Nº 1

04-12-07
A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE 2007

PRESENTACIÓN
Participación Ciudadana pone a su disposición el boletín virtual EL PULSO CIUDADANO a la Asamblea Nacional Constituyente, que en su número inaugural informa --en resumen-- lo que la Asamblea resolvió en su primera sesión el jueves pasado, y que obviamente es motivo de controversia. EL PULSO CIUDADANO advierte –además-- sobre los asuntos que tratará la Asamblea en los próximos días, esto es, el Reglamento que aprobará para que su funcionamiento sea normado. EL PULSO CIUDADANO incluye también opiniones de algunos especialistas sobre la juridicidad y aplicabilidad de las primeras resoluciones de la Asamblea, buscando en este caso presentar criterios formados de quienes están a favor y de quienes critican el modo cómo la Asamblea está encaminando su accionar. Participación Ciudadana publicará semanalmente este boletín virtual, que se irá enriqueciendo con el pasar de los días y con los valiosos aportes de sus lectores. Ergo: esperamos sus comentarios a la iniciativa.

LO QUE PASÓ La Asamblea inició su gestión el 29 de noviembre con la aprobación del Instructivo Provisional para normar su funcionamiento durante los próximos días. Ese documento tuvo el apoyo de 89 votos. En su primera sesión la ANC nombró a sus autoridades o Comisión Directiva: Presidente: Alberto Acosta (PAIS), con el apoyo de 121 votos, 7 abstenciones y 2 ausencias; Primer Vicepresidente: Fernando Cordero (PAIS), con 56 votos; Segunda Vicepresidenta: Aminta Buenaño (PAIS), con 50 votos. Vocales de la Comisión Directiva: Jorge Scala (MPD) y Martha Roldós (RED), con 53 y 44 votos respectivamente. La Asamblea aprobó también el primer Mandato Constituyente, contenido en 11 artículos y una disposición final. El Mandato determina que: Plenos poderes: La Asamblea ejercerá sus facultades mediante la expedición de mandatos constituyentes, leyes, acuerdos, resoluciones y otras decisiones, que serán jerárquicamente superiores a cualquier otra norma del orden jurídico y de obligatorio cumplimiento para todas las personas naturales, jurídicas y poderes públicos sin excepción. Las resoluciones de la ANC son inapelables y los jueces que tramiten acciones contrarias serán destituidos y enjuiciados. Los asambleístas gozan de fuero de Corte Suprema de Justicia. Sólo en caso de delito flagrante, un asambleísta será detenido y entregado a la autoridad policial. La Asamblea ratifica y garantiza el estado de derecho. Ratificaciones: La ANC ratificó a Rafael Correa como Presidente de la República, y a Lenin Moreno como Vicepresidente. LO QUE VENDRÁ Conforme lo anunciado por los voceros de la Asamblea Nacional Constituyente, durante la próxima semana se iniciará la discusión del reglamento interno que regulará el funcionamiento de la Asamblea. Públicamente se conoce el borrador preparado por el bloque de Alianza PAIS, que regularía, entre otros temas, los siguientes asuntos: La naturaleza de la Asamblea y los plenos poderes; Los actos decisorios o mecanismos para la adopción de decisiones (mandatos constituyentes, resoluciones y acuerdos); La estructura de la

ORGANIGRAMA ANC PROPUESTA PARA EL DEBATE
MESA CONSTITUYENTE

Cesación del Congreso: La Asamblea asumió las atribuciones de la Función Legislativa. Declaró en receso a los diputados hasta cuando se proclame los resultados del referéndum aprobatorio. En receso, los diputados no gozarán de inmunidad, fuero especial, sueldos, dietas o remuneración alguna; no podrán auto convocarse, prácticamente su período ha concluido. Tampoco tendrán derecho a reclamar liquidaciones ni indemnizaciones. Conclusión de períodos de funcionarios públicos: La Asamblea declaró concluidos los períodos del Contralor General del Estado, Procurador General del Estado, Ministro Fiscal General, Defensor del Pueblo, Superintendente de Telecomunicaciones, Superintendente Compañías y Superintendente Bancos. Designación de autoridades provisionales: La Asamblea designó a Carlos Pólit, Contralor General del Estado; Xavier Garaycoa, Procurador General del Estado; Washington Pesantez, Ministro Fiscal General; Claudio Mueckay, Defensor del Pueblo; Paul Rojas, Superintendente de Telecomunicaciones; Francisco Arellano, Superintendente de Compañías; y Gloria Sabando, Superintendenta de Bancos. Autoridades ratificadas: fueron ratificados temporalmente los magistrados de la CSJ, los vocales del Consejo Nacional de la Judicatura, los vocales del Tribunal Constitucional, y los vocales de Tribunal Supremo Electoral. Ratificación a las autoridades seccionales: La ANC ratificó en sus cargos a las autoridades de los gobiernos seccionales por el tiempo que fueron electas, salvo el cambio en el calendario electoral que se estableciere en la nueva Constitución.

PLENO
COMISIÓN AUXILIAR COMISIÓN DIRECTIVA

PRESIDENCIA 1ª VICEPRESIDENCIA 2ª VICEPRESIDENCIA VOCALÍA VOCALÍA

ANC (Pleno, Comisión Directiva, Mesas Constituyentes y Comisiones Auxiliares); El Estatuto de los asambleístas, sus derechos y obligaciones, la pérdida de su calidad, el fuero y las responsabilidades, y la jornada de trabajo; La iniciativa para la presentación de propuestas; Los debates en la Asamblea y la aprobación de propuestas e iniciativas. La resolución de la Asamblea del jueves 29 de noviembre determina que mientras se discuta y apruebe la normativa antes reseñada, regirá el reglamento provisional que fue aprobado en la sesión inicial.

www.pulsoasamblea.blogspot.com

A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE 2007

OPINIÓN Antonio Rodríguez Vicens 1 Sobre la juridicidad del primer Mandato de la Asamblea Yo manifesté no estar de acuerdo con el proceso puesto que fue convocado violando la Constitución. Posteriormente se llamó a la consulta popular en la que se hizo conocer al pueblo un Estatuto para la instalación y funcionamiento de la Asamblea. El artículo primero del Estatuto define que la única facultad de la Asamblea es transformar el marco institucional del Estado y elaborar un nuevo texto constitucional. En el inciso segundo, en cambio, se establece que tanto lo uno como lo otro entrarían en vigencia una vez aprobados por el pueblo en referendo. Eso quiere decir que mientras funciona la Asamblea sigue vigente el ordenamiento jurídico y, por lo tanto, la Constitución de 1998. Y siguen vigentes también todas sus instituciones con sus respectivas atribuciones y facultades. Desde ese punto de vista, la Asamblea no tiene la facultad para declarar el receso a los legisladores o aceptar renuncias de funcionarios públicos; y después de aprobar el primer Mandato de la Constituyente, que dispone que las resoluciones de la Asamblea prevalezcan sobre todo cuerpo jurídico, no se ha hecho más que consagrar una virtual dictadura. Ramiro Ávila Santamaría 2 La Asamblea debe respetar los los derechos humanos y las garantías ciudadanas La Asamblea debe ejercer sus plenos poderes dentro de un marco jurídico que no sea arbitrario. Concuerdo con las primeras resoluciones de la Asamblea, con las siguientes puntualizaciones: Si asumían el poder legislativo debía designar una comisión fiscalizadora para que mediante juicio político destituyan a los funcionarios que se crea conveniente. Si se pregona la meritocracia, debían realizarse los nombramientos de los nuevos funcionarios mediante concursos públicos. En cuanto a los plenos poderes, la Asamblea debe respetar los principios de los derechos humanos y las garantías ciudadanas, por lo que no estoy de acuerdo con que no pueda ser objeto de control del Estado. Me parece bien que se haya delegado a la Función Judicial la administración de la justicia, y al Presidente Correa la facultad de ejercer el poder ejecutivo. Pero estoy en desacuerdo con que la Asamblea asuma el poder legislativo y que lo haga de forma arbitraria. La Asamblea podría haber conformado una comisión legislativa e iniciar un juicio político al Ministro Fiscal General del Estado y sacarle, acto que no habría sido arbitrario sino respetuoso de los derechos de las personas. Tiene que haber un debido proceso político para sacar a los funcionarios, pues si los plenos poderes se los usa de forma arbitraria, las personas sujetas a esos poderes arbitrarios pueden presentar acciones ante órganos internacionales de derechos humanos. Tatiana Ordeñana 3 La importancia de la vigencia de los tres poderes del Estado Para que exista democracia dentro de un país se deben mantener vigentes los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Eliminar a uno de ellos, como es el Congreso, afecta gravemente a la democracia. Atenta a la estabilidad institucional y puede suceder que venga otro gobierno y pida la creación de una nueva Asamblea, conformandose un círculo vicioso en donde se pueda creer que hay el derecho de situar a nuevos funcionarios o de sacarlos arbitrariamente. Plenos poderes no es sinónimo de cambios en la estructura de un Estado, a mi criterio la Asamblea se ha atribuido más derechos de los que el pueblo le dio. Santiago Velásquez 4 La Asamblea hizo bien en ratificar a la mayoría de funcionarios La Asamblea no tiene poderes omnímodos y su accionar está limitado por el Estatuto, que sujeta sus decisiones a un referéndum. Sus resoluciones no pueden afectar a los derechos humanos reconocidos por la actual Constitución, ni a los convenios internacionales ratificados por el país, ni a sus propias normas de conducta señaladas en el Código de Etica. Adicionalmente, considero que la Asamblea hizo bien en ratificar a la mayoría de funcionarios públicos, aunque lo lógico habría sido conservarlos bajo la aprobación de las reglas de la institucionalidad del país. Que una asamblea constituyente tenga plenos poderes no es positivo, en virtud de que no se cumple con la división de poderes y se corre el riesgo de que esto nos lleve definitivamente a posiciones autoritarias.

1 Constitucionalista y docente universitario 2 Catedrático de la Universidad Andina Simón Bolívar. Extracto de una entrevista del periódico electrónico Ciudadanía Informada. 3 Analista política y coordinadora de la Fundación InterVida 4 Analista político y ex presidente del Tribunal Constitucional

www.pulsoasamblea.blogspot.com

Los criterios vertidos en este medio electrónico son de exclusiva responsabilidad de sus autores,y no coinciden necesariamente con la posición institucional de la Corporación Participación Ciudadana.