Universidad del Bio-Bio. Facultad de Educación y Humanidades. Programa Magister Historia de Occidente.

Caracterización del conservadurismo moderno en chile durante el siglo XIx.

Docente: Dr. Ernesto Bohoslavsky. Alumno: Prof. Samuel E. Saavedra E.

Chillan 31 Octubre del 2010. Introducción.

Un régimen donde la opinión liberal sólo empezó a influir en la dirección del país después de 1861. de manera inconsciente. guerras civiles. haya sido un régimen autoritario. En Chile a finales del Siglo XIX. el conservadurismo político en Chile tuvo como blanco polémico al liberalismo durante todo el siglo XIX. como “recuerdo deliberado” que necesita armarse ideológicamente. En sus propias palabras: “Ver las cosas como un conservador auténtico es. sería una conducta intencionada. consciente y reflexiva que busca oponerse al movimiento “progresista” heredero de la Revolución Francesa.En primer lugar. De esa manera. para el discurso conservador el liberalismo compendiaba todas las manifestaciones de la “maldad” que aquejaba a Chile. lo lleva a preferir el pasado y a temer a lo nuevo. En esa explicación binaria. mas la retórica conservadora articuló sus combates en blanco y negro. etcétera. tradicionalismo hecho consciente. Francisco Alejandro Gracia Gajardo. el conservadurismo nace del tradicionalismo y es. que es como llama la historiografía chilena al periodo en el que gobernaron las políticas conservadoras a través de los sucesivos gobiernos “decenales” de José Joaquín Prieto. Así pues para nadie es secreto que en el ámbito del discurso social. El Catolicismo y maldad Liberal. el conservadurismo supera su etapa pre-reflexiva cuando aparecen en escena otros modos de vida y de pensamiento frente a los cuales se vuelve necesario defender un modo de vida anterior. las causas de todos los trastornos: inestabilidad. firmemente presidencialista y centralizador. resulta indispensable recordar la distinción hecha por Mannheim en relación a que el conservadurismo moderno es una función de una situación histórica y social particular. No obstante. pues. desorden. De ahí que la República Conservadora (1830-1861). entendido como la tendencia latente en cada individuo. El conservadurismo. anarquía. en cierta medida. y de conflictos entre la Iglesia y el Estado que inauguraron el sistema de partidos políticos en Chile1. Lo que lo diferencia del mero tradicionalismo. que. Manuel Bulnes y Manuel Montt. Esto pues. Revista del Departamento de historia Latinoamericana del . los conservadores atribuyeron a la acción “perniciosa” de los liberales en la organización nacional. Marcado este por la clásica tensión bipolar de la época. 1 Dr. luego de dos breves guerras civiles (1851 y 1859). en “buenos” y “malvados”. de esta manera. experimentar los acontecimientos según una actitud derivada de circunstancias y situaciones sociales ancladas en el pasado”.

creando con esto un ambiente tenso y enrarecido en donde la elite chilena del siglo XIX. Pag. para transformarse en derecha del siglo XX. del poder y de la consideración social por parte de las clases acomodadas dirigentes. de la riqueza. Michoacan. Crisis y caracterización del conservadurismo Chileno durante el siglo XIX. daría los primeros pasos en el segundo tercio del siglo XIX. . convertidas en grupos contestatarios revolucionarios. Instituto de investigaciones históricas de la Universidad Michoacana. hasta entonces indisputado. Desarrollo del Tema. Cit. México 2009. De tal manera el siguiente informe se refiere justamente al comportamiento en donde dicho actor político en este caso los grupos de elite. en efecto los conservadores del siglo XIX tenían un marcado matiz republicano. obligada por las circunstancias históricas. ya que por primera vez tiene que competir en la arena política con fuerzas sociales antagónicas. se presentan frente al momento en el cual deben ceder espacios de poder a los nuevos grupos sociales emergentes. Morelina. los cuales ponen a prueba el tradicionalismo y el sistema monopólico de las fuentes de poder. 2. Así el conservadurismo de la época se sirvió de la religión para tratar de controlar los cambios imperantes provenientes de los sectores liberales quienes poseían como fundamental arma de batalla el laicicismo moderno. los que desde esta posición desafían su control.Ahora bien el papel de la iglesia Católica en la institucionalidad establecida por el régimen conservador de la época jugó un papel preponderante en la actividad social demócrata. y fueron ellos quienes organizaron el paso del exclusivismo católico al catolicismo como una fuerza en la sociedad política y en la sociedad civil.

la organización partidaria. que sólo se dirimían a través de las disputas intraelite. Las campañas electorales en su constitución estaban estructuradas por breves discursos 2 Sofia Correa S. Con esto. Mas no es aventurado afirmar que uno de los rasgos más distintivos radica en el comportamiento de la elite tradicional2. las cuales dependían por sobre todo de la disponibilidad de recursos monetarios para la compra de votos. al más puro estilo francés monárquico. En efecto la rigurosidad institucional. No era necesario entonces convencer ni satisfacer a las masas. por cuanto las decisiones políticas eran llevadas a través de interesantes debates. en fin un si numero de características del sistema político chileno. aquellos grupos se mostraban como elementos altamente cohesionados los cuales fortalecían sus alianzas a través de las relaciones de parentesco y solidas alianzas comerciales. Esta elite que se organiza como la posterior “derecha” en reacción a los grupos contestatarios de carácter liberal está compuesta por terratenientes y empresarios. Un claro ejemplo de esto fue la republica parlamentaria. el carácter mismo de los partidos. Ahora bien esta elite tradicional se forjo en el siglo XIX a través de un conjunto amalgamado de terratenientes y mercantiles de origen colonial.A no pocos observadores señala la escritora Sofía Correa les ha llamado la atención las peculiaridades del desenvolvimiento político chileno desde comienzos del siglo XIX. los cuales fueron beneficiados con el desarrollo económico durante la republica. con mineros y banqueros. las demostraciones públicas eran mínimas. Fragmento de articulo obtenido de memoria chilena . que había ejercido el poder durante toda la historia de nuestro país sin que le fuera seriamente disputado por ningún otro actor social.cl . en fastuosos salones. de las redes clientelísticas y de la capacidad para controlar el voto campesino. La derecha en el chile contemporáneo: La pérdida del control estatal. las decisiones políticas se tomaban en los salones conjuntamente con los resultados electorales. lo distinguen del resto de América Latina. ejerciendo de esta manera un férreo control indisputado del poder político el cual se prolongo ya entrado el siglo XX. las organizaciones sindicales. al punto que hasta 1920 la competencia política se limitaba a los grupos oligárquicos. en general por una clase dirigente de familias entrelazadas por parentesco e intereses. casas particulares o el común mente llamado Club de la Unión.

había sido la postura de una actitud pragmática y realista frente a los diversos problemas políticos. se busca así el concepto de progreso. n° 1 pp 77-133 . eran un peligro. perseguido y alcanzado de forma lenta pero segura. En efecto las características propias del conservadurismo en chile. itinerario intelectual de Don Ramon Sotomayor Valdés. querían que las políticas se probaran por la experiencia. gobierno. proceso que vivía la misma Europa durante esta época3. Importan solo los resultados mientras sea medibles. evitando riesgos y aspiraciones exageradas. Política. La receta es solo el trabajo duro y en forma ordenada controlando el vuelo de la imaginación. La crisis del conservantismo chileno en la segunda mitad del siglo XIX. materialista o positivista de la existencia y del mismo desarrollo humano. 19. solo importaban los hechos y la realidad materiales. en los banquetes ofrecidos en las capitales de las provincias emergentes o el mismo Santiago. que no tardara en dar a conocer su respuesta a este sistema político positivista y racionalista idealista. No se creía en las soluciones generales. Pareciera que no existen objetivos superiores al aumento del bienestar material de los chilenos. Las ideas o filosofías en si no valían nada. Priman así las realidades tangibles. Vol.realizados a la hora del brindis. cuantificables sobre cualquier abstracción o visión idealista. y régimen de gobierno. se estaba trocando ahora el mismo sistema absoluto. con una arrogancia propia de quien esta encandilado con un nuevo ideario de salvación. y cuantificables. en recetas universales o en abstracciones validas aceptables en todo tiempo y lugar. Este sano realismo. Evidentemente frente a ese movimiento ideológico surge la postura antagónica. revista chilena de derecho. tanto como en el viejo continente. 3 calcando de esta manera el Brahm García Enrique. Y estos ostentaban con orgullo su supremacía. Editorial Universidad Católica de Chile 1992. sociales y económicos. el cual reniega de las exageraciones del sistema que operan sin el consentimiento ni consideración de las diversidades materiales. que hacia depender la validez de cualquier sistema de adecuación a las circunstancias. el cual sería el liberalismo romántico. de las concretas y particulares características de la sociedad chilena recién naciente. De tal manera la construcción ideológica de este periodo tendría como base fundamental una visión prosaica. en fin se hacía gala de un cierto escepticismo frente a las ingenuas soluciones de los extremistas liberales. querían que las políticas se adecuaran a la realidad nacional.

los liberales ingresaron al gobierno mediante una contradictoria alianza con los conservadores que denominaron la Fusión Liberal. que defienden los mismos intereses económicos.Conservadora. Sin embargo fue este conservadurismo. simplemente. Se trataría de esta manera de un proceso de integración que tiene su génesis con la creación de relaciones meramente económicas y que a la postre también generan relaciones de carácter personal y vínculos sociales de carácter político. . Es por eso que frente a los desafíos más importantes como los de la cuestión social y la incursión de las masas hacia 1920. 2005. Estas solo fueron algunas de las reacciones de los miembros del partido conservador ante las transformaciones producto de la construcción del orden liberal en el Chile del siglo XIX4. la “impiedad” y la “postración moral”. Mas en los hechos su estrategia fue liberal lo cual le valió ser uno de 4 Cabe señalar que al promediar el siglo XIX. que representan a las empresas y a los agricultores. 305. los gremios. Así en esa óptica. pasar del ya mencionado exclusivismo católico del estado y la sociedad al pluralismo religioso y político. fue de esta manera que se trato de defender los derechos naturales anteriores del estado. Estos elementos también es necesario vincularlos con las actividades económicas por cuanto para los grupos elitistas fue fácil integrar a pequeños elementos emergentes ya enriquecidos en los nuevos rubros económicos relacionados principalmente con la banca. Mas de esta manera su estrategia se transforma. que se yergue como una voz de derecha independiente de los partidos y de los gremios5.Con estos elementos la tesis que promueve la lucha que tenía el grupo mencionado con anterioridad versus las nuevas propuestas de grupos emergentes de marcado matiz liberal sustentará la base teórica de que los liberales estarían trayendo al país la “corrupción”. las formas del “mal”. las formas del liberalismo son. aquel que hizo un giro colosal de sus principios a mediados del siglo XIX. pag. en que se mantuvieron los gabinetes “fusionistas”. 5 Correa Sofia. pues le unía la oposición al autoritarismo de Montt. Fue durante la presidencia de José Joaquín Pérez (1861-1871) y hasta la mitad del periodo de gobierno de Federico Errázuriz (1871-1876). Con las riendas en el poder. y el Mercurio. Mas las principales vertientes son los partidos Liberal y Conservador. David Gallagher. frente a una secularización que ya no podía evitar. pues los conflictos políticos alrededor de la cuestión de la educación dividieron a conservadores y liberales. en uno de los temas cruciales para este siglo. los grupos conservadores se van organizando en diversas vertientes antagónicas que confluyen hacia unos mismos fines. finanzas y fortunas urbanas del país. La derecha chilena durante el siglo XX. Editorial Sudamericana. estando sus diferencias en cuestiones clericales.

Opcit. modelo el cual que aspira en lo posible a recuperar parte del orden perdido. El Catolicismo y maldad Liberal. Ahora bien de 1873 en adelante. Francisco Alejandro Gracia Gajardo.Conservadora. Además paradójicamente le valió a la vez que la historiografía conservadora lo incluyera sin más y con cierto desdén en el mundo liberal producto de su accionar intelectual. historias político social. estos conservadores como ya se menciono anteriormente acusarán a los liberales de traer trastornos al país pues los cambios que estaban impulsando ya desde el estado serían “contraproducentes” y “perniciosos” para la sociedad7.6 Así pues podemos ver que con el paso del tiempo este conservadurismo clásico. pag 4. arrinconando a los conservadores a la oposición parlamentaria. sospechoso de los excesos de la democracia plebiscitaria. movimiento popular. conservadurismo que sigue reconociendo el antiguo régimen. En Chile a finales del Siglo XIX. pues los conflictos políticos alrededor de la cuestión de la educación dividieron a conservadores y liberales. dominarán la escena política en sucesivos mandatos presidenciales. 1. En su lucha política. Pag. los liberales. Conservadurismo y Democracia Cristiana. pero siempre cauto. Archivo Chile. no agotándose sólo a patrones clásicos. cabe a la vez también contextualizarla con precisión ya adentrado el siglo XIX. cuando el aspecto político cobra un mayor relieve.los partidos más originales del Latinoamérica. Ahora bien para mejor entender esta mezcla es necesario recordar y entender que al promediar el siglo XIX. e inclusive admitiendo ciertos valores aristocráticos que seguirían siendo válidos. muchas veces en conjunto con radicales. sin embargo se trataría de un conservadurismo con pequeñas aristas y técnicas liberales. Más fue durante la presidencia de José Joaquín Pérez (1861-1871) y hasta la mitad del periodo de gobierno de Federico Errázuriz (1871-1876). 6 Cerrano Sol. 7 Dr. . CEME. en que se mantuvieron los gabinetes “fusionistas”. pues le unía la férrea oposición al autoritarismo de Montt. los liberales ingresaron al gobierno mediante una contradictoria alianza con los conservadores que denominaron la Fusión Liberal. al antagonismo a través de las páginas de la prensa y forzándolos a tratar de organizar a la sociedad mediante la fuerza del catolicismo. se mostraría como partidario de la moderación política.

en nuestra realidad nacional no se puede dejar de nombrar a uno de los personajes más destacados en esta transición. están las frondas oligárquicas de los grupos políticos que desean una mayor participación en el poder y para ello será vital. buscar la manera de flexibilizar la Carta Fundamental de 18339. los presidentes conservadores intentaron proseguir adelante con un gobierno que a mediados del siglo XIX. prácticamente. la banda presidencial a la oposición liberal-conservadora8. frente a ello. el gobierno de Pérez captó y develó a la clase política entera. Los hay del tipo ideológico. pp. Por el contrario. haber auspiciado progreso sin que ello significara 8 Renato Cristi. Y Pérez adueñado de una visión supranacional le entregó. 20 v . además. Más en esta transición existen diversos intereses en juego. era imposible poner atajo a la llegada inmisericorde de una hegemonía liberal. Nascimento. Historia de Chile: desde la prehistoria hasta 1891. Nos referimos a que el agotamiento de la fórmula pelucona para dirigir los destinos del país. o bien.Es claro que la fusión liberal-conservadora cumplió un rol muy trascendente en lo que fue la transición del poder del gobierno desde el autoritarismo conservador hacia la hegemonía del liberalismo. se mostraba desfalleciente. que en el estado en que se encontraban las fuerzas montt-varistas. Con esto podemos dilucidar qué el gran acierto de la política chilena del siglo XIX. no resistía análisis alguno y. 9 Francisco Antonio Encina. también de índole social-económico y. fue haber sido liberal y moderada a la vez. 150-190. que reclamaba su tiempo para gobernar Chile. sin embargo. porque simplemente no lograron captar la totalidad de la situación que se les venía encima. Santiago. Y todo indica que era un cambio necesario que vino a abrochar todo un movimiento de evolución política. la figura del Presidente Pérez Mascayano. 44. social y cultural de nuestra sociedad la cual tuvo influjos exteriores provenientes de una Europa en la que se estaban instalando con fuerza dichos asuntos. Mas de acuerdo a lo anteriormente planteado. en especial de su segunda mitad. recogiendo de esta manera lo mejor de ambos mundos. "El pensamiento conservador de Alberto Edwards. 1949-1952. Chile. se da una lucha por dejar atrás una forma de conducción del gobierno amparado en el poder absoluto que el Presidente ejerce. 1991. quien se atrevió a realizar algo que sus antecesores no ejecutaron en terreno y no lo hicieron porque se lo impedía su inflexibilidad ideológica política." Estudios Públicos. N°.

indudablemente creo que el carácter del pensamiento conservador e integrista anteriormente expuesto. Indudablemente las líneas anteriores intentaron describir uno de los elementos políticos de chile más importantes del siglo XIX. un orden equilibrado que procuró apartarse de posibles desórdenes que podrían haberse enseñoreado de haber prosperado posturas extremas.inestabilidad. Producto de la falta de . en suma. en definitiva. Conclusión. me refiero principalmente a la pérdida de poder de aquellos grupos. haber sabido congeniar tolerancia y orden. como lo fue en el caso de los años anteriores. tiende agónicamente a morir por inanición. las cuales poseían un discurso de poder que ha actuado de manera legitimadora en su dominio de clase sobre los sectores subalternos. haber permitido grados crecientes de pluralismo en el seno de una sociedad todavía tradicional. Haciendo de esta manera un pequeño y escueto balance. Un orden sensato. no impuesto por la fuerza ni derivado del marasmo de las costumbres. o clases dominantes entendidos estos como conservadores. que se alejaba de medios autoritarios.

más pronto que tarde. son claramente muestras de su valoración de las creencias y de las identidades culturales de larga data así como de los vínculos básicos de protección. De esta manera la historia se construye desde el presente por lo que muchas veces el pasado que se estudia está completamente marcado por ese presente. los que fueron un día oposición pasan a conducir los destinos de nuestra República y aquellos que gozaron de un poder casi omnímodo. no es fácil asimilar de pronto. lo sumergirá en tal debilitamiento. La crisis del conservantismo chileno en la segunda mitad del siglo XIX. Un gobierno al que. Editorial Universidad Católica de Chile 1992. Historia ¿Para qué?. Con esto para un partido político que ha gobernado férreamente durante más de tres décadas. 10 Florescano Enrique. “cada vez que un movimiento social triunfa e impone su dominio polémico sobre el resto de la sociedad.. gobierno. ciertamente. discrepancias que generarán un quiebre y posteriormente una crisis que. México D. 93 . Así se podría justificar brevemente el régimen autoritario que se conoció como la República Conservadora (1830-1861). Bibliografía. p. itinerario intelectual de Don Ramón Sotomayor Valdés. Brahm García Enrique. verán la política desde asientos ahora secundarios. las cuales son amparadas plenamente por la sociedad chilena emergente. Así. Editorial Siglo XXI. “La Historia como explicación”. 2004. orientaciones e innovaciones prácticas. su triunfo se vuelve una forma de medida para analizar lo histórico: Así domina el presente. que en las entrañas de la sociedad existen tácitas discrepancias respecto a ciertos tópicos. y régimen de gobierno. que el grupo opositor tendrá expedito el camino para apoderarse del gobierno. lo sellarán con su impronta engendrándole sus ideas. como es el caso de la familia serian valores del presente. comienza a determinar el futuro y reordena el pasado”10.F.originalidad de sus políticas sociales las cuales se enfrentan a un liberalismo que encandila con sus nuevos mensajes a una sociedad que es testigo de los cambios de mentalidad más importantes de la humanidad que son llevados a cobo en el viejo continente. Política. En cambio ese cauteloso escepticismo frente al poder constructivista del estado moderno y sus nuevas prácticas. En Carlos Pereira y Otros. 1.

Chile. 2005 4. Dr. Francisco Alejandro Gracia Gajardo. movimiento popular. historias político social. La derecha chilena durante el siglo XX. CEME. Archivo Chile. El Catolicismo y maldad Liberal. Historia ¿Para qué?. Nascimento. Cerrano Sol. Renato Cristi. Francisco Antonio Encina. Florescano Enrique. Revista del Departamento de historia Latinoamericana del Instituto de investigaciones históricas de la Universidad Michoacana. Conservadurismo y Democracia Cristiana. 2004..2. Editorial Siglo XXI. México D. En Chile a finales del Siglo XIX. Correa Sofia. Morelina. "El pensamiento conservador de Alberto Edwards. Editorial Sudamericana. México 2009 5. “La Historia como explicación”. 7. David Gallagher. Historia de Chile: desde la prehistoria hasta 1891. 1949-1952 6." Estudios Públicos. Santiago.F. Michoacan. En Carlos Pereira y Otros. . 3. Con las riendas en el poder.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful