Convivencias familiares

Master en Investigación e Innovación Educativa Curso 2010/2011

Asignatura: Investigación e Innovación en Orientación Profesional

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Alumno: Manuel Ángel Romero Gómez Correo electrónico: hmanuelangel@hotamil.com; mromero772@alumno.uned.es

Índice

Fundamentación teórica....................................................................................................3 Agentes de intervención..................................................................................................10 Destinatarios....................................................................................................................13 Objetivos operativos........................................................................................................14 Áreas de Intervención......................................................................................................17 Actividades......................................................................................................................19 Recursos..........................................................................................................................30 Metodología.....................................................................................................................32 Temporalización..............................................................................................................35 Evaluación......................................................................................................................37 Bibliografía......................................................................................................................41

2

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Fundamentación teórica
La familia actual como reflejo de la sociedad en la que vive, sufre una gran cantidad de cambios derivados de los acontecimientos sociales a los que está sometida. Estos cambios afectan de forma diferente a los progenitores. Los adultos tardan más tiempo en adaptarse a estas modificaciones aceleradas, por lo que pueden verse descalificados o cuestionados por sus descendientes. De este modo, por un fenómeno de generalización, la autoridad de los padres y las madres se discute, e incluso se niega, en nombre de una fuerza innovadora que los adolescentes creen entender mejor que sus padres y madres (Beltrán y Pérez en Molero, 2003). La confusión creada por estos cambios acelerados puede hacer perder a la familia algunas de sus funciones básicas. Pero hay que tener en cuenta que existen funciones que siempre estarán presentes, como la figura de la familia como agente de socialización primaria presente a lo largo de toda la vida (Bartau, et al, en Molero, 2003). Además de las dificultades planteada aparecen otras que aumentan la importancia de los cambios a los que está sometida la familia, el más relevante es el provocado por la actitud cada vez más permisiva de las familias, entendiendo ésta como la liberación de las constricciones habituales en la sociedad familiar. Para enfrentarse a ella lo que la familia tiene que hacer es preparar a sus hijos e hijas para la libertad, pero en combinación de un uso adecuado de la autoridad (Beltrán y Pérez en Molero, 2003). Tradicionalmente se ha considerado a la familia como la más universal de las instituciones sociales, la unidad básica de la sociedad y la fuente de las primeras y más poderosas influencias a las que está expuesto el individuo en todas las sociedades. No obstante, podríamos acercarnos a ella a través de la siguiente definición: “La familia representa para el individuo un sistema de participación y exigencias, un contexto donde se generan y expresan emociones, el medio donde se proporcionan satisfacciones y donde se desempeñan funciones relacionadas con la educación y cuidado de los hijos (Martínez González en Martínez González y Pérez Herrero, 2004)”. Cumplir con la función educativa y socializadora requiere tener en cuenta múltiples factores personales, evolutivos, educativos, culturales, étnicos, religiosos, laborales, económicos, o sociales que afectan a la estructura y funcionamiento familiar, y que contribuyen a generar diversidad en la familia, y por tanto, también en los efectos y 3

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

productos de la socialización (Martínez González y Pérez Herrero, 2004). Esto nos indica la complejidad que tiene la orientación familiar y delimitar las áreas hacía donde dirigir la intervención. López Cassá y cols. (2010), la familia, especialmente en la figura de los progenitores, es la encargada de cuidar, proteger y satisfacer las necesidades básicas de los pequeños: alimentación, higiene, descanso, educación y, también, cariño y afecto. Este papel será compartido por otras personas que formarán parte de su mundo, en especial los educadores, cuya finalidad principal es la de favorecer su crecimiento y bienestar. Por otro lado, la familia como entramado de relaciones, en Barudy y Dagtanan (2005), encontramos que existe relación entre salud mental y la pertenencia a redes sociales. El ejercicio de una parentalidad suficientemente adecuada está también condicionada por las posibilidades que tengan los padres de participar en redes sociales donde puedan recibir y aportar a sus miembros apoyo psico‐socioemocional. En esta línea, el proyecto que se presenta asienta en esta idea una de sus fortalezas, pues la convivencia trata de desarrollar en las familias un sentido de colectividad, donde podrán evolucionar sanamente mediante la retroalimentación de recursos y experiencias que aporten los miembros de la comunidad. Barudy y Dagtanan (2005) apuntan que cuando los apoyos sociales están suficientemente presentes, éstos pueden servir para manejar el estrés y la tensión que enfrentan padres y madres en la educación de sus progenitores. La orientación familiar tiene el deber de establecer los valores positivos que caracteriza a la familia, y prevenir y actuar sobre los problemas que amenazan con la continuidad de la función socializadora de esta institución. En palabras de la profesora María Codés Martínez González, el desarrollo de la Orientación Educativa Familiar, tanto a nivel teórico como aplicado, tienen que ver con aspectos epistemológicos, metodológicos, con la atención a la diversidad y con el rol de los orientadores. En todos estos campos se necesita seguir avanzando para generar evidencias sobre el impacto que tiene la Orientación Educativa Familiar en los individuos, las familias y la sociedad en general. Se trata, en último término, de analizar hasta qué punto la formación de padres y madres es realmente preventiva y contribuye a fortalecer y enriquecer al individuo, a la vida familiar y a la sociedad en general, tal como se deriva de su objetivo primordial. La formación de padres y madres constituye aún una asignatura pendiente en nuestra

4

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

sociedad, que articulan la formación del individuo en múltiples facetas y para el desempeño de múltiples funciones, pero no para la de ser padres y madres, es decir, para desempeñar una de las más complejas y de mayor responsabilidades que cualquier sujeto pueda desempeñar a nivel social: la de ser educadores de por vida de los hijos (Martínez González y Pérez Herrero, 2004). El siguiente proyecto también lo podemos enmarcar en lo que los diferentes autores han denominado Escuela de Padres y Madres, entendida como una estrategia de formación que se ofrece desde el campo de la educación para personas adultas y que se ubica dentro del campo de la educación No Formal Socio-Participativa. Procurando incidir sobre la formación en conocimientos, valores, creencias, actitudes, habilidades, conductas del grupo, etc. (Ricoy y Murias, 2002). Actualmente uno de los aspectos más importantes para la mejora de la convivencia familiar es el desarrollo de competencias emocionales. Siguiendo a Barudy y Dantagnan (2005), entendemos como inteligencia emocional la capacidad de una persona para manejar su mundo emocional poniéndolo al servicio de una finalidad altruista. El ejercicio de la parentalidad requiere este manejo emocional, por lo tanto, para ser una madre o padre competente hay que tener suficiente inteligencia emocional. Esto implica la capacidad de poder reconocer las emociones, es decir, poder discriminar en qué registro emocional se está, cuando se interactúa con los hijos e hijas. “Pero para poder manejar las emociones no basta discriminarlas, el sujeto deberá también poder aceptarlas como naturales, para luego canalizarlas constructivamente mediante comportamientos y discursos que las apacigüen. Esto forma parte a su vez del complejo proceso de conocerse a sí mismo y de tener una vivencia positiva consigo mismo, es decir, una autoestima elevada. Por lo tanto, el aprendizaje del manejo constructivo de las emociones ‐ elemento fundamental de la inteligencia emocional ‐ depende de la forma en que el niño/a es tratado por los adultos significativos que le rodean” (Barudy y Dantagnan, 2005). La empatía es otro de los componentes de la inteligencia emocional y un recurso indispensable para el ejercicio de una parentalidad sana. La empatía es la capacidad de comprender las emociones de los demás, y de poder responder en consonancia con estos sentimientos. En otras palabras, la empatía es la capacidad de ponerse en los zapatos del

5

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

otro, manejando sus propias emociones e impulsos para enviar un mensaje de comprensión y de reconocimiento de la legitimidad del otro (Barudy y Dagtanan, 2005). Por lo tanto, la capacidad empática de una madre o un padre está íntimamente relacionada con la capacidad de reconocer, aceptar y manejar sus emociones, cuanto más abiertos se hallen a reconocer y aceptar sus propias emociones, mayor será su destreza para comprender y manejar las vivencias emocionales de sus hijos (Barudy y Dagtanan, 2005). El ejercicio de una parentalidad sana, está en estrecha relación con la adquisición de esta capacidad. Esto es lo que permite a una madre o un padre no solamente comprender o aceptar el mundo emocional de sus hijos, sino además manejar sus propias emociones e impulsos, para responder adecuadamente a las necesidades de sus hijos (Barudy y Dagtanan, 2005). Las condiciones familiares, sociales y culturales son fundamentales durante el desarrollo del niño y niña, pues si se ha fomentado correctamente, los niños pueden alcanzar un nivel avanzado de empatía. En este caso, son capaces de percibir el malestar del otro, más allá de la situación inmediata y comprender que determinadas situaciones personales o vitales pueden hacer sufrir a otra persona, lo que constituye la base del respeto por los que son más débiles y más vulnerables que él. Esta experiencia también puede ser utilizada por los menores para controlar los comportamientos que son susceptibles de ocasionar daño a alguien subordinado y/o dependiente de él, como por ejemplo a un/a hermano/a (Barudy y Dagtanan, 2005). Por lo tanto tal y como comentan Barudy y Dagtanan (2005), el fomento de la empatía no sólo protege al sujeto de su propia violencia, sino que además le impulsa a desarrollar actitudes de ayuda, cuidado y protección. En este sentido, la parentalidad sana y competente depende de esta capacidad empática porque es la base del altruismo familiar y social. Según Gallego et al. en Dueñas Buey (2002) destacan una amplia serie de habilidades que se encuentran en la teoría de la inteligencia emocional, agrupadas en tres ámbitos: Habilidades emocionales: o o Reconocer los propios sentimientos: identificarlos, etiquetarlos y expresarlos. Controlar los sentimientos y evaluar su intensidad.

6

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

o

Ser consciente de si una decisión está determinada por los pensamientos o por los sentimientos.

o o

Controlar las emociones, comprendiendo lo subyacente a un sentimiento. Aprender formas de controlar los sentimientos.

Habilidades cognitivas: o o o o o o o o o Comprender los sentimientos de los demás, respetar las diferencias individuales. Saber leer e interpretar los indicadores sociales. Asumir toda la responsabilidad de las propias decisiones y acciones. Considerar las consecuencias de las distintas alternativas posibles. Dividir en fases el proceso de toma de decisiones y de resolución de problemas. Reconocer las propias debilidades y fortalezas. Mantener una actitud positiva ante la vida con un fuerte componente afectivo. Desarrollar esperanzas realistas de uno mismo. Adiestrarse en la cooperación, la resolución de conflictos y la negociación de compromisos. o Saber distinguir entre las situaciones en que alguien es realmente hostil y aquéllas en las que la hostilidad proviene de uno mismo. o Ante una situación de conflicto, pararse a describir la situación y cómo se hace sentir, determinar las opciones de que se dispone para resolver el problema y cuáles serían sus posibles consecuencias, tomar una decisión y llevarla a cabo. Habilidades conductuales: o o o o o Resistir las influencias negativas. Escuchar a los demás. Participar en grupos positivos de compañeros. Responder eficazmente a la crítica. Comunicarse con los demás a través de otros canales no verbales, ges- tos, tono de voz, expresión facial, etc. 7

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Cabe destacar que la educación emocional surge como una respuesta educativa a una serie de necesidades que se dan en la sociedad actual: ansiedad, depresión, problemas de disciplina, violencia, drogadicción, trastornos de la alimentación, etc. (Álvarez et al. en Dueñas Buey, 2002). La importancia del control y la regulación de las emociones surge, también, de la necesidad que tiene el ser humano de no dejarse llevar por los impulsos emocionales, ya que lo contrario tendría consecuencias muy negativas tanto a nivel personal como social (Dueñas Buey, 2002). Además, todas las personas necesitan sentirse seguras emocionalmente, es decir, tener sentimientos de bienestar y estabilidad emocional. La familia es un espacio educativo muy importante para el desarrollo emocional, pues tiene gran influencia en la formación y desarrollo de la personalidad y de las actitudes. Tanto padres como madres y el contexto donde se desarrollen las relaciones con los hijos e hijas, constituyen la base de seguridad desde la que las personas se abren al mundo físico y social, y a la que vuelven constantemente para recibir ayuda, apoyo, consuelo y seguridad. Los padres son los primeros y principales agentes de la educación, jugando un rol primordial durante las edades tempranas (Dueñas Buey, 2002). Todas las personas necesitan sentirse seguras emocionalmente. Para ello, es fundamental la protección, incondicionalidad, disponibilidad y eficacia en la ayuda que proporcionan los padres (Dueñas Buey, 2002). La familia junco con la escuela componen los principales contextos para potenciar el desarrollo emocional de la persona, es decir, para el logro de una personalidad sana e integral que contribuya al bienestar personal y social del individuo (Dueñas Buey, 2002). Realizado el acercamiento al concepto de familia y a las circunstancia que rodean a ésta, vamos a establecer una serie de problemas y necesidades educativas a los cuales, a través de la intervención, trataremos de dar respuesta. Estos son: o o o o Discusión por parte de hijos/as de la autoridad paterna/materna. Deterioro de la función educativa de la familia. Actitudes excesivamente permisivas de las familias. Carencia de apoyo psicológico y socio-emocional de las redes sociales en torno a

8

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

las familias. o La formación de padres y madres en el desempeño de sus funciones sigue siendo una asignatura pendiente de nuestra sociedad. o Insuficiente desarrollo de las competencias emocionales necesarias para una adecuada interacción familiar por parte de todos sus miembros.

9

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Agentes de intervención
En cuanto a los agentes que deben planificar, elaborar, implementar y evaluar el proyecto de intervención. En primer lugar, destacamos que el Orientador o coordinador de los programas cobra una gran relevancia por su influencia en el desarrollo del programa y en la calidad de los resultados obtenidos, hasta el punto de que algunos autores han llegado a afirmar que el orientador es el programa. Este alto grado de influencia lleva a considerar la necesidad de analizar algunas de sus características y la conveniencia de avanzar hacia una formación especializada para desempeñar funciones de orientador en educación familiar. Entre estas características y cualidades se incluyen: conocimientos, habilidades técnicas y habilidades personales (Martínez González y Pérez Herrero, 2004). En relación a este tema las características que, de acuerdo a las opiniones vertidas por padres y madres que han participado en actividades de formación, deben tener los profesionales, destacan: el dominio de los temas, las características de personalidad y a las habilidades técnicas relacionadas con las dinámicas de grupos y el fomento de la participación (Martínez González y Pérez Herrero, 2004). Por otro lado, la profesora Codés Martínez González define el rol del orientador como: informador, consejero, consultor, mediador, facilitador y evaluador. También tendrá que ejercer de gestor de recursos. Además se le demanda un conocimiento exhaustivo de los contenidos específicos del área, habilidad para trabajar en grupo, flexibilidad para utilizar diversas metodologías y sobre todo se le exige las tres actitudes básicas propuestas por Rogers; la congruencia, la comprensión empática y la aceptación positiva incondicional, sin esto su labor como mediador o como orientador no será eficiente. El proyecto será elaborado, implementado y evaluado, por un equipo interdisciplinar, formado por: o 1 Educador/a. o 1 Orientador/a. Para un correcto funcionamiento del proyecto será necesario contar con los anteriores perfiles profesionales, los cuales trabajarán de manera coordinada. Las características que han de tener los perfiles profesionales son las siguientes: 10

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Para el/la orientador/a: Titulación: o Licenciado/a en Psicopedagogía. o Licenciado/a en Psicología. Conocimientos y competencias: o Resolución de problemas. o Iniciativa y Toma de decisiones. o Creación e innovación. o Para el trabajo en equipo: cooperación, participación, comunicación. o Motivación. o Procesos de enseñanza-aprendizaje. o Análisis y selección de la información. o Evaluación de la calidad de los recursos. o Búsqueda y procesamiento de la información. Funciones y tareas a realizar: o Planificación y diseño de actividades. o Implementación de los talleres formativos o Orientación y mediación familiar. o Evaluación de las intervenciones y de su contexto. o Coordinar la generación y funcionamiento de los grupos. o Coordinación con el/a equipo. Para el/la educador/a: Titulación: o Diplomado/a en Educación Social. o Diplomado/a en Magisterio.

11

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Conocimientos y competencias: o o o o o Resolución de problemas. Dinámica de grupos. Creación de proyectos educativos. Estrategias de intervención en ocio y tiempo libre. Para el trabajo en equipo: cooperación, participación, comunicación.

Funciones y tareas a realizar: o Gestión de grupos de jóvenes. o Diseño, implementación y evaluación de talleres infantiles y juveniles. o Desarrollo de herramientas educativas. o Coordinación con el orientador/a. Se prevé un organigrama horizontal donde exista la coordinación entre los profesionales con los que cuenta el proyecto, el/la orientador/a y el/la educador/a, cada departamento será responsable y guiará las acciones a desarrollar en su ámbito de conocimiento. El/la orientador/a tomará la responsabilidad en la dinámica de trabajo dirigida a padres y madres, mientras el/la educador/a se encargará de la organización de tareas a desarrollar con los hijos e hijas.

12

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Destinatarios
La profesora Codés Martínez González nos señala lo siguiente referente a los destinatarios, “la orientación familiar es un proceso dinámico en el que están inmerso e íntimamente relacionados destinatarios diversos esencialmente niños y jóvenes, padres y madres pero también cualquier persona, entidad o institución que tenga relación con la dinámica familiar y en este sentido son también destinatarios los profesores y cualquier profesional de la educación y de la comunidad”. Las escuelas de padres y madres, suelen ir dirigidas a un colectivo determinado y preferente de padres y madres fundamentalmente, o personas que tengan proyectado serlo, aunque también podría abrirse a agentes sociales que aborden temáticas relacionadas con este campo (Ricoy y Murias, 2002). La solicitud de participación se realizará directamente por parte de las familias, sin intermediación de ninguna institución, lo que conlleva una toma de conciencia por parte de los miembros de la familia de la necesidad de ayuda, entendemos que en muchos casos la conciencia de problema no siempre aparece cuando existen conflictos familiares, siendo éste un aspecto esencial en la solicitud de orientación. Por lo tanto, la intervención proyectada, tiene como principales destinatarios a cualquier familia que desee promover entre sus miembros relaciones positivas, requiriendo formación y orientación en estrategias y habilidades que mejoren la interacción familiar.

13

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Objetivos operativos
Para establecer los objetivos operativos nos basaremos en los problemas referenciados anteriormente y en las metas y finalidades que con carácter general se pretende desde los programas de orientación familiar. Son muchos los autores que ofrecen las metas y objetivos a los que debe hacer referencia la orientación familiar en general y en especial los programas de escuela de padres y madres. A continuación exponemos las más significativas. Son tres los metas a alcanzar (Martínez González y Pérez Herrero, 2004) por un programa de orientación educativa para la vida familiar estos son: o Facilitar que las familias puedan desarrollar el potencial individual de sus miembros y el del grupo familiar o Prevenir la aparición de problemas familiares, o Ayudar a las familias a superar las dificultades con que se enfrentan en cada momento Estas metas llevan a plantear unos objetivos hacia los que ha de tender la actuación práctica en Orientación Educativa Familiar, que han sido propuestos por la National Commission on Family Life Education y el National Council on Family Relations (USA), y que se resumen, de acuerdo con Thomas and Arcus en Martínez González y Pérez Herrero (2004) en fortalecer y enriquecer el bienestar individual y familiar. Igualmente tenemos que tener en cuenta, que las actuaciones orientadoras en el contexto familiar persiguen fundamentalmente mejorar las relaciones entre padres e hijos y la dinámica familiar en general (Codés Martínez González). Además de promover habilidades, competencias y recursos con los que ayudar a las familias en general y a sus miembros en particular a afrontar los problemas que se les presente, esta meta general se concretiza en objetivos más específicos como los siguientes: o Mejorar los procesos de interacción y de socialización en la familia para un adecuado desarrollo de todos sus miembros. o Contribuir al desarrollo e un modelo de relaciones familiares que sean satisfactorio y que lleven a un funcionamiento saludable. o Favorecer la coordinación de las actuaciones de los diferentes agentes o

14

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

instituciones que participan en la educación de los niños o adolescentes. o Desarrollar recursos materiales y humanos con los que ayudar a las familias a afrontar todos los problemas que les afecten en cualquier ámbito. Tomando como punto de partida las anteriores consideraciones, se puede enmarcar la finalidad general del proyecto en el desarrollo de una escuela de padres y madres en un espacio de convivencia con la intención de reflexionar y promover prácticas parentales positivas. Entre las acciones prioritarias de una Escuela de Padres y Madres (Ricoy y Murias, 2002), están, al menos, las que se citan a continuación: o o o o Ser un espacio de debate. Favorecer el diálogo en la unidad familiar. Recibir y analizar información de interés o actualidad. Reflexionar sobre nuestras conductas y ensayar reacciones frente a los

problemas y conflictos cotidianos previsibles en el núcleo familiar. o Analizar los valores y pautas de comportamiento que sustentan nuestras

conductas de relación y protección familiar. o Establecer de forma socio-participativa estrategias de prevención y de

protección, potenciación y promoción de la infancia. Por su parte los autores Ricoy y Murias (2002), proponen como acciones prioritarias de una Escuela de Padres y Madres, las que se exponen a continuación: o o o o Ser un espacio de debate. Favorecer el diálogo en la unidad familiar. Recibir y analizar información de interés o actualidad. Reflexionar sobre nuestras conductas y ensayar reacciones frente a los problemas y conflictos cotidianos previsibles en el núcleo familiar. o Analizar los valores y pautas de comportamiento que sustentan nuestras conductas de relación y protección familiar. o Establecer de forma socio-participativa estrategias de prevención y de protección,

15

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

potenciación y promoción de la infancia. Una vez repasado las metas y finalidades propias de la Orientación Familiar, los objetivos operativos del presente proyecto de intervención son: o o Reconocer y evaluar las características evolutivas de los hijos e hijas. Concienciarse sobre la importancia y la responsabilidad de la educación en hábitos. o o o Resaltar la importancia del fomento de la autoestima en la protección familiar. Reconocer el diálogo como estrategia imprescindible de interacción familiar. Evaluar las habilidades emocionales propias y su influencia en las relaciones familiares. o Distinguir estrategias de resolución de conflictos y de negociación en el entorno familiar. o Valorar herramientas para establecer límites y regular el comportamiento de nuestros hijos e hijas. o Analizar las consecuencias de las contingencias que utilizamos en la modificación de las conductas de los hijos e hijas. o Valorar e integrarnos en redes de apoyo psico-socioemocional.

16

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Áreas de Intervención
Durante la entrevista a la profesora María Codés Martínez González, la autora argumenta: “Durante las dos últimas décadas, La Educación para la vida familiar, es un movimiento que está teniendo en los países europeos una gran importancia como medio de prevención de desarrollo y sobre todo de solución de problemas. Existe un consenso entre los investigadores y los prácticos sobre cuales son los contenidos de estudio y cuales son estos contenidos, pues se centran en campos amplios, el desarrollo humano y la sexualidad, las relaciones interpersonales, la interacción familiar, también la gestión de recursos familiares, la educación para la paternidad ocupa un lugar importantísimo, el campo relacionado con la ética y la familia y la sociedad. También tenemos que recordar que es un área de intervención que es multidisciplinar y multiprofesional, se trabaja a través de programas educativos implementados desde marcos institucionales diversos. Algunos autores identifican la orientación educativa con la orientación para la vida familiar, la entendemos como un proceso sistemático de ayuda orientado a facilitar la dinámica familiar positiva la solución de problemas y la toma de soluciones y a potenciar los propios recursos educativos. Comprende el estudio de la familia como contexto de socialización y aprendizaje de sus miembros y como ámbito de intervención educativa dirigida a todos los miembros y a lo largo de todo el ciclo vital.” “En función de las necesidades de los destinatarios, entendemos que la orientación familiar ha de atender de forma prioritaria a las siguientes áreas de intervención: o o o La prevención y el desarrollo en general. Los procesos de enseñanza aprendizaje. Las habilidades para la vida familiar, implica mejorar los estilos interaccionales de los padres, los modelos de paternidad y afrontar los problemas de todos los miembros. o La atención a la diversidad y el desarrollo de la carrera.

Por su parte, las habilidades para la vida familiar, implica mejorar los estilos interaccionales de los padres, los modelos de paternidad y afrontar los problemas de todos los miembros.

17

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

En el área de la prevención y el desarrollo se persigue informar y desarrollar habilidades en los padres para que se conviertan en mediadores positivos en áreas del desarrrollo de sus hijos y son muy específicas la competencia social, la autoestima o el área de los valores.” Siguiendo la guía de la asignatura, las áreas de intervención sobre las que se pretende incidir desde este proyecto son la afectiva, la cognitiva y la social por este orden. Por otra parte, se establece además la prevención y el desarrollo y las habilidades para la vida familiar como áreas prioritarias en las que se encuadran las actividades a desarrollar.

18

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Actividades
Las actividades se diferencian en dos categorías, las que están dirigidas a padres y madres, y las dirigidas a hijos e hijas. Para los progenitores, se desarrollarán talleres formativos, en ese mismo momento, los hijos e hijas participarán en dinámicas grupales, las cuales estarán relacionadas con los contenidos de los talleres que los padres y madres realicen. Con la salvedad de el último taller destinado a padres y madres, pues este se realizará también con la participación de hijos e hijas, finalizando de esta manera las actividades con un espacio de participación familiar. A continuación se presentan los talleres destinados a padres y madres. 1º Taller “Hábitos saludables” Contenidos: o Concepto de hábitos. o Hábitos saludables. o Hábitos de estudio. Dinámicas: o Presentación del proyecto y del grupo o Lluvia de ideas. o Fichas tipo test. o Subgrupos de expertos y puesta en común en el gran grupo. o Role Playing o Realización de un pequeño cartel o Análisis situaciones de estudio Recursos materiales: o Fichas tipo test para clasificación hábitos saludables y no saludables o Material escrito sobre alimentación, higiene, sueño y ocio. o Ficha situaciones para role-playing sobre hábitos de estudio 19

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

o Cartulina, ovillo y hoja frases sobre hábitos de estudio o Viñetas sobre hábitos de estudios

1ª Dinámica: Analizar el concepto de hábitos mediante lluvia de ideas, fichas tipo test, breve exposición. Contenidos: Concepto de hábitos, cómo y cuando se adquieren. Clasificación de hábitos saludables y no saludables. Se realiza una lluvia de ideas sobre el concepto de hábitos y como creen que se adquieren y cuando. Tras la lluvia de ideas e introducción del tema, se expone brevemente el concepto de hábitos y como y cuando se adquieren. Tras la breve explicación. Se pasa unas fichas, tipo test, donde los participantes deben clasificar y diferenciar entre hábitos saludables y no saludables.

2ª Dinámica: Analizar los hábitos de alimentación, higiene, sueño y ocio mediante subgrupos de expertos y puesta en común en el grupo general Contenidos: Hábitos de alimentación, higiene, sueño y ocio. Se distribuye a los participantes en cuatro grupos, cada grupo trabajará como grupo de experto sobre los hábitos alimenticios, de higiene, de sueño y de ocio respectivamente. Se aportará material escrito al grupo, con la finalidad de que cada grupo trabaje sobre él y clasifique los diversos hábitos saludables que influyen en el rendimiento escolar. Una vez elaborado el listado de hábitos cada grupo lo expondrá al grupo general.

3ª Dinámica: Role Playing sobre hábitos de estudio, breve explicación, frases ideales de estudio para la realización de un pequeño cartel. Contenidos: Hábitos de estudio En pequeños grupos, se realizarán ejercicios de rol play sobre situaciones en la que los hijos estudian o realizan las tareas escolares. Puesta en común de los rol play. Tras los rol play, se realiza una breve explicación sobre los hábitos de estudio. Posteriormente se proporciona a los padres/madres una serie de frases que contienen 20

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

condiciones ideales de estudio para que cada uno de ellos realice un pequeño cartel, el cual regalar a su hijo/a.

4ª Dinámica: Analizar el papel de la familia en la educación de hábitos de estudio mediante análisis y resolución de situaciones expuestas en las fichas. Contenidos: Papel de la familia en la educación de hábitos de estudio. Conductismo. Características de los niños/as y jóvenes. Individualmente, se realiza una ficha donde aparecen distintas situaciones sobre la interacción de padres/madres con hijos/as relacionados con el estudio y la actitud hacia lo escolar, los padres/madres deberán responder y explicar cómo actuarían en cada caso razonando la respuesta. Los monitores del taller usarían el feedback de refuerzo o correctivo para ir introduciendo las explicaciones teóricas, resolviendo con el grupo las diferentes situaciones expuestas en las fichas.

2º Taller “Educación emocional” Contenidos: o Concepto de emoción. o Conciencia emocional. o Reconocimiento de sentimientos. o Regulación emocional. Dinámicas: o Lluvia de ideas sobre las emociones. o Reflexión emocional. o Role playing. o Debate. Recursos materiales: o Ejercicio “Role playing ¿Qué le pasa a los demás?”.

21

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

1ª Dinámica: Lluvia de ideas sobre las emociones Contenidos: Las emociones y los sentimientos. El/la orientador/a le pregunta a los padres y las madres ¿que es una emoción?, ¿qué son los sentimientos?, y que además generen una lista de emociones y sentimientos. El grupo irá contribuyendo con diferentes aportaciones hasta configurar entre todos los miembros del grupo el concepto de emoción y un listado de las mismas. El/la orientador/a concluirá con las clarificación del concepto y su explicación.

2ª Dinámica: Reflexión emocional Contenidos: Conciencia emocional Se reúne a los participantes en pequeños grupos y de la lista anteriormente elaborada deberán escoger dos emociones y sus contrarias, es decir cuatro emociones. Tras la elección, deben describir situaciones que se desarrollen en el entorno familiar y que generen en ellos las mismas emociones. Tras varios minutos, se expondrán algunos ejemplos en el gran grupo.

3ª Dinámica: Role playing ¿Qué le pasa a los demás? Contenidos: Detectar como se manifiestan las emociones. Se entrega una ficha donde aparece una emoción (tristeza, desespero, sorpresa, ira..) y se pide a los padres y madres, que escenifiquen la emoción a través de gestos, los demás miembros del grupo deberán adivinar de que emoción se trata.

4ª Dinámica: Debate sobre estrategias de control emocional Contenidos: Estrategias de regulación emocional. El instructor invita al grupo a debatir sobre las estrategias que utilizan para controlar sus emociones. Tras el debate y las experiencias que se expongan, se presentará si el orientador/a lo cree conveniente alguna experiencia de control emocional como la Programación Neuro Lingüística o las Técnicas de Relajación.

22

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

3º Taller “La autoestima en el proceso educativo” Contenidos: o Concepto de autoestima. o Concepto de motivación. o La baja autoestima. o Cómo mejorar la autoestima. Dinámicas: o Reflexión de autoestima alta. o Mi inclinación vocacional. o Cómo favorecer la autoestima. o Un regalo de felicidad. Recursos materiales: o Guía sobre el taller o Dinámica “Reflexión de autoestima alta” o Dinámica “Mi inclinación vocacional”. o Ejercicio “Cómo favorecer la autoestima”. o Dinámica “Un regalo de Felicidad”.

1ª Dinámica: Reflexión de autoestima alta Contenidos: Importancia de la autoestima en el desarrollo personal de los/las jóvenes. El educador les dice a los participantes que recuerden el mejor momento, recientemente, en los que se sentían con muchos ánimos, importante, valioso, capaz. Tal vez fue cuando lo ascendieron o le aumentaron el sueldo, recibieron cumplidos o se resolvió un problema de difícil solución, o quizá se tomó una decisión importante que tuvo éxito, etc. Tratar de volver a ese momento y revivir la sensación y los sentimientos que se tuvieron . Así es cómo se siente un individuo con la autoestima alta ¿Te sientes así en muchas ocasiones?.

23

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

2ª Dinámica: Conociéndome Contenidos: Autoconcepto Se reúne a los participantes y se los invita a comentar que actividades les gustan y cuales no, y los motivos de esta selección. Posteriormente se divide a los participantes en grupos de 3 a 5 personas y se les solicita que identifiquen el perfil (aptitudes, competencias, valores, habilidades) que debe tener la persona para realizar las actividades que eligieron. Al finalizar se expondrán las conclusiones y se introducirá el autoconcepto, promoviendo que la utilización de la dinámica en los espacios educativos que los padres y madres comparten con sus hijos e hijas.

3ª Dinámica: Cómo favorecer la autoestima Contenidos: Estrategias para favorecer la autoestima Se entrega una ficha donde se pide a los padres y madres, que creen una actividad donde se recojan las estrategias para favorecer la autoestima.

4ª Dinámica: Un regalo de Felicidad Contenidos: la autoestima favorece el proceso motivacional. El instructor invita a cada participante a escribir un mensaje a cada uno de los demás participantes del grupo. Los mensajes deben lograr hacer que la persona se sienta bien al recibirlo.

4º Taller “Resolución de conflictos” Contenidos: o Concepto de gestión de conflictos. o Estrategias para la resolución de conflictos. o Resolución de conflictos en el proceso educativo. Dinámicas:

24

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

o Dinámica conflicto entre regiones. o ¿Cual es tu estilo asertivo?. o Estudio de caso para la resolución de conflictos. Recursos materiales: o Tarjetas sobre la situación de las regiones y globos. o Fichas sobre estilo asertivo. o Estudio de caso para la resolución de conflictos.

1ª Dinámica: Conflicto entre regiones Contenidos: Tipificación de conflictos. Se dividirá a los participantes en 5 grupos-regiones, y se les darán las instrucciones así como 4 globos a cada grupo de diferentes colores. Se situarán de manera lineal, así que cada región solo pueda comunicarse con la o las regiones que tenga al lado. Se dará 10 minutos para que cada grupo consiga su objetivo. Tras la dinámica cada grupo expondrá el objetivo, si lo ha conseguido y la estrategia utilizada para ello. Posteriormente se plantearan los diferentes conflictos y negociaciones que durante la dinámica se han llevado a cabo.

2ª Dinámica: Estilo asertivo Contenidos: Asertividad Se explica: o o o La no asertividad pasiva La no asertividad agresiva La asertividad Se entrega una ficha sobre la empatía, la escucha activa y la asertividad. A continuación se dan varias frases o textos, y se pide que se identifique si el estilo es: o Pasivo

25

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

o o

Agresivo Asertivo

3ª Dinámica: Estudio de caso Contenidos: Estrategias para favorecer la autoestima Se dividen a los participantes en pequeños grupos y se les entrega un caso que hace referencia a un conflicto familiar. Los grupos deben dar solución al problema a través de las siguientes cuestiones: o o o o o o ¿Cuál es el conflicto? ¿Quién tiene el conflicto? ¿Qué sabemos sobre el conflicto? ¿Qué alternativas existen? ¿Qué curso de acción elegimos? ¿Ha sido una elección acertada? A continuación presentamos las dinámicas que se desarrollarán con los hijos e hijas, éstas dinámicas tratan de complementar la formación que recibirán padres y madres, acercando a los/as jóvenes a los mismos conceptos pero expuestos de una manera más comprensiva lúdica. Las dinámicas de grupo que se exponen, son una adaptación de las presentadas por Fritzen (1984).

1ª Dinámica: Técnica no verbal de control y mando Objetivos: Experimentar sentimientos de control y de sumisión. Tiempo: Depende del número de veces que se repita. Lugar: Sala con pupitres , apta para dar cabida a todos.

26

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Proceso: 1. El animador ordena que una o dos personas del grupo se pongan en pie encima de un pupitre y que en esa posición continúen participando en las actividades ordinarias que esté haciendo el grupo. 2. Es importante señalar que esas personas deben hacer lo mandado sin mayores explicaciones. 3. Pasados cinco minutos más o menos, el animador podrá solicitar la reacción de los demás para observar si, de hecho, han tenido la impresión de subordinación y notar, también, cómo esas simples modificaciones espaciales hacen aflorar nítidas sensaciones de comodidad o incomodidad, de aliento o desaliento, etc. 4. El ejercicio puede hacerse, también, poniendo simplemente a una persona en pié mientras todos los demás siguen sentados y con otras variantes de posturas o situaciones.

2ª Dinámica: Dar y recibir afecto Objetivos: Vivenciar los problemas relacionados con dar y recibir afecto. Tiempo: Depende del número de personas que intervengan como miembros activos. Lugar: Una sala apropiada al número de participantes. Proceso: 1. El animador presenta el ejercicio, indicando cómo para la mayoría de las personas tanto dar como recibir afecto son cuestiones difíciles. Para ayudarnos a experimentar esas dificultades vamos a usar un método llamado “bombardeo intenso”. 2. Las personas del grupo dirán a una persona que se ha elegido para que sea el foco de atención, todos los sentimientos positivos que sienten por ellas. Ella sólo oye.

27

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

3. La intensidad de la experiencia puede variar usando algunas modificaciones. Seguramente la más simple es hacer que la persona-foco de atención no esté en el centro del círculo, sino separada. Un poco lejos, y de espaldas al grupo, mientras escucha lo que es le dice; o quedarse en el grupo, pero no en el centro sino en un sitio cualquiera, como una más. 4. El impacto es mucho más fuerte si cada uno de los que van hablando se coloca al hacerlo delante de la persona, cara a cara con él, y le da la mano o le agarra el brazo y le mira a los ojos. 5. Al final se hace intercambio de comentarios sobre lo vivenciado y experimentado.

3ª Dinámica: Ponerse en la piel del otro Objetivos: o Qué las personas tomen conciencia de la dificultad existente en comprender a los demás. o Mostrar cómo la falta de comunicación es, muchas veces, un problema de falta de comprensión. Tiempo: Unos cuarenta minutos. Lugar: Una sala espaciosa. Proceso: 1. El animador explica lo que entendemos con la frase “ponerse en la piel del otro”. ¿Cómo es el otro en sí mismo, cómo vive sus cosas, sus sentimientos?, ¿cómo comprender a los demás para comunicarnos mejor con ellos?. 2. Se forman subgrupos en pareja, para poder vivenciar mejor la situación de “espejo” con el compañero. Este ejercicio tiene tres fases: a. El compañero A realiza una acción, real o figurada, como tomar un café, trabajar en su escritorio, escribir una carta, etc.; el compañero B le

28

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

imitará en todos sus gestos, siguiendo su ritmo, sus emociones, etc. Y procurará hacerlo con toda precisión. b. Se invierten los papeles. B realiza la acción y A le imita. c. Unos momentos de concentración de cada uno sobre su compañero. Luego, cada uno de ellos va a ser, al mismo tiempo, el que hace la acción y el espejo que imita los gestos del otro. Las dos personas hacen a la vez las dos caras. 3. Cada pareja comenta la experiencia que ha vivido poniendo en común las siguientes observaciones: a. Su dificultad para estar atento todo el tiempo; b. Su capacidad de concentración con el otro; c. Cómo los gestos externos revelaban sus sensaciones y movimientos interiores; d. Y las diferencias entre tomar la iniciativa de una acción e imitarla.

29

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Recursos
El campamento se desarrollaría en el Albergue Rural Cortijo de Huertas. Situado en Los Llanos de la Pez, en el municipio de Tejeda. Las instalaciones cuenta con cabañas de madera-dormitorios para 6 personas, aseos y cocina-comedor. La capacidad total es para hasta 40 personas. Pudiendo solicitar su uso representantes formales de asociaciones o colectivos (culturales, deportivos, ecologistas, sociales, etc.) legalmente constituidos y centros escolares. Los usuarios deben ir provistos de sacos de dormir y mantas. Este albergue es de titularidad pública, y se ha de solicitar el permiso para su uso en el Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria. Los servicios de apoyo con los que se deben contar, serán los destinados al transporte, por lo que habrá que contratar un autobús para el desplazamiento de los participantes y un catering que provea de las comidas que se llevarán a cabo durante el campamento, las cuales serán dos desayunos, dos almuerzos, tres meriendas y dos cenas. En cuanto a los materiales necesarios para desarrollar las actividades se debería disponer de los siguientes elementos: o Carpetas. o Folios. o Bolígrafos. o Rotuladores. o Cartulinas. o Pizarra. o Tizas. o Ordenador. o Cañón. o Material deportivo. Los materiales de consulta necesarios para el proyecto lo conforman, bibliografía 30

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

relativa al ámbito de la orientación familiar, de educación emocional, de modificación de conducta y dinámica de grupos. En el apartado de actividades, se hace referencia a los recursos que se necesitarán para la realización de las actividades, se ha decidido proceder de este modo, pues estos recursos forman parte de la actividad, estableciendo el apartado general de recursos para los materiales necesarios para el desarrollo del proyecto.

31

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Metodología
Siguiendo a la profesora Codés Martínez González, la resolución de problemas es una técnica muy efectiva, tanto si se aplica de manera individual como en grupo, su efectividad es muy significativa cuando se utiliza con el fin de entrenar a los padres para que sean capaces de encontrar y discriminar cual es el problema y donde está, para ayudarles a buscar posiciones alternativas y encontrar soluciones eficaces en situaciones problemáticas. Numerosas investigaciones han puesto de manifiesto que tiene un alto grado de generalización y que funciona como un recurso que es muy eficaz en la prevención de muchos tipos de problemas. Otro imperativo que guía este trabajo, es el de dotar de sentido innovador al proyecto. Así pues se buscará durante la intervención, partiendo de los principios que el autor Pérez Pérez en Medina y cols. (2009) explicita para hablar de innovación: aportación singular, orientada hacia objetivos deseables y deseados. Creemos que la propuesta de realizar una convivencia en un entorno rural, donde el principal objetivo sea no el descanso como en este tipo de actividades es habitual, sino que se convierta en un espacio formativo y de crecimiento personal, posee un importante impacto innovador. Además el entorno, el ambiente y la concentración de actividades durante el espacio temporal programado, puede convertir la experiencia en una actuación de aprendizaje significativo. En relación con el aprendizaje cooperativo se impulsará el desarrollo de capacidades específicas para el desarrollo en grupo como: colaborar en la realización de actividades en grupo, articular objetivos e intereses propios con los de los otros miembros del grupo, colaborar con otras personas en la identificación y planteamiento de problemas (Uriz Bidegain, 1999). Estas capacidades se desarrollarán a través de sesiones participativa y de la propia convivencia. Desde la incidencia de la práctica, los enfoques de intervención en la familia que se consideran importantes son los relacionados con las acciones comunitarias, dando oportunidades para el encuentro, el intercambio, la convivencia y la comunicación a través de reuniones; y con las acciones formativas, proponiendo espacios de formación, que permiten dialogar y reflexionar sobre la familia y las relaciones familiares (Ricoy y Murias, 2002). Asimismo, la intervención parte de un enfoque conductista, basada en las teorías del 32

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

refuerzo, condicionamiento clásico y en el instrumental, tomando parte las familias en la intervención; por ello la observación próxima sobre posibles elementos desencadenantes de conflictos es una técnica de gran utilidad que orientará las posibles estrategias de intervención (Ricoy y Murias, 2002). Durante la convivencia se desarrollarán talleres destinados a los padres y madres, con una duración aproximada de dos horas cada uno. Los talleres serán dinámicos y participativos, donde se desarrollarán actividades de carácter práctico y en pequeños grupo. Se espera de los talleres que los participantes intervengan e interactúen entre ellos aportando sus propias experiencias, convirtiéndose el grupo en el verdadero transmisor de conocimiento, tomando el orientador/a la función de guía de los aprendizajes y no como mero experto. El taller, se entiende, como un espacio donde las familias puedan compartir sus vivencias, se partirá desde el conocimiento previo de los participantes, y la principal función del orientador, será armonizar y conectar la experiencia práctica con la teoría disponible. Por otra parte, con los hijos e hijas se desarrollarán tres dinámicas de grupos, entendiendo esta técnica metodológica como un instrumento que aplicado al trabajo en grupo, sirve para desarrollar su eficacia, hacer realidad sus potencialidades, estimular la acción y funcionamiento del grupo para alcanzar los objetivos planteados. A través de las dinámicas se procurará que los hijos e hijas se familiaricen con algunos de los contenidos en los que padres y madres serán formados, esto se hará desarrollando la interacción cooperativa entre los/as jóvenes, fomentando la participación, la relación interpersonal, el conocimiento y la comprensión personal y de los miembros del grupo. López Cassá y cols. (2010), dado el nivel de desarrollo madurativo de los niños y niñas, se considerarán los postulados del constructivismo, usando un enfoque metodológico globalizado y activo que permita la construcción de aprendizajes emocionales significativos y funcionales. Para ello, se contemplará el principio de atención a la diversidad, procurando adaptar la atención a las características individuales de cada participante en el programa. La individualización, en el sentido de establecer una relación personal y ajustada con cada niño y niña, es un elemento imprescindible de la práctica educativa con jóvenes. Otro de los aspectos destacables, es la propia convivencia como base metodológica del

33

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

proceso de enseñanza aprendizaje. La convivencia entendida como eje transversal donde compartir y aprender de los demás, donde generar valores comunes de respeto al grupo y a cada uno de sus componentes y además, como generadora de situaciones susceptible de análisis para la retroalimentación de los contenidos que se desarrollarán en el programa de intervención de orientación familiar.

34

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Temporalización
El proyecto se ejecutará durante un fin de semana con la finalidad de que el mayor número de miembros de la familia puedan intervenir. Se ha creído conveniente llevar a cabo la intervención durante los fines de semana, pues estos son los días que más se adecuan con la modalidad de acampada. A continuación se presenta la programación de actividades:

HORARIO 8:00 9:00 10:00 11:00

VIERNES

SABADO Levantada Desayuno Taller “Educación emocional”

DOMINGO Levantada Desayuno Taller “Técnicas de gestión de conflictos”

Dinámica “Dar y recibir afecto” 12:30 13:00 14:00 15:00 16:00 17:00 18:00 19:00 Llegada al campamento Merienda Taller “Hábitos Saludables” Merienda Taller “La autoestima en el proceso Dinámica “Técnica no verbal de control y mando” Dinámica “Ponerse en la piel educativo” Merienda y vuelta a casa Preparación almuerzo Almuerzo Preparación almuerzo Almuerzo

35

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

del otro” 20:30 21:00 22:00 Preparación cena Cena Acostada Preparación cena Cena Acostada

36

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Evaluación
La evaluación de programas de Orientación Educativa Familiar es muy escasa, y cuando se ha realizado predomina la perspectiva sumativa, basada en el análisis de los resultados en función de los objetivos y del coste-beneficio de los programas. En esta perspectiva predomina el empleo de metodologías cuantitativas con diseños de encuesta y experimentales. Se parte de la idea de que las actuaciones formativas en el campo familiar han de conducir a introducir cambios positivos en las personas y en las dinámicas familiares, sin considerar a veces la influencia de otras variables, y se pretende identificar a través de la medición, en qué grado o medida se modifican los conocimientos, actitudes y conductas previas de los participantes para introducir cambios positivos y lograr los objetivos propuestos. Esta perspectiva presenta algunas limitaciones como son ignorar las experiencias actuales de los participantes, ya que el programa se desarrolla tal como ha sido diseñado por expertos sin introducir posibles cambios debidos a las circunstancias o contextos educativos de los participantes. Estas variables, que actuarían como variables extrañas al no controlarlas, podrían influir y modificar los resultados esperados del programa (Martínez González y Pérez Herrero, 2004). De este modo se hace necesario incorporar una Evaluación Formativa, de proceso, desde una Perspectiva Crítica, en la que se analice el grado de adecuación de todos los elementos del diseño y desarrollo del programa, incluidos los objetivos, y se tengan en cuenta las interpretaciones que realizan los participantes al mismo, dado que influyen en los resultados obtenidos. Se trata de identificar, incluso antes de que el programa finalice, en qué términos y procesos puede ser mejorado y reconducido (Martínez González y Pérez Herrero, 2004). Las autoras Martínez González y Pérez Herrero (2004), nos muestran un ejemplo de indicadores de resultados finales. Las valoraciones de las actividades de formación emitidas por los padres y madres: útiles, prácticas, comprensión del comportamiento, sentirse más preparados para educar a sus hijos, observar cambios positivos en las relaciones familiares, eliminar sentimientos de culpa. Otros indicadores relacionados con la formación de padres y madres (Martínez González y Pérez Herrero, 2004), son el incremento de la autoestima de los padres y madres y la disminución del sentimiento de culpa.

37

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Un aspecto fundamental en evaluación de programas es identificar indicadores y procedimientos que informen sobre el grado de calidad del programa y la medida en que se van alcanzando los resultados previstos. Estos indicadores pueden ser identificados en los distintos momentos de la evaluación, ya sea Inicial, de Proceso y Final. Algunos de estos indicadores se señalan en el siguiente cuadro (Martínez González y Pérez Herrero, 2004):

EVALUACIÓN INICIAL Comentarios con las que que los les de

EVALUACIÓN PROCESO

DE EVALUACIÓN FINAL

los Comentarios orales de los Valoración por escrito del

padres/madres e intensidad padres/madres en cada programa emitida por cada expresan, sesión, que pueden incluir participante. sugerencias de Comentarios generales en vídeo realizadas en cada sesión. Prácticas actuales de padres/madres. Cuestionario inicial. educativas los Número de participantes que se mantienen hasta el Número de participantes en final. cada sesión. Razones para abandonar el Número de padres/madres que se comprometen a participar. Número de sesiones a las programa emitidas por los que asiste cada participantes. participante. Demandas de repetir la Valoración personal escrita ejecución del programa, o de cada participante al de finalizar cada sesión. temas. Otro indicadores que se tendrán en cuenta a la hora de evaluar el programa de 38 desarrollar sobre otros diversos similares orales en gustaría mejora. respuesta en el acerca de las necesidades a algunas encontrar participando programa.

realizados

Análisis de las grabaciones grupo al finalizar.

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

intervención serán la funcionalidad (coherencia entre resultados y necesidades) y la eficacia (coherencia entre logros y objetivos) (Sánchez García, 2004). La técnica de recogida de datos que se utilizará será la de grupo de discusión: donde a través de las sesiones establecidas para tal fin, el grupo de sujetos/participantes debatan sobre un determinado tópico propuesto por el moderador. Con ello afloran preocupaciones, sentimientos, actitudes y opiniones que son de interés para la evaluación. Aportan datos de naturaleza cualitativa (Sánchez García, 2004). Por la naturaleza del proyecto, se establece la autoevaluación y la coevaluación, evaluación entre pares, como principales líneas evaluativas. En este sentido la última actividad, se centrará en relatar de modo crítico las vivencias experimentadas durante la convivencia. De este modo, con ayuda del orientador, la sesión se convertirá en un instrumento para realizar la evaluación final. Otro aspecto a tener en cuenta para la realización de la evaluación durante el proceso, será la interacción durante la intervención, la propia intervención es un mecanismo regulador que asegura e implementa el desarrollo evaluativo. Nuestra propia intervención, nuestra presencia, la interacción con los participantes, las contestaciones, las observaciones, etc. son recursos preciosos e inestimables con los que regulamos el clima del grupo, dinamizamos las relaciones y creamos un estado de afectividad (Ricoy y Murias, 2002). Durante la realización de los talleres, se obtendrá información de cara a la evaluación del proyecto. De tal forma, durante el primer y el último taller, se prevé sondear las opiniones del grupo en cuanto a expectativas y necesidades en el primero de los talleres; y conclusiones y propuestas en el último taller realizado. A continuación se presentan algunos de los indicadores que tomaremos para evaluar a los participantes, los talleres y dinámicas y por último los correspondientes al proyecto. Participantes o Grado de adaptación o Participación o Propuestas o Motivación

39

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

o Comprensión de los contenidos o Incremento de la autoestima o Disminución de sentimientos de culpa o Incremento en la percepción de capacitación parental Talleres y Dinámicas o Utilidad o Practicidad o Optimización de los recursos o Grado de consecución de los objetivos o Grado de participación de las familias o Profundización en los contenidos expuestos o Grado de resolución de dudas Proyecto o Utilidad o Funcionalidad o Eficacia o Optimización de los recursos o Incidencia en las relaciones familiares o Grado de consecución de los objetivos planteados o Grado de innovación o Grado de permanencia o Creación de redes de apoyo psico-socioemocionales

40

Innovación e Investigación en Orientación Familiar y Comunitaria

Bibliografía
Bibliografía o BARUDY, J. Y DANTAGNAN, M. (2005): Guía de valoración de las competencias parentales a través de la observación participante. IFIV Instituto de Formación, Investigación e Intervención sobre la violencia familiar y sus consecuencias. o DUEÑAS BUEY, M. L. (2002): Importancia de la inteligencia emocional: un nuevo reto para la orientación educativa. Educación XXI. Nº 5, pp. 77-96. o FRITZEN, S. J. (1984): 70 ejercicios prácticos de dinámica de grupo. Santander, Sal Terrae. o LÓPEZ CASSÁ, E. (Coord.) (2010): Educación Emocional. Programa para 3-6 años. Madrid, Wolters Kluwer. o MARTÍNEZ GONZÁLEZ, R.A. Y PÉREZ HERRERO, M.H. (2004): Evaluación e intervención educativa en el campo familiar. Revista Española de Orientación y Psicopedagogía. Vol.15, Nº 1, 1º Semestre, pp. 89-104. o MEDINA, A. Y cols. (2009): Innovación de la educación y de la docencia. Madrid, Ramón Areces. o MOLERO, D. (2003): Estudio sobre la implicación de las familias en el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Revista española de orientación y psicopedagogía. Vol. 14, Nº 1, 1º Semestre, pp. 61-82 o RICOY LORENZO, M. C. Y FELIZ MURIAS, T. (2002): Estrategias de intervención para la escuela de padres y madres. Educación XXI. Nº 5, pp. 169170. Webgrafía o Codés Martínez González, M., Orientación Personal y Educativa.

[audio].Contenidos digitales de la UNED. Consultado [29/5/11]. Disponible en: http://e-spacio.uned.es:8080/fedoragsearch/rest? operation=gfindObjects&indexName=DemoOnTodo&query=Orientación+famil iar

41