You are on page 1of 27

Panorama Económico Internacional

Panorama Económico Nacional

Capital Humano en el NOA

Educación, desarrollo y mundo laboral

Indicadores de coyuntura de la provincia de Tucumán

Columnistas invitados: Dr. Juan José Llach, ex ministro de Educación de la Nación. Lic. Melisa Morales, miembro investigador del Banco Interamericano de Desarrollo

ANALISIS REGIONAL
Número 11 - Septiembre de 2011 - Tucumán - Argentina

AREA DE ECONOMIA

Articulación y conocimiento para el desarrollo regional
La Fundación del Tucumán es una organización empresaria que nació en 1985, con el objetivo de contribuir al desarrollo económico, social y ambiental sostenible de Tucumán y de la región. La integran empresarios de distintos sectores económicos; y su staff está formado por investigadores, docentes y profesionales de diversas ramas. Todos ellos, en un marco de diálogo y trabajo en red, plasman la misión de la Fundación del Tucumán:

“Promover el desarrollo responsable de la comunidad de la región, con el fin de generar compromiso de participación ciudadana para fortalecer las instituciones republicanas que garanticen el ejercicio de la libertad, a través de la articulación de sectores públicos y privados, contribuyendo al desarrollo del capital humano, social y económico”

Presidente Interino Luis F Mentz . Consejeros Titulares Luquín, Oscar (Antonio Luquín S.A.) Sardi, Paolo (Arcor S.A.) Cambiano, Rafael (Quilmes) Lucci, Daniel (Citrusvil S.A.) Domínguez, Ricardo J. (C.C.C. S.A.) Hoffman, Gunther (Edet S.A.) Lenis, Román (Expreso Bisonte SRL) Lisiak, Jorge H. (Minera Alumbrera Ltd) Vismara, Hugo (Refinor S.A.) Björk, Peter (Scania Argentina S.A.) Di Bacco, Rodolfo (Tensolite S.A..) Bach, Fernando Consejeros Suplentes Lucci, Pablo (Citrusvil S.A.) Mirande, Carlos (C.C.C.) García, Luis (Edet S.A.) Hernández, Elio (Gasnor S.A.) Laudani, Ricardo (Refinor S.A.) Chaves, Rodolfo (Scania Argentina S.A.) Assaf, Luis (Tensolite S.A.)

ANALISIS REGIONAL
C O N T E N I D O
PANORAMA ECONÓMICO INTERNACIONAL
Sin brújula: ¿el mundo va hacia un gigantesco ajuste?

4 5 7 15 20

PANORAMA ECONÓMICO NACIONAL
Una superficie económica atractiva y un fondo pleno de problemas

INFORME CENTRAL: EDUCACIÓN Y DESARROLLO
Capital humano en el noa eduCaCión, desarrollo y el mundo laboral

COLUMNAS DE OPINIÓN:

La educación, clave del desarrollo humano y de la economía. Por Juan José Llach, ex ministro de Educación de la Nación. Sobre la desigualdad educativa en Argentina y otras asignaturas pendientes. Por Lic. Melisa Morales, miembro investigador del Banco Interamericano de Desarrollo.

Staff:
ANALISIS REGIONAL
------------------------------------------Director Área de Economía Lic. Eduardo Robinson eduardorobinson@fundtuc.org
Lic. Víctor Funes vfunes@fundtuc.org Lic. Santiago Sosa santiagososa@fundtuc.org Coordinación editorial Lic. Andrés Battig

INDICADORES DE COYUNTURA DE LA PROVINCIA DE TUCUMÁN

25 de Mayo 1095 - (4000) San Miguel de Tucumán República Argentina Tel.: +54 (381) 422-2811 / 431-1712 Fax: +54 (381) 431-0612 ---------------------------------------www.fundaciondeltucuman.org.ar
ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 // Pág 3

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

PANORAMA ECONÓMICO INTERNACIONAL

Sin brújula: ¿el mundo va hacia un gigantesco ajuste?
Europa está pagando un precio muy alto por construir una unión monetaria que no tiene una política fiscal común. Estados Unidos navega entre las dudas de un tercer salvataje o un brutal ajuste, promovido por sectores conservadores. Y, mientras se esquivan medidas de fondo, los commodities siguen en alza como refugio ante la crisis financiera.
Las Bolsas se desploman. Surgen temores sobre la deuda de EE.UU., que perdió el rating “ ”Europa sigue sin dar AAA. respuestas contundentes a su crisis económica y de deuda. La consecuencia: reaparecen los temores a una nueva recesión mundial. ¿Qué sucedió? ¿La proyectada recuperación de las economías norteamericana y europea fue sólo una ilusión? ¿No estaba descartada la posibilidad de caer nuevamente en recesión…? Lo cierto es que, transcurrido el primer trimestre de 2011, las dudas sobre la sostenibilidad fiscal de las economías desarrolladas, el módico crecimiento que mostraron y la debilidad en la creación de puestos de trabajo habían introducido signos poco alentadores que no tardaron en reflejarse en los ánimos pesimistas de los inversores bursátiles. La anemia de los mercados accionarios hace prever que 2011 pasará a ser un año de pérdidas. Da la sensación que los diseñadores e implementadores de políticas públicas perdieron la brújula. Y eso es lo preocupante. Lo que Europa no se anima a reconocer En Europa, es clara la insolvencia de la economía griega, que no puede seguir recortando gastos sin evitar mayores consecuencias sociales. Al parecer, se pretende ocultar el sol con una mano: Grecia no puede seguir sujeta al euro. Esa es la realidad, que trae aparejado un gran riesgo: si Grecia abandona el euro, ¿cómo evitar un efecto dominó en varias economías de la eurozona? Por ello, se superponen planes de salvataje y ajustes fiscales, mientras la fragilidad persiste. Si bien interviene el Banco Central Europeo comprando deuda española e italiana -economías que presentan dificultades fiscales-, resulta claro que la entidad europea tiene límites para continuar con esa estrategia. Esas medidas son meros paliativos destinados a estabilizar los mercados, con efectos poco duraderos. Europa está pagando un precio muy alto por construir una unión monetaria que no tiene una política fiscal común y en la que cada país se tenga que hacer cargo de regular y recapitalizar a sus bancos. Si Irlanda hubiera sido un estado de EE.UU., el Gobierno Federal se hubiera hecho cargo de sus bancos y el país (Estado) hoy no estaría en problemas. Faltan las soluciones de fondo para apuntalar un aumento de la actividad económica. Lo que Estados Unidos no se anima a implementar También parece reconocer sus límites la Reserva Federal norteamericana, que aún no se atreve a implementar un tercer programa de flexibilización cuantitativa. El Banco Central norteamericano evita dar señales respecto de cuál será la política monetaria a seguir en una situación de expectativas de un nuevo periodo recesivo. Sí se sabe que mantendrá la tasa de interés entre el 0 y 0,25 para continuar asegurando abastecimiento de liquidez al sistema. Al mismo tiempo, los tironeos políticos sobre cómo avanzar en la reducción del déficit fiscal están transformando el débil crecimiento en un inevitable retroceso. Los metales preciosos y el grueso de los commodities muestran otra pujanza. El oro en particular continúa incrementando su cotización (ya subió un 35% en el transcurso del año). Es claramente el termómetro de la crisis financiera: refleja la pérdida de credibilidad en el papel moneda emitido por los estados (especialmente, los más desarrollados, que aprovecharon su poderío para emitir y endeudarse más allá de sus posibilidades). El origen de esta nueva ola de turbulencias en los mercados no es producto de la pérdida de la calificación «AAA» de
Pág 4

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

ANALISIS REGIONAL
PANORAMA ECONÓMICO INTERNACIONAL

EE.UU., así como tampoco las tendencias negativas son de estos días. La crisis estalló a mediados de 2007 y desde allí ha continuado el zigzagueo en los diagnósticos y la instrumentación de políticas superficiales. Por el lado fiscal, EE.UU. mantiene déficits del orden del 10% del PBI, lo que explica que el stock de deuda pública ya representa casi un 100% del PBI. Obama, jaqueado a dos bandas Ciertamente, no hay espacio para mantener estos déficits fiscales, especialmente porque Obama sigue jaqueado desde dos flancos: por un lado, por el ala fundamentalista del partido republicano (el Tea Party), que quiere presupuestos balanceados lo antes posible y se niega a aumentar los impuestos; y, por el otro, por las agencias de calificación crediticia que miran con preocupación el aumento de la deuda pública. Al respecto, se cuestiona el trabajo de las calificadoras, que empujan al precipicio a países en equilibrio inestable. Pero sólo reflejan la realidad y dicen a viva voz lo que se sabe, pero se prefiere no decir. La sensación es que se actúa en

la periferia de los problemas, se trabaja con el objetivo de contener la marea, pero se postergan las definiciones. Asimismo, los sectores más fundamentalistas continúan sosteniendo la idea de que no hay más alternativa que aplicar en el mundo desarrollado un gigantesco ajuste. Algo así como un cambio en el reparto que permita volver a fabricar en EE.UU. y en la zona euro a las empresas que día a día, desde hace años, se “deslocalizan” para ubicarse en Asia o Europa Oriental. Así, el Tea Party, las calificadoras y algunas potencias europeas promueven que estas medidas se tomen en la administración Obama, para que cargue con los costos. Sin embargo, nadie puede pagar sus deudas cuando la economía transita un período de anemia. La debilidad de las bolsas, que refleja el derrumbe de las acciones, está destruyendo el capital de los bancos, las pensiones de los jubilados y los ahorros de las familias. Los interrogantes pasan por cómo se ampliará el crédito, cómo se recuperará el consumo y quién pagará las hipotecas. Aunque parecen haberse agotado las políticas anticíclicas, el ajuste fiscal parece ser la peor respuesta. Sin embargo, no hay todavía consenso en el mundo para transitar otro camino.

PANORAMA ECONÓMICO NACIONAL

Una superficie económica atractiva y un fondo pleno de problemas
Los precios de los commodities mantendrían su fortaleza. Aun así, los desajustes fiscales, cambiarios e inflacionarios de la economía argentina jaquean la posibilidad de continuar en “piloto automático”.
Dos aspectos sobresalen en el contexto económico argentino. Uno tiene que ver con lo electoral. Dado el abultado porcentaje de adhesión que logró el oficialismo en las primarias, es muy poco probable que el escenario electoral se revierta en octubre. En este caso, la pregunta es: ¿qué implica este resultado para la economía? El otro aspecto se deriva de las complicaciones que presenta el contexto mundial. Aquí el interrogante es: ¿cuán inmune es la economía argentina a los efectos de un agravamiento de la situación internacional? Acerca de lo electoral, la respuesta rápida es: no hay que esperar cambios significativos en el rumbo económico. Entonces, considerando que varios de los problemas con los que convive la economía argentina son negados por el Gobierno, ¿qué pasará con la inPág 5

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

PANORAMA ECONÓMICO NACIONAL

flación, el déficit fiscal, el déficit en la balanza comercial, las retenciones, los subsidios a las tarifas de servicios públicos, la falta de energía, el sistema tributario, la falta de competitividad genuina? ¿Está dispuesto el Gobierno a corregir los errores? En principio no, porque este esquema le trajo rédito político. En los últimos años, el crecimiento del PBI ha sido significativo (80% acumulado desde mediados de 2002). Este periodo de expansión económica se da en el mejor contexto internacional para el país de los últimos sesenta años. La bonanza se traduce en precios históricamente elevados de los principales productos de exportación de Argentina, lo que significa disponer de recursos fiscales extraordinarios. A su vez, estos recursos fueron canalizados para incentivar el consumo interno, lo que permitió crear más empleos y oportunidades de desarrollo en numerosas actividades del sector privado. La contracara es el aumento del gasto público, que ya representa casi el 40% del PBI. Inflación y subsidios ¿Podrá sostenerse este ritmo de crecimiento durante los próximos años? Un problema (no menor, por cierto) es la capacidad de producción. Se estimuló el consumo, pero no se expandió en igual medida la capacidad de producción de la economía; y se multiplicaron los problemas con el abastecimiento energético, petróleo, gas, electricidad. Esto provoca presiones inflacionarias, la cual genera pobreza y problemas con el tipo de cambio. En efecto, al subir la inflación por encima de la tasa de devaluación del peso, empiezan a generarse atrasos cambiarios y presiones alcistas sobre las tasas de interés. ¿Por cuánto tiempo puede sostenerse una devaluación de entre 5 y 10 por ciento anual, junto con una inflación del 20 o 25 por ciento? Indudablemente, habrá que bajar la inflación o incrementar la tasa de devaluación para evitar que se siga retrasando el tipo de cambio. Otro interrogante gira en torno del aumento de los subsidios. Se calcula que en el año 2011 llegarán a $ 70.000 millones o, lo que es lo mismo, casi siete veces el presupuesto de Tucumán. ¿Puede mantenerse por más tiempo el congelamiento de tarifas de energía y transporte? ¿Profundizar el modelo implica seguir acumulando distorsiones? La superficie económica en Argentina luce atractiva, pero los problemas siguen acumulándose.

Perspectivas de precios En relación con el aspecto internacional, por el momento las perspectivas indican que los precios de los principales productos de exportación de Argentina no caerán. El índice de precios de los alimentos del Banco Mundial sigue superando en 33% al nivel del año anterior. Asimismo, el valor de una serie de productos básicos importantes es más alto que el de julio del año pasado, dando margen para el optimismo. Por ejemplo, el maíz (84% por encima de 2010), el azúcar (62%) y el trigo (55%). El precio del petróleo continua 45% más elevado que un año atrás y los fertilizantes subieron un 67% en la comparación interanual. La Argentina es el segundo productor del mundo (detrás de Estados Unidos) de aceite de soja, el cual creció casi al mismo ritmo que la cotización del petróleo (47%). El 30% de las exportaciones argentinas en 2011 provendrán del complejo sojero, el cual aportará alrededor de $ 32.000 millones en concepto de retenciones. Esto significa que la participación de este sector sobre el total de recaudación por derechos de exportación en el país sube de 38% en el 2006 al 57% en el 2011. ¿Piloto automático? Si la crisis tiende a profundizarse, se acentuará la volatilidad de los precios internacionales debido a las tensiones generadas por la demanda y los efectos climáticos sobre la producción. El perfil productivo de la economía argentina hace que el país tenga elevada exposición a los vaivenes internacionales de los precios. Por ello, la Argentina depende más de lo que suceda en Brasil y los países asiáticos (China, en particular) que en el resto del mundo. Como la demanda de los países asiáticos les pone un piso a los precios, la política económica implementada por Argentina, consistente en expandir el consumo, podría estar resguardada de los problemas ocasionados por la crisis internacional. Sin embargo, las distorsiones de precios, el problema inflacionario, el escaso margen para devaluar el tipo de cambio y una situación fiscal ajustada limitan los instrumentos de política económica para afrontar una crisis profunda. Al margen de los problemas relacionados con el contexto externo, queda por develar si Argentina podrá o no continuar con el piloto automático. A juzgar por los problemas debajo de la superficie, la respuesta es negativa.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 6

ANALISIS REGIONAL
EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Capital humano en el NOA: evidencias de que la educación es una inversión
El impacto de la educación en el desarrollo económico es indudable. Mayor posibilidad de conseguir empleo y mejores remuneraciones. Brechas entre hombres y mujeres. Ingresos según tipo de actividad. Índice de Gini en la región.
El enfoque económico de la educación reconoce a ésta como una forma de inversión en capital, denominado “capital humano” De hecho, cualquier característica del . ser humano que posea valor en el mercado (es decir, que incremente los ingresos de una persona) y que no pueda separarse de ésta se denomina capital humano. Éste, como toda inversión, posee una tasa de retorno determinada por la diferencia entre el ingreso por su actividad y el gasto total en educación. El “costo de la educación” se define como el dinero necesario para afrontar su pago y también el tiempo que se le dedica, el cual genera su costo alternativo, ya que existe una disyuntiva entre dedicar el tiempo al estudio o al trabajo. Así, la remuneración a la que se renuncia por trabajar menos horas o no trabajar en absoluto debe considerarse también como un costo para la persona. Un debate relacionado especialmente con la educación terciaria y universitaria es si ésta sirve efectivamente para incrementar la capacidad de generar ingresos de una persona o sólo como una señal de su productividad. En otras palabras, ¿las personas estudian para mejorar su productividad (y con ella su remuneración) o sólo estudian para dar una señal clara de su productividad innata? La respuesta a dicha pregunta todavía sigue sin encontrarse, aunque debe mencionarse que tampoco existen dudas del impacto positivo que posee la educación en el desarrollo económico de un país.

Composición de la Población Económicamente Activa
La Población Económicamente Activa (PEA) es el número total de personas entre 16 y 65 años que se encuentran en condiciones de trabajar, independientemente de su situación laboral (empleado, desempleado, estudiante, etc.). El nivel educativo con mayor frecuencia entre la población es el de “Secundaria Completa” excepto , en Tucumán1 , donde se observa un predominio de personas con nivel universitario completo. En Santiago del Estero hay un porcentaje importante de la población con sólo el nivel primario completo, muy por encima de los valores de las demás provincias.

Fuente: INDEC

1 Cabe mencionar que la Encuesta Permanente de Hogares, de dónde provienen éstos datos, se realiza sólo en los principales aglomerados urbanos de cada provincia. ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 // Pág 7

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Educación y nivel de ingresos: evidencia en el NOA
Un beneficio de un mayor nivel de educación es la mayor posibilidad de conseguir empleo: la tasa de desempleo decrece de manera notoria a medida que se incrementa el nivel educativo promedio de la población. En contrapartida, las mayores tasas de desempleo se corresponden con los niveles de instrucción más bajos. Una particularidad es el caso de la categoría “universitario incompleto” la , cual posee por naturaleza una tasa de desempleo superior a la media, debido a que en su mayoría se trata de jóvenes que se dedican a estudiar a tiempo completo y deciden voluntariamente no trabajar. Pese a esto, en Tucumán esta categoría tiene una tasa de desempleo inferior a quienes terminaron el secundario.

Fuente: INDEC

Otra faceta de la inversión en capital humano es la remuneración que percibe la persona en función de su nivel educativo. El nivel de educación afecta la distribución de los ingresos de dos maneras. Por un lado, los ingresos laborales de los individuos crecen con dicho nivel, lo que se evidencia en el desplazamiento de la distribución hacia la derecha a medida que crece el nivel educativo. Y además, hay una notable disminución en la dispersión de los salarios como consecuencia del menor riesgo que implican dichas tareas.
Fuente: INDEC

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 8

ANALISIS REGIONAL

También existe una brecha salarial entre hombres y mujeres: el salario que perciben los primeros es superior al que perciben éstas. Sin embargo, a medida que se incrementa el nivel educativo, dicha brecha se reduce, puesto que la ventaja masculina se evidencia en trabajos que requieren esfuerzo físico (es decir, los de bajo capital humano y, por ello, de baja remuneración). Efectivamente, las personas con menor nivel educativo son las que poseen un mayor diferencial de ingresos entre hombres y mujeres.

Fuente: INDEC ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 // Pág 9

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Además del género, otro elemento que impacta de forma considerable sobre el salario de las personas

es la rama de las actividades económicas, lo que queda reflejado en el cuadro a continuación.

Fuente: INDEC

Se observa que la provincia que posee ingresos más altos en la región es Tucumán, seguida por Catamarca, Salta y Jujuy, mientras que Santiago del Estero se encuentra bastante rezagada. La actividad económica que abona salarios más altos es la “Explotación de minas y canteras” la cual se ubica bastante por encima , de la media de la región (no se tiene en cuenta en este caso el elevado valor del rubro “Agricultura, ganadería, caza y silvicultura” debido a que se debe a factores es, tacionales y a que en el caso del IV trimestre de 2010, se concentra en pocos individuos). Las demás actividades, en cambio, poseen valores dentro de la media de la región, siendo las más altas de este

grupo las correspondientes a “Intermediación financiera y otros servicios financieros” y a “ Administración pública, defensa y seguridad social” Por otro lado, los . salarios más bajos son los de los sectores de “Servicios de hotelería y restaurantes” (especialmente en Catamarca) y los de “Servicios de organizaciones y órganos extraterritoriales” la que corresponde a servicios que , generalmente se realizan ad honorem, por lo que su baja remuneración no resulta sorprendente. Otro factor que se relaciona directamente con el desempleo es la distribución del ingreso. Los empleos menos remunerados poseen menor calidad (son más inestables, informales y sus montos suelen ser muy

2 El ingreso total familiar se agrupa, de menor a mayor, y su rango se divide en 10 subconjuntos de igual dimensión, con el objeto de reducir el rango total de los datos. El decil 10 representa el segmento de mayores ingresos.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 10

ANALISIS REGIONAL

variables) y la inestabilidad laboral se refleja en la tasa de desempleo de quienes se encuentran en los deciles más bajos de la distribución del ingreso2 . En los gráficos a continuación puede observarse cómo la tasa de desempleo es mayor para quienes se ubican en el decil más bajo de la distribución del ingreso (decil 1), en la totalidad de las provincias del NOA; mientras que a medida que se incrementa el ingreso esta tasa se estabiliza alrededor de la tasa de desempleo promedio del aglomerado urbano.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 11

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

El nivel educativo también impacta positivamente en el ingreso total. Esto sigue a lo antes mencionado, ya que la educación es una inversión y la prima salarial (es decir, el diferencial positivo de salario respecto a quienes no alcanzaron su mismo nivel educativo) que recibe alguien que alcanzó un nivel dado de educación vis-a-vis alguien que no lo haya concluido es su “retorno” . Se observa una relación positiva entre nivel de ingresos y educación: quienes mayor educación tienen, poseen ingresos más altos. Al graficar la cantidad de personas que pertenecen al decil más bajo de la distribución del ingreso contra los que pertenecen al más alto (agrupados según nivel educativo para las provincias de la región NOA), vemos que casi el 45% del segmento con mayores ingresos tienen educación universitaria completa. En contraposición, casi 9 de cada 10 de quienes están en el estrato más bajo de ingresos no han completado la secundaria. Aunque la relación no resulta lineal, queda claro que existe una evidente mejora en términos económicos por haber estudiado más años.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 12

ANALISIS REGIONAL

Exclusión social y desigualdad
Un problema social relacionado con el sistema educativo y la distribución del ingreso es la proporción de jóvenes entre 14 y 24 años que no trabajan ni estudian. Una de las características de estos jóvenes es que el porcentaje de la población que representan está relacionado de forma directa con la pobreza. La mayor incidencia tiene lugar en el decil más bajo, donde llegan al 30% del total de jóvenes. En el último decil casi no tienen presencia. Un elemento adicional que debe revisarse es el impacto de los años de educación en la desigualdad del ingreso, la cual se mide por medio del índice de Gini. Este índice es una medida de la desigualdad de la distribución del ingreso, cuyo rango varía entre 0 y 1. El cero expresa total igualdad (significaría que todas las personas reciben la misma proporción del ingreso) y el uno sería el caso de que una sola persona concentrara la totalidad del ingreso. El valor del índice por aglomerados urbanos y por nivel educativo muestra una caída en la desigualdad a medida que se incrementan los años de educación. A pesar de tener esta una magnitud pequeña, se observa que un mayor nivel educativo genera dos beneficios importantes: el primero es un mayor ingreso promedio; y el segundo, como se observa aquí, es una menor desigualdad de los ingresos en dicha población. En la mayoría de los aglomerados las personas con nivel educativo universitario coinciden con tener la menor desigualdad de cada uno de ellos, salvo en Tucumán y Catamarca, aunque ambas se caracterizan por tener poca variabilidad entre grupos educativos.

Fuente: INDEC

Fuente: INDEC

Fuente: INDEC

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 13

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Educación, desarrollo y su relación con el mundo laboral
Es sabido que los recursos humanos, como factor productivo, tienen incidencia directa en el crecimiento de un país. Uno de los pilares del capital humano es la educación, que debe cubrir los requerimientos de mano de obra y cualificación necesarios para el correcto funcionamiento productivo y económico de un territorio. En linea con este enfoque, es clara la evidencia internacional sobre la acumulación de educación como factor de desarrollo. En el siguiente gráfico se presenta la cantidad de años de educación promedio de la población mayor de 25 años y el PBI per cápita PPA3, diferenciado por el nivel de desarrollo de acuerdo al IDH (Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas), para un grupo de 42 paises. Existe una marcada correlación positiva entre tres factores: el nivel de ingresos per cápita, la cantidad de años de escolaridad de la población adulta y el nivel de desarrollo alcanzado. La Argentina se encuentra en un nivel medio en cuanto al nivel de desarrollo y de ingresos (U$S 14.900 en PPA), y medio alto en años de educación promedio (9,3 años). El posicionamiento argentino sobre desarrollo y años de educación es cercano al de paises de la región, como Chile y México, y otros como Rusia. Bajo el enfoque clásico de economía, la relación entre el nivel educativo de una población y la necesidad de calificaciones en el mercado laboral tendería a converger. Sin embargo, la evidencia demuestra la aparición y persistencia de brechas entre la oferta y la demanda de calificación en la mano de obra. Esto se debe a la naturaleza de las decisiones educativas (como decisión de inversión) que son de largo plazo, a lo cual se suman otras causas, tales como la inestabilidad económico-política y las distorsiones en el mercado laboral. La salida laboral es uno de los determinantes con mayor peso a la hora de elegir un tipo de carrera y su duración. En el otro extremo, la selección de personal y, posteriormente, las decisiones de formación de estos resultan claves para las empresas. De allí la importancia de conocer la dotación educativa de los alumnos y egresados del sistema educativo argentino, así como sus perfiles para enfrentarse al mundo laboral.

Fuente: Instituto de Estadística de la UNESCO (2010a)

3 Calculado considerando no valores nominales, sino Paridad de Poder Adquisitivo. ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 // Pág 14

ANALISIS REGIONAL

I. Educación Básica
Desde los inicios de la Nación hasta mediados de la década del 1950 se extendió el proceso llamado “Conquista Social de la Eduación”4 . El mismo de caracteriza por la expansión de la educación primaria, a la vez que dismuye el analfabetizmo en la población. La expansión se da más tarde en el nivel secundario, donde existieron dos fuertes saltos en los niveles de escolarización: el primero durante los gobiernos peronistas, con la multiplicación de escuelas; y el segundo se inicia en 1983 a partir de la recuperación democrática. Para 2009 se estima que la cobertura en la educación secundaria sería del 80%, de acuerdo a la tasa neta de escolarización del nivel secundario.

Fuente: INDEC

Algunos Indicadores educativos:
• Argentina alcanza el puesto 25 en el ranking del Índice de Desarrollo UNESCO de "Educación Para Todos" (2005). • Se espera que cada niño argentino que ingrese a la escuela reciba en promedio 15,5 años de instrucción, de mantenerse los patrones de matriculación dados durante 2007.

Respecto de la escuela técnica, su rol es fundamental porque genera mano de obra calificada para puestos productivos en vastos sectores de la economía. Existe consenso en que la educación media técnica fue perjudicada por la Ley Federal de Educación de 1993 en varios sentidos, pero principalmente en la reducción de seis a tres años de secundario la formación técnica específica. En consecuencia, la generación de estudiantes y egresados con perfiles técnicos se vio drásticamente reducida durante más de una década. En 2005 se comenzó a revertir esta situación con la promulgación de la Ley de Educación Técnico Profesional. Desde el año 2006, la matrícula de inscripción en escuelas técnicas ha crecido anualmente al 12% en promedio. Se estima que es mayor la probabilidad

de encontrar trabajo para egresados de escuelas técnicas en comparación a otros perfiles. Los resultados del Censo Nacional de Último Año de Educación Técnico Profesional (CENUAETP 2009) demuestran que el 26% de los estudiantes de último año de escuelas técnicas tenían un trabajo remunerado al momento del relevamiento. La propor-

ción aumenta al 30% si se consideran solamente los varones, los cuales conforman el 70% de la población de estudiantes de escuelas técnicas. El 13% se encontraban en busca de trabajo (muy posiblemente, el primer empleo), mientras que siete de cada diez mujeres y más de la mitad de los varones se encontraban inactivos.

Fuente: elaboración en base a Fuente: INET. CENUAETP 2009 4 El proceso se inicia con la Ley de Educación Común 1.420, sancionada en 1884, la cual define a la educación primaria como obligatoria y gratuita. ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 // Pág 15

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Otro aspecto importante son las expectativas inmediatas de los estudiantes próximos a egresar acerca de trabajar y estudiar: • 11% tiene expectativas de trabajar, pero no de estudiar. • 19% tiene expectativas de estudiar, pero no de trabajar. • 70% tiene expectativas de hacer ambas cosas. Aquellos que desean seguir estudiando, tienen pensado continuar con los siguientes tipos de estudios y carreras:
Fuente: elaboración en base a Fuente: INET. CENUAETP 2009

Fuente: elaboración en base a Fuente: INET. CENUAETP 2009

II. Educación Superior
El debate sobre la educación superior y su relación con las necesidades sociales y el sistema productivo resulta de vital relevancia para realizar un diagnostico y diseñar los objetivos estratégicos para el desarrollo en un país. Durante su desarrollo en el siglo XX, las universidades argentinas mantuvieron una orientación hacia los modelos europeos, que ponderan las funciones de investigación y docencia. Consecuentemente, el perfil de los graduados universitarios tuvo en general un sesgo académico, con una escasa articulación con el sistema de desarrollo productivo5 . En este sentido, es un aspecto esencial entender los desafíos que tendrá el desarrollo económico en el largo plazo, su modelo productivo y las necesidades que demandará el mercado laboral para hacerlo posible maximizando los niveles de empleo. La cobertura de la educación superior argentina demostró mejoras en la última década: la tasa neta universitaria para la población de 18 a 24 años se incrementó de 16% en 2001 a 19% en 2009 (esto es, uno de cada cinco jóvenes de 18 a 24 años realizan estudios terciarios o universitarios)6 . El panorama es menos alentador si se considera cuántos finalizarán sus estudios: solamente entre el 10% y el 14%. Se estima que la población de profesionales en el país es cercana a 1,8 millones, lo cual es el 7 ,8% de la población mayor de 25 años. La inequidad en el acceso a la educación superior es un factor común en la región, donde el patrón de distribución del ingreso acentúa las diferencias. En tér-

5 Ver Fernández Lamarra, Norberto. “La educación superior argentina” Noviembre de 2010. . 6 En base al Anuario 2009 de Estadísticas Universitarias, Secretaria de Políticas Universitarias del Min. De Educación Argentina. ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 // Pág 16

ANALISIS REGIONAL

mino medio, el 46% los jóvenes entre 19 y 21 años que pertenecen a familias de altos ingresos, asisten a universidad/terciarios, mientras que entre los jóvenes de grupos de bajos ingresos sólo asiste el 8,5%. Las brechas son similares entre los países de la región, aún teniendo en cuenta la diferencia entre sus sistemas universitarios y el grado de participación de sectores públicos y privados. Argentina, a pesar de tener un sistema de libre acceso y gratuito , también presenta problemas de calidad y equidad, a los que

se suma el problema de la eficiencia. De cada siete jóvenes que asisten a universidad/terciaria y que

pertenecen a familias de altos ingresos, asiste un joven perteneciente a familias de bajos ingresos.

Fuente: elaboración en base a Sociómetro-BID.

La composición del alumnado por disciplinas da un panorama de cómo estará configurada la oferta de mano de obra calificada. Existen desfasajes entre lo que demanda el sistema productivo y la disponibilidad de mano de obra calificada. Sin embargo, las brechas no cubiertas en el mercado laboral aún no se reflejan en la elección de las carreras universitarias, donde la mayor parte de los alumnos universitarios está concentrada en ciencias sociales (43% en 2009). Los estudiantes de ciencias aplicadas, en cambio, tienen una participación del 24%. La población de estudiantes y nuevos inscriptos se concentra en las disciplinas de economía, administración y derecho, que acaparan más del 30% de los estudiantes: de esas carreras

egresan 34.000 profesionales anualmente. Las tasas de crecimiento en los egresados de carreras como ingeniería, informática y ciencias agropecuarias no han podido superar a las carreras tradicionales, como abogacía y contabilidad, pese al auge tecnológico y a la atrayente oferta laboral

de las primeras. En los últimos años, las disciplinas de las ciencias aplicadas no han logrado atraer la cantidad de alumnos suficientes como para permitir una masa crítica de ingenieros, los cuales generalmente están vinculados a procesos innovadores y, consecuentemente, al desarrollo.

Fuente: elaboración propia en base a Anuario 2009 de Estadísticas Universitarias, Secretaria de Políticas Universitarias del Min.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 17

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Fuente: elaboración propia en base a Anuario 2009 de Estadísticas Universitarias, Secretaria de Políticas Universitarias del Min. De Educación Argentina e INDEC

Fuente: elaboración propia en base a Anuario 2009 de Estadísticas Universitarias, Secretaria de Políticas Universitarias del Min. De Educación Argentina e INDEC

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 18

ANALISIS REGIONAL

En la región NOA, la evolución de la tasa de egresados por año tuvo un desempeño comparable al nacional, con niveles aun mejores en el sector privado. • 5,4 es la tasa promedio de crecimiento anual en el número de egresados de universidades estatales, mientras que en univ. privadas la tasa es de 11,5. En total hay anualmente 5.500 egresados en el NOA, creciendo a una tasa del 10%.

• Siete de cada diez son egresados del sector público. • El crecimiento más importante en el número de egresados totales se dio entre 1999 y 2004; luego comenzó una etapa de amesetamiento. La razón es que el costo de oportunidad por dedicarse a estudiar era bajo entre 1999 y 2002, años donde el país atravesaba una profunda depresión económica con altos niveles de desempleo.

Fuente: elaboración propia en base a Anuario 2009 de Estadísticas Universitarias, Secretaria de Políticas Universitarias del Min. De Educación Argentina e INDEC

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 19

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

III. El Financiamiento de la Educación
Otro elemento fundamental en el análisis del sistema educativo es el financiamiento del mismo, lo cual hace referencia al rol del estado como planificador y ejecutor de los objetivos educativos. El gasto en educación sobre el PBI es uno de los indicadores centrales: muestra los recursos destinados al financiamiento educativo en relación con el tamaño de la economía. Se observa una marcada tendencia creciente durante los últimos treinta años.

Fuente: MECON

• El gasto en educación, ciencia y técnica consolidado (Nación más provincias y municipios) alcanzó los 6,7 puntos del PBI en 2009, lo que equivale a $ 76.500 millones. El Gasto en educación básica fue de $ 48.500 millones (4,2% del PBI). • El gasto destinado a educación superior y universitaria (donde el 73% de los recursos son aportados por el Estado nacional) también tuvo una importante expansión en el periodo 2003-2009, alcanzando los $ 15.120 millones en el año 2009, un 1,3% respecto del PBI. • Tanto en educación básica como en educación superior, el gasto real en educación se triplicó durante el periodo 2003-2009, recuperando de este modo terreno perdido durante la recesión económica de 2001.

• En las dos últimas décadas, este crecimiento en el gasto educativo se dio en consonancia con la expansión del tamaño del Estado en relación con la economía. Desde 1990 a 2009, el gasto en educación sobre el gasto público total consolidado pasó del 19% al 25%; y en relación con el gasto social trepó del 11% al 16%. • En términos de distribución entre nación y provincias, el esfuerzo más importante se vio desde el lado de las provincias, las cuales destinaban el 26% de sus gastos en 2003 y aumentaron al 31% en 2009. La Nación mantuvo en el promedio los recursos destinados a educación, los cuales se encuentran alrededor del 6% de su presupuesto.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 20

ANALISIS REGIONAL

Fuente: MECON

En cuanto a la evolución de la inversion real por alumno, en la década de 1990 se mantuvo estable en un promedio de US$ 770, por lo cual el principal avance en este

periodo fue en penetración. Desde 2003 comienza una face de crecimiento sostenido en la inversión real por alumno, alcanzando en 2009 los US$ 1.260 anuales.

Fuentes: elaboración en base a MECON y DiNIECE – Ministerio de Eduacación.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 21

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

COLUMNAS DE OPINIÓN:

La educación, clave del desarrollo humano y de la economía
Por Juan José Llach, en exclusiva para Análisis Regional
Miembro de las Academia Nacionales de Educación y de Ciencia Económicas; ex Ministro de Educación de la Nación Argentina.
Es lugar común y espacio de vastos acuerdos sociales considerar al siglo XXI como el de la sociedad del conocimiento. Amplias mayorías sociales apuestan por la educación por entender que es el mejor camino para el desarrollo personal y a veces también el único para lograr un trabajo decente y un nivel de vida digno. Coincidentemente, es casi unánime la opinión del análisis económico sobre la contribución de la acumulación de capital humano como principal determinante del crecimiento económico, tanto por su impacto directo sobre la productividad como por sus efectos indirectos sobre la innovación tecnológica aplicada a la misma. A más capital humano, mayor PIB por habitante, y cuanto más rápido aumente aquél, mayor será el crecimiento. No obstante los consensos mucho difieren las respuestas de los países y de los estados subnacionales para llevarlos a la práctica. Son ya varios los países latinoamericanos que han mejorado sus políticas educativas, tanto las tendientes a aumentar la escolaridad inicial, reforzar la primaria y extender hasta la obligatoriedad a la enseñanza media, sino también las enfocadas a mejorar la calidad de la enseñanza mediante evaluaciones sistemáticas y periódicas, una mayor autonomía y responsabilidad de las escuelas y un nuevo contrato docente, centrado sí en la mejora económica pero también en la formación, en la capacitación y aun la evaluación más que en el simple paso del tiempo. Diversos caminos Desde la recuperación de la democracia y el congreso pedagógico de 1986, la Argentina intentó diversos caminos. La ley federal de educación (1993) y la de educación superior (1995) y, ya en esta década, las de 180 días de clase (2003), educación técnica (2005), financiamiento educativo (2005) y educación nacional, que abrogó en 2006 la ley federal. Los resultados han sido, en el mejor de los casos, mediocres. Se destacan algunos logros de la ley de educación técnica –apoyos a proyectos de las escuelas, pero aun no evaluados- y el cumplimiento de la meta financiera de la ley de financiamiento, dado que en 2010 se superó (todavía no hay datos definitivos) la meta del invertir 6% del PIB en educación, ciencia y tecnología. Los 180 días de clase recién se cumplieron más o menos bien en 2010 y de las metas educativas de la ley de financiamiento no se cumplió ninguna. Si de veras deseamos construir una sociedad más justa e inclusiva y una economía con creciente valor agregado y no tan basada en commodities, es urgente una decidida acción de mejora de nuestra educación. Como se ha mostrado en otros países ella será tanto más factible cuanto más se involucren no los dirigentes políticos, sino también la sociedad civil. Señales alentadoras A pesar de los discursos buena parte de nuestra dirigencia política dedica escasísimas energías y tiempos a la educación, quizás porque sus resultados se ven sólo a largo plazo. De allí la importancia crítica de la participación de la sociedad civil. Afortunadamente hay un creciente acuerdo técnico en la agenda necesaria: mejores políticas de desarrollo infantil; universalización del nivel inicial, al menos desde lo 4 años; jornada extendida al menos hasta las 6 horas; evaluaciones censales cada dos años como herramienta pedagógica para saber que está pasando en cada escuela y un nuevo contrato de la sociedad con los maestros basado en los lineamientos antes mencionados. También se coincide (aunque con menor grado de consenso) en algo que para mí es decisivo: lograr que todos los egresados de la escuela secundaria hayan adquirido al menos una competencia laboral. Es demasiada la distancia que existe en nuestro país entre el mundo de la escuela y, por otro lado, el mundo del trabajo y de la empresa. En fin, todas las políticas mencionadas deben dar clara prioridad a las zonas socio-geográficas que más lo necesitan, porque hoy comprobamos que las escuelas a las que asisten los más necesitados son, en promedio, las de menor calidad. Otro dato alentador es el acuerdo logrado en la provincia de Córdoba que, en el marco de su Consejo de Planificación Estratégica y con la participación de todos los partidos políticos con representación parlamentaria, incluye varios de los puntos de la agenda mencionada. La Argentina tiene un sistema educativo pero 24 jurisdicciones que, en ese marco, gozan de gran autonomía de acción; aunque, cabe decirlo, no de los recursos suficientes dado el sistema inéditamente centralista de reparto de la renta fiscal que hoy tenemos. Algunas señales indicadoras de una voluntad de cambio para mejorar la educación se observan también en la provincia de Tucumán y tengo la impresión de que la sociedad civil podría hacer mucho para ayudarlas a nacer y fortalecerse.
Pág 22

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

ANALISIS REGIONAL
COLUMNAS DE OPINIÓN:

Sobre la desigualdad educativa en Argentina y otras asignaturas pendientes
Por Melisa Morales, en exclusiva para Análisis Regional
Economista tucumana. Research Fellow, Banco Interamericano de Desarrollo, Washington, D.C. (Estados Unidos)7 .

Hace ya algunos años fui seleccionada y becada con financiamiento completo por el Banco Interamericano de Desarrollo para trasladarme a su sede principal a trabajar, especialmente, en proyectos de educación. Grande fue mi sorpresa en Estados Unidos al interiorizarme del diseño de las políticas educativas que están implementando muchos países alrededor del mundo. ¿Cómo podría Argentina competir con economías donde el proceso educativo se desarrolla en una realidad tan distinta? ¿Con países donde hay escuelas públicas que usan pizarras electrónicas, o tienen mini-laboratorios de genética? Ante estas preguntas, quisiera mencionar brevemente ciertos puntos de interés para luego referirme específicamente al tópico de desigualdad educativa en Argentina: 1) El estudio de la calidad educativa en nuestro país es de crítica importancia y supone no sólo examinar cuántos alumnos están asistiendo a la escuela (y si realmente están aprendiendo) sino que implica además la evaluación de los docentes. 2) Aunque no hay consenso en una definición de “calidad de la educación” sí existe consenso en que los , puntajes obtenidos en pruebas internacionales proporcionan indicios útiles para medir el progreso educativo. Resultados de la prueba PISA 2009 (conducida por la OECD cada tres años para evaluar el rendimiento de alumnos de 15 años de edad) muestran que aunque Argentina ha incrementado el puntaje promedio respecto a años anteriores, lamentablemente ha perdido su posición de liderazgo ya no sólo frente a Chile —pronosticado el primer país latinoamericano en integrarse al Primer Mundo—, sino frente a varios países de América Latina que obtienen puntajes superiores8 . 3) Hay países que han incrementado el gasto en edu-

cación, pero no en forma eficiente; hay otros países que con un gasto menor presentan un mejor desempeño y competitividad. En otras palabras, no es en sí una cuestión de “recursos” sino de “procesos” y una , asignación eficiente de los recursos. 4) Mejorar el desempeño de cualquier sistema educativo es un tema complejo que requiere, por lo tanto, un abordaje desde distintos frentes y disciplinas. Aunque no existe una única receta, hay tres variables a las que se les está prestando mucha atención: “calidad” de los docentes, atención a alumnos de alto rendimiento provenientes de estratos socioeconómicos bajos, y días (y horas) de clase. Ahora bien, ¿de qué hablamos cuando decimos “desigualdad educativa”? ¿Por qué sería importante el estudio de la desigualdad educativa? A diferencia de lo que ocurre con la desigualdad del ingreso (donde no es considerada negativa en sí misma), hay consenso en que la desigualdad educativa es un rasgo indeseable del sistema educativo. En este sentido, no estamos hablando de que entre los alumnos haya igualdad de resultados, sino igualdad de oportunidades. Para tener una idea de las diferencias que existen entre regiones o ciudades en nuestro país podemos considerar los datos de la Encuesta de Hogares (EPH, conducida por INDEC). Datos de 2010 indican que en Ciudad de Buenos Aires las personas de entre 25 y 65 años de edad tienen en promedio 14 años de educación, mientras que los adultos de San Miguel de Tucumán promedian alrededor de tres años menos. Si incorporásemos el concepto de calidad educativa en el análisis, el panorama podría incluso llegar a ser menos alentador para la población tucumana. Si los jóvenes de Buenos Aires logran acceder a más educación y tal vez de mejor calidad, en principio uno podría pensar que la “desigualdad educativa”

7 Las expresiones son exclusivamente de la autora y no representan la opinión del Banco Interamericano de Desarrollo, su directorio o los países miembros que lo integran. 8 La prueba PISA es conducida por la OECD cada tres años y evalúa el rendimiento de alumnos de 15 años de edad.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 23

Número 11 // Septiembre de 2011 Tucumán - Argentina

Area de Economía Fundación del Tucumán

COLUMNAS DE OPINIÓN:

se hará evidente al momento en que haya que competir en el mercado laboral para acceder a mejores oportunidades de trabajo. Asimismo, la desigualdad educativa que persiste entre zonas urbanas y rurales dentro de nuestro país implica que vastos sectores de la sociedad están en desventaja en cuanto al conocimiento sobre cómo acceder al crédito, a mejores posibilidades de educa¬ción y salud para sus hijos, y

también al mundo de la informática. La Argentina, como la gran mayoría de países en desarrollo, ha incrementado con el tiempo los años promedio de educación (identificados en la literatura como “cantidad de educación”). La Figura 1 muestra para 1970 y 2010 los años de educación alcanzados por personas de entre 7 y 28 años de edad, distinguidos por el nivel educativo de sus madres9.

Figura 1. Asociación entre la Escolaridad de Madres e Hijos

Fuente: Estimaciones de la autora en base a censo nacional de 1970 y EPH 2010. Se consideran sólo el hijo (hija) primogénito de hogares nucleares.

En primer lugar, puede apreciarse que en el período de 40 años la escolaridad alcanzada aumentó (lo que es consistente con la expansión en “cantidad” de la educación que se mencionaba anteriormente). En segundo lugar, la Figura 1 sugiere que madres más educadas tienen hijos más educados—dato de suma interés en el análisis de desigualdad y movilidad educativa. Asimismo, la Figura sugiere que la brecha en años de escolaridad alcanzados por personas nacidas de madres con educación baja versus educación alta se ha reducido. Sin embargo, es importante notar que los diferenciales en escolaridad se observan a temprana edad y, aunque la brecha en 2010 sea más es-

trecha, se advierte que los diferenciales en logro educativo todavía persisten, sugiriendo que no desaparecen completamente con el tiempo. Para concluir quisiera mencionar que quizás las lecciones más importantes para nuestro país sean que tanto “cantidad” como calidad de la educación pueden llegar a ocurrir simultáneamente, y que la educación es una inversión donde el tiempo es un factor crítico: los resultados no se ven en el corto plazo. Los resultados de ciertas políticas educativas pueden tardar décadas en manifestarse, lo que sugiere la imperiosa necesidad de políticas de largo plazo, participativas y transparentes.

Básicamente, en cada hogar se identificó “madre” como la pareja o esposa del jefe de hogar masculino (o el jefe en el caso de los hogares con jefe de hogar femenino), con la condición de que tuviese al menos un hijo. En el análisis se consideró sólo hogares nucleares y se relacionó a cada madre con el primer hijo (o hija) nacido, que todavía vive en el hogar. Las madres luego se distinguieron por su educación: de 0-6 años de educación completados, 7-12 años de escolaridad y 13 o más.

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 24

ANALISIS REGIONAL
INDICADORES DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA REGIONAL

Fuente: Asoc. De Fabricantes de Cemento Portland, Dir. Nac. De Registro Automotor e INDEC

Fuente: ENARGAS

Fuente: Secretaría de Energía de la Nación

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 25

ANALISIS REGIONAL
INDICADORES DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA REGIONAL

Fuente: Dirección General de Rentas de Tucumán

Fuente: INDEC

ANALISIS REGIONAL // Septiembre 2011 //

Pág 26

NOS ACOMPAÑAN LAS SIGUIENTES EMPRESAS

EMPRESAS SOCIAS FUNDADORAS

ANTONIO LUQUÍN S.A. ARCOR S.A CERVECERÍA Y MALTERÍA QUILMES S.A. CÍA. DE CIRCUITOS CERRADOS S.A. CITRUSVIL S.A. EDET S.A .

EXPRESO BISONTE S.R.L. GASNOR S.A. MINERA ALUMBRERA LTD. REFINOR S.A. SCANIA ARGENTINA S.A. TENSOLITE S.A

EMPRESAS SOCIAS ADHERENTES

A.T.I.C.A.N.A. AGROLAJITAS S.A. ASISPRE FLORES SERVICIOS SOCIALES S.A. AVAL S.A. PRODUCTORES ASESORES DE SEGUROS BANCO GALICIA S.A. BANCO PATAGONIA S.A. BANCO SANTANDER RÍO S.A. BANCO DEL TUCUMAN BERCOVICH S.A.C.I.F .I.A. CASTILLO S.A.C.I.F .I.A CENSYS S.A. CENTRO RADIOLÓGICO MENDEZ COLLADO S.R.L. CITIBANK N.A. CORRESNOA CORREO PRIVADO CREDIMAS S.A. DINAR S.A. EL MANGRULLO S.R.L. EL RAYO BUS S.R.L. ESTUDIO CAZZOLA, FIORITO Y ASOCIADOS ESTUDIO ENRIQUE J. MONMANY ESTUDIO IGNACIO COLOMBRES GARMENDIA & ASOC. EXPRESO SAN JOSÉ S.A. FACTOR S.A. FÁBRICA DE FIDEOS RÍVOLI S.A. FLASH CORREO PRIVADO

FULL COVER S.R.L. HELPA S.R.L. HOTEL CARLOS V S.R.L HSBC BANK ARGENTINA S.A. JUAN JOSÉ BUDEGUER S.A. JUMBO RETAIL ARGENTINA S.A. LA GACETA S.A. MANTENIMIENTO Y SERVICIO LA LUZ S.R.L. MAPFRE ARGENTINA S.A. MARCHESE, GRANDI, MESÓN & ASOCIADOS MARÍA ELENA COSSO TARANTO MASTER GROUP SEGURIDAD OSDE PRINTER S.R.L. S. A. AZUCARERA JUSTINIANO FRÍAS S.A. SAN MIGUEL SEDA S.A. SESA INTERNATIONAL S.A. SISTEMAS BEJERMAN TERMINAL DEL TUCUMÁN S.A. TRANSPORTE 9 DE JULIO S.A. TRANSPORTE LA SEVILLANITA S.R.L. TRASUR S.A.