You are on page 1of 1

Extracción Sencilla Se preparó una solución de cristal violeta disolviendo 2 mg de dicho compuesto en 1000 mL de agua destilada.

De la solución preparada se apartaron 30 mL para la práctica, de los cuales, se vertieron 15 mL en un embudo de separación de 125 mL. Luego, se añadieron 15 mL de cloroformo en el embudo, se tapó y de inmediato se agitó aliviando la presión de la mezcla (se invierte el embudo para abrir la cánula de vertido con el fin de evitar sobrepresión interna). Se dejó en reposo el embudo y se obtuvo en poco tiempo una mezcla heterogénea con dos fases apreciables. La fase orgánica ESC era la fase inferior o decantada en el embudo, de mayor densidad, era aquella que contenía el cloroformo disolviendo en su seno el cristal violeta; liquida de color violeta intenso, traslucida y con carácter cohesivo. La fase superior era la acuosa ESA, de menor viscosidad aparente y de color transparente levemente violáceo. Se procedió a la separación de la mezcla, para ello, se desalojó la ESC al abrir la cánula de vertido habiendo destapado antes la embocadura del embudo, hasta que el menisco que separaba las fases (i.e. la interfase) llegó al grifo; seguidamente se desalojó la ESA, ambas fases en sendos Erlenmeyer. Se anotaron los volúmenes.

Extracción Múltiple Para la extracción múltiple se utilizaron los 15 mL de la solución de cristal violeta restantes; se vertieron en el embudo de 125 mL y se adicionaron 5 mL de cloroformo. Con la misma técnica de agitación de la extracción sencilla, para aliviar la presión, se garantizó la mixtura total de ambas soluciones dentro del embudo; se dejó en reposo el embudo hasta observar la decantación total de la fase clorofórmica EMC, de color violeta oscuro mucho más intenso que el violeta de la ESC. De manera similar a la extracción sencilla se separó la EMC1 de la muestra, pero esta vez la fase acuosa EMA permaneció dentro del embudo, que en lo sucesivo se mezcló con otros 5 mL de cloroformo para obtener otra fase clorofórmica EMC2 menos violácea que la primera pero estrictamente violeta. EMC2 se desalojó del embudo de manera análoga a EMC1 para luego adicionar 5 mL de cloroformo a la fase acuosa contenida en el embudo. Al decantarse, se obtuvo EMC3 con un color violeta parecido al color de la ESA. Por último, se vertió toda la fase acuosa EMA en un Erlenmeyer. Se tomaron los volúmenes respectivos y se agruparon las fases para una observación global.