¡Cristo nos hizo libres!

por Juan Stam
Sorprende y es de lamentar que los evangelicos de hoy desdeñen el tema de la libertad
cristiana. De hecho, dicho tema es, sin lugar a dudas, central en todo el movimiento de la
ReIorma. La ReIorma Iue, en su sentido mas proIundo, un proceso liberador en todas sus
dimensiones.
Algunas reIlexiones sobre la teologia de los reIormadores
El aporte teológico de la Reforma suele resumirse en tres puntos:
La justiIicacion por la gracia mediante la Ie (sola gratia, sola Iide)
La sola autoridad normativa y deIinitiva de las Sagradas Escrituras (sola scriptura)
El sacerdocio universal de todos los creyentes. Pero, casi siempre, se tiende a olvidar otros
dos, que son cruciales:

La libertad cristiana

«la Iglesia reIormada siempre reIormandose» (ecclesia reIormata semper reIormanda).
Sorprende y es de lamentar que los evangelicos de hoy desdeñen el tema de la libertad
cristiana. De hecho, dicho tema es, sin lugar a dudas, central en todo el movimiento de la
ReIorma. La ReIorma Iue, en su sentido mas proIundo, un proceso liberador en todas sus
dimensiones. (1)
En este marcado enIasis en la libertad cristiana, Lutero siguio de cerca a su gran precursor
evangelico, nada menos que al Apostol Pablo, quien de manera constante vinculo la
justiIicacion por la Ie con la libertad cristiana. Cuando los galatas retornaron al legalismo
judaizante, San Pablo los acuso de haber negado el evangelio: «De Cristo os habeis
separado, vosotros que procurais ser justiIicados por la ley; de la gracia habeis caido» (Ga
5.4 BA). Y su rechazo consistia no en que hubieran caido en alguna inmoralidad ni
hubieran negado alguna doctrina ortodoxa, sino en que habian vuelto a insistir en la
circuncision y el legalismo como condiciones para que Dios los aceptara. Si quieren vivir
bajo el sistema legalista, les advierte San Pablo, «Cristo de nada os aprovechara» (Ga 5.2
BA), porque «para libertad Iue que Cristo nos hizo libres » (Ga 5.1 BA). Por lo tanto, los
exhorta: «permaneced Iirmes, y no os sometais otra vez al yugo de esclavitud.» (Ga 5.1
BA).
Al inicio de la misma epistola, Pablo escribe a estos creyentes en terminos parecidos: «Me
maravillo de que tan pronto hayais abandonado al que os llamo por la gracia de Cristo, para
seguir un evangelio diIerente» (Ga 1.5 BA). En seguida, aclara que de hecho «no hay otro
evangelio», y advierte que si alguien pretendiera predicarles otro evangelio, «que caiga bajo
maldicion» (1.8 NVI). Ser evangelico, segun San Pablo, es vivir desde la gracia de Dios
que nos hace libres. No es posible ser evangelico y legalista a la vez.
A Martin Lutero le gustaba señalar que su apellido se origina de una palabra griega
(eleutheros) que signiIica «libre, independiente, no ligado»; a veces se llamaba a si mismo
«Lutero el Libre». Uno de sus primeros escritos, en el año 1520, se titulo «Sobre la libertad
del cristiano». Tan convencido estaba Lutero de que no es posible obtener la libertad
mientras estemos bajo el pecado, como tambien de que el evangelio nos convierte en
verdaderamente libres. Evangelio signiIica libertad; evangelio y servidumbre (dominacion,
autoritarismo) se excluyen mutuamente.
En los parraIos siguientes intentaremos demostrar que cada una de las principales
aIirmaciones de la ReIorma sustenta la libertad cristiana. Sin la libertad cristiana, las demas
verdades reIormadas no se pueden entender en su sentido pleno.
La sola gratia nos libera del legalismo
Cuando Lutero descubrio la justiIicacion por la pura gracia de Dios, comento que se le
abrieron las puertas del paraiso, porque la sola gratia lo libero del terror a un Dios iracundo
y vengativo. La doctrina de la justiIicacion por la gracia signiIico para Lutero su liberacion
del dominio de la ley y de las obras. Para el, personalmente, la revelacion de «la gloriosa
libertad de los hijos e hijas de Dios» (Ro 8.21) Iue la respuesta a su angustiosa busqueda de
paz y salvacion. SigniIico liberacion de las demandas de la ley. Ya que nuestra justiIicacion
es «por la gracia mediante la Ie», podemos conIiar Iirmemente en la palabra de Dios, la
cual nos asegura que el Señor nos ha aceptado. A la vez, para Lutero, la Ie es muchisimo
mas que mero asentimiento teorico. «La Ie es algo activo», explicaba Lutero; es «la Ie que
obra por el amor» (Ga 5.6, cI. 6.9s).
Para Lutero, esta «libertad del evangelio» estaba por encima de toda autoridad y de todas
las leyes humanas. Le parecia que el sistema papal era una intolerable contradiccion a esta
libertad evangelica; «el papa» escribio, «habia dejado de ser un obispo, para
convertirse en un dictador» (S. S. Wolin, Politica y perspectiva, p. 158). Era imperativo
restaurar «nuestra noble libertad cristiana», pues, «se debe permitir que cada persona escoja
libremente» (ibid, pp. 156, 158).
Desde el tiempo de los Iariseos, la mentalidad legalista, basada en la autosuIiciencia de los
meritos propios, siempre ha conducido a dos extremos: a ser Iariseo o a ser publicano. El
Iariseo esta segurisimo de su propia justicia, basado en obras de moralismo externo, pero,
de hecho, no es ni justo ni realmente libre. El publicano, en cambio, se desespera por su
Ialta de merito y su insuperable Iracaso en lograr su propia vindicacion. Pero ninguno de
los dos puede obrar el bien con libertad, puesto que lo realizan solo como medio para
alcanzar su propia auto-justiIicacion.
El mensaje evangelico rompe este circulo vicioso. Dios en su gracia divina recibe al injusto
y lo justiIica, «no por obras, sino para buenas obras» (EI 2.810). La gracia (xaris) de Dios
despierta nuestra gratitud (euxaristia) y nos transIorma en nuevas personas que buscamos
cumplir la voluntad de aquel que nos ha redimido. (2) De esa manera, la gracia de Dios nos
libera tanto del legalismo y moralismo como del Iideismo (3) y de la «gracia barata» de una
Ie puramente Iormal y verbal. La gracia nos hace libres para obrar el bien, no para lograr
por nosotros mismos nuestra justiIicacion ante Dios, sino para agradecer y gloriIicar a aquel
que nos justiIico por Ie.
La sola scriptura nos libera del autoritarismo dogmatico
La misma paradoja liberadora aparece en la aIirmacion de la sola autoridad normativa de la
palabra de Dios. El principio de sola scriptura relativiza, necesariamente, toda tradicion y
toda autoridad humana, aun las eclesiasticas. Ninguna autoridad humana puede imponerse
sobre la conciencia del creyente, si no puede Iundamentarse en las Escrituras. Lo expreso
Lutero elocuentemente en su deIensa ante la Dieta de Worms (1521):
«Mi conciencia es cautiva de la palabra de Dios. Si no me demuestran por las Escrituras y
por razones claras (no acepto la autoridad de papas y concilios, pues se contradicen), no
puedo ni quiero retractarme de nada, porque ir contra la conciencia es tan peligroso como
errado. Que Dios me ayude. Amen». (4)
Años despues Lutero declaraba: «Soy teologo cristiano. Quiero creer libremente y no ser
esclavo de la autoridad de nadie. ConIesare con conIianza lo que me parece cierto». En su
monumento en Worms se escribieron estas palabras de su autoria: «Los que conocen
verdaderamente a Cristo nunca pueden permanecer esclavos de ninguna autoridad
humana». «La palabra de Dios,» escribio Lutero «que enseña la libertad plena, no debe
ser limitada» (Wolin, ibid., p. 155).
¡Que palabras de libertad teologica! Su total sumision a la palabra de Dios lo hacia libre
Irente a dogmatismos, magisterios, concilios y papas. En la medida en que seamos
realmente biblicos, seremos libres para «examinarlo todo» a la luz de las Escrituras y de las
evidencias, hoy no menos que en los tiempos de Lutero.
Martin Lutero insistia con vehemencia en la unica, exclusiva e incondicional autoridad de
la palabra de Dios, que cuidadosa y evangelicamente interpretada. Solo el evangelio y las
Escrituras poseen autoridad sobre la conciencia del creyente. Por las Escrituras y por la
gracia redentora de Dios, somos libres de cualquier otra autoridad que pretenda imponerse
sobre nuestra conciencia.
Estudiosos de la ReIorma han denominado esta aIirmacion «el principio protestante»: solo
Dios mismo es absoluto, solo su Palabra puede ostentar autoridad Iinal. Cualquier otro
absoluto no es Dios, sino un idolo. Por lo mismo, solo las Escrituras, Iiel y cuidadosamente
interpretadas en la comunidad creyente, pueden Iundamentar articulos de Ie. Ni el papa ni
los concilios, ni las tradiciones ni los pastores ni los proIesores de teologia, pueden imponer
sus criterios con autoridad obligatoria.
Sin embargo, a menudo pasa lo contrario (no solo con los Testigos de Jehova sino con
muchos que se llaman a si mismos «biblicos» y «evangelicos»): se levantan tambien en
nuestro medio pequeños «papas protestantes» con su «santo oIicio», con el cual pretenden
imponer sus tradicionalismos y dogmatismos, y condenar (sin pruebas biblicas con la mas
minima seriedad) a todo aquel que no este de acuerdo con las creencias de ellos. Sin darse
cuenta, regresan al autoritarismo dogmatico contra el cual Lutero se habia levantado, como
los judeocristianos de Galacia tambien habian vuelto al legalismo antievangelico y
antibiblico. Pero ser biblico es ser mentalmente libre, abierto y critico. No se puede ser
biblico y seguir siendo cerrado y dogmatico.
¡Que libertad la de Lutero, ante toda autoridad, tradicion, opinion y criterio humanos! ¿Y
por que? ¿Como consiguio Lutero tal osadia para reclamar esa libertad para su propia
conciencia? Aunque su postura pareciera arrogante y anarquica, la Iuerza de su libertad
evangelica poseia una energia totalmente distinta: «Mi conciencia es cautiva de la palabra
de Dios».
Para Lutero, la obediencia evangelica a Dios y a su Santa Palabra poseen como corolario la
liberacion evangelica de toda autoridad, tradicion o heteronomia (5) que pretendieran ser
absolutas (idolatricas) Irente a la exclusiva autoridad normativa de la palabra viva de Dios.
Lutero explico este concepto con notable elocuencia en su tratado «Sobre la libertad
cristiana», en 1520: porque el cristiano esta sometido incondicionalmente a la palabra
liberadora del evangelio, «el cristiano es el mas libre de todos los seres humanos» (cI. Ro
6.1618).
Bien lo expresa el himno, «Cautivame Señor, y libre en ti sere». Eso se aplica tambien a
nuestro pensamiento y a nuestras actitudes: cuando nuestra conciencia es cautiva de la
palabra de Dios y del glorioso evangelio, no podra ser nunca cautiva de tradiciones ni de
autoridades humanas que pretendan colocarse al nivel de o incluso por encima de la
palabra de Dios. Sola scriptura, sola gratia, sola Iide: ¡mensaje de autentica libertad
evangelica para la conciencia de todos los cristianos hoy tambien!
El sacerdocio de todos los Iieles nos libera del clericalismo
La aIirmacion reIormada del sacerdocio universal de todos los Iieles (1Pe 2.9; Ap 1.6; 5.10)
impulsa, logicamente, un proceso de progresiva democratizacion dentro de la Iglesia, y por
consiguiente dentro del mundo moderno. Para Lutero, todo cristiano es un sacerdote y un
ministro de Dios, y toda la vida, todo empleo y oIicio, son vocacion divina dentro del
mundo. «Una lechera puede ordeñar las vacas para la gloria de Dios», aIirmaba Lutero. En
un pasaje aun mas atrevido, sostenia que «todos los cristianos son sacerdotes, y todas las
mujeres sacerdotisas, jovenes o viejos, señores o siervos, mujeres o doncellas, letrados o
laicos, sin diIerencia alguna» (W.A. 6,370; R. Garcia-Villoslada, Martin Lutero, Tomo. I,
p.467).
Aun asi, ciertamente los reIormadores no se guiaron por este principio hasta sus ultimas
consecuencias. Conservaron mucho del clericalismo heredado de largos siglos de tradicion
eclesiastica. Sin embargo, algunos, conocidos como anabautistas de la ReIorma Radical,
llevaron el principio del sacerdocio universal a un paso adelante de manera notable. Hoy
dia, tanto en circulos catolicos como protestantes, se reconocen los carismas de todos los
Iieles y se cuestiona constantemente el clericalismo y el autoritarismo que,
lamentablemente, han prevalecido en la iglesia protestante como tambien en la catolica.
El paso de la Edad Media al mundo moderno signiIico un cuestionamiento radical del
autoritarismo medieval e impulso la marcha de una serie de libertades humanas que hoy dia
damos por sentadas. En ese proceso, Martin Lutero desempeño un papel decisivo. Su
mensaje de gracia evangelica nos libera del legalismo (autoritarismo etico). Su insistencia
en la autoridad biblica, interpretada critica y cientiIicamente, nos libera del tradicionalismo
(autoritarismo doctrinal). Su enseñanza del sacerdocio universal de todos los Iieles
comenzo a liberarnos del clericalismo (autoritarismo eclesiastico).
Lutero lanzo una cruzada tenaz contra las estructuras autoritarias de la iglesia medieval. En
su tratado «Todas y cada una de las practicas de la Iglesia», (1520) escribio: «son
estorbadas, y enredadas, y amenazadas por las pestilentes, ignorantes e irreligiosas
ordenanzas artiIiciales. No hay esperanza de cura, a menos que todas las leyes establecidas
por el hombre, cualquiera que sea su duracion, sean derogadas para siempre. Cuando
hayamos recobrado la libertad del evangelio, debemos juzgar y gobernar de acuerdo con el
en todos los aspectos» (WoolI I, p.303, en Wolin p. 156). Al denunciar la tirania del
Vaticano, Lutero exigia a la Iglesia «restaurar nuestra noble libertad cristiana» (Wolin
p.158) tambien en las iglesias evangelicas.
«La iglesia reIormada siempre reIormandose» nos libera del tradicionalismo estatico
Otra consigna de la ReIorma, cuya importancia no puede ser exagerada, rezaba «ecclesia
reIormata semper reIormanda» (iglesia reIormada siempre reIormandose). Es
impresionante que los reIormadores hayan poseido la humildad y la Ilexibilidad de ver su
movimiento como inconcluso, con necesidad de continua revision. Sabian que su encuentro
con la palabra de Dios habia introducido en la historia nuevas Iuerzas de transIormacion,
pero (a lo menos en sus mejores momentos) no sostenian ilusiones de haber concluido la
tarea. Su gran merito historico Iue el de haber realizado un buen comienzo, muy dinamico,
y precisamente de no pretender haber pronunciado la ultima palabra per saecula
saeculorum.
En los movimientos historicos se observa un Ienomeno tipico, que consiste en que, despues
de comenzar con la espontanea creatividad de una busqueda dinamica, poco a poco su
ideologia se va institucionalizando hasta perder casi totalmente la Ilexibilidad de sus inicios
y su capacidad original de sorprender. En muchos casos, este proceso llega a un estado
senil de arterioesclerosis institucional.
De hecho, esto es lo que paso en gran parte con la ReIorma protestante. Sus sucesores
redujeron los explosivos descubrimientos de los Iundadores (especialmente la «teologia
irregular» de Lutero mismo) en un nuevo escolasticismo ortodoxo, sea de corte luterano o
calvinista. El proceso dinamico de los inicios se petriIico en un sistema rigido y cerrado.
Siglos despues el Iundamentalismo norteamericano resucitaba a ese escolasticismo
protestante en una nueva reencarnacion historica.
Los reIormadores anticiparon este peligro, e implantaron en su teologia deIensas contra esa
excesiva institucionalizacion y sistematizacion. En parte por Iactores adversos del siglo
XVII, sobre todo el surgimiento del racionalismo esceptico, los sucesores de ellos buscaron
una Ialsa seguridad en la «Iortaleza teologica» de su ortodoxia inIlexible. Contra esta
postura, los ataques de pensadores como Lessing resultaron devastadores. En el siglo XX,
volvio a surgir con gran energia el principio de ecclesia reIormata semper reIormanda.
En ningun momento todas estas libertades deben signiIicar libertinaje, ni en doctrina ni en
conducta; eso signiIicaria elegir el extremo opuesto del legalismo. Como lo ha expresado el
teologo Irances Claude GeIIre, necesitamos dogma (doctrina) pero sin dogmatismo,
tradicion pero sin tradicionalismo, y autoridad sin autoritarismo (La iglesia ante el riesgo de
la interpretacion, Ediciones Cristiandad, 1983, p.69) y, podemos agregar, instituciones sin
institucionalismo.
¿Que nos dicen hoy estos postulados Iundamentales de la ReIorma?
(1) Nos desaIian a redescubrir constantemente el signiIicado de las Buenas Nuevas y la
Iuerza de la libertad evangelica, que resultaron tan caras para los reIormadores.
(2) Nos llaman al continuo trabajo de exegesis biblica, seria, cientiIica, critica y evangelica,
individual y corporativa: solo en la cuidadosisima interpretacion de la palabra de Dios se
hallara la libertad evangelica del pueblo de Dios y de la teologia.
(3) Nos llaman a un proIundo respeto hacia los demas hermanos y hermanas, al buscar
juntos la voluntad del Señor en esa obediencia a la Palabra que es tambien una sana libertad
ante toda palabra humana. En las muy sabias palabras de un antiguo reIran de la Iglesia:
«en lo esencial (lo biblico y evangelico), unidad; en lo no-esencial (opiniones, tradiciones,
costumbres), libertad; en todo, caridad».
Bibliografía
O Garcia-Villoslada, Ricardo, Martin Lutero. El Iraile hambriento de Dios, vol. I, Madrid, BAC, 1973.
O GeIIre, Claude, El cristianismo ante el riesgo de la interpretacion, Madrid, Cristiandad, 1984.
O Wolin, Sheldon S, Politica y Perspectiva, Buenos Aries, Amorrortu, 1960.
O El articulo es una conIerencia dictada en la consulta sobre la ReIorma (CIC de Cuba y CLAI) en la
Habana, octubre, 2002. Se tomo del libro Haciendo teologia en America Latina, Tomo I, Editorial
SEBILA, San Jose, Costa Rica, ©2006 pp 241-247. Se usa con permiso del autor.
DesarrolloCristiano.com, derechos reservados.
otas
(1) Esto lo reconocio Jose Marti cuando escribio que 'todo hombre libre debe colgar en su muro, como el de
Apoc 8ť1Ŵ6ť la medla hora de sllenclo

ublcaclónť 8logs 8logs de !uan SLam
Þubllcado porť [uansLam 22/03/2011

5. El septimo sello (8:1-5):
Sllenclo en el Clelo

1Cuando el Cordero rompló el sepLlmo selloţ hubo sllenclo en el clelo como por
medla horaŦ 2? vl a los sleLe ángeles que esLán de ple delanLe de ulosţ a los
cuales se les dleron sleLe LrompeLasŦ

3Se acercó oLro ángel y se puso de ple frenLe al alLarŦ 1enla un lncensarlo de
oroţ y se le enLregó mucho lnclenso para ofrecerloţ [unLo con las oraclones de
Lodo el pueblo de ulosţ sobre el alLar de oro que esLá delanLe del LronoŦ 4?
[unLo con esas oraclonesţ subló el humo del lnclenso desde la mano del ángel
hasLa la presencla de ulosŦ

3Luego el ángel Lomó el lncensarlo y lo llenó con brasas del alLarţ las cuales
arro[ó sobre la LlerraŤ y se produ[eron Lruenosţ esLruendosţ relámpagos y un
LerremoLoŦ

Þrlmeroţ usemos la lmaglnaclónť LsLa escena es Lan sencllla y a la vez Lan dramáLlca que es fácll
vlsuallzarlať cuando el Cordero abre el ulLlmo selloţ !uan se sorprende grandemenLe a descubrlr
que de repenLe Lodo el clelo se ha callado en un profundo sllencloŦ1odo el ruldo LermlnóŤ nadle se
mueve y no pasa nada por medla horaŦ !uan ve el Lrono de ulosţ y frenLe al Lrono el pequeno alLar
de lnclensoţ cuyo oro refle[a el esplendor del rosLro del SenorŦ AnLe ulos esLán los sleLe ángeles de
la presenclaţ que conocemos como los arcángelesŦ Ln medlo del sllencloţ sln expllcaclón algunaţ se
le da una LrompeLa a cada arcángelŦ

un poco despuesţ sln declr palabraţ aparece aLrás oLro ángel (no uno de los grandes) con una
bande[a de oro en su manoŦ SllenclosamenLe abre camlno hacla el alLarŦ Con gran solemnldad
ofrece sobre el alLar el lnclenso de nuesLras oraclonesţ y Lodo el clelo (lncluso ulos) olfaLea el
exqulslLo perfume que llena la corLe celesLlalŦ Þasa un Llempoţ y esLe anónlmo ángel vuelve a
llenar su bande[a de carbones encendldosţ los lleva solemnemenLe afuera al parapeLo del cleloţ y
los Llra a la LlerraŦ Suenan Lruenos y vocesŤ ha Lermlnado la medla hora y se rompe el sllencloŦż1Ž


? ahoraţ anallcemosť Con Apocallpsls 8ť1ţ despues del largo lnLerludlo del capŦ 7ţ !uan vuelve a la
ya conoclda fórmula de abrlr los sellos (8ť1Ť cfŦ 6ť1ţ3ţ3ţ7ţ9ţ12)Ŧ Con la mlsma fórmulaż2Ž los
prlmeros sellos hablan solLado a los cuaLro [lneLes y el sexLo habla lnLroducldo caLásLrofes de
aumenLada severldad escaLológlcaţ pero en segulda unos ángeles deLuvleron LemporalmenLe los
vlenLos de [ulclo (7ť1Ŵ3)Ŧ Con el ulLlmo selloţ y con la expecLaLlva lnLenslflcada por el suspenso de la
demora del capŦ 7ţ esperarlamos con la aperLura del rollo Lan lmporLanLe (cfŦ 3ť1Ŵ4) el desenlace
flnal de la hlsLorlaţ con aconLeclmlenLos aun más dramáLlcos que los de 6ť12Ŵ17Ŧ

Þero no pasa nada de esoŦ Con la aperLura del sepLlmo selloţ lo unlco que pasa esŧsllenclo! CLra
sorpresa! ? sorprende LanLo más porque hasLa ahora el Apocallpsls ha sldo un llbro muy ruldosoŦ
1ruenos y voces procedlan del LronoŤ vlvlenLes y anclanos unlan sus voces con mlllares de mlllares
de ángeles (3ť11Ŵ12Ť 7ť10Ŵ12)Ŧ un ángel fuerLe clamaba a voz en cuello (3ť3)Ť los márLlres Lamblen
ƍgrlLaban a gran vozƍ (6ť10)Ŧ Þero ahoraţ de repenLeţ un mlsLerloso sllenclo hace callar hasLa a los
Lruenos que procedlan del LronoŦ ue repenLe Lodo sonldo Lermlna y Loda la acclónţ hasLa ahora Lan
aceleradaţ se parallzaŦ

Aunque el ulLlmo sello ahora se rompeţ no se dlce nada del llbro ya ablerLo nl se procede a leerloţ
como esperaba !uan Lan anslosamenLe (3ť4)Ŧ Como sl no basLara la doble pausa del capŦ 7ţ el
ulLlmo sello parece ser oLra demora anLlŴcllmácLlcaŦ Þero en medlo del prolongado sllencloţ ocurre
una doble acclón sencllla y calladať prlmero se les enLregan sleLe LrompeLas a los sleLe ángeles que
esLán delanLe de ulosţ y en el sllenclo enLre la enLrega de las LrompeLas (8ť2) y el Locarlas (8ť6)ţ
oLro ángel ofrece lnclenso sobre el alLar de oro (8ť3Ŵ3)Ŧ 8eclbldas las oraclones anLe ulosţ suenan
las LrompeLas y comlenzan los [ulclosŦż3Ž

Ln vez de un melodramáLlco fln del mundoţ esLllo Pollywoodţ el sepLlmo sello resulLa ser el blen
ordenado lnlclo de una nueva serle de [ulclosŦ Las LrompeLas enLregadas en medlo del sllenclo del
sepLlmo sello serán los lnsLrumenLos del próxlmo sepLenarlo de acclón dlvlna (8ť6Ŵ11ť19)Ŧ Lso nos
muesLra que el sepLlmo sello conslsLe preclsamenLe en las sleLe LrompeLasţ y la Locada de la
sepLlma LrompeLa será por eso el fln Lamblen del sepLlmo selloŦ La medla hora de sllencloţ como
una especle de enLreacLoţ es a la vez la ulLlma aperLura de sellos y el preludlo de las LrompeLas
que slguenŦż4Ž

La medla hora de sllencloţ paradó[lcamenLeţ ha provocado muchos mlles de palabras erudlLas para
expllcar su slgnlflcadoŦż3Ž ue 8ť3Ŵ3 es evldenLe que el sllenclo Llene que ver sobre Lodo con la
presenLaclón de las oraclones de los flelesŦ ulos da LanLa lmporLancla a las plegarlas que vlenen
llegando de la Llerra que hace callar a Lodas las mulLlLudes celesLlalesŦ Charles (1920 lť223) y oLros
remlLen a una Lradlclón rablnlca (Paglgah 12b) segun la cual los ángeles del qulnLo clelo ƍcanLan
alabanzas de nocheţ pero se callan de dla por causa de la glorla de lsraelƍ (lŦeţ por las oraclones de
lsrael)Ŧż6Ž Charles agregať

Las alabanzas de los rangos mas altos de angeles del cielo se callan para que se
escuchen ante el trono las oraciones de todos los santos que suIren en la tierra. Las
necesidades de ellos son mas importantes para Dios que toda la salmodia del cielo
(1920 I:224).

Ls más dlflcll expllcar por que esLe sllencloţ lleno de oraclónţ se descrlbe ƍcomo por medla horaƍ
(8ť1)Ŧ Se podrla sospechar alguna correlaclón con oLras ƍmlLadesƍ del llbroť la ƍmedla semanaƍ de
anos (11ť2Ŵ3Ť 12ť6ţ14Ť 13ť3)ż7Ž y de los ƍLres dlas y medloƍ de los dos LesLlgos (11ť9ţ11)Ŧ La carLa a
Lsmlrna descrlbe una persecuclón de 10 dlas (2ť10)ţ y la LorLura por las langosLas dura clnco meses
(9ť3ţ10)Ŧ Muchos comenLarlsLas han sugerldo que los numeros lrregulares o Lruncados (fracclones)
senalan crlsls o pellgroŦż8Ž

Aunque esa observaclón puede ser válldaţ hay oLro facLor que expllca me[or esLa fraseŦ
Apocallpsls 8ť1Ŵ3 parece basarse en el rlLual del sacrlflclo dlarlo en el Lemplo de !erusalenŦż9Ž Cada
manana al amanecerţ despues de lnmolar al cordero pero anLes de sacrlflcarlo sobre el alLar de
holocausLosţ un sacerdoLe Lomaba carbones de dlcho alLar y los llevaba solemnemenLe al alLar de
lnclenso denLro del lugar sanLoŦż10Ž uespues Lomaba el lnclenso y lo echaba sobre los carbonesŦ
MlenLras se quemaba el lnclenso y Lodo se llenaba de perfumeţ los sacerdoLes orabanţ
probablemenLe en LoLal sllenclo (Lx 30ť34Ŵ36Ť mŦ1amld 3Ŧ1Ŵ6Ť 1Adán 1Ŧ12Ť Aune 1998ť308Ť Wlck
1998ť312Ŵ314) y el pueblo Lamblen oraba afuera (Lc 1ť10)Ŧ Como lndlca 8auckham (1993Ať82)ţ ese
rlLual blen hublera durado más o menos una medla hora (hôs hômlôrlon)Ŧ


Los sleLe ángeles de la Þresencla (8ť2)Ŧ Lo prlmero que !uan observa denLro del sllenclo es la
presencla de los sleLe ángeles que esLán en ple anLe ulosŦ Aunque no se hablan menclonado en los
anLerlores culLos celesLlalesţ nl !uan los habla vlsLo anLesţ son presenLados con arLlculo deflnldo
como el conocldo grupo de ƍlos ángeles de la presenclaƍ (cfŦ ls 63ť9Ť !ub 1ť27ţ29Ť 2ť1Ŵ2ţ 18)Ŧ Lso
slgnlflcaba que ocupaban el puesLo más próxlmo de ulosţ y aLendla al Senor en Lodo momenLo
para e[ecuLar sus deslgnlos (cfŦ 1 8 17ť1Ť Lc 1ť19)Ŧż11Ž Los conocemos más comunmenLe como los
sleLe arcángelesŦ

La 8lblla nunca menclona al grupo de arcángeles como Lalţ aunque sl nombra a Mlguel (un 10ť13Ť
12ť1) y a Cabrlel (un 8ť16Ť 9ť21Ť Lc 1ť19ţ26)Ŧ 1oblas 12ť13 (cŦ200 aŦCŦ) nombra a 8afael como ƍuno
de los sleLes ángeles que esLán slempre presenLes y Llenen enLrada a la Clorla del Senorƍ (8!)Ŧ Ln 1
Lnoc 20 se llaman ƍlos sanLos ángeles que vlgllanƍ y se nombranť urlel (Luz de ulos)ţ 8afael (ulos
cura)ţ 8aguel (ueseo de ulos)ţ Mlguel (Culen como ulos)ţ Saraqael (prlnclpe de ulos)ţ Cabrlel
(varón de ulos) y 8emelel (Lrueno de ulos)Ŧż12Ž Ln la Lradlclón [udlaţ una de las funclones
prlnclpales de los arcángeles era la de llevar las oraclones a la presencla de ulos (1 Ln 9ť1Ŵ3Ť 47ť1Ŵ
2Ť 99ť3Ť 3 8ar 11ť1Ŵ9Ť 14ť2Ť 1Levl 3ť7)Ŧ

Sln embargoţ en Apocallpsls 8 los arcángeles desempenan oLro papelţ slmbollzado por las
LrompeLasţ y ƍoLro ángelƍ asumlrá el alLo prlvlleglo de de presenLar las oraclonesŦ Ln el [udalsmo la
LrompeLa Lenla muchas funclones muy lmporLanLesť segun numeros 10ť1Ŵ10 servla para convocar
al pueblo o a los llderesţ movlllzarles para la marchaţ dar alarma de un aLaque enemlgoţ y para
celebrar dlas fesLlvosŦ LspeclalmenLe perLlnenLe respecLo a nuesLro pasa[e es que las LrompeLas
se Locaban al flnal de los sacrlflclos dlarlos en el Lemplo (nm 10ť10Ť Calrd 1966ť109) y con las
oraclones llLurglcas (1 Mac 4ť40)Ŧ A parLlr del LraLado ƍ1amldƍ del Mlschnáţ SweeL (1979ť139)
suglere un paralellsmo báslco enLre Apocallpsls 8 y el rlLual maLuLlno del Lemploť despues del
holocausLo del cordero (Ap 3ť6) se derrama la sangra a la base del alLar (6ť9) y se presenLa el
lnclenso en medlo de sllenclo y oraclón (8ť1Ŵ4) y al flnal Locan LrompeLas (8ť6)Ŧż13Ž

Ll slgnlflcado escaLológlco de la LrompeLa era especlalmenLe lmporLanLeŦ 1rompeLas anunclarán el
[ulclo dlvlno (!l 2ť1Ť Sof 1ť14Ŵ16Ť CrSlb 4ť173Ŵ174)Ť al son de la LrompeLa ulos reunulrá a su pueblo
(ls 27ť12Ŵ13Ť ML 24ť31Ť ApAbr 31ť1Ŵ2Ť ÞssSal 11ť1Ť ML 24ť31)ţż14Ž lncluso a los muerLos que
resuclLarán para unlrse a la asamblea (11s 4ť16Ť 1 Co 13ť32Ť 2 Lsd 6ť22Ŵ26)Ŧ 1rompeLas Lamblen
anunclarán la llegada del relno (Leqach Lob a nm 24ť17Ť SLr8 1ť960Ť 11s 4ť16Ť Ap 11ť13)Ŧż13Ž

Ln cuanLo al con[unLo de sleLe LrompeLasţ el anLecedenLe más obvlo es la conqulsLa de !erlcó (!os
6)Ŧż16Ž Ll aLaque a !erlcóţ muy slmllar a los sellos y LrompeLas del Apocallpslsţ Lamblen fue un sleLe
denLro de oLro sleLeť por sels dlas sleLe sacerdoLes Locando sleLe LrompeLas rodearon la cludad
(!os 6ť3Ŵ4)ţ llevando conslgo el alLarŤ el sepLlmo dla la clrcumambularon con LrompeLazos sleLe
veces (6ť13)Ŧ CLros paralelos de esLe sepLenarlo con !erlcó pueden verse en las grandes voces (!os
6ť16Ť Ap 11ť13)Ť calda de la declma parLe de la cludad (Ap 11ť13Ť !os 6ť20)Ť y la aparlclón del arca
(Ap 11ť19)Ŧ Calrd (1966ť108) lnflere de esLos paralelos que !uan podrla haber esLado pensando en
esLe relaLo del A1 al escrlblr Ap 8Ŵ11Ŧ

CLra senLena de LrompeLas Lenla que ver con la Luna nueva del mes 1lshrlţ conocldo despues
como flesLa de LrompeLas y como ano nuevoŦż17Ž Como era el sepLlmo mes del anoţ y la Luna
nueva de cada mes anLerlor se celebraba Lamblen Locando LrompeLas (nm 10ť10Ť Sal 81ť3)ţ en
con[unLo consLlLulan un clclo de sleLe LrompeLazos culmlnando en los sleLe del mes 1lshrl (oLro
ºsleLe denLro de un sleLe")Ŧ Se celebraba con grlLerlos y LrompeLasţż18Ž y represenLaba el dla de
[ulclo para los pecados del anoŦ Þor eso la Locada de LrompeLa de Luna nueva de cada uno de los
sels meses anLerlores se conslderaba un anLlclpo de la del sepLlmo mesţ con senLldo de un ƍmlnlŴ
[ulcloƍ anLlclpado y una amonesLaclónţ hasLa la sepLlma LrompeLa en el mes de 1lshrlŦ Ll
consecuenLe arrepenLlmleLo debla prepararles para el dla de las explaclones que se reallzaba el 10
de 1lshrlŦż19Ž LnLonces el resulLado del arrepenLlmlenLo slncero será una nueva creaclónť
ƍArrepenLlos en esLos velnLe dlas enLre 8osh haŴShanah y ?om klppurţ yŦŦŦcreare en Ll una nueva
creaclónƍ (ÞesklLa 8abbaLl 169aŤ cfŦ !erŦ 8osh haŴShanah 39cŤ Moore 1971 lť333)Ŧ

Ls obvlo que la colocaclón de sleLe LrompeLas en las manos de los sleLe arcángeles (8ť2) llevaba
una fuerLe carga de senLldo escaLológlcoŦ Ls másť aqul Lodo se con[uga para aumenLar la Lenslón
del relaLoŦ Al abrlr la escena los arcángeles no Llenen LrompeLasŤ el solemne acLo de reparLlrlasţ en
medlo del profundo sllencloţ da porLenLos de graves [ulclos por venlrŦ La expecLaLlva y el asombro
aumenLanţ cuando despues de reclblr las LrompeLasţ los arcángeles no proceden a Locarlas como
serla de esperarŦ Ln ese momenLo de alLa emoclónţ sln romper el Lenso sllencloţ una novedad
lnLerrumpe el curso del relaLoŦ


Ll oLro ángel (8ť3Ŵ3)Ŧ Aunque normalmenLe era funclón de los arcángeles enLregar las oraclones a
ulosţ en esLe relaLo a ellos les corresponden las LrompeLas de [ulclo y le Loca a un anónlmo ocLavo
ángelż20Ž ofrecer el lnclenso de oraclón sobre el alLar de oroŦż21Ž Segun clerLas Lradlclones
rablnlcas un ángel (normalmenLe un arcángel) esperaba en las venLanas lnferlores de los clelos
para reclblr las oraclones de los fleles y llevarlos anLe ulosŦż22Ž Ahora esLe ƍoLro ángelƍţ un relaLlvo
ƍdon nadleƍ en la corLe celesLlalţ reclbe las oraclones y vlene abrlendo camlno hacla el alLarŦ Será
el llLurglsLa sacerdoLal para la presenLaclón del lnclensoŦ Apenas aparece y es el persona[e cenLral
de esLe drama celesLlalţ no por alguna auLorldad propla suya slno porque lleva nuesLras oraclonesŦ

Þara su oflclo llLurglcoţ esLe ángel (lgual que los sacerdoLes del sacrlflclo dlarlo) Llene un lncensarlo
de oro para llevar los carbones y el lnclensoŦż23Ž Ln su lncensarlo Lrae las oraclones que habla
reclbldo de la Llerraţ y al llegar al alLar se le da mucho lnclenso ƍpara ofrecerloţ [unLo con las
oraclones de Lodo el pueblo de ulosƍ (8ť3)Ŧż24Ž Aunque el grlego de esLa frase no es del Lodo claroţ
la lnLerpreLaclón más probable es que al lnclenso que Lrala el ángel en su lncensarlo (nuesLras
oraclones) se agrega oLro lnclenso celesLlal para ofrecerlos [unLos sobre el alLarŦż23Ž Ln ese caso
aqul nuevamenLe se unen Llerra y cleloţ ahora en oraclón como anLes en adoraclón (ver arrlba
7ť11Ŵ12)Ŧ

Ln el Lemplo de !erusalen el alLar de lnclenso esLaba en el lugar sanLo dlrecLamenLe frenLe a la
corLlna que enLraba al lugar sanLlslmoŦ ueLrás de la corLlna esLaba el arca de la allanzaţ donde
?ahve se senLaba lnvlslblemenLe enLre los querublnesŦ Þor eso el arca se conslderaba Lamblen el
ƍLronoƍ de ulosż26Ž y el alLar esLaba ºanLe el Lrono"Ŧ Cuando el sacerdoLe quemaba la ofrenda de
lnclensoţ el humo fraganLe pasaba la corLlna y enLraba dlrecLamenLe a la presencla de ulos en su
Lronoţ el arcaŦ Ahoraţ en el Lemplo celesLlalţ no hay corLlnaţ el lugar sanLlslmo esLá ablerLoţ y ƍel
humo del lnclenso subló desde la mano del ángel hasLa la presencla de ulosƍ (8ť4ţ cfţ 11ť19)Ŧ

nuevamenLe !uan nos sorprendeţ un poco escandalosamenLeţ con una acclón chocanLemenLe
conLrarla al senLldo del sacrlflclo de lnclenso (8auckham 1993Ať82)Ŧ Ll ángel llena su lncensarlo
con los mlsmos carbones que acababan de llenar el clelo con la fragancla del lnclensoţ los lleva
solemnemenLe hacla un parapeLo del cleloţ y los lanza vehemenLemenLe a la Llerra (8ť3a)Ŧ Ln
segulda Lermlna la medla hora de sllenclo con una exploslón de fuerLes ruldosť Lruenosţ
esLruendosţ relámpagos y un LerremoLoŦ

lord (1973ť133) senala cuaLro grandes sorpresas en esLe relaLoť (1) del Lrono y alLarţ de donde se
espera mlserlcordla y perdónţ ahora procede lraŤ (2) el lnclensoţ ƍolor graLoƍ por naLuralezaţ
resulLa ser lnsLrumenLo de casLlgoŤ (3) las LrompeLasţ LlplcamenLe lnsLrumenLos de alabanza y
gozoţ ahora Lraen ayes y desasLresŤ (4) esLa llLurglaţ celebrada en el mlsmo cleloţ Lermlna Lrayendo
desLrucclón en vez de vldaŦ

La acclón de esparclr carbonesţ aunque no como parLe del sacrlflclo de lnclensoţ Llene un
anLecedenLe en Lzequlel 10ť2Ŧ uesde su exlllo en 8abllonlaţ en el ano 392 aŦCŦ (Lz 8ť1)ţ Lzequlel es
llevado en vlslón a !erusalen para ver el [ulclo de ulos sobre el Lemplo de !erusalenŦ Sels hombres
vlenen armados a casLlgar a los ldólaLrasţ pero un sepLlmoţ vesLldo de llnoţ lleva un LlnLero para
marcar para salvaclón a ƍlos que slenLen LrlsLeza y pesarƍ por las abomlnaclones del pueblo (9ť2Ŵ4Ť
cfŦ Ap 7ť2Ŵ8)Ŧ LnLonces ulos manda al hombre vesLldo de llno esparclr sobre !erusalem un punado
de brasas encendldas (Lz 10ť2)Ŧ uno de los querublnes Loma en su mano algo del fuego que esLaba
enLre ellos y se lo da al hombre vesLldo de llno para lanzarlo en [ulclo sobre la cludadŦ Aunque las
clrcunsLanclas son muy dlferenLesţ !uan supo uLlllzar el slmbolo de los carbones ardlenLes de lra
dlvlna para culmlnar maglsLralmenLe esLe mensa[e sobre oraclón y [ulcloŦ

Ll resulLado de la ulLlma acclón es cuádrupleť Lruenosţ esLruendosţ relámpagos y un LerremoLo
(8ť3b)Ŧ LsLa slgnlflcaLlva fórmula amplla la descrlpclón del Lrono en la vlslón del cleloť ƍdel Lrono
sallan relámpagosţ esLruendos y Lruenosƍ (4ť3Ť ver comenLarlo)Ŧ Ahl la frase se derlvó del relaLo del
exodo (Lx 19ť16Ŵ19)ţ con ecos secundarlos de la Leofanla de Lz 1ť4ţ13Ŧ Lsa fórmula lnlclal se va a
repeLlr con el ulLlmo elemenLo de cada sepLenarloţ pero ampllada cada vezť

8ť3ť Lruenos esLruendos relámpagosŦŦLerremoLo
11ť19ť relámpagos esLruendos Lruenos LerremoLo granlzadaż27Ž
16ť18 relámpagos esLruendos Lruenos vlolenLo LerremoLo granlzos
como nunca anLes eLc

Llama la aLenclón que esLa secuencla ocurre cada vez con el sepLlmo elemenLoŦ 8auckham
(1993Ať8Ŵ7ţ202Ŵ203)ţ qulen ha hecho el anállsls más deLallado de esLa fórmulaţ saca dos
concluslonesť (1) esLa fórmula progreslvamenLe creclenLe conecLa el flnal de cada sepLenarlo con
la vlslón lnlclal del Lrono (Ap 4Ŵ3)Ť (2) la fórmula conecLa enLre sl a los Lres sepLlmos elemenLos
(selloţ LrompeLa y copa)ţ lndlcando que en cada uno se LraLa del mlsmo [ulclo vlsLo desde dlsLlnLos
ángulosŦż28Ž Ll sepLlmo sello (con el sexLo) lnLroduce la dlmenslón escaLológlca e lnLerpreLa el fln
como lra del Cordero (6ť17)ţ la sepLlma LrompeLa como relno de ulosţ y la sepLlma copa como
calda de la gran 8abllonlaŦ


**********

8usquemos a ulos
en los sllenclos y los descansos
de la vlda

Ll Apocallpsls es un llbro sumamenLe acLlvoţ exploslvo de energlaţ y muy ruldosoŦ Sln embargoţ
manLlene un rlLmo de Lenslón creclenLe y descansos perlódlcosţ esLruendos y sllenclosţ acclón y
pausasţ alLernándose conLlnuamenLeŦż29Ž ue hecho esa Lenslón caracLerlzaţ y debe caracLerlzarţ
nuesLra vldaŦ Sln descansos para orar y reflexlonarţ el acLlvlslmo se vuelve lrreflexlvo e lneflcazŤ sln
la prácLlca de la feţ la medlLaclón se queda esLerll y el descanso Lermlna en leLargo y enLroplaŦ Ln
los sllenclos la volunLad de ulos se nos hace claraţż30Ž y en la acclón la llevamos al plano de la
obedlenclaŦ


Ll Lema blbllco del descanso comlenza con el prlmer relaLo de la creaclónť ulos Lraba[ó sels dlas y
el sepLlmo dla descansó (Cen 2ť1Ŵ4a)Ŧż31Ž Þor esoţ segun 8ulz de la Þena (1986ť43)ţ ƍel descanso
perLenece a la consLlLuclón mlsma de la realldad creadaƍŦ Ll sepLlmo dla no fue un apendlce o un
adorno slno un elemenLo esenclal y cllmácLlco de la obra dlvlnaŦ ulos culmlnó su acclón creadora
en el sepLlmo dlaţ y al bendeclrloţ bendl[o a Loda la creaclón de los sleLe dlasŦ Como el desanso
dlvlno bendl[o y sanLlflcó los sels dlas de obra creadoraţ nuesLro descanso sabáLlco debe bendeclr
y sanLlflcar Lamblen Loda la labor nuesLra (klLLel vllť4)Ŧ

LsLeban voLh (1992ť62) resume muy blen el slgnlflcado de esLe descanso dlvlnoť

LsLa proclamaclón prlmeramenLe declara que ulos puede descansarţ puede hacer
una pausaŦ ulos no llega al flnal de su lncomparable obra Lenslonadoţ faLlgado y
agoLadoŦ A dlferencla de los dloses babllónlcosţ ulos concluye en paz y con
serenldadŦ Ll esLá seguro de lo que ha logradoţ y con Lranqullldad deLlene su
acLlvldad creadoraŦ La conducLa de ulos es enLonces una lnvlLaclón a que
adqulramos la perspecLlva de ulos y de[emos de pensar que la vlda depende de
nuesLra acLlvldad freneLlcaŦ Ll mundo esLá seguro en manos de ulosţ y no se
deslnLegrará slmplemenLe porque hagamos una pausaŦ

Segun Lx 20ť8Ŵ11ţ el pueblo de ulos debla unlrse al descanso de ulos cada sepLlmo dla de la
semanaŦ Lra el Sha88â1ţ el dla de cesaclónţ de descansoŦ Þara lsraelţ el sepLlmo dla debla
llberarlos de la ruLlna laboral para Lransformar el Lraba[o en creaLlvldadţ a la lmagen y seme[anza
del ulos CreadorŦ Abrla un espaclo fesLlvo para celebrar la creaclón de ulos [unLos con el Creador
mlsmoŦ Þor eso el sepLlmo dla es un Llempo de gozo y descanso para el puebloţ para Lodos los
anlmales y para la Llerra mlsma (Lx 20ť10Ť 23ť12Ť 34ť21Ť ls 38ť13Ť Cs 2ť11)Ŧ

Ll descanso sabaLlno se proyecLóţ a parLlr de la creaclónţ en oLros sepLenarlos fesLlvos de
descansoţ especlalmenLe el ÞenLecosLesţ el ano sabáLlco y el [ublleoŦ Al dla clncuenLa despues de
la pascua (el dla que segula al sepLlmo sábado)ţ se celebraba la flesLa de semanasţ el ÞenLecosLesŦ
Con gran gozo daban graclas a ulos por la cosechaţ presenLaban ofrendasţ y cesaban de Lodo
Lraba[o pesado (Lv 23ť21Ť nm 28ť26)Ŧ uespuesţ cada sepLlmo ano habla de ser el ƍdescanso de la
Llerraƍţ de[ando la Llerra en barbecho y cesando de Loda labor agrlcola duranLe el ano enLero (Lx
23ť10Ŵ11Ť Lv 23ť2Ŵ7Ť neh 10ť32)Ŧż32Ž Lra un verdadero ƍsabáLlcoƍ no sólo para la genLe slno
Lamblen para la Llerra y los anlmalesŦ ? flnalmenLeţ despues de sleLe anos sabáLlcos (49 anos)ţ el
ano slgulenLe debla ser el ƍ!ublleo del Senorƍ (Lv 23ť8Ŵ10)Ŧ nuevamenLeţ por segundo ano
consecuLlvoţ se descansa de la labor agrlcola y se de[a a la Llerra descansar (Lv 23ť11ţ20Ŵ22)Ŧż33Ž Ln
generalţ llama poderosamenLe la aLenclón el alLo numero de flesLas y dlas azueLos en la vlda del
pueblo de lsraelŦ

Ln algunos pasa[es la esperanza escaLológlca se expresa Lamblen como flesLa sabáLlca (sábadoţ
ano sabáLlcoţ !ublleo)Ŧ uuranLe el exllloţ las vlslones del reLorno a la Llerra Lendlan a Lomar
dlmenslones escaLológlcas (ls 33Ť 43ť19Ŵ20Ť 31ť3ţ6Ŵ8Ť SLam 1993ť32Ŵ37)Ŧ lsalas 33 descrlbe el [ubllo
fesLlvo del reLorno (33ť1Ŵ2ţ10Ť cfŦ 31ť11) e lncorpora lengua[e del !ublleoť ulos forLalecerá a los
deblles y cansadosţ los clegos veránţ los sordos olránţ los co[os salLaránţ los mudos grlLarán (33ť32Ŵ
6Ť cfŦ ls 42ť7ţ16Ť 61ť1Ŵ2Ť Lc 4ť18Ŵ19Ť 7ť22Ť ML 11ť3)Ŧ 1amblen en la descrlpclón de la nueva creaclón
se desLaca la celebraclón flel del sábado y la nueva luna por Lodas las naclones (ls 66ť23Ť cfŦ Lz
43ť16Ŵ17Ť 46ť1Ŵ4ţ12)Ŧ Ln Lermlnos más ampllosţ la esperanza escaLológlca se descrlbe como un
pacLo de paz (ls 34ť10Ť Lz 34ť23Ť 37ť26) y una promesa de descanso y quleLud (ls 32ť17Ť 14ť3Ŵ7Ť
33ť13Ŵ18Ť 33ť20Ŵ21)Ŧ Segun McCann ƍvarlos escrlLos apocallpLlcos [udlos y crlsLlanos y del [udalsmo
rablnlco descrlben la edad venldera como un sábado perpeLuoƍ (lS8L lvť232)Ŧ

La lnLerpreLaclón escaLológlca del sábado aparece Lamblen en Pebreos 3ť7 ŴŴ 4Ŧ11Ŧ Ln una
relecLura del Salmo 93ť7Ŵ11ţ el auLor exhorLa serlamenLe a los lecLores a no endurecer sus
corazones y perder enLrar en el descanso de ulosţ como pasó con la generaclón de Molses
(3ť11ţ18)Ŧ 1ampoco la generaclón de !osue enLró en el verdadero reposo de ulos cuando ocuparon
la Llerra de Canaán (4ť6ţ8)Ŧ La exhorLaclón de uavld en el Salmo 93 demuesLra que la oferLa slgue
ablerLa (4ť1)Ŧ Los que responden a la Þalabra de ulos en CrlsLo enLran en el mlsmo reposo del
Creador yţ como ulos mlsmoţ descansan de sus obras (4ť3ţ10)Ť es el ldenLlco ƍreposo especlalƍ
(sabaLlsmos 4ť9) con que ulos ƍdescansó y fue refrescadoƍ el sepLlmo dla (Lx 31ť17Ť Lohse kl11LL
vllť3)Ŧ

Ll descanso y el sllenclo deben ser lnLegrales a los rlLmos de nuesLra vlda crlsLlanaŦ 1enemos que
aprender a callarnos anLe el Senor (Pab 2ť20Ť Sof 1ť7Ť Zac 2ť17)Ť sólo enLonces podremos escucharţ
como Lllasţ el ºsllbo apaclble y dellcadoƍ del susurro dlvlno (1 8 19ť12)Ŧż34Ž Ln esLo !esus es
nuesLro e[emploŦ ue los evangellos queda claro que vlvla sumamenLe ocupado y aLareado (Mr
3ť20Ŵ21Ť 6ť31)Ť su agenda de acLlvldades no le de[aba mucho Llempo llbre nl mucha soledadŦ Þor
eso el programaba consclenLemenLe Llempos de descanso y sllenclo para esLar a solas con ulosţ
para orarţ y para buscar la volunLad del Þadre (Mr 1ť33Ť 6ť46Ŵ47Ť 14ť32Ŵ42Ť ML 14ť22Ŵ23Ť 26ť36Ŵ46Ť
Lc 4ť42Ť 6ť12Ŵ13Ť 11ť1Ŵ2Ť 22ť39Ŵ46)Ŧ

Los grandes mlsLlcos han lnslsLldo en la lmporLancla lndlspensable de quleLud esplrlLual para la
vlda conLemplaLlva (SanLa 1eresaţ San !uan de la Cruz y muchos/as más)Ŧ 1homas MerLon
(1961ť108ţ117)ţ el mlsLlco Lrapenseţ aflrma que ƍla verdad surge del sllenclo del ser a la Lremenda
presencla quleLa de la ÞalabraŦ uespuesţ hundlendose de nuevo en el sllencloţ la verdad de
palabras nos hunde de nuevo en el sllenclo de ulosŦŦŦLnLonces ml vlda enLera se vuelve oraclónţ ml
sllenclo enLero se llena de oraclónƍ (un eco muy lnLeresanLe de Apocallpsls 8ť1Ŵ3!)Ŧ

Poy más que nuncaţ cuando la genLe Llene más Llempo llbre pero menos descanso y Lranqullldadţ
nos llega la exhorLaclón de ulosť ƍCuedense quleLosţ reconozcan que yo soy ulosƍ (Sal 46ť10)Ť
ƍesLense quleLos y verán cómo el Senor los llbraráƍ (2 Cr 20ť17 uPP)Ŧ Ln la serenldad y la conflanza
esLá su fuerzaƍ (ls 30ť13)Ŧ 1enemos que aprender a guardar sllenclo anLe ulos y esperar en el (Sal
37ť7Ť uL 27ť9)

Ll sllenclo Llene que ser un elemenLo cenLral Lamblen en la adoraclónŦ Ln anos reclenLes nuesLros
culLos se han vuelLo cada vez más bulllclososţ lo cual puede ser el fervor de auLenLlca adoraclón
pero Lamblen puede ser nuesLro equlvalenLe evangellco de los grlLos y salLos de los profeLas de
8aal (1 8 18ť27)Ŧż33Ž Ln cualquler casoţ lo que es muy preocupanLe es la casl LoLal ausencla de
sllenclo en muchas celebraclones de ºadoraclón"Ŧ ulos nos habla especlalmenLe en el sllencloŦ
Muchas veces es nuesLra propla ºbulla sagrada"que no nos permlLe escucharleŤ la voz dlvlna se
ahoga en el mucho ruldo de nuesLros lnLenLos de obllgar su presencla por la fuerza de nuesLro
proplo clamarŦ


Cuando nosoLros oramos ulos se complaceţ
Lodos los ángeles se callanţ
y el clelo enLero huele a perfume

Ll anállsls de esLe pasa[eţ y sobre Lodo la vlsuallzaclón de su pequeno y senclllo dramaţ de[a muy
clara la razón de la medla hora de sllenclo en el cleloť nuesLra oraclón es Lan lmporLanLe que hasLa
los arcángeles Llenen que callarseŦż36Ž Cuando oramosţ Lodo el clelo se concenLra LoLalmenLe en
nuesLra oraclónŦ no podrla haber una forma más enfáLlca de lmpreslonar a los fleles con el valor
lncalculable de sus oraclones y la necesldad de perseverar en la lnLerceslónŦ LsLe eplsodlo nos
ensena que vale la pena segulr orando sln cesarŦ

Cuando los márLlres en el clelo clamaban anLe ulosţ reclbleron una pronLa respuesLa (6ť10Ŵ11)Ŧ
Þero cuando los fleles oraban desde la Llerraţ la respuesLa dlvlna no se de[aba verŦ Más blenţ la
slLuaclón parecla empeorarseŦ lácllmenLe podrlan pensar que al orar esLaban perdlendo el
LlempoŦ A esa lnquleLud de ellos y su probable frusLraclón en la oraclónŶ y la nuesLra Ŷ ulos da la
más convlncenLe respuesLa lmaglnableŦ Ls como sl ulos nos envlara un ºcllp"de ºvldeo"y nos
dl[erať ºcuando usLedes oran no les parece que pasa nadaŧpero mlren lo que pasa en el clelo
cuando llegan sus oraclones!"

LsLe callar del clelo cuando el pueblo de ulos ora y adora aparece Lamblen en la llLeraLura rablnlcaŦ
Segun Cenesls 8abbah 63Ŧ21 ºla voz de !acob żlŦeŦ de Lodo el pueblo de lsraelŽ es la voz que
sllencla a Lodos los seres celesLlales y LerresLres"ż37Ž un LexLo PekhaloL* Lamblen descrlbe a los
ángeles deseando declr su llLurgla (su 1rlshaglonţ cfŦ Ap 4ť8) pero sllenclados por ulos porque
qulere escuchar prlmero las oraclones de su puebloť

lellces son lsraelţ porque son amados anLe el CmnlpresenLe más que los
ángeles mlnlsLranLesŦ Þues esLosţ cuando buscan canLar y alabar arrlba rodean
el Lrono de glorla como monLana sobre monLana de fuegoŧpero el SanLoţ
bendlLo seaţ les dlceť ºCállense Lodos los ángelesţ Lodos los seraflnesţ Lodo ser
vlvlenLeţ y Loda rueda que yo he creadoţ hasLa que yo olga y escuche prlmero a
Lodos los cánLlcosţ alabanzas y dulces salmos de lsrael"Ŧż38Ž

Ls comun en las escrlLuras que la oraclón se asocla con el lnclenso (ver 3ť8Ť Sal 141ť2Ť Lc 1ť9Ŵ10Ť cfŦ
Sab 18ť21)Ŧ Se comparaba al lnclenso porque complace a ulosŤ nuesLas oraclones ºllenas de
aroma" (Ap 3ť8 n8L) son del supremo agrado del Senor qulen olfaLea con delelLe su fraganclaŦż39Ž
La comparaclón con el lnclenso parece apllcarse Lamblen porque la oraclón se vela como una
ofrenda o un sacrlflclo (Sal 141ť2ť Cs 14ť2 8!ţ n8LŤ Peb 13ť13/Sal 69ť30Ŵ31Ť 1 Þ 2ť3ţ9Ŧ Cfrenda de
lnclenso y oraclón se asoclan en Lc 1ť9Ŵ10)Ŧ

El asenso del incienso como olor grato ante Dios es señal segura de la
aceptación de la oración por el Señor (Gn 9:21; Kiddle 1940:146; Swete
1951:108; Ladd 1974A:111). El olor grato indica que el sacrificio de oración
complace a Dios (Lv 16:12-13; Prv 15:8; 1Cr 29:17; Ps 17:1).o queda lugar
para ninguna duda sobre la favorable recepción divina de nuestras
plegarias. Es el equivalente simbólico de las palabras del ángel a Cornelio:
~Tus oraciones y tus limosnas han subido como memorial ante la presencia
de Dios¨ (Hch 10:4 B1). Así el séptimo sello nos enseña tanto la inmensa
importancia de la oración como también su segura eficacia.


La hlsLorla perLenece
a los lnLercesoresż40Ž

?a hemos senalado que el sepLlmo sello conslsLe preclsamenLe en las sleLe LrompeLasţ reparLldas
duranLe la medla hora de sllenclo (8ť2) pero Locadas sólo despues de haber sldo reclbldas las
oraclones de los sanLos (8ť6)Ŧ Þor esoţ como hemos observadoţ la sepLlma LrompeLa consLlLuye
Lamblen el flnal del sepLlmo selloŦ Slgnlflca Lamblen que Lodos los conLenldos de las sleLe
LrompeLas son especlflcamenLe respuesLa a la oraclón de los sanLos (8ť3Ŵ3)Ŧ

Llama poueiosamente la atencion que el Apocalipsis intiouuzca, piecisamente en el punto
climáctico uel séptimo sello, no el fin uiamático uel munuo sino un silencio lleno ue
inteicesion. Basta este momento la paiticipacion humana en el uiama habia siuo minima,
paia no uecii nula.|Ÿŵj Peio es como si Bios paiaia touo ahoia y uijeia: "No quieio seguii
solo en touo esto. Tienen que paiticipai también mis hijas e hijos en la tieiia".|ŸŶj En
palabias ue Ronalu uoetz, "Bios gobieina al munuo en constante consulta con los que oian"
(Chiistian Centuiy, eneio Ŷ9, ŵ99Ż, p.98). La oiacion es la foima en que los cieyentes
colaboiamos con Bios y paiticipamos en el uesenlace ue la histoiia. ¡Nuestia oiacion hace
histoiia!

Ln el llbro del Apocallpsls se desLacan dos cosas nuesLras que llegan anLe la presencla de ulosŦ Ln
prlmero lugarţ nuesLras oraclones llegan al Lrono como lnclenso (3ť3Ť 8ť4)Ŧ ? Lamblenţ segun 19ť8
ºel llno flno żdel vesLldo de bodas de la esposa del CorderoŽ son las acclones [usLas de los sanLos"Ŧ
Con nuesLras oraclones despachamos lnclenso al cleloŤ con nuesLra vlda sanLa y nuesLra prácLlca
de la [usLlcla envlamos llno flno a las manos del dlvlno 1e[edor para el hermoso vesLldo de su
novlaŦ ºA ulos orando (lnclenso)ţ y con el mazo dando ([usLlcla)"Ŧż43Ž Con oraclón y [usLlcla vamos
Lamblen haclendo la hlsLorlaŦ

La respuesLa especlflca a la oraclón de los sanLos son las sleLe LrompeLasŦ Sels de ellas son Lerrlbles
[ulclosŤ parecen cada vez peoresţ llegando a la pesadllla de langosLas LorLuradoras (9ť1Ŵ9) y los
feroces caballos dragones (9ť13Ŵ19)Ŧ Þero la sepLlma LrompeLa (11ť13Ŵ19) es LoLalmenLe dlsLlnLaŦ
Con esa se anuncla [ubllosamenLe la llegada del relno de ulosť

Fl relno Jel munJo hu puxuJo u xer Je nuextrox Señor
y de su CrlsLoţ
y el relnará por los slglos de los slglosŦŦŦ

Senor ulos poderosoţ
que eres y que erasţ
Le damos graclas porque has Lomado Lu gran poder
y has comenzado a relnarŦŦŦż44Ž

Þodemos noLar aqul un paralelo lnverLldo con los sleLe sellos y una slmeLrla muy slgnlflcaLlva en la
esLrucLura llLerarla de los sellos y LrompeLasŦ Pemos aflrmado que el prlmer [lneLeţ sobre el
caballo blancoţ se enLlende me[or como el evangello en su marcha LrlunfanLe por el mundoŦ Le
slguen clnco sellos LeLrlcos (guerraţ hambreţ pesLllenclasţ persecuclónţ [ulclos cósmlcos)ţ un
parenLesls (capŦ 7) y un sllenclo lleno de oraclón (8ť1Ŵ4)Ŧ Ll sepLlmo sello se desenvuelve en sleLe
LrompeLazosţ de los que los sels prlmeros son Lamblen desasLrosos (8ť7Ŵ9ť21)Ŧ lgual que con los
sellosţ se lnLroduce un doble parenLesls enLre las LrompeLas sexLa y sepLlma (10ť1 ŴŴ 11ť14)Ŧ ?
como el prlmer sello fue de bendlclón y vldaţ seguldo por sellos de [ulclo y muerLe (6ť3Ŵ17)ţ la
sepLlma LrompeLa es Lamblen de vlda y bendlclónţ ahora anLecedlda por sels LrompeLas de
horrendo [ulcloŦ

Sl enLendemos asl la secuencla de sellos y LrompeLasţ podemos ver dos concluslonesŦ 1odo el
proceso es una lncluslo que comlenza y Lermlna con la vlcLorla del relno de ulos ([lneLe blanco y
sepLlma LrompeLa)Ŧ Aqul Lamblenţ el Cordero que ha vencldo es Alfa y CmegaŦ ? en segundo lugarţ
en el puro cenLro de la secuencla esLá ŴŴ la oraclón! Ln el momenLo declslvo del sepLlmo selloţ
aparece la lnLerceslón de los fleles que por su oraclón y [usLlcla van haclendo la hlsLorla [unLo con
el que esLá senLado en el Lrono y el CorderoŦ La oraclón es como el plvoLe cenLral sobre el que glra
la hlsLorla y se mueve hacla el relno de ulos (11ť13Ŵ19)Ŧ

Muy bien comenta el teologo escoces T. F. Torrance (1959:60):

ºMás poderoso que Lodos los poderes oscuros y fuerLes suelLos en el
mundoţ más poderoso que cualquler oLra cosaţ es el poder de la oraclón
encendlda por el fuego de ulos y echada a la Llerra ŦŦŦLas oraclones de los
sanLos y el fuego de ulos mueven Lodo el curso de la hlsLorlaŦŦLa oraclón es
la fuerza más revoluclonarla que el mundo conoce"

C del holandes CŦ CŦ 8erkouwer (1972ť432Ŵ433)ţ esLas palabras de fe y esperanzať

La oraclón de los sanLos en el Apocallpsls acLlvó lnmedlaLamenLe un poder
vlslble y audlble sobre la Llerra Ŷ ºLruenosţ esLruendosţ relámpagos y un
LerremoLo"Ŧ Asl Lamblen nuesLra oraclónţ ºvenga Lu relno"ţ no es nlngun
monólogo balbuceanLe slno una oraclón que espera una respuesLaŦ Cada
vez que oramos el Þadre nuesLro debemos lr a pararnos anLe la venLana de
la esperanzaŦ




ż1Ž) LsLe pasa[e Lan bello se presLa para la dramaLlzaclónŦ una sllla puede represenLar el Lrono y
alguna meslLa (frenLe al Lrono) el alLar de oroŦ SleLe personas se paran en semlclrculo anLe el alLarţ
y en LoLal sllenclo se enLrega una LrompeLa a cada unaŦ uespuesţ sorpreslvamenLeţ oLro ángel
enLra aLrás con una bande[a y avanzaţ sln palabra algunaţ hasLa el alLarŦ Coloca el lnclenso sobre el
alLarţ Lodos resplran profundo y Lodo el clelo se llena de fraganclaŦ uespues llena su bande[a de
lmaglnarlos carbonesţ sale afuera y los Llra a la LlerraŦ Suenan Lruenos y fuerLes voces (un
Lremendo ºboom!" sorpreslvoţ despues del mlsLerloso sllencloţ debe sorprender mucho a los
presenLes y desperLar a cualqulera que se haya dormldo)ţ y el prlmer ángel Loca su LrompeLaŦ
ż2Ž) Ll grlego de 8ť1 Llene una pequena varlanLe de los paralelos anLerloresţ en que pone hoLan
con el aorlsLo lndlcaLlvo en vez de hoLeţ pero dlcho camblo no parece afecLar el senLldoŦ
ż3Ž) Algunos auLores Loman 8ť3Ŵ3 como un agregado al pasa[eţ pero el LexLo como esLá Llene un
senLldo muy coherenLe y mucha fuerza dramáLlcaŦ
ż4Ž) Lugene ÞeLerson (1988ť84) observa que en cualquler serleţ los elemenLos más lmporLanLes
son el prlmero y el ulLlmoŦ Ln ese senLldoţ dlce ÞeLersonţ los sellos comlenzan con la vlcLorla de
CrlsLo (6ť2)ţ pasan por la oraclón (8ť3Ŵ3) y Lermlnan con el Lrlunfo del relno del Senor (sepLlma
LrompeLaţ 11ť13Ŵ19)Ŧ ue esa manera !uanţ sln mlnlmlzar nl expllcar el malţ lo ƍenclerraƍ enLre
corcheLes de la vlcLorla del Cordero qulen es Alfa y CmegaŦ
ż3Ž) LnLre las muchas lnLerpreLaclones sonť una slmple Lecnlca llLerarla para crear suspensoţ un
sllenclo llLurglcoţ descanso sabáLlcoţ preavlso de una Leofanlaţ asombro anLe la glorla de ulos o los
Lerrlbles [ulclos que vlenenţ sllenclo mlllLar anLes de la baLallaţ sllenclo anLes de la nueva creaclónţ
y oLrasŤ cfŦ Wlck (1998ť312)Ŧ 8eale (1999ť443Ŵ447) lnslsLe correcLamenLe que el sepLlmo sello no
esLá vaclo de conLenldo proploţ pero parece subordlnar el Lema de la oraclón al del [ulcloţ como
conLenldo y senLldo prlnclqpal de la medla hora de sllencloŦ
ż6Ž) Calrd (1966ť106) y 8auckham (1993Ať70Ŵ83) Lamblen apelan a esLe LexLo rablnlcoŦ 8auckham
(pŦ 72) clLa Lamblen PekhaloL 8abbaLlť cada manana ulos bendlce a los !a?ô1 (seres vlvlenLes que
rodean su Lronoţ Lz 1ť3)ţ pero en segulda les manda callarť ƍCue la voz de mls vlvlenLesţ que yo he
creadoţ se calla anLe mlŤ qulero olr y escuchar las oraclones de mls hl[os żlsraelŽƍŦ Segun Mldrash
8abbaLhţ cuando lsrael pronuncla la Schemáţ los ángeles se callan hasLa que se compleLe la
adoraclón de lsrael (CenŦ8Ŧ 63Ŧ21)Ŧ 8auckham clLa muchos oLros LexLos [udlos slmllaresŦ
ż7Ž) CurlosamenLeţ el Apocallpsls nunca descrlbe esLe perlodo como ƍLres anos y medloƍ slno por
varlos equlvalenLesŦ 1ampoco habla de sleLe anosŦ
ż8Ž) lord 1973ť130Ť Lllul 1977ť70Ť ÞrlgenL 1981ť130Ť 8oloff 1993ť102Ť loulkes 1989ť98Ŧ Se senala
Lamblen un poslble paralelo en !osţ C! 6Ŧ3Ŧ3ţ que duranLe el slLlo de !erusalen una brlllanLe luz
resplandecló duranLe una medla horaŦ
ż9Ž) 8auckham (1993Ať79Ŵ82) clLa a MŦ1amld 3Ŧ2Ť MŦ?om 3Ŧ3Ť lllón SpecŦLeg 1Ŧ171ţ273Ŵ276Ť cfŦ
lord (1973ť136)Ť Schurer (1979 llť292Ŵ294ţ 302Ŵ307)Ŧ Ll lnclenso se ofrecla Lamblen cada nocheţ
despues del holocausLoţ de modo que los sacrlflclos del dla lban enLre el lnclenso que precedla al
prlmer sacrlflclo en la manana y el lnclenso que segula al ulLlmo sacrlflclo de la LardeŦ Þor oLra
parLeţ 8auckham senala que no se usaba el lnclenso en el culLo crlsLlano slno hasLa el slglo cuaLroŦ
ż10Ž) Ll oflclanLe fue escogldo por suerLes enLre los sacerdoLes que no hablan celebrado esLe rlLual
anLesŦ Le acompanaban dos sacerdoLes auxlllaresŦ
ż11Ž) Ln las corLes orlenLalesţ sólo los corLesanos más favorecldos y de mayor conflanza podlan
esLar en la presencla lnmedlaLa del soberanoŦ
ż12Ž) ulezM lvť36ŦLa Lraducclón de los nombres es dlscuLlbleŦ Algunos mss de 1 Lnoc anadenť ƍ?
esLos son los sleLe nombres de los arcángelesƍ (cfŦ 2 Lsd 4ť36)Ŧ CLros LexLos hablan de sólo cuaLro
arcángeles (1 Ln 9ť1Ť 40ť2ţ9Ť 34ť6Ť 71ť8)Ŧ Ll Apocallpsls no muesLra nlngun lnLeres por sus
nombresŦ
ż13Ž) Las LrompeLas y los grlLos Lenlan la funclón de acordarle a ulos de su pacLo para que reclba el
sacrlflclo (1CS 10Ŧ3) o para que llbere a su pueblo (nm 10ť9Ŵ10Ť 1CM 10Ŧ7)Ŧ Algunas LrompeLas en
Cumran llevaban la lnscrlpclónţ ƍrecordaLorlo de venganza en el Llempo senalado de ulosƍ
(nluC11 lť1103Ť lllť873)Ŧ Segun Cemara 16b las LrumpeLs de 1lshrl se Locaban para confundlr a
SaLanás (Calrd 1966ť108)Ŧ
ż14Ž) CfŦ Schemone Lsreţ SLr8 lť93Ť Þeslq 134bţ Þeslq8 41ţ SLr8 lť960Ŧ
ż13Ž) Sorprende lo poco que flguran las LrompeLas en esLe ulLlmo aspecLo en la llLeraLura exLraŴ
blbllcaŦ
ż16Ž) Charller (1993 lť29ţ193)Ŧ 1amblen cuando uavld llevó el arca a !erusalen le acompanaron
sleLe LrompeLlsLasţ cuyos nombres se menclonan en 1 Crónlcas 13ť24ţ y cuando nehemlas dedlcó
el muro de la cludad sleLe sacerdoLes Locaban LrompeLa (neh 12ť41)Ŧ
ż17Ž) Ll A1 nunca nombra esLa flesLa como Lalţ pero algunos pasa[es aluden a su celebraclón (Lv
23ť23Ŵ23Ť nm 29ť1Ŵ6)Ť cfŦ lllón SpecLeg 1Ŧ33Ť 2Ŧ31Ŧ
ż18Ž) Algunos auLores aflrman que se Locaban clen LrompeLazos en el dla de 8osh haŴShanah (Ano
nuevo)ţ SLern 1996ť489Ŧ Se llama Lamblen ƍel dla del clamorƍ (MaerLen 1961ť60Ŵ62)Ŧ
ż19Ž) Calrd 1966ť108ŤlS8L lvť924Ť Moore 1971 lť323ţ330Ť llť62Ŵ63Ť de vaux 1983ť636Ŵ637Ŧ
ż20Ž) Ls lmposlble que el LlLulo lnslgnlflcanLe de ƍoLro ángelƍ deslgnara a !esus como medlador
celesLlalţ como aflrman algunosŦ 8oloff (1993ť107) observa que el ºoLro ángel" no era del grupo
que esLaba ºde ple delanLe de ulos"Ť Luvo que ºmeLerse" donde no le correspondla y asumlr
funclones que no eran suyasŦ CfŦ Lamblen el ºoLro ángelƍţ un qulnLo Lamblen ºfuera de serle"ţ que
reLuvo los vlenLos de [ulclo en 7ť1Ŵ3Ŧ Son los ºagenLes lrregulares" que ulos usaţ que no
perLenecen a las [erarqulas esLablecldasŦ
ż21Ž) Ll alLar de oro era pequenaţ de unas 18 pulgadas cuadrado y 3 ples de alLura (Lx 30ť1Ŵ10)ţ
con una pequena barandllla y cuaLro cuernos en sus esqulnas (Ap 9ť13)Ŧ
ż22Ž) 8auckham 1993Ať74Ť Moore 1971 lť324ţ330ť Sanh 103aŤ !erSanh 28cŤ ÞesklLa 136bŤ 162 aŴbŤ
LevŦ8Ŧ30ť3Ť 1g 2Cr 33ť13Ť cfŦ 3 8ar 11ť3Ŵ9Ť 1 Ln 9ť1Ŵ11Ť 99Ŧ3Ŧ
ż23Ž) La palabra grlega Lraduclda ƍlncensarloƍţ llbanôLosţ normalmenLe slgnlflca ƍlnclensoƍ (1 Cr
9ť29 LxxŤ 1 Mac 1ť22Ť 1 Lsd 2ť13)ţ pero aqul el conLexLo y el agregado ƍde oroƍ demuesLra que se
reflere más blen al lncensarloŦ Segun 1 8 7ť30 (cfŦ 2 Cr 4ť22Ť 1 Lsd 2ť13) en el Lemplo se usaban
ƍlncensarlos de oro purlslmoƍţ pero de bronce anLes en el Labernáculo (Lx 27ť3)Ŧ Apocallpsls de
Molses 33 (grŦ) aflrma que al morlr Adánţ los ángeles con lncensarlos de oro lnLercedleron por el ƍy
el humo del lnclenso cubrló el flramenLoƍ (ulezM llť334)ŦCue nuesLras oraclones sean enLregadas
sobre el alLar de oroţ con un lncesarlo Lamblen de oroţ lgual que en el Lemplo anLlguoţ subraya
lmpreslonanLemenLe la lmporLancla y la dlgnldad de nuesLro sacerdoclo lnLercesorloŦ
ż24Ž) Aqul es muy probable que el paslvo lmpersonal senale a ulos como su[eLoť ulos da a los
arcángeles las LrompeLas y al oLro ángel el lnclenso celesLlal para agregarlo a nuesLras oraclonesŦ
Ln 3ť8 las mlsmas oraclones humanas son el lnclensoŦ Aqul las oraclones no son sólo de los
márLlres (6ť10) slno Lodos los flelesŦ Sobre el lnclenso ver comenLarlo arrlba para 3ť8Ŧ
ż23Ž) Algunos sugleren que aqul las oraclones humanas son los carbones encendldos en el
lncensarlo y el lnclenso es lnLerceslón celesLlal o angellcal (lord 1973ť131Ť ParrlngLon 1993ť104)Ŧ
Ln cambloţ 8ruce lnLerpreLa el daLlvo como hebralsmo (Le de deflnlclón) y lo Lraduce ƍmucho
lnclensoţ que conslsLe en las oraclones de Lodos los sanLosƍ (Mounce 1977ť182)Ŧ
ż26Ž) Lx 23ť22Ť nm 16ť40Ť ÞrlgenL 1981ť132Ť Aune 1998ť312Ŧ
ż27Ž) Ln 8ť3 los Lruenos anLeceden a los relámpagosţ como en Lx 19ť16 y como ocurre en una
LempesLadŦ Þero 11ť19 y 16ť18 slguen el orden de 4ť3Ŧ
ż28Ž) 8auckham usa una analogla de la foLograflať !uan llega a enfocar el [ulcloţ despues se acerca
para una descrlpclón más compleLaţ como un ƍcloseŴupƍŦ
ż29Ž) ?a lo hemos vlsLo en capŦ 7ţ y ahora en 8ť1Ŵ4Ŧ nuevas pausas llegan en 8ť13Ť 10ť1Ŵ11ť14
(despues de sels LrompeLas)Ť 14ť1Ŵ3 (despues del dragón y las besLlas)ţ 13ť1Ŵ4 (despues de
anunclos de [ulclos en 14ť6Ŵ20ţ y anLes de las copas de [ulclo)ţ 18ť1Ŵ19ť10 (celebrando la calda de
8abllonla)ţ eLcŦ CfŦ Lc 3ť7ţ ƍun Llempo para callarţ y un Llempo para hablarƍ (aunque con un enfasls
dlsLlnLo)Ŧ
30|) El silencio era un tema central en la teologia de San Ignacio de Antioquia. Dios se
revelo por Jesucristo, 'su hijo, que es Palabra suya que procedio del silencio¨ (Ign, Magn
8:2). A los eIesios escribio: 'Mas vale callar y ser que hablar y no ser...El que de verdad
posee la palabra de Jesus, puede tambien escuchar su silencio, a Iin de ser perIecto¨ (Ign,
EI 15:1-2 Gr; cI. 6:1; Fil 1:1).
ż31Ž) Ls especlalmenLe aproplado que sea preclsamenLe el sepLlmo sello que lnLroduzca el
descanso en el rlLmo de los sepLenarlosŦ Segun algunos escrlLos apocallpLlcos el sllenclo Lamblen
precedla a la creaclon (4 Lsd 6ť39Ť 7ť30Ť 2 8ar 3ť7Ť cfŦ Cn 1ť2) y al exodo (Sab 18ť14Ŵ13ť ºcuando un
sosegado sllenclo Lodo lo envolvla") y precederá la nueva creaclón (4 Lsd 7ť30Ŵ31Ť 2 8ar 3ť7)Ŧ Pay
una fuerza creadora y llberadora en el sllencloŦ
ż32Ž) Ll ano sabáLlco debla lnclulr Lamblen la llberaclón de Lodo lsraellLa ba[o servldumbre (Lx
21ť2Ŵ11Ť uL 13ť12Ŵ18Ť !er 34ť8Ŵ17) y la condonaclón de Lodas las deudas conLraldas duranLe los sels
anos anLerlores (uL 13ť1Ŵ11)Ŧ
33|) Se discute hasta que punto se practicaba el Jubileo, pero hay mucha evidencia biblica
de que era mas que un ideal utopico (ver Stam 1998:90-95).
ż34Ž) Los escrlLos de Cumran hablan Lamblen de ºel sonldo Lranqullo del sllenclo" (CarclaM
1993ť444) donde ºse oye la voz de un sllenclo dlvlno" (443)Ŧ Cuando los querublnes se muevenţ
ºhay una voz sllenclosa de bendlclón en el LumulLo de su movlmlenLo" (443)Ŧ
ż33Ž) CfŦ el brlllanLemenLe lrónlco comenLaro muslcal sobre esLe verslculo en el oraLorlo ºLllas" de
MendelsohnŦ
36|) No es necesario pensar, con R.H. Charles y otros, que Dios tiene que callar a todos
para que pueda oir nuestras oraciones. El Señor no es sordo ni tiene problemas de oido.
Hace callar a todos por la importancia suprema que tienen nuestras oraciones.para Dios.
37|) Bauckham 1993A:73. Esta tradicion apela, con tipicos argumentos rabinicos, a Ez
1:24 (los seres vivientes cantaban con sus alas pero las bajaban cuando Israel oraba) y Job
38:7 ('las estrellas del alba¨ son Israel; los angeles podian alabar a Dios en el cielo solo
despues de alabarle Israel en la tierra).
38|) Bauckham 1993A:74-75; los mismos textos de Hekhalot señalan que el angel
Shemu`el espera en las ventanas del cielo inIerior para recibir las oraciones de Israel y
llevarlas a la presencia de Dios en el cielo superior. Segun Tg.Cantares (a Jos 10:12,
'callese sol¨), cuando Josue recito el quinto de los diez canticos de las escrituras, su
alabanza paro el sol y la luna por 36 horas (ellos dejaban de 'recitar su cantico¨ ante el
cantico de Josue).
39|) La Iigura de 'olor grato¨ corrige nuestra tentacion de pensar en la oracion como
puramente verbal. Aqui, mas que escuchar la elocuencia o aparente Iervor de nuestras
plegarias, Dios las 'olIatea¨ buscando el olor de autenticidad y sinceridad del corazon,
esencia indispensable de la verdadera oracion. Jenson y Olivier (NIDOTT III:1071)
deIienden la validez de este antropomorIismo (los sentidos de olIato y gusto o sabor no son
mas antropomorIicos que vista, oido y tacto; cI. Nm 28:2) pues 'el culto judio emplea todos
los sentidos para construir una experiencia de Dios ricamente multimedia¨.
40|) Esta Irase Iue el tema de talleres por Walter y June Keeler-Wink en muchas partes de
los EUA.
ż41Ž) SlgnlflcaLlvamenLeţ el unlco papel humano hasLa el momenLo ha sldo la oraclón de los
márLlres glorlflcados que descrlbe el qulnLo sello (6ť9Ŵ11)Ŧ
42|) Es conocida la expresion: 'Sin Dios, nosotros no podemos hacerlo. Sin nosotros, Dios
no quiere hacerlo¨.
43|) CI. la conicida cancion de protesta, 'No basta orar¨.
44|) Estas palabras han inspirado grandes creaciones musicales, sobre todo el 'Aleluya¨
del Mesias de Jorge Federico Haendel.
un redentor, el retrato de Martin Lutero¨ (citado por AlIonso Rodriguez en La Nueva Democracia, octubre de
1952).
(2) Karl Barth decia a menudo que las dos palabras mas importantes para la Ie evangelica son «gracia»
(palabra central de toda la teologia) y «gratitud» (motivo central de toda la etica), CI. el inicio de la ConIesion
de Heidelberg.
(3) Tendencia teologica que insiste especialmente en la Ie, disminuyendo la capacidad de la razon para
conocer las verdades religiosas.
(4) Ponemos a un lado las preguntas sobre la historicidad de esta declaracion o de su Iormulacion precisa. No
cabe duda de que corresponde al momento historico y expresa la conviccion de Lutero.
(5) Condicion de la voluntad que se rige por imperativos que estan Iuera de ella misma.
Fuente: http://www.desarrollocristiano.com/site.asp?seccion÷arti&articulo÷2086

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful