You are on page 1of 6

Susana Cardona Parra

ERÉNDIRA Y LOS ELEMENTOS NATURALES

INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA LUNES Y MIERCOLES 4-6 PM

Dentro del texto“La Increíble y Triste Historia de la Cándida Eréndira y su Abuela

Desalmada”, existe una interacción peculiar de varios elementos propios de la literatura

fantástica, la cual es conocida por manejar un dialogo perteneciente al mundo de lo

sobrenatural o relatar acontecimientos inexplicables en la cotidianidad. Dichos elementos se

reconocen por la actitud de los personajes y las situaciones a las que Eréndira se ve obligada a

sobrellevar, no obstante, este escrito no va a profundizar en alguno de estos aspectos, más

bien, se va a tomar otro apartado importante de la literatura fantástica: la animación de los

objetos.

La animación de los objetos ocurre cuando lo que está inerte de un momento a otro toma

personalidad de tipo humana, que generalmente es identificada con facultades como el habla, la

creación y el pensar sin que, en muchas veces, se abandone un comportamiento determinado

por la forma física de este artefacto; en este cuento, hay algunos objetos que cumplen con

estas características, no obstante, se va a ahondar en el comportamiento presentado de los

elementos naturales, no por que se consideren objetos, sino porque estos comienzan a

comportarse de una forma anormal, con la suficiente fuerza de darle giros trascendentales a la

vida de Eréndira y sin necesidad de transformar su condición.

Los elementos naturales que toman lugar dentro de la historia, se pueden asociar con varias

representaciones, algunas de ellas se podrían considerar como seres del más allá que quieren

impedir el infortunio de Eréndira (Los Amadises) , como la presencia de una fuerza divina que

busca el mismo propósito que los muertos o como destino, interpretado este como el camino

de vida destinado para los seres humanos, cualesquiera que sea alguna de estas opciones, lo

importante es aclarar que aire, fuego, tierra y agua no se estaban comportando de acuerdo a

el curso natural que se les caracteriza, sino como causantes de experiencias (la gran mayoría

trágicas) para Eréndira.

Aire, fuego, tierra y agua son reflejados en la historia como viento, lluvia/ mar, desierto,

sol/calor y a continuación se va a mostrar en que partes del cuento aparece su presencia con

más fuerza y que incidencias tienen de acuerdo con su significado de acuerdo a el diccionario

de símbolos de Juan Eduardo Cirlot, para que se den luces que permitan que usted, lector,

infiera la causa del comportamientos de estos fundamentos naturales: si es por los Amadises,

la Divinidad o Destino.
Los 4 elementos: como todo comenzó

En la historia de Eréndida, se confluyen varios significados que rodean el contexto en que

habita. En este contexto se encuentran los 4 elementos, caracterizados por ser caóticos,

asesinos, tortuosos y destructivos. En primer lugar, se puede ver como Eréndira se ve

expuesta al horror de la explotación por parte de su abuela a causa del aire en aspecto de un

viento violento y revoltoso, con características de un psicópata que destruye y asesina todo a

su alrededor, dejando una sensación de miserabilidad para la protagonista. A continuación se va

a mencionar frases citadas del cuento que dan cuenta de esta descripción hecha al viento:

*“Eréndira estaba bañando a la abuela cuando empezó el viento de su desgracia”

*“junto a una ranchería de calles miserables y ardientes, donde los chivos se suicidaban de

desolación cuando soplaba el viento de la desgracia”

*“Un viento tan bravo como el de la desgracia sacudía sus hábitos de cañamazo y sus barbas

cerriles, y apenas les permitía tenerse en pie”

*“Aquella noche, poco después de las siete, Eréndira estaba peinando a la abuela cuando volvió

a soplar el viento de su desgracia”

*“El músico no entendió la lógica de la abuela, pero aceptó las cuentas mientras desenredaba el

enredo. En ese instante, el viento despavorido estuvo a punto de desarraigar la carpa, Oyó los

ladridos del viento alrededor de la carpa, pero tampoco esa vez había reconocido el soplo de su

desgracia”

*“El viento se iba haciendo más árido a medida que avanzaban hacia el Norte”

*” El fotógrafo no lo oyó por el viento contrario. Cuando la camioneta se le adelantó, la abuela

le hizo un gesto enigmático, pero él lo confundió con un saludo, sonrió, v le dijo adiós con la

mano. No oyó el disparo. Dio una voltereta en el aire y cayó muerto sobre la bicicleta con la

cabeza destrozada por una bala de rifle que nunca supo de dónde le vino”

*” Eréndira no lo había oído. Iba corriendo contra el viento, más veloz que un venado, y ninguna

voz de este mundo la podía detener. Pasó corriendo sin volver la cabeza por el vapor ardiente

de los charcos de salitre, por los cráteres de talco, por el sopor de los palafitos, hasta que se

acabaron las ciencias naturales del mar y empezó el desierto, pero todavía siguió corriendo con

el chaleco de oro más allá de los vientos áridos y los atardeceres de nunca acabar, y jamás se

volvió a tener la menor noticia de ella ni se encontró el vestigio más ínfimo de su desgracia.”

Como se pudo ver el viento no es otra cosa más que el sinónimo de la desgracia para Eréndira,

y por más que rara vez se enloquezca, cuando lo hace, puede ser relacionado con un asesino, un

perro rabioso y un psicópata que pudo haber matado al músico (porque fue una bala perdida por

el viento contrario), puede alentar al suicidio de animales y que seguramente atento contra la

seguridad emocional de Eréndira para que poco a poco ella misma se condujera a un suicidio.

El viento se puede aliar con el fuego para tener más fuerza destructiva y poderosa, pues

cuando ambos se mezclan, se crea un viento árido que penetra y va enardeciendo la piel poco a
poco, creando manchas y cicatrices, aunque el efecto de viento árido y el fuego en forma de

sol, fue padecido con más intensidad por la abuela, que en gran parte se ve azotada por un

astro inclemente y despiadado, que va afectando su mente y también el físico de algunos

personajes pequeños y furtivos dentro de la historia como el alcalde, que tiene inclusive un ojo

caído a causa de la fuerza que el sol aplica dentro del pueblo. El sol, como fuego, tiene poder

no solo como el planeta que va secando cada vez más el desierto, sino también con el polvo y el

calor que sofocaba el cuerpo y el corazón de la abuela cuando recordaba la mansión destruida

por el viento, el sofoco que también imperó en Ulises cuando fue a hacer la fila para estar con

Eréndira y el sofoco que se presentó en Eréndira para pedirle a Ulises que matara a su abuela.

A continuación se citarán frases que tratan acerca del sol:

*”La abuela se protegía del sol eterno con un paraguas descosido y respiraba mal por la tortura

del sudor y el polvo, Pusieron dos esteras en el suelo y durmieron tan bien como en la mansión,

hasta que el sol abrió huecos en el techo y les ardió en la cara”

*” El alcalde, con el ojo derecho torcido por el calor, la contempló con lástima”

*” No la apartó durante muchos días de calor mineral”

*” ardiente resuello de azufre había de trastornar el orden de la naturaleza”

*”Entonces quitó del fuego la olla hirviente, la levantó con mucho trabajo hasta la altura de la

canal, y ya iba a echar el agua mortífera en el conducto de la bañera cuando la abuela gritó en

el interior de la carpa”

*”Eréndira no lo había oído. Iba corriendo contra el viento, más veloz que un venado, y ninguna

voz de este mundo la podía detener. Pasó corriendo sin volver la cabeza por el vapor ardiente

de los charcos de salitre, por los cráteres de talco, por el sopor de los palafitos, hasta que se

acabaron las ciencias naturales del mar y empezó el desierto, pero todavía siguió corriendo con

el chaleco de oro más allá de los vientos áridos y los atardeceres de nunca acabar, y jamás se

volvió a tener la menor noticia de ella ni se encontró el vestigio más ínfimo de su desgracia”

E sol tiene como fin perturbar al a abuela de Eréndira, pues la penetraba, la perturbaba

emocionalmente, la amenazaba y manipulaba con su calor y si se mezclaba con el viento era

demoníaca (el azufre es relacionado con el demonio), mientras si se mezclaba con el agua podría

ser mortífera, pues el agua, no solo es vida, también es el fin de ésta.

El agua, dentro de la historia es caos y dolor (la lluvia que cayó cuando Eréndira estaba con el

viudo) aunque se puede interpretar de muchas otras formas. El agua, al igual que el viento es

revoltosa y abrasadora, es circular y recubre a todo quien la toca, pero también es alfa y el

Omega, la vida y la muerte, es el génesis y el Apocalipsis que rodea a Eréndira, pues el mar es

donde se suicida pero adquiere otra vida nueva, renace. A continuación se citaran apartados del

cuento relacionados con el Agua, la lluvia y mar:

*” Cuando Eréndira y el viudo entraron en el cobertizo tuvieron que sostenerse para que no los

tumbara un golpe de lluvia que los dejó ensopados”

*” En ese instante la abuela empezó a hablar dormida. -Van a hacer veinte años que llovió la

última vez -dijo-. Fue una tormenta tan terrible que la lluvia vino revuelta con agua de mar”
*”mamá dice que los que se mueren en el desierto no van al cielo sino al mar”

*”Lo encontró en el patio de su casa, con el torso desnudo, disparando con un rifle de guerra

contra una nube oscura y solitaria en el cielo ardiente. Trataba de perforarla para que lloviera,

y sus disparos eran encarnizados e inútiles,

- ¿Y entonces para qué lo tienen a usted de alcalde? -preguntó la abuela-

Para que haga llover -dijo el alcalde”

*”y haría salir a flote los misterios del mar, y escucharon piltrafas de diálogos de Jamaica, y

sintieron unas ansias de vida, y un nudo en el corazón, y era que habían llegado al mar”

*”cuando Eréndira la estaba bañando volvió a hacerle pronósticos sobre el futuro, y era una

clarividencia tan febril que parecía un delirio de vigilia”

*”Entonces quitó del fuego la olla hirviente, la levantó con mucho trabajo hasta la altura de la

canal, y ya iba a echar el agua mortífera en el conducto de la bañera cuando la abuela gritó en

el interior de la carpa”

*”Eréndira no lo había oído. Iba corriendo contra el viento, más veloz que un venado, y ninguna

voz de este mundo la podía detener. Pasó corriendo sin volver la cabeza por el vapor ardiente

de los charcos de salitre, por los cráteres de talco, por el sopor de los palafitos, hasta que se

acabaron las ciencias naturales del mar y empezó el desierto, pero todavía siguió corriendo con

el chaleco de oro más allá de los vientos áridos y los atardeceres de nunca acabar, y jamás se

volvió a tener la menor noticia de ella ni se encontró el vestigio más ínfimo de su desgracia”

El agua, como se puede ver, quiere volver donde empezó y volver a empezar, y esto se ve

representado en la vida de la protagonista, donde su primera desgracia y su última son

relacionados con este elemento. El agua pronostica, es vida, es reconfortante y cuando apenas

se tiene es una necesidad. El agua succiona, destroza, pero a diferencia del viento,

reconstruye, regala vida y es el contrario del desierto, que quema y consume; el agua abraza

mientras el desierto resquebraja, aunque ambas limpian y purifican el cuerpo.

La tierra en forma de desierto, es el contexto donde ocurre esta historia y el perfecto para

que el mar, la lluvia, el sol y el viento se congeniaran y manipularan el curso de ésta historia. El

desierto determina la concepción del mundo de los personajes, la pereza de la abuela, su

necesidad de dinero y que la presencia del agua se enfatice, pues generalmente es nula, pero

cuando aparece, determina en la existencia de los personajes. Algunas citas acerca del

desierto son:

*”impunidad del desierto”

*”Es como el desierto, pero con agua -dijo Ulises”

*”-Soy una pobre mujer sola en la inmensidad del desierto”

*”durante el tiempo de la meditación en que nadie salió del convento, Además, no era ella la

única agotada al anochecer, pues aquel convento no estaba consagrado a la lucha contra el

demonio sino contra el desierto”


*”Eréndira no lo había oído. Iba corriendo contra el viento, más veloz que un venado, y ninguna

voz de este mundo la podía detener. Pasó corriendo sin volver la cabeza por el vapor ardiente

de los charcos de salitre, por los cráteres de talco, por el sopor de los palafitos, hasta que se

acabaron las ciencias naturales del mar y empezó el desierto, pero todavía siguió corriendo con

el chaleco de oro más allá de los vientos áridos y los atardeceres de nunca acabar, y jamás se

volvió a tener la menor noticia de ella ni se encontró el vestigio más ínfimo de su desgracia”

como se puede ver, el desierto es caracterizado por ser implacable, inmisericorde, es donde el

paraíso divino y el infierno se encuentran para que cosas trágicas le ocurran a su habitantes,

para que encuentren la muerte porque vivieron en él y para que vuelvan a nacer en mejores

condiciones.

El agua, la tierra, el fuego y el aire, tuvieron protagonismo y una intención directa en los

personajes, para coincidir todos juntos en el final de Eréndida

”Eréndira no lo había oído. Iba corriendo contra el viento, más veloz que un venado, y ninguna

voz de este mundo la podía detener. Pasó corriendo sin volver la cabeza por el vapor ardiente

de los charcos de salitre, por los cráteres de talco, por el sopor de los palafitos, hasta que se

acabaron las ciencias naturales del mar y empezó el desierto, pero todavía siguió corriendo con

el chaleco de oro más allá de los vientos áridos y los atardeceres de nunca acabar, y jamás se

volvió a tener la menor noticia de ella ni se encontró el vestigio más ínfimo de su desgracia”

como se pudo entender, esta cita es la que aparece como común demonimador en la presencia

de cada uno de los elementos y se considera útil explicarla, pues el aire, el fuego y la tierra

impulsaron para que Eréndira volviera al agua, al mar a donde tendría una mejor vida.

Diccionario de Cirlot

Se hizo una búsqueda al diccionario de Juan Eduardo Cirlot, que es la recopilación de

significados de símbolos y sus interpretaciones de acuerdo a la cultura. Se acudió a él para

entender aún más los significados inmersos en los 4 elementos naturales y su incidencia

dentro de la historia y esto fue lo que se encontró:

*Agua

Es maternidad, el principio y el fin de todas las cosas de la tierra, es un símbolo inconsciente,

es decir, de la parte informal, dinámica, causante y femenina del espíritu.

De acuerdo a la cultura milenaria de la china, todo lo vivo proviene del agua y para los vedas e

hindúes, la vida que circula la naturaleza en forma de lluvia, savia, leche y sangre.
Cuando ocurre una inmersión de las aguas, implica un retorno a lo preformal, con su doble

sentido de muerte y disolución, pero también renacimiento y nueva circulación, pues la

inmersión multiplica el potencial de vida.

Como lluvia evoca a la purificación y presencia divina.

*desierto

Lugar profundo y claro, lugar propicio para la revelación divina, dominio de la abstracción que

se haya afuera del campo vital y existencial, abierto solo a la trascendencia.

Habita el reino del sol que es relacionado con el fulgor celeste y cegador a su manifestación, se

opone a la perennidad espiritual pues su sequedad ardiente es el clima perfecto para la

espiritualidad.

*Sol

lo ve todo y lo sabe todo, es divino, es el hijo de cielo, pero también su oposito pues la visión

del sol es la de un heroe, mientras que el arma del cielo es la red estelar, la del sol es el fuego.

* Fuego

Salud y vida, superioridad, agente de transformación pues lo que nace del fuego a el vuelve,

maduración, fecundidad, mediador entre formas de desaparición y creación, se asimila al agua.

*Viento

Arrasa, incita, destruye e induce.

A manera de conclusión…

A partir de lo visto durante todo este escrito se pueden dar suficientes razones como para

entender que los 4 elementos naturales si presentaban características humanas que en su gran

mayoría, eran perjudiciales para los personajes de la historia, también se logra entender como

por medio de las mismas palabras de Gabriel García Marques, todos estos elementos fueron

dando cambios en la vida de Eréndira y como estos, poco a poco, fueron conduciendola hasta su

final, que a la larga sería un nuevo indicio. La pregunta sí la unión de estos elementos y su

comportamiento fue destino, fuerza divina o los Amadises, persiste, y no es intención de este

escrito de resolverla, pero sí de indagar más en ella y entender como la vida da tantas vueltas

que se vuelve inestable e impredecible.