Introducción En el siglo XVII surgen algunas críticas a la forma de enseñanza que se practicaba en los colegios internados.

Éstos estaban a cargo de órdenes religiosas, tenían como finalidad alejar a la juventud de los problemas propios de la época y de la edad, ofreciendo una vida metódica en su interior. En ellos se enseñaba los ideales de la antigüedad, la lengua escolar era el latín, y el dominio de la retórica era la culminación de esta educación. Los jóvenes, eran considerados propensos a la tentación, débiles y con atracción por el mal, por lo tanto, se consideraba necesario aislarlos del mundo externo, ya que éste es temido como fuente de tentaciones. Había que vigilar al alumno para que no sucumbiera a sus deseos y apetencias naturales. Es por eso, que en el siglo XIX surge el movimiento de renovación pedagógica conocido como Escuela Nueva. En ella se planteaban nuevas formas de enseñar. Señala la necesidad de enseñar de manera diferente, aprovechar la curiosidad del niño y emplear la instrucción indirecta, recurrir a la instrucción atrayente, diversificar la enseñanza. Entre estas nuevas corrientes se encuentra el Pensamiento Pedagógico Antiautoritario, este, se basa en que el niño se desarrolle sin ese sistema rígido, autoritario y de poca flexibilidad, como el que presenta la escuela tradicional. Hipótesis El Pensamiento Pedagógico Antiautoritario elimina la rigidez de la escuela tradicional, generando que el niño se desarrolle mediante su propio ritmo de aprendizaje. Modelo A lo largo de la historia se han seguido ciertos patrones dentro de la educación y todos estos formados por la escuela tradicionalista; Se utilizará la historia y las bases de la Escuela Nueva (Pensamiento Pedagógico Antiautoritario) según las opiniones de algunos autores que se encuentran dentro de esta escuela, basándome en el libro "historias de las ideas pedagógicas", así como también en reportes y biografías de internet. Este ensayo busca ver las comparaciones que se hacen entre la escuela nueva y la escuela tradicional; basándome en el Magistrocentrismo y el Pensamiento Pedagógico Antiautoritario. Desarrollo Como se menciona en la introducción, la filosofía de la Escuela Tradicional, considera que la mejor forma de preparar al niño para la vida es formar su inteligencia, su capacidad de resolver problemas, sus posibilidades de atención y de esfuerzo. Se le da gran importancia a la transmisión de la cultura y de los conocimientos, en tanto que se les considera de gran utilidad para ayudar al niño en el progreso de su personalidad. Así pues, la Escuela Tradicional, significa Método y Orden. Siguiendo este principio, se identifican los siguientes aspectos que caracterizan a dicha escuela: Magistrocentrismo,

Enciclopedismo y Verbalismo y Pasividad. A él le corresponde organizar el conocimiento. al que se debe imitar y obedecer. trazar el camino y llevar por él a sus alumnos. "cuando El maestro es la base y condición del éxito de la educación. El maestro es el modelo y el guía. Sin embargo. [1] . el cual es el Pensamiento Pedagógico Antiautoritario. para este ensayo hablaré solamente del Magistrocentrismo ya que es la contraparte del tema que expondré a continuación. El castigo ya sea en forma de reproches o de castigo físico estimula constantemente el progreso del alumno". el Magistrocentrismo según la escuela tradicional es. aislar y elaborar la materia que ha de ser aprendida. para comenzar. Bueno. la disciplina y los ejercicios escolares son suficientes para desarrollar las virtudes humanas en los alumnos. La disciplina y el castigo se consideran fundamentales.