Pretty Little Liars.

Diario de Alison

¿no? Entonces vi a otra chica con el pelo negro azulado y rayas color rosa agachándose detrás del gran roble que había sido alcanzado por un rayo. lo gritaba todo el maldito tiempo. e incluso unas zapatillas Puma negras. La chica se veía muy nerviosa. Ellas no son nuevas en Rosewood. Estoy segura de que estuvieron allí toda su vida. Pero son nuevas para mí. como si la tela le estuviese cortando incómodamente el estómago regordete. jugueteando con la bande elástica y su largo cabello rubio sucio.Spencer! Spencer se quedó atrás de los arbustos de frambuesa de mi madre. Del tipo de chicas con las que no quería hablar… hasta hoy. Era media mañana cuando las vi por primera vez desde la ventana del piso superior. esperando. Los ojos de franja rosa iban hacia delante y hacia atrás. en frente de su casa. pantalón negro de yoga. la transgresión es un crimen. Una chica de rubio-rojizo y hombros de nadadora agachada sobre la planta de tomates de mi mamá.en el patio trasero.mi madre ama a sus plantas. en la calle. Algo me dijo que estas chicas hubian previsto reunirse en mi patio exactamente al mismo . La única razón por la que estaba segura de su nombre y no del de las demás era porque su hermana mayor. Por ultimo vi a mi vecina Spencer. Llevaba una remera negra. rara con el estilo de sus pantalones de cuero. No muy lejos una niña regordeta de cara redonda. furtivamente por el límite de mi propiedad. Todas ellas se quedaron allí sentadas. Ahora que lo pienso de ella. Quería advertirle que no se acercara demasiado. como si estuviera intentando camuflarse a sí misma. como si estuviera rompiendo una ley muy importante. cabello castaño se arrastro hacia la cerca. ella recogió una mancha invisible de su remera. Se tiró de la cintura de sus pantalones vaqueros. Melissa.Por: Sara Shepard Sábado 6 de Septiembre Creo que acabo de conocer a mis nuevas cuatro mejores amigas.

Algunos de ellos incluso son atropellados. comenzando a parar por el estanque kio del patio trasero. Por eso era menor fingir que no tenía idea. Sus ojos se posaron sobre mí. Me esforcé por escuchar mejor lo que decían. "Está bien". Sus sonrisas eran nerviosas y agitadas. Cuando las vi in situ entre si y convocándose en un estrecho circulo. Me hicieron más preguntas acerca de la bandera. Mi bandera estaba decorada y que me encontraba enojada con el que la había tomado. Al igual que siempre lo haces. Me recuerdan a los ciervos que vagan a veces en medio de los caminos rurales. pero entonces sentí una mano en mi brazo. No estaba mintiendo en esa parte. haciendo una línea recta hacia el bosque y completamente ausente de las cuatro niñas escondidas entre los arbustos. Los ojos de las niñas aumentaron cuando me vieron. Pero yo no quería contarles a las chicas acerca de eso. Después de asegurarme de que se había ido. se quejó en vos alta. La expresión de Jason era de piedra y muy tensa. quería gritarle. empujaron el cabello detrás de sus hombros y trataron de actuar de manera fría y serena." las llame con voz aburrida. Spencer agitaba las manos vacilando hacia las demás. cosas sucias. me deslice yo misma por la puerta trasera. ya es demasiado tarde.tiempo. estoy enojada con Jason. creo que Ian podría estar con alguien mucho mejor. Algo crujió. pero todo lo que hacemos es pelear. La gordita puso cara herida y enrosco su pelo marrón-caca alrededor de su dedo. “yo vi salir de su casa hace unos minutos” De repente me di cuenta de porque estaban y qué querían. Entonces mi mamá se asomó al patio trasero. Todos mis músculos se tensaron. pero se pusieron de pie. “Yo era ella antes estás” otra voz grito. desde luego. A medio camino a través del patio se paró en seco. Alguien ya lo ha ganado. “¡Ya basta!” había dicho en irritante dramatismo. En lugar de huir. empujado a través de la puerta trasera y pisoteó el pensamiento del patio. el venado siempre se queda ahí. "Ya pueden salir. Como de costumbre yo estaba tirando otro argumento. dije en voz alta. Les dije exactamente cómo. Una de las chicas tosió. como si estuviera echa de cristal de Swarovski. estupefacto. estaba totalmente segura de que tenía razón. les dije. Se había cambiado su albornoz y las zapatillas por un tapado de lujo. " “No sé quién”. y me inventé una historia de cómo la bandera estaba conmigo y al minuto siguiente ya no estaba. Era mentira. ¿A él le gusta esa perra cursi? ¿Está celoso de Ian por estar con ella? Personalmente. "Ali?” . Cuando terminamos. Sus mejillas se pusieron coloradas como los tomates de mamá. Por muchas cosas. Por último. La hermana de Spencer se sentó en el borde de la bañera de hidromasaje con Ian Thomson. Casi me echo a reír. Imbéciles. Jason. falda y zapatos de tacón alto. mi hermano. Eso es la familia DiLaurenti para ti. había comenzado algo en el patio trasero de Spencer. Jason empezó a caminar de nuevo. Esto significaría que tendría que contarles otras cosas. La nadadora con el pelo rubio-rojizo comenzó con aire de culpabilidad en el suelo “Yo fui su primer beso” a alguien. Huye. Franja Rosa pisoteo con sus botas el perfecto y tonto césped cortado de mi familia. "Pero si vienen por mi bandera. volando por la puerta trasera antes de que pudiera detenerlo. Las chicas se reunieron al rededor de mí tanteando. Ninguna de ellas se movió. parecemos perfectos desde el exterior. Jason había agarrado la bandera de mis manos hacia un momento.

Separé las cortinas de la ventana sobre el fregadero y me asomé. Un par de chaquetas había desaparecido del perchero de la puerta. mirando aturdidas. ¿esta bien?” “Bien”. la cocina se quedó callada e inmóvil. Talvez sea porque a todas las chicas como nosotras nos gusta pensar igual. después de todo. "Así que. bonitas y queremos hacer las cosas a nuestra manera. “Así que… nos vamos. Aria es realmente bonita. Necesito nuevas amigas. Y algo me llega a Spencer. Por ultimo. . De repente. pero en realidad no estaba prestando atención. Sostuve una sonrisa pero no se movió. mi mamá se encogió de hombros. aunque no puedo poner mi dedo en lo que es. mirando como si quisiera decir algo más. les dije abruptamente. y el golpe de una puerta del coche. Soy Alison DiLaurentis -Puedo hacer lo que quiera. Las ventanas eran oscuras. y varios pares de zapatos estaban en la alfombra sobre la lavadora que se movía. La fresa rubia Emily. como si estuviera conteniendo un pedo. La chica gordita era Hanna. Estaba sola. se volvió para la casa. La luz del piso de arriba se apagó. Emily suspiro y se dirigió a mi patio delantero. Hanna y Emily todavía estaban en el medio del patio. Las niñas comenzaron a hablar de nuevo. Talvez simplemente sea porque las dos somos rubias. Hubo una muesca en su rostro. recordándome de sus nombres. Por fin pude respirar.Las cuatro niñas en el patio se dieron vuelta. Después de un momento agacharon las cabezas y se dirigieron en direcciones opuestas. Aria. pero yo podía distinguir los contornos de mis padres en los asientos delanteros. ya no tenía ganas de estar con ellas. Me dirigí al otro lado del patio. ¿Acaso esperas que entre y diga una especie de lagrimosa despedida? Las chicas se movieron a mi lado. “¡Adiós!” Mi madre esperó. el Mercedes color champagne de mi madre salió a la calle. pero no había café en la olla. respondí. Y entonces me di cuenta –No tenia por qué estarlo. Mamá levantó la palma de la mano hacia el aire. Se volvieron en el buzón y el auto rodó lentamente por la calle. Spencer caminaba con la columna recta de regreso a su patio. sólo debería cambiar el pelo y no vestir como un elfo. Pero aún así. Entonces. con los hombros encorvados y con rabia. Mi mirada estaba todavía en la casa.Naomi y Riley son historia. Apenas sentí el frió del pomo de metal al deslizar la puerta del patio. oí un pequeño gemido. Aria desapareció por el bosque. tenia ganas de gritar. adiós". En el interior. Solo tienes que irte. Hanna casi tropieza con un cordón desatado al dirigirse a su bicicleta. Me volví hacia las chicas. mis cuñas de tacón alto se hundían en la hierba. y deslizó la puerta cristal cerrándola. Mi madre había apilado los platos del desayuno de mi familia en el fregadero. estas niñas requerían trabajo para mí. La puerta del garaje abierta gimió. con los rostros dibujados y sobrios. Y estas chicas tienen un potencial-Hanna tenía unos magníficos (y algo demasiado pequeños) pantalones vaqueros de Denim que nunca había visto en las tiendas. Asentí con la cabeza. Spencer. Franja Rosa era Aria – tenia un nombre estrambótico como su estilo. Emily tiene una dulce sonrisa – puedo decir que ella sería un buen hombro para llorar. Alguien había dejado la cafetera puesta. yo también lo hice.

Mi corazón latía muy rápido. Una tonelada de planes para poner en marcha. El único ruido en el cuarto era el zumbido suave del ventilador junto a la cama. en el tablón de los anuncios del escritorio. y luego esbocé una sonrisa. Una nube paso por delante del sol. Subí a la habitación. sandalias de tiras. Y es exactamente lo que estoy buscando. encendí la luz y me quede sobre la alfombra de rayas. . Me quedé mirando mi reflejo en el espejo.Pero más allá de todo eso. Después de todo. tengo un montón de cambios para hacer. Metí las fotos que se encontraban en la esquina del espejo de cuerpo entero. pero por dentro me sentía tranquila y firme. me senté y me puso a trabajar escribiendo aquí. No hay tiempo como ahora para comenzar. La ropa estaba colgada cuidadosamente en el armario. oscureciendo el interior de la casa. y los zapatos de tacón alto. en el piso pastel ballet. Probablemente harían todo lo que les digo –siempre. estas chicas probablemente adoren el piso por el que camino. un organizador de tela colgaba en la parte posterior de la puerta. Tomé un respiro profundo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful