Trabajo n°: 4 ¿Qué hacer en materia de seguridad pública?

Comenten las conclusiones a las que llegaron en relación a las propuestas de políticas y reformas institucionales necesarias a las que se hace referencia en la bibliografía sugerida. Sin lugar a dudas que entiendo que analizar el qué hacer en materia de seguridad pública resulta una tarea que presenta numerosas aristas, no solo la policial, sino que también incluye la educación, justicia, salud, etc, etc. Es cierto que a lo largo de éstos trabajos se han sentado premisas básicas que tienen que ver con la forma en la que se deben llevar adelante métodos de políticas que comprendan a la seguridad pública. Así deberemos conceptualizarla como una Gestión de conflictividad que se basará en la prevención del delito, que procurará generar las estructuras necesarias para disminuir tanto “la seguridad objetiva” como así también la “seguridad subjetiva”. Sentadas éstas pautas mínimas, entiendo que los elementos a desarrollar resultan sumamente amplios, debo comenzar remarcando que rechazo las teorías más conservadoras que entienden que un problema tan complejo encuentra solución en el simple despliegue de mayor cantidad de policías y en el endurecimiento de las penas. Suponer que toda la seguridad ciudadana se centra en el Poder Judicial y en la Policía, es un razonamiento completamente equivocado. I) Así creo que como primera medida debe de existir una verdadera decisión política en combatir el delito, destinando recursos y esfuerzos para combatir el mismo. El primero de los elementos ha desarrollar debe orientarse hacia los grupos en riesgo, procurando que estos puedan integrarse socialmente. Es decir que particularmente me inclino por la aplicación de la denominada táctica social que al estilo francés tenga como principios los de Solidaridad, Integración y Localidad. De tal manera que se lleven adelante actividades deportivas, culturales, de salud, recreativas, etc, etc. Obviamente que éste resulta un trabajo a largo plazo, desarrollado en forma constante, que excede el marco de una gestión de gobierno, el cual no apunta a obtener resultados inmediatos, sino a fortalecer socialmente toda la estructura de la población dando igualdad de condiciones a las generaciones futuras.

Aquí no solo deben participar los actores ya conocidos (Policía. Poder Judicial. consistente en la sensación personal y colectiva de temor con respecto a ser víctima de un delito o incivilidad. sino que también pretendía acercar a los fiscales al lugar de los hechos. creación de Guardias Urbanas Municipales. Así. el cual consiste en el riesgo de ser víctima de un delito. tribunales vecinales. ni tampoco la real corrupción que existe en su interior. aumento de los patrullajes. Así surge el primer elemento a considerar como prioritario en un proyecto de seguridad urbana: Buscar reducir el riesgo de ser victimizado. ni la sensación de desconfianza que produce en la población. etc. de la ley 11. Municipalidad. entiendo que se deberán realizar programas que contemplen la instalación de cámaras de monitoreo. no obstante lo cual resultan independientes y a la vez ajenos. Organismos Internacionales. II) Tal como oportunamente señalamos en el trabajo anterior. no solo pretendía la oralidad en el sistema judicial. y por el otro un “problema subjetivo". creación de corredores escolares. creación de policía judicial. Es cierto que en todo momento la misma resulta sospechada de corrupción. etc. Analizar los motivos que llevan a dicha creencia exceden los límites del presente.922. o se arbitraran las medidas para reducir la sensación personal y colectiva de temor frente al delito. Recuérdese que originalmente la introducción en la Pcia de Bs. reflotamiento de Foros de Seguridad. Es decir el obtener la activa participación de la ciudadanía en la toma de decisión de las políticas de seguridad. III) Respecto de la participación que le cabe a la Policía. y siguiendo en éste punto a Baratta y Pavarini. uso excesivo de violencia. entiendo que la misma resulta clave. connivencia delictiva. Servicio Penitenciario. lo cierto es sin embargo que cualquier programa de seguridad debe abarcar a la policía. Por un lado presenta un “problema objetivo". como ya vimos se da el caso que tanto el problema objetivo como el subjetivo se encuentran íntimamente ligados entre sí. Nación). Provincia. Las sucesivas modificaciones que la misma ha sufrido sin embargo no parece haber modificado. sino también ONG´S. Sobre esta base. podemos decir que al hablar de seguridad urbana se crea una ambigüedad en su significado. etc. parcialidad. quitándole atribuciones a la . As. Asociaciones Barriales.

b) su función es administrar justicia para todos los involucrados en un conflicto (victima. sino que simplemente las aplica. correccionales. a) A este respecto. III. contravencionales. (inspecciona negocios. que le otorgan tanto poder real. a) Se debe crear la policía judicial. evitando la contaminación de pruebas y la corrupción policial. . etc). los cuales deben estar en la calle y no instruyendo causas. c) Debe recuperarse una policía proactiva. IV. etc. bajo directivas de una Secretaría de Seguridad que tenga constante comunicación con el Poder Judicial y las Secretarías de Seguridad Municipales que permitan elaborar y actualizar constantemente el mapa del delito. III. se pensaba a los instructores judiciales como los ojos de la fiscalía en las comisarías. obviamente que ello no se instrumento en debida forma y fracaso. instruye causas penales. imputado) por igual. conformada por instructores judiciales que estén en las comisarías en constante comunicación con los fiscales. es decir de investigación. entiendo que debiera crearse la tan mentada “policía judicial”. infracciones de tránsito. dejando que el personal policial lo haga en situaciones de mayor conflictividad. ésta policía judicial debe instruir las causas en el lugar de los hechos. secuestros extorsivos. tomando contacto inmediato con las partes. IV) También resulta impensado hablar de seguridad y no pensar en el Poder Judicial. cárteles de drogas. b) También considero que se debe dar vida a las Guardias Urbanas que debieran intervenir en conflictos y situaciones leves. Haciéndose especial hincapié en la prevención de los delitos organizados (piratas del asfalto. c) no está en sus atribuciones brindar seguridad o prevenir delitos. Resulta necesario acotar éstas funciones si queremos una policía profesional que prevenga y actúe sobre el delito.policía. que termina viéndose tentada a obtener beneficios espurios. En éste punto cabe recordar: a) que éste no crea las leyes. Y es que la policía tiene tantas funciones. puede colaborar en la creación de un mapa delictivo pero no más de eso. quitándole poder al personal policial. que dependa directamente de los fiscales. etc). III.

En resumen entiendo que cuando hablamos de seguridad pública. b) Se debe crear una Justicia intermedia. la idea debiera ser descomprimir la Justicia ordinaria. etc). el cual debe dejar de ser un simple brazo armado que custodie muros. Por un lado genera una gran sensación de inseguridad el saber que una causa penal puede durar 3. Así debe existir una profunda modificación del Servicio Penitenciario. que intervenga en causas de menor importancia. ya que ésta Institución no es más que una de las patas en las que se asienta ésta. debe contemplar la readaptación social de quiénes ya han pasado por una condena penal. no solo se puede plantear la misma desde la reforma policial. como ha venido ocurriendo hasta el presente. etc. (contravencionales. V) En última instancia entiendo que todo programa de seguridad. violencia doméstica. problemas vecinales.IV. mientras ello no ocurra seguiremos haciendo reformas parciales que seguirán fracasando. . 4 o más años. sino que muy por el contrario se debe producir una reforma integral en todas las Instituciones que actúan en forma directa o indirecta en cuestiones vinculadas a la seguridad pública. para llevar adelante políticas activas de integración de los reclusos con el medio social. Por otro lado el hecho de que se terminen privilegiando “siempre las causas con detenidos” genera la sensación de impunidad para delitos de “menor importancia” punitiva pero de gran impacto social en una comunidad.