Universidad Pedagógica Veracruzana Área de Posgrado Maestría en Educación Especialidad en Investigación Educativa

Recomendaciones para la estructuración de documentos recepcionales

Responsables de la elaboración Dr. Ernesto Treviño Ronzón Mtra. Marianela Hernández Páez

Versión julio de 2011

2

Contenido del documento

Presentación ........................................................................................................................................................ 3 1. Sobre el uso de la tipografía .................................................................................................................... 4 2. Sobre el formato general del documento .......................................................................................... 5 3. Sobre el uso de gráficas, tablas, dibujos, fotos, esquemas y otros apoyos para presentar información .................................................................................................................................... 7 4. Sobre el manejo de referencias y la integración del aparato crítico .................................... 8 4.1 Citas y referencias ..................................................................................................................................... 8 4.2 Sobre la lista de referencias ............................................................................................................... 10 5. Sobre la redacción académica ............................................................................................................. 16 6. Sobre los apartados del documento ................................................................................................. 26 7. Materiales de apoyo ................................................................................................................................. 28 Anexo 1 ................................................................................................................................................................ 29 Anexo 2 ................................................................................................................................................................ 78

3

Presentación Las siguientes recomendaciones están dirigidas a los estudiantes de los programas de Maestría en Educación y de Especialidad en Investigación Educativa de la Universidad Pedagógica Veracruzana (UPV). Para su elaboración, se tomaron como base las necesidades comunes de escritura académica detectadas durante las últimas tres generaciones. No se pretende que este material constituya una norma, pero sí un marco de referencia general para integrar y presentar de manera adecuada los documentos académicos requeridos en ambos programas de posgrado. Varias de las recomendaciones aquí contenidas se derivan directamente de los lineamientos generales de la sexta edición del Manual de Publicación de la American Psychological Association (APA, 2009); sin embargo, en algunos casos se han hecho adaptaciones para responder a las particularidades de los trabajos desarrollados en los dos posgrados. Es deseable que este material sea conocido por los estudiantes, colegas académicos y personal de la institución, y sea evaluado anualmente en su pertinencia, calidad y precisión.

4

1. Sobre el uso de la tipografía a) Se aconseja emplear fuentes de fácil lectura. Las opciones más viables son Calibri, Arial, Times New Roman, Cambria o Perpetua a 12 puntos, con variaciones en los casos descritos posteriormente en este documento. b) Las citas textuales de más de 40 palabras se escribirán sin comillas, en un párrafo aparte, con fuente a 11 puntos e interlineado a 1 espacio (ver otros detalles abajo). c) En las notas al pie de página se utilizará la fuente a 10 puntos e interlineado a 1 espacio. d) Se sugiere no subrayar innecesariamente. En el siguiente ejemplo, se subrayan palabras clave del testimonio de una entrevista, relacionadas con el aspecto del cual se viene hablando (la vocación):
[…] mi vocación, siempre vi a mi mamá […] es educadora, tiene […] 30 años de servicio y [...] me llevaba a su jardín, entonces yo siempre lo mantuve, así como le comenté de mi hermana que quiere ser astronauta, de pequeña yo también siempre sostuve mi vocación de ser educadora y no me arrepiento, es un trabajo muy noble,… (M1/Pre/02-06/GF2).

e) Se usarán negritas y cursivas en forma moderada para enfatizar algunas afirmaciones. Abusar de este recurso anulará tal efecto. Se recomienda usar cursivas en palabras extranjeras e introducir su significado en español entre comillas, por ejemplo: policy o “política”, bullying o “intimidación”. Cuando se desea resaltar el sentido, matiz o tono particular (diferente al literal) de cierto término o expresión, puede recurrirse al uso de las comillas, por ejemplo: Pese a las “buenas intenciones” de esta “reforma”, los resultados no fueron los esperados.

5

Es innegable la “buena voluntad” de las autoridades en esta tarea. 2. Sobre el formato general del documento a) Se aconseja utilizar el interlineado de 1.5 espacios para todo el documento (incluidos títulos y subtítulos, lista de referencias, índices, numerales, notas al pie de página). b) El número de las páginas (excepto la hoja de presentación) se colocará en la parte superior de la página, centrado. c) Sobre los márgenes: c.1 Los márgenes recomendados para formar e imprimir el documento se establecen a continuación: márgenes laterales izquierdo y derecho, 3 centímetros; márgenes superior e inferior, 2.5 centímetros. Será necesario verificar los márgenes predeterminados ofrecidos por algunos procesadores de texto como Microsoft Word.1 c.2 Las figuras, los gráficos, algunas citas textuales y otros elementos requieren márgenes específicos. Sobre éstos se detalla más abajo, pero debe asumirse como norma general la colocación de márgenes simétricos de lado izquierdo y derecho, así como espaciados iguales en la parte superior e inferior. d) Los títulos de secciones (capítulos, apartados, etc.) se escribirán como sigue:

Se recomienda que, en documentos recepcionales de más de 400 páginas, el margen izquierdo se ajuste a 3.5 centímetros.
1

6

d.1 En letra normal, alineados a la izquierda, sin sangría, con un espacio respecto del párrafo anterior y un espacio respecto del posterior. d.2 Si se considera pertinente, los apartados pueden numerarse, por ejemplo: Capítulo 1 El Problema de investigación 1. Problematización 2. Preguntas y objetivos de la investigación d.3 Cuando no se emplean numeraciones en los títulos de apartados o secciones, puede recurrirse al uso de fuentes en negritas para acentuar su visibilidad. e) Los párrafos se justificarán en todo el documento: los de inicio permanecerán sin sangría después de títulos y subtítulos; en los siguientes, el tamaño de la sangría será de 1.27 cm (valor predeterminado de Microsoft Word). Las notas a pie de página y todas las citas textuales (de libro, testimoniales, etc.) se regirán por los mismos criterios. f) Cuando las citas textuales tienen menos de 40 palabras, se incluirán en el texto entre comillas; al final de éstas, se consignará su referencia (Primer apellido del autor, año: página) entre paréntesis. Las citas de más de 40 palabras se incorporarán en párrafos aparte con fuente de 11 puntos, sangrías de 1 cm. a la derecha y a la izquierda del párrafo, y la referencia correspondiente. Será necesario respetar el texto original, incluyendo la puntuación. Las sugerencias sobre el uso de las fuentes para la introducción de citas pueden consultarse en un inciso posterior de este documento.

7

3. Sobre el uso de gráficas, tablas, dibujos, fotos, esquemas y otros apoyos para presentar información Al respecto, las sugerencias son: a) En el cuerpo del documento se integrarán sólo aquellos recursos indispensables para la discusión y el análisis. El resto se enviará a un apartado de Anexos. b) Todos los apoyos gráficos tendrán su respectivo título, además de los datos relativos a la fuente de donde fueron extraídos. Preferentemente, el título y la información sobre el origen de estos datos se agregarán en la parte inferior del gráfico, en fuente un número menor a la del texto estándar y a espacio sencillo. Esto permite que, en el caso de los gráficos, la información sea visible y clara.

Medio Este y Norte de Africa, 5%

Europa y Asia Central, 2%

Sur de Asia, 16%

América Latina , 39%
América Latina

Africa (central), 17% Este de Asia y el Pacífico, 21%

Este de Asia y el Pacífico Africa (central) Sur de Asia Medio Este y Norte de Africa Europa y Asia Central

Gráfico 1 Distribución de los apoyos del BM entre 1999 y 2009. Información graficada por el autor a partir de los datos disponibles en BM (2010, <http://bit.ly/cEz9f0>), consultada por última ocasión el 18 de octubre de 2010.

8

c) Si el uso de este tipo de recursos a lo largo del documento excede un número de tres, se recomienda generar un índice específico donde sólo aparezca el título y la página donde éste se encuentra. Por ejemplo, si a lo largo del documento aparecen 4 tablas y 5 cuadros, puede crearse un índice que los agrupe. En caso de contar con un número mayor de varios de estos apoyos, lo mejor será escribir un índice para cada tipo. Véase el siguiente caso: Índice de gráficos, tablas y esquemas Gráfico 1 Dispositivo teórico-metodológico de la investigación, p. 47. Gráfico 2 Distribución de los apoyos del BM entre 1999 y 2009, p. 168. Tabla 1 Número de referencias de las nociones SPI, SI, SC en Google, p.58. Esquema 1 Elementos que se articulan en la SC, p. 95. Esquema 2 Características y roles de la ES en la sociedad según la SEP, p. 257. Esquema 3 Formas de uso de las SECI en el discurso de transformación, p. 264. Esquema 4 Elementos articulados por el PROMEP, p. 272. d) La fuente empleada en tablas, imágenes, gráficas y otros apoyos será la misma que en el cuerpo del documento. e) Se aconseja centrar los gráficos, las tablas y las imágenes. 4. Sobre el manejo de referencias y la integración del aparato crítico 4.1 Citas y referencias a) Las referencias se incluirán en el texto entre paréntesis (Primer apellido del autor, año: página) y se listarán al final del documento, precedidas por el siguiente encabezado con letra mayúscula inicial: Referencias bibliográficas, Lista de referencias o Referencias (no Bibliografía). En este sentido, es importante evitar introducir la información relativa a las fuentes consultadas en los pies de página. En caso de que la lista de referencias sea extensa o incluya una variedad de fuentes, es

9

conveniente organizarla en apartados según su tipo, por ejemplo, capítulos de libros, artículos publicados en revista, tesis, libros, artículos periodísticos, fuentes audiovisuales. b) Hay diferentes tipos de citas; las dos más comunes son las directas y las indirectas. Las directas son aquéllas en las que se utilizan las palabras textuales del autor; las indirectas, aquéllas en las que se parafrasea o evoca lo dicho. En ambos casos, se delimitará con claridad dónde inician y terminan tanto las ideas del autor citado como las del redactor del documento de investigación. Ejemplos: b. 1 Cita directa Las pautas de acción institucionalizadas “constituyen un elemento en la definición de las orientaciones de meta” (Parsons, 1951: 70) y, además, revelan que la forma de hacerlo es fijando ciertos límites a la selección de los procedimientos o medios que es posible aplicar. Sin embargo, ante la evidencia de que esa meta era muy ambiciosa, ese propósito fue sustituido en las reglas de operación del ciclo 2005-2006, por el de que “los alumnos demostrarán, mediante la aplicación de pruebas estandarizadas, un incremento (de magnitud indefinida) en sus habilidades de razonamiento lógico-matemático y en las relacionadas con la comunicación” (Loera y Cázares, 2005: 23). b. 2 Cita indirecta El concepto de cursos doctorales proyectados para estudiantes que, a lo largo de un año o más, podrían dedicarse todo el tiempo a escribir la tesis, limita las oportunidades a los estudiantes que trabajan o tienen familia. Sin embargo, las universidades podrían diseñar estrategias para estos casos (Eco, 1991: 41).

10

c) Se espera que en un documento de posgrado, el investigador muestre la apropiación crítica, el diálogo o el debate con los autores consultados; por tanto, se recomienda evitar las citas de relleno o empleadas meramente como un “requisito académico”. 4.2 Sobre la lista de referencias d) Para la integración de la lista de referencias se establecen las siguientes recomendaciones por tipo de documento: d.1 Se ordenan alfabéticamente. Cuando hay más de una obra por autor se escriben en orden cronológico partiendo de la publicada primero. d.2 Si la información de la obra ocupa más de un renglón, se emplea una sangría francesa donde la primera línea sobresale por el lado izquierdo. Al párrafo formado con la sangría francesa se le llama párrafo francés (ver ejemplo abajo). d.3 Cuando hay más de una obra del mismo autor, pueden sustituirse apellido y nombre en las segundas, terceras y siguientes menciones. Si este mismo autor escribe con otro, las especificaciones anteriores pueden variar en función de la fecha y los nombres. Para el caso de documentos no fechados se usa la leyenda (S/F). d.4 A continuación se presentan recomendaciones y ejemplos por tipo de obra

11

d.4.1 Libro Se inicia escribiendo el primer apellido del autor seguido de una coma y la(s) inicial(es) de su(s) nombre(s) seguida(s) de un punto. Luego se escribe el año de la edición empleada entre paréntesis, seguida de un punto. En seguida, se escribe el título del libro en cursivas seguido de un punto. Posteriormente se escribe la ciudad de publicación, seguida de dos puntos, y la editorial, seguida de punto. En caso de haber más de una ciudad o más de una editorial, se consignan ambas. Formas generales para libros: Apellidos, A. A. (Año). Título. Ciudad: Editorial. Apellidos, A. A. (Año). Título. Recuperado de <http://www.xxxxxx.xxx> Apellidos, A. A. (Año). Título. doi: xx.xxxxxxxx Apellidos, A. A. (Ed.). (Año). Título. Ciudad: Editorial. Apellidos, A. A. (Coord.). (Año). Título. Ciudad: Editorial. Ejemplos: Castells, M. (1996a). La era de la información. Economía, sociedad y cultura. Vol. 1. La sociedad red. México: Siglo XXI. -------. (1996b). La era de la información. Economía, sociedad y cultura. Vol. 2. El poder de la identidad. México: Siglo XXI. ------- y Hall, P. (1994). Las tecnópolis del mundo. La formación de los complejos industriales del siglo XXI. Madrid: Alianza Editorial. ------- y Himanen, P. (2003). El Estado del bienestar y la sociedad de información. Madrid: Alianza. Chaín, R., Martínez, M., Jácome, N., Acosta, O. y Rosales, O. (2001). Demanda, estudiantes y elección. México: Universidad Veracruzana. Hacking, I. (Comp.) (1985). Revoluciones científicas. México: FCE.

12

Lizarazo, D. (2007). El espacio lúdico. Simbólica infantil ante la televisión. México: SEPDGTVE. Strunk, W., y Blanco, E. B. (1979). Los elementos del estilo. Nueva York: Macmillan. d.4.2 Capítulo en libro Se escribe primero el apellido del autor, seguido de una coma y las inicial(es) de su(s) nombre(s), seguida(s) de un punto. Después, el año de la edición empleada entre paréntesis, seguida de un punto. Luego, el título del capítulo o artículo seguido de punto. Luego la palabra En y el nombre del autor en el mismo formato (primer apellido seguido de la inicial, entre paréntesis se especifica si es editor, compilador o coordinador, seguido de punto), a continuación el título del libro en cursivas, seguido de las páginas del capítulo entre paréntesis y un punto; luego se escribe la ciudad, seguida de dos puntos, y por último, la editorial. Formas generales para capítulos en libros: Apellidos, A. A. y Apellidos, B. B. (Año). Título del capítulo o la entrada. En Apellidos, A. A. (Ed.), Título del libro (pp. xx-xx). Ciudad: Editorial. Apellidos, A. A. & Apellidos, B. B. (Año). Título del capítulo o entrada. En Apellidos, A. A. (Ed.), Título del libro (pp. xx-xx). Ciudad: Editorial. Recuperado de http://www.xxxxxx Apellidos, A. A. & Apellidos, B. B. (Año). Título del capítulo o entrada. En Apellidos, A. A. (Ed.), Título del libro (pp. xx-xx). Ciudad: Editorial. doi: Xxxxxxxx Ejemplos:

13

Buenfil, R.N. (1995). Horizonte post-moderno y configuración social. En De Alba, A. (Coord.), Postmodernidad y educación (pp. 11-67). México: Paidós. Burton, C. (2002). University Transformation: Primary Pathways to University Autonomy, and Achievement. En Brint, S. (Editor), The Future of the City of Intellect: The Changing American University (pp. 322-342). Stanford, CA: Stanford University Press. Maldonado-Maldonado, A. (2003). Organismos Internacionales a partir de 1990 en México. En Ducoing, P. (Coord.), Sujetos, actores y procesos de formación, Tomo I: Formación para la investigación los académicos en México. Actores y organizaciones (pp.363-412). México: COMIE-Grupo Ideograma Editores. Recuperado de <http://www.comie.org.mx/v3/portal/?lg=esMX&sc=03&sb=02 > (2 de agosto de 2009). d.4.3 Artículo en revista Se consigna de la siguiente forma: primero el apellido del autor, seguido de una coma; luego, las inicial(es) de su(s) nombre(s) seguida(s) de un punto. En seguida, el año de la edición empleada entre paréntesis, seguida de un punto; luego, el título del artículo, seguido de un punto. Después, el título de la revista en cursivas, seguido de coma, el número de volumen consultado, el número correspondiente al tomo entre paréntesis y dos puntos, seguidos del número de las páginas del artículo de inicio a fin. En el caso de revistas en línea, se incluye también su codificación electrónica si aparece: Forma general para artículo en revista: Apellidos, A. A., Apellidos, B. B. y Apellidos, C. C. (Fecha). Título del artículo. Título de la publicación, volumen, número, xx-xx. doi: xx.xxxxxxx

14

Ejemplos: Anzures, T. (2011). El libro de texto gratuito en la actualidad. Logros y retos de un programa cincuentenario. Revista Mexicana de Investigación Educativa 16, 49, 363-388. Carstenen, L. L. (1992). Social and emotional patterns in adulthood: Support for socioemotional selectivity theory. Psychology and Aging, 7, 331–338. doi:10.1037/0882-7974.7.3.331 OCDE. (1994). Políticas nacionales de ciencia y tecnología. México: Secretaría de Educación Pública y Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Popkewitz, T. (2004). The Alchemy of the Mathematics Curriculum: Inscriptions and the Fabrication of the Child. American Education Research Journal, Spring 41, 1, 3-34. Rodríguez Gómez, R. (2000). La reforma de la educación superior. Señas del debate internacional a fin de siglo. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 2, 1, <http://redie.uabc.mx/vol2no1/contenido-rodgo.html> (2 de mayo de 2008). d.4.4 Tesis Las tesis se refieren de manera semejante a los libros. Se incluye además la denominación de Tesis de licenciatura, Tesis de maestría o Tesis de doctorado, según el caso. Ejemplo: Zamudio, C. (2004). El papel de la escritura alfabética en la construcción del dato oral. Tesis de doctorado, México: Colegio de México, Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios.

15

d.4.5 Ponencia La ponencia se consigna como artículo en libro, sólo que se agrega la leyenda Ponencia presentada en, seguida del nombre del evento, el lugar y la fecha. Si fue presentada en memorias editadas, impresa o en formato digital, los datos se agregan siguiendo las recomendaciones presentadas. Ejemplos: Guerra, M. I. (2006). Ser de la banda, ser estudiante o ser trabajador. Jóvenes y escuela, una relación compleja. Ponencia presentada en el XI Simposio Interamericano de Investigación Etnográfica en Educación: Buenos Aires, 20-24 febrero. Treviño R. E. (2008). Sociedades de información y conocimiento: circulación y vaciamiento de significados en educación. En Memorias de la Conferencia Internacional en Tecnología e Innovación Educativa REDIIEN ’07 (pp. 101-114). México: CRN-UNESCO, UANL. d.4.6 Fuentes periodísticas Las fuentes periodísticas se refieren de manera semejante a los libros, primero el apellido del autor, seguido de una coma; luego, la(s) inicial(es) de su(s) nombre(s) seguida(s) de un punto. En seguida, el año entre paréntesis, seguido de un punto; luego, el título del artículo, seguido de una coma; después, el título de la fuente en cursivas, seguido de un punto. Finalmente el lugar, una coma y la fecha seguida de punto. Rodríguez, M. y García Partida, J. C. (2006). Sustituye Guanajuato libros de primero de secundaria con guías de estudio, La Jornada. México, 21 de agosto.

16

d.4.7 Documentos, artículos o fuentes procedentes de Internet Las referencias a publicaciones disponibles en Internet, deben incluir, además de la información general (autor, fecha, título), el protocolo y la dirección electrónica completa entre paréntesis angulares < >, seguida de la última fecha en que se consultó la página, escrita entre paréntesis ( ). Ejemplos: De la Peña, G. (1999). New Brokers, New Ethnicities: Indigenous Intellectuals, NGOs and the Neoliberal State in Mexico. Ponencia presentada en la Conference on the 50th Anniversary of Manchester Anthropology: Manchester, UK, <http://les1.man.ac.uk/sa/Man99PolAnthPapers/Guillermo%20de%20la%20P ena.htm> (22 de agosto de 2004). Kent, R. (1996). The World Bank and UNESCO on Higher Education, International Higher Education. Documento de trabajo inédito, <http://lanic.utexas.edu/project/lasa95/kent.html> (20 de febrero de 2008). 5. Sobre la redacción académica a) Se evitarán los cambios injustificados de tiempo o modo verbal, así como de persona gramatical, por ejemplo: En lugar de: El objetivo se cumple dado que las circunstancias del medio fueron propicias. Se escribe:

17

El objetivo se cumplió dado que las circunstancias del medio fueron propicias. En lugar de: Nos pareció importante indagar a fondo sobre este aspecto, por lo cual, resolví cambiar el esquema de intervención con el que ya se contaba. Se escribe: Nos pareció importante indagar a fondo sobre este aspecto, por lo cual, resolvimos cambiar el esquema de intervención con el que ya contábamos. b) Será necesario consultar términos en diccionarios para verificar sus significados y sentidos en lugar de asumir los que se “cree” que tienen, pues las diversas acepciones requieren usos específicos, no indiscriminados (por ejemplo: conllevar, dar, nivel,…). Este fenómeno se da siempre en comunidades con estos rasgos (mejor: se presenta, ocurre, sucede, se manifiesta,…). La acumulación de estos factores conlleva a la pérdida de identidad (el verbo conllevar tiene varias acepciones; no significa “conducir a”). A nivel de resultados, puede decirse que el programa puede considerarse exitoso (mejor: Respecto a los resultados,…). Tanto a nivel de empresas como de profesionales, existen propuestas de iniciativas inmediatas (mejor: Tanto entre las empresas como entre los profesionales,…) Se trata de un acuerdo a nivel internacional (mejor: un acuerdo internacional). El uso de este anglicismo (on level) no es correcto cuando pierde cualquiera

18

de estas nociones: “altura” u “orden jerárquico, rango, categoría”. Así, con frecuencia se emplea inadecuadamente con los sentidos de “respecto a”, “en el ámbito de”, “entre” o, simplemente, “en”.

c) Será necesario valerse de términos precisos para sustituir los que resulten vagos, amplios o ambiguos, para lo cual se recomienda el uso de sinónimos o frases equivalentes (e incluso, de antónimos). - Es un gran programa el que han puesto en marcha (mejor: adecuado, muy bien organizado, etc.) - El perfil de estos individuos es muy especial (mejor: típico, peculiar, distintivo, etc.) - En la biblioteca comunitaria se trabajó de manera impresionante en pro del acervo (mejor: intensiva, ininterrumpida, constante, etc.) d) Se evitarán las frases hechas, coloquiales, las palabras “baúl o comodín” y los vicios del lenguaje (cacofonía, pleonasmo, ambigüedad, extranjerismo,…). Ejemplos: Los trabajos de investigación sobre educación, patrocinado por esta institución, serán dados a conocer próximamente a la comunidad académica antes de su publicación (cacofonía). Fue una decisión tomada según el consenso general (pleonasmo). Recientemente, se han implementado programas orientados a la sensibilización artística (extranjerismo). e) Será preferible prescindir de términos e ideas que, por ser iguales o similares, insistan en nociones ya referidas. Ejemplo: Es fundamental que los padres

19

comprendan que maestros y padres de familia juegan un papel fundamental en el desarrollo de los educandos. * Para consultar dudas referentes a ortografía, uso de mayúsculas, uso de siglas y abreviaturas, acentuación, sinónimos, homógrafos y homófonos, usos preposicionales correctos, entre otros temas, ver material ANEXO. Respecto al uso de la puntuación: a) La coma se emplea para indicar pausa breve. Los usos más comunes son:  Separar los elementos de una enumeración, excepto antes del último, pues suele agregarse ‘y’. Ejemplo: Los valores existen en el centro del desarrollo social como normas, guías de acción, filtros de percepción, preferencias, expectativas, aspiraciones, anhelos, ideales y criterios de juicio. Las enumeraciones pueden ser de oraciones completas y también se separan por coma: Para desarrollar el proyecto es necesario aplicar encuestas en varios sectores de la población, analizar la información contenida en el último censo, compararla con los datos de las encuestas, interpretar los resultados y diseñar un instrumento representacional que los muestre.  Enlazar una última expresión con toda la idea anterior y no sólo con los elementos enumerados (en esos casos se escribe coma antes de la conjunción ‘y’), por ejemplo: Se revisaron estadísticas, informes y censos, y se procedió al análisis comparativo.  Para incluir una frase que repite el significado de la expresión anterior, por ejemplo: Nosotros, ciudadanos de este país, debemos clamar por un alto a la violencia.

20

Para insertar un comentario o explicación adicional: Los aspectos anteriores, además de los que se enuncian en seguida, son elementos básicos en cualquier estructura de este tipo.

Para incluir expresiones de enlace como es decir, por consiguiente, no obstante, además, en primer lugar, así como palabras que denotan la actitud del hablante o el punto de vista de una disciplina respecto a lo que se dice, como efectivamente, naturalmente, generalmente, técnicamente, históricamente. Ejemplos: Después de la lectura de este libro, redactaremos un epítome, es decir, un resumen. Técnicamente, este argumento está mal construido.

 

Cuando se omite un verbo, en su lugar se escribe una coma: El resumen respeta las palabras del autor; la síntesis, no. Cuando se inicia la oración con frases que indican circunstancias de tiempo, lugar, modo o se introduce una condición, estas expresiones se separan con coma del resto de la oración. Por ejemplo: Cuando se quiere enfatizar una idea, pueden emplearse diversos recursos tipográficos…o, Si las fuentes consultadas son variadas y numerosas, la lista de referencias puede organizarse por tipo de documento.

Es conveniente recordar que no debe emplearse coma entre el sujeto (referente) y lo que se dice de éste (predicado), aunque se trate de una idea muy larga, por ejemplo: El ensayo que habla sobre los efectos sociales de la clonación (,) fue publicado en una revista universitaria; debe eliminarse la coma, pues el sujeto es “El ensayo que habla sobre los efectos sociales de la clonación” y el predicado es el resto. Si el sujeto aparece separado del predicado por una frase explicativa, está última se escribirá entre comas, por ejemplo: En este seminario se analizarán, sobre todo, ensayos de autores contemporáneos de habla hispana.

21

b) Los dos puntos se utilizan para citar textualmente una expresión o un párrafo completo, por ejemplo: Dicho autor puntualiza: “No a todos los genios les va mal en la escuela. Lo que parece ser una realidad es que la mayoría de los grandes talentos no se han distinguido especialmente por sus estudios académicos”.  También se emplean para anunciar una enumeración o para relacionar frases sin emplear ningún nexo, como en el caso de las explicaciones o las consecuencias de lo dicho anteriormente, por ejemplo: Esta atinada observación puede entenderse también como la revelación de un síntoma: la escuela, casi por sistema, está matando la imaginación inteligente…o, Encontraron varios manuscritos inéditos: uno de Montaigne, otro de Faraday y un tercero de Einstein. c) El punto y coma indica una pausa menor que la que implica el punto y seguido; muchas veces es posible intercambiarlos, según el tipo de texto. Es útil en los casos en que se desee separar oraciones donde no se ha escrito ningún nexo: Leer no es sólo decodificar un texto, sino redimensionarlo con un nuevo sentido; leer es re-crear, re-elaborar y, por lo mismo, recrearse y deleitarse.  También resulta útil para separar oraciones en las que hay una enumeración, dentro de las cuales ya se han empleado comas, por ejemplo: La poética surge en la Grecia clásica; los estudios gramaticales, también; en cambio, la psicología es una disciplina de reciente desarrollo.  Se usa además para introducir ideas completas (con verbo conjugado), antes de nexos como pero, aunque, sin embargo, por consiguiente y, sobre todo, cuando los periodos que se están escribiendo son extensos, por ejemplo: Las universidades han hecho todo su esfuerzo para conseguir recursos que apoyen la investigación; sin embargo, se ha obtenido poco.

22

d) El punto y seguido se utiliza cuando se ha terminado de expresar una idea, por ello se emplea al final de un enunciado e implica una pausa. Hay dos clases: punto y seguido y punto y aparte. El primero sirve para separar oraciones dentro de un mismo párrafo, es decir, se trata de oraciones estrechamente relacionadas, por ejemplo: Es importante enfatizar que nuestra cultura tecnológica y científica es precaria. Una tipología elaborada específicamente para observarla muestra que la ciencia y la tecnología son consideradas como un medio que ayuda al hombre. En cambio, el punto y aparte se emplea para separar dos párrafos distintos o para concluir un texto.  Después de las abreviaturas, también se utiliza el punto: Profr., Lic., Dr.

e) Los puntos suspensivos son útiles cuando se cita sólo el inicio de una expresión sin reproducirla completamente, por ejemplo: “No nos ha enseñado a perseguir y a abrazar la virtud y la prudencia, sino que nos ha grabado la derivación y la etimología […]”. f) Los signos de interrogación sirven para introducir enunciados

interrogativos directos (deben aparecer al inicio y al final de éstos). Después del signo que indica fin de la pregunta, no se escribe punto: ¿Cómo relacionar esas dos ideas tan distintas?  En ocasiones, la pregunta no comienza en el inicio de la frase, sino que hay una consideración antes, puede ser una frase condicional, un vocativo, etc., por ejemplo: Si aceptamos que todos somos “trabajadores” y “aguantadores”, ¿cómo nos vemos los mexicanos a nosotros mismos?

23

En los casos en que se presentan dos o tres preguntas independientes, cada una de ellas debe llevar sus correspondientes signos y se emplean mayúsculas al comienzo de a cada una, por ejemplo: ¿Qué es lo que deseamos los mexicanos en un sistema social y económico? ¿Qué valores y antivalores nos caracterizan? ¿Cómo cambian estas percepciones en los tres lustros? Sin embargo, también es posible separar estos enunciados con comas y, en ese caso, no se emplean las mayúsculas, excepto en la primera pregunta: ¿Qué es lo que deseamos los mexicanos en un sistema social y económico?, ¿qué valores y antivalores nos caracterizan?, ¿cómo cambian estas percepciones en los tres lustros?

En el caso de las oraciones interrogativas indirectas, no se emplean los signos de interrogación, precisamente porque no constituyen una pregunta directa, por ejemplo: Si el docente considera adecuado enseñar todo lo referente a las fracciones en tres clases y esto le da resultado, se le debe permitir que diseñe su programa, en lugar de que un libro de texto le diga qué hacer.

g) Los paréntesis se utilizan para incluir elementos aclaratorios, datos adicionales, información sobre fechas, lugares, etc., dentro de una oración. Ejemplos: Tristemente, el placer mismo del conocimiento (el deleite de conocer) ha sido desterrado de sus vidas. Si se desea información, se recomienda consultar la página del INEE (www.inee.edu.mx). Se presentan aquí los resultados de los estudiantes con nivel de logro “insuficiente” en matemáticas (ver Tabla 1).  Se recurre a los paréntesis dentro de una cita textual, con tres puntos suspensivos, para indicar que se ha suprimido parte de la cita (en este

24

último caso, esa función pueden desempeñarla los corchetes […]). Ejemplo: “La sociolingüística es una disciplina nueva. Su nombre no alcanza todavía el cuarto de siglo (…) En una primera aproximación, puede decirse…”  En muchas ocasiones se escribe entre paréntesis el significado de las siglas, por ejemplo: Las evaluaciones estandarizadas analizadas fueron los Exámenes de Calidad y el Logro Educativos (EXCALE) del Instituto nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la del Programme for International Student Assessment (PISA) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).  Es común también encerrar entre paréntesis la parte flexiva de una palabra, por ejemplo, Los(as) niño(as) que fueron encuestados(as)…, pero este uso no es recomendable; es mejor decir Los niños y las niñas que… h) Los guiones pueden ser de dos clases: el guion largo o, simplemente, raya (−), y el guion o guion corto (-); el primero es útil en los siguientes casos:  Para incluir aclaraciones sin interrumpir el enunciado: Ante los resultados de las más recientes pruebas EXCALE y PISA –una demostración más del pobre desempeño del sistema educativo mexicano–, el autor analiza las causas del problema, todas ellas evidentes pero a la vez ignoradas sistemáticamente. Por supuesto, en lugar de guiones pueden emplearse paréntesis o comas; la diferencia entre estos tres signos tiene que ver, generalmente, con el estilo de quien escribe. Suele ser más aceptado el empleo del guion para el uso descrito arriba.  Para señalar las distintas intervenciones en la reproducción escrita de un diálogo, por ejemplo:

25

–¿Cuál es su profesión? –Soy antropólogo. El guion simple o corto es menor en longitud que el anterior y se emplea en los siguientes casos:  Para unir dos palabras que todavía no han llegado a formar un vocablo compuesto: aprendizaje. i) Las comillas pueden ser de dos tipos: las llamadas inglesas (“…”) o las simples (‘…’). Son útiles en los siguientes casos:   Para transcribir una cita textual: Como bien decía Alfonso Reyes: “Nada puede sernos ajeno, sino lo que ignoramos”. Si el que escribe desea intercalar un comentario suyo dentro de la cita, se utilizan guiones para encerrar su comentario y las comillas no se interrumpen, por ejemplo: “La única manera de ser provechosamente nacional –creía firmemente Reyes– consiste en ser generosamente universal, pues nunca la parte se entendió sin el todo”.  Para citar títulos de artículos, capítulos, etc., por ejemplo: En su ensayo titulado “Valores y desarrollo”, Alducin da cuenta de los resultados de la ENVUD,… Este empleo es importante para presentar adecuadamente las referencias hemerográficas, audiográficas, etc. de un trabajo.  Para señalar una palabra dentro de un escrito, con el fin de comentarla o enfatizarla por alguna razón. Ejemplo: El término “insuficiente” en estas pruebas, se interpreta como… teórico-práctico, técnico-administrativo, enseñanza-

26

Las comillas simples se usan para citar una palabra o una expresión dentro de otra cita, por ejemplo: Paulo Freire refiere el siguiente drama que muchos hemos escuchado en labios de profesionistas y futuros profesionistas: “La afirmación común que se escucha en los cursos de posgrado es ‘Tengo una enorme dificultad para hacer mi tesis. No sé qué escribir’. En el fondo, esto lamentablemente revela cuán lejos estamos de una comprensión crítica de lo que es estudiar y de lo que es enseñar”.

6. Sobre los apartados del documento Un documento recepcional consta de numerosos apartados; aquí se listan sólo los más comunes. a) Sobre la portada * Se escribe el Título principal o de capítulo, centrado, en fuente Arial 14 puntos, en mayúsculas y negritas (ver ejemplo proporcionado por la coordinación académica). b) El nombre del autor del documento se escribe en mayúsculas y minúsculas con fuente Arial 12 puntos. No se usan negritas ni subrayado; el espacio será sencillo debajo del título y alineado a la derecha (en la primera hoja). c) Agradecimientos y dedicatorias. Si se decide incluirlos, se escriben en un apartado o apartados diferentes de los introductorios y antes de iniciar la exposición. d) Índice. Es la hoja donde se señalan todos los apartados, títulos y subtítulos del documento. Debe incluir el número de páginas donde se ubica cada uno. Si hubiera índice de gráficas, tablas, cuadros, etc., se incluirán después del índice principal.

27

e) Introducción. La extensión y el contenido de ésta varían según el tipo de estudio o temática; sin embargo, en términos generales, expone las razones que motivaron la realización del estudio, explica brevemente el enfoque y la metodología empleados, los referentes conceptuales y la organización del documento. Algunos autores la emplean para anticipar la idea o ideas centrales del trabajo, por lo cual se aconseja escribirla al final. f) Capitulado. Un documento recepcional puede contener varios apartados generales, en algunos casos llamados capítulos. El autor puede elegir cuántos escribir y cómo titularlos. Para decidir sobre la extensión y el número de capítulos, es posible tomar como referencia la cantidad de información que se necesita agrupar y relacionar para dar coherencia a la exposición. Cuando se tienen unidades de texto pequeñas, es preferible insertarlas como sub apartados más que crear capítulos enteros para ellas. g) Lista de referencias. Debe incluir todo el material empleado y citado en la obra. Se ubica después del apartado de conclusiones. h) Anexos. Los anexos son datos o materiales informativos que no forman parte del desarrollo del trabajo, pero sirven para apoyar o ampliar la exposición del texto. Se presentan al final, después de la bibliografía, aunque deben registrarse también en el índice. Si hay más de un anexo, se numerarán Anexo 1, Anexo 2,… Es posible asignar un título al anexo, por ejemplo: Anexo 1 Entrevistas Anexo 2 Mapas

28

7. Materiales de apoyo APA. (2009). Publication Manual of the American Psychological Association. USA: American Psychological Association. Sixth Edition Mungía Zatarain, I. (2009). Líneas y perfiles de la investigación y la escritura. México: UAM. The basics of APA Style: <http://www.apastyle.org/learn/tutorials/basicstutorial.aspx>.

29

Anexo 1

Se anexan como apoyo al estudiante extractos del texto Coordenadas para la escritura de Irma Munguía. La reproducción de este material no tiene fines de lucro. Debido a su pertinencia, se recomienda a los estudiantes la consulta directa de este libro. Referencia: Munguía Zatarain, I. (2005). Coordenadas para la escritura. México: Universidad Autónoma Metropolitana.

30

31

32

33

34

35

36

37

38

39

40

41

42

43

44

45

46

47

48

49

50

51

52

53

54

55

56

57

58

59

60

61

62

63

64

65

66

67

68

69

70

71

72

73

75

76

77

78

Anexo 2 Portada del documento recepcional

79

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA VERACRUZANA MAESTRÍA EN EDUCACIÓN

EL TALLER, UNA ESTRATEGIA DIDÁCTICA PARA EL NIVEL PREESCOLAR

Documento Recepcional que para obtener el grado de

MAESTRA EN EDUCACIÓN

Presenta: Lic. María Esther Vallejo Enríquez Director de Tesis Dr. Eulalio Velázquez Licea

Xalapa-Enríquez, Veracruz

Septiembre de 2009