You are on page 1of 6

DAU – UBB – 2009 - Alexander González Castaño Documento: Escrito 02.

Actualizado en Septiembre 07/2009

Nihilismo en la enseñanza de la Arquitectura Sostenible
“Desde un Ártico cada vez más vulnerable, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hizo este miércoles una apasionada petición a los políticos para que sellen este año un pacto sobre cambio climático”. Tomado de: www.elcolombiano.com. Sep02/2009

Tomando como referencia el artículo “Nihilismo en la escuela contemporánea” publicado en la revista EDUCEREi (RUIZ, PACHANO, 2006), en donde los tipos de nihilismo, definidos por Nietzsche en sus escritos póstumos, se aplican como análisis a la crisis de la educación y la escuela en la modernidad, se sugiere continuar y aplicar esta reflexión con la enseñanza de la arquitectura frente al tema de la Sostenibilidad. En este paralelo, los tres tipos de nihilismo expuestos, podrían ser claramente aplicados a las escuelas de arquitectura contemporánea en América Latina, específicamente frente al reto impuesto por las alertas de la crisis ambiental, sustentadas en el cambio climático y los impactos de la industria de la construcción sobre el medio ambiente. Resumen El primer tipo de nihilismo presente en la relación entre la sostenibilidad y la enseñanza de la arquitectura, sería la negación de la crisis ambiental como tal: nihilismo implícito, en donde la arquitectura contemporánea continúa siendo un ejercicio proyectual, que desconoce su relación con el entorno ambiental, social y económico. Cuando se asume una actitud de reconocimiento de la crisis ambiental, pero se continúa con el desarrollo de una arquitectura que renuncia a la búsqueda de alternativas y respuestas sostenibles, desde el ejercicio académico y profesional del diseño y la planificación urbana, se presenta un nihilismo explícito pasivo. En último lugar, aparece el nihilismo explícito activo, en donde se manifiesta una voluntad por la transformación de la relación actual entre arquitectura y medio ambiente, soportada en una docencia que busca el desarrollo de profesionales competentes para enfrentar y conjurar la crisis ambiental. Cada uno de estos tipos de nihilismo en la enseñanza de la arquitectura deben ser analizados, como lo sugiere el documento citado, a la luz de la relación espacio temporal entre la modernidad y la postmodernidad, entendiendo que el ejercicio docente y las escuelas, responden a los modelos económicos y políticos que definen y transforman los valores socioculturales, propios a una región o un país del planeta. Nihilismo Implícito: No existe la crisis ambiental. En la era moderna o industrializada representada temporalmente por el siglo XX, la máxima expresión de la arquitectura y la planificación urbana, fue el desarrollo de grandes centros construidos, donde se conglomeran millones de habitantes, que demandan servicios y recursos que son producidos y transportados desde regiones lejanas, extendiendo la huella ecológica de una ciudad a escalas territoriales, que apenas comienzan a ser cuantificadas, pero nunca controladas, ni mucho menos planificadas. La ciudad moderna como negación del entorno natural, es ahora el ambiente construido donde se expresa una arquitectura artificial, que tiene su contacto con los recursos naturales sólo a través de extensas redes de trasmisión de materia y energía, por vehículos, cables y ductos, donde siempre se encuentra una conexión a un sistema sobrecargado, que compensa su ineficiencia sólo con la especulación inmobiliaria y el costo del suelo urbano.
Formación de Arquitectos con Compromiso Sostenible

en que las universidades tradicionalmente han basado sus programas de formación y modelos de operación. que puedan manifestarse como modelos cercanos o ajustados al estatus socio económico europeo o norteamericano. para alcanzar el estatus de sociedad moderna. les permite desarrollar como arquitectura. la cual además les recompensa y les valida. En este contexto la arquitectura como producto de la era moderna es fiel al modelo del capitalismo y entra en procesos de industrialización tecnificada. donde la hora cátedra se erige como el principal modelo de contratación de profesores universitarios. reclama de sus arquitectos edificios modernos y de sus planificadores ciudades para la movilidad de sus vehículos particulares. De esta forma las universidades forman profesionales de manera masiva para el trabajo y el desarrollo de la sociedad moderna. con los ideales de la modernidad. comenzaron a ser debatidos desde la década de los años 1970. que no existen paradójicamente. por lo que se limitarán a enseñar lo que su oficio en el medio profesional. La modernidad y su modelo de industrialización y desarrollo económico. las consecuencias ambientales del modelo de explotación de los recursos naturales no sólo son evidentes por el costo de la energía. por el mismo desconocimiento de los efectos e impactos ambientales de la era moderna sobre el planeta. la pesca y la agricultura también están amenazados por una demanda superior. que persiguen el ideal de las sociedades que maduraron. amparados en la ciudad moderna. Además. Este tipo de nihilismo sobrevive hoy día en el personal docente de muchas escuelas latinoamericanas de arquitectura. valorada en términos de producción en masa. soportándose en indicadores de cobertura. se consumen a una tasa mayor que su ciclo ambiental. El nihilismo implícito subsiste en la arquitectura latinoamericana y se expresa socialmente en aquellos países en vías de desarrollo. para ser expresados a nivel mundial como nuevos paradigmas del diseño. que aunque renovables. convirtiendo la arquitectura en un bien de consumo privado y la planificación urbana en un tema de viaductos y autopistas. Hoy día. Actualizado en Septiembre 07/2009 La negación de la crisis ambiental es el último resguardo de la era moderna.Alexander González Castaño Documento: Escrito 02. tiempo de permanencia en la escuela y la optimización del Formación de Arquitectos con Compromiso Sostenible . que derivó en el movimiento ecológico. sino además por el cambio climático y la acelerada pérdida de la reserva ambiental del planeta. Una arquitectura moderna con su nihilismo implícito: no hay crisis ambiental relacionada con la arquitectura. generada por el crecimiento demográfico. donde los profesionales arquitectos. representado por un capitalismo que aun niega la existencia de la crisis ambiental. pocas veces son instruidos y preparados para la docencia. representada en recursos como el agua y el aire. que hoy ejercen y enseñan arquitectura con su nihilismo implícito. Esta sociedad en desarrollo.DAU – UBB – 2009 . Otros recursos como el suelo. así el conocimiento vernáculo y milenario se subvalora ante nuevos referentes estéticos que son importados. que se hace válida por la falta de controles normativos y legislativos. a partir de la crisis energética. nihilismo amparado en su propia experiencia profesional. donde la educación también presenta su propio nihilismo implícito: no existe una crisis en la educación moderna. durante el siglo XX. que se antepone a lo natural. los países latinoamericanos aun poseen recursos naturales para su desarrollo socioeconómico y esperan poder explotarlos. gracias a la globalización de la información. justamente en los lineamientos de la era moderna. Fue en esta ciudad moderna donde nacieron y se formaron los arquitectos. Esta situación se soporta además. tras la búsqueda de una imagen también moderna de progreso.

bajo el concepto. para hacerse conscientes de los efectos que la industrialización y la urbanización de las sociedades modernas. Actualizado en Septiembre 07/2009 recurso físico y docente.Alexander González Castaño Documento: Escrito 02. acuñado desde 1987 por la Comisión Brundtland (ONU): Resolver las necesidades del presente. con el tema de la sostenibilidad en la arquitectura. madurado en un movimiento social por la sostenibilidad a nivel mundial. coincidente temporalmente con el cambio de siglo. mayor compromiso y respuestas ambientales hacia la sostenibilidad. el uso de la energía y su clasificación en renovable y no renovable. relacionados con los patrones de conducta modernos. Nihilismo explicito pasivo: Existe la crisis. Cuando los estudios ambientales desarrollados por los científicos. de Sostenibilidad. Se podría afirmar que la primera generación social para la sostenibilidad ya ha nacido. pues la educación ambiental hoy día es una realidad en muchos centros educativos de primaria y secundaria a nivel mundial. se hizo imperativo el estudio y la cuantificación de los recursos naturales. pues como se mencionó anteriormente. aun en construcción. Cuando la era moderna entra a ser debatida por el surgimiento de una corriente postmoderna. Este modelo que puede ser validado para la enseñanza de ciencias exactas y conocimientos teóricos a partir de clases magistrales. Una de las principales manifestaciones de la crisis de la modernidad es justamente la crisis ambiental. pero no nos corresponde resolverla. siendo ésta una de las principales banderas de la postmodernidad. que anuncia la crisis de la modernidad e intenta reevaluar sus conceptos. con el imperativo de resolver la crisis ambiental en 2 o 3 generaciones. Así el movimiento ecológico. que se han cuestionado académica y profesionalmente. empieza a demandar de la arquitectura y el urbanismo. de la que disponen todos los actores sociales. ahora hace parte del sistema de información global y actualizada. ha hecho del tema ambiental casi tan mediático como la guerra o la moda. el resultado es una sentencia para el fin de la era moderna. Sin embargo la posición asumida por los pocos nihilistas implícitos. pero no aporta soluciones para resolverla. Esta corriente de educación se refuerza actualmente por la sociedad de la información. muchas veces llevando al extremo la relación de profesor por número de alumnos. El siglo XXI comenzó enmarcado en la crisis del calentamiento global y en el cambio climático como su principal consecuencia. ha sido su evolución hacia el nihilismo explícito pasivo. estableciendo el modelo económico moderno. la constante información en los medios masivos de comunicación. sin comprometer la capacidad y los recursos de las generaciones futuras. justamente en la transición entre la era moderna y la postmodernidad. se cruzan con los análisis socioculturales. ha causado y causan en el planeta. por parte de científicos y expertos en todo el mundo. Mientras tanto. para resolver sus propias necesidades.DAU – UBB – 2009 . Es en este contexto donde una creciente fracción social. la contaminación y el estudio de los ciclos ambientales. como el gran depredador del medio ambiente. merece ser revisado en la enseñanza de un oficio tan complejo como lo es la arquitectura. representado por el capitalismo. Esta situación podría sustentarse en varios factores: Formación de Arquitectos con Compromiso Sostenible . modelos y valores. pensadores y sociólogos establecieron conexiones directas entre la modernidad y la crisis ambiental. se manifiesta entonces un nihilismo pasivo que acepta la existencia de una crisis.

con la búsqueda de homologación internacional y la doble titulación con el contexto europeo y norteamericano. De esta forma cuando los profesionales del medio. Actualizado en Septiembre 07/2009 • • Aceptar la crisis ambiental. como docentes de proyectos. pues la arquitectura como objeto moderno. la carencia de normas y leyes que motiven y presionen a respuestas puntuales de la arquitectura y el urbanismo con la sostenibilidad. sin enfrentar mayores retos académicos ni profesionales con el tema y trasmitiendo este pensamiento a sus alumnos. presentan argumentos “contundentes” desde su óptica nihilista implícita hacia la arquitectura sostenible. que se sometieron y se someten a procesos de acreditación en alta calidad. cuyos efectos de contaminación en impacto sobre el medio ambiente. presentes en la academia y que demás carecen de experiencias profesionales demostrativas del diseño sostenible. alojando en este nicho a los docentes nihilistas explícitos pasivos. se presentan como optativos en la mayoría de escuelas que lo integraron en sus currículos. en transmitirle a los clientes una sobrevaloración de la arquitectura ambiental. en donde se debe renovar toda la estructura de conocimiento para poder hacer efectiva una respuesta a las nuevas condiciones sociales. Formación de Arquitectos con Compromiso Sostenible . se ha motivado sólo por los procesos de actualización curricular. quienes entenderán el nuevo paradigma como una moda o una alternativa y no como una responsabilidad. a nivel local e internacional. Sentir que la responsabilidad sobre el medio ambiente radica en otros actores sociales. pero sin conocer a fondo sus causas y efectos. Ahora bien. Entretanto. la actualización y el ejercicio académico por la arquitectura y el urbanismo sostenible. que responden al cumplimiento de una tarea impuesta por las directivas. De nuevo. específicamente hablando de la docencia en arquitectura. que difícilmente pueden ser debatidos por los pocos nihilistas explícitos pasivos. son más fáciles de verificar y cuantificar que el ejercicio de la arquitectura y el urbanismo actual. entran en la escuela de arquitectura. la evolución del nihilismo implícito hacia el nihilismo explícito pasivo en profesores y escuelas de arquitectura con relación al tema ambiental. la planificación y la construcción moderna de las ciudades. Asumir que el factor temporal no es imperativo y que el momento histórico para este cambio.DAU – UBB – 2009 . Sin embargo en la práctica. como se expreso previamente. pues el reto ambiental se traduce. que han asumido aquellas facultades de América Latina.Alexander González Castaño Documento: Escrito 02. será en un futuro próximo o una generación de la cual no se tendrá participación activa. justamente porque este tipo de ejercicios económicos nunca fueron dominio ni responsabilidad de los arquitectos de la era moderna. sólo se expresa en términos de valor capital y nunca en términos de valor operativo. siendo así también. comparando el campo académico con en el campo profesional. sin análisis de retorno o plan de inversión. el avance de este último es mucho más lento y los nihilistas implícitos siguen liderando el diseño. • • • Todos estos factores podrían resumirse en el desencanto producido por el colapso del pensamiento moderno. bajo el sistema de análisis capital de costo directo. Asumir que las respuestas ambientales de la arquitectura para con la sostenibilidad radican en grandes inversiones económicas y tecnológicas que no hacen competitivo el ejercicio de la “arquitectura convencional” o actual. frente a los retos impuestos por la postmodernidad y el cambio de paradigmas. económicas y políticas que podrán hacer posible el desarrollo económico sostenible.

producto de su proceso de desarrollo industrial y social. con los resultados de sus experimentos físicos.DAU – UBB – 2009 . le permite conocerla a fondo y entender sus dimensiones. Esta primera generación de nihilistas explícitos activos. voluntad por la transformación. En estas escuelas comienzan a formarse en la década de los años 1990. durante la primera década del siglo XXI. En el área de la arquitectura ambiental. sólo es una transición hacia el nihilismo explícito activo. con relación al tema de la sostenibilidad. son aquellos académicos y profesionales que enfrentaron la era moderna en su máximo momento de desarrollo. en donde la convivencia presencial con la misma. produciendo y consolidando nuevo conocimiento. lo cual una vez más en este Formación de Arquitectos con Compromiso Sostenible . social y cultural. principalmente porque. los costos de la energía y la escases de recursos naturales. incluso en un proceso temporal que no necesariamente espera por la consolidación de la crisis para iniciar sus acciones. sin el temor de transformarlo y de redefinirlo a partir de nuevas ideas y valores. el contexto latinoamericano en proceso de desarrollo socio económico. aún no dimensiona correctamente su afectación por la crisis ambiental. como factor que coarta la libertad de las ideas. el estado del nihilismo explícito pasivo. mientras se avanza en esta línea académica de la arquitectura ambiental. El nihilismo explícito activo es presentado por Nietzsche. podrá desarrollar bajo las condiciones correctas.Alexander González Castaño Documento: Escrito 02. donde la interacción histórica y cultural. Esta corriente que se inicia con el movimiento ecológico de los años 1970 llegó fortalecida al siglo XXI. a nivel de maestría y doctorado. los primeros nihilistas explícitos activos surgen desde las ciencias que estudian los fenómenos ambientales. libre de los lastres del temor al error. el proceso se inicia en escuelas de formación de posgrado en universidades europeas. como la capacidad de transformar paradigmas y tener la voluntad de enfrentar la realidad del presente. Nihilismo explícito activo: Realidad abierta al presente. sin embargo permanecen aislados de la docencia de pregrado. partiendo de una lectura más amplia del contexto. profesionales de América Latina que regresan a su contexto físico. Para este nivel de nihilismo es importante la formación académica y profesional con una lectura amplia y multidisciplinar de la ciencia y el conocimiento. con un medio ambiente exigente en términos de eficiencia energética y bienestar humano. fue relevantemente más afectada por las crisis energéticas y la escases de recursos naturales. Actualizado en Septiembre 07/2009 Sin embargo retornando a Nietzsche. analíticos y sociales. para poder interactuar con ella y lograr así su transformación. Específicamente con la crisis ambiental. los cuales repercutieron en varios modelos educativos que hoy sustentan la formación de nuevos nihilistas explícitos activos. fortalecieron sus escuelas de arquitectura con laboratorios ambientales y proyectos de investigación. en donde es posible afirmar que una escuela de arquitectura que ha logrado despertar en algunos docentes el nihilismo explícito pasivo. en diseño y construcción sostenible. para aplicar conocimientos y abrir nuevos cursos de posgrado en temas ambientales de la arquitectura en los inicios del nuevo siglo. Es una posición de liderazgo que se desarrolla justamente en el seno de una crisis. una generación de nihilistas explícitos activos frente al tema de la Arquitectura Sostenible. criticando sus valores a partir de los impactos que la sociedad industrializada le generaron al planeta.

especialmente en los talleres de proyecto. cada vez es más tenue y requiere acciones concretas y ágiles por parte de los nihilistas explícitos activos de la arquitectura sostenible. ahora que la crisis ambiental está presente en todos los titulares de prensa local e internacional. el manto que cubre la crisis ambiental y la educación de la era moderna. actualizando sus plantas docentes. que son ofrecidos para arquitectos con intereses en la formación académica en temas ambientales intentando formar una segunda generación de nihilistas explícitos activos. Para concluir se hace imperativo entonces llevar el nivel de formación de nihilistas explícitos activos en la arquitectura sostenible. del posgrado al nivel de pregrado. a la participación en cursos electivos o la formulación de programas de posgrado y cursos de actualización. que en la actualidad engrosan las filas de la docencia en los talleres de proyecto.Alexander González Castaño Documento: Escrito 02. que el tiempo requerido para un relevo generacional. al nihilismo explícito pasivo. estimulando y exigiendo niveles de nihilismo explícito activo para la docencia de la arquitectura sostenible en la era postmoderna. materia que representa aproximadamente el 70% de los créditos de formación de un arquitecto latinoamericano. El cómo lograr esto. para la formulación de normas ambientales y legislaciones sobre el consumo energético y el bienestar humano. justamente por nihilistas explícitos activos fortalecidos interdisciplinariamente en otras áreas del conocimiento. Además. la sociedad latinoamericana también está evolucionando del nihilismo implícito.DAU – UBB – 2009 . En este sentido los nihilistas explícitos activos aún son superados por los nihilistas implícitos de la arquitectura ambiental. Sin embargo. esperando por la acción de una tercera generación de nihilistas explícitos activos: los Arquitectos. Este compromiso le corresponde a las directivas de las escuelas de arquitectura latinoamericanas. Actualizado en Septiembre 07/2009 documento. regulando la arquitectura y el urbanismo en el ejercicio profesional. justamente con la propia superación de su nivel de nihilismo implícito frente a la educación moderna. relegando a muchos de los nihilistas explícitos activos en la docencia de la arquitectura ambiental. No 32/enero – febrero – marzo 2006/83-90 Formación de Arquitectos con Compromiso Sostenible . pues ya se están estableciendo las bases. pues las necesidades y demandas del medio social latinoamericano lo van a requerir en una escala temporal mucho menor. de los arquitectos nihilistas implícitos docentes y profesionales. será tema del próximo ensayo. se sustenta en la carencia normativa y legislativa en temas ambientales para su la aplicación en el marco profesional. i EDUCERE/Artículos Arbitrados/ISSN 1316-4910/Año 10.