PRIMER CONGRESO PEDAGÓGICO VENEZOLANO El Primer Congreso Pedagógico Venezolano se realizó desde el 28 de octubre de 1895, hasta el 17 de diciembre de ese

mismo año. Tuvo como sede la Universidad Central de Venezuela y fue un acontecimiento que exigió seis meses de importantes actividades por parte de sus organizadores, que captó el interés y la atención de todos los venezolanos. El propósito de ese primer congreso fue “hacer patente ante la sociedad venezolana el significado y trascendencia de la obra educativa y en particular lo relativo al estado y posibilidades de desarrollo de la instrucción primaria”. (Ruíz, 1998, Pág. 17). Sus organizadores: “El Primer Congreso Pedagógico Venezolano fue organizado y promovido por el Gremio de Institutores y ese tan importante foro educativo que fue el Liceo Pedagógico, constituidos en junio de 1894 y febrero de 1895, respectivamente” (Luque, citado por Rodríguez, 2005, Pág. 243). Según Ruíz (1998), las individualidades que participaron en la organización fueron: • Por el Liceo Pedagógico: Su Junta Directiva: Dr. Napoleón Tomás Lander (Presidente), Alberto González Briceño (Vicepresidente), José E. Machado (Secretario de Actas), Eduardo Marquís (Secretario de Correspondencia), Francisco González Montano (Adjunto) y Antonio Brandín (Bibliotecario). • Por el Gremio de Institutores: Rafael Ruíz Mirabal (Presidente), Ezequiel Tinoco Bigott, José R. García, Jesús María Sifontes, Prudencio Diez y Rafael C. Ugueto. De acuerdo con lo que expresa Ruíz, (1998), el temario abordado durante el congreso giró en torno a los siguientes contenidos: • Edificación Escolar:

Estos últimos se interrelacionan hasta el punto de que uno no puede actuar sin el otro. Arroyo señala como finalidad de la educación. punto tratado por el Dr. Miguel G. y su comportamiento caracterizado por lo activo e inquieto. En su disertación. Escuelas Infantiles Trabajo Manual en la Escuela Primaria. Derecho de los Institutores. Con las razones expuestas. Arroyo. Por tanto. Determinación de los medios prácticos para llevar a cabo la Reforma Escolar en Venezuela. al no existir el equilibrio necesario entre lo espiritual y lo material del ser. el desarrollo armónico de todas las facultades del hombre: los sentimientos. Arroyo evidencia la utilidad de la gimnástica como medio para mantener el cuerpo y justifica el trabajo manual para los niños que asisten a las escuelas. Trabajo Manual en la Escuela Primaria Uno de los temas abordados fue el Trabajo Manual en la Escuela Primaria. a la adquisición de enfermedades e incluso de la locura. En su opinión. en ese sentido: . Escuelas Rurales. basado en las acciones más recurrentes que hacen las personas durante su infancia como imitar y observar.• • • • • • • • • Higiene Escolar. Importancia de la Escuela Normal. Uniformidad de los textos de Instrucción Primaria. la inactividad del cuerpo conduce a la debilidad corporal. permite expresar que existe en ellas la disposición para actuar. La sanción en la Escuela Primaria Moderna. en la sesión del 29 de octubre de 1895. la inteligencia y también el cuerpo mismo.

Arroyo propuso un programa para que fuese ejecutado en ese sentido. de bejuco. el trabajo es condición de progreso y bienestar de la sociedad y la estimulación hacia él debe ser auspiciada por los gobiernos y los hombres ilustrados. la industria y los oficios y en el propio perfeccionamiento del hombre. señores. plegado. Para Arroyo. dan amplitud al entendimiento y dificultan la miseria particular. Las Escuelas Primarias debían ser el centro en el cual se creasen hombres aptos y hábiles capaces de enfrentar las dificultades de la vida. de junco y de esterilla. tejidos de alambre. labrar y ensamblar madera. Luego de justificar el trabajo manual en las escuelas primarias. es el que nos permite subsistir y ayudar a otros a subsistir. 1998. El trabajo ciertamente es una necesidad humana y social. . costuras de libros y cuadernos. sabrán mañana sacar partido en las varias circunstancias de la vida práctica de esos conocimientos y ganar muchas veces merced a ellos. no se encuentra desligado de la realidad que vive la sociedad venezolana y la global. vivir tranquilamente. 1998. El tema abordado por Arroyo es muy interesante y aún cuando ha pasado más de una década. Por ello. le hacen investigador atento. encuadernación.. y así seleccionado. afirmó: “Yo creo. Destaca a su vez la importancia de tales prácticas en el desarrollo de las artes.“la educación debe. aguzan su ingenio y le habitúan al método y al orden y sobre todo dan seguridad y maestría a sus manos. honra de subsistencia…” (Ruíz. modelado. Pág. que las labores manuales son complemento de toda educación. dirigir esas facultades para que den resultados satisfactorios y de grande utilidad para el alumno: esos ejercicios le dan habilidad. etc. tejido de pajilla y de paja y de jipijapa para sombreros. el cual incluyó: tejidos de mimbres. 220). trabajo de torno y fábrica de muebles de madera. 221). trabajos tipográficos. cepillar. Pág. cartonado. pues.” (Ruíz. que ellas levantan los sentimientos. formar una familia libre de miseria y no ingresar en las filas del crimen. etc.

Arroyo en cuanto al trabajo manual. el Centro Católico Venezolano presentó un documento que defendía la educación católica y la necesidad de impartirla en las escuelas públicas. con lo cual se garantizaba la enseñanza católica en las escuelas. casi siempre defensores del tradicionalismo. y de falsear el reglamento. la participación de personas con ideas opuestas (que defendían la educación católica). a valorar el trabajo por todas las ventajas individuales y colectivas que nos proporciona. lo cual ocasionó enfrentamientos con aquellos sectores conservadores. Miguel G. Sin embargo. dentro del congreso. La polémica en el congreso y su influencia Según Luque (citado por Rodríguez. el Centro Católico Venezolano solicitó al Congreso la conservación del artículo 11 de los Estatutos Reglamentarios de la Instrucción Popular. por lo que no tendrá necesidad de recurrir a otros medios para obtener dinero de forma indebida. algunos de los participantes más destacados tenían una orientación librepensadora y positivista. de no haber permitido (violando el reglamento vigente). estos planteamientos se oponían al orden instaurado con la llegada al poder de Guzmán Blanco (1870-1888) y al de los gobiernos sucesivos. Según Ruíz (1998). Fue por ello que al siguiente día de la instalación del congreso. que limitaron el poder de la iglesia católica y lo colocaron bajo el poder del Estado. quedando aprobada la instrucción laica. radica en que ello es una manera de promover los valores humanos y de iniciarles en una práctica que quizás le permita en el futuro sustentarse. lo cual permite evidenciar que aún sigue vigente lo que opinaba el Dr. del dogma católico.La importancia de enseñar a las personas desde temprana edad. apoyado en la condición civilizadora de la iglesia y en que la mayoría de la población venezolana era católica. 2005). El mismo centro acusó a los que se opusieron a su propuesta. En la actualidad se está reintentando implementar el trabajo manual en la educación básica y en la media diversificada y profesional. .

Los hechos acontecidos sólo lograron un ambiente de enfrentamientos ideológicos. que produjo que desde el segundo día de sesiones.El Centro Católico Venezolano calificó entonces al congreso como inmoral. Con ello desconocieron y se separaron del Primer Congreso Pedagógico Venezolano. como centro de odiosa propaganda y cuyo único fin era el de proscribir de las escuelas públicas la instrucción religiosa. el congreso se caracterizara por oposición de ideas. .

Primer Congreso Pedagógico Venezolano 1895.BIBLIOGRAFÍA Rodríguez. (1998). Caracas: Fondo editorial de Humanidades y Educación. (Comp.). De la educación. . Ruíz.A. las Ciencias Sociales y la Filosofía. E. Facultad de Humanidades y Educación. Caracas: Comisión de Estudios de Postgrado. G. (2005).