You are on page 1of 2

05 de febrero de 2010

Nº 34

Cambio climático y los retos del desarrollo sostenible
El cambio climático es uno de los grandes desafíos de la humanidad. Sus manifestaciones más visibles son el aumento de la temperatura, las alteraciones en los patrones de precipitación, la reducción de la criósfera, el alza del nivel del mar y las mutaciones en la intensidad y frecuencia de eventos extremos. Los estudios científicos no han logrado sin embargo establecer con claridad la medida en que estos cambios responden a la intervención humana o si, como algunos sostienen, son parte de ciclos largos de variación climática. En los últimos tiempos se ha intensificado el debate sobre los riesgos de una crisis ambiental y su relación con la economía mundial, la población y los ecosistemas. El informe de la CEPAL, “La economía del cambio climático: Síntesis 2009”, señala que el cambio climático puede ser un factor condicionante de las características y opciones de desarrollo económico en este siglo. La adaptación exigirá cambios sustanciales en los patrones de producción y consumo y los estilos de vida.
GRÁFICO 1 PROMEDIO DE CONCENTRACIÓN DE SO2 Y HUMO EN LONDRES
900

Pero los problemas ambientales son también portadores de oportunidades. Para Jeffrey Sachs los desafíos del desarrollo sostenible (preservar el medio ambiente, estabilizar la población mundial, reducir la brecha entre ricos y pobres y poner fin a la pobreza extrema) ocuparán el centro de la escena mundial y serán gravitantes en la forma de concebir la economía y el modo de producir. El sostiene que el imperativo es edificar una nueva economía para el siglo XXI, basada en el uso intensivo de “tecnologías sostenibles” que tengan un impacto ambiental bajo por unidad de renta. Bolivia está entre los 15 países más biodiversos del mundo, con una superficie boscosa de 53 millones de has, aproximadamente el 10 por ciento de los bosques tropicales de Sudamérica; es el sexto país con la mayor cantidad de bosque tropicales del mundo. Los bolivianos fuimos pioneros en adoptar el paradigma del desarrollo sostenible. En 1993, se creó el Ministerio de Desarrollo Sostenible para articular las políticas económicas, sociales, territoriales y ambientales, bajo un enfoque integral de desarrollo. Una legislación de avanzada (Ley INRA, Ley Forestal) vinculó el concepto de la función económica-social de la propiedad agraria al empleo sostenible de la tierra y conforme a su capacidad de uso mayor, y estableció un régimen de protección de los bosques y recursos forestales para asegurar su aprovechamiento sustentable. La Cumbre Hemisférica para el Desarrollo Sostenible, realizada en Santa Cruz el año 1996, le dio una proyección continental a la política de armonizar conservación y desarrollo, aunque, luego, muchos de los compromisos quedaron solo en buenas intenciones, quizás también porque el desafío ambiental no tenía entonces el sentido de urgencia que hoy día tiene. El desarrollo sostenible exige avanzar en la solución de los problemas de la gente empleando tecnologías avanzadas que ahorren energía, reduzcan la contaminación y obtengan más producción de los materiales básicos utilizados. Como lo ha documentado Bjorn Lomborg, ésa ha sido la ruta que han seguido los países más avanzados. En ellos, la competencia industrial y las exigencias de los consumidores han permitido el mayor avance de la energía limpia, la utilización más eficiente de los minerales y la tierra, y la recuperación más significativa de la calidad del medio ambiente. Las

Humo y SO2 en ug/m3

300

400

500

600

700

800

SO2

0 100

200

Humo

1550

1600

1650

1700

1750

1800

1850

1900

1950

2000

Promedio de concentración de SO2 y humo en Londres, 1585 – 1994. Cit. Lomborg Fig. 86

América Latina es una región que contribuye relativamente poco a la contaminación de origen industrial, pero su estancamiento social y tecnológico hacen que una gran parte de su economía esté basada en la explotación directa de los recursos naturales, tanto renovables como no renovables. Recientemente, la organización internacional OXFAM ha alertado sobre la especial vulnerabilidad de Bolivia y los riesgos de desastres naturales, desaparición de glaciares, menor disponibilidad de agua, reducción de la seguridad alimentaria e incremento de enfermedades de transmisión. Su llamado es a actuar pronto y eficazmente para prevenir estas amenazas.

tecnologías limpias y ahorradoras requieren mucha inversión en investigación y su aplicación a la vida cotidiana también, por lo que la riqueza alcanzada mediante el progreso económico permite que los países más avanzados sean también los que mayores recursos asignan a la recuperación de suelos, la limpieza de los ríos y mares y la protección de la fauna y flora silvestres.
GRÁFICO 2 EFICIENCIA ENERGÉTICA EN USA Y GRAN BRETAÑA
Billones de dólares del 2000 por exajoule
120

optimista, concibe un posible escenario de masificación de esta clase de emprendimientos, con cambios graduales en los usos del suelo, acceso a mercados de mayor valor agregado y mejoras en productividad y estándares ambientales. En este ejercicio, considerando una tasa de crecimiento del PIB del 5 por ciento anual, se estima que la tasa de pobreza para el año 2015 podría reducirse a la mitad del nivel actual. Si tales previsiones son razonables, Bolivia podría dejar atrás el círculo vicioso de bajo crecimiento, depredación y dependencia de recursos naturales primarios y, quizás, hasta echar a andar un nuevo modelo productivo, diversificado y sostenible. El desafío es vasto y complejo. Algunas premisas clave serían: i) Lograr una estrategia para posicionar a Bolivia como un pulmón ecológico y reservorio de biodiversidad, líder mundial en exportación de madera certificada, agricultura orgánica y biocomercio; ii) Mecanismos de desarrollo limpio para retribuir los servicios ambientales (reducción de emisiones de gases, deforestación, reforestación, uso de energías renovables, etc.), mediante el mercado de carbono e instrumentos de certificación forestal, orgánica y ambiental que permitan capturar un mayor valor agregado en el comercio de productos; iii) Atraer inversiones que aporten capital y tecnologías sostenibles para tales proyectos e innovaciones para el desarrollo de nuevos productos y rubros económicos competitivos y sustentables.

80

100

Gran Bretaña

60

0

20

40

Estados Unidos

1800

1820

1840

1860

1880

1900

1920

1940

1960

1980

2000

Eficiencia energética en USA y Gran Bretaña. Muestra cómo un exajoule de energía producía 19 billones en 1800, y más de 90 en 1999, medido en dólares constantes del 2000. Cit. Lomborg Fig. 68

En cierto modo, también en Bolivia hay ahora un contexto más propicio. Desde la década pasada se han multiplicado los emprendimientos en la industria forestal, agricultura orgánica, biocomercio, ecoturismo y otros servicios ambientales, incluso la reforestación. El informe La otra frontera (PNUD 2008), ha catalogado una muestra de tales experiencias y explorado las potencialidades de esta emergente economía que aportaría con alrededor de US$ 300 millones en exportaciones –US$ 110 en biocomercio-, generando decenas de miles de puestos de trabajo. El informe registra casos exitosos de inserción en mercados internacionales con productos diferenciados y servicios de alto valor agregado basados en usos alternativos de recursos naturales. Con una visión

INDICADORES ECONÓMICOS
2009 Al 29 de Enero TIPOS DE CAMBIO BS / US$ 7.07 Bs / Euro 9.15 Peso /US$ (CHILE) 611.89 Nuevo Sol /US$ (PERÚ) 3.17 Peso /US$(ARGENTINA) 3.49 Real /US$(BRASIL) 2.28 COTIZACIONES INTERNACIONALES Dow Jones (INDU) 8,149.01 Euro / US$ 0.76 PRECIOS DE MATERIAS PRIMAS Petróleo (WTI,US$/bl) 41.44 Soya (US$ /TM) 311.00 Oro (US$ /O.T.) 878.50 Plata (US$ /O.T.) 11.74 Estaño (US$ /L.F.) 4.90 Zinc (US$ /L.F.) 0.49 2009 Al 29 de Diciembre 7.07 10.03 506.27 2.88 3.82 1.74 10,545.41 0.70 78.77 307.60 1,103.00 17.42 7.51 1.14 2010 Al 29 de Enero 7.07 9.74 531.75 2.86 3.82 1.87 10,067.33 0.72 72.89 273.80 1,082.75 16.29 7.73 0.96 Var. Anual (%) 0.00 6.50 (13.10) (9.85) 9.62 (17.63) 23.54 (6.10) 75.89 (11.96) 23.25 38.76 57.77 96.79 Var. Mensual (%) 0.00 (2.82) 5.03 (0.95) 0.19 7.62 (4.53) 2.91 (7.46) (10.99) (1.84) (6.49) 2.96 (15.31)

INDICADORES MONETARIOS (MM US$) 2009 Al 29 de Enero Reservas Internacionales 7,769.0 Netas Transferencias del exterior al 0.2 Sistema Financiero(1) Transferencias del Sistema 36.0 Financiero al exterior(1) Emisión Monetaria (MM Bs.) 15,827.9 Omas (Netas) 3,103.0 Depósitos bancarios 5,496.6 Cartera bancaria 4,063.7 Deuda interna consolidada 5,334.8 (SPNF y BCB)

2009 Al 29 de Diciembre 8,635.0 0.0 10.0 18,958.7 2,663.7 6,733.8 4,436.2 4,839.3

2010 Al 29 de Enero 8,558.4 0.0 16.0 18,257.1 2,410.4 6,754.6* 4,336.3* 4,588.4

Var. Var. Anual Mensual (%) (%) 10.2 n.a. (55.6) 15.3 (22.3) 22.9 6.7 (14.0) (0.9) n.a. 60.0 (3.7) (9.5) 0.3 (2.3) (5.2)

* Dato correspondiente al 21 de enero de 2010.

Fuente: Banco Central de Bolivia,Ministerio de Mineria y Metalurgia, Bancos Centrales de Latinoamérica. 1: A través del Banco Central de Bolivia. n.a. = no se aplica; n.d. = no disponible. * Datos correspondientes al 28 de enero de 2010.