Respetable Logia Abrazo Fraternal Nº 140 Valle de Maipú

“"LA BIOÉTICA DESDE UNA PERSPECTIVA MASÓNICA"
“La ciencia se compone de errores, que a su vez, son los pasos hacia la verdad”. Julio Verne (1828-1905) Escritor francés. “La ciencia humana consiste más en destruir errores que en descubrir verdades”. Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego. “En lo tocante a la ciencia, la autoridad de un millar no es superior al humilde razonamiento de una sola persona”. Galileo Galilei (1564-1642) Físico y astrónomo italiano.

AUTOR FECHA V:.M:. 2DO. VIGILANTE

: Paulo Cesar Gayán Candia : 20 de Mayo de 2011, e.v. : Galvarino Casanueva Yáñez : Yanko Loyola Silva.

Bibliografía

: . P.ha salido la edición en español: "Del nacimiento a la Muerte. A. • Manual de Ritos Masónicos. • Manual de Bioética General. • THOMASMA. ed.:U. Ed. Española. T. Jonas: El principio de responsabilidad. Oswald Wirth.:D. un contrapunto vigente”.:A. logias metropolitana occidente..• Enciclopedia de Bioética en línea. p.C. Instituto de Estudios Sociales Avanzados. D.:D. Cambridge University Press (Recientemente -1999. Science and Bioethics. D. • Libro del Aprendiz.. KNUDTSON (1991): GenÉtica: conflictos entre Ingeniería Genética y valores humanos. Madrid. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid. Milton Egaña D. • SUZUKI.23 • BORRILLO. Iglesia y Masonería.:G. 1997. Tecnos.:G. Q:. Ed. Límites jurídicos e implicaciones sociales del desarrollo de la genética humana.H:. Rialp. • H. Ciencia y Bioética). Madrid 1994.:L. Plancha tenida en conjunto 2007. KUSHNER (editores) (1996): Birth to death. D (coordinador) (1996): Genes en el estrado. • “Bioética.

de frente a los temas de la definición de vida y muerte. Sin negar los hechos de la ciencia. INTRODUCCIÓN La F:. Van Rensselaer Potter la define como "la disciplina que combina el conocimiento biológico con el de los valores humanos". entonces sujetas a las más variadas concepciones dogmáticas o prejuiciosas.M:. Por lo tanto se trata del "estudio sistemático de la conducta humana en el área de las ciencias de la vida y del cuidado sanitario. Bioética proviene del griego "vio" vida. exige de todos igual tolerancia” concepto establecido en Laussanne en 1875. investigación.:M. etc. Todas cosas sometidas a opiniones extremadamente sensibles por su carga emocional. "ethos" carácter. "ike/tike" estudio técnica. busca rescatar y preserva los valores morales. Se refiere a la disciplina científica que aborda los problemas éticos relacionados con la vida humana y especialmente. • La experimentación humana y el control de la conducta.V.: QQ. . Encontramos que tiene diferentes facetas entre las que vemos: • Problemas morales frente a la relación terapéutica • Decisiones de moral política sobre población. en cuanto que tal conducta se examina a la luz de los valores y de los principios morales" (Enciclopedia de Bioética). con los retos derivados de la biotecnología. “no impone ningún limite a la investigación de la verdad y para garantizar a todos esta libertad.:HH:. medio ambiente investigación científico tecnológico. comportamiento.

afirmando una moral que tenga como objetivo la autonomía del ser humano. ni religioso ni político. tanto del terreno médico y biomédico como referentes al ámbito político y social: modelos de asistencia sanitaria y distribución de recursos. Es claro que el enfoque que se dé a la fundamentación (bioética general) condicionará las posibles soluciones que se ofrezcan a los dilemas (bioética especial). como las biográficas. experimentos con seres humanos. Así ocurre con el rechazo de la eutanasia en un modelo bioético basado en la búsqueda de la verdad sobre el hombre y en el . la ingeniería genética. el aborto. normas deontológicas (conjunto de reglas que regulan la moral profesional) y otras fuentes que enriquecen e iluminan la discusión. trasplantes. eugenesia. derecho nacional e internacional. Es aquí donde interviene la Bioética para dirimir acciones tendientes a la protección de los equilibrios sistémicos que garanticen una razonable calidad de vida de las generaciones presentes y futuras. etc. La posibilidad y el derecho a transformar la naturaleza mediante la ciencia y la tecnología. es decir. prácticas de medicina prenatal. literarias o religiosas). eutanasia. La bioética general se ocupa de los fundamentos éticos. con su dignidad y derechos. Podemos dividir la bioética en una parte general o fundamental y una parte especial o aplicada. La bioética especial se ocupa de dilemas específicos.Es aquí donde debemos procurar la reflexión desde el punto de vista laico. de los valores y principios que deben dirigir el juicio ético y de las fuentes documentales de la bioética (códigos médicos. Entonces la bioética y la moral laica están íntimamente unidas en tanto la primera tiende a evitar la deshumanización de la ciencia y la segunda cumple con ponerla al servicio del hombre. la relación entre el profesional de la salud y el enfermo. están en la base de las reflexiones científicas.

. 1970). Ésta fisura hunde sus raíces en la asimetría existente entre el enorme desarrollo tecnológico actual que otorga al hombre el poder de manipular la intimidad del ser humano y alterar el medio. Ni perjuicios ni dogmas. responsable y comprometida con la libertad. como expresión de una moral laica. la igualdad y la justicia. En ella se examinan dilemas nacidos en el ejercicio asistencial de la medicina. Urgía así a superar la actual ruptura entre la Ciencia y la Tecnología de una parte. podrán dirigir u orientar las discusiones mientras éstas se realicen en el marco de acuerdos que respeten los derechos y obligaciones inherentes a la dignidad humana. y la ausencia de un aumento correlativo en su sentido de responsabilidad por el que habría de obligarse a sí mismo a orientar este nuevo poder en beneficio del propio hombre y de su entorno natural. ni las diferentes creencias. Potter hace poco más de treinta años (Potter. Con este término aludía Potter a los problemas que el inaudito desarrollo de la tecnología plantea a un mundo en plena crisis de valores.reconocimiento y respeto de su especial dignidad.la entusiasta aceptación de la eutanasia en los modelos relativistas basados en la autonomía absoluta de la libertad individual. En ocasiones se habla de bioética clínica o toma de decisiones. DESARROLLO El término “bioética” fue utilizado por primera vez por V. analizándose los valores éticos en juego y los medios concretos disponibles para resolver el conflicto de la mejor manera. o –por el contrario. Si bien el caso particular presenta matices a considerar y priorizar. la conducta no debería entrar en contradicción con los valores utilizados en la bioética en general. R. y las Humanidades de otra.

la ética médica permanece como matriz rectora y a la vez parte principal de la bioética. Ciertamente la bioética – y con ella la ética médica.ej. que hoy nos ofrece la tecnología ¿Acaso esta nueva disciplina viene a sustituir a la ética médica. Cuestiones ontológicas (estatuto de lo humano al comienzo y al final de la vida.las posibilidades enormes. La pretensión ilusoria de construir una “ética nueva” que habría de romper con la ética tradicional no sólo carece de fundamento sino que deja traslucir una notable ignorancia.posee un especial valor que no puede ser ignorado. De ella se espera una formulación de principios que permita afrontar con responsabilidad – también a nivel global. estado vegetativo . pero cuenta con los mismos medios de siempre para resolverlos: el uso juicioso de la razón y la luz de los valores y principios coherentes con la específica forma de ser del hombre. sino que su alcance además incluye: Cuestiones epistemológicas: modelos explicativos sobre la conducta humana (p. La bioética no sólo trata las cuestiones morales en el ámbito de la biomedicina. Por el contrario. etc.La bioética surge por tanto como un intento de establecer un puente entre ciencia experimental y humanidades (Potter. La ética médica no es sólo una parte de la bioética. debate entre el determinismo biológico y la influencia ambiental).afronta hoy problemas nuevos. sino que goza además de especial relevancia en el conjunto de la nueva disciplina. Por la riqueza de su tradición científica y humana . disciplina que hasta hace poco ha venido guiando al profesional de la salud? En absoluto. No puede ser de otra forma. metáforas y modelos sobre el papel de los genes. 1971).ausente en el resto de la bioética. impensables hace solo unos años.

que garantiza al mismo tiempo la diversidad de proyectos humanos (culturales. evitando el racionalismo ingenuo. racional. capaz de ser compartida por todos. En cuanto ética común. ajena a los grandes relatos unificadores de tipo religioso o ideológico. por sucesivas convergencias surgidas de . sino que reflejarían cierto grado de consenso social derivado de la racionalidad. relación entre la dotación genética y la identidad del individuo. es decir. el mínimo común denominador moral de una sociedad pluralista. desde los que se intenta construir un acuerdo moral en una unidad superior. La bioética se desarrolla en el contexto de una sociedad pluralista. Es una ética laica.persistente. etc. que pudiera llegar a unos acuerdos sobre valores y fines vinculantes. Es una ética pluralista: acepta la diversidad de enfoques. Sus contenidos se van descubriendo tras evaluación y discusión crítica. es decir. y más acá de las convicciones religiosas". Es una ética "mínima" (Adela Cortina). Como dice Marciano Vidal (1989) "más allá de un ordenamiento jurídico y deontológico.). Por lo tanto. que formula la dimensión moral de la vida humana en cuanto ésta tiene de repercusión para la convivencia ciudadana en general. la bioética es una ética civil que se sustenta en la racionalidad humana secularizada.). En esta línea se situarían igualmente los intentos del teólogo Hans Küng de una Ética Mundial por medio del diálogo de las distintas religiones. religiosos. no puede aspirar a ser totalizadora. que plantea cosmovisiones opcionales. En cuanto ética mínima. etc. Pero con la consciencia de las limitaciones de la razón. y por lo tanto no se identifica con la visión de ninguna religión. en un terreno filosófico neutro. sus contenidos no pueden depender de simples preferencias personales.

contrastando sus conclusiones continuamente con la realidad de cada momento y de cada cultura. Sin embargo. sin imponerse. Papel de las cosmovisiones culturales y religiosas El encumbramiento de la ética secular se ha basado demasiado a menudo en una imagen ingenua sobre una supuesta neutralidad y universalidad de la razón. como por ejemplo el cristianismo. la sociedad de consumo individualista puede tender a ver como "mal adaptados" a los deficientes. a la sociedad. En resumen. etc. de una ética dinámica y enraizada en la historia.la común racionalidad humana. alejada de los puros convencionalismos o preferencias personales. con su peculiar sensibilidad procedente de la fe. incapaz de acoger e integrar a esas personas. consciente de las limitaciones de la razón humana y atenta a los contextos culturales concretos. que acepta moverse provisionalmente en la duda y en la perplejidad. sino una cosmovisión suscitadora de valores. pues. puede suponer un referente "profético" capaz de influir en la sociedad para que ésta reconozca estos valores y humanice el cuidado de los miembros más débiles. muchos de los problemas bioéticos son en realidad problemas culturales. unas propuestas utópicas que "sacudan" ciertas . Se trata. En este sentido. olvidando el aspecto cultural de los problemas bioéticos. no dando "recetas prefabricadas". pero que avanza hacia niveles cada vez mayores de búsqueda del bien y de la justicia para toda la humanidad. a los ancianos. Precisamente las tradiciones culturales. que se ofrecen. la actual bioética pretende ser universal. La teología tendrá mucho que aportar a la visión sobre la vida y la muerte. lo que está mal adaptado es el entorno. por ejemplo. con pérdida de las riquezas de las tradiciones culturales y religiosas. Para Masiá. "porque nuestra manera de percibir cuáles son y dónde están los valores que consideramos básicos viene configurada por nuestra manera de ver el mundo".

Este principio positivo de beneficencia no es tan fuerte como el negativo de evitar hacer daño. cosmovisiones y deseos.creencias y prejuicios enquistados. ante todo. o el intento de una terapia génica que acarreara consecuencias negativas para el individuo. porque muchas técnicas pueden acarrear daños o riesgos. Principio de no maleficencia Este principio ya se formuló en la medicina hipocrática: Primum non nocere. Es otro de los principios clásicos hipocráticos. En la evaluación del equilibrio entre daños-beneficios. El problema es que hasta hace poco. Es relevante ante el avance de la ciencia y la tecnología. Principio de beneficencia Se trata de la obligación de hacer el bien. Se trata de respetar la integridad física y psicológica de la vida humana. no hacer daño al paciente. Un ejemplo actual sería evaluar el posible daño que pudieran ocasionar organismos genéticamente manipulados. se puede cometer la falacia de creer que ambas magnitudes son equivalentes o reducibles a análisis cuantitativo. con los demás. el . Los 4 principios de la bioética Estos pretenden dar contenido al esbozo moral que supone la declaración del valor y dignidad de la persona. Por lo tanto. a sus valores. es decir. actualmente este principio viene matizado por el respeto a la autonomía del paciente. No se puede buscar hacer un bien a costa de originar daños: por ejemplo. 2. el médico podía imponer su propia manera de hacer el bien sin contar con el consentimiento del paciente (modelo paternalista de relación médico-paciente). 1. No es lícito imponer a otro nuestra propia idea del bien. alternativas sobre las prioridades para un desarrollo auténticamente humanizante. que permitan buscar.

Este principio impone límites al de autonomía. Como dice Hans Jonas (1997 edición española). y menos sometiéndolos a riesgos desmedidos o infligiéndoles daños. aunque la humanidad tiene un interés en el avance de la ciencia. También se puede usar este principio (junto con el de justicia) para reforzar la obligación moral de transferir tecnologías a países desfavorecidos con objeto de salvar vidas humanas y satisfacer sus necesidades básicas. Supone el derecho incluso a equivocarse a la hora de hacer uno mismo su propia elección. De aquí se deriva el consentimiento libre e informado de la ética médica actual. libertad y demás derechos básicos de las otras personas. Principio de autonomía o de libertad de decisión Se puede definir como la obligación de respetar los valores y opciones personales de cada individuo en aquellas decisiones básicas que le atañen vitalmente. según sus propios intereses y valores. Matizado de esta manera. evitando la discriminación en el acceso a los recursos sanitarios. 3. 4. Se pueden plantear conflictos no sólo entre miembros coetáneos de un mismo país. salud. cultura. acceso desigual a recursos . sino entre miembros de países diferentes (p. etc. ya que pretende que la autonomía de cada individuo no atente a la vida."bien" de la experimentación en humanos (para hacer avanzar la medicina) no se puede hacer sin contar con el consentimiento de los sujetos. el principio de beneficencia apoya el concepto de innovar y experimentar para lograr beneficios futuros para la humanidad.. ej.. nadie puede imponer a otros que se sacrifiquen para tal fin. Principio de justicia Consiste en el reparto equitativo de cargas y beneficios en el ámbito del bienestar vital. y el de ayudar a otros (especialmente a los más desprotegidos) a alcanzar mayores cotas de bienestar.

Fines y medios en la bioética Un punto relativamente descuidado del debate bioético. de . y en la que el individuo atomizado reclama ilimitadamente "derechos" de modo narcisista (H. con menos población que los países pobres. Para Daniel Callahan (1996) hay dos factores que inciden sobre esta cuestión: A) La tendencia de la medicina a introducir nuevas tecnologías. sobre todo en una sociedad de mercado que espolea el deseo desmedido de nuevos servicios y bienes. Nuestra cultura ha sido más sensible al principio de autonomía. a menudo muy caras. y previstas para el beneficio individual y no tanto para el beneficio de la población general. es el de la conexión entre los fines de la biomedicina y los medios técnicos disponibles. contaminan más y derrochan más recursos. una cierta limitación del principio de autonomía. e incluso se habla de justicia para con las generaciones futuras. Se está redefiniendo la noción estadística de "normalidad". e incluso obligatoria. Las sociedades opulentas deberían bajar del pedestal la autonomía desmedida que va en detrimento del desarrollo justo y viable para todos. a costa del principio de justicia. Los países industrializados. La justicia e igualdad de los derechos de los seres humanos actuales y la preservación de condiciones viables y sostenibles para las generaciones futuras pueden hacer aconsejable.naturales básicos). Jonas: El principio de responsabilidad). Las tecnologías biomédicas están modificando continuamente la imagen tradicional de lo que es "funcionamiento normal de nuestra especie". pero es posible que la misma crisis ecológica nos obligue a cambiar este énfasis. pero esencial a la hora de discutir los aspectos de justicia en el acceso a los servicios biomédicos.

incapacidad de llegar a un acuerdo sobre la "futilidad" en tratamientos médicos (sobre todo en enfermos terminales) 3. ¿Es legítimo emplear inmensos recursos económicos del entramado clínico e investigador en seguir ampliando los límites normales sobre todo si esto es a costa de descuidar atención más básica para mayor número de personas? ¿Es válido experimentar en animales. determinar qué clase de salud debemos lograr para los ancianos. que a diferencia de Europa. carece de un sistema público universal y gratuito de salud) 2. al igual que un trozo de madera o papel? A estos interrogantes no se puede responder si previamente no se ha discutido cuales son los fines y los bienes que pretendemos obtener de la medicina. Y mientras esto no se haga. qué clase de cuidados sanitarios proporcionar a aquellos pacientes en los que las únicas opciones aplicables son extraordinariamente costosas. causándoles gran dolor. pero no ha encarado la cuestión central sobre lo que entendemos como bienes humanos o los fines de la medicina. y los criterios de procedimiento. y cómo hacerlo 4. CONCLUSION .modo que nos estamos deslizando hacia unos fines de optimización e incluso "mejora" de nuestra naturaleza. sólo porque los consideramos objetos de nuestra propiedad. corremos el riesgo de no llegar a ninguna solución significativa en muchos de los debates abiertos. La bioética ha oscilado entre la insistencia en criterios formales a menudo inflexibles pero carentes de contenido. definir lo que debe ser un "paquete básico" de servicios sanitarios para todos (un problema sobre todo en países como Chile o los EEUU. El no haber abordado esto explica en parte la ya vieja dificultad para: 1.

Así lo exige la diversidad cultural e ideológica del mundo actual.Nosotros los francmasones precursores de la "Razón. Y solamente en una sociedad de seres libres. saliendo de la inmediatez a que nos tienen sometidos. hombres y mujeres libres e iguales. de los debates de coyuntura políticos. Sin embargo. tolerante y respetuoso que preside el ejercicio bioético. es decir. ni el reconocimiento de sus auténticas implicaciones éticas. donde impere la democracia más amplia. . ser tolerante no significa rebajar las exigencias de la realidad. en una sociedad de ciudadanos. Las garantías en una sociedad de seres libres pasa por acentuar una idea esencial: que los hombres y las mujeres del Siglo XXI continuemos luchando por ser artesanos en la construcción de nuestro propio destino. es decir. es ahí donde se puede desarrollar fecundamente los debates sobre el futuro y la bioética Debemos rescatar de esta disyuntiva de pensamiento. geopolíticos o de la economía de supervivencia. Debemos prepararnos para crear conciencia. respetuoso con la legítima libertad de las conciencias. su talante dialogante. brevemente. en un estado de derecho. a través de los más amplios debates que pongan todas estas cosas en el sitio de la preocupación humana que corresponde. dentro de un marco laico de acción. la Tolerancia y la Fraternidad" debemos procurar que se brinde a cada individuo las mismas oportunidades e iguales derechos. debemos ser actores en el desarrollo de nuevas soluciones morales. Como libre pensadores. puede permitirnos avanzar juntos hacia el reconocimiento de los valores y principios auténticos. acompañando en su proceso progresivo y progresista a la sociedad en su accionar evolutivo. El debate se deberá traducir en un cambio en que la conciencia de que sólo una actitud de diálogo abierto y honesto.

libre de prejuicios dogmáticos y en un marco de pluralismo y tolerancia de ideas. no debe seguir su carrera sin tener la necesaria pausa de reflexión. Una moral que no surga de lineamientos disciplinarios religiosos o de mera adopción heterónoma de preceptos ajenos a la voluntad individual. sobre todo. la moral laica es matriz de la democracia como forma de vida pues parte y a su vez se remite al respeto a la dignidad como máxima expresión de la autonomía humana. Por esto. de la justicia y de la libertad. que este progreso hacia el conocimiento se mantenga siempre dentro de los limites del respeto a la dignidad humana. La moral laica presupone un pluralismo de valores igualmente legítimos aceptados autónomamente por la diversidad de grupos e individuos en la prosecución tanto del bien particular como del bien común. . el celo por proteger a las personas afectadas por las decisiones y. la meditación y el análisis. la disposición al dialogo interdisciplinario y transcultural así como a la crítica liberal consideradas como condiciones necesarias de la argumentación razonable. Sin embargo. que permita dimensionar en la medida justa y armoniosa. no debemos creer que el avance científico seductor.Se debe tender a hablar de una moral laica como sinónimo de una moral autónoma construida desde la razón y el posicionamiento crítico. el carácter razonable de las soluciones propuestas para reglar conflictos de intereses. Su condición de universal surgirá de la admisión de diversos puntos de vista que respeten la transparencia argumentativa. Particular atención requiere prevenir consecuencias que puedan afectar los derechos de las personas. a la preservación del pluralismo que es la resultante de la coexistencia pacífica de las diversas opiniones sobre "el buen vivir" de las sociedades democráticas. a pesar de no poseer dogmatismos religiosos que restringan en la búsqueda meliorista.

atendiendo en gran medida nuestra calidad de “piedra bruta” en constante perfeccionamiento.Gran parte de este debate se zanjara escuchando la ley que dicte nuestros corazones. .