se le arrima, separar la paja del trigo, confirmar la información, averiguarla de otro modo, hacer la propia investigación, estimar la animosidad del que te propone esa información, y hasta donde puede estar contaminada de este propósito subjetivo que uno conoce o no conoce. _ ¿Alguna investigación que hayas hecho recientemente en La Capital? Reciente no. Te puedo dar un caso que comenzó a resolverse judicialmente ayer, que es asesinato de Abel Beroiz, el secretario general del sindicato de camioneros de Santa Fe. Te diría, modestamente, que hicimos una buena contribución al procesamiento, que es un caso preliminar en una causa que no está terminada ni mucho menos. Pero a este primer pronunciamiento si contribuimos porque nosotros toda la investigación que hicimos acerca de dónde podría provenir la motivación del crimen y los criminales, bueno esa investigación el Juzgado en buena parte, no te voy a decir que la tuvo, por lo que se publicó en La Capital, pero si te voy a decir que lo publicado coincidió con los argumentos que después utilizó el Juzgado para identificar a los supuestos instigadores del crimen, para llegar a los autores materiales, para determinar cual había sido el móvil que había ocasionado esa muerte. Todas esas informaciones fueron fruto de investigaciones que nosotros hicimos consultando a fuentes cercanas, a gente que lo había conocido en el sindicato, abogados del mundo sindical, en fin eso fue lo que a nosotros nos permitió obtener una hipótesis.

_ ¿Cómo se organizan en la redacción para investigar un tema en particular? _Las múltiples limitaciones que hay en la investigación periodística tienen que ver con la limitación que supone darle un tema a un periodista porque por lo general a la investigación no la hace uno solo por tema. Por que si de algo carecen las redacciones de Rosario, y en general de todos lados, es de gente, de trabajadores, de periodistas que puedan correrse de la edición diaria para trabajar un tema de fondo. Esa es una gran dificultad por que lo que encontramos hoy en los medios más poderosos – en cuanto a mayor cantidad de personal que tienen, como La Capital, Televisión del Litoral _ es que estamos todos absorbidos por la dinámica diaria. _ ¿Afecta a la organización la cantidad de horas de trabajo de la tarea de investigación? _No tanto las horas de trabajo sino la necesidad de producción para el día de una dotación de personal reducido. Yo te diría que hay una sección, que es Policiales que tiene un total de 5 periodistas, pocos si consideras que siempre hay uno de franco, que hay veces que el periodista cumple su jornada y no encontró una gran nota para hacer. Entonces al editor de una sección le cuesta mucho separar a dos personas para que no trabajen en el día y para que se aventuren en una investigación, siendo que eso es la teoría de la frazada corta: le destapa el trabajo del día. Entonces esto es realmente una limitación para el trabajo de investigación. _ ¿Particularmente en el caso Beroiz como se organizaron? _A todos nos llevó más tiempo de trabajo que nuestra jornada laboral ordinaria. Todos tuvimos que trabajar por afuera. Yo particularmente pienso que ser periodista es ser un poco eso. No es lo mismo que la línea de montajes de una línea de trabajo. Este trabajo es imprevisible siendo que el producto final es poco tangible, no está sujeto a los criterios de producción del fordismo, post fordismo. En realidad una nota está hecha cuando está terminada y está terminada de acuerdo a una cantidad de elementos que muchas veces son azarosos. No sabés nunca cuando te vas a encontrar con el dato o la información que estuviste buscando. Bueno lo que vos sabes es que conseguir ese dato implica un esfuerzo, entonces muchas veces eso para nosotros en esta investigación concreta de Beroiz supuso días y días de reuniones, tomando café, en inmediaciones del gremio, conocidos, entrevistas en delegaciones regionales de otros lugares, íbamos obteniendo datos de las personas con las que Beroiz tenía discrepancia, bueno eso supuso tiempo. Y eso explica por que hay poco periodismo de investigación o nulo, yo no veo investigaciones periodísticas, por lo menos en los medios comerciales predominantes. _ ¿Que sentís que puede motivar hacer una investigación bajo esta condición laboral? _En los periodistas, en general, hay una enorme gratificación cuando el resultado de una investigación se revela bien hecho y alcanza notoriedad. Es mucha satisfacción, es como para el periodista hacer un gol, eso es parte de la paga. Es una cuestión simbólica pero también tiene su

costado material. Si vos lo pensás que el periodista que hace una buena investigación es ponderado, eso implica que los medios posen su mirada sobre vos como una persona a la que pueden contratar. La motivación depende siempre de la lógica, de la dinámica propia de una redacción, en todas las redacciones se observan gente que es más oseosa, menos oseosa, creo que la cuestión es ver como se optimizan los recursos internos, pero eso es ya una cuestión de gerencia de recursos humanos en la cual yo no estoy muy interesado. Si diría que en el plano del periodista que trabaja en investigaciones es gratificante poder ser habilitado para hacer una investigación y que llegue a buen puerto, que muchas veces llegan a buen puerto. El tema es que no todo el tiempo podés estar investigando. Yo no creo mucho en estos programas semanales de investigación que muchas veces empiezan bien porque tienen dos o tres temas y después terminan forzando alguna cuestión por sostener el status de investigación. Yo creo que hay que hacer una investigación cuando el interés público lo amerita. Y la cuestión es que los medios de comunicación entiendan que necesitan tener gente que en otro momento puede llegar a estar oseosa. Eso en realidad no es una pérdida, eso es una inversión, cuando vos tenés dos personas que momentáneamente no la tenés para trabajar en la edición del día pero si están trabajando para una buena nota el fin de semana. Eso al medio, uno puede presumir que le rinde, pero siempre hay una lógica muy fuerte comercial y de recursos humanos que tiende a la polivalencia, a forma de flexibilización, que un periodista se encarga de diagramar de buscar la foto al mismo tiempo que hace los llamados telefónicos, que pateen el centro y que vayan a cabecear y eso lo que supone es una gran concentración de esfuerzo y falta de tiempo para hacer un trabajo más de fondo. _ ¿Cuáles son las modificaciones que esto conlleva en la rutina? _A veces lleva no solo a bajar cables, sino a ocuparse de temas que uno considera poco relevantes de la coyuntura por que de lo que se espera es que el periodista cumpla con la nota del día. El diario sale todos los días pero hay veces que diario sale con noticias de muy poco valor informativo. Creo que hay dos cuestiones, no hay ningún objetivo en trabajar investigación o muy poco, por el hecho que eso dispersa a los periodistas del trabajo del resto del día. Y además, a mí me parece, que los periodistas rosarinos, con excepciones, se han acostumbrado, hay un hábito de comodidad de decir, “yo trabajo desde la redacción, hago dos llamados, resuelvo así una nota, no me acerco al lugar donde pasan las cosas, no me interno en oficinas públicas, juzgados, centro de pericias, lugares donde hay provisión de fuentes y donde está la información fresca para hacer las cosas”. Por que eso es más esfuerzo y la investigación siempre supone más esfuerzo que pegar un cable o hacer una nota de coyuntura. _ ¿Cómo afecta la publicidad oficial al trabajo del periodismo de investigación que puede develar información no conveniente para el gobierno que auspicia? _Eso me parece que puede ser un tema de debate. Una cuestión es pensar que todo el campo del periodismo de investigación corresponde a la esfera oficial. Y no, vos estás haciendo una investigación sobre lo que produce y gestiona el sector privado, las oscuridades que hay en el sector privado también son susceptibles de investigaciones, no solamente la esfera oficial es un lugar atinado para hacer

investigación. Yo trabajando en La Capital, tuve dos o tren investigaciones fuertes contra el gobierno provincial que eran grandes controladores de los ingresos del diario por parte de la chequera de anuncios. Nosotros trabajamos en una investigación que duró un par de años sobre el descabezamiento de la Secretaria de Seguridad Provincial, a partir de un incidente que el secretario de seguridad había tenido, donde sacó un arma a un remisero, en la zona del puente Rosario- Victoria, por incidente de tránsito y nosotros teníamos como medio ese fuerte compromiso con la provincia que ponía plata pero yo pude insistir y lograr que las notas se publicaran y que finalmente el funcionario fuera relevado. _ ¿Podés proponer un tema o una fuente para investigar dentro del diario? _Si, claro yo soy editor de una sección. Después hay una doble cuestión. La primera es que yo no desconozco que trabajo en una empresa comercial privada y que esa empresa se nutre de ingresos diversos muchos de los cuales son anunciantes, y esto me parece que es propio, que todo periodista debería instalarse en esta dinámica. Si uno se queda en la cuestión de que si toca cierto tema escabroso no lo va a dejar y se queda en el molde, bueno de alguna manera comete un pecado profesional para mí. No podés preguntarle al editor general si te permite investigar determina cosa. Hay que crear las condiciones para que tal cosa se publique. A veces a nosotros nos ha pasado que hemos encontrado una vaya y ¿sabés lo que hicimos? Le dimos el producto, una investigación periodística a otro medio para que empezara a anunciarlo y generara, al trascender, la idea de que el diario no podía dejar esto porque de otra manera los medios lo iban a dar igual. Entonces uno tiene que encontrar estrategias para que sea posible publicar aquello que en primera instancia si vas a pedir permiso, que no es aconsejable, podés encontrarte con un “no”. _ ¿Que utilidad tiene el cable de la agencia de noticia en la investigación? _Es básicamente un insumo. Tradicionalmente cuando son noticias del ámbito local , que vos te enterás por un cable, que no es muy común, en general las noticia funcionan un poco para todos, pero si ocurre que alguna agencia de noticia da una información, por lo menos en mi sección es no publicar el cable sino que generar un camino propio de producción periodística sobre ese tema utilizando la información que el cable proporciona, que muchas veces se revela falso o parcial o fragmentario entonces lo completás y con eso generas una primera versión que lo enriqueces en el camino de la producción periodística. Otras veces te confieso, que no se hace. Si vos tenés una información que ocurre en un pueblo de Santiago del Estero salvo que sea de interés público, vos te guías por los cables. Hay una cuestión que es que no hay que menoscabar el aporte que significan los cables de noticias. Todos los medios, los porteños trabajan también con la información del cable. El tema es cómo se trabaja a partir del cable. Y también hay que pensar que frente a un cable es importante la idoneidad del periodista que controla el género periodístico por el cual el cable habla. Por ejemplo: vos recibís una información de un cable sobre una mujer que fue estrangulada con vestigios, por hablar de un tema policial, de abuso sexual. Bueno, está el cable, pero también está la experiencia del periodista que le sirve para saber con que caso puede estar relacionado este, como fue el trámite judicial de casos parecidos, de manera tal de

construir una narración más eficaz, más atractiva para el lector. Ese es un trabajo digno, respetable y profundamente periodístico, no tiene nada hacer. _ ¿En algún período notaste más periodismo de investigación en Rosario? _Me parece que lo que prevalece es la crónica periodística. He visto mejores cosas, por ejemplo hubo un buen momento para mí que fue cuando se inició acá en Rosario el diario El ciudadano que supuso una fuerte competencia en Rosario con La Capital y hubo una especie de sinergia de competencia, que llevó a producir buenas notas de investigación. En El Ciudadano salieron buenas notas de investigación, y después uno ve esporádicamente en El Eslabón y otras que no me han parecido tan buenas. Digamos los medios tienen altibajos. No menoscabaría las notas buenas que ha hecho El Eslabón por las notas que no me han parecido tan buenas, como tampoco diría que porque hay algunas notas de menor calidad en La Capital, no han habido algunas buenas investigaciones. Rosario no tiene una tradición en Revistas pero he visto buenas notas en Rosario Express, que no es una revista que me guste particularmente. He visto algunas notas sobre cuestiones más coyunturales en Punto Viz, pero en cuanto a medios de circulación masiva, las radios no hacen investigación, te diría, no hacen investigación como hacen las radios españolas o norteamericanas que tienen equipos de investigación que tratan un tema en programas de media hora o 40 minutos. En la televisión local tampoco. Lo que hay a veces, es una secuencia informes que hacen a partir de notas sueltas que tengan la misma orientación o un contenido parecido, pero básicamente es cortar y pegar vídeos. He visto en Rosario/12 también buenas notas históricamente, las notas sobre la privatización de Aguas Provinciales, como es que tuvo que marchar la concesión, en el Ciudadano me acuerdo que hubo una muy buena sobre el conflicto que hubo cuando se privatizó el puerto por primera vez acá en Rosario, que fue realmente muy buena, nosotros hemos hecho una de una triple violación en la Comisaría 1º que se ocultó deliberadamente y nosotros estuvimos investigándola un mes hasta presentar el caso y eso terminó con tres condenas con sentencias firmes, _ ¿Tuviste que abandonar una investigación trabajando para La Capital? _Hubo una vez que fue cuando investigamos la recaudación ilegal de la Policía en el año 2001, que tuve fortísimas presiones para desistir una investigación pero también el medio sabe que no puede tener una salida indecorosa, en el sentido de que frente a sus lectores de un día para el otro sin que el caso se resuelva, no puede abandonar el tema. Entonces ahí tenés posibilidades de negociar. En nuestro caso fue: conseguimos una información sabíamos que no podíamos seguir investigando con el tema porque estábamos muy ahogados ¿Qué hicimos? Le dimos la información a un montón de información que sí hablaban del tema y nos obligaban a seguir hablando a nosotros y nos guardamos un as en la manga que en este caso fue mostrar una foto de como el jefe de policía de Rosario, estaba colgado de la luz de manera clandestina y cuando sacamos esa foto porque ya no nos quedaba más margen, no podíamos publicar un día más, ese día renunció el jefe de la policía Francisco Previtera.

Entrevista a Osvaldo Aguirre, periodista del diario La Capital. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. Las fuentes en la crónica policial. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 6 de marzo de 2009. _ ¿Desde cuando trabajas en el diario La Capital? _Entré en el año 93, en la sección Policial. _ ¿Qué entendés por Investigación Periodística? _En la rutina del trabajo hay crónicas y crónicas. Están las crónicas del día y aquellas que devienen de una investigación. Específicamente en la crónica Policial puede pasar que hay un crimen en la zona sur y te enterás por que llama la policía y te avisa, lo ves en la tele o lo escuchás en la radio y te fijas ahí y hacés una nota de inmediato. Puede ser que ese tema muera ahí o puede que no, en parte también por el mismo hecho y en parte también por la actitud que tenga uno. A lo mejor el hecho no da para nada y a lo mejor depende de cómo uno lo tome. Talvez te interesa el asesino, o ahondas en la historia de la víctima y podés seguir con el tema, investigar un poco más. _ ¿Notás esa actitud en el diario a indagar una fuente alcanzada? _No, muy poco, me parece que muy poco. En la crónica policial, hablamos de investigación de fuentes ocultas, lo que yo veía es que había una especie de costumbre inconsciente del periodismo local que era de estar en una posición muy cercana a la policía. Acreditar la versión de las versiones policiales. A lo mejor de modo inconsciente, no creo que sea de modo interesado, porque había periodistas muy cercanos al punto de vista de la policía. Entonces, apartarse de ese punto de vista era justamente ver o escuchar un montón de voces que no eran escuchadas. Quiero decir que en un hecho policial intervienen un montón de agentes, de personajes de la policía, pero también gente común, abogados, jueces, víctimas, los familiares de la víctima. Uno puede ver las crónicas policiales de hace 15 años y es muy pobre, decís “ocurrió esto, y el único que habla acá es un policía”. Hoy, sobre todo por la tarea de grupos de derechos humanos, hay una percepción muy crítica del accionar de la policía, el tema de la violencia policial está muy instalado, hace 15 años no, o no tanto como hoy. Me acuerdo por ejemplo, cuando hacíamos notas de casos de gatillo fácil acá en el diario era una rareza, más para este diario, que estaba un poco atrasado. _ ¿Esta voluntad de pluralizar las fuentes, agregando las ocultadas, cuentan con la aceptación del medio? _Obviamente cuando la información toca intereses hay gente que tiene el poder suficiente para no metamos algo, o que salga pero sin datos.

_ ¿El medio como te comunica esta decisión? _ Te lo dice explícitamente: “no se le puede pegar (por ejemplo) al jefe de policía”. _ El editor sabe concretamente que no se puede escribir una información que afecte al jefe de policía... Si, más vale. A mí una vez me dio mucha bronca un caso de gatillo fácil. En zona sur, un policía mató a un chico. Entonces habíamos hecho una supernota y bajo la orden de que publiquemos también además de la versión policial todos los antecedentes que tenía este pibe. Y me dio bronca, por que justamente el tema de los antecedentes es toda una cuestión en los temas policiales. Es un recurso de la policía decir los antecedentes. “Si tiene antecedentes es sospechoso” “Si tiene antecedente hay una alta probabilidad de que cometa este delito que le estamos imputando”. Y ese caso era un caso clarísimo de gatillo fácil. Por más que ese pibe haya sido, Robledo Puch, igual era un caso de gatillo fácil. Pero el hecho de publicar sus antecedentes, lo desmerecía y le daba argumentos a la gente que lo justifica. Y finalmente se resolvió publicando los antecedentes, por que el diario no es mío, si me dan una orden, que voy a hacer... Lo que yo después pensé es que hay otras formas de decir las cosas. A veces nos bajaban la orden de publicar una estadística de la policía y decís “no, estos datos son una mentira”. Decía que la gente tenía una buena imagen de la policía. Y sabés que eso es mentira, que es una operación. Y bueno ¿cómo podés publicar eso y no quedarte amargado? Entonces lo que hacíamos era publicar pero señalar que era una información de la policía. Y no quedaba titulado “la sociedad tiene una buena imagen de la policía”, sino que decía “La policía dice que tiene una buena imagen”. Entonces apelamos al lector que seguramente se daba cuenta de la situación. En ese tipo de recursos hay que encontrarle la vuelta, en el caso de la información policial. Ahora pienso que la publicación de la sola versión policial ha cambiado. _ ¿Cómo es la relación con quien te informa una fuente oculta? Obviamente que la fuente te condiciona. El tipo que te pasa datos algo te va a pedir. Me acuerdo cuando estaba en policiales que había un tipo que era muy buena fuente. Las mejores fuentes en la policía son los policías que tienen algún tipo de resentimiento, entonces te cuentan lo que la policía no informa. La policía tienen una estrategia de comunicación, para eso tiene una oficina de prensa, manda a los medios de comunicación información, obviamente los hechos donde intervino la policía. Claro que todo eso no agota la información que ocurre en la ciudad. El 90 % de las cosas que ocurren no te enterás. Podés enterarte si tenés otra fuente. Te podés enterar por organismos de derechos humanos, por vecinos que llaman, pero sobre todo te podés enterar por policías que te informan bajo cuerda. Entonces me acuerdo de este tipo que pasaba datos muy buenos, en la época que estaba el caso del violador del centro y estaba detenido este chico Riboldi. Después se comprobó que no tenía nada que ver, un chico al que inclusive condenaron y luego se comprobó quien era el verdadero violador y el cana que pasó la información acertada se reía. Pero bueno también era para tomarlo con pinzas porque

este tipo odiaba a quien en aquel tiempo era el jefe de seguridad pública que era el que sostenía que Riboldi era el violador. Y bueno de repente este informante te mandaba algo de su sección, que era Policía Científica, y lo publicábamos. Pero son muy pocos este tipo de fuentes, en general el comisario no te va a dar una información que perjudique a la policía y después en el caso de los jueces son lo mismo que la policía. Tenés que tener a alguien que informe. Yo tenía una fuente judicial que era alguien que estaba en tribunales, tenía un puesto importante, y estaba marginado, estaba en contra tenía de una posición política.

_ ¿Qué importancia le das a la fuente primaria en la investigación? _Le doy importancia porque obviamente que el cable viene ya formateado, lo que te viene no es el hecho como ocurrió sino el hecho cómo lo relata la policía o como lo relata quien sea. En la redacción se ve muy poco el hábito de intervenir o de buscar fuentes primarias. Este diario tiene una buena sección de policiales ahí uno ve que los periodistas salen a la calle. Pero en otras secciones ves que no salen ni a la puerta. En una sección como política, en la cual yo nunca trabajé pero debe ser difícil trabajar ahí. También se me ocurre que podés desmarcarte un poco. Me parece que el periodismo político es muy malo acá en Rosario. No veo un buen periodista político de investigación. _ ¿Cuánto tiempo te otorga el diario para investigar? ¿Podés proponer un tema en cualquiera de las secciones? _En general las investigaciones más importantes que hago no son para diarios sino para libros. En general cuando se plantea un libro hay una fecha de entrega, que se conversa con el editor y en función de eso me organizo. Ahora en el diario estoy en el suplemento Señales, soy el editor del suplemento. El suplemento es un suplemento pequeño, con información cultural. _ ¿Las investigaciones en el diario tienen un algún incentivo económico? Creo que no. Incluso hay muy poca valoración de la misma investigación me parece. Es difícil que si estás investigando algo te aparten de lo diario. Es difícil encontrar una crónica, crónica en el sentido de un texto extenso con investigación, en la prensa escrita. _ ¿Te parece que sería útil preparar a un grupo para investigar? _Si, seguro. Por ejemplo en el 2001 se publicó acá una nota sobre las Cajas Negras de la Policía. La primera nota, apareció firmada como equipo de investigación. Pero en realidad no existía un equipo, era Hernán (Lascano) digamos, por que el tenía el contacto con el que pasaba todos los datos, ese fue un informante buenísimo también. Que era un tipo que había llegado muy alto, o sea que había participado en toda las trapisondas policiales, pero en un momento es como que se apartó y comenzó a

hablar digamos. _ ¿Hay una conciencia de quienes se dedican a investigar dentro del diario? _No, lo único que hay, lo que podés ver es algunos periodistas que investigan. Lo que te quiero decir es que producen mejor las notas. Y bueno, son pocos. _ ¿Respecto al caso de las Cajas Negras, te parece que el aporte económico de la provincia al diario puede incidir en el control de la actividad de investigación por parte del diario? _Complica en el sentido de que puede incidir en una nota, que se pueda publicar el nombre de un comisario, de un alto jefe, de que la denuncia se publique completa o no. Por que esos tipos no hablan con los que hace la nota, hablan con los dueños, con los responsables de la redacción, ni se molestan en apretarte, no necesitan pasar por eso. _ ¿Y con el resto de los aportes comerciales puede pasar lo mismo? _Si, en algunos casos si interfieren. Me acuerdo de una vez que alguien denunciaba que en el hipermercado Libertad la hicieron desnudar. La nota salió, pero después vinieron del hipermercado libertad, sorprendidos de que habían publicado esa nota porque eran auspiciantes. Después una mujer que había denunciado de que había encontrado una rata en una leche Sancor. Esa nota salió porque ya había salido en otros medios, pero habían llamado de Sancor, para plantear que era imposible. Yo tenía duda sobre e se tipo de denuncias. Hay denuncias que son inverosímiles. Y ahí bueno lo que incidía también era el hecho que los otros medios, la televisión , lo sacaba, y cuando está instalado el tema, eso atenúa el poder que pueda tener alguien para ocultar, que esté la información circulando, de alguna manera, te obliga a sacarlo. _Me decía la abogada del Sindicato de Prensa Rosario, Florencia San Julián que no advierte denuncias sobre censura previa en los diarios... _Lo que pasa es que por ahí no son cosas puntuales sino que son cosas que ya están instaladas, por ejemplo, que no se le pueda pegar al jefe de la policía de la provincia. Yo me acuerdo que en un tiempo se instaló, y no era que un día en particular no se le podía pegar al jefe de la policía de la provincia, no se le puede pegar a esta persona, ni hoy, ni mañana , ni pasado y el año que viene vamos a ver que se yo. Es una situación que tiene muchos factores, puede cambiar según la situación política, como es la relación del diario, con la empresa, con el gobierno, también incide mucho a situación con el contexto, con la actualidad. Al jefe de la policía puede pasarle algo que modifique eso, o al revés, que la agrave, no hay una cosa puntual. Después también me acuerdo de una época de que hubo unas elecciones internas en San Cristóbal y ahí se armó todo un escándalo porque la lista opositora denunció que le estaban haciendo escuchas telefónicas, y se comprobó que efectivamente era cierto, y que había policías implicados en esas escuchas. Después, hubo como una especie de ofensiva de San Cristobal

donde desacreditaron la denuncia. Me acuerdo que tuve que ir a hacerle una nota al presidente de San Cristóbal que era el principal perjudicado, era indefendible, digamos, pero después bueno el principio del diario de escuchar las dos campanas se impuso. Luego ese tema desapareció. Otra vez hace ya bastante, intervinieron la policía Unidad Regional 6 de Villa Constitución, fueron la TOE y accionaron sorpresivamente, por una denuncia que había sobre el jefe de esa Unidad Regional. Y bueno yo hice la primera nota y después me dijeron que no me ocupara más de ese tema y lo siguió otro periodista que era amigo de ese comisario. Y le hizo una campaña donde ese comisario era una especie de Santo perjudicado por oscuros intereses. _Si ya adjuntaste información ¿Se acude al sindicato para reclamar censura previa? No. Un diario es una empresa, es un negocio. La cuestión está en ver que tipos de negocios hace uno periodístico. Porque como todo sabemos no solamente hace negocios vendiendo diarios.

_Al postítulo fue a dar una conferencia Jorge Cecatto, gerente del comercial del diario La Capital y contó que el diario recibe cuatro millones de pesos en publicidad y un millón por parte de la venta del diario... ¿Te parece que el diario vende más cuando hay más investigaciones? _Desconozco las cifras de venta del diario. Me parece que no. Que no por que el diario no ofrece ese valor agregado. Tiene como una venta estabilizada. Digamos tendría que tener una estadística. Lo ideal sería tener las cifras de ventas y de cada ejemplar. Se que hubo un momento en que el diario sostenía investigaciones. Con las cajas negras fue un episodio. En la época de Reuteman como gobernador de Santa Fe se sentían más las presiones, que en la época de Obeid. Rossua - Jefe de Seguridad Provincia durante el mandato de Obeid - era un tipo que con todas las críticas que uno pudiera hacerle permitía información que no pasaba en los gobiernos de Reuteman. Me acuerdo una vez que hicimos una nota de gatillo fácil que nos presionaron (desde el Gobierno de Reuteman). Era una nota casi estadística digamos. En el caso de las cajas negras fue una investigación que tuvo una gran repercusión. Era como que había que sostener el tema, no se podía sacar de diario de un día para el otro. Después pasó porque la justicia dictaminó que no hubo ningún delito y que las cajas negras no existían. Hoy tenemos otra vez el tema de las cajas negras, por la denuncia del policía Raffo. Eso demuestra que esas investigaciones de la justicia son una fantochada. No hay que creer en la justicia. Uno escucha a la gente que fue víctima de delitos y dice “creo en la Justicia”. Hay que decirle que no crea en la Justicia. Fíjese lo que ha pasado, fíjese lo que pasa con las investigaciones. Esto que pasa en periodismo, se traduce en la justicia, bueno en la Justicia quedan impunes. _ ¿Estimás que el acceso a la información desde Internet puede fomentar el aumento de periodismo de investigación en los diarios tradicionales?

_ Te diría que no. No mucho. Depende sobre todo de la actitud de los periodistas. Depende de que alguien lo tome. No basta con que alguien lo denuncie desde un sitio de Internet. Si no que se necesita que alguien lo retome. Me parece que en los diarios tradicionales hay muy poca actitud hacia eso.

Entrevista a Jorge Levit, secretario de redacción del diario La Capital Sobre la conducción periodística de la secretaría de redacción. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 8 de abril de 2009. _ ¿Cuál es la estructura jerárquica del área de redacción del diario? _Tiene un jefe de redacción, tres secretarios y subsecretarios. Esto es la secretaria de redacción. La conducción periodística del diario. Después están los jefes de sección o editores, que se encargan de cada una de las áreas. El jefe de Policiales, arma la agenda de los temas policiales, y se dedica a esa partecita del diario, aunque no quiere decir que este distraído frente a lo que pasa en el resto del mundo. A veces hay temas que son fronterizos, por eso todos los días hay dos reuniones de edición del diario, una a las once de la mañana y otra a las cuatro de la tarde. La de la mañana es menos numerosa y a la tarde sí se exponen todos lo temas, por ejemplo esos temas que son fronterizos, por ejemplo el dengue. El dengue puede ir en Información General cuando vale para casos del norte, puede ir en la sección Cuidad, cuando hay casos en la ciudad y puede ir en La región cuando aparecen casos en Villa Gobernador Gálvez. _ ¿Considerás que hay periodismo de investigación en los medios de comunicación de Rosario? _No. Hay intentos de hacer algunas notas de investigación, cuando se dan las circunstancias, pero no hay un equipo de investigación que diga “este mes vamos a investigar la falta de leche maternizada en los hospitales”. No surgen, por diferentes motivos, por problemas económicos, por falta de personal - a diferencia de algunos otros diarios por ejemplo, los norteamericanos que si lo tienen -. En el diario La Capital se hace el intento. En la sección Policiales se hace mucho, de separar a un tipo, como máximo, de dedicarlo a un tema y trata de investigarlo. _ ¿La causa de que no se desarrolle la investigación es la falta de personal? _Puede ser, ese es un motivo. Y porque todavía los diarios, son los únicos que, por su estructura, pueden investigar. En las radios y en la televisión es peor, cuantos periodistas tiene la radio LT8 - periodistas, no locutores- ¿diez, ocho? ¿Canal 3 cuantos periodistas tiene, cuatro, cinco? ¿Qué van a investigar? Entonces en Argentina, los únicos que pueden hacer investigación son los diarios. _ ¿Y en el caso donde no hay investigación, pero sí un seguimiento, cómo se definen los temas de este abordaje? _El editor, lo primero que tiene es la agenda del día. En Policiales, por ejemplo, se pregunta ¿cuál es el tema del día? ¿Un asalto? ¿Un robo? Después están los temas de seguimiento, por ejemplo el caso Beroiz donde hay un proceso judicial en el que siempre uno está alerta a si está por salir el

procesamiento o no está por salir el procesamiento o podemos hacerle una nota al asesino confieso de Beroiz. Cuando un tema es importante, el editor lo tiene registrado y lo va siguiendo. Primero para ver si se produce alguna información del caso que sea judicial y si no es así, producir una información. En el caso de un accidente donde hubo cuatro muertos, hay que ver si pasó en rojo, si estaba alcoholizado. _ ¿En la rutina periodística distinguís una recurrencia al seguimiento de una temática determinada? _Si, eso es lo que tratamos de fomentar. Investigación sería, si aparto a gente para que investigue qué pasa con los colectiveros que chocan mucho, si están borrachos, si las empresas escatiman en repuestos y ponen pastillas de freno de segunda, o indago el sistema laboral, el sistema de franco. Eso sería producir. _ ¿Qué sucede ante la posibilidad de seguir un tema que puede afectar los intereses económicos del diario? _Son muchos intereses. Tratamos de filtrarlos. Los diarios son empresas. Si viene un editor general de un diario y dice “nosotros tenemos absoluta libertad de autoridad y no tenemos ninguna presión” digo “bueno está mintiendo”. Eso aparte es obvio. Bueno es un problema de un diario, la redacción tiene ese problema de filtrar las presiones, comerciales, o no comerciales, políticas, editoriales. Acá cualquiera que pone un aviso de dos x dos y paga diez pesos se cree con derecho por acción u omisión de ese servicio. Sino sería imposible editar un diario, por que vivimos en una sociedad donde todo el mundo está vinculado. Acá trabajan cuatrocientas personas, todos tienen una vinculación. Entonces sería imposible editar un diario, si uno no filtra las permanentes y diarias presiones. _Estuve leyendo el proyecto de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales y hace referencia a este tipo de presiones comerciales _No, no la leí. _Uno de los puntos prohíbe que el Estado pueda designar arbitrariamente la publicidad oficial _Me parece bien. Lo que pasa es que el Estado es uno de los mayores anunciantes. El Estado ha utilizado siempre la publicidad oficial como un instrumento de presión. Si el Estado decide no publicar en un medio, le hace un agujero muy importante. Lo que pasa es que el Estado como es un anunciante, no sé si debería pagar lo mismo sin tener en cuenta la circulación. Por ejemplo, en la provincia de Santa Fe, en una FM de un pueblo de veinte personas pone un aviso oficial ¿eso es libertad de prensa? Está bien un apoyo, un estímulo, puede ser. Pero cuando se vive únicamente de la publicidad oficial, los condicionamientos son mayores. Y el Estado y los políticos utilizan la publicidad oficial para

presionar, o para recordar que son anunciantes. Nosotros tratamos de ser ecuánimes y mostrar siempre las dos versiones de los casos. _ ¿Cómo te parece que se puede establecer un equilibrio en la rutina periodística entre el trabajo de campo y la recurrencia a las agencias de noticias? _Nosotros utilizamos la información de las agencias en temas internacionales y nacionales. En locales no usamos agencia, al contrario las agencias nos toman a nosotros. Sin embargo uno puede no depender de las agencias internacionales cuando tiene corresponsales en todo el mundo. Clarín tiene 6 o 7 corresponsales. Es difícil, en un diario del interior cuando no tenés tu corresponsal, tu fuente directa. La ventaja es que tenemos varias agencias y no estamos sesgados únicamente por las agencias norteamericanas. Reuters, inglesa, D.P.A alemana. A veces no hay más remedio. Sino serían costos imposibles para un diario como La Capital. Si me preguntas a mí como editor donde me gustaría tener corresponsal, yo te digo en Estados Unidos, Inglaterra, España, Italia y hasta uno en Medio Oriente. Clarín lo tiene. _ ¿Existe un reclamo frecuente del periodista porque los temas que proponen no se pueden investigar? _No, en general no. Yo te diría que el 99,99 % de todos los temas que se proponen se investigan. La mecánica de una sección, no es que soy periodista y pregunto qué hago. A veces pasa eso, en redacciones o lugares medios baqueteados. Pero teóricamente el periodista es 24 hs y él es el que debería proponerle al editor “tengo esta nota, tengo este dato” lo voy a seguir, lo voy a investigar. Cuando hay tiempo. A veces, la agenda es tan amplia, que no hay tiempo para eso. Entonces el periodista dice “yo tengo un dato” y contesto “pero yo tengo un accidente con cuatro muertos en el cruce ferroviario de Pérez”. El dato queda así en segundo lugar. Primero la agenda. Lo ideal sería tener más personal para decir “tengo gente para la agenda” y también para seguir tal tema. _ ¿Cómo te parece que influye la pluralidad de medios en sus productos informativos? _Genera inmediatamente un efecto de mirar lo que hace el otro. De una sana competencia por tener una noticia que el otro no tiene. Mejora la calidad para nosotros que somos trabajadores de prensa, de nuestra situación laboral. Indudablemente. Primero hay más fuente de trabajo y segundo hay más competencia entonces eso hace que suba la calidad laboral. _ ¿Cuál es el estado de competencia de La Capital en Rosario? _A nosotros nos vendría muy bien tener una competencia fuerte. Mejoraría el producto. Fijate el caso de la competencia entre Clarín y La Nación. Permanentemente son los diarios más importantes. Pero esta muy lejos de nuestra situación.

_ Si se regulan los monopolios con la nueva Ley de Servicios Audiovisuales ¿cómo podría afectar esta situación a La Capital? _No sé. Acá en Rosario, La Capital, pertenece a un multimedio que tiene además a la radio LT8, que muchas veces nos critican y cuyos periodistas trabajan en otro diario, la mayoría trabaja en Página/12. Ahí por casualidad o por lo que sea, no hay una vinculación, como se dice monopólica entre lo que dice La Capital y lo que dice la radio. Si existe en Clarín. Clarín saca un tema y lo repite en radio Mitre, TN y todos los satélites. Pero acá no lo veo. A lo mejor no se han dado cuenta todavía (risas). Nosotros tenemos llegada, o imponemos agenda cuando tenemos un buen tema no porque nos repiten algunos del multimedio. Canal de televisión no tiene esta empresa, LT3 no es de La Capital, o es, o ya se vendió. No sé ¿vos lo notás? _Noto que otros medios leen literalmente los titulares de La Capital… _Pero, eso no se da porque haya una cuestión de cuerpo corporativo multimedio. Yo siempre hago esta misma broma, se las hago a mis alumnos de la Facultad: si un día trabajando en La Capital, yo me hubiera chiflado o hubiese hecho una broma y hubiera titulado “Lifschitz se tiró del monumento y se mató” esa noticia hasta las 8 de mañana es noticia en otros medios desde las 2 que sale el diario. Porque no hay capacidad operativa de ir al monumento y ver- aunque estando a 10 cuadras - . Entonces repiten, como un maestro ciruela lo que dice La Capital. Hasta las 8 de la mañana cuando aparecen del móvil diciendo que es mentira, es una broma. Es un ejemplo absurdo Y a veces como son tan orgullosos no dicen ni siquiera de donde lo están leyendo, parece que lo están diciendo de su propia elaboración. Eso es un problema. Como producen a la mañana los noticieros de los dos canales donde dicen “haber la agenda de La Capital”. Después siguen con lo que pasó a la mañana, pero no generan una información, no producen un informe como nosotros producimos los domingos, que no es investigación. _ ¿Te parece que si hubiese investigaciones en el diario, habría más volumen de venta? _Puede ser. Los cambios de hoy son muy a largo plazo. Si hay una noticia bomba, como “se murió Fontanarrosa” o “se murió Alfonsín” vendés diez mil diarios más. Y al otro día volviste a la normalidad. Obviamente que si mantenés el nivel de calidad por mucho tiempo eso va a tener un impacto en las ventas. Pero la circulación es un largo proceso de credibilidad con el medio, con la gente, por eso La Capital a pesar de sus altibajos periodísticos mantiene su nivel de lectores, por costumbre, por un buen desarrollo de noticias locales. A La Capital el lector no la compra para leer noticias Internacionales, compran La Nación o Clarín para eso que lo tienen mayor desarrollado. Nosotros no competimos con esta información, nosotros competimos con lo local. Instalamos como agenda un tema que después lo reproducen los demás medios, quieren ir más allá, está bien, lo siguen, pero lo instalamos nosotros ¿porqué no lo instalan los otros? Nosotros somos 80 o 100, siempre tenemos algún tema fuerte, y a pesar de que somos pocos.

_ ¿Cómo mejorarías la materia de investigación del diario desde tu puesto? _Mejorar la calidad de investigación, es una cuestión de recursos humanos. En La Capital, esto es una falencia, una autocrítica. Debería existir un grupo que investigue determinados temas, afuera de la agenda. Esta no es una fábrica donde hoy hacemos 25 bulones y mañana 26. Eso es lo que a veces no entiende la gente que está en otras áreas de la redacción. A lo mejor un periodista está ocho horas para escribir veinte líneas, y a lo mejor esas 20 líneas devienen de un trabajo de búsqueda de consultar fuentes distintas. Yo creo que se debería dejarlos apartados un mes a esos periodistas que investigan, pero bueno, no tenemos los recursos, la agenda nos supera. Estoy seguro que saldrían tres o cuatros investigaciones por año. Es una lástima, pero bueno.

Entrevista a Gad Fidel Kinori, Gerente de Recursos Humanos del diario La Capital. Gestión del Área de Recursos Humanos. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 27 de marzo de 2009. _ ¿Cómo funciona la gestión de Recursos Humanos del diario? _Nosotros como área de Recursos Humanos del diario, como de cualquier tipo de empresa, no por que sea una empresa periodística, hay dos cuestiones básicas: una que tiene que ver con todo el tema salarial de la gente, es decir, la liquidación de los sueldos donde fijamos todos los conceptos, seguimos los acuerdos con el Sindicato, lo que contempla a su vez todas esas normativas en la aplicación de las paritarias, los aumentos salariales etc. Es decir, que en ese sentido, se hace igual que en el resto de las empresas. Y por otro lado tratamos de fomentar determinadas cuestiones que acá si es importante en lo que tiene que ver con el diario, a veces los beneficios que se pueden obtener para el personal, capacitaciones, algunas cosas extras que a lo mejor no es tan común en las otras empresas y es más común en las empresas periodísticas. La posibilidad tener canje, u otras cosas por ejemplo: por ejemplo, un espectáculo que se va a dar ahora “Fuerza bruta” siendo empleado del diario tienen la posibilidad de adquirir la entrada a un 50 % del valor normal. Sino fueran empleados del diario a lo mejor es más difícil que lo puedan hacer con otras empresas. Es difícil que se den este tipo de beneficios. Puede haber otros pero no de este. _ ¿Qué lugar ocupa en la organización del diario el área de Recursos Humanos? _Es un sector de diario. El diario tiene varios sectores definidos. Uno es redacción, otra es la parte comercial, otra es la parte de impresión. Además de lo que es la parte de circulación y administración. Y hay dos secciones que brindan servicios a todos los demás: uno es Sistemas y Recursos humanos que trata todo lo que tiene que ver con lo laboral, todo lo que tiene que ver con legal. Y además buscamos otras cosas, esto comprende: cosas para el periodista, cosas para los vendedores, cosas para los operarios de las planta de impresoras, así que es amplio y es para todo. En general lo que buscamos es, si se incorpora una persona, nosotros inicialmente tenemos que

hacer todo el procedimiento que establece la ley: un examen preocupacional, el alta en la AFIP, tener un legajo de la persona, etc. Esto es lo legal y lo objetivo. _ ¿Con respecto a la redacción tienen algún planeamiento, algún objetivo? _ El planeamiento no, sí lo que tiene que ver con capacitaciones por ejemplo, hay una especialización para periodistas en el ámbito judicial. Entonces nosotros analizamos el costo, cuanta gente necesitamos llevar, y eso lo decidimos nosotros con el jefe de redacción y después el define los postulantes y nosotros ahí ayudamos en todo lo que sea la parte administrativa. O tratamos que participen en otros cursos. Por ejemplo si ahora hay vacantes de periodistas, la elección no la hacemos nosotros. Nosotros podemos juntar curriculum, se los damos al jefe de redacción, por que es un tema muy específico. En el trabajo del fotógrafo no somos nosotros (RRHH) los especializados, pero si la jefatura de fotografía. Es más fácil para nosotros buscar uno administrativo que buscar uno de redacción. _ ¿Cuáles son los parámetros generales para buscar al periodista, según su participación en la selección? _Hay dos: uno es buscar gente sin experiencia o de muy poca experiencia. Para darle una posibilidad a que se desarrolle. La otra es buscar gente que esté más profesionalizada. En el caso del fotógrafo nos pasa en este momento, que hay uno enfermo otro con licencia, se produce un bache de personas. Lo que vamos a incorporar es un personal temporal hasta que retomen. Entonces lo que la gente va a necesitar es un fotógrafo con experiencia. Porque si yo tomo uno nuevo, que es la primera vez que trabaja en fotografía y más en la periodística, tenemos un tiempo de aprendizaje que no lo podemos esperar. Entonces en esos casos vale la experiencia de gente que tenga 3, 4, 5 años desarrollados como profesional. Si alguien dice, “quiero empezar a trabajar con algunos chicos jóvenes en la parte de Deportes” ya esta sección tiene muchas ventajas por que como hay mucha variedad. En fútbol tenés la división por sección A B C, entonces vos podés empezar a trabajar con jóvenes en los puestos más bajos “andá a cubrir Argentinos de Rosario” decís. Yo trabajé en el diario El ciudadano cuando se inició, entonces conozco mucho esta tarea de iniciarse. _ ¿Hay grupos para la investigación periodística? _No. Acá no. Puede haber un seguimiento de algún tema especial. Me acuerdo que hace poco hubo un seguimiento del tema de la Efedrina pero fue el jefe de la sección el que siguió determinado punto del tema. Hoy si no sale nada del caso te das cuenta porque no hay seguimiento más allá de lo que fue puntualmente durante dos o tres semanas. _ ¿Por qué te parece que no hay un grupo dedicado a la investigación?

_Lo que pasa es que también depende mucho más que de recursos humanos, de una cuestión editorial, del director. La definición de si se quiere tener un diario de periodismo de investigación o una sección específica de la materia, tiene que ver con los recursos que se asignan, con el presupuesto. No hay definición en este caso del directorio, para tener una sección especializada. _ ¿Existe algún tipo de motivación económica para quien sigue un tema? _A lo mejor falta. Al no haber un planteo estratégico sobre el tema tampoco hay un planteo para decir “el que sigue esta nota, por esta nota especial habrá un extra o no”. Como no está planteado, tampoco esta pensado desde recursos humanos cómo fomentarlo. La realidad es que muchos periodistas quieren ver reflejado en el diario lo que hacen todos lo días. L a investigación implica estar dos meses haciendo algo para que saga una sola “notita”. _ ¿Cuánto hace que trabajas en este área? Desde Junio de 2007. _ ¿Cuáles te parece que fueron lo logros del área en el trabajo con el personal? _Principalmente el sentido que se le ha dado a Recursos Humanos, en los últimos años con lo que yo traté de imponer, es que sea justamente un área de servicios. Que la persona que tenga un problema, lo pueda plantear, sea de salud, sea económico, de ajustarse sus vacaciones con determinadas cosas etc. Que sea un lugar donde la gente pueda pedir sus cosas personales, recibos de sueldo, que cuente con los mismos. Creo que eso cambió. _ ¿Cuál te parece el reclamo más habitual del periodista? _En general, el salarial. Nunca está conformes (risas). Que es un problema en Argentina, más allá del periodista. Tiene que ver con la educación, con los costos del día a día. Después los demás tienen que ver con mejorar la infraestructura de trabajo, sean los escritorios, las computadoras etc. Lo demás no, cuando salen a cubrir temas fuera de la ciudad tienen cubiertos los gastos. Después los conflictos humanos: que este no le gustó como le puso el título el otro, que el jefe lo mandó a hacer eso y no era lo que ellos querían o que se sienten presionados por los jefes porque tienen que hacer esta nota y no quería. O que escribió toda la nota y no salió al día siguiente. _ ¿Cómo reclama un periodista que no salió su nota? _Eso no es un tema del área de recursos humanos. Eso es un área del grupo de trabajo, donde hay un jefe, un subjefe, hay secretarios, hay toda una estructura en la redacción que se tiene que hacer. Yo podría intervenir desde el área de recursos humanos si veo que una persona escribió 50 notas seguidas y no sale publicada ninguna, que puede estar pasando, haber si es cierto o no es cierto, porque

todas las cuestiones quedan claras. A veces unos dicen “no salió mi nota” y resulta que no servía o que usaron un párrafo que resumía el resto, esas son cosas que se hacen en forma operativa y no están circunscritas acá. _ ¿Cómo se compone el salario de los periodistas? _Hay escala salarial. Primero hay un convenio colectivo de prensa. Los periodistas están, muchos, no todos, bajo un gremio en este caso del sindicato de prensa. El periodista de por sí tendría que tener una matrícula, te diría que la mayoría ni la pide, a la mayoría le es suficiente estar trabajando acá, en un diario. Hay escala salarial de acuerdo a distintas cosas. Esa escala salarial, la estipula el periodista desde el año 46' y la continúa el convenio colectivo que hoy esta vigente para Rosario y alrededores por el Sindicato de Prensa. Es decir, no podés empezar a trabajar en la categoría de redactor por que en principio tendrías que ser primero aspirante. A menos que tangas no se, tengas 10 años de experiencia por trabajar en distintos lados y te opongas, por que no te parezca que primero tenés que pasar a reportero o cronista. _ ¿Cual es la clasificación en la escala salarial? _Aspirante, reportero, cronista, redactor, y esa escala tiene su correlato en la escala salarial. _ ¿Hay un objetivo para motivar un tipo de trabajo o tarea? _En algunos casos sí, en algunos casos no, en algunas muy puntuales. Hay ciertas cosas que las pueden hacer todos y no uno solo. Te doy por ejemplo una excepción: el ilustrador. Porque ese ilustrador no cumple los horarios normales y comunes, es una tarea muy creativa, donde le dan un tema y el dibuja, entonces se trabaja distinto con esa persona. Si hay algún extra por algo específico, por ejemplo a un diseñador gráfico que haga algo fuera de lo común, cobra un extra por esa tarea. _ ¿Y por los títulos que pueda tener un periodista? _No, el convenio habla de un 10 % por título universitario, solamente. No comprende los títulos terciarios. _ ¿Cómo te parece que puede mejorar el producto periodístico en base a la tarea de Recursos Humanos? _No es solamente a partir del trabajo de Recursos Humanos. Digamos es la definición a partir de la jefatura de Redacción sobre el producto junto con el directorio, y a partir de eso qué se necesita. Digamos RRHH buscaría apoyo para un tipo que corrija errores de ortografía, otro que hable de literatura para mejorar tal cosa. Nosotros tenemos un proyecto de dar clases de ingles ¿por qué? Porque tenés mucho material en ingles hoy en día por Internet. O por ejemplo, para los periodistas de

espectáculo escuchar las películas completamente en ingles, cuando la escuchas no es la misma información que la que tenés traducida en la pantalla abajo, lo que cambia el sentido de algunas cosas. Esa es una propuesta. El detectar el problema o detectar que le está faltando a un sector en este caso de redacción, ya es una tarea de jefatura de redacción. La jefatura de redacción ¿qué hace con nosotros? Dice “haber yo quiero concentrar en esto, yo quiero preparar a este empleado, entonces la secretaría de recursos humanos analiza los costos busca horarios etc. Una serie de cosas que ayuda a que eso se pueda hacer correctamente. También es un problema porque la mayoría de los periodistas le rehuyen a muchas capacitaciones. _ ¿Existe una relación entre la capacitación del personal y la rentabilidad del diario? _Tendría que haberlo lo que pasa que esto parte del directorio, y también por otra cosa. Lo que pasa es que por ejemplo nosotros el año pasado propusimos muchos cursos, no solamente de periodismo sino también de otras cosas, sobre el trabajo del grupo humano que tiene un jefe de sección, por que muchos de los problemas no son solamente por la escritura, el problema es muchas vences, como se dicen las cosas, coso se supervisa el trabajo y todo lo demás y la participación ha sido muy poca. Es decir, nosotros planteamos cosas pero si el otro no quiere ir, desde nuestro lado no tengo un poder de decir tiene que ir o ir. _ ¿Te parece que los diarios se venderían más si los periodistas estarían más capacitados? No sé. No tengo datos específicos para decirte eso. Eso sería más del sector comercial, pero por supuesto que es mejor que el lector actual, yo soy uno, creo que los errores de escritura no bajan la cantidad de lectores tampoco la aumenta, había que ver que otros incentivos hacen. Por supuesto que una mayor calidad de lectura hace que los lectores del diario se lo recomienden a otros. Pero no hay una política de determinados puntos. _ ¿Cómo comunica el periodista al área de Recursos Humanos si hay censura previa? _No hay censura previa. Lo que puede haber es que cierta nota salga o no salga. Pero es una cuestión del directorio y de la jefatura de redacción. No pasa por recursos humanos. Inicialmente, y tampoco pasa por el Sindicato. Digamos el Sindicato no puede definir que notas salen o no salen. O que nota a pesar que se hizo no va a ser publicada. En ese caso es una función que tiene el director periodístico junto con el jefe de redacción para definir que sí y que no. _ ¿No es un reclamo constante la censura previa? _No, no por lo menos que yo lo conozca abiertamente. No me lo ha planteado el sindicato de prensa que siente que su gente no puede escribir. O que se siente coartada su libertad de esa forma. Está claro que si trabajan en un diario, los medios tienen una afinidad política. Por ejemplo si trabajaras en el diario La Nación, su cuestión ideológica es muy clara, ante Página/12. Entonces si vos tenés una idea

más de derecha ¿vas a ir a trabajar a Página/12? A menos que quieras, adaptarte a ciertos moldes. Acá no hay una ideología planteada pero hay ciertos temas que se pueden tocar y ciertos temas que no se pueden tocar, eso pasa en todos lados. Lo que tiene que quedar claro es que no es a un periodista sino que es la política del medio. En general es por la política de la empresa y no por el periodista, a veces por el tema específico. _ ¿Quienes efectúan ese control? _Todo dentro de la jefatura de redacción. Tenés un jefe de redacción, cuatro secretarios y tenés subsecretarios, entre ellos forman unas ocho personas o nueve. Más editorialistas, más los jefes de sección. Ellos formarían la estructura de alguna manera, de corrección. Acá hay una reunión diaria que se definen que temas y que no se tocan en la tapa del diario, que temas o no se trabajan en cada una de las secciones. _ ¿La evaluación del desempeño también la efectúa la jefatura de redacción? _El área de recursos humanos puede proponer métodos de evaluación, pero la valuación es siempre directa entre el jefe y el subordinado directo. Yo no puedo evaluar tu tarea, por que no estoy con vos todo el día. Pero no tengo el día a día, el seguimiento que sí tiene que tener el segundo jefe, el jefe de sección, el editorialista, el subsecretario. _ ¿Cómo incide al presupuesto del diario, los gastos del trabajo de campo del periodista? _De los que consumen mucho son dos áreas. Una es fotografía, porque el fotógrafo saca una foto acá e inmediatamente ya está sacando en otro lado. Y a lo mejor un periodista está con un tema 3 horas y no tarda más que eso. El otro que consume mucho es el de deportes porque está dentro de la ciudad como fuera de la ciudad. El resto no hay una gran utilización, sección Ciudad trabaja moviéndose localmente, Información General utiliza las agencias. Se recurre mucho al contacto telefónico. El gasto empieza a ser realmente muy grande cuando se viaja afuera. Los viáticos de dos periodistas a Bs. As salen 800 o 900 pesos.

Entrevista a José Maggi, periodista de Rosario/12. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 18 de Marzo de 2009. _Juan Jorge Faundes122 considera que la materia del periodismo de investigación es la información que por alguna razón ha sido ocultada _ ¿Estás de acuerdo con esta definición? _Si. A veces el periodismo de investigación se encarga de relacionar elementos sueltos, a lo mejor lo oculto es la conexión. _ ¿En Rosario/12 hacés periodismo de investigación? _Si. _ ¿Existe un grupo de investigación? _No, porque la dimensión del diario es chica. Pero en general lo hablamos con el editor y con el secretario de redacción cuando hay un tema que vamos a investigar. _ ¿Y cuánto plazo te dan para investigar? _ Seguramente tiene que ver con la dinámica de trabajo. No es que me dedico solo a investigar. Es que no tenés todo el tiempo del mundo, tenés que ir haciendo todo a la vez, por lo menos en mi caso. Y a lo mejor tenés un día a la semana que se lo dedicás a la investigación. _ ¿Te parece que hay una motivación económica a la investigación por parte del medio? _ Motivación económica es el mismo salario, haciendo una investigación o siguiendo la nota sobre un Jockey. Ahora, cuando se producían los reconocimientos del centro clandestino de detención y uno tenía que ir y dedicarle horas y días a revisar expedientes también se nos apoyaba, se valoraba. Ese fue un sello distintivo de Página/12. En política de derechos humanos, ha tenido que hacerse muchísimos estudios entorno a lo que pasó en los 70 y eso es básicamente el apoyo. _ ¿Alguna investigación que quieras remarcar?

122

FAUNDES, J.: op. cit.

_La de la fábrica de armas de Domingo Matheu. Un expediente judicial que llegó a nuestras manos rescatado por viejos militantes de los 70', donde había discursos, hasta expedientes, con las declaraciones originales. Esto nos permitió rearmar rápidamente como funcionaron quienes estaban acusados allí y ello derivó en una causa judicial que ya está pronta a ser elevada a juicio con fecha para fin de año y para año próximo. Para eso dedicamos bastante tiempo, la documentación que conseguí sirvió mucho para mostrar que era y que no era. Y de otros centros de detención como La Calamita, el relato que hicieron algunos represores como (Eduardo) Costanzo que por primera vez habló públicamente en esta radio (LT8 Rosario) y en Rosario/12 acerca de sus responsabilidades. Todo eso demanda muchísimo tiempo, muchísimo espacio para ordenar los conocimientos adquiridos y volcarlos en un momento, todo junto y ordenadamente. _ ¿Notás en la redacción de Rosario/12 un hábito a acercarse a las fuentes primarias? _Creo que los medios electrónicos y la posibilidad de conseguir alguna información hace que se repitan. La urgencia y la metodología de trabajo, hace que hoy seguramente 3 personas puedan hacer una edición. Es decir, tenés todo en Internet. El modo en que se plantea hoy tecnología hace que cortando y pegando de Internet pueda sacarse una edición. Que no va a ser distinta a la que veas en todos lados. Esta posibilidad antes la tenían os diarios donde la diferencia era notable. Creo que el ser humano tiene inclinación hacia la comodidad. Me parece que hay que estudiar esa deformación. Pero es como está planteado en la empresa. Yo no sería duro... cuando vos sos periodista y tenés que llenar tanto espacio, la urgencia y el jefe diciendo “cerrá, cerrá” lo entendés. Si hay para hacer una página tres personas es una cosa y si hay una es otra. Yo no iría al corazón de la forma como lo planteas, ¿son cómodos los periodistas y no salen a la calle? Yo lo plantearía cómo una empresa se plantea qué calidad de periodismo ofrece. Y creo que a la empresa, en general no le interesa. _ ¿Te parece que la inclinación de la empresa al negocio de la publicidad perjudica el desarrollo del periodismo de investigación? _No creo que el enemigo del periodismo de investigación sea el anunciante. Creo que puede ser cualquiera que tenga algún interés de que eso se conozca. Creo que a veces los factores de poder pueden tener interés en que no se sepa. Puede ser por un gobernador en ejercicio o un vicegobernador, el presidente de un centro comercial, o un concejal. _ ¿Te pasó el hecho de tener presiones por investigar una cuestión que afectaba a algún auspiciante del diario? _El que trabaja en periodismo tiene que aceptar las presiones. Cuando no tenés presiones es porque trabajas con un material que no le interesa a nadie, seguramente esa investigación no jode a nadie. El que piense que esto es un jardín de infantes se equivoca de profesión. _ Mariela Mulhall, periodista del Ciudadano, me comentaba, en referencia a la

administración de Eduardo López en el diario, no solo la presión por parte de los intereses económicos del medio sino de los condicionamientos laborales que pueden afectar a la investigación... _Bueno, ellos tenían el gran problema de que Eduardo López tenga un diario. Yo no veía a la sociedad revolviéndose de que Eduardo López tenga un diario. Tampoco veía a la sociedad revolviéndose de que López tenga un club. Y eran los compañeros laburantes de El ciudadano los que sí se indignaban y tenía que seguir ejerciendo su profesión. Teniendo un tipo como López con el sello mafioso que tiene. Digo dejarle como responsabilidad e indignación pública a los periodistas por quienes son los dueños de los medios me parece injusto. La gente se tendría que indignar de esto. Y creo que la gente se desliga de eso. Y queda en el periodista la indignación y el asco. Me parece que el asco por los medios de comunicación debería ser un compromiso generalizado, _ ¿Cómo te parece que debería estimularse el periodismo de investigación dentro de los diarios? _Con otra política de empresa, con tiempo, con premios, con apoyo. Hoy creo que en general se hace el choque de la esquina y la investigación y se convive con eso por que es la forma en que debemos ejercer la profesión. Yo no me banco el análisis intelectual o catedrático de como se ejerce la profesión, hay que estar todos los días en el diario, cerrar una edición. Porque en todos los diarios se tiene que hacer periodismo. No soporto al que tiene una mirada excelsa en la que cada vez que vas a escribir tenés que ser como Rodolfo Walsh, ser periodista es ser todos los días.

Entrevista a Alicia Simeoni, periodista de Rosario/12. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 29 de Octubre de 2008. _Jorge Fontevechia, director del diario Perfil, percibe que a partir de 2001 hubo más obstáculos para investigar respecto a la década del 90'. ¿Notaste esta variación? _Creo que hay que analizar cada situación en particular. Qué hecho y que no está investigando... Creo que el enfrentamiento Perfil/Gobierno como el enfrentamiento Clarín/Gobierno en su momento, absolutamente son enfrentamientos políticos muy fuertes. Eso para dejar sentado de un principio. Son grupos económicos y políticos muy fuertes que se enfrentan de esta manera. Es más, casi al calor del enfrentamiento con el grupo Clarín sale este anuncio de la posible Ley de Radiodifusión que todavía no conocemos proyecto alguno y tenemos como integrante dentro del Sindicato de Prensa integramos la Coalición por una radiodifusión democrática y nos da temor que pueda naufragar, por la experiencia que significó en el conflicto con el Campo el envío de un proyecto de Radiodifusión que contempla las necesidades de una sociedad democrática. Más allá de la puja de intereses, hoy los medios de comunicación son lugar de neto poder político y económico. Sí, por un principio de democracia estamos de acuerdo en que la publicidad oficial debe llegar a todos los medios. Perfil, Fontevechia, me parece que es bastante parcial. En su apreciación él se queja por el recorte a Perfil pero jamás se lo ha escuchado decir que la publicidad oficial tiene que llegar de una manera mucho más democrática, llegar a los medios pequeños, a los medios comunitarios, llegar a los medios que cumplen una función social, de esto nunca se lo ha escuchado hablar. Entonces se transforma en puja de intereses. _ ¿Desde cuando trabajás en Rosario/12? _Hace 16 o 17 años. _ ¿En algún periodo te parece que hubo más libertad para investigar? _Desde que yo trabajo en Rosario/12, en realidad no, no marcaría un periodo. Marcaría en tal caso las dificultades que uno tiene para investigar que tiene que ver con el terreno en que uno se mueva. Yo he trabajado mucho en tema de derechos humanos. En tema de derechos humanos por su puesto que toda investigación se hace difícil, hay muchos elementos que no se encuentran, que han desaparecido, que los han destruido y creo que en eso hay un gran parate. También hay un gran parate en todo lo que tenga que ver con la cuestión judicial. El poder judicial, yo casi te diría que por esencia es refractario con las relaciones con el periodismo. Si bien en los últimos años con la presidencia del Dr. Safaroni, también con el Dr. Lorenzeti se han planteado algunas cuestiones en cuanto a la importancia de las relaciones con el periodismo yo te

diría que esto en el poder judicial sigue siendo un factor discrecional de cada juez. Es decir los jueces hablan o no hablan según su propio criterio. Yo te menciono la justicia por que en realidad hoy la justicia en los distintos ámbitos, provincial como en los tribunales federales son caja de resonancia de todos los problemas que se dan en el seno de una sociedad tan conflictiva como es la nuestra. Ya sea en el foro penal, en el foro civil, en el foro comercial, en los juzgados que tienen que ver con la niñez, en los juzgados de familia. Entonces, si son caja de resonancia de las historias que suceden en la sociedad, es lógico también que sea una cuestión de interés público, de interés de la sociedad de acceder a esa información. La información judicial, siempre, como generalidad, cuesta obtenerla. No me estoy refiriendo a violentar las leyes vigentes, cuando abren un secreto de sumario es casi seguro que un Juez te va a decir “no puedo hablar por que es secreto de sumario”. Pero más allá de eso, nos ha pasado y no lo digo únicamente por mí sino por que yo trabajo en el Sindicato de Prensa Rosario en el ámbito de la Libertad de expresión y formación profesional y acá recepcionamos todas las que son denuncias o dificultades para acceder a la información. Creo que en el caso del poder judicial es una gran traba. Todavía está este criterio, esta tradición de los jueces que dicen que ellos solo hablan por su sentencia. Eso es arcaico, limitativo y diría que hasta profundamente antidemocrático. Quisiera saber que van a decir los jueces que solo hablan por su sentencia cuando se produzcan los juicios orales, que esta es la única provincia del país donde todavía sostiene los juicios por escrito. Y también hay temas de investigación indudablemente que son mucho más conflictivos que otros. Por ejemplo, los temas relacionados con los delitos de lesa humanidad, donde hay involucrado militares, donde hay involucrado policías, civiles que han tenido profunda relación con las fuerzas paramilitares o parapoliciales con la represión. _Con respecto a las investigaciones de temas relacionados con delitos de lesa humanidad ¿recordás alguna que hayas hecho y permaneció durante un tiempo en publicación? _Yo tomo contacto con una mujer que fue testigo en el juzgado federal. Ella había visto como en el cementerio de San Lorenzo, camiones militares descargaban bolsas grandes del tamaño de un cuerpo en una parcela. Fue en el 76. La señora tendría unos 50 años, cuando fue a llevar flores al cementerio, con su sobrina, con uno de sus hijos y vio como desde camiones de militares, con la aclaración que cuando yo fui a la zona del cementerio, hablando para saber quien era el florista en ese momento, digo quienes estaban en aquel momento, todos los testimonios indican que hacían salir a la gente cuando vaciaban los camiones militares. Ella estaba en un sector que no le dijeron nada y cuando vio entrar a los camiones y la descarga, bultos en bolsas de nylon, se escondieron con los chicos hasta que se fueron los camiones. Ella dijo que en aquel tiempo hacia frío, así que se pensó, desde el juzgado que sigue investigando, que fue desde fines de Abril hasta Julio y Agosto. Por que es importante esto, por que también es importante determinar cual es la población de desaparecidos que se iba a buscar en ese lugar como después se comenzó la búsqueda por parte del equipo de antropología forense, el mismo que ha escavado en Córdoba, en Bolivia, en países asiáticos, son quienes recuperaron el cadáver del Che Guevara.

_ ¿Cómo publica Rosario/12 esta información? _El medio publica la tapa con una foto del sector que la señora señalaba, el que ella había visto donde los camiones habían descargado. Por su puesto estaba cubierto de yuyo cercano a lo que había sido el crematorio en el cementerio. En ese momento, cuando yo hice la nota con la señora, de la cual se me pidió reservar la identidad por que ella tenía muchísimo miedo -pensá que ella hizo esta denuncia casi 30 años después- convencida por su sobrina adulta que en ese momento estuvo con ella y era pequeña de que tenía que declarar. Patrocinada por el equipo de Derechos Humanos, yo tengo la posibilidad de ir con ella y con uno de los abogados al cementerio donde ella marca el lugar, nuestro fotógrafo lo registra y en realidad sale en el diario ante que el juzgado mande a hacer las declaraciones. _ ¿Investigás sola o con un equipo? _A veces se combinan cosas con algunos compañeros. Los recursos no son siempre muchos y en realidad dependen del tema temporal. Por que es raro que los editores entiendan que necesito dos semanas para investigar. Mientras tenés que seguir publicando otras cosas. En Rosario/12 hay un equipo chico de investigación. Pero en el caso de Clarín, tiene su grupo de investigación. Horacio Versbiski -Página/12 - tiene su grupo, no trabaja en el día a día, tiene un equipo de gente trabajando para él. _ Y en el caso que mencionabas ¿cómo se organizó la investigación? Yo seguí puntillosamente el tema hasta que fue identificado el primer cuerpo, en realidad el único que fue identificado hasta ahora perteneciente a un joven, tenía 23 años, Lozada de apellido y era de la provincia de Córdoba. Fue asesinado después del intento de copamiento al Batallón 121. El pertenecía al ERP, al Ejercito Revolucionario del Pueblo. Este chico había salido de su casa en Córdoba, y sus padres no sabían de él. Cuando lo matan, cerca de Roldán, lo mata un grupo de tareas a él y a otros dos compañeros con quienes huía y es enterrado como NN en el cementerio. La investigación científica fue llevada adelante por el equipo de antropología forense y por un grupo de historiadores que todavía está dirigiendo Mariela Aguila, directora de la carrera de historia de la UNR. Ellos hicieron una reconstrucción histórica, sobre cuál era el universo posible de desaparecidos que iban a ser enterrados en ese lugar. Cuáles eran los hechos históricos que se habían producido en ese lapso de tiempo que marcaba la señora. Digo, si una persona había desaparecido en el 75 o 73 esa señora lo había visto en el 76, no podían investigar a los 30.000 desaparecidos. Y por otra parte los antropólogos, arqueólogos y el equipo de antropología forense comenzaba las excavaciones que dio como resultado la existencia de, creo, 32 tumbas una al lado de la otra, en un espacio. Todo junto, en el cementerio de la ciudad de San Lorenzo, en el límite noroeste. Me equivoco y digo fosas comunes pero eran espacios separados. Los primeros tres que se exhumaron eran estos chicos, los otros dos se presupone, por que la identidad no pudo ser probada dado que no se pudieron conseguir familiares dispuestos a hacerse la prueba de ADN. La prueba se hace con familiares directos. En

cambio con Carlos Lozada sí. También fue publicada su foto como tapa bajo el título: La Identidad. _ ¿Cada avance en la investigación lo ibas publicando? _Hasta ahora se sigue publicando. Hace poco, por ejemplo, una de las publicaciones que se hace fue sobre una protesta de Derechos Humanos, porque hay pocos fondos para la investigación en el ámbito de seguir revisando el cementerio y lugares de la provincia donde cada vez más gente va denunciando que vio, que se enteró, que hubo enterramientos ilegales, clandestinos. Esto era sabido en San Lorenzo, en realidad nadie había ido a denunciarlo. _ ¿Cómo te acercas a la fuente en una investigación? _Te imaginás que cada vez que más avanzás en la investigación de tal o cual tema también más fuentes informativas tenés que te van tirando más y más datos. Luego hacés una correlación de eso. A partir de esto de la fosa de San Lorenzo, un testigo también, me indicó otro lugar que había sido sitio clandestino de detención. Bueno, digamos que pudimos llegar hasta ahí, verlo y fotografiarlo y chequeamos con algunas personas que presumíamos que podían haber estado detenidas en ese lugar, en esa estancia. Y el que reconoció ese lugar como el que había sido su lugar de detención, fue el ex canciller Rafael Bielsa. Pero se dio por un encadenamiento de conocer gente o datos, bueno se va dando así. Si vos partís de Operación Masacre, (Rodolfo) Walsh escucha jugando al Ajedrez en un bar de la ciudad de la Plata, que alguien dice “hay un fusilado detenido” y se refería a los fusilamientos de José León Suárez. A él le llama la atención esto y lo conectan con ese fusilado que en realidad seguía viviendo, no había muerto en aquel fusilamiento. Indudablemente, si el periodista no está con todos los sentidos alertas, atento, te pueden decir algo y a vos se te puede pasar por alto. Jorge Halperin, escritor de La entrevista como artesanía periodística dice que el periodista hace diariamente tantas entrevistas como tantas veces respira. Esa es una forma de construir contenido, con una multiplicidad de fuentes, asegurando todo lo que uno va a publicar. _ ¿Están dadas las condiciones laborales en un medio para investigar una fuente? _No siempre. A veces no le interesa al propio medio. A veces depende de una actitud personal del periodista. Hay que ser claro y consecuente y ver que hay medios que no le interesan. Y cortan el mail que llegó, pegan y se acabó la historia. Yo creo que en un medio como La Capital, la persona que hace una investigación, es por que realmente pone pulmón en eso, no porque el diario esté incentivando la investigación _ ¿Cómo ves esta tarea desde Rosario/12? _En Rosario/12 interesa eso, que se produzca, que se consulte y que se haga la diferencia. Hay otra política. Eso lo digo por escuchar a mis compañeros también. Los medios se mueven con fuentes,

con partidas, por que a medios los llaman para una conferencia y lo que diga el conferencista lo escuchan todos, pero hay que ver si todos escucharon lo mismo. O si alguien pudo captar algo que se dijo, con lo cual se podía derivar hacia otras cosas o seguir la investigación para otro lado. A lo mejor uno lo toma, el otro no produce nada, otro produce un poco y otro más. Creo que ahí está la diferencia entre la calidad de un medio y de otro. Por que hay hechos que son conocidos por todos los medios. En realidad yo no creo en el periodismo que no consulta la fuente. No siempre se hace investigación pero se hace tareas valiosas. Creo que también hay que marcar la ausencia de leyes de acceso de información en poder del estado para hacer investigaciones más importantes, que puedan ser importantes para la comunidad.

Entrevista a Juan Pablo Sarkissian, delegado del Sindicato de Prensa de Rosario y periodista del diario El ciudadano y La Región. Sobre el salario del periodista. El trabajo periodístico en la gestión de El Ciudadano. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 03 de Junio de 2009. _ ¿Qué grado de actividad notás en la ejecución de la censura previa por parte de la empresa periodística? _Bueno eso existe indudablemente y es un hecho que en definitiva es parte del quehacer periodístico, sobre todo si tenemos en cuenta que las empresas periodísticas son empresas y por lo tanto están pensadas para ganar plata. Entonces como no hay demasiados escrúpulos por parte de los empresarios periodísticos en afán de que la verdad salga a la luz, en el sentido de que haya una ética periodística, en el sentido de establecer la verdad o valores de justicia etc. muchas de las veces se cruzan estas cuestiones y hacen oídos sordos, se tapan los ojos, de algún modo se ejecuta esto que estuvo siempre, operaciones de prensa. Operaciones de prensa todo el tiempo hay pero tiene que ver no con la planta de los trabajadores sino con la dirección de la empresa. _ ¿Se dan concretamente reclamos por parte de los trabajadores cuando la empresa lleva adelante un tipo de operación a través de la censura previa? _En realidad nosotros no podríamos cuestionar si La Capital quiere o no publicar tal tema porque es una línea editorial. La estructura de los diarios, en general de todos lo medios, pero la de los diarios que es donde yo tengo experiencia, son absolutamente verticales incluso en situaciones como la de El Ciudadano hay un momento que son absolutamente verticales. Uno puede pensar a modo de metáfora en como construís la Tapa del diario, hay un momento que ya empezó la actividad y estamos produciendo una nota, estamos viendo a donde vamos a cubrir, eso al final del día se termina

ejecutando en dos o tres personas, que terminan decidiendo que evaluación hacen y que cosa va en la Tapa, y por que esto no sale, y para dentro, en el resto de las páginas es lo mismo, qué es lo noticiable? ¿Quien decide? Si tengo espacio para poner cuatro noticias y tengo cinco ¿qué dejo afuera? Más de una vez se te presenta el caso, en radio o televisión, donde escribís, y estás cerrando la edición y de golpe llega algo que es mucho más contundente, lo sacás, lo achicas, queda al criterio del periodista. Por eso digo que a final de cuenta siempre es una estructura vertical por más socializada que esté en el sentido de esta idea democrática. El reclamo puede aparecer en el sentido de que ningún periodista está obligado a escribir lo que su conciencia no le dicte, en todo caso lo deberá escribir personal jerárquico que tenga que ver con esta lógica, con esa idea, no es patrimonio mío. Ejemplo, hay una nota que yo se que no está lo suficientemente chequeada, que no se han respetado las tres fuentes como marca el manual de construcción de la noticia, yo me puedo negar a escribirla, no solamente firmarla, por la cláusula de conciencia, por que nadie me puede obligar a escribir en desmedro en términos despectivos, ahora lo que no puedo impedir es que otro de La Capital lo escriba. En todo caso yo puedo denunciar al medio como racista, o porque desinforma o porque no dice toda la verdad pero si alguien tiene plata para poner un diario, una radio o un canal de televisión no hay ningún elemento, y ningún instrumento para juzgar eso por si alguien lo quiere hacer. De hecho, hay periódicos, radio y televisión de corte fascista, en todo caso vos lo que podés hacer es denunciar de que estos son xenófobos o fascistas en todo caso estará dentro de los marcos de la ley más general. Es muy difícil reglamentar eso en tanto empresa, yo tengo un diario y escribo lo que se me canta. Los trabajadores pueden negarse a eso y de hecho sucede todo el tiempo. No hay reclamo porque en general la estructura gremial acompaña estas cuestiones y hacemos las denuncias públicas cuando se pretende obligar a los trabajadores a que hagan esto o lo otro. Ha habido casos... _ ¿Cuáles en particular? _Uno muy contundente, fue el de alguien que estuvo censurado muchísimo tiempo y quien fuera secretario general de ATE, Héctor Quagliaro que después fue distinguido como ciudadano ilustre etc., etc. Por un montón de razones Qaugliaro estaba vedado en las radios, la televisión y los diarios. La empresa puede decir que salga esto o que no salga, del mismo modo que un bar puede contratar mozas y no mozos porque le conviene. Eso sucedía y había acontecimientos que tenían que ver con la vida política de Qaugliaro que no aparecían ni en El Ciudadano, ni en ningún diario, y nosotros paralelamente hacíamos la denuncia de la censura. _ ¿Cómo respondió el medio denunciado? _Sencillamente con la indiferencia. Los comunicados eran oficiales firmados por el sindicato de prensa, por una comisión que hay de Libertad de expresión, son denuncias públicas, vía correo electrónico, vía volante, vía una revista, denuncias que en este diario o en esta empresa periodística esta o estas personas son responsables. Después en todos los actos públicos que hubiera o que hubiese,

en todas las reuniones protocolares, que tienen que ver con las distintas instancias del gobierno municipal provincial, y nacional, con la corte suprema. Cada tanto nosotros pedimos entrevistas con instituciones muy fragantes y planteamos esto, que es público y después los medios de comunicación darán cuenta o no darán cuenta, pero el planteo está. Nadie puede venir a decir, “bueno pero Uds. no plantearon nada" en todo caso uds. no dieron cuenta de eso pero que lo hicimos está todo registrado. Digo, hubo a favor de empresas de servicios, cuando Aguas era privada, y había omisiones porque Aguas ponía mucha plata, entonces no se le podía pegar, cuestionar la calidad del servicio. _ ¿Cómo es el proceso de control de la información por parte de los monopolios de las empresas periodísticas? _Uno de los aspectos muy interesantes del proyecto de ley audiovisual, es que va en contra de las vías monopólicas. Cuando solamente hay pocas voces, si el GRUPO CLARIN, si el GRUPO UNO, si TELEFE, dominan todo lo que es el espectro ya sea audiovisual y gráfico, estamos en problemas, de cualquier manera el proyecto es solamente para las empresas que tienen radio y televisión, lo audiovisual específicamente, no regula sobre diarios. Cualquiera puede tener un diario, porque eso es infinito puede haber tantos diarios como personas. En cambio el espacio radioeléctrico es finito y no hay lugar para todos, empieza y termina, entonces lo que hay que hacer es reglamentar eso y lo tiene que hacer el Estado porque no es ni siquiera propiedad del Estado es un bien de la comunidad internacional es un bien que hay un ente, una organización a nivel mundial que a cada país le da un espacio radioeléctrico que lo administra cada uno de los Estados. El Gobierno es un inquilino de turno que administra bienes de terceros. Lo que hace el Estado como razón de Estado, es regular del que modo aparece. Entonces este proyecto es muy interesante porque una de las cuestiones que plantea es desactivar esta visión monopólica, de que el tipo no tenga radio, revista y televisión o canales de cable, con lo cual hay una uniformidad. ¿Y donde aparecen estas cuestiones? Si tenés distintas voces, van a aparecer distintas cuestiones y el conjunto de la sociedad civil tomará la decisión de qué escucha qué lee, qué mira. Cuando nosotros hablamos de distintas voces no tiene que ver con lo que a nosotros nos gustaría sino para que todos escriban, esto no es para regular que los fascistas no escriban, si los fascistas quieren escribir que escriban, en definitiva es parte de esta concepción de la libre expresión . Pero lo que pasa es que también escriban los otros, quiero decir si hay una radio ,una televisión ,que no hace críticas a un servicio por la pauta publicitaria que haya otro que lo pueda hacer, o que le pueda hacer una crítica al gobierno sabiendo que tiene una pauta oficial, porque no?. De eso se trata, si hay algunos que quieran silenciar a Quagliaro, que lo hagan, pero que hay otro que lo pueda mencionar, si no rompemos esa lógica de monopolio, esta situación se consolida, se cristaliza y se ejecuta. Pero aparte de que es un derecho humano el tema de la Expresión, el Derecho a la información es un derecho humano, al romper esta lógica de monopolio establece posibilidades de incrementar más fuerza al mercado laboral en las empresas periodísticas, porque ? Porque un monopolio racionaliza los recursos humanos, los utiliza en sus diferentes partes, que después esto es de muy difícil funcionamiento. Que un multimedio tenga un canal, una radio, un diario, no siempre puede estructurar en el trabajo específicamente periodístico los recursos humanos, ellos lo que centralizan son administraciones, no digo que sea más sencillo, tampoco conozco, como es la administración contable,

pero pueden racionalizar esa cuestión. No es tan fácil que el tipo que labura en Clarín pueda abonar lo de TN y alguna radio que tenga el grupo. _ ¿Cómo afectó el traspaso de Vignatti del directorio de El Ciudadano al de La Capital, en el 2000? _Afecto desde el primer momento, porque lo primero que hicieron fue cerrarlo, lo cerró y estuvo 45 días parado. La lucha de los compañeros hizo que el diario se pudiera abrir. Nosotros venimos del año 98, y hemos pasado todas las etapas, bueno afecta a partir de ahí. _ ¿En qué condiciones se transfiere el diario a Eduardo López? _López aparece al principio del 2001 como en una transferencia, un acuerdo superestructural, hasta el día de hoy sin mucha claridad acerca de porqué López quería este diario, porque en general siempre hubo un menosprecio por el tema del producto, en realidad todas las empresas periodísticas tienen un gran menosprecio por el producto. Cuando hablo del producto hablo de esta cuestión de excelencia periodística, que en realidad es una deformación porque a mejor periodismo, te permite tener un producto de mayor calidad con lo cual hay una relación directa entre ese producto de mayor calidad y nuevos anunciantes, en general en Argentina está bastante bastardeado el tema. _ En el caso de El Ciudadano y La Capital ¿Cuál es la calidad de sus respectivos productos? _El Ciudadano al no tener una línea editorial clara está mucho más informado, dicho por los propios compañeros de La Capital, está mucho más armado, y tiene una calidad mayor. Porque en realidad todas las empresas periodísticas bastardean al producto, si el producto de La Capital no es peor tiene que ver con los propios trabajadores que cuando se sientan a armarlo, hay un umbral de dignidad, digo por más que uno cobre más, otros menos, o las condiciones de trabajo sean mejores, hay un umbral de dignidad en donde cada uno de los trabajadores trata de hacer el trabajo de la mejor manera. Entonces si La Capital no es peor de lo que es no es mérito de los empresarios, sino que es mérito de los trabajadores. La parte que uno le puede criticar y achacar a los empresarios, es que podría ser mucho mejor el producto y esa es la responsabilidad de ellos porque después bueno el trabajador también tiene su límite. Si me decís que no hay horas extras tenés que tomar gente, si el convenio dice que tenés que trabajar seis horas ¿por qué tengo que trabajar siete? _ ¿Te parece que está bien valorado económicamente el trabajo por hora de la investigación? _El trabajo de la investigación periodística está dentro del trabajo periodístico en si mismo. En todo caso requiere de una inversión más de tiempo. En ese sentido nosotros tenemos la Ley de contrato de trabajo, el Estatuto del Periodista y el Convenio Colectivo. En todo eso hay una serie de categorías

digamos. En el trabajo periodístico, sos aspirante, reportero, cronista o redactor. Esa son las cuatro principales categorías. En esas categorías vos cobrás de acuerdo a la escala de convenio del sindicato, que han convenido con las partes en el marco de las paritarias, que tiene un mecanismo muy complejo pero que dispara a cada una de las categorías que se notan en el salario básico, y el bolsillo, entonces está perfectamente tipificado el trabajo de la investigación periodística. No es que cada vez que hago una investigación tenga que facturar aparte, está dentro de mi trabajo, estamos hablando dentro de trabajadores en relación de dependencia, después hay fraude laboral de todo tipo, gente con monotributo, gente que factura como proveedor, bueno pero eso es aparte, eso no ilegal. Hay circunstancias donde son procesos en que por pedidos de los propios compañeros dicen “yo facturo”, está mal. Pero si no factura, no puede laburar. Entonces son procesos de transición. Nosotros tenemos un altísimo porcentaje de compañeros que están en situación de dependencia pero también es alto el porcentaje que están en fraude laboral, que están sostenidos en esta coyuntura también para no complicarle la vida al compañero. De eso se trata por que si no el compañero dice “bueno en estas condiciones no trabajo" y el empresario dice “bueno andate”. Esos pedidos lo vamos devaluando, son pedidos de consensuamiento, donde vas logrando arrancar a las empresas para que en un proceso relativamente corto a veces son seis meses a veces son dos años, que te lleva para que, no un caso sino cuatro, o cinco pasen a planta permanente. _ ¿Cómo está tipificada la investigación en la escala salarial? Eso esta dentro de las tareas. Las tareas del trabajo periodístico esta tipificado a partir de las actividades que realiza. Yo soy cronista y puedo hacer un trabajo de investigación, en todo caso para dentro de la sección, yo trabajo en la sección País/Mundo, bueno ya hay un trabajo que me demando dos jornadas de trabajo, para dentro de la sección y yo estoy capacitado por mi categoría de cronista para hacerlo, perfectamente. Un aspirante también desde el punto de vista de los recursos que tiene, puede ser que haya entrado hace tres meses pero está capacitado para hacerlo. Todavía en la escala del convenio. En todo caso, si esa persona puede desarrollar un trabajo de la investigación periodística, el jefe de la sección tendrá que elevar al consejo de redacción que cambie de categoría a esta persona porque si pudo hacer esto quiere decir que no merece estar en esa categoría de aspirante. El aspirante es alguien que todavía esta terminando de poner en práctica sus conocimientos que tiene respecto a su tarea y su actividad.

_ ¿Es conveniente la formación de equipos de investigación? Pero eso se arma de hecho. Dentro de la actividad, a veces son dos a veces son tres. Nosotros utilizamos mucho la contratapa para trabajar algunas cosas. Hay grupos fluctuantes y flotantes, el trabajo del periodista es bastante solitario, en algún momento se colectiviza pero después el que se sienta y lo escribe es uno solo. Digo te sentás y escribís una nota y la firmás y en realidad ¿de qué te podés hacer cargo?, de lo que escribís, pero también ahí hay una parte de diseño te sentaste con el diagramador para decirle “mirá yo quiero este formato, también te sentás con el reportero gráfico para

decirle “mira quiero esta foto a dos columnas pero quiero esta foto a dos columnas, con estas características”. Con lo cual hay todo un trabajo complementario que no aparece, en realidad tendría que estar firmado por el periodista el diagramador, el reportero gráfico. Hay un laburo de producción que excede al tipo que lo escribe. _ ¿Se estimula el trabajo en grupo para la investigación? _Todo el tiempo. Es impensado que Horacio Verbitsky escriba todos los domingos dos páginas en Página/12, y que lo imaginemos a Verbitsky haciendo todo ese trabajo solo. Yo a Verbitski lo conocí en el año 96' y el tiene una oficina, aparte de que a Pagina, no se si irá dos veces por mes, tiene una oficina donde trabajan periodistas, entonces el lo firma y tampoco ponen en algún lado producción ese grupo. Aunque en Página se utiliza mucho más eso de que hay notas que no están firmadas y se pone abajo "producción de:". Es impensado que Verbitsky pueda hacer solo esas notas, por el nivel de información dura que hay. Todo el tiempo se produce eso. De hecho en una sección donde funcionaba País, Mundo, y Economía y tenés cinco páginas todos los días y hay cinco personas, y decís “te alcanzaría”, y no. Resulta que nosotros trabajamos cinco días y tenés dos de franco, con lo cual tenés que organizar los francos. Es muy probable que un día haya cuatro personas y otro te toque tres, entonces tenés que armar un trabajo de equipo. ¿Cómo armás la agenda? Y en realidad no hay un trabajo investigativo ahí puntual, bueno el jefe es el que organiza esta cuestión. Hoy nos tenemos que juntar todos a las 4:30 por que por una cuestión de horarios cerramos primero la página de Mundo, porque lo de País todo lo que es Nacional, cierra un poco más tarde. Nos sentamos y hay todo una discusión acerca de que va que no va, una vez que cerramos eso que te puede llevar una hora o 40 minutos depende el día. Hay días que lo resolvés en 10 minutos porque no hay nada. Hay días que lo haces en una hora porque es un montón. Una vez que lo resolviste y lo ponés en práctica, listo. Y eso también es un trabajo de socialización.

Bibliografía
ALVAREZ T. y CABALLERO M.: “Vendedores de Imagen”, Barcelona: Paidos, 1997. BECHELLONI, G.: “Il mestiere di gionalista”. Sguardo sociologico sulle pratiche e sulla ideología della professione gionalistica” Liguori, Nápoles. BLAUG, M. “The Methodology of Economics”, Cambridge University Press, Cambridge, 2.* ed. , 1997, citado por LA GARZA E. GARZA TOLDEO E. CASTELLS, M. La sociedad red, Tomo I, Capítulo 1: “La revolución de la tecnología de la información”, Versión castellana de Carmen Martínez Gimeno, Alianza Editorial, Madrid, 1998 CHIAVENATO, I.: “Administración de recursos humanos: El capital Humano de las organizaciones” Mcgraw-hill, México (2007, 8ª edición) COHEN, Bernard: The Press and Foreing Policy. Princeton University Press, Prince- ton, 1963. Citado por MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD en “Efectos De Los Medios De Comunicación. Investigaciones Y Teorías” de. Paidos Ibérica, 1996 COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA LTD: “El fin del periodismo y otras buenas noticias” / 1era de. Buenos Aires: Editorial Lavaca 2006, Septiembre de 2006 DOLAN, Simon L., Valle Cabrera, Ramón, Jackson, Susan E. y Schuler, Randall S.: “La gestión de los recursos humanos: Preparando profesionales para el siglo XXI”. (2da Ed.). Madrid: McGrawHill/Interamericana de España, S.A.U. 2003 FAUNDES, J.: “Periodismo de Investigación en Sudamérica: obstáculos y propuestas". (2001) En Sala de Prensa Nº 32. Año V Vol2. FERRY, J-M. : “El nuevo espacio público” de. Gedisa S.A Segunda edición, Barcelona, España, 1995. FLAMHOLTZ E.: “Human resource accounting” edition Dickenson Publishing Co, Universidad de California, 1974. Citado por NEVADO PEÑA D. LOPEZ RUIZ V.: “El capital intelectual: valoración y medición” Person educación s-a, Madrid, 2002. GALTUNG, J, RUGE, M.: “The Structure of Foreign News, Journal of peace research”, vol 1, Milan, 1965. Citado por Wolf

GANS, HERBERT. “Deciding what’s news”. A Study of CBS Evenings news, NBC Nightly News, Newsweek and Time. New York. Phanteon Books, 1979. Citado por Wolf: op. cit. GARCIA CANCLINI. N.: “Gramsci con Bordieu”, Revista Nueva Sociedad Nº 71. GIMÉNEZ, Carlos María y otros.: “Costos para empresarios”. Ediciones Macchi. Buenos Aires.1997. GOLDING, P. y ELLIOT, P.: “Making the News”. London: Longman. 1979.Citado por Wolf GOMIS L.: “Teoría del periodismo”. Barcelona: Paidós(1991) Citado por Wolf KOTLER, P. ARMSTRONG G...: “Fundamentos de marketing”Pearson Educación, 8a ed. México 2008 LA GARZA E. GARZA TOLDEO E.:“Ciencia económica: transformación de conceptos” Siglo XXI, 1998 LAMBIN J.: “Marketing Estratégico”, Edit. Mcgraw Hill. Tercera Edición España, 1995.

LORETI, D. M.:”El derecho a la información. Relación entre medios, público y periodistas, Paidós, Bs. As., 1997 Capítulo 3, Cláusulas profesionales protectoras del ejercicio, ps. 71-100. LOZANO, E.: “De las audiencias cautivas a los consumidores nomádicos”, en: Rev. Diálogos, 1991. MALLO C. KAPLAN R. y otros.: “Contabilidad de Costos y Estratégica de Gestión”. PretinceHall Hispanoamericana. Edición 2000. MARTINI S.: “Periodismo, noticia y noticiabilidad” Norma, Buenos Aires, 2000. MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD: “¿Qué agenda cumple la prensa?”. En Graber, Doris A. (comp.). El poder de los medios en la política. Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano. 1986

PERROTINI H. I.: “La economía de la información asimétrica: microfundamentos de competencia imperfecta” Revista Aportes enero-abril, año/vol. VII, número 019 pp. 59-67 Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México, 2002 PIZARRO R.: “Responsabilidad civil de los medios de comunicación” HAMMURABI S.R.L 10 Bs As 1991 EDITORIAL

SACKMAN B. SUAREZ RODRIGUEZ M.:”Administración de recursos humanos: remuneraciones” Macchi,, Buenos Aires, 2000. SASTRE PELÁEZ, F.L: "La empresa es su resultado - El beneficio editorial y la contabilidad del conocimiento", 2006. Tesis doctoral accesible a texto completo en http://www.eumed.net/tesis/2006/flsp/ SECANELLA, P. "Periodismo de investigación" Madrid. 1986. Colección Status Quaestions. Ed.Tecnos.

SEGURA J.: “El grado de sustituibilidad entre inflación y paro” en Inflación, Paro y mercado de trabajo. Ediciones de la Revista de Trabajo. Citado por MALLO C. KAPLAN R. y otros.: “Contabilidad de Costos y Estratégica de Gestión”. Pretince-Hall Hispanoamericana. Edición 2000. SHAYNE BOWMAN y CHRIS WILLIS: “Nosotros, el medio” Editado por J.D. Lasica | Traducido por Guillermo Franco M. Publicado en julio del 2003 en PDF y HTML http://www.hypergene.net/wemedia/espanol.php http://www.mediacenter.org/mediacenter/research/wemedia/ SIGAL L. (1973). Reporters and Officials: The Organization and Politics of NewsmakingLexington, D.C. Heath and Company. Citado por MC COMBS, MAXWELL; SHAW, DONALD en “Efectos De Los Medios De Comunicación. Investigaciones Y Teorías” de. Paidos Ibérica, 1996 SORIA C.: “La crisis de identidad del periodista”, Barcelona, de. Mitre, 1989. Citado por LORETI, D. M. Ibid. TORRENTE D.: “Los Nobel de Economía” Publicación del departamento de economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N.N.E Año 10 ,Ejemplar Nº 46, Resistencia, Provincia del

Chaco, Diciembre de 2001 VERCELLI, ARIEL,: ”Nuevas regulaciones en el ciberespacio.”, pp.25-30, entrevista publicada en Cuadernos de Comunicación 2, editado por la Escuela de Comunicación Social y el Postítulo y Licenciatura en Periodismo de la UNR, Rosario, 2006. Disponible en http://www.postituloperiodismo.com.ar/files/publicaciones/CCII.pdf VERÓN, E.: “Efectos de agenda” de. Gedisa S.A Primera edición, Barcelona, España 1999 WOLF, Mauro.: “De la sociología de los emisores al newsmaking” en La Investigación de la Comunicación de Masas. Paidos. Barcelona.1987.

Artículos de publicación periódica

VIAU S.: “Vila Manzano y compañía”, en Página/12, Bs. As. 1º de Febrero de 2001. http://www.pagina12.com.ar/2001/01-02/01-02-11/pag03.htm

COOPERATIVA DE TRABAJO LAVACA, “La pregunta del millón, quien es dueño de Página/12?”en www.lavaca.org Bs. As, 3 de marzo de 2005. http://lavaca.org/notas/quien-es-el-dueno-de-pagina-12/

FELDMAN P.: “Primavera del 90” en Página/12 Bs. As 28 de septiembre de 2008. DEL FRADE C.: Caso Monseñor Storni, en Rosario /12, Rosario, 21 de diciembre de 1994. BRISABOA J.: “Sale hoy un nuevo diario en Rosario”, en www.clarin.com Bs. As,7 de octubre de 1998 http://www.clarin.com/diario/1998/10/07/e-04901d.htm

Cuentas de Jorge Massat en “El Ciudadano & La Región”, Rosario, edición del 17 de mayo de 1999. Ver DEL FRADE C.: “De la forestal a Jorge Massat”, en www.postalesdelsur.net http://www.postalesdelsur.net/ver_archi.php?que_nota=notas1

Ver DEL FRADE C.: “Los Medios Justifican los Fines”, en www.postalesdelsur.net http://www.postalesdelsur.net/ver_archi.php?que_nota=notas80

“El ciudadano reabrió con calma chicha”, en www.criticadigital.com, Bs. As. 26 de diciembre de 2008 http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=16252

“El gobernador relevó a toda la cúpula de la policía de Rosario”, en La Capital, Rosario, 22 de diciembre de 2001 http://archivo.lacapital.com.ar/2001/04/22/articulo_6.html

SIMEONI A.: “Después de 30 años de buscarlo”, en Rosario/12, Rosario, 26 de febrero de 2006 Ver http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-2385-2006-02-26.html

Caso Beroiz: Diario La Capital, Rosario, Argentina 27-11-07 al 03-12-07 El Ciudadano Rosario, Argentina 27-11-07 al 03-12-0 Rosario/12 Rosario, Argentina 28-11-07 al 03-12-07 “La hermana de Beroiz y la hipótesis de la interna” en www.lacapital.com.ar, Rosario, 28 de noviembre de 2008 http://www.lacapital.com.ar/ed_impresa/2008/11/edicion_39/contenidos/noticia_5150.html

MAGGI J:. “Dos causas, un solo juicio” en Rosario/12, Rosario 16 de abril de 2009. Ver en http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-18142-2009-04-16.html

MAGGI J:. “No quieren que hable de lo que tengo que hablar” en Rosario/12, Rosario/12 de enero de 2008 http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-11899-2008-01-12.html

Informe "Derecho a la Información" Partido http://ariperezinformes.blogspot.com/2007/02/informe-derecho-la-informacin.html martes febrero de 2007

20

ARI de

“El Ciudadano reabrió con calma chicha” en www.críticadigital.com, Bs. As 26 de diciembre de 2008. http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=16252

MAGGI. J.: “ Cajas Negras Sociedad Anónima” en Rosario/12, Rosario 1 de marzo de 2009 http://www.pagina12.com.ar/imprimir/diario/suplementos/rosario/9-17507-2009-03-01.html

“Orlando Vignatti compró El Ciudadano” en www.diariosobrediarios.com.ar Bs. As. 25 de junio de 2009 http://www.diariosobrediarios.com.ar/eldsd/diario/2009/junio/diario-25-junio-2009.htm

“Renuncia 'indeclinable' del titular de Seguridad Pública de la Provincia “ en Policiales, diario La Capital, Rosario 25 de febrero de 2005

Entrevistas y conferencias

Entrevista a Carlos Del Frade. Sobre historia de la tarea de investigación en Rosario/12, El Ciudadano y La Capital. Descripción de la práctica en general. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, Jueves 13 de noviembre de 2008. Entrevista a Ernesto Ávila, periodista del Diario El Ciudadano y La Región. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 5 de noviembre de2008. Entrevista a Mariela Mulhall, periodista del diario El Ciudadano y La Región. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 16 de marzo de 2009. Entrevista a Hernán Láscano, periodista del diario La Capital. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y

Comunicación, U.N.R. Rosario, 4 de noviembre de 2008. Entrevista a Osvaldo Aguirre, periodista del diario La Capital. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. Las fuentes en la crónica policial. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 6 de marzo de 2009. Entrevista a Gad Fidel Kinori, Gerente de Recursos Humanos del diario La Capital. Gestión del Área de Recursos Humanos. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 27 de marzo de 2009. Entrevista a Jorge Levit, secretario de redacción del diario La Capital Sobre la conducción periodística de la secretaría de redacción.“Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 8 de abril de 2009. Cecatto, S.: “Sector comercial del diario La Capital”, Conferencia de UNR 2007 Entrevista a José Maggi, periodista de Rosario/12. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 18 de Marzo de 2009. Entrevista a Alicia Simeoni, periodista de Rosario/12. Sobre su experiencia en la tarea de investigación. “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 29 de Octubre de 2008.

Entrevista a Juan Pablo Sarkissian, delegado del Sindicato de Prensa de Rosario y periodista del diario El ciudadano y La Región. Sobre el salario del periodista. El trabajo periodístico en la gestión de El Ciudadano “Hacia el valor de la tarea de investigación”, Postítulo de Periodismo y Comunicación, U.N.R. Rosario, 03 de Junio de 2009. BASSO , J.: “Gestión del diario El Eslabón”, Conferencia de UNR 2007 DEL FRADE C.: Radio Abierta: “Rosario, memorias prohibidas” Rosario, Jueves 2 de abril de 2009