You are on page 1of 3

El lugar de encuentro de los Católicos en la red

www.es.catholic.net

Diferencias entre: sectas - cristianos


Autor: Lucrecia Rego

Los Cristianos

Todos los cristianos (católicos, ortodoxos y protestantes), a pesar de las diferencias existentes, creen en estos
aspectos básicos de la doctrina cristiana.

Creen en un sólo Dios que es trascendente. Tienen fe en la Trinidad (Dios Uno y Trino), es decir creen en un sólo Dios
que es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Este Dios tiene una única naturaleza, una sustancia y tres personas distintas. Este
misterio aparece en las Escrituras, en la Biblia. El credo de San Atanasio expresa adecuadamente la doctrina trinitaria.

Creen en Jesucristo como la segunda persona de la Trinidad y como Dios y hombre verdadero, muerto y resucitado por
nuestra salvación tal como aparece en la Escritura. Jesús es Dios encarnado.

Confiesan que Jesús es el Mediador entre Dios y los hombres y Señor Glorificado, y que está presente por su acción en
la comunidad cristiana.

Creen en el Espíritu Santo como la tercera persona de la Trinidad, que es consubstancial con el Padre y el Hijo; tiene la
misma naturaleza divina de Dios único que es también Padre e Hijo.

Aceptan la Biblia (antiguo Testamento y Nuevo Testamento) como única revelación sobrenatural de Dios y se esfuerzan
en vivir en conformidad con las exigencias de esta.

Aceptan y practican el bautismo cristiano y celebran el sacramento de la Eucaristía. Esto supone la fe en la


Trinidad.Proclaman la fe en la resurrección de los muertos, en la inmortalidad del alma.

Creen y tratan de vivir conforme al mandamiento Bíblico enseñado por Jesucristo de Amar a Dios sobre todas las cosas
y al prójimo como a nosotros mismos.

Las Sectas

En cuanto a la doctrina de las sectas es difícil generalizar, ya que unas sectas acentúan unos aspectos y otras otros.
No hay que olvidar que cada grupo cree poseer la verdad, sin embargo podemos afirmar que las sectas o nacen
independientes del pensamiento esencial cristiano o rompen, de alguna manera, con este.

En cuanto a Dios muchas de las sectas filosóficas -sincretistas y orientalistas no llegan a un Dios trascendente, sino
que se quedan en el ser inmanente, en la energía, en la totalidad del universo.

Por eso muchos nuevos movimientos religiosos no se pueden considerar religión, ya que no tienen la exigencia mínima
de relación con un Ser Superior. Otras sectas no creen en el Dios cristiano de la Biblia, Dios uno y trino, en la Trinidad.
Tal es el caso de los Testigos de Jehová y Mormones. Estos últimos incluso afirman que Dios es un ser de carne y
hueso.

En cuanto a Cristo existen sectas que defienden que Jesús es un maestro, un ser con poderes y conocimientos
especiales. También hay sectas que dicen que Cristo es inferior a Dios eterno de la Biblia, que no existió como Dios
desde toda la eternidad. Los Testigos de Jehová afirman que fue la primera criatura de Jehová.

Para los Mormones Jesús fue engendrado por el Padre Eterno en una relación sexual con la Virgen María, es uno de
los muchos dioses y fue el espíritu hermano de Lucifer en su estado preexistentes. Para Moon Jesucristo es un mesías
fracasado. En definitiva, las sectas o niegan la divinidad del Jesús de la Biblia o lo consideran un ser inferior a Dios y
caen en un subordinacionismo.

Respecto al Espíritu Santo también existe se da una postura doctrinal semejante a la que tienen con Cristo, ya que o no
lo consideran una persona de la Trinidad, o niegan su divinidad o lo subordinan a Dios.

Para los Mormones el Espíritu Santo es una especie de fluido, de energía que no puede estar al mismo tiempo en
varias partes. Los Testigos de Jehová no lo consideran Dios.
© 2004 Catholic.net Inc. - Todos los derechos reservados Página 1/3
El lugar de encuentro de los Católicos en la red
www.es.catholic.net

La Biblia no es la única revelación sobrenatural de Dios, ni la principal. Para algunas sectas la Biblia tiene un valor
relativo, semejante al de otros escritos.

Como ejemplo digamos que los Mormones interpretan la Biblia desde sus libros sagrados El Libro del Mormón, La Perla
de Gran Precio y Doctrinas y Convenios, La Ciencia Cristiana considera la Biblia equivocada e inferior a los escritos de
Mary Baker Eddy. Para Moon el libro Principio Divino tiene autoridad sobre la Biblia.

En lo que hace referencia al bautismo, hay que decir que las sectas no tienen este sacramento, ya que fallan en cuanto
a la fe trinitaria. Pero fácilmente inducen a confusión porque tienen ritos de iniciación o ciertas ceremonias que se
parecen al bautismo cristiano, pero con sus peculiaridades especiales.

Respecto a la resurrección e inmortalidad muchas sectas las niegan. No olvidemos las sectas filosóficas y de tipo
oriental que creen en la reencarnación. Los mismos Testigos de Jehová interpretando mal la Biblia dicen que sólo son
144,000 los salvados; el otro resto tendrá un reinado en la tierra e incluso existirá la aniquilación. Los mormones tienen
una falsa idea de la vida futura y creen incluso que los hombres que son dignos llegarán a ser dioses.

Las sectas fácilmente atentan contra el mandamiento del amor a Dios y al prójimo. Muchos métodos usados no
respetan la persona humana. Hay sectas que usan como táctica la mentira, la calumnia y acciones no cristianas. En
varias investigaciones hechas se han conocido sus métodos secretos, sus planes psicológicos, económicos y sociales.
En algunas existen comandos vengativos.

Diferencias entre secta y la Iglesia desde el punto de vista pastoral y teológico.

La Iglesia, históricamente, fue fundada por Jesucristo y se apoya en la fe de los Apóstoles. Las sectas fueron fundadas
recientemente por algunas personas.

En la Iglesia, porque Cristo lo estableció así, y ello es comprobable en el Nuevo Testamento, hay un ministerio papal
(como cabeza visible) y los ministros ordenados obispos, sacerdotes, y diáconos. En las sectas no hay tal ministerio;
sus líderes son nombrados por los mismos integrantes de las sectas.

En la Iglesia, la Biblia es interpretada como parte de las enseñanzas de los Apóstoles y de Cristo mismo y de acuerdo
con ella.

Es interpretada igualmente de acuerdo con las reglas universales del contexto y de los significados. En las sectas, la
Biblia se interpreta según lo determina cada una, habitualmente 'al pie de la letra', ignorando los estudios científicos
bíblicos, o las leyes de interpretación literaria.

La Iglesia es universal (Está en todas las partes del mundo), y en todas partes tiene una y misma fe. Las sectas tienden
a ser locales. Tienden a dividirse y subdividirse entre ellas, pues no les preocupa
compartir la misma fe o el mismo credo.

Los miembros de la Iglesia son (cientos de millones). Las sectas tienden a ser grupos o congregaciones con pocos
miembros, en relación a la Iglesia.

La Iglesia Católica acepta como miembros a personas de diferentes grados de conversión y compromiso, la Iglesia
reconoce que sus miembros son pecadores. En las sectas, en cambio, se supone que todo el mundo ha de estar
totalmente convertido y 'salvado'.

La disciplina y la autoridad religiosa de la Iglesia se refiere sólo a la fe y a las cuestiones morales, sacramentales,
pastorales y misioneras. En las sectas, la autoridad y la disciplina es mucho más fuerte; tiende a incidir aún en cosas
como en estilo de vida y las preferencias políticas de sus miembros.

La Iglesia cree que fuera del catolicismo también se puede alcanzar la salvación, siguiendo su buena conciencia y la
religión a la que uno pertenece de buena fe. En la secta, la salvación sólo se encuentra en la pertenencia a ella.

En la Iglesia se pone énfasis en la ética social, tanto como en la individual. Las sectas tienden a poner énfasis sólo en
la ética individual.

La Iglesia aprecia y está abierta a las realidades humanas y trata de mejorarlas. Las sectas tienen una visión pesimista
de las realidades y de la condición humana. No les preocupa tanto su transformación; la salvación y el Reino de Dios es
© 2004 Catholic.net Inc. - Todos los derechos reservados Página 2/3
El lugar de encuentro de los Católicos en la red
www.es.catholic.net

un asunto individual e interior.

© 2004 Catholic.net Inc. - Todos los derechos reservados Página 3/3