“Hecho Consumado”, la estrategia de Padrés

Por Pegazo / Dossier Politico

Dia de publicación: 2011-09-11 Existe una figura legal llamada “Hecho Consumado” que representa una acción que se ha llevado a cabo adelantándose a cualquier evento que pudiera dificultarla o impedirla; ésta, es la base jurídica del gobernador Guillermo Padrés para continuar la construcción del Acueducto Independencia, obra que registra más del 80 por ciento de avance. De ahí, que Padrés Elías esté bien informado sobre los tiempos legales y toma el riesgo de caer en desacato y encontrarse en vías de un juicio político para el procedimiento de desafuero en el Congreso de la Unión y Senado de la República, este mismo lunes. La estrategia oficial del mandatario y los responsables del proyecto hidráulico Sonora SI tiene soporte en materia del Derecho, fundamentalmente, en la intencionalidad de la obra, que es la de abastecer de agua a la capital de Sonora; en pocas palabras, basa su decisión en la máxima universal de que el fin justifica los medios por el bien común. Durante meses, los operadores del Gobierno del Estado han contenido férreamente los mandatos judiciales emitidos desde el Juzgado Octavo de Distrito que exigen detener la construcción del Acueducto por constituir una transgresión a los derechos que la Tribu Yaqui y algunos agricultores del Sur tiene sobre las aguas. El miércoles un grupo de yaquis arreció sus protestas en el bloqueo a la Carretera Internacional en Vícam, Sonora, a la altura del kilómetro 48 + 600, al enfrentarse con un grupo de agentes de la Policía Estatal Investigadora cuando un grupo de inconformes intentaba evitar el tránsito vehicular en una de las brechas habilitadas por la autoridad. El bloqueo que inició el pasado martes a las 14.20 horas tiene su fundamento en la oposición a la construcción del acueducto “Independencia”, obra contemplada en el plan hidráulico Sonora SI (Sistema Integral) que lleva a cabo el gobernador Guillermo Padrés Elías para garantizar el abasto del vital líquido a Hermosillo. El grupo de inconformes, sostiene que continuarán con esta medida de presión mientras, el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Luis Serrato Castell, interpuso una querella penal contra quienes resulten responsables por obstruir las vías de comunicación que afecta a terceros, al tiempo de solicitar el desalojo. Por su parte, el líder de la bancada panista en el Congreso del Estado, Enrique Reina Lizárraga, expuso que es inadmisible que se tenga que recurrir al cierre de la carretera para manifestar una inconformidad de unos cuantos, de un grupo de diputados del PRI y “caciques” de Cajeme, con lo cual afectan al Noroeste de México. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presentó una denuncia por el bloqueo de la carretera en el Sur de Sonora por parte de opositores a la construcción del acueducto “'Independencia”'. El director del Centro SCT en Sonora, Luis Serrato Castell, señaló que el tránsito sigue bloqueado totalmente desde la tarde de ayer en el kilómetro 48+600, al norte del municipio de Vícam, donde estaban asentados los integrantes del ''Movimiento Ciudadano por el Agua'', que encabezan agricultores del Valle del Yaqui. Indicó que “al cortarse la circulación, de oficio debemos presentar la denuncia para defender a los ciudadanos que usan la carretera; de ser manifestación se convierte en afectación a terceros”. “Ya está solicitado el desalojo, en principio el objetivo es que se restablezca la situación, se deje de afectar a los ciudadanos, también afecta al comercio y otras actividades muy importantes'', dijo en esa oportunidad Serrato Castell.

A las 3.45 de la madrugada del viernes se llevó a cabo el desalojo de unas 100 personas; 11 fueron llevados en calidad de presentados a la PGR en Hermosillo y la noche del sábado y madrugada del domingo tras el pago de una fianza de 7 mil 500 pesos, fueron liberados, en tanto continúan las investigaciones por el delito de ataque a las vías federales de comunicación. Mientras, en tierras yaquis, se les hará un recibimiento especial, de acuerdo a lo que marcan las tradiciones de la etnia, pues serán recibidos como guerreros yaquis que lucharon por la causa y salieron victoriosos. La omisión al cumplimiento de la decisión de la Juez Octava de suspender los trabajos representa un desacato que conlleva a las respectivas penalidades; pero para que esto suceda, este lunes podría iniciar un proceso de desafuero constitucional promovido por los diputados federales en el Congreso y en el Senado de la República. El paro carretero de la semana pasada y el consecuente desalojo “pacífico” implementado por 500 agentes de la Policía Federal, con el respaldo de la Policía Estatal y Municipal, dan cuenta de que en Sonora debe imperar el Estado de Derecho; desafortunadamente, parece que esto sólo se aplica contra ciudadano y no contra autoridades. De acuerdo al ordenamiento del Juzgado Octavo de Distrito, si el Gobierno del Estado no está acatando la suspensión de la obra, éste debe hacer cumplir la Ley con el uso de la fuerza pública; es decir, las Fuerzas Federales incluso, con el apoyo de sus propios policías estatales. De ahí nuestra afirmación que el gobernador Guillermo Padrés le apuesta todo su Gobierno y capital político a la figura del “Hecho Consumado”, al avanzar ya 63 kilómetros de los 80 de extensión del Acueducto Independencia; pero el Juzgado Octavo tiene la última palabra. ¿Cara o cruz? En Punto G estamos convencidos que el diálogo y los acuerdos entre los actores llevarán a Sonora a mejor puerto, donde el ganar-ganar sea la constante que logre un mejor Estado para vivir donde la desigualdad y la marginación, sean sólo el recuerdo de una falsa utopía. Asi se hace el buen Gobierno y así también una oposición responsable. Y aquí eso es lo que promovemos… aunque a muchos lo que aquí se escribe, se analiza, se critica, se propone y se difunde les parezca un golpeteo sistemático al mandatario estatal. Y bueno, qué hacer si asi lo quieren ver… 11-S, la conspiración No pocos son quienes aseguran que los trágicos eventos del 11 del septiembre del 2001, entre ellos el ataque a las Torres Gemelas, fue un acto conspirado desde la Casa Blanca con el fin de justificar la intervención militar de Estado Unidos en Medio Oriente donde la cruenta “venganza” yanqui ha dejado una estela de más de un millón de víctimas inocentes. Ayer, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, afirmó que los atentados del 11 de septiembre (11-S) en Nueva York y Washington fueron un “juego” diseñado por Estados Unidos a fin de tener un pretexto para atacar a Estados musulmanes. “El 11 de septiembre fue realmente un juego previsto para provocar sentimientos de la comunidad humana y encontrar una excusa para lanzar ataques en las regiones musulmanas y la ocupación de Iraq y Afganistán, que condujo a la matanza de un millón de inocente”, expresó. En el marco del décimo aniversario de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, el mandatario iraní reiteró su teoría de que los ataques fueron parte de un plan para proteger los intereses de Estados Unidos e Israel. “Algunos creen que el motivo del 11-S fue garantizar la seguridad de Israel, fomentar la inseguridad en Oriente Medio, desviar la atención pública de Estados Unidos por la caótica situación económica y llenar los bolsillos de los beligerantes e incivilizados capitalistas”, dijo a la prensa internacional. El mandatario iraní agregó que las potencias arrogantes intentaron librar la guerra en diferentes partes del mundo para vender las armas producidas por sus plantas de producción, según un reporte de la agencia informativa iraní Merh.

“El régimen de arrogancia vende armas a otros países y con esto busca crear guerra y derramar sangre para poder de esta manera vender más armas mientras que masas de gente no tienen problemas entre sí”, agregó el presidente en un mensaje difundido por la televisión iraní. Dos años después del ataque, agregó el presidente de la república islámica, Estados Unidos tuvo el pretexto de invadir dos países (Afganistán e Iraq) para matar, herir y desplazar a millones de personas inocentes. Al igual que en sus declaraciones del pasado 25 de junio, cuando afirmó que los atentados del 11-S fueron una “gran mentira” y una “conspiración”, Ahmadinejad reiteró que algún día “esa verdad” saldrá a la luz y llamó a la comunidad internacional a abrir una investigación “seria e independiente” de lo sucedido hace 10 años. Todo indica que la conspiración encabezada por el entonces presidente George Bush, sería fomentada y motivada por la ambición del poder que da el control del petróleo, la tecnología informativa, las armas y el dinero, por encima de millones de vidas humanas.