Ministerio De Adoración y Alabanza Pasión Por Su Presencia

Enseñanzas (Conferencias)

Tema: Cómo Provocar Que Jesús Se Detenga

Basado: Marcos 7: 24- 30; 10: 35-40. Lucas 19: 1-9

Salmista Profético Ramón Amarante

Como Provocar Que Jesús Se Detenga

En la historia de los patriarcas bíblicos llegando hasta José, encontramos grandes y gloriosas revelaciones. El pueblo de Dios estuvo 430 años en Egipto padeciendo grandes sufrimientos, hasta que provocaron la atención de Dios y que Dios se detuviera a escuchar su clamor. Este tipo de clamor tenia un filo cortante de desesperación que poseía el poder de atravesar los cielos de bronce sobre Egipto y atravesar el corazón de Dios de tal manera que no tenia otra opción que detenerse a escucharlos, Moisés soltó ese grito y ese clamor, y Dios le dijo: oí su clamor así que descendí para librarlos y sacarlo de la esclavitud de egipto.Exodo 3: 7-9 y10, y 4:31. Sus obras jamás le atraparan, pero su adoración, su pasión, y su grito de desesperación atrapara su corazón, y lo conducirá a su presencia de manera permanente. Para que un asecino como Saulo llegara a ser apóstol de tanto renombre debió entender que su intelecto ni sus obras nunca llamarían la atención de Dios. Cuando preguntó que quiere que hagas señor, Dios se lo reveló. Dios se escondió del pueblo por cientos de años, porque muchos como hoy, creían que no necesitaban de Dios, eran conformistas, un día una visitación de Dios y quizás piensan que no hay algo más que una visita. Hay algo que se llama morada y Dios quiere cambiártela por la visitación que un día sentiste. Dios les dio un reproche a la iglesia de la odisea, le dijo: yo conozco tus obras, que ni eres frió ni caliente, pero

por cuanto eres tibio y no frió ni caliente te vomitare de mi boca. Apocalipsis 3:14-18. Hasta que no entendamos cuanto necesitamos a Dios no recibiremos, o mas bien no provocaremos que el se detenga. En Génesis 11, hay una enseñanza preciosa, dice la Biblia que en ese entonces se hablaba un solo idioma en toda la tierra, dice que cuando salieron del oriente hallaron una llanura en la tierra de Sinar y se establecieron allí, y se dijeron unos a otros, vamos hagamos ladrillos y cosámoslo con fuego y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra y el asfalto en lugar mezcla, y dijeron vamos edifiquemos una ciudad y una torre, cuya altura llegue a los cielos, para que nuestros nombres se hagan famosos. Dice la palabra que descendió Jehová para ver la ciudad y la torre, que edificaban los hijos de los hombres, y dijo Jehová he aquí que el pueblo es uno, y todos hablan un solo idioma, y esta obra que hay comenzado nada ni nadie los hará desistir de la obra que han planificado hacer. Ahora pues descendamos, dijo Jehová Dios. Pasaron varia cosas que provocaron que Dios descendiera hasta ellos: 1. Se pusieron de acuerdo 2. escribieron una visión. 3. hablaban un mismo idioma. 4. El mismo Dios declaro que el pueblo es uno y como son uno nada y nadie les impedirá hacer lo que han pensado hacer.

En el libro de Marcos 10: 46-52. Hay una enseñanza poderosa, un hombre ciego provoca a Jesús hasta que se detuvo, dice la Biblia que un hombre llamado Bartimeo estaba sentado en el camino, había oído hablar de Jesús y de sus milagros y maravillas, y al oír que pasaba cerca grito: Jesús hijo de David ten misericordia de mi. La Biblia dice, que hasta los discípulos le quisieron tapar la boca, mas el continuaba diciendo Jesús hijo de David ten misericordia de mi, dice el verso 49, que Jesús se detuvo y dijo llamadlo. Luego los discípulos le dijeron animo, el maestro te llama. Pasaron 4 cosas muy importantes, que el ciego, hizo:

1. Lo llamo por su nombre. 2. Soltó la capa. 3. Se puso de pies. 4. Le dijo lo quería.

Nuestro Dios es el ingeniero y arquitecto, y ha diseñado un plan, para beneficio de nosotros sus hijos. El quiere que aprendamos a ir a la ofensiva. Por ejemplo. Zaquéo fue a la ofensiva y La mujer samaritana también.

El libro de Éxodo 34: 1-2 Encontramos la clave principal, para que el señor se detenga, dice: y Jehová dijo a Moisés, alísate dos tablas de piedra como las primeras y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.

Prepárate pues para mañana, y sube de mañana al monte de Sinai y preséntate ante mí sobre la cumbre del monte. Y llamo Jehová a Moisés a la cumbre del monte y Moisés subió. En el capitulo 24 verso 18 leemos: y entro Moisés en medio de la nube y subió al monte y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches. La clave principal para que Jesús se detenga es tener intimidad con El, Moisés convivía con el Señor, vivía subiendo y bajando del monte Sinai. Nadie que no halle gracia ante los ojos de Dios, no lograra atraparlo para que el se detenga. Los íntimos, son los que capturan el corazón de Dios. Va a llegar el momento que Dios por nuestra búsqueda establecerá su gloria en nosotros. Lea conmigo el capitulo 24: 13-18 del libro de Éxodo. Hermanos nuestros Dios es fiel y para poder hacer que El se detenga tenemos que ser hombres íntegros, la integridad trae consigo intimidad, y Dios quiere hijos íntimos. Moisés llego a una profundidad con Dios, que el mismo Dios lo invitaba a subir al monte Sinai, de la misma manera que Jesús le dijo a Zaqueo, hoy mismo voy a hospedarme en tu casa. La búsqueda incansable hace que El mismo te invite. Jesús le dijo al criminal en la cruz, hoy mismo estarás conmigo en el paraíso. En el libro de Colosenses 4: 4-5 dice que cuidemos sabiamente redimiendo el tiempo, hay una versión que dice aprovechando bien el tiempo. La búsqueda de la intimida siempre traerá la bendición, pero la búsqueda de la bendición nunca traerá la intimidad porque estarás muy ocupado.

El otro criminal solamente quiso provocar a Jesús, para que Jesús hiciera el milagro de salvarlo de la muerte física y aun sus palabras vinieron con rebeldía y arrogancia. Mas el otro dijo: yo , que tanto aquel como yo somos culpables, mas tu eres inocente, te ruego que tengas misericordia de mi. Se puso en actitud de adoración, de intimidad, y bajó la hermosa voz, y dijo: por cuanto eres unos de mis íntimos, desde hoy estarás conmigo para siempre. En Hebreos 12:12-14 leemos. La palabra santidad es la palabra apartado. Sino te apartas, sino te santificas, no podrás atraparlo, ni podrás hacer que se detenga. Dios te bendiga.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful