LA IMPORTANCIA DE LA ESTRATIGRAFIA EN LA INVESTIGACION FORENSE

Este artículo se centra en los principios de la estratigrafía desde una perspectiva arqueológica. El desarrollo de la antropología forense ha llevado a la extensa aplicación de métodos arqueológicos a casos de homicidios, violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra en los últimos 20 años (por ejemplo, Spennemann y Franke en 1995; Haglund en 2002). A pesar que muchos de los aspectos comunes en la práctica arqueológica, como el análisis de suelos, estudios geofísicos, métodos de grabación y muestreo tienen aplicaciones positivas en la investigación forense, este articulo busca definir y ejemplificar como la estratigrafía tiene un papel central en la metodología de las prácticas arqueológicas forenses. Las leyes de la estratigrafía. Las muy precisamente establecidas leyes de la estratigrafía desarrolladas con la geología han sido largamente adaptadas para el uso arqueológico, ya que, como Harris (1998, pag. 2) describe la mayoría de la superficie de la tierra está cubierta por características estratigráficas y depósitos hechos por la gente. Esas estructuras representan una compleja historia que destruyó muchas estratificaciones geológicas en su creación. La estratigrafía puede ser natural, cultural o la mezcla de ambas pero esto no es directamente relevante para la definición de una unidad estratigráfica (Lucas 2001). Harris (1979) abogó por un juego de de leyes de estratigrafía arqueológica, las cuales han sido ampliamente aceptadas. Estas están basadas en la constante que, como con las formaciones geológicas, todos los sitios arqueológicos están estratificados y son ‘fenómenos recurrentes’ entonces las leyes aplican para todos los depósitos arqueológicos. Las tres primeras leyes fueron adoptadas de la geología, la última es un desarrollo arqueológico.

1. Ley de la superposición: en una serie de capas y de características de interfase, como
fueron originalmente creadas, las unidades superiores de estratificación son más jóvenes, y las inferiores son más antiguas ya que cada una ha sido depositada sobre, o creada por una masa preexistente de estratificación arqueológica. En la estratigrafía, la ley de la superposición debe también tener en cuéntalas unidades de estratificación de interfase las cuales están sin estrato en un estricto sentido. Esas unidades de estratificación de interfase pueden ser como capas abstractas y tendrán relaciones supeposicionales con los estratos que reposan encima de las mismas o a través de las que están traslapadas.

2. Ley de la originalidad horizontal: cualquier capa arqueológica depositada en una forma
sin consolidar tendera a adquirir una posición horizontal. Los estratos que están fundados en superficies inclinadas estuvieron o bien originalmente dispuestos de esa forma, o tomaron la conformación con los contornos de una base de depósito preexistente.

3. Ley de la continuidad original: cualquier depósito arqueológico como originalmente
yacía, o cualquier característica de interfase, estará limitada por una base de depósito o adelgazarse a un filo de pluma. Por lo tanto, si un filo de depósito o interfase se expone en una vista vertical, una parte de su grado original debe ser extraída por excavación o por erosión y su continuidad debe apreciarse o debe explicarse su ausencia.

4. Ley de la sucesión estratigráfica: una unidad de estratificación arqueológica toma su
lugar en la secuencia estratigráfica de un sitio desde su posición entre la más reciente unidad, las cuales reposan encima de todas, y la más antiguas de todas las unidades

A este respecto difieren de la mayoría de las secuencias arqueológicas. La estratigrafía provee una secuencia (Gamble 2001. Entierros como depósitos rápidos Tumbas clandestinas singulares o fosas comunes recurrentemente toman lugar en el panorama arqueológico como un evento singular de depósito rápido. erosionados. pueden ser interpretados una historia de eventos a través del espacio y tiempo en el área excavada. el objetivo del arqueólogo forense es recolectar evidencia física para permitir la reconstrucción de una secuencia de eventos a través del tiempo de (frecuentemente) un evento singular. 63). la cual puede ser tangible o intangible. tres dimensiones de espacio y una más de tiempo. ser determinadas en cuatro dimensiones. bien sean naturales o culturales y están interpretadas a través de la percepción condicionada de los excavadores Determinar esta secuencia de eventos es exactamente el resultado deseado por un investigador criminal en una escena del crimen. y conectar esas evidencias con personas. En términos arqueológicos. Los depósitos físicos sobrevivientes y las características pueden haber sido lentamente establecidos. culturas y sus secuencias de cambio en extensos periodos de tiempo. otros eventos u otros lugares. interpretar y entender la historia del sitio.que repose debajo de todas y además con las que tiene contacto físico directo. características y artefactos se aplica a revivir evidencias físicas sin importar si es de un día o de 10. re-cavados y sujetos a otras transformaciones de largo plazo y es mucho menos común encontrar estratos enterrados que puedan ser interpretados como . tal vez cientos o miles de años. El análisis estratigráfico y la secuencia forense Excavaciones arqueológicas en Reino Unido se basan en la aplicación de estos principios de estratificación para definir. Muchas excavaciones revelan evidencias de eventos.000 años de antigüedad y esto le da a los arqueólogos una intrínseca capacidad forense La determinación de la secuencia de eventos relevantes en un ambiente que existieron antes y después de un crimen en particular y que esta oscurecido a través de claras complejidades y de efectos tafonómicos también es un objetivo común de de investigadores forenses criminales y arqueológicos. La adaptación de métodos arqueológicos a procedimientos forenses ha sido exitosa para analizar la estratificación y su estratigrafía. El examen de una escena del crimen puede recuperar evidencias físicas que permitan la interpretación y la reconstrucción de una secuencia de eventos a través del tiempo de (frecuentemente) un evento físico único. determinando muy complejas secuencias de eventos en sitios enterrados en Reino Unido e internacionalmente. usualmente en un contexto enterrado. los eventos son los restos físicos de fenómenos temporales. A través de la estratificación superviviente y los artefactos contenidos dentro. Como Kind estableció: los procesos de pensamiento de un arqueólogo son bastante oportunos para la investigación criminal. Podemos describir un evento como una unidad notable de experiencia. los arqueólogos buscan remover los depósitos estratificados de una determinada área desde la más reciente hasta la más antigua en una secuencia que invierte la línea de tiempo de depósitos. las cuales pasan a ser vistas como un agregado de actos a menor escala y corto tiempo. todas las demás relaciones son irrelevantes. a través de la excavación. Siguiendo la ley de la superposición. El principio de la reconstrucción de una secuencia de eventos a través del tiempo partiendo del análisis de depósitos. tal como un asesinato. La secuencia de depósitos de un sitio pueden. De la misma manera. pag. Las grandes síntesis que los arqueólogos han hecho a partir de evidencias fragmentarias nos permiten dibujar una creciente y completa pintura del hombre del pasado.

… creando una más compleja secuencia estratigráfica. Las deposiciones rápidas pueden ser eventos accidentales tales como el hundimiento de un barco como con el Mary Rose. De todas formas. o eventos deliberados como el entierro de un cofre de tesoro. Reconocimiento de evidencia en un escenario forense Cavar una tumba clandestina crea una nueva superficie – debajo de la tierra. Las deposiciones rápidas si reflejan eventos singulares y cortos. objetos abandonados en la .en la que un cuerpo es colocado. Y es aun más básico: una tumba es cavada. jardinería etc. La posición original ‘in situ’ de las cosas tiene un gran valor evidencial. La sepultura también protege y preserva aspectos de una escena de crimen. Este ‘congelamiento en un punto del tiempo’ de la posición de restos y evidencias es muy significativo para una investigación. Como Gowlett declaró: mientras que los arqueólogos examinan la línea de tiempo interna de los lugares. Sin embargo algunos tipos de evidencia han demostrado sobrevivir por largos periodos de tiempo (en términos forenses) en un ambiente imperturbable sepultado. hasta que se descubran y se reconozcan son conectados a un evento criminal. y el mobiliario en una habitación en la forma de un cuerpo. por ejemplo las excavaciones en Jericó. o las series de fluidos piro clásticos de cenizas volcánicas eruptadas del monte Vesubio (del bien conocido ejemplo de la sepultura de Pompeya en el 79 A. un cuerpo o cuerpos se colocan dentro y el suelo excavado se remplaza. truncamiento. perforación de animales.eventos singulares reflexivos en el tiempo tal como un asesinato. Mientras la erupción tomo algún tiempo y mucha de la ceniza escapaba. Revelar e interpretar esos rápidos eventos deposicionales es la experiencia común de los arqueólogos trabajando en un aparejo forense. objetos e impresiones. materias del cuerpo. Del mismo modo que la evidencia de un asesinato puede dejar en el piso.C). generalmente no encontramos ‘momentos’ en el tiempo. que hacen que una raíz colapse enterrando el contenido del piso debajo como se identifico en el templo de Archane – Anemofilia. sobrevivirán más que unos pocos días. Ninguno de ellos. las paredes. El aspecto forense más importante de una deposición rápida en sepulturas es aquella del sellado del contenido de una tumba en sus posiciones en el tiempo del rellenado. las excavaciones han revelado la posición de la muerte de esos en las calles que no huyeron a la erupción y que fueron sofocados por el calor y los gases y rápidamente cubiertos por cenizas fluyentes de las últimas oleadas piro clásticas. No todas las evidencias o artefactos en un contexto sepultado. La tumba y su creación forman la parte subterránea de una secuencia más amplia. esas evidencias pueden ser dejadas en la superficie subterránea (las paredes y el piso) de una tumba durante el enterramiento de un cuerpo. debido al ambiente protector y estabilizador y al limitante de la descomposición. trabaja y deja evidencia. tales como fluidos corporales. especialmente si estos son orgánicos. esto sigue siendo una simple secuencia de depósitos. de cualquier clase. comparado con lugares sobre la superficie. Los escombros de la excavación dejados alrededor de la tumba. comparado con asentamientos de largo término. Las sepulturas encajan en esta categoría de deposiciones rápidas. Pueden ser eventos catastróficos como terremotos. Más adelante. a desaparecer con el paso del tiempo. y en el que cada perpetrador se mueve. especialmente a corto plazo cuando la descomposición y los cambios tafonómicos no están avanzados hay una tendencia para la evidencia. a través de la línea de tiempo el sitio de la tumba puede ser transformado y perturbado por ejemplo por robo. pero como con cualquier escena de crimen cualquier cosa puede constituir evidencia física. Estos representan lo que Gamble llama ‘capsulas de tiempo’ y ‘el equivalente arqueológico de una fotografía instantánea’: eventos que están sellados por entierros se refieren a marcos de tiempo de un solo día o de horas.

cubiertas por mas de 3 metros de material foráneo. El análisis y ka excavación de la secuencia estratigráfica en un ámbito más amplio condujo al descubrimiento de esas tumbas. Los arqueólogos también pueden reconocer la potencial supervivencia a corto plazo de muchas formas de evidencia física en esa secuencia. el ambiente y las ciencias naturales. sin embargo. cubierto por capas de suelo del relleno de las tumbas. incluyendo la superficie terrestre original en la que las tumbas fueron cavadas.superficie tales como casquillos de bala. El siguiente depósito sellaba la superficie creada por las huellas de la máquina. Un campo que contenía varias fosas masivas en Bosnia tipifica muchos de esos sitios en los Balcanes. En una segunda tumba en Bosnia donde los cuerpos y el suelo de las tumbas robadas fueron importados. En tumbas simples es normal encontrar un lleno de suelo como relleno. Justos representan la secuencia de eventos. especialmente las que se usaban de tiempo en tiempo. como cada depósito fue arrojado en una fosa con rampa. y después una capa de escombros de construcción y después una capa de arcilla utilizada para nivelar el terreno. Esto sugirió. puede haber un numero de suelos de relleno separando montones de cuerpos. teniendo un amplio rango de conocimiento de la arqueología. y un vehículo de tipo de carga frontal lo condujo dentro de la fosa presionando los restos y el suelo hasta el fondo de la misma y regresando en reversa. La sección estratigráfica de la trinchera mostraba una línea negra que representaba la putrefacta línea original del césped de la superficie de tierra original. como botánicos y paleontólogos. dentro del escenario forense. Cada depósito de suelo y partes de cuerpos estaba separado por un traslapo de superficie representada por huellas de vehículos impresas en el relleno de suelo de arcilla. El análisis de los estratos permitió una interpretación secuencial. una secuencia de depósitos quedo al descubierto. La excavación estratigráfica revela la secuencia deposicional que permite una interpretación de eventos. sin embargo no es poco común encontrar estratos adicionales formados de materiales como paja o cal. La excavación de las propias tumbas mostró que habían sido profanadas. En tumbas masivas. la planeación de la excavación y la remoción de las capas de paisaje para exponer la superficie superior de las tumbas en el plano de una superficie de tierra primitiva. o para esconder el olor. Trincheras de prueba revelaron la secuencie estratigráfica del lugar. cuatro episodios separados de arrume y derribo pudieron ser determinados por las huellas de las maquinas en la superficie. La remoción del la segunda capa de relleno mostró las marcas de la maquina usada para la profanación de las tumbas. La superficie en el reconocimiento y recolección de evidencia El entendimiento de las leyes de la estratigrafía permite una lógica y controlada exposición y registro de las evidencias enterradas desde el último evento hasta el evento más antiguo en la secuencia. y las subsecuentes alteraciones taxonómicas son todos ejemplos de evidencia física (frecuentemente estratificada) en una asociación ambiental con la creación de la tumba. Las marcas de herramientas formaron una superficie separando la primera capa de suelo de relleno y los cuerpos restantes en la tumba. El ocultamiento de sepulturas por el deliberado adorno del sitio de la tumba y de los alrededores es común. que lucia como una normal e imperturbada pradera. huellas de pies y de vehículos vegetación partida y rota. Los arqueólogos. La vegetación crecía regularmente alrededor del terreno. para recoger y recopilar evidencia de esta secuencia amplificada. El reconocimiento de las superficies dentro de la secuencia estratigráfica es esencial para su identificación y exposición y para maximizar el potencial de la recolección de evidencia en una tumba. Como Harris lo describe. se encuentran enana fuerte posición para reconocer esas secuencias e instar a la asistencia de otros especialistas. las secuencias estratigráficas son ‘la expresión exterior de los restos de depósitos preexistentes que fueron parcialmente destruidos en la creación de nuevas superficies’ y ‘son grandes determinantes de el tiempo estratigráfico y comparten con el tiempo el hecho de que no existen a menos que se graben en forma . colocados sobre los cuerpos para apresurar su descomposición. En la excavación.

Huesos y fragmentos de tejidos originados por la dispersión de un disparo a quemarropa a la cabeza difícilmente contaminan superficies cercanas. el suelo original de relleno). En un sitio de ejecución en una presa poco profunda de grava en Bosnia. En una tumba allanada o violentada los fluidos y otros productos de descomposición dejados en la tumba pueden significar la remoción de un cuerpo. así que cada diente debe ser observado y medido. La gravilla por su naturaleza no mostrara pequeños detalles pero puede retener la forma de una cubo de excavación mas grande o la forma general de las llantas de una máquina. fibras. restos de evidencia pueden ser dejados en las paredes de la tumba y en las superficies del suelo. conectando los sitios y demostrando un grado de organización en la eliminación. pelado y levantado cuidadosamente. ¿Qué evidencia forense puede ser recogida de la cuidadosa excavación de una secuencia estratificada de un entierro y de las paredes y el suelo que se revelan? Frecuentemente pasadas por alto en investigaciones previas. Pequeños fragmentos de huesos pueden ser recuperados de las superficies si el suelo adherido a las mismas es palanqueado. cráneos y fragmentos balísticos pueden ser dejados en aquellas especialmente cuando se aflojan por la descomposición al tiempo del movimiento. La excavación estratigráfica puede revelar una secuencia de actividad. Los cuerpos actuaron como capas estratigráficas protegiendo las plantas que reposaban en la superficie del suelo. muchas especies de plantas florecientes que crecían en la época de las ejecuciones fueron encontradas aplastadas bajo los cuerpos. La remoción de un cuerpo siempre deja alguna evidencia atrás. revisión y fotografiado debe ser considerada una poderosa herramienta en la recolección de evidencia. Así como las huellas de herramientas. La calidad de la impresión varia dependiendo de la composición de los depósitos a través de la cual la tumba fue cavada. indicando que la tumba había sido hecha al final del verano. lo que puede ser utilizado para determinar la fecha del entierro. huellas de llantas y otras máquinas y marcas de herramientas son muy comunes en la excavación maquinada masiva de tumbas. Ejemplos en Bosnia muestran que en los suelos arcillosos o areniscos la impresiones de partes del cuerpo como las cabezas pueden quedar en las paredes y el piso de las tumbas. Su reconocimiento y cuidadoso registro de la planeación. como canteras o fosos utilizados para ocultar cuerpos. mostró que fueron excavadas por la misma maquina con una específica configuración del cubo dentado. Cuando fueron cavadas.diagramática’. Para excavaciones profundas es usual que hayan depósitos geológicos ‘naturales’. Cabellos. La excavación de una serie de tumbas secundarias a lo largo de una carretera en Bosnia excavadas en una piedra arenisca de degradación suave. La arena y la arcilla toman fácilmente las marcas de los cubos. cuando los cuerpos han sido deliberadamente movidos (incluyendo segundos cortes truncando. Sobre la remoción secuencial del suelo de relleno y los cuerpos se revelan esas impresiones. las marcas de los cubos de excavación (y las huellas de llantas en fosas de rampa) dejaron impresiones comprimidas en la nueva superficie de excavación. El traslapo entre el la superficie de la tumba y el relleno también podía revelar el punto en el que las raíces de las plantas fueron cercenadas por la excavación de la tumba y también cualquier crecimiento subsecuente. Plantas y flores estacionales pueden sobrevivir entre y bajo los cuerpos ya sea por que cayeron dentro de la tumba a la hora de la sepultura o por que las plantas estaban creciendo en depresiones. Movimientos bruscos del cuerpo durante una profanación pueden desprender adipositos o dejarlos adheridos a la superficie de . Los disparos en una tumba pueden atravesar las paredes y el suelo circundante especialmente en arcilla o arena y la cuidadosa examinación de esas superficies han revelado los orificios de entrada de rutas balísticas en tumbas en Guatemala. Esto es especialmente significativo en las tumbas profanadas. El principio de intercambio de Locard aplica también a la evidencia enterrada ya que esta es evidencia de todas maneras.

el cuerpo representa un evento deposicional que tiene dimensión horizontal y vertical y que se diferencia de y separa los depósitos circundantes. El cuerpo como un depósito estratigráfico Un cuerpo o masa de cuerpos (especialmente vestidos. El movimiento de fluidos y elementos de un cuerpo al suelo de traslapo puede ser investigado adecuadamente solamente a través del reconocimiento y el sutil examen de la superficie de la tumba. este debe ser visto como un depósito separado y separante. y sellar rastros de evidencia. Esto es especialmente cierto a corto plazo forense (antes de perder los restos orgánicos por la descomposición) y en entierros masivos donde los cuerpos pueden cubrir por completo el piso y las paredes de una fosa. Los cuerpos por lo general son puestos juntos amontonados desde camiones o maquinados entre una fosa y a pesar que los cuerpos son tratados y removidos por separado. Esto es un evento común en fosas masivas en los Balcanes. lo que simplifico el reconocimiento y la recolección de evidencia de las superficies selladas debajo y entre un grasoso manto de material orgánico. Bio marcadores volátiles como los ácidos grasos provenientes de un cuerpo en descomposición pueden penetrar el suelo de las superficies traslapadas y pueden ser también de amplia ayuda para determinar el tiempo pasado desde la muerte. Por eso puede que no sea posible reconocer ninguna secuencia de depósito o recuperar cuerpos en la secuencia correcta de deposición. así que los cuerpos por si mismos pueden formar secuencias estratigráficas como parte del relleno de la fosa. la masa de cuerpos. impresiones. Mientas que el cuerpo en si mismo tiene cualidades de artefacto tales como el ayudar a datar la tumba. . puede por su volumen. De todas formas esto se puede ver cuando los datos de estudio de la posición de los cuerpos adyacentes son analizados usando un software de imágenes en 3-D (como el software gratuito Rotate de Marijke van Gans. También puede haber depósitos separados o masas de cuerpos separadas en la misma fosa. una densa y contigua agregación de cuerpos. La ropa y los tejidos pueden sobrevivir por muchos años en una masa de cuerpos donde la descomposición parece ralentizarse. La proporción de los rastros de elementos en el suelo adyacente al lugar de la deposición de un esqueleto puede asistir en el establecimiento del origen de huesos que son encontrados lejos del sitio de entierro. para el que los puntos corporales en 3-D fueron escritos por ‘Bordota’ y que fue desarrollado pro Richard Wright para las fosas comunes de Bosnia). De todas maneras. Puede ser posible determinar la secuencia de depósito de cada cuerpo en una fosa masiva cuando han sido puestos por separado y hasta recoger evidencia de la superficie de cada cuerpo. proteger. marcas de herramientas y otras evidencias encontradas en las superficies de la tumba separándolas del suelo de relleno previo de la tumba. Los suelos orgánicamente ricos que forman las superficies pueden estar manchados por la descomposición. ser el mas grande deposito en la fosa. y antes de una extensa descomposición) pueden cubrir. a través de la comparación de proporciones de radio isótopos con aquellos de población viviente relevante.la tumba. Cuerpos excavados después de 5 años de una fosa en Bosnia datados de la masacre de Srebenica mostraron descomposición limitada. en la práctica los cuerpos interactúan y se presionan juntos. pueden dar información importante sobre el proceso de formación de la masa de cuerpos como un depósito completo. Esto es especialmente cierto cuando las tumbas han sido cavadas para debajo del agua y donde hay condiciones anaerobias. Reconocer la separación de la secuencia estratigráfica de cuerpos durante la excavación es mucho más difícil cuando la esqueletización y la pérdida de ropas han ocurrido y los elementos esqueléticos presionan juntos por el paso del suelo. En estos casos. A pesar que Hunter y otros ven el cuerpo en la fosa como un artefacto.

sin embargo. el suelo inmediatamente contiguo a la superficie se debe dejar hasta el final. ropas y huesos. la claridad de un filo de corte y la línea superior de un relleno de suelo se puede obscurecer. Perdida de la evidencia: a través de la destrucción de las secuencias estratigráficas y el no reconocimiento de los traslapos de la superficie . cavada en 1981 que contenía cinco cuerpos. Con el tiempo. relleno y corte de tumba) en los 40 cm. el entierro de animales. el proceso de arado y la acción de los gusanos de la tierra. intrusivas distinciones tales como rellenos de fosas y superficies por siglos. material vegetal y otras trazas de evidencia adheridas a los tejidos. de relleno es removido. El crecimiento de raíces. y también adheridos al suelo que los cubre. El suelo de relleno que se separa. Cuando los contextos superiores de la fosa fueron expuestos e identificados y la remoción controlada del relleno de la tumba comenzó debía tenerse mucho cuidado con los pocos centímetros donde el relleno tenía un traslapo con la pared de la tumba. si estos son removidos sin el debido cuidado la evidencia se ira con ellos. la pared de la tumba se extendía visiblemente desde la superficie de la tierra desde donde fue cortada y puede ser rastreada por ejemplo en una línea de césped. tal vez muchos años. Una fosa en Guatemala. Esta solamente fue visible donde se corto la estructura distinta del sub-horizonte B en el que había menos material orgánico y donde la arcilla y el oxido de hierro se habían acumulado estableciendo un horizonte estable que conservaba la estratigráficas. Algunas veces en condiciones muy secas o húmedas el suelo de relleno se separa ligeramente de la pared de la tumba acentuando el limite estratigráfico y formando una grieta para lo que se debe utilizar una pala suavemente para apartar el suelo de la pared de la tumba descubriendo la superficie intacta. Una vez que la superficie esta despejada no se debe empezar la clásica maniobra de rasguño de la superficie que usan los arqueólogos hasta que se haga un examen cuidadoso. Esta técnica debe aplicarse también a la remoción de suelo de la superficie de los cuerpos ya estén esqueletizados o conserven tejidos blandos. cuando fue investigada en 1999 había perdido todos los rastros de la estructura de una tumba (ambos. usualmente esta mas suelto que el depósito truncado sobre el que reposa y en rellenos muy sueltos y areniscos puede ser simplemente empujado a caer de la pared de la fosa con el cabo de una pala. En suelos de arcillas pegajosas este proceso de separación puede también separar terrones de suelo que pueden llevar consigo rastros de evidencia tales como cabello o fibras de la superficie. ya que esto puede eliminar trazas de evidencia y sutiles marcas de herramientas. Esto ocasionado por el colapso físico y bioquímico y el movimiento del material orgánico cercano a la superficie y las capas de suelo frecuentemente designadas como horizontes O y A. para que se pueda palanquear y tenga espacio para caer desde la pared de la tumba. Recolección de evidencia desde las superficies traslapadas La cuidadosa excavación puede revelar finos límites estratigráficos permitiendo el control de la recuperación de artefactos y el registro estratigráfico. son todas causas de extensivas bio turbaciones de esos horizontes orgánicos de suelo. El cuerpo y la superficie de la tumba forman una estratigrafía forense que por lo regular beneficia (en términos de conservación y reconocimiento de las evidencias) desde la línea de tiempo corta entre la formación del sitio y los hallazgos investigativos en muchos contextos forenses de entierros. Si un espesor de 10 cm.Es así como el cuerpo por si mismo forma parte de la secuencia estratigráfica. Fragmentos de balística. El traslapo debe ser cuidadosamente observado y cualquier terrón de estos que se adhiera debe ser revisado en busca de rastros de evidencia. del horizonte superior por la naturaleza energética de esas capas de suelo. Se debe recordar que en el corto tiempo forense. ignorar la estratificación es ignorar algunas de las mas directas informaciones de cómo es que la evidencia llego a quedar enterrada. por ejemplo.

los traslapos del suelo y los depósitos que han sido cortados a través de la cava de la fosa. Es un trabajo importante en términos de recolección de evidencia pero no debe llevarse a cabo ignorando las unidades estratigráficas separadas. También se tiene el sentimiento generalizado que la fosa en si es un espacio bastante aplastante en el que trabajar y que pararse encima de la tumba puede dañar los restos. la evidencia entre el relleno regularmente no lo está. los contornos son inestables o anegados o el acceso a la tumba es difícil por la posición del cuerpo. Es natural tamizar este suelo para recuperar algún artefacto. Este ejemplo es claramente apreciable en suelos de arcilla. La remoción gradual de esas unidades eventualmente deja el cuerpo en un pedestal. donde los bloques de suelo pueden retener claramente marcas de herramientas. La evidencia en la superficie esta en su ubicación deposicional ‘in situ’ original. Muchos arqueólogos fuera del Reino Unido sencillamente no reconocen el corte (y la superficie que representa) como una unidad estratigráfica significativa. En términos de sepulturas forenses se pone énfasis en el suelo de relleno de una tumba que cubre el cuerpo y en el cuerpo en si. Esta remoción de la pared provee espacio de trabajo y drenaje y puede ayudar con la iluminación para fotografiar especialmente en fosas profundas. Esto solamente debe hacerse con el entendimiento estratigráfico después de una remoción controlada del relleno de la tumba y registrando la evidencia de las superficies expuestas de la pared. Con esta carencia de reconocimiento. destruye e ignora las secuencias estratigráficas de la misma tumba y adicionalmente los artefactos recuperados no tienen un origen estratigráfico conocido distinto al de la unidad arbitraria de la que fueron tomados. Este método brinda un control profundo y espacial de la remoción del suelo y la recuperación de artefactos a la vez que provee un espacio de trabajo alrededor del cuerpo. Algunas técnicas de excavación remueven el material de relleno entre una tumba identificada de la misma manera que los depósitos estratificados circundantes a través de los que las tumba ha sido cavada como una simple. De todas formas Hochrein estima cada palada de tierra devuelta a una tumba en el relleno como teóricamente representando una unidad estratigráfica independiente. Si una tumba es estrecha. Existe la creencia general que remover las paredes permite el acceso adecuado. puede que sea necesario remover las paredes de la fosa para ayudar en la recolección. De cualquier modo. (2) cuando se remueve una sobrecarga o un suelo para localizar una sepultura donde os depósitos arqueológicos mas grandes no pueden ser observados inmediatamente en la excavación. así que un gran número de excavadores pueden trabajar en la sepultura lo que también implica que el trabajo puede ser ejecutado en menos tiempo.Para algunos arqueólogos y antropólogos las superficies entre los depósitos se ignoran o no tienen una gran importancia. Solamente hay tres escenarios en los que las unidades horizontales arbitrarias deben ser removidas durante la excavación forense: (1) cuando se han hecho trincheras de prueba (lejos del área inmediata a la fosa) para observar la secuencia estratigráfica natural local. Es bastante común que para un acceso atrincherado se cave alrededor por los cuatro lados de una tumba en el proceso removiendo y mezclando el suelo de dentro de la fosa y de los horizontes a través de los cuales la tumba fue cavada. horizontal y arbitraria unidad. que puede ser muestreada por separado cuando sea apropiado. y (3) dentro del relleno de una fosa que parezca ser una unidad de contexto uniforme. Sin embargo el excavador esta trabajando en el mismo espacio que la persona que cavo inicialmente la fosa. Si una cantidad adecuada . como control para ubicaciones espaciales de artefactos. Como con los cuerpos en una masa de cuerpos esos bloques de suelo pueden talvez ser mejor descritos como la parte de un deposito que provee importante información en el proceso de formación de un sitio. Esos métodos han sido ampliamente usados y descritos internacionalmente. en muchos casos la remoción de paredes esta considerado como un procedimiento rutinario sea o no necesario. Sin embargo. Regularmente esto esta limitado a una pared o parte de una pared. es el depósito en si mismo el que es considerado como revelador en términos de recolección de evidencia.

removidos 12 m3 de suelo o 2. Esto tiene una implicación no solamente para los artefactos in situ y sus ubicaciones y relaciones con un evento criminal. pero este método es tal vez muy formal y demasiado destructivo dado el potencial dependida de evidencia física y estratigráfica y las implicaciones que estas tienen en la investigación forense. o espacio. la mayoría de las tumbas mas profundas pueden ser exitosamente excavadas dentro de la misma estructura de la tumba o en el caso de tumbas menos profundas. Dada la secuencia de eventos que pueden ser determinados y las evidencias que pueden ser recuperadas por la exposición de la superficie de las paredes y el piso de una tumba excavando estratigráficamente. El peso de un excavador es mucho menor que el del suelo que contiene la tumba. El suelo excavado además deberá ser movido a un lugar lejano de la tumba a un lugar de almacenamiento. La masacre de Srebenica vio los contenidos de fosas masivas primarias profanadas por maquinaria pesada y movidas a otra ubicación secundaria y reenterradas. Análisis estratigráfico: una conexión a lugares separados De la misma manera que las secuencias estratigráficas de tumbas. las superficies formando las paredes y (partes de) el piso de la tumba son destruidos perdiendo las impresiones y marcas de herramientas descritas previamente. por ejemplo. de ancho por los cuatro lados de esta es excavada por cinco personas. ayudado a conectar suelos que han sido movidos de una tumba a otra a través de la comparación geológica y paleontológica. ambos de los cuales pre y post evento de entierro se mezclan y pierden sus contextos originales. Un simple cálculo en una hipotética excavación manual de una sola tumba nos ilustra respecto al factor tiempo y espacio: si una persona excava una tumba de dimensiones 2 x 1 x 1 m. Por la remoción arbitraria de encima y alrededor de una tumba en esta forma. Una vez que una pieza de evidencia se mueve nunca se puede regresar y su probabilidad se pierde. En la mayoría de los la excavación de trincheras (sin maquinaria) no es económica en términos de ahorro de esfuerzo. sino también para terminus post mortem con fechas asociadas a los depósitos. 2 m 3 de suelo pueden ser removidos. La creencia que hay necesidad de remover las paredes de una fosa son mas una programación mental que una necesidad práctica. A pesar de que Byers sugiere que ‘cuando la excavación no supera las 8 pulgadas los trabajadores no pueden trabajar cómodamente desde la superficie’ en la practica. Si una tumba de las mismas dimensiones con una trinchera de 1 m.4 m3 por persona destruyendo las paredes de la tumba. usar el método arbitrario parecería ser una falla como una técnica forense arqueológica. Los suelos de los rellenos de las fosas secundarias fueron comparados con la estratigrafía natural del sitio de . Trazas frágiles de evidencia se pierden y se dañan por el uso de está proceso de excavación. tiempo. en últimas hay una pérdida completa de contexto. La pérdida de caminos balísticos y la ubicación contextual de las balas incrustadas también resultan de la remoción de los lados y el piso de la tumba. suelos y artefactos del relleno de la fosa y de depósitos separados estratificados. las investigaciones forenses han sido ayudadas por el análisis de la estratigrafía natural. conservando intactas las superficies de la tumba. removiendo el relleno desde el mismo interior de la tumba.) mientras que la superficie de la pared es examinada. esta desplazará el peso concentrado del excavador y los restos no sufrirán daño. Esta ha. y es destructivo a la estructura de la tumba. Y mas importante. la excavación desde la superficie puede ser eficientemente alcanzada a una profundidad de 70 80 cm. Una aproximación multidisciplinar vio arqueólogos que identificaron suelos exóticos en esas ubicaciones las cuales fueron muestreadas por paleontólogos.de tierra es dejada sobre la tumba (entre 20 y 30 cm. En términos forenses ‘la mayoría de la evidencia forense son trazas de evidencia’. La excavación arqueológica es destrucción formalizada. desde los contornos al lado de la tumba.

en sitios de investigación y excavación. especialmente en casos de fosas comunes masivas y de derechos humanos. Recientes investigaciones arqueológicas forenses. En los últimos 25 años. En escenas de sepulturas. los arqueólogos han siempre actuado como coordinadores y utilizadores de los otros científicos expertos. y tribunales de crímenes de guerra. asesinatos masivos y sepulturas en los que. Los suelos microestatigráficos y capas de escombros pueden ser depositados en el arco de vuelta de la llanta de los vehículos mientras la llanta da vuelta construyendo con el tiempo mientras el vehículo se mueve entre distintas ubicaciones estas han sido analizadas para determinar la secuencia permitiendo la comparación de sus proporciones minerales y polínicas con las de los lugares muestreados. han utilizado exitosamente métodos estratigráficos de excavación y análisis para examinar escenas del crimen resultando en procesos (como el General Krstic en el ICTY) y casos de investigación de homicidios. los arqueólogos deben actuar como la piedra angular en la construcción de una investigación y análisis científico y multidisciplinar. la estadounidense y la británica. . La estratigrafía es la herramienta que revela la marca de seguridad de eventos a través de los cuales el tiempo se refleja en depósitos vivos sobrevivientes y características. En ocasiones condujo a la determinación de que cierto vehículo estuvo en un lugar determinado y que estuvo ahí en una secuencia de movimientos entre las otras locaciones.las tumbas secundarias y de las tumbas primarias y coincididas a través de la estructura de los suelos y el contenido de polen. las técnicas arqueológicas en la investigación forense se han desarrollado utilizando ambas teorías arqueológicas. nacionalmente para la policía e internacionalmente para las organizaciones de derechos humanos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful