Universidad Nacional de Rosario

Postítulo de Formación Universitaria en Periodismo y Comunicación

Trabajo Final Integrador

Periodismo y Salud mental

La práctica de radio como herramienta de inclusión social de enfermos mentales

1

Ignacio Blaconá

La práctica de radio como herramienta de inclusión social de enfermos mentales

“Tardes Nuestras”: La experiencia llevada a cabo en Rosario

“TARDES NUESTRAS”
UN PROGRAMA QUE NO TIENE RAZÓN, LA HACE.

2

FM AIRE LIBRE 91.3 - ROSARIO JUEVES DE 15 A 17HS.

Agradecimientos

A los participantes y grupo de producción del programa “Tardes Nuestras”, como también al equipo de programación y artística de FM Aire Libre, quienes dieron un testimonio abarcador, rico e invalorable sobre una experiencia de comunicación fundadora en la ciudad de Rosario. A los coordinadores del dispositivo talleres del Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila” de la ciudad de Rosario por la facilitación de material de archivo.

3

Esta investigación periodística fue realizada bajo la modalidad trabajo descriptivo de campo a través de la observación presencial del trabajo cotidiano y la reflexión sobre la práctica, la búsqueda y el análisis de información y el aporte sustancial de datos mediante la realización de entrevistas. El objetivo de la misma es indagar sobre las rutinas de trabajo de una experiencia que aborda la comunicación radial como herramienta de inclusión social de enfermos mentales recorriendo sus distintas instancias.

4

Aclaración Salvo las indicadas al pie de página, las entrevistas fueron realizadas por el autor durante marzo, abril y mayo de 2007.

Índice

Introducción 1ra parte TOMAR LA PALABRA 2da parte APROPIARSE DE LOS MEDIOS 3ra parte TRANSFORMAR LA REALIDAD Conclusiones Ficha técnica Apuntes Quien es quien Bibliografía Sitios Web visitados

7

10

20 38 42 44 45 48 50 51 5

Material de archivo Anexo

53 67

“Todo individuo tiene derecho de opinión y de expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones. Y el de difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Ciudadano. Art. 19

6

Introducción

¿Y porqué una radio?

La historia de la práctica radial como herramienta de inclusión de enfermos mentales se remonta a los orígenes de LT 22 Radio La Colifata, considerada como la primera en el mundo en transmitir desde un psiquiátrico con fines terapéuticos y sociales. Nació el 3 de agosto de 1991 y transmite en directo desde el hospital “José T. Borda” de Buenos Aires. La misma se hace con la participación directa de los internos y tiene una función terapéutica: desmitificar la locura y, mediante el mensaje de los oyentes, establecer contacto entre los internos y la sociedad. Su director y creador es Alfredo Olivera quien trabajaba como voluntario en el nosocomio y se le ocurrió empezar a grabar a los internos de la institución. Según el propio Olivera: “La radio fue pensada como un salto al muro para volver a poner la palabra de los internos fuera del hospital. Se trata de una construcción colectiva, de un sistema de comunicación donde cada uno de los actores: internos, comunicadores sociales, oyentes (“el hombre común”) y profesionales de la salud participamos activamente en la construcción de espacios de salud a través de los medios de comunicación con efectos terapéuticos y sociales. Nosotros decimos que La Colifata es, a grandes rasgos, una práctica de inclusión en la comunidad de la voz de los locos, implementada a través de un mecanismo específico, el feedback radial.” 1
1 “Medios de comunicación como potenciales productores de espacios de salud”. Por Alfredo Olivera. Archivos Radio La Colifata.

7

Participan entre 30 y 40 pacientes (dispositivo abierto) y entre 10 y 20 visitantes (oyentes que se acercan a compartir la producción con los internos). A su vez, la emisión es enteramente grabada y posteriormente se realiza un trabajo de edición bajo criterios éticoterapéuticos y estéticos, dándole el formato de microprograma. Luego el material editado se distribuye a más de 30 radios AM y FM del país y países limítrofes. “Este aspecto es fundamental porque opera como vector entre los dos campos de intervención propuestos, el clínico y el comunitario – señala el creador de la radio- De este modo, la palabra de los internos llega al seno mismo de la comunidad y le da la posibilidad a ésta no sólo de escuchar y reflexionar, sino que además permite abrir un canal para su participación mediante mensajes, preguntas y propuestas. Se trata de una construcción colectiva, de un sistema de comunicación donde cada uno de los actores: internos, comunicadores sociales, oyentes (“el hombre común”) y profesionales de la salud participamos activamente en la construcción de espacios de salud a través de los medios de comunicación con efectos terapéuticos y sociales”. Sintetizando este proyecto, comenta : “Pensamos la radio como dispositivo terapéutico en dos sentidos: uno específicamente clínico -dispositivo de características particulares- y otro más amplio en sentido comunitario -operando sobre el imaginario social como instancia de reflexión, generando preguntas en relación a la certeza de la ecuación locura = peligrosidad.” 2 “Con la transmisión de las producciones que hacen los pacientes del hospital Borda intentamos que en ese contacto directo y sensible, la comunidad trasforme en preguntas estas construcciones que tiene de la locura. Es una tarea que tiene que ver con deconstruir cierto imaginario y promover nuevas representaciones que cuestionen estos mitos. No pretendemos decirle a la gente cómo tiene que pensar, pero nos importa generar una sociedad que amplíe y que pueda considerar a estas personas como lo que son: personas” afirma Olivera-. A medida que pasaban las jornadas de grabación descubrieron que a los pacientes que participaban de la experiencia se los veía mejor. “Entonces empezamos a preguntarnos si la radio podía funcionar como un espacio terapéutico- recuerda- Los profesionales que comenzaron a participar del proyecto lo pensaron como “una muy particular terapia grupal”. 3 . Así, una experiencia que nació muros adentro se convirtió en un proyecto que “intenta pensar el uso de medios de comunicación para generar espacios en salud mental comunitaria”4- detalla Alfredo Olivera. Trabajan con técnicas de inclusión de la locura o de lo que a simple vista parece delirante. A partir de un saber de alguien que suele no hablar ni participar, le proponen contar eso al aire. A esto lo llaman “rescate de subjetividad” y de esta manera conforman la programación.

2 3 4

"Trascendiendo los muros” Por Perla Gabisson y LucianaGuglielmo. Publicado el 24/10/2004

“Megahertz de locura”. Por Editor Plaza Pública. Publicado el 17/05/2007
Ibidem.

8

El proyecto de radio La Colifata tuvo una amplia repercusión. A partir de esta experiencia, muchos institutos psiquiátricos públicos y privados de todas partes del mundo instauraron esta metodología. “Entre otros proyectos similares, surgieron Radio Estación Paraíso, del Sanatorio El Peral de Santiago, Chile, y Radio Vilardevoz, del Hospital Psiquiátrico Vilardebo, de Montevideo, Uruguay. En Alemania, fue creada Radio Durchgeknallt en Nuremberg y en España, Radio Nicosia, en Barcelona, y Radio La Vitrina del Centro de Salud Mental de la alcaldía de Collado, Villalba.” 5 Laura Gobet, coordinadora del proyecto, agrega: “La experiencia en el hospital Borda nace como un espacio para rescatar la dignidad dentro de las llamadas instituciones totales6, en donde se generan situaciones de olvido. Este es un espacio de encuentro y empoderamiento que habilita la posibilidad de pensar los medios como canales de transformación”.7 La Colifata inauguró un camino que genera múltiples influencias; una nueva modalidad que viene tomando como ejemplo distintos países. La palabra de los internos opera sobre el imaginario social y reivindica la locura, develando el potencial creativo que puede desencadenar. El interno recupera la palabra y recobra la identidad. Por eso la idea de su eslogan: “Romper muros”. Sin duda, este proyecto sirvió como fuente de inspiración para muchos y sentó precedentes en el innovador camino de la comunicación radial con personas que sufrieron trastornos mentales.

5

"Trascendiendo los muros” Por Perla Gabisson y LucianaGuglielmo. Publicad el 24/10/2004

Categoría sociológica desarrollada por Irving Goffman. Una “institución total” puede definirse como un lugar de residencia y trabajo, donde un gran número de individuos, en igual situación, aislados de la sociedad por un periodo de tiempo, comparte su encierro en una rutina diaria, administrada formalmente. 7 “Loca, pero te quiero” www.lavaca.org. Publicada el 21/06/2006

6

9

Primera parte

TOMAR LA PALABRA

10

“El hombre es hombre porque habla, porque la palabra es el único nexo verdadero entre los hombres, y todo lo que tienda a ensombrecer el habla lo empobrece y deshumaniza. La palabra sirve para salvar las cosas del caos, porque la palabra es una elección entre la vida y la muerte.” Héctor Tizón, escritor argentino.

1. La asamblea

En el Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila” –popularmente conocido como el Suipacha- hay un espacio de asamblea que se constituye semanalmente donde concurren internos del hospital y pacientes externados, junto con trabajadores de la institución. Allí se debaten problemáticas que afectan la vida cotidiana en el hospital psiquiátrico y se discuten estrategias de acción para mejorar la situación de los usuarios de servicios de salud mental. Fue en esta instancia que se expresó el interés de hacer una experiencia en la producción radial y se pensó la posibilidad de llevarlo a cabo. Fueron los mismos pacientes quienes tomaron la iniciativa, quienes pronunciaron el deseo de “tomar la palabra”. Como plantea uno de los profesionales que motorizó y sostuvo aquel proyecto, el psicólogo Eduardo Mutazzi: “La idea de la asamblea es generar espacios de enunciación colectiva y una de las proposiciones que surgió fue realizar un programa de radio. Esto fue hacia finales de 2003 y a principios de 2004 pudimos sostener y llevar a cabo esta propuesta”. A partir de esa inquietud se decidió la convocatoria de alguien ligado a los medios de comunicación para sugerir caminos o proponer ideas en estos primeros pasos. Hacía falta dar el puntapié inicial. De este modo se incorporó Lisandro López, un estudiante de comunicación social que venía haciendo prácticas periodísticas en FM TL 105.5 y había participado de otras experiencias escritas de comunicación popular, como los periódicos “El Eslabón” y “La Lucha”.

11

“Yo tengo una percepción de que gran parte de los pacientes han dejado el uso la palabra producto de la misma situación de tratamiento o de internación. Por la misma crisis se deja la palabra en desuso, o se habla menos sobre algunas cosas. Por ejemplo en el hospital, la comunicación giraba en torno a lo que se comía o al estado en el que estaban”, señala Lisandro López. Desde septiembre hasta diciembre de 2003 hubo una serie de reuniones durante todas las semanas donde se evaluó qué se podía hacer de cara a una producción radiofónica. “Ahí es que empezamos a incursionar en el mundo de lo radial y comenzamos a hablar de los primeros elementos del lenguaje radiofónico, reconociendo que la comunicación tiene como elemento central la palabra, lo que se dice, lo que se enuncia. Y por otro lado el silencio. Así comenzamos a fusionar y combinar estos recursos. Se puede decir que comienza una primera etapa de este camino radiofónico que fue a manera de juego, porque no contábamos con los equipos y no teníamos micrófonos. Había únicamente una compactera con la que musicalizábamos. Con la palabra empezamos a imaginar que hacíamos radio. Empezó siendo un juego, como una fantasía de hacer radio. Imaginarse que alguien nos estaba escuchando”.

2. El acercamiento

A partir de la instalación de parlantes en el patio del Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila” de la ciudad de Rosario, la voz de los participantes comenzó a ser escuchada por otros pacientes que deambulaban por el hospital. Allí empieza a construirse otra instancia de trabajo que no era la escena fantasiosa de suponer una audiencia imaginaria, sino que los resultados eran evidentes, porque muchos de los internos se acercaban a ver qué estaba pasando. Ya se empezaban a vislumbrar los efectos de la transmisión de la palabra. “Allí comenzamos a sentir los resultados de la comunicación, de la comunicabilidad, que verdaderamente nos estaban escuchando. Los pacientes que andaban deambulando por ahí oyendo lo que se estaba haciendo empiezan a ser parte de la escena de trabajo porque se acercan. Entonces la primera reacción es el acercamiento: así se fue sumando más gente”comenta Lisandro López. De esta manera los pacientes se expresaban libremente y ejercían un derecho inalienable para cualquier persona, la posibilidad de comunicarse y opinar sin ningún tipo de censura. “La locura es justamente un lugar donde se pone a aquellos que no pueden hablar, aquellas personas que su palabra no vale, aquellos que no pueden trabajar, que no sirven para esta sociedad. De alguna manera es invertir esto; aquellos tildados de ‘locos’ por estar internados en un psiquiátrico, tienen voz, tienen palabra, pueden trabajar” - agrega Eduardo Mutazzi-. Se apuesta a nuevas formas de producción de la subjetividad, que no tienen que ver con las formas clásicas de asistencia, sino que pretenden generar otro piso donde 12

aquellos personas que tienen sus habilidades, sus gustos, sus ganas de participar en una columna de información general, de deportes, de cocina, de economía, tengan un lugar donde poder hacerlas públicas y compartirlas con otros. De hecho, es darle voz a aquellos que hasta el momento no tenían voz.” La radio tiene una fuerte impronta en la cultura y algo era evidente. La palabra había irrumpido en los parlantes del hospital logrando un alto impacto entre los internos, que recuperaban definitivamente la dimensión de un auditorio. “En relación a cómo se construyó la propuesta del programa, hubo una primera idea de proponer los roles con los que necesariamente debe contar cualquier propuesta radiofónica. O sea, hablamos de los roles de conducción, de locución, de columnas, de producción, de operación técnica; de lo que es el laburo radial. Cada uno de los participantes proponía incluirse de algún modo en función de lo que podía aportar”- subraya Lisandro López-. “Cuando comenzamos a hacer las primeras incursiones dentro del Centro Cultural- del mal llamado Suipacha- con micrófono y parlantes, era como desconectarse del momento y del lugar en donde estábamos. Como que volábamos por medio del micrófono, el que cantaba, el que recitaba, el que conducía. Era como una manera de evadirse de la realidad, haciendo algo que nos gratificaba"- alega Beatriz Semprini, uno de las primeras participantes del proyecto. En esta instancia ya se había constituido un equipo comprometido con la propuesta de trabajo en cuanto a la producción radial asumiendo roles específicos, ya sea la poesía, la agenda cultural, el fútbol, el reporte meteorológico, la política o la economía. Celina Pochettino, psicóloga –una de las coordinadoras del dispositivo talleres del Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila”- comenta su función dentro del proyecto radial: “Yo me integro en el equipo acompañando la producción del mismo, con el objetivo clínico de ofertar modos de producción que los represente. Mi función es acompañar la producción radial pero teniendo en cuenta que hacemos un abordaje singular, o sea que tendemos a la inclusión de cada uno singularmente. Por eso es que apuntamos a que cada uno encuentre su función en el programa, porque otro de los objetivos es que estos talleres tengan alguna articulación con la cultura, que se deriven con estos espacios que tengan que ver con el afuera de la institución, con el afuera del manicomio.” Justamente lo que promueve una experiencia radial de estas características es la posibilidad de habilitar socialmente el discurso, reinscribiendo el proceso de volver a ser protagonistas de la propia palabra. Por eso el dispositivo debe ser lo suficientemente abierto como para que cualquier interno, desde lo que trae, pueda incluirse en la trama grupal. Los oyentes que se acercaban a curiosear lo que acontecía en la mesa de trabajo comenzaron a formar una tribuna, que con el correr de las semanas devino en la sección “El rincón del oyente”. El mismo se plantea como uno de los espacios más ricos de la producción radial en equipo ya que permite que cualquier interno, desde lo que trae, pueda incluirse en la trama grupal: aquellos que presenciaban el programa y no se involucraban desde una columna definida, podían habilitarse de este modo y sentir la idea de 13

“pertenencia” haciendo algún comentario, expresando sus inquietudes, cantando o simplemente mandando un saludo. “Esto no se plantea como terapéutico, porque eso individualmente iba a llegar por añadidura. Se planteó como una forma de participación cultural. Como una forma de inclusión, de integración. Tampoco me gusta hablar de rehabilitación, porque sería a modo de prácticas restitutivas para aquellos que les falta algo –aclara Eduardo Mutazzi- . Porque a todas estas personas, pero principalmente a quien cae en un psiquiátrico, lo que le falta son derechos, quedan suspendidos sus derechos. Derecho a la circulación, a la comunicación, a la visita de sus familiares, al trabajo”.

3. La experiencia a circuito cerrado

Si bien eran emisiones a circuito cerrado dentro de la institución, el fenómeno comunicativo que se estaba produciendo traspasaba los muros del nosocomio. De este modo se acercaron a la experiencia radial invitados de todo tipo. Artistas diversos, integrantes de cooperativas, periodistas de la ciudad de Rosario. Entre ellos, Gabriel Penisce - comentarista deportivo de radio LT8 - mantuvo una extensa charla con los participantes del programa y propició un debate, que fue un verdadero intercambio de conocimientos, con Alejandro Petisce, que se encargaba de la columna deportiva. “Más que colaborador, yo me responsabilizo como periodista. Cuando vino a visitarnos Gabriel Penisce me preguntó cómo sabía tanto de fútbol”8- recuerda Alejandro Petisce, quien tiene a su cargo la sección de deportes. Los columnistas ya tenían su peso propio dentro de la producción integral y algunos asumían con verdadero apasionamiento y responsabilidad sus secciones. Así fueron surgiendo distintos personajes a partir del discurso individual. Alejandro Petisce pronunciaba con tal acidez y vehemencia sus comentarios deportivos que incorporó de ahí en más un apelativo a su nombre, que hacía referencia a su sapiencia y dominio en la materia. De este modo fue rebautizado como Alejandro “Fútbol” Petisce. Rolando Oscar Báez, que se encargaba del reporte meteorológico, realizaba su tarea de un modo tan singular y llamativo que pasó a llamarse “El hombre de todos los tiempos y el espacio”. Sobre la génesis de la radio, el columnista del taller explica lo siguiente: “Fue una reunión que hicimos entre un grupo determinado y propusimos darle un aspecto más amplio al hospital, darle una nueva expectativa, darle un clima más tropical – afirma Báez- Lo veo muy bueno para los pacientes, es una recreación más, libres de expresar sus opiniones. Hay que hacer ciertos ajustes en diversos temas y en las personas para que se den cuenta que no es remover el pasado sino ver el futuro con una nueva expectativa. El pasado, pasado está y

8

Extracto de entrevista realizada por el autor para el programa “En otras palabras”. LT8 Radio Rosario. Octubre de 2004.

14

ya pasó, hay que vivir el presente y el futuro con una expectativa hacia toda la comunidad”9. A propósito de estas situaciones transformadoras Eduardo Mutazzi sintetiza: “En el transcurso del proyecto radial muchas de las personas que estaban internadas hoy están viviendo en su casa, o en una pensión, o con la familia. Eso no lo ha resuelto la radio, pero colaboró mucho en el proceso. A otros supongo que le generó más confianza en la comunicación con los demás, a otros cierta afirmación en lo que creían que era un hobby y se transformó en su trabajo. Por ejemplo alguien que era fanático del fútbol, se transformó en un comentarista deportivo, alguien que era un Ingeniero se trasformo en un comentarista de opinión política. También me pasa a mí, en mi doble función de psicólogo y productor radial. A mi me facilitó el trabajo en grupo, en equipo, me sacó la vergüenza frente al micrófono, me dio tolerancia frente a las diferencias”.

¿Pero qué era capaz de habilitar la comunicación radial en enfermos mentales? ¿De qué manera el mecanismo de feedback podía servir a los fines de incluir socialmente una persona con estas características?

“Me parece que la radio es justamente ese lugar mágico, ficcional donde uno siempre le está hablando a otro, a otro que no conoce, y hasta si tuviéramos una entrevista con un psiquiatra muy clásico diría que estamos alucinando, porque le hablamos a esa masa desconocida, lo que llamamos público-audiencia”-comenta Eduardo Mutazzi. Acá no está en juego si esto es terapéutico o no. Yo creo que esto es inclusivo porque estamos presentes a través de la emisión, estamos presentes en los medios de comunicación.” Uno de los primeros problemas de estas patologías son las habilidades sociales y de comunicación. Por eso la radio significa una herramienta adecuada para abordarlas. Como reseña Alfredo Olivera: “La radio trae efectos terapéuticos positivos en los internos porque reciben un soporte externo cincelado por el oído neurótico (la gente normal). La presencia de este otro semejante, interlocutor que interpreta como intencional un mensaje que puede no ser tal, abriría el camino para el pasaje de la posición del 'ser hablado ' al 'hablar por sí'; a la dimensión de la responsabilidad en el intento de recuperar un sujeto” 10 El psicólogo Eduardo Mutazzi hace mención al proyecto de Olivera como referente ineludible en el trabajo: “La única experiencia que yo conocía antes de realizar el programa era Radio La Colifata, que tiene una presencia mediática importante. En mi trabajo me ha servido como referente. Es un proyecto muy interesante y la experiencia pionera en Argentina. Pero también tiene que ver lo de uno mismo, porque sino queda como el
9

Ibidem.
“Medios de comunicación como potenciales productores de espacios de salud”, por Alfredo Olivera, www.lacolifata.org.

10

15

psicólogo que se le ocurrió algo importante y no es así. A mi siempre me gustó el tema de la radio y siempre quise hacer un programa y eso tiene que ver mucho porqué estoy acá. No es que me pareció una herramienta terapéutica, sino que a mi también me gustaba la idea de hacer radio. Me gustaba esto de producir radialmente, de generar enunciados que lleguen a la comunidad”. Por otra parte, Lisandro López manifesta: “Con La Colifata siempre hubo vínculos, buena relación. Olivera sigue la línea de Pichón Riviére11, como también incorpora experiencias de “Tato” Pavlovsky12, gente que afronta el trabajo con la locura desde una perspectiva mucho más constructiva, más rica, más potenciadora, que es justamente la del trabajo en equipo, en grupos”.

4. “Tardes nuestras, tardes de todos”

El taller de radio quedó instaurado en el dispositivo del Suipacha los días lunes por la tarde, y significaba un momento sumamente esperado por los talleristas productores del espacio. Hernán Rosatti fue uno de los verdaderos pilares del proyecto. Su inclusión en el programa fue a partir del recitado de poemas, la mayoría de su autoría. Sus palabras condensan el espíritu de la propuesta radiofónica. “La posibilidad de expresión me genera un estado feliz. Una persona que sufre demencia - la siga sufriendo o se haya curado- tiene la experiencia de haber pasado por la locura. Obviamente no lo han escuchado y no se ha podido expresar. Por eso la radio es mágica, es algo que te comunica, un puente con la gente. Vos estás frente a un micrófono y sabés que del otro lado hay alguien que te escucha. Yo antes no hablaba casi con nadie, ahora me desenvuelvo bien. Pero hace diez años no hablaba con nadie, me encerraba en mí mismo, me pudría en mi soledad, y eso me llevaba más a la locura. El hecho de expresarme en la radio o escribir fue un boom, un crash, una explosión. Ahí empecé a ver un mundo que no conocía dentro de mí”. Un eslogan que repetían en cada emisión dentro del hospital decía “Tardes nuestras, tardes de todos”. De allí proviene el nombre del programa. “Cuando alguien preguntaba cómo se llamaba decíamos ‘Tardes Nuestras, tardes de todos’. Finalmente quedó ‘Tardes nuestras’”-aclara Hernán Rosatti, que por ese momento se presentaba a la audiencia como “El poeta loco”. A medida que el espacio se fortalecía, se hacía más evidente la necesidad de establecer lazos con la sociedad, buscar vías para que la producción circule en la cultura. La propuesta había excedido el formato de taller –objetivo primigenio de los coordinadores- tomando carácter de programa de radio. De este modo, extractos de “Tardes Nuestras” eran
11

Enrique Pichón Riviére: Psiquiatra y psicoanalista (1907-1977). Fue uno de los introductores del psicoanálisis en la Argentina. 12 Eduardo “Tato” Pavlovsky : autor, actor y Médico psicoterapeuta. Creador del Psicodrama en Latinoamérica.

16

difundidos en forma de micros en distintas emisoras de la ciudad de Rosario. Tanto LT2 en el programa “10 Puntos”, FM universidad en “Noticias Piratas”, como FM Aire Libre en diversos segmentos de su programación, pasaban fragmentos editados del taller radial. Asimismo, el equipo de radio intervino en el evento cultural “La Colifata solidaria” a fin de recolectar libros para la Biblioteca “Pocho Lepratti” y alimentos no perecederos para barrios carenciados de la ciudad de Rosario en diciembre de 2004. A un año de la creación del taller de radio, los coordinadores y participantes evaluaban la posibilidad de que “Tardes Nuestras” tenga la forma de un programa al aire. La intención era redoblar la apuesta para permitir que la producción llegue a la sociedad y trascienda el recinto del establecimiento psiquiátrico. En una entrevista realizada sobre finales de 2004 13, el equipo de coordinación del taller de radio “Tardes Nuestras” – Mutazzi, López y Pochettino- manifestaba sus intenciones de articular el proyecto con la cultura y poder realizar la experiencia por fuera del hospital. Asimismo, dejaba entrever la posibilidad de llevar la producción a una FM de la ciudad, para que los internos del hospital hagan uso de la urbe.

¿El taller de radio disuelve la línea que separa el adentro y el afuera de la institución? Eduardo Mutazzi: - No podemos olvidarnos que estamos en un espacio hospitalario y eso determina que una persona se llame paciente y otra se llame terapeuta o coordinador. Digamos, la institución establece esas diferencias. Tampoco es borrarlas, pero sí poder producir otras cosas y otros modos de relacionarse inclusive. No ese lugar de “poder” donde manda un supuesto terapeuta o coordinador, sino producir conjuntamente cada uno desde su lugar, soportando y haciendo lugar a las diferencias. Acá se produce un acontecimiento donde hay una producción colectiva, participando de la producción los coordinadores juntamente con los participantes. ¿Cuáles son los próximos pasos a dar? Celina Pochettino: - La idea es buscar subsidios porque algo que mejoraría esta propuesta de radio es conseguir rentas para quienes trabajan en este taller, ya que muchos lo toman como un trabajo. Para algunos es un hobby, pero otros lo toman como un trabajo concretamente. La idea es crecer en este sentido para que se convierta en un espacio que le permita a alguien sostenerse económicamente. No queremos que esto sea una producción interna y quede aislada, sino que todo el

13

Extracto de una entrevista realizada por el autor para el programa “En otras palabras”. Radio LT8, Rosario.

17

tiempo la apuesta es que se convierta en herramienta para que el tallerista se integre a la cultura de la sociedad, para hacer recorridos propios y autónomos. E. M.: - . Esto para muchos va a ser un trabajo, la posibilidad de incluirse socialmente. También para que todos veamos que la locura no es simplemente improductiva, ociosa, molesta, peligrosa. El reconocimiento del otro también es parte del éxito de este proyecto. La idea es que a partir de las singularidades que componen este colectivo de trabajo se instalen y puedan trabajar las distintas formas de estar en la cultura.

¿Qué le aportaría a esta propuesta el hecho de pasar de un circuito cerrado a ser transmitido desde una radio? Lisandro López: -Fortalecer el lazo con la sociedad, tener una mayor audiencia, poder transmitir lo que reúne el grupo, que es una gran sensibilidad. Eso mismo que sentimos en cada taller, seguramente se va a vivir de la misma forma y quizás en mayor medida transmitiendo desde una FM. Me refiero a seguir divirtiéndonos, seguir sintiéndonos muy bien. En el taller se respira ese aire de gratificación por lo que hacemos, cada uno recibe el reconocimiento de los demás por lo que hace, y eso espero que se repita cuando estemos al aire.

5. “¿Para dónde rumbeamos?”

Sobre finales de 2004 el equipo de producción de “Tardes Nuestras” se plantea para donde emplazarse, en qué radio alojar el producto radial. Entre otras alternativas, la propuesta de FM Aire Libre surgía como la más atrayente, por el proyecto de comunicación popular y los contenidos de programación de una FM comunitaria. “Entonces decidimos salir a buscar una radio, salir del hospital para poder hacer de esto un lugar de comunicación. Surge la posibilidad de Aire Libre, y resultó que todos estuvimos de acuerdo en ir a esta radio – los participantes y quienes teníamos la función de coordinadores- justamente por el espíritu de Aire Libre, por el proyecto que tiene de darle voz a aquellos que no tienen lugar en los medios masivos de comunicación” – relata Eduardo Mutazzi. Por su parte Lisandro López agrega: “Teníamos la posibilidad de salir en distintas radios. Y acá entran cuestiones trascendentales de masividad, de público, de audiencia; las diferencias de proyectos entre una radio comercial y una radio comunitaria -relata- Sin

18

duda fue una decisión estratégica desembarcar en Aire Libre. No podía ser de otra manera, era algo que sabíamos que tenía que suceder. Aunque fue una discusión democrática, porque cada uno expresó su parecer. En ese sentido, todos consideramos la decisión acertada y estratégicamente correcta ir a FM Aire Libre”. A tales efectos se redacta el proyecto “TARDES NUESTRAS AL ETER”14, que dejaba constancia por escrito de las decisiones y el porqué de estas: “Las perspectivas para este año 2005 pasan principalmente por trascender las etapas que hasta el momento vivimos en el taller. En gran medida este paso implica necesariamente afirmarnos en lo organizativo para una saludable puesta en el aire del programa unitario “Tardes Nuestras”. Se pensó en la emisora FM Aire Libre por su inserción comunitaria y cultural, así como por su proyecto inclusivo de las poblaciones sin acceso a los medios de comunicación masivos privados. Trabajaremos con noticias, información y contenidos de producción propia, contando si está al alcance, con el apoyo informativo de fuentes afines. No sólo nos proponemos informar, sino también formar con la emisión de comentarios de opinión sobre nuestra realidad y la construcción de fantasías que cultiven la imaginación de los realizadores y de la audiencia (…)”.

Proyecto de emprendimiento cultural-comunicacional “TARDES NUESTRAS AL ETER”, enmarcado en el dispositivo de Asistencia en Talleres Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila”.

14

19

Segunda parte

APROPIARSE DE LOS MEDIOS

20

“En el mundo están los cretinos, los imbéciles, los estúpidos y los locos. En suma todo el mundo, si se mira bien, participa de alguna de esas categorías. Digamos que la persona normal es la que combina razonablemente todos esos componentes o tipos ideales”. Umberto Eco “El cuerpo solo se convierte en fuerza útil cuando es a la vez cuerpo productivo y cuerpo sometido.” Michael Foucault

1. Una radio comunitaria

El proyecto de una FM llamada “comunitaria” difiere en muchos aspectos de las intenciones comunicativas de una FM “comercial”. Entre sus objetivos se destaca el de establecer una comunicación solidaria y comprometida con el oyente y desarrollar un servicio informativo basado en las dificultades, los reclamos y los logros promovidos por el pueblo para mejorar la calidad de vida, democratizando la palabra y ejerciendo un pluralismo de opinión, participativo y transformador de la realidad. Lo relevante que plantea FM Aire Libre entre sus lineamientos, es la posibilidad de acceder a la propiedad y gestión de medios de comunicación con el uso de frecuencias y servicios, sin discriminación ni restricciones arbitrarias respecto a su cobertura, alcance, contenidos y sostenibilidad económica. Alberto “Beto” Palacios, uno de los integrantes del equipo de coordinación y artística de FM Aire Libre, analiza: “La programación de una radio comunitaria está más vinculada a lo social. Surge por el interés de lo sectores de la población que no tienen un fácil acceso a los medios para poder decir lo que piensan, las inquietudes, expresar las necesidades, reclamar

21

por lo que corresponde, difundir las alegrías propias del pueblo, escuchar sus propias voces en los medios. La radio comunitaria viene a cumplir esa función. Nace con un carácter social por su misma composición. Desde el nacimiento como proyecto, la misma gente es la que lo impulsa. No es que viene un capitalista y dice ‘quiero poner una radio y ustedes van a trabajar para mí’, sino que la gente impulsa un medio de comunicación que los represente y que todas las gestiones estén en base a eso, a que los contenidos apunten a los intereses de una gran mayoría, de esa mayoría que no puede expresarse como quisiera en los medios existentes. En virtud de esta situación nacen las radios comunitarias”. Es considerada la única radio de estas características en la ciudad de Rosario, aunque han aparecido últimamente grupos de personas que quieren producir sus programas, trabajar desde su propia voz y su propio sistema de comunicación. “Si bien no desean abrir una radio quieren emitir mensajes, promover sus espacios y luego difundirlos por Aire Libre. A nosotros nos interesa centralizar estas experiencias”- destaca. “Cuando un barrio siente que su actividad, su vida cotidiana no está en los medios de comunicación –llámese radios, televisión, Internet, diarios- crea su propio medio. Nosotros surgimos así y las radios comunitarias en América latina surgieron así, desde esa necesidad. – afirma Palacios- Obviamente, lo que se pretende a través de la radio comunitaria es que la misma gestión sea por parte de la gente, tanto la gestión política, la económica, como la gestión de contenidos de la programación. En estos casos suele suceder que la radio comunitaria complementa otros aspectos de la vida cultural. Hay radios comunitarias que se componen como centros culturales. Es decir, son una radio, son una biblioteca, son un espacio de encuentro cultural con los vecinos. Esto conlleva a que, si bien participan todos, también hay responsabilidades. Lo que se trata en una radio comunitaria es que mas allá de que lo artesanal esté bueno, no quiere decir que uno lo haga a los ‘ponchazos’. Buscamos hacer la mejor radio posible para que la gente pueda compartir información de calidad, seleccionar música para todos los gustos, que se escuche un abanico de voces que represente distintos intereses y por supuesto que sean voces cálidas, atractivas, que alienten un poco el deseo de transformación de la sociedad”. Con respecto a las diferencias con una radio “comercial” señala: “En una radio comercial es el dueño el que establece los contenidos. Es otro proyecto de comunicación. Nosotros como radio comunitaria respetamos el proyecto comercial, el proyecto estatal, pero también queremos que respeten el proyecto de comunicación social que establecemos como radio, como propósito social. Y hoy en la ley está contemplado tibiamente. Es una ardua pelea que estamos dando a nivel nacional para que de un marco legal la radio comunitaria esté en igualdad de oportunidades con las radios comerciales y estatales”. A partir de estas distinciones, la radio comunitaria compone su programación de forma temática. Una tira diaria un programa donde se lee los avisos clasificados un informativo de las radios comunitarias a nivel nacional un informativo de las radios comunitarias a nivel continental un programa de pueblos indígenas un programa sobre migrantes microprogramas producidos por radio Netherland de Holanda 22

-

un programa universitario un programa específico de mujeres. programas periodísticos programas de rock programas de folklore programas de música variada

La característica de todos ellos es que siempre son atravesados por la cuestión social. “En algunos con mayor profundidad, en otros de un modo más trivial. Pero todos los formatos tienen esa particularidad” –relata “Beto” Palacios.

Si bien los criterios de selección de una radio comunitaria tienen que ver con la idea de posibilitarle un lugar a aquellos que no encuentran espacios en otros medios, la evaluación de los contenidos de las propuestas que llegan a sus manos es un proceso significativo. “Generalmente con el equipo de programación recibimos todas las propuestas que llegan a la radio. Lo que hacemos es evaluar qué quieren hacer, qué conocimientos tienen, si conocen el lenguaje de radio, cómo producen. En base a eso los escuchamos, y si no tienen ese conocimiento lo que hacemos es sugerirle cómo poder hacerlo y darle herramientas” - enfatiza Palacios, quien integra el equipo de producción y artística de FM Aire Libre-. La radio comunitaria es una radio abierta a la comunidad. Pero la intención no es sólo ofrecer un espacio para aquel que necesita expresar un mensaje, sino que ese mensaje sea producido en las mejores condiciones, con la mayor calidad posible, para que llegue a una audiencia superior. “Insistimos en el uso de las cortinas radiales, en la brevedad de las frases. Recalcamos que el lenguaje radial es distinto del lenguaje escrito y televisivo. Instamos a ser creativos, ingeniosos, tener humor, hacer las cosas con alegría, propender a la buena noticia, poder denunciar las cosas que pasan sin perder la esperanza. Todas esas cosas evaluamos. – añade Palacios- Y después nos sentamos a armarlo para que el programa sea escuchado. Porque eso es lo que queremos. No solamente decirte “acá tenés un lugar”. Queremos que el programa que haga el vecino sea lo más escuchado posible y lo mejor hecho posible. Y eso es también otro desafío que tenemos acá adentro”. También evalúa ciertas estrategias en la programación: “A veces sucede que llega un programa que no está bien hecho ‘radialmente’, pero nos interesa la audiencia que va a escuchar ese programa porque sabemos que va a estar ahí prendida, y en el medio de esa transmisión podemos tirar un mensajito, podemos tirar otro, jugar con la escucha para ver si se engancha con otros programas. Apelamos a ciertas estrategias”.

2. Viabilidad del proyecto 23

La producción conjunta de “Tardes nuestras”- tanto los coordinadores como los pacientes de la institución - estaban de cara a transformarse en comunicadores radiales. Pero, ¿era posible que una persona que sufre un trastorno subjetivo como la locura ejerza la comunicación radial? ¿Está apto para esta tarea? ¿Es viable el proyecto? Al respecto, la licenciada en Trabajo Social Laura Coll- quien trabaja dentro de los equipos interdisciplinarios del Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila”señala: “No se discutió si era posible o no. Justamente estaba descartado eso como pregunta cuando uno lo que intenta construir son procesos de subjetivación e inclusión; debería ser posible para cualquiera poder producir a través de la comunicación. Las diferencias son los modos de comunicar y los modos de transmitir y producir en relación a la comunicación. Si uno se pone a pensar los medios de comunicación que existen en Rosario, uno puede rápidamente hacer una lectura de la oferta que hay y las diferencias en los modos de transmisión y de producción de la comunicación. Este es un otro modo de transmitir, dentro de esa oferta, en el marco de una radio comunitaria, de una FM comunitaria que tiene también un lugar social importante, y tiene que ver con esta posibilidad y esta capacidad de reforzar lo que no ha sido inhabilitado en ese que padece de algún trastorno subjetivo – subraya- No es aquel que se ve inhabilitado en lo absoluto de su persona, sino que tiene un problema. Que sea un problema de salud mental no implica imposibilidad de transmisión. Lo que cambia quizá es la forma, el modo de transmitirlo, pero no deja de ser asimilable a cualquier otro espacio de comunicación social en general”. El proyecto de “Tardes Nuestras” era eminentemente social, inclusivo y desestigmatizante. El perfil de la propuesta estaba acorde con la plataforma de una radio comunitaria. Eduardo Mutazzi considera la relevancia de los medios de comunicación y la manera de apoderarse de éstos: “Si hay algo que es fuerte en la cultura son los medios y hoy más que nunca a partir de las nuevas tecnologías. Tienen una producción de subjetividad serializada, que apunta al consumo dentro del sistema capitalista. Y no es que no haya que estar en los medios. Al contrario, hay que estar y ocuparlos de otra manera. Esa sería la estrategia: ocuparlos dándole voz a aquellos que no podrían acceder de esa manera”. “En principio los compañeros que estaban trabajando con Hernán (Rosatti), con Bety (Semprini), con Juan (Krutoy) y el resto de los participantes de “Tardes Nuestras” ya eran compañeros cercanos de la radio y le trasladaron la esencia de Aire Libre a ellos. Entonces no hubo que explicarles demasiado lo que deberían hacer en esta radio; fue derechito”revela “Beto” Palacios.

3. El desembarco

Finalmente el proyecto “Tardes Nuestras” se encuentra con FM Aire libre. “Beto” Palacios se refiere a este significativo hecho. “No es que nosotros seamos buenos y les 24

demos un lugar a los pacientes del psiquiátrico y de esa manera nos ganamos el cielo. Así como pesamos que las voces de las personas que hoy no tienen un protagonismo en los medios y que sienten que siempre son receptores de todas las cosas, nosotros les acercamos un micrófono y le damos la posibilidad que se expresen y se combata la discriminación a través de que se conozcan el uno al otro. Que se conozcan otras formas de ver la vida porque hay gente que piensa que hay otra sociedad posible. Para eso está la programación de Aire libre – comenta - Obviamente queremos que todos los que se expresen contribuyan en algo a lo que se produce. Necesitas ser escuchado; bueno: ¿Qué tenés para decir? ¿Qué es lo importante que todos tenemos que saber de vos? Y trabajar estos conceptos para educar en esto, que también nos falta. Creo que la radio comunitaria está para estas acosas. Y ahí esta el desafío y la apropiación de la gente de estos medios”.

El acuerdo de trabajo entre FM Aire libre y “Tardes nuestras” establecía: “…El equipo de trabajo del programa “Tardes Nuestras” se compromete a sostener un espacio radial de dos horas semanales los días jueves de 15 a 17 Hs. en la FM Comunitaria Aire Libre. El siguiente compromiso establece, por parte de los integrantes, un contrato individual de trabajo anexado a continuación, en el cual se establecen funciones, derechos y obligaciones de las partes (quienes conforman el equipo). Se constituyen como contralores del acuerdo colectivo el CRSM “Dr. Agudo Ávila” y la FM Comunitaria Aire Libre, que velarán por el cumplimiento de lo establecido. ..”15

El equipo de “Tardes Nuestras” en FM Aire Libre quedó conformado de la siguiente manera:

Conductores: Beatriz Semprini y Juan Krutoy Columna literaria: Hernán “el poeta loco” Rossatti, Ramón Méndez Columna meteorológica: Oscar Báez “el hombre de todos los tiempos” Columna deportiva: Alejandro Petisce Columna Política: Claudio Matheu (desde la redacción de el eslabón) Columna del 7º arte: Gladys Ferreyra Columna culinaria: Liliana Parodi Informes: Daniel Orlando Moreno Vocero espacios de debate del C.R.S.M: Hugo Lencina Operador técnico: Aire Libre Coordinador en el piso: Lisandro López Co-productores: Ps. Eduardo Mutazzi, Ps. Celina Pochettino Responsable institucional: Horacio Bucci, director del CRSM Agudo Ávila
15 CARTA CONVENIO DE TRABAJO CONSEJO ASESOR CRSM “Dr. AGUDO AVILA” CON FM AIRE LIBRE.

25

Durante enero y febrero se prepararon los copetes, donde participaron en la producción de textos Lisandro López y Eduardo Mutazzi- junto a los operadores de Aire Libre- y se diagramó la estructura del programa. La primera emisión de Tardes Nuestras en FM Aire Libre fue el 12 de mayo de 2005.

4. Presentación a la audiencia

La forma de presentarse en una emisión radiofónica es un aspecto clave en la diferenciación del producto y en la promoción del mismo. Las peculiaridades de la producción exigen un detenimiento en este concepto. ¿La presentación debía hacer alusión a que son pacientes internados o externados de un hospital psiquiátrico los que producen o la idea era presentarse como una oferta radial más dentro de la programación? ¿De qué modo influye el estereotipo social sobre la locura a la hora de evaluar una producción radial?

Al respecto Eduardo Mutazzi explica: “Hay una presentación que es hasta irónica. Se dice que algunos son pacientes o ex pacientes de la institución, pero se empieza a jugar con el eslogan del programa “Un programa que no tiene razón, la hace”. Está presente esto que son personas, que atraviesan por una cuestión de sufrimiento mental o locura o sufrimiento psíquico. A veces resulta contraproducente esta identificación porque hay que luchar contra el “es el programa que hacen los que estuvieron internados”, pero con eso hay que lidiar cotidianamente. Cuando después escuchan el programa o somos invitados en otros lados dicen ‘guau, es un programa de radio’. Hay un estigma social contra el que tenemos que lidiar permanentemente.” “Hay una presentación que menciona quienes son los productores del programa. Aunque nosotros no decimos que somos pacientes del Suipacha todo el tiempo. La idea es que conozcan el producto y se enganchen. Escuchando la presentación o los copetes, van a saber que nosotros somos integrantes del Agudo Ávila. Hay muchas personas que me escuchan y creen que yo soy una especie de coordinadora o que tengo otra función. Pero no, soy una paciente externada del hospital. Lo que pasa es que hace mucho que nos conocemos con los compañeros del programa y tenemos una camaradería y unos códigos en común que viene de tiempo atrás”- señala Beatriz Semprini, conductora de “Tardes Nuestras”.

26

Laura Coll hace alusión a la intencionalidad manifiesta de aclarar quienes son los productores del espacio. Sin embargo advierte: “Se produce en función de la no discriminación. A través de los copetes de la radio se aclara desde donde se produce. Queda claro porque se nombra la locura, se nombra el espacio institucional de donde se proviene; aunque es una marca que justamente intenta producir ese salto de la exclusión a la inclusión, marcando que no por tener esta marca es necesario ser discriminado. Esa marca es una marca más como la que puede tener cualquiera, pero que no inhabilita sino que permite producir, que permite incluirse, que permite tener un lugar”. También se refiere al uso de la ironía y el humor en la construcción de los mensajes: “Se trabaja mucho con el humor en este sentido, de una forma subliminal. Se nombra, se dice y se explicita. Hay una intencionalidad clara respecto a esto: el programa no deja de enunciar de qué se trata, y quienes forman parte, pero a la vez habilitando y permitiendo la producción, la transmisión, la comunicación, el lugar de trabajo, el lugar en la sociedad.”

5. Tipo de programa

El formato que adopta el programa “tardes Nuestras” es de interés general, aunque para “Beto” Palacios no tiene un encasillamiento específico. “Lo pusimos como interés general, porque tiene que ver con lo social y con muchas otras cosas. Dentro de lo que es Aire libre lo clasificamos así porque mezcla varias cuestiones que son importantes y que apuntan a un público amplio”.

Lisandro López advierte: “No pretende ser una excelente producción periodística. Es un programa de interés general como dice el copete de difusión: ‘un programa de comentarios, actualidad y vida cotidiana de los residentes del Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila”’.Surge con esa impronta de recuperar las voces, los sentimientos, las ideas, los proyectos, los sueños y sus comentarios, en relación al rol específico que haya asumido en el trabajo de taller y de lo que fue inventado posteriormente en cuanto al papel de columnistas temáticos”.

La intencionalidad manifiesta en la puesta del programa la resume claramente Laura Coll: “La idea es no hacer un programa especial, por este carácter especial de la discapacidad, sino hacer un programa de radio sostenido, armado y producido por aquellos que hoy padecen un trastorno mental. Pero que son personas, sujetos que están en condiciones de producir”- resume-.

6. Modos de producción

Los modos de producir marcan la dinámica de un programa radiofónico. En las rutinas de trabajo está la esencia del producto que llega a los oídos del receptor. El programa “Tardes 27

Nuestras” había logrado salir del ámbito de la institución y alojarse en una radio abierta a la comunidad. Y esto implicaba una mayor audiencia, pero también mayores responsabilidades. En el proyecto “TARDES NUESTRAS AL ETER”16 se describen criterios metodológicos de trabajo:

“Trabajaremos con noticias, información y contenidos de producción propia, contando si está al alcance, con el apoyo informativo de fuentes afines. No sólo nos proponemos informar, sino también formar con la emisión de comentarios de opinión sobre nuestra realidad y la construcción de fantasías que cultiven la imaginación de los realizadores y de la audiencia (mediante la creación de personajes, por ejemplo)…”

Eduardo Mutazzi –uno de los productores del programa de radio- asistía en los materiales que fueran necesarios, en el armado de la ruta del programa, designando el orden de participación. “En esa instancia dejo de ser psicólogo y paso a ser productor de radio. Llegamos prácticamente una hora antes. Algunos ya traen su columna armada. Nos sentamos en la mesa de trabajo, organizamos el orden de aparición de cada participante y elegimos los temas musicales que se van a poner. Una vez que eso está armado puede haber alguna discusión sobre la cuestión del tiempo que va a ocupar cada uno. Si el participante no tiene decidido su participación, como productores los orientamos. Para eso recurrimos a revistas, diarios e Internet. Esa es la forma de trabajo. Eventualmente durante la semana vamos chequeando novedades y también estamos al día con las noticias de la coyuntura”. Por su parte Lisandro López manifiesta: “El momento de pre producción hoy por hoy se hace una hora antes de la emisión. Se arma la ruta del día. Cada uno de los integrantes comparte, socializa lo que va a trabajar en cada programa. Se habla de las novedades, de actualidad.” La trabajadora social que forma parte del equipo de producción analiza: “Inclusive el armado del programa tiene una lógica de sectores: está la parte deportiva, la columna política, la parte musical, de lectura de poemas, la parte de humor. O sea, lo que socialmente se escucha en cualquier medio de comunicación”. Claudio Matheu- columnista político del programa- se refiere al paso del circuito cerrado a la FM comunitaria: “Ahora hay más seriedad, ya que tenemos la responsabilidad de salir al aire. Tenemos una audiencia y además cuando estábamos en el hospital se metían

16

Proyecto de emprendimiento cultural-comunicacional “TARDES NUESTRAS AL ETER”, enmarcado en el dispositivo de Asistencia en Talleres Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila”.

28

algunos que no son muy lúcidos que digamos y hablaban cualquier pavada de cualquier cosa. Ahora está más organizado el trabajo”. Hernán Rosatti, quien lleva adelante la columna literaria, relata algunas dificultades en el proceso productivo: “Tenemos claro la idea de que somos un programa de radio. No es fácil llevarlo adelante, porque a veces uno se deprime, otro está contento, otro falta, otro se va. Pero yo pienso que de a poquito tomamos conciencia de las cosas que hacemos y nos damos cuenta que esto es un trabajo de expresión, de arte y va saliendo mejor”. Con respecto al uso de herramientas propias del periodismo López comenta: “A lo mejor nos falta pulir técnicas de redacción para producir informes sobre algún tema en especial, ya sea economía, política o alguna crítica de espectáculos. Lo óptimo sería que esa herramienta se socialice, que los pacientes se apropien, porque harían mucho mejor su trabajo, se desenvolverían mucho mejor en el aire”.

Una de las funciones vitales e imprescindibles dentro de una producción radiofónica es la del operador técnico. La musicalización, el ritmo, la dinámica, el desarrollo, la puesta al aire del programa, depende en gran medida de esta valiosa pieza. Vanesa Godoy opera controles actualmente en el programa y de esta manera sintetiza la labor de producción: “Los participantes empiezan a llegar desde temprano. Traen música, las bajamos a la computadora, y quedan a disposición del programa. Después nos juntamos en la mesa de trabajo; primero charlamos, comentamos las propuestas y después cada uno se arma su rutina. Luego se incorpora Lisandro (López) que proporciona algunas pautas acerca de cómo diagramar o cómo mejorar esas propuestas en función radial y finalmente se produce el programa”. El criterio de selección de música también es un tema sustancial: “Se elige la música de acuerdo a lo que se quiera expresar a través de ella. La música tiene que atrapar al oyente, y por medio de esa escucha introducir el mensaje. Otros criterios apuntan a que la música tiene que tener un contenido específico y tiene que ser el ‘todo’ del mensaje. Son diferentes posturas”. Lisandro López resume: “Yo creo que la experiencia es posible porque hay proyección. Cuando hay estrategia e iniciativa la cosa marcha. En este caso hubo muchas cosas positivas. La asamblea decidió hacer una experiencia de producción radial, de ahí que tomaron la palabra y empezaron a producir lo que a ellos le interesaba, sus inquietudes, sus problemáticas; cuestiones de convivencia. Una vez que generás la chispa, la idea prende y avanza la propuesta de trabajo, de integración, de relacionarnos con otros, de la manera que creamos más conveniente”.

7. Estrategias de visibilidad

En toda propuesta radial se buscan las maneras de ampliar la audiencia y se discuten maniobras para potenciar la llegada al oyente. Sin embargo, las particularidades que 29

presenta el programa “Tardes Nuestras” dictamina que las estrategias de visibilidad tengan también sus características distintivas. “Siempre hubo intentos de potenciar al máximo la salida al aire, dentro de las posibilidades. Ocurre que hay una diversidad, una heterogeneidad muy marcada y distintas formas de resolver la tarea en cada uno. – relata Lisandro López- Porque somos todos distintos y ahí está lo bueno: poder producir según nuestras capacidades y poder desarrollarlas también. Y para eso siempre estamos tratando de ofertar herramientas, pero también cuesta que sean tomadas por la misma situación”.

La radio inclusive fue un disparador para poder instalarse en otros lugares de la ciudad, por ejemplo en eventos públicos. De esta manera se estimulan los roles de protagonismo en los participantes. Otro de los logros significativos fue el “apadrinamiento” del grupo musical “Los Vándalos”, uno de los principales exponentes del rock local, quienes acompañaron la nueva etapa de producción, componiendo un tema para la difusión del programa. De esta forma “Tardes nuestras” participó en forma de radio abierta del festejo por los diez años del Centro de Salud del barrio Las Flores en julio de 2005. También el equipo hizo lo propio en el Pre Congreso Regional de Salud Mental, realizado en la Facultad de Psicología de la UNR, en septiembre de 2005, y en un encuentro de Comunicación Popular llevado a cabo por los estudiantes de Comunicación social en el Centro Universitario de Rosario, popularmente conocida como la Siberia. Además, los participantes del programa radial viajaron a fines de 2005 al Congreso de Salud Mental y Derechos Humanos organizado por las Madres de Plaza de Mayo, donde compartieron sus experiencias de producción. Al respecto, el diario La Capital publicó una nota dando cuenta de la noticia.17 “Siempre se buscó ligarnos a los sectores con los que nos sentimos compañeros, hermanos, iguales, por eso surge acercarnos a otros lugares y ponernos en contacto con otras problemáticas, ya que la propuesta que llevamos adelante trata de las mismas cuestiones que nos pasan a nosotros como equipo y que le pasa también a la gente, de lo que hacen las demás personas” confiesa Lisandro López.

8. Credibilidad y rigurosidad de la información

17

“Internos del Suipacha, en un congreso internacional”. Diario La Capital. Publicada el 13/11/2005

30

“La cuestión de la credibilidad hay que verla también en función de lo que son los contendidos de la radio, y en este caso particular, como son los contenidos de “Tardes Nuestras” - Explica Lisandro López - Por ejemplo, la columna política la realiza Claudio Matheu que es Ingeniero Civil, que tuvo unos cuantos años de internación, y es un tipo que puede hablar de un montón de temas de actualidad porque es un tipo que la mente la tuvo en permanente ejercicio. Entonces el lee los diarios, se informa, sabe lo que pasa. Otro caso es el de Oscar Rolando Báez. El pronóstico que hace es único e irrepetible. Y no se qué pensará la audiencia, pero Oscar convive con esa situación de que es científico y qué se yo y es “El hombre de todos los tiempos y el espacio”. En cuanto a la credibilidad es eso; ya es ciento por ciento creíble por la propuesta misma, porque está siendo vocera de toda su vida cotidiana”.

“Tardes Nuestras” no es un programa que busca la rigurosidad periodística, un producto que pretende prominentemente informar. Lo que permite el programa es la posibilidad de que los pacientes puedan interactuar y puedan- dentro de sus posibilidades- desarrollarse y avanzar lo máximo posible. “Ahora; eso se da en tanto las condiciones que haya – comenta López- Por ejemplo Gladis ha demostrado tener una capacidad y una frescura que hay que potenciar. Entonces vamos a trabajar para fomentar esas cualidades. ¿Pero cómo habíamos avanzado con Gladis antes? En “Tardes Nuestras”, ofreciéndole el armado de la agenda. Fue todo un proceso hacer una agenda cultural y social en el programa. Si vos agarrás los archivos, no es lo mismo la primer columna de la radio a cómo hacemos hoy la agenda. Porque empieza a predominar lo que es la producción radiofónica, la relación con el operador, con los interlocutores, lo que es el juego de la cortina, el silencio, todo lo que forma parte del lenguaje radiofónico. Al leer más, tenemos mayores recursos de palabras. Y esto también tiene que ver con la historia de vida individual y colectiva de los pacientes. Como indicador de lo que fue la forma de trabajo podés encontrar -en una evaluación a priori- que ahora hablan de todo. Hablan de todo y más”. Al respecto, la operadora radial infiere: “No tiene diferencias con cualquier otro programa del espectro radiofónico. Es un programa de radio igual que todos. Se hablan de temas particulares que son los mismos que cualquier otro: fútbol, poesía, política. No corren con ninguna desventaja porque el solo hecho de tener un micrófono para expresarte te quita toda desventaja. Son personas que tienen sus propias características. En general, con todos los programas es lo mismo, con los de producción local, con los de integración y con el resto de los programas que vienen y te pagan el espacio. En mi función de operadora es un vínculo diferente el que me une a cada puesta radial. Y este programa en particular, es un vínculo diferente como el de cada uno de los restantes, no veo diferencias. Incluso lo hacen mejor que otros conductores. Tienen una expresión y unos recursos radiales que otros no tienen”.

9. Incorporación de recursos radiofónicos

31

¿Cómo es el proceso de incorporación de los recursos radiofónicos habituales en la práctica radial? Al respecto hace la evaluación “Beto” Palacios, integrante del equipo artístico de FM Aire libre: “A nivel radial los chicos lo han podido traducir bien. Es más; han refrescado ciertos recursos radiofónicos que están abandonados hoy en la radiofonía. En principio el humor. La forma de lograr emocionar a la gente desde la vivencia personal, a través del mismo armado del programa, a través de las cosas que dicen. Sin duda que han enriquecido la programación de Aire Libre y es sumamente positivo que haya gente del Centro Regional de Salud Mental que nos haya contactado y que lleve adelante el programa. A ellos mismos los veo que han progresado en un montón de cosas, mucho más abiertos en un montón de cuestiones”. Asimismo se refiere al proceso transformador de poder expresarse delante de un micrófono: “Eso es lo maravilloso que tiene la comunicación, acá entra la famosa “magia de la radio”, que transforma las personas para hacerlas mejores. Gente que apenas la conocí no hablaba demasiado hoy se desenvuelve con una soltura y una alegría, y vos decís “mirá lo que logra el fierrito, lo que logra la radio ante estas cosas”. También nos identifica como proyecto social. Para nosotros es un orgullo. Estamos satisfechos con producciones como estas en la programación. Siempre hay cosas para mejorar y para hacer. Pero la evaluación es muy positiva, más que nada para el grupo. Veo que la radio significó para ellos lo mismo que significó para nosotros”.

10. La posibilidad de expresarse

¿Qué significa para una persona la posibilidad de expresarse? ¿Qué representa el hecho de poder comunicarse delante de un micrófono y que ese mensaje llegue a una audiencia? Al respecto, los participantes de “Tardes nuestras” comentan: “Es algo que a mi me gusta y hago con placer - reconoce Betty Semprini- Esta práctica es muy buena como inserción social porque nosotros damos nuestra opinión sobre diversos temas y de esta manera contribuimos a sacar el estigma que la gente tiene del “loco”, de que hay que recluirlo, aislarlo. Porque no es así; hay que reinsertarlo en la sociedad y eso cuesta. Una forma de insertarnos es por medio de la radio, donde nosotros nos expresamos y la gente nos conoce, y eso va cambiando la forma de pensar de las demás personas. Además me reconforta, es un lugar donde nosotros venimos y nos desconectamos de todo”. “A mí me otorga la posibilidad de estar ocupado en algo. Y con eso dejo de pensar tanto. Es feo estar sin hacer nada. Dicen que el trabajo es salud. Esto me ayuda”- relata Claudio Matheu. “A mi me da satisfacción en la medida que la audiencia lo aproveche. Es una satisfacción supuesta. Yo pongo mucho tesón, muchas ganas, para que otro lo aproveche. Y si no, bueno, son palabras que se lleva el viento” -describe “Lili”, que es la encargada de la columna gastronómica del programa. 32

De igual modo, Hernán Rosatti reflexiona: “Cuando vos te guardas la palabra, reventás. Y cuando vos te expresás a través de un micrófono, de un papel, o con una canción, tiene un efecto sanador. La radio es un lugar donde uno se expresa, comparte y se contagia de algo que está en movimiento, que lo ayuda a moverse a uno también, a hacer algo”.

Ariel Planas, que participó en las emisiones a circuito cerrado, manifiesta: “La radio es como una especie de fogón en donde están todos alrededor de la mesa hablando y escuchando música. Para mí es una descarga a tierra, me hace bien todo esto. Que quizás no sea nada, sean desatinos”.18 Los coordinadores hacen referencia a la comunicación como herramienta liberadora: “Lo que intentamos hacer – no solamente desde “Tardes Nuestras” sino vinculado al proyecto de Aire Libre- es cómo concebir la comunicación como una herramienta liberadora en el sentido de que los sectores que son ninguneados por los medios de comunicación –digo ninguneados porque no se le permite el acceso- tengan derecho a producir en los medios de comunicación. Por eso es que “Tardes Nuestras” se alojó en un medio de comunicación popular, y por eso es estratégicamente correcto. No pensamos la salida si no es con otros o con el otro. Y de ahí que teníamos que terminar con la experiencia del adentro, del encierro” – declara Lisandro López. Como admite “Beto” Palacios, existe una saturación de información por parte de los medios, aunque las posibilidades de sentirse representado son relativas19: “Parece que la sociedad estuviera cubierta desde todo de vista informativamente y puede enterarse de todo. Pero creo que la cosa está funcionando al revés. Yo creo que hay tanta saturación de información que nadie se comunica, nadie se escucha, nadie habla: recibe permanentemente información –recalca - Para mí es contradictorio, porque sino no se explica lo que pasa con la gente. Es como que nadie quiere pensar nada o se limita a ser espectador de lo que pasa. Tratar de zafar lo mejor posible y no pensar que su voz pueda ser escuchada. La gente está totalmente descreída de las organizaciones, con la esperanza por el piso. Pero aun hay resistencia en mucha otra gente que quizá por su formación, su crianza, por la forma en que fue estimulado piensa que es posible hacer otras cosas en la sociedad y poder decir lo que se tiene que decir”. Vanesa Godoy recalca la igualdad que posibilita el hecho de transmitir la palabra desde un micrófono: “Para mí es la posibilidad de mostrarse iguales ante el otro. Y no anteponer “salgo de tal lado...”, “tuve tales problemas…” o “soy discapacitado…”. Si hay un bastón, una silla de ruedas, una discapacidad que me impide hacer algo, el micrófono te permite sacar todo eso y hablar de igual a igual”.

18 19

Extracto de entrevista realizada por el autor para el programa “En otras palabras”. LT8 Radio Rosario. Octubre de 2004. Al respecto Mc Combs en “Los efectos de los medios de comunicación. Investigación y Teorías” realiza un interesante análisis sobre el tema.

33

“‘Tardes Nuestras’ es una de las alternativas que ha podido tomar forma concreta y visible de inserción en la cultura. Quizás se deba a esta posibilidad de transmisión al aire, que es en directo, esta posibilidad de comunicación que tiene este grupo de gente que sostiene el espacio de comunicarse con el oyente, de tener ese intercambio directo con la cultura, con la sociedad, con la opinión de otros respecto de la producción” – analiza Laura Coll sobre el recorrido realizado por los productores del espacio radial.

11. Llegada al oyente

¿Cómo es la llegada al oyente del producto final? ¿Cuáles son las repercusiones del programa? Si bien no es la misma cantidad de oyentes que tiene Aire Libre frente a otros medios de comunicación masivo -como las principales radios comerciales- el programa generó comentarios de oyentes, familiares, vecinos, integrantes de organizaciones e incluso medios periodísticos que hicieron diversas notas a propósito del programa, entre ellos El Eslabón, La Capital y Página 12.

“La gente se engancha y nos da fuerza. Nos levanta el ánimo. Cuando alguien nos llama a la radio y deja su comentario es un momento especial que nos reconforta a todos los que hacemos el programa” – relata Hernán Rosatti. “No tenemos relevamientos de audiencia, ni Ibope que nos diga si somos escuchados o no, pero siempre hay llamados telefónicos de oyentes. Por lo que sabemos el programa es escuchado y fue declarado de interés municipal por el Concejo. Como no tenemos un registro del impacto que tenemos, no sabemos bien cómo llega: pero se va instaurando una imagen radial o de proyecto en quien escucha”- señala Palacios. Mutazzi enfatiza: “La respuesta siempre fue totalmente satisfactoria. Siempre nos hemos llevado loas del público que nos ha escuchado y nos ha visto. Hemos participado de muchas cosas en estos tres años que llevamos haciendo la radio. Ese impacto les ha posibilitado un montón de cosas. No es fácil para cualquiera estar hablando en público delante de 50, 30 ó 20 personas”. “Lili” tiene una opinión muy distinta y considera que la audiencia se niega a escuchar el programa: “Nadie nos llama para decir, por ejemplo: ‘qué linda receta, me gustó, la voy a 34

hacer’. O para decir cualquier otra cosa. La audiencia se niega. No existe a mi manera de ver. Porque la propuesta es muy linda, está muy bien llevada. Tiene varias columnas. Si no fuera hecho por locos tendríamos más audiencia”- declara la columnista gastronómica. “Hay uno de los chicos que se encarga de revisar semanalmente los mensajes, y hacer un comentario respecto de lo que opina la audiencia. Además es un programa que sale al aire por Internet, se escucha no sólo acá, sino en varias ciudades de Argentina. La intención es poner en medio de la sociedad la producción, que no quede reducida al ámbito de lo que es FM Aire Libre, sino poder mostrar en vivo y en directo qué se hace, cómo se hace y qué se intenta decir desde este espacio” – reseña la trabajadora social Laura Coll.

12. ¿Esparcimiento o salida laboral?

Desde sus inicios, la apuesta radial de “Tardes nuestras” proyectó la manera de que éste espacio se transforme en un sostén económico para sus participantes. La inserción laboral es una de las cuestiones centrales para la inclusión social del individuo.

Lisandro López aclara que el proceso aún está en perspectivas de desarrollo: “Las instancias de producción comienzan para poder retomar la actividad, tomar la palabra, participar, tener una actitud protagónica, que es lo distinto de estar relegado, de estar tirado por ahí. Es una actitud protagónica porque estás en una producción en equipo y te estás encontrando con otro para hacer algo en conjunto; ya eso tiene su cuestión terapéutica que son los resultados que provoca el trabajo en equipo, los resultados en la subjetividad. Cómo se fortalece, cómo se cultiva, cómo madura, cómo se desarrolla la subjetividad de los pacientes. Nosotros también estamos siendo parte de esas producciones, porque es un trabajo en equipo -Y añade- Puede que tenga que ver con el entretenimiento, con el humor, con lo placentero que puede ser la producción radial; pero concretamente es un espacio de trabajo. Por eso en cuanto a la gestión -cómo se autofinancia- es que nos hemos embarcado en los PEC (Proyectos de Emprendimientos Comunitarios). De esta manera los pacientes son remunerados por estar produciendo”. Laura Coll se refiere al trabajo como nucleador social: “Históricamente el trabajo ha sido un elemento de inclusión. En momentos de la historia de este país donde el trabajo se quiebra, esa ausencia reafirma los lugares de exclusión social”. Una de las cuestiones centrales que atraviesan la problemática de la salud mental es la inserción laboral. Por eso la importancia del taller de radio como producción laboral inserta en la cultura.

35

“Poder armar instancias que impidan la marginación desde aquello que fue siempre considerado improductivo y excluido es dos veces inclusivo, porque socialmente el trabajo debería seguir siendo el eje organizador de la sociedad. Ahora para quienes han padecido o padecen de sufrimientos subjetivos y se encuentran encerrados en una institución psiquiátrica o se encuentran privados de acceder a estas formas de trabajo armar dispositivos que permitan a estas personas revincularse a la sociedad a partir del trabajo en instancias productivas les devuelve una doble ciudadanía- explica Coll- Ya no sólo la posibilidad de un trabajo, sino la posibilidad de ser un ciudadano. Por eso la doble inclusión: la posibilidad de incluirse socialmente, de ser reconocido como un sujeto de derecho y por otra parte la posibilidad concreta de tener un lugar en la sociedad, produciendo en los términos del trabajo que nos unifica”. Por su parte Eduardo Mutazzi explica: “El reconocimiento del otro en nuestra sociedad también pasa por el salario. El trabajo es también parte de la cultura. Mucha de la población que concurre a este lugar no tiene acceso al trabajo, a una obra social, a todo aquello que el resto de la sociedad si tiene acceso, están en una especie de desafiliación. Esto para muchos representa la posibilidad de incluirse socialmente”.

Lisandro López sostiene que es necesario buscar estrategias de financiamiento para sostener la producción. “La idea es que el producto sea escuchable, sea vendible, y para lograr eso dependemos de las estrategias que se llevan adelante en conjunto con las producciones y con los equipos de venta de la radio. La salida laboral concreta es esencial en el camino para recuperar la dignidad, o fortalecer la dignidad de las personas. La salida de esta situación de crisis en la que estamos es el trabajo. Pero hay que inventar estrategias, buscar formas, lograr que haya un estado que respalde este tipo de iniciativas de trabajo comunitario”. Los participantes del programa tienen posturas diferenciadas. Si bien algunos toman la producción radial como un hobby o una distracción, para otros significa un trabajo concreto. “Para mi es un entretenimiento. No tengo perspectivas de que se convierta en un trabajo” – comenta Claudio Matheu. Hernán Rosatti alega: “Esto lo siento como un trabajo. Aunque es un trabajo feliz. También es un lugar de encuentro y un lugar de compañerismo donde compartimos cosas. Para mí representa las dos cosas”. En este sentido, Laura Coll hace una diferenciación importante: “Hay que ver en que términos uno habla de salida laboral. Depende mucho de las formas y posibilidades. En el modo de intercambio económico habría que ver de qué manera esto puede tomar vida propia. Yo por lo menos entiendo este espacio de producción como espacio de trabajo. Venir a las dos de la tarde y sentarse a producir el programa que después va a salir al aire, requiere una dedicación como cualquier otra, y constituye verdaderamente un trabajo para quienes lo producen”.

36

13. Sustentabilidad del proyecto

El apoyo mediante subsidios y la remuneración del equipo de producción son cuestiones vitales para el sostenimiento del espacio. ¿Cómo se sustenta este proyecto, de que manera se financia y permite que siga funcionando? Lisandro López comenta cómo fue el acuerdo con la radio comunitaria: “Antes de empezar con la emisión de “Tardes Nuestras” tratamos de formalizar la relación entre las instituciones que participan en este proyecto común, que es la puesta al aire del programa entre el Centro Regional de Salud Mental y FM Aire libre. Algunos integrantes de la radio fueron al hospital y tuvieron una reunión con el director y con los trabajadores que estamos llevando adelante el proyecto para acordar qué tipo de estrategias llevar adelante para sostener el aire. El espacio fue cedido por Aire libre en un principio para que este proyecto sea posible. Porque lo que cobra la radio por los programas es en realidad un costo estimado de la hora para sostener la estructura en general, la biblioteca, el área cultural y todas las actividades que se desarrollan con las otras organizaciones. Sin embargo hubo compromisos de buscar vías de financiamiento - declara - Recién apareció el dinero mediante la fundación Rodríguez – Martínez que pertenece a los mismos dueños de la empresa “La Virginia”. Ellos financiaron un apoyo a una producción que está vinculada a la cultura y la comunicación. El proyecto no lo gestionó el hospital, sino un trabajador del hospital. “Tardes nuestras” es en definitiva una coproducción, ya que Aire Libre puso a disposición sus trabajadores y sus herramientas para producir el programa”.

Eduardo Mutazzi afirma: “La fundación Rodríguez-Martínez financió los costos operativos durante seis meses. Ahora no tenemos apoyo externo que no se propio del hospital o de la radio. FM Aire Libre presta en un acuerdo sus empleados y sus herramientas técnicas porque le interesa el proyecto. El financiamiento de los coordinadores corre por cuenta del hospital, ya que somos empleados públicos de la salud”. De igual modo aclara: “Lo ideal sería conseguir pautas publicitarias para que aquellos que trabajan en el programa puedan cobrar un salario por su participación en el mismo”. A tales efectos se redacta una carta para la venta publicitaria del espacio radial20, dirigida a empresas o pequeños negocios, en la cual se ofrece una pauta de difusión. En dicho escrito se especifica el tipo de programa, las características y el proyecto en el que se enmarca. A continuación se reproduce un fragmento:

“Por intermedio de la presente, hacemos saber a ustedes que contamos con un programa de radio en la FM Comunitaria Aire Libre 91.3, que se emite en forma semanal los jueves de 15 a 17 hs. Es un programa variado, de interés general (…) Se trata de un programa atípico pues está llevado adelante por personas que se asisten en el CRSM “Dr. Agudo Ávila”.
20

Carta venta publicidad CRSM “Dr. Agudo Ávila” - FM Aire Libre.

37

El programa está enfocado hacia el hacer cumplir los derechos humanos, tiene un gran compromiso social y con la salud de la comunidad. Por lo antedicho, el programa cuenta con una importante audiencia y le ofrecemos a su firma la posibilidad de contar con un espacio publicitario en el mismo. Las pautas de esta publicidad se acordarán personalmente (…)”

Tercera parte

TRANSFORMAR LA REALIDAD

38

“El manicomio fue desde el comienzo la torre de los pobres, el lugar donde ocultar lo que afeaba el espacio público de la sociedad. Se trata de practicar el ideal del orden por medio de la segregación de la marginalidad, el control y la disciplina. El manicomio marca el límite interior-exterior. El muro restablece la polaridad de los espacios públicos y privados.” Dr. Emiliano Galende

1. De alta

La experiencia radial que comenzó a circuito cerrado -dentro de la institución- se fue al éter. Después de casi cuatro años de recorrido sobran anécdotas e historias personales marcadas por esta propuesta sin precedentes en la ciudad de Rosario. El uso de la palabra en el recinto psiquiátrico no es el mismo a partir de la instauración del taller de producción radial devenido en programa. “Todo va dejando su huella, toda va haciendo una siembra y toda esa comunicación que estuvo vivísima en el hospital – lo que fue en un primer momento los parlantes sonandogeneró que se hable de miles de cosas, cuando antes sólo se hablaba de cuestiones repetidas.- reseña Lisandro López- Porque la comunicación es eso, poder intercambiar voces. A través del intercambio de voces se tratan temas, además se dicen cosas que pueden tocar el alma y pueden hacerte llorar, hacerte reír o agarrar una bronca bárbara. El tema de cómo se tomó la palabra es una huella gigante en cuanto a lo que es el desenvolvimiento y la comunicación dentro del Suipacha. Todo eso es lo que se fue generando con la producción radial y esa tensión entre fantasía y realidad, entre sueño y realidad, que es la tensión más jugosa, es la que permitió inventar y superar obstáculos”.

39

Eduardo Mutazzi reflexiona sobre el recorrido del programa: “Podemos decir que “Tardes Nuestras” se fue “de alta”, pero quedaron otros allá. Porque no todos llegan hasta Aire Libre para realizar la emisión. Todavía el encierro funciona, la práctica del aislamiento está presente, no es que todo sea color de rosa. Está presente el hospital psiquiátrico, hay prácticas que permanecen. Y no por culpa de los trabajadores o de los directivos o de quien sea. Sino porque lo institucional en la cultura es mucho más fuerte. Al irnos del psiquiátrico un montón de gente quedo allá y no habla. Eso es algo que tendríamos que trabajar.” También reflexiona sobre la pérdida de protagonismo en la institución psiquiátrica “Allá es como que no estás presente. Inclusive en otro momento se pasaba el programa “Tardes nuestras” en vivo en el hospital y desde un tiempo a esta parte no se pasa más y nunca nadie sabe bien porqué. Si falta algo, un cable, esto, lo otro. Son las cosas institucionales que surgen cuando pasan cosas con las que no estamos acostumbrados”. Asimismo rememora una anécdota con Alfredo Olivera, el creador de Radio “La Colifata”: “Una vez charlando con Olivera me dijo ‘tendrían que volver a hacer el programa desde el hospital.’ Y creo que sería importante hacerlo desde ahí porque generaba muchas cosas – no tanto en el público de afuera – pero sí creaba muchas cosas dentro, en la asistencia. No me dijo qué hacer, pero si que pensáramos como unir estas dos cosas, estas dos modalidades”. Finalmente, Mutazzi resume “El espíritu del programa tiene que ver con sostener esta lucha cotidiana que es un trato digno hacia las personas, una asistencia digna, una convivencia digna, que podemos resumir en un ¡No al encierro, no a la exclusión, no a sistemas coercitivos para el tratamiento de la salud mental! “.

2. ¿Apoyo o indiferencia?

¿Se corresponden las políticas del gobierno con estos proyectos? ¿Hay apoyos concretos para este tipo de experiencias?

“De parte del hospital el apoyo fue de palabra. Nunca hubo un peso para sostener el proyecto en Aire Libre – enfatiza Lisandro López- ¿Cómo se entiende eso? Ni del hospital ni del gobierno. Ni una pauta municipal, ni una pauta provincial de propaganda. Hasta el día de hoy no hemos tenido una. Y eso que hubo gestiones21 y que fuimos a hablar con todos y nadie nos da bola”.
21 Por la relevancia del emprendimiento y por la intencionalidad de convertirlo en un espacio para el sostenimiento económico de sus participantes se escribe un pedido de subsidio a la secretaria de cultura fechado el 6 de Junio de 2005 “..Esta institución no cuenta con los recursos económicos suficientes para hacer frente al pago requerido para la salida al aire del programa. Por este motivo y considerando que este emprendimiento coincide con los lineamientos de la Secretaría de Cultura en promover a los movimientos culturales como un modo de inclusión social, es que dirigimos a ustedes esta solicitud de subsidio…”

40

Asimismo, señala el camino del reclamo para un cambio de cultura manicomial: “Tenemos que buscar y exigir políticas desde el estado que se correspondan con esta necesidad; para tener un mejor trabajo y un mejor desenvolvimiento, llamémosle institucional. No para seguir conservando el manicomio, sino para preservar el espacio de atención a la salud mental. El hospital está rebalsado por el tipo de política que se lleva adelante. No es menor esto de cómo se concibe la salida de esta situación de crisis tanto de los trabajadores como de los pacientes y de la misma población en cuanto a la salud mental que debe tener”- puntualiza el productor de “Tardes Nuestras”

Experiencias similares como “La Colifata” tampoco encuentran respuesta en las políticas actuales. “Basta de que nos ayude siempre la gente. El Estado tiene que hacerse cargo aunque sea una vez. Venimos con muchísimas promesas, papeles firmados, presupuestos aprobados para terminar el estudio, construirnos un lugar... Pero nada” -reclama la coordinadora del proyecto, Laura Gobet. Si bien La Colifata lleva más de 15 años de trabajo, todavía no le encontró la vuelta a su financiación. La mayoría del dinero que ingresó durante estos años vino de donaciones de oyentes, amigos, periodistas o colectivos autogestivos. Todo eso apenas sirvió para los insumos y el mantenimiento. El Estado le otorgó premios y muchas promesas. “Pero nunca un mango”, dice Gobet con resignación y describe una de las consecuencias: “El equipo de trabajo cambió mucho a lo largo de estos años. Eso a veces es un dolor y es una imposibilidad como colectivo para organizarse y armar estrategias”22 “¿Cómo puede ser que este trabajo humano tan valioso sea tan poco reconocido? ¿Cómo es posible que experiencias de este tipo – declaradas incluso de interés municipal23- sean tan poco valoradas, cuando tienen una importancia incalculable desde todo punto de vista? – enfatiza Lisandro López.

22

“Loca, pero te quiero” www.lavaca.org. Publicada el 21/06/2006

23

El programa de radio “Tardes Nuestras” fue declarado de interés municipal por el concejal Ricardo Barrera del bloque Socialista.

41

Conclusiones

El imaginario social con respecto a la locura es cruel y verdaderamente siniestro. El loco es considerado un sujeto ocioso, improductivo, peligroso. Las instituciones previstas para su alojamiento están superpobladas y ,para tratarlos, sobran políticas represivas y faltan asistenciales. El sociólogo Erving Goffman sostiene: "Los hospitales psiquiátricos están erigidos para cuidar de aquellas personas que, incapaces de cuidarse por si mismas, constituyen además una amenaza involuntaria para la comunidad”24. La amenaza al orden de la sociedad, percibida por las clases dominantes, genera instituciones para controlar, sino para “ocultar” la problemática de la locura. Y está comprobado que cuanto más tiempo permanezca un paciente internado más embarcado estará en la carrera de enfermo mental y consecuentemente más le costará adaptarse al entorno social del “afuera”. “El estigma que acompaña a todo individuo que ha estado

24

Goffman, Erving: “Internados. Ensayos sobre la situación social de los enfermos mentales.” 1980

42

institucionalizado a menudo afecta su búsqueda de trabajo, y su desempeño en la sociedad”.25 Dentro de estas problemáticas surge la imposibilidad de conseguir un trabajo formal, ya que los muchos años de internación resulta un antecedente negativo y esta falta de empleo disminuye su calidad de vida. Por eso resulta absurdo tener que hablar de la peligrosidad de los enfermos mentales. El verdadero peligro es el que acarrea enfermarse mentalmente y ser atrapado en los dispositivos institucionales y en los poderes que certifican la paupérrima realidad de los manicomios. La desmanicomialización26 tiene que ver justamente con romper la idea de que el loco es culpable por lo tanto tiene que estar encerrado, apartado, excluido y entender la locura desde otro lugar. O sea, el loco no es producto de sí mismo. No se enferma solo, se enferma con lo que recibe del medio social y de las necesidades que el medio social y económico no le brinda. Se trata de entender la locura como una consecuencia, en este sentido, del padecimiento que tiene el ser humano. La “desmanicomialización” intenta romper con esa idea de locura donde subyace la culpa, donde el loco es culpable por sí mismo, por lo tanto hay que encerrarlo, marginarlo, excluirlo. Distintos movimientos, organizaciones sociales y algunos espacios dentro del mismo Estado vienen luchando desde hace años para que el sistema cambie. Proponen un modelo que rompa con la hegemonía vigente y la modificación de las prácticas terapéuticas. El proyecto pretende la recuperación de los sujetos para que dejen de ser un objeto de la institución. A consecuencia de esto, es sumamente importante crear dispositivos y espacios de enunciación para rescatar la subjetividad de las personas. Las prácticas radiales llevadas a cabo en distintos hospitales e instituciones psiquiátricas han resultado muy valiosas para la recuperación de las habilidades sociales de comunicación y expresión en personas que han sufrido trastornos mentales. La radio o la terapia radiofónica resulta ser una herramienta alternativa de expresión en salud que logra reconstruir lazos sociales perdidos y permite desarrollar capacidades personales, adquiriendo valor de intercambio social.

25

Desmanicomialización: "Hacia una transformación de los Dispositivos Hegemónicos en Salud Mental" Por Lucía del Carmen Amico. 2004

El concepto “desmanicomialización” hace referencia a experiencias llevadas a cabo por grupos políticos y técnicos cuyos objetivos simbolizasen una redefinición de practicas en el área de la salud mental “opositoras” al manicomio como instancia de internamiento crónico.

26

43

FICHA TÉCNICA

“TARDES NUESTRAS”
FM AIRE LIBRE 91.3 TODOS LOS JUEVES DE 15 A 17HS.
ES UN PROGRAMA QUE NO TIENE RAZÓN, LA HACE. ESCUCHÁ LO QUE TE HACE BIEN

Conducción: Beatriz Semprini Juan Krutoi Columnistas: Hernán Rosatti “El poeta loco” Alejandro “Fútbol” Petisce Hugo Lencina Alejandro Ruffa “El poeta” Gladys Ferreyra

44

Claudio Matheu “Lili” Oscar Rolando Báez “El hombre de todos los tiempos y el espacio” “Rincón del oyente”: Paula Bouchart Sergio Dalmasso Operador técnico: Vanesa Godoy Edición: Marcela Medina Producción general: Lisandro López Eduardo Mutazzi Celina Pochettino

APUNTES

Antes que nada quisiera que me definas el copete de “Tardes Nuestras”… “Un programa que no tiene razón, la hace”… “Yo pienso que significa tratar de construir un mundo un poquito más feliz del que vivimos los que pasamos por el trance de enfermarnos mentalmente. Pienso que el no tener razón y hacerla es un paso gigante porque es darse cuenta de muchas cosas. Es sentir que hay una pared y decir “Acá hay una pared loco, ¿qué pasa? ¿Porqué está la pared? ¿Porqué no tengo razón? ¿Porqué tengo que construir algo mejor?”. Hernán Rosatti “El poeta loco” (Fragmento de entrevista realizada por el
autor)

“Esta semana va a hacer un tiempo inestable, algo lluvioso a fin de mes, caluroso al día siguiente, a la mañana fresco, de vuelta inestable. Para la otra semana despejado. Poco calor, poco cambio de temperatura, siendo un clima predilecto para el mes que viene”. “Yo consulto el diario, la televisión, improviso algunas épocas y no le erro mucho. Las falencias son mínimas. No soy un perito en la materia, pero es poco probable que falle en el tiempo”. Oscar Rolando Báez “El hombre de todos los tiempos y el espacio” 45

“Yo –como todo joven- me inclino un poco más a la izquierda. La derecha no está precisamente pasada de moda, pero éste es el momento de los pueblos, de que la gente se exprese y participe en política”. Claudio Matheu

“La desmanicomialización es una lucha por los derechos. Para que el hecho de haber sido afectado por la locura no nos deje estancados y varados en el camino; terminados para siempre. ¿Porqué? Me pasó a mí y le puede pasar a cualquiera”. Hernán Rosatti “El poeta loco”

“En un principio yo dije: ¿Puedo hablar de cocina, puedo proponer recetas? Sí, cómo no- me dijeron- Eso está muy bien. Y así surgió mi columna, como surgió la de fútbol y las demás. Uno tiene un interés de comunicar a los otros lo que uno sabe. Depende de los otros aprovecharlo o no. Eso está tácitamente, no se sabe nunca. Si la receta está buena, si le vino bien, eso no se sabe. Y eso sería a mi criterio la gratificación más grande. Un comentario. Pero son solo ideas mías, discúlpeme” “Lili”

“Sería muy lindo trabajar de periodista, siempre soñé ser periodista. Pero no sé, para mi es como un sueño, todavía no lo alcanzo” Oscar Rolando Báez “El hombre de todos los tiempos y el espacio”

“Yo hago comentarios sobre notas que aparecen diarios, especialmente en La Capital y El eslabón. A veces me desprendo con algún comentario de alguna novela o algún cuento que he leído. Los temas que más me interesan son los referidos a la ciudad o novelas sobre temas psicológicos, porque acá conversamos con psicólogos que nos dejan como una especie de incentivo para tratar ese tipo de cuestiones”. Claudio Matheu - Columnista

46

“Al loco lo marginan de una.. Hay gente que no tiene plata y vive en la calle, y para la gente es un linyera, está loco. Y es triste, porque el sistema en el que vivimos y los problemas de familia o los golpes de la vida te llevan a la locura a veces. Y uno no lo elige. Otras veces sí. Pero dentro de lo que la sociedad llama estar “loco”, está muy mal ese tema y lo tenemos que mejorar entre todos. Yo pienso que una persona encerrada no es feliz. Como tampoco es feliz una persona criticando desde afuera a otra que está encerrada. Porque somos todos personas, seres humanos”. Hernán Rosatti “El poeta loco”

“Tardes Nuestras”.

Fuente: www.campopsi.com.ar

Psicólogo Eduardo Mutazzi

47

Fuente: www.campopsi.com.ar

Lisandro López y Alejandro “Fútbol”Petisce
Fuente: www.campopsi.com.ar

QUIEN ES QUIEN

Michael Foucault (1926-1984): Filósofo e historiador. Siguiendo los pasos de Nietzsche llevó a cabo un análisis implacable de los mecanismos de control social. Implicado en una activa lucha política e ideológica, empeñado en dar voz a los sin voz, su pensamiento ha sido acogido con entusiasmo por quienes luchan por mejorar la situación de los excluidos.

Enrique Pichón Riviére (1907-1977): Psiquiatra y psicoanalista Uno de los introductores del psicoanálisis en la Argentina. Diseñó una teoría social que interpreta al individuo como la resultante de su relación con objetos externos e internos. Fundó la Escuela de Psicología Social.

48

Erving Goffman (1922-1982): Licenciado en Sociología. Creador del modelo teórico conocido como “Dramaturgia Social”. Es interesante el aporte de Goffman, quien realiza un trabajo de campo, entre 1955 y 1956, “internado” en un hospital psiquiátrico de Washington, con el objetivo de conocer sobre el mundo social de los pacientes hospitalizados desde su propia experiencia subjetiva.

Emiliano Galende: Médico y psicoanalista. Dirige la Maestría de Salud Mental Comunitaria en la Universidad Nacional de Lanús. Aborda problemáticas vinculadas a la incidencia del contexto social en las patologías mentales.

Eduardo “Tato” Pavlovsky: Autor, actor y Médico Psicoterapeuta. Creador del Movimiento Psicodramático en Latinoamérica, autor del primer libro en castellano sobre Psicoterapia de grupo de niños adolescentes y actualmente coordina el Centro de Psicodrama Psicoanalítico Grupal.

49

Alfredo Olivera: Licenciado en Psicología. Fundador y creador de LT22 Radio "La Colifata", primer radio en el mundo en transmitir desde un psiquiátrico con fines terapéuticos y sociales. Presidente de la Asoc.Civil Salud Mental y Comunicación (ONG)

BIBLIOGRAFIA

Abramor, Amanda. Una aproximación a la investigación social. Fac. Humanidades y artes. Universidad Nacional de Rosario. Álvaro, J.L “salud menta”l en Román Reyes. Diccionario crítico de ciencias sociales. Universidad complutense de Madrid. Madrid. 1992. Amico, Lucía del Carmen: Desmanicomialización: Hacia una transformación de los Dispositivos Hegemónicos en Salud Mental. Periódico de Trabajo Social y Ciencias Sociales. Edición electrónica Nº 35. Setiembre 2004. Foucault, Michael: Vigilar y castigar. Ed. Siglo veintiuno editores. 1999. Galende E.: Situación actual de la salud mental en Argentina, en Revista Salud, problemas y debate, año IX, N° Pág. 10, Bs. As, 1997. 17, Goffman, Erving: Internados. Ensayos sobre la situación social de los enfermos mentales. Ed. Amorrortu. Bs.As. 1980. Kesselman, H.: Desmanicomialización en la formación de trabajadores en salud mental. Revista Zona Erógena N° Bs As, 1993. 14, Mc Combs. Los efectos de los medios de comunicación. Investigación y teorías. Jemings Bryant; Solf Lillman (compiladores), University of Texas at Austin, 1990.

50

Olivera, Alfredo: Los medios de comunicación como potenciales productores de espacios de salud. Archivos Radio La Colifata (www.lacolifata.org) Revista Contratiempo. Establecimientos penitenciarios como Instituciones totales. Revista de pensamiento y cultura, Nº 7, Buenos Aires. Argentina. Tuchman, Gaye. La objetividad como ritual estratégico: Un análisis de las nociones de objetividad de los periodistas. American Journal of Sociology. Nº 4, volumen 77,1972.

SITIOS WEB VISITADOS:

www.lacolifata.org.
“Los Medios de comunicación como potenciales productores de espacios de salud”. Por Alfredo Olivera. Archivos La Colifata. Sin fecha de publicación.

www.expresoimaginario.com.
“Trascendiendo muros”. Por Perla Gabisson y LucianaGuglielmo. Publicada el 24/10/2004

www.lavaca.org.
“Loca, pero te quiero”. Publicada el 21/06/2006

www.elpais.com.
“Los desafinados de la radio. Malagueños con trastornos psiquiátricos elaboran desde hace un año un programa de radio”. Por Leonor Garcia. Publicada el 08/01/2002

www.pagina12.com.

51

“El Borda tiene una política de indiferencia frente a la radio”. Por Mariano Blejman. Publicada el 23/07/2000 “El largo camino de la reinserción tras pasar por el neuropsiquiátrico”. Por Paula Kearney. Publicada el 17/01/2007

www.lacapital.com.ar
"Tiene que haber otra opción que no sea el encierro". Publicada el 28/06/2006 “Hacia la integración .Una mirada al programa de desinstitucionalización del Centro Regional de Salud Mental Dr. Agudo Avila, más conocido como hospital Suipacha”. Por Orlando Verna. Publicada el 28/06/2006 “Internos del Suipacha, en un congreso internacional”. Publicado el 13/11/2005

www.lapulseada.com.ar.
“El arte de lo posible”. Número 41. Julio 2006

www.lanaciononline.com
“Openware y Radio La Colifata”. Por Maria Laura Leguizamón. Suplemento GQH. La Nación. Publicada el 08/07/2006 “Cuando lo artístico es pensado como herramienta para la inclusión social”.Por Cynthia Palacios. De la Redacción de LA NACION. Publicada el 21/o3/2005

www.enredando.org.ar
“La comunicación comunitaria posible” Publicada el 23/02/2007

“La radio como experiencia terapéutica”. Publicada el 22/04/2005

www.weblogs.clarin.com
“Megahertz de locura” Por Editor Plaza Pública. Publicado el 17/05/2007

52

MATERIAL DE ARCHIVO

53

PRIMERA JORNADA DEL TALLER DE PRODUCCION RADIAL

Primera Jornada del Taller de Producción Radial. (02/02/04).
*Planteamos objetivos e intentamos descubrir cuál es el rol que queremos tener en este espacio de producción en una charla con los participantes. Luciano cuenta su experiencia en un trabajo de investigación sobre las costumbres de los gitanos donde realizó algunas entrevistas. Comentamos los distintos roles que se deben realizar para que exista un programa radial. Tomamos el formato de programa periodístico para tener una idea general a la que aproximarse y así definir qué camino incursionar. Operador/a Productor periodístico (quien lleva la agenda y ordena determinadas coberturas para la producción de noticias, realiza los contactos con diversas fuentes de información, ordena el desarrollo del programa) Conductor/a Locutor/a (Invitaciones/gacetillas/relación fluida con el conductor/a y el programa todo) Movileros (desarrollan la información local desde exteriores o con los audios en el estudio)

54

Columnistas: deportes, espectáculos, economía, política, internacionales. Investigador periodístico Musicalizador *Improvisación de programa radial. Operador: Matías Conductor: Germán Movilero: Luciano Columna económica: Miguel Columna información general: Francisco Entrevistado: Fernando Francisco y Miguel no tuvieron gran entusiasmo, pero participaron finalmente. Tuvieron poca iniciativa para definir un rol. Luciano, Germán y Matías participaron con muchas ganas y se desenvolvieron bien en su rol radial. Demostraron en la charla de cierre satisfacción e interés en la continuidad.

PROYECTO “TARDES NUESTRAS AL ETER”

CENTRO REGIONAL DE SALUD MENTAL “Dr. Agudo Avila” SUIPACHA 667 – TEL 4724640/55/90

PROYECTO DE EMPRENDIMIENTO CULTURAL- COMUNICACIONAL

“TARDES NUESTRAS AL ETER”

Proyecto enmarcado en el dispositivo de Asistencia en Talleres. Centro Regional de Salud Mental “Dr Agudo Avila”

55

Presentación del dispositivo

La propuesta del dispositivo de asistencia en talleres (con pacientes internados y en proceso de externación) tiene como antecedente la experiencia realizada a lo largo de los años 2001, 2002 y 2003 en la coordinación de los “Talleres de expresión” en el ámbito de la internación del Centro. Los talleres surgen como una modalidad de abordaje clínico que oferta, en ámbitos colectivos e individuales, un espacio de alojamiento subjetivo que permite un tratamiento del padecer psíquico, a partir de instancias de producción. Apuntan a los distintos modos de producción en relación a los cuales un sujeto puede ubicar su hacer, un hacer con el que se represente para sí y los demás propiciando el desarrollo de su autonomía así como las posibilidades de establecer lazos. A lo largo de estos años, hubo un doble movimiento de apertura de los talleres a la comunidad: el primero, planteado como objetivo desde el inicio, es el de acompañar la inclusión de los pacientes en la trama social a partir de intereses surgidos y promovidos desde el taller. Intereses como estudiar un oficio, realizar algún deporte, recorridos por el mundo del trabajo, etc. El segundo movimiento es el que se plantea a partir de la demanda de que pacientes externados o en tratamiento ambulatorio puedan incluirse en los talleres como parte de su tratamiento. Los talleres funcionan de lunes a viernes, por la tarde. La oferta es amplia y diversa: con talleres específicos de algunas disciplinas, coordinados por especialistas en las mismas: Radio - Artesanías - Recreación y Deportes, Musicoterapia. La inclusión de la exterioridad en los talleres se realiza por un lado, a través de la invitación de artistas, profesionales de la comunidad que transmiten sus saberes, participando de algunos talleres. Por otro lado, algunos talleres como el de radio y el de deportes se desarrollan en la institución y en ámbitos extra-institucionales vinculados a su producción específica. El taller de radio cuenta con un espacio semanal en FM Aire Libre y el taller de deportes, también semanalmente, se lleva a cabo en el estadio municipal J. Newbery. Así mismo se organiza y se participa de eventos especiales como fiesta de fin de año, día de la primavera, torneo de fútbol, espacios de intercambio con otros, por ej. La reciente participación en el precongreso de Salud Mental y Derechos Humanos, a través del programa de radio en vivo. Los talleres están coordinados por dos profesionales; uno de ellos es el portador de un saber específico sobre una técnica particular. En todos los talleres el marco clínico se sostiene a través de la lectura de los efectos de la producción. Estos talleres propician espacios donde alguien puede encontrarse con un modo de producción propio y donde esto es leído y articulado con su tratamiento. Se acompaña al

56

sujeto en un proceso de apropiación de los recursos de la cultura, ya que esta apropiación favorece operaciones fundantes de la subjetividad; que son, el sostenimiento del sujeto en sus semejantes, la construcción de un nombre que lo represente, el establecimiento de vínculos dentro y fuera del núcleo familiar. Uno de los objetivos principales es la regulación del goce; es decir, que el sujeto encuentre en un hacer herramientas para decir no a lo insoportable.

Lógica del dispositivo

Proponemos una lógica alternativa. Definiendo alternativa como alternancia que opera respecto de la lógica de la estructura psicótica, y que se constituye en tensión con la misma. Los diferentes tiempos, espacios, actividades se constituyen como una escena de legalidad que posibilita la emergencia del sujeto como alternativa a la violencia y el aplastamiento padecido en la estructura. Como tercero necesario para sostener la alternancia entre estas dos escenas ubicamos la cultura. Es contando tres que el dispositivo consigue su articulación: Uno: La legalidad del dispositivo. Dos: Lo particular de la estructura. Tres: La cultura. El uno, la escena de legalidad que posibilita la emergencia del sujeto, remite a una clínica que propicia las diferencias, clínica que permita hacer con lo insoportable, clínica que de cuenta de los rasgos de excepción de un sujeto. Se trata no sólo de adaptar el reglamento al caso sino también captar lo que en el caso excede al reglamento, lo que es el punto singular de él, y es desde allí que se plantea una dirección. Lo que excede se incluye en el dispositivo como lo particular de la estructura, demandando una operación de sustracción respecto del exceso. La producción apuesta a que el objeto producido le dispute el lugar de objeto al psicótico, reposicionándolo. El producto tiene que pasar a otros, circular, mediante la venta, el regalo, la escucha, la muestra. Se trata de la articulación con la escena de la cultura, nombrada como tercera, anteriormente.

Taller de Producción Radial
En dicho espacio clínico se ha constituido a lo largo del año 2004 un programa de radio que fue sostenido semanalmente y al cual los propios participantes denominaron “Tardes Nuestras”. El mismo, a su vez, fue tomando carácter de un programa de radio excediendo la forma del taller (objetivo de los coordinadores); producto que en la forma de micros fue difundido en varios programas de radio de la ciudad en diferentes emisoras de la ciudad

57

(FM universidad: en el programa “Noticias Piratas”, LT2 espacio la Colifata en 10 Puntos, FM Aire Libre, etc) así como diversas participaciones en eventos culturales en forma de radio abierta. La experiencia ha demostrado la importancia del espacio comunicacional y los efectos terapéuticos en los participantes así como también ha permitido una restitución de ciudadanía en aquellos que por su padecimiento se veían discriminados y segregados del espacio público. La inclusión en espacio de la cultura tiene importantes efectos clínicos en el trabajo en salud mental, también importantes efectos institucionales pensando en el valor histórico de un hospital psiquiátrico y el estigma que porta quien se asiste en la institución. Los participantes encuentran en la oferta del espacio radial un modo de expresión que los representa, permitiéndoles esto delinear un modo de estar diverso del padecimiento. A un año de creación del taller, coordinadores y participantes hemos evaluado la posibilidad (objetivo principal del trabajo) de que “Tardes nuestras”, tenga la forma de un programa al aire. De este modo se logra uno de los objetivos, que la producción de los talleres circule en la cultura. Permitiendo que a partir de este producto los participantes de esto establezcan lazos.

Descripción
Los participantes de “Tardes Nuestras” (columnistas, noteros, conductores, etc) y productores (coordinadores) han elaborado un programa de radio con el fin de llevar a toda la ciudadanía su producción colectiva. En ella además de las características clásicas de una “revista informativa” se priorizan temáticas ligadas a la salud mental, la producción comunitaria y cultural apuntando al ejercicio de derechos ciudadanos a fin de generar espacio inclusivos en la cultura para aquellos que se ven desposeídos de los mismos. La producción del programa está a cargo de los participantes y responsables (coproductores) que acompañaran la instalación de “Tardes Nuestras” semana a semana. Se pensó en la emisora FM Aire Libre por su inserción comunitaria y cultural, así como por su

58

proyecto inclusivo de las poblaciones sin acceso a los medios de comunicación masivos privados. Las perspectivas para este año 2005 pasan principalmente por trascender las etapas que hasta el momento vivimos en el taller. En gran medida este paso implica necesariamente afirmarnos en lo organizativo para una saludable puesta en el aire del programa unitario “Tardes Nuestras”. Trabajaremos con noticias, información y contenidos de producción propia, contando si está al alcance, con el apoyo informativo de fuentes afines. No sólo nos proponemos informar, sino también formar con la emisión de comentarios de opinión sobre nuestra realidad y la construcción de fantasías que cultiven la imaginación de los realizadores y de la audiencia (mediante la creación de personajes, por ejemplo).

Integran el equipo de producción Aire Libre y el taller de producción radial del CRSM Agudo Ávila.

Operador: Aire Libre Musicalizador: Aire Libre y Taller Co-productores: Ps. Eduardo Mutazzi, Ps. Celina Pochettino Coordinador en el piso: Lisandro López Co-conductores: Beatriz Semprini y Juan Krutoy Columna literaria: Hernán “el poeta loco” Rossatti, Ramón Méndez Columna meteorológica: Oscar Báez “el hombre de todos los tiempos” Columna deportiva: Alejandro Petisce Columna Política: Claudio Matheu (desde la redacción de el eslabón) Columna del 7º arte: Gladys Ferreyra Columna culinaria: Liliana Parodi Informes: Daniel Orlando Moreno Vocero espacios de debate del C.R.S.M: Hugo Lencina Columna de espectáculos: Gabriela Rivero Responsable institucional: Horacio Bucci, director del CRSM Agudo Ávila

Para conocer más de cerca las miradas que tenemos de nuestra experiencia radial anexamos el balance colectivo realizado a fines del año pasado.

59

ACTIVIDADES REALIZADAS:
1) Firma de Convenio con FM Aire Libre para un espacio de 120

minutos semanal 2) 3) Elaboración y producción del programa “Tardes Nuestras” Elaboración de micros para difusión en otras radiodifusoras (ya

acordadas FM TL, FM Universidad. 4) Apadrinamiento del grupo musical (Rock) “Los Vándalos” uno de los

principales exponentes de la cultura local. 5) Convenio con Cadena Informativa Ong (Diario el Eslabón, Programa

Radial “Noticias Piratas”, Proyecto de Distribución Solidaria). Descripción: El acuerdo Inter.-institucional tiene como objetivo la difusión, distribución de producciones de usuarios de servicios del CRSM con fines de habilitar a las personas al acceso a los medios de comunicación a través de micros en FM Universidad en el programa “Noticias Piratas” que se emite semanalmente. Y el acceso al trabajo mediante la venta de periódicos como parte de un proyecto de habilitación para el trabajo. Las actividades conjuntas comenzaron en el año 2003 y continúan. 6) El programa Diez Puntos en la emisora Radio 2 en el micro que

produce la periodista Araceli Colombo difunde habitualmente las producciones del taller durante el año 2004 y continúa. 7) Participación en el Evento Cultural “La Colifata” solidaria a fin de

recolectar libros para la Biblioteca “Pocho Lepratti” y alimentos no perecederos para barrios carenciados de la ciudad en el mes de diciembre de 2004. 8) Participación, bajo forma de radio abierta, del festejo por los diez

años del Centro de Salud de barrio Las Flores, en julio de 2005. 9) Participación en el Pre-Congreso Regional de Salud Mental, bajo

forma de radio abierta, en la Facultad de Psicología de la UNR, en septiembre de 2005. 10) Participación, bajo forma de radio abierta, en programa radial

matutino de FM Aire Libre, por el día de la Salud Mental, octubre de 2005. 60

ACUERDO - CONTRATO INDIVIDUAL FM Aire Libre – CRSM “Dr. Agudo Ávila”

Producción Radial: Contrato individual Entre la FM Comunitaria Aire Libre, el CRSM “Dr. Agudo Ávila” y ...............se firma el siguiente acuerdo: .......... como columnista de ......... se compromete a realizar las tareas de producción y la puesta en el aire de la misma, todos los jueves de 15 a 17 horas, durante el año 2005. Participación en las ganancias si las hubiera. Inclusión en el staff de Tardes nuestras, con que función ACUERDO DE TRABAJO – TARDES NUESTRAS El equipo de trabajo del programa “Tardes Nuestras” se compromete a sostener un espacio radial de dos horas semanales los días jueves de 15 a 17 Hs. en la FM Comunitaria Aire Libre. El siguiente compromiso establece, por parte de los integrantes, un contrato individual de trabajo anexado a continuación, en el cual se establecen funciones, derechos y obligaciones de las partes (quienes conforman el equipo). Se constituyen como contralores del acuerdo colectivo el CRSM “Dr. Agudo Ávila” y la FM Comunitaria Aire Libre, que velarán por el cumplimiento de lo establecido. Co-conductores: Beatriz Semprini y Juan Krutoy Columna literaria: Ale Ruffa, Ramón Méndez Palabras del alma: Hernán “el poeta loco” Rossatti 61

Columna meteorológica: Oscar Báez “el hombre de todos los tiempos” Columna deportiva: Ale Petisce Columna Política: Claudio Matheu (desde la redacción de el eslabón) Columna del 7º arte: Gladys Ferryra Columna culinaria: Emilia Aguilar y Liliana Parodi Informes: Daniel Orlando Moreno Columna de espectáculos: Gabriela Rivero Musicalización en vivo: Hugo Penotti y Marcelo Robledo Asistente de producción: Teresa Formaggio

En cada acuerdo: definir funciones singularmente, definir quiénes son beneficiarios del PEC, venta de publicidad (quién recibe el dinero, cómo se administra).

GACETILLA DE PRENSA

El jueves 12 de mayo de 2005 se realizará la primera emisión del programa “Tardes Nuestras” de 15 a 17 horas por FM Aire Libre 91.3.
La Producción de un año de taller de radio del Centro Regional de Salud Mental (CRSM) Agudo Avila va al éter radial rosarino e inaugura esta nueva experiencia en FM AIRE LIBRE 91.3 con su programa “TARDES NUESTRAS” ,un unitario que se emitirá los días jueves de 15 a 17 horas.

Empezó siendo un taller de producción radial en el CRSM con aquellas personas que se asisten allí. Pasó un año de trabajo y la experiencia que una vez a la semana llenaba los patios y calles de la zona de Pichincha se va al éter. El programa “Tardes Nuestras” está a cargo de los participantes, un equipo que además de expresar sus ideas, sentimientos y proyectos de la vida misma, aborda con estilo propio la información local. Esta producción colectiva cuenta con especialistas en diversos temas de interés general (política, espectáculos, deporte, cine, música, literatura, etc.) y la mejor música popular. Los micros que aparecían durante el 2004 en radios rosarinas en especial aquellos realizados en “Noticias Piratas” FM Universidad han conseguido su propio espacio y un padrino de la cultura local como lo es el grupo de rock Los Vandalos que va acompañar la nueva etapa de producción de este grupo.

62

Jueves de 15 a 17 hs. FM AIRE LIBRE 91.3 “TARDES NUESTRAS”, UN PROGRAMA QUE NO TIENE RAZON, SINO QUE LA HACE. Quienes estén interesados la producción de “Tardes Nuestras” cuenta con audio para su difusión. COMUNICARSE C/ Tel 4724640. mail: tardesnuestras@hotmail.com

CARTA CONVENIO CONSEJO ASESOR CRSM FM AIRE LIBRE

CONVENIO DE TRABAJO

Por la presente, a los 12 días del mes de Mayo de 2005, el Consejo Asesor en representación del Centro Regional de Salud Mental “Dr. Agudo Ávila” y Alberto Palacios, en representación de FM Comunitaria Aire Libre, establecen el siguiente acuerdo de trabajo: Darle continuidad, en forma conjunta al Proyecto “Tardes Nuestras”. Este proyecto consiste en la producción semanal de un programa radial, en los estudios de la FM Aire Libre, los días jueves de 15 a 17hs. El mismo es llevado a cabo por un equipo de usuarios del CRSM, que trabajan como columnistas y locutores, y por los operadores de la radio. Asimismo, cuenta con el acompañamiento de profesionales del CRSM. Ambas instituciones se comprometen a la co-producción, sostenimiento y seguimiento del Programa de Radio durante el año en curso; la renovación de este acuerdo queda sujeta a una evaluación conjunta. El emprendimiento resulta de relevante importancia tanto para los objetivos de la FM Comunitaria como para el Taller de Producción Radial, el cual realiza esta actividad como parte de un programa clínico- asistencial que tiene como fin la inclusión en diversos ámbitos de la cultura

63

PEDIDO SUBSIDIO

CENTRO REGIONAL DE SALUD MENTAL "DR. AGUDO ÁVILA"
Dispositivo de Atención Clínica en Talleres ROSARIO - SANTA FE - TE 472-4640/55 MINISTERIO DE SALUD Y MEDIO AMBIENTE DE LA PROVINCIA DE SANTA FE Rosario, 6 de Junio de 2005 De nuestra consideración: Como parte del dispositivo de atención clínica en talleres de este CRSM, se realiza desde el año 2004 un taller de Producción Radial. El mismo se ha desarrollado de modo tal que, entre sus actividades, se transmite, desde el 12/5/05, un programa de radio los días jueves de 15 a 17 Hs. en la emisora FM Comunitaria Aire Libre, cita en calle Tte. Agneta y Virasoro. El emprendimiento resulta de relevante importancia tanto para los objetivos de la FM Comunitaria como para el Taller de Producción Radial, el cual realiza esta actividad como parte de un programa clínico-asistencial que tiene como fin la inclusión en diversos ámbitos de la cultura. Este proyecto apunta a continuar desarrollándose de modo autónomo, en el sentido de convertirse en un espacio laboral para quienes lo sostienen y, por lo tanto, a independizarse del hospital. 64

Esta institución no cuenta con los recursos económicos suficientes para hacer frente al pago requerido para la salida al aire del programa. Por este motivo y considerando que este emprendimiento coincide con los lineamientos de la Secretaría de Cultura en promover a los movimientos culturales como un modo de inclusión social, es que dirigimos a ustedes esta solicitud de subsidio, el cual necesitamos que incluya: -el sostenimiento del espacio al aire: $300 por mes ($30 la hora) con el fin de costear los gastos mínimos pertinentes a la actividad, ya que se trata de una asociación sin fines de lucro. -los costos de producción (cassettes, discos compactos, transporte, etc). Esperando contar con su apoyo y agradeciendo desde ya la colaboración, saludamos atentamente.

CARTA VENTA PUBLICIDAD

CENTRO REGIONAL DE SALUD MENTAL "DR. AGUDO ÁVILA"
Dispositivo de Atención Clínica en Talleres - TE 472-4640/55

FM COMUNITARIA AIRE LIBRE 91.3
Virasoro 5606 – 432-5261

De nuestra consideración:

Por intermedio de la presente, hacemos saber a ustedes que contamos con un programa de radio en la FM Comunitaria Aire Libre 91.3, que se emite en forma semanal los jueves de 15 a 17 hs. Es un programa variado, de interés general en el cual se puede encontrar de todo un poco: deportes, música, cocina, informes meteorológicos, política, economía, literatura, contando con una conducción amena. Se

65

trata de un programa atípico pues está llevado adelante por personas que se asisten en el CRSM “Dr. Agudo Ávila”. El programa está enfocado hacia el hacer cumplir los derechos humanos, tiene un gran compromiso social y con la salud de la comunidad. Por lo antedicho, el programa cuenta con una importante audiencia y le ofrecemos a su firma la posibilidad de contar con un espacio publicitario en el mismo. Las pautas de esta publicidad se acordarán personalmente. Sin más y a la espera de una respuesta favorable, saludamos a ustedes atentamente. ……………………………………………………………………………………………

CANCION “TARDES NUESTRAS” AUTOR: LOS VANDALOS

Dicen que no tenemos razón Dicen que no estamos cuerdos Pero nos inspira lo distinto Lo sin igual, lo irrepetible Cada tarde nuestra es diferente a las demás Subite al 122 Y sentí el aire libre que respiramos No te cortés No te limés No te vayas No te quedes solo, sola No te olvidés
66

Cada tarde es nuestra No te olvidés Que estamos acá Y la vamos a hacer

ANEXO

67

Fuente: www.enredando.org.ar Fecha de publicación: 22 -Abr-2005

El programa conducido por los internos del “Suipacha”

La radio como experiencia terapeútica
Esta semana, encontramos la Buena Práctica en el Hospital Regional de Salud Mental “Agudo Avila”. Donde se armó un dispositivo clínico por el que los pacientes participan de talleres, ideados para facilitar sus procesos de externación. Como parte de este trabajo, aprendieron entre otras cosas a hacer periodismo, y realizan una emisión de radio que se transmite en el patio de la institución. El programa se llama “Tardes Nuestras”, y en pocas semanas todos los rosarinos vamos a poder escucharlo por FM Aire Libre. "Gracias a ustedes, que están ahí, del otro lado, escuchándonos. Porque sin su presencia no podríamos hacer este programa". Así, repitiendo con mucha profesionalidad uno de los yeites del periodismo radial, cierra Beatriz cada emisión de Tardes Nuestras, el programa que realizan los pacientes del Hospital Regional de Salud Mental Agudo Ávila. Que se transmite hasta ahora en el patio de la institución, pero que muy pronto podremos escuchar todos los rosarinos, cuando salga al aire por la FM Aire Libre. Se trata de uno más de los talleres que se realizan aquí, y que apunta a colaborar fundamentalmente con aquellos internados que están en proceso de externación "con el alta o a punto de recibirla". "La idea es que para los pacientes pueda haber una inclusión en la cultura. Que a partir de que alguien encuentra algo que despierte sus intereses, pueda encontrar un lugar en la cultura. Que cada uno pueda encontrar un "hacer" que facilite su inclusión", explica Celina Pochettino, una de las tres psicólogas que coordinan el dispositivo de talleres, junto a Marcia Reitich y Carla Giribone. La conductora del programa es Beatriz, que se internó en el Agudo Ávila hace unos años. "Llegué a tomar tantas pastillas para adelgazar que se me alteró el sistema nervioso". Hoy, ella tiene el alta médica pero no encuentra en el afuera la contención necesaria para salir. Como otros, su internación aquí derivó en una ruptura de los lazos familiares. El columnista de la sección política es Claudio Matheu, que debe tener algo más de 50 años. Anda siempre con un pucho prendido y un saco algo gastado, pero que lleva con prolijidad. Es lector fanático de El Eslabón, periódico que además vende a en la esquina del hospital, para hacerse

68

unos pesos. "Esta participación en Tardes Nuestras" confiesa Matheu "me ayuda mucho en la terapia. El hecho de actualizarse, estar metido en la realidad, hace que uno no se sienta tan solo, tan desubicado en la sociedad. Por eso, creo que cuando salga, voy a seguir viniendo a hacer el programa". Celina Pochettino, que empezó a trabajar aquí hace cuatro años "cuando realizaba sus prácticas antes de recibirse" asegura que este tipo de casos son muy comunes: "Sucede que hay muchos prejuicios a la hora de ofrecerle trabajo a alguien que estuvo internado. Por eso, uno de los objetivos que también es que los pacientes que participan de talleres que van teniendo vínculos con la comunidad, puedan ir ubicándolo como una posibilidad laboral. En el de radio, ahora que se va a hacer el programa en Aire Libre, ya se habló la posibilidad de que se vendan publicidades, por ejemplo. Y todo esto, indudablemente, tiene también una perspectiva clínica". Además del de radio, en el "Suipacha" hay otros talleres: recreación y deportes, artesanías, musicoterapia, escritura y dibujo. Todo forma parte de un dispositivo que cuenta con el apoyo de la dirección del hospital. "De parte de la provincia, también hemos recibido apoyo, aunque claro que siempre en esas cosas uno necesita más aportes", reclama muy tímidamente Pochettino. Orlando, otro de los pacientes que participa del programa. Y lo presentan como "El hombre de todos los tiempos" porque es el encargado de hablar del clima. "Cuando no hay diarios improviso. Tomo conciencia a medianoche de qué clima estamos, como gira la tierra, qué maquinaria interfiere, todas esas cosas", relata. Cuenta que hace treinta años que está internado aquí, desde los 13, y además de adelantar las temperaturas para el fin de semana, se anima a darle al cronista de enREDando algunos consejos para que le arrime los cuerdos , los que estamos afuera. "Le diría a la gente que siga su lucha, que no abandone, que siga adelante. Porque a pesar de que hay gente que a veces no lo quiere a uno, no que perder la fe que es lo más importante, la moral bien alta. A no dudar nunca, porque el que duda y sufre, pierde la vida y poco a poco". Hoy en el Agudo Ávila hay alrededor de setenta pacientes internados, y cuando se organizó este dispositivo se invitó a todos a participar de los talleres. Aunque la cantidad de pacientes varía según la semana, suele ser más o menos de treinta pacientes por taller. En cada área hay algún encargado de la especificidad. En radio, por ejemplo, Lisandro López. Que habla de Tardes Nuestras como de "una obra en construcción". López es un periodista radial con algunos años de trayectoria, y resume este colectivo del que participa: "Somos un equipo de trabajo en producción radial con gran sensibilidad, que hace realmente lo que le da la gana. Y nuestras ganas tienen que ver principalmente con desarrollar contenidos de interés general, a veces con perfil periodístico, pero siempre nutridos por nuestras ideas, sentimientos y proyectos". Además, junto a cada tallerista siempre hay un psicólogo. En el caso de la radio, Eduardo Mutassi. Su tarea es ir acompañando el proceso grupal y aportar con el abordaje clínico. "Porque a pesar de que los espacios son colectivos" aclara Pochettino, "el tratamiento de cada paciente es singular". Uno de los talleres que también encontró una invitación para sus integrantes fue el de "recreación y deportes". Gracias a la gestión de los encargados del estadio municipal, una vez a la semana los pacientes realizan sus actividades allí. En radio, como está dicho, FM Aire Libre empezará a transmitir, en dos semanas, el programa Tardes Nuestras, todos los jueves a las 15 horas. De aquí en más, aseguran en el hospital, sólo será posible crecer en esta línea de trabajo si otras personas o instituciones los apoyen esta iniciativa y les abren las puertas a la articulación. La psicóloga Pochettino, una de que está al frente del dispositivo, se esperanza sobre el final cuando enREDando la consulta por los pasos a seguir: "Todos los espacios de la cultura en la ciudad, que tengan que ver con la inclusión, pueden articular con estos talleres. Por eso nos parece bueno esta idea de ustedes de de enredarnos, porque es el intento que nosotros también tenemos en el horizonte. Que este hospital no sea sólo puertas adentro, como fue pensado desde su inicio, sino abierto a la comunidad". Tardes Nuestras Programa elaborado por los pacientes del Hospital Regional de Salud Mental Agudo Ávila que participan del taller de radio. Desde el jueves 12 de mayo a las 15 hs.

69

por FM Aire Libre 91.3

Fuente: Diario La Capital (versión digital) www.lacapital.com.ar Fecha de publicación: 13-Nov-2005

Internos del Suipacha, en un congreso internacional
Los pacientes hablaron sobre políticas de salud mental

Ocho pacientes del Centro Regional de Salud Mental Agudo Avila, más conocido como Suipacha, disertaron ayer en el IV Congreso Internacional de Salud Mental y Derechos Humanos organizado por la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo. La experiencia no sólo resultó inédita para el ámbito de la salud pública provincial, sino también para ese tipo de encuentros académicos ya que por primera vez fueron los mismos internos quienes hablaron de desmanicomialización y expusieron su opinión sobre políticas de salud mental. Particularmente en este punto, los pacientes reclamaron la reglamentación de la ley provincial de salud mental que, si bien fue sancionada en el 91, la falta de este trámite administrativo impide su entrada en vigencia. "Esta ley, principalmente su artículo 18, indica los posibles servicios de salud mental que pueden pensarse como sustitutivos de la lógica del manicomio, y su reglamentación permitiría ponerlos en marcha", explicó Eduardo Mutazzi, uno de los profesionales del Suipacha que acompañó a los internos en su viaje a Buenos Aires para participar del congreso. Pero los internos no se quedan sólo en el reclamo, sino que hace dos meses comenzaron a juntar firmas en toda la provincia para sumar voluntades a su pedido. Y, una vez concluída esta tarea, el escrito se presentará a funcionarios y legisladores. Radio, revista y cooperativa Desde hace dos años, los pacientes del Suipacha celebran cada jueves una asamblea donde debaten sobre sus derechos y discuten estrategias de acción para mejorar las condiciones de vida de la institución. Y de estas charlas surgieron una serie de proyectos que se pusieron en marcha este año. Uno de ellos es la producción de un programa de radio. El espacio se llama "Tardes nuestras" y se emite por FM Aire Libre (91.3), todos los jueves de 15 a 17.

70

Además, los internos dirigen, escriben y distribuyen su propia revista. La publicación se vende en las inmediaciones del centro de salud mental y tiene por nombre "Renacimiento 22", en alusión al número de la quiniela conocido como el loco. También participan de un taller sobre derechos humanos, coordinado por la abogada del hospital y hasta armaron su propia cooperativa de trabajo. La experiencia se llama "Buscavidas" y apunta a juntar la moneda que les permite darse algunos gustos. Para esto no escatiman recursos: venden su revista, la yerba producida por el Movimiento Agrario Misionero y los plantines que se compran a la Fundación Vivero Rosario, pero cuando estos productos no encuentran compradores también ofrecen encendedores, biromes o pilas, de esos que se consiguen en los comercios de calle San Luis.

Fuente: Diario Página/12 (versión digital) www.pagina12.com.ar Fecha de publicación : 17-Ene-2007

El largo camino de la reinserción tras pasar por el neuropsiquiátrico
Parte del 2005 y todo el 2006 lleva el pedido de un grupo de internos del hospital neuropsiquiátrico "Agudo Avila", para un nuevo modo de atención les permita vivir fuera del nosocomio.

Internos del "Agudo Avila" dicen que les cuesta encontrar trabajo cuando mencionan su internación. De 80 pacientes que viven en el hospital, la mitad estaría en condiciones de mudarse a una casa.

Por Paula Kearney

Desde hace más de un año, un grupo de internos del Hospital Psiquiátrico Agudo Avila están reclamando que se modifique el modo de atención a la salud mental, principalmente en lo relativo a la desmanicomialización y a la posibilidad de tener casas de medio camino, donde poder vivir una vez que su tratamiento les permita obtener un trabajo y reinsertarse en la sociedad. Para esto, en septiembre de 2005 elevaron su reclamo a la Dirección de Salud Mental de Santa Fe, adonde les aseguraron que en dos meses tendrían una respuesta. Sin embargo, la respuesta no sólo no llego para ellos, sino que el titular del área, Gustavo Castaño, tampoco respondió ninguno de los llamados ni mensajes de este diario para hablar sobre el tema.

71

Otra demora inexplicable es la que tiene que ver con la reglamentación de la Ley de Salud Mental (Ley 10.772), que fue aprobada en 1991, y -de reglamentarse- debería detallar qué tipo de servicios brindaría la provincia en relación a la salud mental. Así, estos servicios estarían incluidos en el presupuesto anual para poder llevarlos adelante. Dentro de este presupuesto es que los internos reclaman que se contemplen las casas de medio camino, ya que para aquellos que no tienen otro lugar adonde vivir porque no les alcanzan sus ingresos, y que ya tienen el alta, es muy complicado encontrar un trabajo cuando dan la dirección del Hospital Psiquiátrico. Cabe aclarar que de los cerca de 80 pacientes que viven en el Hospital, alrededor de la mitad estaría en condiciones mudarse a una casa de medio camino. Sin embargo, a pesar de que el reclamo comenzó en noviembre de 2005, la respuesta de la Dirección de Salud Mental fue que en el 2006 no habría novedades porque "el presupuesto ya había sido destinado para otras cosas", informó Alejandro, uno de los pacientes. Lo curioso es que tampoco durante el 2006 se haya reglamentado -a pesar de las 600 firmas que juntaron avalando el pedido de reglamentación- por lo que el presupuesto de Salud Mental para el 2007 tampoco contempla lo que están solicitando. "Nuestra pretensión era que -si se reglamentaba- nos pidiesen asesoramiento, porque realmente somos nosotros los usuarios de salud mental, los que estamos solicitando esas reformas y los que llevamos adelante esta lucha antimanicomial", apuntó Beatriz, otra de las pacientes, y explicó: "lo que estamos pidiendo con la lucha antimanicomial no es que se saque el edificio en sí, sino que se cambie la forma en que se administra la salud mental. Pedimos que sea totalmente diferente a lo que se está haciendo en este momento, hacinándonos en determinados lugares, sino quedándose en las casas. Así como ahora hay salas de odontología, de clínica, que haya un lugar donde haya psicólogos y psiquiatras que te atiendan, sin tener la necesidad de ir a un lugar como es el mal llamado "Suipacha". A continuación, Beatriz aclaró que están "atendidos por profesionales", que están "perfectamente bien, contenidos, medicados y controlados", y aseguró que están "mejor que muchas personas que están en el afuera y se creen que no tienen nada". En este sentido, manifestó que "hay muchas personas que están depresivas o totalmente voladas, y acá adentro no somos todos locos los que estamos". En consecuencia, aclaró que si bien "hay gente que necesita una determinada internación, o que la ha necesitado", también están los que "pueden vivir con sus familias" y hacerse tratar por consultas. Uno de los aspectos que Beatriz destaca de ella misma y de sus compañeros, es que el hecho de estar llevando adelante el programa Tardes Nuestras por FM Aire Libre -que fue declarado de Interés Municipal- "aunque no sea remunerado es un trabajo". De esta manera, "estamos demostrando a todas las personas que nosotros nos vamos a sacar ese estigma de "loco", y ver que nos podemos reinsertar en nuestra sociedad, que somos seres independientes y también queremos salir adelante y saber que estamos dentro de la sociedad y que somos útiles como otras personas", afirmó. Tal es el caso de Hugo, que antes de vivir en el Hospital era panadero, y hoy tiene ganas de volver a trabajar y "demostrarle a la gente que también podemos hacer transpirar nuestra frente trabajando", pero no puede hacerlo porque al mostrar el documento con la dirección del Hospital Psiquiátrico lo discriminan y no le dan siquiera la posibilidad de demostrar lo que sabe hacer. Por último, su deseo es que este año "se reglamente todo" para poder cambiar la política manicomial por una de desmanicomialización que contemple las necesidades de los pacientes.

72

Con la radio encendida

Salgo de casa con los walk man y ya estoy comunicado suena Tardes nuestras en Aire Libre. Suenan las melodías un simple acorde un sonido ya nos acerca nos acerca en el destino para no quedarnos solos. Vuelvo a casa y está la radio El mate y mis discos son un puente a la vida y aquí en el balcón late la poesía. A veces me siento solo ¡Pero no! La radio está encendida.

El Poeta Loco, 10/05/07

73

74

Rosario, mayo de 2007.-

75