Guía de Estudio 8º Básico Profesor Juan Luis Carreras M.

HISTORIA MODERNA IV: EL ESTADO MODERNO
Objetivos a Evaluar: dar cuenta de los orígenes y consecuencias de la formación y decadencia del Antiguo Régimen

1

SISTEMAS ECONÓMICOS

1. Mercantilismo: Jean Colbert (1619­1683) Esta teoría económica se basaba en la creencia de que la riqueza del mundo era fija y de que cada Estado  debía intentar conseguir la mayor parte posible. El objetivo era la acumulación de metal precioso y el logro  de una balanza comercial ventajosa. Para conseguirlo se aplicaban tasas a las importaciones de otros países  y se ofrecían condiciones ventajosas a la producción propia. 

2

POLÍTICA EUROPEA SIGLO XVI

1. El Estado en el Siglo XVI Los monarcas medievales habían visto limitado su poder por el de la nobleza y las ciudades. En el siglo XV  se inició un largo proceso de integración territorial de los antiguos reinos y señoríos en el que los poderes de  la nobleza,  los gremios, los  municipios y las Cortes fueron  debilitándose  lentamente  en beneficio de  la  autoridad real. De esta manera apareció el Estado moderno, cuyas instituciones se orientaron fundamentalmente a que el  rey concentrara todos los poderes. Los monarcas del siglo XVI intentaron ampliar su autonomía y libertad  de acción. Para ello se valieron de diversos instrumentos:  La unificación territorial mediante una política de uniones matrimoniales o por medio de la guerra.  Una burocracia independiente y cada vez más profesionalizada.  La diplomacia, que se convirtió en el instrumento de las relaciones internacionales. Así los monarcas  comenzaron a enviar embajadores permanentes a otros Estados.  Un ejército poderoso, constituido básicamente por mercenarios.  Unos impuestos ordinarios que no tenían que ser aprobados por las Cortes o Parlamentos. La corte abandonó su anterior carácter itinerante y se fijó en una ciudad determinada. El palacio real se  convirtió en el centro de la vida política. 2. Grandes Monarquías En el siglo XVI se consolidaron tres grandes monarquías: la española, la francesa y la inglesa:  En  España,   los   reyes  Carlos   I  (Carlos   V   del   Sacro   Imperio)   y  Felipe   II  consolidaron   una  administración, una hacienda y un ejército propios, aunque los diversos territorios mantuvieron sus  instituciones originales, las Cortes. El imperio de Carlos V y Felipe II fue la mayor potencia del siglo  XVI.  En  Francia,   los   monarcas  Luis   XI   y   Francisco   I  unificaron   el   territorio.   Por   medio   de   una  administración   muy   desarrollada   y   de   un   ejército   permanente   establecieron   una   poderosa  monarquía.  En Inglaterra, el poder real alcanzó su mayor extensión bajo los reinados de Enrique VIII e Isabel I.  El gobierno de ambos monarcas se basó en una administración eficiente y unas finanzas saneadas,  independientes del Parlamento. Frente a estos reinos, el Sacro Imperio e Italia mantuvieron la disgregación política medieval hasta el siglo  XIX.

3

POLÍTICA EUROPEA SIGLO XVII

1. Absolutismo frente a Parlamentarismo Durante el siglo XVII se dio en casi todos los países de Europa una lucha entre dos concepciones políticas  opuestas, una defendía que todo el poder debía estar en manos del rey y que este no tenía que rendir  cuentas ante nadie, la otra era partidaria de que el rey compartiese el poder con los parlamentos, encargados  de elaborar las leyes y de controlar al gobierno. PODERES DEL MONARCA ABSOLUTO

2

2. Inglaterra La monarquía transitó por caminos distintos a los del resto de Europa. Los intentos de los reyes por hacerse  del   control   absoluto   fracasaron,   pues   contaron   con   la   oposición   del  Parlamento,   integrado   por   nobles  terratenientes y burgueses, quienes obtuvieron una serie de privilegios y garantías en desmedro del poder  monárquico. Las revoluciones que el Parlamento emprendió en contra de los reyes Carlos I (1649) y Jacobo  II (1688), terminaron con el nombramiento de Guillermo III de Orange como rey de Inglaterra, quien debió  firmar un Acta de Declaración de Derechos que limitaba sus poderes y entregaba importantes herramientas  de   control   al   Parlamento.   Bajo   esta   forma,   Inglaterra   construyó   tempranamente   una   monarquía  parlamentaria.

4

LA POLÍTICA EUROPEA EN EL SIGLO XVIII

1. Despotismo Ilustrado No es fácil encontrar diferencias fundamentales entre el despotismo ilustrado y el absolutismo en cuanto a  los métodos de gobierno utilizados, aunque sí, teóricamente, en lo que se refiere a los fines. El monarca  sigue considerándose con poder absoluto sin admitir ninguna otra legitimidad, pero adopta un carácter  paternalista derivado de su despotismo que se sintetiza en esta expresión: «Todo para el pueblo, pero sin el  pueblo». El nuevo sistema de gobierno fue bien visto por algunos filósofos reformistas de la época, pues situaba al  poder en el camino de la razón y se orientaba hacia el progreso y la felicidad de los súbditos, a la vez que  limitaba el poder de los privilegiados. Los   más   significativos   representantes   del   despotismo   ilustrado   en   Europa   fueron:  Luis   XV   en   Francia,  Carlos III en España, Catalina II en Rusia, José II en Austria, José I en Portugal y Federico II en Prusia.  Sin embargo, el despotismo ilustrado no triunfó en todos los países. En el Reino Unido se consolidó la  monarquía parlamentaria, y en las Provincias Unidas se mantuvo la república parlamentaria.

5

LA CULTURA DEL SIGLO XVIII: LA ILUSTRACIÓN

1. Definición Durante el siglo XVIII triunfó en Europa una corriente cultural que pretendía iluminar con la  «luz de la  razón» todos los misterios del mundo y acabar con lo que consideraban las tinieblas de la superstición y la  ignorancia.   Por   esta   razón,   recibió   el   nombre   de   Ilustración.   Las   características   de   este   movimiento  intelectual fueron cuatro:  Colocar   la  razón  como   la   base   principal   del   conocimiento,   rechazando   lo   sobrenatural   y   lo  tradicional.   Esta   faceta   incluía   una   fuerte   crítica   a   los   dogmas   establecidos   por   la   religión   y   un  distanciamiento de las prácticas religiosas tradicionales.  Potenciar el optimismo sobre la capacidad del ser humano y la confianza desmedida en el progreso  constante de la humanidad.  Poner en  práctica  los descubrimientos científicos y aplicar las aportaciones de los filósofos en la  sociedad y en la política.  Considerar la educación como el mejor medio para difundir la razón, por lo que se estimó que debía  ser dirigida por el Estado. Los   orígenes   de   la   Ilustración   se   encuentran   en   el   siglo   XVII,   en   el   racionalismo   de  Descartes.   Las  principales figuras de la Ilustración fueron Diderot, Montesquieu, Voltaire y D'Alembert.  La nueva ideología se difundió al margen de los centros oficiales, como las universidades o las academias,  porque en gran parte seguían controlados por los gobiernos o la Iglesia. Los medios de difusión utilizados  por la Ilustración fueron principalmente los salones, la masonería, la prensa y todo tipo de publicaciones. 2. Teorías Políticas Ilustradas Los   pensadores   ilustrados   no   elaboraron   una   doctrina   política   homogénea   ni   lograron   acabar   con   los  fundamentos del absolutismo. Sin embargo, destacaron tres autores por la influencia de sus textos políticos:

 

Montesquieu,   entusiasmado   con   el   parlamentarismo   inglés,   desarrolló   el   principio   de   la  separación de poderes como garantía contra el absolutismo: el legislativo, que elabora las leyes; el  ejecutivo, que hace cumplir las leyes; y el judicial, que administra la justicia. Rousseau quiso zanjar la vieja controversia sobre el derecho divino de la monarquía con su teoría del  contrato social y enunció su teoría de la democracia según la cual el pueblo poseía la soberanía. Voltaire   criticó   la   esencia   del   Antiguo   Régimen   y   propuso   la   creación   de   un   sistema   político  parlamentario que limitase el poder del rey.

3

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful