PUBLICACIÓN DE LA LIGA DE DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE

BOLIVIA,AGOSTO DE 2008 • Nº 75

EL CULTIVO DE LA QUINUA EN BOLIVIA: EL CULTIVO DE LA QUINUA EN BOLIVIA:

OPORTUNIDADES Y AMENAZAS

El auge de la quinua: cambios y perspectivas desde una visión social La sustentabilidad de la producción de la quinua en el altiplano sur de Bolivia El cultivo de la quinua orgánica en Oruro y Potosí Un nuevo paradigma para el entendimiento y el combate de la desertificación Quinua, descanso y tholares en el sur del Altiplano Boliviano

INDICE

Editorial Un nuevo paradigma para el entendimiento y el combate de la desertificación La sustentabilidad de la producción de la quinua en el Altiplano sur de Bolivia: Aplicación del Paradigma de Desarrollo de Zonas Secas El cultivo de la quinua orgánica en Oruro y Potosí El éxito de la quinua en el comercio mundial: una oportunidad para investigar la sostenibilidad socio ecológica en el Altiplano sur de Bolivia El auge de la quinua: cambios y perspectivas desde una visión social Quinua, descanso y tholares en el Sur del Altiplano Boliviano Agricultura de Concervación con un enfoque de manejo sostenible en el Altiplano sur Recuperación de suelos para una producción sostenible de quinua en el Altiplano sur

3 4

10 18

25 31 38 44 50

DIRECTORIO DE LIDEMA Lic. Erik Fernández PRESIDENTE Lic. Roberto Cabrera VICEPRESIDENTE Lic. Ruth Vargas SECRETARIA Dr. Freddy Heinrich VOCAL Lic. Arturo Moscoso VOCAL Lic. Carlos Navia PAST PRESIDENTE DIRECTORA EJECUTIVA Jenny Gruenberger Pérez

EDITORA RESPONSABLE Sagrario Urgel Aguilar COMITÉ EDITORIAL: Cecile Belpaire de Morales, Máximo Liberman Cruz y Roberto Delgado Jacob FOTO TAPA: Máximo Liberman Cruz DIAGRAMACIÓN E IMPRESIÓN: Central Gráfica s.r.l. • Telf. 2490246 - 2495294
DEPOSITO LEGAL: 4-3-63-08

HÁBITAT es una revista de la Liga de Defensa del Medio Ambiente LIDEMA Av. Ecuador Nº 2131 Teléfonos: (591-2) 419393 (591-2) 2416044 Fax: (591-2) 2412322 • Casilla 11237 • La Paz – Bolivia Correo Electrónico: lidema@lidema.org.bo
El contenido de la revista no refleja necesariamente las opiniones ni las políticas de LIDEMA o de sus editores. Los artículos de la revista que no estén sujetos a los derechos de autor pueden reproducirse sin permiso previo, siempre que se acredite a HÁBITAT, al autor y al fotógrafo o ilustrador, como su fuente y se notifique por escrito a los editores, adjuntando un ejemplar del material publicado.



Editorial
ste número de la revista Hábitat, dedicado a la problemática de la desertificación por la implementación de cultivos de quinua en el Altiplano sur de Bolivia, ha sido posible gracias a la participación y acogida que las comunidades de Castilluma, Alcaya, Rodeo, Churacarí, Pacocollo y Jayukota, de la provincia Ladislao Cabrera del departamento de Oruro, dieron a la iniciativa promovida y financida por la organización ARIDNET, así como al impulso y esfuerzo que los colegas Jim Reynolds y Jeff Herrick aportaron para la realización de la misma. A todos ellos queremos expresarles nuestro profundo agradecimiento. Entre los importantes cambios y alteraciones ambientales que están afectando a los paisajes de las regiones del Altiplano sur está el proceso de la desertificación, ya que constituye una seria amenaza por su incidencia territorial, ambiental, ecológica y socioeconómica. En amplios espacios de la puna semiárida se está produciendo un fenómeno de transformación del ecosistema ligado a importantes cambios en los usos del suelo, entre ellos, una intensa mecanización de la agricultura de la quinua que está determinando la pérdida del recurso, abandono de prácticas tradicionales de conservación de suelos, degradación de formaciones vegetales como tholares, lampayares y extensos pastizales. Todo este conjunto de actividades ha determinado que la productividad de los cultivos descienda a tal punto que, en muchas zonas se abandonen los campos de cultivos y se busque la ampliación de nuevas áreas de cultivos en sitios aún más frágiles, como los de Nor Lípez en el departamento de Potosí. Consideramos a los procesos de desertificación como una enfermedad ambiental compleja que hay que entender en el marco de un sistema de cambios globales, en el que las interrelaciones entre la causas y respuestas suelen ser estrechas; constituyendo un reto científico para cuyo estudio se requiere la integración de diversas áreas del conocimiento y el desarrollo y aplicación de métodos de estudio adecuados. En este contexto, este número de la revista Hábitat presenta importantes contribuciones sobre la problemática de la desertificación y la implementación del cultivo de quinua en el Altiplano sur de Bolivia, con aportes sobre un nuevo paradigma para el entendimiento y combate de la desertificación, la sustentabilidad de la producción de la quinua en la región mencionada, el éxito de la quinua organica en el comercio mundial, la investigación socio-ecológica, los cambios y las perspectivas de este cultivo desde una visión social, entre otros.

E



UN NUEVO PARADIGMA para el entendimiento y el combate de la desertificación
Facultad Nicholas de Medio Ambiente y Ciencias de la Tierra Departamento de Biología de la Universidad Duke Durham, NC, Estados Unidos.
J.F. Reynolds

División de Ciencias Ambientales, Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT) San Luís Potosí, SLP, México.
E. Huber-Sannwald

Jornada Experimental Range, USDA Agricultural Research Service Las Cruces, NM, Estados Unidos.
J.E. Herrick

a degradación de la tierra afecta a todo el mundo, pero especialmente a la población que depende directamente de los recursos naturales a través de la producción agropecuaria y forestal. Por esta razón, el problema de la desertificación, que consiste en la perdida de la productividad debido a la degradación de la tierra, es altamente importante en Bolivia, donde aproximadamente un 40 de la población se dedica a % la producción agrícola. La desertificación es un tema que evoca muchas divergencias y controversias. Las causas de la degradación de los suelos y sus consecuencias – y las políticas que buscan responder a esta problemática – siguen, en su mayor parte, sin hallar respuestas principalmente a escala internacional, aunque se reconocen muchas a escala regional. Las cuestiones relacionadas a la degradación tienen que ver, por ejemplo, con el análisis sobre si la reducción en la productividad de los suelos se debe a causas “naturales” (cómo las producidas

L

por el clima) o a causas antropogénicas (cómo las producidas por el sobrepastoreo), si la desertificación es o no reversible y cómo determinar la extensión de tierra afectada o en riesgo, así como el papel de los esfuerzos sociales e institucionales para reducirla, no tanto asi a aspectos científicos y tecnológicos. Existen al menos cuatro razones para entender la problemática: en primer lugar, no hay un significado estandarizado para el término degradación de los suelos, que pueda aplicarse a todas las situaciones, sin embargo, más del 70 de las tierras secas se carac% terizan como desertificadas. En segundo término, la degradación de la tierra es provocada o exacerbada por la variabilidad climática, especialmente la sequía, con lo cual sus causas no son necesariamente antropogénicas. En tercer lugar, no todos los cambios tienen un efecto directo e inmediato en el bienestar humano y, en general, los agricultores sólo están dispuestos a aceptar que necesitan cambiar sus prácticas

si la degradación de la tierra es una consecuencia directa de sus actividades y/o los afecta directamente. Finalmente, cualquier explicación de lo que constituye la degradación de la tierra debe dejar en claro que, si bien se incluyen componentes biofísicos de los ecosistemas –como la erosión de los suelos y la pérdida de la cubierta vegetal– la interpretación de estos cambios como pérdidas depende de que estos componentes se integren al contexto de las actividades socioeconómicas de la gente, frecuentemente a través del uso del término productividad. El hecho de que éstas no se reconocen ni se incluyen en la toma de decisiones ha retrasado los adelantos de la investigación sobre la desertificación. La desertificación es un tema complejo, que no permite soluciones o respuestas simples.

Cambio mundial

La evaluación de los componentes biofísicos, como los nutrientes del suelo y la erosión, o la cubierta con pastizales versus la cubierta con arbustos, y de los

5

componentes socioeconómicos, como los ingresos del grupo familiar, el tamaño de la familia y las deudas, son algunos de los temas más desafiantes – y potencialmente gratificantes – en la investigación sobre la desertificación. Un esfuerzo internacional que se inició recientemente como parte del Proyecto Mundial de la Tierra del Programa Internacional Geosfera-Biosfera – reunió a investigadores de los programas sobre el cambio mundial, que representan tanto los sistemas naturales como aquellos bajo la influencia de los seres humanos. El producto de estas nuevas ideas

es el Paradigma de Desarrollo de las zonas Secas o el “Drylands Development Paradigm” (DDP) (Reynolds et al., 2007), y constituye una serie de afirmaciones que ponen de relieve los vínculos clave entre los sistemas socioeconómicos y biofísicos, en diferentes escalas de tiempo y espacio. Las ideas que componen el paradigma DDP en general no son nuevas pero, tal como sucede con los paradigmas, reúnen muchos de los trabajos previos sobre este tema, de una manera que revela nuevos puntos de vista. En el Cuadro 1 se exponen los 5 principios del DDP derivados de

9 principios originales, presentados por Stafford Smith y Reynolds (2002) y descrito como el Paradigma de la Desertificación de Dahlem. Principio 1. Los sistemas humano - ambiental (H-A )están acoplados, son dinámicos y co-adaptados, de modo que su estructura, función e interrelaciones cambian con el tiempo. Los sistemas biofísicos y socioeconómicos asociados a las tierras secas del mundo no son estáticos; se producen por un conjunto de interacciones complejas entre factores biofísicos, sociales y económicos, de manera que su comportamiento es más

Cuadro 1: Principios del paradigma de desarrollo de las zonas secas, su significado en las zonas secas y sus implicaciones para la investigación, el manejo y las políticas

Principios P1: Los sistemas H-A están acoplados, son dinámicos y co-adaptados, de modo que su estructura, función e interrelaciones cambian con el tiempo. P2: Un número limitado de variables lentas son las determinantes críticas de la dinámica de los sistemas H-A. P3: Umbrales de las variables claves definen los diferentes estados de los sistemas H-A, a menudo con procesos de control diferentes; los umbrales pueden cambiar con el tiempo. P4: Los sistemas H-A acoplados son jerárquicos, anidados y entrelazados a través de escalas múltiples. P5: El mantenimiento de un cuerpo actualizado del conocimiento local ambiental (CAL) es clave para la co-adaptación funcional de los sistemas H-A.

Su significado en las zonas secas La alta dependencia de muchas de las zonas secas del ambiente impone costos altos si el acoplamiento se vuelve no funcional; la variabilidad causada por los factores biofísicos así como los mercados y las políticas, usualmente fuera del control local, provocan que el seguimiento a los cambios y su funcionalidad sea relativamente difícil y muy importante en las zonas secas. La identificación y el monitoreo de las variables lentas H - A. son particularmente importante en las zonas secas dado que la alta variabilidad de las variables rápidas, enmascara los cambios fundamentales descritos por las variables lentas. Los umbrales son particularmente importantes en zonas secas porque su capacidad de invertir en la recuperación de los impactos de cruzar los umbrales indeseables es usualmente más bajo por unidad (área de tierra, personas, etc); y en donde el apoyo de agencias externas es necesario, los costos de transacción son usualmente mayores. Las zonas secas a menudo están distantes de los centros políticos y económicos, débilmente ligados y con poblaciones dispersas, lo que origina relaciones jerárquicas entre los niveles. El apoyo a los CAL es critico en las zonas secas porque el conocimiento a través de la experiencia es más lento especialmente donde el monitoreo de la retroalimentación es difícil de obtener por sistemas más variables, más grandes y poblaciones dispersas, así como menos investigación.

Fuente: adaptación de Reynolds et al. (2007); H-A = Humano-Ambiental. CAL=Conocimiento Local Ambiental.

En realidad. estatal o internacional. pero en cuanto se ha traspasado un umbral de degradación. de las que la gente depende en su vida cotidiana –como el rendimiento de los granos. así el marco del DDP abarca todos los niveles de interés. por ejemplo. Umbrales de las variables claves definen los diferentes estados de los sistemas H-A. como las sequías. por ejemplo. Del mismo modo. Estos umbrales son importantes porque frecuentemente significan que el costo de la restauración de los sistemas de tierras secas degradadas. Implica que se tienen que crear mejores relaciones entre el conocimiento ambiental a escala local y la investigación científica convencional. como el provincial. para revertir el cambio es necesario recurrir a estratos superiores. social y ecológicamente. impredecible. a nivel de la familia o de la . No es posible. como para su distribución. Los casos estudiados muestran que. ó más amplios. como otras familias o comunidades. Pero éstas simplemente reflejan interferencias provocadas por el clima. pero necesitamos ser capaces de distinguir entre lo que es comprensible o predecible (aun cuando sea incierto) y lo que es inherentemente impredecible. El mantenimiento de un cuerpo actualizado del conocimiento local ambiental (CAL) es clave para la co-adaptación funcional de los sistemas HumanoAmbiental. Principio 5. Este principio significa que existe un conjunto limitado de maneras en como funcionan los sistemas socio-ecológicos asociados a las tierras secas y esto puede permitirnos comprenderlos y manejarlos. En general. menos frecuentemente las sufren las familias campesinas ricas que poseen pasturas sanas. provincial y local. ésta adopta un significado diferente que cuando se le emplea en los niveles nacional. cuantificar el alcance de la desertificación únicamente sobre la base de imágenes satelitales (que registran propiedades biofísicas como cambios en la cubierta del suelo) o únicamente sobre la base de la pobreza (controlando propiedades socioeconómicas como cambios en la riqueza local de las familias). para convertirlos en tierras productivas y sostenibles. de manera que siempre existen preocupaciones en cuanto a la escala. la ejecución de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) debería enmarcarse en el contexto de los cambios en los sistemas humano . una vez que sucede esto. Principio 4. Los esfuerzos para trazar un mapa de la degradación de la tierra que afecta los bienes y servicios de los ecosistemas y para responder a esa degradación se distraen permanentemente por los efectos inmediatos de los fenómenos de corto plazo en estas variables rápidas. Ejemplos de variables “lentas” incluyen la estructura genética de los rebaños de ganado. la cantidad de materia orgánica en los suelos y el patrimonio de capital. No necesitamos entender todo. las sequías reducen los ingresos de las familias que viven en lugares degradados y que carecen de capital social o económico acumulado. empleando buenos diseños experimentales y sistemas eficaces de seguimiento e intercambio de información. la variabilidad de los ingresos anuales y la muerte del ganado. emergente que predeterminado. Dado que la desertificación afecta tanto a la tierra como a la gente. pero tienden a confundir los debates estratégicos sobre la desertificación. las políticas públicas y el conocimiento científico para mantener en equilibrio el funcionamiento del sistema. Principio 3. Éstas evolucionan y cambian lentamente. Un número limitado de variables “lentas” son las determinantes criticas de la dinámica de los sistemas H-A. En tanto que la utilización del término desertificación sólo es realmente útil en los casos de superficies extendidas seriamente afectadas y el de degradación es más apropiado para instancias locales y menos severas. Se necesitan elementos de ambos. las reservas de alimento y las tasas de interés– son cuestiones muy reales para la ayuda humanitaria de corto plazo. Enfoque holístico La solidez del Paradigma para el Desarrollo de las Zonas Secas reside en que utiliza un enfoque holístico y varias escalas entrecruzadas. Este principio enfatiza la necesidad de implementar un sistema híbrido entre el conocimiento ambiental local. En el nivel internacional. Tanto el sistema social como el sistema ecológico de las tierras secas del mundo son jerárquicos. raramente puede ser revertido a algún estado anterior y recorre una trayectoria cambiante y con frecuencia. los costos de la recuperación aumentan de una manera no lineal. Las variables “rápidas”. Principio 2. es la expresión regional de una degradación local. Es absolutamente esencial un enfoque integrado en el que se tengan en cuenta simultáneamente los atributos biofísicos y socioeconómicos. pero son determinantes cruciales de una subsistencia sostenible.ambientales más que en la expresión “magnitud de la desertificación” para determinar tanto el momento en el que se otorgan fondos para la intervención. cuando en las salas de las Naciones Unidas se utiliza la palabra desertificación. es directamente proporcional a la degradación. Este aumento puede ser estable o brusco.

M. F. 2006) comunidad –en el que la preocupación reside en el tipo específico de degradación del suelo que se produce y en sus consecuencias socioeconómicas locales– el DDP canaliza esfuerzos hacia la identificación de las variables lentas biofísicas y socioeconómicas esenciales.E. que realmente importan para la cuantificación del riesgo actual y futuro. J.J. Herrick. Ayarza and B. a su vez. Maestre.F. Lambin. M. E. 26-27). Lynam. B. Batterbury. Science 316: 847-851. S. J. difieren entre los distintos sistemas de maneras no triviales pero manejables y. Reynolds. Agradecimientos Este artículo está basado en una publicación de la Revista “Nuestra Planeta” (Tomo 17.J. pp. que en una escala jerárquica alta existe una cantidad limitada de síndromes de desertificación que definen un pequeño número de variables críticas lentas que.biology. Jiang. por sus siglas en inglés) se ha formado para poner a prueba el DDP y está activa en América Latina desde 2004. Desertification: a new paradigm for an old problem. Agradecemos también a Miguel Ayarza por la traducción del Cuadro 1. edited by Reynolds..M. que apoya a la prueba y aplicación de los principios presentados aquí es de la National Science Foundation de Estados Unidos (#0234186). M. E. reconociendo que la desertificación no puede ser formulada en términos de medidas biofísicas o socioeco- nómicas solamente y menos aún en términos de una medida única.F. Fernandez. Huber-Sannwald. H. F. H. Biblografía Reynolds. Mortimore. J. M. Esperamos que. D. Turner II. Se pueden consultar detalles de cuatro estudios de caso en México . F. que la tarea de cuantificar la desertificación no está destinada al fracaso. de manera que se asegura su revisión y mejoramiento. Global desertification: building a science for dryland development. algo que es importante. No 1. Honduras y Bolivia en http://www. El financiamiento para el proyecto “ARIDnet”. Stafford Smith.T. Investigación e Integración de las investigaciones sobre desertificación (ARIDnet. and D. T. Hay planes para expandir la red a otras regiones. Downing. que para dilucidar las variables cruciales lentas socioeconómicas y biofísicas se requerirá la cooperación de equipos de investigación multidisciplinarios.edu/ aridnet.duke. T. Walker. Pages 403424 In Global Desertification: Do Humans Cause Deserts?.E.7 Foto: Erosión eólica en un campo de quinua después de la cosecha (Abril. El marco del DDP es único en dos sentidos: intenta capturar las múltiples interrelaciones dentro de los sistemas del medio humano que causan la desertificación en un marco único y sintético y que puede ser sometido a verificación.L. R. Dowlatabadi. 2002. R. La red de Evaluación. . Leemans. and J. Stafford Smith Dahlem University Press).P. a medida que se vayan realizando estudios de caso en todo el mundo. D. Stafford Smith. el Paradigma para el Desarrollo de las Zonas Secas ayude a centrar la atención de los relacionados con la ejecución de la CNULD: por ejemplo. 2007.

8 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Panojas de quinua en proceso de secado Cosechando quinua al pie del cerro Thunupa .

 Cultivo de quinua listo para la cosecha Niños de la quinua .

435 toneladas en 1961 a 58. a las planicies. los rendimientos del campo agrícola se han ido reduciendo debido especialmente a tres factores: “precipitaciones escasas.0 LA SUSTENTABILIDAD DE LA PRODUCCIÓN DE LA QUINUA EN EL ALTIPLANO SUR DE BOLIVIA: Aplicación del Paradigma de Desarrollo de Zonas Secas Facultad Nicholas de Medio Ambiente y Ciencias de la Tierra Departamento de Biología de la Universidad Duke Durham. En Bolivia. Reynolds División de Ciencias Ambientales. que ha sido reforzada por la migración de productores de las laderas. México. separar los efectos de degradación de la tierra y otros procesos asociados con el cambio de cultura (por ejemplo plagas. J. Estados Unidos. Herrick Introducción El Altiplano es una región muy susceptible a la erosión y degradación de suelos y cambios en el uso de la tierra (Coppus et al. empezó la conversión de las comunidades de plantas nativas en las planicies y las zonas de pie de monte a campos agrícolas para la producción de la quinua (Liberman 1986). a nivel nacional.000 ha en 1961 a 40. J. Ministerio de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de Bolivia 1996). USDA Agricultural Research Service Las Cruces. E. y la producción su- bió de 9. El uso de la tierra en el Altiplano sur de Bolivia ha cambiado mucho en los últimos 40 años. Al nivel global.571 toneladas en 2006 (FAO 2007). se ha observado reducciones en los rendimientos al nivel de la finca en el Altiplano sur. cuando el promedio llegó a 750 + 38 kg/ha (FAO 2007). La reducción de la producción ganadera también disminuyó el trabajo en el campo.184 ha en 2006. junto con la disponibilidad de transporte motorizado e ingresos más altos han provocado la migración de muchos campesinos a centros más poblados en los que existen más posibilidades de acceso a la . Huber-Sannwald Jornada Experimental Range. Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT) San Luís Potosí.F. Esto corresponde a un crecimiento de casi 50 en el área sembrada (de % 22. empezando en los años 60 con la introducción de la mecanización agrícola (Liberman 1986). Con la introducción del tractor. Estos dos factores. 2003. FAO 2007). y en la calidad intrínsica de la tierra donde está sembrada la quinua. aunque los rendimientos (kg/ha) han subido desde los años 60 a los años 2000. la tasa de crecimiento fue todavía mayor. no se han alcanzado los niveles de 1970-1976. donde la mecanización no es posible. La producción de la quinua creció en un 50 en la región Andina en% tre 1995 y 2000 (CIP 2001). NM.200 a 25.E. Además. NC. variabilidad en la precipitación y heladas. creció de 32. El tractor reduce las horas de mano de obra que se necesitan para cultivar una hectárea de quinua. Liberman 1986) de otros factores como el cambio del clima. La transformación del manejo de la quinua también ha afectado la distribución rural-urbana de la población en esta zona. reducción de capa arable producida por la erosión y aumento de plagas”. Es muy claro que este aumento en la producción de la quinua provocó una extensa conversión de terrenos. Estados Unidos. Risi (2001) destacó que después de los años 80.329 toneladas durante esta misma época. SLP. Aunque es imposible.

(2) identificación de un área geográfica de enfoque (3) visita y entrevistas a habitantes del área. especialmente donde existen muchas perspectivas y poca información. El grupo incluyó académicos nacionales e internacionales. y con contactos locales. Revisión de información publicada. También. identificar opciones nuevas para mejorar la sustentabilidad de la región. consultores. especialmente en suelos arenosos. Sin embargo. Quinua sembrada en un suelo arenoso y vegetación nativa cerca del Salar de Uyuni (Abril. Específicamente. Identificación de un área geográfica de enfoque. incluyendo LIDEMA. para la etapa 3. Por eso. Este estudio preliminar espera proporcionar nuevos datos biofísicos y socioeconómicos. Un efecto evidente de estos cambios parece ser un aumento de la tasa de erosión eólica y la pérdida de materia orgánica del suelo en las zonas nuevamente cultivadas (Hellin y Higman 2003). y reconocemos que es imposible desarrollar un entendimiento perfecto de un sistema tan complejo en el Foto 1. y gente que trabaja en el desarrollo local. Con estas percepciones de la situación actual. Foto 2. provincia Ladislao Cabrera. lapso de una semana. Erosión en un campo de quinua después de la cosecha (Abril. contamos con la participación de productores con un profundo conocimiento local. Métodos Se han desarrollado cinco etapas en el análisis: (1) revisión de la información publicada. ingenieros agrónomos. aunque su nivel de participación varió mucho. Escogimos un área en el departamento de Oruro en los alrededo- . hay muy pocos datos publicados con respecto a los cambios en las tasas de erosión en diferentes partes del paisaje. Etapa 2. Todos los asistentes al taller participaron en las etapas 1 y 3-5. (4) aplicación del marco analítico. un objetivo importante fue identificar algunas prioridades para la investigación. un grupo internacional se reunió en noviembre de 2006 en la zona de Salinas de Garci Mendoza. Se ha hecho esta revisión con el uso del Internet. educación y a la salud. Una breve comparación entre áreas con vegetación nativa y áreas bajo cultivo en suelos arenosos (Foto 1) durante días ventosos muestra la perdida del suelo de los campos agrícolas (Foto 2) y la formación de dunas en los bordes de los campos agrícolas. a partir del que se espera comprender mejor los factores críticos que controlan la sustentabilidad de la región ahora y en el futuro. así como servicios de luz y agua. 2006). y (5) desarrollo de conclusiones y recomendaciones preliminares. 2006). de acuerdo con sus intereses y conocimiento de la región. se esperó entender las interacciones históricas y actuales entre los procesos biofísicos y socioeconómicos a escalas espaciales múltiples para identificar los factores y procesos críticos y la escala apropiada para intervenciones en el futuro y posiblemente. departamento de Oruro para aplicar un nuevo marco analítico. estudiantes de postgrado. y todavía menos con respecto a los factores críticos que determinan la sustentabilidad de producción biológica en esta región. Etapa 1. con un enfoque (en este caso) en los factores biofísicos y las retroalimentaciones entre ellos.

manejo y tipo de investigación que se necesita. Visita y entrevistas con habitantes del área. los participantes desarrollaron un modelo integrado y simplificado. Para aplicar el marco. Este marco tiene 5 principios.000 mnsm. Los volcanes alcanzan al- Foto 4 Participantes en el taller ARIDnet (28 de nobiembre . Esta región fue estudiada por Liberman (1986) en los años 80 y representa un área típica de ex- los años 80 y 90. Al finalizar el taller. quienes también participaron en las entrevistas. Thunupa. presentamos unas once preguntas que desarrollamos junto con los productores locales.000 m. los participantes discutieron conclusiones y recomendaciones preliminares con respecto a las opciones para una política. Etapa 3. Etapa 5. las recomendaciones para la investigación no tocan a profundidad los temas socioeconómicos y culturales. . evaluamos la situación actual en el campo con respecto a los principios. Después del taller. el manejo y la política (Cuadro 1). Visita a siete comunidades que representan los ayllus de Cora Cora.950 msnm (GPS). y cada uno tiene varias implicaciones para la investigación.600 y 4. Desarrollo de conclusiones y recomendaciones preliminares. Las preguntas estaban dirigidas a identificar aspectos biofísicos y socioeconómicos. 2 áreas entre 3. Usamos los resultados de esas evaluaciones para desarrollar modelos conceptuales. ro todas las áreas visitadas están ubicadas debajo los 3. aunque se está fomentando el turismo.2 de diciembre 2006). que está ubicado a 3. (este volumen). El clima es semiárido con una precipitación anual de 325 mm y temperatura media de 9ºC para los años 1982-84 en el pueblo. La actividad económica primaria es la agricultura (Liberman 1986 y comunicaciones personales en 2006). El marco analítico DDP (Paradigma de Desarrollo de las zonas Secas o el “Drylands Development Paradigm”) está definido en Reynolds et al.2 Figura 4 Mapa del altiplano boliviano mostrando (1) áreas superiores a 4. Huatari y Yaretani. (3) el área estudiada ( de Liberman 1986) res de Salinas de Garci Mendoza al Norte del Salar de Uyuni y al Sur y Este del Salar de Coipasa. incluyendo la historia de la producción de quinua en la comunidad. Etapa 4. Aplicación del marco analítico.680 msnm. Como los participantes representaban principalmente las disciplinas biofísicas. En cada comunidad.

Los umbrales son particularmente importantes en zonas secas porque la capacidad de invertir en la recuperación de los impactos. Su significado en las zonas secas La alta dependencia de muchas de las zonas secas del ambiente impone costos altos si el acoplamiento se vuelve no funcional. P4: Los sistemas H-A acoplados son jerárquicos. El apoyo a los CAL es crítico en las zonas secas porque el conocimiento a través de la experiencia es más lento especialmente donde el monitoreo de la retroalimentación es difícil (sistemas más variables. y en segundo lugar hay menos investigación. La identificación y el monitoreo de las variables lentas H y A son particularmente importantes en las zonas secas dado que la alta variabilidad de las variables rápidas enmascara los cambios fundamentales descritos por las variables lentas. poblaciones dispersas). los cuales usualmente están fuera del control local. P5: El mantenimiento de un cuerpo actualizado del conocimiento local ambiental (CAL) es clave para la co-adaptación funcional de los sistemas H-A. el manejo y políticas (adaptada de Reynolds et al. de modo que su estructura. personas. pero son normalmente débiles en las zonas secas por su distancia. pueden tener diferentes relaciones jerárquicas entre los niveles. ki-4: Los sistemas H-A deben ser manejados en la escala apropiada. por lo que requieren especial atención.). ki-3: Los costos de intervención suben en forma no lineal aumentando la degradación o el grado de disfunción socioeconómica. (área de tierra. de cruzar los umbrales indeseables. Las zonas secas a menudo están distantes de los centros políticos y económicos. Implicaciones claves (ki) para la investigación. a menudo con procesos de control diferentes. ki-5: El desarrollo del conocimiento científico híbrido y el CAL deben ser acelerados para el manejo local y la política regional. Principios P1: Los sistemas H-A están acoplados. función e interrelaciones cambian con el tiempo. sistemas de manejo más grandes. están débilmente ligadas y adicionalmente con poblaciones dispersas. y . ki-2: Un número limitado de procesos críticos y variables a cualquier escala permite describir problemas complejos. P2: Un número limitado de variables lentas son las determinantes criticas de la dinámica de los sistemas H-A. . es usualmente más bajo por unidad. H-A = Humano-Ambiental. los umbrales pueden cambiar con el tiempo. son dinámicos y co-adaptados. 2007). significa que el seguimiento de los cambios y sus funcionalidades es relativamente difícil y muy importante en las zonas secas. aun así la alta variabilidad significa una mayor incertidumbre en detectar los umbrales. la variabilidad causada por los factores biofísicos al igual que los mercados y las políticas. Cuadro 1. P3: Los umbrales de las variables claves definen los diferentes estados de los sistemas H-A. su significado en las zonas secas y sus implicaciones para la investigación. los costos de transacción de hacer esto son usualmente mayores. anidados y entrelazados a través de escalas múltiples. en donde el apoyo de las agencias externas es necesario. las conexiones entre las escalas son importantes. el manejo y la política ki-1: El entendimiento de la desertificación de las zonas secas y los asuntos de desarrollo requiere siempre de las consideraciones simultáneas de los promotores humanos y ecológicos y del reconocimiento que no hay un equilibrio estático “ deseado o buscado”. Principios del paradigma de desarrollo de las zonas secas. lo cual implica que los decisores deben usar el principio de precaución. etc.

Por falta de educación y conocimiento. y también puede aumentar la disponibilidad de crédito. con ésta. Para recuperar la sustentabilidad de este agro-ecosistema. contribuyendo entonces a la expansión de la frontera agrícola. Particularmente en los niños se detectó ya un retardo en el desarrollo físico y mental. Esto ocurre porque ellos mismos responden a factores de otras escalas: los mercados de Efectos sociales a corto plazo quinua. construimos el cuadro 2 que demuestra que las opciones. Los mismos mercados internacionales ocasionaron un cambio fundamental en la dieta de los productores de quinua. Después de unos años de ser expuesta al viento y escurrimiento. El crecimiento de la demanda global por la quinua afecta el precio y mercado local. Comparación preliminar de alternativas que podrían mejorar la sustentabilidad del agro ecosistema. Cambio en la sustentabilidad del agro ecosistema Poco a moderado Escala de los cambios necesarios Local Local Mínimo Podría reducir o au. los factores y los efectos mayores son los que se aplicarían para cambiar los incentivos a nivel nacional o internacional a través de cambios en las leyes o el mercado. su resistencia a más erosión. Cuadro 2. Los autores agradecerían mucho recibir otros documentos para mejorar lo conocido actual e históricamente. azúcar. un fenómeno difícil de corregir. con la perdida de dientes. este modelo enfatiza la importancia de los factores lentos como determinantes críticos del sistema de producción y. Esta secuencia de degradación no es porque los productores no tengan el conocimiento de otros sistemas de producción más sustentables. Porque las poblaciones de ganado están reducidas por la pérdida de forraje y mano de obra para manejarlos. Con esta perspectiva. se degrada la estructura del suelo y. Resultados y Discusión Se presenta un breve resumen de la revisión de información publicada. estos cambios en la dieta se ven reflejados en la salud. como producto de una mala nutrición. en este caso ocurre rápidamente. y su relación a la escala de un campo agrícola. Además. y disponibilidad de maquinaria. hay que tomar en cuenta la importancia de los factores externos. Aunque la pérdida de materia orgánica normalmente es una variable lenta. El modelo conceptual enfatiza la importancia de la retroalimentación entre factores humanos y ambientales. La erosión de los suelos y la pérdida de materia orgánica también tiene un aspecto de retroalimentación: con la perdida de materia orgánica. la gente prefiere venderla y aprovechar el consumo de otros productos como fideos. Aunque es imposible mostrar todos los factores. Gran parte de esta información fue publicada en documentos con poca circulación y no existe mucha información electrónica. de la degradación de los terrenos. y es abandonada. lo que hace más fácil mecanizar la producción en regiones todavía menos aptas. etc. Finalmente. la erosión disminuye la productividad Opción Diseños nuevos para arados Labranza mínima del suelo a través de pérdidas de materia orgánica que reduce su fertilidad.Moderado a alto del gobierno) ma del subsidio Leyes para no arar (multas) Negativo Moderado a alto Moderado a alto Reducción de la demanda Negativo global de la quínua? Otra solución técnica (actualmente desconocidas) . la tierra cruza el umbral de la productividad. Después de siglos de consumirla diariamente.Moderado mentar la producción a corto plazo Más trabajo Moderado Abonos orgánicos Local Nacional Nacional Internacional Local Subsidio para no arar (pagos Depende de la for. al fin. no hay tanto abono disponible para recuperar la fertilidad de los suelos. la colección y distribución del abono es restringida por la migración de productores desde el campo a los centros urbanos. Los resultados de esta revisión también están incluidos en los otros artículos de esta edición.

and J. F.. Maestre. 2002.J. Mortimore. Downing. R. Lambin. J. Identification. Risi C. Sevink. Science 316: 847-851. También. trade and globalization. especialmente los que asistieron a las visitas discusiones de grupo. Milton Villca Sánchez y Florencio Zambrana. Reinaldo Quispe T. 1996. La Paz. Impacto ambiental del uso actual de la tierra en el Altiplano Sur de Bolivia. J. M.J. Imeson. T. distribution and characteristics of erosion sensitive areas in three different central Andean geo-ecosystems. Higman. es una opción cada día más factible con el crecimiento del nivel de educación en la zona. Bolivia: Universidad Mayor de San Andrés. (editado por Reynolds. Liberman. Hellin. T. F. FAOSTAT Crop Production. H. J. F. Jaime Cossio. Pero se necesita más investigación que incluya los factores ma- yores que controlan los sistemas de producción al nivel nacional e internacional.F. Stafford Smith. D. Stafford Smith. y J. Sin el apoyo de LIDEMA y el liderazgo de Máximo Liberman. Italia. Ministerio de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de Bolivia. Asi como a los financiadores del proyecto “ARIDnet”: la National Science Foundation de Estados Unidos. Agradecimientos Agradecemos a todos los asistentes al taller ARIDnet: Juan Carlos Aroni. Annual Report 2001. R. M. Walker.org/site/567/DesktopDefault. A. Bolivia. Agradecemos también a Miguel Ayarza por la traducción del texto. Anno LXXX No.L. J.yD. D. Bibliografía CIP 2001.aspx?PageID=567 (revisada 19 Dic 2007). Entre ellos los diseños nuevos para arados.. Aunque fue imposible integrar todo el conocimiento y las perspectivas en este documento. como el PROINPA y el APROA-Q. Marcial Callisaya.M.F.403424 en Global Desertification: Do Humans Cause Deserts?. http://www. Semiarida y Subhumeda Seca de Bolivia. Quinua en Bolivia: Modelo Sistémico para el Análisis y Diagnostico de la Producción. Huber-Sannwald. Centro Internacional de la Papa. Instituto Agronomico per L Oltremare. Ministerio de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de Bolivia. 2003. es crítico seguir desarrollando alternativas económicas que aprovechan el patrimonio nacional sin perderlo. Dowlatabadi. ITDG Publishing and Latin American Bureau. 2003. Firence. Stafford Smith) Dahlem University Press. Juan Pablo Fuentes. Las soluciones que podrían tener un mayor efecto no son factibles por razones políticas. por lo menos. Máximo Liberman. y S. Sin embargo. Ayarza y B.asp (revisada 19 Dic 2007). Reynolds. sistemas de labranza mínima. no hubiera sido posible realizar el taller. Bolivia. Global desertification: building a science for dryland development. E. a corto plazo. Pacheco Zamorano. M. C. S. Mapa Preliminar de desertificación de Tierras: Región Árida. Artículo presentado a Memorias Primer Taller Internacional en Quinua: Recursos Genéticos y Sistemas de Produccción. Coppus. FAO 2007.org/publications/annual_reports/2001/06. H. Jiang. Herrick. E. 4: 509-538. Leemans. hay varias estrategias que podrían. 2001. El trabajo que ya están promoviendo organizaciones nacionales y locales. Di Agricultura Subtropicale e Tropicale. M.5 Conclusiones El problema de la sustentabilidad del agro del Altiplano sur de Bolivia es bastante complejo. http://faostat. Producción de quinua en el Altiplano sur de Bolivia. retardar la degradación de suelos en la zona. 2004. También. R. José García Flores.. Turner II. Arminda. Damiana Astudillo. B. su participación ha sido muy importante.T. y aplicación de abonos orgánicos. agradecemos las contribuciones de los productores de la zona.E. Batterbury. Proyecto Quinua CIP-DANIDA: La Paz. Feeding the market: South American farmers.P.E.1986. Luis Alberto Lavadenz Requena. La Paz. Lynam. Genaro Aroni. Fernandez. 256pp. Reynolds.cipotato. J. aunque tiene sus propios desafíos. PP. 2007. La industria turística. Rev. M. Desertification: a new paradigm for an old problem. Jenny Gruenberger.fao.. . son actividades muy saludables. Catena 51:315-328.

 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Cultivo de quinua en Salinas de Garci Mendoza Cultivo de quinua en las proximidades del cerro Thunupa .

7 Panoja con granos de quinua Parva de quinua en proceso de secado .

Todo ello está orientado a mantener la productividad de suelos que permita proporcionar a las plantas los nutrientes necesarios. establecidas en las normas de producción de quinua biológica elaboradas por la Agencia Boliviana de Certificación (BOLICERT) en octubre de 1996. % 2002) en los mercados de los países desarrollados.8 EL CULTIVO DE LA QUINUA ORGÁNICA en Oruro y Potosí Investigador. desechos orgánicos. rocas minerales y aspectos de control biológico de plagas. pero deberán adaptarse tecnologías más amigables con el medio de manera que la producción sea sostenible. cultivos de leguminosas. En general estas normas detallan una serie de definiciones. La condición principal para el acceso al mercado es la certificación según normas del mercado de destino. lo que resulta en mejores precios para los productores. A mediano plazo. 2001 la agricultura orgánica se ha definido como “un sistema de producción que evita o excluye de manera amplia el uso de fertilizantes sintéticos o pesticidas. reguladores de crecimiento. Por el tiempo necesario para pasar la transición de la producción convencional a la agricultura orgánica certificada y por los costos adicionales ligados a la inspección y los riesgos de implementar la nueva tecnología. que incluyen el principio de labranza mínima o labranza tradicional en la reparación de tierras y de siembra para proteger la superficie contra la erosión y la . sobre la agricultura orgánica. enfermedades y malas hierbas. 2001 (citando a Aroni & Cossio. experto en recursos naturales S Máximo Liberman egún García. se espera que la participación de orgánicos certificados será de un 10 (MDSR. estiércol. Los campesinos empleaban estiércol de caméli- dos para abonar los campos de cultivos y utilizaban sistemas de rotación tradicional de cultivos en diferentes ecosistemas de la zona altiplánica de Oruro y Potosí. Para la producción de quinua orgánica se requiere que el agricultor siga con estrictas medidas de producción. la oferta de quinua certificada no alcanza para abastecer los mercados internacionales. En las áreas agrícolas se seguirá utilizando el tractor y sus implementos. Mecanización del cultivo de la quinua Foto: Máximo Liberman Es evidente que no se podrá retornar al pasado para la roturación manual o con arado egipcio de los campos de cultivo. Hasta antes de la aparición de fertilizantes y pesticidas sintéticos. sobrepasan las normales). la agricultura era del tipo orgánica o tradicional. uso de sub-productos agrícolas. según Tapia & Aroni. con un alza continua desde hace varios años con tasas de crecimiento entre 10 y 40 al % año (tasas que. 1995). los sistemas de agricultura orgánica se basan en la rotación de cultivos. generalmente saturado. En la región de Salinas de Garci Mendoza en el Altiplano sur de Bolivia. y a que se puedan controlar las plagas. Hasta donde es posible. Hay actualmente una demanda de grandes cadenas de supermercados en integrar líneas orgánicas en su oferta. especialmente en el mercado de alimentos. 1993 citado por Tapia & Aroni. en los últimos años se ha producido un importante crecimiento de la siembra de los alimentos orgánicos. y también aditivos en henos y concentrados”. las medidas de conservación de suelos que se deben aplicar. características de los suelos o tierras donde está permitido el cultivo ecológico.

procesamiento. estos se concentran en un solo tipo de cultivo agrícola para tener un acceso a los mercados nacionales e internacionales. El desarrollo de los servicios de certificación y de consultoría especializada en Bolivia sobre los aspectos de certificación de quinua producida orgánicamente son importantes para asegurar el acceso a mercados internacionales con adecuadas normas ambientales y sociales. con la finalidad de coadyuvar en el desarrollo de la Agricultura Ecológica. Entre las plagas se tiene la presencia de los Ticona (Spodoptera sp. la forma de cosechar y acopiar los granos. producción. La producción de quinua orgánica fue el resultado de la expansión del cultivo de las laderas de las montañas hacia una agricultura semi-intensiva en las planicies donde podían trabajar los tractores. Es el caso de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (ANAPQUI). con registro legal. ofrecen servicios competitivos y más accesibles que hace unos años. el manejo del cultivo frente a especies invasoras. fundada el 16 de febrero de 1996. la distancia mínima entre cultivos ecológicos y convencionales que impida la contaminación de la quinua ecológica. y Feltia . Los campos de cultivo orgánico a utilizarse no deben haber tenido ninguna fertilización química comprobada los últimos 3 a 5 años. Las certificadoras de productos orgánicos en Bolivia juegan un rol muy importante en la comercialización y exportación de productos a mercados importantes. Con este fin se inició el proceso de certificación con la empresa Natur Land de Suiza. La demanda de los mercados internacionales de quinua producida orgánicamente determinó que la Asociación Nacional de Productores de Quinua (ANAPQUI) se organice para promover entre sus asociados la quinua orgánica para compradores del extranjero. Las tendencias de armonización de las normas ambientales en los mercados internacionales y las sinergias entre la certificación orgánica y la certificación de manejo sostenible. 1986). capacitación y asistencia técnica a nivel nacional así como una representación en el ámbito internacional en el marco de la INFOAM. pero luego fueron contraproducentes. El trabajo se basa en compatibilizar los estándares internacionales con la calidad del producto nacional que debe cumplir con los requisitos y normas exigidos por los mercados internacionales. 2001). Bolicert es una sociedad civil sin fines de lucro. asistencia técnica. Ecocert. Estos pesticidas fueron al inicio beneficiosos para la producción. monocultivo de la quinua y la utilización indiscriminada de insecticidas. Bolicert es la Asociación Boliviana de Certificación. La roturación de los suelos puede tener una preparación mecanizada con una aplicación de estiércol en niveles de 5 a 8 toneladas métricas por hectárea. 2001). Ocia y QAI (Tapia & Aroni. Una gran cantidad de cooperativas a su vez se han agrupado en la Asociación de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB) que es una organización de segundo piso que ofrece servicios de promoción. recolección y transformación vegetal) sujeto a normas de producción ecológica. La única actividad que desempeña Bolicert es el Control y Certificación de Productos Orgánicos (producción. como el uso excesivo de maquinaria agrícola. los tipos de abonos o fertilizantes orgánicos o minerales que deben emplearse. derechos y obligaciones regulados por la Ley boliviana. Actualmente Bolicert cuenta con la acreditación de la Federación Internacional del Movimiento de Agricultura Orgánica (INFOAM) y el reconocimiento de la Unión Europea (UE). preparación y comercialización de productos agrícolas orgánicos y/o ecológicos. Copitarsia sp. degradación. Destaca también un conjunto de cooperativas de pequeños productores en el ámbito de la agricultura orgánica. 2001). Manejo Integrado de plagas Cada año se puede observar incrementos graduales en la incidencia de las plagas en el cultivo de la quinua. mediante la certificación de productos ecológicos. embalado y etiquetado para evitar mezclas con quinua no producida bajo norma ecológica. Con el tiempo.. Estas ofrecen la inspección y certificación orgánica a la producción. tanto para los pequeños productores como para empresas nacionales. la forma en que debe ser envasado. Este abono debe estar adecuadamente descompuesto (Tapia & Aroni. el tipo de semilla proveniente de parcelas ecológicas y de variedades seleccionadas localmente que deben utilizarse. una de las principales Certificadoras que trabaja con la quinua. elaboración. el monocultivo de la quinua determinó la proliferación de plagas de lepidópteros a los cuales se aplicaron indiscriminadamente biocidas clorados y fosforados (Liberman. enfermedades y plagas de insectos. afectando los rendimientos con bajas en la producción y el deterioro de los ecosistemas del Altiplano sur (Tapia & Aroni. para aprovechar los efectos de escala en la compra de insumos. financiamiento y comercialización. luego con Bolicert. A continuación se presenta un resumen de los antecedentes de Bolicert. esto como consecuencia de variados factores.

Las respuestas a las aplicaciones de las diferentes dosis de extractos naturales indican que existe un efecto gradual en el control de las plagas de la quinua. & Zanabria. haciendo que la población de insectos de plagas. Salinas de Garci Mendoza y valles de Potosí para el control de las plagas de la quinua mostraron efectos positivos. regenerarse sin ningún tipo de obstáculo. como el ambush y el baytroid. lo que hace que los insectos dañinos puedan. los que han demostrado ser más específicos en el control de plagas y me- nos perjudiciales para insectos benéficos. Un conjunto de exitosas experiencias llevadas a cabo con extractos naturales de plantas que crecen en la región de Uyuni. Con la aplicación de pesticidas a base de compuestos orgánicos naturales se logra la sobrevivencia de los controladores biológicos. 1979. KconaKcona (Eurysacca melanocampta) gusano moledor de grano (Arequipa. el gusano cortador y moledor de grano puede disminuir hasta en un 40 en la producción % de quinua (Arequipa. es así que en la región sur del altiplano. Para hacer frente al uso indiscriminado de pesticidas por parte de los agricultores el proyecto PROQUIPO iniciaron en 1993 un conjunto de actividades para establecer el manejo integrado de plagas por medio de la validación de insecticidas piretroides. 1986. 1986 indicaba que las plagas de insectos pueden afectar incluso hasta el 100 de la pro% ducción. además se evita el desarrollo de re- sistencia y la explosión de plagas secundarias. Chachacoma (Escallonia resinosa) árbol que se desarrolla en quebradas húmedas de valles.) que son insectos cortadores y defoliadores de las hojas. llegando a niveles mayores de los que se tenía antes de su control. En los experimentos se utilizó extractos (aceites esenciales) de la Uma Thola (Parastrephia lucida) arbusto resinoso y Ñak´a Thola (Baccharis incarum) arbusto resinoso. 1996). 1986). Los insectos benéficos al eliminar las plagas reciben más veneno y mueren con dosis que a los otros no los afectan. Estas plagas son consideradas como claves. Ortiz. porque las plagas llegaron a crear resistencia y tolerar los insecticidas a niveles muy elevados.20 sp. Para combatir las plagas los campesinos han venido utilizando plaguicidas o pesticidas sintéticos que contaminan los suelos y cosechas. Una de las mayores desventajas de los pesticidas químicos es su poca selectividad ya que destruyen tanto a los insectos dañinos como a los insectos benéficos. otros insectos secundarios o potenciales que no estaban en su control. en segundo plano Dunas Foto: Máximo Liberman . pueden ir aumentando después del tratamiento con los pesticidas y llegar a niveles de daño económico mayor. La razón de que los insectos benéficos sean menos capaces de regenerarse que los dañinos es que son afectados más seriamente por los pesticidas que por las plagas mismas. El extracto de la Ñak´a Thola tu- Cultivo de quinua en la provincia Ladislao Cabrera. 1998). porque constituyen un factor importante en la disminución de la producción de grano de quinua. además no causan efectos sobre los insectos benéficos. Muña (Satureja parvifolia) arbusto aromático semicaducifolio de laderas húmedas del Altiplano y la Muña Negra (Hedeoma mandoniana). de baja toxicidad. Una ventaja de estos extractos es que no tienen efectos residuales ya que no permanecen por un tiempo prolongado en la quinua. molle (Schinus molle) árbol perennifolio. Frente a la metodología de la agricultura moderna. por ser productos biodegradables. contribuyendo de esta manera al incremento del control biológico de las plagas. citados por Liberman. después de cierto tiempo. Al mismo tiempo. 1998. La aplicación frecuente de pesticidas extermina los enemigos naturales de las plagas. en los últimos tiempos se propone el uso de insecticidas vegetales degradables. Zanabria. que tornan imposible su control. Tal ha sido la toxicidad del medio que se ha llegado incluso a contaminar al ser humano. Liberman. El excesivo uso de pesticidas ocasionó resultados indeseables. puedan recuperarse rápidamente. De igual manera la utilización de insecticidas biológicos como el báculo – virus y el dipel (Bacilus thuringiensis) es significativo (Risi Carbone. fauna silvestre y otros organismos benéficos.

y V. J. Una de las ventajas de estos pesticidas naturales es que son biodegradables ya que sus principios activos no son acumulables en la cadena trófica. FAO – Universidad Nacional del Altiplano. pero se obtiene beneficio neto ya que el costo de la quinua biológica es un 10 a 15 % mayor al costo de la quinua convencional. A. Saravia 2001a.C. Risi Carbone. Santiago de Chile. Europa y Japón. de tal forma que Bolivia esté en condiciones de ofrecer una quinua orgánica sin residuos químicos. FAO – Universidad Nacional del Altiplano.. y R. Eds. . Campesinos de la región de Salinas de Garci Mendoza que siguen el proceso de certificación indican que compran preparados de insecticidas orgánicos de la Universidad de San Simón de Cochabamba cuya base es el Pyrethrum (Chrysanthemun cinerariaefolium). En: Quinua cultivo ancestral andino. comparando con los demás extractos utilizados en la producción de la quinua biológica. alimento del presente y del futuro. es la dinámica de crecimiento en este mercado la que lo hace tan atractivo para la industria alimenticia y sus proveedores de ingredientes. 1996. El consumo de alimentos orgánicos certificados está teniendo un incremento continuo en los países industrializados. Puno. J. Centro Internacional de la Papa. Potosí. Saravia 2001b. Vol 1: Diagnósticos.2 vo una eficiencia de un 94. Aunque el monto total de consumo parece todavía marginal – en el promedio de los países industrializados no pasa del 1 % del consumo de alimentos–. Puno. Puno. La producción orgánica de quinua en los departamentos de Oruro y Potosí constituye una alternativa viable y ecológicamente sostenible para pequeños productores. A. FAO – Universidad Nacional del Altiplano. Izquierdo.FUNDECO. 165pp. se estima que para el año 2000 se consumieron unos 20 millones de dólares en los mercados de Estados Unidos. 1998 . 1. Campesinos indican que es efectivo contra las orugas de los lepidópteros plagas en la región.. Agronomía del cultivo de quinua. GTZ. 57-69. Gutierrez. En: Mem. además que la quinua orgánica tiene un mercado asegurado. J. Patacamaya 9-11 Nov.C. Centro Internacional de la Papa. J. En: Quinua cultivo ancestral andino. Las condiciones de fragilidad y limitantes climáticos de los ecosistemas altiplánicos determinan que se debe incentivar la agricultura orgánica que es más amigable con el ambiente. Agricoltura Tropicale e Sub tropicale. COSUDE. 1986 “Impacto ambiental de la transferencia de tecnologías agrícolas. La Paz . y Marathee y R. Rev. C.Evaluación de parasitoides para el control biológico de la polilla de la quinua. Santiago de Chile. Esta quinua orgánica o biológica tiene un precio en el mercado internacional más elevado que la quinua convencional. Centro Internacional de la Papa. M. en el Altiplano de Bolivia”. PROQUIPO – FDC – UE. En: Quinua cultivo ancestral andino alimento del presente y del futuro. El piretro es un insecticida que se extrae de las flores que contienen una sustancia activa la Pyretrina (hasta un 23 ). Cap. 1: 1-19. Tapia. – Costos de producción de la quinua. Programa quinua Potosí. Bolivia. Liberman. Firenze. SENASAG. A. 2001. Origen y descripción de la quinua.. La Paz 56-59 pp. Instituto de Ecología. El piretro es un veneno de contacto que actúa como insecticida. 1995. por lo tanto no provocan la evolución rápida de resistencia y finalmente son fáciles de obtener o producir ya que con tecnologías sencillas se pueden extraer de las plantas. Morales de. Cap.Bolivia. Según MDSP (2002). alimento del presente y del futuro. El extracto de la Muña Negra es la que mejores respuestas económicas ha proporcionado. Mujica. Evaluación del proceso de generación y transferencia de tecnología de la quinua y propuestas alternativas a futuro. Anno LXXX No. repelente y produce rechazo a la ingestión de hojas.4 a % las 72 horas de aplicación a los cultivos atacados por las Ticonas. Diagnóstico de biocomercio en Bolívia. Se observó que los costos de producción de los extractos naturales es once veces mayor que el costo del testigo químico para un campo de cultivo de una hectárea. Cahuana. Santiago de Chile. 33p. 1994. MDSPS 2002. Bibliografía Aroni. y Aroni. son selectivos sobre los insectos plagas masticadores o chupadores. En: Experiencias en el control biológico de plagas agrícolas. Tecnología del cultivo orgánico del quinua. Seminario sobre investigación de la quinua. M. la que es extraída por pulve% rización y se aplica en los campos de cultivo de quinua.B. En el mercado internacional actualmente hay una demanda de quinua producida orgánicamente por lo tanto existe la necesidad de obtener productos naturales para el control de plagas y enfermedades. Mujica. Churquina.UNCTAD-SECO. su acción es letal sobre las poblaciones de plagas. 4: 509 538.

22 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Cultivo de quinua Cosechando panojas de quinua .

2 Desgranando la quinua Pisando las panojas para separar los granos de quinua Pisando la quinua .

2 Limpiando la quinua Granos de quinua para consumo humano .

el primer exportador mundial de este pseudo-cereal con propiedades nutricionales excepcionales. www. Marco ChevarrÍa Lazo. de gigantes comerciales en América del Norte.fr/equeco l ingreso. estudios territoriales y encuestas socioeconómicas. de negociación de los conflictos y de prospectiva. por los mismos actores.enfoque sistémico e interdisciplinariedad: las dinámicas que operan a nivel de las tierras. A más de 3. En el plano conceptual. se revisan las nociones transdisciplinarias de incertidumbre y de cambio. Gilles Rivière. Las asociaciones. los puntos fuertes del programa son los siguientes: . Específicamente.colaboración entre investigación y acción: definidas y La quinua en el Altiplano sur: un desarrollo exitoso que incluye perspectivas problemáticas conducidas de una manera participativa con los actores del desarrollo local. el programa franco-boliviano de investigación EQUECO (Emergencia de la Quinua en el Comercio Mundial) analiza las relaciones entre la expansión reciente del cultivo de la quinua y las dinámicas de desarrollo local impulsadas por el mercado internacional. . Jean-François Tourrand. Ellos han innovado y se han organizado para difundir su producción certificada “agricultura biológica” y “Quinua Real” en las redes del comercio solidario y.ird. Pablo Laguna. François Léger. proyecto “ANR-06-PADD-011. región semidesértica donde las heladas reinan más de 250 días al año. Movilizando ciencias humanas y biofísicas ademas de conocimientos locales. Europa y Japón. Francia. CECAOT. Muriel Tichit. En 15 años han hecho de la región del Salar de Uyuni. Para ello. Serge Rambal. VSF-CICDA (Agrónomos y Veterinarios sin Frontera).fr . Richard Joffre.25 EL ÉXITO DE LA QUINUA EN EL COMERCIO MUNDIAL: una oportunidad para investigar la sostenibilidad socio ecológica en el Altiplano sur de Bolivia IRD-UR060/CNRS-UMR5175. En el plano operativo. El programa recibe el apoyo financiero de la “ANR: Agence Nationale de la Recherche – Agencia Francesa para la Investigación” con el programa “Agriculture et Développement Durable – Agricultura y Desarrollo Sostenible”.800 m de altura y sin acceso directo a los puertos marítimos. el programa EQUECO pretende también responder a los desafíos del diálogo de los conocimientos y de la apropiación de la innovación. fundaciones y ONG colaboradoras en Bolivia son: CADEQUIR. Jean Vacher. A la vez herederos de prác- 1 Los investigadores permanentes del programa son: Pierre Bommel. Fundación AUTAPO. dos componentes estrechamente ligados en los sistemas agrarios tradicionales de los Andes y recientemente deteriorados por el modelo de de- E Thierry WINKEL sarrollo productivista. Jean Bourliaud. EQUECO”. En una investigación interdisciplinaria orientada hacia la acción. Pierre Gasselin. las investigaciones tienen como objetivo la apropiación de instrumentos de evaluación de los modos de manejo de las innovaciones. observaciones participativas. de vulnerabilidad y de adaptabilidad de los sistemas complejos. Manuela Vieira Pak. los productores de quinua del Altiplano boliviano no viven aislados del resto del mundo. de las explotaciones. . más recientemente. Consorcio Lípez. Anaïs Vassas. en apariencia exitoso. thierry. por una parte: disciplinas biofísicas y socioeconómicas. se examina cómo la noción de desarrollo sostenible puede permitir a los actores locales concebir nuevos juegos de normas negociadas para un manejo más seguro y más justo de sus recursos naturales y de sus relaciones con el mercado internacional.winkel@ird. Centro INTI. de las comunidades y de la cadena comercial son analizadas y modeladas asimilando experimentaciones de campo. Para ello. F-34293 Montpellier cedex 5. de la quinua en el comercio mundial plantea el problema de la sostenibilidad de la agricultura en el frágil contexto ecológico y social del Altiplano sur de Bolivia. Geneviève Cortes. el enfoque integrado de los sistemas y el modelamiento participativo son los nuevos elementos metodológicos alrededor de los cuales vienen a articularse. y por la otra: investigación y acción para el desarrollo. las investigaciones se dirigen principalmente a dos temas: el mejoramiento de los servicios del agro ecosistema y la renovación de las formas de gestión territorial.

Cultivo de quinua sobre suelos arenosos Foto: Máximo Liberman A estas mutaciones relacionadas a la actividad local se une la del cambio climático. esta vez vinculada a las actividades humanas globales. estas transformaciones recientes empiezan también a ocasionar una serie de problemas nuevos: conflictos de uso con la ganadería y conflictos territoriales entre comunidades. Pero hace falta informaciones elementales para orientar las alternativas que se imponen. ofrecen un ejemplo perfecto de las relaciones complejas entre agricultura y globalización en un país en desarrollo. ahondamiento de las desigualdades sociales y marginalización de los sistemas tradicionales de manejo colectivo de las tierras. y si bien el trabajo agrícola fue aligerado por la mecanización. y hoy en día la improvisación es la regla. a veces brutalmente. de los consejeros en desarrollo y de los responsables públicos: −en primer lugar. Pero también provoca el retorno de numerosos migrantes y crea nuevas diferenciaciones acentuando la presión sobre los recursos naturales y amenazando la sostenibilidad agrícola. implementando instancias técnicas de apoyo a la producción de quinua. ¿cómo responder a la necesidad de un enfoque interdisciplinario de los cambios en curso. Todas estas mutaciones ponen en juego. y actores que aprovechan la mundialización de los intercambios. erosión de los suelos. si bien las superficies cultivadas han aumentado por la expansión de los cultivos hacia las llanuras tradicionalmente dejadas para la ganadería.2 ticas de producción milenarias. En efecto. las bases sociales y económicas de la sostenibilidad del sistema. uniformidad de la producción. emergencia de lógicas sectoriales incluso individualistas. alertados por los consejeros en desarrollo y por la disminución de los rendimientos. el recalentamiento climático se manifiesta en las regiones andinas con una agudeza más fuerte que en otras partes por la posición intertropical y la altura. las instituciones públicas intentan volver a invertir el terreno después de decenios de ausencia. el cambio climático global acentúa las incertidumbres que pesan sobre el rendimiento de las actividades agropecuarias. Una toma de conciencia empieza a darse entre algunos productores. Conjugado a los cambios socioeconómicos. sabiendo . nutriendo una peligrosa carrera hacia adelante. Este análisis preliminar de los desafíos vinculados al desarrollo sostenible del cultivo de la quinua en el Sur boliviano hace surgir dos preguntas importantes que hay que resolver para que la sostenibilidad pueda afianzarse en la acción de los agricultores. también transforma los modos de uso de las tierras. Por su lado. finalmente dependencia acrecentada frente al comercio internacional. En efecto. Su éxito evita a miles de familias de pequeños productores el éxodo definitivo hacia las ciudades o los países extranjeros. Agregándose al carácter imprevisible de un clima de montaña afectado por las oscilaciones de El Niño.

y la elaboración de soluciones prácticas para remplazar o preservar algunos de estos servicios. al mismo tiempo que su impacto sobre la estructura y los servicios de los sistemas ecológicos. cada una por separado. basados tanto en la flexibilidad de las normas de manejo y el aprendizaje social como en la implicación de actores económicos cada vez más distantes. las influencias ligadas a las migraciones. consejeros y productores.fr/equeco . para el manejo de los recursos. y responder así al cambio de una manera sostenible al mismo tiempo para el ecosistema y para la sociedad. viabilidad económica y equidad social? En este marco. de la visión del futuro deseado por las sociedades. Las sostenibilidades: la importancia de una perspectiva cultural En el contexto inédito de la mundialización. Las nociones de precaución y de irreversibilidad se vuelven centrales para conceptualizar sistemas dinámicos sometidos a retroalimentaciones complejas. para lograr los objetivos de sostenibilidad ecológica. las innovaciones a desarrollar frente a lo imprevisto deberán recurrir a la creatividad de los actores del desarrollo y de 2 y otros más disponibles en la página web del programa: www. y también de los umbrales por los cuales una perturbación incluso limitada conduce a veces a efectos imprevisibles. y la renovación de las formas de uso de los recursos naturales aparecen como grandes desafíos que la noción de sostenibilidad viene a estructurar al mismo tiempo en el plano teórico de la investigación interdisciplinaria y en el de la acción para el desarrollo. Por otro lado. en efecto. los poderes emergentes y los conflictos de interés que provocan son puntos clave para comprender los riesgos de la imprevisibilidad. Los principios de cooperación y de diversificación son puestos en duda por modelos contra-intuitivos que recalcan la importancia. Por lo tanto. social o económica de estos cambios no pueden abarcar. la integración de las dimensiones sociales y medioambientales propias de las transformaciones en curso. sitúan la sostenibilidad en un terreno transdisciplinario. Si bien la noción de desarrollo sostenible ha nacido de las inquietudes frente al impacto ecológico de las actividades humanas. deben buscarse modelos originales. la sostenibilidad de los sistemas socio ecológicos depende de su dinámica pasada y actual. La sostenibilidad socio ecológica: ¿un concepto útil para la producción de quinua? La sostenibilidad: conciliar naturaleza y sociedad La agricultura. deben recurrir a los actores del desarrollo: responsables políticos. Por lo tanto. Estos umbrales de riesgo combinados con indicadores sociales y agroecológicos pueden servir para el diagnóstico medioambiental. observados. el desarrollo sostenible debe ser examinado ante todo como una construcción social. o para la certificación ecológica.27 que las percepciones biofísica. En el plano de los procesos. Los riesgos naturales o socioeconómicos mantienen una imprevisibilidad inicial para las estrategias frecuentemente basadas en un manejo colectivo de los recursos y una diversificación de las actividades. es indispensable un análisis integrado de estos sistemas llamados “socioecológicos” para representar mejor los desafíos comunes y los impactos posibles. la complejidad de las interacciones entre naturaleza y sociedad en juego en la región? −luego. los procesos de coevolución que interponen sociedades y medio ambiente y determinan sus trayectorias. en el contexto actual. y a veces de los conflictos. Por lo tanto. está directamente concernida por los desafíos de la sostenibilidad. la productividad agrí- cola. del control sobre el nivel de complejidad de las respuestas que hay que aportar. Es posible predecir luego la evolución y el impacto sobre la fertilidad de los suelos. transformando espacios considerables para responder a las necesidades primarias de las poblaciones. la identificación de los grupos sociales causas o víctimas de la degradación de los servicios ecológicos. Las estrategias locales están actualmente afectadas por la complejidad que se desprende tanto de las mutaciones técnicas y sociales como de la mundialización acelerada de los intercambios. la equidad en el acceso a los recursos y la cohesión social. ya sea que esté ligada al clima o al mercado. Es signo. Otro aspecto esencial para la identificación de los obstáculos en la sostenibilidad agrícola concierne la noción de riesgo. ¿cómo renovar las formas concertadas de manejo territorial en el nuevo contexto de la mundialización de los intercambios comerciales.ird. Por otra parte. la vulnerabilidad socioeconómica. y por lo tanto del comportamiento de los grupos humanos en un mundo de coacciones y de incertidum- bre. El análisis de la dinámica espacio-temporal del uso de las tierras puede hacer resaltar las condiciones biofísicas y los modos de manejo al principio de los cambios. Puede ser útil considerar aquí la evolución de los saberes y de las normas sociales relativas al riesgo.

estos trabajos constituyen un intento para integrar la incertidumbre en un mo- do constructivista (“pensando en situaciones posibles más que en teorías predictivas”) y dar un espacio a los saberes locales tanto como al peritaje convencional. modelos de decisión. Los dos artículos a continuación presentan resultados preliminares obtenidos después de un año y medio del inicio del programa que se prolongará hasta finales del 2009.) si se desea que el enfoque participativo dé frutos y no sea una simple aplicación “top-down” de la opinión y de las competencias de los investigadores. buscando conceptos e instrumentos que sean integradores y capaces de crear verdaderas sinergias y no una mera yuxtaposición de los conocimientos. nuestros trabajos se interesan en las conexiones entre disciplinas más que en sus contenidos respectivos. Una contribución científica original La sostenibilidad agrícola en países como Bolivia confrontados a mutaciones rápidas y muy fuera del control local está marcada por una complejidad que llama a una verdadera interdisciplinariedad.fr/equeco / Productores de quinua de la región de Llica. Aferrados paralelamente a una lógica de investigación-acción. asesores técnicos e investigadores: actores involucrados en el programa de investigación y acción EQUECO (dic. y a experimentaciones de campo y análisis de imágenes satelitales para la parte agroecológica. El anterior diagnóstico permitirá entender mejor las condiciones.28 los investigadores. Estos resultados ilustran un diagnóstico socio territorial de la región del Salar de Uyuni en base a entrevistas en los entornos locales y familiares para la parte social. y luego poniendo sus conocimientos a prueba de los saberes locales. Estas representaciones locales pueden ser útiles para orientar el desarrollo de los nuevos instrumentos propuestos por la investigación (sistemas de información georeferenciada. La elaboración conjunta de nuevas herramientas contribuye a los aprendizajes sociales.ird. Para ello. pero también podrán sacar partido de los saberes tradicionales. todavía ampliamente ignorados por la ciencia formal. Las representaciones del mundo elaboradas por las poblaciones locales determinan sus estrategias de manejo de los recursos naturales. y alimentar así un diálogo con los actores locales para renovar el manejo de sus recursos naturales en un contexto de fuertes cambios socio ecológicos. 2006) . etc. Pero pocos ejemplos pueden ser citados sobre la manera en que estos saberes y estas representaciones pueden convertirse en las fuentes de una sostenibilidad innovadora en un medio ambiente cambiante. forzándoles primero a una verdadera confrontación interdisciplinaria. Foto: www. al mismo tiempo que contribuye con un modo reflexivo de los investigadores sobre su propia actividad. el alcance y los límites de las diferentes opciones socioeconómicas y agronómicas.

2 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Cultivo de quinua sembrado manualmente Cultivo de quinua a orillas del Salar de Uyuni .

0 Erosión eolica de un campo de quinua abandonado Cosechando quinua en las proximidades del cerro Thunupa .

manuelka79@hotmail. Mapa de localización de los municipios (Chenopodium quinoa de la zona de investigación Willd. nos centraremos en las ecológicas. basado principalmente en el cultivo de quinua MAPA 1. en relación al futuro En varios municipios de los deparContexto En el ambiente frágil del Altiplano de la población y los recursos natu. Proyecto Equeco Jean-Rémi Duprat Asistente Técnico CNRS-UMR 5175. Francia.1). En la actualidad.incremento actual de la vulnerabi. heladas localizadas. las prácticas de intervención y su historia. Francia. la cual es culcipitaciones.tamentos de Oruro y Potosí (mapa sur. EL AUGE DE LA QUINUA: cambios y perspectivas desde una visión social Montpellier 3.com Manuela Vieira Pak Doctorante IRD-CIRAD. El paisaje es la memoria de la interacción entre el hombre. existe una lidad ecológica del ecosistema del diferentes características socio población que interactúa con los Altiplano. permanencias.) y la cría de llamas y ovejas. Su lectura permite entender la organización de estas interacciones. Algunas se encuentran recursos de su territorio a través de transformaciones que se han dado lejos o cerca del salar y están condila implementación de un sistema a lo largo del tiempo y no en las cionadas por su situación topográfica (pampa. si realizamos una lectura del paisaje del Altiplano sur. Teniendo en cuenta que exis. cerro o mixtas) y su de producción complementario. Estos nos generan varias preguntas sobre los factores que han llevado a estas transformaciones y sobre cuál podría ser su evolución 1 Quinua real: complejo de ecotipos de quinua de gran tamaño de grano producidos en el Altiplano sur de Bolivia . bajas temperaturas y pre. nos damos cuenta que se han presentado cambios muy profundos en el uso del territorio. y que nuestro principal interés es el tivada alrededor del salar de Uyuni alta radiación solar y tempora. en el tiempo.en varias comunidades que poseen das de fuertes vientos. Francia Anaïs Vassas Doctorante CNRS-Universidad Proyecto Equeco. caracterizado por su elevada rales. su cultura y el ambiente. hoy en día se produce la quinua altitud.ten diferencias dentro de la región real1 para exportación.

frente a cerro abandonado. las interacciones y los actores que condicionan la sostenibilidad del sistema de producción agropecuaria. junto a nuevas casas techadas de calamina. con microclimas diversos. ahora está expandido fuertemente en las comunidades. Altiplano Sur. FOTO 2. los suelos acumulen agua para el próximo cultivo en septiembre. pastizales y bofedales4 con rebaños de llamas y ovejas. Esta diversidad de situaciones. no es extraño cruzarnos con pueblos “fantasmas” como también con pueblos de casas abandonadas sin techo. En las faldas de las montañas se observan grandes parcelas de quinua de varios colores y parcelas en descanso. Dentro del marco de la investigación del proyecto EQUECO. medios de comunicación. electricidad. si hacemos un recorrido por esta zona en el periodo de verano. para que su sistema sea viable a nivel ambiental. Tholar frente a una pampa cultivada de quinua. 2007. aparecen canchones6 abandonados recubiertos de vegetación. como también cultivos de poca densidad. ahora se realiza en la pampa y que mientras que antes se realizaba en pequeñas superficies. ¿Qué nos cuenta el paisaje? De manera general. pequeños rebaños de llamas. nativa del Altiplano 4Bofedal o vega: formación vegetal típica de zonas húmedas dominada por gramíneas 5Poroma: espacio de vegetación natural de potencial uso agrícola 6Canchón: espacio de uso agrícola delimitado por un cerco físico . en la pampa. en medio de una tendencia general de explotación de los recursos naturales para la producción de la quinua. es posible afirmar que los cambios que observamos se dieron a partir de dos grandes eventos: la llegada gradual de la mecanización a la región a partir 2Barbechar: arar la tierra para el cultivo 3Tholar: formación vegetal de tipo arbustiva. Altiplano Sur. Hay presencia de parcelas de quinua de gran tamaño y homogéneas. Tomada por Anaïs Vassas.2 superficie. Vestigio de thola. Durante el camino. cultivo de quinua en pampa. 2007. como de diversos niveles de acceso a los recursos básicos (educación. Tomada por Anaïs Vassas. para que durante la época de lluvia. cultivos de FOTO 1. hace que los productores adopten diferentes estrategias. Si miramos hacia la montaña. agua potable. Estas observaciones nos hacen pensar que el cultivo de quinua que anteriormente se encontraba en la montaña. en el intento de entender los factores. de menor tamaño. utilizando la mecanización sobre nuevas tierras barbechadas que antes eran pastizales y tholares. entre otros). hortalizas bajo riego y cultivos de papa en pequeña extensión. se observan grandes extensiones de quinua. económico y social. Tractores barbechan las poromas5. a mayor o menor proximidad de los centros poblados y fronteras. tierras recién barbechadas2 y descubiertas que se combinan con la presencia de tholares3.

acceso a educación y salud. en el sistema de producción tradicional y la configuración de los actores en torno a la producción. Estas rupturas han generado paulatinamente cambios importantes a nivel paisajístico. el hecho de tener una demanda exponencial de un mercado de quinua. de los años setenta y el aumento exponencial de la demanda internacional de la quinua. tanto en zonas tradicionalmente productoras de quinua. erosión de los suelos con pérdida de fertilidad y del banco de semillas. mejores condiciones de vida y aumento de ingresos económicos. Estas actividades eran realizadas por familias que siempre habían sido pluriactivas y practicaban la migración por las difíciles condiciones ambientales del Altiplano. y la homogeneización de la pampa a un monocultivo de quinua (imagen 1). que además de retornar para las festividades y visita a los familiares. CNRS – UMR 5175. Esta nueva situación de auge de la quinua permitió el regreso y el fortalecimiento de las relaciones entre los migrantes y los permanentes en las comunidades. Igualmente. y gracias a las fuentes de trabajo generadas por las minas y las grandes ciudades de Bolivia y países limítrofes como Chile y Argentina. volvieron para cultivar la quinua y obtener ingresos complementarios a sus actividades fuera de la comunidad. Esto dentro de un contexto social que integró y se apropió de la nueva situación. La posibilidad de mecanizar la pampa permite invertir menos mano de obra en la producción agrícola y. En este contexto es posible cultivar sin necesariamente estar presente a lo largo IMAGEN 1. en una comunidad de tradición quinuera localizada en la zona de estudio7 . IGM) e imágenes de satélite USGS (27 de abril de 1972) y SPOT (14 de octubre de 2006) 8 Residente: comunario que vive principalmente fuera de su comunidad . entre otros) como social (en torno al acceso a los recursos naturales. en un contexto de una producción sin precio comercial. entre otros) (figura 1). ¿Quiénes son los actores de hoy en día y cuáles son las consecuencias de sus acciones? Hoy en día la situación es diferente de la que observábamos hace más de 30 años: un nuevo sistema de producción tiene como resultado la transformación del paisaje visible en la fragmentación de la thola y pastizales. Expansión del cultivo de quinua en el periodo comprendido entre 1963-2006. Fuente: Jean-Rémi Duprat. 7 Fotointerpretación de fotografías aéreas (1963. se convierte en una nueva oportunidad económica para los comunarios permanentes y residentes8. así como el de su precio en los años ochenta. Los consecuentes impactos se observan tanto a nivel ambiental (aumento de las poblaciones de plagas. localizada en su mayoría en laderas y producida de manera manual para el autoconsumo o el mercado local. 2008. es posible notar los cambios que surgen de una producción que anteriormente se realizaba a pequeña escala (máximo una hectárea). especialmente en las comunidades con tradición llamera. Si profundizamos en cada uno de estos temas. como para los que no. mejorando su calidad de vida. existía una complementariedad importante entre la agricultura y la cría de llamas y ovejas. las cuales abonaban naturalmente los suelos durante el descanso. Proyecto EQUECO. y se mantenían en un número importante. por otro lado.

por su necesidad de gran inversión de mano de obra. de cambio en la gestión de la mano de obra y en las prácticas de cultivo. Por un lado. Esto lleva a la disminución gradual de los rebaños de ovejas y. genera que ésta compita espacialmente con la producción de camélidos y ovinos. se identifican varios conflictos que surgen a nivel de uso y acceso a los recursos naturales. pero no el pastoril. por ende. cuestionándonos sobre los factores sociales que amplifican su vulnerabilidad ecológica y. en menor medida. generando a su vez conflictos de uso del territorio. que necesitan del aporte de abono orgánico para la producción durable de quinua. Modelo genérico de los cambios actuales en las comunidades con pampa productoras de quinua del Altiplano Sur del año. ponen en riesgo la sostenibilidad del agroecosistema. como también del aumento de la superficie cultivada por cada familia. La disminución de los animales coloca un interrogante en el futuro. FIGURA 1. de llamas. Esto está generando un aumento del número de cultivadores de quinua en toda la región. relacionado primero con el mantenimiento de la fertilidad de los suelos frágiles. las redes familiares permiten mantener el sistema de producción agrícola. y segundo con los ingre- . de la proporción de cultivadores no permanentes en la comunidad. A partir de esta situación de aumento demográfico. El hecho de que la quinua posea un valor comercial mayor al de la ganadería.

apenas se están adaptando a las nuevas maneras de acceso a los recursos naturales. intensificar el cultivo de sus parcelas. EQUECO. Por lo que hablar de sostenibilidad debe integrar no sólo los actuales problemas técnicos del cultivo. Pensar en un futuro implica tener en cuenta la red de relaciones que existen entre los actores. el desarrollo de tecnologías adaptadas al medio y la búsqueda de nuevos mercados. a la que se está desarrollando desde hace más de 30 años en la región. La lectura del paisaje nos enseñará cómo los productores. Por otro lado. Esto nos sugiere que hay una multiplicación y complejización de las interacciones. traen consigo diferencias que pueden llevar a conflictos de acceso a la tierra. es importante resaltar que la sostenibilidad del sistema va a depender de la manera en que todos los actores se organicen y sean lo suficientemente creativos para solucionar los conflictos ambientales y sociales. que se apropiaron de la tierra sin consultar a la comunidad. irse. como también en el fortalecimiento de la cadena de valor y búsqueda de nuevos mercados. como también del surgimiento de nuevas organizaciones en la cadena de la quinua. Consideraciones finales Nos encontramos en un ambiente natural frágil. mantener el rebaño de llamas y ovejas. trabajar fuera de la comunidad. se observa que las prácticas de cultivo no están siempre adaptadas a las condiciones del medio. pero no siempre en lugares apropiados para el cultivo de la quinua (riesgo de heladas y escasez de agua en las pampas) generando pérdidas de cosechas y poniendo en peligro los suelos. las organizaciones y el Estado manejaron las limitaciones del medio ambiente. sino también los deseos de los productores en su reproducción familiar. Igualmente. debido a los cambios rápidos que surgieron en los últimos años. competencia por otros países y desestabilización del mercado). 9 Descanso del suelo: parcelas sin cultivo . construyeron normas de gestión del territorio bajo una demanda creciente de quinua. es notable la aparición de nuevos actores a nivel de asistencia técnica enfocada a la producción orgánica y gestión del territorio. entre otros. se observa que la diversidad de actores en cuanto a su capital económico y humano. debido a que no existen todavía reglas de regulación/restricción a nivel de la comunidad en este nuevo contexto. las tierras comunales de potencial uso agrícola. proyecto ANR-06-PADD-011. incentivaron la construcción de políticas sectoriales y mantuvieron un territorio para sus generaciones venideras. seguramente. las cuales propician la erosión eólica de los suelos. hacer descansar los suelos. Quedarse. va a ser determinante la capacidad que tengan de adaptarse a un nuevo contexto. particularmente al momento de definir nuevas normas de acceso y uso a los recursos naturales. regresar a cultivar y cosechar. Finalmente. ante cualquier evento externo (cambios climáticos. tener hijos y repartir las tierras equitativamente. De hecho. fertilizar las parcelas. de investigaciones en mejoramiento de semillas y maquinarias. dónde los productores poseen saberes adaptados para una producción agropecuaria a menor escala. pasar cargos. que asegure una oferta de quinua orgánica y posibilite que surjan otras actividades en el desarrollo local. especialmente a las nuevas tierras de cultivo. adaptándose a los cambios presentes de manera sostenible para el futuro. como por ejemplo la disminución del tiempo de descanso9 del suelo y las grandes superficies en descanso en corredores de viento. La aparición de estos nuevos actores nos permite reflexionar sobre la necesidad que existe en la región de generar una empresa sostenible en el tiempo. Estas reglas son dinámicas y. que permita abastecer un mercado orgánico creciente y vele por la disponibilidad de recursos para las generaciones actuales y futuras. como el aumento del número de cultivadores. Este trabajo ha sido realizado con el apoyo financiero de la “ANR . Paralelamente se observa un aumento del número de personas interesadas e involucradas en la producción. el hecho de que en varias comunidades. Teniendo en cuenta esto. comprar abono. sus deseos y proyecciones de futuro.5 sos diversificados de la ganadería y la seguridad alimentaria de las familias. en torno a la producción de quinua. En cuanto a los conflictos de acceso a los recursos naturales. la mecanización ha permitido expandir el cultivo en pampa. ya están demarcadas por algunas familias. como por ejemplo. son decisiones individuales que se reflejarán en algunos años a nivel colectivo.Agence Nationale de la Recherche – Agencia Francesa para la Investigación” con el programa “Agriculture et Développement Durable”. inmerso en un mundo globalizado.

 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Cultivo de quinua en laderas Cultivo de quinua en cerro Thunupa .

7 Beneficiado de la quinua Variedades de quinua .

julieta_bio@yahoo. materia orgánica y nutrientes. misma revista). El segundo papel atribuido al descanso era restaurar la fertilidad del suelo después del cultivo. estas regiones se caracterizan por fuertes limitaciones del medio ambiente. De manera paradójica. barbecho. S eg undo año ag ricola E F M A M S C limatolog ia Epoca de lluvia Riesgo de helada Uso de la parcela C obertura veg etal (%) Faena Barbecho S iembra R esiembra C ontrol de plaga C osecha Trilla O N D M J J A S O N D Descanso < % 10 B arbechado suelo desnudo C ultivo entre 20 y 40 ¨% C iclo de la quinua en el campo Descanso subsuelo desnudo Figura 1. siembra en hoyos. Dentro de estos sistemas. se desarrollaron actividades agropecuarias desde hace varios siglos en todas estas regiones. la duración de la época de lluvia es muy corta. la quinua utiliza dos años de precipitaciones anuales durante su ciclo de crecimiento (ver Figura 1). abono. entre 60 a 80 días. mientras que los suelos ubicados en las faldas de los cerros contienen más arcillas. pero la variabilidad interanual es muy fuerte y puede ocurrir que transcurran varios años seguidos por debajo de estos valores. las poblaciones que elaboraban sistemas de uso de la tierra permitían una producción de papas y quinuas en superficies pequeñas establecidas mayormente en las laderas de los cerros. . La Paz. trilla y venteo) eran manuales.es a principal zona de producción de quinua real orgánica exportada del Altiplano boliviano se ubica en el Sur del departamento de Oruro y en el Noroeste del departamento de Potosí (véase mapa 1 del artículo “El auge de la quinua”. Hay que subrayar que en este sistema de cultivo. unas especies perennes de la puna podrían rebrotar y que el suelo de las parcelas de descanso Primer año ag ricola E F M A no quedará desnudo. Esto significa en particular que después del cultivo. cosecha. ocasionando pérdidas de suelos por erosión eólica. De esta manera. Los suelos de pampas son de textura arenosa y con conteJulieta Acho L nidos débiles en materia orgánica y nutrientes. Bolivia richard. Características del sistema de cultivo de la quinua en la región perisalar. el suelo queda desnudo durante muchos meses. en particular en los meses de invierno en que los vientos son muy regulares y violentos. debido a que la lluvia anual no era suficiente para mantener el cultivo.8 QUINUA. La pluviometría anual sigue un gradiente desde 300 mm en la ribera norte del Salar de Uyuni hasta menos de 120 mm en el Nor Lípez. Estos valores representan promedios. El descanso permite también un cierto control fitosanitario. el descanso tenía varias funciones. Cultivo de la quinua y descanso A pesar de estas limitaciones. La más importante era de almacenar agua en el suelo en el año inmediatamente anterior al cultivo. Teniendo en cuenta la lentitud de los procesos biológicos en esos ambientes. y la evaporación potencial muy alta (más de 4 mm de agua por día). DESCANSO Y THOLARES en el sur del Altiplano Boliviano IRD La Paz. esta restauración necesitaría descansos de muy larga duración (un mínimo de 10 años). La producción respondía ante todo a una lógica de autoconsumo o de intercambio y todas las faenas (arranque de arbustos o desthole después de un descanso largo.joffre@ird.fr Richard Joffre Herbario Nacional de Bolivia Instituto de EcologíaUMSA. La probabilidad de heladas es fuerte durante al menos 200 días al año.

las parcelas de descanso y las formaciones de vegetación nativa de la puna semiárida. luego aparece un periodo de descanso largo. asociada junto a otras especies anuales. Tarasa tenella. rompiendo así la complementariedad entre ganadería y agricultura y comprometiendo los mecanismos de transferencia de fertilidad a través del uso del guano para los cultivos. El estrato herbáceo está representado por hierbas anuales como Chamaesyce boliviana. que se caracteriza por la gradual mecanización del cultivo y por la aparición de un mercado de exportación para la quinua. Este movimiento viene acompañado por una disminución del número de tropas de llamas y ovejas. Uno de los resultados que vamos a exponer a continuación concierne a el grado de recuperación de la vegetación nativa en las parcelas de descanso. Establecer la sostenibilidad ecológica de la producción de quinua en el Sur del Altiplano. Chondrosum simplex y Muhlenbergia peruviana. Expansión de la frontera agrícola y modificaciones del sistema de cultivo El nuevo contexto aparecido en los años setenta y ochenta. se distribuyen arbustos bajos y espinosos de Adesmia spinosissima y Junellia seriphioides. En la actualidad. se pueden diferenciar tres unidades dominantes de vegetación en base a las principales especies perennes: Tholares: son comunidades de especies florísticas en suelos franco arenosos con presencia de piedras. Las anuales presentan un crecimiento estacional muy marcado durante la corta época lluviosa. uno de los objetivos del programa EQUECO. Este aumento de la frontera agrícola se ha hecho principalmente en detrimento de los espacios pastoreados de pampa cubiertos de vegetación nativa. De manera dispersa. caracterizados por la dominancia de arbustos perennifolios resinosos. el sistema productivo de quinua de pampa del Altiplano Sur involucra tres componentes paisajísticos diferentes: los campos de cultivos de quinua. Parastrephia lepidophylla y Fabiana densa. requiere el estudio simultáneo de estos tres componentes (Figura 2). como Baccharis incarum. Es entonces posible encontrar parcelas de descanso de diferentes edades. A estas mutaciones relacionadas a la ac- tividad local se une la del cambio climático. Temáticas de los estudios ecológicos abordados dentro del proyecto Equeco .durante el descanso croorganismos del suelo Vegetación Nativa Erosión Erosión eólica Erosión hidrica Ecología de la vegetación nativa Descripción de las sociaciones (perennes y anuales) Recuperación de la vegetación nativa de las parcelas de descanso Figura 2. y entre las gramíneas. esta vez vinculada a las actividades humanas globales. Lampayar: matorrales de los arenales altiplánicos dominados florísticamente por la especie endémica Lampaya castellani a la cual se asocian Parastrephia lepidophylla y Fabiana densa. El incremento de la producción de quinua real no se basó en el incremento de los rendimientos por superficie sino más bien en el incremento permitido de las superficies cultivadas en la pampa por el uso del tractor y del arado de disco. La primera etapa de la conversión de la puna en campo de cultivo es el arranque mecánico de los arbustos de la pampa. ha tenido repercusiones muy fuertes sobre el sistema de uso del territorio. En época de lluvias los claros arenosos del lampayar se caracterizan por la especie endémica Munroa andina. La quinua se cultiva después con alternancia de periodo de descanso obligatorio por el almacenamiento del agua en el suelo y después de varios ciclos cortos. dentro de la cubierta vegetal característica de las estepas puneñas y semidesérticas. tales como Munroa Ciclo y uso del agua Cultivo de Quinua Recursos hídricos Dinámicas del agua en el suelo Dinámicas de las raíces Cuantificación de las exportaciones de nitrógeno Descanso Ecología del Sistema productivo Quinua en el Sur del Altiplano Boliviano Fertilidad Dinámica de la materia organica Distintos sistemas de cultivo Relación agricultura-ganaderia Restauracion de la fertilidad Interacciones plantas-mi. La superficie sembrada con quinua se ha multiplicado cuatro veces en treinta años y el movimiento de expansión sigue siendo muy activo. Estructura y restauración de la vegetación nativa en los descansos En la zona intersalar. Schkuhria pinnata y Hoffmannseggia minor. Munroa andina.

ambientes donde la erosión eólica crea acumulación de arena al pie de los arbustos. 2 = presencia regular. plumosa. ** : > 5 y < 15 por m2. Chondrosum simplex. Es peculiar encontrar la especie Lampaya castellani en superficies arenosas. Entre las tres unidades vegetales observamos las especies dominantes que nos llaman la atención. S. estabilizando estos ecosistemas. Festuca orthophylla. y varias especies del género Nassella. . interrumpidas por grandes parcelas de quinua. ** > 10 y < 100 semillas/m2. leptostachya. Tholar-pajonal: dominan gramíneas perennes de porte alto como ser Stipa ichu. Gracias a su capacidad de rebrote. S. Estas son: Adesmia spinosissima. *** ≥ 15 por m2 Densidad de semillas : * ≤ 10 semillas/m2. relacionadas con arbustos siempre verdes. Lampaya castellani. *** > 100 y 1000 semillas/m2. Los cinco primeros son arbustos y la última es una gramínea. Parastrephia lepidophylla y Stipa ichu.0 decumbens. Todas estas unidades vegetales conforman la vegetación nativa. de las cuales la mayoría se encuentran cultiva- Tabla 1: Propiedades reproductivas de las especies perennes dominantes de la puna semiárida de la ribera del Salar de Uyuni Especie Adesmia spinosissima Baccharis incarum Fabiana densa Lampaya castellani Parastrephia lepidophylla Stipa ichu Propagación semillas y brotes de raíces semillas semillas semillas y brotes de tallos semillas semillas Dispersión gravimetría anemocoria gravimetría y anemocoria gravimetría anemocoria anemocoria y exozoocoria Rebrote 3 0 0 3 0 2 0 = no hay signos de brote. todos dominantes en los tholares. 1 = algunos signos de brote. Fabiana densa. Son especies resistentes a sequías y adaptadas a las condiciones de la puna. Baccharis incarum. 3 = alta presencia Tabla 2: Cobertura y densidad de semillas de las principales especies perennes y anuales de la puna y de las parcelas de descanso Forma de vida Familia Especie Cobertura vegetación nativa ** * * *** ** * * * * * * * * Cobertura parcelas en descanso * * * * *** (a) * * * * * * * * Densidad semillas/ m2 vegetación nativa * ** ** * * * **** *** ** ** **** *** ** Densidad semillas/ m2 parcelas en descanso * * * * * * *** *** ** *** **** **** ** Baccharis incarum Asteraceae Asteraceae Parastrephia lepidophylla Perenne Fabaceae Adesmia spinosissima Solanaceae Fabiana densa Verbenaceae Lampaya castellani Poaceae Stipa ichu Schkuhria pinnata Asteraceae Chamaesyce boliviana Euphorbiaceae Anual Fabaceae Hoffmannseggia minor Malvaceae Tarasa tenella Portulacaceae Montiopsis cumingii Poaceae Chondrosum simplex Poaceae Munroa andina % Cobertura: * ≤ 5 por m2 . **** ≥ 1000 semillas/m2 (a) parcela donde la limpieza y el barbecho fueron realizados a mano. la Lampaya permite fijar esta arena móvil y por entonces cumple un papel importante en la fijación de dunas.

quedando expuestas por varios años a la erosión eólica e hídrica. una escasez de semillas en el banco de semillas de los suelos (Tabla 2). La regeneración por germinación es muy baja en todas las especies perennes. Foto 1. das y otras pocas se mantienen en un periodo de descanso de uno hasta diez años. El espacio de pampa recién convertido en el sistema productivo quinua entra de manera casi definitiva en el espacio de los cultivos. Así podríamos seguir con una infinidad de atributos que tienen las tholas. La vegetación nativa es un tholar de Baccharis incarum. parcelas de descanso y formaciones de vegetación nativa de la puna semiárida. las especies anuales presentan comportamiento y estrategias diferentes. Las hojas de Baccharis son utilizadas como colorantes naturales. su no conservación ocasionaría la disminución permanente de cobertura. cultural y económica. sin embargo. es muy probable que ofrecen hábitat para especies de insectos enemigos naturales de los insectos plagas del cultivo de quinua y por lo tanto pueden tener un papel fundamental en la regulación natural de las poblaciones de esas plagas. en un futuro. depende de los tres componentes paisajísticos: campos de cultivos de quinua. A esto se suma la presión de actividades humanas y la irregularidad de las condiciones ambientales en este ecosistema para que la regeneración poblacional sea deficiente en las parcelas de des- canso. no se recupera en las parcelas de descanso. Las tholas tienen muchos usos e importancia ecológica. Tres de esas especies poseen capacidad de regeneración vegetativa. . Hemos visto que la sostenibilidad ecológica del sistema productivo de quinua en el Altiplano sur boliviano. desviando las heladas como cortinas. debido a la escasa cobertura vegetal en los descansos. La Lampaya castellani. De esta manera. Son considerados factores protectores del suelo contra la erosión eó- lica e hídrica. Parcela de descanso de 10 años en la zona intersalar. En contraste. pérdidas en la riqueza y calidad de composición florística y exposición de los suelos a la erosión eólica e hídrica que los va empobreciendo. y una baja producción de biomasa que contribuye débilmente a aumentar el contenido en materia orgánica del suelo y su fertilidad. comprendido como equilibrio a largo plazo de los ciclos de agua y nutrientes. observada en vegetación nativa y en parcelas en descanso. Crean micro hábitat para especies forrajeras. Fabiana densa y Parastrephia lepidophylla. pero en el caso de un arranque mecánico. Dos factores explicativos surgen: primero. y también son utilizados como barreras. Son especies dominantes que contribuyen a mantener las interrelaciones de todos los elementos de este ecosistema. Una de las consecuencias más importantes de esta muy lenta dinámica de recuperación de la vegetación nativa es que el proceso de arranque de la puna para sembrar un campo de quinua nos parece irreversible a largo plazo (30 a 50 años). Son utilizados además para mitigar enfermedades del hombre y del ganado. solamente la especie Adesmia de débil cobertura es capaz de rebrotar en las parcelas de descanso. gracias a su capacidad de rebrote a partir de los tallos (Tabla 1). Todos estos impactos negativos en desmedro de este ecosistema producirían a futuro un proceso de degradación que podría ser irreversible. Solamente en el caso de una limpieza y de un barbecho manual hemos podido comprobar que esta especie podría tener una recuperación y una cobertura importante después de siete a diez años de descanso. el análisis de la estructura de poblaciones de estos arbustos en las parcelas de descanso nos indica que las condiciones favorables a la germinación aparecen con una baja frecuencia (un año cada 3 o 4). conservando y protegiendo a las demás especies vegetales y animales. que juega un papel importante de fijación de suelo en las zonas arenosas. una alta sensibilidad a los fenómenos de erosión. tienen una mayor producción de semillas. Esto significa una pérdida de recursos para la ganadería y. Juegan un rol importante en el enriquecimiento y recuperación de la fertilidad de los suelos con el aporte de materia orgánica. En segundo lugar. el periodo de crecimiento y por lo mismo la cobertura es temporal (de enero a marzo). La expansión brutal de la frontera agrícola observada desde unos años tiene como primera consecuencia una ruptura de esos ciclos y no garantiza el futuro productivo del cultivo de quinua en el ambiente muy peculiar del Altiplano sur boliviano.

2 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Granos de quinua en Salinas de Garci Mendoza Dunas en la provincia Ladislao Cabrera .

 Siembra manual de la quinua con “taquisa” Agricultor en campo de quinua .

Foto 1) en forma masiva a partir de la década del 80. que obliga a practicar una agricultura itinerante. por la sobrecarga animal debido al incremento de la superficie habilitada para el cultivo de quinua. La actividad ganadera. PROINPA. principalmente de ovinos y camélidos. ocasionó: a) Una rápida pérdida de la fertilidad del suelo. la falta de reposición de materia orgánica al suelo y el excesivo pastoreo que impide la recuperación de la cobertura vegetal. con un impacto negativo en la región. y la extracción de la vegetación arbustiva (varias especies PROINPA Jaime Cossio T. ocasiona la desestabilización del suelo y el consecuente desequilibrio ecológico. por el viento. Todo está ocasionando un desequilibrio en el sistema ya que zonas con terrenos que antes eran cultivables se están convirtiendo en desiertos. c) La reducción de las zonas de pastoreo. ocasionando como consecuencia la erosión y otras formas de degradación físico . . de tholas) para uso energético en el área rural es significativa. contribuye de manera significativa en la degradación de los suelos. ocasionando una baja productividad de los suelos por la pérdida de nutrientes en la cosecha. Jaime Cossio T. Sistema de manejo de cultivo. así como por la pequeña industria como las caleras y otros. como lo es la cobertura vegetal natural del lugar. sino a la de rotación de parcelas. concluyendo que este fenómeno incide negativamente en el desarrollo económico y social de las poblaciones afectadas. AGRICULTURA DE CONSERVACIÓN CON UN ENFOQUE de manejo sostenible en el Altiplano sur Sistemas de manejo de cultivo De manera general. debido a que los cultivos no son una protección permanente. que provoca una mayor concentración de ganado por unidad de área (sobrepastoreo). se puede afirmar que los procesos de desertificación en el país se encuentran fuertemente relacionados con las actividades productivas. De acuerdo a estudios se observa un alto índice de uso de leña con fines domésticos. b) La erosión del suelo. debido principalmente a la inexistencia de rotaciones de cultivos. Foto 1: Agricultura de conservación con un enfoque de manejo sostenible en el altiplano sud.química de los suelos. La ampliación de la frontera agrícola con la introducción de la maquinaria agrícola en el Altiplano sur (tractor agrícola y el arado de disco. Procesos y causas de la degradación El uso excesivo de la maquinaria agrícola por la habilitación frecuente de nuevos terrenos para cultivo de quinua. La actividad agrícola se constituye como una de las causas de mayor importancia para la pérdida de la cobertura vegetal nativa.

Innovaciones tecnológicas para la producción sostenible del cultivo de la quinua en el Altiplano sur. % Los rendimientos reportados en la década de 1980 varían entre 600 a 1000 kg ha-1 y los reportados en el 2006. Esta situación hace que la fuente de insumos sea crítica en la cadena productiva del cultivo de quinua. Esta producción no tiene sostenibilidad en el tiempo por los procesos de degradación (erosión y pérdida de fertilidad de los suelos). reportando beneficios al agricultor y al país. Sin embargo. eficiencia en el uso Foto 1: Arado de disco Foto 2: Arado de disco reversible Foto 3: Surco muerto Foto 4: Incorporación de estiércol . El recurso suelo es un factor importante en la producción del cultivo de quinua. Estos rendimientos registrados son preocupantes y desalentadores para la producción de quinua. como la incorporación de fertilizantes químicos y orgánicos. en los últimos años se ha hecho evidente la disminución de los rendimientos en un 40 . en la región la quinua es el cultivo más adaptado y por sus características nutritivas se ha constituido en un producto orgánico de exportación. que incluya entre otros. prácticas conservacionistas. el mercado de productos orgánicos limita el empleo de agroquímicos. siendo prioritario el manejo de los suelos con un enfoque de agricultura sostenible. varían entre 300 a 500 kg ha-1. las que permitirán una agricultura de conservación de los recursos y la diversidad a largo plazo La tecnología convencional de producción de quinua ha desarrollado algunas alternativas de solución ante la baja fertilidad de los suelos. las que han dado resultados satisfactorios en el rendimiento. Sin embargo. La alternativa de los abonos orgánicos (estiércol de animales) también se ve limitada por la reducción de la explotación ganadera. así como en la estabilidad estructural y funcional de los ecosistemas de la región.5 A pesar de estos procesos de degradación acelerados de los suelos en el Altiplano sur.

Para reducir la pérdida de suelo se realizaron investigaciones en la roturación o preparación de suelo con la introducción de implementos de labranza vertical como el arado cincel. el corte de la quinua en la cosecha (Foto 6). fortalecimiento de organizaciones y políticas locales. esto debido a la fragilidad de los ecosistemas del Altiplano sur. capacitación en procesos de educación ambiental. lo que posibilitará un incremento de biomasa y de esta forma mejorar la productividad de los suelos. Foto 7). . arados cincel con pata de pato. y arados de flejes. (Foto 4). cosecha de agua. Según estudios realizados. permitiendo reducir las pérdidas de suelo. Estrategia de manejo sostenible del suelo para la producción de quinua en el Altiplano sud Los sistemas de manejo de cultivo permitirán la sostenibilidad a largo plazo por el uso de prácticas de conservación de suelos y manejo de cultivo. Al igual que el uso de abonos verdes (Lupinus sp) y abono orgánico (estiércol de llama y/o oveja y compost). También se realizaron ensayos con arados de disco reversible (Foto 2) que permite eliminar el surco muerto (Foto 3). Foto 5: Barreras vivas de tholas Foto 6: Corte con hoz (reposición de M.O y protección al suelo) Foto 7: Arado de Cincel (tipo pato) Foto 8: Perdida de M. y suelo por el arrancados de la quinua Foto 9: Cosecha (Arrancado de la planta mala práctica del agricultor de insumos agrícolas.O. La Fundación PROINPA propone algunas alternativas para la producción sostenible del cultivo de quinua (Figura1). el uso de franjas de cultivo con barreras vivas (Foto 5). el uso de productos biológicos para el control de plagas y el uso de arados cincel (aradura vertical. la pérdida de suelo por la habilitación de tierras agrícolas fue de 50 a 120 t ha-1. Estos implementos trabajan surco continuo y tienen mayor ancho de trabajo y no dejan surcos muertos como el arado de disco fijo.

Bolivia. Cap. y ARONI G. 1990 Manejo de suelos en regiones áridas. R.1995 Evaluación del ancho de franja en el control de la erosión eólica Informe Anual IBTA La Paz Bolivia. Programa Quinua Holanda . 1985. Comparación de tres sistemas de laboreo dispuestos en fajas de cultivo en el altiplano sur. 1995 Efecto de modalidades de laboreo en la erosión y el contenido de humedad del suelo Informe Anual IBTA La Paz Bolivia. IBTA. Estrategia de manejo para productividad de los suelos a largo plazo Bibliografía CASAS Y MON. COSSIO J. Informe Anual. y BARRIENTOS E. 56-60.7 Figura 1. y ARONI G. 7 Erosión Eólica: Técnicas para su control FAO p. COSSIO J. PAO 2005 Componente Desarrollo Tecnológico. JACINTO E. La Paz.

8 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Beneficiado mecánico de la quinua Quinua en proceso de secado .

 Cultivos de quinua en las proximidades del Salar de Uyuni con surcos para captar agua Comunarios limpiando la quinua cosechada .

donde crecen las raíces de las plantas. El cultivo de la quinua entonces y en la actualidad se desarrolla en forma manual desde la siembra hasta la cosecha. La vegetación en los paisajes del Altiplano sur está constituida por matorrales de sierra verdes: tholas. También se practicaban los descansos interanuales de 2 hasta 10 años. con el transcurso de los años se convirtió en una práctica muy nociva. causas de la degradación y deterioro en el Altiplano sur El suelo es la parte más superficial de la corteza terrestre. se remonta a épocas anteriores a la colonia. taras. Lo más importante de esta práctica. inclusive en la actualidad. fundamentalmente incorporando el tractor agrícola para la roturación y/o preparación de suelos. Genaro Aroni Thola y campo de quinua en proximidades de Puqui Foto: Máximo Liberman la producción de granos era casi siempre óptima. donde para la preparación de suelos se utilizan herramientas que permiten una moderada remoción de la capa arable. etc. motivó el traslado del cultivo de la quinua de las laderas hacia las planicies. permitiendo la acumulación de la humedad y la conservación de la fertilidad de estos suelos. El suelo. por las características de las parcelas pequeñas. el manejo de suelos es en cierta forma el más adecuado. los suelos de pie de monte presentan alguna pedregosidad. con efectos perniciosos respecto a la conservación de suelos en todas las zonas productoras de quinua. que les proporcionan agua y nutrientes. Con esta forma de manejo Cuadro 1 E Ing.50 RECUPERACIÓN DE SUELOS PARA UNA PRODUCCIÓN SOSTENIBLE de quinua en el Altiplano sur Técnico Fundación PROINPA((Uyuni) l cultivo de la quinua en el Altiplano sur. (Zonisig 2000). Hasta inicios de la década del 70 el cultivo tradicional de la quinua estaba restringido a las laderas de las serranías de los Salares en Uyuni y Coipasa. Si bien se logró inicialmente incrementar la productividad del cultivo. lampayas y iruichus. era que la mayor proporción de la producción estaba destinada al autoconsumo. Las familias en el pasado poseían diversidad de ecotipos de quinua que eran producidos de acuerdo a requerimiento y para la preparación de diferentes alimentos. La apertura de nuevos mercados y el incremento en los precios de la quinua a partir de la década del 70 del siglo pasado. En la producción de quinua en laderas. La degradación del suelo es un Año 5 Tarwi y Rastrojo Año 6 Quinua Estrategia preliminar para recuperación de suelos del altiplano sur Año Agrícola Estrategia Año 1 Tarwi Año 2 Quinua Año 3 Rastrojo Año 4 Quinua . Los suelos de planicies en el Altiplano sur son principalmente arenosos o franco arenosos.

a causa del deterioro de su medio físico. La emergencia de plantas de tarwi alcanzó el 80 a los 21 días des% pués de la siembra.5 proceso complejo que provoca la pérdida de la capacidad productiva del mismo. a los 59 días. En los últimos años se ha constatado que las precipitaciones pluviales están muy concentradas en los meses de enero y febrero. en general el desarrollo de estas plantas fue muy lento. se espera en 6 años calendario lograr una producción rentable de quinua en la parcela. Como se indica en el cuadro 1 donde a partir de un terreno que estaba abandonado por su agotamiento por sucesivas cosechas de quinua. Una causa reciente es el cultivo extensivo de la quinua que está provocando una degradación de suelos en todas las comunidades productoras de quinua. para realizar una incorporación oportuna de la materia verde en condiciones de humedad suficiente para facilitar el proceso de descomposición. en la comunidad de Chacala ubicada a 42 Km. la siembra de tarwi se realizó con la ocurrencia de la primera lluvia de la gestión agrícola (01-02-2005). químico y biológico. El periodo corto de las precipitaciones pluviales en el Altiplano sur. en la que se observa que el promedio de altura de plantas de Figura 1: Relación Planta –Raíz Tarwi . Para la implementación de esta estrategia se cuenta con una parcela demostrativa (14. al Norte de la población de Uyuni. En el Altiplano sur las principales causas para el deterioro de suelos en el pasado reciente fueron la deforestación de las tholas para el uso domestico y para la elaboración de cal para la minería. permite contar con tiempo muy reducido para el desarrollo del cultivo. estas primeras lluvias permitieron que los suelos tengan humedad óptima para el cultivo (Foto 1). A dos meses de la siembra se realizaron 7 muestreos al azar (Figura 1). desde enero de 2005 a marzo de 2010. apenas habían alcanzado una altura promedio de 10 cm. con el uso del tarwi (Lupinus mutabilis) en combinación con rastrojo de quinua que se obtiene en la cosecha. 2006-2007 y 20072008) se está realizando una actividad para implementar una nueva propuesta de estrategia para la recuperación de suelos del Altiplano sur. En consideración de las condiciones climáticas del área de estudio.000 m2). por este antecedente se tuvo que hacer el muestreo a los 59 días del ciclo del cultivo. durante tres gestiones agrícolas (2005-2006. Recuperación de suelos con abonos verdes (Tarwi) e incorporación de rastrojos de cosecha Foto 1: Desarrollo de tarwi febrero 2005 En el marco del proyecto: “Producción sostenible de la quinua” financiado por Mcknight y ejecutado por la Fundación PROINPA. que es representativa de las condiciones del Altiplano sur.

la ampliación permanente de la frontera agrícola está confinando la actividad ganadera a pequeñas zonas o a la cordillera.En todos los casos se tiene los análisis de suelos al empezar la aplicación de la estrategia y se tendrá los análisis al finalizar el proyecto en mayo del año 2010. se ha observado en las dos cosechas cantidad similar de rendimiento aunque con un leve incremento en la segunda. En la evaluación de producción se obtuvo un rendimiento de grano de 585 kg/ha. se tiene prevista la siembra de tarwi. hasta 18. favoreciendo al incremento de la productividad del cultivo. siendo una motivación para una producción sostenible de la quinua. sin respetar la vocación natural de los suelos.52 Foto 2: Dia de campo 2006 Foto 3: Cosecha con corte de hoz 2006 tarwi varia de 7. La necesidad de corte de las plantas de quinua en la cosecha ha sido demostrada ampliamente porque favorece a la calidad del La mecanización en el cultivo de la quinua en el Altiplano sur. Se espera para la cosecha de mayo de 2010.8 cm de diámetro. siendo más ecuánimes podemos indicar que más bien se debe a la actitud de los productores que esperan lograr una producción de quinua en el corto plazo. La misma parcela en febrero de 2007 fue roturada incorporando los rastrojos de la gestión anterior. Todas las asociaciones e instituciones recomiendan el corte.2 tm/ha de materia verde que se le ha incorporado. lo que significa que el aporte de materia orgánica tanto del tarwi como de los restos de cosecha son muy importantes.7 a 13. Se tiene la esperanza que en el futuro el corte de la quinua será un hábito adquirido. la siembra de quinua se efectuó en octubre de 2007 y el desarrollo de las plantas en la parcela fue bastante satisfactoria como se observa en la Foto 4.9 cm. donde se explicó las características del tarwi. el rendimiento de la segunda cosecha alcanzó a 620 kg/ha presentandose un leve incremento en comparación a la primera cosecha. grano y deja residuos en la misma parcela. Esta parcela fue motivo de presentación en un día de campo en marzo 2006.3 nódulos en la muestra 6. La siembra de tarwi es factible porque se aprovecha con algún ajuste técnico la sembradora de quinua. en la parte inferior. En el mes de mayo de 2008 se procedió a la cosecha realizando también el corte de las Conclusión En el manejo de suelos en esta parcela demostrativa. El tamaño promedio de estos es de 0. A manera de reflexión Con la incorporación de abono verde en marzo de 2005. a veces usando en forma irracional el arado de disco para la incorporación de predios a la actividad agrícola. un incremento de la producción superior a las dos anteriores. que será incorporado en marzo de 2009 y la siembra en octubre del mismo año. ha alcanzado cierto grado de desarrollo. se efectuó la práctica de corte de las plantas en la cosecha (Foto 3). Lo que es peor. en septiembre del mismo año se procedió con la siembra de quinua. En los cálculos realizados se tiene para esta parcela la cifra de 1. En mayo de 2006 en la misma parcela. Para continuar con la implementación de esta estrategia. Sin embargo por la ocurrencia de esta problemática no podemos responsabilizar solamente a la mecanización. (como se observa en la Foto 2). pero son todavía muy reducidos los productores que cumplen con esta práctica. el precio de esta leguminosa en enero de 2007 estaba a 120 Bs/qq. haciendo peligrar en el futuro una explotación mixta que puede ofrecer mejores perspectivas de . se observan promedios de presencia de nódulos que varían desde 1 nódulo en la muestra 2. En la misma figura. en enero de 2009. pero a un costo ambiental y socioeconómico muy alto en la región. Uso de rastrojos en la recuperación de suelos plantas (Foto 5) .

así como para la obtención de divisas. además de las carpas. como el suelo. a veces con ventajas comparativas como la quinua. Bolivia 137 p. las instituciones debemos apoyar y orientar a los productores en una voluntad de integración que permita al país recibir los beneficios de este cultivo. Otro bien preciado. Informe Anual 20032004. las bolsas de polipropileno son instrumentos dotados por el avance de la tecnología. Promocion e Investigación de Productos Andinos. pero para lograr esa meta es muy importante que reconozcan que en su tierra existen recursos naturales muy im- portantes. para que las futuras generaciones también puedan cultivar quinua. En este marco. . las segadoras las trilladoras y las venteadoras. el arado de disco.5 sostenibilidad de la producción agropecuaria. pero también se debe aceptar que el uso del tractor agrícola. que deben preservarse. Muchas de las tecnologías que se utilizan en la producción de quinua. Cochabamba. Rubro granos Altoandinos. Foto 4 Desarrollo cultivo marzo 2008 Foto 5 Corte y emparvado de quinua 2008 Cita Bibliografica Zonisig 2000 Zonificación Agroecológica y Socioecomica Departamento de Potosí Potosí – Bolivia PROINPA 2004 Fundación PROINPA. la nuevas sembradoras mecánicas. tanto para la seguridad alimentaría. El uso racional y apropiado de estos equipos depende de la decisión del productor ya sea para facilitar a éste su trabajo en el campo o perjudicar el agroecosistema si su utilización no corresponde a una coherencia técnica de su producción respetando al medio ambiente. Los productores de quinua en el Altiplano sur de Bolivia tienen aspiraciones para acceder a un nivel de desarrollo que les permita una vida digna. debe ser recuperado y cuidado. las mochilas aspersores. tienen un fuerte componente de experiencia tradicional trasmitida por los productores de generación en generación.

5 GALERIA DE FOTOS Máximo Liberman Matorral: arbusto de Lampaya cerca del salar de Uyuni Planta de quinua en el Altiplano norte .

bo Telf: 5263613 • Fax: 5263613 POTOSI SOPE: Sociedad Potosina de Ecología sopeforo@cotapnet.com Telf: 2443241 QHANA .bo Telf: 636878 • Fax: 6649160 PROMETA: Protección del Medio Ambiente Tarija prometa@prometa.Fax: (062) 27725 – 27324.net.bo Telfs: 2491447 .cosett.bo Telf: 6636878 • Fax: 6636878 UNIDAD EJECUTIVA LIDEMA lidema@lidema.com.bo Telf: 2414675 • Fax: 2111708 CIEC: Centro Interdisciplinario de Estudios Comunitarios ciec@ciec-web.org.org Telfs: 3366574 – 3371216 • Fax: 3366574 TARIJA CERDET: Centro de Estudios Regionales y Desarrollo de Tarija pilcomay@mail.bo Telf: 6649221 • Fax : 6649221 IYA: Conservación y Desarrollo cecilia@mail.org.bo Telf: 3394931 • Fax: 3394927 MHNNKM: Museo de Historia Natural “Noel Kempff Mercado” museo@museo.2491494 • Fax: 2124198 SEMTA: Servicios Múltiples de Tecnologías Apropiadas semta@entelnet.com.2416044 • Fax: 2412322 Casilla: 11237 .net Telfs: 2792416 – 2792582 • Fax: 2797511 MAN – El Alto: Misión Alianza Noruega altonorte@manb.com.2860531 PRODENA: Asociación Pro Defensa de la Naturaleza prodena@gmail.bo Telf: 8422549 • Fax: 8422549 SANTA CRUZ CIMAR: Centro de Investigación y Manejo de Recursos Naturales Renovables cimar-sw@scbbs-bo.55 Instituciones miembro de LIDEMA 2008 BENI CIDDEBENI: Centro de Investigación y Documentación para el Desarrollo del Beni ciddeben@entelnet.bo Telf: 2412114 • Casilla: 3136 CEDEFOA: Centro de Desarrollo y Fomento a la Auto-Ayuda cedefoa@entelnet.6633873 • Fax: 6649160 VIVE: Vida Verde vive@entelnet.bo Telfs: 2410042 .2411497 • Fax: 2411497 SOBE: Sociedad Boliviana de Ecología sobe487@hotmail.bo Telf .bo Telf: 6441874 • Fax: 6438013 LA PAZ ACT: Asociación Conservacionista de Toro Toro bedelarltd@entelnet.bo Telfs: 4652037 . Ecuador 2131.com.bo Telf: 5262679 • Fax: 5561327 CEPA: Centro de Ecología y Pueblos Andinos cepaoru@coteror.org Telfs: 2860511 .Centro de Educación Popular qhana@entelnet.bo Telf: 4406043 • Fax: 4406067 SUCRE ASE: Asociación Sucrense de Ecología ase@entelnet.org Telf: 2433661 • Fax: 2433668 ORURO Caritas – Oruro cdpasocaor@coteor.org Telfs: 6645865 .zuper.bo Telf: 6635471 * Fax: 6633454 CETHA Emborozú: Centro de Educación Técnica Humanística Agropecuaria cethaemb@mail.sczbo. entre Aspiazu y Guachalla Telfs: 2419393 .bo Av.com.com Telfs: 3321636 .bo Telf: 2201899 • Casilla: 1749 CEEDI: Centro de Estudios Ecológicos y Desarrollo Integral ceedi@unete.net.cosett.26471 PANDO HERENCIA: Interdisciplinaria para el Desarrollo Sostenible pando@herencia.46522824 • Fax: 4652038 COCHABAMBA PAAC: Programa de Asistencia Agrobioenergética al Campesino paac@supernet.3362593 • Fax: 3354353 FIDES: Fundación Integral de Desarrollo fidfides@entelnet.com.com Telf: 2229818 TROPICO: Asociación Boliviana para la Conservación tropico@tropico.cosett.org Telfs: 2416585 – 2416597 • Fax: 2416585 IE: Instituto de Ecología insteco@mail.

Stocking. –Quito: Ruralter-CICDA. – Bogotá: CIID.   Tagle. Supervivencia de una tradición pre-hispánica Ed. – Madrid: Mundi-Prensa. 2003 Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas Quinua y kañiwa cultivos andinos. – Madrid: Mundiprensa. 205P 1990 . Maria José Ecología para la agricultura. Santiago. Rocio. IKU. B y Planella. 2003. Michael. Chile. Leiva Morales. M. Niamh Manual para la evaluación de campo de la degradación de la tierra. Numaghan. Sexton. Cultivos Andinos: Sub-explotados y su aporte a la alimentación FAO. Danièle Gestión social de los recursos naturales y territorios.T La quinua: En la zona central de Chile. 2002 Tapia. 1979. Fernández Ales. M. 2002.