Günter Barudio.

El Absolutismo, tradicionalmente ha sido interpretado como un fenómeno político asociado a ese gran paradigma histórico llamado “El Estado Moderno”. Ambos siempre han ido de la mano a la hora de explicar el surgimiento del Estado en la época Moderna, además de imbricarlos con fenómenos muy comunes de la Historia Política (centralización, poder soberano, unicidad jurisdiccional…) y con los supuestos resultados de tales políticas tendentes a la centralización del poder y al aumento del poder regio (desarrollo de las burocracias administrativas, diplomacia, ejércitos permanentes, racionalidad fiscal…) Günter Barudio propone una interpretación del Absolutismo completamente alejada de tal paradigma y lo hace desde una perspectiva “novedosa” desde el momento en que su principal soporte de estudio es el mismo lenguaje político empleado por los contemporáneos. Tal aproximación semántica, si se quiere, nos permite relacionar como la formulación de un discurso político puede ser la clave para entender el hecho político en si mismo, y a partir de algo tan obvio como es el propio lenguaje. Y comienza desde la consideración básica, y sorprendentemente no tenida en cuenta por el marxismo, de la idea de propiedad aplicada al ámbito de la política. Es el lenguaje de propiedad el que dice mucho de la relación política entre los distintos cuerpos políticos ( Rey, Reino, Estamentos…) y sus instituciones de “representación” política ( Córona, Parlamentos, Dietas, Senados…) junto con la aplicación de leyes y contratos que rigen tal relacion, y que permiten su funcionamiento a partir de la elaboradísima idea de reciprocidad contractual entre las partes. Evidentemente el lenguaje jurídico domina esta escena desde el comienzo. En su estudio, Barudio recorre distintos reinos europeos dando cuenta de la aplicación, o no., de un programa de “absolutización”. Ejemplo: Suecia. 1- Constitución libertaria de Suecia. Suecia, cuya vida política se basaba en la activa práctica de una constitución estamental de origen bajo-medieval ( la Enradighet: constitución acumulativa que recogía todas las leyes y contratos: Landslag, la unión hereditaria, unión religiosa… ) la cual regulaba las relaciones Rey-Reino a través de la ejecución de contratos políticos, aseguraba la propiedad del Reino ,considerado como Institución Eterna y por tanto indisponible, mediante el reconocimiento de la posesión del Dominium Directum del mismo; es decir: la potestad absoluta de disposición sobre los recursos del reino residía unica y exclusivamente en el propio reino. Mientras que la Corona disponía de un Dominium Utile o de usufructo sobre el mismo. En la práctica esto suponía que a la hora de recaudar impuestos, el rey necesitaba el consentimiento expreso de la Dieta pues el reino no era entendido como una propiedad personal o patrimonio de una dinastía, sino como una corporación política de la que el rey disponía por contratos y que su naturaleza era política y no un atributo de propiedad personal, disponible y vinculada a la figura del rey. Tal división de la propiedad tan “feudal” permitia la concepción del poder politico del monarca como algo que era cedido por el reino y ejecutable a partir de los contratos ( juramentos del rey sobre las leyes del reino, defensa de las mismas…). Resumiendo: el poder político, que procedía de Dios, se transmitía al reino como depositario de tal poder, que a su vez lo cedía al rey bajo las condiciones a las que le obligaba la ley y los contratos creándose un modelo de ” Government by Constitution” bajo el amparo total de la Ley… y a Kant todavía le quedaban unos cuantos siglos por nacer. La constitución de libertades de Suecia, o tricotómica, recogía la existencia de tres instituciones que articulaban la práctica política y que reconocía, a su vez, las distintas dignidades que se les suponían: Rey/majestad, Senado/autoridad, Dieta(Riksdag)/

1

libertad; siendo el Senado el garante y guardián de las Leyes Fundamentales, y por ende, de las libertades suecas. El rey disponía de un “Imperium” o poder contractual y no de un “Dominium” o poder absoluto de disposición que era poseido por el reino. El rey tenía que gobernar siempre de acuerdo a las leyes y siempre con el consentimiento y asesoramniento de tanto el senado como la Dieta. La soberanía vendría a ser algo compartido entre los distintos cuerpos (Rey,Reino) y sujeto a las leyes. Esta tradición constitucional libertaria tuvo su máxima expresión en la Forma de Gobierno de 1634 impulsada por el gran canciller Axel Oxenstierna bajo el reinado de Gustavo Adolfo II: el gran defensor de las Líbertades Suecas, y que murió en la batalla de Lutzen en 1632 defendiendo las libertades de los estamentos y del Sacro Imperio Romano Germánico, frente al poder europeo que era el paradigma del poder absoluto: La Casa de Austria. 2- La práctica del Absolutismo. El Absolutismo, bajo esta interpretación, es la destrucción de la Constitución Libertaria que siguió en Suecia un proceso concreto y bajo unos supuestos determinados. Por un lado la situación de guerra permanente con otras potencias bálticas ( Dinamarca, Brandemburgo…) permitía suspirar por otras formas de gobierno más directas en donde la apelación constante a la necesidad permitiese, por ejemplo, saltarse las reiteradas consultas con otros órganos colegiados del reino como el senado o la Dieta a la hora de tomar decisiones. Los graves problemas financieros podían resolverse mediante la disposición de recursos sin el engorroso y dificil trámite de consultas y aprobación de la Dieta. El enfrentamiento entre los distintos estamentos por la distribución de las tierras puso de manifiesto la desconfianza hacía el Senado de forma que sus funciones de mediación entre el rey y los estamentos y de garante constitucional fueron suprimidas apelando a una ilegítima consideración del mismo como estamento especial. Fue sustituido por un Consejo Real entendido como órgano ejecutivo del rey. La propia Dieta estableció en 1680, la autoridad suprema del rey que ” gobernaba su reino por la ley… como su propio reino hereditario concedido por Dios, y que responde única y exclusivamente de sus acciones ante Dios.” La transmisión del poder ya no pasaba por el reino que lo cedía al rey bajo condiciones, sino que la recepción del mismo por parte del rey procedía directamente de Dios sin mediación alguna ( ceremonias de autocoronación). El establecimiento de un ejército permanente ( “miles perpetuum”) por decisión del rey sin la aprobación de la Dieta dejaba a tal institución sin una de sus funciones constitucionales más importantes. De ahora en adelante ya no sería necesario convocar a los estamentos para levantar un ejército y este dependería por completo de su voluntad… y de ahí a negarle al Riksdag cualquier capacidad legislativa solo había un paso. Posteriormente el derecho hereditario fue santificado como Don Divino, y lo más grave de todo, su gobierno dependía únicamente de su entera voluntad, no existiendo ninguna ley que pudiese coartar o frenar la voluntad regia que de ahora en adelante empezó a ser considerada como Ley ( Government by Will) arrogándose la capacidad total de legislar a su voluntad y sin que la misma pudiese limitarle (Rey Soberano Absoluto). Esta afirmación de la soberania y del reino como patrimonio vinculado a la dinastia configuró la constitución absolutista sueca ( Envälde) que subvertia los principios libertarios y contractuales de la antigua constitución estamental y que no reconocia ningún tipo de margen o maniobra política a cualquier institución política ( Dieta,Estamentos) o que habían sido anuladas ( Senado). El rey ya no va reinar y gobernar sobre un cuerpo político regido por contratos con derechos y deberes reconocidos, sino sobre un patrimonio hereditario bajo su libre y unilateral arbitrio… es decir, sobre su casa.

2

Cuando Carlos XII accedió al trono de Suecia en 1697 tomó juramento de fidelidad a cada uno de los estamentos sin prestar él ningún juramento a cambio… convirtiéndose en un autócrata o en “un dios en la tierra”.

Inglaterra La evolución de Inglaterra hasta convertir se en united kingdom, con irlanda 1534, y Escocia en 1707, luego en empire de primera línea marítimo, y finalmente en

3

commonwealth como expresión su poderío mundial. La commonwealth se suele entender como la expresión del poder, un “absolutismo parlamentario”, pero, hasta hoy no hay acuerdo sobre como interpretar esta visión. El apego a la commom law, la ley no escrita de Inglaterra, se suma a la noción de propiedad, que es la que permite avanzar en materia de derecho a la legislación inglesa. En Inglaterra se conjugo la defensa del pensamiento posesorio sustentado en la constitución que se opuso al despotismo absoluto, y conservó hasta nuestros días la forma de la ilustración política, “libertad y propiedad”. La emancipación nacional de roma, Jacobo I, Coke, hale y la common law. Relaciones entre iglesia y estado La carta magna de 1215, promulgada por Juan sin tierra, marca el comienzo de la leyes en Inglaterra. Enrique VIII (1491-1547) hizo la división entre iglesia y estado, fundando una serie de medidas para una iglesia estatal que garantizaba al rey la posición de sumus episcopus, que lo convertía en soberano absoluto de la iglesia en cuestiones religiosas y sobre todos en asuntos de la propiedad. El era opositor a lutero. El canciller tomas moro, y el cardenal Jonh fisher se oponía a esta postura. El rey quería separarse de catalina de Aragón, ya que no le dio ningún sucesor, entonces pidió casarse con ana bolena, que le dio una hija, Isabel I. enrique 8 mandó a matar a Ana Bolena, a Moro y a Fisher. Moro, plateaba el conflicto entre estado nacional e iglesia universal. El absolutismo de enrique VIII en la iglesia condujo, la emancipación nacional con respecto de roma, pero no llevó así un absolutismo patrimonial, en el estado mismo. Tampoco lo consiguió Isabel I. Se dio un rechazo al absolutismo fomentado por la postura religiosa, como la de baptistas e independientes. Se presenta como una evolución hacia un estado libertario. En tiempos de cambio, Jacobo I el hijo de Maria Estuardo (reina católica) se hizo con el gobierno de Inglaterra en 1603, creando así la unión personal con escocia, que no se convertiría en unión real hasta 1707.este rey era celoso de su religión protestante no admitiendo nuevas posturas dentro de su reino, es por esto que se provocó la conspiración de la pólvora en 1605, donde se quiso matar a Jacobo I. El rey siempre se vio obligado a justificar su mandato, bajo el iure divino que indica la divinidad de los reyes. Dentro del parlamento estaban los tres estamentos: Lords, Knights y burguesses. Tenían como misión conservar la ley, sugiriendo al rey las leyes del país, y los derechos y propiedades de los súbditos. Se basaban en la carta magna. Jacobo I tuvo que aguantar varios consejos jurídicos, por ejemplo, tuvo que mediar entre el zar de Rusia y el rey de suecia en 1617. Había una inseguridad interior provocada por el parlamento, cuya cámara baja insistía desde 1610 en la garantía de sus derechos, anunciando la lucha en contra del papismo. Jacobo hizo prevalecer la fuerza sobre el derecho, destituyendo a Coke, en 1616, por que se afirmaba de la commom law, y la ley antigua. El defendía el derecho del individuo antes que las pretensiones reales. Coke ayudo a redactar la famosa Petition of rights de 1628. En este último documento se recuerda a Carlos I (hijo de Jacobo I) la libertad del individuo, que solo puede ser transgredida apelando a las leyes de la carta fundamental. Esto se complementa con la protesta de la cámara de los comunes contra la introducción del papismo y del arminismo. La commom law, aseguraba garantía y observación de la política inglesa. Otro legislador Matthew Hale, se esforzó por elaborar un sistema que pudiera sobrevivir a los cambios revolucionarios de régimen.

4

La base era distinguir entre ius y lex. En el ámbito del derecho, la ley afecta los contratos, la forma de enajenación de las propiedades. La ley es valida mientras haya consenso entre el contrato tripartito entre el rey, los lores, y los comunes. En otros lados se llama constitución acumulativa, aquí en cambio, se llaman estatutos o laws, que componen la Common law. Ella se afirma en la tradición, por eso algunos dicen que es la ley “no escrita”. Cuando se anexó a irlanda, se destruyó la historia política de esta isla, teniendo al rey como autoridad máxima. El rey garantiza la institucionalidad de los derechos y libertades, ese es su objetivo. Con Carlos I, prosiguió la política iniciada por Jacobo I e Isabel I, de la expropiación legal de los terratenientes cuyos títulos de propiedad no estaban tan claros. Para algunos estaba claro que los súbditos eran libres, , por consiguiente deben tener una confianza absoluta en el monarca, en las leyes, y la validez de estas por el parlamento. Jacobo I atribuye a la ley un carácter instrumental, igual que el propio parlamento que es un órgano que cita el rey y en última instancia es un tribunal. En primer lugar, existe la conciencia de que el rey no debe cometer ningún error. En segundo lugar, el rey es una persona a quien se le confía el estado de la comunidad. Es decir, esta vinculado contractualmente, las dos cámaras deben ser convocadas por el rey para hacer alguna ley. *no se recurre al patrimonialismo del rey. La iglesia anglicana forjó un nacionalismo incipiente, donde el rey era un absoluto señor. Así todos deben estar en una dependencia del rey, y órganos intermedios no debían ser mediadores sino que aliados del poderío del rey. En los canons de 1640, la iglesia estatal se remite a la ley divina, la naturaleza, y a las naciones, para justificar el deber de protección de los reyes. Existe cierta noción de que los súbditos tienen posesión, derecho titulo y propiedad de sus tierras, de los que derivan deberes, del tipo feudal, en los cuales el rey debe por obligación mantener la propiedad y la libertad de los estamentos. Desde 1640 a 1660 hubo experimentos en lo políticos provocados por la presión de la iglesia, en una sociedad mercantil como la inglesa. El intento de Carlos I por llevar a la iglesia de escocia por la vía anglicana fracaso por la resistencia de los estamentos escoceses. Así, el rey aceleró el proceso de imposición de la soberanía de parlamentaria en contra de ele hizo que el parlamento se convirtiese en su juez. Se dicto que los consejeros del rey, el privy council, debían quedar vinculados al consejo por juramento parlamentario, frente a las dos cámaras. Con esto los parlamentarios buscaban lo que se hacia en derecho constitucional en suecia, Dinamarca o Polonia. Luego de la ruptura con el parlamento, Carlos I necesito reclutar soldados, ya que no contaba Inglaterra con un ejército permanente. La city de Londres se hallaba de parte del parlamento rebelde, y esta era la que podía pagar a soldados, los comerciantes. En cuanto el rey recurrió a mercenarios, católicos, campesino que pelearon en su causa. se daba comienzo así la a la guerra civil inglesa, 1642-1649 El viejo sistema feudal se consolidó patrimonialmente. La iglesia se secularizó, se le quitaron sus tierras, Personajes como Pym, cromwell o Milton eran los fuertes del parlamento. Cromwell, el nuevo ejercito, el absolutismo, locke y la ilustración como autodeterminación a través de la propiedad

5

Tras la muerte de john Pym, Oliver cromwell se concentró en mejorar el estado del ejército, el fue el jefe del parlamento que se enfrento a los soldados de Carlos I, esta es la llamada guerra civil inglesa. Así Inglaterra se pudo imponer en contra de escocia, convirtiéndose en la persona principal de la revolución y republicanismo. El parlamento estaba compuesto principalmente por mayoría de presbiterianos. Se ajusticio a Carlos I en 1649, a manos del parlamento, y se nombro lord protector a cromwell, mientras se pedía ayuda a Estocolmo en asuntos navales. En 1653 una nueva constitución al estilo de “forma de gobierno” sueca de 1634 se instituyó en Inglaterra, llamándola Instrument of government. Esta constitución alude a los fundamental laws, radican en darle una forma legal a la dictadura militar, justificada por el estado de necesidad. Esta debía hacer justicia al lord protector, al consejo de estado y al parlamento. Las determinaciones de las funciones de este trío estaban asociadas a la dualidad de un contrato, cuya esencia debía tener la suprema autoridad legislativa de la commomwealth en una sola persona, y el pueblo reunido en el parlamento. Cromwell cumple con proteger las libertades de Inglaterra, conforme a la autoridad del parlamento, asesorando los actos gubernamentales de este, conforme a la ley, para las tres naciones, escocia Inglaterra e irlanda. Con este modelo el sistema de gobierno se ajustaba a las tradiciones contractuales y libertarias de la vieja Europa. En la practica no siempre se podía aplicar el sentido republicano libertario, pero si este difirió mucho del sistema anterior. Al reunir a las tres naciones cromwell pasó a llevar el catolicismo de irlanda, humillando su tradición, alejándolos hasta hoy en día. La organización de toda la política en torno a la propiedad libre llevo pese a todos los cambios introducidos en 1660 y 1668, a que todavía a mediados del siglo xviii solo pudieran ejercer el derecho de voto 245.000 ingleses de un total de 7.5 millones. El conflicto de protestantes v/s ingleses tiene su origen en el derecho a voto en función de la propiedad, derecho que solo alcanzaban los poseedores de un patrimonio y los miembros de los gremios como “hombres libres”, que no están sometidos a la voluntad de otros. Cromwell aspiraba a que el cargo de protector fuese hereditario, y para esto convocó a las cámaras, y a su muerte en 1658 el ejército aseguró la sucesión de su hijo. El ascenso de Inglaterra como potencia marítima fue paralelo a la caída de la hansa alemana en el norte y de la potencia española en el sur del continente. Inglaterra tomó poder comercial, en competencia con los comerciantes holandeses. Toda la propiedad se deriva del derecho de posesión, esta máxima enmarcada en la política mercantil hacia de Inglaterra una potencia, ya que tenia bajo su dominio islas. Cromwell practicaba un proteccionismo a favor de las flotas, para su ampliación, que afecto a toda Europa, trayendo productos de tierras lejanas. Los conflictos marítimos entre Inglaterra y Holanda fueron zanjados con la segunda paz de westminster, en 1674. La primera base de la ley de Inglaterra es la ley de la razón, como una categoría fuera de todo nacionalismo, ya que esta emana de dios. Hasta en la common law, desligada del derecho romano, se revela esta “razón” como la relación existente entre trasmisiones hereditarias. Las elites discuten sobre quien tiene realmente la soberanía, si el rey, el rey en el parlamento o a la ley. Hobbes, postula en el Leviatán, la teoría del absolutismo, definiendo el cpntrato social que luego tomará rosseau, habla de filosofía política. Es un convencido de la libertad del hombre, según el derecho natural, y trata de diferenciar bien los conceptos de derecho, ius, lex, etc.

6

El autor vuelve a las raíces bíblicas del derecho, en las cuales todos deben saber lo que le pertenece, y lo que puede hacer sin molestar a su prójimo. Es entonces cuando se habla de propiedad. Resulta así que la creación de la propiedad es necesaria para la paz. Postula las leyes burguesas, donde se establece la regulación de lo bueno y lo malo, tomando como ejemplo el sistema jurídico y constitucional de la antigua roma. A hobbes le interesa como se modifica la manera jurídica del sistema feudal, el desplazamiento del viejo dominio, por un dominio directo, hacia la patrimonializacion de la tierra feudal. El rey creía que podía disponer feudalmente de la burguesía, de sus propiedades, apelando para eso protegerlas, pero, en realidad no pudo, ya que el burgués es libre. Para H. el burgués es el hombre, que con su propiedad pueda salir fiador, haciendo un contrato, dándole la cualidad como al estado constitucional. La soberanía se construye desde la libertad, por lo tanto, esta última debe ser conciente que no se somete a nadie del exterior. El soberano entonces dispone de este marco para decir que solo es absoluto en el limite que se lo da el derecho. Si se considera a hobbes un padre del absolutismo, con una tendencia al pesimismo totalitario. Locke aparece como defensor del estado constitucional, del estado de derecho libertario. Convencido de que el hombre tiene la propiedad de su propia persona, y establece contratos con la mancomunidad por efectos de seguridad. Locke capta la esencia del absolutismo patrimonial, su arbitrariedad posesiva, que simula el bien común para defender los propios intereses dinásticos. En este sentido, el legislativo no tiene derecho de explotar a los súbditos, por lo tanto en las mismas manos que se crean las leyes no es prudente dejar que ellos las ejecuten, ya que podrían eludir el objetivo de las leyes. Carlos II y la restauración desde 1660. Guillermo de orange, Tories y Wighs, papismo amenazante y absolutismo incipiente La gloriosa revolución de 1668. Luego de la muerte de Cromwell, el parlamento reconoció la sucesión al trono de Carlos II. Durante el caos, el rey trato de equilibrar a nivel contractual l pluralismo de intereses políticos, ya que Carlos proponía una amnistía general para todo tipo de delitos desde 1640. Con esto el clamor popular creció, ya que las tierras estaban en juego, fuente de riqueza para todos. Se manifestó una crisis económica, en la guerra contra los países bajos, en 1672, contra los estados generales. En holanda dirigida por lo hermanos de Witt, en un régimen republicano a los que estaba próximo el filosofo Spinoza. Spinoza descubrió, que la libertad debía ser conquistada una y otra vez, exigiendo que cada hombre reciba las garantías de acuerdo al derecho y la ley, pero no así con la religión o la soberbia hereditaria. Guillermo de orange se convirtió en estatúder de los países bajos. Mientras Carlos II solo deseaba la paz entre la iglesia y el estado, para esto se promulgaron distintas Acts, y el Clarendon code, código de leyes en contra de los discrepantes de la iglesia anglicana, lo que agudizó la situación. Se creo el habeas corpus en 1679. Esta ley fundamental se concede a los súbditos del rey, y provee protección jurídica fin de moderar las extralimitaciones de los funcionarios públicos de la justicia. Así, en un plazo de tres días el tribunal debe comprobar la legalidad de una detención. Esta ley se remite a la conciencia del valor posesorio del cuerpo.

7

En la tensión del caos surgen dos partidos políticos, los Tories y los Wighs, que vienen a representar las posturas de los ricos y los pobres. Como en suecia los gorros y los sombreros. En Austria se da la nación católica y la evangélica. El canciller osborne se apoyó en Guillermo de orange. La unión matrimonial de Maria hija de Jacobo II con Guillermo aseguro la iglesia anglicana, la monarquía restaurada y el sistema parlamentario Carlos II prohibió a los gremios urbanos la participación en la elección en la cámara de los comunes, por lo que comenzó una serie de persecuciones que caldearon los ánimos, se conspiró en Rye house, en 1683, para la muerte del rey, bajo el líder Shaftesbury. S. seria reconocido como el fundador de los wighs, y a osborne de los tories. Ambas agrupaciones determinarían la política inglesa, siendo los tories (nombre que se daba a los bandoleros católicos irlandeses) se reclutaban entre el clero anglicano, y en los terratenientes, que tenían fe ciega en el rey. Los wighs (nombre injurioso de los partidarios escoceses de de covenant) en cambio eran parte de los comerciantes que subordinaban al sistema contractual al bien común. Los tories querían disminuir la tendencia hacia el papismo, mediante las limitaciones constitucionales. Ellos no querían que el rey Jacobo II (rey católico) pusiera más leyes en contra de los protestantes, que la iglesia no interviniese más en los colegios. Esta intervención solo provoco crear sentimientos revolucionarios. Inglaterra se resistía a la recatolización mediante los vínculos de la oposición tories y wighs a Guillermo de orange, para formular la revolución gloriosa. Al nacer el hijo de Jacobo todo apuntaba al absolutismo patrimonial, pero la universidad de Oxford recordó que el principio fundamental que la soberanía de Inglaterra radica en los tres estamentos, el rey, los señores y la comunidad, de los cuales contraen contratos recíprocos el príncipe y los súbditos. Al llegar la ayuda de Guillermo de orange tuvo el apoyo mayoritario del pueblo. En 1668 se logro establecer el concierto de magdenburgo, en el cual los estamentos imperiales de Alemania se aseguraron de ayudar a la invasión con la ayuda de Dinamarca, conteniendo las tropas francesas. Jacobo evitó el conflicto y huyó a Francia. Este acontecimiento fue llamado la revolución gloriosa, donde tories y wighs se esforzaron por mantener el pode del parlamento, de las vías constitucionales. La Bill of rigths de 1689, es una ley fundamental de la constitución acumulativa de Inglaterra, en ella se establecía una serie de exigencias constitucionales que debían jurar los reyes al momento de su ascenso. Con esto se les pedía a los reyes que actuasen bajo el consenso del parlamento. Este es un tipo de contrato común en toda Europa. Con la test act de 1689, se prohibía el acceso a la administración a los católicos y antitrinitarios. Con estas leyes se aseguraba la independencia y seguridad exterior e interior de Inglaterra. Act of settlement de 1701, que fijaba la sucesión de la corona por línea protestante. Ya en 1707 se estableció la unión real con escocia, con lo que el parlamento escoses dejo de existir, plegándose al inglés. “Balance of power”. El reproche del despotismo absoluto a jorge III El united kingdom comenzó a interesarse por asuntos alemanes, y a posicionarse dentro de Europa como la potencia que contenía a las demás. Existe la posibilidad de que Rusia, suecia, Prusia y España se coalicionen en contra de Inglaterra. Esto a manos del potencial Jacobo III. El rey jorge I hizo una alianza con Sajonia, lo que hace decir a los historiadores que la política traslado su centro al interior de Europa.

8

Los partidos de tories y wighs hicieron solidaridad como representantes de la corona contra el rey. Esta transformación que se dió, hizo que la monarquía pasara a ser un instrumento moral, ya que se le quitó su poder real. Walpole, político ingles que era de la cámara de los comunes se opuso a la política de jorge II. Y tras la derrota de los jacobitas (seguidores de Jacobo I) por pitt, en 1745 sucedió el fin del sistema feudal que aprovecho siempre de los clanes, los jefes, etc. El sistema libertario parlamentario quería liquidar el pensamiento de tories, wighs y jacobitas, luchaba al lado de la Prusia absolutista, en donde imperaban el nepotismo, la economía de los favoritos y el espíritu de casta. Pitt, podía dominar esta crisis, sin poner en peligro el sistema parlamentario. La ilustración experimentó en Inglaterra gracias al puritanismo, una serie de convulsiones religiosas, políticas, que desembocaron en un pluralismo de opiniones. Isaac newton fue miembro del parlamento de la convención en 1689, y juro lealtad a Guillermo III (de orange). Este juramento fue de acuerdo al hecho por hombres libres, no esclavos ante un rey absoluto. Locke, en cambio es conciente de la reciprocidad del juramento como pacto y reconoce el triple efecto emanante de el. Estos serian los tres poderes, unido en un solo dios. Los intelectuales de la época ven el equilibrio del cosmos reflejado en la política inglesa. El estado aun no se separa completamente de la iglesia. Hume, filósofo habla de que el mejor medio será que permanezcan estables posesión y propiedad. En síntesis, El deseo de los ingleses era libertad y propiedad. La representación de las comunidades en un consejo, también fue fundamental ya que ellos querían ser representados. La ideología de la propiedad, garantizada por calvino y su doctrina de la predestinación no se detuvo ante la esclavitud o la represión. Aquí el rey no es propietario, sino que garantiza estos derechos en base a que en el se refugia la constitución, encargado que se respete, y ejecuta por medio de las leyes a través del parlamento.

9

Barudio: Los Dominios De La Casa De Austria Los dominios de Austria confiados desde el privilegium minus de 1156 a la casa de Badengerg por el Sacro Imperio como una especia de feudo hereditario para ambas ramas, pasaron al conde imperial suizo Rodolfo de Hamburgo, quien fue elegido emperador en 1273, aunque en la Bula De Oro de 1356 la ley electoral del Sacro Imperio Romano Germánico no figuraba entre los principados electores, de este modo La Casa De Hamburgo como beneficiaria de estos territorios de Austria se veía privada de una serie de privilegios y derechos de rango pero al mismo tiempo se le ofrecía la oportunidad de construir paulatinamente con estos dominios un poder dinástico independiente del imperio. En su lucha por mantener el régimen absolutista la casa austriaca se vio enfrentada a la lucha de los estamentos en Bohemia y Hungría, aunque muchas veces mantuvo una relación debido a la necesidad económica. Existieron reformadores del régimen como por ejemplo Rákóczi quien decía que la casa de Austria tenía la intención de colocar “a un pueblo libre bajo el yugo de la servidumbre” e “imponer el dominium absolutum de una herencia insustancial” como así también afirma Becher al decir que “ en términos generales, las repúblicas prosperan más que los países gobernados por los señores absolutos” y también juzga de a los señores absolutos de ilegales ya que “ en ningún sitio pueden ser llevados ante los tribunales sino que ellos mismos son en su país papa y emperador” Dentro de lo económico existió un predominancia a las reflexiones mercantilistas, es decir, de la idea de una cierta autarquía económica que pretende impedir el flujo de dinero hacia el exterior y ve en el atesoramiento de oro y plata el principal medio para resolver los problemas monetarios del país. (Recordar el caso español de los Hasburgos), frente al mercantilismo hubo teóricos como Hôrnigk que postularon soluciones basados principalmente en el ejemplo de la Hansa. Para el barón de Schrôder el príncipe debe ser un padre y los sùbditos deben ser gobernados como sus hijos, usando ejemplos como el del profeta David. La historia de la casa de Austria bajo la figura de los Hamburgo-Lorena no se diferencia en principio de la de otras casas de la respublica cristiana. Pues la orientación de la política hacia la adquisición de territorios y gentes mediante matrimonios, guerras y herencias fue también la pauta seguida por los Borbones, Hohen zollern o los Oldemburgo sin embargo la casa no hacerse con el dominum absolutum del Sacro Imperio ya que el Imperio Electivo y la constitución libertaria garantizados casi por toda Europa no permitió a la casa dar este paso. En el caso Húngaro tuvo que contentarse con mantener un feudo hereditario. Se vieron ejemplos de una ilustración en la casa en la medida de encontrar tratados de física y las obras de Mozart, aunque la Corte pensó poco en la emancipación del individuo en el sentido de su mayoría de edad política y su autarquía intelectual. Según palabras de Von Schônholz: “EL ESTADO ERA LA CORTE”

10

LA REFORMA. Primera Parte: ESTADO ACTUAL DE NUESTROS CONOCIMIENTOS. A. LA EPOCA DE LOS REFORMADORES. Capitulo I: Causas que provocaron el nacimiento de la Reforma. El Protestantismo se apoyo en 3 doctrinas: 1-la de la justificación por la fe 2-la del sacerdocio universal 3-y la del juicio basado tan solo en la Biblia. Estas innovaciones teológicas respondían a las necesidades de la época. Según el autor es poco convincente la tesis de que los reformadores abandonaron la iglesia romana porque estaba corrompida por el libertinaje y dominada por la impureza. En el siglo XVII la Iglesia Católica ya había corregido la mayor parte de las debilidades disciplinarias de que se la acusaba en el siglo anterior, las diversas confesiones reformadas no volvieron a la obediencia de Roma. Esto de muestra que las causas que provocaron el nacimiento de la Reforma fueron + profundas que los desordenes de los canónicos. a. El pecado personal: hacia la justificación de la fe. 1. Desgracias de la época. Presencia de la muerte y sentimiento de culpabilidad. La Reforma fue una respuesta religiosa a la gran angustia de fines de la Edad Media: la guerra de los 100 años; la peste negra; hambres frecuentes; el Cisma de Occidente (en la historia de la Iglesia cristiana expresión utilizada para hacer referencia, tanto a la ruptura entre la iglesia oriental y occidental, fechada según la tradición en 1054, como al periodo entre 1378 y 1417 en la iglesia occidental en que dos y luego tres papas reclamaban al mismo tiempo su legitimidad); el fracaso del Estado de Borgoña, con la muerte de Carlos el Temerario; la guerra de la 2 Rosas (conjunto de guerras civiles dinásticas inglesas, disputadas entre las casas rivales de Lancaster y York desde 1455 hasta 1485. La contienda recibió este nombre porque el distintivo de la Casa de Lancaster era una rosa roja y el de la Casa de York una rosa blanca); las guerras husitas (serie de conflictos de carácter religioso, centrados en Bohemia entre los años 1419 y 1436) y la creciente amenaza turca. -Los individuos tomaron conciencia de su maldad, se sintieron culpables y pensaron que solo el pecado podía ser la causa de tantas desgracias. La gente juro no volver a pecar, estos juramentos brotaron de una profunda fe. La justicia de los hombres se hizo + dura que nunca, por lo que castigo los delitos. Así los últimos siglos de la Edad Media fue una época de crueldad judicial. Eran tiempos de generalizada superstición, en que el castigo de la personas de quienes se sospechaban que estaban entregadas a Satán. -La gente esperaba que llegaran males peores. La venida del Anticristo parecía inminente. En la creencia popular, el reino de este enemigo de Dios y del género humano seria la antesala del Juicio Final. La angustia dominaba a las masas y a los dirigentes de la Edad Media. -La muerte fue el gran tema de la iconografía durante la baja Edad Media y a ella se le dio + importancia que al juicio final y al infierno. La muerte es el gran personaje de la época, representada en forma de un anciano siniestro, portador de un reloj de arena o bajo la apariencia de un esqueleto. -La iglesia destaco el momento en que se librara el último combate de la vida terrena y en el que se decidía la suerte eterna del alma. -Hasta el siglo VIII se había vivido según una concepción + comunitaria de la Iglesia, que daba mayor importancia a la salvación colectiva que a la individual; pero durante los últimos siglos de la Edad Media cada fiel se preguntaba angustiado como podría escapar a los tormentos eternos.

11

En las grandes catedrales del siglo XIII no había representaciones del Salvador crucificado, era la época del Dios bello. En el siglo XV se opuso a esta imagen la del Cristo atado, flagelado y lamentable. La pasión del Señor hizo casi olvidar la resurrección. El culto por la pasión de Jesús y la Virgen del dolor era general en Occidente en las vísperas de la Reforma. 2. Baluartes contra la muerte terrena y la muerte eterna. En aquella época de calamidades pareció + necesario que nunca buscar refugio en la dulce madre del salvador, que evitaba los males de esta vida y protegía del infierno. Representada frecuentemente en ademán de proteger con su amplio manto a los afligidos humanos. Se le llamo Nuestra señora de la Gracia, Nuestra Señora del Buen Socorro, se crearon innumerables cofradías dedicadas a su devoción al rosario. El culto mariano iba así desarrollándose. La creencia en la inmaculada concepción progresaba en la iglesia. La devoción a la Virgen trajo la devoción a su madre, Santa Ana. Nunca como a fines del siglo XV y principios del XVI se divulgo tanto el culto a los santos: fueron los protectores de innumerables cofradías y se multiplicaron sus imágenes, consideradas casi como talismanes. Los santos no solo protegían de la enfermedad y de la muerte, sino que daban garantías para el + allá. La veneración de las reliquias de los santos, y con mayor motivo las devociones a Jesús a la Virgen hacían ganar indulgencias, que tuvieron un éxito extraordinario a fines de la Edad Media. La iglesia enseñaba que era necesario confesar y comulgar para obtener indulgencias y además no señalaba como condición única y necesaria para conseguirlas la entrega de limosnas. Pero sin duda alguna los pueblos del occidente medieval, temerosos, que Vivian al borde de la desesperación, creyeron que podían comprar su salvación o al menos trataron de creer que tal trueque era posible. Sin embargo, los pueblos conservaron una duda y esta duda constituyo la angustia de fines de la Edad Media, que explica el éxito de Lutero. Las calamidades vividas en la época avivaron aun + en los fieles la necesidad de creer y estos quizá se sintieron desligados de la iglesia. Esta contaba con gran número de sacerdotes y sin embargo había falta de ellos, por la multiplicación de capillas. El abuso de la falta de residencia fue causa frecuente del abandono del ministro parroquial en manos de capellanes mediocremente preparados e inferiores a la misión encargada. Los obispos no visitaban suficientemente sus diócesis para darse cuenta de la gravedad del mal. Cuando las masas necesitaban + que nunca de los sacramentos y la disciplina de la iglesia, la jerarquía llevaba interdicto tras interdicto, que llevaba consigo la supresión temporal del culto. Tales excesos llevaron a desvalorizar los sacramentos. En el siglo XV fue de tendencia a alejarse de la liturgia tradicional, a preferir las procesiones a la misa, el rosario a la comunión. Como podría ser de otro modo si se decía la misa en latín, lengua que muy pocas personas entendían y que nadie explicaba a quienes no la comprendían, ni nadie los ayudaba a seguirla. Para que se apaciguara su angustia era necesario que los cristianos fueran guiados. La Reforma y la Contrarreforma católica se esforzaron en responder a esta necesidad. b. Hacia el sacerdocio universal. 1. Progresos del individualismo laico. Dentro de cada ciudad cristiana, protegidas cada una de ellas por un santo diferente, se multiplicaron las cofradías, que deseaban tener cada una su capìlla particular y eran rivales las unas de las otras. Nobles y burgueses adinerados hicieron construir santuarios privados, en los que se rogaba especialmente por los muertos de sus familias. En las

12

vidrieras figuraba siempre el retrato del donante, se erigieron sepulcros fastuosos para perpetuar el recuerdo de los grandes de esta tierra. En este mundo en crisis, los canales jerárquicos y litúrgicos, que de ordinario conducen a Dios, parecen insuficientes a muchos hombres. 2. Desprestigios del sacerdocio. El ascenso de la burguesía y de los artesanos, en general del elemento laico, la creación de una civilización urbana, la aparición del lujo, la afirmación de un cierto sentimiento nacional, el desorden general de los espíritus en un clima de inseguridad y en fin los defectos de la Iglesia engendraron a fines de la Edad Media una especie de anarquismo cristiano. En esta atmósfera de confusión de jerarquías y valores, los fieles ya no eran capaces de distinguir con la claridad de antaño entre lo sagrado y los profano, y entre el sacerdote y el laico. Se había llegado a tratar a Dios, en la vida cotidiana, con una familiaridad contra la que el protestantismo reacciono. Las indulgencias se ofrecían hasta como premios de rifas. En las canciones profanas se mezclaban palabras litúrgicas y se componían misas con temas de canciones profanas. En las vísperas de fiestas se bailaba en las iglesias. El dominio de la fe era asaltado por una oleada de elementos profanos. Esta invasión solo podía producirse en una sociedad saturada de preocupaciones religiosas. Bastantes obispos vivían en las cortes, se dedicaban a la caza. Muchos prelados solo decían la misa en raras ocasiones. Gran número de sacerdotes en el bajo clero vivían en concubinato y tenían hijos bastardos. Se vestían como el resto del pueblo, iban a la taberna y tomaban parte de los bailes pueblerinos. En Francia y en Alemania sobretodo, el bajo clero vivía en condiciones económicas precarias, a fines del siglo XV, ya que muchos sacerdotes titulares no residían en sus puestos y eran reemplazados por capellanes que constituían una especie de proletariado eclesiástico, que intentaba salir adelante vendiendo los sacramentos, especialmente el bautismo y la confesión. ¿Cómo no iba a resentirse la figura del sacerdocio? Se esfumaba su carácter sagrado. La distinción entre los sacerdotes y laicos tendía a desaparecer. Los esfuerzos que la iglesia romana tuvo que efectuar mas tarde, a fines de siglo XVI y totalidad del siglo XVII, para revalorizar la función sacerdotal son una prueba suplementaria del descrédito en que estuvo sumida durante el Renacimiento. La creación de seminarios, la de los oratorios, los 10 años de noviciado impuestos a los jesuitas, fueron medios con los que se consiguió que primero los propios sacerdotes y luego las masas, que seguían siendo católicas, comprendieran la eminente dignidad del sacerdocio. 3. Los laicos en ayuda de la iglesia. Hay una mutua influencia entre los dominios, religiosos y civil. La civilización de la época era demasiado profundamente religiosa para que la Iglesia y el Estado pudieran delimitar amistosamente sus respectivos dominios. O bien la iglesia tendía a someter a su ley al poder secular, o bien los soberanos trataban de imponer sus propia dominación de la Iglesia. Cuando la cristiandad se encontraba dividida en tres papas, fue el futuro emperador, el rey de romanos, quien se vio como un salvador. De esta manera la intromisión del Estado era cada vez más evidente. Los cristianos fueron habituándose a ver guías espirituales en sus jefes laicos. Ante el debilitamiento de la Iglesia y en una época en que los papas se comportaban con frecuencia como príncipes, las autoridades laicas fueron tomando conciencia cada vez mas clara de sus responsabilidades religiosas. Los reyes de Suecia y Dinamarca, los príncipes alemanes, impusieron la Reforma a sus súbditos, lo hicieron muchas veces movidos por un sincero sentimiento cristiano y no por sorditas ambiciones políticas o financieras.

13

En todas partes a fines de la Edad Media puede comprobarse esta intrusión creciente del elemento laico en los dominios tradicionalmente reservados a la Iglesia. En el siglo precedió a la Reforma múltiples cofradías, las cuales construyeron hospitales, lo que prueba que las órdenes religiosas no se preocupaban del cuidado de los enfermos con el celo de los tiempos anteriores. Los laicos venían a sustituirlos. Los defectos de la Iglesia han podido ser una de las causas de la Reforma. Los malos monjes, a los que no se respetaba, las riquezas de la iglesia que podían parecer excesivas, los obispos y los curas que no residían en sus lugares de apostolado, pero que acumulaban los cargos eclesiásticos, los papas que se comportaban como príncipes seculares, el dinero de los cristianos, utilizado por Roma con fines puramente terrenales, las excomuniones lanzadas a veces sin otro motivo que proteger intereses materiales muy concretos, contribuyeron a desprestigiar al sacerdote. c. La Biblia. Humanismo y Reforma. 1. La aparición del libro. Pasión por la palabra escrita, que es la fuente del humanismo, fue reforzada y difundida gracias al descubrimiento de la imprenta. La aparición del libro impreso produjo una verdadera revolución con relación a las necesidades espirituales de la época. Se estima que un 75% de la producción tipográfica de 1455 a 1520 correspondió a obras religiosas. Desde la invención de la imprenta en 1520, no se conocieron menos de 156 obras latinas completas de los libros sagrados. Para los que sabían leer, pero ignoraban el latín, las escrituras traducidas a lenguas vulgares fueron más accesibles que antes. El libro favorecía el individualismo. La obra impresa hacia menos necesario al sacerdocio y permitía una meditación personal. Cuando ese libro era la Biblia, todo el mundo podía entender a Dios, hablarle y exponerse a interpretar a su manera el mensaje divino. Antes de Lutero la difusión de los libros religiosos estaba en vías de transformar las creencias. Las traducciones de la Biblia empezaron a divulgarse y mitigaban la sed que los fieles sentían por las Escrituras. Así la necesidad era muy superior a la oferta. 2. La solución humanista a los males de la iglesia. El humanismo quiso purificar el lenguaje en que se transmite la Palabra eterna, liberar a la escritura de escorias y presentarla bajo una luz nueva. Introdujo el método crítico en las ciencias religiosas. La nueva pasión por el griego y el hebreo dio como resultado el alejar a los eruditos de la traducción latina que se había aceptado hasta entonces. En conjunto los humanistas fueron religiosos, pero independientes. Redescubrieron la antigüedad y (enlazaron con el verdadero Aristóteles, fueron lectores de Platón y Plotino) descubrieron en el alma humana una aspiración natural hacia Dios y hallaron en cada religión una manifestación al menos parcialmente valida de este impulso hacia lo divino. Los humanistas no reniegan el pecado original, pero no insisten en él. Fueron pregoneros de una doctrina de paz, desaprobando la violencia y el cisma. Se negaron pasar se al campo de la Reforma. Los humanistas al redescubrir la Escritura y limpiarla de las impurezas que la deformaban aspiraban a una religión sencilla, evangélica, con pocos dogmas, en que la humanidad habría buscado y encontrado la paz del corazón en la imitación de Jesús. Las ceremonias supersticiosas o farisaicas deberían ser sustituidas por un culto próximo al de la Iglesia primitiva. El humanismo preparo la Reforma en 2 sentidos: 1-contribuyo a este retorno a la Biblia, que era una aspiración de la época 2-insistió en la religión interior desvalorizando la jerarquía, el culto a los santos y las ceremonias. Pero su concepción del hombre coincidía más con el catolicismo, que con luterano y calvinista. Sin embargo su filosofía mas profunda, el humanismo era adogmático y llevaba a una denegación de la teología: contra esto reaccionaron los ortodoxos protestantes y la Reforma católica.

14

Erasmo y sus amigos aportaron una solución insuficiente las angustias de su tiempo. Tal vez el moralismo que preconizaban pudiera convenir a lagunas masas, que tenían una aguda conciencia del pecado y que, sin embargo, se veían incapaces de redimirse. La solución humanista suponía una gran fuerza interior en cada unos de los fieles. En la Biblia muchos humanistas buscaban y descubrían ante todo una moral, pero los acongojados cristianos de comienzos del siglo XVI tenían sobre todo necesidad de fe. Pero la duda se había introducido en las mentes y esta duda afectaba a la teología católica y la misión del sacerdote. Se comprende que por la insuficiencia de las reformas parciales es que se produjeron en la iglesia durante el siglo que precedió a la rebelión de Lutero. Es interminable la lista de los esfuerzos emprendidos en este sentido. Ej: el retorno de los agustinos de Alemania y de los dominicos de la congregación de Holanda. Esto es anterior a Lutero y Roma hay canonizado a 90 personas que vivieron entre 1400-1520. Durante este periodo hubo reformas, pero no una reforma, porque el impulso no venia del centro. Únicamente la conmoción del cisma protestante obligo a Roma a reconsiderar su teología, a clarificar su doctrina y a revalorizar el sacerdote y los sacramentos. Lutero, Calvino y todos los reformadores estaban convencidos de la irremediable decadencia de la Iglesia Romana, en lo que se equivocaron por completo. El resurgimiento de esta constituyo una sorpresa extraordinaria. Las dos Reformas contrarias correspondieron a un mismo despertar de la conciencia cristiana. Capitulo II: De Lutero a Melanchton. a. Triunfo de Lutero. 1. El hermano Martín. /Se ve en la Biografía de Lutero del Informe/. 2. El descubrimiento de la misericordia. Definió su doctrina cuando comento el salmo CXVIII: “Los pecados no son redimidos por nuestras obras, sino por la sola misericordia de Dios”. El ser humano esta inclinado hacia el mal, y este no puede ser curado con obras, ya que a pesar de las buenas obras la apetencia al mal persiste, y nadie esta exento de ella, ni siquiera un niño de un día. La iglesia romana insistió en las palabras de San Pablo de que Dios concede al hombre una gracia superior a las tentaciones. Por el contrario Lutero insistió en el pecado original y en la innata tendencia del hombre hacia el pecado. Sin la bondad de Dios el hombre estaría irremediablemente condenado. Para Lutero no tardarían en perder en importancia los sacramentos. El dialogo interior entre Dios y el creyente tiene mas valor que la liturgia y los sacramentos, que los intermediarios entre el Salvador y el salvado. Solo la fe otorga salvación y no las buenas obras, especialmente las falsas buenas obras adquiridas con dinero. La doctrina por la justificación de la fe se convirtió en la piedra angular de su doctrina. El verdadero tesoro de la Iglesia es el santísimo evangelio. Hay una permanencia del pecado en nosotros, lo que nos debe causar une permanente inquietud. Negaba a la jerarquía poder suficiente para borrar las penas del purgatorio. La confirmación dada por los sacerdotes le parecía útil pero no indispensable. El pecado solo es perdonado por Dios. 3. Hacia la ruptura. /se ve en el informe en la parte de la Biografía de Lutero y la primera parte de las influencias del Informe/ 4. Los principales escritos de Lutero. /la primera parte se ve en la Biografía de Lutero del Informe y la segunda en la pagina 35-36 del texto/ 5. Rápida difusión de las ideas luteranas. /leer la primera parte de las influencias del informe/

15

Muchos humanistas se adhirieron a su doctrina, entre ellos Felipe Melanchton, quien llego a ser el discípulo predilecto del reformador y dio forma en 1521 ala doctrina de sus maestro en “Loci communes”. -¿Por qué se les llama protestantes a los luteranos? Cuando se dicto en 1529, una dieta para poner en rigor el edicto de Works, seis príncipes y catorces ciudades protestaron, de ahí se les dio el nombre de protestantes a los que siguen a Lutero. -Suecia: se oriento hacia la reforma. -Dinamarca y Noruega: tb. -Suiza: abandono Roma, -Ginebra: abolición del culto católico. -Inglaterra: luteranos. -En Sevilla y en Nápoles: doctrinas de Lutero bien acogidas. -Hungría y Transilvania: fueron conquistados por la Reforma. -Alta y Baja Austria, Lituania: el luteranismo contaba con numerosos partidarios b. Las dificultades de Lutero. 1. La vida de Lutero después de la ruptura con Roma. Lutero permaneció en el castillo de Wartburg hasta marzo de 1522, donde se llamaba Caballero Jorge. Después pasó el resto de su vida en Wittenberg y solo volvió a Eisleben (ciudad natal) para morir en 1546. En el castillo de Wartburg, hizo el tratado de los votos monásticos, y con ayuda de Melanchton retoco su edición del nuevo testamento, añadiendo comentarios. El éxito de su Biblia fue enorme debido a que su alemán era correcto y sencillo a la vez y por lo tanto accesible a la gente. Escribió contra los anabaptistas, contra los campesinos sublevados, contra Erasmo, contra las teorías eucarísticas de Zuinglio, contra la creencia en el purgatorio, contra los poderes que se arroga la Iglesia romana. Cuando murió trabajaba en una obra anticatólica: Contra el papado fundado en Roma por el diablo. Tenía el afán de educar a las masas ignorantes. Lutero tenía 5 grandes enemigos: 1-el Papa 2-los anabaptistas 3- los judíos 4- los turcos 5-el diablo 2. La guerra de los campesinos /para complementar ver en la biografía de Lutero/. Los anabaptistas. /lo que sale continuación con cursiva no esta en el texto sino que es una información adjunta para comprender mejor la doctrina anabaptista/ (Anabaptistas, nombre aplicado a ciertas sectas religiosas que surgieron en Europa durante la Reforma, principalmente en países como Alemania, los Países Bajos y Suiza. El nombre significa “el que se bautiza nuevamente”; se refiere a la práctica anabaptista de bautizar a adultos, aunque la persona ya hubiera sido bautizada en su infancia. Doctrina: al igual que los luteranos y los calvinistas, los anabaptistas creían que la fe que cada persona tuviera en Dios era de suprema importancia, en oposición a los rituales y al derecho a juicios independientes y personales. Sin embargo, los anabaptistas se diferenciaban de los luteranos y de los calvinistas porque ellos defendían, entre otras prácticas, la no-violencia y estaban en contra de las iglesias gobernadas por el Estado. Este movimiento se basaba en congregaciones voluntarias de conversos, los que se habían sometido a la experiencia del bautismo siendo adultos y por decisión personal. La Iglesia del Estado estaba organizada de forma jerárquica, basada en la parroquia que a cada persona le correspondía, ya fuera porque había nacido allí o porque vivía cerca de ella. Algunos anabaptistas querían establecer comunidades cristianas comunales e

16

igualitarias, y no estaban de acuerdo con participar en el gobierno civil y con prestar juramentos. El último estatuto disciplinario de la Iglesia, la exclusión, llevaba a la excomunión y al ostracismo a los pecadores impenitentes. Historia: En los inicios de 1520, muchos líderes religiosos comenzaron a predicar en contra de la Iglesia y de las prácticas sociales en Suiza, Alemania y Austria. Dentro de este grupo se encontraba Konrad Grebel, nacido en Zurich, el bávaro Hans Denck, y el alemán Balthasar Hubmaier. Un poco más jóvenes que Zuinglio y Lutero, estos hombres se vieron envueltos en las guerras de los campesinos y bajo el dominio del imperio de los Habsburgo. Conocidos como los Hermanos o los Hermanos Suizos, creían que la Biblia negaba el bautizo a niños y el celebrar la misa. Los anabaptistas insistían en el bautizo de creyentes adultos, que eligen bautizarse por libre elección, y en la cena conmemorativa del Señor (véase Bautismo; Eucaristía). Debido a que los anabaptistas no aceptaban la jerarquía de la Iglesia ni la autoridad de los organismos civiles en temas de tipo religioso, fueron acusados de sedición y herejía, siendo víctimas de persecuciones y martirios. -Otro grupo que también fue considerado como anabaptista fue el de los protestantes más radicales, tales como Jakob Hutter, comunalista y fundador de los huterianos y Thomas Münzer. Fue también importante Jan Beuckelzoon o John de Leiden, quien se declaró a sí mismo rey de los llamados Nuevos Sionistas en Münster, Westfalia, en 1534. Bajo su dirección, la poligamia era muy castigada y los bienes materiales, propiedad de todos; su mandato terminó después de un año de asedio a la ciudad; Beuckelzoon fue ejecutado en 1536. Por toda Europa siguieron surgiendo grupos anabaptistas que empleaban distintos nombres. Uno de los grupos más importantes fue el de los menonitas, dirigidos por el reformador holandés Menno Simons. El anabaptismo se preocupaba principalmente de la gente pobre y de los campesinos y artesanos sin educación. Los anabaptistas fueron muy perseguidos por toda Europa, principalmente porque dos grupos muy influyentes de la sociedad, los aristócratas y los líderes de la Reforma ortodoxa, se unieron en contra de su igualitarismo y su oposición a las iglesias gobernadas por el Estado. Reformadores ortodoxos como el suizo Ulrico Zuinglio, Martín Lutero y sus seguidores, generalmente usaban el nombre de Anabaptistas para referirse en forma despectiva a cualquier secta protestante radical o que no fuera ortodoxa. Muchos de los estudios históricos más recientes han reivindicado el movimiento anabaptista. Hoy en día el movimiento es visto como una corriente importante que existió durante el periodo de la Reforma, especialmente por su modo de ver la vida como un sacramento y porque incidentes tales como el de Münster, son considerados sólo como desviaciones de la espiritualidad normal anabaptista). Hasta 1521 Lutero no había tenido más que un solo enemigo: el Papa. Pero después tuvo que luchar en varios frentes. Fue superado por su discípulo Carlstadt y por el antiguo agustino Zwilling. Estos establecieron en la ciudad la misa evangélica, destruyeron las imágenes, no toleraron más de tres altares por iglesia y suprimieron conventos y cofradías. Carlstadt atribuía a la sagrada escritura una importancia relativamente secundaria. Entonces Lutero insistió en la salvación por una revelación, en cambio Carlstadt subrayaba en cambio el movimiento interior del espíritu, que transforma y deifica gradualmente al elegido. Abogaba por el establecimiento de comunidades libres de laicos iluminados, que reunieran a los schearner, los exaltados que aparecían en diversos puntos de Alemania y Suiza. Lutero en 1522 hizo expulsar a los agitadores y consiguió, gracias a sus sermones detener la violencia. Suprimió las innovaciones restableció la misa en latín, las vestimentas litúrgicas y la comunión bajo una sola especie. 4 años después las reformas de Carlstadt fueron admitidas.

17

-En 1522 estalló otra rebelión de ardientes luteranos, la de los pequeños nobles arruinados, guiados por Hutten y Sickingen. Hutten creia que el valeroso Sickingen liberaría Alemania y extendería por doquier la verdadera fe. Los rebeldes trataron de apoderarse de tierras. Lutero negándose a identificar una causa religiosa con una causa patriótica, no les apoyo, sino que por el contrario predico obediencia. El movimiento fracaso. Esta guerra la de los campesinos va a marcar a Lutero. Entre los profetas expulsados de Wittenberg en 1522 se encontraba Muntzer. Lutero lo nombro pastor de Zwickau en Sajonia. Exaltado y violento reunió allí un grupo de iluminados, los profetas de Zwickau. Estos encontraron afeminada la teología de Lutero. Opusieron la rudeza de la cruz. Enlazando con tradiciones medievales, afirmaron que se acercaba el fin del mundo. Los elegidos tenían que unirse, separarse del mundo, organizar comunidades de santos, donde se repartiría todo y donde se ingresarían mediante un nuevo bautismo, un bautismo de adultos. Fueron expulsados, pero en febrero de 1525 alcanzaron el poder en otra pequeña ciudad Turingia, Muhlhausen. Alentaron y guiaron a las bandas de campesinos que habían comenzado a actuar en 1524 por una cuestión de tributos. Presentaron sus reinvocaciones en 12 artículos: libre elección de los pastores, supresión de los pequeños diezmos, empleo de los grandes diezmos en beneficio de las comunidades. A las bandas de campesinos, se desunieron los artesanos de las ciudades, los sacerdotes y monjes exclaustrados. Los campesino habian dirigido a Lutero los 12 artículos, quien respondió con la Exhortación a la paz. Los combates eran cada vez más violentos y Lutero, que era amigo de algunos jefes de represión tomo partido en contra de los campesinos. En mayo el ejército fue aplastado. Muntzer capturado. *El anabaptismo trajo nuevas violencias entre 1533 y 1536: fue la tragedia de Muntzer. -Melchor Hofmann convertido al luteranismo en 1523 predico en los países y luego se refugio en Estrasburgo, donde se convirtió al anabaptismo. Profetizaba el fin del mundo para 1533 y que Estrasburgo seria la nueva Jerusalén. Huyo a los países Bajos cuando iba a ser encarcelado y allí constituyo grupos de melchoritas. Pero regreso donde fue encarcelado. Hofmann anunciaba que el propio Dios iba a exterminar a los impíos, pero no había encargado a sus discípulos ejecutar venganza divina. -Matthinjs y Juan de Leyden, quisieron aniquilar el mundo pecador. Con la ayuda de los anabaptistas expulsados de los países bajos, se adueñaron del poder en Munster en 1534. Juan de Leyden se convirtió en rey de la nueva Sion y debía conquistar toda la tierra. Después de combates, en junio de 1535 las tropas del obispo recuperaron la ciudad. También hubo un anabaptismo pacifico que apareció en 1523 en la región de Zurich y que se extendió rápidamente por la parte meridional de Alemania. Austria e incluso Moravia. Baltasar Hubmaier fue moderado y reindicó el derecho de sus secta a organizarse independientemente del Estado y de la Iglesia del estado. Desaprobaron las violencias y orientaron sus sectas hacia el pacifismo. La rebelión de los campesinos puso en evidencia la incompetencia política del reformador. Especialmente le hizo perder la fe en ele pueblo organizado en comunidades. Al Lutero de la Libertad Cristiana de sucedió el Lutero de la Iglesia en el Estado. A partir de entonces Lutero juzgo necesaria la intervención de la autoridad civil para poner fin a las abominaciones. Comprobó que las masas cristianas de Alkemania eran incapaces de gobernar ellas mismas sus destinos espirituales. Ejemplo: en 1527 Juan de Sajonia Lutero le pidió al elector que organizara visitas eclesiásticas en su territorio. El príncipe debía supervisar así la organización eclesiástica. 3. El servo arbitrio. Es un tratado escrito durante la rebelión.

18

Caín pudo elegir entre le bien y el mal y eligió el mal, en consecuencia fue castigado. El pecado original ha corrompido la voluntad y la inteligencia humana, pero no las ha extinguido. Ya que el pecado ha sido perdonado por la Redención, el hombre puede de nuevo ir havia el verdadero bien, gracias a la razón ayudada por la gracia. Si ha muchos les sorprende la predestinación es porque estos rebajan a Dios, exigen que actué conforme al derecho humano y que haga lo que les parece justo. 4. Relaciones de Lutero con Zuinglio, Ecolampadio y Bucero. Lutero considero a Zuinglio, reformador de Zurcí como adversario suyo. En ciertos aspectos fue un eramista. Como no podía concebir la separación de la Iglesia y el Estado se convirtió en el inspirador de la politica de Zurcí, organizando 2 campañas contra los cantones católicos. Erasmo le enseño a amar la sagrada escritura. En un principio al igual que los humanistas quitan importancia a la gravedad del pecado original, como ellos, creyó que Dios había salvado a los prudentes que vivieron antes de la Revelación. La justificación por la fe no era esencial. Lo que importaba era la predestinación (aquí se apartaba de Erasmo) por la que Dios separaba a sus elegidos y les daba el medio de obedecer su ley. Veía en las sagradas escrituras un medio de salvación. Dijo que después de la ascensión Jesús no retornaban realmente al alma de los fieles. Esta teoría sacramental despertó la indignación de Lutero. La relaciones entre Ecolampio, reformador de Basilea y Lutero las relaciones eran buenas al principio, pero se agriaron progresivamente. Siendo religioso en Augsburgo repitió la experiencia de Lutero y redescubrió la teología de la cruz, el sacerdocio universal y la meditación de Cristo. Fijo su residencia en Basilea y no fue nunca estadista, lo que lo diferencia de Zuinglio. Su teología se aproximaba a la de Zuinglio, especialmente en lo que se refiere a la cena, en la que vio una simple conmemoración de la última cena de Jesús. En 1530 Basilea se une a Zurcí y Berna para hacer aceptar ala emperador una profesión de fe separada, que se alejaba tanto del catolicismo como del protestantismo. En Estrasburgo, Bucero y otros reformadores habían simplificado el culto de manera radical, suprimiendo no solo de manera radical, suprimiendo imágenes, sino tb los altares y las vestiduras sagradas. Se inclinaba hacia las concepciones sacramentales de Zuinglio y Ecolampadio. Lutero estaba preocupado de la salvación individual, mientras que Bucero tenía mas sentido social. Bucero se opuso a la rebautizacion de los adultos. No comparte con Lutero el sentido de las buenas obras: nadie puede ser salvado si el espíritu de Cristo no le conduce a abundar en buenas obras, porque a ellas destina Dios a los suyos. Bucero trataba de explorar todas las posibilidades de reconciliación entre los cristianos, incluyendo a los católicos. En 1536 Bucero fue uno de los artífices del acuerdo entre protestantes conocido bajo el nombre de Concordia de Wittenberg. Pese a ser amigos Bucero y Lutero, el primero no firmo los artículos de Smalkalda en 1537, en los que Lutero presentaba sus doctrina con una rigidez, que Melanchton había tratado de evitar cuando redacto sus Confesión de Ausburgo. 5. Melanchton. Lutero y Bucero se comprendieron cada vez mejor, Felipe Melanchton, en cambio se alejo espiritualmente cada vez mas del maestro. Melanchton, habia seguido siendo un humanista. Por esto nunca admitió la teología pesimista de Lutero. El fiel colabora en su salvación, con lo que retornaba al catolicismo., rehabilitando las buenas obras y la santificación. Con los desordenes de Alemania y por las diferencias entre protestantes llego a conceder un valor obligatorio a la tradición, con objeto de apaciguar los ánimos. Se explica así que haya tratado la reconciliación con los católicos. Se alejaba de su maestro. Como admirador de Erasmo no retorno al catolicismo, pero soporto cada vez menos los aires despóticos de su maestro.

19

Carlos V tenia la esperanza de llegar a la reconciliación entre católicos y protestantes de Alemania. Lutero por estar desterrado no podía acudir a la Dieta. Entonces Melanchton fue el encargado de redactar una profesión de fe luterana. La unidad de la iglesia no es de orden institucional. Existe verdadera iglesia allí donde el evangelio sea predicado en toda su pureza y sean administrados los sacramentos correctamente. 21 de los 28 artículos eran aceptados por los católicos y los protestantes, los 7 restantes generaban controversias. Su confesión no aludía a la negación del Purgatorio, dejando de lado las doctrinas de Lutero del sacerdocio universal. Es por esta razón que a Lutero no le desagrado que Carlos V rechazara las Confesiones Protestantes, ya que íntimamente no aprobaba las confesiones de Melanchton. Este no abandonaba la esperanza de una reconciliación general de todos los cristianos. Creyó lograr su objetivo cuando el legado pontificio en la dieta Gaspar Contarini los luteranos llegaron a un acuerdo en la doctrina de la justificación por la fe. Manteniendo la necesidad de las buenas obras, el texto en concordia reconocía que únicamente la imputación de los meritos de Cristo podía asegurar la salvación del pecador. Pero ni Lutero ni el joven Calvino que estaban presentes, ni el Papa, ratificaron el acuerdo. Mucho antes de la muerte del reformador habían estallado disputas en torno suyo. -Agrícola: al haber sido abolida la ley de Moisés no había porque preocuparse de los 10 mandamientos. -Jeronimo Schurf (compañero de Lutero): aceptaba la teología de Lutero, pero seguía considerando valido el derecho canónico, no admitía el matrimonio de los pastores y pretendía que estos fueran nombrados por obispos. Después de la Muerte de Lutero se agravaron las disensiones: se enfrentaron principalmente los gnesiolutheraner o verdaderos luteranos, contra los filipistas, partidarios de Melanchton. La crisis del luteranismo, que ya incubaba en vida del reformador estallo después de su muerte. Pero el luteranismo sobrevivió a esta crisis y todos los protestantes del siglo XX están de acuerdo en reconocer a Lutero como padre espiritual de la Reforma. Había hecho inteligible al pueblo los oficios divinos, enseñado el catecismo y difundido la Biblia. Pero su acción rompió la unidad cristiana de occidente. Capitulo III: Calvino. a. Su vida. 1. La juventud. /complementar con primera parte de la Biografía del Informe/ Cuando el luteranismo parecía agotarse a mediados del siglo XVI, Calvino injerto vida y fuerza a la Reforma. En un principio se resistió a la tentación de abandonar la iglesia católica, rechazando los libros protestantes debidos a sus desacuerdos sobre la comunión. 2. Basilea, Ferrara, Ginebra, Estrasburgo. Los protestantes eran perseguidos en Francia y los agentes del rey, para calmar a los luteranos alemanes, hicieron correr una especie de que solo se trataba así a los anabaptistas Calvino se encargo de la defensa de los perseguidos y expuso su doctrina, que no tenia nada de anárquica. Con esto nace la primera versión de la Institución Cristiana, publicada en 1536. El libro se fue enriqueciendo hasta que en 1559 hizo de Calvino un verdadero patriarca de la Reforma. Se marcho a Italia, pero volvió a Francia cuando las persecuciones contra los herejes se suspendieron a través del edicto de Coucy. Pero a causa de las guerras tuvo que detenerse en Ginebra. Decidio establecer en Ginebra las costumbres religiosas de aquella ciudad, sin consultar a los predicadores. Esto le trajo la ruptura, en abril de 1538 loa Consejos ordenaron que abandonara la ciudad.

20

Regreso a Basilea, pero acabo por establecerse en Estrasburgo. Allí formo la parroquia de los reformados de lengua francesa (modelo de las futuras parroquias de los protestantes). 3. Nuevas dificultades de Calvino en Ginebra. -Jeronimo Bolsec: crítico la doctrina de Calvino sobre la predestinación. Fue condenado a destierro perpetuo. -Trolliet: vuelve a poner en duda la teoría de la predestinación de Calvino. (Obtuvo un sobreseimiento). La posición de Calvino era fraga otra vez. -Los Favre y los Perrin: eran grupos influyentes que se pusieron en contra de Calvino. Por suerte no ganaron las elecciones o sino Calvino hubiera tenido que abandonar la ciudad. 4. Últimos años más apacibles. Tras las elecciones de 1554 la posición del reformador se consolido rápidamente en Ginebra. Cuando sintió su muerte en abril de 1564 rogó a los pastores que evitaran las innovaciones. Muere en mayo. b. La obra y la doctrina de Calvino. /toda esta parte esta en el Informe resumido y analizado en la Institución Cristiana/ 1. Las ordenanzas eclesiásticas. 2. Superioridad de Dios y Revelación. 3. Pecado y predestinación. 4. Los sacramentos: Bautismo y Cena. B. LAS DIFICULTADES DEL PROTESTANTISMO CAPÍTULO V: ASPECTOS GENERALES DE LA CONTRAREFORMA A. Clima de intolerancia Surge de la hostilidad de la Iglesia romana al protestantismo. La hostilidad hay que situarla en un contexto general de cruel intolerancia y en una época en que ama y servir a la propia religión significaba a menudo combatir a la de los demás. B. La reconquista por las armas La acción de la Contrarreforma revistió dos aspectos generales principales: 1.- Trató de conquistar por las armas los territorios de confesión protestante. 2.- Allí donde la victoria militar se lo permitía, convertir a las masas protestantes por roda clase de medios: misiones, creación de colegios y universidades, y toda clase de presiones para asfixiar a la religión contraria. Cuando se considera a la CR1 como reconquista de las regiones perdidas por la Iglesia romana, es obligado hacer ciertas puntualizaciones. En primer lugar, ésta: las ambiciones políticas se mezclaron siempre con los propósitos confesionales. Toda acción militar, aunque haya sido motivada por razones confesionales, tiene implicaciones políticas, y la historia de las guerras de religión está llena de alianzas. Por ejemplo, en Alemania, Mauricio de Sajonia luchó algún tiempo con Carlos V contra los príncipes protestantes del Imperio. El término CR significa, incluso por definición, la voluntad de liberada de hacer desaparecer el protestantismo por la fuerza si era necesario. Pero esta voluntad no aparece a too lo largo de las guerras de religión, Carlos V quería restablecer la unidad religiosa del Imperio, pero hubiera hecho concesiones a la Reforma si Roma no se hubiese interpuesto. En Francia, Enrique II estaba decidido a luchar sin tregua contra los protestantes; pero, por el contrario, Catalina de Médicis, Francisco II, Carlos IX y Enrique III sólo combatieron esporádicamente a los protestantes. En cambio, la voluntad de destruir al protestantismo estaba presente en el espíritu de los Guisa y fue quien animó la Liga; ésta, con su ardiente piedad, su fanatismo y sus procesiones de monjes, fue el fenómeno típico de la CR. Roma, naturalmente aprobaba las acciones militares emprendidas por los príncipes católicos contra los protestantes. La CR, en tanto que
1

CR: Contrarreforma.

21

empresa de conquista territorial, fue obra de los soberanos, principalmente de los de la casa de Habsburgo. C. Reconquista de las masas En los países recuperados por las autoridades católicas, éstas siguieron el programa de Ignacio de Loyola (que trazó en 1554). Sus principales aspectos son: “el rey no debe tolerar en su Consejo ningún hereje”, “sería muy útil no permitir que tuviera autoridad alguna ningún hombre infectado de herejía”, “sería de desear que fuera conocida y confirmanda por todos la siguiente medida: desde el momento en que alguien sea convicto de herejía o fuertemente sospechoso, no debería tener derecho a honores no riquezas; por el contrario, habría que quitárselos”. San Ignacio aconsejaba que, inmediatamente después de expulsar a los profesores y estudiantes de herejía, fuesen quemados los libros de los herejes aunque su contenido no fuera herético. Las instrucciones de San Ignacio van en el mismo sentido que la Iglesia desea; pues, en 1542 se había creado la Congregación de la Inquisición, y ésta ocasionó la huida de Italia de todo un grupo de humanistas heterodoxos. Y en 1564, Pío IV, siguiendo las recomendaciones de las sesiones XVIII y XXV del Concilio de Trento, publicó un primer Index de libros prohibidos. El Concilio de Trento fue uno de los puntos culminantes de la historia del mundo católico. Fue el vasto crisol donde se confirmó y perfeccionó la purificación…, el punto de reunión de todas las fuerzas católicas de reforma. Pero fue tb la negación del diálogo con la Reforma, la abrupta afirmación de posiciones antiprotestantes. Para rechazar con mayor fuerza la justificación por la fe sola, exageró el valor de las obras y desarrolló la noción de mérito. Y mantuvo todas las formas tradicionales de piedad; confirmó tb el culto a las imágenes. El Concilio no sólo conservó los siete sacramentos, tb rechazó la comunión bajo las dos especies, querida por Lutero y antaño concedida a los utraquistas de Bohemia. La presencia real fue afirmada con fuerza frente a las teorías zuinglio-calvinistas. Para oponerse más rotundamente al protestantismo, la CR inventó el confesionario, exaltó a la Virgen y a los santos y opuso el “triunfalismo” católico a la modestia y desnudez de la Reforma. Allí donde la situación política lo permitía, la Iglesia romana empleó para la reconquista de las almas los más diversos métodos: usó la dureza recomendada por Ignacio de Loyola. La Iglesia romana multiplicó las diócesis, construyó y reconstruyó templos, creó seminarios, universidades y colegios, y utilizó la incansable y fiel actividad de las órdenes religiosas (jesuitas y capuchinos fueron excelentes agentes de la reconquista) Fue necesario que transcurriera algún tiempo para que se crearan seminarios y para que salieran promociones de sacerdotes dignos e instruidos, Por ello hay que distinguir dos épocas en la historia de la CR: hasta 1640 la acción más eficaz era la emprendida por las órdenes religiosas, después de esta fecha, y en un ambiente más sereno, fue el clero secular renovado quien hizo pesar su fuerza de manera decisiva. CAPÍTULO VI: LOS CONFLICTOS RELIGIOSOS EN FRANCIA A. La hostilidad al protestantismo en Francia antes de 1598 La Reforma, que había triunfado en Europa central y septentrional, siguió siendo minoritaria en Francia. Entre las causas que explican que el protestantismo se diera más lento, se puede mencionar que el clero francés cumplía sus funciones más adecuadamente que los cleros de Alemania, Inglaterra y los Países Bajos. Además, los reyes y reinas de Francia, pese a sus muchas vacilaciones, se decidieron finalmente por el catolicismo y el peso de su autoridad se hizo sentir a favor de esta confesión. No es casual que la Reforma se haya mantenido con fuerza únicamente en las regiones

22

periféricas del reino. El papel desempeñado por París fue esencial. Era la ciudad más importante del reino e impuso sus preferencias. Francisco I, al principio de su reinado, no dio muestras de hostilidad sistemática hacia las nuevas ideas, A su alrededor la gente se inclinaba por la Reforma o al menos por el evangelismo. Pero el Parlamento de París aprovechó la cautividad del rey para adoptar rigurosas medidas contra los luteranos, además, se prohibió las traducciones al francés de la Biblia. Durante el reinado de Enrique II (1547-59) la actitud hacia los protestantes se endureció. Una “cámara ardiente”, creada en 12547 en el Parlamento de París, dictó en tres años más de quinientas sentencias contra los herejes, Los inculpados fueron excluidos de las funciones municipales o judiciales, El Edicto de Compiègne de julio de 1557 reservó a los tribunales laicos el juicio de los protestantes, ; los herejes serían condenados a muerte. Finalmente, el Edicto de Êcouen (1559) ordenó ejecutar sin juicio previo a los protestantes rebeldes o prófugos. Se suelen contar ocho guerras de religión en el siglo 16 (1500): 62-63, 67-68, 6870, 72-73, 74-76, 77, 79-80, 85-98. Hubo ayuda extranjera: la última finalizó con la lucha contra Felipe II, que prestado apoyo a la Liga (CR). Otras intervenciones extranjeras se produjeron en diversas ocasiones: las de Isabel, los príncipes protestantes alemanes. Los asesinatos de los principales jefes políticos acrecentaron la confusión en Francia. Los desordenes en Francia hubiesen sido menor si desde 1562 hasta la muerte de Enrique III la política real hubiera sido más coherente. Pero no siguió una línea de rigor: el culto protestante fue autorizado (1562), con las restricciones de rigor realizados en diversos tratados de paz, que desde 1563 hasta 1589 sumaron 8; pero, sin embargo, desde 1562 hasta 1588 el culto de los protestantes fue prohibido 5 veces. B. La hostilidad al protestantismo en Francia en el siglo XVII 1.- Nuevas guerras de religión Las guerras de religión continuaron después de 1598. Se reanudaron durante el reinado de Luis XIII, y en transcurso del mismo tuvo lugar uno de los episodios más trágicos: el asedio de La Rochela. Respecto del asedio de La Rochela, fue una guerra entre 1621 y 1622. El rey emprendió dos campañas (una en cada año) en el Mediodía, la última tuvo como resultado que los protestantes perdieran 80 plazas fuertes y tuvieron que firmar la paz de Montpellier. Esta localidad se transformó en ciudad abierta. Las localidades de Millau, Nimes, Castres y Uzès perdieron la mitad de sus fortificaciones. Los protestantes siguieron con rebeliones. La última fue entre los años 1627-29, Carlos I empujó a los protestantes a esta rebelión, y aquí fue el asedio a la Rochlea. Se firmó un edicto de gracia de Alés, en que se perdonó la rebelión y se dejó que los protestantes conservaran las libertades religiosas que les concedía el Edicto de Nantes, pero ordenó que fueran destruidas las fortalezas de los hugotones. Tb fueron prohibidas las asambleas políticas de los protestantes. 2.- La “desmovilización del protestantismo francés La promulgación del Edicto de Nantes provocó entre muchos protestantes un exagerado optimismo, pues creyeron que su religión iba a hacer notables progresos, ya que ahora sería posible abrazarla “sin exponer sus bienes, sus vidas, ni sus esperanzas”. Sin embargo, el protestantismo francés estaba en regresión, y la anexión de Alsacia, gran parte de cuya población era luterana, no modificó esta tendencia. Varios nobles retornaron al catolicismo y apartir de 1560 el número de protestantes empezó a disminuir. De todas maneras, la mayor parte de los ministros siguieron fieles a la fe calvinista, y algunos de ellos fueron almas selectas. Eran predicadores estudiosos, austeros y dogmáticos, que muchas veces no sabían cómo afrontar los nuevos métodos.

23

Habían cursado sólo estudios teológicos superficiales. El cuerpo pastoral francés, en ocasiones, no estuvo a la altura que su función lo exigía. El calvinismo francés sufrió tb serias disensiones doctrinales, que aparecieron tanto en el reino como en los Países Bajos y Ginebra sobre el tema de la predestinación, del que se hablará más adelante. Tb sufrió las consecuencias del “culto monárquico” que apareció en Francia en los reinados de Luis 13 y 14. (es decir, reverenciaron a la rey como la “imagen viviente de Dios”). 3.- Agravación de la situación de los protestantes Pese a las concesiones hechas de una manera intermitente por el poder de los protestantes franceses, éstos, desde la muerte de Enrique IV, tuvieron que afrontar la hostilidad de las autoridades locales y nacionales. Luis 14 dio fe a los reformadores de su fidelidad y ordenó que éstos “fueran mantenidos y guardados en e pleno disfrute del Edicto de Nantes”. Desde 1661 alabó en muchas ocasiones la “fidelidad, obediencia” de los miembros de la R.P.R. y su “celo” por servirle, Sin embargo, las medidas tomadas contra ellos eran cada vez más severas. Luis 14, al igual que su padre, intentó suprimir en Francia la dualidad de religión, pero sólo en esto consite el “l gran proyecto” que algunos han atribuido al rey en esta materia, y que éste, por otra parte, persiguió con desigual firmeza y sobre todo con constantes vacilaciones respecto al método que debía emplear. Arreglo, asfixia progresiva, política de fuerza: a estas tres tácticas se recurría sucesivamente. Hasta el inicio de la guerra de Holanda (1672), Luis 14 hizo una política relativamente prudente y matizada con respecto a los protestantes; les negaba toda concesión, al interpretar el Edicto de Nantes en todo su rigor, y concedía beneficios a los convertidos, tratando de minar el partido mediante acuerdos secretos con los pastores mejor dispuestos, pero no rechazaba la idea de hacer concesiones disciplinarias y apaciguamientos dogmáticos. Aunque en general Luis 14 no haya tenido la continuidad de propósitos que se le ha supuesto, otros la tuvieron por él; es decir, el clero que constituyó un verdadero grupo de presión y que insistió hasta obtener, por un camino u otro, la supresión del protestantismo en Francia. El sínodo de Loudun (1659) fue el último sínodo nacional autorizado. En 1663 fueron impuestos castigos a los católicos que se pasaron a la Reforma. A partir de 1665 los relapsos fueron castigados con el destierro perpetuo. En la década del 60, se hicieron dos interpretaciones al Edicto de Nantes, lo que concluyó en que se sentó jurisprudencia y permitió iniciar contra los protestantes la “guerra de procuradores”. Además, en 1669 se precisaron los derechos y sobre todo los límites de los derechos de los reformados. Se puede considerar que todo esto es un verdadero contraedicto; sin embargo, el clero no estaba satisfecho. Su asamblea de 1670 se confesó consternada y pidió nuevas medidas contra los protestantes, La asamblea de 1675, al conceder a Luis 14 5.400.000 libras, hizo alusióna l “oro que la Iglesia habíamezclado con el incienso de sus plegarias” y recordó al monarca que debía a Dios sus victorias, y concluyó dirigiendose al rey: “Es preciso que ahora ddeis pruebas de vustro agradecimiento empleando vuestra autoridad para a total extirpación de la herejía”. Luis 14 no estba aún decidido a tomar una determinación espectacular a esre respecto, pero, desde el contraedicto, los protestantes franceses sufrieron de un modo sistemático y progresivo toda clase de argucias jurídicas. Los protestantes fueron prácticamente excluidos de todos los oficios reales, de todos los cargos en las casas del rey, de todos los puestos de las secretarías de Estado. Tb se les prohibió ejercer las profesiones de abogado, médico, comadrona, boticario, tendero, impresor y libreo. A los maestros de la R.P.R. se les prohibió recibir más alumnos, y las escuelas reformadas se vieron obligados a emigrar desde el centro de las ciudades a los suburbios. Se multiplicaron los saquos de templos.

24

Los protestantes sufrieron todos estos malos tratos con extraordinaria resignación. En 1681 comenzaron las provocaciones en zonas hasta entonces pacíficas. En 1685 Luis 14 revocó el Edicto de Nantes, por haber “abrazado el catolicismo la mayor y mejor parte de nuestros súbditos de la llamada R.P.R.”. Eñ acta de revocación preveía la destrucción de todos los templos (salvo en Alsacia), la prohibición de las asambleas protestantes y del culto, incluso en casa de los señores, el exilio el el plazo de 15 días para los pastores no convertidos, A los pastores convertidos se les prometió una renta vitalicia igual a los cuatro tercios de su sueldo antiguo, y a sus viudas una pensión equivalente a los dos tercios de esta paga. Las escuelas reformadas fueron suprimidas y los niños calvinistas recibieron inmediatamente el bautismo y empezaron a ser educados en la religión católica. Se enviaron 400 misioneros a las regiones no convertidas, sumado a las dragonadas de tropas y muchos se recovaron; todo eso hizo que el protestantismo se deshiciera. Hubo conversiones e incluso conversiones sinceras de algunos que no entendían bien las cuestiones dogmáticas, Abjuró mas de un tercio de los 600 ó 700 pastores. Sin embargo, el problema protestante se agudizó en ciertos aspectos. Fuerza es reconocer que muchas de estas conversiones no eran sinceras. Por otra parte, la emigración clandestina empezaba a adquirir inquietantes proporciones, Alrededor de 200.000 protestantes abandonaron el reino, desafiando las penas que pesaban sobre los fugitivos que eran sorprendidos, Se dice que las emigraciones de estos hombres, que representaban una élite económica y técnica, fue una catástrofe para Francia, Por ejemplo, la totalidad de la industria de sombreros en piel de castor pasó de a Holanda. Por último, los refugiados se fueron a Londres, Holanda, Suiza y Brabdeburgo, desde donde difundieron incesantemente propaganda hostil a Luis 14. Pedían además, que se permitiera volver a los protestantes, y se creó un clima hostil en Francia. Finalmente Luis 14, en 1715 anuló de hecho la libertad de conciencia: todos los antiguos protestantes fueron desde entonces considerados como católicos. CAPÍTULO VII: LA CONTRARREFORMA EN LOS PAISES BAJOS Y EN BOHEMIA A. La Contrarreforma en los Países Bajos En los países sometidos a los Habsburgo las autoridades políticas y religiosas coordinaron desde un principio su lucha contra la herejía. Los Países Bajos y Bohemia son dos ejemplos que permiten estudiar es su estado puro la CR. En los P.B.2, la agitación iba en aumento a mediados del 16, y Felipe II cometió el error de unir contra él dos tipos de oposición: una política y otra religiosa. A decir verdad, nunca se propuso tolerar a sus adversarios. A pesar de la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648), los soberanos de Madrid nunca llegaron a reconquistar todas las provincias que se habían rebelado contra ellos. España y la CR sufrieron, en los P.B., un fracaso parcial. En cambio, en los territorios que los reyes de España conservaron o reconquistaron, el protestantismo fue prácticamente aniquilado. El protestantismo fue fuerte en las provincias de Flandes y Brabante, y en las ciudades de Utrecht, Maestrich, Tournai y Valenciennes; España logró imponerse en 1567. La inquisición empezó la caza de adversarios religiosos, y los enemigos políticos fueron ejecutados; el ejército se impuso. Pero esta victoria fue efímera, pues la Guerra de los Ochenta Años no había hecho más que empezar. En los campos del Bajo Flandes y de la región de Tournai surgieron una especie de guerrillas. No se logró doblegar la resistencia de los protestantes y tp se pudo dominar las 17 provincias de los P.B. En 1579, los confederados calvinistas proclamaron en la Haya la rebelión contra Felipe II y constituyeron la República de las Provincias Unidas. España logró reconquistar, en la 1ª mitad de la década del 80 (1580), Maestricht , Tournai, Audenarde, Ypres, Brujas, Gante y Bruselas y en 1585 entró en Amberes el
2

P.B.: Países Bajos.

25

ejército. Pero Felipe II cometió el error de dispersar sus fuerzas y fracasó en diversos frentes. Además, España entró en una guerra contra Francia y se debilitó en su lucha contra los protestantes; prácticamente tuvo que abandonar la lucha contra los “rebeldes” y, en 1648, reconoció definitivamente la independencia del Estado calvinista holandés. Si bien, España no pudo seguir la lucha contra los protestantes y tuvo reconocer la independencia del Estado calvinista holandés; los P.B. meridionales quedaron sometidos a España y el catolicismo, y ahí, los protestantes debieron convertirse o emigrar. Hubo una tregua de 12 años, que revitalizó el calvinismo en la región sometida a los archiduques españoles. Los protestantes qe adjudicaron por razones prácticas reanudaron su contacto con las Provincias Unidas (la zona que no logró reconquistar España), ya q la tregua había restablecido las comunicaciones con los P.B. septentrionales. Pero la reanudación de la guerra, en 1621, dio el tiro de gracia al protestantismo en esta parte de Europa. La presencia de las tropas españolas permitió al catolicismo vencer a la Reforma en los P.B. meridionales. Ahí, a los protestantes se les consideraron “muertos civiles”: fueron inadmitidos en todos los empleos; se les privó de estado civil, no pudieron tener descendencia legítima. Los sínodos diocesanos obligaron a los padres a que enviaran a sus hijos a las escuelas dominicanas. La conversión fue sólo externa, pero sus hijos eran educados en la religión católica; de esta manera familias enteras retornaban al catolicismo. La creación de seminarios fue de suma importancia para hacer resurgir el catolicismo, De ahí salieron un gran número de sacerdotes instruidos y pastoralmente bien preparados. En los P.B. meridionales los jesuitas fueron, lo mismo que en otros lugares, los agentes más activos de Roma. Hicieron de esta región una verdadera “plaza fuerte de la guerra espiritual”, de donde salian misioneros para Inglaterra y las Provincias Unidas. Los capuchinos tuvieron tb gran éxito en los P.B. Se establecieron en 1585 y sorprendían por su sencillez, la vida de pobreza q llevaban y un renunciamiento por las cosas terrenales q rayaba en el misticismo. Las ¾ partes del territorio de Cambrat, la mitad del Namur, la cuarta parte del de Artois, la octava del de Brabante y la décima del de Flandes, pertenecían al clero a mediados del siglo XVII. La hegemonía de las masas católicas se manifestó visiblemente en esta parte de Europa por los edificios destinados al culto, que fueron reconstruidos o levantados de nueva planta. B. En Bohemia Los Habsburgo de Viena no consiguieronm en tanto, emperadores, eliminar el protestantismo de las regiones de Alemania donde estaba sólidamente implantado, pero liquidaron la Reforma en los territorios que les pertenecían personalmente, es decir: Austria, Hungría occidental, Bohemia y Moravia. Jean DELUMEAU: LA REFORMA En lo que se refiere a las causas, hay una verdadera ruptura con lo que la espiritualidad de la Edad Media había puesto en primer plano, la moral. Las reformas pedidas, y asumidas por la propia Iglesia, se encuadraban en la conducta de sacerdotes y fieles, en la fidelidad a las normas, no en innovaciones de carácter teológico. La gran masa de los creyentes desconocían las sutilezas de ese orden y miraban más las implicaciones derivadas de los malos ejemplos; esa misma masa mezclaba, además, con las creencias ortodoxas prácticas supersticiosas más o menos consentidas. Por otro lado, la ortodoxia era un terreno abierto en muchas cuestiones, lo que permitía a los teólogos discrepar en ciertos asuntos sin que ello les llevase a enfrentarse con la autoridad pontificia (caso de Wyclif, que no fue molestado y murió en el seno de la Iglesia, cosa que no hubiera sucedido medio siglo más tarde), y, si había conflicto (como con Huss), se

26

debía a factores extrarreligiosos, protonacionalistas. Por el contrario, la Reforma viene a poner el interés en lo teológico, como había pasado en el antiguo Oriente durante los primeros siglos de la Cristiandad, y en el tema de la autoridad papal, que los orientales resolvieron mediante el cisma (siglo XI). Tres son, a juicio del autor, los puntos básicos que van a mover el espíritu reformista: el problema del pecado, la tendencia al sacerdocio universal y la revalorización de la Biblia. El primero alcanza cada vez más un aspecto personal y angustia al hombre, que se siente culpable en un mundo donde la muerte hace continuo acto de presencia y que amenaza con los terrores de la vida eterna. Por otro lado, el desprestigio de los sacerdotes, los progresos del individualismo y la participación creciente de los laicos en las actividades de tipo religioso rompió la rígida barrera que separaba las dos condiciones. En el caso de la Biblia, la imprenta había multiplicado las posibilidades de acceso a su lectura; los textos, revisados sobre las fuentes originales, mejoran la hasta entonces indiscutible versión de San Jerónimo (la ''Vulgata''); esta exégesis, en principio al servicio de nuevas traducciones al latín, orienta también un nuevo fenómeno, las versiones en lengua vulgar, que proliferan en toda Europa sin que en sus inicios haya una expresa prohibición; la labor de los humanistas (y a su frente Erasmo) había sido decisiva para este renacer de los textos sagrados y el interés por conocerlos directamente los laicos, pero estos humanistas no representan ninguna postura que afecte a la veracidad de los dogmas admitidos; se decantan más bien hacia lo que hoy llamamos ''libertad de conciencia'', tolerancia, confianza en el individuo; no buscan obediencias separadas, alternativas institucionales. Lutero es el desencadenante de la Reforma. Impotente ante el pecado, a pesar de la severa disciplina a que se sometía, este fraile agustino alemán ve en las palabras de San Pablo la solución: la misericordia de Dios es tal que basta la fe para salvarnos. Esta función de la fe, producto de la gracia, entronca a su vez con el pensamiento agustiniano, tan alejado de la racionalización propiciada por Santo Tomás. Lo que en sus inicios podría haber sido simplemente una revitalización de la corriente agustiniana - nunca vencida por la teología tomista -, pasó a mayores, cuando, rotas las vías de diálogo con Roma y con el Emperador, la misma lógica del planteamiento (personalización del problema de la fe) puso en entredicho el aparato dogmático y la jerarquía sacerdotal. La inmediata repercusión que estas ideas tuvieron en el plano político y social, en Alemania, prueba que existía un ambiente propicio para ellas; pero la distinta interpretación que se hizo en uno y otro caso (Príncipes beneficiados con la secularización de los bienes eclesiásticos, campesinos que veían la oportunidad de hacer realidad la igualdad evangélica), dejará perplejo a Lutero, obligado a elegir y a dictaminar acerca de ambas posiciones. Al solidarizarse con los príncipes introduce de nuevo un modelo jerárquico, con una Iglesia subordinada al poder civil (cuius regio, eius religio), con lo cual no sólo va a tener que contender con sus objetores católicos sino también con algunos compañeros y seguidores. Ello significa que el luteranismo no va a monopolizar ya la Reforma, y su fuerza disminuye salvo allí donde los príncipes lo imponen. La segunda personalidad eminente del protestantismo es Calvino. Su formación teológica era tan sólida como la de Lutero y, del mismo modo, perteneció al clero. También pasó por una etapa de dudas e indecisiones antes de separarse de la Iglesia católica, para iniciar un camino, también algo sinuoso hacia una reinterpretación de la Reforma que iba más allá de lo dicho por Lutero, pero a éste, a Zuinglio, a Ecolampadio o a Bucero debe bastante, sobre todo en el terreno organizador, en el que tanto éxito tuvo. Siguiendo a Zuinglio, centra el problema en la gracia, causa de salvación, gracia que Dios da a quien quiere - no es meritoria -; es el agustinismo llevado al plano más restrictivo. No hay una clara referencia a la predestinación (que será afirmada por el calvinismo posterior); tampoco Calvino rompe con el valor sacramental de

27

la eucaristía (en lo que resulta más conservador que Zuinglio y se alinea con Lutero); pero acentúa más que éste le idea del sacerdocio universal e intenta, sin conseguirlo, la autonomía frente al Estado. Localizada la Reforma al principio en Alemania y Suiza, no tardará en llegar a otros países. En Inglaterra, al cisma de Enrique VIII sucede la fase calvinista de Eduardo VI, que, tras la reacción católica de María Tudor, dará paso al eclecticismo de Isabel, la Iglesia Anglicana; diferente es la trayectoria de Escocia, precozmente presbiteriana. También en Francia, tras una primera etapa de luteranismo más o menos tolerado, el zuinglio-calvinismo se impone entre los reformados (hugonotes), al tiempo que se produce la reacción católica por voluntad de Enrique II. Por esas mismas fechas el calvinismo y, en general, el protestantismo suizo desplaza al luteranismo en Alemania y arraiga en los Países Bajos, lugar de conflicto agudo con el catolicismo. La Contrarreforma no esperará a la terminación del Concilio de Trento. Es más, frente a las tesis conciliaristas de los moderados, especialmente los erasmistas o los seguidores de Melachton, se opta, desde el poder político, por la lucha directa, la ''reconquista por las armas'', que está a punto de triunfar después de Mülberg (1547). Fracasado este camino, la Reforma católica, de la mano sobre todo de jesuitas y capuchinos, buscará la ''reconquista de las masas'', y lo logrará en algunos lugares (sur de Flandes, sur de Alemania). El Concilio de Trento, lejos de acercar posiciones, las radicaliza, pero al menos clarifica el dogma y establece las bases para crear un modelo de sacerdote más ejemplar e instruido. Por países, no hay duda de que fue Francia aquél en el que la pugna entre hugonotes y católicos dio lugar a mayores tensiones. Toda la segunda mitad del siglo XVI es una época de ''guerras de religión'', con breves intervalos de paz. La monarquía, tras la muerte de Enrique II, intenta la vía del diálogo, de la tolerancia (Catalina de Médici, Miguel de L'Hôpital); se creía posible la convivencia ''política'' junto al respeto a la conciencia de cada uno; se evidencia, sin embargo, que este ideal era solo el proyecto de una minoría de formación humanista no compartido ni por católicos (dirigidos por los Guisa) ni por hugonotes (defendidos por Borbones y Condés). La paz consiguiente al Edicto de Nantes no resolvió la cuestión, pues era una peligrosa fórmula al dividir a Francia en dos Estados confesionales bajo la teórica autoridad real; Richelieu se limitó a reducir los privilegios de los hugonotes, pero, ya en los últimos años del siglo XVII Luis XIV se sentirá lo bastante fuerte para revocar el Edicto y poner a los hugonotes en la alternativa de abjurar o irse de Francia. El protestantismo militante estaba, por otra parte, casi agotado, y una especie de resignación llevó a la mayoría de sus fieles a volver a la Iglesia Católica; a partir de entonces seguirá habiendo en Francia protestantes, pero se habrá acabado su influencia política como tales. En los Países Bajos la oposición católico-reformista va a solaparse con la lucha política a partir del reinado de Felipe II, intransigente, como su padre, en la defensa de la religión romana. El éxito se lo reparten: el sur permanece católico, el norte calvinista y rebelde luego independiente. Del mismo modo, la firme adhesión a Roma - vía jesuitas del emperador aplastará los focos protestantes en los Estados Patrimoniales, pero no podrá evitar la consolidación, en los principados más septentrionales, de una Reforma que volverá a sus orígenes al predominar el elemento luterano sobre el calvinista. La línea divisoria coincidirá bastante con el antiguo ''limes'' romano. La recuperación del luteranismo es consecuencia de su espíritu abierto, de su voluntad de establecer unos principios comunes por encima de diferencias no esenciales; así se llegó a la ''Fórmula de Concordia'' que ha perdurado hasta ahora. No hay que olvidar tampoco el protagonismo que en su triunfo tuvieron los príncipes y reyes, por

28

egoísmo o por convicción (caso este último de Gustavo Adolfo, que estuvo a punto de crear un verdadero ''Imperio luterano'' durante la Guerra de los Treinta Años). Entre los calvinistas van a surgir discrepancias que afectarán a lo doctrinal (problema de la predestinación) y a lo organizativo (relaciones con el Estado). Las posturas más definidas fueron las de gomaristas (radicales) y arminianos (más flexibles). Mayor era la distancia doctrinal en Inglaterra y Escocia, lo que dio lugar a la crisis de los años cuarenta, resuelta primero a favor de los presbiterianos (Cromwell) y finalmente en beneficio de los anglicanos, pero con cierta tolerancia para aquéllos. Tras la paz de Westfalia parece que la tensión secular producida por las luchas religiosas desaparece. El cansancio resultante en unos y otros crea un clima nuevo; para unos, había que relativizar los problemas de índole religiosa y buscar otros caminos (es la ''crisis de la conciencia europea'' de que habla Paul Hazard); para otros, el sentimiento religioso se transfiere al plano interior; aparecen las nuevas modalidades de protestantismo que enlazan especialmente con corrientes anteriores de independientes (como los anabaptistas moderados); de entre ellas destaca el autor el pietismo y el metodismo, predominantes en los mundos germánico y anglosajón respectivamente (aunque minoritarios frente a las iglesias oficiales). De este modo el protestantismo se consolida y alcanza una posición definitiva, hasta ahora, en gran parte del mundo cristiano. MOVIMIENTOS NACIONALES La Reforma protestante fue emprendida en Alemania por Lutero en 1517, al publicar sus 95 Tesis, que desafiaban la teoría y la práctica de las indulgencias papales. ALEMANIA Y LA REFORMA LUTERANA Las autoridades papales ordenaron a Lutero que se retractara y se sometiera a la autoridad de la Iglesia, pero él replicó con mayor radicalidad, haciendo un llamamiento a la reforma, atacando el sistema sacramental y recomendando que la religión se mantuviera en la fe individual basada en las normas contenidas en la Biblia. Amenazado de excomunión por el Papa, Lutero quemó ante sus seguidores, en la plaza pública, la bula o decreto papal de excomunión y con ella un volumen de la ley del canon. Este acto de desafío simbolizaba una ruptura definitiva con todo el sistema de la Iglesia católica. En un intento por frenar las revueltas, el emperador Carlos V y los príncipes alemanes y eclesiásticos se reunieron en 1521 en la Dieta de Worms e instaron a Lutero a retractarse. Éste se negó una vez más y fue declarado fuera de la ley. Durante casi un año permaneció escondido, escribiendo panfletos en los que exponía sus principios y traduciendo el Nuevo Testamento al alemán. Aunque sus obras habían sido prohibidas por edicto imperial, fueron distribuidas en público y se convirtieron en poderosos instrumentos para hacer de las grandes ciudades alemanas importantes centros del luteranismo. El movimiento reformista se extendió vertiginosamente entre el pueblo, y cuando Lutero abandonó su retiro, fue recibido en su casa en Wittenberg como un líder revolucionario. Los territorios alemanes del Imperio se habían dividido, de forma inapelable, por motivos religiosos y económicos. Aquellos que estaban más interesados en preservar el orden tradicional, como el Emperador, algunos príncipes y el alto clero, apoyaron a la Iglesia católica. El luteranismo estaba apoyado, principalmente, por los príncipes del norte de Alemania, el bajo clero, los comerciantes y amplios sectores del campesinado, que aprovecharon la situación como una oportunidad para obtener una mayor independencia tanto de las esferas religiosas como de las económicas. Las Guerras Campesinas (1524-

29

1526) fueron un reflejo de esta tentativa. Los campesinos intentaron mejorar su mísera situación económica y, así, sus reivindicaciones, que contenían algunos puntos defendidos por Lutero desde el punto de vista religioso, invocaban la emancipación del número de servicios reclamado por los terratenientes, tanto seglares como eclesiásticos. Lutero desaprobó la utilización de sus doctrinas para justificar una revuelta social y, aunque en un principio procuró buscar una salida pacífica al conflicto, pronto se volvió contra los campesinos y en su panfleto Contra las hordas de campesinos asesinos y ladrones (1525), les condenó por recurrir a la violencia. Esto le valió ganarse el apoyo de numerosos miembros de la nobleza. Los campesinos fueron derrotados, pero la escisión producida entre los católicos y los luteranos se incrementó. En 1526 se alcanzó un mínimo compromiso, al conceder el Emperador que los estados reglamentasen, sólo en sus dominios, la cuestión religiosa. En la Dieta de Spira (1529), la mayoría católica logró revocar el anterior acuerdo, lo que hizo que los luteranos elevaran hasta el Emperador su más enérgica protesta. Desde entonces se les empezó a llamar protestantes, denominación que, posteriormente, se extendió a todos los grupos reformistas opuestos al dirigismo de Roma. En 1530, el erudito y reformista religioso alemán Philip Melanchthon concibió un estatuto de la fe y los dogmas luteranos, conocido como Confesión de Augsburgo, que fue sometida al emperador Carlos V y a la facción católica. Aunque no consiguió reconciliar las diferencias entre los católicos y los luteranos, se estableció como fundamento y credo de la nueva Iglesia luterana. Las guerras contra Francia y los turcos impidieron durante un tiempo que Carlos V dirigiera sus ejércitos contra los luteranos. Pero en 1546 el Emperador quedó libre de compromisos internacionales y, tras aliarse con varios príncipes alemanes como el duque Mauricio de Sajonia, declaró la guerra a la Liga de Esmalcalda, constituida por los príncipes protestantes. Las fuerzas católicas tuvieron éxito al principio, derrotando a los protestantes en la batalla de Mühlberg. No obstante, tras pasarse Mauricio de Sajonia a las filas protestantes, obligó a Carlos V a firmar la paz. Este conflicto, motivado por cuestiones religiosas y que terminó por convertirse en una guerra civil entre los distintos príncipes del Imperio, terminó con la Paz de Augsburgo (1555). Sus términos declaraban que cada uno de los príncipes del Imperio podría elegir entre el catolicismo y el luteranismo como religión de su territorio, a la que deberían adscribirse todos sus súbditos. El luteranismo, profesado por casi la mitad de la población alemana, consiguió finalmente ser reconocido de modo oficial. De tal manera que el antiguo concepto de comunidad cristiana, unida en el terreno religioso en Europa occidental bajo la suprema autoridad del papa, fue desbancado. SUIZA El temprano movimiento reformador suizo, contemporáneo del alemán, fue conducido por el teólogo Ulrico Zuinglio, quien en 1518 efectuó una vigorosa denuncia de la venta de indulgencias. Zuinglio expresó su oposición a los abusos de la autoridad eclesiástica mediante sermones y discursos públicos en la plaza del mercado y ante el Consejo de la ciudad de Zurich. Al igual que ya manifestó Lutero, Zuinglio consideraba la Biblia como única fuente de autoridad moral y se esforzó por eliminar todas aquellas fórmulas y costumbres católicas no fundamentadas en las Escrituras. Desde 1523 hasta 1525, bajo su liderazgo, en Zurich fueron quemadas reliquias, prohibidas las procesiones, así como la adoración a las imágenes y a los santos, liberados los sacerdotes y monjes de sus votos de celibato y reemplazada la misa por un rito eucarístico más sencillo. Estos cambios, mediante los que la ciudad se rebeló contra la Iglesia católica, fueron realizados por medio de medidas legales adoptadas en votaciones del Consejo de Zurich. Los principales defensores de estas innovaciones, los comerciantes, expresaron así su

30

independencia de la Iglesia de Roma y del Sacro Imperio. Otras ciudades suizas, como Basilea y Berna, adoptaron reformas análogas, mientras que el conservador campesinado de otros cantones se mantuvo fiel al catolicismo. Al igual que en Alemania, la autoridad del gobierno central era demasiado débil para reforzar la conformidad religiosa y prevenir la guerra civil. Estallaron dos breves conflictos entre los cantones protestantes y los católicos en 1529 y en 1531. En el segundo de éstos, que tuvo lugar en Kappel, Zuinglio fue asesinado. Tras establecerse la paz, cada cantón fue autorizado a elegir su religión. El catolicismo prevaleció en las regiones montañosas del país y el protestantismo en las grandes ciudades y valles fértiles. Esencialmente, esta misma división persiste hoy en día. En la generación que sucedió a la de Lutero y Zuinglio, la figura dominante de la Reforma fue Juan Calvino, teólogo protestante francés que huyó de la persecución religiosa en su país y, en 1536, se estableció en la nueva e independiente República de Ginebra. Calvino lideró la estricta instauración de las medidas de reforma instituidas tiempo atrás por el Consejo de la ciudad de Ginebra e insistió en promulgar otras nuevas, incluyendo el canto de los salmos congregacionales como parte del culto eclesiástico, la enseñanza del catecismo y la confesión de fe de los niños, el establecimiento de una severa disciplina moral en la comunidad por parte de pastores y miembros de la Iglesia y la excomunión de pecadores notables. La organización de la Iglesia de Calvino se inspiraba en modelos democráticos e incorporó ideas de gobierno representativo. Pastores, profesores, presbíteros y diáconos fueron elegidos para ocupar puestos oficiales por los miembros de la congregación. Aunque la Iglesia y el Estado estaban oficialmente separados, lo cierto es que cooperaban de forma tan estrecha que Ginebra era de hecho una teocracia. Para reforzar la disciplina de la moral, Calvino instituyó una rígida inspección de conducta familiar y organizó un consistorio, compuesto de pastores y legos, con grandes poderes sobre la comunidad. El vestido y comportamiento personal de los ciudadanos estaban prescritos hasta el más mínimo detalle. Bailar, jugar a las cartas, a los dados y otras diversiones quedaron prohibidas, mientras que la blasfemia y la obscenidad fueron castigadas con severidad. Bajo este rígido régimen, los disidentes fueron perseguidos e incluso condenados a muerte. Tal fue el caso del humanista español Miguel Servet. Para animar a la lectura y comprensión de la Biblia, se proporcionó a todos los ciudadanos una educación elemental. En 1559, Calvino fundó una universidad en Ginebra que fue famosa por la formación de pastores y profesores. Más que ningún otro reformador, Calvino organizó las diversas interpretaciones del pensamiento protestante en un sistema claro y lógico. La difusión de sus obras, su influencia como pedagogo y su gran habilidad para estructurar la Iglesia y el Estado en los términos de la Reforma, despertaron la atención internacional e imprimieron a las Iglesias reformadas de Suiza, Francia y Escocia, el profundo sello del calvinismo, tanto en la teología como en lo referente a su organización.

31

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful