You are on page 1of 8

Página 1 | Viernes 14 de Enero de 2011

3

Año 1 | Nº36
Hipólito Yrigoyen 10.468 Temperley +54 (011) 4298-1991 info@diariolatercera.com.ar

LABARDÉN SE PONE LAS MEJORES PILCHAS PA’ HONRAR A LOS CRIOLLOS DE SOLANET
EDITORIAL EDULCORADO

FELIZ 1.000 EDICIONES PA’ LA MAMA
ros únicamente, hasta el peluquero de Labardén quiere salir a la ruta , pero en este suplemento vamos a tratar otros temas, ya vendremos con el picazo duro ‘eboca. Resulta que por más mala que sea la mala, siempre se para pa’ festejar al pueblo, así que nos fuimos a Labardén, a ver el homenaje del interior a los pingos que nos legara Don Emilio Solanet. Con el pie en el estribo y listos para salir al campo, no va che que nos enteramos que la mama cumplía 1.000 ediciones, (media parca la mama pa´los festejos). Si decimos que CAMPO 3 vive en la panza de LA TERCERA, es como que somos el hijo del campo que tiene la mama, como todo hijo del campo, un poco olvidado, pero hijo al fin, así que desde el campo, le deseamos a la mama muchas ediciones más. Y aprovechamos para felicitarla por logros obtenidos en estas 1.000 ediciones, que tanto la llenan de orgullo, y que la mama considera indispensables a la hora de soñar un diario regional. Y aunque haber incorporado un suplemento rural como CAMPO 3, no figure en la lista de los logros orgullosos de la mama, sabemos que en el fondo, la mama nos quiere, aunque sea media redomona y dura como lonja sin sobar. Mientras tanto, el 2011 comenzó su camino y el sector rural sigue con las expectativas del 2010 intactas, encima hay una seca que complica más el panorama, y se vienen las protestas rurales y los paros de comercialización, lo que quiere decir que este año va ser de labor intensa para un periodismo agropecuario que intenta informar la realidad productiva nacional. Pero de vez en cuando hacer un alto en la huella y mostrar la otra cara de la moneda de la vida rural, es sano y necesario, por eso nos fuimos hasta Labardén, a vivir la Fiesta Provincial del Caballo Criollo, para compartir con vos todo lo que significa el caballo para la gente de campo. Te trajimos una nota exclusiva de Jaime Torres que estuvo con CAMPO 3 en el “San Cosme” mirando la jineteada, y a la noche después de bajar del escenario, nos regaló sus reflexiones sobre la vida. Te contamos las tranqueras que se abrieron para CAMPO 3. Estuvimos en “El Cardal” visitando la tumba de Gato y Mancha. Oscar Emilio Solanet nos presentó a todos los Solanet, que siguen defendiendo sin concesiones al criollo de Don Emilio, representado en la gesta de estos legendarios pingos que se cruzaron el mundo a tranco firme. Recorrimos el “San Cosme” de punta a punta evaluando los resultados de un desarrollo ganadero que lleva 7 años peleándole a las crisis y a las políticas del gobierno y que va ganando la pulseada. Nos fuimos para Pinamar y Cariló acompañando al PATO “el deporte nacional”, que decidió empezar a mostrarse en las playas argentinas, te contamos todo lo que los turistas, asombrados de ver caballos en la playa, pensaban que era el pato. Salimos 4 periodistas en “la tordilla mansa”, en Labardén se sumó otro periodista y la “tordilla cosquillosa de orejas nevadas” recorrimos 1.300 Km en tres días, 700 km por caminos de tierra, dormimos poco, comimos sancochado, pero felices… estabámos en el campo y lo queremos compartir con vos.

Por Oscar González Editor de CAMPO 3

Y

a sabemos que los mercados siguen igual, el brindis mágico de fin de año no tiene el poder de cambiar nada, y hay un duro año por delante para el sector que, sin duda alguna, de poder conseguir gasoil, va a empezar a arrimar los tractores a las rutas, el campo está cabrero, los pueblos del interior meten púa, quieren una Mesa de Enlace más dura y combativa, y ojo! no son los chacare-

Página 2 | Viernes 14 de Enero de 2011

CAMPO 3

Labardén, un pueblo a mi medida
el día más esperado llegó. Hace aproximadamente quince días, allá en el 69º Final del Abierto Argentino de Pato, que nuestro amigo Juan Pedro Merbilhaá, nos había comentado acerca de la Fiesta Provincial del Caballo Criollo. Fiesta en la que según él, gran parte del pueblo se moviliza para lograr que año tras año sea un éxito. Colaborando desde los detalles de la organización, vendiendo rifas, preparando los caballos para no perderse el tradicional desfile por las calles del pueblo, hasta ofreciéndose para hacer el asado en la carpa principal o colaborar como mozos en el almuerzo oficial del cierre del evento. De esta manera iba Juan Pedro definiendo su fiesta, la Fiesta Provincial del Caballo Criollo, la “fiesta de Labarden”. Para los que venimos del interior y solemos participar de fiestas patronales, provinciales y demás, “Labardén” como llaman los vecinos a su fiesta no era algo tan desconocido. Sabíamos que Labardén era un pueblo de 600 habitantes que estaba cerca de Ayacucho, y que tenía una gran fiesta con jineteada, desfile y bailanta, pero nada más que eso conocíamos ya que en 24 años de desarrollo, no habíamos tenido la posibilidad de participar. Por esta razón,

Y

aceptamos la invitación de Juan Pedro, y CAMPO 3 agarró la ruta. Entre mates y mates por la ruta 2, apareció el primer cartel que teníamos como referencia en el mapa para llegar a Labarden, “Maipú 30 km”. Claro… primero deberíamos pasar por Maipú, ya que Labarden quedaba “campo adentro”. La ansiedad por llegar y ver de qué se trataba la fiesta ya se notaba en cada uno de los integrantes de CAMPO 3. Diego “Chiquito” Medina riendas en mano en la chata apuraba el tranco de su tordilla mansa, Oscar “Don Cardito” González, el editor y responsable del suplemento, y tal vez la parte “seria” del equipo repasando toda la información y notas que debíamos conseguir y aconsejando, cual madre celosa, que los “niños” de

CAMPO 3 se comportaran correctamente y no le hicieran pasar papelones, Leandro su hijo y fiel compañero, el ideólogo de varios de los principales y característicos titulares de CAMPO 3 y quien les habla o escribe mejor dicho, Lucho Bugallo, tal vez quién imaginaba pasar más desapercibido por la fiesta de Labarden, pero que al final de la historia veremos que no terminó así. Para los que no lo conocen, Labardén es un típico pueblo agrícola y ganadero del interior. Casas bajas y “sin rejas”; de calles anchas, muchas de ellas asfaltadas y otras con “mejorado”, algo así como un cordón de asfalto con calle de piedras. Los árboles pintados con sus troncos blancos; varios terrenos vacíos entre casas y casas; construcciones antiguas, principalmente en las esquinas, una gran plaza central, poco movimiento de autos, algunos chicos jugando en la calle y un aire de tranquilidad que muchas veces es interrumpido por algún ladrido o cacareo de un gallo. De esta manera Labarden permanece intacto, como el día en que fue creado, tal vez resplan-

deciente por el orden y limpieza que sus vecinos mantienen, pero a simple vista el pueblo era uno más. Llegamos a Labardén. Fuimos y vinimos por las calles del pueblo y ni un alma se podía ver. Algo así como si hubiera sido deshabitado de buenas a primeras o como si hubiéramos llegado en el tan bendito horario de la siesta del interior. Ninguna de esas era correcta. La única persona que pudimos encontrar nos informó que todo el pueblo estaba en “la fiesta”, y que debíamos hacer un par de Km. más, llegar a San Cosme (la estancia de los Merbilhaá) que ahí mismo se estaba llevando a cabo la jineteada. Así fue, tomamos el camino real que lleva a la estancia donde está el campo de jineteada, y pudimos observar y comprobar que Labardén no era un pueblo fantasma, sino todo lo contrario, todos sus vecinos estaban disfrutando y acompañando el primer día de jineteada de su fiesta, la Fiesta Provincial del Caballo Criollo. ¿Qué decir del lugar? Sin palabras. Increíble, envidiable, todo nuevo, sombra por todos lados, todas familias, mucha gente campera de boina y alpargatas, todo enmarcado en un día de sol, mejor, sería imposible. Resumiendo en una sola palabra, perfecto. Y para coronar, el nivel de la jineteada, nada que envidiarle a las mejores del país sin dudas La Fiesta del Caballo Criollo de Labardén, no era poca cosa. El primer día de jineteada terminó alrededor de las 19, dando tiempo a los vecinos a prepararse para la noche, elegir la mejor

Por Lucho Bugallo
Cual visita de reyes, todo el pueblo de Labardén nos trató de maravillas. Por momentos pensamos que nos habían confundido con estrellas de Hollywood, ya que no teníamos más que consultar algo para que todo el pueblo se pusiera a nuestra disposición. Ya en la carpa, después de un día de viaje y recorridas, nos dispusimos a probar ese asado que en la cruz del asador dejaba apreciar la calidad de nuestras carnes, la calidad de las carnes de la cuenca pampeana del salado. Entre vinos, cervezas, Fernet y “Coca Light” nuestro banquete se hacía eterno. Los mozos y responsables de la carpa constantemente nos informaban que el artista principal de la noche, estaba por comenzar su actuación. Jaime Torres, estaba a punto de subir al escenario y nosotros aún no podíamos alejarnos de la carpa.

pilcha, afilar los cuchillos y encaminarse para el polideportivo “Presidente Raúl Alfonsín”, ya que todo recién estaba por comenzar, o sea, lo mejor estaba por venir. En la carpa principal (que al final volveré a retomar con algunos detalles) los vecinos tenían la posibilidad de comerse unas espectaculares empanadas criollas y unos costillares que sin exagerar se podían comer con cuchara, ya que el uso del cuchillo por su terneza era casi insignificante.

Un show increíble (Ver nota de Jaime Torres) que dio paso al broche final del 2º día de Fiesta. La bailanta estaba por comenzar. Para que el lector visualice le comento como era el asunto. Un enorme salón en el tinglado del polideportivo, sobre el dibujo de una cancha de fútbol 5, y de básquet, era la pista principal, un escenario en uno de los extremos, la barra de bebidas en el patio, luces blancas y nada de luz apagada, bancos para sentarse ubicados en toda la vuelta al galpón y miles de personas con muchas ganas de bailar y divertirse. Acompañando esta majestuosa noche, un grupo de cumbia que no dejó de lado ningún hit bailantero actual o del recuerdo. Se largó la pachanga y todos los vecinos cuál coreografía organizada bailaron toda la noche, dibujando un gran círculo que si te descuidabas, para cruzar de un lado al otro del salón terminabas bailando con la primera china que se te cruzara. Impresionante la fiesta. Y como toda gran fiesta, lo principal es el grupo humano. Y

en eso se caracterizó Labardén. Terminó la bailanta, algunos seguimos en la carpa que ya habíamos tomado como propia, y otros se fueron a ensillar caballos, ya que en pocas horas el desfile por las calles del pueblo estaba por comenzar. Asado, fiesta y bailanta. Jineteada, asado, fiesta y bailanta. Desfile, asado, jineteada, asado, fiesta, bailanta, gente, amigos, copetines, folklore, boinas, sapucai, brindis, caballos y mucha gente. Labardén ha sido un fin de semana increíble. Una fiesta provincial de una semana, que uno no puede dejar de conocer. Pasó la fiesta número 24, y no pasó desapercibida. Pasó, hizo ruido y quedó grabada en la memoria de todos los que estuvimos, de todos los que fuimos testigos, de todos los que sabemos que en el medio de la cuenca del salado, un pueblo llamado Labardén tiene una de las mejores fiestas patronales y provinciales de la provincia. Ya no será Labardén el pueblito cerca de Ayacucho, ahora será Labardén, el de

la Fiesta Provincial del Caballo Criollo, será Labardén donde hemos dejado muy buenos amigos, será Labardén, donde el año que viene por nada del mundo, nos vamos a perder las “BODAS DE PLATA” de la fiesta de este pueblo y sus pingos. Muchas gracias Labardén, y hasta dentro de un año.

Página 3 | Viernes 14 de Enero de 2011

Entrevista con el “Charango” Universal

CAMPO 3
palabra identidad y hoy está hecha pelota, hoy la palabra cultura transita por ese camino, por eso digo: cuidemos la palabra ARTE, porque pienso que allí está la posibilidad de transmitir el entendimiento pacífico, para propiciar esto hay que recurrir a los hombres del arte, a los que no se le da espacio dentro de su terreno. Sí, hay senadores y dirigentes referentes del arte, y esto no debiera ser así, yo no podría dirigir, por ejemplo un hospital, por una cuestión de integridad y honestidad diría que no estoy capacitado, si sé que soy un perejil o un sinvergüenza no podría nunca pretender ser presidente de la república, más claro… echále agua. Vos fijáte las paradojas hermano: yo, a pesar de mi aspecto dinamarqués, soy hijo de bolivianos y de pronto aparece un político tonto que me “clasifica”, con todo lo negativo que esto significa, y precisamente él mismo es descendientes de inmigrantes, claro, la diferencia es que yo soy “negro” hijo de una chola, a mí no me trajeron para hacer turismo, me trajeron para laburar, porque la tierra de mis padres es tierra de laburo, pero los negros dejamos un hecho, por sobre todas las cosas, ligado a la tradición, la cultura y el arte, que es la música y fijáte con que fuerza, que es un hecho cultural y referencial de las tres Américas. Yo no creo que con la música vayamos a cambiar al mundo, pero que tenemos una fuerza gravitacional tremenda, no te quepa la menor duda, he caminado el mundo y tomado contacto con colegas y entre nosotros no existe el enfrentamiento “deportivo”, franceses contra alemanes, italianos contra argentinos. Sin ningún tipo de competencia, hablamos e intercambiamos hasta llegar a un pedo tremendo, pero siempre muy por encima de esta cosa vanidosa del poder competitivo que envilece al hombre. Respeto los sitios alejados de poder envilecedor y de la fama estúpida. Yo en lugares como Labardén tomo conciencia de que no soy un argentino porque sí, hay motivos superiores y trascendentes, por eso este colla abraza a sus paisas gringos, hermanos en la tierra, que hacen de la fiesta de Labardén una gran fiesta argentina.

Jaime Torres, exclusivo para Campo 3
aestro, como habíamos quedado hoy a la tarde, ¿Echamos unos párrafos para picotear de todo menos de música? -Es difícil dar notas para hablar de algo que no sea lo que hacemos en el escenario, mis tiempos hermano, son collas y ustedes, los periodistas siempre andan apurados, entonces me resulta difícil este tipo de comunicación, pero dale, pegále pa’ delante a ver que sale. -El Colón en Buenos Aires, las más espectaculares salas de Europa, recién llegado de Francia y esta noche bajo las estrellas de Labardén, ¿Cual es el hilo conductor? -El respeto que puedo sentir como artista, por el público que tengo en frente. Desde hace mucho tiempo sentía deseos de venir a Labardén y estar con sus vecinos. Y hoy llego aquí con el respeto más grande que me producen los espacios donde mis paisanos gringos tratan de mantener vivas las costumbres y las tradiciones de los pueblos. He visto a largo del día de hoy, lo que hace Labardén en su fiesta, y es para sentirse orgulloso como argentino de ver lo que manifiestan a través del caballo criollo, por eso más allá del gusto de estar, es el respeto por estar, y queremos brindarle con el mayor de los cariños esto que nosotros hacemos, que es nuestro arte y nuestra música, además me permití traer un regalo a Labardén que es la voz de Susana Moncallo, que habrás oído lo exquisi-

M

ta que es. -Los días 1 de agosto, ponemos una ramita fresca de ruda macho dentro de una botellita de grapa, le damos unos tragos a la “PACHAMAMA” y el resto adentro, pa’ pasar el invierno, usted sabe que julio los prepara y agosto se los lleva, Ud. Don Jaime, ¿Lo hace con chicha? -Primero quiero saber de dónde te viene esa costumbre. -Es una versión de la provincia de Buenos Aires, adaptada de la AYMARÁ -Bueno, no conocía esa versión bonaerense, pero me alegra muchísimo que lo hagan, pero te voy a dar unos datos, es una celebración a la tierra y a la vida, que se realiza, no solamente el primer día de agosto, sino durante todo el mes de agosto. En el norte es muy fuerte y rubrica un compromiso por la preservación de la tierra, está impuesta por nuestros antepasados del altiplano, lo que no quiere decir que hombres de distintas tradiciones y creencias de la tres Américas no hayan honrado firmemente el compromiso de preservar los suelos. Pero el desafío es más profundo que la chicha o la ruda con grapa, el desafío es sentir que la tierra no nos pertenece, que en realidad uno le pertenece a esta tierra, y que la tierra es ella misma por sí sola. Por ejemplo, yo vine a Labardén con muchas expectativas, ya hacía varios años que quería acompañar a este pue-

Como Labardén vio al “Maestro”. blo en su celebración al caballo criollo y hoy me llevo de este lugar la imagen de un pueblo aferrado a la tradición a través de sus pingos criollos, que es una manera de aferrarse a la tierra y a sus costumbres. No hay nada más importante que poder transmitir a las generaciones que llegan las formas de tratar de ser uno mismo preservando la historia del origen, esta importancia trasciende el festival y la fiesta, me llevo la imagen de un pueblo orgullos de lucir sus pilchas, gente con boinas y en bombacha, cosas que no se ven en las grandes ciudades y lo digo desde el conocimiento del mundo por el que he viajado ,y he podido ver que llevan con orgullo su marca de origen, igual a lo que hacen aquí los vecinos de Labardén. -Maestro en determinado momento durante los diálogos que mantuvo con el público, Ud. convocó al entendimiento entre los argentinos, a deponer actitudes de intolerancia, ¿Esta es la visón que recoge de nosotros a su llegada de Europa? -Estamos viviendo un momento particular en nuestro país, como ya los ha habido antes y como los tendremos en un futuro seguramente, pero hoy particularmente, y no sólo como argentino sino como americano, veo que no le damos tanta pelota al escenario cercano, pero ha sido muy difícil que los pueblos de América del Sur tengan coincidencias sin necesidad de armas. Hoy tuvimos, hasta hace pocos días, un presidente obrero en la región, un presidente de origen campesino, un presidente que viene de la oposición armada desterrando odios del pasado, y varias mujeres presidentes, es decir, se han dado muchas innovaciones institucionales sin necesidad alguna de recurrir a la fuerza, llegó la hora de convencernos a nosotros mismos a través del entendimiento, y allí deben, el arte y la cultura, hacer su trabajo. Por eso digo: ojalá no descubran los políticos el valor de la palabra “ARTE”, porque cada vez que una palabra se pone en boca de la política, el pueblo duda de ella, fijáte que un día la política descubrió el valor de la

Como vio el “Maestro” a Labardén.

Campo 3 junto al “Charango Universal”.

Página 4 | Viernes 14 de Enero de 2011

CAMPO 3

Labardén, el pago chico de gente grande

Los Solanet, desde Ayacucho a Labarden en carros y de a caballo para decir presente en el desfile. Como todos los años los Solanet cabalgaron desde “El Cardal” en Ayacucho hasta Labarden para honrar los criollos, legado de su antecesor.

Página 5 | Viernes 14 de Enero de 2011

Recorriendo la historia de Gato y Mancha ETAPA 1

CAMPO 3

Un viaje de a caballo por la gesta de los criollos de Solanet
En los pagos de Ayacucho, cerquita nomás del pueblo, había una estación de tren, como tantas había en la Argentina, hasta que algún pícaro se llegó al poder para cerrarlas, y dejó la patria sin vías, que es como dejar al cuerpo de un hombre sin venas.
el privilegio de oír los trinos sureros y de jugar con los heroicos fantasmas que pasean por el parque de El Cardal, tuvo el privilegio de saludar con respeto los restos

“El Cardal”, tranqueras abiertas para CAMPO 3. levaba el nombre del hombre que donó las tierras al ferrocarril, como tantas estaciones en la Argentina. Muerto el tren, lo mismos obreros, se llevaron el cartel con el nombre de la estación y lo plantaron en el cruce de la ruta 29

L

Pilar bajo el cual descansan “Gato” y “Mancha”.

“Chiquito” Medina, un conmovido hombre de a caballo ante la pequeña inmensidad de la historia.

Bajo este monumento se encuentran los restos del “inglés loco” Tshiffely.

donde empieza el camino y, hoy nos dice con orgullo que llegamos a SOLANET, en el Partido de Ayacucho, “los pagos de GATO Y MANCHA”. En Solanet se encuentra “El Cardal”, el campo de don Emilio Solanet y la cuna de

El escritorio de Don Emilio tal cual quedó el último día, con campera y bufanda en el sillón. esos dos caballos que se largaron a realizar la proeza ecuestre más grande de la historia: unir la Ciudad de Buenos Aires con la Ciudad de Nueva York. Nadie pudo ni podrá olvidarlos, aunque hayan pasado 80 años de esa odisea que nació imposible, y que aún hoy, pocos imaginarían probable. Desandar 4300 leguas en un derrotero que duró tres años y medio era una faena para pocos, sólo para Mancha y Gato, y para aquel “inglés loco” que enseñaba lengua en el Saint George’s de Quilmes acá por los pagos de la tercera, DON AIMÉ FÉLIZ TSHIFFELY, que un día decidió modificar su vida por completo, y vistiendo un cocoliche de pilchas entre gauchas y gringas, se fue con los dos colosos criollos a enfrentar el frío y la montaña, la nieve y el llano, los calores más intensos y la selva, se fue a enfrentar con los rigores de la vida y venció en la porfía.

Oscar Emilio Solanet, hijo de Don Emilio.

Vencieron todos, él, Mancha, Gato, la raza Matera del antiguo casco, donde el “gringo” churrasqueaba con criolla y el campo argentino. Don Emilio. Entonces, El Cardal, tuvo sus máximos emblemas, y aquí están descansando en la entrada del parque de la estancia, a metros del guardaganado coronado en su maroma con la marca corneta que los hermanos Solanet eligieron como distintivo. Hay que adentrarse en el camino y hacer un alto sublime, emocionante y silencioso para observar con admiración y respeto la tumba de Mancha y Gato, y la de Tshiffely, que un día dejó el cementerio de la Recoleta para entrar a “El Cardal” a lomo de un criollo seguido por 700 criollos más, que lo acompañaron en su último viaje al descanso final frente a la tumba de sus compañeros de odisea. Cuentan en pagos Galpón de herramientas del antiguo casco. sureros que de un campo parten trinos, entreverados de los tres viajeros, de con relinchos y conocer el escritorio acompañados de donde Don Emilio diun viento fino. bujó un caballo para los Cuentan que esos tiempos, el espacio está relatos se abren intacto, como especomo caminos, y rando que Don Emilio van embriagando abra la puerta y pase, el alma con un sobre la silla del escridecir sin igual. torio está colgada su No pueden salir campera y su bufanda, de otro lado, pues igual que el último día. parten desde “El Pensábamos que en Cardal”. este suplemento poCAMPO 3 tuvo díamos compartir con vos toda esta increíble historia que de apoco va ganando la dimensión de leyenda, nos equivocamos, esto es apenas la introducción de lo que te vamos a mostrar en los, por lo menos dos, suplementos próximos. Así que a ajustar las cinchas, que el viaje recién empieza, lo llevamos de baqueano a Oscar Emilio, el hijo de Don Emilio, garantía que vamos a ver los mejores paisajes de esta historia. La intrépida caravana de CAMPO 3 deja atrás el hogar de “Gato” y “Mancha”.

Primera carta que Tshiffely le envía a Don Emilio contándole el proyecto de la travesía.

Tres generaciones de Solanet.

Página 6 | Viernes 14 de Enero de 2011

CAMPO 3

Y Cariló descubrió al Pato
E
n el marco de una iniciativa del Secretario de Turismo de PINAMAR, Juan Carlos Bucheli, y con el auspicio de AUDI, se llevaron a cabo dos jornadas de Pato en la playa, el día 10 de enero, en Pinamar, y el 11, en Cariló. Justo es decir que, Bucheli ha desarrollado una estrategia proactiva desde su secretaría, logrando convertir al municipio en un verdadero espacio publicitario, dándole a PINAMAR el valor de soporte de las principales marcas que se comercializan en el país orientadas al segmento NSE - ABC1. Absolutamente convencido, y casi a punto de convencernos a todos, él considera que en “PINAMAR VOS PODÉS”, por ejemplo, entre otras cosas, acercarte al deporte nacional y ver de qué se trata el Pato. Convite que alrededor de 800 turistas de Cariló aceptaron de buen agrado. El campo se montó en una suave cama de arena en las playas del balneario Hemingway, y cerca de las 17.30, los cascos de los pingos comenzaron a resonar alertando a los veraneantes más distraídos. Acompañando la puesta del sol, pudieron disfrutar de una demostración donde el Campo de Pato “LA SOÑADA” de Brandsen, cinchó con gusto con un combinado formado por integrantes de la Selección de Pato y Horseball, que contó entre sus filas con alguno de los centauros que jugaron en el mundial de Ponte de Lima en Portugal. CAMPO 3 dialogó con el público antes y después del partido. La mayoría de los presentes sabía claramente que se trataba del deporte nacional, pero también reconocían no haber visto nunca un partido de pato ni conocer sus reglas. Finalizado el encuentro, dentro del público femenino, la consideración mayoritaria sostenía que el pato se presenta como un deporte mucho más “vistoso” que el polo que suelen ver por TV. El público masculino lo encontró un poco más “entretenido” que el polo, pero… en el corazón, lejooooos el futbol, aunque la mayoría sostiene que le quedó la sensación de querer ver más pato. Evidentemente en “Pinamar vos podés” hacer lo que quieras, pero Bucheli va a encontrar alguna actividad que te sorprenda. QUE SE REPITA EL AÑO PRÓXIMO!

Página 7 | Viernes 14 de Enero de 2011

CAMPO 3

Página 8 | Viernes 14 de Enero de 2011

CAMPO 3

CAMPO 3 ESTÁ EN TODAS, ES COMO EL AUTOMOVIL CLÚ DEL CAMPO

e ve que lo espantó el ruido de los motores de las “tordillas” nuestras, salió disparado dentre los cardos. Se cruzó delante de las chatas, de

S

banquina a banquina, era claro que estaba “tapado” y no veía nada. Quedó enroscado en un alambrado, y allá fue el chiquito Medina, que lo trajo como quien pasea a un caniche.

El asunto es que el bulto e’lana no era macho, era oveja, boca plena y con señales, taba tapada pobrecita, tenía doble lana, se había saltado una esquila y la lana se le había cruzado

encima de los ojos impidiéndole la visión. No nos daba el tiempo como para volver al San Cosme, nos esperaba Solanet en El Cardal y se nos hacía tarde, le practicamos una es-

quila de ojos de emergencia (a mano limpia nomás) pa’quel bicho vea por donde anda y el Chiquito Medina la puso del otro lado del alambre.

No sólo detrás de Torres, sino de todo lo que pasó en Labardén durante la semana: Jaqueline Heroux, presidenta de la fiesta.

Dos puntas tiene el camino, y en las dos es bueno estar bien montado El mayor, Don Roberto de Tapalqué, 87 años. El más joven, 8 meses.

BITACÓRA DE VIAJE
Labardén nos esperó con los brazos abiertos, es más, CAMPO 3 tuvo “casa propia” mientras vivió en Labardén. No, si lo único que faltaba era que nos trajeran el desayuno a la cama! Hemos comprobado que no hay carne como la de la zona, mire el “chiCarpa asador oficial de Labardén. Silvana y la banda que atendió a CAMPO 3 de “primera especial”. quito” Medina que ha recorrido pampa propia y gringa acunó una definición brillante: nosotros los argentinos, no hacemos carne, fabricamos bombones de vaca!!! Salíamos de El Cardal y el “chiquito” Medina, emocionado hasta los mocos se manda “para mí, haber estado acá, es como pa´un musulmán Chino conocer La Meca”. Y dijo Bugallo en el colmo de su inspiración: “sí señores, esto es un equipo que se potencia, si Medina herró en Dubai, todos pusimos una “Reinas Locas”: Labardén nos hizo sentir como unas verdaderas reinas. Gracias por todo. herradura en la tierra de los jeques”.

Related Interests