TIERRA Y LIBERTAD

INFORMACIÓN Y PROPUESTAS PARA L A ACCIÓN POLÍTICA
Precio solidario: S/.1 sol Setiembre 2011 | Año 1 | Número 2

Gravamen minero: muy bien...pero no es tanto
Página 3

Municipalidad de Lima: Salvando el Valle Lurín
Página 4

Ley de la Consulta: Triunfo de los pueblos
Página 5

Leyendo entre líneas:

LEY DE CONSULTA Y GRAVAMEN MINERO

2
VOz LIBERTAria
Gabinete Lerner: ¿se puede lograr los objetivos sin cambiar el modelo?

TIERRA Y LIBERTAD

Setiembre 2011

CEVICHE MIXTO
¡Fuera Cipriani de la PUCP!
El Cardenal Juan Luis Cipriani se alucina rector de la PUCP, depurando a la universidad de homosexuales, comunistas, ateos y judíos, y otras especies que no se acomoden a su particular visión del mundo. Y de paso, sueña con meterle mano a las rentas que genera Plaza San Miguel. La PUCP le dice que NO. Y se prepara a ser UCP pues esto de que el Vaticano quiera manejarla ya es cosa del siglo XVIII. Y quizás deba ser solamente UP, pues en la enseñanza y la investigación la libertad de conciencia religiosa debe ser siempre respetada. Por lo demás, católico no es exclusivo del Sumo Pontífice, ni del primado, porque sino ningún hijo de vecino podría llamarse católico.

El jueves 25 de agosto el Primer Ministro Salomón Lerner presentó al Congreso de la República su Plan de Gobierno y obtuvo un voto de confianza con el voto favorable de todas las bancadas menos la del fujimorismo, que se abstuvo. El mensaje da continuidad y precisión a los grandes ejes marcados por la Hoja de Ruta y el Mensaje a la Nación del Presidente Humala el pasado 28 de Julio: crecimiento con inclusión social en democracia; igualdad de derechos, oportunidades y metas sociales alineadas con los objetivos del milenio; concertación económica y social en el ámbito nacional, regional y local; reencuentro histórico con el Perú rural. En el marco de estos cuatro ejes, el Premier anunció “Diez Políticas para la Gran Transformación”. Merecen ser destacadas: la aprobación, en el Congreso, de la Ley de Consulta; la negociación, con las empresas mineras, de un aporte adicional al fisco, estimado en 3 mil millones de soles por año; y, los anuncios positivos sobre el gas para el Perú y para el sur. También es importante la adopción de un nuevo enfoque en soberanía energética, que nos aleja de los hidrocarburos y nos acerca a las energías renovables, en el marco del pacto por un Perú limpio. De la misma manera, son positivos: el enfoque en el trabajo decente y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas que los generan; el renovado impulso a los programas sociales y la búsqueda de universalizar el acceso a la salud y de revolucionar la calidad de la educación; una nueva relación con las regiones y una política nacional de ordenamiento territorial. Pero nos preocupa que se anuncie, al mismo tiempo, metas de inversión de 10 mil millones de dólares en electricidad; 30 mil millones de dólares en minería; 11,800 millones de dólares en hidrocarburos; 6900 millones de dólares en infraestructura. ¿Qué inversiones son éstas? ¿En qué zonas están? ¿Quién las hace? ¿Ya tienen EIA aprobados? ¿Pasarán por las consultas previas, en el marco de la nueva Ley recientemente aprobada? ¿Se acomodarán a la zonificación y el ordenamiento territorial por hacerse en la mayor parte de las regiones? Todo ello es preocupante porque sigue habiendo una profunda ambigüedad en la propuesta de gobierno de Gana Perú: empoderar a la gente de varias maneras; al mismo tiempo que mantener un modelo de crecimiento basado en la gran inversión energética, minera, en hidrocarburos y en infraestructura. Éste es el gran dilema del Gabinete Lerner. Lograr sus metas sociales específicas en el marco de un modelo de crecimiento que es enemigo de muchas de ellas. La población espera fidelidad a las metas anunciadas, no al modelo heredado.

¡Investigar a Alan García ya!
Los nuevos audios de conversaciones de don “Bieto” Quimper embarran aún más a la plana mayor del APRA y, se dice, llegan a manchar directamente a Alan García. ¿Qué espera el Congreso para armar ya una Comisión Investigadora sobre los faenones de Alan y Cía.? Mientras, denuncia Diario 16, Alan se pasea en un BMW de 165 mil dólares…

Los 8 años del informe de la CVR
Gran cantidad de gente participó en los festejos por los 8 años de la presentación del Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Momentos destacados fueron la ceremonia ecuménica y entrega de ofrendas en el Ojo que Llora por parte de las organizaciones de derechos humanos y familiares de las víctimas, y el acto central en la Plaza San Martín, con participación del Ministro de Justicia, Francisco Eguiguren y la Alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

TIERRA Y LIBERTAD
Quincenario de información y propuestas para la acción política Comité de Redacción: Willy Zabarburú, Walter Erazo, José Matta, Rodolfo Herrera, Paul Escajadillo Oficina de Redacción: Av. Petit Thouars 1306, Oficina 300, Cercado de Lima. Teléfono: 472 7377 Correo electrónico: periodicotyl@gmail.com

Setiembre 2011

TIERRA Y LIBERTAD

3

PULSO NACIONAL Del “impuesto a la sobre ganancia” al “gravamen” negociado con las empresas
¿Cuánto ha ganado el país en realidad? ¿Quién va a manejar esos recursos?
En la campaña electoral del año 2006, Ollanta Humala puso en el centro del debate la necesidad de que las empresas mineras pagasen un impuesto a las sobre ganancias, pues se estaban beneficiando de los precios extraordinariamente altos de los minerales, sin que el Estado participe de ese beneficio adicional. Pero Alan García, que se había declarado de acuerdo con esa propuesta, apenas fue elegido presidente, negoció con las empresas. Éstas, en lugar de pagar 1500 millones de dólares anuales en sobre ganancias, aceptaron hacer un aporte voluntario de apenas 150 millones de dólares cada año. ¡Faenón qué alguna vez habrá que investigar!

A diferencia de Alan García, el gobierno de Ollanta Humala sí ha cumplido con su palabra..pero lo que se proyecta recaudar no es tanto como se afirma

de inversiones mineras por 30 mil millones de dólares.

Sí se podía, y se pudo Durante la campaña 2011 nuevamente Ollanta Humala planteó la necesidad de una contribución extraordinaria de las mineras, que se estimó, en esos momentos, entre 1800 y 2500 millones de dólares. Pero, a diferencia de Alan García y Jorge de Castillo, el gobierno de Ollanta Humala y Salomón Lerner sí ha cumplido con su palabra y ha negociado con las mineras un aporte adicional de importancia que, según ha anunciado el Premier, alcanzaría los tres mil millones de soles (mil millones de dólares) al año, unos 15 mil millones de soles (5 mil millones de dólares) durante el presente gobierno. Los propios empresarios y sus medios, que antes hacían terrorismo mediático contra cualquier pago adicional, han saludado el acuerdo como una situación en la que todos ganan. Dicen que ahora el Estado y el país tendrán más recursos y las empresas un clima de mayor estabilidad para sus inversiones. Y, de hecho, el Premier Lerner anunció también, en su presentación al Congreso, la inminencia

Veamos que hay detrás de todo esto. Primero, estamos hablando de un acuerdo voluntario entre el Estado y las empresas mineras. No se trata de un nuevo impuesto aprobado por el Congreso, sino de un gravamen que las empresas acuerdan hacerse a sí mismas y entregar al fisco. Segundo, se menciona un aporte adicional de tres mil millones de soles, pero no se menciona que, a cambio, las empresas dejarán de aportar el llamado óbolo voluntario (500 millones de soles). Es decir, se aportan tres mil millones de soles, pero se dejarían de aportar 500 millones de soles, con lo que el aporte adicional, por lo pronto, sería de dos mil quinientos millones de soles. Tercero, las empresas pagarán menos impuesto a la renta, pues el llamado gravamen se descontará de las utilidades operativas, antes de ser deducidos los impuestos; se calcula que el monto de utilidades, sobre el que se aplicará el impuesto a la renta, disminuirá en mil millones. Entonces, restando todo nos quedaríamos en sólo un mil 500 millones de soles como aporte verdaderamente adicional, unos 585 millones de dólares aproximadamente. Cuarto, las regiones y municipios no recibirán nada de este recurso adicional, pues se trata de un gravamen que va directo al Gobierno Central (GC) y no de un impuesto o las regalías, sujetas a la legislación del canon. Peor aún, los Gobiernos Regionales y Locales (GR y GL) recibirán menos que antes, ya que este gravamen no sólo determina menos pago de impuesto a la renta, sino también menor canon a las regiones y municipios productores. Recordemos que este año las mineras han

pagado unos 8 mil millones de soles, de los que, cuatro mil han ido a los Gobiernos Regionales y Municipales de las regiones productoras. En el futuro ese monto tendrá que ser en consecuencia menor, ya que será el 30% del monto final imponible al pasar a ser gravamen adicional. Entonces se trata de un acuerdo que llevará a una reconcentración del presupuesto en manos del Gobierno Central, pues el gravamen va al Gobierno Central, mientras que la eliminación de las regalías y un menor pago de Impuesto a la Renta perjudican a los GR y GL.

El juego de imágenes de Castilla Ciertamente el gobierno ha cumplido, su promesa de lograr un aporte adicional del empresariado minero, igualmente saludamos que algunas empresas sigan pagando regalías; pero el aporte como gravamen no es tanto como se dice y todo se concentra en el Gobierno Central con perjuicio a las regiones y municipios. ¿Consecuencias de encargar una negociación tan importante a un neoliberal convicto y confeso como el Ministro Castilla?. Con razón las empresas celebran tanto como el Gobierno. Con razón, el Premier anuncia 30 mil millones de dólares en nuevas inversiones mineras. ¿Un juego de magia señor ministro? ¿Y entonces? El Congreso de la República debiera debatir este acuerdo y mejorar los términos de la negociación. Algunas sugerencias: no descontar el aporte de la base imponible para el pago de IR, renegociar la contribución con aquellas empresas (poderosas) que tienen contratos de estabilidad tributaria, concordar con los Gobiernos Regionales y Locales en dónde, en qué y quién va a gastar esos recursos. Todo el país estará agradecido.

4
cajamarca
Exitosa III Asamblea de la Coordinadora Interprovincial de los frentes de defensa de Cajamarca
Realizado el 18 y 19 de agosto, en la ciudad de Bambamarca contó con la presencia de un centenar de representantes de la sociedad civil, Frentes de Defensa, Comisiones Ambientales Municipales (CAM), Asociaciones Agrarias, Mesas de Concertación, SUTEP, consejeros regionales de las provincias de Hualgayoc, Chota y Cutervo, así como importantes líderes ambientalistas. Entre sus principales acuerdos exigen al Gobierno Central declarar la intangibilidad de las cabeceras de cuenca para proteger los recursos hídricos, la moratoria de concesiones mineras en todo el país, procediendo a la revisión y anulación de las que ha sido mal dadas. Otorgar mayores competencias al MINAM, para aprobar los EIAs y establecer nuevos límites máximos permisibles (LMPs) y estándares de calidad ambiental (ECAs), así como la despenalización y archivamiento de los procesos judiciales defensores ambientales y derogatorios de normas de criminalización de la protesta social A nivel regional, proponen limitar territorialmente la expansión de Minera Yanacocha y revisar rigurosamente todo pedido de ampliación de Minera Goldfields, de manera que no se perjudiquen los recursos hídricos y las actividades agropecuarias, del mismo modo revisar los EIAs aprobados fraudulentamente (Proyectos Conga y Tantahuatay), sin participación ciudadana legítima y con favoritismos. Asimismo pedir a los gobiernos nacional, regional y locales que declaren en emergencia la agricultura y ganadería elaborando un plan que prioricen las inversiones regionales en crédito, asistencia técnica, desarrollo de vías de comunicación y asesoría para acceso a mercados de pequeños y medianos agricultores, de los cuales depende la alimentación de la mayoría de nuestra población.

TIERRA Y LIBERTAD

Setiembre 2011

LIMANDO

“Defender Lurín es defender el futuro de todos los ciudadanos y ciudadanas que vivimos en Lima”

En defensa de la vida
Derogatoria de las ordenanzas 1403, 1408 y 1409 que atentaban contra el valle de Lurín
El Frente de Defensa Ecológico del Valle de Lurín (FREDECOL) es una organización de la sociedad civil que se articula levantando el derecho de vivir en un ambiente sano y saludable; si es que acaso es posible hacer ese distingo. Por ello, cuando en julio del 2010 la comuna limeña con el ex Alcalde Luis Castañeda Lossio y su lugarteniente Marco Parra Sánchez, aprobaron de manera irregular las ordenanzas 1403, 1408 y 1409, el FREDECOL, bajo el liderazgo de su Presidenta Leyla Berrocal, fue el primero en denunciar una operación a todas luces destinada a favorecer intereses particulares, lo que se vio evidenciado con el paso casi inmediato a las filas de Solidaridad Nacional del tristemente célebre ex Congresista David Waisman, directo beneficiario con la dación de las ordenanzas en cuestión. La cuenca baja del valle de Lurín es el último pulmón de reserva ambiental que le queda a Lima, pues el valle del Rímac está prácticamente desaparecido y el valle del Chillón está en cuidados intensivos, fruto del avance de los grandes intereses inmobiliarios e industriales. Esto sólo se puede enfrentar con una firme voluntad política de defender y ampliar la frontera verde de la ciudad, lo que supone cambiar la idea de lo que se entiende por desarrollo. La ordenanza 1403 buscaba generar núcleos industriales discontinuos en la zona denominada “Trapecio de Lurín”, mientras que la 1408 permitía el trazo vial ad hoc para ello, y la 1409 le otorgaba la zonificación de industria liviana a un terreno de casi una hectárea y media de propiedad de una empresa del mencionado “solidario”David Waisman. La demanda de derogatoria de estas ordenanzas formó parte de la agenda verde que Tierra y Libertad incorporó en la propuesta programática con la que Susana Villarán y su cuerpo de regidores y regidoras llegaron a la Alcaldía de Lima. El impulso político que a nuestra bancada le correspondió, fue decisivo para obtener que las derogatorias fueran aprobadas con abrumadora unanimidad, desmontando los argumentos técnicos y formales que no hacían otra cosa que enmascarar una forma distinta de entender la ciudad, donde lo ambiental es un freno a su visión de desarrollo. Nuestro partido tiene como un eje articulador de su acción política lo ambiental. El ser humano existe y se explica en una lógica de armonía y respeto con la naturaleza. Lo verde no es sucedáneo, es fundante. Por ello, lo ecológico es articulador del discurso libertario, y así, la derogatoria de estas ordenanzas no es un acto reactivo, sino por el contrario de profundo contenido vivencial. Es aquí donde nos encontramos de nuevo con el FREDECOL, que defiende la vida en Lurín, y nosotros ampliamos el horizonte, porque defender Lurín es defender el futuro de todo Lima. (*) Marco A. Zevallos Bueno, integrante del Comité Político de Lima Metropolitana

Setiembre 2011

TIERRA Y LIBERTAD

5
“Un tema pendiente es la universalización de este derecho, para que todos, quienes puedan ser afectados deban ser consultados”

Estamos en Campaña

Tenemos consulta previa
¡Ahora a fortalecer la organización social y su capacidad de propuesta!
El Congreso de la República aprobó la Ley de Consulta. Es un triunfo de los pueblos indígenas, quienes lideraron las principales protestas de los últimos años contra la política del “perro del hortelano” de García Pérez. Merece mención especial la bancada de Gana Perú que logró que todas las bancadas se vieran obligadas a votar a favor de la Ley. La aprobación de la Ley es solo un primer paso. Luego de la promulgación se deben tener en cuenta las siguientes situaciones: Primero, hay que estar atentos a la reglamentación de la Ley, la que debe ser hecha por cada organismo público en base a las orientaciones que debe dar el Ministerio de Cultura. Con certeza, los “lobbies” empresariales de la minería, los hidrocarburos, la construcción, la energía, y otros, querrán desvirtuar su contenido con un reglamento que reduzca al mínimo los temas que deben ser consultados. Si bien la ley establece que entrará en vigencia a los 90 días de su promulgación, es evidente que algunos buscarán limitar el derecho sólo a los pueblos amazónicos y que su puesta en práctica se demore lo más posible para conseguir la aprobación de la mayor cantidad de proyectos. Lo que no tienen en cuenta quienes persiguen esto es que las organizaciones indígenas y campesinas, en base a la Ley y el Convenio 169 pueden demandar la ilegalidad de estas decisiones en la medida que afecten directamente sus derechos. Un tema pendiente es la universalización de este derecho, para que todos, quienes puedan ser afectados directamente por una norma o una medida administrativa, deban ser consultados. La Ley establece que la Consulta es derecho de Pueblos Indígenas, debidamente reconocidos. Quedan fuera aquellos que no se identifican como indígenas. Por ejemplo, los pequeños y medianos productores del Valle de Tambo que han frenado el proyecto Tía María, o los vecinos de Barranco impactados por el Metropolitano. Una pista a tomar en cuenta es la revisión de los procedimientos de aprobación de los EIA, que deberán incluir la efectiva participación de los ciudadanos y no limitarse a la realización de audiencias informativas, que han demostrado que no son nada más que un “engaña muchachos”. Finalmente, la consulta es vinculante cuando se establece un acuerdo entre el Estado y los pueblos indígenas. Sin embargo, el Estado puede insistir en la implementación de la norma o de la decisión administrativa, aún en el caso que no logre el consentimiento. Estemos preparados, pues con toda certeza, habrá más de

un caso en que el Estado querrá imponer su decisión y las poblaciones se opongan. Es decir, tenemos Ley y eso asegura la Consulta, pero no asegura que tenga como resultado el acuerdo ni que el Estado haga caso a la opinión ciudadana. Tenemos la Consulta, pero eso no asegura que sean respetados los derechos de los ciudadanos. No permitamos que se pierda de vista la necesidad de continuar fortaleciendo las organizaciones sociales y políticas y su capacidad de propuesta y movilización.

entrevista
“El Convenio 169 de la OIT establece dos criterios para identificar quien es indígena: Población cuyo origen es previo a la Conquista Española, que conserva como un todo, o en parte, sus instituciones, se auto reconoce como pueblo indígena. …. Pero eso hay que verlo en el campo. Lo que ocurre es que el Perú no ha hecho el trabajo de identificar con claridad quién es pueblo indígena en nuestro país. …. La identificación de las poblaciones amazónicas es relativamente más sencilla. Las mayores complicaciones

Extractos de una entrevista con Iván Lanegra, Adjunto para Servicios Públicos y Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo sobre la Nueva Ley de Consulta
prácticas van a estar en la zona andina. Todos tenemos el derecho que se nos “consulte” respecto a las decisiones que toma el Estado. Lo que ocurre es que en el caso de los pueblos indígenas hay un nivel particular de exigencia en el proceso... en Islay y Barranco la herramienta clave es el EIA. Y en ambos casos la EIA falló. El derecho a la consulta está vigente desde hace 16 años, por lo tanto es una obligación exigible … se podría plantear la inconstitucionalidad de una ley, debido a que debiendo haber sido consultada, eso no ocurrió. La Defensoría del Pueblo lo ha hecho en dos oportunidades. Habrá que analizar caso por caso. La prioridad inicial es el fortalecimiento del organismo que va a hacer de director de orquesta del proceso, es decir el Vice Ministerio de Interculturalidad ... El diseño de los reglamentos específicos … Hay que priorizar. Las actividades extractivas, y las leyes.”

6
Refundación democrática de la República “Democratizar la democracia: haciéndola plural, representativa, participativa e intercultural, en un marco de ejercicio pleno de derechos y deberes ciudadanos, en igualdad de condiciones y relaciones respetuosas de culturas, de género, de opciones sexuales y de los jóvenes”
Propuesta de la II Sección del Programa de Tierra y Libertad

TIERRA Y LIBERTAD

Setiembre 2011

Nuestro Programa

Porque somos una nación de muchas culturas, ellas deberán definir de manera particular sus formas de participación.

Pero la construcción de la democracia participativa no se restringe a la vigencia del derecho de consulta de las poblaciones indígenas y otras, sino que debe abarcar todos los aspectos de la gestión púbica. En el Perú hemos venido avanzando de manera desigual en la conquista de estos derechos, y queda aún mucho por hacer. Desde mediados de los años 90 la Ley de Participación y Control Ciudadano establece el ejercicio de derechos como el Referéndum, la Iniciativa Legislativa, la revocatoria de autoridades regionales y locales y la remoción de funcionarios, etc. La presentación de un millón de firmas para someter a referéndum la tercera elección de Alberto Fujimori fue un hito en la lucha contra la Dictadura de los 90, pero en el Congreso lograron evitar que se haga realidad esa consulta ciudadana. Más recientemente, el triunfo de los Fonavistas en su reclamo para que se les devuelva lo que el Estado cobró y se robó, es otro ejemplo del uso de uno de los mecanismos de democracia directa establecidos por esta norma. Ciertamente, ejercer solamente dos veces un derecho no habla muy bien de ese mecanismo. Lo mismo se puede decir del ejercicio del derecho a la Revocatoria -ahora limitada solo a autoridades regionales y locales y usada casi solamente en municipios distritales pequeños-, la remoción de funcionarios, y la Iniciativa Legislativa son derechos consagrados y con mecanismos formalmente establecidos, pero se usan poco. Hay que ponerse a trabajar para que la gente conozca su existencia, pueda usar tales derechos, y éstos funcionen mejor. Durante el gobierno de Toledo, se establecieron dos mecanismos adicionales de democracia participativa, pero solamente en el plano regional y local: Los Consejos de Coordinación Regional y Local y el Presupuesto Participativo. Ya están en funcionamiento desde el año 2003, pero enfrentan dos problemas básicos: la falta de voluntad política democrática de la mayor parte de las autoridades regionales y locales, y el carácter solamente consultivo y no vinculante de sus acuerdos. Frente a autoridades, que la participación no les interesa, y acuerdos que no son respetados, en muchos lugares la ciudadanía se ha replegado y no ve estos mecanismos como una alternativa real. El camino para recuperar el verdadero sentido de estos mecanismos es lograr contar con autoridades con clara vocación democrática e impulsar reformas a las normas para hacer sus acuerdos vinculantes. Más recientemente, en municipios y regiones tenemos ahora experiencias de Zonificación y Ordenamiento Territorial participativos, en las que la gente decide con sus autoridades, qué actividades económicas se pueden desarrollar, en qué áreas del territorio. Así se procedió en Datem del Marañón, provincia de Loreto, y más recientemente en la Región Cajamarca. Éste es el camino que las normas y las políticas nacionales sobre Zonificación Ecológica Económica (ZEE) y sobre Ordenamiento Territorial (OT) deben seguir. En todos los casos, y en todos los mecanismos, hay que poner énfasis en la interculturalidad. Porque somos una nación de muchas culturas y ellas deberán definir de manera particular sus formas de participación. Democratizar la democracia está, pues, en el centro de nuestra propuesta sobre la refundación del Estado sobre la base de nuevas relaciones entre los ciudadanos, las autoridades y las instituciones. El Gobierno de Gana Perú –que expresa el desencanto de buena parte de la población frente a una democracia representativa capturada por los “lobbies” de las grandes corporaciones– tiene la obligación de relanzar todos los mecanismos existentes de la democracia participativa para asegurar que la gente pueda estar presente cotidianamente en la toma de decisiones sobre los temas que impactan en su vida.

Democratizar la democracia es nuestra respuesta a las limitaciones de la democracia representativa, que permite la elección de las autoridades nacionales, regionales y locales, pero no tiene mecanismos para impedir que estas autoridades y las instituciones sean capturadas por los grandes grupos privados de interés, y gobiernen para ellos. Democratizar la democracia es también nuestra respuesta al autoritarismo que marcó las experiencias socialistas y nacionalistas del Siglo XX, y contra las que ahora se dan las revueltas ciudadanas que sacuden al norte de África y el Medio Oriente. Frente a las limitaciones de la democracia representativa y las deformaciones autoritarias de la experiencia socialista y nacionalista internacional, proponemos la necesidad de preservar los derechos adquiridos en la democracia representativa –derecho a elegir libremente a nuestras autoridades, el equilibrio entre los diferentes poderes del Estado, el debido proceso en las relaciones entre los individuos y el Estado–, al mismo tiempo que desarrollar todas las formas posibles de la democracia directa, de la democracia participativa. En el Perú de hoy, esto significa la afirmación de los derechos de consulta, participación y vigilancia ciudadanas, que han venido siendo ya incorporados en las normas legales nacionales, aunque aún no se usen con la intensidad necesaria. De hecho, la reciente aprobación de la Ley de Consulta es un buen ejemplo de cómo la movilización de la población directamente interesada –en este caso los pueblos indígenas–, el apoyo de la Defensoría del Pueblo y una campaña nacional que convocó a una diversidad de sectores sociales y políticos, puede lograr que se establezcan mecanismos de democracia participativa. Por ello hemos saludado su aprobación, por parte del Congreso, exigiendo su pronta reglamentación y extensión a toda la ciudadanía.

Setiembre 2011

TIERRA Y LIBERTAD

7
régimen de Gadafi; y en la fase final ha apoyado a la rebelión con personal en tierra. En el centro de todo está el interés por el petróleo. Y, en efecto, para un país que depende enteramente de esa fuente de divisas para su vida, la gran pregunta es, ¿qué se va a hacer con el petróleo libio, una de las reservas de oro negro más grandes y de mayor calidad del mundo? ¿Instalará Occidente en Libia un régimen que le garantice el control total del petróleo? ¿La ciudadanía libia será capaz de instalar un régimen que, antes que nada, se preocupe de que el petróleo beneficie a las mayorías? ¿Se podrá devolver el poder a la gente y mantener un socialismo libio con libertad?

Nuestro Mundo
La rebelión libia contra la dictadura de Muhamar Gadafi parece haber salido triunfante. Al momento de redactar estas líneas, todavía no se ha ubicado al Coronel Gadafi y hay focos de la resistencia oficialista en Trípoli, pero su régimen parece haber caído ya. Libia fue colonia italiana hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, cuando occidente instaló ahí una monarquía, la que fue a su vez derrocada en 1969 por militares socialistas, liderados por el joven Coronel Gadafi. Se inició entonces el socialismo libio, la llamada Yamahiriya o Estado de las Masas. El resultado en términos materiales: Libia es hoy el país con menor pobreza y mayor calidad de vida material de toda África. Pero como ha ocurrido con muchos de los regímenes nacionalistas y socialistas que surgieron de la descolonización africana de los años 60, con otros de épocas recientes y de otras partes del mundo, el líder de la

“Es claro: lo que Occidente quiere no es la democracia, ni la libertad...quiere el petróleo y no le interesa si sus aliados son autoritarios y corruptos”

Libia: Yamahiriya y libertad
Yamahiriya se eternizó en el poder y el gobierno directo de las masas se convirtió en el poder absoluto del Coronel Gadafi. Y con el poder absoluto vino la corrupción, pues hay evidencia del vasto enriquecimiento de la familia Gadafi e incluso se dice que el Coronel es el tercer hombre más rico de Italia. Es contra esta situación de opresión y corrupción que se han rebelado las poblaciones de esa parte del mundo en la llamada Primavera Árabe. Ésta es también la lógica básica de la rebelión en Libia. Como es evidente, y como ha pasado también en Túnez y Egipto, y ahora en Siria; Occidente, sus gobiernos y sus corporaciones, buscan impulsar sus propios intereses. Apoyan, ahora, estas rebeliones ciudadanas tanto como antes protegieron a esos regímenes, aun cuando sabían que eran autoritarios y corruptos. En el caso de Libia, la OTAN destruyó las capacidades militares básicas del

Chile: La lucha estudiantil y el derrumbe del mito
Por José Matta
Ya van tres meses de movilizaciones y luchas por la educación en Chile. Esta lucha iniciada por la Confederación de Estudiantes Chilenos (Confech), tiene como objetivo defender el derecho a una Educación Pública, y para todos. Ha logrado unificar a diversos sectores que tomaron las calles de Santiago, denunciando que las reformas propuestas, por el gobierno de Sebastián Piñera iban directamente en desmedro de la educación estatal pública. En efecto, tales reformas venían a profundizar el modelo educativo implantado en la constitución pinochetista de 1980, para fortalecer el modelo privatizador diseñado por los llamados ‘chicago boys’ que prevalece hasta el día de hoy. La protesta saca a la luz la difícil situación de la educación chilena. Lo que comenzó como una protesta estudiantil se ha generalizado, y ya cuestiona toda la estructura estatal, que rige el modelo educativo chileno desde hace tres décadas. Se han sucedido duras jornadas de lucha, como la del 18 de agosto, cuando 100.000 manifestantes se reunieron bajo la lluvia en las calles de Santiago, ó las últimas demostraciones de fuerza del movimiento estudiantil, el pasado 21 de agosto, cuando se celebró el llamado ‘Domingo familiar por la educación pública’, que aglutinó alrededor de medio millón de personas en el centro de Santiago. La última semana se realizó un paro general de 48 horas en solidaridad con los estudiantes. En medio de la indignación y la esperanza se abre paso la voluntad de promover un nuevo proyecto educativo que nazca desde la base social, para que la educación deje de ser considerada un bien de consumo y un privilegio; para que pase por fin, a ser un derecho social con cobertura universal. La protesta de los estudiantes chilenos nos demuestra, cómo es posible retomar las aspiraciones pendientes y levantarlas a través de demandas concretas, sin ningún lazo con la generación que derrotó a la dictadura, o con la que se resignó a las reglas de la Concertación; más allá de la frustración acumulada por expectativas democráticas no cumplidas desde el año 1990. La población chilena, atomizada y con organizaciones sociales débiles, parecía solo existir como consumidora y espectadora. Pero ha nacido una nueva generación de jóvenes con líderes visibles que decide salir a la calle a exigir demandas concretas, recordando las aspiraciones pendientes, expresando a través de su creatividad, su disposición a la horizontalidad y a la transparencia y vine dando espacio a aspiraciones como un nuevo pacto social, una nueva constitución, nuevas formas de democracia y participación más directa. Este fenómeno expresa también la necesidad de un nuevo Chile, es decir de una Segunda República donde se pueda vivir en mejores condiciones, convirtiéndose así en actores y autores de la construcción del futuro. La lección que deja la protesta estudiantil chilena es que el mito del crecimiento económico macro y las estabilidades de televisión solo ocultaron exclusión, miseria en la educación, pobreza y falta de derechos. Saca a la luz la precariedad de una democracia representativa que solo les sirve a unos cuantos para producirles grandes ganancias. Chile, Chile: ¿acaso no suena familiar?

8
Culturas
Por José L. Matta La designación de Susana Baca de la Colina como la nueva ministra de cultura provocó la alegría de muchos, por ser la primera artista, y la primera mujer afro peruana que integra un gabinete de ministros. Algo digno de resaltar, en nuestro país, enfermo de racismo y plagado de intolerancia. Esto cobra valor si aspiramos a que exista una política cultural inclusiva, democrática y de “todas las sangres”, que no sea parte del mercantilismo, que la convierte en un producto envasado, aparentemente inofensivo, y, en realidad, en un patético adorno del paraíso neoliberal con la etiqueta del crecimiento económico. Pero la señora ministra no la va a tener fácil, si tenemos en cuenta que el Ministerio de Cultura se parece a un desolado rincón lleno de polvo y telarañas, puesto de cabeza gracias al desastre y desorden dejado por su antecesor, Juan Ossio. Pero lo que más nos preocupa es la presencia de personajes nefastos como el señor Luis Repetto que durante el fujimorato, ocupó la dirección del Instituto Nacional de Cultura, gestión se caracterizó por tener una visión meramente “museística” de la cultura y se hizo famoso, cuando realizó una exposición con muñecas “Barbie”. El frívolo evento estuvo compuesto por la colección de juguetes que pertenecía a, ni más ni menos la hija del ex dictador Fujimori: Keiko Fujimori. Ya recientemente durante la campaña electoral no dudó en hacer proselitismo para sus viejos amigos fujimoristas; tanto así, que no se medía en despotricar contra el entonces candidato y hoy presidente de la República Ollanta Humala. Si a esto le sumamos la omnipresente presencia del señor esposo de la señora ministra, las políticas culturales en el Perú corren el riesgo de ser nuevamente maltratadas. Preocupa que en una cartera donde todo está por hacerse, se entre con tanta improvisación. La ministra no debería pasar por alto la presencia de personajes como éste, que no les va a interesar servir a nuestro pueblo. ¡Vaya joyita!

TIERRA Y LIBERTAD

Setiembre 2011

Hablan las regiones / CUSCO
Marco entre la Municipalidad de Espinar y Xstrata Tintaya
los recursos del “Convenio Marco”. La empresa Xstrata y la Fundación Tintaya son ejecutores de un 75% de los proyectos, relegando, en conjunto, al Municipio, a los distritos y al Gobierno Regional de Cusco a un 25% de ejecución de los aportes. Asimismo debido al contrato de estabilidad tributaria que suscribió la mina con el Estado peruano hasta el año 2018, por cada inversión social que realiza, se le devuelve a la empresa minera el 19% por concepto de IGV. Por ese motivo Xstrata Tintaya se aferra a que sea la Fundación Tintaya la que ejecute los aportes porque así puede hacer que el dinero que paga por concepto de aportes, le sea devuelto vía IGV, cláusula que fue incorporada en el Convenio Marco. Adicionalmente para los costos de funcionamiento de Fundación Tintaya se recurre a los fondos del Convenio, y no existe la transparencia necesaria para conocer, cómo se destinan los recursos del Convenio Marco. T y L: ¿Qué ha propuesto, frente a ello, el “Congreso por la Reformulación del “Convenio Marco”? O. M.: Todos los problemas señalados antes son motivo para establecer una Reformulación del Convenio Marco de acuerdo a las actuales condiciones sociales e históricas de Espinar. A ello se suman la contaminación ambiental, la violencia y la prepotencia, que se ejerce contra los comuneros, el derribo de viviendas, entre otros atropellos contra personas y comunidades. Por último están la proyectada apertura del denominado proyecto Ampliación Minera Antapaccay y del proyecto minero Ccorccohuayco, que no han sido consultados a la población. Antes de finalizar Mollohuanca señaló que la Municipalidad que dirige, como herederos de la nación K´ana y su cultura milenaria, promueve el desarrollo de la identidad propia, permitiendo, entre los dirigentes y representantes de las organizaciones sociales, una fuerza interior, y una revalorización que nos permite establecer una relación autónoma frente a la mina.

¿Cultura con “K”? Reformulación del Convenio
Con la participación de cientos de delegados, entre autoridades y organizaciones sociales de la provincia, congresistas, alcaldes vecinos y miembros del Gobierno Regional de Cusco, los días 26 y 27 de agosto de 2011 se realizó, en Yauri, provincia de Espinar Cusco, el “I Congreso por la Reformulación del Convenio Marco”, acuerdo que fuera firmado, en el año 2003, entre la empresa minera Xstrata Tintaya, la Municipalidad de Espinar y las organizaciones sociales de esa provincia. Oscar Mollohuanca, militante libertario, y alcalde de Espinar, fue entrevistado por Tierra y Libertad, para informarnos, sobre dicho congreso. T y L: ¿De qué trata el “Convenio Marco”? O. M.: El Convenio Marco, firmado en el año 2003, fue el resultado de la lucha de las organizaciones sociales de la provincia, aún cuando la mina señala que fue resultado de su iniciativa voluntaria. Allí se establecieron las condiciones de Licencia Social para las operaciones de explotación minera en Tintaya, una inversión social en desarrollo sostenible para la provincia, con aporte directo y voluntario de la empresa; un sistema de monitoreo ambiental conjunto y participativo; y un comité de gestión. T y L: ¿Se han cumplido, en alguna medida, los términos de tal “Convenio Marco”? O. M.: No. La administración de los recursos del Convenio Marco solo ha beneficiado a la mina; no se ha conducido de manera democrática ni participativa; y menos ha favorecido la creación de condiciones de igualdad para la Municipalidad y los representantes de las organizaciones sociales, como lo consideraba el acuerdo. Por el contrario, la empresa Xstrata y la administración de los recursos del Convenio Marco se han dedicado a realizar propaganda para la mina, para posicionarse social y políticamente en la provincia. T y L: ¿Se ha ejecutado algún tipo de acción social? O. M.: Parcialmente sí, pero contraviniendo el acuerdo de gestión compartida de

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful