En: Ser Social 12. Revista de Programa de Posgraduaçao em políticas sociales. Departamento de Serviço Social.

Universidade de Brasilia Las paradojas de la focalización XIMENA BARÁIBAR RIBERO
Los fragmentos de una biografía quebrada constituyen la única moneda de cambio para acceder a un derecho. (Castel, 1997, p. 477). Resumen: Desde fines de los años setenta y principios de los años ochenta, se asiste a la modificación del modelo de desarrollo consolidado a partir de la Segunda Guerra Mundial. En este marco, políticas de corte keynesiano/beveridgiano están siendo modificadas a favor de políticas rieoliberales. En el campo de las políticas sociales, estas transformaciones se traducen — entre otras —, en el pasaje de políticas con pretensión de universalidad a otras focalizadas. Es en estas modificaciones que se centra el presente artículo, repasando sus problemas técnico — operativos, pero fundamentalmente los aspectos políticos que tienen que ver con la manera de concebir la forma en que debe proveerse la protección social y sus impactos en el ejercicio de la ciudadanía. Palabras claves: Políticas sociales, focalización, ciudadanía. Abstracl: Starting in the late seventies and early eighties the world is experiencing a major modification of the development model in place since World War II. ln this context, keynessian and beveridgian policies are being replaced by policies inspired by the neoliberal paradigm. Regarding social policies, this shift implies moving from policies aiming at universal protection towards targeted social policies. This essay focuses on such transforrnations reviewing its technical and practical problems. Yet, the main thrust of the essay deals with the political pro blems relate to Ihe povision of social protection and ls impacis. ********** Desde fines de los años 70 y principios de os 80, se asiste a la modificación del modelo de desarrollo consolidado a partir de la Segunda Guerra Mundial el cual implicara a articulación de la condición salarial junto al desarrollo del Estado Social.

En este marco, políticas de corte keynesiano/beveridgiano están siendo modificadas a favor de políticas neoliberales. Sintéticamente, en el campo de las políticas sociales, estas transformaciones se traducen en el pasaje de políticas centralizadas a descentralizadas; de carácter sectorial a políticas integrales; con pretensión de universalidad a otras focalizadas y finalmente de políticas administradas por el Estado a la delegación de funciones en el sector privado. Este artículo toma como objeto principal de análisis, la focalización de las políticas sociales. Se recogen diversos argumentos críticos, cuestionando la calidad de la solución que se plantea que promoverán las mismas. Se entiende que la discusión queda crecientemente centrada en aspectos técnico-operativos que esconden el fondo sustancial de la cuestión. La focalización no implica un mero cambio técnico modificación en la forma de como debe proveerse un entender la responsabilidad en la satisfacción d1 Más allá de esto se discute incluso como mera solución técnica, entendiendo que la misma generalmente genera efectos paradójicos: termina consolidando aquello que dice pretender solucionar. En la primera y segunda parte se presentan brevemente algunas de las características asumidas por los Estados de bienestar, así como algunas de las modificaciones de los mismos. En la tercera se analizan distintos aspectos que tienen que ver con a focalización de las políticas sociales. Finalmente, se plantean algunas conclusiones y se señala la relevancia de estos procesos para & Trabajo Social. A o largo del texto, se irán encontrando distintas denominaciones (Estado Social, Estado rio Bienestar, Estado de Providencia) que surgen de respetar ci término utilizado por los di autores referidos. Dado que no es el toma central de este trabajo, no e ingresará un discusiones referidas a estos aspectos. Consolidación de los Estados de Bienestar A partir de 1945, los gobiernos capitalistas occidentales estaban convencidos de que la vuelta al líssez-faire y a una economía de libre mercado inalterada era impensable; se justificaba una amplia intervención estatal. Para estos cambios, contribuyen factores de naturaleza económica y políticas como la depresión económica de ¡n de los años 30 en donde el problema del desempleo y de la miseria se colocó de forma más contundente;

las luchas sociales y, principatmente la emergencia del socialísmo en cuanto horizonte político; así como el surgimiento del fascismo, que produjeron cambios significativos en la ideología y en la práctica del iaissez faire, abriendo espacios para una efectiva inte del Estado que pasó a ejercer un decisivo papel regulador de la economía y de la sociedad y a constituirse en la principal fuente de provisión y de financiamiento del bienestar social (Pereira, 2000a, p. 123, 2000b, p. 150-151). Este modelo de inte del Estado expresó una diferente articulación entre los sectores económicos y el sistema político sobre la base de una nueva relación entre el capital y el trabajo, que se expresó en un conjunto consistente de políticas 1 públicas con una orientación distributiva y protectora del sector trabajo (Minuji y Cosentino, 1996, p. 31). Para Pereira (2000a, p. 124-125, 2000b, p. 151) el resultado más tangible de ese consenso político fue la introducción de tres grupos de medidas en el sistema de protección social que persistirán hasta mediados de los años 70. En primer Lugar el compromiso con pleno empleo como objetivo político principal que encuentra importante soporte en la doctrina keyneSiafla que desde los años 30 fundamenta y propaga la necesidad de inte del Estado en la economía para asegurar un alto nivel de actividad económica mediante la inversión pública, el trabajo intensivo, el incentivo al consumo y el pleno empleo. En este marco, el alcance de la seguridad laboral y la política social se expandieron significativa En segundo lugar, la introducción y ampliación de una serie de servicios sociales de carácter universal, categorizados como lechos así como de beneficios fiscales y de bienestar ocupacional por las empresas a su empleados. Finalmente, el establecimiento de una de seguida o cuya principal función sería la de impedir que personas más vulnerables quedaran bajo de un umbral socioeconómico considerado satisfactorio por el conjunto de la sociedad.

.socioeconómico considerado satisfactorio por el conjunto de la sociedad.

Grados diferentes de expansión del modelo sustítutivo de importaciones. se producen una serie de cambios estructurales y económicos contrarios a la lógica del padrón de acumulación keynesiaflO/fO rdiS ta. deben ser considerados a la hora de pensar tipo lógicamente el desarrollo de los Estados sociales en América Latina. el Estado cumplió el rol de absorber mano de obra excedente y de proveer el capital para obras básicas de infraestructura económica y social. 78-79) modo particular de política keynesiana informó buena parte de los modelos de desarrollo entre 1930 y 1970-80: el modelo sustitutivo de importaciones. existieron y existen enormes variaciones de modelos y grados de desarrollo de los sistemas de bienestar en las diversas naciones latinoamericanas. 98). provocando la ampliación del sector de servicios y la flexibilización del trabajo y de la producción para atender los cambios en las condiciones del mercado y las preferencias del consumo. Esta variedad es evidente Su S 2 en esfuerzos fiscales destinados a servicios cob poblacional de los sistemas de protección. La crisis de los Estados de Bienestar A partir de finales de tos años 70 y principio de los 80 y coma consecuencia de dos conjuntos interrelacionados de factores. estas presentaron un desarrollo limitado. resalta el avance tecnológico. p. 79-80) que más allá de esta apreciación general. 242i orie y el contenido de las políticas sociales en el contgperr-T llegar a la conclusión que son las de un Estado de bien debe ser calificado como ‘restringido o incompleto” las mitaciones tanto en el tipo de programas como selectividad. peor. p. S umado a ello. fuertemente orientado a los sectores urbanos y con cobertura preferencial . conde el Estado asumió un rol central en el proceso de desarrollo económico y social. el ensanchamiento de la esfera autónoma del mercado en detrimento de la acción estatal y el hundimiento del mundo laboral fordista (Schettifli y Sarmiento. Apoyado en las divisas generadas por productos primados de exportación. lo elevó a .figueira (1998. p. sin embargo. En primer lugar. En especial en lo que refiere a las políticas de bienestar. Lo hizo. tipos de producción exportadora y poder político de diferentes sectores del capital y del trabajo. en función del peculiar desarrollo económico y político de la región y de las heterogeneidades nacionales concretas. se producen una serie de reestructuraciones que dan lugar a una tase de acumulación caracterizada por la globalización del capital. en elevar de servicios por Estado. los aparatos estatales de la región financiaron el crecimiento de industrias orientadas a la producción doméstica por la vía de subsidios y diversas medidas proteccionistas. con sesgos sistemáticos en la distribución de os beneficios de dicho desarrollo. Dicho modelo permitió un importante proceso de modernización socia y económica. Una de las implicancias más sensibles de esos cambios para el sistema de protección social fue el hecho de que el uso capitalista de la alta tecnología in viabilizó el compro el aumento de las actividades í ¡ 1ntens t Esto estimuló el desempleo y. asociado al decline del trabajo en el sector industrial. en su calidad y en la distribución : de gasto público social. Dentro de estos cambios. 2000. para los sectores integrados al mercado de empleo formal. los sectores efectivamente protegidos en estos modelos presentaron claras pautas de estratificación en el acceso. AsImismo. Señala F ilgueira (1998.si no única-. Los trabajadores rurales y aquellos empleados en mercados informales se vieron excluidos de estos si de protección. Para Laurell (2000. rango de cobertura de riesgos y calidad de los beneficios. p.

En el primero — Universalismo estratificado — incluye ri Uruguay. los subsidios estatales serían suprimidos. Se parte de una concepción atomística de la sociedad en la que se reconocen sólo individuos con intereses como el principio básico organizador de toda asociación humana. Las libertades negativas. 2000 b). ç por la llamada “Nueva Derecha”. diversos autores (Lo Vuolo. fundamentadas en as formulaciones de Friedrich ayekYderadas políticamente Reagep y Thatcher. los déficit de presupuesto serían eliminados. Argentina y Chile. Nicaragua. por la inflación. las empresas estatales habían de ser privatizadas. . 1998. de argumentos que evoquen una razón pública (Bustelo. El arquetipo de modelo es el “hombre económico”. Midaglia. Bolivia. Ecuador. abalada por la caída en la productividad por el déficit público. al mismo tiempo en que la actuación sindical perdía fuerza y eficacia (Pereira. Estas son aquéllas mediante las cuales se garantiza el ejercicio pleno de las libertades individuales sin interferencia del Estado.24 5-246). 1997. Filgueira (1998) construyo una tipología tentativa de los Estados Sociales en América Latina entre 1930 19 en la que agrupa a los paises en tres grandes conjuntos. automáticamente beneficia al conjunto social. constituyen su vertebración teórica más profunda. activa de parte del Estado. Guatemala.la condición de estrategia necesaria a la recuperación de la economía. El pensamiento keynesiano dio paso al En el mismo sentido. Honduras. El segundo conjunto de factores tiene que ver con el surgimiento de fuerzas políticas e ideológicas contrarias al Weltare State. se buscaba restaurar el papel del mercado y colocar la eficiencia y el control de la inflación como objetivos centrales de la política. En los Regimenes Duales ubica a Brasil y México y finalmente coloca dentro de los Regimenes Excluyentes a República Dominicana. Laurell. p. 2000) destacan que a pesar de las coherencias de los países desarrollados con los paises latinoamericanos (y a su vez dentro do estos). es posible señalar que los mismos incorporaron estrategias de desarrollo y modalidades de inserción socio-política que formaban parte del núcleo ‘duro” de los Eslados de Bienestar. o en general. El Salvador. el cual maximizando su beneficio personal. 1995b.

2000b. constituyó a principal palanca para que se produjeran tales cambios de política (Stewart. 1996. Stewart. seguridad externa y a manutención del orden interno-. asumirán la responsabilidad de la reconversión productiva de la economía mediante la innovación e incorporación de nuevas tecnologías de producción. Todos os procesos que obstaculizan. garantías a los derechos de propiedad y atracción de inversiones directas-. Estos — a través de la privatización. controlan o suprimen el libre juego de las fuerzas del mercado tendrán efectos negativos tanto sobre la economía como sobre el bienestar y la libertad de los individuos En la posguerra estos procesos negativos son los derivados del intervencionismo estatal. incluyendo SER SOCIAL 12 Las políticas de protección social y reducido a garantizar el funcionamiento del mercado y proteger los intereses privados. 126). expresado en la política económica keyneSiafla y en las instituciones de bienestar (Laurel 2000. para integrarse mundialmente hay que abrir las economías -cambiando al anterior modelo de sustitución de importaciones. con énfasis en el mercado interno y un fuerte rol estatal en la dirección del desarrollo. Pereira. En este marco. privatizando las dernús fu: c públicas.y simultáneamente. dando origen al denominado “Consenso de Washington La crisis de la deuda. 37). garantizar los equilibrios macroeconómicos y establecer un sistema que haga más transparentes los mercados y restaure el incentivo de la ganancia en los agentes económicos privados. desregulación. aur. p. El Estado debe ser reducido a dimensiones mínimas — administración de la justicia. 242 243. 1998.Esta revolución en el pensamiento fue seguida casi inmediatamente por una fuerte abogacía de parte de los pensadores de los países desarrollados en favor de cambios similares en los países en desarrollo. . 1998. 31.40). 28. la generalización del condicionamiento de la financiación del FMI y de los préstamos de ajuste estructural del Banco Mundial. p.100. p. por esa vía a productividad y la competitividad de las exportaciones (Minujin y Cosentino. 1 996. Vuskovic. p. p. p.

132. Entiende Vuskovic (1996. . 2000. 243). Es ineficiente porque no ha logrado eliminar la pobreza e incluso. Desincentiva la inversión debido a que la propia acción del Estado benefactor genera y estimula un aumento excesivo de las demandas y expectativas hacia el mismo — reclamos salariales y exigencias de consumo de los trabajadores—e lo que aumenta innecesariamente la carga impositiva destinada a satisfacer dichas necesidades. Laurel 2000. 1996. p. La competencia y el individualismo (necesarios en esta visión para la solución de la crisis) sólo se constituyen como fuerza mediante la disgregación de los grupos organizados la desactivación de los mecanismos de negociación colectiva y la eliminación de sus derechos adquiridos los que se transforman en costos y rigieses que representan una carga para el racional desenvolvimiento de los negocios. p. 1995a. Es necesaria la desregulación y flexibilización de la relación laboral y la reducción de las normas y prestaciones laborales fijadas en el contrato colectivo. 36. 122. Es ineficaz porque tiende a la monopolización económica estatal y al tutélale de los intereses particulares de los grupos productores organizados en vez de responder a las demandas de los consumidores dispersos en el mercado.Sostienen que el intervencionismo estatal ha desincentivado al capital a invertir y a los trabajadores a trabajar. para que el mercado laboral esté libre de ataduras Y pueda ajustar libremente la oferta y demanda mediante movimientos de salarios (Lo Vuelo. la ha empeorado con el desplazamiento de las formas tradicionales de protección social basadas en la familia y la comunidad. Es violatorio de la libertad económica. pero promete la compensación: recuperado el dinamismo. Laurell. p. provocando un declinamiento de la iniciativa y la responsabilidad individual. el crecimiento conducirá a la redistribución y a la mejora de los niveles de vida de toda la población. p. inmovilizado a los pobres y generando en ellos una dependencia del paternalismo estatal. 96) que el neoliberalismo reconoce que sus propuestas imponen fuertes costos sociales. suprimiendo o bajando a niveles mínimos los beneficios sociales. 32. moral y política que sólo el capitalismo liberal puede garantizar (MinulinY Cosentino.

1 995b. la comunidad y los servicios privados. 1 995b. 133. no concebidas como “redes de seguridad”. p. 2000. de manera que el propio proceso iría abriendo posibilidades crecientes para la incorporación de los inicialmente marginados y para un reparto más equitativo del producto social. paga y es mejor atendido) y el estigma generado por la focalización a la indigencia (Pereira. p. Bustelo. El Estado sólo debe intervenir a fin de garantizar un mínimo para aliviar la pobreza y producir los servicios que los privados no pueden o no quieren producir. 244). 155). Esta visión también tiene repercusiones en las recomendaciones con respecto a los modelos de protección social. difíciles de financiar. permitiendo la incorporación de la competencia privada y por tanto una mercantilización de la política social (Lo Vuolo. p. igualdad y gratuidad de los servicios sociales. Las denominadas políticas sociales deben ser marginales. actuando como “redes de contención”. 258). se refuerza el sistema de estratificación social generado por el mercado (quien puede. p. p. Son introducidos al mercado. 1998. p.No habría otra justificación social que aquella de que así se generaría una dinámica de crecimiento y modernización. que buscan “apagar incendios” allí donde emergen los síntomas más acuciantes (Lo Vuolo. Hay un fuerte énfasis en la responsabilidad individual en contraposición a la responsabilidad del colectivo social frente al bienestar del ciudadano. Bustelo. El neoliberalismo se opone a la universalidad. El costado social de dichas propuestas ha sido claramente secundario y marginal a la política económica y con una concepción de lo social atomizada en el interés individual. 2000b. Deben focalizarse sobre la pobreza y los grupos socialmente más vulnerables (quienes deben comprobar su condición de tales). Sostienen que el bienestar social pertenece al ámbito de lo privado y que sus fuentes “naturales” son a familia. 1998. Propugnan una política de beneficencia pública o asistencialista con un grado importante de discrecionalidad gubernamental en la decisión respecto a qué programas instrumentar y a quién incluir para evitar que se generen derechos sociales y por tanto la obligación de la sociedad de garantizarlos a través de la acción estatal (Laurell. De esta manera. Los servicios universales tales como la salud. . 123. 249). la educación y la seguridad social llevan a gastos desproporcionados.

p. sectoriales con aspirador de universalidad y administrados estatalmente están dando lugar a la focalización del gasto social. en el marco de la estrategia neoliberal. p. 2000. 2000. 105). la educación. p. Sistemas de políticas sociales centralizados.Señala Filgueira (1998.2 Encarecer extraordinariamente el acceso a os servicios básicos (la salud. es aquella referida al diseño de programas sociales a partir de la focalización de la pobreza. 34-35. 1996. 132). apuntan a modificar las políticas de protección social drásticamente allí donde existieron y fueron desarrolladas bajo modelos centralistas con pretensiones de universalidad y apostar en los países que conocieron bajo o nulo desarrollo de los sistemas de protección social. La crítica neoliberal al Estado de bienestar está dirigida centralmente contra aquellos elementos de la política social que implican desmercantilizac solidaridad social y colectivismo (Laurel. que a focalización de los programas sociales se instala como una de las llaves mágicas para atender los efectos crecientes de una sociedad cada vez más dializada (Duschatzky y Redondo. Las paradojas de la focalízación Como fuera señalado. La privatización ha levado a acelerar los procesos de extranjerízación de las economías nacionales. p. Es en este escenario marcado por la fragmentación social. acentuando por las operaciones de conversión de deuda externa en inversiones extranjeras que no han representado nuevas fuentes de producción y empleo sino sólo la transferencia de propiedad de activos nacionales y empresas ya existentes. Se configura un modelo económico que trae como consecuencia una abierta segregación social. a un modelo emparentado con la tradición residual — liberal. la descentralización en la gestión y administración de los programas sociales. 75-76) que las tendencias centrales. que conlleva la agudización de las heterogeneidades estructurales y una acentuación extrema de la desigualdad y la pobreza (Vuskovic. la vivienda). la integralidad como alternativa a la versión sectorial de las políticas sociales y la delegación en el mercado de ciertas funciones sociales. Se trata de identificar los grupos sociales afectados por carencias extremas y de dirigir exclusivamente hacia ellos algunas acciones que buscan atenuarlas. . una de las transformaciones fundamentales en relación a las políticas sociales.

señalando tres argumentos centrales. 117). Para la CEPAL (1997. 1996. Filgueira 1998.190) focalizar es identificar. ayudaría a resolver la crisis fiscal que se atribuye en gran medida al gasto desproporcionado en políticas sociales. estas acciones son susceptibles de combinarse con el desmantelamiento de los programas de mayor cobertura en que simultáneamente se incurre (Vuskovic. con la mayor precisión posible. p. 103). a la población objetivo y diseñar el programa teniendo en cuenta tales características. En segundo lugar. cápita. En primer lugar. 186. con lo que se concentran los recursos en un número limitado de personas buscando elevar el impacto per. permitiría cuenta de la heterogeneidad de la pobreza.Como esto tiene lugar en un contexto de disminución del monto global del gasto público. 76. es decir. más fácil resultará diseñar medidas diferenciadas y específicas para su solución. Se argumenta que esta estrategia plantea costos fiscales notoriamente menores a las políticas universales. Cuanto más exacta sea la identificación del problema (carencias por satisfacer) y de quienes lo padecen (población objetivo). 143. estas políticas focalizadas permitirían llegar más eficientemente a los sectores más pobres y necesitados de protección social (quienes generalmente se encuentran al margen de los programas sociales) corrigiendo inequidades distributivas y favoreciendo una mayor eficacia en la asignación y prestación de recursos (Lo Vu 1994. Problemas técnico operativos de la focalización Como fuera señalado. sino a aspectos políticos que tienen que ver con la forma en que se concibe la protección social. se entiende que los problemas fundamentales de las políticas focalizadas no están referidas a las cuestiones técnico-operativas de implementación de las políticas sociales. Si bien no es posible separar tajantemente una y otra . p. En tercer lugar. una oferta igual para toda la población que no considera adecuadamente las diferencias existentes. Así se procura superar la oferta de servicios homogénea. Desde las agencias internacionales y las corrientes liberales se crítica duramente el modelo anterior y se evidencia un fuerte apoyo a la identificación de los grupos más vulnerables y la focalización del gasto social exclusivamente en los mismos. p.

quienes no accederían a las políticas sociales. las soluciones técnicas contienen una visión política del tema en cuestión. la focalización tiene problemas que.). p. 29-30) la discusión de los nuevos parámetros de integración y por ende de protección social. se toman como parte constitutiva del actual modelo de protección sin analizar su relación con la experiencia y las tradiciones que los países tienen en las diversas arenas de “policies”. y en particular a alguna manifestación específica de esta situación (por ejemplo. de todas formas se considera que en un sentido son dimensiones que pueden ser analizadas separadamente. Esta situación se extiende también a la permanencia del programa o del beneficiario dentro del mismo. ¿Cuál es el estímulo de una escuela a mejorar sus niveles de rendimiento. No solo tienen a pretensión de la “llegada a”. pueden terminar estimulando la propia situación de vulnerabilidad social. sino de contribuir a superar a situación de a pobreza. etc. si al mejorarlos pierde los fondos? Los programas sociales focalizados.dimensión. paradojalmente ponen en cuestión los propios argumentos a su favor. tercerización de servicios públicos y focalización de las intervenciones sociales. Es posible aquí identificar distintas situaciones problemáticas Las políticas focalizadas tienen como uno de sus argumentos centrales. ausentismo. El acceso a un beneficio está condicionado a la acreditación de la condición de pobre. incluso como solución exclusivamente técnica. y como se verá más adelante. Más allá de lo anterior. La condicionalidad del beneficio. Sin embargo. De esta forma. es suplantada por una preocupación exacerbada en torno a la ingeniería social. (1998. el hecho de querer beneficiar a aquellos más pobres. jefatura femenina única. muchas veces. entendida como la panacea del conjunto de ‘desvíos’ producid05 supuestamente por la intervención política. Y son los aspectos políticos los que deben ponerse fundamentalmente en el debate. no se transforman en el dispositivo que pretenden ser para la superación de la pobreza. de modo de poder postular. dada la centralidad de lo que está en cuestión. bajo rendimiento escolar. “condena” al beneficiario a permanecer en la misma situación. acceder y permanecer en el beneficio. embarazo adolescente. . De acuerdo con Midaglia. Descentralización participación de la sociedad civil. generan exactamente el efecto contrario.

p. este nuevo escenario pone al descubierto la ruptura de os dispositivos integradores que funcionaron históricamente. Señala Lo Vuolo (1995a. la pobreza se transforma en identidad terminal teniendo en cuenta que esa es la condición para ser acreedor del bien proporcionado. Para las autoras.Estos aspectos son señalados por Duschatzky y Redondo (2000. 121). Las políticas focalizadas vienen a compensar la falla de un sistema que se muestra incapaz de articular a los diferentes grupos poblacionales desde sus mecanismos globales de regulación. Esta “condena” es en muchas oportunidades. Como antes de la consolidación del Estado social. anónimos pero que aseguraban una distribución automática. Implementado República Argentina a partir de 1993 (Duschatzky y Redondo. Los potenciales beneficiarios conocen la batería de respuestas necesarias para poder postular y acceder al beneficio. p. vuelve a quedar subordinado a la constatación de dificultades particulares: para ser asistido hay que poner de manifiesto los signos de una incapacidad. p. Se pone en cuestión el desarrollo de la sociedad aseguradora que había correspondido al objetivo de una socialización en la cual la cuestión de la imputación de culpas se borraba. De identidad transitoria. ejerce una verdadera magistratura moral. 144) en su análisis del PSE (Plan Social Educativo). No ser suficientemente pobre aleja a los destinatarios de las mejores condiciones de escolarización. una “condena actuada”. Señala Castel (1997. 2000. sinO a quienes mejor presentan la necesidad. p. el otorgamiento de un beneficio. 35) que cualquier tratamiento preferencial focalizado crea su propia demanda. muy diferente de la atribución de una prestación a colectivos de derechohabientes. los programas focalizados no siempre llegan a quienes más lo necesitan. En esta “condena actuada” también toman parte los profesionales. 475) que es el agente social quien juzga la legitimidad y otorga o no el beneficio en función de esa evaluación.de aquellos interesados en el mismo ni dar cuenta de la diversidad de situaciones presentes la realidad buscará adecuarse a lo esperado. Dado que el programa localizado no podrá atender al universo total Se trata de un programa localizado en el área educativa. . De esta manera. Dejar de ser pobre trae aparejado el riesgo de retornar a la orfandad educativa que sufren importantes instituciones del país. Para tomar parte de los programas es necesario que los potenciales beneficiarios se presenten como a figura que se espera que representen. De esta forma.

Como fuera señalado. Señala Duschatzky (2000. Esto contribuye también a explicar los procesos de empobrecimiento que han afectado principalmente a las capas medias. Disminución del gasto social y altos grados de privatización de servicios esenciales. hallándose en una situación precaria y de gran vulnerabilidad. es en realidad ‘pobre” en término de sus posibilidades de satisfacer sus necesidades. Parece perderse la referencia de que. las políticas focalizadas se fundamentan en un criterio de extrema vulnerabilidad social. alrededor de la misma. donde claramente una de impndaflle de la población considerada no pobre”. junto a la situación seleccionada. entiende Vuskovic (1996. no encuentran en las políticas neoliberales compensación alguna sino sólo la promesa incumplida de que una reactivación general de la economía terminará por compensar los costos sociales en que se incurre en su aplicación actual. En similar sentido. los que permanecen fuera de ella quedan huérfanos de todo sostén. existe una infinita cantidad de situaciones similares. siendo evidente que no se trata de privilegiados sino de las mayorías sociales que han caído en un espiral de empobrecimiento progresivo.Las dificultades y los costos de la precisión Aquí se hace referencia a dos elementos. la contracción del empleo público y el escaso dinamismo de la ocupación en las actividades privadas. sino también quienes no lo hacen. junto a la disminución del poder adquisitivo de sus salarios e ingresos. 17) que si el criterio de gravedad es la medida de diferenciación. pero lO hacen en un contexto de empobrecimiento general de la población. . Para ellas. también necesitadas del acceso a bienes y servicios sociales públicos. El punto en la delimitación no es solamente mirar quienes acceden a los beneficios. p. que incluso pueden ser estimuladas a agudizar su situación. Se pierde de vista que la precariedad no sólo afecta a los más pobres sino que está presente en un mayor número de hogares. 118-119) que al combinar Estas observaciones se realizan incluso sin entrar a considerar tas termas de medición de la pobreza. El primero tiene que ver con el propio hecho de la delimitación de la población objetivo. p. los relativamente más perjudicados resultan ser los estratos sociales que se Sitúan inmediatamente por encima de los grupos de pobreza más aguda.

En algunos casos. Por otra parte. los costos que conllevan los “test de recursos”. que hacer? En segundo lugar. la participación tiene ventajas puede ser democrática y eficiente. . se busca que los beneficiarios se incorporen activamente en los distintos momentos de diseño. seguir en esta situación. Sí en el transcurso de la integración de un niño en un programa de atención preescolar. ¿Qué hacer silos beneficiarios ya no son los más extremadamente pobres?. ejecución y evaluación de los programas. ¿Cada cuanto evaluar? ¿Cómo estar tranquilos que siempre y en todo momento los recursos del Estado están llegando a los que realmente más o necesitan?. De acuerdo con Tanaka y Triveili (200t p.que conlleva la preocupación por llegar exactamente a aquellos que se busca beneficiar. se trata siempre de una definición transitoria y de una situación dinámica. Sin embargo. en este punto se hace referencia a tos costos operativos -casi nunca calculados. a riesgo de que se reduzca el porcentaje de hogares con necesidades básicas insatisfechas y de esta manera perder algún beneficio. lo que parecería darse es una suerte de focalización en las clases medias de profesionales encargados de que los beneficios no vayan a llegar a alguien que no os extremadamente pobre y solamente es pobre. el padre o la madre consiguió trabajo y por lo tanto mejora su situación social. p todo lo contrario. Sin duda. Exista filtración pues una proporción considerable de tos beneficiarios técnicamente no son pobres pero una gran parte de ello son “casi” pobres. elemento central en las políticas focalizadas. En algunos programas se desarrollan enormes dispositivos encargados de precisar una y otra vez la población beneficiaria. 94) sin duda que hace necesario mejorar el acceso y permanencia de los pob extremos a los diversos programas sociales. el reto principal no se considera el como evitar el acceso de los “no pobres”. Ello porque la definición estadística de pobreza es sumamente estrecha y pasa por alto la gran precariedad de gran parte de esa población “no pobre”. esto es. También aquí es necesaria una lectura atenta y crítica. La participación como filtro’ El nuevo paradigma de políticas sociales tiene a la participación como un elemento importante.Quizás ‘convenga” a las poblaciones sin saneamiento.

86. se termina privilegiando a quienes forman parte de las redes más cercanas al poder de turno. generándose patrones clientela res de relación. en muchas ocasiones ellas funcionan siendo altamente dependientes de un grupo pequeño de líderes que concentran las decisiones y que gozan de una situación de privilegio en virtud de su inserción en diversas redes. Esta situación termina operando a favor de los menos pobres lo que contradice el discurso a favor de la focalización Tanaka y Trivelli (2001. La colectiva implica esfuerzos. Así.s y otros actores. Del lado de las organizaciones. que generalmente no son los mas pobres caracterizados precisamente por menores grados de organización A esto se agrega la tentación de las autoridades políticas de privilegiar aquellos lugares en donde se concentra la mayor cantidad de usuarios. tal como se ha dado en últimos años en el Perú y señalan que lejos de promover capacidades que desarr0 la autonomía de los sujetos permitido la extensión de practicas clientetares y la grupos de interés particular. la participación apuesta a aumentar recursos y capacidades de quienes lo hacen. energías etc.*. pero se pierde la perspectiva de que para hacerlo hay que tener recursos. inversión de tiempo. en este punto en particular pueden ser analizadas desde dos aspectos: el filtro y el “doble castigo” a los más pobres En primer lugar. p. en tanto la d participativa implica responder a tas demandas de la población se produce un sesgo a favor de quienes tienen mayor capacidad de presión y acción colectiva. Para los autores. sino que son más bien intermediarios entre la población y las instituciones promotoras del desarrollo. Dado que los programas nunca pueden atender a todos los usuarios potenciales. los dirigentes populares no son propiamente representativos.Las paradojas de la focalización.a familias pobres desarrollan sus vidas en un escenario de grandes dificultades que hace que no exista o sea muy poca esta 0 están forzadas a centrarse en su propia sobrevivencia. 97) analizan la dime participativa de los programas sociales. en muchas oportunidades. Esto es posible porque en el mundo popular las capacidades están concentradas en muy pocos. Asumen gran parte de los costos de la acción colectiva y la hacen posible a cambio de algunos incentivos selectivos. . ONG. que les permiten acceso a los programas que impulsan el Estado.

justamente a aquellos que menos tienen. no sólo es difícil porque no cuentan con los recursos necesarios para eso. pero se lo hace desde un dispositivo que no da cuenta de esas características. A veces parecería satisfacer sus distintas necesidades para los sectores pobres. jornadas de plantado de árboles para acceder a la sombra. . además de la pretensión de llegar a los más pobres están planteados desde la transitoriedad. con vinculación a lo anteriormente señalado. Transitoriedad del recurso/ transitoriedad de la solución En el marco de una estrategia que brega por la autonomía y teme a la dependencia de los individuos. familias o comunidades. es una idea fuertemente desarrollada. sino porque además obtenerlos les significa participar en múltiples organizaciones y/o instancias de trabajo (co gestión y jornadas de limpieza en la guardería para acceder a la atención preescolar de los hijos. se fundamenta esta selección en la complejidad y gravedad (en términos de posibilidad de satisfacción de necesidades básicas) de la situación. todo esto ha permitido que se establezca una dinámica en la cual la provisión de programas de ayuda se ha convertido en un “coto cerrado” para prácticas clientela res. Busca llegarse a los más pobres se diseñan sofisticados procedimientos para seleccionados. terminan operando a favor de los menos pobres pese al discurso contrario de los programas sociales focalizados. y la participación ha terminado convirtiéndose en la defensa de grupos de interés al interior de los sectores populares. 97). las exigencias de participación. La idea de intervenciones bien orientadas a lOS más pobres y de poco tiempo.Para Tanaka y Trivelli (2001. El segundo aspecto hace referencia a las mayores exigencias de trabajo y esfuerzo. Nuevamente aparece aquí una contradicción entre la pretensión declarada y el dispositivo desarrollado. p. se agrega el hecho de que los programas focalizados. Lo que está en la base de estas perversiones es la pretensión de desarrollar programas focalizados en un contexto en el que no es fácil llegar a los pobres extremos y cuando los beneficiarios potenciales son siempre más que aquellos que los programas pueden atender. También desde aquí. etc. Parecería a veces procesarse un “doble castigo” por no poder satisfacer sus necesidades: un castigo por que no se puede y otro pqr el esfuerzo que exigen los programas sociales.) inexistentes en los procesos de satisfacción de las necesidades de los sectores no pobres.

En este sentido. 175). 134. sucederá como en el cuento de la Cenicienta: cuando el encantamiento se acabe. serán algo menos pobres. 2000. familiar. todo retornará al punto de partida. familia. institución o comunidad. lo que se pone de manifiesto en el tipo de vínculo que el sistema habilita entre distintos sectores. En la medida en que las políticas focalizadas no se articulen a políticas de corte universalita. como política focalizada genera la “ruptura del lazo vinculante”. representando una ruptura del imaginario común: contribuye a fragmentar discursiva y materialmente los lazos de pertenencia institucional teniendo en cuenta la frontera que distingue a los destinatarios del programa del resto de la población. Problemas políticos de la focalización La construcción de poblaciones crecientemente homogéneas Crecientemente diversas Vinculada y derivada de la búsqueda de la precisión delimitación de la población objetivo. institucional o comunitariamente) diferente y gravemente diferente que los demás para acceder y permanecer en el beneficio. Parece no visualizarse que muchas de las mejoras que pueden observarse a partir de la implementación de un programa. El problema es cuando un solo dispositivo sostiene toda la estantería (Duschatzky y Redondo. Estos aspectos son claramente valorados por Duschatzky y Redondo (2000. p.Un dispositivo transitorio. una vez que esos recursos dejen de existir. tienen que ver justamente con la existencia del mismo y que por tanto. Es necesario ser (personal. que niega la posibilidad de construir situaciones sostenibles en el tiempo. . post focalizado es de no pobreza lo que no es así. En la mejor de las alternativas. Este. p. la de gravedad y la de diferenciación. 142) en el referido análisis del Plan Social Educativo. 129. llama la atención la escasas evaluaciones que se realizan un tiempo después de finalizado el programa focalizado. la situación volverá a ser como al comienzo. Parecería funcionarse con la idea de que la situación de una persona. surge como problema La focalización encuentra sustento en dos ideas.

2000. cuando se focaliza. se desplaza a los márgenes el tratamiento social y se actúa sobre la emergencia. Al tratar a los pobres como objeto de política focalizadas se saca el problema de la visibilidad pública la responsabilidad colectiva La individualización de la pobreza se torna evidente cuando e vez de eliminar las condiciones de producción se mantiene a los sujetos en una posición subordinada que los limita a recibir las prebendas de los programas sociales. No se instala la deliberación sobre Aunque en muchas oportunidades de intencionalidad distinta. p. se constituyen en la contracara de la globalización. los discursos a favor de la diversidad contribuyen a la fundamentación de las políticas focalizadas sobre todo a partir de las críticas a la homogeneidad y a la ausencia de lugar a lo distinto que promoverían as políticas universales. el problema de la pobreza pertenece exclusivamente a quienes la sufren y por lo tanto. las normas que rigen las líneas de focalización. Se espera que estas contribuyan a volver no pobres a aquellos que son pobres. 16). pero lo hace a través de un mecanismo en el que debe agudizarse la condición de distinto de la mayoría. p. Mientras ésta promete un consumo desterritorializado. De esta forma. Esto choca con la pretensión igualitaria de las políticas sociales en el anterior modelo. es cubriendo la “falta” de mayor visibilidad como se supone que se la remedia una 0 social es convertida en estigma personal.Así. más que promover espacios para la diversidad. Así. 147-148). pero también con el discurso que fundamenta las políticas focalizadas. parecen consolidar procesos de desigualdad. Para las autoras. ni se pone en cuestionamiento Las orientaciones de las políticas públicas. el punto tiene que ver con aquello puesto en la mira: la ruptura de los procesos institucionales para realizar la inclusion de vastos sectores de la sociedad o la “incapacidad” de grupos sociales para apropiarse de . 136-138. al recorte de poblaciones homogéneas y ancladas territorialmente (Duschatzky. los programas sociales focalizados consolidan procesos de segmentación en tanto fijan fronteras de separación. aquellos representan una vuelta a la localización. La delimitación de poblaciones homogéneas entre sí y diversas del resto. conservan agrupaciones paralelamente homogéneas. Individualización de la pobreza/estigmatización de los beneficiarios Para Duschatzky y Redondo (2000.

Para Lo Vuolo (1995a p. El punto de interrogación no está necesariamente en sus principios. sino que la consolida. cristalizando categorías cada vez más numerosas de beneficiarios de la ayuda social que dependen de regímenes especiales. a la identificación de “poblaciones objeto”. . La focalización conserva la concepción clasificado que dio lugar. para instituirse como modo de intervención regular. sino también de un problema operativo: la vergüenza de ser señalado como pobre desestimula el reclamo del beneficio y acentúa las de p En otros términos. Se hereda la antigua lógica de la asistencia en la medida en que define a los destinatarios desde el parámetro del déficit. educación y salud. gracias a la atribución de un estatuto especial conferido a ciertos grupos poblacionales. En similar una figura de exclusión: exclusión de la complejidad que envuelve a problemática de la pobreza y del status de ciudadano. Sí de esto último se trata. el problema del estigma no sólo se vincula con las conductas discriminatorias que se derivan de una política que mara o a los pobres. una política que estigmatiza al beneficiario no es una política contra la exclusión social.determinados bienes sociales. la focalización dejaría de ser transitoria. En segundo lugar. sino en a peligrosidad de instituir estigmas de categorización que terminan convalidando niveles desiguales de ciudadanía. El fantasma de la exclusión se alimenta de la retórica ambigua de la discriminación positiva mediante la cual se pretende compensar las desventajas que sufren alguno grupos sociales en materia de trabajo. señala Filgueira (1998 p. en los albores de la acción social profesionalizada. 105) que la tradición liberal es descendiente directa de las por las inglesas en donde el debate entre y u era central a la definición y asignación de beneficios sociales La focalización posee el riesgo de estigmatizar al beneficiario erosionando así las bases mismas de la construcción de ciudadanía social. que aducen que dando más a los que menos tienen los acerca a un status común. Esta situación tiende a 1 estigmatización de la población beneficiaria a lo que puede generar dos tipos de dificultades. 31).

que los programas focalizados están fuera de la lógica de los derechos sociale que genera una subjetividad agradecida. De cuando el PSE define una serie de requisitos de actuación para asegurar la entrada y la continuidad. quedando los potenciales merced de las disponibilidades institucionales. El derecho supone obligaciones de las partes implicadas. El agradecimiento surge cuando el bien obtenido no parece disponible para el conjunto. Se definen nuevos mercado sé territorios de riesgo. en términos de cumplimient0 de una vastedad d administrativos organizacionales y pedagógicos la entrada a los beneficios. 150. para ser situada en el territorios y los sujetos e instituciones como receptos posicionados. El “gobierno de sí mismo” se dirime en la demostración de un saber ser o un saber hacer necesarios para convertirse en beneficiario del bien en cuestión. ni legitimarse como derecho. La ayuda. dependiente y disciplinada. amparo legal para su reclamo por parte del ciudadano. el “gobierno de sí mismo” es ahora fundamental para la apropiación de los bienes sociales. de la mano de los planes focalizados. 178) que cuando la distribución de un bien se basa en la ayuda no compromete la dimensión de los derechos sociales. responsabilidad política de los representantes públicos en su consolidación y ampliación y posibilidad del usuario de reconocerse como ciudadano portador de derechos. en cambio.Subjetividad agradecida/subjetividad dependiente/subjetividad disciplinada De acuerdo con Boschetti (2001. Para las autoras. señalan que es la performatividad de los agentes educativos. p. Nuevamente analizando el Plan Social Educativo. De esto surge. Bienes que desde la caída del Estado de Bienestar están situados en la cadena de los riesgos: algo que cuesta. p. la educación la deja de revestir el carácter de derecho. parece estar sujeto a pérdida dado que su acceso está mediatizado por a contingencia de los decisores y por el cumplimiento de un conjunto de requisitos. que se puede perder y que depende de a performance de los sujetos. 51) el status de derecho social confiere obligatoriedad gubernamental en la implementación. Más bien. Señalan Duschatzky y Redondo (2000. es voluntaria. .

p. p. agradecido se posiciona en una relación dependiente con el dador (Estados Iglesia u otras organizaciones) y como tal percibe el bien recibido como un acto de gracia y no como un derecho. existen para el Otro. Los programas focalizados implican un proceso de reconocimiento mediante el cual los sujetos son nombrados. es el referido al creciente endeudamiento de los Estados latinoamericanos. no ha disminuido. Aunque m reducido y dependiente de créditos externos. pero que estará en la agenda futura. en términos de capacidad de influencia para determinar la ubicación de las personas y los grupos dentro del espacio social y para negociar e imponer criterios de apoyo técnico y económico. El vacío de experiencias plurales la fragilidad de los vínculos institucionales la precariedad de las ofertas culturales y sobre todo la pobreza material en la que viven amplios grupos sociales hace que los sujetos se adhieran — en ocasiones como adherencia y no como adhesión. Pero la dependencia no encuentra en los elementos materiales su única explicación. Lo anteriormente señalado consolida finalmente nuevos procesos de disciplinamiento en tos beneficiarios. 107) que un problema hasta el momento invisible. Muchas de estas estrategias de focalización vienen siendo llevadas a cabo por Fondos Sociales de Emergen en los cuales en promedio la mitad los fondos corresponden a préstamos internacionales. Esta dependencia se basa en elementos tanto materiales como simbólicos. 139. Ello supone que los gastos de hoy deberán . Señalan Cardarelli y Rosenfeld (2000. sigue sosteniendo el poder político y el capital simbólico para imponer visiones (Y divisiones) sociales. p. 33-34) que lejos de un abandono o retirada del Estado en relación COfl los contextos de mayor pauperización su presencia en el campo de las políticas focalizadas dirigidas a los más pobres.Fuera de la lógica de los derechos sociales focalizados van conformando una subjetividad dependiente Señalan Duschatzky y Redondo (2000. Los destinatarios perciben los beneficios como a1vadore prefieren someterse al Conjunto de demandas muchas veces arbitrarias con tal de no retornar a la precariedad del punto de partida.a cualquier oportunidad que se instala con tal de no quedar fuera de todo ámbito de reconocimiento. Señala Filgueira (1998.

son en . Esta estrategia consolidaría. A favor de la focalización. la deuda social será solucionada temporaria mente. p. sin que se incorpore a su diseño el intento de incentivar la interacción entre la esfera política. centrados en la diferenciación no parecen contribuir en el sentido de consolidación de la ciudadanía. Aquí. por qué van a renunciar a los mismos pese a que construyan su alternativa administrativa privadamente? La ciudadanía remite a la idea de igualdad y de pertenencia a un espacio común. el proceso de dualización de la sociedad. el Estado se ocupará exclusivamente de los sectores que no logran satisfacer sus necesidades en el mercado. Para Minujin y Cosentino (1996. vuelve a cobrar significado. 145) hasta donde estos sectores dejarán de reclamar asistencia pública. Los programas focalizados. social y económica. cuando no interesen a los sectores con alguna fuerza política?. A esto se agrega la pregunta por la posición en que quedarán los sectores medios si no pueden incluirse en los mejores segmentos del nuevo arreglo institucional y a su vez tampoco califican como beneficiarios de las “políticas para pobres”. ¿Cuál será el lugar de las políticas sociales “básicas” en la disputa de los fondos públicos. p. Si la focalización se constituye en un mero mecanismo de alivio —y en muchos casos cooptación —. el clásico problema de la beneficencia que terminaba en escuelas y hospitales para los pobres. Como fuera señalado el acceso y permanencia al benéfico esta basado en la distinción de los otros. 30) la focalización de la política social tiende peligrosamente a la dualización de los servicios sociales y a la configuración de servicios de segunda categoría. “para pobres”. 145) hasta qué punto quienes ya no dependen de los servicios del Estado estarán dispuestos a pagar tributos para derivarlos a los atendidos por los bienes públicos o qué nivel de servicio básico estarán dispuestos a sustentar. desde el Estado. Se pregunta Lo Vuolo (1994. p. Estos otros. se señala que en tanto se descarga del resto.pagarse mañana. Nuevamente se pregunta Lo Vuolo (1994. Esta interrogante se sostiene del mismo argumento del paradigma neoliberal: ¿Si los estímulos que favorecen el pago de tributos refieren a la captación de beneficios proporcionados. para luego ser recreada al enfrentar los contextos de ajuste necesarios para el pago de la deuda financiera en a que se está incurriendo. sea ahora como subsidio o como otras formas de transferencia fiscal.

p. 77. Pero los otros. En este sentido. particularmente. pero se omite el problema de mediano y largo plazo de la regresiva distribución de capital político que estos programas generan al distribuir la existencia de bienes colectivos que operaban en la base de coaliciones intercalase. 37) la universalidad implica normas con validez para toda la comunidad. Y de acuerdo con Lo Vuolo (1995a. Antes se trataba de presionar para conseguir los benéficos en expansión. están modificando la naturaleza de los conflictos al interior del sistema. Los sectores medio0s son también quienes poseen mayor poder político para defender los programas sociales en caso de ajustes o escasez. mientras que ahora se lucha por el sentido de la selectividad. 144) que los nuevos rumbos propuestos en base a la noción residual de la política social.primer lugar aquellos que se encuentran en situaciones similares. con los cuales pasa a convertirse en recursos: antes que agregar demandas. mientras que en la focalización. también son aquellos distintos anterior mente beneficiados por los Estados de Bienestar. por esa misma razón. La universalidad rescata los valores comunes que justifican la constitución de la comunidad. por la definición de quienes han de poder beneficios y que grupos han de soportar la carga de los que permanezcan. grupos de beneficiarios de bajo o nulo capital político. las normas sólo se ocupan de un grupo seleccionado. las mismas deben desagregarse y diferenciarse. crea. las clases medias. Se enfatiza el efecto positivo en materia distributiva de los estados focalizados. funcionarios estatales y trabajadores urbanos integrados a el mercado formal) y consiguiente efecto social y político. p. p. valores que hacen que personas diferentes tengan interés . La sustentabilidad de estos programas en contextos de de escasez dependerá en las buenas mediadas de poder político de las clientelas y beneficiarios. no son exclusivamente aquellos que viven situaciones similares. Señala Filgueira (1998. señala Lo Vuolo (1994. 106) que se considera superficialmente el efecto de estas reformas sobre las previas formas de incorporación de los sectores tradicionalmente favorecido por el viejo modelo (clases medias. La focalización al excluir a sectores medios y trabajadores no pobres. in viabilizando la acción colectiva.

Para Schettini y Sarmiento (2000. de una manera que niega la ciudadanía. 2201. favorece las prácticas clientelares. que resigna la participación al intercambio utilitarista. que actúan en paralelo a la estructura permanente del Estado. En otras palabras. resulta factible que éstos se encuentren disponibles para entrar en relaciones clientelares que les permitan asegurarse la provisión de ellos. p. la exclusión en el acceso a bienes y servicios sociales. a focalización se sustenta sobre valores que hacen diferente al grupo. que no promueve identidades colectivas estables y autónomas y que es determinada por la asimetría de poder. lo que también contribuye al resquebrajamiento de la ciudadanía. En estas situaciones que privan a sectores importantes de la población de bienes sociales relevantes desde la perspectiva de su reproducción social. en las que se pierde autonomía a favor del patronazgo político. Las prácticas clientelares y la consolidación de grupos de interés es en gran medida consecuencia de ejecutar políticas sociales por medio de programas especiales temporales. el clientelismo funda una relación particularista entre los dos polos de la relación clientelar. en los que no hay criterios claros de entrada y salida y en los que tampoco hay mecanismos de fiscalización y control por parte de la población en general (Tanaka y Trivelli. que da lugar a la constitución de identidades colectivas a través del compromiso con valores y la primacía de intereses compartidos y que presupone cierta igualdad. p. al limitarse la provisión de bienes colectivos sobre la base de una relación universal e igualitaria como la ciudadanía. se abren las puertas al intercambio de prestaciones particularistas — activación política a cambio de compensaciones materiales—. 112-113) son las situaciones de vulnerabilidad y precariedad socioeconómica el principal acicate para la constitución de prácticas clientelares de reclutamiento político.en convivir en un mismo cuerpo social. 86). Mientras esta refiere a una relación universal. en condiciones de fuertes disparidades y privaciones. orientada por alguna idea del bien común. normatiza lo diferente. En los procesos dé énfasis en la diferenciación construcción de una sub Duschatzky y Redondo términos de cristalización los programas proveed El ciudadano sale de lo’1 . crea sub — comunidades. Como fuera señalado. en la que participan todos aquellos que son portadores de la categoría de ciudadano.

1998. Así mismo. Si la condición de privación es todo lo que puede decirse. intentando mostrar. . pero además se pone entre paréntesis algo que se había considerado indiscutible dura las instituciones de bienestar iguales a todos los derechos comunes considerados esenciales No se conceptualista la civil y la política. p. Se buscó ir más allá del terreno en el que habitualmente quedan centradas estas discusiones. Síntesis final y conclusiones En el marco del conjunto de modificaciones que viene sufriendo el sistema de protección consolidado a partir de la Segunda. una visión sobre quienes tienen a responsabilidad última de garantizar mínimos de bienestar para todos sus miembros (Midaglia. se trataría de una ciudadanía subsidiada centrada fundamenta1m y habilidades de los más capacidad de gestión para proponen) que solo aporta aptos para moverse con r de su inmediatez. 28). los aspectos técnicos — operativos. p. esto es. el lugar en que ocupa en las relaciones sociales es de mera invalidez y solo se configura identidades subordínales y dependiente de la estatura estatal. aunque fueran pensables exclusivamente desde el punto de vista técnico. si el otro es solo carente. dado que esto supone una posición de cierta autonomía. Este artículo procura aportar elementos a la discusión sobre los programas sociales focalizados. generalmente no superan ni solucionan aquello que declaran pretender solucionar y superar. 46. Para Cardarelli y Rosenfeld (2000. El ciudadano objetivo de las propuestas aparece más como consumidor del sujeto de derechos sociales y políticos. que estos no existen desvinculados de aspectos políticos: lodos contienen una visión de la forma en que la sociedad entiende debe organizarse la protección social. Por el otro lado. Esta operación no solo resta posibilidades de convertirse en sujeto de enunciación sino que licua las identidades colectivas. no hay lugar como sujeto de demanda. resumirá en la noción que proclama en que los pobres deben ser asistidos en su desarrollo. por un lado.con el cuerpo colectivo con son objeto de disputa y individualizan los pro social. 59) el criterio predominante asumirá el el tipo de “ciudadanía asistida”.

1996. 174). De esta forma. lo que se observa es una enorme desproporción entre el problema planteado y la solución propuesta. lo que es visualizable en diversos aspectos. La focalización buscara concentrarse en . p. subempleados. sino para desarrollar una atención cada vez más restringida en un momento en el que aumentan los sectores sociales empobrecidos. p. En segundo lugar. 119). A los pobres válidos les era reservada la obligación de trabajar o el deber de garantizar su propia subsistencia (Boschetti. el hecho de que la focalización no sea una estrategia que se agregue a la universalidad (o su pretensión) en el acceso a los bienes y servicios sociales. es necesaria una lectura atenta y crítica que intente responder ¿qué dejan las políticas focalizadas? o ¿adónde llevan las políticas focalizadas? En primer lugar. sino parte de una orientada al abandono del componente universalista y su reemplazo nor el componente liberal o residual. La focalización no emerge como una estrategia articulada a los servicios sociales universales. 1997. El primero de ello refiere el acceso a la protección social para las personas pobres capaces de trabajar. los programas focalizados nos vuelven a elementos superados con la consolidación del Estado Social. 2000.Si bien es cierto que nadie puede objetar que se canalicen recursos a los que menos o nada tienen. Incluso para los grupos sociales objetos de la focalización. fundamentalmente debido a los cambios en el mundo del trabajo (que generan el crecimiento del número de desempleados. ni resulta sencillo interrogar las políticas focalizadas que proveen a familias. comunidades e instituciones de recursos que no tenían (Duschatzky y Redondo. los pobres validos no tenían derecho a ningún tipo de protección pues la asistencia social se destinaba a categorías restrictas que debían comprobar cierta incapacidad para el trabajo. aumento de empleos precarios e informales). 30-31). intentando mejorar el acceso a ellos de sectores sociales que hasta el momento no lo hacen. implica la creciente pérdida de calidad de derecho de la protección social. p. Antes de la institución del Estado social. los programas correspondientes no tienen más alcance que atenuaciones parciales y temporales en condiciones de indigencia cuya resolución depende en última instancia del trabajo y del ingreso (Vuskovic. y a la crisis del Estado Social.

genera como consecuencia el aumento de la vulnerabilidad y la ampliación de las desigualdades. p. es visualizable también en otros aspectos fundamentales. actualmente se refuerza la relación entre la posición obtenida por los individuos en el mercado y sus oportunidad de vida. La dependencia casi exclusiva de la provisión de bienes colectivos-específicamente los relacionados con el bienestar y la seguridad social-de las posiciones que los individuos logren en el mercado. ocurre en el mismo momento en que se vuelve crecientemente difícil(o imposible) encontrar algún lugar en ese mercado de trabajo o los mujeres encontrados están marcados por la crecientemente fragilidad y precaridad. . Ser ciudadano ya no implica el acceso de la seguridad social que con anteriores brindaba el Estado (Schettini y Sacramento. dejando sin cobertura a amplios sectores de la población crecientemente empobrecidos. Los cambios analizados no representan un movimiento hacia la búsqueda de mejores oportunidades de vida del conjunto de la población y por el contrario revierten un elemento clave del anterior sistema: la desmercantilización de la fuerza de trabajo. Esta existencia de que la protección social vuelva a depender exclusivamente de la posición de cada uno en el mercado. todos los cuales promueven la desresponsabilización del Estado en materia social. 2000. 156. Así el levantamiento de las protecciones sociales garantizadas por el Estado y la mercantilización de la vida social contraen la dimensión social de la ciudadanía repletándola sobre la civil y la política.aquellas poblaciones extremadamente pobres. 110). p. La vuelta a situaciones anteriores a la consolidación del Estado social. a lo próximo como los ámbitos en los que debe proveerse la protección social. En primer lugar termino en la vuelta al tratamiento localizado de los problemas sociales. Así se verifica el recrudecimiento de un proceso de protección social que se orienta por la desasistencialización de los ciudadanos rechazados por el mercadote trabajo e incapaces de implementar la autoayuda (Pereira 2000b. Se asiste a un fuerte y creciente apelo a la comunidad. en caso de no poder hacerlo a través del mercado. dado que importantes grupos humanos no pueden alcanzar en el mercado aquellos bienes necesarios para su reproducción social. a lo cercano.

se vuelve a la responsabilidad individual. más amenazante que el que ningún Estado Social impuso. y vinculado a lo anteriormente señalado. 41) resulta necesario suplantar el tema de la implementación. 26-27) que en contra del centralismo estatal y de a distancia genérica de los derechos. El otorgamiento de una prestación corre el riesgo de ser más una evaluación de la moral de los solicitantes que la aplicación de un derecho (Castel. La caridad basada en la visualización de dar conlleva una dependencia de recibir siempre a disposición de la discrecionalidad del que da. es visualizable. consolidan las tendencias en curso a generar poblaciones crecientemente homogéneas entre sí y diferentes del resto. moralización. Sin la mediación de los derechos colectivos. se corre el riesgo de que renazca la vieja lógica de la filantropía: promete fidelidad y serás socorrido. Finalmente. lejos de revertir. p. 287). 1997. A partir de lo señalado y de acuerdo con Midaglia (1998. se revalida la creación de múltiples asociaciones micro. . Tal caridad — escudada tras el velo de la cercanía — se erguiría como un nuevo control social. En segundo lugar. estigmatización y evaluación de las trayectorias individuales para el acceso a la protección social. No esta en presencia de ajustes institucionales sino de profundas transformaciones en el sistema de integración social. de la responsabilidad colectiva en la provisión de la protección social. a partir de los procesos de individualización del riesgo. Se abandona la dimensión social de los problemas para quedar centrada en las características y motivaciones de los potenciales beneficiarios. donde las relaciones son de cercanía y por tal razón. lo que encuentra fundamento en las ideas de autonomía y libertad individual y contra la intervención pública en tanto se entiende que genera la dependencia de os individuos. en la individualización de lo social. p. y con el espacio territorial como ámbito privilegiado para la intervención social —. p. psicologización de la pobreza. parecen fundadas en el contacto con el otro y en la capacidad de cumplir promesas. por un debate político acerca de los parámetros de integración social.Los programas focalizados a partir de las ideas de diferencia y gravedad. Entiende García Raggio (1998. con a individualización del socorro y el poder de decisión fundado en el reconocimiento recíproco que se otorga a las instancias locales.

Estos procesos articulados a los cambios en el mundo del trabajo. Es cierto que puede ser un espacio irreflexivo acrítico. Las políticas globales no se ponen en cuestión es decir. marginalidad violencia. vienen modificando las condiciones de vida de los sujetos de acción profesional del Trábalo Social. p.Se reemplazan las políticas públicas comprehensivas por líneas focalizadas cuya pretensión es la reparación de los efectos más visibles del al funcionamiento social. Los referidos elementos. La relevancia de este espacio y el análisis sobre el mismo. Por otro lado. las matrices neoliberales que además de haber producido riquezas también producen mediante la centralidad del m fragmentación social. se priorizan los requerimientos funcionales de la acumulación capitalista en detrimento de la integración social. 17-18). generan cambios en las condiciones para aquellos que de una u otra manera logran vincularse a tos mismos. Puede serlo. lejos de perder vigencia la recupera de una manera distinta. esto es. así como en los mecanismos de acreditación de pobreza los trabajadores sociales tienen un rol relevante. en particular la remercantiza en el acceso al bienestar social. Dado su quehacer profesional el Trabajo Social presencia la materialización de los procesos analizados en la vida cotidiana. y en particular en los procesos de focalización. En suma. 2000. p. en el espacio privilegiado de inserción profesional. etc. pero no tiene que serlo necesariamente. No es cierto que todo venga definido y pautado» existe espacio para las decisiones de los trabajadores sociales. Las modificaciones en las forma de concebir los sistemas de protección social. dan cuenta de modificaciones en la ejecución terminal de políticas sociales”. 103). Así la reestructuración del Estado y el desmantelamiento de las políticas sociales privó a América Latina de uno de los mecanismos de integración social que conoció en su anterior etapa de desarrollo (Schettini y Sarmiento. . desafiliación. Se entiende que esta es de vital importancia para el Trabajo Social. de actuación mecánica de lo que otros (profesionales políticos) deciden. El Trabajo Social tiene el desafío de contribuir a dar cuenta de estos procesos volviéndolos públicos y de aportar a su problematizacion. (Duschatzky 2000.

partiendo de que uno de los elementos de ampliación de la capacidad de intervención está en la ampliación del conocimiento y en la crítica de la realidad (Quiroga. Resulta necesario un proceso permanente de formación e investigación de manera de ir dando cuenta de los cambios señalados. 1993. generando nuevos interrogantes y buscando nuevas respuestas. 27-28). sea un espacio de reflexión. La capacidad de nombrar con claridad as contradicciones. distancias y vacíos no es dada de una vez y para siempre.El Trabajo Social solo logrará tensionar ese lugar y ampliar sus espacios de inserción profesional en la medida en que ese ámbito privilegiado de trabajo. . p.