You are on page 1of 5

FACTORES CLAVES DE LA CRISIS FINANCIERA

La crisis ha puesto claramente de manifiesto que la globalización del comercio y de las finanzas requiere mecanismos de cooperación y una regulación sistemática a nivel mundial. Sin embargo, para salir de la actual crisis y así mismo, evitar el desplome absoluto de las bolsas de valores, es necesario ir más allá de la regulación financiera y abordar la cuestión fundamental de cómo reactivar y extender el multilateralismo en un mundo en proceso de globalización. También la inexistencia de un sistema internacional cooperativo capaz de gestionar las fluctuaciones de los tipos de cambio ha propiciado una desenfrenada especulación cambiaria y profundizada los desequilibrios mundiales. Como ocurrió en Asia hace diez años, la especulación con divisas y la crisis cambiaria han llevado a varios países al borde de la quiebra y han agudizado enormemente la crisis Para ello es importante fortalecer los mecanismos de regulación financiera a nivel nacional, los actuales problemas de la economía mundial requieren soluciones mundiales. Las Naciones Unidas deben desempeñar un papel esencial en ese proceso de reforma, no sólo porque son la única institución capaz, por su carácter universal y su credibilidad, de dar legitimidad y viabilidad a un sistema de gobernanza reformado, sino también porque cuentan con probada capacidad para realizar análisis imparciales y formular con pragmatismo recomendaciones normativas en esta esfera. Se dice que “las principales economías industriales o superpotencias se encuentran en una profunda recesión, y en el mundo en desarrollo se está registrando una abrupta desaceleración del crecimiento” 1. No puede descartarse que muchas economías importantes terminen por caer en una trampa deflacionaria. Sigue siendo imprescindible atender a los problemas puntuales que van surgiendo, pero no es menos urgente determinar las causas subyacentes de la crisis y acometer una profunda reforma del sistema de gobernanza económica mundial.

1

MONETA, Carlos. Las “ruedas” del comercio global en el mundo que viene Mercosur y el sistema emergente de Asia del Pacífico. 2010.

La actual crisis financiera está siendo entendida, de manera concreta como efecto de una exagerada expansión del endeudamiento (especialmente de los mutuos hipotecarios, pero no sólo de estos), que ha dado lugar a un rápido incremento de la insolvencia y los incumplimientos de los deudores. También se acumulan de este modo en los bancos y entidades crediticias, títulos de deuda que carecen de valor, o que lo pierden en proporciones significativas. Se genera en consecuencia una pérdida de activos (o de valor) de los bancos y acreedores en general, que provoca la desconfianza de los inversionistas y tenedores de títulos, bonos y acciones, que se apresuran en deshacerse de estos papeles amenazados, y buscan refugio en activos que les proporcionen mayor seguridad. Con todo ello disminuye la capacidad de dar y de recibir créditos, lo cual se traduce en contracción económica y recesión. Creando caos en materia bursátil, perjudicándose como siempre en aquellas economías pequeñas o vulnerables. Según los expertos los factores causantes de esta crisis son en especial los países llamados potencias que en décadas han hecho muchos gastos financiando imperios, buscando política monetaria expansionista hacia los cinco continente como siempre lo ha hecho los Estados Unidos. La desregulación financiera, impulsada por una creencia ideológica en las virtudes del mercado, ha favorecido la aparición de instrumentos financieros "innovadores"2 sin vinculación alguna con actividades que si son productivas en el sector real de la economía. Esos instrumentos propician actividades especulativas que se basan en información aparentemente convincente, pero que en realidad no representa sino una extrapolación al futuro de las tendencias actuales. También el nuevo proceso de regulación de los mercados financieros ha de tener presentes las ineludibles lecciones de la crisis, entre las que cabe destacar las siguientes: Para evitar el arbitraje regulador es necesario que los reguladores puedan abarcar el conjunto del sistema financiero y supervisar todas las transacciones financieras en función del riesgo que engendren; la otra seria la regulación prudencial a nivel macroeconómico debe completarse con políticas prudenciales a nivel macroeconómico tendentes a constituir reservas de amortiguación
2

PARRA PARRA, Orlando. Sistemas de Información Financiera. Organización y Métodos. Bogotá: ORPA, 2011. p 71

durante las épocas buenas para evitar la desaparición de liquidez en los períodos de crisis; Debería existir también los reguladores de los países en desarrollo deben desarrollar sus sectores financieros gradualmente, para evitar el ciclo de auge y recesión; o reguladores de los distintos países deben intercambiar información, tratar de establecer normas similares y evitar la igualación hacia debajo de la regulación financiera. Claro que en las potencias mundiales existe mucho maquillaje diplomático como ha sucedido con Japón en el cual se tratado de suavizar poco a poco el problema financiero que se encuentra sumiso por las catástrofe en los últimos tiempo y el cierre de numerosas compañías de la isla. Ésta mascara de problemas en Japón lo ha suavizado momentáneamente su sistema bancario con costosas dilataciones de saneamiento monetario, el cual ha demostrado tolerancia al riesgo inminente en unos años si sigue ésta recesión fuerte de los países industrializado que sigue cerrando puertas a la industrialización. Con respecto a la teoría en materia de análisis financiero, se puede argumentar que el análisis financiero es una herramienta de vital importancia que tiene a su disposición la administración de cualquier negocio o empresa para determinar el ritmo de crecimiento o de estancamiento de la rentabilidad económica o financiera de las operaciones del mismo. También se dice que los estados financieros principales sirven para tomar decisiones de inversión y crédito, lo que requiere conocer la capacidad de crecimiento de la empresa; permiten también evaluar la solvencia y la liquidez de la empresa así como su capacidad de pago; además mediante ellos podemos conocer el origen y las características de los recursos para estimar la capacidad financiera de crecimiento. Por eso, la planeación financiera de una organización, comprende una serie de actividades interrelacionadas cuyo objetivo último constituye la maximización del valor del negocio; por lo tanto la empresa debe tratar de llevar a cabo estrategias que obtenga beneficios de las fortalezas internas y que aprovechan las oportunidades externas, que mitiguen las debilidades internas y eviten o aminoren el impacto de las amenazas externas. En este proceso radica la esencia de una buena organización y planeación.

Con respecto a los gerentes, en muchos casos no saben que pueden estar creciendo a la quiebra cuando no lo hacen adecuadamente. Este es el caso típico de un emprendedor, que en el ánimo de hacer negocios con empresas grandes permite plazos extensos en los pagos para amarrar contratos al tiempo que realiza inversiones cuantiosas. Sin saberlo, está acabando con su negocio. Para que esto no pase, los expertos recomiendan que las empresas se fijen en tres aspectos: un adecuado financiamiento del crecimiento, que se debe complementar de una estrategia que lo empuje y la gerencia que lo soporte. El tamaño del mercado está aumentando, lo cual ocurre solo en industrias en desarrollo, o le está ganando participación de mercado a su competencia. En ambos escenarios, las empresas tienen que realizar cuantiosas inversiones. El crecimiento presenta dificultades tanto para las empresas pequeñas como para las grandes. Cuando una compañía crece, el requerimiento de capital de trabajo para su funcionamiento aumenta. Esto implica que en el crecimiento hay una tendencia a aumentar de las inversiones, los activos fijos, los inventarios y las cuentas por cobrar. Claro que las estrategias y financiación no sirven para nada sin el recurso humano que logre echar a andar el crecimiento. Un tratado de libre comercio con Estados Unidos abre la posibilidad para que las empresas crezcan o desaparezcan. Por ello, en esta dinámica, es tan importante que las empresas del país no cometan los errores del pasado. En esta oportunidad se deben tener presentes todas las exigencias de crecer, para que el crecimiento pueden ser sostenible y duradero. Pero como toda en la vida hay también soluciones a la crisis financiera de acuerdo a los planteamiento de expertos como: “Disponer de un nuevo sistema monetario y financiero, que no requiera elevado crecimiento de la producción y del consumo para sostenerse. Ello supone que el dinero deja de crearse como crédito, y que recupere credibilidad y sus cinco importantes funciones”3. También con la “creación de un nuevo orden institucional, jurídico y político, que de
3

ARANGO JARAMILLO, Mario. La Economía Solidaria. Una Alternativa económica y Social, Ediciones CORSEVA, Medellín. 2010, p. 65

estabilidad y anteriores”4.

garantice

la

permanencia

de

las

tres

condiciones

4

Ibíd. p. 65