You are on page 1of 71

Una vída

RECOMPENSADA
por DIOS
Por qué todo lo que usted baga hoy
tiene importancia eterna
BRUCE WILKINSON
CON LA AYUDA DE D A VID K O p p
l. Una mirada a las estrellas . . . . . . . . . . . 7
3. Lo que dice la Biblia de las recompensas. 33
4. Aquel día. . . . . . . . 48
5. La pregunta de su vida. 65
6. El Dios que devuelve. 83
7. La primera llave . . . 99
8. Llegar a verla eternidad 116
. 5
Publicado por
Editorial Unilit
Miami, Fl. 33172
Derechos reservados
© 2002 Editorial Unilit (Spanish translation)
Primera edición 2002
© 2002 by Exponential, Inc. (© 2002 por Exponential, Inc.)
Originally published in English under the title: ALife God Rewards
Published by Multnomah Publishers, Inc.
204 W. Adams Avenue, P. O. Box 1720, Sisters, Oregon 97759, USA.
AII rights reserved.
Originalmente publicado en inglés con el título: ALife God Rewards por
Multnomah Publishers, Inc., Sisters, Oregon 97759 USA
Todos los derechos de publicación con excepción del idioma inglés son
contratados exclusivamente por
GLINT, P. O. Box 4060, Ontario, California 91761-1003, USA.
(AII non-English rights are contracted through Gospel Literature International,
PO BOX 4060, Ontario, CA 91761-1003, USA.)
The Weight ofGlory by C.S. Lewis
© C.S. Lewis Pte. Ud. 1949. Extract reprinted by permission.
(Cita de C.S. Lewis tomada de The Weight ofGlory, por C.S. Lewis, derechos
de autor © C.S. Lewis Pte. Ud. 1949. Extracto reimpreso con autorización.)
Charles Stanley quote reprinted by permission ofThomas Nelson Publishers
from the book entitled Etemal Security © 1990 by Charles Stanley.
(Cita de Charles Stanley reimpresa con autorización de Thomas Nelson
Publishers, y tomada del libro Etemal Security © 1990 por Charles Stanley.)
Ninguna parte de esta publicación podrá ser reproducida, procesada en algún
sistema que la pueda reproducir, o transmitida en alguna forma o por algún
medio electrónico, mecánico, fotocopia, cinta magnetofónica u otro excepto
para breves citas en reseñas, sin el permiso previo de los editores.
Traducido al español por: Andrés Carrodeguas
Diseño de la cubierta por: David Carlson Design
Citas bíblicas tomadas de la Santa Biblia, revisión 1960
© Sociedades Bíblicas Unidas.
Usada con permiso.
Producto 497818
ISBN 0-7899-1055-1
Impreso en Colombia
Printed in Colombia
CONTENIDO
Reconocimiento
Prefacio . ...
2. El enlace indestructible . . .
Los líderes cristianos
y las recompensas eternas
Notas .
...... 4
19
130
136
l. Una mirada a las estrellas . . . . . . . . . . . 7
3. Lo que dice la Biblia de las recompensas. 33
4. Aquel día. . . . . . . . 48
5. La pregunta de su vida. 65
6. El Dios que devuelve. 83
7. La primera llave . . . 99
8. Llegar a verla eternidad 116
. 5
Publicado por
Editorial Unilit
Miami, Fl. 33172
Derechos reservados
© 2002 Editorial Unilit (Spanish translation)
Primera edición 2002
© 2002 by Exponential, Inc. (© 2002 por Exponential, Inc.)
Originally published in English under the title: ALife God Rewards
Published by Multnomah Publishers, Inc.
204 W. Adams Avenue, P. O. Box 1720, Sisters, Oregon 97759, USA.
AII rights reserved.
Originalmente publicado en inglés con el título: ALife God Rewards por
Multnomah Publishers, Inc., Sisters, Oregon 97759 USA
Todos los derechos de publicación con excepción del idioma inglés son
contratados exclusivamente por
GLINT, P. O. Box 4060, Ontario, California 91761-1003, USA.
(AII non-English rights are contracted through Gospel Literature International,
PO BOX 4060, Ontario, CA 91761-1003, USA.)
The Weight ofGlory by C.S. Lewis
© C.S. Lewis Pte. Ud. 1949. Extract reprinted by permission.
(Cita de C.S. Lewis tomada de The Weight ofGlory, por C.S. Lewis, derechos
de autor © C.S. Lewis Pte. Ud. 1949. Extracto reimpreso con autorización.)
Charles Stanley quote reprinted by permission ofThomas Nelson Publishers
from the book entitled Etemal Security © 1990 by Charles Stanley.
(Cita de Charles Stanley reimpresa con autorización de Thomas Nelson
Publishers, y tomada del libro Etemal Security © 1990 por Charles Stanley.)
Ninguna parte de esta publicación podrá ser reproducida, procesada en algún
sistema que la pueda reproducir, o transmitida en alguna forma o por algún
medio electrónico, mecánico, fotocopia, cinta magnetofónica u otro excepto
para breves citas en reseñas, sin el permiso previo de los editores.
Traducido al español por: Andrés Carrodeguas
Diseño de la cubierta por: David Carlson Design
Citas bíblicas tomadas de la Santa Biblia, revisión 1960
© Sociedades Bíblicas Unidas.
Usada con permiso.
Producto 497818
ISBN 0-7899-1055-1
Impreso en Colombia
Printed in Colombia
CONTENIDO
Reconocimiento
Prefacio . ...
2. El enlace indestructible . . .
Los líderes cristianos
y las recompensas eternas
Notas .
...... 4
19
130
136
ex libris eltropical
Para los que tal vez se estén preguntando hoy si
Dios se da cuenta de algo, o si le importa.
Quiero expresar un agradecimiento especial
a Don jacobson por su dedicación personal
a este proyecto desde el comienzo.
Mi agradecimiento también a todo
el equipo de Multnomah, en especial a
jennifer Cott, Steffany Woolsey, Billjensen
y Cuy Coleman, por su destacado apoyo.
y como siempre, a mi compañero escritor,
David Kopp, ya nuestra editora,
Heather Harpman Kopp, mi aprecio
y mi respeto más profundos.
PREFACIO
Estimado lector:
Está a punto de tener un encuentro con las ense-
ñanzas de jesús sobre un tema muy sorprendente:
la conexión directa entre lo que hacemos hoy y lo
que experimentaremos en la eternidad.
jesús reveló que hay dos verdades que deter-
minan nuestra experiencia eterna. Considérelas
como llaves. La primera llave es la fe: lo que usted
crea determina su destino eterno.
Ahora bien, ¿cuál es la segunda llave? ¿Cuál es
el tesoro divino que abre? Además, ¿por qué
habló jesús tanto de ella?
Ese es el tema de este libro.
En todo el mundo y en todas las religiones se
reconoce a jesús como un gran maestro. No obs-
tante, hoy son millones las personas, entre ellas la
mayoría de sus seguidores, que no parecen haber
oído lo que Él dijo acerca de una vida que Dios re-
compensa. ¿Lo ha oído usted?
5
Una vida recompensada por Dios
El mensaje de este librito tiene potencial sufi-
ciente para transformar lo que usted espera de
Dios y lo que va a desear ardientemente hacer por
Él, a partir de hoy mismo. Espero que lo lea en un
ambiente de oración y de expectación.
Afectuosamente,
Bruce Wilkinson
6
1
UNA MIRADA A
LAS ESTRELLAS
Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he
aquí vuestro galardón es grande en los cielos.
JESÚS, EN LUCAS 6:23
.y si hoy fuera realmente el primer día del
< resto de su vida? Hoyes cuando usted hace
su intercambio: todo cuanto ha logrado y
ha llegado a ser, por cuanto Dios tenga para ofrecer-
le. Aquí esta usted, en el mismo borde, pero sereno,
con toda su vida en la mano, listo para entrar a la
eternidad.
¿Qué momento! Yqué intercambio tan asom-
broso. Su guiño bajo el sol por el día interminable de
7
queJesús.
de la otra vida,
afirmaciones más
asombrosas acerca
Una vida recompensada por Dios
Dios. Su cucharada de agua, por
el río Amazonas que Él le da.
Usted da el paso. Deja en
Nadie hizo unas
el suelo su pequeño manojo
de tiempo para recoger su vida
para siempre...
¿y si yo le dijera que las pe-
queñas decisiones que usted
tome hoy --como su forma de
relacionarse con su jefe, o a quién invita a cenar-
podría cambiar lo que suceda después?
¿Se sorprendería?
En el librito que está leyendo, va a descubrir
que jesús reveló que nuestras acciones de ahora
afectarán a nuestro futuro para siempre. Lo asom-
broso es que hay millones de seguidores de jesús
que no parecen haberse dado cuenta de lo que dijo.
¿No será usted uno de ellos?
Yo lo fui. Crecí en una familia que tenía la cos-
tumbre de asistir a la iglesia, y me enseñaron Bi-
blia desde muy temprana edad. Más tarde, pasé
nueve años recibiendo adiestramiento teológico.
Sin embargo, las claras enseñanzas de jesús sobre
este tema seguían en la oscuridad para mí, como si
8
Una mirada a las estrellas
fueran tesoros que estuvieran en mi propia casa y
hubiera pasado por alto. Cuando por fin las des-
cubrí, muchas cosas comenzaron a tener sentido
por vez primera.
Admitámoslo: Todo cambio en nuestra forma
de pensar acerca de nuestro futuro, aunque es algo
que pudiera mejorar radicalmente nuestras espe-
ranzas, necesita valor. Luchamos para soltar las su-
posiciones cómodas, aun cuando estén impidiendo
que veamos toda la verdad. Somos como niños pe-
queños mirando por el hueco de una cerradura
hacia el cielo nocturno, tratando de aferramos a
nuestro pequeño montón de estrellas.
Pero el hueco de la cerradura es muy pequeño,
y lo que vemos es muy grande. jesús quiere abrir
la puerta para mostramos más.
Mucho más.
PREPÁRESE PARA ASOMBRARSE
Nadie hizo unas afirmaciones más sorprendentes
sobre la otra vida, que jesús de Nazaret. Con fre-
cuencia, sus enseñanzas dejaban a sus oyentes
asombrados, pasmados e incluso enojados. Vea-
mos su primera aparición pública a los doce años:
9
Una vida recompensada por Dios
«y todos los que le oían, se maravillaban de su inte-
ligencia y de sus respuestas» (Lucas 2:47).
Cuando jesús comenzó formalmente su mi-
nisterio, sus oyentes «se admiraron» de nuevo
(Mateo 7:28). En su enseñanza conocida como el
Sermón del Monte, dijo:
Bienaventurados seréis cuando
los hombres os aborrezcan,
y cuando os aparten de sí, y os vituperen,
y desechen vuestro nombre como malo,
por causa del Hijo del Hombre.
Gozaos en aquel día, y alegraos.
LUCAS 6:22-23
Es posible que usted conozca bien estos ver-
sículos. Tengo que confesar que los leí docenas,
tal vez veintenas de veces, antes de leerlos real-
mente. Lo que jesús afirma parece increíble, ¿no es
cierto? Yo solía pensar que estaba diciendo algo
como: «Si los persiguen por mi causa, van a estar
tan felices, que van a saltar de puro gozo».
Pero si sigue leyendo, se ve con claridad que
no es eso lo que quiso decir jesús. Esto es lo que
dijo a continuación:
10
Una mirada a las estrellas
Porque he aquí vuestro galardón es grande
en los cielos.
V. 23
En estas diez palabras, jesús revela la razón
por la que usted y yo nos'podemos regocijar, aun
en las peores circunstancias. ¿Por qué? Porque
hay una conexión directa entre algo que usted
haga por Él en la tierra, y algo «grande» que Él va
a hacer por usted en el cielo.
Observe que jesús lo describe como recom-
pensa por hacer, lo cual lo debería distinguir, por
ejemplo, de un regalo que usted recibe por creer.
Además, el galardón es específica y personalmente
para usted, si se comporta de una forma, pero no
lo va a recibir si se comporta de otra (por ejemplo,
si huyó bajo la presión de la persecución).
Verá. jesús no nos está pidiendo a usted y a mí
que disfrutemos por Él del sufrimiento. Lo que nos
está diciendo es que las consecuencias que tendrán
en el cielo ciertas acciones de la tierra va a ser tan
maravillosa, que solo saber que vendrán -y saber
lo excelentes que serán- puede transformar
11
Una vida recompensada por Dios
nuestra forma de vivir ahora. Sí, e incluso crear
unas explosiones espontáneas de regocijo.
Esta promesa de una recompensa en el cielo
no es un ejemplo aislado de las enseñanzas de
jesús sobre el tema:
• «y entonces pagará a cada uno conforme a
sus obras» (Mateo 16:27).
• «y tendrás tesoro en el cielo» (Mateo 19:21).
• «y serás bienaventurado; porque... te será
recompensado en la resurrección de los jus-
tos» (Lucas 14:14).
Como descubrirá de inmediato, lo que impli-
can estos pasajes es enorme. Por una parte, sugie-
ren que Dios está tomando nota de lo que usted hace
para Él todos los días. Por otra, que tiene más que
ganar de lo que se imaginaba, cuando le sirve a Él.
EN BUSCA DE LA PROMESA
Le vaya decir cómo llegué a escribir este libro. En
1985, cuando tropecé por vez primera con las
enseñanzas de jesús sobre la recompensa en los
cielos, quedé perplejo. Lo que Él estaba diciendo
12
Una mirada a las estrellas
parecía contradecir mucho de lo que siempre me
habían enseñado y había creído.
Entonces comencé una búsqueda intensiva de
la verdad, a partir de cuanto versículo bíblico ha-
blara del tema de la recompensa eterna. Estudié
obras teológicas y eruditas. Pasé horas pensando
en lo que jesús parecía estar diciendo con tanta
urgencia. Yme convencí de que los que andan en
una búsqueda espiritual en el mundo entero, in-
cluyendo entre ellos millones de seguidores de
jesús, habían extraviado una verdad de gran im-
portancia y promesa, y era hora de recuperarla.
Cinco años de profundo estudio y doce grue-
sas carpetas más tarde, mis hallazgos llenaban los
anaqueles de mi estudio.
Un día recibí una llamada del doctor Earl Rad-
macher, presidente del Seminario Western, en
Oregón, quien me invitó a presentar mi material
en un curso posgraduado de una semana en el se-
minario. Acepté, pero solo después de que él me
prometió reunir un panel de eruditos distingui-
dos, en el que estuvieran incluidos algunos que
también hubieran estado estudiando el tema de
las recompensas, para que oyeran las clases y eva-
luaran cada una de mis palabras.
13
Una vida recompensada por Dios
Una mirada a las estrellas
Jesús parecía
contradecir mucho
de lo que yo siempre
había creído.
Construiremos
visión más grande y
verdadera posible
sobre toda su vida.
Cuando todos los demás
vacilaron en responder, él nos
dio su respuesta: «Todos ellos
creían fervientemente en las
cuidadosamente la
recompensas eternas y tenían
la esperanza de recibirlas».
Hacia el final de la semana,
observé un cambio. Aquella
habitación repleta de expertos
estaba pasando menos tiempo debatiendo y más
tiempo respondiendo de forma personal al mate-
rial. Una tarde, uno de los participantes de más
edad me tomó y me llevó a un lado. «Yo creía que
Dios me había traído aquí para aprender más
acerca de las recompensas eternas -me dijo-,
pero estaba equivocado. Me trajo aquí para cam-
biarme el corazón; salgo de aquí como un profesor
transformado».
En el último día, le pregunté al grupo: «¿ Están
convencidos de que esto que hemos estado ense-
ñando sobre las recompensas está de acuerdo con
lo que enseñó Jesús? »
«Estamos convencidos» -me contestaron. Y
nunca he vuelto a mirar atrás.
Varios meses después, en una mañana de abril,
atravesé el recinto del seminario, cargado con mis
materiales de enseñanza, llegué al salón de confe-
rencias, donde se hallaban algunas de las personas
más brillantes que yo hubiera conocido jamás: los
directores de los departamentos de griego y he-
breo, historiadores de la Iglesia, maestros de Biblia,
seminaristas y pastores de di-
versas denominaciones.
Di mis clases todas las ma-
Lo que afirmaba ñanas durante cuatro horas.
Cada tarde, un grupo especial
de expertos se reunía en el
hogar del doctor Radmacher
y debatía punto por punto.
Un día, un historiador de
la Iglesia procedente de Rumania nos aseguró que
lo que estábamos estudiando no era una teología
nueva; había formado parte de las creencias yen-
señanzas cristianas desde el siglo primero. Para
apoyar su afirmación nos preguntó: «¿ Qué tienen
en común los grandes personajes de la historia de
la Iglesia, como Agustín, Lutero, Calvino, Wesley
y Spurgeon?»
14
15
Una vida recompensada por Dios
LAS DOS LLAVES
En las próximas páginas encontrará por sí mismo
los hallazgos que exploramos aquella semana en el
Seminario Western. Tanto si está familiarizado con
las enseñanzas de jesús acerca de las recompensas
eternas, como si se está tropezando con ellas por vez
primera, lo animo a que lea con gran expectación.
Lo esperan unos importantes hallazgos espirituales.
A partir de afirmaciones hechas por jesús,
construiremos cuidadosamente la visión más
grande y verdadera posible sobre toda su vida.
Vamos a usar un buen número de palabras fami-
liares, como cielo, tesoro, obras y fe. Le ruego que
tenga paciencia mientras buscamos ideas escondi-
das debajo de estas etiquetas tan familiares.
Las enseñanzas de jesús nos muestran que hay
dos llaves que lo deciden todo con respeto a su
eternidad.
La primera llave es la de sus creencias. Abre el
candado de la puerta que da a la vida eterna y de-
termina dónde va a pasar usted la eternidad.
La segunda llave es la de su conducta. Abre el
candado de la puerta que da a las recompensas y de-
cide la forma en que usted va a pasar la eternidad.
16
Una mirada a las estrellas
Esta segunda llave es la que enfoca Una vida
recompensada por Dios. Aunque el papel de la con-
ducta (también usaremos palabras como acciones
u obras) no es más importante para su futuro que
sus creencias, en los últimos tiempos ha sido más
pasado por alto. Y lo que promete el redescubri-
miento de las verdades que libera es enorme, en
especial para los seguidores de jesús.
De hecho, cuando haya terminado de leer, va a
mirar la vida diaria de una forma drásticamente dis-
tinta. Unas decisiones tan sencillas como la forma de
usar el tiempo yel dinero, se van a convertir en opor-
tunidades para recibir grandes promesas. Ycomen-
zará a vivir con una inconmovible certeza de que
todo cuanto haga hoy va a importar para siempre.
RUMORES SOBRE BALLENAS AZULES
En La oración de Jabes, el primer libro de esta serie,
aprendimos que Dios quiere que le pidamos su ben-
dición, y que nos conceda una influencia o «territo-
rio» mayor en este mundo. El libro siguiente, Secre-
tos de la vid, señalaba que jesús quiere nuestro terri-
torio a fin de producir una gran cosecha de buenas
obras para Él.
17
Una vida recompensada por Dios
En Una vida recompensada por Dios le quiero
mostrar cómo la cosecha que usted produzca va a
tener un impacto directo en
su experiencia en la eterni-
dad, y cómo esa verdad puede
Comenzará a vivir hacer hoy mismo que su vida
con una inconmovible sea mejor.
certeza de que todo Admito que en un tema
cuanto haga hoy va a como la eternidad, debemos
importar para proceder con detenimiento y
siempre. humildad. Somos como rena-
cuajos intercambiando histo-
rias sobre ballenas azules. O como un gemelo en
el seno materno, tratando de convencer a su her-
mano de que solo es cuestión de tiempo antes de
que ambos comiencen a respirar aire y montar bi-
cicleta.
Por fortuna para todos nosotros, Dios envió a
su Hijo desde el cielo para que nos ayudara a ver
toda la verdad. Si estamos dispuestos a que sus pa-
labras nos sorprendan, perturben e incluso nos
dejen perplejos, nuestras esperanzas de llevar una
vida que Él recompense van a mejorar, y a partir
de ahora mismo.
18
2
EL ENLACE
INDESTRUCTIBLE
Porque el Hijo del Hombre vendrá
en la gloria de su Padre con sus ángeles,
y entonces pagará a cada uno
conforme a sus obras.
JESÚS, EN MATEO 16:27
U
n parpadeo
Eso es lo primero que va a notar: senci-
llamente, no habrá transición alguna.
No habrá un puente entre lo temporal y lo eterno.
No habrá un despertar poco a poco. No habrá eso
de ir caminando hacia el cielo a través de un largo
corredor de luz (donde usted podría, por ejemplo,
pensarse de nuevo el rumbo que lleva y decidirse a
19
La mayoría
de la gente se
imagina la eternidad
como una de las
carreteras del oeste
de Texas: llana,
larga y mon6tona.
Una vida recompensada por Dios
regresar). No habrá un instante libre para decidir
que sí, que por fin es hora de tener en cuenta lo
dicho por Dios.
Va a ir de un instante a otro. En un instante, la
tierra; en el siguiente, la eternidad...
Un parpadeo.
y después, ¿qué?
Si usted es como la mayoría de la gente, se ima-
ginará la eternidad como algo semejante a una ca-
rretera del oeste de Texas: llana, larga y monótona.
Lo que espera es que después de su muerte, todos
los grandes sucesos de su vida queden atrás.
Pero jesús revela algo totalmente distinto.
Puesto que es la única persona que ha venido de la
eternidad a la tierra, y des-
pués vuelto a la eternidad, Él
es quien conoce toda la ver-
dad -pasada, presente y fu-
tura- y le puede dar una
perspectiva única. Por ejem-
plo, puede ver su presente
(aquí está, leyendo Una vida
recompensada por Dios), desde
un momento muy lejano en
20
El enlace indestructible
su futuro infinito y decirle con exactitud cómo se
debe preparar para lo que va a venir.
Escuche algo sobre un momento futuro del
que les habló jesús a sus diScípulos:
Porque el Hijo del Hombre vendrá en lagloria
de su Padre con sus ángeles, y entonces
pagará a cada uno conforme a sus obras.
MATEO 16:27
Estaba describiendo una serie específica de
sucesos en el futuro de todo creyente que van a al-
terar nuestra experiencia en la eternidad: Él ven-
drá de nuevo, traerá recompensas, y sus recom-
pensas le serán dadas a «cada uno conforme a sus
obras». Puesto que jesús no ha vuelto aún, pode-
mos llegar a la conclusión de que incluso sus dis-
cípulos siguen esperando en el cielo el suceso que
Él describe en este versículo.
¿Lo sorprende esta noticia?
Si así es, agradecerá lo que aparece a continua-
ción. Para ayudarlo a sacar el máximo de lo que
jesús quiere que sepa acerca de sus recompensas,
vamos a comenzar primero con el cuadro general.
21
Una vida recompensada por Dios
En este capítulo, vamos a separamos del hueco de
la cerradura, dejar que jesús abra la puerta, y obte-
ner una gran vista estilo Vía Láctea sobre el futuro
de todas las personas.
y comprenderá cómo es que se está decidiendo
hoy la larga línea de su futuro con un pequeño
punto llamado «hoy».
La (VERDADERA) LÍNEA DEL TIEMPO
DE SU ETERNIDAD
Si miramos con mayor atención a lo que dijo jesús,
descubriremos que nuestra vida eterna tiene una
línea del tiempo clara y cognoscible donde apare-
cen todos sus sucesos. De hecho, reveló que la
mayor parte de nuestra vida tiene lugar después de
nuestra muerte física.
La línea del tiempo que sigue se centra en su-
cesos que le van a acontecer en el futuro. jesús ha-
blaba con frecuencia de ellos. Yse aplican a usted,
cualquiera que sea su religión o cualesquiera que
sean las decisiones que esté tomando hoy acerca
de sus creencias o acciones.
Tendremos más detalles después, pero por el
momento, piense en la línea del tiempo como un
22
El enlace indestructible
mapa de carreteras hacia su futuro, donde solo
aparecen marcadas las principales intersecciones.
LOS SEIS SUCESOS PRINCIPALES
DE SU VIDA PARA SIEMPRE
l. LA VIDA. Usted fue creado a imagen de Dios para
una vida que tiene un propósito.
Comencemos con el momento presente. Aunque
usted no existía desde siempre en el pasado, sí va
a continuar existiendo para siempre en el futuro.
Entre el nacimiento y la muerte, vive en la tierra
como cuerpo, alma y espíritu Ouan 3:6; 4:23-24;
1 Tesalonicenses 5:23).
2. LA MUERTE. Se muere físicamente, no espiritual-
mente.
Así como el nacimiento es su breve entrada a la
vida en la tierra, la muerte de su cuerpo es su
momento de salida. Sin embargo, puesto que en
usted hay más que la materia orgánica, su vida
como alma y espíritu continúa. La Biblia no
enseña ni la reencarnación, ni la «dormición del
alma». jesús reveló que después de la muerte, el
23
Una vida recompensada por Dios
alma o está con Dios en el cielo, o alejada de Él en
el infierno (Lucas 23:43; 2 Corintios 5:8).
3. EL LUGAR DE DESTINO. Alcanzamos nuestro lugar
de destino después de la muerte, y lo determina lo que
hayamos creído en la tierra.
Su lugar de destino eterno lo decide el que haya
creído enJesús o no mientras estaba aún en esta vida
Guan 3:16-18). En todas sus enseñanzas,jesús solo
identificó dos lugares posibles para la otra vida: el
cielo o el infierno Guan 14:2; Mateo 23:33).
Ambos duran para siempre.
4.l.A RESURRECCIÓN. Recibimos un cuerpo resucitado.
En la eternidad, toda persona va a pasar por una
resurrección corporal Guan 5:28-29), Nuestro
nuevo cuerpo va a ser inmortal; nunca podrá vol-
ver a pasar por la muerte (l Corintios 15). En el
caso de los resucitados para vida, Jesús «transfor-
mará el cuerpo de la humillación nuestra, para
que sea semejante al cuerpo de la gloria suya»
(Filipenses 3:21).
24
El enlace indestructible
5. EL PAGO. Recibiremos nuestra recompensa o retri-
buci6npara la eternidad, según lo que hayamos hecho
en la tierra.
Aunque su destino eterno se basa en sus creencias,
la forma en que usted pase la eternidad se basa en
su conducta mientras está en la tierra. Tanto cre-
yentes como no creyentes serán juzgados por
Jesucristo en unos sucesos llamados el y el
«gran trono Guan 5:22; 2 Corintios 5:10;
Apocalipsis 20:11-15). Los resultados determina-
rán su grado de recompensa en el cielo o retribu-
ción en el infierno (Mateo 11:21-22; 23:14).
6. LA ETERNIDAD. Viviremos para siempre en la pre-
sencia oausencia de Dios, recogiendo las consecuen-
cias de nuestras creencias y acciones en la tierra.
Jesús enseñó que a todos nos espera una existencia
eterna. Los que le hayan rechazado «irán al castigo
eterno», mientras que los que le hayan escogido
experimentarán una vida eterna en la presencia de
Dios (Mateo 25:46). La eternidad que Jesús revela
no es una simple existencia o estado mental, sino
una vida real en un lugar también real.
25
toma ciertas
Su futuTO contiene
grandes promesas
de realización
Una vida recompensada por Dios
Si usted está familiarizado con lo que dice la
Biblia acerca de los sucesos futuros, habrá notado
que no hemos incluido algunos, como el Arreba-
tamiento, la Segunda Venida de Jesús, la Tribula-
ción y el Reino. Esto se debe a que hemos tratado
de describir una visión amplia de los sucesos que
todos vamos a experimentar.
HAGA LA CONEXIÓN
Hasta este rapidísimo recorrido por la eternidad
basta para mostrarle lo mucho que está en juego
en lo que tiene usted por delante. Está claro que,
segúnJesús, su futuro contiene grandes promesas
de realización y recompensas... si usted toma cier-
tas decisiones ahora.
Yesto nos lleva a una conexión que muchos
no alcanzan a ver. Tal vez usted ya la haya visto.
Si mira los seis sucesos principales de su vida
para siempre en función de causa y efecto, notará
que su vida de ahora está causando un impacto di-
recto en todo lo que le va a suceder después de
morir. Entre su vida en la tierra y todos los suce-
sos posteriores de su vida hay una conexión invi-
sible que va en un solo sentido.
26
El enlace indestructible
Yo describo esta conexión crítica llamándola
«la Ley del Enlace Indestructible»:
Sus decisiones terrenales tendrán consecuencias
directas sobre su vida en la eternidad.
Piense en esta Ley del
Enlace Indestructible como la
ley de gravedad: siempre pre-
sente, siempre funcionando,
aun cuando usted no la pueda
ver, e incluso aunque no crea
en ella. Las decisiones que
y recompensas...
usted tome en su vida no se
desvanecerán cuando usted si usted
muera. Son importantes. Y
seguirán siendo importantes decisiones ahora.
durante toda la eternidad.
Cuando estudiamos los sucesos de nuestra
línea del tiempo, vemos que en realidad hay dos
conjuntos de consecuencias (las describí en el ca-
pítulo I llamándoles «llaves»):
• Nuestro destino eterno es consecuencia de
lo que creamos en la tierra.
27
puede cambiar su
futuro a partir
de una pequeña
decisión.
Una vida recompensada por Dios
• Nuestra compensación eterna es consecuen-
cia de la forma en que nos conduzcamos en
la tierra.
Yo crecí comprendiendo solo parte de lo que"
muestra este enlace. Sabía que lo que creyera en la
tierra afectaría al lugar donde pasaría la eternidad.
En cambio, daba por sentado que mis acciones
(una vez resuelta la cuestión de mis creencias) no
tendrían consecuencias directas sobre lo que sería
~ el cielo para mí. Como podrá
ver, aplicaba el enlace a mi fe,
Jesús vino para pero no a mis acciones.
mostrarle cómo Déjeme preguntarle una
cosa: ¿Cree que sus decisio-
nes de hoy están enlazadas
con lo que usted va a experi-
mentar en la eternidad?
Lo que he observado es
, que en todo el mundo las personas se pueden divi-
dir en dos grupos con respecto a esta cuestión. Uno
de los grupos insiste en las consecuencias de las
creencias sobre el futuro eterno de la persona,
mientras tiende a reducir al mínimo la importancia
28
El enlace indestructible
de las obras. El otro insiste en las consecuencias
de las buenas obras sobre el futuro eterno de la
persona, mientras tiende a reducir al mínimo la
cuestión de las creencias.
Cada uno de estos dos grupos tiende a menos-
preciar al otro y, lamentablemente, solo ve una
parte del cuadro general.
De acuerdo con su experiencia, ¿le parecen
ciertas estas observaciones?
Permítame preguntarle: ¿Cuál consecuencia
del enlace se habría podido esconder de su vista
dentro de su manera de pensar?
Piense en lo que podría significar para usted el
redescubrimiento de la conexión entre su vida de
ahora y su vida en la eternidad. Si sus acciones de
ahora tienen el potencial necesario para afectar de
forma radical su eternidad, ¿acaso esto no cambia-
ría de forma drástica su manera de pensar sobre su
vida, sobre Dios, sobre lo que usted decidirá hacer
dentro de un minuto?
Jesús quiere que sepa que las consecuencias
positivas de sus acciones y creencias de hoy pue-
den cambiar su eternidad de formas asombrosas y
29
Una vida recompensada por Dios
maravillosas, y que Él no quiere que desperdicie
ni un minuto más creyendo algo distinto.
Usted no necesita preguntarse ni preocuparse
acerca de lo que le podría esperar al otro lado del
último latido de su corazón. En su gran misericor-
dia, Jesús vino de la eternidad a la tierra para que
usted pudiera saber con exactitud qué consecuen-
cias tendrán allí sus acciones y creencias.
y porque Él vino, no tenemos por qué pensar
que la eternidad contiene una amenaza, sino solo
una gran promesa.
EL PUNTO YLA LÍNEA
Le quiero mostrar una figura que lo ayudará a
mantener siempre presente en su pensamiento la
realidad del enlace indestructible mientras toma
sus decisiones diarias.
A continuación verá un punto y una línea. El
punto es pequeño y se limita a un pequeño lugar.
La línea comienza en un lugar, y después sigue a
lo ancho de la página. Imagínese que la línea se
sale de la página y sigue avanzando y avanzando,
sin tener fin.
• - - - - - - - - - - - - - - I I ~ ~
30
El enlace indestructible
El punto representa toda su vida aquí en la tie-
rra. Para la mayoría de nosotros, esto significa
unos setenta años.
La línea representa su vida después de la muerte
en la eternidad. Esta es para siempre.
Como vimos en nuestra línea del tiempo, las
enseñanzas de Jesús sefialan que lo que sucede den-
tro del punto determina todo lo que suceda en la
línea. Incluso una pequefia decisión en el punto
puede tener por resultado una consecuencia corres-
pondiente de unas proporciones asombrosas dentro
de la línea.
Cada vez que mis oyentes
captan esta imagen mental, su ~
reacción es inmediata e in-
tensa. Dicen cosas como estas: Usted no necesita
«Si esto es cierto, el cambio preguntarse ni
que hace en mí es total», o
preocuparse acerca
«No puedo creer que yo haya
de lo que le podrta
preparado el futuro de mis
hijos y mi ancianidad, sin pen- esperar al otro lado
sar siquiera en mi futuro real» del último latido
Un hombre me dijo: «Siempre de su corazón.
he pensado en terminar bien,
31
Una vida recompensada por Dios
pero ahora resulta que la muerte solo es la puerta
donde todo comienza».
¿Se puede identificar con alguna de estas reac-
ciones? ¿Diría que ha estado viviendo para la
línea, o para el punto?
Si me responde que ha vivido para el punto, su
visión de futuro está a punto de mejorar. Jesús vino
para mostrarle cómo puede cambiar su futuro, a
partir de una pequeña decisión.
Solo tiene que preguntárselo a un grupo de
hUéspedes de una cena...
32
3
Lo Q...UE DICE LA BIBLIA
DE LAS RECOMPENSAS
Mas cuando hagas banquete, llama a los
pobres, los mancos, los cojos y los ciegos;
y serás bienaventurado; porque ellos no te
pueden recompensar, pero te serd recompen-
sado en la resurrección de los justos.
JESÚS, EN LUCAS 14:13-14
S
ucedió en un día de reposo. Jesús había sido
.
invitad.o, junto con una diStingUida.lista..de
huéspedes al hogar de un líder prominente
(Lucas 14: 1). Mientras los hUéspedes iball bus-
cando su lugar, Jesús los observaba mientras se
apresuraban a conseguir los mejores asientos.
De repente, ofreció un consejo que no le ha-
bían pedido:
33
lamente.
otra cosa ea
Aquella JtOC1te,
Jesús tenía
Una vida recompensada por Días
Ve y siéntate en el último lugar.... Porque
cualquiera que se enaltece, será humillado; y
el que se humilla, será enaltecido.
vv. 10-11
En todo el salón, los que andaban haciendo jue-
gos de poder titubearon. Pero jesús no había termi-
nado. Se volvió al anfitrión y comenzó a instruirlo
sobre una manera mejor de buscar sus hUéspedes:
Dijo también al que le había convidado:
Cuando hagas comida o cena, no llames atus
amigos, ni atus hermanos, ni a tus parientes,
ni a vecinos ricos; no sea que ellos asu vez te
vuelvan a convidar, y seas recompensado.
V. 12
¡Qué momento tan incómodo! jesús le pare-
cía estar diciendo a su anfitrión: ~ La próxima vez,
no invites a toda esta gente que has invitado esta
noche,..
¿Estaba poniendo en duda el buen gusto de aquel
hombre en cuanto a amigos, o su comprensión de la
etiqueta social? Miremos con mayor detenimiento
lo que le dijo después:
34
Lo que dice la Biblia de las recompensas
Mas cuando hagas banquete, llama a los
pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; y
serás bienaventurado.
vv. 13-14
En lugar de criticar a su anfitrión por su gene-
rosidad, jesús le estaba mostrando cómo hacer
para conseguir algo importante -algo más per-
durable que una noche en-
cantadora- a cambio. La pri-
mera indicación que encon-
tramos sobre ese algo se halla
en la palabra bienaventurado.
¡Bienaventurado! Todos
conocemos ese sentimiento.
Mi familia lo experimentó un
día cuando nos salimos de la
carretera para almorzar, y de-
cidimos pagarle el almuerzo a un viajero sin hogar
que estaba sentado fuera del restaurante. Cuando
mi hija le presentó la hamburguesa con queso más.
grande que habia en el menú, él le sonrió lleno de
felicidad con una sonrisa sin dientes, y adquiri-
mos un nuevo amigo.
Una vida recompensada por Dios
Aún recuerdo cómo me sentía mientras regre-
sábamos a la carretera interestatal. Totalmente re-
compensado. Con una sensación general de calor.
Sí, jesús tenía razón. Las bendiciones vienen real-
mente cuando uno hace buenas obras a favor de
quienes no se las pueden pagar.
Pero no es eso de lo que Él estaba hablando.
Aquella noche,Jesús tenía otra cosa en mente.
Lo QUE JESÚS DIJO DESPUÉS
El resto de lo que dijo jesús nos lleva al corazón
mismo de las enseñanzas de la Biblia acerca de las
recompensas:
y serás bienaventurado; porque ellos no te
pueden recompensar, pero te será recompen-
sado en la resurrección de los justos.
V. 14
Era imposible que alguno de los que estaban
en aquel salón no comprendiera la asombrosa re-
velación de jesús: Dios nos va a pagar por nuestras
buenas obras después de que hayamos muerto. Esto
contradice lo que cree la mayor parte de la gente
hoy, y lo que creían todos los que se hallaban en
36
Lo que dice la Biblia de .las recompensas
aquel salón: que Dios solo recompensa en la tierra
a las personas por el bien que hacen en esta vida.
jesús reveló algo totalmente opuesto. Sus pa-
labras muestran que cuando usted haga una buena
obra a favor de una persona que no le pueda pagar:
1. Va a recibir el pago.
2. Su pago llegará en la otra vida.
3. Cuando lo reciba, será bienaventurado.
Por supuesto, Dios nos bendice aquí en la tie-
rra, por su gracia y bondad inmerecidas. También
es posible que nos dé recompensas temporales
por haber tomado unas decisiones correctas o ha-
berle servido fielmente aquí y ahora. Pero las re-
compensas que jesús revela en esta historia -yde
las cuales es de las que más habla- son distintas.
Constituyen la respuesta garantizada de Diosa
una acción concreta por parte nuestra que va ase-
guir afectando a nuestra vida en la eternidad.
Estas recompensas no vienen de que pidamos,
sino de que hagamos, y no vienen ahora, sino des-
pués de la muerte.
No darse cuenta de estas diferencias equivale a
prepararse para la desilusión. Usted se encontraría
37
Las recompensas
deJesús comienzan
con algo que usted
haga hoy.
Una vida recompensada por Dios
haciéndose preguntas como estas: Sirvo a píos de
todas las formas que sé. Entonces, ¿por qué mi fami-
lia tiene tantos problemas econ6micos? ¿Acaso será
que Él no se da cuenta, ono le importa? Amigo, Dios
sí se da cuenta y sí le impona. Pero lo que no pro-
mete es que trabajar para Él ahora siempre vaya a
tener por consecuencia unas ganancias recibidas
de Él también ahora.
De hecho, las recompensas sobre las cuales
jesús quería que supiéramos más usted y yo no lle-
gan ahora. Lo dijo en su primer sermón, y se lo
dijo de nuevo a un salón repleto de sabelotodo re-
ligiosos que iban a cenar...
Sus recompensas eternas vienen más tarde, y
comienzan con algo que usted hace hoy.
¿QUÉ QUISO DECIRJESÚS AL HABLAR
DE RECOMPENSA?
Es interesante que la Biblia use dos palabras dife-
rentes para describir la recompensa de jesús.
La palabra griega usada en las enseñanzas de
jesús en Lucas 6 es misz6s. Literalmente significa
sueldo: «Gozaos en aquel día, y alegraos, porque
38
Lo que dice la Biblia de las recompensas
he aquí vuestro mísz6s [sueldo] es grande en los
cielos» (Lucas 6:23).
Jesús usó la misma palabra más tarde al hablar
de los sueidos terrenales: «Llama a los obreros y
págales el misz6s [sueldo]» (Mateo 20:8). YPablo
le dijo a Timoteo: «Digno es el obrero de su misz6s
[sueldo, salario]» (l Timoteo 5:18).
Todos los que oyeron aJesús, comprendieron
con exactitud lo que quería
decir: «Cuando ustedes tra-
bajan en la tierra, su patrono
les da su misz6s. Y cuando
trabajan para mí, yo también
les pago su sueldo».
Él nunca describió su re-
compensa como una propina
dada por caridad (<<Aquí tie-
nes un poco de dinero extra... ») , o una muestra de
gratitud (como ~ n a placa entregada por treinta
afios en la fábrica). Lo llamó «sueldo», algo que
uno gana como consecuencia de algo que hace.
La segunda palabra usada para hablar de la re-
compensa en los cielos aparece en el relato sobre
la cena que aparece en este capítulo. Aquí usó una
39
Una vida recompensada por Dios
Lo que dice la Biblia de las recompensas
describi6
Jesús nunca
su recompensa
dada po,r caridad.
hizo por Él. Si piensa que Dios lo va a recompensar
solo por los actos grandiosos de sacrificio personal, y
no por los actos diarios de amor, recuerde que Jesús
dijo: «y cualquiera que os diere un vaso de agua en
mi nombre... no perderá su recompensa [miszós,
sueldo] (Marcos 9:41).
¿Ha oído y aceptado la
asombrosa promesa de Jesús?
No hay obra alguna hecha por
Dios que pase inadvertida o
sin recompensa. Ni un vaso
de agua, ni una oración en como una propina
medio de la noche.
RETRATO DE UNA VIDA
Hace poco visité a una anciana llamada Vera, que
,estaba confinada a su lecho.
-Me desaliento tanto aquí acostada todo el
día, doctor Wilkinson -me dijo-. En realidad
no puedo hacer por Dios nada más que orar.
-¿Ora usted mucho? -le pregunté.
Vera pensó por un instante antes de contes-
tarme: -Más o menos medio día, supongo. Y
parte de la noche también.
LUCAS 14:14
y serás bienaventurado... pero te será recom-
pensado {antapodozésetai forma de antapo-
dfdomi] en la resurrección de los justos.
palabra compuesta, una forma del verbo antapodf-
domi. Ant'apó significa «en y dfdomi sig-
nifica dar. Al combinarlas dan antapodfdomi, verbo
que significa «dar en o simplemente,
«pagar».
Jesús también usó un término muy similar en su
famosa historia acerca del Buen Samaritano, que se
detuvo para ayudar al viajero a quien los salteadores
habían golpeado y robado. Cuando el samaritano
se llevó al herido a una posada cercana, le dijo al po-
sadero: «Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo
te lo pagaré [apodoso, forma de apodidomi, pagar,
devolver] cuando (Lucas 10:35).
Estos dos verbos similares, antapodfdomi y apo-
dfdomi, llevan la idea de un sueldo a un territorio
más sorprendente aun. Jesús dice que cuando Dios
use con usted el verbo apodfdomi, lo estará recom-
pensando en una medida plena por cuanto usted
40 41
de valor eterno,
de las que se
dacuema.
Tal vez usted esté
haciendo mds cosas
Una vida recompensada por Dios
Yo le di ánimo, recordándole que Jesús decía
que la oración en privado es tan valiosa para Dios,
que dU Padre que ve en lo secreto te recompen-
sará en p ú b l i c o ~ (Mateo 6:6).
Tal vez a usted le pase como a Vera, que está
haciendo más cosas de valor eterno, de las que se
da cuenta. Entonces, ¿qué aspecto tendría el re-
trato de una vida que Dios recompensa?
En ningún lugar presentaJesús una lista exhaus-
tiva de las acciones que Él va a recompensar. Sin
embargo, he observado en culturas del mundo
entero que la gente sabe por instinto lo que es
una buena obra: un acto que uno realiza a favor
de alguien, que satisface una necesidad y le da
honra a Dios. En Secretos de la vid vimos lo
mucho que Dios quiere este tipo de fecundidad
en la vida de todos, y trabaja
por lograrlo. Jesús les dijo a
sus discípulos: «En esto es glo-
rificado mi Padre, en que lle-
véis mucho fruto» Ouan 15:8).
En las ensedanzas de Jesús
yen el resto del Nuevo Testa-
mento hallamos una intensa
42
Lo que dice la Biblia de las recompensas
imagen de la vida que Dios recompensa. Para ayu-
darlo a recordar este retrato, he hecho una lista de
siete aspectos. Vera es un buen ejemplo del pri-
mero:
l. Dios lo recompensará por buscarlo a través de
actos espirituales como ayunar y orar (Mateo
6:6; Hebreos 11:6).
2. Dios lo recompensará por someterse a su pa-
trono como fiel administrador (Mateo 24:45-47;
Efesios 6:8; Colosenses 3:22-24).
3. Dios lo recompensará por negarse a sí mismo
para servirle (Mateo 16:24-27).
4. Dios lo recompensará por servir a los necesita-
dos en su nombre (Marcos 9:41).
5. Dios lo recompensará por sufrir por su nombre
y reputación (Lucas 6:22-23).
6. Dios lo recompensará por los sacrificios que haga
por Él (Lucas 6:35). De hechoI Jesús dijo que toda
persona que se sacrifique para seguirle va a ser
recompensada al ciento por uno (Mateo 19:29).
7. Dios lo recompensará por compartir su tiempo.
talento y tesoros con el propósito de extender
su Reino (Mateo 6:3-4; 1 Timoteo 6:18-19).
43
voluntariamente
para Él.
Nopodfa creer
que quisiera

por aquello que ya
estaba
Una vida recompensada por Dios
Al leer esta lista, es probable que encuentre as-
pectos en los cuales ya le ha dado la prioridad a
hacer lo que Dios promete recompensar. O tal vez
lea la lista y se sienta desanimado: Esto parece la
descripción de un supersanto al estilo de Billy
Graham, o la Madre Teresa. ¿Cómo es posible que
gane alguna recompensa alguien como yo?
Permítame que lo tranquilice. En las próximas
páginas, va a ver que todas las personas que hay
en la tierra, cualesquiera que sean sus circunstan-
cias o capacidades, tiene igual oportunidad de
agradar a Dios y escuchar su «Bien, buen siervo y
fiel» (Mateo 25:21).
LA PRERROGATIVA DE DIOS
He observado que las personas que están descu;.
briendo estas cosas por vez primera reaccionan
con unos sentimientos muy diversos. Hay quienes
sienten una intensa gratitud; otros, un estallido de
expectación. Pero otros me dicen que les cuesta
creer lo que están oyendo. Dicen: «Pero si yo no
merezco recompensa alguna•. Obien: «Si ya voy a
pasar la eternidad con jesús en el cielo, ¿para qué
habría de querer o necesitar algo más?
44
Lo que dice la Biblia de las recompensas
Comprendo esos senti-
mientos. Yo mismo los tuve
cuando exploré este tema la
primera vez. De hecho, no es-
tuve de acuerdo con el plan de
Dios en absoluto. Había traba;.
jado para Dios con toda felici-
dad durante años. No podía
creer que quisiera recompen-
sarme por aquello que ya estaba haciendo volunta-
riamente para Él. Al fin y al cabo,Jesús murió por
mí. Servirlo era lo menos que podría hacer yo por Él.
Dos pasajes de los evangelios me ayudaron a
comenzar un cambio de pensamiento:
• En Lucas 17:10,jesús les dijo a sus discípu-
los: «Así también vosotros, cuando hayáis
hecho todo lo que os ha sido ordenado,
decid: Siervos inútiles somos, pues lo que
debíamos hacer,
Este pasaje muestra que, por encima de todo,
tengo el deber y el privilegio de servir a Dios. Si
jesús me lo agradece, es porque Él es bondadoso y
generoso, y no porque me lo merezca.
45
cara a cara.
Es necesario que
ti que ~ acuca
aDios crea que...
Una vida recompensada por Dios
• En Mateo 20:1-16, Jesús contó una pará-
bola acerca de unos trabajadores que traba-
jaron diferentes cantidades de tiempo, pero
recibieron todos el mismo salario. Al final
del día, cuando los que habían trabajado el
día entero pusieron en duda la justicia del
terrateniente, él les dijo: ~ ¿ N o me es lícito
hacer lo que quiero con lo mío? ¿Otienes tú
envidia, porque yo soy bueno?» (v. 15).
Este segundo pasaje me recuerda que Dios
puede ser tan generoso como Él quiera con lo que
le pertenece. Si yo no estoy de acuerdo con su
asombrosa bondad, tal vez sea porque me falta
bondad en mi propio corazón.
Entonces, un día me volví a encontrar con un
conocido versículo que cambió de una vez por
todas mi forma de pensar en este asunto.
LE PRESENTO AL GALARDONADOR
Hallará este versículo en Hebreos, metido dentro
de un pasaje que habla de los héroes que agrada-
ron a Dios con su fe. Dice el escritor: «Pero sin fe
es imposible agradar a Dios; porque es necesario
46
Lo que dice la Biblia de las recompensas
que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que
es galardonador...• 01:6).
Si busca la palabra galardonador en griego, se
va a asombrar de lo que va a descubrir. La palabra
usada aquí no es ni miszós ni el verbo apodídomi,
sino una rara combinación de ambas. De hecho,
Hebreos 11:6 es el único versículo de la Biblia
donde la va a usar para describir a una persona
Dios es el miszapodótts: el recompensador que lo
recompensa pagándole su sueldo.
Como ve, Dios decide recompensar, porque
esto es una expresión de su generosa naturaleza. Su
plan para recompensar, como su provisión para sal-
var, es una manifestación de su asombrosa gracia.
y no hay otra forma de pensar en esto. La Bi-
blia dice que si usted quiere agradarle, debe creer
que «le hay,., pero también
debt creer algo más. Que su
Dios «es galardonador».
Hoy, esto exige fe. Pero
en el próximo capítulo lo lle-
vará a un día en su futuro en
el cual Jesús se lo demostrará es galardonador.
47
propia ceremonia
de entrega
de premios en
la eternidad.
4
AQ..UEL DÍA
Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo
el juicio dio al Hijo, para que todos honren al
Hijo como honran al Padre.
JESÚS, EN JUAN 5:22-23
.Se ha sentado alguna vez con los ojos pega-
< dos a la televisión, v i ~ n d o ~ a s c.eremonias de
entrega de los premiOS ohmplcos mientras
le corren las lágrimas por el rostro?
Yo lo he hecho. En estas escenas hay algo
especial que conmueve el corazón de las personas.
Su atleta favorito sube los escalones de la pla-
taforma de los ganadores, su himno nacional se
oye en todo el estadio y la bandera de su nación
ondea en el lugar de distinción. Sus años de sudor
48
Aquel día
y sacrificio han dado fruto. Ha terminado la
carrera, y ha ganado.
Ahora, mientras aplauden miles de personas,
un oficial de las Olimpíadas le pone una medalla
al cuello.
Un día, usted y yo vamos a tener nuestra pro-
pia ceremonia de entrega de premios en la eterni-
dad. Los cielos resonarán con la alabanza y la cele-
bración. Habrá testigos de todas las naciones y las
generaciones, que observarán con ardiente emo-
ción. Hasta los ángeles se detendrán...
Porque nuestra carrera de
la fe habrá terminado. Habrá
llegado nuestro momento de U d d
n fa, uste y
subir a la plataforma para re-
'b' yo tendremos nuestra
Cl H nuestra recompensa.
En ese día, ¿quién cree
usted que va a ser nuestro
juez y galardonador?
El mejor juez sería una
persona que comprendiera lo
que es la justicia total desde la perspectiva del cielo,
pero que supiera también lo que es vivir en el calor,
el polvo y el desaliento de la vida cotidiana.
49
Una vida recompensada por Dios
Esa persona solo podría ser jesús. La Biblia dice
que Él fue «tentado en todo según nuestra seme-
janza, pero sin pecado» (Hebreos 4: 15). Yde hecho,
dice también que será nuestro juez. El propio jesús
les anunció a sus discípulos que Dios le había dado
la autoridad para juzgar:
Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo
el juicio dio al Hijo.
JUAN 5:22
Pablo, pensando de antemano en su propia
ceremonia de entrega de premios, escribió: «Por
lo demás, me está guardada la corona de justicia,
la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y
no solo a mí, sino también a todos los que aman su
venida» (2 Timoteo 4:8).
¿Espera usted ansioso el momento en que se
encuentre personalmente con su Salvador?
Entonces este capítulo es especialmente para
usted. Vamos a ver con mayor detenimiento el
quinto suceso: el pago.
Comenzaremos dándole una imagen de lo que
va a experimentar cuando comparezca ante jesús
50
Aquel día
para recibir su pago por lo que hizo durante su vida
en la tierra. Recuerde: todos rendiremos cuentas, y
todos recibiremos de Dios una compensación ba-
sada en nuestras obras. Cuando el apóstol Pablo
les escribía a las iglesias, les hablaba de un juicio
en el bema de jesús. El apóstol Juan escribió
acerca de un juicio en un gran trono blanco.
En los próximos minutos, vamos a responder
algunas preguntas importantes acerca de esa
maravillosa ocasión: ¿Cómo va a evaluar jesús lo
que hicimos por Él? ¿Qué podríamos ganar o per-
der? Y, ¿cómo responderemos nosotros?
Nadie escribió con mayor detalle acerca de ese
día, que el apóstol Pablo, tal vez porque él experi-
mentó un avance inesperado de su importancia
un día, estando en la ciudad griega de Corinto...
PABLO ANTE EL BEMA
Pablo llevaba varios meses viviendo en Corinto,
esparciendo allí la buena noticia del Evangelio
cada vez que podía, cuando comenzaron los pro-
blemas. Sus enemigos lo arrastraron hasta los tri-
bunales y lo acusaron de «persuadir a los hombres
a honrar a Dios contra la ley» (Hechos 18:13).
51
Una vida recompensada por Dios
Los eruditos creen que una plataforma elevada
de mármol que aún es visible hoy entre las ruinas
de Corinto es el lugar exacto donde se sentó el ma-
gistrado de la provincia para oír del caso de Pablo.
Esta plataforma recibía el nombre de bema, pala-
bra griega que significa asiento del juicio. Esta
misma palabra se aplicaba al lugar donde se senta-
ban los oficiales en las competencias olímpicas. El
bema representaba autoridad, justicia y recom-
pensa Ouan 19:13; Hechos 25:10-12).
En aquella audiencia, Pablo compareció ante
un magistrado llamado Galión, mientras sus ene-
migos alegaban a favor de que se le castigara. Pero
cuando le llegó el tumo de defenderse, Galión de-
tuvo la audiencia. Ya había decidido que no se
había cometido delito alguno. Pablo quedó en li-
bertad.
Si tenemos en cuenta la tumultuosa vida del
apóstol, el incidente ante el bema de Corinto debe
haber sido algo muy efímero para él.
¿O no lo fue?
Tres años después, Pablo le envió una carta a
la iglesia de Corinto. En ella hablaba de otro
bema, este situado en el cielo. Les decía que todos
52
Aquel día
los seguidores de Jesús tendrían que comparecer
ante él un día:
Porque es necesario que todos nosotros
comparezcamos ante el tribunal de Cristo,
para que cada uno reciba según lo que haya
hecho mientras estaba en el cuerpo, sea
bueno o sea malo.
2 CORINTIOS 5:10
Observe dos frases importantes: Cuando 'Pablo
habla de que «cada uno reciba», está indicando cla-
ramente una recompensa o pago. Y cuando dice
«lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo»,
está limitando la recompensa a las cosas que usted
hizo mientras estaba vivo aquí en la tierra. Como
sabrá, esto se produce en el cielo, después de
morir.
La escena que se desarrolló entre las piedras
de Corinto le dio a Pablo una imagen fascinante,
que quería que la Iglesia de Corinto viera y recor-
dara. Todos nos enfrentaremos al bema, compa-
receremos allí solos, y nuestro juez será el mismo
Jesucristo.
53
Una vida recompensada por Dios
Aquel día
creencias.
No es austed
tampoco sus
aquien se está
probando aquí. No
se están probando
Sabemos por el versículo
anterior que el fundamento
al que se refiere Pablo es
jesús. Cuando juntamos es-
tos versículos, aclaran que
la primera razón de ser del
bema es mostrar. Observe las
palabras clave: se hará mani-
fiesta, la declarará y será re-
velada. En el momento de
rendir cuentas después de que venga jesús (Pablo
lo llama «el día», como hace jesús), todo cuanto
hayamos hecho por Dios quedará llana y total-
mente a la vista.
La segunda razón de ser del juicio ante el
bema es probar nuestras obras:
y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la
probará. Si permaneciere la obra de alguno
que sobreedific6, recibirá recompensa. Si la
obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida,
si bien él mismo será salvo, aunque así como
por fuego.
ROMANOS 14;10, 12
¿Qué quiso decir al hablar de «dar cuenta»?
Una descripción visual de nuestro juicio, que se
halla en 1 Corintios 3, nos da algunas ideas clave
al respecto. En ella, Pablo no describe una plata-
forma, sino un edificio, que representa nuestras
obras, las cuales pasan por la prueba del fuego:
y si sobre este fundamento alguno edificare
oro, plata, piedras preciosas, madera, heno,
hojarasca, la obra de cada uno se hará
manifiesta; porque el día la declarará, pues
por el fuego será revelada; y la obra de cada
uno cuál sea, el fuego la probará,
Porque todos compareceremos ante el tribunal
de Cristo.... De manera que cada uno de
nosotros dará a Dios cuenta de sí.
MOSTRAR y PROBAR
Dos años más tarde, cuando Pablo les escribió a
los cristianos de Roma para darles ánimo, sacó a
relucir de nuevo el bema:
vv. 12-13
vv. 13-15
54
55
para todos.
El fuego hará
la verdad evidente
Una vida recompensada por Dios
Observe que no es a usted a quien se está pro-
bando aquí. No se están probando tampoco sus
creencias, ni su lugar de destino para la eternidad.
Entonces, ¿qué se prueba en el bema? Sus
obras. Lo que usted hizo con su vida perdurará
como el oro, la plata y las piedras preciosas en un
incendio. O bien, arderá como la paja, sin que
quede el menor rastro, por sensibles, deleitosas o
incluso religiosas que hayan podido parecer estas
actividades mientras usted estaba vivo.
Le ayudará a captar la razón de ser de nuestro
«mostrar y probar» en el cielo el que se imagine a
dos seguidores de jesús acercándose al bema. Uno
es un alto líder de la Iglesia, mientras que el otro es
un vendedor ambulante. Comparecen para el jui-
cio, primero uno y después otro. Cada uno de ellos
ve todas las obras que hizo en una alta pila sobre el
altar. Entonces, se prueba la
pila con fuego.
¿Cuál de estos dos va a
entrar en la eternidad con una
recompensa mayor?
La respuesta es que antes
de que todo pase por el fuego
56
Aquel dfa
del bema, no tenemos forma de saberlo. Hasta en-
tonces, solo Dios conoce lo que valen las obras que
cada persona hizo para Él. Por eso Pablo exhortaba a
los cristianos diciéndoles: «Así que, no juzguéis
nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor... y
entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios»
(l Corintios 4:5).
Solo después de la prueba del fuego vamos a
ver por fin cuánto ha significado la vida de una per-
sona para la eternidad. El fuego va a hacer que la
verdad sea evidente para todos. Ycuando lo vea-
mos, estaremos totalmente de acuerdo con el juicio
de jesús, y la recompensa o pérdida que le siga.
EL ORO COMO CRITERIO
Usted se deberá estar preguntando qué hará que
una obra se queme como la paja, o permanezca
como el oro. Es evidente que el fuego tendría que
probar no solo lo que hemos hecho, sino también
cómo y por qué lo hemos hecho.
En el capítulo anterior, pintamos un retrato
para mostrar el aspecto que tiene una vida que
Dios recompensa. Pero jesús dijo que la buena
57
Una vida recompensada por Dios
conducta genuina comienza siempre en el cora-
zón (Lucas 6:43-45).
Piense en las tres pruebas siguientes -saca-
das todas de las enseñanzas de jesús- como el
criterio de oro para evaluar si lo que usted está
haciendo por Dios va a permanecer:
l. La prueba de la relación. Tal vez sea para usted
un alivio saber que la vida que Dios recompensa
no tiene que ver con la actuación alejada de una
relación con jesús. De hecho, lo opuesto es lo
cierto. jesús dijo que sus seguidores, a menos que
permanezcan cerca de Él y obedezcan sus manda-
tos, no llevarán «mucho fruto» para Él: «Porque
separados de mí nada podéis hacer» Ouan 15:5).
En el Apocalipsis,]esús elogia a la Iglesia de
Éfeso por sus muchas obras buenas, pero se la-
menta de que no hayan mantenido vivo su amor
por Él. Dice: «Yo conozco tus obras, y tu arduo
trabajo y paciencia.... Pero tengo contra ti, que
has dejado tu primer amor» (2:2,4).
2. La prueba de la motivación. jesús dijo: «Guardaos
de hacer vuestra justicia delante de los hombres,
para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis
58
Aquel día
recompensa de vuestro Padre que está en los
cielos» (Mateo 6: 1). ¿Cuál debe ser nuestra mo-
tivación? Servir a Dios y darle gloria. Incluso
acciones tan corrientes como comer y beber le
pueden dar gloria (l Corintios 10:31). En cam-
bio, nuestras acciones más «religiosas» carecen
de valor alguno si nuestra motivación es levan-
tar nuestro propio ego y nuestra reputación.
3. La prueba del amor. Las verdaderas buenas obras
siempre se centran en un sincero intento por me-
jorar el bienestar de otro. jesús dijo: «Amad,
pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y pres-
tad, no esperando de ello nada; y será vuestro ga-
lardón grande, y seréis hijos del Altísimo; por-
que él es benigno para con los ingratos y malos»
(Lucas 6:35). En su famoso pasaje sobre el amor,
Pablo señala que sin amor, las buenas obras no
benefician a quien las hace: «y si repartiese todos
mis bienes para dar de comer a los pobres, y si
entregase mi cuerpo para ser quemado, y no
tengo amor, de nada me sirve» (l Corintios 13:3).
Aunque es importante recordar que cuanto
hagamos para Dios será juzgado en el bema, no
59
Una vida recompensada por Dios
tenemos por qué sentimos ansiosos sobre si una
obra no va a pasar la prueba del bema a causa de
algo sobre lo cual nunca supimos nada. Jesús no
utilizará en el juicio criterio alguno que no haya
revelado con claridad en las Escrituras, y no nos
haya dado por su Espíritu el poder suficiente para
cumplirlo (2 Pedro 1:2-4).
Entonces, ¿qué quiso decir Pablo con las pala-
bras sufrir pérdida?
«¿CÓMO PUEDO 'SUFRIR PÉRDIDA'
EN EL CIELO?»
El pasaje de 1 Corintios 3 que habla de la prueba
del fuego termina con una visión de futuro bas-
tante grave: «Si la obra de alguno se quemare, él
sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aun-
que así como por fuego» (v. 15).
Esta es la parte de nuestro futuro que tan pocos
creyentes que yo conozca han captado jamás:
Cuando comparezcamos ante el bema de Jesús,
podremos sufrir pérdida.
i Qué pensamiento tan sorprendente! ¿Es posi-
ble que un verdadero seguidor de Jesús -aunque
su salvación no esté en peligro en el bema- pueda
60
Aquel día
entrar a la eternidad con pocas buenas obras que
mostrar por todo el tiempo que vivió en la tierra?
Sí. Eso es exactamente lo que podría suceder,
según estos pasajes.
A partir de estos textos se ve con claridad que
usted podría hacer una obra, y después perder la
recompensa por ella. No en balde el apóstol Juan
nos advirtió: «Mirad por vosotros mismos, para
que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino
que recibáis galardón completo» (2 Juan 1:8).
No en balde también, rogaba: «y ahora, hijitos,
permaneced en él, para que cuando se manifieste,
tengamos confianza, para que en su venida no nos
alejemos de él avergonzados» (1 Juan 2:28).
Con todo, la principal razón de ser del bema
no es la pérdida, sino la ganancia. Aunque las con-
secuencias de unas oportunidades no aprovecha-
das y una recompensa perdida nos acompañarán
por toda la eternidad, el pesar o la vergüenza que
pudiéramos experimentar no lo harán. ¿Cómo
puedo estar seguro? Porque la Biblia promete que
«enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos»
(Apocalipsis 21:4).
61
UNA RECOMPENSA PARA GUARDARLA
más: Jesús quiere
que usted se quede
con todo.
Una vida recompensada por Dios
La sorprendente verdad es
que, pase lo que pase en el
bema,jesús no lo va a amar ni
Lo vaya dejar ahora menos ni más por toda la eter-
con una sorpresa nidad, que cuando compró la
vida de usted con su propia
sangre, o que ahora mismo,
mientras lee este libro.
Amigo, únase conmigo y
vivamos con todo el corazón
para un día de celebración, y no de desilusión,
ante el bema. No hay recompensa terrenal que se
pueda comparar al placer de ver un gozo sin obs-
táculos en el rostro de nuestro Salvador mientras
revisa la obra de nuestra vida, y se inclina después
hacia nosotros para favorecernos con la recom-
pensa que Él más nos quiere dar.
En ese momento, cuando jesús nos dé la recom-
pensa por nuestra vida, cuando veamos y com-
prendamos finalmente y por completo todo cuanto
Dios ha hecho por nosotros, en nosotros y por
medio de nosotros -y sepamos plenamente que
62
Aquel día
sin Él no habríamos podido hacer ni una sola obra
elogiable para Él-, nuestra abrumadora respuesta
será gritar para darle gracias y alabarlo.
En ese momento, movido por puro gozo y gra-
titud, usted va a querer caer en adoración a los
pies del Señor jesús y devolverle todo lo que Él le
acaba de dar. Pero lo voy a dejar por ahora con
una sorpresa más.
jesús quiere que usted se quede con todo.
Como veremos en el próximo capítulo, su
plan es que usted disfrute sus recompensas y haga
buen uso de ellas por el resto de la eternidad. La
suposición popular de que vamos a lanzar nues-
tras coronas ante Cristo se basa en una lectura
bien intencionada, pero errónea, de Apocalipsis
4: 10-11. En este texto vemos a un grupo concreto
de ancianos adorando a Dios a base de arrojar sus
coronas a los pies de Él. Sin embargo, el contexto
muestra que estos ancianos no representan a
todos los creyentes. Ylos versículos muestran que
su acto de adoración -lanzar sus coronas- se
repite una y otra vez por toda la eternidad.
Usted también, como esos admirados adora-
dores, ¿querrá responderle a Dios sin reservas una
63
Una vida recompensada por Dios
vez que vea su asombroso poder y su amor? ¡Por
supuesto!
Pero el miszós yel apodídomi de Jesús no son
recompensas momentáneas, sino eternas, conse-
cuencias permanentes de su decisión de servirle du-
rante su breve estadía en la tierra, y prueba eterna de
su amor sin límites. Una de las imágenes más dra-
máticas de las recompensas que permanecen para
siempre es la que aparece en Daniel 12:3: «Los en-
tendidos resplandecerán como el resplandor del fir-
mamento; y los que enseñan la justicia a la multitud,
como las estrellas a perpetua eternidad».
y sus recompensas son suyas también a perpe-
tua eternidad.
Si está pensando que, por maravillosas que pa-
rezcan, no se puede imaginar que necesite o
quiera más recompensa que el cielo mismo, pre-
párese a recibir una sorpresa. En los dos capítulos
próximos, le mostraré a partir de las palabras de
Jesús que las recompensas que usted reciba en el
cielo van a determinar en gran parte lo que usted
haga allí en realidad.
y lo que usted más va a querer hacer en el cielo,
tal vez sea la más grande de todas las sorpresas.
64
5
LA PREGUNTA
DE SU VIDA
Pero no será así entre vosotros, sino que el que
quiera hacerse grande entre vosotros será
vuestro servidor.... Porque el Hijo del Hombre
no vino para ser servido, sino para servir, y
para dar su vida en rescate por muchos.
JESÚS, EN MARCOS 10:43, 45
C
uando usted llegue al cielo, ¿cuál le parece
que va a ser su deseo más poderoso?
Hicieron falta ocho mil hombres para
darme una idea.
Yo formaba parte de una inmensa multitud de
hombres cristianos reunidos en el cavernoso estadio
Silverdome, de Detroit. Cuando terminó de hablar
65
Anhelaremos
desesperGUtannente
hacer algo nnás.
Una vida recompensada por Dios
el orador, el equipo de adoración entró para diri-
gimos en el himno «Santo, Santo, Santo».
Lo que comenzó como una tranquila repeti-
ción, fue aumentando en volumen con cada verso.
Cuando terminamos el himno, comenzamos de
nuevo, esta vez más alto. Finalmente, parecía que
el estadio se estremecía, desde el campo de juego
hasta la grada más lejana, con el sonido de nuestra
adoración.
i Santo, santo, santo! Dios omnipotente,
Siempre el labio mío loores te dará.
i Santo, santo, santo! oo.
Lo cantamos de rodillas. Lo cantamos con los
brazos en alto. Lo cantamos con el rostro echado
hacia atrás y con toda la fuerza de nuestros pulmo-
nes. La adoración siguió y siguió, hasta que todos
perdimos noción del tiempo y las puntas de nues-
tros dedos parecían tocar el borde del cielo. En el
mismo momento en que me parecía que el volumen
iba a hacer estallar el techo del estadio, la arena re-
sonó con unos atronadores aplausos para Dios.
Pensé que aquel hermoso y fuerte sonido se
parecía mucho al cielo.
66
La pregunta de su vida
Yo nunca había ido tan
profundo en mi propia alma
para adorar al Señor. Sin em-
bargo, mientras más profunda
se volvía mi expresión de ado-
ración, más urgido me sentía
por hacer algo más. Hubo un
momento en que me volví a
un amigo y le grité: «Quiero
adorar con mayor profundidad, pero no encuen-
tro ningún lugar donde ir! »
Años más tarde, el sonido de las voces de aque-
llos hombres unidos en alabanza sigue repitién-
dose como un eco en mi memoria. Recuerdo tam-
bién lo que sentí en mi propio corazón aquel día. Y
me puedo imaginar que, cuando esté adorando en
la presencia misma de Dios con una incontable
muchedumbre, lo sentiré cien veces más. Por eso
creo que en el cielo voy a sentir algo parecido a...
la desesperación.
¿Le sorprende la palabra?
Cuando usted y yo comparezcamos ante la
presencia de Dios -conociendo y viendo quién es
Él y todo lo que ha hecho en su soberano poder
67
A Dios
las palabras.
Una vida recompensada por Dios
para llevarnos desde el nacimiento hasta «aquel
día»- derramaremos nuestra gratitud y alabanza
a Él, haciendo gozosos cuanto podamos por sacu-
dir las gradas del cielo.
Pero estoy convencido de que vamos a anhelar
con desespero el poder hacer algo más.
De eso es de lo que habla este capítulo.
Lo QUE USTED VA A ANHELAR
Las palabras y el ejemplo de jesús, junto con mi
experiencia en el Silverdome, me han convencido
de que en el cielo vamos a anhelar servir de una
manera desesperada.
Cuando veamos a nuestro Salvador, seremos
arrebatados en un anhelo consumidor, y tan eterno
como la eternidad, por responderle en amor, y la
adoración y la alabanza no van
a ser suficientes. Querremos
hacer algo por Él.
Piénselo: Cuando usted y
tampoco le bastan
yo amamos a alguien con todo
el corazón, las palabras son
maravillosas y valiosas, pero
nos sentimos llevados a ir
68
La pregunta de su vida
más allá de las palabras y pasar a la acción. Anhe-
lamos dar, ayudar, proteger, servir.
A Dios tampoco le bastaron las palabras.
Amaba tanto a todos los seres humanos de este
mundo, que hizo algo drástico: Dio a su Hijo para
salvarnos Guan 3:16). Yjesús dijo que la mayor
expresión del amor consiste en hacer algo: «Poner
la vida por los amigos» Guan 15:13).
En este capítulo veremos la conexión directa
que existe entre lo bien que administremos nues-
tra vida para Dios en la tierra, y lo mucho que el
Señor nos permitirá en su bondad que lo sirvamos
en el cielo.
LA PREGUNTA DE SU VIDA
Una y otra vez, jesús relató historias acerca de
siervos encargados de cuidar valiosas pertenen-
cias de su amo (por ejemplo, dinero, campos o
viñedos). Hay una palabra que nos ayuda a descri-
bir este papel, y la Biblia la utiliza: mayordomo.
¿QUé distingue al mayordomo del siervo?
Los dos sirven a alguien, los dos tienen una res-
ponsabilidad, y los dos trabajan por un sueldo.
La diferencia está en que el mayordomo ha sido
69
¿La labor encargada
a los mayordomos?
«Negociad entre
Una vida recompensada por Dios
encargado de administrar las propiedades de su
amo. En los relatos de jesús vemos con frecuencia
un esquema: Al siervo/mayordomo se lo encarga
de administrar algo importante para su amo, mien-
tras el amo se halla fuera durante un extenso pe-
ríodo de tiempo.
Imagínese los sucesos clave del servicio de un
mayordomo dentro de una línea de tiempo:
Principio Fin
El El La El La
mayordomo amo se oportunidad amo recompensa
recibe el marcha del regresa del
encargo mayordomo mayordomo
Es fácil identificar el paso en el cual el mayor-
domo tiene la oportunidad de fracasar, o de triun-
far en su misión, y causar un impacto en su
futuro; es su «oportunidad».
jesús contó parábolas acerca de mayordomos por
una razón concreta e importante: Él se iría pronto.
Durante su ausencia, les delegaría el «negocio» de su
reino en la tierra a sus seguidores. Estos recibirían la
70
La pregunta de su vida
misión de emplear su vida en aumentar grandemente
su Reino. En el futuro, regresaría, pediría cuentas y
recompensaría a sus siervos, «a cada uno conforme a
sus obras» (Mateo 16:27).
Si usted es cristiano, se halla en las mismas
circunstancias que los primeros seguidores dejesús.
Su Amo le ha encomendado la misión de admi-
nistrar una propiedad suya. Esa propiedad es su
vida: el conjunto de sus talentos, puntos fuertes,
personalidad e intereses. Su oportunidad consiste
en administrar su vida de tal forma, que cause un
gran aumento en el Reino de su Amo. Él no ha
vuelto aflll, y cada día usted debería responder a
esta pregunta:
¿Cómo voy a administrar lo que mi Amo ha
puesto a mi cuidado?
De hecho, todos los días
usted está respondiendo a
esta pregunta. En las pala-
bras que vamos a ver, est.a
verdad se hace callada, pero
claramente obvia. Tanto si
usted actúa de manera inten- tanto que vengo».
cional según la misión que se
71
Una vida recompensada por Dios
le ha encomendado, como si no, está decidiendo
con sus acciones y actitudes la forma en que va a
administrar para Dios sus oportunidades.
Puesto que nuestro Amo no está físicamente
presente, una buena mayordomía exige fe siem-
pre. Fe en que nuestro Amo es quien Él dijo ser, fe
en que aquello que Él nos pidió que hiciéramos es
importante ahora, y lo será cuando Él regrese, y fe
en que Él va a regresar.
No es de extrañarse que la Biblia use la palabra
fiel más que ninguna otra para describir la con-
ducta de un buen administrador. Pablo dijo que la
primera era prácticamente la definición de la se-
gunda: «Ahora bien, se requiere de los adminis-
tradores, que cada uno sea hallado fiel» (1 Corin-
tios 4:2).
«NEGOCIAD ENTRE TANTO QUE VENGO»
Las dos parábolas más conocidas de]esús sobre la
mayordomía, la de las minas y la de los talentos,
comienzan ambas con gente común y corríehte,
en situaciones también comunes, pero entran
pronto en un territorio sorprendente.
72
La pregunta de su vida
En la parábola de las minas, que aparece en
Lucas 19, un hombre noble debe salir de la ciudad.
Llama a diez siervos, y le da una «mina» (cerca de
tres años de sueldo) a cada uno. ¿La labor encargada
a los mayordomos? «Negociad entre tanto que
vengo» (v. 13).
Cuando el noble regresa, los llama a rendirle
cuentas. El primer siervo le informa que ha inver-
tido la mina que le había dado y se ha multipli-
cado por diez. El amo le responde: «Está bien,
buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel,
tendrás autoridad sobre diez ciudades» (v. 17).
El segundo siervo le informa que ha multipli-
cado su inversión por cinco, y el maestro le da una
recompensa exactamente proporcionada: «Tú tam-
bién sé sobre cinco ciudades» (v.19). Lo notable
aquí es lo que el amo no le dice a este. No le dice:
«Está bien», ni «buen siervo»; ni siquiera «por
cuanto en lo poco has sido fiel». Este nivel infe-
rior de elogio muestra que el Amo sabía que aquel
siervo habría podido hacer más para multiplicar
su mina.
73
tercer siervo.
presente.
Los oyentes se
suelen precipitar
a defender al
Una vida recompensada por Dios
El tercer mayordomo se limita a devolverle la
mina que le ha dado, explicándole que ha guardado
el dinero escondido en un lugar seguro de su casa.
Imagínese su vergüenza cuando el Amo lo
llama «mal siervo» (v. 22), le quita su mina y se la
da al siervo que ya tenía diez. El noble explica su
actuación con una declaración asombrosa: «Pues
yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al
que no tiene, aun lo que tiene se le quitará» (v. 26).
¿Le parece justa la reacción del hombre noble?
Cuando enseño esta parábola, los oyentes se
suelen apresurar a defender al tercer siervo. «¿Acaso
no estaba actuando con cautela? -dicen-o Ade-
más, él no perdió nada». Sin embargo, poco después,
a medida que vamos hablando de la forma en que
tomamos nuestras decisiones
como padres, administradores
o dueños, llegamos a estar de
acuerdo: Invariablemente, le
damos la mayor oportunidad
para el futuro a aquel que ha
demostrado ser el más produc-
tivo con la oportunidad del
74
La pregunta de su vida
Por fortuna para nosotros, la parábola de Jesús
presenta las reacciones de los tres administradores,
y podemos descubrir ideas transformadoras en cada
una de ellas.
UNAS GRANDES EXPECTACIONES
Veamos tres creencias erróneas sobre la mayordo-
mía que son corrientes entre los cristianos de hoy,
con la correspondiente verdad que Jesús quiere
que veamos:
• Pensamos que aunque Dios nos dio nues-
tros dones y talentos, no le molesta que no
les saquemos el mejor partido posible a
todas las oportunidades.
En cambio, la Verdad del primer mayordomo nos
muestra que Dios espera de nosotros que tomemos
los recursos que haya en nuestra vida y los multi-
pliquemos grandemente para su Reino.
• Pensamos que si Dios nos recompensa por
servirlo, su recompensa será un elogio gene-
ral que se podrá aplicar a todos por igual, y no
75
Una vida recompensada por Dios
va a cambiar nuestras oportunidades futuras
en su Reino.
En cambio, la Verdad del segundo mayordomo
es que Dios va a recompensar lo que hagamos para
Él, pero lo va a hacer en proporción directa a lo
mucho que hayamos multiplicado nuestra vida
por Él. SU reacción va a tener un impacto fuerte y
eterno en nuestro futuro.
• Pensamos que si no servimos a Dios con lo
que Él nos ha dado, lo peor que podría suce-
der sería que no recibiéramos recompensa.
En cambio, la Verdad del tercer mayordomo es
que si no usamos lo que Dios nos ha encomendado
cuidar para Él, sufriremos pérdida, tanto de la recom-
pensa en potencia que habríamos podido ganar,
como de la oportunidad de servir a Dios más plena-
mente en la eternidad.
EL HOMBRE DE LAS DIEZ MINAS
Recuerdo el momento en que las radicales con-
secuencias de estas verdades se abrieron paso
en mi mente y mi corazón. Aunque estaba muy
76
La pregunta de su vida
familiarizado con la parábola, nunca me había
preguntado: ¿Soy un mayordomo de diez minas?
Esta pregunta dio inicio a una temporada de
grave reevaluación y cambios radicales en mi vida.
Por fin, logré abrirme paso en la situación. Tomé la
decisión de creer que, puesto que el propósito de
Dios para mí era una vida de diez minas, tomaría
esto como la mejor medida de mayordomía en mi
vida. Me comprometí con Dios a convertirme con
su gracia en un hombre de diez minas para Él.
Pero tal vez en estos momentos usted piense:
No tengo muchos talentos ni oportunidades, así que,
¿cómo le puedo traer a Dios tantas ganancias con mi
vida? Además, ¿significa esto que no voy a tener la
oportunidad de servirlo mucho en la eternidad?
Jesús da una respuesta alentadora en la parábola
de los talentos (Mateo 25:14-30). El relato sigue el
mismo esquema que la parábola de las minas. Esta
vez, a los tres mayordomos se les dan cantidades di-
ferentes de dinero, «a cada uno conforme a su capa-
cidad» (v. 15).
En este caso, dos de los siervos duplican lo
que han recibido. Sin embargo, cuando el amo
regresa, les hace a ambos el mismo elogio y les da
77
Una vida recompensada por Dios
la misma recompensa. ¿Por qué? Porque la recom-
pensa de un siervo se basa en los resultados totales
a la luz de su potencial. El amo les dice a ambos
siervos lo mismo:
Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido
fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo
de tu señor.
VV. 21, 23
De igual forma, Jesús nos recompensará a
usted y a mí a partir de lo que cada uno de noso-
tros hizo con lo que recibió.
¿Es usted costurera, o líder de una nación?
¿Trabajador de fábrica o madre joven? ¿Pastor de
una iglesita de aldea o constructor? Todos los dis-
cípulos tienen ahora la misma oportunidad en
cuanto a productividad, y la misma oportunidad
después en cuanto a una gran recompensa. De
hecho, su futuro es tan prometedor e importante,
como el futuro de la persona mejor dotada de la
historia.
Para Sheila, madre con hijos pequeños, vivir
al estilo de las diez minas ha significado convertir
78
La pregunta de su vida
unas intenciones sinceras en un plan inteligente:
un grupo semanal de amistad para las madres jóve-
nes que luchan y se esfuerzan en su vecindario.
Para Mark, urbanizador de Arizona, vivir al
estilo de las diez minas ha significado redefinir lo
que significa «el negocio». Cada vez ordena mejor
su carga de trabajo para poder pasar la mayor
parte de su tiempo proporcionando servicios de
construcción sin costo alguno a proyectos misio-
neros en América Central.
Para Jennifer, que se quedó ciega a los quince
años, vivir al estilo de las diez minas ha signifi-
cado que sus límites se han convertido en puntos
de partida. Ahora llama a su ceguera «mi difícil
don», y está alcanzando a miles de personas por
medio de la música y de sus conferencias.
Espero que nunca vuelva a pensar en que ser-
vir a Dios con fidelidad consiste en
no pecar demasiado, no hacer nada extraordinario,
o simplemente, no darse por vencido. La verdadera
fidelidad del mayordomo se halla mucho más
cerca de una extraordinaria y sobresaliente actua-
ción empresarial.
79
Una vida recompensada por Dios
La pregunta de su vida
en hacer.
siervo consiste
El lenguaje
de entrega de un
el mundo.
grande como
de]esús es tan
La misión que
usted ha recibido
doce tronos para juzgar a las
tribus de Israel (Mateo 19:28).
Gobernar en el cielo es algo
que no va a tener nada en común
con la corrupción y la manipula-
ción que estamos tan acostum-
brados a ver en las manifesta-
ciones de poder en la tierra.
Cuando desaparezca la maldi-
ción del pecado, y usted y yo seamos restaurados
al propósito para el que fuimos creados, quedare-
mos libres, a fin de que gobernemos para Dios al
máximo de nuestros poderes, mientras solo busca-
mos para nosotros y para los demás el bien mayor.
El hecho de gobernar es también la recom-
pensa por servir que vemos en las parábolas de
Jesús sobre los mayordomos fieles. ¿Ya lo había
observado? En la parábola de la mina, la recom-
pensa más alta por servir era «tener autoridad
sobre diez ciudades» (Lucas 19: 17). Yen la pará-
bola de los talentos, la recompensa es parecida:
«Sobre mucho te pondré» (Mateo 25:21, 23).
Sirva con fidelidad aquí, y gobierne a la per-
fección allí ..
LA RECOMPENSA DEL MAYORDOMO
Comencé este capítulo diciéndole por qué creía
que vamos a anhelar con desesperación servir a
Dios en el cielo. El lenguaje de entrega de un
siervo consiste en hacer. En el cielo, el hecho de
tener más oportunidades para hacer la voluntad
de Dios por medio de un amoroso servicio va a ser
nuestra recompensa mayor.
Exactamente, ¿cuánta oportunidad recibirán
los mayordomos fieles en el cielo? Tanta, que en el
Reino del cielo, que funciona a la inversa de lo que
tenemos en la tierra, la palabra más alta para ha-
blar de servir es gobernar. Podemos rastrear esta
sorprendente inversión hasta el huerto del Edén.
Recuerde que en la creación, Dios hizo tanto al
hombre como a la mujer para
que realizaran una tarea en
particular: servirlo a Él en la
tierra administrando su crea-
ción. Jesús confirmó este pro-
pósito cuando les dijo a sus
disCípulos que su recompensa
en los cielos por haberle ser-
vido aquí, sería sentarse en
80
81
Una vida recompensada por Dios
Amigo, lo exhorto a ver hoy su verdadero lla-
mado y aprovechar la oportunidad que tiene
enfrente mismo de usted. No malgaste un día más,
contentándose con menos. La misión que usted
ha recibido de]esús es tan grande corno el mundo
(Marcos 16:15). Su oportunidad es ahora mismo.
Sírvale con fidelidad en la tierra, y estará maravi-
llosa, plena y perfectamente preparado para hacer
lo que va a anhelar hacer con desespero en el
cielo.
Yen aquel día, oirá]esús le dice desde su cora-
zón: «Bien, buen siervo y fiel... entra en el gozo de
tu señor».
82
6
/'
EL DIOS Q.UE DEVUELVE
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polillay
el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;
sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín
corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
JESÚS, EN MATEO 6:19-20
M
e estaba tornando un descanso durante
una conferencia para familias en un lugar
de Kentucky, cuando se me acercó Will
y se detuvo junto a mi silla. Tendría unos nueve
años. Me preguntó si quería dar algo para un pro-
yecto misionero.
-¿Para qué vas a usar mi dinero? -le pre-
gunté.
Will me enseñó una radio.
-Esta radio funciona con energía solar -me
dijo con orgullo-o Es para gente que vive en la
83
Una vida recompensada por Dios
selva. Pueden escuchar este radio para aprender
cosas y oír hablar de Jesús.
De inmediato decidí hacerle una oferta a Will.
-Vamos a hacer una cosa -le dije-o Yo te voy
a dar dinero para tu proyecto, pero tengo una regla
que dice que tú tienes que dar dinero primero.
En una de sus tarjetas de donación, escribí mi
proposición.
Will,
Si tú das entre uno y cinco dólares,
Yo vaya dar el doble de lo que tú des.
Si tú das entre seis y diez dólares,
Yo vaya dar el triple de lo que tú des.
Si tú das entre once y veinte dólares,
Yo vaya dar cuatro veces lo que tú des.
Firmé, y Willleyó la tarjeta. Cuando terminó
de leer, tenía los ojos bien abiertos. Entonces, se le
demudó el rostro de repente, y se quedó mirando
al suelo.
-¿No te gusta mi idea? -le pregunté.
-Sí. .. -me dijo, arrastrando los pies.
-Entonces, ¿qué vas a hacer?
-Nada.
84
El Dios que devuelve
-¿Nada?
-No puedo -me dijo-o Ya di todo lo que
tenía.
Yo sentí dolor en el corazón.
-¿Quieres decirme que pusiste todo tu
dinero en tu propio proyecto? -le pregunté.
Él asintió con la cabeza.
-¿O sea, que no puedes comprar más golosi-
nas durante el resto de la conferencia?
Asintió de nuevo. En ese momento, supe lo
que tenía que hacer.
-Enrealidad, Will-le dije. Yo también tengo
una regla que dice que si tú das todo lo que tienes,
entonces yo doy también todo lo que tengo.
Sucedía que acababa de ir a un banco para ex-
traer una cantidad considerable de dinero que iba
a usar en el viaje. Busqué mi maletín bajo la mesa,
saqué un sobre del banco lleno de billetes, y se lo
di a Will.
No estoy seguro sobre quién estaba más sor-
prendido, Will o yo. Ahora, ambos teníamos los ojos
bien abiertos, pero ambos sonreíamos con alegría.
Mi experiencia con Will ha llegado a ilustrar
para mí una verdad acerca de esto de dar, que es tan
85
Una vida recompensada por Dios
sorprendente, que apenas parece posible: Cuanto
yo le dé aDías en la tierra, Él me lo devolverá con cre-
ces en el cielo.
En este capítulo vamos a explorar lo que dijo
jesús acerca de hacer que nuestro dinero y nues-
tras posesiones cuenten para la eternidad.
UN GENEROSO PLAN DE EQUIVALENCIA
¿Qué enseñó jesús en realidad acerca del dinero y
las posesiones?
Es posible que Pedro lo haya oído claramente
por vez primera cuando oyó a jesús diciéndole a
un joven rico por qué debía dejar sus posesiones y
su dinero para seguirle: «Tendrás tesoro en el
cielo» (Mateo 19:21).
Cuando aquel joven rechazó el ofrecimiento
de jesús y se fue, Pedro se adelantó para hacer una
pregunta obvia:
He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te
hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?
V. 17
Me encanta el hecho de que jesús no repren-
diera a Pedro por hablar de sus propios intereses.
86
El Dios que devuelve
También sonrió para decirle: «En realidad, no ha-
blaba en serio acerca de eso de un tesoro en el
cielo». Lo que hizo fue darle una respuesta muy
reveladora. Le dijo que él y los demás discípulos
gobernarían la nación de Israel cuando Él estable-
ciera su Reino. Después dijo que el que lo deje
todo para seguirlo será recompensado al ciento
por uno (Mateo 19:29).
i El ciento por uno es el equivalente a unasga-
nancias del diez mil por ciento!
Ahora podrá ver que lo sucedido a aquel niño
de nueve años llamado Will solo es una sugeren-
cia sobre el asombroso plan de Dios de recom-
pensar a todo creyente que sacrifique tesoros en
la tierra para servirle. De repente, mi «generoso»
equivalente a la donación de Will parece raquí-
tico comparado con la extravagante promesa de
Dios.
Lo QUE DIJOJESÚS QUE USTED DEBE
HACER CON SUS TESOROS
Tal vez la enseñanza de jesús más conocida sobre
los tesoros sea la que aparece en el Sermón del
Monte:
87
Una vida recompensada por Dios
El Dios que devuelve
de laforma
err6neos muy
tres conceptos
pensar acerca
de los tesoros.
1. Lo que usted debe hacer con su tesoro: «hacerlo».
El verbo griego traducido como «hacer» se halla
en el modo imperativo en este versículo: es un
mandato de jesús. Él quiere que usted sepa que
hacer tesoro es el plan de Dios para usted, y una
norma que debe obedecer.
2. Para quién lo debe hacer: «para usted mismo».
Cada uno de nosotros debe hacer su tesoro,
de forma individual. Jesús revela que si usted
no se hace un tesoro para usted mismo en el
cielo, nadie se lo va a hacer. Por eso llama
«necio» al hombre que nunca hizo tesoro para sí
Nunca se le ocurriría pensar que mientras que
su contador se refiere al dinero ganado con tanto
esfuerzo cuando menciona el Banco A, se está refi-
riendo solo a sus tesoros espirituales cuando reco-
mienda el Banco B. Entonces, ¿por qué tenemos
que pensar que los tesoros eternos van a ser algo
menos que reales y altamente deseables?
Aquí, en un solo versículo (Mateo 6:20),jesús
hace añicos tres conceptos erróneos muy comunes
acerca de la forma en que debemos pensar acerca
de los tesoros:
Si usted se crió en la iglesia, como yo, tal vez su-
ponga que estos versículos hablan de que las cosas
espirituales son más importantes que las terrenales.
Pero jesús estaba hablando claramente de tesoros
reales, y de la forma de conservarlos. Usó la misma
palabra para describir los teso-
ros reales en la tierra, que los
tesoros reales en el cielo (tra-
ducida zesayrós en griego). No
Jesús hace añicos
reveló qué aspecto tendrían los
tesoros del cielo, ni cómo se
medirían, pero sí que van a ser
comunes acerca altamente valiosos.
Suponga que su contador
en que debemos le diga: «Si invierte su tesoro
en el Banco A, lo va a perder.
Pero si lo invierte en el Banco
B, lo va a conservar».
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la
polilla y el orín corrompen, y donde ladrones
minan y hurtan; sino haceos tesoros en el
cielo.
MATEO 6:19-20
88
89
Una vida recompensada por Dios
mismo (Lucas 12:13-21). Él nunca recompensa
el egoísmo, sino solo el desprendimiento. Como
va a ver, para hacemos tesoros en el cielo, nece-
sitamos primero dárselos a otros en la tierra.
3. Dónde lo debe hacer:«en el cielo». La ubicación
es importante. Si usted se hace tesoros en la tierra,
tal como señaló jesús, serán vulnerables ante la
corrupción y la pérdida. Lo cierto es que el cielo
es el único lugar donde su tesoro estará a salvo.
Ya en estos momentos se preguntará: Pero,
¿para qué me van a importar los tesoros en el cielo?
Comprendo su pregunta. Sin embargo, a par-
tir de las fuertes afirmaciones de jesús aquí y en
otros lugares, tenemos que llegar a la conclusión
de que nos va a importar grandemente nuestro te-
soro en la eternidad.
En el Reino de Dios, cuando haya desaparecido
el pecaminoso impulso de la codicia, la envidia y la
manipulación, disfrutaremos de nuestro tesoro, y
este servirá para unos propósitos puros y llenos de
significado. Como veremos, nuestro tesoro nos va
a permitir servir, dar, lograr y disfrutar más para Él.
90
El Dios que devuelve
Pero hay algo muy concreto que debemos hacer:
jesús nos dijo que hagamos «transferencia banca-
ria» de nuestro tesoro al cielo.
PARA PASARLO DE AQUÍ AALLÍ
Recuerdo hace años, cuando Darlene Marie y yo
nos trasladamos a otro extremo del país. Mientras
estábamos frente a nuestro garaje, viendo cómo se
marchaba el camión de la mudada, se me ocurrió
que, aparte de lo más esencial, aquel camión con-
tenía nuestras pertenencias más importantes y
nuestros tesoros personales. Puesto que nuestro
plan era seguirlo en auto después, no veríamos de
nuevo nuestras posesiones hasta semanas más
tarde, cuando llegáramos a nuestro nuevo hogar.
La forma en que enviamos el tesoro de nuestra
vida al cielo se parece mucho a esto. Nos quedamos
detrás con lo más esencial. Pero las pertenencias
reales -si queremos mantener su valor por toda la
eternidad- deben ir por delante de nosotros.
Piénselo como el plan de mudanza de Dios:
Para trasladar su tesoro al cielo, lo tiene que enviar
por delante de usted.
91
Una vida recompensada por Dios
¿Cómo logramos esto? Un día, jesús les ex-
plicó a sus discípulos su plan de mudanza:
Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos
bolsas que no se envejezcan, tesoro en los
cielos que no se agote, donde ladrón no llega,
ni polilla destruye.
iUCAS 12:33
Este versículo muestra con claridad el enlace
entre una acción relacionada con los tesoros en la
tierra, y las consecuencias de esa acción en el
cielo. Si «dan limosna» ahora, les dijo jesús a sus
amigos, en realidad «se están haciendo algo
valioso para más tarde: un tesoro en los cielos».
Espero que para usted sea evidente que jesús
no les estaba diciendo a sus discípulos que los te-
soros no importan, o que Él no quería que tuvie-
ran ninguno. Es lo contrario. Quería que hicieran
tesoros para sí mismos, porque sabía que los teso-
ros van a ser importantes en la eternidad, y quería
que tuvieran mucho allí.
Pablo le dijo a Timoteo que les ordenara a los
miembros en buena posición de su iglesia que
92
El Dios que devuelve
fueran «ricos en buenas obras, dadivosos, genero-
sos; atesorando para si buenfundamento para lo por
venir (l Timoteo 6:18-19).
Observe el esquema de la enseñanza: Los se-
guidores de jesús deben almacenar «para sí», y la
razón se encuentra en el enlace indestructible: su
acción afecta a «lo por venir».
¿Quiere almacenar «tesoro en los cielos que
no se agote»? Entonces, sométalo a las priorida-
des de Dios aquí. Es la única forma.
TODa CUANTO TIENE ES PRESTADO
Tal como sería de esperar, los principios de la
mayordomía (responsabilidad, fidelidad, creci-
miento y potencial) se aplican a nuestro tesoro.
En una de sus enseñanzas acerca del dinero y
las posesiones en el cielo, jesús dijo:
El que es fiel en lo muy poco, también en lo
más es fiel; y el que en lo muy poco es
injusto, también en lo más es injusto. Pues
si en las riquezas injustas no fuisteis fieles,
¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo
93
Una vida recompensada por Dios
aj eno no fuis teis fieles, ¿quién os dará lo que
es vuestro?
LUCAS 16:10-12
Aquí describe Jesús cómo puede triunfar un
administrador con el dinero ajeno. No nos sor-
prendemos al notar que usa cuatro veces la pala-
brafiel.
Lo sorprendente es lo que Jesús le promete al
administrador fiel del tesoro. No es, como sería de
esperar, que va a administrar más tesoros en los cie-
los, sino que el tesoro va a ser suyo. En lugar de tener
las «riquezas injustas» de la tierra, usted tendrá las
«riquezas verdaderas» del cielo; en lugar de admi-
nistrar «lo que es de otro», tendrá «lo suyo propio».
En otras palabras, si actúa bien con lo que cree
suyo ahora, obtendrá lo que es realmente suyo
más tarde.
LA SUMA DE SUS OPORTUNIDADES
Es probable que usted pueda buscar en su círculo
de conocidos, y hallar sus propios ejemplos favo-
ritos de gente que ha dado tesoros terrenales. He
aquí unos pocos entre los míos:
94
El Dios que devuelve
• Marcellus les regaló toda su ropa a los hom-
bres sin hogar (y Marcellus es un hombre de
un gusto excepcional en cuanto a la ropa).
• Ira y Francis hicieron efectivo un fondo de
retiro para sostenerse mientras trabajaban
de voluntarios a jornada completa en un
programa de tratamiento para drogadictos.
• Siete hombres se afeitaron todo el cabello.
para mostrar su apoyo a un amigo agoni-
zante que había perdido el cabello a causa
de los tratamientos de cáncer.
• Mariba le regaló su cuadro más preciado a
una amiga desalentada.
• Nathan y Anna vendieron su gran casa y
buscaron otra más pequeña a fin de liberar
unos fondos de tamaño sustancial para la
obra de Dios.
Por grande o pequeña que sea su ofrenda, puede
poner en movimiento su vida respondiendo a dos
sencillas preguntas:
1. «¿Qué tesoro me ha dado Dios?» El mismo prin-
cipio del potencial que vimos en el capítulo
95
Una vida recompensada por Dios El Dios que devuelve
anterior se aplica también a la administración de
tesoros. Dios evalúa la fidelidad a partir de nues-
tro potencial: cuánto damos de lo que Él nos ha
encomendado. jesús elogió a la viuda por dar sus
moneditas, porque en proporción, había dado
mucho más que los ricos (Lucas 21:4).
2. (( ¿Qué me está pidiendo Dios que haga con mi
tesoro?» Después de darle a la Iglesia, pídale a
Dios que lo guíe acerca de dónde más dar. No
todas las inversiones son igualmente buenas.
Pregúntese qué es lo que más le importa a Dios.
Por ejemplo, dirigir sus ofrendas hacia un fondo
cívico destacado lo va a agradar tanto como en-
tregarlas al fondo de misiones de su iglesia?
La solución
es sencilla;
tal vez dificil,
y absolutamente
transformadora.
La gente que he conocido
que ha sido más fiel con su di-
nero es también la más libre
de sus enredos. Estas perso-
nas son las que yo más admiro,
porque comprenden que .si
uno no le sirve a Dios con su
dinero, va a terminar sirviendo
al dinero mismo.
96
UNAMO RIVAL
El tesoro con el cual Dios le pide que lo sirva es la
fuerza misma de su vida que amenaza su lealtad a
su Amo. jesús dijo:
Ningún siervo puede servir a dos señores;
porque o aborrecerá al uno y amará al otro,
o estimará al uno y menospreciará al otro.
No podéis servir a Dios y a las riquezas.
LUCAS 16:13
Cuando usted sirve a Dios, está usando el di-
nero de Dios para cumplir los deseos de Él. Pero
cuando sirve al dinero, está usando el dinero de
Dios para cumplir sus propios deseos. Y cuando
alguien hace esto, es inevitable que siga sus instin-
tos humanos y trate de mantener su dinero aquí.
Pero jesús dijo: «Porque donde esté vuestro te-
soro, allí estará también vuestro corazón» (Mateo
6:21).
Así que permítame preguntarle: ¿Dónde se
halla su corazón en estos mismos momentos? Si
usted no está invirtiendo su tesoro voluntaria y
generosamente en el Reino de Dios, le puedo ase-
gurar que se debe a que su corazón no está allí.
97
Una vida recompensada por Dios
La solución es sencilla; tal vez difícil, y absolu-
tamente transformadora. No espere que su cora-
zón se mueva por sí solo, amigo mío, porque es
posible que nunca llegue a suceder. En lugar de
esto, aplique a su vida lo que ha aprendido en las
palabras de Jesús. Comience a trasladar hoy su
tesoro hacia lo que realmente importa en el cielo...
y su corazón lo seguirá.
98
7
LA PRIMERA LLAVE
Porque no envi6 Dios a su Hijo al mundo para condenar
al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
JESÚS, EN JUAN 3:17
R
UdY tenía ese aspecto especial. Su esposa
me lo acababa de presentar a la entrada de
la iglesia, y de repente se marchó «inespe-
r a d a m e n t e ~ para atender otros asuntos. Allí se
quedó Rudy, sintiéndose extraño, con las manos
metidas en los bolsillos. Estoy seguro de que
habría dado la mitad de los ahorros de toda su
vida por librarse de mi presencia.
Le sonreí, y le pregunté en qué lo podía ayudar.
-Mi esposa quiere que me meta en la religión
-me dijo, barriendo la alfombra con la punta del
zapato.
99
Una vida recompensada por Dios La primera llave
respuesta.
tomando mi
Una sonrisa le cruzó
el rostro. Le gustaba
laforma que iba
-Está claro -le dije-, que todo lo que le
hace falta es decidir cuánto más bien que mal va a
necesitar para que la balanza se incline a su favor.
Le entregUé mi pluma y le pedí que pusiera
una x en la línea, para marcar cuán cerca de «To-
talmente bueno» tendría que llegar a ser para
poder entrar en el cielo.
Seguí hablando.
-Yen el otro estarían todas esas cosas buenas
que usted hace por su esposa, sus hijos, su comu-
nidad y demás. ¿Voy bien?
Rudy asintió con más entusiasmo.
-y cuando Dios ponga su vida en su gran
balanza, usted va a tener más cosas buenas que
malas, y todo va a salir bien, ¿no es cierto?
Una sonrisa le cruzó el rostro. Le gustaba la
forma que iba tomando mi respuesta. Yo le dije
que todo aquello también tenía sentido para mí,
pero que tenía una pregunta: Saqué la pluma y
dibujé una linea como esta:
TOTALMENTE MALO ----TOTALMENTE BUENO
(O por ciento bueno) (lOO por ciento bueno)
Le pregunté por qué. El sonrió y me dijo:
-Para que no me vaya al infierno.
-¿Está usted haciendo planes para irse al in-
fierno de un momento a otro? -le pregunté.
Él me miró, y después se echó a reír. Pareció
aliviado al descubrir que un maestro de Biblia pu-
diera tener sentido del humor.
-Veamos -le dije después-, cuando usted
compa"rezca ante Dios, ¿qué va a impedir que vaya
al infierno?
Silencio total; después Rudy rió entre dientes.
-Creo que nunca lo había pensado de esa
forma --continuó vacilante-: No soy mala per-
sona, ¿sabe? No me le ando escapando a mi esposa,
como hacen algunos de mis amigos. Ytrato de ser
buena persona la mayor parte
del tiempo...
Me decidí a ayudarle.
-Así que probablemente,
Dios tenga una gran balanza,
¿no le parece? En uno de los
platillos estarían sus pecados...
porque usted peca, Rudy, ¿no
es cierto?
Asintió.
100
101
Una vida recompensada por Dios La primera llave
EL NOMBRE DEL PROBLEMA
Los seis primeros capítulos del libro estaban cen-
trados en la segunda llave de su eternidad; en la
forma en que sus obras afectan a su recompensa
en los cielos. Es hora de hablar sobre la primera.
Como recordará, la primera tiene que ver con sus
-En ese caso, averiguar dónde se encuentra
la verdadera x en esa línea sería la pregunta más im-
portante de su vida, ¿no es cieno? -le pregunté.
Rudy gruñó para indicar que estaba de acuerdo.
-Sí; solo que no estoy demasiado seguro del
lugar donde debería estar.
Yo cerré mi bloque de notas y comencé a reco-
ger mis cosas, pero Rudy no se movía.
-¿Puedo saber dónde está la x exactamente?
-me preguntó-. Porque necesito saberlo. Tal
vez usted se podría tomar un minuto más para
mostrármelo.
Yo estaba esperando que se sintiera así. Busca-
mos asientos en una esquina tranquila, y le mostré
lo que dice la Biblia acerca de esa x. Comprendió,
respondió... yen ese día, mi nuevo amigo alcanzó
perfectamente la marca impuesta por Dios.
rarme aún.
-Me imagino que al in-
fierno.
amigo alcanzó
perfectamente
la marca impuesta
por Dios.
Rudy estudió mi dibujo, y después comenzó a
marcar una x cerca de donde iría el sesenta por
ciento. Después recapacitó y la pasó más cerca del
setenta y cinco por ciento. Entonces se detuvo a
pensar de nuevo. Finalmente, sacudió la cabeza y
marcó una x poco convincente alrededor del se-
tenta por ciento.
Me devolvió mi pluma sin dirigirme la mirada.
Yo le señalé la marca que él había hecho.
-Digamos que usted haya llegado bien hasta
ese punto, Rudy, porque en realidad, usted no es
una mala persona. Pero, ¿y si cuando usted se en-
cuentre con su Hacedor, Él le revela que, lamenta-
blemente, la x está más hacia la derecha; digamos
en el setenta y uno por ciento. Si usted fuera
bueno al setenta por ciento,
pero Dios le dijera que el mí-
nimo necesario es en realidad
En ese día, mi nuevo el setenta y uno, ¿dónde iría
una persona como usted?
Se cruzó de brazos, sin mi-
102 103
Una vida recompensada por Dios
creencias: lo que usted crea determina dónde va a
pasar su eternidad.
En un libro donde se ha hablado tanto acerca
de lo que usted necesita hacer para sacarle el
mayor partido posible a su vida, le va a encantar lo
que aprenderá acerca de la llave de las creencias.
Las enseñanzas de Jesús nos muestran que nues-
tras creencias obran donde nuestras obras no lo
hacen, y por una razón muy importante.
Alguien ya ha hecho la obra por usted.
Alguien o algo había puesto en la mente de
Rudy que si quería entrar al cielo, tenía un pro-
blema que solo las buenas obras podrían arreglar.
Son millones las personas sensatas del mundo en-
tero que piensan de esa misma forma. Pero según
Jesús, Rudy y todos los millones más que están tra-
tando de resolver el problema que deben resolver,
lo están haciendo con la llave que no deben usar.
Permítame mostrarle lo que quiero decir.
Observe que en la mente de Rudy nunca había
entrado la idea de que su posición ante Dios era se-
gura, porque él sabía que no lo era. Tenía un pro-
blema, y era el mismo problema que estaba tra-
tando de arreglar con sus buenas obras. El nombre
104
La primera llave
del problema es «pecado». Todos sabemos por ex-
periencia que hemos pecado repetidamente.
Pablo escribió que es Dios quien pone esa
comprensión en nosotros:
Porque la ira de Dios se revela desde el cielo
contra toda impiedad e injusticia de los
hombres que detienen con injusticia la
verdad; porque lo que de Dios se conoce les
es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
ROMANOS 1:18-19
Y, puesto que Dios también nos revela su exis-
tencia y sus atributos, dice Pablo, esta compren-
sión de que tenemos un problema con el pecado
no nos deja excusa posible:
Porque las cosas invisibles de él, su eterno
poder y deidad, se hacen claramente visibles
desde la creación del mundo, siendo entendidas
por medio de las cosas hechas, de modo que
no tienen excusa. Pues habiendo conocido a
Dios, no le glorificaron como a Dios.
VV. 20-21
105
NIVELES EN EL INFIERNO
No hay
cantidad alguna
de buenas obras
que podamos
hacer para
salvarnos.
Una vida recompensada por Dios
Estos versículos resumen el problema tan hu-
mano que todas las grandes religiones del mundo
están tratando de resolver: Puesto que sabemos que
merecemos el juicio de Dios, ¿qué podemos hacer
para enderezar nuestra situación con Él y escapar de
las consecuencias de nuestro pecado?
Algunas religiones tratan de apaciguar al mundo
de los espíritus por medio de actividades como los sa-
crificios de animales, o el pago de dinero a un médico
brujo o chamán. Hay religiones que enseñan que es
posible expiar el pecado sufriendo ahora -por ejem-
plo, arrastrándose de rodillas durante kilómetros, o
azotándose- a fin de no sufrir más tarde. Otras en-
señan que podemos compensar las cosas malas que
hayamos hecho a base de hacer más cosas buenas.
Esa era la religión de Rudy.
Sin embargo, ninguno de estos enfoques reli-
giosos puede resolver el problema universal del
pecado. ¿Por qué? Porque se apoyan en nuestras
buenas obras y, como veremos en un instante, las
consecuencias de nuestro pecado son tan graves,
que no hay cantidad alguna de hbras buenas que
nosotros hagamos, que nos puedan rescatar.
106
La primera llave
jesús enseñó que sus obras
para Dios aquí en la tierra lo
pueden beneficiar grandemente
en la eternidad, una vez que se
haya resuelto su problema con
el pecado, y el cielo sea su
lugar de destino. Pero esto sus-
cita una seria pregunta: ¿Qué
valor tienen las buenas obras,
si es que tienen alguno, en la
eternidad, si usted no ha resuelto aún su problema
con el pecado y el infierno sigue siendo su lugar de
destino?
jesús mostró que, a pesar de que las buenas
obras son inútiles en cuanto a llevar a alguien al
cielo, siguen teniendo importancia.
¿Le ha molestado alguna vez pensar que su vecino
tan moralmente escrupuloso y tan bondadoso,
que no cree en jesús, vaya a sufrir lo mismo que
Hitler en la eternidad? Hay algo en lo profundo de
su espíritu que le dice que eso no sería justo.
Esto se debe a que no lo sería.
107
a usted lo mismo
que le dije
a Rudy.
Ha llegado
la hora de decirle
Una vida recompensada por Dios
Si el enlace indestructible ---el que dice que las
acciones de la tierra tienen consecuencias en la eter-
nidad- se aplica por igual a
todas las personas, también se
debería aplicar, tanto si su lugar
de destino es el cielo, como si es
el infierno.
De hecho, puesto quejesús
revela que habrá distintos nive-
les de recompensa en el cielo"
¿acaso no tendría sentido que
un Dios justo juzgara a los no creyentes de la
misma forma, con distintos niveles de retribución?
Eso es exactamente lo que dijo jesús. Concre-
tamente, reveló que el sufrimiento en el infierno
tiene la posibilidad de aumentar, según la forma en
que la persona haya vivido. Vemos esta verdad pri-
meramente en una condenación lanzada por Él:
y tú, Capemaum, que eres levantada hasta
el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque
si en Sodoma se hubieran hecho los milagros
que han sido hechos en ti, habría permanecido
hasta el día de hoy. Por tanto os digo que en el
108
La primera llave
día del juicio, será más tolerable el castigo
para la tierra de Sodoma, que para ti.
MATEO 11:23-24
Observe las palabras más tolerable. La presen-
cia de la palabra más en esta frase indica que exis-
ten diferentes niveles de tolerabilidad y de juicio
en el infierno.
En otra ocasión,]esús les dijo a los fariseos que
ellos «recibirían mayor condenación,. por usar su
posición para hacer presa de las viudas y por hacer
largas oraciones fingidas (Mateo 23: 14). El apóstol
Pablo escribió diciendo que había quienes esta-
ban «atesorando para ellos mismos ira para el día
de la ira» (Romanos 2:5). El apóstol Juan dijo
que los no creyentes serían juzgados, «cada uno
según [en proporción al sus obras» (Apocalipsis
20:13).
Pero no se confunda: Sus buenas obras nunca
podrían aliviar los tormentos del infierno, de la
misma forma que una mala obra (un pecado) no
puede tampoco disminuir los gozos del cielo. He
aquí una forma útil de recordar la verdad de los
niveles en la compensación:
109
parece que tendrla
nada de justo
-me dijo-. Nadie
es perfecto».
Una vida recompensada por Dios
El cielo nunca se hace peor, sino solo mejor;
el infierno nunca se hace mejor, sino solo peor.
¿No va siendo hora de que usted recoja la única
llave que le va a abrir la puerta del cielo? Ha llegado la
hora de decirle a usted lo mismo que le dije a Rudy.
POR QUÉ LAS OBRAS NO FUNCIONAN
Rudy estaba listo para aprender dónde tenía que ir
laxo Yo le señalé la marca del «ciento por
y le dije:
-La Biblia dice que aquí es donde tiene que
estar la x.
-¡Pero eso es imposible! -replicó Rudy-.
Entonces, no hay nadie que pueda ir al cielo.
-Entonces, ¿está de acuerdo en que nadie
puede ser bueno al ciento por
ciento, y resolver por su pro-
pia cuenta el problema del
«Bueno, eso no me pecado?
-Sí, supongo que sí.
-¿y si yo le dijera que la
pena del pecado -aunque
sea de un solo pecado- es la
muerte?
110
La primera llave
-Bueno, eso no me parece que tendría nada
de justo -me dijo-o Nadie es perfecto. Todos
pecamos, pero aun así, ¿el castigo sigue siendo la
muerte?
Le volví a asegurar a Rudy que estaba pensando
con lógica. Entonces abrí mi Biblia y le mostré que,
desde que pecaron Adán y Eva en el Huerto, la con-
secuencia ha sido la muerte, tanto física como espi-
ritual. En el Génesis leímos: «Porque el día que de él
comieres, ciertamente morirás,. (Génesis 2: 17). Y
en el Nuevo Testamento, Rudy pudo ver que segui-
mos teniendo el mismo problema: «Porque la paga
del pecado es (Romanos 6:23).
-Piénsalo de esta forma -le dije-o Digamos
que yo tuviera que comparecer ante un juez y fuera
sentenciado a la pena de muerte. Pero que le di-
jera al juez: "Por favor, señor, déjeme vivir y le
prometo que le vaya prestar grandes servicios a la
comunidad". ¿Funcionaría?
-¡Claro que no! -me dijo Rudy. Después de
un minuto, añadió-: Así que no hay solución,
¿no es eso? No hay esperanza.
-Exacto -le dije-o No hay esperanza... -me
detuve un instante antes de seguir hablando-. A
111
es cierto.
Lo exhorto a
creer que lo
dicho por
Jesús
Una vida recompensada por Dios
menos que pueda hallar un sustituto. ¿Y si alguien
se ofreciera a sustituirlo, a ocupar su lugar,
cuando llegara la hora de que Dios lo juzgara?
-Eso sería formidable -me dijo-o Pero
usted me dijo que tendría que ser bueno al ciento
por ciento, y nadie lo es, ¿no es cierto?
-Exacto. Nadie, menos jesús.
Entonces le expliqué a Rudy que la Biblia
afirma que jesús era el Hijo de Dios y que solo Él
vivió en esta tierra sin pecar. De hecho, Dios lo
envió a la tierra para que le pudiera servir de susti-
tuto a Rudy, y pagara el castigo de sus pecados-y
los del mundo entero- de una vez por todas.
Volví a sacar mi bloque de notas. Señalé la x
que había marcado Rudy.
-Rudy, usted tiene una decisión que tomar.
-Muy bien -me dijo.
Yo le señalé su X.
-Puede seguir creyendo
en sus buenas obras, y tener
la esperanza de estar en lo
cierto con respecto a la X. O
puede creer enjesucristo y en
que Él murió en su lugar.
112
La primera llave
-Decididamente, escojo lo segundo -me
dijo--. Tiene mucho más sentido.
Yo abrí mi Biblia y le leí a Rudy la forma en que
Jesús explica la decisión que él tenía ante sí.
Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito, para que
todo aquel que en él cree, no se pierda, mas
tenga vida eterna. Porque no envió Dios asu
Hijo al mundo para condenar al mundo, sino
para que el mundo sea salvo por él.
JUAN 3:16-17
Amigo, tal vez esa misma sea la decisión que
usted tiene ante sí.
Si ha estado leyendo este capítulo, y no está
seguro de que el cielo es su lugar de destino, lo
exhorto a poner su fe en lo dicho por jesús. Si
quiere poner toda su confianza en Él, entonces,
¿por qué no hace la misma oración que Rudy?:
Amado Dios, estoy arrepentido de mis pecados,
y ahora sé que no puedo hacer nada para
arreglarlos. Así que acepto la muerte de tu Hijo,
el Señor Jesucristo, como pago total por mis
113
Una vida recompensada por Dios
pecados, y lo recibo como Salvador. Jesús, voy
a comenzar a servirte ahora mismo. En tu
nombre, amén.
Esta es una oración que Dios siempre responde,
y le encanta escuchar.
EL CIELO COMO LUGAR DE DESTINO
Si usted acaba de poner toda su confianza en jesús en
cuanto a su salvación, su lugar de destino eterno acaba
de cambiar permanentemente del infierno al cielo.
Ahora, usted es una nueva criatura en jesús
(2 Corintios 5:17). Ahora tiene vida eterna Ouan
3: 16-17). Ahora es hij o de Dios y heredero de la
salvación (Gálatas 4: 7) .
Ya partir de este momento, no tendrá que con-
tentarse con la esperanza de que sus buenas obras
sean suficientes para salvarlo, porque al igual que
todos los demás seguidores auténticos de jesús,
comprende lo que significan estos famosos ver-
sículos:
Porque por gracia sois salvos por medio de la
fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
no por obras, para que nadie se glorie.
EFESIOS 2.:8-9
114
La primera llave
A causa de esta gracia, usted nunca experi-
mentará en la eternidad las consecuencias negati-
vas de sus pecados, porque jesús cargó con ellos.
En cambio, puede comenzar ahora a respon-
der con todo el corazón, amando a Dios y sirvién-
dole, sabiendo que va a querer recompensar todo
lo que usted haga por Él.
Vea lo que dice el versículo siguiente a los
anteriores:
Porque somos hechura suya, creados en Cristo
Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó
de antemano para que anduviésemos en ellas.
v. 10
Amigo mío, usted ha sido creado y salvado
para que haga buenas obras.
y le bastará poner su confianza en jesucristo,
para estar verdaderamente listo por vez primera
en su vida, a fin de llevar una vida que Dios recom-
pensa.
115
8
LLEGAR A VER
LA ETERNIDAD
He aquí yo vengo pronto, y mi galard6n conmigo, para
recompensar a cada uno según sea su obra.
JESÚS, EN ApOCALIPSIS 22:12
M
añana, cuando suene su despertador, no
verá la eternidad por ninguna parte.
Se pondrá los lentes y luchará con el cue-
llo de su camisa. Saludará a su familia, se tomará una
taza de café o té fuerte, y saldrá a comenzar al día...
Así va a tomar la primera decisión de su nueva vida.
¿Voy avivir para lo que puedo ver, sabiendo que
pronto va adesaparecer, ovoy avivir para la eterni-
dad?
116
Llegar a ver la eternidad
Este libro le ha tratado de mostrar sin dejar
lugar a dudas, lo que Jesús quería que usted su-
piera para que pudiera tomar la decisión correcta.
Sin embargo, por mucho que mire, no va a
hallar pruebas visibles sobre su futuro en el cielo.
¿Por qué? «No mirando nosotros las cosas que se
ven -dice Pablo-, sino las que no se ven; pues
las cosas que se ven son temporales, pero las que
no se ven son eternas» (2 Corintios 4: 18).
La tierra será temporal, pero ciertamente, es
muy convincente, ¿no es así? Sin fe, nunca podría-
mos ver, o imaginamos siquiera nuestro verda-
dero lugar de destino.
Nunca olvidará la historia que oí en la escuela
posgraduada sobre un matrimonio misionero pro-
cedente de Gran Bretaña que se había pasado toda
la vida sirviendo a Dios en un rincón remoto de la
tierra. Comenzó un nuevo siglo. Después de cua-
renta años, les escribieron a quienes los apoyaban,
para que supieran que iban de regreso a su patria, y
tomaron un barco con rumbo a Inglaterra.
Cuando vieron la costa de su patria por vez pri-
mera en décadas, el misionero le dijo a su esposa:
117
temporal,
¿no es así?
La tierra será
Una vida recompensada por Dios
«Me pregunto si habrá al-
guien allí para damos la bien-
venida».
Al llegar el barco a la bahía
de Plymouth, la anciana pareja
pero ciertamente, se fue a la cubierta superior del
es muy convincente, trasatlántico, donde permane-
ció tomada de la mano. Enton-
ces, para su sorpresa y alegría,
vieron que había una muchedumbre que llenaba el
muelle, señalando hacia ellos y aclamando. Había
una banda tocando. Unos hombres sacaron un gran
letrero que decía: «¡Bienvenido! ¡Nos sentimos or-
gullosos de usted! »
El esposo se sintió profundamente conmovido.
«¿No es maravillosoh La esposa rió feliz, y deci-
dieron que era hora de bajar a recoger su equipaje.
Pero mientras salían a la pasarela, con el cora-
zón latiéndoles fuerte de expectación, se quedaron
perplejos. La multitud ya se había comenzado-adis-
persar. Pronto estuvo claro lo que había sucedido.
Aquella inmensa bienvenida no era para el misio-
nero y su esposa, sino para un político que volvía
118
Llegar a ver la eternidad
después de haber obtenido algún éxito en el extran-
jero. De hecho, allí no había nadie para recibirlos.
El esposo no pudo ocultar su desilusión.
«Después de toda una vida de servicio, esto no
tiene nada de bienvenida a la patria».
La esposa lo tomó por el brazo. «Vamos, ca-
riño -le dijo suavemente-o Esto solo es Inglate-
rra. Aún no hemos llegado a la patria».
EL LIBRO DE MEMORIA
¿No le parecería que una de las principales razo-
nes por las cuales tantos seguidores de Jesús no
están sirviendo a Dios de todo corazón, es porque
basamos nuestra esperanza de recompensa en
pruebas visibles? No lo admitiremos con frecuen-
cia, pero esperamos unas consecuencias inmedia-
tas para nuestras buenas decisiones. Entonces, si
no las vemos, llegamos a la ¿onclusión de que no
deben existir consecuencias eternas.
Recuerdo varios centenares de obreros cristia-
nos en un retiro celebrado en el medio oeste de los
Estados Unidos, que habían estado temporalmente
cegados por lo inmediato. Ya en el segundo día que
estuvimos juntos, se hizo evidente lo profundo que
119
Una vida recompensada por Dios
era su desaliento. Yo les pregunté: «¿Cuántos de
ustedes dirían que, aunque aman a Dios, ahora
mismo se sienten listos para abandonarlo todo,
que viendo lo mucho que ustedes invierten en el
ministerio, lo cierto es que no vale la pena?»
Más de la mitad levantaron la mano.
Abrimos.juntos nuestras Biblias en la última
página del Antiguo Testamento. Allí encontramos
a otro grupo de siervos de Dios que querían vivir
para Él, pero no estaban viendo beneficio alguno.
De hecho, a partir de lo que podían ver, habían lle-
gado'a la conclusión de que quienes no se intere-
saban para nada en la voluntad de Dios pareCÍan
más bendecidos que ellos (Malaquías 3:15). He
aquí lo que decían:
Por demás es servir a Dios.
¿Qué aprovecha que guardemos su ley?
v. 14
¿Se pregunta cómo Dios respondería a una
queja tan sincera y angustiosa? Las palabras que
siguen constituyen uno de los momentos más
tiernos de la Biblia. Dios escucha. Comprende que
120
Llegar a ver la eternidad
son hombres y mujeres atrapados en el tiempo,
donde es fácil perder la perspectiva, y perder la
esperanza de que Él les esté prestando atención.
La Biblia recoge lo siguiente:
y Jehová escuchó y oyó,
y fue escrito libro de memoria
delante de él
para los que temen aJehová,
y para los que piensan en su nombre.
v. 16
¿Por qué está escribiendo Dios un libro de me-
moria? Porque quiere que los suyos estén seguros
de que Él sí los observa y sí se interesa en ellos. Y
en un momento del futuro, va a revelar su conte-
nido. Siga leyendo:
y serán para mi especial tesoro...
Entonces os volveréis, y discerniréis...
entre el que sirve a Dios
y el que no le sirve.
vv. 17-18
121
Una vida recompensada por Dios
Llegar a ver la eternidad
ApOCALIPSIS 22:12
He aquí yo vengo pronto, y mi galardón
conmigo, para recompensar acada uno según
sea su obra.
Me sorprende el hecho de que jesús no diga:
«Vengo pronto para establecer mi Reino». Es que
la gente de su Reino es lo que más le interesa de
todo: gente que le ha entregado toda una vida por-
que ha creído en lo que Él d ~ j o , y ha querido agra-
darle, y ha decidido ser fiel.
¿Ve ahora a su Dios bajo una luz nueva? Él es
un Dios que nota todos sus intentos por servirle,
sin importar lo pequeños que sean, y le interesan
i Qué gran descripción del amor y la equidad de
Dios! No importa el aspecto que tengan ahora las
cosas, porque en un día futuro, Él va a abrir su
libro de memoria, y la verdad acerca de su genero-
sidad, fidelidad y justicia va a ser evidente pará
todos. Ni un solo acto de servicio en su nombre
caerá en el olvido, o quedará sin recompensa.
Cuando los creyentes que llenaban el salón en
aquel retiro vieron la verdad, su desaliento desa-
pareció. Algunos derramaron lágrimas al darse
cuenta de la baja estima que habían sentido por su
Rey. Muchos se consagraron de nuevo con alegría
a su servicio. ¿Cómo no habrían de hacerlo, de-
cían, cuando Él había prometido que un día lo en-
derezaría todo maravillosamente?
Antes de terminar aquella sesión, les mostré
algo más de la Biblia, también asombroso, sobre
aquel Día. Ahora se lo quiero mostrar a usted.
ELJESÚS DE LA ÚLTIMA PÁGINA
Si usted es padre o madre, tal vez conozca esa sen-
sación de mirar a su hijo con el rostro hacia arriba
y darse cuenta de que tiene el poder de hacer reali-
dad el mayor de sus deseos, y más.
Así es como se sientejesús
ahora mismo con usted.
Verá. El mensaje que hay
al final del Antiguo Testa-
mento se repite al final del
Nuevo. Si busca la última pá-
gina del Apocalipsis, lo podrá
leer. Lo va a encontrar en la
promesa final de jesús:
Ni un solo acto
de servicio en su
nombre caerá
en el olvido.
122
123
agradecidos, más
abrumados por la
bondad de Dios.
Una vida recompensada por Díos
todos. Lo ve a usted con el rostro vuelto hacia Él,
conoce su corazón y le importa su fidelidad.
Él es el que promete recompensarlo... y se
siente impaciente por hacerlo.
VIVA HACIA SU «BIEN HECHO»
Recuerdo aún cuando Darlene Marie y yo decidi-
mos por vez primera creer en la recompensa
eterna de Dios y vivir para ese Día. Aquello cambió
de forma drástica nuestras acciones y prioridades.
Puso un nuevo orden en la forma en que nuestra
familia maneja nuestro dinero, tiempo y capacida-
des. Añadió una urgencia obvia y nueva a nuestra
forma de atender nuestros asuntos sin resolver.
Nos volvimos más agradecidos, más abrumados
por la bondad de Dios.
y comenzamos a vivir cada día para escuchar
el «Bien hecho» del Galardonador.
Desde entonces, hemos conocido a centenares
de hombres y mujeres más que, invitados por
Jesús, han mirado hacia la eternidad, y se hallan
ahora en una difícil misión: vivir para agradar a
Dios.
124
Llegar a ver la eternidad
Son negociantes acaudala-
dos que nos han dicho que
ellos no eran «propietarios» de
nada, ni siquiera de sus zapa- Nos volvimos más
tos. Son estudiantes que ven en
cada nuevo rostro, en cada
clase difícil y en cada trabajo
denigrante una aventura para
Dios. Son madres jóvenes que
sirven con entusiasmo a un gran Rey, dándose
cuenta de que su trabajo más importante para toda
la eternidad puede que sea el de criar a los pequeños
que duermen en su habitación, o andan tambaleán-
dose por el pasillo de su casa.
Estos exuberantes peregrinos se parecen mucho
a las demás personas en la superficie, pero compren-
den las posibilidades que encierra un día desde un
punto de vista totalmente distinto. Cada día cons-
tituye una nueva oportunidad para descubrir que
dentro de la actividad común y corriente de ser
humano se podría hallar un negocio de dimensio-
nes eternas.
Por supuesto, están viviendo en el punto, pero
viven para la línea. Están transformando las cosas
125
Una vida recompensada por Dios
para Dios en las calles de Nueva Delhi, en Man-
chester, en Lagos y en Biloxi...
Pero ya son ciudadanos del cielo.
EL CAMBIO DE DIRECCIÓN
Amigo, yo creo que Dios le está pidiendo que
tome una decisión transformadora antes de dejar
a un lado este libro. Usted necesita cambiar su ciu-
dadanía de la tierra al cielo.
Cuando jesús se estaba preparando para dejar
a sus discípulos, habló de ese lugar. Escuche sus
palabras:
En la casa de mi Padre muchas moradas
hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho;
voy, pues, apreparar lugar para vosotros. Y
si mefuere y os preparare lugar, vendré otra
vez, y os tomaré amí mismo, para que donde
yo estoy, vosotros también estéis.
Piense en todas las formas en que jesús habría
podido describir el cielo. Habría podido hablar de
126
Llegar a ver la eternidad
las calles de oro, las legiones de ángeles, los tronos
en los que se sentarán los apóstoles...
Pero quiso que sus seguidores supieran que el
cielo era en primer lugar, y por encima de todo...
nuestro hogar.
El apóstol Pablo, aunque se sentía orgulloso de
ser judío y ciudadano romano al mismo tiempo,
tomó intencionalmente la decisión de pensar en sí
mismo como ciudadano del cielo, y no de la tierra
(Filipenses 3:20). Lo que ocupaba sus pensamien-
tos, les daba forma a sus valores y disponía el uso
de su tiempo era un profundo anhelo por estar en
el cielo con su Señor. Las consecuencias de la de-
cisión de Pablo siguen causando un impacto hoy
en el mundo para Dios.
Si usted ha oído y comprendido lo que reveló
jesús acerca de una vida que Dios recompensa, y
si está listo para hacer que el día de hoy cuente
para la eternidad, lo exhorto a unirse conmigo y
proclamar su nueva ciudadanía:
SeftorJesús, he escuchado detenidamente lo que
tú dijiste acerca de mi hogar. Te creo, y estoy
ansioso por estar allí contigo. Renuncio a mi
127
y celebrar.
de regocijo para
darle la bienvenida
Una vida recompensada por Dios
fidelidad a este mundo visible y pasajero, y te
prometofidelidad a ti, Rey del cielo. A partir de
este día, viviré como ciudadano del cielo, que es
mi verdadera patria. Como fiel administrador
tuyo, tomaré todo don, oportunidad y recurso
que tú me pongas en las manos y lo multiplicaré
grandemente para ti. Y espero con ansias ese
día de la eternidad en el que vaya comparecer
ante tu presencia, para recibir tu recompensa y
adorarte para siempre.
EL REGRESO AL HOGAR
Imagínese su regreso al hogar; el momento en
que toda la eternidad, y todos los ángeles y san-
tos hagan una pausa para recibirlo. El cielo se
callará mientras usted com-
parece ante su Salvador para
El cielo estallará oírlo decir: «i Bien, siervo
bueno y fiel!» y entonces,
todo el cielo estallará de
regocijo para darle la bienve-
nida y celebrar mientras
usted acepta la corona inco-
rruptible que Jesús le tiene reservada.
128
Llegar a ver la eternidad
Va a ser su momento exclusivo para bendecir el
corazón de Dios. En ese día demostrará que supo
valorar la muerte de Jesús por usted, y le entregará
su corazón y su vida a cambio.
Dios quiere que ese día, cuando las cosas invi-
sibles y eternas se hagan visibles, sea el día más ma-
ravilloso de su vida.
Este libro es un regalo que le hago para ese
día, lleno de gran expectación.
129
Los LÍDERES CRISTIANOS Y
LAS RECOMPENSAS ETERNAS
JUSTINO MÁRTIR - Aunque solo persuadamos a unos
pocos, obtendremos grandes recompensas, porque, como
buenos obreros, recibiremos la recompensa del Amo.
MARTÍN LUTERO - Ahora bien, cuando Cristo dice: haceos
amigos, haceos tesoros, y cosas semejantes, veis lo que signi-
fica: haced el bien, y sin que lo busquéis, por sí mismo se-
guirá que tendréis amigos, hallaréis tesoros en el cielo y reci-
biréis una recompensa.
JUAN WESLEY - Dios recompensará a cada cual según sus
obras. Pero esto está muy de acuerdo con el hecho de que Él
distribuya ventajas y oportunidades para mejorar, según le
plazca.
AGUSTÍN - Por tanto, debemos buscar del Señor Dios sola-
mente cuanto esperemos hacer bien, o esperemos obtener
como recompensa por nuestras buenas obras.
R C. SPROUL - Hay niveles de recompensa que nos son dados
en el cielo. Me sorprende que esta respuesta sorprenda a tanta
gente. Creo que hay una raz6n por la que los cristianos se
asombran cuando yo digo que hay diversos niveles en el cielo, y
también diversos gratltJyde gravedad en el castigo del infierno.
JUAN CALVINO - No hay nada más claro que el hecho de que
hay una recompensa prometida por las buenas obras, con el fin
de apoyar la debilidad de nuestra carne por medio de cierto
consuelo, pero no para hincharnos la mente con vanagloria.
THEODORE H. Epp - La raz6n de ser primordial del Tribu-
nal de Cristo es examinar la vida y el servicio de los
130
Los lideres cristianos y las recompensas eternas
creyentes, y recompensar/os por lo que Dios considere digno
de reconocimiento.
CHARLES R SWINDOLL - Una de las grandes doctrinas del
cristianismo es nuestrafirme creencia en un hogar celestial.
En última instancia, vamos a pasar la eternidad con Dios en
el lugar que Él nos ha preparado. Ysu promesa de recompen-
sar a sus siervos por un trabajo bien hecho forma parte de
esta emocionante espera. No conozco a muchos de los que
creen enjesucristo que nunca piensen en llegar aestar con su
Señor en el cielo, recibir su sonrisa de aceptaci6n y oír su
«Bien, buen siervo y fiel». Hasta nos referimos a veces a
nuestros difuntos de estaforma: «Se ha ido a su hogar celes-
tial para recibir su recompensa».
JONATHAN EDWARDS - En la casa de Dios hay muchas
moradas, porque el cielo está pensado para albergar diversos
grados de honra y bienaventuranza. Hay quienes han sido
destacados para sentarse allí en lugares más altos que otros;
hay quienes han sido destacados para estar avanzados en
grados más altos de honra y gloria que otros; por tanto, hay
diversas moradas, y hay moradas y asientos en el cielo que
son más honorables que otros. Aunque todos son asientos de
una honray una bienaventuranza inmensas, hay unos que lo
son más que otros.
CHARLES H. SPURGEON - Busque el secreto para sus bue-
nas obras. No vea ni siquiera su propia virtud. Esconda de sí
mismo aquello que usted mismo haya hecho y que sea elogia-
ble, porque la orgullosa contemplaci6n de su propia genero-
sidad puede manchar todas sus limosnas. Mantenga las
cosas tan en secreto, que usted mismo apenas se halle cons-
ciente de haber hecho algo digno de elogio. Deje que Dios esté
131
Una vida recompensada por Dios
presente, y con Él como público le bastará. Él lo recompen-
sará, lo recompensará «en público»; lo recompensará como
un Padre recompensa a su hijo, lo recompensará como al-
guien que presenció lo que usted hizo, y supo que lo hacía to-
talmente para Él.
JOHN MACARTHURJR - En el cielo van a existir diversos
grados de recompensa. Esto no nos debería sorprender:
Incluso aquí en la tierra hay diversos grados de capacidad
personal.
ORÍGENES - Pero si quedó escrito que mi Jesús fue recibido en
la gloria, percibo en este acto un arreglo divino; esto es, puesto
que Dios, quien hizo que esto sucediera, elogia de estaforma al
Maestro ante aquellos que lo presenciaron, con el fin de que,
como hombres que no están luchando por doctrina humana,
sino por enseñanza divina, se entreguen tanto como les sea po-
sible al Dios que está sobre todo, y hagan todas las cosas para
agradarle, como quienes van a recibir en el juicio divino la re-
compensa del bien o el mal que ellos hayan hecho en esta vida.
CHARlES R SWINDOLL - Él está esperando para recibimos.
A los que sirvan, alos que estén dondeJesucristo estuvo una vez
hace muchos, muchos años, les promete una recompensa. Ypo-
demos estar seguros de que va a cumplir su promesa.
JUAN WESLEY - De aquellos que habían terminado feliz-
mente su carrera, se describen después estas multitudes, y
grados más altos aun de gloria que alcanzan después de una
fuerte lucha y una magnífica victoria, Apocalipsis 14:1;
15:2; 19:1; 20:4. Hay una inmensa varíedad en los grados de
recompensa en el otro mundo. Que ningún perezoso diga:
«Con que llegue al cielo me contento». El que piense así, se
podría quedar sin el cielo por completo. En las cosas del
132
Los líderes cristianos y las recompensas eternas
mundo, los hombres tienen la ambición de llegar tan alto
como puedan. Los crístianos tienen una ambición mucho
más noble. La diferencia entre la posición más alta y la más
humilde del mundo no es nada, comparada con la más pe-
queña diferencia entre los diversos grados de gloria.
CLEMENTE DE ALEJANDRÍA - Y saben que, de todas las
verdades, esta es la más cierta: que los buenos y piadosos ob-
tendrán la buena recompensa en la misma medida en que tu-
vieron en alta estima la bondad, mientras que, por otra
parte, los malvados recibirán un castigo adecuado.
DWIGHT L. MOODY - Si somos de Crísto, estamos aquí
para bríllar por Él: al final de nuestra vida, Él nos llamará al
hogar para que recibamos nuestra recompensa.
JUAN CALVINO - Al contrario, cuando vemos a los justos
metidos en aflicción por los impíos, asaltados con insultos,
abrumados con calumnias y lacerados con insultos y despre-
cios, mientras por otra parte, los malvados florecen, prospe-
ran, adquieren comodidades y honores, y todo esto impune-
mente, debemos deducir de inmediato que habrá una vidafu-
tura, en la cual la iniquidad recibirá su castigo, y la justicia
su recompensa.
R C. SPROUL - San Agustín dijo que solo se debe a la gra-
cia de Dios el que hagamos algo que se aproxime al menos a
ser una buena obra, y que ninguna de nuestras obras es lo su-
ficientemente buena para exigirle a Dios que la recompense.
El hecho de que Dios haya decidido conceder recompensas a
partir de la obediencia o la desobediencia, es lo que Agustín
llamaba la coronación que hace Dios de sus propias obras en
nuestro interior. Si alguien ha sido fiel en muchas cosas a lo
largo de muchos años, entonces será reconocido por su Amo,
1'33
Una vida recompensada por Dios
quien le dirá: «Bien, siervo bueno y fiel». El que entre en el
último minuto tiene muy pocas buenas obras por las cuales
pueda esperar una recompensa.
THEODORE H. Epp - Dios está ansioso por recompensar-
nos, y hace todo lo posible por ayudamos aacumular las re-
compensas. Pero si somos tan perezosos y carnales, que ser-
vir para nosotros no significa nada, entonces seremos salvos,
pero como por el fuego. Por la gracia de Dios, tomemos la de-
cisión de no llegar con las manos vacías cuando comparez-
camos ante el bema, el Tribunal de Cristo.
MARTÍN LUTERO - Por tanto, el que hace buenas obras y
se guarda del pecado, será recompensado por Dios.
e. S. LEWIS - Si en la mayoría de las mentes modernas
existe la idea de que desear nuestro propio bien y esperar an-
siosamente su disfrute es algo malo, yo sostengo que esta
idea se nos ha deslizado desde Kant y los estoicos, y noforma
parte de la fe cristiana. De hecho, si tenemos en cuenta las
promesas abiertas de recompensay la asombrosa naturaleza
de esas recompensas prometidas en los evangelios, tal pare-
cería que el Señor considera que nuestros deseos no son de-
masiado fuertes, sino demasiado débiles.
JUAN WESLEY - Porque un hombre no le puede ser de pro-
vecho a Dios. Feliz el que se juzgue a sí mismo como siervo
inútil; infeliz aquél aquien Dios declare como tal. Pero aun-
que le seamos inútiles, el que le sirvamos no nos es inútil a
nosotros, porque aÉl le agrada darles por su gracia un valor
a nuestras buenas obras, las cuales, como consecuencia de
sus promesas, nos dan derecho aUna recompensa eterna.
JUAN CALVINO - De esta forma, Pablo exhorta a los s i e r ~
vos a hacer con fidelidad aquello que constituye su deber, y
134
Los líderes cristianos y las recompensas eternas
esperar recompensa del Señor, pero añade las palabras «de
la herencia» (Colosenses 3:24).
Re. SPROUL - Yo diría que hay por lo menos veinticinco
ocasiones en las cuales el Nuevo Testamento enseña con toda
claridad que seremos recompensados de acuerdo con nues-
tras obras. Jesús presenta con frecuencia el tema de la re-
compensa, como la zanahoriafrente al caballo: «grande será
vuestra recompensa en los cielos» si hacéis esto oaquello. Se '
nos llama a trabajar, a almacenamos tesoros en el cielo, así
como los malvados, como nos dice Pablo en Romanos, «ate-
soran para sí mismos ira, para el día de la ira».
CHARLES R SWINDOLL - Además de estos beneficios tem-
porales relacionados con nuestro servicio, también hay re-
compensas eternas. Cristo mismo, mientras preparaba a los
Doce para una vida al servicio de los demás, prometió una
recompensa eterna, hasta por dar un vaso de agua fría.
BILLy GRAHAM - El creyente tiene sufundamento enJesu-
cristo. Ahora debemos edificar sobre ese fundamento, y la
obra que hemos hecho debe pasar por la prueba decisiva; los
exámenes finales se producen en el Tribunal de Cristo, donde
recibiremos nuestra recompensa.
CHARLES STANLEY - El Reino de Dios no va aser el mismo
para todos los creyentes. Lo voy a decir de otra forma.
Algunos creyentes tendrán recompensa por su fidelidad en
la tierra; otros no. Algunos reinarán con Cristo; otros no
(vea 2 Timoteo 2: 12). Algunos serán ricos en el reino de
Dios; otros serán pobres (vea Lucas 12:21,33). Algunos re-
cibirán verdaderas riquezas; otros no (vea Lucas 16:11).
Algunos recibirán tesoros celestiales propios; otros no (vea
Lucas 16:12).
135
NOTAS
CAPÍTULO 2
Randy Alcom usa la ilustración del punto y la línea en su
libro The Treasure PrincipIe (Sisters, Ore.: Multno-
mah Publishers, 2001).
FUENTES CON INFORMACIÓN PARA LÍDERES CRISTIANOS
ACERCA DE LAS RECOMPENSAS ETERNAS
Citas de R. C. Sproul tomadas de Now, That's a Good Question! ,
por R. C. Sproul © 1996. Usadas con permiso de Tyndale
House Publishers, Ine. Reservados todos los derechos.
Citas de John MacArthur Jr. Tomadas de «BibIe Questions
and Answers», GC 70-13, 1992, casette. Fuente:
www.biblebb.com/files/macqa/70-13-5.htm. Usadas
con autorización.
Citas de Theodore H. Epp tomadas de Present Labor and Fu-
ture Rewards, de Theodore H. Epp (Lincoln, Neb.: Back
to the Bible, 1960), 78, 86. Usadas con autorización.
Cita de C. S. Lewis tomada de The Weight oj GIory, por C. S.
Lewis, derechos de autor © c. S. Lewis Pte. Ud. 1949.
Extracto reimpreso con autorización.
Cita de Charles Stanley reimpresa con autorización de Tho-
mas Nelson Publishers, y tomada del libro EternaI Se-
curity © 1990 por Charles Stanley.
Citas de Charles R. Swindoll tomadas de ImproYing Your Serve,
por Charles R. Swindoll © 1981, W. Publishing Group,
Nashville, Tennessee. Reservados todos los derechos.
Cita de Billy Graham tomada de Facing Death and the Lije
Ajter, por Billy Graham © 1987, W. Publishing Group,
Nashville, Tennessee. Reservados todos los derechos.
136

Una vída

RECOMPENSADA
por DIOS
Por qué todo lo que usted baga hoy tiene importancia eterna

BRUCE WILKINSON
CON LA AYUDA DE

D A VID K O

p p

Lewis tomada de The Weight ofGlory. O.) Reconocimiento Prefacio .S. . USA. . . . P. . . Ontario.S. . 8.. 4 5 l. . procesada en algún sistema que la pueda reproducir. Oregon 97759 USA Todos los derechos de publicación con excepción del idioma inglés son contratados exclusivamente por GLINT. .. El Dios que devuelve. El enlace indestructible . Lewis Pte. Producto 497818 ISBN 0-7899-1055-1 Impreso en Colombia Printed in Colombia ex libris eltropical . Ud. 204 W.. ... 7. Adams Avenue. . Box 1720. Inc.Publicado por Editorial Unilit Miami.) Ninguna parte de esta publicación podrá ser reproducida. (Cita de Charles Stanley reimpresa con autorización de Thomas Nelson Publishers. . revisión 1960 Los líderes cristianos y las recompensas eternas Notas . O.) Originally published in English under the title: ALife God Rewards Published by Multnomah Publishers. Una mirada a las estrellas .. . . . . . (AII non-English rights are contracted through Gospel Literature International. . Lewis Pte. 33172 Derechos reservados © 2002 Editorial Unilit (Spanish translation) Primera edición 2002 CONTENIDO © 2002 by Exponential.. Box 4060. Inc. USA. CA 91761-1003. (© 2002 por Exponential.S.) Charles Stanley quote reprinted by permission ofThomas Nelson Publishers from the book entitled Etemal Security © 1990 by Charles Stanley. 4. 7 2. Inc. PO BOX 4060. . La pregunta de su vida. .. P. 5. cinta magnetofónica u otro excepto para breves citas en reseñas.S. Extracto reimpreso con autorización. Sisters. 3. derechos de autor © C. fotocopia. Ud. 1949. por C. Usada con permiso. . Originalmente publicado en inglés con el título: ALife God Rewards por Multnomah Publishers. La primera llave . . California 91761-1003. USA. 130 136 © Sociedades Bíblicas Unidas. Oregon 97759. (Cita de C. Ontario. Traducido al español por: Andrés Carrodeguas Diseño de la cubierta por: David Carlson Design Citas bíblicas tomadas de la Santa Biblia. Lo que dice la Biblia de las recompensas. Inc. Llegar a verla eternidad 19 33 48 65 83 99 116 The Weight ofGlory by C. Lewis © C. 1949. 6. . AII rights reserved. Fl. Lewis. mecánico. Extract reprinted by permission. o transmitida en alguna forma o por algún medio electrónico. Sisters. y tomada del libro Etemal Security © 1990 por Charles Stanley. sin el permiso previo de los editores. .S. Aquel día.

Estimado lector: Está a punto de tener un encuentro con las enseñanzas de jesús sobre un tema muy sorprendente: la conexión directa entre lo que hacemos hoy y lo que experimentaremos en la eternidad. hoy son millones las personas. Ahora bien. mi aprecio y mi respeto más profundos. Considérelas como llaves. No obstante. ¿Lo ha oído usted? 5 Quiero expresar un agradecimiento especial a Don jacobson por su dedicación personal a este proyecto desde el comienzo. o si le importa. jesús reveló que hay dos verdades que determinan nuestra experiencia eterna. David Kopp. Steffany Woolsey. ya nuestra editora.PREFACIO Para los que tal vez se estén preguntando hoy si Dios se da cuenta de algo. que no parecen haber oído lo que Él dijo acerca de una vida que Dios recompensa. a mi compañero escritor. En todo el mundo y en todas las religiones se reconoce a jesús como un gran maestro. ¿por qué habló jesús tanto de ella? Ese es el tema de este libro. Mi agradecimiento también a todo el equipo de Multnomah. . entre ellas la mayoría de sus seguidores. Billjensen y Cuy Coleman. ¿cuál es la segunda llave? ¿Cuál es el tesoro divino que abre? Además. en especial a jennifer Cott. Heather Harpman Kopp. por su destacado apoyo. La primera llave es la fe: lo que usted crea determina su destino eterno. y como siempre.

y alegraos. listo para entrar a la eternidad. EN LUCAS 6:23 Bruce Wilkinson < . porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos.y si hoy fuera realmente el primer día del resto de su vida? Hoyes cuando usted hace su intercambio: todo cuanto ha logrado y ha llegado a ser. Su guiño bajo el sol por el día interminable de 6 7 . a partir de hoy mismo. por cuanto Dios tenga para ofrecerle. pero sereno. en el mismo borde. con toda su vida en la mano. ¿Qué momento! Y qué intercambio tan asombroso.Una vida recompensada por Dios 1 El mensaje de este librito tiene potencial suficiente para transformar lo que usted espera de Dios y lo que va a desear ardientemente hacer por Él. Aquí esta usted. Afectuosamente. UNA MIRADA A LAS ESTRELLAS Gozaos en aquel día. JESÚS. Espero que lo lea en un ambiente de oración y de expectación.

PREPÁRESE PARA ASOMBRARSE Nadie hizo unas afirmaciones más sorprendentes sobre la otra vida. tratando de aferramos a nuestro pequeño montón de estrellas. Usted da el paso. va a descubrir que jesús reveló que nuestras acciones de ahora afectarán a nuestro futuro para siempre. y lo que vemos es muy grande. Sin embargo. Deja en Nadie hizo unas el suelo su pequeño manojo afirmaciones más de tiempo para recoger su vida asombrosas acerca para siempre. sus enseñanzas dejaban a sus oyentes asombrados.. Lo asombroso es que hay millones de seguidores de jesús que no parecen haberse dado cuenta de lo que dijo. Su cucharada de agua. y me enseñaron Biblia desde muy temprana edad. de la otra vida. o a quién invita a cenarpodría cambiar lo que suceda después? ¿Se sorprendería? En el librito que está leyendo. ¿y si yo le dijera que las peque Jesús. las claras enseñanzas de jesús sobre este tema seguían en la oscuridad para mí. aun cuando estén impidiendo que veamos toda la verdad. aunque es algo que pudiera mejorar radicalmente nuestras esperanzas. Crecí en una familia que tenía la costumbre de asistir a la iglesia. Veamos su primera aparición pública a los doce años: 9 . pasmados e incluso enojados. Somos como niños pequeños mirando por el hueco de una cerradura hacia el cielo nocturno. jesús quiere abrir la puerta para mostramos más. que jesús de Nazaret. Mucho más. ¿No será usted uno de ellos? Yo lo fui. Luchamos para soltar las suposiciones cómodas. como si 8 fueran tesoros que estuvieran en mi propia casa y hubiera pasado por alto. necesita valor. muchas cosas comenzaron a tener sentido por vez primera. Cuando por fin las descubrí.. queñas decisiones que usted tome hoy --como su forma de relacionarse con su jefe.Una vida recompensada por Dios Una mirada a las estrellas Dios. Pero el hueco de la cerradura es muy pequeño. pasé nueve años recibiendo adiestramiento teológico. por el río Amazonas que Él le da. Más tarde. Admitámoslo: Todo cambio en nuestra forma de pensar acerca de nuestro futuro. Con frecuencia.

por causa del Hijo del Hombre. y cuando os aparten de sí. y os vituperen. que van a saltar de puro gozo». se ve con claridad que no es eso lo que quiso decir jesús. sus oyentes «se admiraron» de nuevo (Mateo 7:28). En su enseñanza conocida como el Sermón del Monte. Verá. el galardón es específica y personalmente para usted. si se comporta de una forma. antes de leerlos realmente. Lo que jesús afirma parece increíble. 23 Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan. tal vez veintenas de veces. Tengo que confesar que los leí docenas. van a estar tan felices. jesús no nos está pidiendo a usted y a mí que disfrutemos por Él del sufrimiento. Además. y desechen vuestro nombre como malo. por ejemplo. que solo saber que vendrán -y saber lo excelentes que serán. Cuando jesús comenzó formalmente su ministerio. pero no lo va a recibir si se comporta de otra (por ejemplo. dijo: Porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos.puede transformar 11 Es posible que usted conozca bien estos versículos. LUCAS 6:22-23 En estas diez palabras. jesús revela la razón por la que usted y yo nos'podemos regocijar. y alegraos. y algo «grande» que Él va a hacer por usted en el cielo. Pero si sigue leyendo. Gozaos en aquel día. Lo que nos está diciendo es que las consecuencias que tendrán en el cielo ciertas acciones de la tierra va a ser tan maravillosa. se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas» (Lucas 2:47). lo cual lo debería distinguir. de un regalo que usted recibe por creer. Observe que jesús lo describe como recompensa por hacer. aun en las peores circunstancias.Una vida recompensada por Dios Una mirada a las estrellas «y todos los que le oían. ¿Por qué? Porque hay una conexión directa entre algo que usted haga por Él en la tierra. ¿no es cierto? Yo solía pensar que estaba diciendo algo como: «Si los persiguen por mi causa. Esto es lo que dijo a continuación: 10 . V. si huyó bajo la presión de la persecución).

Estudié obras teológicas y eruditas. Un día recibí una llamada del doctor Earl Radmacher. que tiene más que ganar de lo que se imaginaba. En 1985. Como descubrirá de inmediato. Acepté. pero solo después de que él me prometió reunir un panel de eruditos distinguidos.. Y me convencí de que los que andan en una búsqueda espiritual en el mundo entero. Entonces comencé una búsqueda intensiva de la verdad. y era hora de recuperarla. incluyendo entre ellos millones de seguidores de jesús. en Oregón. • «y serás bienaventurado. para que oyeran las clases y evaluaran cada una de mis palabras. lo que implican estos pasajes es enorme. Por una parte. a partir de cuanto versículo bíblico hablara del tema de la recompensa eterna. Pasé horas pensando en lo que jesús parecía estar diciendo con tanta urgencia. te será recompensado en la resurrección de los justos» (Lucas 14:14). cuando tropecé por vez primera con las enseñanzas de jesús sobre la recompensa en los cielos.Una vida recompensada por Dios Una mirada a las estrellas nuestra forma de vivir ahora. Lo que Él estaba diciendo 12 parecía contradecir mucho de lo que siempre me habían enseñado y había creído. sugieren que Dios está tomando nota de lo que usted hace para Él todos los días. EN BUSCA DE LA PROMESA Le vaya decir cómo llegué a escribir este libro. Por otra. Cinco años de profundo estudio y doce gruesas carpetas más tarde. • «y tendrás tesoro en el cielo» (Mateo 19:21). 13 . quien me invitó a presentar mi material en un curso posgraduado de una semana en el seminario. en el que estuvieran incluidos algunos que también hubieran estado estudiando el tema de las recompensas. cuando le sirve a Él. Esta promesa de una recompensa en el cielo no es un ejemplo aislado de las enseñanzas de jesús sobre el tema: • «y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras» (Mateo 16:27). habían extraviado una verdad de gran importancia y promesa. Sí. presidente del Seminario Western. e incluso crear unas explosiones espontáneas de regocijo. quedé perplejo. porque.. mis hallazgos llenaban los anaqueles de mi estudio.

en una mañana de abril. Un día. él nos dio su respuesta: «Todos ellos Construiremos creían fervientemente en las cuidadosamente la recompensas eternas y tenían visión más grande y la esperanza de recibirlas». Aquella sobre toda su vida. maestros de Biblia. pero estaba equivocado. había creído. Y nunca he vuelto a mirar atrás. Jesús parecía Cada tarde. atravesé el recinto del seminario. Hacia el final de la semana. había formado parte de las creencias yenseñanzas cristianas desde el siglo primero. cargado con mis materiales de enseñanza. historiadores de la Iglesia. Lutero. habitación repleta de expertos estaba pasando menos tiempo debatiendo y más tiempo respondiendo de forma personal al material. Una tarde. le pregunté al grupo: «¿ Están convencidos de que esto que hemos estado enseñando sobre las recompensas está de acuerdo con lo que enseñó Jesús? » «Estamos convencidos» -me contestaron. un grupo especial de expertos se reunía en el de lo que yo siempre hogar del doctor Radmacher y debatía punto por punto. 15 . «Yo creía que Dios me había traído aquí para aprender más acerca de las recompensas eternas -me dijo-. como Agustín. Di mis clases todas las maLo que afirmaba ñanas durante cuatro horas. seminaristas y pastores de diversas denominaciones.Una vida recompensada por Dios Una mirada a las estrellas Varios meses después. salgo de aquí como un profesor transformado». Calvino. un historiador de la Iglesia procedente de Rumania nos aseguró que lo que estábamos estudiando no era una teología nueva. uno de los participantes de más edad me tomó y me llevó a un lado. Wesley y Spurgeon?» contradecir mucho 14 Cuando todos los demás vacilaron en responder. donde se hallaban algunas de las personas más brillantes que yo hubiera conocido jamás: los directores de los departamentos de griego y hebreo. llegué al salón de conferencias. Me trajo aquí para cambiarme el corazón. En el último día. Para apoyar su afirmación nos preguntó: «¿ Qué tienen en común los grandes personajes de la historia de la Iglesia. verdadera posible observé un cambio.

cuando haya terminado de leer. Las enseñanzas de jesús nos muestran que hay dos llaves que lo deciden todo con respeto a su eternidad. Y lo que promete el redescubrimiento de las verdades que libera es enorme. como cielo. se van a convertir en oportunidades para recibir grandes promesas. 17 . señalaba que jesús quiere nuestro territorio a fin de producir una gran cosecha de buenas obras para Él. RUMORES SOBRE BALLENAS AZULES En La oración de Jabes. Lo esperan unos importantes hallazgos espirituales. La segunda llave es la de su conducta. Aunque el papel de la conducta (también usaremos palabras como acciones u obras) no es más importante para su futuro que sus creencias. construiremos cuidadosamente la visión más grande y verdadera posible sobre toda su vida. Vamos a usar un buen número de palabras familiares. El libro siguiente. obras y fe. A partir de afirmaciones hechas por jesús. el primer libro de esta serie. 16 Esta segunda llave es la que enfoca Una vida recompensada por Dios. lo animo a que lea con gran expectación. en los últimos tiempos ha sido más pasado por alto.Una vida recompensada por Dios LAS DOS LLAVES Una mirada a las estrellas En las próximas páginas encontrará por sí mismo los hallazgos que exploramos aquella semana en el Seminario Western. en especial para los seguidores de jesús. La primera llave es la de sus creencias. De hecho. Abre el candado de la puerta que da a la vida eterna y determina dónde va a pasar usted la eternidad. como si se está tropezando con ellas por vez primera. y que nos conceda una influencia o «territorio» mayor en este mundo. Abre el candado de la puerta que da a las recompensas y decide la forma en que usted va a pasar la eternidad. aprendimos que Dios quiere que le pidamos su bendición. tesoro. Y comenzará a vivir con una inconmovible certeza de que todo cuanto haga hoy va a importar para siempre. va a mirar la vida diaria de una forma drásticamente distinta. Le ruego que tenga paciencia mientras buscamos ideas escondidas debajo de estas etiquetas tan familiares. Secretos de la vid. Tanto si está familiarizado con las enseñanzas de jesús acerca de las recompensas eternas. Unas decisiones tan sencillas como la forma de usar el tiempo yel dinero.

y a partir de ahora mismo. Por fortuna para todos nosotros.Una vida recompensada por Dios 2 En Una vida recompensada por Dios le quiero mostrar cómo la cosecha que usted produzca va a tener un impacto directo en su experiencia en la eternidad. certeza de que todo Admito que en un tema cuanto haga hoy va a como la eternidad. y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. Si estamos dispuestos a que sus palabras nos sorprendan. EN MATEO 16:27 Eso es lo primero que va a notar: sencillamente. humildad. No habrá un despertar poco a poco. 18 EL ENLACE INDESTRUCTIBLE Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles. perturben e incluso nos dejen perplejos. tratando de convencer a su hermano de que solo es cuestión de tiempo antes de que ambos comiencen a respirar aire y montar bicicleta. No habrá un puente entre lo temporal y lo eterno. No habrá eso de ir caminando hacia el cielo a través de un largo corredor de luz (donde usted podría. JESÚS. no habrá transición alguna. pensarse de nuevo el rumbo que lleva y decidirse a 19 U n parpadeo . debemos importar para proceder con detenimiento y siempre. por ejemplo. y cómo esa verdad puede Comenzará a vivir hacer hoy mismo que su vida con una inconmovible sea mejor. O como un gemelo en el seno materno. Dios envió a su Hijo desde el cielo para que nos ayudara a ver toda la verdad. Somos como renacuajos intercambiando historias sobre ballenas azules. nuestras esperanzas de llevar una vida que Él recompense van a mejorar.

puede ver su presente carreteras del oeste (aquí está. Pero jesús revela algo totalmente distinto. ¿Lo sorprende esta noticia? Si así es. que por fin es hora de tener en cuenta lo dicho por Dios. ¿qué? Si usted es como la mayoría de la gente. MATEO 16:27 Estaba describiendo una serie específica de sucesos en el futuro de todo creyente que van a alterar nuestra experiencia en la eternidad: Él vendrá de nuevo. se imaginará la eternidad como algo semejante a una carretera del oeste de Texas: llana. en el siguiente.Una vida recompensada por Dios El enlace indestructible regresar). 21 . leyendo Una vida de Texas: llana. un momento muy lejano en 20 su futuro infinito y decirle con exactitud cómo se debe preparar para lo que va a venir.. En un instante. traerá recompensas. Para ayudarlo a sacar el máximo de lo que jesús quiere que sepa acerca de sus recompensas. No habrá un instante libre para decidir que sí. Él es quien conoce toda la verLa mayoría dad -pasada. podemos llegar a la conclusión de que incluso sus discípulos siguen esperando en el cielo el suceso que Él describe en este versículo. presente y fude la gente se tura. Por ejemcomo una de las plo. desde larga y mon6tona. agradecerá lo que aparece a continuación. larga y monótona. Un parpadeo. Va a ir de un instante a otro. Escuche algo sobre un momento futuro del que les habló jesús a sus diScípulos: Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles. y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. Puesto que jesús no ha vuelto aún. y después vuelto a la eternidad. la tierra. todos los grandes sucesos de su vida queden atrás.y le puede dar una imagina la eternidad perspectiva única. vamos a comenzar primero con el cuadro general.. y sus recompensas le serán dadas a «cada uno conforme a sus obras». Puesto que es la única persona que ha venido de la eternidad a la tierra. recompensada por Dios). y después. Lo que espera es que después de su muerte. la eternidad.

Se muere físicamente. De hecho. jesús hablaba con frecuencia de ellos. la muerte de su cuerpo es su momento de salida.Una vida recompensada por Dios El enlace indestructible En este capítulo. La línea del tiempo que sigue se centra en sucesos que le van a acontecer en el futuro. reveló que la mayor parte de nuestra vida tiene lugar después de nuestra muerte física. Así como el nacimiento es su breve entrada a la vida en la tierra. LA MUERTE. piense en la línea del tiempo como un 22 mente. Aunque usted no existía desde siempre en el pasado. su vida como alma y espíritu continúa. donde solo aparecen marcadas las principales intersecciones. jesús reveló que después de la muerte. dejar que jesús abra la puerta. no espiritual- La (VERDADERA) LÍNEA DEL TIEMPO DE SU ETERNIDAD Si miramos con mayor atención a lo que dijo jesús. cualquiera que sea su religión o cualesquiera que sean las decisiones que esté tomando hoy acerca de sus creencias o acciones. mapa de carreteras hacia su futuro. 2. sí va a continuar existiendo para siempre en el futuro. LOS SEIS SUCESOS PRINCIPALES DE SU VIDA PARA SIEMPRE l. ni la «dormición del alma». Comencemos con el momento presente. LA VIDA. 4:23-24. 1 Tesalonicenses 5:23). descubriremos que nuestra vida eterna tiene una línea del tiempo clara y cognoscible donde aparecen todos sus sucesos. alma y espíritu Ouan 3:6. La Biblia no enseña ni la reencarnación. Usted fue creado a imagen de Dios para una vida que tiene un propósito. puesto que en usted hay más que la materia orgánica. pero por el momento. vive en la tierra como cuerpo. Entre el nacimiento y la muerte. Tendremos más detalles después. Y se aplican a usted. y obtener una gran vista estilo Vía Láctea sobre el futuro de todas las personas. vamos a separamos del hueco de la cerradura. el 23 . Sin embargo. y comprenderá cómo es que se está decidiendo hoy la larga línea de su futuro con un pequeño punto llamado «hoy».

según lo que hayamos hecho en la tierra. Apocalipsis 20:11-15).jesús solo identificó dos lugares posibles para la otra vida: el cielo o el infierno Guan 14:2. LA ETERNIDAD. o alejada de Él en el infierno (Lucas 23:43. 6. En todas sus enseñanzas. Los que le hayan rechazado «irán al castigo eterno». Recibiremos nuestra recompensa o retri- buci6npara la eternidad. la forma en que usted pase la eternidad se basa en su conducta mientras está en la tierra. Mateo 23:33). Jesús «transformará el cuerpo de la humillación nuestra. 5. Su lugar de destino eterno lo decide el que haya creído enJesús o no mientras estaba aún en esta vida Guan 3:16-18).l. 2 Corintios 5:10. Viviremos para siempre en la pre- 3. 23:14).A RESURRECCIÓN. recogiendo las consecuencias de nuestras creencias y acciones en la tierra. Los resultados determinarán su grado de recompensa en el cielo o retribución en el infierno (Mateo 11:21-22.Una vida recompensada por Dios El enlace indestructible alma o está con Dios en el cielo. 25 . 4. Ambos duran para siempre. Jesús enseñó que a todos nos espera una existencia eterna. nunca podrá volver a pasar por la muerte (l Corintios 15). En el caso de los resucitados para vida. Aunque su destino eterno se basa en sus creencias. EL PAGO. 24 sencia o ausencia de Dios. mientras que los que le hayan escogido experimentarán una vida eterna en la presencia de Dios (Mateo 25:46). para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya» (Filipenses 3:21). En la eternidad. sino una vida real en un lugar también real. Tanto creyentes como no creyentes serán juzgados por Jesucristo en unos sucesos llamados el «bema~ y el «gran trono b1anco~ Guan 5:22. toda persona va a pasar por una resurrección corporal Guan 5:28-29). y lo determina lo que hayamos creído en la tierra. Nuestro nuevo cuerpo va a ser inmortal. 2 Corintios 5:8). Recibimos un cuerpo resucitado. La eternidad que Jesús revela no es una simple existencia o estado mental. EL LUGAR DE DESTINO. Alcanzamos nuestro lugar de destino después de la muerte.

. usted tome en su vida no se desvanecerán cuando usted si usted toma ciertas muera.. Si mira los seis sucesos principales de su vida para siempre en función de causa y efecto. notará que su vida de ahora está causando un impacto directo en todo lo que le va a suceder después de morir. Y esto nos lleva a una conexión que muchos no alcanzan a ver. durante toda la eternidad. la Tribulación y el Reino. Cuando estudiamos los sucesos de nuestra línea del tiempo.Una vida recompensada por Dios El enlace indestructible Si usted está familiarizado con lo que dice la Biblia acerca de los sucesos futuros. Y seguirán siendo importantes decisiones ahora. 27 Hasta este rapidísimo recorrido por la eternidad basta para mostrarle lo mucho que está en juego en lo que tiene usted por delante. Las decisiones que y recompensas. e incluso aunque no crea de realización en ella.. siempre funcionando. Esto se debe a que hemos tratado de describir una visión amplia de los sucesos que todos vamos a experimentar. Piense en esta Ley del Enlace Indestructible como la ley de gravedad: siempre presente. Tal vez usted ya la haya visto. HAGA LA CONEXIÓN Yo describo esta conexión crítica llamándola «la Ley del Enlace Indestructible»: Sus decisiones terrenales tendrán consecuencias directas sobre su vida en la eternidad.. vemos que en realidad hay dos conjuntos de consecuencias (las describí en el capítulo I llamándoles « llaves» ): • Nuestro destino eterno es consecuencia de lo que creamos en la tierra. su futuro contiene grandes promesas de realización y recompensas. Su futuTO contiene aun cuando usted no la pueda grandes promesas ver. 26 . si usted toma ciertas decisiones ahora. como el Arrebatamiento. Entre su vida en la tierra y todos los sucesos posteriores de su vida hay una conexión invisible que va en un solo sentido. habrá notado que no hemos incluido algunos. la Segunda Venida de Jesús. Está claro que. según Jesús. Son importantes.

sobre lo que usted decidirá hacer dentro de un minuto? Jesús quiere que sepa que las consecuencias positivas de sus acciones y creencias de hoy pueden cambiar su eternidad de formas asombrosas y 29 . Como podrá ver. ¿acaso esto no cambiaría de forma drástica su manera de pensar sobre su vida. mientras tiende a reducir al mínimo la importancia 28 de las obras. sobre Dios. Uno de los grupos insiste en las consecuencias de las creencias sobre el futuro eterno de la persona.Una vida recompensada por Dios El enlace indestructible • Nuestra compensación eterna es consecuencia de la forma en que nos conduzcamos en la tierra. aplicaba el enlace a mi fe. que en todo el mundo las personas se pueden dividir en dos grupos con respecto a esta cuestión. Lo que he observado es . El otro insiste en las consecuencias de las buenas obras sobre el futuro eterno de la persona. En cambio. lamentablemente. daba por sentado que mis acciones (una vez resuelta la cuestión de mis creencias) no tendrían consecuencias directas sobre lo que sería ~ el cielo para mí. solo ve una parte del cuadro general. Yo crecí comprendiendo solo parte de lo que" muestra este enlace. Cada uno de estos dos grupos tiende a menospreciar al otro y. Jesús vino para pero no a mis acciones. De acuerdo con su experiencia. ¿le parecen ciertas estas observaciones? Permítame preguntarle: ¿Cuál consecuencia del enlace se habría podido esconder de su vista dentro de su manera de pensar? Piense en lo que podría significar para usted el redescubrimiento de la conexión entre su vida de ahora y su vida en la eternidad. mientras tiende a reducir al mínimo la cuestión de las creencias. Sabía que lo que creyera en la tierra afectaría al lugar donde pasaría la eternidad. Si sus acciones de ahora tienen el potencial necesario para afectar de forma radical su eternidad. mostrarle cómo Déjeme preguntarle una puede cambiar su cosa: ¿Cree que sus decisiofuturo a partir nes de hoy están enlazadas con lo que usted va a experide una pequeña mentar en la eternidad? decisión.

La línea representa su vida después de la muerte en la eternidad. Cada vez que mis oyentes captan esta imagen mental.Una vida recompensada por Dios El enlace indestructible maravillosas. sino solo una gran promesa. las enseñanzas de Jesús sefialan que lo que sucede den- tro del punto determina todo lo que suceda en la línea. Dicen cosas como estas: Usted no necesita «Si esto es cierto. La línea comienza en un lugar. no tenemos por qué pensar que la eternidad contiene una amenaza. y porque Él vino. A continuación verá un punto y una línea. Imagínese que la línea se sale de la página y sigue avanzando y avanzando. sin tener fin. Esta es para siempre. esto significa unos setenta años. 31 EL PUNTO Y LA LÍNEA Le quiero mostrar una figura que lo ayudará a mantener siempre presente en su pensamiento la realidad del enlace indestructible mientras toma sus decisiones diarias. su ~ reacción es inmediata e intensa. he pensado en terminar bien. Jesús vino de la eternidad a la tierra para que usted pudiera saber con exactitud qué consecuencias tendrán allí sus acciones y creencias. El punto representa toda su vida aquí en la tierra.esperar al otro lado sar siquiera en mi futuro real» del último latido Un hombre me dijo: «Siempre de su corazón. El punto es pequeño y se limita a un pequeño lugar. el cambio preguntarse ni que hace en mí es total». sin pen. Usted no necesita preguntarse ni preocuparse acerca de lo que le podría esperar al otro lado del último latido de su corazón. • --------------II~~ 30 . y que Él no quiere que desperdicie ni un minuto más creyendo algo distinto. Como vimos en nuestra línea del tiempo. En su gran misericordia. o preocuparse acerca «No puedo creer que yo haya de lo que le podrta preparado el futuro de mis hijos y mi ancianidad. Incluso una pequefia decisión en el punto puede tener por resultado una consecuencia correspondiente de unas proporciones asombrosas dentro de la línea. Para la mayoría de nosotros. y después sigue a lo ancho de la página.

porque ellos no te pueden recompensar. y serás bienaventurado. Jesús vino para mostrarle cómo puede cambiar su futuro. Mientras los hUéspedes iball buscando su lugar. pero te serd recompensado en la resurrección de los justos. los mancos.d e .. ofreció un consejo que no le habían pedido: S 32 33 . los cojos y los ciegos. JESÚS. llama a los pobres. su visión de futuro está a punto de mejorar. Solo tiene que preguntárselo a un grupo de hUéspedes de una cena. Jesús había sido invitad.UE DICE LA BIBLIA DE LAS RECOMPENSAS Mas cuando hagas banquete.. o para el punto? Si me responde que ha vivido para el punto. junto con una diStingUida. Jesús los observaba mientras se apresuraban a conseguir los mejores asientos. ¿Se puede identificar con alguna de estas reacciones? ¿Diría que ha estado viviendo para la línea.. EN LUCAS 14:13-14 ucedió en un día de reposo.o. a partir de una pequeña decisión.. huéspedes al hogar de un líder prominente (Lucas 14: 1).Una vida recompensada por Dios 3 pero ahora resulta que la muerte solo es la puerta donde todo comienza». De repente.. Lo Q.lista.

. Se volvió al anfitrión y comenzó a instruirlo sobre una manera mejor de buscar sus hUéspedes: Dijo también al que le había convidado: Cuando hagas comida o cena. en la palabra bienaventurado. 13-14 En todo el salón. . será humillado. él le sonrió lleno de felicidad con una sonrisa sin dientes. no invites a toda esta gente que has invitado esta noche. ni a vecinos ricos. 12 ¡Qué momento tan incómodo! jesús le parecía estar diciendo a su anfitrión: ~ La próxima vez.Una vida recompensada por Días Lo que dice la Biblia de las recompensas Ve y siéntate en el último lugar. los que andaban haciendo juegos de poder titubearon.. La primera indicación que encontramos sobre ese algo se halla Aquella JtOC1te. Pero jesús no había terminado. Jesús tenía ¡Bienaventurado! Todos otra cosa ea conocemos ese sentimiento. y seas recompensado. Porque cualquiera que se enaltece. y adquirimos un nuevo amigo. y el que se humilla.a cambio. vv. grande que habia en el menú. V. los mancos. Cuando mi hija le presentó la hamburguesa con queso más. no llames a tus amigos. ni a tus parientes. vv. los cojos y los ciegos. no sea que ellos a su vez te vuelvan a convidar.. será enaltecido.. y decidimos pagarle el almuerzo a un viajero sin hogar que estaba sentado fuera del restaurante. lamente. o su comprensión de la etiqueta social? Miremos con mayor detenimiento lo que le dijo después: 34 En lugar de criticar a su anfitrión por su generosidad. jesús le estaba mostrando cómo hacer para conseguir algo importante -algo más perdurable que una noche encantadora. y serás bienaventurado. Mi familia lo experimentó un día cuando nos salimos de la carretera para almorzar.. 10-11 Mas cuando hagas banquete. ni a tus hermanos. llama a los pobres. ¿Estaba poniendo en duda el buen gusto de aquel hombre en cuanto a amigos.

por su gracia y bondad inmerecidas.Una vida recompensada por Dios Lo que dice la Biblia de . Va a recibir el pago. Por supuesto. 2. Las bendiciones vienen realmente cuando uno hace buenas obras a favor de quienes no se las pueden pagar. sino después de la muerte. y no vienen ahora. pero te será recompensado en la resurrección de los justos.Jesús tenía otra cosa en mente. Sí. Con una sensación general de calor. jesús tenía razón. Pero las recompensas que jesús revela en esta historia -y de las cuales es de las que más habla. aquel salón: que Dios solo recompensa en la tierra a las personas por el bien que hacen en esta vida. Su pago llegará en la otra vida. V. será bienaventurado. 3. Usted se encontraría 37 Pero no es eso de lo que Él estaba hablando. jesús reveló algo totalmente opuesto. Lo QUE JESÚS DIJO DESPUÉS El resto de lo que dijo jesús nos lleva al corazón mismo de las enseñanzas de la Biblia acerca de las recompensas: y serás bienaventurado. No darse cuenta de estas diferencias equivale a prepararse para la desilusión. Aquella noche. Cuando lo reciba. y lo que creían todos los que se hallaban en 36 . porque ellos no te pueden recompensar. sino de que hagamos. Estas recompensas no vienen de que pidamos. Totalmente recompensado. Esto contradice lo que cree la mayor parte de la gente hoy. Constituyen la respuesta garantizada de Diosa una acción concreta por parte nuestra que va aseguir afectando a nuestra vida en la eternidad. Sus palabras muestran que cuando usted haga una buena obra a favor de una persona que no le pueda pagar: 1. Dios nos bendice aquí en la tierra. También es posible que nos dé recompensas temporales por haber tomado unas decisiones correctas o haberle servido fielmente aquí y ahora.las recompensas Aún recuerdo cómo me sentía mientras regresábamos a la carretera interestatal.son distintas. 14 Era imposible que alguno de los que estaban en aquel salón no comprendiera la asombrosa revelación de jesús: Dios nos va a pagar por nuestras buenas obras después de que hayamos muerto.

salario]» (l Timoteo 5:18). La segunda palabra usada para hablar de la recompensa en los cielos aparece en el relato sobre la cena que aparece en este capítulo.. algo que uno gana como consecuencia de algo que hace. ¿por qué mi familia tiene tantos problemas econ6micos? ¿Acaso será que Él no se da cuenta.. Y Pablo le dijo a Timoteo: «Digno es el obrero de su misz6s [sueldo. Literalmente significa sueldo: «Gozaos en aquel día. las recompensas sobre las cuales jesús quería que supiéramos más usted y yo no llegan ahora. Dios sí se da cuenta y sí le impona. y se lo dijo de nuevo a un salón repleto de sabelotodo religiosos que iban a cenar. su patrono les da su misz6s. ¿QUÉ QUISO DECIR JESÚS AL HABLAR DE RECOMPENSA? Es interesante que la Biblia use dos palabras diferentes para describir la recompensa de jesús. Entonces. y comienzan con algo que usted hace hoy. Todos los que oyeron aJesús. o una muestra de gratitud (como ~na placa entregada por treinta afios en la fábrica). Pero lo que no promete es que trabajar para Él ahora siempre vaya a tener por consecuencia unas ganancias recibidas de Él también ahora. y alegraos. con algo que usted Él nunca describió su rehaga hoy.Una vida recompensada por Dios Lo que dice la Biblia de las recompensas haciéndose preguntas como estas: Sirvo a píos de todas las formas que sé. ») . Jesús usó la misma palabra más tarde al hablar de los sueidos terrenales: «Llama a los obreros y págales el misz6s [sueldo]» (Mateo 20:8). Y cuando Las recompensas trabajan para mí. De hecho. Lo llamó «sueldo». compensa como una propina dada por caridad (<<Aquí tienes un poco de dinero extra. porque 38 he aquí vuestro mísz6s [sueldo] es grande en los cielos» (Lucas 6:23). o no le importa? Amigo... La palabra griega usada en las enseñanzas de jesús en Lucas 6 es misz6s. Aquí usó una 39 . comprendieron con exactitud lo que quería decir: «Cuando ustedes trabajan en la tierra. yo también deJesús comienzan les pago su sueldo». Sus recompensas eternas vienen más tarde. Lo dijo en su primer sermón.

verbo que significa «dar en retomo~. -¿Ora usted mucho? -le pregunté. -Me desaliento tanto aquí acostada todo el día. supongo. forma de apodidomi.r caridad. Cuando el samaritano se llevó al herido a una posada cercana. yo te lo pagaré [apodoso. no perderá su recompensa [miszós.. ni una oración en como una propina medio de la noche. Vera pensó por un instante antes de contestarme: -Más o menos medio día. devolver] cuando regrese~ (Lucas 10:35). le dijo al posadero: «Cuídamele. doctor Wilkinson -me dijo-.. 41 . pagar.. Si piensa que Dios lo va a recompensar solo por los actos grandiosos de sacrificio personal. pero te será recompensado {antapodozésetai forma de antapodfdomi] en la resurrección de los justos.Una vida recompensada por Dios Lo que dice la Biblia de las recompensas palabra compuesta. sueldo] ~ (Marcos 9:41). Estos dos verbos similares. Jesús dice que cuando Dios use con usted el verbo apodfdomi. llevan la idea de un sueldo a un territorio más sorprendente aun.estaba confinada a su lecho. recuerde que Jesús dijo: «y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre. y no por los actos diarios de amor. Ni un vaso de agua. En realidad no puedo hacer por Dios nada más que orar. ¿Ha oído y aceptado la asombrosa promesa de Jesús? Jesús nunca No hay obra alguna hecha por describi6 Dios que pase inadvertida o su recompensa sin recompensa. RETRATO DE UNA VIDA Hace poco visité a una anciana llamada Vera. y dfdomi significa dar. dada po. una forma del verbo antapodfdomi. o simplemente. «pagar». lo estará recompensando en una medida plena por cuanto usted 40 hizo por Él. Y parte de la noche también. LUCAS 14:14 Jesús también usó un término muy similar en su famosa historia acerca del Buen Samaritano. y serás bienaventurado.. Al combinarlas dan antapodfdomi. que se detuvo para ayudar al viajero a quien los salteadores habían golpeado y robado. que . Ant'apó significa «en retomo~. y todo lo que gastes de más. antapodfdomi y apodfdomi.

Dios lo recompensará por sufrir por su nombre y reputación (Lucas 6:22-23). 4. Vera es un buen ejemplo del primero: l. Jesús les dijo a sus discípulos: «En esto es gloTal vez usted esté rificado mi Padre. 1 Timoteo 6:18-19). que está haciendo más cosas de valor eterno. he observado en culturas del mundo entero que la gente sabe por instinto lo que es una buena obra: un acto que uno realiza a favor de alguien. 2. recordándole que Jesús decía que la oración en privado es tan valiosa para Dios. de valor eterno. Entonces. y trabaja por lograrlo. Dios lo recompensará por buscarlo a través de actos espirituales como ayunar y orar (Mateo 6:6. En las ensedanzas de Jesús de las que se yen el resto del Nuevo Testadacuema. Dios lo recompensará por negarse a sí mismo para servirle (Mateo 16:24-27). 6. Hebreos 11:6). de las que se da cuenta. Para ayudarlo a recordar este retrato. Sin embargo. Efesios 6:8. I 43 . Dios lo recompensará por los sacrificios que haga por Él (Lucas 6:35). que satisface una necesidad y le da honra a Dios. De hecho Jesús dijo que toda persona que se sacrifique para seguirle va a ser recompensada al ciento por uno (Mateo 19:29). talento y tesoros con el propósito de extender su Reino (Mateo 6:3-4. En Secretos de la vid vimos lo mucho que Dios quiere este tipo de fecundidad en la vida de todos. Tal vez a usted le pase como a Vera. mento hallamos una intensa 42 imagen de la vida que Dios recompensa. he hecho una lista de siete aspectos.Una vida recompensada por Dios Lo que dice la Biblia de las recompensas Yo le di ánimo. que dU Padre que ve en lo secreto te recompensará en público~ (Mateo 6:6). Dios lo recompensará por compartir su tiempo. 7. Dios lo recompensará por servir a los necesitados en su nombre (Marcos 9:41). Colosenses 3:22-24). ¿qué aspecto tendría el retrato de una vida que Dios recompensa? En ningún lugar presentaJesús una lista exhaustiva de las acciones que Él va a recompensar. Dios lo recompensará por someterse a su patrono como fiel administrador (Mateo 24:45-47. 3. 5. en que llehaciendo mds cosas véis mucho fruto» Ouan 15:8).

Jesús murió por mí. y no porque me lo merezca. No podía para Él. Yo mismo los tuve Nopodfa creer cuando exploré este tema la que quisiera primera vez. creer que quisiera recompensarme por aquello que ya estaba haciendo voluntariamente para Él. Dicen: «Pero si yo no merezco recompensa alguna•. LA PRERROGATIVA DE DIOS Comprendo esos sentimientos. estaba ~aciendo jado para Dios con toda felicivoluntariamente dad durante años. Este pasaje muestra que. O tal vez lea la lista y se sienta desanimado: Esto parece la descripción de un supersanto al estilo de Billy Graham. otros. tiene igual oportunidad de agradar a Dios y escuchar su «Bien.Una vida recompensada por Dios Lo que dice la Biblia de las recompensas Al leer esta lista.. Hay quienes sienten una intensa gratitud. cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado.jesús les dijo a sus discípulos: «Así también vosotros. Había traba. buen siervo y fiel» (Mateo 25:21). ¿ Cómo es posible que gane alguna recompensa alguien como yo? Permítame que lo tranquilice. tengo el deber y el privilegio de servir a Dios. Dos pasajes de los evangelios me ayudaron a comenzar un cambio de pensamiento: • En Lucas 17:10. briendo estas cosas por vez primera reaccionan con unos sentimientos muy diversos.. o la Madre Teresa. hicimos~. O bien: «Si ya voy a pasar la eternidad con jesús en el cielo. decid: Siervos inútiles somos. un estallido de expectación. De hecho. va a ver que todas las personas que hay en la tierra. pues lo que debíamos hacer. 45 He observado que las personas que están descu. ¿para qué habría de querer o necesitar algo más? 44 . En las próximas páginas. Servirlo era lo menos que podría hacer yo por Él. cualesquiera que sean sus circunstancias o capacidades. Si jesús me lo agradece. no esrecompensa~e tuve de acuerdo con el plan de por aquello que ya Dios en absoluto. Al fin y al cabo. por encima de todo. es porque Él es bondadoso y generoso. Pero otros me dicen que les cuesta creer lo que están oyendo. es probable que encuentre aspectos en los cuales ya le ha dado la prioridad a hacer lo que Dios promete recompensar.

. Hebreos 11:6 es el único versículo de la Biblia donde la va a usar para describir a una persona Dios es el miszapodótts: el recompensador que lo recompensa pagándole su sueldo. La Biblia dice que si usted quiere agradarle. él les dijo: ~¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia. Pero en el próximo capítulo lo lle. el cual Jesús se lo demostrará cara a cara. . debe creer que «le hay. Dios decide recompensar.. cuando los que habían trabajado el día entero pusieron en duda la justicia del terrateniente. esto exige fe.• 01:6). Que su Dios «es galardonador». un día me volví a encontrar con un conocido versículo que cambió de una vez por todas mi forma de pensar en este asunto. y que es galardonador. Si busca la palabra galardonador en griego. porque yo soy bueno?» (v. Como ve.. 15). Al final del día.ti que ~ acuca vará a un día en su futuro en a Dios crea que. se va a asombrar de lo que va a descubrir. Es necesario que Hoy. tal vez sea porque me falta bondad en mi propio corazón. Jesús contó una parábola acerca de unos trabajadores que trabajaron diferentes cantidades de tiempo. como su provisión para salvar. pero también debt creer algo más. Si yo no estoy de acuerdo con su asombrosa bondad. LE PRESENTO AL GALARDONADOR Hallará este versículo en Hebreos. 47 es galardonador. Dice el escritor: «Pero sin fe es imposible agradar a Dios. es una manifestación de su asombrosa gracia.. porque esto es una expresión de su generosa naturaleza. Entonces. Su plan para recompensar. Este segundo pasaje me recuerda que Dios puede ser tan generoso como Él quiera con lo que le pertenece.Una vida recompensada por Dios Lo que dice la Biblia de las recompensas • En Mateo 20:1-16. sino una rara combinación de ambas.. porque es necesario 46 que el que se acerca a Dios crea que le hay. De hecho. metido dentro de un pasaje que habla de los héroes que agradaron a Dios con su fe.. La palabra usada aquí no es ni miszós ni el verbo apodídomi. pero recibieron todos el mismo salario. y no hay otra forma de pensar en esto.

usted y yo vamos a tener nuestra propia ceremonia de entrega de premios en la eternidad. Habrá Un d fa. que observarán con ardiente emoción. Un día. Hasta los ángeles se detendrán. Ahora. usted y llegado nuestro momento de subir a la plataforma para reyo tendremos nuestra 'b' Cl H nuestra recompensa. ¿quién cree propia ceremonia de entrega usted que va a ser nuestro juez y galardonador? de premios en El mejor juez sería una la eternidad. para que todos honren al Hijo como honran al Padre..S e ha sentado alguna vez con los ojos pegados a la televisión.. y ha ganado.UEL DÍA Porque el Padre a nadie juzga. persona que comprendiera lo que es la justicia total desde la perspectiva del cielo. Ha terminado la carrera. pero que supiera también lo que es vivir en el calor. Habrá testigos de todas las naciones y las generaciones. En ese día. un oficial de las Olimpíadas le pone una medalla al cuello. sino que todo el juicio dio al Hijo. su himno nacional se oye en todo el estadio y la bandera de su nación ondea en el lugar de distinción. Los cielos resonarán con la alabanza y la celebración. EN JUAN 5:22-23 < . Su atleta favorito sube los escalones de la plataforma de los ganadores. Porque nuestra carrera de la fe habrá terminado..eremonias de entrega de los premiOS ohmplcos mientras le corren las lágrimas por el rostro? Yo lo he hecho. JESÚS. el polvo y el desaliento de la vida cotidiana. Sus años de sudor 48 y sacrificio han dado fruto. vi~ndo ~as c.Aquel día 4 AQ. mientras aplauden miles de personas. En estas escenas hay algo especial que conmueve el corazón de las personas. 49 .

. sino también a todos los que aman su venida» (2 Timoteo 4:8). En los próximos minutos. dice también que será nuestro juez. Vamos a ver con mayor detenimiento el quinto suceso: el pago. y todos recibiremos de Dios una compensación basada en nuestras obras. en aquel día. ¿Espera usted ansioso el momento en que se encuentre personalmente con su Salvador? Entonces este capítulo es especialmente para usted. pero sin pecado» (Hebreos 4: 15). ¿cómo responderemos nosotros? Nadie escribió con mayor detalle acerca de ese día. vamos a responder algunas preguntas importantes acerca de esa maravillosa ocasión: ¿Cómo va a evaluar jesús lo que hicimos por Él? ¿Qué podríamos ganar o perder? Y. El apóstol Juan escribió acerca de un juicio en un gran trono blanco. para recibir su pago por lo que hizo durante su vida en la tierra. que el apóstol Pablo. Cuando el apóstol Pablo les escribía a las iglesias. La Biblia dice que Él fue «tentado en todo según nuestra semejanza. tal vez porque él experimentó un avance inesperado de su importancia un día. cuando comenzaron los problemas.. Sus enemigos lo arrastraron hasta los tribunales y lo acusaron de «persuadir a los hombres a honrar a Dios contra la ley» (Hechos 18:13). escribió: «Por lo demás. les hablaba de un juicio en el bema de jesús. Yde hecho. 51 . Recuerde: todos rendiremos cuentas. JUAN 5:22 Pablo. pensando de antemano en su propia ceremonia de entrega de premios. me está guardada la corona de justicia. y no solo a mí. juez justo. esparciendo allí la buena noticia del Evangelio cada vez que podía. la cual me dará el Señor.Una vida recompensada por Dios Aquel día Esa persona solo podría ser jesús. sino que todo el juicio dio al Hijo. El propio jesús les anunció a sus discípulos que Dios le había dado la autoridad para juzgar: Porque el Padre a nadie juzga. PABLO ANTE EL BEMA Comenzaremos dándole una imagen de lo que va a experimentar cuando comparezca ante jesús 50 Pablo llevaba varios meses viviendo en Corinto. estando en la ciudad griega de Corinto.

Una vida recompensada por Dios Aquel día Los eruditos creen que una plataforma elevada de mármol que aún es visible hoy entre las ruinas de Corinto es el lugar exacto donde se sentó el magistrado de la provincia para oír del caso de Pablo. Como sabrá. justicia y recompensa Ouan 19:13. está indicando claramente una recompensa o pago. ¿O no lo fue? Tres años después. Hechos 25:10-12). para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo. esto se produce en el cielo. Esta misma palabra se aplicaba al lugar donde se sentaban los oficiales en las competencias olímpicas. Pero cuando le llegó el tumo de defenderse. que quería que la Iglesia de Corinto viera y recordara. este situado en el cielo. Ya había decidido que no se había cometido delito alguno. compareceremos allí solos. y nuestro juez será el mismo Jesucristo. Pablo le envió una carta a la iglesia de Corinto. mientras sus enemigos alegaban a favor de que se le castigara. el incidente ante el bema de Corinto debe haber sido algo muy efímero para él. sea bueno o sea malo. Galión detuvo la audiencia. Todos nos enfrentaremos al bema. Y cuando dice «lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo». En ella hablaba de otro bema. 2 CORINTIOS 5:10 Observe dos frases importantes: Cuando 'Pablo habla de que «cada uno reciba». Les decía que todos 52 los seguidores de Jesús tendrían que comparecer ante él un día: Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo. Si tenemos en cuenta la tumultuosa vida del apóstol. Pablo quedó en libertad. después de morir. está limitando la recompensa a las cosas que usted hizo mientras estaba vivo aquí en la tierra. Pablo compareció ante un magistrado llamado Galión. El bema representaba autoridad. palabra griega que significa asiento del juicio. 53 . Esta plataforma recibía el nombre de bema. La escena que se desarrolló entre las piedras de Corinto le dio a Pablo una imagen fascinante. En aquella audiencia.

sacó a relucir de nuevo el bema: Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Cuando juntamos esa quien se está tos versículos. como hace jesús). piedras preciosas. En el momento de rendir cuentas después de que venga jesús (Pablo lo llama «el día».. hojarasca. él sufrirá pérdida.. La segunda razón de ser del juicio ante el bema es probar nuestras obras: y la obra de cada uno cuál sea. vv. la declarará y será recreencias. madera. De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. la obra de cada uno se hará manifiesta. heno. plata. Observe las se están probando palabras clave: se hará manitampoco sus fiesta. cuando Pablo les escribió a los cristianos de Roma para darles ánimo. todo cuanto hayamos hecho por Dios quedará llana y totalmente a la vista. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedific6. y la obra de cada uno cuál sea. que representa nuestras obras. recibirá recompensa. que se halla en 1 Corintios 3. pues por el fuego será revelada. ROMANOS 14.10. Si la oro. aunque así como por fuego. porque el día la declarará. las cuales pasan por la prueba del fuego: y si sobre este fundamento alguno edificare Sabemos por el versículo anterior que el fundamento al que se refiere Pablo es No es a usted jesús. En ella. Pablo no describe una plataforma. No bema es mostrar..Una vida recompensada por Dios MOSTRAR y PROBAR Aquel día Dos años más tarde. velada. aclaran que la primera razón de ser del probando aquí. nos da algunas ideas clave al respecto. el fuego la probará. sino un edificio. 12 ¿Qué quiso decir al hablar de «dar cuenta»? Una descripción visual de nuestro juicio. si bien él mismo será salvo. vv. el fuego la probará. 13-15 54 55 . 12-13 obra de alguno se quemare.

no tenemos forma de saberlo. En el capítulo anterior. Cada uno de ellos ve todas las obras que hizo en una alta pila sobre el altar. Es evidente que el fuego tendría que probar no solo lo que hemos hecho. se prueba la pila con fuego. primero uno y después otro.. ¿qué se prueba en el bema? Sus obras. hasta que venga el Señor. por sensibles. solo Dios conoce lo que valen las obras que cada persona hizo para Él. Lo que usted hizo con su vida perdurará como el oro. O bien. Comparecen para el juicio. Pero jesús dijo que la buena 57 la verdad evidente para todos.Una vida recompensada por Dios Aquel dfa Observe que no es a usted a quien se está probando aquí. y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios» (l Corintios 4:5). ¿Cuál de estos dos va a entrar en la eternidad con una recompensa mayor? La respuesta es que antes de que todo pase por el fuego 56 . y la recompensa o pérdida que le siga. EL ORO COMO CRITERIO Usted se deberá estar preguntando qué hará que una obra se queme como la paja. mientras que el otro es un vendedor ambulante. Solo después de la prueba del fuego vamos a ver por fin cuánto ha significado la vida de una persona para la eternidad. El fuego hará del bema. Hasta entonces. Entonces. sin que quede el menor rastro.. sino también cómo y por qué lo hemos hecho. la plata y las piedras preciosas en un incendio. No se están probando tampoco sus creencias. Y cuando lo veamos. ni su lugar de destino para la eternidad. Entonces. no juzguéis nada antes de tiempo. Uno es un alto líder de la Iglesia. estaremos totalmente de acuerdo con el juicio de jesús. Por eso Pablo exhortaba a los cristianos diciéndoles: «Así que. o permanezca como el oro. arderá como la paja. deleitosas o incluso religiosas que hayan podido parecer estas actividades mientras usted estaba vivo. El fuego va a hacer que la verdad sea evidente para todos. Le ayudará a captar la razón de ser de nuestro «mostrar y probar» en el cielo el que se imagine a dos seguidores de jesús acercándose al bema. pintamos un retrato para mostrar el aspecto que tiene una vida que Dios recompensa.

. recompensa de vuestro Padre que está en los cielos» (Mateo 6: 1). jesús dijo que sus seguidores. para ser vistos de ellos. y prestad. y seréis hijos del Altísimo. Tal vez sea para usted un alivio saber que la vida que Dios recompensa no tiene que ver con la actuación alejada de una relación con jesús.Una vida recompensada por Dios Aquel día conducta genuina comienza siempre en el corazón (Lucas 6:43-45). En cambio. y no tengo amor. nuestras acciones más «religiosas» carecen de valor alguno si nuestra motivación es levantar nuestro propio ego y nuestra reputación. En su famoso pasaje sobre el amor. a menos que permanezcan cerca de Él y obedezcan sus mandatos. pero se lamenta de que no hayan mantenido vivo su amor por Él. La prueba de la motivación. 3. y tu arduo trabajo y paciencia. ¿Cuál debe ser nuestra motivación? Servir a Dios y darle gloria. Aunque es importante recordar que cuanto hagamos para Dios será juzgado en el bema. jesús dijo: «Amad. las buenas obras no benefician a quien las hace: «y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres. de otra manera no tendréis 58 . Pablo señala que sin amor. La prueba de la relación.]esús elogia a la Iglesia de Éfeso por sus muchas obras buenas. lo opuesto es lo cierto. y si entregase mi cuerpo para ser quemado. 2. de nada me sirve» (l Corintios 13:3). La prueba del amor. Incluso acciones tan corrientes como comer y beber le pueden dar gloria (l Corintios 10:31).4). pues. jesús dijo: «Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres. no llevarán «mucho fruto» para Él: «Porque separados de mí nada podéis hacer» Ouan 15:5). y haced bien.como el criterio de oro para evaluar si lo que usted está haciendo por Dios va a permanecer: l. porque él es benigno para con los ingratos y malos» (Lucas 6:35).. Piense en las tres pruebas siguientes -sacadas todas de las enseñanzas de jesús. De hecho. a vuestros enemigos. no esperando de ello nada.. Pero tengo contra ti. Las verdaderas buenas obras siempre se centran en un sincero intento por mejorar el bienestar de otro. y será vuestro galardón grande. que has dejado tu primer amor» (2:2. Dice: «Yo conozco tus obras. no 59 En el Apocalipsis.

A partir de estos textos se ve con claridad que usted podría hacer una obra. él sufrirá pérdida. hijitos. para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados» (1 Juan 2:28). Eso es exactamente lo que podría suceder. si bien él mismo será salvo. sino la ganancia. para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo. tengamos confianza. para que cuando se manifieste. No en balde también. Con todo. sino que recibáis galardón completo» (2 Juan 1:8). la principal razón de ser del bema no es la pérdida. y después perder la recompensa por ella. Jesús no utilizará en el juicio criterio alguno que no haya revelado con claridad en las Escrituras. Aunque las consecuencias de unas oportunidades no aprovechadas y una recompensa perdida nos acompañarán por toda la eternidad. aunque así como por fuego» (v. 15). ¿Cómo puedo estar seguro? Porque la Biblia promete que «enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos» (Apocalipsis 21:4). podremos sufrir pérdida. i Qué pensamiento tan sorprendente! ¿Es posi- ble que un verdadero seguidor de Jesús -aunque su salvación no esté en peligro en el bema. ¿qué quiso decir Pablo con las palabras sufrir pérdida? entrar a la eternidad con pocas buenas obras que mostrar por todo el tiempo que vivió en la tierra? Sí. permaneced en él. No en balde el apóstol Juan nos advirtió: «Mirad por vosotros mismos. 61 «¿ CÓMO PUEDO 'SUFRIR PÉRDIDA' EN EL CIELO?» El pasaje de 1 Corintios 3 que habla de la prueba del fuego termina con una visión de futuro bastante grave: «Si la obra de alguno se quemare. rogaba: «y ahora. según estos pasajes. Entonces.Una vida recompensada por Dios Aquel día tenemos por qué sentimos ansiosos sobre si una obra no va a pasar la prueba del bema a causa de algo sobre lo cual nunca supimos nada.pueda 60 . el pesar o la vergüenza que pudiéramos experimentar no lo harán. Esta es la parte de nuestro futuro que tan pocos creyentes que yo conozca han captado jamás: Cuando comparezcamos ante el bema de Jesús. y no nos haya dado por su Espíritu el poder suficiente para cumplirlo (2 Pedro 1:2-4).

que cuando compró la más: Jesús quiere vida de usted con su propia que usted se quede sangre. En ese momento. únase conmigo y vivamos con todo el corazón para un día de celebración. mientras lee este libro. y se inclina después hacia nosotros para favorecernos con la recompensa que Él más nos quiere dar. pase lo que pase en el bema. Usted también. Ylos versículos muestran que su acto de adoración -lanzar sus coronas. el contexto muestra que estos ancianos no representan a todos los creyentes.se repite una y otra vez por toda la eternidad. su plan es que usted disfrute sus recompensas y haga buen uso de ellas por el resto de la eternidad. como esos admirados adoradores. Como veremos en el próximo capítulo. en nosotros y por medio de nosotros -y sepamos plenamente que 62 sin Él no habríamos podido hacer ni una sola obra elogiable para Él-. nuestra abrumadora respuesta será gritar para darle gracias y alabarlo. UNA RECOMPENSA PARA GUARDARLA En ese momento. usted va a querer caer en adoración a los pies del Señor jesús y devolverle todo lo que Él le acaba de dar. cuando jesús nos dé la recompensa por nuestra vida. pero errónea.Una vida recompensada por Dios Aquel día La sorprendente verdad es que. o que ahora mismo. jesús quiere que usted se quede con todo. La suposición popular de que vamos a lanzar nuestras coronas ante Cristo se basa en una lectura bien intencionada. ante el bema. Pero lo voy a dejar por ahora con una sorpresa más.jesús no lo va a amar ni Lo vaya dejar ahora menos ni más por toda la etercon una sorpresa nidad. con todo. No hay recompensa terrenal que se pueda comparar al placer de ver un gozo sin obstáculos en el rostro de nuestro Salvador mientras revisa la obra de nuestra vida. En este texto vemos a un grupo concreto de ancianos adorando a Dios a base de arrojar sus coronas a los pies de Él. cuando veamos y comprendamos finalmente y por completo todo cuanto Dios ha hecho por nosotros. de Apocalipsis 4: 10-11. y no de desilusión. ¿querrá responderle a Dios sin reservas una 63 . Sin embargo. Amigo. movido por puro gozo y gratitud.

por maravillosas que parezcan. le mostraré a partir de las palabras de Jesús que las recompensas que usted reciba en el cielo van a determinar en gran parte lo que usted haga allí en realidad. Yo formaba parte de una inmensa multitud de hombres cristianos reunidos en el cavernoso estadio Silverdome. 45 uando usted llegue al cielo. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido.. no se puede imaginar que necesite o quiera más recompensa que el cielo mismo. 64 LA PREGUNTA DE SU VIDA Pero no será así entre vosotros. y sus recompensas son suyas también a perpetua eternidad. sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor.Una vida recompensada por Dios 5 vez que vea su asombroso poder y su amor? ¡Por supuesto! Pero el miszós yel apodídomi de Jesús no son recompensas momentáneas.. JESÚS. de Detroit. Una de las imágenes más dramáticas de las recompensas que permanecen para siempre es la que aparece en Daniel 12:3: «Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento. y para dar su vida en rescate por muchos.. ¿cuál le parece que va a ser su deseo más poderoso? Hicieron falta ocho mil hombres para darme una idea. EN MARCOS 10:43. sino para servir. sino eternas. y los que enseñan la justicia a la multitud. prepárese a recibir una sorpresa. tal vez sea la más grande de todas las sorpresas. En los dos capítulos próximos. como las estrellas a perpetua eternidad». Cuando terminó de hablar C 65 . consecuencias permanentes de su decisión de servirle durante su breve estadía en la tierra. Si está pensando que. y lo que usted más va a querer hacer en el cielo. y prueba eterna de su amor sin límites.

hasta que todos perdimos noción del tiempo y las puntas de nuestros dedos parecían tocar el borde del cielo. mientras más profunda se volvía mi expresión de ado. Lo cantamos con los brazos en alto. Santo».. santo! Dios omnipotente. santo. Cuando terminamos el himno.Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida el orador. santo! oo. ¿Le sorprende la palabra? Cuando usted y yo comparezcamos ante la presencia de Dios -conociendo y viendo quién es Él y todo lo que ha hecho en su soberano poder 67 . 66 Yo nunca había ido tan profundo en mi propia alma para adorar al Señor. parecía que el estadio se estremecía. Sin emAnhelaremos bargo. Por eso creo que en el cielo voy a sentir algo parecido a. Pensé que aquel hermoso y fuerte sonido se parecía mucho al cielo. Lo cantamos de rodillas. i Santo. lo sentiré cien veces más.. Finalmente. fue aumentando en volumen con cada verso. con el sonido de nuestra adoración. cuando esté adorando en la presencia misma de Dios con una incontable muchedumbre. Lo que comenzó como una tranquila repetición. desde el campo de juego hasta la grada más lejana.desesperGUtannente ración. por hacer algo más. Y me puedo imaginar que. Santo. santo. la desesperación. La adoración siguió y siguió. más urgido me sentía hacer algo nnás. el sonido de las voces de aquellos hombres unidos en alabanza sigue repitiéndose como un eco en mi memoria. Lo cantamos con el rostro echado hacia atrás y con toda la fuerza de nuestros pulmones. el equipo de adoración entró para dirigimos en el himno «Santo. Siempre el labio mío loores te dará. esta vez más alto. Recuerdo también lo que sentí en mi propio corazón aquel día. En el mismo momento en que me parecía que el volumen iba a hacer estallar el techo del estadio. Hubo un momento en que me volví a un amigo y le grité: «Quiero adorar con mayor profundidad. pero no encuentro ningún lugar donde ir! » Años más tarde. i Santo. la arena resonó con unos atronadores aplausos para Dios. comenzamos de nuevo.

derramaremos nuestra gratitud y alabanza a Él. ¿QUé distingue al mayordomo del siervo? Los dos sirven a alguien. Cuando veamos a nuestro Salvador. y tan eterno como la eternidad. junto con mi experiencia en el Silverdome. Anhelamos dar. dinero. y la adoración y la alabanza no van a ser suficientes. y los dos trabajan por un sueldo. La diferencia está en que el mayordomo ha sido 69 . A Dios tampoco le bastaron las palabras. A Dios más allá de las palabras y pasar a la acción. los dos tienen una responsabilidad. me han convencido de que en el cielo vamos a anhelar servir de una manera desesperada. Y jesús dijo que la mayor expresión del amor consiste en hacer algo: «Poner la vida por los amigos» Guan 15:13). jesús relató historias acerca de siervos encargados de cuidar valiosas pertenencias de su amo (por ejemplo. Amaba tanto a todos los seres humanos de este mundo. Querremos hacer algo por Él. Lo QUE USTED VA A ANHELAR Las palabras y el ejemplo de jesús. que hizo algo drástico: Dio a su Hijo para salvarnos Guan 3:16). Hay una palabra que nos ayuda a describir este papel.Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida para llevarnos desde el nacimiento hasta «aquel día». campos o viñedos). pero nos sentimos llevados a ir 68 Una y otra vez. ayudar. Piénselo: Cuando usted y yo amamos a alguien con todo el corazón. y lo mucho que el Señor nos permitirá en su bondad que lo sirvamos en el cielo. haciendo gozosos cuanto podamos por sacudir las gradas del cielo. Pero estoy convencido de que vamos a anhelar con desespero el poder hacer algo más. servir. las palabras son maravillosas y valiosas. De eso es de lo que habla este capítulo. por responderle en amor. seremos arrebatados en un anhelo consumidor. En este capítulo veremos la conexión directa que existe entre lo bien que administremos nuestra vida para Dios en la tierra. LA PREGUNTA DE SU VIDA tampoco le bastan las palabras. y la Biblia la utiliza: mayordomo. proteger.

Durante su ausencia. es su «oportunidad». y cada día usted debería responder a esta pregunta: ¿ Cómo voy a administrar lo que mi Amo ha puesto a mi cuidado? Es fácil identificar el paso en el cual el mayordomo tiene la oportunidad de fracasar. Estos recibirían la 70 De hecho. o de triunfar en su misión. Imagínese los sucesos clave del servicio de un mayordomo dentro de una línea de tiempo: Principio El El La Fin El La mayordomo recibe el encargo amo se marcha oportunidad del mayordomo amo regresa recompensa del mayordomo misión de emplear su vida en aumentar grandemente su Reino. Esa propiedad es su vida: el conjunto de sus talentos. personalidad e intereses. En el futuro. jesús contó parábolas acerca de mayordomos por una razón concreta e importante: Él se iría pronto. Si usted es cristiano.a ¿ La labor encargada verdad se hace callada. Él no ha vuelto aflll. En los relatos de jesús vemos con frecuencia un esquema: Al siervo/mayordomo se lo encarga de administrar algo importante para su amo.Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida encargado de administrar las propiedades de su amo. y causar un impacto en su futuro. se halla en las mismas circunstancias que los primeros seguidores dejesús. les delegaría el «negocio» de su reino en la tierra a sus seguidores. regresaría. puntos fuertes. todos los días usted está respondiendo a esta pregunta. Tanto si «Negociad entre usted actúa de manera intencional según la misión que se 71 tanto que vengo». En las palabras que vamos a ver. pediría cuentas y recompensaría a sus siervos. que cause un gran aumento en el Reino de su Amo. est. Su oportunidad consiste en administrar su vida de tal forma. . «a cada uno conforme a sus obras» (Mateo 16:27). Su Amo le ha encomendado la misión de administrar una propiedad suya. pero a los mayordomos? claramente obvia. mientras el amo se halla fuera durante un extenso período de tiempo.

¿La labor encargada a los mayordomos? «Negociad entre tanto que vengo» (v. por cuanto en lo poco has sido fiel. y le da una «mina» (cerca de tres años de sueldo) a cada uno. y el maestro le da una recompensa exactamente proporcionada: «Tú también sé sobre cinco ciudades» (v. El segundo siervo le informa que ha multiplicado su inversión por cinco. No es de extrañarse que la Biblia use la palabra fiel más que ninguna otra para describir la conducta de un buen administrador. en situaciones también comunes. Lo notable aquí es lo que el amo no le dice a este. está decidiendo con sus acciones y actitudes la forma en que va a administrar para Dios sus oportunidades. 13). y lo será cuando Él regrese. los llama a rendirle cuentas. ni «buen siervo».Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida le ha encomendado. El primer siervo le informa que ha invertido la mina que le había dado y se ha multiplicado por diez. No le dice: «Está bien». Fe en que nuestro Amo es quien Él dijo ser. y fe en que Él va a regresar. ni siquiera «por cuanto en lo poco has sido fiel». se requiere de los administradores. que cada uno sea hallado fiel» (1 Corintios 4:2). Puesto que nuestro Amo no está físicamente presente. El amo le responde: «Está bien. buen siervo. Pablo dijo que la primera era prácticamente la definición de la segunda: «Ahora bien.19). tendrás autoridad sobre diez ciudades» (v. Este nivel inferior de elogio muestra que el Amo sabía que aquel siervo habría podido hacer más para multiplicar su mina. comienzan ambas con gente común y corríehte. Cuando el noble regresa. 17). la de las minas y la de los talentos. como si no. 72 . pero entran pronto en un territorio sorprendente. que aparece en Lucas 19. «NEGOCIAD ENTRE TANTO QUE VENGO» En la parábola de las minas. fe en que aquello que Él nos pidió que hiciéramos es importante ahora. un hombre noble debe salir de la ciudad. 73 Las dos parábolas más conocidas de]esús sobre la mayordomía. Llama a diez siervos. una buena mayordomía exige fe siempre.

administradores o dueños. ¿Le parece justa la reacción del hombre noble? Cuando enseño esta parábola. y no 75 . Sin embargo. a medida que vamos hablando de la forma en que tomamos nuestras decisiones como padres. no le molesta que no les saquemos el mejor partido posible a todas las oportunidades. poco después. aun lo que tiene se le quitará» (v. 74 Por fortuna para nosotros. Imagínese su vergüenza cuando el Amo lo llama «mal siervo» (v. «¿Acaso no estaba actuando con cautela? -dicen-o Además. y podemos descubrir ideas transformadoras en cada una de ellas. llegamos a estar de acuerdo: Invariablemente. presente. 26). le Los oyentes se damos la mayor oportunidad suelen precipitar para el futuro a aquel que ha demostrado ser el más produca defender al tivo con la oportunidad del tercer siervo. 22). la Verdad del primer mayordomo nos muestra que Dios espera de nosotros que tomemos los recursos que haya en nuestra vida y los multipliquemos grandemente para su Reino. los oyentes se suelen apresurar a defender al tercer siervo. él no perdió nada». UNAS GRANDES EXPECTACIONES Veamos tres creencias erróneas sobre la mayordomía que son corrientes entre los cristianos de hoy. El noble explica su actuación con una declaración asombrosa: «Pues yo os digo que a todo el que tiene. su recompensa será un elogio general que se podrá aplicar a todos por igual.Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida El tercer mayordomo se limita a devolverle la mina que le ha dado. con la correspondiente verdad que Jesús quiere que veamos: • Pensamos que aunque Dios nos dio nuestros dones y talentos. En cambio. le quita su mina y se la da al siervo que ya tenía diez. se le dará. la parábola de Jesús presenta las reacciones de los tres administradores. explicándole que ha guardado el dinero escondido en un lugar seguro de su casa. • Pensamos que si Dios nos recompensa por servirlo. mas al que no tiene.

15). Me comprometí con Dios a convertirme con su gracia en un hombre de diez minas para Él. ¿ cómo le puedo traer a Dios tantas ganancias con mi vida? Además. lo peor que podría suceder sería que no recibiéramos recompensa. Esta vez. ¿significa esto que no voy a tener la oportunidad de servirlo mucho en la eternidad? Jesús da una respuesta alentadora en la parábola de los talentos (Mateo 25:14-30). logré abrirme paso en la situación. les hace a ambos el mismo elogio y les da 77 . nunca me había preguntado: ¿Soy un mayordomo de diez minas? Esta pregunta dio inicio a una temporada de grave reevaluación y cambios radicales en mi vida.Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida va a cambiar nuestras oportunidades futuras en su Reino. Por fin. Tomé la decisión de creer que. En este caso. tanto de la recompensa en potencia que habríamos podido ganar. En cambio. dos de los siervos duplican lo que han recibido. El relato sigue el mismo esquema que la parábola de las minas. así que. Aunque estaba muy 76 familiarizado con la parábola. puesto que el propósito de Dios para mí era una vida de diez minas. pero lo va a hacer en proporción directa a lo mucho que hayamos multiplicado nuestra vida por Él. EL HOMBRE DE LAS DIEZ MINAS Recuerdo el momento en que las radicales consecuencias de estas verdades se abrieron paso en mi mente y mi corazón. En cambio. cuando el amo regresa. la Verdad del tercer mayordomo es que si no usamos lo que Dios nos ha encomendado cuidar para Él. como de la oportunidad de servir a Dios más plenamente en la eternidad. tomaría esto como la mejor medida de mayordomía en mi vida. Sin embargo. a los tres mayordomos se les dan cantidades diferentes de dinero. SU reacción va a tener un impacto fuerte y eterno en nuestro futuro. la Verdad del segundo mayordomo es que Dios va a recompensar lo que hagamos para Él. sufriremos pérdida. «a cada uno conforme a su capacidad» (v. Pero tal vez en estos momentos usted piense: No tengo muchos talentos ni oportunidades. • Pensamos que si no servimos a Dios con lo que Él nos ha dado.

no darse por vencido. buen siervo y fiel. Para Sheila. y la misma oportunidad después en cuanto a una gran recompensa. Ahora llama a su ceguera «mi difícil don». ¿Por qué? Porque la recompensa de un siervo se basa en los resultados totales a la luz de su potencial. entra en el gozo de tu señor.Una vida recompensada por Dios La pregunta de su vida la misma recompensa. ¿Es usted costurera. De hecho. Para Jennifer. 79 Bien. urbanizador de Arizona. 21. su futuro es tan prometedor e importante. sobre poco has sido fiel. VV. como el futuro de la persona mejor dotada de la historia. Jesús nos recompensará a usted y a mí a partir de lo que cada uno de nosotros hizo con lo que recibió. madre con hijos pequeños. y está alcanzando a miles de personas por medio de la música y de sus conferencias. no hacer nada extraordinario. sobre mucho te pondré. o líder de una nación? ¿Trabajador de fábrica o madre joven? ¿Pastor de una iglesita de aldea o constructor? Todos los discípulos tienen ahora la misma oportunidad en cuanto a productividad. El amo les dice a ambos siervos lo mismo: unas intenciones sinceras en un plan inteligente: un grupo semanal de amistad para las madres jóvenes que luchan y se esfuerzan en su vecindario. vivir al estilo de las diez minas ha significado que sus límites se han convertido en puntos de partida. Cada vez ordena mejor su carga de trabajo para poder pasar la mayor parte de su tiempo proporcionando servicios de construcción sin costo alguno a proyectos misioneros en América Central. La verdadera fidelidad del mayordomo se halla mucho más cerca de una extraordinaria y sobresaliente actuación empresarial. vivir al estilo de las diez minas ha significado convertir 78 . Espero que nunca vuelva a pensar en que servir a Dios con fidelidad consiste si~plemente en no pecar demasiado. que se quedó ciega a los quince años. 23 De igual forma. Para Mark. vivir al estilo de las diez minas ha significado redefinir lo que significa «el negocio». o simplemente.

. sería sentarse en 80 doce tronos para juzgar a las tribus de Israel (Mateo 19:28). la recompensa más alta por servir era «tener autoridad sobre diez ciudades» (Lucas 19: 17). a fin de que gobernemos para Dios al máximo de nuestros poderes. el hecho de tener más oportunidades para hacer la voluntad de Dios por medio de un amoroso servicio va a ser nuestra recompensa mayor. El hecho de gobernar es también la recompensa por servir que vemos en las parábolas de Jesús sobre los mayordomos fieles. quedaremos libres. 81 . Exactamente. Y en la parábola de los talentos.Una vida recompensada por Dios LA RECOMPENSA DEL MAYORDOMO La pregunta de su vida Comencé este capítulo diciéndole por qué creía que vamos a anhelar con desesperación servir a Dios en el cielo. Cuando desaparezca la maldición del pecado. la recompensa es parecida: «Sobre mucho te pondré» (Mateo 25:21. y usted y yo seamos restaurados al propósito para el que fuimos creados. En el cielo. Podemos rastrear esta sorprendente inversión hasta el huerto del Edén. Gobernar en el cielo es algo La misión que que no va a tener nada en común con la corrupción y la manipula. que en el Reino del cielo. y gobierne a la perfección allí. el mundo. El lenguaje de entrega de un siervo consiste en hacer. que funciona a la inversa de lo que tenemos en la tierra. la palabra más alta para hablar de servir es gobernar. Sirva con fidelidad aquí. Dios hizo tanto al hombre como a la mujer para que realizaran una tarea en particular: servirlo a Él en la tierra administrando su creaEl lenguaje ción. en los cielos por haberle servido aquí. Recuerde que en la creación. 23). ¿Ya lo había observado? En la parábola de la mina. ¿cuánta oportunidad recibirán los mayordomos fieles en el cielo? Tanta.usted ha recibido ción que estamos tan acostumde]esús es tan brados a ver en las manifestagrande como ciones de poder en la tierra. mientras solo buscamos para nosotros y para los demás el bien mayor. Jesús confirmó este prode entrega de un pósito cuando les dijo a sus siervo consiste disCípulos que su recompensa en hacer.

-¿ Para qué vas a usar mi dinero? -le pregunté. Su oportunidad es ahora mismo. cuando se me acercó Will y se detuvo junto a mi silla. y donde ladrones minan y hurtan. plena y perfectamente preparado para hacer lo que va a anhelar hacer con desespero en el cielo. y estará maravillosa. Will me enseñó una radio. Yen aquel día. buen siervo y fiel. /' EL DIOS Q. JESÚS.. donde la polilla y el orín corrompen.Una vida recompensada por Dios 6 Amigo. oirá]esús le dice desde su corazón: «Bien. Sírvale con fidelidad en la tierra. contentándose con menos. -Esta radio funciona con energía solar -me dijo con orgullo-o Es para gente que vive en la M 82 83 . lo exhorto a ver hoy su verdadero llamado y aprovechar la oportunidad que tiene enfrente mismo de usted. No malgaste un día más. donde ni la polilla ni el orín corrompen. EN MATEO 6:19-20 e estaba tornando un descanso durante una conferencia para familias en un lugar de Kentucky.. entra en el gozo de tu señor». La misión que usted ha recibido de]esús es tan grande corno el mundo (Marcos 16:15).UE DEVUELVE No os hagáis tesoros en la tierra. Tendría unos nueve años. Me preguntó si quería dar algo para un proyecto misionero. sino haceos tesoros en el cielo. y donde ladrones no minan ni hurtan.

Entonces.. En una de sus tarjetas de donación. Cuando terminó de leer.Una vida recompensada por Dios El Dios que devuelve selva. De inmediato decidí hacerle una oferta a Will. -me dijo. Yo también tengo una regla que dice que si tú das todo lo que tienes. Yo vaya dar el triple de lo que tú des. -¿No te gusta mi idea? -le pregunté. Will-le dije. Will o yo. Busqué mi maletín bajo la mesa. entonces yo doy también todo lo que tengo. -¿ O sea. Él asintió con la cabeza. supe lo que tenía que hacer. y se lo di a Will. Si tú das entre uno y cinco dólares. 84 -¿Nada? -No puedo -me dijo-o Ya di todo lo que tenía. ambos teníamos los ojos bien abiertos. y se quedó mirando al suelo. . Yo vaya dar cuatro veces lo que tú des. -Entonces. ¿qué vas a hacer? -Nada. pero ambos sonreíamos con alegría. -Sí. -Vamos a hacer una cosa -le dije-o Yo te voy a dar dinero para tu proyecto. Pueden escuchar este radio para aprender cosas y oír hablar de Jesús. Yo sentí dolor en el corazón. Ahora. Sucedía que acababa de ir a un banco para extraer una cantidad considerable de dinero que iba a usar en el viaje. escribí mi proposición. -En realidad. saqué un sobre del banco lleno de billetes. Mi experiencia con Will ha llegado a ilustrar para mí una verdad acerca de esto de dar. No estoy seguro sobre quién estaba más sorprendido. En ese momento. tenía los ojos bien abiertos. pero tengo una regla que dice que tú tienes que dar dinero primero. Will. arrastrando los pies. Si tú das entre seis y diez dólares. que es tan 85 . Firmé. Si tú das entre once y veinte dólares. se le demudó el rostro de repente. que no puedes comprar más golosinas durante el resto de la conferencia? Asintió de nuevo. -¿Quieres decirme que pusiste todo tu dinero en tu propio proyecto? -le pregunté. y Willleyó la tarjeta. Yo vaya dar el doble de lo que tú des.

Él me lo devolverá con creces en el cielo. nosotros lo hemos dejado todo. que apenas parece posible: Cuanto yo le dé a Días en la tierra. Lo que hizo fue darle una respuesta muy reveladora. i El ciento por uno es el equivalente a unasga- ¿Qué enseñó jesús en realidad acerca del dinero y las posesiones? Es posible que Pedro lo haya oído claramente por vez primera cuando oyó a jesús diciéndole a un joven rico por qué debía dejar sus posesiones y su dinero para seguirle: «Tendrás tesoro en el cielo» (Mateo 19:21). Después dijo que el que lo deje todo para seguirlo será recompensado al ciento por uno (Mateo 19:29). En este capítulo vamos a explorar lo que dijo jesús acerca de hacer que nuestro dinero y nuestras posesiones cuenten para la eternidad. pues.Una vida recompensada por Dios El Dios que devuelve sorprendente. 86 Tal vez la enseñanza de jesús más conocida sobre los tesoros sea la que aparece en el Sermón del Monte: 87 . He aquí. Pedro se adelantó para hacer una pregunta obvia: nancias del diez mil por ciento! Ahora podrá ver que lo sucedido a aquel niño de nueve años llamado Will solo es una sugerencia sobre el asombroso plan de Dios de recompensar a todo creyente que sacrifique tesoros en la tierra para servirle. ¿qué. Le dijo que él y los demás discípulos gobernarían la nación de Israel cuando Él estableciera su Reino. UN GENEROSO PLAN DE EQUIVALENCIA También sonrió para decirle: «En realidad. Cuando aquel joven rechazó el ofrecimiento de jesús y se fue. no hablaba en serio acerca de eso de un tesoro en el cielo». mi «generoso» equivalente a la donación de Will parece raquítico comparado con la extravagante promesa de Dios. 17 Lo QUE DIJO JESÚS QUE USTED DEBE HACER CON SUS TESOROS Me encanta el hecho de que jesús no reprendiera a Pedro por hablar de sus propios intereses. tendremos? V. y te hemos seguido. De repente.

que los tesoros reales en el cielo (traducida zesayrós en griego). donde la polilla y el orín corrompen. MATEO 6:19-20 Si usted se crió en la iglesia. como yo. Para quién lo debe hacer: «para usted mismo». se está refiriendo solo a sus tesoros espirituales cuando recomienda el Banco B. No Jesús hace añicos reveló qué aspecto tendrían los tres conceptos tesoros del cielo. de laforma en que debemos pensar acerca de los tesoros. Cada uno de nosotros debe hacer su tesoro.Una vida recompensada por Dios El Dios que devuelve No os hagáis tesoros en la tierra. lo va a perder. ni cómo se err6neos muy medirían. Nunca se le ocurriría pensar que mientras que su contador se refiere al dinero ganado con tanto esfuerzo cuando menciona el Banco A. Lo que usted debe hacer con su tesoro: «hacerlo». 88 . tal vez suponga que estos versículos hablan de que las cosas espirituales son más importantes que las terrenales. en un solo versículo (Mateo 6:20). Jesús revela que si usted no se hace un tesoro para usted mismo en el cielo. ¿por qué tenemos que pensar que los tesoros eternos van a ser algo menos que reales y altamente deseables? Aquí. y donde ladrones minan y hurtan. 2. lo va a conservar». de forma individual. y de la forma de conservarlos. sino haceos tesoros en el cielo. Por eso llama «necio» al hombre que nunca hizo tesoro para sí 89 Suponga que su contador le diga: «Si invierte su tesoro en el Banco A. Pero jesús estaba hablando claramente de tesoros reales. pero sí que van a ser comunes acerca altamente valiosos.jesús hace añicos tres conceptos erróneos muy comunes acerca de la forma en que debemos pensar acerca de los tesoros: 1. Usó la misma palabra para describir los tesoros reales en la tierra. Pero si lo invierte en el Banco B. y una norma que debe obedecer. Él quiere que usted sepa que hacer tesoro es el plan de Dios para usted. El verbo griego traducido como «hacer» se halla en el modo imperativo en este versículo: es un mandato de jesús. nadie se lo va a hacer. Entonces.

91 . lo tiene que enviar por delante de usted. Si usted se hace tesoros en la tierra. Lo cierto es que el cielo es el único lugar donde su tesoro estará a salvo. no veríamos de nuevo nuestras posesiones hasta semanas más tarde. la envidia y la manipulación. dar. 90 P ARA PASARLO DE AQUÍ A ALLÍ Recuerdo hace años. Él nunca recompensa el egoísmo. tenemos que llegar a la conclusión de que nos va a importar grandemente nuestro tesoro en la eternidad. serán vulnerables ante la corrupción y la pérdida. nuestro tesoro nos va a permitir servir. aparte de lo más esencial. Sin embargo. La ubicación es importante. cuando Darlene Marie y yo nos trasladamos a otro extremo del país. para hacemos tesoros en el cielo. aquel camión contenía nuestras pertenencias más importantes y nuestros tesoros personales. y este servirá para unos propósitos puros y llenos de significado. Pero las pertenencias reales -si queremos mantener su valor por toda la eternidad. Ya en estos momentos se preguntará: Pero. lograr y disfrutar más para Él. necesitamos primero dárselos a otros en la tierra. Nos quedamos detrás con lo más esencial. Mientras estábamos frente a nuestro garaje. cuando haya desaparecido el pecaminoso impulso de la codicia. Pero hay algo muy concreto que debemos hacer: jesús nos dijo que hagamos «transferencia bancaria» de nuestro tesoro al cielo. ¿para qué me van a importar los tesoros en el cielo? Comprendo su pregunta. Dónde lo debe hacer:« en el cielo».Una vida recompensada por Dios El Dios que devuelve mismo (Lucas 12:13-21). sino solo el desprendimiento. Puesto que nuestro plan era seguirlo en auto después. se me ocurrió que. tal como señaló jesús. La forma en que enviamos el tesoro de nuestra vida al cielo se parece mucho a esto. disfrutaremos de nuestro tesoro.deben ir por delante de nosotros. En el Reino de Dios. Piénselo como el plan de mudanza de Dios: Para trasladar su tesoro al cielo. Como va a ver. viendo cómo se marchaba el camión de la mudada. 3. a partir de las fuertes afirmaciones de jesús aquí y en otros lugares. Como veremos. cuando llegáramos a nuestro nuevo hogar.

Una vida recompensada por Dios

El Dios que devuelve

¿Cómo logramos esto? Un día, jesús les explicó a sus discípulos su plan de mudanza:

fueran «ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando para si buen fundamento para lo por venir (l Timoteo 6:18-19). Observe el esquema de la enseñanza: Los seguidores de jesús deben almacenar «para sí», y la razón se encuentra en el enlace indestructible: su acción afecta a «lo por venir».
¿Quiere almacenar «tesoro en los cielos que no se agote»? Entonces, sométalo a las prioridades de Dios aquí. Es la única forma.

Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye.
iUCAS 12:33

Este versículo muestra con claridad el enlace entre una acción relacionada con los tesoros en la tierra, y las consecuencias de esa acción en el cielo. Si «dan limosna» ahora, les dijo jesús a sus amigos, en realidad «se están haciendo algo valioso para más tarde: un tesoro en los cielos». Espero que para usted sea evidente que jesús no les estaba diciendo a sus discípulos que los tesoros no importan, o que Él no quería que tuvieran ninguno. Es lo contrario. Quería que hicieran tesoros para sí mismos, porque sabía que los tesoros van a ser importantes en la eternidad, y quería que tuvieran mucho allí. Pablo le dijo a Timoteo que les ordenara a los miembros en buena posición de su iglesia que
92

T ODa CUANTO TIENE ES PRESTADO
Tal como sería de esperar, los principios de la mayordomía (responsabilidad, fidelidad, crecimiento y potencial) se aplican a nuestro tesoro. En una de sus enseñanzas acerca del dinero y las posesiones en el cielo, jesús dijo:

El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo
93

Una vida recompensada por Dios

El Dios que devuelve

ajeno no fuis teis fieles, ¿ quién os dará lo que es vuestro?
LUCAS 16:10-12

• Marcellus les regaló toda su ropa a los hombres sin hogar (y Marcellus es un hombre de un gusto excepcional en cuanto a la ropa). • Ira y Francis hicieron efectivo un fondo de retiro para sostenerse mientras trabajaban de voluntarios a jornada completa en un programa de tratamiento para drogadictos. • Siete hombres se afeitaron todo el cabello. para mostrar su apoyo a un amigo agonizante que había perdido el cabello a causa de los tratamientos de cáncer. • Mariba le regaló su cuadro más preciado a una amiga desalentada. • Nathan y Anna vendieron su gran casa y buscaron otra más pequeña a fin de liberar unos fondos de tamaño sustancial para la obra de Dios. Por grande o pequeña que sea su ofrenda, puede poner en movimiento su vida respondiendo a dos sencillas preguntas:
1. «¿Qué tesoro me ha dado Dios?» El mismo prin-

Aquí describe Jesús cómo puede triunfar un administrador con el dinero ajeno. No nos sorprendemos al notar que usa cuatro veces la palabrafiel. Lo sorprendente es lo que Jesús le promete al administrador fiel del tesoro. No es, como sería de esperar, que va a administrar más tesoros en los cielos, sino que el tesoro va a ser suyo. En lugar de tener las «riquezas injustas» de la tierra, usted tendrá las «riquezas verdaderas» del cielo; en lugar de administrar «lo que es de otro», tendrá «lo suyo propio». En otras palabras, si actúa bien con lo que cree suyo ahora, obtendrá lo que es realmente suyo más tarde.
LA SUMA DE SUS OPORTUNIDADES

Es probable que usted pueda buscar en su círculo de conocidos, y hallar sus propios ejemplos favoritos de gente que ha dado tesoros terrenales. He aquí unos pocos entre los míos:
94

cipio del potencial que vimos en el capítulo
95

Una vida recompensada por Dios

El Dios que devuelve

anterior se aplica también a la administración de tesoros. Dios evalúa la fidelidad a partir de nuestro potencial: cuánto damos de lo que Él nos ha encomendado. jesús elogió a la viuda por dar sus moneditas, porque en proporción, había dado mucho más que los ricos (Lucas 21:4). 2. (( ¿ Qué me está pidiendo Dios que haga con mi

UN AMO RIVAL
El tesoro con el cual Dios le pide que lo sirva es la fuerza misma de su vida que amenaza su lealtad a su Amo. jesús dijo:

tesoro?» Después de darle a la Iglesia, pídale a
Dios que lo guíe acerca de dónde más dar. No todas las inversiones son igualmente buenas. Pregúntese qué es lo que más le importa a Dios. Por ejemplo, dirigir sus ofrendas hacia un fondo cívico destacado lo va a agradar tanto como entregarlas al fondo de misiones de su iglesia? La gente que he conocido que ha sido más fiel con su dinero es también la más libre de sus enredos. Estas personas son las que yo más admiro, porque comprenden que .si uno no le sirve a Dios con su dinero, va a terminar sirviendo al dinero mismo.
96

Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
LUCAS 16:13

La solución

es sencilla; tal vez dificil,
y absolutamente

transformadora.

Cuando usted sirve a Dios, está usando el dinero de Dios para cumplir los deseos de Él. Pero cuando sirve al dinero, está usando el dinero de Dios para cumplir sus propios deseos. Y cuando alguien hace esto, es inevitable que siga sus instintos humanos y trate de mantener su dinero aquí. Pero jesús dijo: «Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón» (Mateo 6:21). Así que permítame preguntarle: ¿Dónde se halla su corazón en estos mismos momentos? Si usted no está invirtiendo su tesoro voluntaria y generosamente en el Reino de Dios, le puedo asegurar que se debe a que su corazón no está allí.
97

Le sonreí. EN JUAN 3:17 UdY tenía ese aspecto especial. JESÚS. y de repente se marchó «inesperadamente~ para atender otros asuntos. -Mi esposa quiere que me meta en la religión -me dijo.. aplique a su vida lo que ha aprendido en las palabras de Jesús. barriendo la alfombra con la punta del zapato.Una vida recompensada por Dios 7 La solución es sencilla. Allí se quedó Rudy. porque es posible que nunca llegue a suceder. En lugar de esto. Estoy seguro de que habría dado la mitad de los ahorros de toda su vida por librarse de mi presencia. y le pregunté en qué lo podía ayudar. R 98 99 . Comience a trasladar hoy su tesoro hacia lo que realmente importa en el cielo. LA PRIMERA LLAVE Porque no envi6 Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo. con las manos metidas en los bolsillos. Su esposa me lo acababa de presentar a la entrada de la iglesia. y absolutamente transformadora. amigo mío.. y su corazón lo seguirá. sintiéndose extraño. No espere que su corazón se mueva por sí solo. sino para que el mundo sea salvo por él. tal vez difícil.

Le gustaba la forma que iba tomando mi respuesta.. Le gustaba ¿no le parece? En uno de los laforma que iba platillos estarían sus pecados.. Una sonrisa le cruzó Dios tenga una gran balanza.. cuando usted compa"rezca ante Dios. -¿Está usted haciendo planes para irse al infierno de un momento a otro? -le pregunté. ¿no es cierto? Una sonrisa le cruzó el rostro. como hacen algunos de mis amigos. y todo va a salir bien. Y trato de ser buena persona la mayor parte del tiempo.TOTALMENTE BUENO (O por ciento bueno) (lOO por ciento bueno) -Está claro -le dije-. el rostro. que todo lo que le hace falta es decidir cuánto más bien que mal va a necesitar para que la balanza se incline a su favor. -Veamos -le dije después-. 101 . usted va a tener más cosas buenas que malas. Me decidí a ayudarle. 100 Seguí hablando. ¿sabe? No me le ando escapando a mi esposa. tomando mi porque usted peca. El sonrió y me dijo: -Para que no me vaya al infierno. su comunidad y demás. Él me miró.. y después se echó a reír.. -Yen el otro estarían todas esas cosas buenas que usted hace por su esposa. es cierto? Asintió. Yo le dije que todo aquello también tenía sentido para mí. -Creo que nunca lo había pensado de esa forma --continuó vacilante-: No soy mala persona. ¿no respuesta. Pareció aliviado al descubrir que un maestro de Biblia pudiera tener sentido del humor. sus hijos. Le entregUé mi pluma y le pedí que pusiera una x en la línea.Una vida recompensada por Dios La primera llave Le pregunté por qué.. después Rudy rió entre dientes. ¿Voy bien? Rudy asintió con más entusiasmo. -y cuando Dios ponga su vida en su gran balanza. Rudy. pero que tenía una pregunta: Saqué la pluma y dibujé una linea como esta: TOTALMENTE MALO . ¿qué va a impedir que vaya al infierno? Silencio total. -Así que probablemente. para marcar cuán cerca de «Totalmente bueno» tendría que llegar a ser para poder entrar en el cielo..

EL NOMBRE DEL PROBLEMA la marca impuesta rarme aún. en la forma en que sus obras afectan a su recompensa en los cielos. Yo estaba esperando que se sintiera así. Rudy. Porque necesito saberlo. Buscamos asientos en una esquina tranquila. ¿dónde iría amigo alcanzó una persona como usted? perfectamente por Dios. Se cruzó de brazos. yen ese día. y le mostré lo que dice la Biblia acerca de esa x. respondió . Entonces se detuvo a pensar de nuevo. porque en realidad. y después comenzó a marcar una x cerca de donde iría el sesenta por ciento. Yo cerré mi bloque de notas y comencé a recoger mis cosas.. -Digamos que usted haya llegado bien hasta ese punto. pero Dios le dijera que el mínimo necesario es en realidad En ese día.. averiguar dónde se encuentra la verdadera x en esa línea sería la pregunta más importante de su vida. Después recapacitó y la pasó más cerca del setenta y cinco por ciento. mi nuevo el setenta y uno. lamentablemente. ¿no es cieno? -le pregunté. pero Rudy no se movía. la x está más hacia la derecha. Si usted fuera bueno al setenta por ciento.Una vida recompensada por Dios La primera llave Rudy estudió mi dibujo. Pero. usted no es una mala persona. -Sí. Como recordará. Él le revela que. -Me imagino que al infierno. ¿y si cuando usted se encuentre con su Hacedor. 102 Los seis primeros capítulos del libro estaban centrados en la segunda llave de su eternidad. sacudió la cabeza y marcó una x poco convincente alrededor del setenta por ciento. Me devolvió mi pluma sin dirigirme la mirada. sin mi- -En ese caso. digamos en el setenta y uno por ciento. -¿Puedo saber dónde está la x exactamente? -me preguntó-. solo que no estoy demasiado seguro del lugar donde debería estar. Yo le señalé la marca que él había hecho. Finalmente. Tal vez usted se podría tomar un minuto más para mostrármelo. Rudy gruñó para indicar que estaba de acuerdo. la primera tiene que ver con sus 103 . Es hora de hablar sobre la primera. Comprendió. mi nuevo amigo alcanzó perfectamente la marca impuesta por Dios.

esta comprensión de que tenemos un problema con el pecado no nos deja excusa posible: Porque las cosas invisibles de él. Permítame mostrarle lo que quiero decir. puesto que Dios también nos revela su existencia y sus atributos. pues Dios se lo manifestó. VV. no le glorificaron como a Dios. En un libro donde se ha hablado tanto acerca de lo que usted necesita hacer para sacarle el mayor partido posible a su vida. ROMANOS 1:18-19 Y. lo están haciendo con la llave que no deben usar. de modo que no tienen excusa. del problema es «pecado». Observe que en la mente de Rudy nunca había entrado la idea de que su posición ante Dios era segura. tenía un problema que solo las buenas obras podrían arreglar. y por una razón muy importante. Alguien o algo había puesto en la mente de Rudy que si quería entrar al cielo. Rudy y todos los millones más que están tratando de resolver el problema que deben resolver. se hacen claramente visibles desde la creación del mundo. Son millones las personas sensatas del mundo entero que piensan de esa misma forma. El nombre 104 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad. le va a encantar lo que aprenderá acerca de la llave de las creencias. Pablo escribió que es Dios quien pone esa comprensión en nosotros: Alguien ya ha hecho la obra por usted.Una vida recompensada por Dios La primera llave creencias: lo que usted crea determina dónde va a pasar su eternidad. porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto. su eterno poder y deidad. 20-21 105 . Las enseñanzas de Jesús nos muestran que nuestras creencias obran donde nuestras obras no lo hacen. dice Pablo. siendo entendidas por medio de las cosas hechas. porque él sabía que no lo era. Pues habiendo conocido a Dios. Tenía un problema. Todos sabemos por experiencia que hemos pecado repetidamente. y era el mismo problema que estaba tratando de arreglar con sus buenas obras. Pero según Jesús.

a pesar de que las buenas obras son inútiles en cuanto a llevar a alguien al cielo.a fin de no sufrir más tarde. 107 . que nos puedan rescatar. ¿Por qué? Porque se apoyan en nuestras buenas obras y. ninguno de estos enfoques religiosos puede resolver el problema universal del pecado. 106 jesús enseñó que sus obras para Dios aquí en la tierra lo pueden beneficiar grandemente No hay en la eternidad. y el cielo sea su que podamos lugar de destino. que no hay cantidad alguna de hbras buenas que nosotros hagamos. N IVELES EN EL INFIERNO ¿Le ha molestado alguna vez pensar que su vecino tan moralmente escrupuloso y tan bondadoso. o azotándose. arrastrándose de rodillas durante kilómetros. si es que tienen alguno. o el pago de dinero a un médico brujo o chamán. que no cree en jesús. en la eternidad. una vez que se cantidad alguna haya resuelto su problema con de buenas obras el pecado. Otras enseñan que podemos compensar las cosas malas que hayamos hecho a base de hacer más cosas buenas. Esa era la religión de Rudy.Una vida recompensada por Dios La primera llave Estos versículos resumen el problema tan humano que todas las grandes religiones del mundo están tratando de resolver: Puesto que sabemos que merecemos el juicio de Dios. como veremos en un instante. vaya a sufrir lo mismo que Hitler en la eternidad? Hay algo en lo profundo de su espíritu que le dice que eso no sería justo. las consecuencias de nuestro pecado son tan graves. Pero esto sushacer para cita una seria pregunta: ¿Qué salvarnos. Esto se debe a que no lo sería. ¿qué podemos hacer para enderezar nuestra situación con Él y escapar de las consecuencias de nuestro pecado? Algunas religiones tratan de apaciguar al mundo de los espíritus por medio de actividades como los sacrificios de animales. si usted no ha resuelto aún su problema con el pecado y el infierno sigue siendo su lugar de destino? jesús mostró que. siguen teniendo importancia. Hay religiones que enseñan que es posible expiar el pecado sufriendo ahora -por ejemplo. Sin embargo. valor tienen las buenas obras.

reveló que el sufrimiento en el infierno tiene la posibilidad de aumentar. El apóstol Juan dijo que los no creyentes serían juzgados. porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti. ¿acaso no tendría sentido que un Dios justo juzgara a los no creyentes de la misma forma. que eres levantada hasta el cielo.. De hecho. Por tanto os digo que en el 108 Observe las palabras más tolerable. de la misma forma que una mala obra (un pecado) no puede tampoco disminuir los gozos del cielo.]esús les dijo a los fariseos que ellos «recibirían mayor condenación. Capemaum. como si es la hora de decirle el infierno. que para ti. Pero no se confunda: Sus buenas obras nunca podrían aliviar los tormentos del infierno. según la forma en que la persona haya vivido. El apóstol Pablo escribió diciendo que había quienes estaban «atesorando para ellos mismos ira para el día de la ira» (Romanos 2:5). también se debería aplicar. En otra ocasión. por usar su posición para hacer presa de las viudas y por hacer largas oraciones fingidas (Mateo 23:14). hasta el Hades serás abatida. habría permanecido hasta el día de hoy. tanto si su lugar Ha llegado de destino es el cielo. Vemos esta verdad primeramente en una condenación lanzada por Él: día del juicio. será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma. con distintos niveles de retribución? Eso es exactamente lo que dijo jesús.se aplica por igual a todas las personas. Concretamente. puesto quejesús a usted lo mismo revela que habrá distintos niveque le dije les de recompensa en el cielo" a Rudy. La presencia de la palabra más en esta frase indica que existen diferentes niveles de tolerabilidad y de juicio en el infierno. MATEO 11:23-24 y tú. «cada uno según [en proporción al sus obras» (Apocalipsis 20:13).Una vida recompensada por Dios La primera llave Si el enlace indestructible ---el que dice que las acciones de la tierra tienen consecuencias en la eternidad. He aquí una forma útil de recordar la verdad de los niveles en la compensación: 109 .

Rudy pudo ver que seguimos teniendo el mismo problema: «Porque la paga del pecado es muerte~ (Romanos 6:23). -¿ y si yo le dijera que la nada de justo -me dijo-. ¿no es eso? No hay esperanza. sino solo mejor. Todos pecamos. En el Génesis leímos: «Porque el día que de él comieres. la consecuencia ha sido la muerte. -¡Pero eso es imposible! -replicó Rudy-. Después de un minuto. (Génesis 2:17). pero aun así. -Piénsalo de esta forma -le dije-o Digamos que yo tuviera que comparecer ante un juez y fuera sentenciado a la pena de muerte. ¿Funcionaría? -¡Claro que no! -me dijo Rudy. señor. ¿el castigo sigue siendo la muerte? Le volví a asegurar a Rudy que estaba pensando con lógica. tanto física como espiritual. eso no me parece que tendría nada de justo -me dijo-o Nadie es perfecto.es la es perfecto». supongo que sí. -me detuve un instante antes de seguir hablando-. ¿está de acuerdo en que nadie puede ser bueno al ciento por ciento. Pero que le dijera al juez: "Por favor. Y en el Nuevo Testamento.Una vida recompensada por Dios La primera llave El cielo nunca se hace peor. Entonces. muerte? parece que tendrla 110 . sino solo peor. déjeme vivir y le prometo que le vaya prestar grandes servicios a la comunidad". no hay nadie que pueda ir al cielo. -Exacto -le dije-o No hay esperanza. POR QUÉ LAS OBRAS NO FUNCIONAN -Bueno. Entonces abrí mi Biblia y le mostré que. eso no me pecado? -Sí. ciertamente morirás. desde que pecaron Adán y Eva en el Huerto. y resolver por su propia cuenta el problema del «Bueno. ¿No va siendo hora de que usted recoja la única llave que le va a abrir la puerta del cielo? Ha llegado la hora de decirle a usted lo mismo que le dije a Rudy.. el infierno nunca se hace mejor.. añadió-: Así que no hay solución. A 111 Rudy estaba listo para aprender dónde tenía que ir laxo Yo le señalé la marca del «ciento por ciento~ y le dije: -La Biblia dice que aquí es donde tiene que estar la x. Nadie pena del pecado -aunque sea de un solo pecado. -Entonces..

-Muy bien -me dijo. menos jesús. Tiene mucho más sentido. a ocupar su lugar. y pagara el castigo de sus pecados-y los del mundo entero. y tener la esperanza de estar en lo cierto con respecto a la X. Si quiere poner toda su confianza en Él. ¿Y si alguien se ofreciera a sustituirlo. Así que acepto la muerte de tu Hijo. Yo abrí mi Biblia y le leí a Rudy la forma en que Jesús explica la decisión que él tenía ante sí. Entonces le expliqué a Rudy que la Biblia afirma que jesús era el Hijo de Dios y que solo Él vivió en esta tierra sin pecar. Señalé la x que había marcado Rudy. y nadie lo es. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo. estoy arrepentido de mis pecados. 112 Amigo. -Rudy. para que todo aquel que en él cree. ¿por qué no hace la misma oración que Rudy?: Amado Dios. y ahora sé que no puedo hacer nada para arreglarlos. Yo le señalé su X. tal vez esa misma sea la decisión que usted tiene ante sí. sino para que el mundo sea salvo por él. que ha dado a su Hijo unigénito. Porque de tal manera amó Dios al mundo. lo exhorto a poner su fe en lo dicho por jesús.Una vida recompensada por Dios La primera llave menos que pueda hallar un sustituto. no se pierda. cuando llegara la hora de que Dios lo juzgara? -Eso sería formidable -me dijo-o Pero usted me dijo que tendría que ser bueno al ciento por ciento. escojo lo segundo -me dijo--. De hecho. como pago total por mis 113 . Lo exhorto a -Decididamente. JUAN 3:16-17 creer que lo dicho por Jesús es cierto. ¿no es cierto? -Exacto. entonces.de una vez por todas. el Señor Jesucristo. -Puede seguir creyendo en sus buenas obras. Si ha estado leyendo este capítulo. y no está seguro de que el cielo es su lugar de destino. mas tenga vida eterna. Volví a sacar mi bloque de notas. Nadie. usted tiene una decisión que tomar. O puede creer en jesucristo y en que Él murió en su lugar. Dios lo envió a la tierra para que le pudiera servir de sustituto a Rudy.

puede comenzar ahora a responder con todo el corazón. porque jesús cargó con ellos. comprende lo que significan estos famosos versículos: A causa de esta gracia. EFESIOS 2. a fin de llevar una vida que Dios recompensa. amén. y esto no de vosotros. Ahora. Ahora es hij o de Dios y heredero de la salvación (Gálatas 4: 7) . v. Jesús. y le encanta escuchar. porque al igual que todos los demás seguidores auténticos de jesús. Ya partir de este momento. no tendrá que contentarse con la esperanza de que sus buenas obras sean suficientes para salvarlo. EL CIELO COMO LUGAR DE DESTINO Si usted acaba de poner toda su confianza en jesús en cuanto a su salvación. usted ha sido creado y salvado para que haga buenas obras. Vea lo que dice el versículo siguiente a los anteriores: Porque somos hechura suya. y lo recibo como Salvador. y le bastará poner su confianza en jesucristo. para que nadie se glorie. sabiendo que va a querer recompensar todo lo que usted haga por Él. amando a Dios y sirviéndole. su lugar de destino eterno acaba de cambiar permanentemente del infierno al cielo. En cambio. voy a comenzar a servirte ahora mismo. 10 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe. las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. no por obras. creados en Cristo Jesús para buenas obras. pues es don de Dios. usted es una nueva criatura en jesús (2 Corintios 5:17). para estar verdaderamente listo por vez primera en su vida. En tu nombre. 114 115 .:8-9 Amigo mío.Una vida recompensada por Dios La primera llave pecados. Ahora tiene vida eterna Ouan 3: 16-17). usted nunca experimentará en la eternidad las consecuencias negativas de sus pecados. Esta es una oración que Dios siempre responde.

es LLEGAR A VER LA ETERNIDAD He aquí yo vengo pronto.Llegar a ver la eternidad 8 Este libro le ha tratado de mostrar sin dejar lugar a dudas. JESÚS. o voy a vivir para la eterni- M añana. cuando suene su despertador.. Después de cuarenta años. para recompensar a cada uno según sea su obra. y mi galard6n conmigo. ¿Voy a vivir para lo que puedo ver. el misionero le dijo a su esposa: 117 dad? 116 . pues las cosas que se ven son temporales. pero ciertamente. o imaginamos siquiera nuestro verdadero lugar de destino. se tomará una taza de café o té fuerte. La tierra será temporal. ¿Por qué? «No mirando nosotros las cosas que se ven -dice Pablo-. no va a hallar pruebas visibles sobre su futuro en el cielo.. Nunca olvidará la historia que oí en la escuela posgraduada sobre un matrimonio misionero procedente de Gran Bretaña que se había pasado toda la vida sirviendo a Dios en un rincón remoto de la tierra. pero las que no se ven son eternas» (2 Corintios 4: 18). para que supieran que iban de regreso a su patria. Así va a tomar la primera decisión de su nueva vida. ¿no es así? Sin fe. no verá la eternidad por ninguna parte. Cuando vieron la costa de su patria por vez primera en décadas. por mucho que mire. nunca podríamos ver. Se pondrá los lentes y luchará con el cuello de su camisa. lo que Jesús quería que usted supiera para que pudiera tomar la decisión correcta. EN ApOCALIPSIS 22:12 muy convincente. les escribieron a quienes los apoyaban. Saludará a su familia. y saldrá a comenzar al día. sino las que no se ven. sabiendo que pronto va a desaparecer. y tomaron un barco con rumbo a Inglaterra. Sin embargo. Comenzó un nuevo siglo.

trasatlántico. Entonces. y decidieron que era hora de bajar a recoger su equipaje. se fue a la cubierta superior del es muy convincente. para su sorpresa y alegría. señalando hacia ellos y aclamando. es porque basamos nuestra esperanza de recompensa en pruebas visibles? No lo admitiremos con frecuencia. pero esperamos unas consecuencias inmediatas para nuestras buenas decisiones. La tierra será Al llegar el barco a la bahía temporal. Ya en el segundo día que estuvimos juntos. Unos hombres sacaron un gran letrero que decía: «¡Bienvenido! ¡Nos sentimos orgullosos de usted! » El esposo se sintió profundamente conmovido. se quedaron perplejos. si no las vemos. La multitud ya se había comenzado-adispersar. El esposo no pudo ocultar su desilusión. Pronto estuvo claro lo que había sucedido. llegamos a la ¿onclusión de que no deben existir consecuencias eternas. «Después de toda una vida de servicio. La esposa lo tomó por el brazo. donde permaneció tomada de la mano. Aún no hemos llegado a la patria». Había una banda tocando. De hecho. Enton¿no es así? ces. la anciana pareja pero ciertamente. «Vamos. «¿No es maravillosoh La esposa rió feliz. esto no tiene nada de bienvenida a la patria». Aquella inmensa bienvenida no era para el misionero y su esposa. sino para un político que volvía 118 después de haber obtenido algún éxito en el extranjero. cariño -le dijo suavemente-o Esto solo es Inglaterra. de Plymouth. allí no había nadie para recibirlos. EL LIBRO DE MEMORIA ¿No le parecería que una de las principales razones por las cuales tantos seguidores de Jesús no están sirviendo a Dios de todo corazón. con el corazón latiéndoles fuerte de expectación. se hizo evidente lo profundo que 119 .Una vida recompensada por Dios Llegar a ver la eternidad «Me pregunto si habrá alguien allí para damos la bienvenida». que habían estado temporalmente cegados por lo inmediato. vieron que había una muchedumbre que llenaba el muelle. Pero mientras salían a la pasarela. Recuerdo varios centenares de obreros cristianos en un retiro celebrado en el medio oeste de los Estados Unidos.

16 Por demás es servir a Dios. va a revelar su contenido. ¿ Qué aprovecha que guardemos su ley? v. vv.. Siga leyendo: y serán para mi especial tesoro. He aquí lo que decían: son hombres y mujeres atrapados en el tiempo. pero no estaban viendo beneficio alguno. y perder la esperanza de que Él les esté prestando atención. Yo les pregunté: «¿Cuántos de ustedes dirían que.Una vida recompensada por Dios Llegar a ver la eternidad era su desaliento... lo cierto es que no vale la pena?» Más de la mitad levantaron la mano. y discerniréis .. Y en un momento del futuro. De hecho. entre el que sirve a Dios y el que no le sirve. ahora mismo se sienten listos para abandonarlo todo. ¿Se pregunta cómo Dios respondería a una queja tan sincera y angustiosa? Las palabras que siguen constituyen uno de los momentos más tiernos de la Biblia. y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen aJehová. La Biblia recoge lo siguiente: y Jehová escuchó y oyó. aunque aman a Dios. que viendo lo mucho que ustedes invierten en el ministerio. Dios escucha. Abrimos. Allí encontramos a otro grupo de siervos de Dios que querían vivir para Él. y para los que piensan en su nombre. a partir de lo que podían ver. Comprende que 120 Entonces os volveréis. v. donde es fácil perder la perspectiva.juntos nuestras Biblias en la última página del Antiguo Testamento. 14 ¿Por qué está escribiendo Dios un libro de memoria? Porque quiere que los suyos estén seguros de que Él sí los observa y sí se interesa en ellos. habían llegado'a la conclusión de que quienes no se interesaban para nada en la voluntad de Dios pareCÍan más bendecidos que ellos (Malaquías 3:15). 17-18 121 .

¿Ve ahora a su Dios bajo una luz nueva? Él es un Dios que nota todos sus intentos por servirle. ¿Cómo no habrían de hacerlo. 122 Me sorprende el hecho de que jesús no diga: «Vengo pronto para establecer mi Reino».Una vida recompensada por Dios i Qué gran descripción del amor y la equidad de Llegar a ver la eternidad Dios! No importa el aspecto que tengan ahora las cosas. fidelidad y justicia va a ser evidente pará todos. EL JESÚS DE LA ÚLTIMA PÁGINA Así es como se siente jesús ahora mismo con usted. lo podrá leer. Es que la gente de su Reino es lo que más le interesa de todo: gente que le ha entregado toda una vida porque ha creído en lo que Él d~jo. y la verdad acerca de su generosidad. también asombroso. les mostré algo más de la Biblia. Cuando los creyentes que llenaban el salón en aquel retiro vieron la verdad. El mensaje que hay al final del Antiguo Testamento se repite al final del Nuevo. decían. tal vez conozca esa sensación de mirar a su hijo con el rostro hacia arriba y darse cuenta de que tiene el poder de hacer realidad el mayor de sus deseos. Verá. su desaliento desapareció. y le interesan 123 . sobre aquel Día. Ni un solo acto de servicio en su nombre caerá en el olvido. o quedará sin recompensa. y ha querido agradarle. porque en un día futuro. sin importar lo pequeños que sean. y ha decidido ser fiel. y mi galardón conmigo. He aquí yo vengo pronto. Si busca la última página del Apocalipsis. Algunos derramaron lágrimas al darse cuenta de la baja estima que habían sentido por su Rey. Muchos se consagraron de nuevo con alegría a su servicio. ApOCALIPSIS 22:12 Si usted es padre o madre. y más. cuando Él había prometido que un día lo enderezaría todo maravillosamente? Antes de terminar aquella sesión. Él va a abrir su libro de memoria. Ahora se lo quiero mostrar a usted. Lo va a encontrar en la promesa final de jesús: Ni un solo acto de servicio en su nombre caerá en el olvido. para recompensar a cada uno según sea su obra.

Desde entonces. y comenzamos a vivir cada día para escuchar Son negociantes acaudalados que nos han dicho que ellos no eran «propietarios» de nada. 124 . más abrumados por la bondad de Dios. dándose cuenta de que su trabajo más importante para toda la eternidad puede que sea el de criar a los pequeños que duermen en su habitación.Nos volvimos más tos. más cada nuevo rostro.Una vida recompensada por Díos Llegar a ver la eternidad todos. Puso un nuevo orden en la forma en que nuestra familia maneja nuestro dinero. han mirado hacia la eternidad. o andan tambaleándose por el pasillo de su casa. Son estudiantes que ven en agradecidos. Están transformando las cosas 125 el «Bien hecho» del Galardonador. ni siquiera de sus zapa. Por supuesto. Nos volvimos más agradecidos. pero viven para la línea. VIVA HACIA SU «BIEN HECHO» Recuerdo aún cuando Darlene Marie y yo decidimos por vez primera creer en la recompensa eterna de Dios y vivir para ese Día. invitados por Jesús. Él es el que promete recompensarlo . están viviendo en el punto. Estos exuberantes peregrinos se parecen mucho a las demás personas en la superficie. en cada abrumados por la clase difícil y en cada trabajo bondad de Dios. Son madres jóvenes que sirven con entusiasmo a un gran Rey. Lo ve a usted con el rostro vuelto hacia Él. y se hallan ahora en una difícil misión: vivir para agradar a Dios. Cada día constituye una nueva oportunidad para descubrir que dentro de la actividad común y corriente de ser humano se podría hallar un negocio de dimensiones eternas.. hemos conocido a centenares de hombres y mujeres más que. pero comprenden las posibilidades que encierra un día desde un punto de vista totalmente distinto. y se siente impaciente por hacerlo. Aquello cambió de forma drástica nuestras acciones y prioridades. denigrante una aventura para Dios. conoce su corazón y le importa su fidelidad. tiempo y capacidades. Añadió una urgencia obvia y nueva a nuestra forma de atender nuestros asuntos sin resolver..

Pero ya son ciudadanos del cielo. Cuando jesús se estaba preparando para dejar a sus discípulos. he escuchado detenidamente lo que tú dijiste acerca de mi hogar. en Lagos y en Biloxi.. a preparar lugar para vosotros. tomó intencionalmente la decisión de pensar en sí mismo como ciudadano del cielo. pues. yo creo que Dios le está pidiendo que tome una decisión transformadora antes de dejar a un lado este libro. y no de la tierra (Filipenses 3:20). Renuncio a mi 127 . voy. Te creo. lo exhorto a unirse conmigo y proclamar su nueva ciudadanía: En la casa de mi Padre muchas moradas hay. y estoy ansioso por estar allí contigo. Si usted ha oído y comprendido lo que reveló jesús acerca de una vida que Dios recompensa. las legiones de ángeles. El apóstol Pablo. Habría podido hablar de 126 SeftorJesús. aunque se sentía orgulloso de ser judío y ciudadano romano al mismo tiempo. Lo que ocupaba sus pensamientos. Piense en todas las formas en que jesús habría podido describir el cielo.. Escuche sus palabras: nuestro hogar. yo os lo hubiera dicho. en Manchester.. vosotros también estéis. para que donde yo estoy. Usted necesita cambiar su ciudadanía de la tierra al cielo. habló de ese lugar.. y por encima de todo ..Una vida recompensada por Dios Llegar a ver la eternidad para Dios en las calles de Nueva Delhi. si así no fuera. EL CAMBIO DE DIRECCIÓN Amigo. les daba forma a sus valores y disponía el uso de su tiempo era un profundo anhelo por estar en el cielo con su Señor. Las consecuencias de la decisión de Pablo siguen causando un impacto hoy en el mundo para Dios.. y si está listo para hacer que el día de hoy cuente para la eternidad. Y si me fuere y os preparare lugar. los tronos en los que se sentarán los apóstoles. vendré otra vez. y os tomaré a mí mismo. Pero quiso que sus seguidores supieran que el cielo era en primer lugar. las calles de oro.

lleno de gran expectación. nida y celebrar mientras usted acepta la corona incorruptible que Jesús le tiene reservada. Dios quiere que ese día. En ese día demostrará que supo valorar la muerte de Jesús por usted. y todos los ángeles y santos hagan una pausa para recibirlo. que es mi verdadera patria. siervo bueno y fiel!» y entonces. de regocijo para todo el cielo estallará de darle la bienvenida regocijo para darle la bienvey celebrar. EL REGRESO AL HOGAR Va a ser su momento exclusivo para bendecir el corazón de Dios. sea el día más maravilloso de su vida. el momento en que toda la eternidad. para recibir tu recompensa y adorarte para siempre. y le entregará su corazón y su vida a cambio. oportunidad y recurso que tú me pongas en las manos y lo multiplicaré grandemente para ti. Y espero con ansias ese día de la eternidad en el que vaya comparecer ante tu presencia. Rey del cielo. Este libro es un regalo que le hago para ese día. viviré como ciudadano del cielo. tomaré todo don. Imagínese su regreso al hogar. Como fiel administrador tuyo. El cielo estallará 128 129 . A partir de este día.Una vida recompensada por Dios Llegar a ver la eternidad fidelidad a este mundo visible y pasajero. El cielo se callará mientras usted comparece ante su Salvador para oírlo decir: «i Bien. cuando las cosas invisibles y eternas se hagan visibles. y te prometo fidelidad a ti.

hay unos que lo son más que otros.Por tanto. por sí mismo seguirá que tendréis amigos. MARTÍN LUTERO .Aunque solo persuadamos a unos pocos. Deje que Dios esté No hay nada más claro que el hecho de que hay una recompensa prometida por las buenas obras. haceos tesoros. recibir su sonrisa de aceptaci6n y oír su «Bien.La raz6n de ser primordial del Tribunal de Cristo es examinar la vida y el servicio de los 130 131 . según le plazca. R C.Una de las grandes doctrinas del cristianismo es nuestra firme creencia en un hogar celestial. cuando Cristo dice: haceos amigos. JUAN WESLEY AGUSTÍN . Mantenga las cosas tan en secreto. o esperemos obtener como recompensa por nuestras buenas obras. Ysu promesa de recompensar a sus siervos por un trabajo bien hecho forma parte de esta emocionante espera. En la casa de Dios hay muchas moradas. porque el cielo está pensado para albergar diversos grados de honra y bienaventuranza. buen siervo y fiel». que usted mismo apenas se halle consciente de haber hecho algo digno de elogio. hay diversas moradas. y sin que lo busquéis. En última instancia. Esconda de sí mismo aquello que usted mismo haya hecho y que sea elogiable. vamos a pasar la eternidad con Dios en el lugar que Él nos ha preparado. Dios recompensará a cada cual según sus obras. hallaréis tesoros en el cielo y recibiréis una recompensa. creyentes. Pero esto está muy de acuerdo con el hecho de que Él distribuya ventajas y oportunidades para mejorar. Aunque todos son asientos de una honra y una bienaventuranza inmensas. Hay quienes han sido destacados para sentarse allí en lugares más altos que otros.Ahora bien. Epp . debemos buscar del Señor Dios solamente cuanto esperemos hacer bien. JONATHAN EDWARDS CHARLES H.Los lideres cristianos y las recompensas eternas Los LÍDERES CRISTIANOS Y LAS RECOMPENSAS ETERNAS JUSTINO MÁRTIR . como buenos obreros. No conozco a muchos de los que creen enjesucristo que nunca piensen en llegar a estar con su Señor en el cielo. Me sorprende que esta respuesta sorprenda a tanta gente. por tanto. recibiremos la recompensa del Amo. Creo que hay una raz6n por la que los cristianos se asombran cuando yo digo que hay diversos niveles en el cielo.Busque el secreto para sus buenas obras. veis lo que significa: haced el bien. hay quienes han sido destacados para estar avanzados en grados más altos de honra y gloria que otros. con el fin de apoyar la debilidad de nuestra carne por medio de cierto consuelo. SPROUL . y también diversos gratltJyde gravedad en el castigo del infierno. No vea ni siquiera su propia virtud. JUAN CALVINO THEODORE H. obtendremos grandes recompensas. y recompensar/os por lo que Dios considere digno de reconocimiento. porque. y hay moradas y asientos en el cielo que son más honorables que otros. CHARLES R SWINDOLL . Hasta nos referimos a veces a nuestros difuntos de esta forma: «Se ha ido a su hogar celestial para recibir su recompensa».Hay niveles de recompensa que nos son dados en el cielo. SPURGEON . pero no para hincharnos la mente con vanagloria. y cosas semejantes. porque la orgullosa contemplaci6n de su propia generosidad puede manchar todas sus limosnas.

Si somos de Crísto. lo recompensará como alguien que presenció lo que usted hizo. Esto no nos debería sorprender: Incluso aquí en la tierra hay diversos grados de capacidad personal. Y podemos estar seguros de que va a cumplir su promesa. abrumados con calumnias y lacerados con insultos y desprecios. en la cual la iniquidad recibirá su castigo. sino por enseñanza divina. puesto que Dios. lo recompensará como un Padre recompensa a su hijo. es lo que Agustín llamaba la coronación que hace Dios de sus propias obras en nuestro interior. entonces será reconocido por su Amo. y grados más altos aun de gloria que alcanzan después de una fuerte lucha y una magnífica victoria. SPROUL . MOODY . Al contrario.Una vida recompensada por Dios presente. mientras que. quien hizo que esto sucediera. lo recompensará «en público». Que ningún perezoso diga: «Con que llegue al cielo me contento». debemos deducir de inmediato que habrá una vidafutura. esto es. 1'33 . con el fin de que. los malvados recibirán un castigo adecuado. y que ninguna de nuestras obras es lo suficientemente buena para exigirle a Dios que la recompense. 19:1. esta es la más cierta: que los buenos y piadosos obtendrán la buena recompensa en la misma medida en que tuvieron en alta estima la bondad. 20:4. JOHN MACARTHURJR . elogia de esta forma al Maestro ante aquellos que lo presenciaron. Los crístianos tienen una ambición mucho más noble. 15:2. A los que sirvan. Él nos llamará al hogar para que recibamos nuestra recompensa. los malvados florecen. les promete una recompensa. percibo en este acto un arreglo divino. ORÍGENES . Hay una inmensa varíedad en los grados de recompensa en el otro mundo.Y saben que.Él está esperando para recibimos. por otra parte. comparada con la más pequeña diferencia entre los diversos grados de gloria. muchos años. se podría quedar sin el cielo por completo. estamos aquí para bríllar por Él: al final de nuestra vida. asaltados con insultos. Si alguien ha sido fiel en muchas cosas a lo largo de muchos años. se entreguen tanto como les sea posible al Dios que está sobre todo.San Agustín dijo que solo se debe a la gracia de Dios el que hagamos algo que se aproxime al menos a ser una buena obra.Pero si quedó escrito que mi Jesús fue recibido en la gloria. Él lo recompensará. y la justicia su recompensa. DWIGHT L. JUAN WESLEY . como hombres que no están luchando por doctrina humana. En las cosas del 132 Los líderes cristianos y las recompensas eternas mundo. adquieren comodidades y honores. prosperan. La diferencia entre la posición más alta y la más humilde del mundo no es nada. cuando vemos a los justos metidos en aflicción por los impíos. los hombres tienen la ambición de llegar tan alto como puedan. CLEMENTE DE ALEJANDRÍA . El que piense así. y supo que lo hacía totalmente para Él.En el cielo van a existir diversos grados de recompensa. como quienes van a recibir en el juicio divino la recompensa del bien o el mal que ellos hayan hecho en esta vida. El hecho de que Dios haya decidido conceder recompensas a partir de la obediencia o la desobediencia. mientras por otra parte. JUAN CALVINO - R C.De aquellos que habían terminado felizmente su carrera. se describen después estas multitudes. Apocalipsis 14:1. y hagan todas las cosas para agradarle. CHARlES R SWINDOLL . y con Él como público le bastará. de todas las verdades. y todo esto impunemente. a los que estén dondeJesucristo estuvo una vez hace muchos.

otros no (vea 2 Timoteo 2:12). Algunos reinarán con Cristo.Yo diría que hay por lo menos veinticinco ocasiones en las cuales el Nuevo Testamento enseña con toda claridad que seremos recompensados de acuerdo con nuestras obras. Por la gracia de Dios. será recompensado por Dios. LEWIS . Algunos serán ricos en el reino de Dios. otros no (vea Lucas 16:12). el Tribunal de Cristo.Además de estos beneficios temporales relacionados con nuestro servicio. JUAN WESLEY . 135 . siervo bueno y fiel». el que le sirvamos no nos es inútil a nosotros.El Reino de Dios no va a ser el mismo para todos los creyentes. MARTÍN LUTERO . CHARLES STANLEY . pero añade las palabras «de la herencia» (Colosenses 3:24). nos dan derecho a Una recompensa eterna. a almacenamos tesoros en el cielo. Re. «atesoran para sí mismos ira. donde recibiremos nuestra recompensa. THEODORE H. e. pero como por el fuego. como la zanahoriafrente al caballo: «grande será vuestra recompensa en los cielos» si hacéis esto o aquello. infeliz aquél a quien Dios declare como tal.Dios está ansioso por recompensarnos. también hay recompensas eternas. yo sostengo que esta idea se nos ha deslizado desde Kant y los estoicos. así como los malvados. Pero si somos tan perezosos y carnales. Algunos recibirán verdaderas riquezas. Epp . De hecho.33). El que entre en el último minuto tiene muy pocas buenas obras por las cuales pueda esperar una recompensa. Algunos creyentes tendrán recompensa por su fidelidad en la tierra. como consecuencia de sus promesas. sino demasiado débiles. y 134 Los líderes cristianos y las recompensas eternas esperar recompensa del Señor.Una vida recompensada por Dios quien le dirá: «Bien. si tenemos en cuenta las promesas abiertas de recompensa y la asombrosa naturaleza de esas recompensas prometidas en los evangelios. Cristo mismo. que servir para nosotros no significa nada. otros no (vea Lucas 16:11). Se ' nos llama a trabajar. Feliz el que se juzgue a sí mismo como siervo inútil. Pablo exhorta a los sier~ vos a hacer con fidelidad aquello que constituye su deber. JUAN CALVINO .El creyente tiene su fundamento en Jesucristo. S. y no forma parte de la fe cristiana. prometió una recompensa eterna. para el día de la ira». tomemos la decisión de no llegar con las manos vacías cuando comparezcamos ante el bema. mientras preparaba a los Doce para una vida al servicio de los demás. Ahora debemos edificar sobre ese fundamento.Por tanto. otros no. entonces seremos salvos. otros serán pobres (vea Lucas 12:21. los exámenes finales se producen en el Tribunal de Cristo.Porque un hombre no le puede ser de provecho a Dios. hasta por dar un vaso de agua fría. porque a Él le agrada darles por su gracia un valor a nuestras buenas obras. SPROUL . Jesús presenta con frecuencia el tema de la recompensa.De esta forma. y hace todo lo posible por ayudamos a acumular las recompensas. Algunos recibirán tesoros celestiales propios.Si en la mayoría de las mentes modernas existe la idea de que desear nuestro propio bien y esperar ansiosamente su disfrute es algo malo. BILLy GRAHAM . Pero aunque le seamos inútiles. tal parecería que el Señor considera que nuestros deseos no son demasiado fuertes. Lo voy a decir de otra forma. las cuales. y la obra que hemos hecho debe pasar por la prueba decisiva. el que hace buenas obras y se guarda del pecado. como nos dice Pablo en Romanos. CHARLES R SWINDOLL .

Usadas con autorización. Fuente: www. Nashville. Cita de Billy Graham tomada de Facing Death and the Lije Ajter. Citas de John MacArthur Jr. That's a Good Question! . Reservados todos los derechos. Lewis. C. 1960). 1949.htm. FUENTES CON INFORMACIÓN PARA LÍDERES CRISTIANOS ACERCA DE LAS RECOMPENSAS ETERNAS Citas de R. y tomada del libro EternaI Security © 1990 por Charles Stanley. S. Swindoll tomadas de ImproYing Your Serve.com/files/macqa/70-13-5. Reservados todos los derechos. Usadas con permiso de Tyndale House Publishers. 78. Swindoll © 1981. Reservados todos los derechos. Tennessee. de Theodore H. Extracto reimpreso con autorización. Sproul tomadas de Now. por R. Nashville. Cita de C. Tomadas de «BibIe Questions and Answers» . Sproul © 1996. GC 70-13. Ine. casette. por Billy Graham © 1987. Cita de Charles Stanley reimpresa con autorización de Thomas Nelson Publishers. Usadas con autorización. Neb. Tennessee. Ud. Publishing Group.NOTAS CAPÍTULO 2 Randy Alcom usa la ilustración del punto y la línea en su libro The Treasure PrincipIe (Sisters. 136 . 1992. Citas de Charles R. por Charles R. S. Citas de Theodore H.: Multnomah Publishers. por C. Ore. 86. W. W. derechos de autor © c. Lewis Pte. S. Publishing Group. Lewis tomada de The Weight oj GIory. Epp tomadas de Present Labor and Future Rewards. C.: Back to the Bible. Epp (Lincoln.biblebb. 2001).