You are on page 1of 2

INSTITUTO SUPERIOR DE ESTUDIOS ECLESIÁSTICOS ESCUELA DE FILOSOFÍA ANTROPOLOGIA FILOSÓFICA I Mtro.

Amadeo Orlandini Presenta: Hugo Antonio Morales Méndez, MSC Tlalpan, D.F. 20 de septiembre del 2010 1°B

FEDON, O LA INMORTALIDAD DEL ALMA DIALOGOS DE PLATON Fedón nos narra el último día de Sócrates, antes de morir por la cicuta, dialogo tomado de Echecrates de Filonte por Fedón, testigo de aquel fin tan sereno y tan noble hombre. En el Fedón encontramos temas principales como: La muerte: ¿No debe desear la muerte el filósofo? ¿Tiene derecho o no a adelantarse a una muerte a su parecer demasiado lenta y a atentar contra su existencia? La convicción de Sócrates es que la esperanza de encontrar en una vida mejor que la nuestra; Dioses justicieros, buenos y amigos de los hombres, basta para iniciar al sabio a sonreír ante la muerte. Durante la vida el filósofo se despreocupa, en la medida de lo posible, de las cosas del cuerpo. Y seria un error del filósofo que temiera a la muerte después de haberse ejercitado toda la vida en liberarse del cuerpo. Dice el que tal es el filosofo, que encuentra la felicidad en el pensamiento único, que aspira a vienes invisibles como él mismo, inasequibles aquí abajo, y que gozoso ve llegar a la muerte como el fin del periodo de prueba que le separa de estos bienes, a los que toda la vida dedico sus meditaciones, su vida en realidad no es más que una meditación de la muerte. Pregunta a platón ¿cuáles son los bienes invisibles? y dirá: “no solamente hablo de lo justo, de lo bueno y de lo bello, sino también de lo grande, de la salud, de la fuerza, en una palabra, de la esencia de todas las cosas, es decir, de lo que son ellas por sí mismas”. La preexistencia del alma: Pero ¿de dónde tiene el filósofo la certidumbre de no perecer por completo cuando muere? Y si no tiene la prueba de que al alma sobrevive al cuerpo. También dice Sócrates “saber es recordar y el recuerdo es un conocimiento anterior, la consecuencia de esta es que el alma existe antes de nuestra aparición en este mundo, lo mismo que las esencias”. La verdad esta en el alma: ¿Cuando pues, el alma encuentra el alma la verdad? por que cuando la busca con el cuerpo vemos claramente que este la engaña y la induce al error, por el razonamiento llega el alma principalmente a conocer la verdad. Dice Sócrates todo hombre que llegue a donde voy a ir ahora, tiene gran motivo para esperar que allá, mejor que en ninguna parte, poseerá lo que con tanta fatigas buscamos en ésta vida; de manera que el viaje que me ordenan me llena de una dulce esperanza y el mismo efecto producirá

seria muy extraño que a la naturaleza le faltara un contrario. purificada para conocer la verdad. O viendo a Simmias se recuerda a cebes. y por que por esencia se escapa a todas las condiciones de la muerte. por lo tanto los vivos proceden de los muertos. Austral. de quien se puede decir que fue el mejor mortal que han conocido en su tiempo. por ejemplo el cuerpo que es visible y el alma que es inmaterial. Esta como se ha demostrado. La inmortalidad del alma: Si nuestra alma es semejante a las esencias. una visible y otra inmaterial: Se admiten dos clases de cosas una visible que es lo que cambia y la otra inmaterial (las que pueden ser percibidas solo por el pensamiento) como la esencia. Simmias le hizo notar a Sócrates que este argumento probaría que el alma existió antes. es por que estaba dormido. La existencia del alma por si misma. 1970. la de los contrarios y la reminiscencia. y lo caliente de lo frio. Bibliografía Platón. es decir. semejanza. y no tienen que temer que la muerte la disuelva como al cuerpo. el más sabio y el más justo. la reminiscencia: En su vida actual el hombre va adquiriendo genes sensibles. y a través de ellos se les puede suscitar recueros. desemejanza. Por lo cual se dice que el principio de las esencias conserva toda su fuerza contra las dudas propuestas referentes a la inmortalidad de las almas. Buenos Aires. . no cambia nunca. o sea. como tampoco pueden las mismas esencias nada contrario a su naturaleza. si se duerme es por que estaba despierto. nunca cambian. como no cambian ellas. Sócrates respondió que había que tomar ambos argumentos. Si uno despierta. participa de la naturaleza divina de las esencias. Fedón. Las cosas se originan a partir de su contrario: Lo frio se origina de lo caliente. Hay ahí un juego comparativo en que intervienen igualdad. no que existirá siempre. se tienen que haber visto antes. Las vio el alma cuando todavía no estaba ligado aun cuerpo. se trata de un gen interno que no se puede adquirir por vía sensible. quedaría coja. Diálogos. como a la vista de la lira o del manto recuerda al amigo. desigualdad. ya muerto le cierran los ojos y la boca. Para decir que fue el fin del hombre. Es inmortal.en todo aquel que este persuadido de que su alma este preparada. no puede admitir. Al final del dialogo nos narra la muerte de Sócrates y de cómo sus amigos se despiden de el con llanto. El cambio de las cosas. no puede perecer nunca con el cuerpo cuando esta se disuelve. bebe la cicuta para pronunciar sus ultimas palabras “debemos un gallo a Esculapio”. porque es inmutable e indisoluble. así los muertos proceden de los vivos.