Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro

-

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 0

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 1

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 2

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón
-Insertos en el Propio Libro-

Por Rafael Diogo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 3

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Compaginación y diagramación por el autor. ISBN: 978-9974-98-213-0 Edición Virtual – Uruguay Fotografía y diseño de portada por el autor – Naturales de Ecuador en festividad en Florianópolis, Brasil. Noviembre de 2010

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 4

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

PRÓLOGO
Cualquier prueba a favor del Libro de Mormón nunca surtirá un efecto más poderoso que el propio testimonio del Espíritu Santo, tal como lo promete el mismo Libro en su último capítulo, a todos aquellos que lo lean y pregunten a Dios con sinceridad. También sé que pretender probar la veracidad de este Libro sagrado intentando sustituir la influencia del Espíritu Santo sería una ofensa al mismo Espíritu. Sin embargo estos ―Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón‖ que escribo, solamente podrán ser un elemento más, que aunque puedan ser probados por cualquiera de los cinco sentidos, o por la lógica o la razón, nunca serán testimonio tan convincente como cuando procede del mismo Dios. Pero para todos aquellos que ya hayan recibido tal testimonio, las pruebas tanto objetivas como subjetivas que se presentarán podrán fortalecer su fe y aun maravillarlos e inspirarlos a alabar y dar gracias a Dios. Y para aquellos que no tienen tal testimonio, y han sido críticos, sinceros o mordaces, tal vez les ayude a reconsiderar su posición y considerar que el Libro es digno de respeto. Tenga presente el lector que el análisis de todos estos ―Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón‖ el autor los escribió luego de cuatro décadas de saber que el Libro y la historia de su aparición eran verdaderas, prescindiendo totalmente durante todo ese tiempo de cualquiera de estos ―testimonios adicionales‖, antes incluso de ocurrírsele siquiera que podrían aportar luz a su veracidad. Es preciso aclarar que el autor no cree que el Libro de Mormón sea una historia de todos los antepasados de los indios americanos, ni el Libro lo presume, sino que son crónicas y enseñanzas escritas por diferentes autores de solamente tres grupos que poblaron este continente, a saber: a) La familia de Lehi denominados ―nefitas‖ y ―lamanitas‖; b) La familia de Jared, de su
Por Rafael Diogo Jara Pág. 5

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

hermano y amigos, denominados ―jareditas‖; c) La caravana de Mulek, denominados ―el pueblo de Zarahemla‖, que optaron por denominarse nefitas, aunque eran más números que los propios nefitas. Nos referimos al pueblo de Zarahemla como los ―mulekitas‖, pero este término no es utilizado en el Libro de Mormón. El Libro de Mormón así como llegó a nuestras manos, se compone de las crónicas y enseñanzas de sus primeros escritores tal como las escribieron ellos, más el resumen o compendio realizado por un profeta antiguo llamado Mormón de lo que escribieron otros cronistas, historiadores y profetas anteriores a él. También se compone de los escritos y compendios de su hijo Moroni, abarcando los registros de Mormón un período de aproximadamente mil años, y los de Moroni unos dos milenios. Estos registros luego de permanecer enterrados por alrededor de mil cuatrocientos años, en el año 1830 son sacados a luz y traducidos al inglés por el profeta José Smtih. Durante el período en que se desarrollan las crónicas, historias y enseñanzas del Libro de Mormón, no se habla de otros colonizadores que hayan atravesado el océano para llegar al continente como los mencionados. No obstante, son crónicas localizadas geográficamente en espacios territoriales reducidos al comparar la magnitud del continente americano, y bien pudieron haber convivido con colonias que llegaron antes o después que ellos sin que lo hayan sabido, o que lo hayan sabido y lo consideraron intrascendente para hacer de ellas referencia en los registros sagrados que llevaban. También pudieron los cronistas e historiadores de la época haber registrado la llegada de otras colonias, y al compendiar la historia el profeta Mormón las omitió por considerar intrascendente a su objetivo más específico de relatar la historia y el destino de su propio pueblo, los nefitas, y de dar testimonio de Jesucristo. Aproximadamente después del 421 D.C. no hay más crónicas ni registro de ningún tipo en el Libro de Mormón, y es probable que, incluso después de esa fecha, otras colonias precolombinas también hayan poblado este continente. Esta obra no tiene la pretensión de presentar solamente evidencias científicas a favor de la veracidad del Libro de Mormón, sino presentar evidencias, tanto objetivas así como subjetivas,

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 6

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

comprobables tanto por los sentidos humanos, o por la luz del entendimiento, el buen criterio, la lógica o la razón.
Rafael Diogo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 7

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―El que se interne en el terreno del conocimiento debe acercarse a él como Moisés se acercó a la zarza ardiente: está en tierra santa y lo que adquiera será sagrado. ―Debemos ir en pos de esa búsqueda de la verdad, en todos los aspectos del conocimiento humano, no sólo con reverencia sino con un espíritu de veneración.‖
(J. Reuben Clark, hijo - 1871-1961. Citado por Dallin H. Oaks – Revista ―Liahona‖ - abril 2009 – Pág. 26).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 8

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

ÍNDICE
Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pág. 1. Predice que Irá a los Lamanitas . . . . . . . . . . . . . “ 2. Los Testigos Nunca Niegan su Testimonio . . . . “ 3. El Padre del Profeta Fue Testigo . . . . . . . . . . . . “ 4. Cajas de Piedra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 5. Enlace Entre la Cultura de los Egipcios y los Pueblos Precolombinos . . . . . . . . . . . . . . . “ 6. El Episodio de la Muerte de Labán . . . . . . . . . . . “ 7. Uso de Láminas de Metal para la Escritura . . “ 8. Los Indios Americanos no Serían Completamente Destruidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 9. Predice que Saldrán Otros Libros para Testificar de la Biblia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 10. Se Profetiza que el Libro de Mormón y el Profeta José Smith Serán Conocidos Entre Todas las Naciones, Familias, Tribus, Lenguas y Pueblos. . “ 11. Predice que la Iglesia se Extenderá Sobre Toda Superficie de la Tierra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 12. No Existían Antecedentes ni para Nefi ni para José Smith de Inventos Semejantes a la Liahona “ 13. Alimentados con Carne Cruda . . . . . . . . . . . . . . “ 14. Serpientes Ardientes Voladoras . . . . . . . . . . . . . “ 15. Quisieron Arrojarme al Fondo del Mar . . . . . . . . “ 16. El Ganado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 17. El Libro de Mormón Testifica de la Biblia . . . . . . “ 18. Paralelismo Profético – José Smith y Moisés . . . “ 19. Los Metales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 20. Se Predijo el Recogimiento de la Nación Judía . “ 21. Jesucristo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 22. No Puedo Leerlo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 23. Aversión Hacia el Pueblo del Convenio . . . . . . . “ 24. Habrá Muchos que Creerán las Palabras que Estén Escritas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 25. Un Sabio Propósito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 26. Las Semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 27. Cimitarras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ 28. La Chusma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . “
Por Rafael Diogo Jara

5 11 11 12 13 14 20 23 25 29 31 33 34 35 38 40 45 74 76 78 87 91 95 96 98 99 104 107 109
Pág. 9

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

29. Los Diez Mandamientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30. El Padre y el Hijo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31. Los Sacerdotes Deben Trabajar para su Sostén . 32. Perdidos en el Desierto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33. Las Dos Piedras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34. La Iniquidad de los de la Iglesia . . . . . . . . . . . . . 35. La Imposición de Manos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36. María . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37. El Bautismo de Arrepentimiento . . . . . . . . . . . . . . 38. El Sumo Sacerdocio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39. Los Diezmos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40. Fiebre Causada por Tribulaciones Mentales . . . . 41. Las Sinagogas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42. Desmayos por Emoción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43. La Prueba de la Semilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44. Obediencia y Prosperidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45. Yerbas Medicinales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46. Fortificaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47. Hagot, Constructor de Barcos . . . . . . . . . . . . . . . 48. El Cemento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49. Se Cuenta el Final del Libro . . . . . . . . . . . . . . . . . 50. Las Calzadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51. El Calendario y la Pascua. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52. Los Terremotos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53. Cristo en América . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54. Quisiera que Fueseis Perfectos . . . . . . . . . . . . . . 55. Mamón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56. Turbación de Jesús. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57. La Santa Cena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58. La Resurrección de Muchos . . . . . . . . . . . . . . . . . 59. Revelada Desde los Techos de las Casas . . . . . . 60. Los Cerros de Cumorah . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61. La Torre de Babel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62. La Abeja . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63. Persuade a los Hombres a Hacer lo Bueno . . . . . 64. El Buen Criterio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65. La Preeminencia del Amor de Pablo . . . . . . . . . . 66. Preguntar a Dios sobre su Veracidad . . . . . . . . . Apéndice . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Detalle de Ilustraciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Por Rafael Diogo Jara

“ “ “ “ “ “ “ “ “ ” “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “ “

110 111 115 116 119 125 125 127 129 130 132 134 136 137 140 142 143 144 149 153 164 166 170 182 197 202 204 206 207 209 212 214 219 222 224 229 230 235 237 245
Pág. 10

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

1.

Predice que Irá a los Lamanitas En Propósitos del Libro de Mormón (III) dice: ―Escrito a los lamanitas…‖ El Libro de Mormón sale a luz en el año 1830, y en su introducción tomada de las planchas de Nefi, ya predecía que iría a los lamanitas (indígenas americanos y de las islas del Pacífico).

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Solamente poseyendo el espíritu de profecía el Libro de Mormón podría predecir antes de ser publicado que iría a los lamanitas, como lo hizo posteriormente, y aún en la actualidad lo sigue haciendo con tanto éxito. b) Recientemente fue traducido el Libro de Mormón al idioma guaraní, como un testimonio más del cumplimiento de esta profecía.

2.

Los Testigos Nunca Niegan su Testimonio

El Testimonio de los Tres Testigos (VII) dice: ―…Hemos visto las planchas que contienen esta relación…‖ Los Tres Testigos años más tarde por desavenencias con los líderes, se apartaron de la Iglesia que ayudaron a organizar, pero no negaron su testimonio. Dos de ellos volvieron, años después de apartarse, buscando el perdón de la Iglesia. Otro de ellos no volvió pero testificó de lo que vio momentos antes de morir.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 11

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) A pesar de los Tres Testigos haberse apartado de la Iglesia por desacuerdos posteriores, nunca se retractaron de lo que testificaron sobre el Libro de Mormón. b) No sólo no se retractaron de lo que dijeron, sino que continuaron hasta su muerte testificando de lo mismo. c) Si sus testimonios hubiesen sido falsos, nunca hubieran vuelto a la Iglesia, como dos de ellos volvieron posteriormente.

3.

El Padre del Profeta Fue Testigo El Testimonio del Profeta José Smith (IX) dice: ―…Y me mandó que fuera a mi padre y le hablara acerca de la visión y mandamientos que había recibido…‖ Al relatar las visitas del ángel Moroni, José Smith involucra a su propio padre, transformándose en el primer testigo del acontecimiento. El padre de José Smith también fue uno de los ocho testigos de haber visto y palpado las planchas a las que se refirió Moroni según consta en el relato de José Smith.

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) El padre del profeta José Smith, vivió y murió fiel a Dios y a su testimonio del Libro de Mormón. b) Vivió toda su vida honrando a su hijo como profeta.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 12

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―José Smith, padre, poseía un gran testimonio de la verdad y siempre tenía deseos de compartir el Evangelio con los demás. Tenía casi sesenta años cuando realizó el fatigoso viaje… para llevar el Evangelio a sus padres, a sus hermanas y hermanos. Poco después de su regreso (a casa), fue llevado a la cárcel por una deuda pequeña de sólo catorce dólares, porque no quiso negar la divinidad del Libro de Mormón, lo cual era el requisito que se le pedía para saldar la deuda. Fue puesto en una celda junto a un condenado por asesinato y dejado allí sin comida durante cuatro días. Más tarde, fue trasladado al sitio donde trabajaban los presos y allí predicó el evangelio y convirtió a dos personas, las que más adelante bautizó. Estuvo en la cárcel un mes entero antes de que su familia pudiese obtener la libertad.‖ (El texto original no resalta en negrita). (E. Cecil McGavin, The Family of Joseph Smith, 1963, Pág. 68; véase también Lucy Mack Smith, History Of de Joseph Smith, editado por Peston Nibley, 1958, Pág. 172-173, 179-186).

4.

Cajas de Piedra

En El Testimonio del Profeta José Smith (XI) dice: ―…Debajo de una piedra de buen tamaño, yacían las planchas, depositadas en una caja de piedra.‖ José Smith relata que las planchas de oro en las cuales estaba grabado el Libro de Mormón, se encontraban enterradas y depositadas en una caja de piedra. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: Los descubrimientos arqueológicos posteriores a la publicación del Libro de Mormón han demostrado que algunos pueblos antiguos tenían por costumbre depositar documentos sagrados en cajas de piedra.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―La costumbre de conservar documentos de metal en cajas de piedra -de la que se habló por vez primera cuando José Smith descubrió las planchas del Libro de Mormón- también se practicaba en la antigua Persia, donde se han encontrado
Por Rafael Diogo Jara Pág. 13

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

varios ejemplos de la misma. En 1923, en Hamadán, Persia (la Irán actual), se descubrieron dos placas pequeñas, una de plata y la otra de oro. Contenían inscripciones del rey Darío I (521-485 a. C.) en las que se hablaba sobre la construcción de palacios en la ciudad. En 1938, se encontraron dos pares de planchas, de las que una de cada par era de plata y la otra de oro; estaban metidas en cajas de piedra que se habían colocado en los ángulos de los cimientos del palacio de Darío en Persépolis. Las planchas están en Teherán, Irán, en el Museo Nacional de Arqueología. ―…El rey asirio Sargón II (722-705 a. C.), repite en todos sus anales que él llevaba registros sobre planchas de oro, plata, bronce y plomo. En 1854, durante unas excavaciones de su palacio en Khorsabad, se descubrieron seis pequeñas planchas (de oro, plata, bronce, estaño, plomo, y una de alabastro), que contenían inscripciones, en una caja de piedra enterrada bajo los cimientos del palacio. Dos de las planchas y la caja se perdieron durante el naufragio de un barco en el río Tigris, en Irak, el 23 de mayo de 1855. Las cuatro planchas que quedaron, de oro, plata, bronce y estaño, se llevaron a Francia y actualmente se encuentran en el Louvre de París. (El texto original no resalta en negrita). (John A. Tvedtnes – Provo, Utah - Neal A.Maxwell Institute http://farms.byu.edu/publications/translations.php?id=6).

5.

Enlace Entre la Cultura de los Egipcios y los Pueblos Precolombinos En 1 Nefi 1:2 dice: ―Sí, hago la relación en el lenguaje de mi padre, que se compone de la ciencia de los judíos y el idioma de los egipcios.‖ Las palabras de Nefi establecen un enlace innegable entre las culturas

de los egipcios y los indios americanos. El vínculo entre ambas culturas lo estableció la familia de Lehi, quienes salieron de Jerusalén, según se relata en el Libro de Mormón en su primer y segundo capítulo. También lo estableció el pueblo de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 14

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Zarahemla, o ―mulekitas‖ como les llamamos, quienes llegaron de la misma nación, poco después de la llegada de Lehi a América (Omni 1:15). Téngase presente que Lehi y su familia, así como los ―mulekitas‖, todos de origen Israelita, conservaban influencias de los egipcios tanto por su proximidad geográfica, así como por la aculturación recibida mientras el pueblo israelita fue esclavo de los egipcios, en los comienzos del pueblo de Israel. Mientras fueron esclavos eran utilizados por los egipcios en la construcción (Éxodo 1:11). Bien pueden los descendientes de Lehi, de su familia y de los ―mulekitas‖, haber conservado esos conocimientos arquitectónicos de la cultura egipcia, que utilizaron siglos más tarde acá en América al edificar las pirámides. Es interesante también que las fechas de construcción de las pirámides americanas se estimen, por arqueólogos e historiadores, por lo general, en fechas posteriores a la llegada de Lehi y su familia a América (Aprox. 589 A.C.). Mientras que a las pirámides egipcias se sitúa su construcción muchos siglos antes de la llegada de Lehi. Téngase presente además que otra colonia, denominada los ―jareditas‖, más de un milenio y medio antes de la familia de Lehi, también llegó a América, según el mismo Libro de Mormón. Los jareditas también eran vecinos de los egipcios, y además de partir en pleno apogeo de la construcción de las pirámides egipcias, también partieron del lugar donde se estaba construyendo la Torre de Babel. Pero la colonia ―jaredita‖ ya había sido aniquilada entre ellos mismos casi al tiempo de la llegada de Lehi, pudiendo haber quedado en ruinas algunos de sus edificios desde antes de ese tiempo. Si los jareditas en alguna de sus construcciones utilizaron ladrillos en lugar de piedras, como se utilizó en la Torre de Babel, difícilmente luego de cuatro mil años se encontrarán vestigios de sus construcciones.
(Véase el análisis de Éter 1:33 en este mismo artículo).

También en Mosíah 1:4 se establece un enlace muy claro entre las culturas de los egipcios y los indios americanos al decir: ―Porque no habría sido posible que nuestro padre Lehi hubiese recordado todas estas cosas para haberlas enseñado a sus hijos de no haber sido por la ayuda de estas planchas; porque habiendo sido instruido en el idioma de los egipcios, el pudo leer estos grabados y
Por Rafael Diogo Jara Pág. 15

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

enseñarlos a sus hijos…‖ Al decir el rey Benjamín que Lehi había sido instruido en el idioma de los egipcios y que lo enseñó a sus hijos, es innegable que se establece una conexión entre las dos culturas. También en Mormón 9:32 habla de este enlace entre ambas culturas al concluir Moroni el registro de su padre: ―Y he aquí, hemos escrito estos anales según nuestro conocimiento, en los caracteres que entre nosotros se llaman egipcio reformado; y los hemos transmitido y alterado conforme a nuestra manera de hablar.‖ Si la influencia egipcia se conservó en la escritura, es razonable comprender que también se pudo haber conservado en la arquitectura y en otras áreas. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) No puede negarse reminiscencias de la cultura egipcia al observarse las pirámides de estos pueblos precolombinos más avanzados. b) La similitud en la construcción de pirámides de América y de Egipto, testifican de ese enlace cultural entre los egipcios y los pueblos de la América precolombina, tal como lo expresa el Libro de Mormón. c) Las reminiscencias de la cultura egipcia se observa también en la escritura, en el arte, y en otras áreas de la cultura de los pueblos precolombinos.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Egipcio reformado - En 1829, mientras José Smith estaba terminando su traducción del Libro de Mormón, un erudito francés llamado Jean-François Champollion se ocupaba en la preparación del primer diccionario y la primera gramática de la lengua egipcia, que se publicaron tras su muerte en 1832. Hasta entonces, nadie había sido capaz de traducir textos egipcios antiguos, puesto que habían dejado de utilizarse en el siglo IV d. C. Pero el Libro de Mormón, según Moroni, uno de los que escribió en él, se redactó utilizando caracteres en ‗egipcio reformado‘, aunque los nefitas también sabían hebreo (Mormón 9: 32-34). Otro de los que participaron en la redacción del Libro, Nefi, dijo que él estaba empleando el ‗lenguaje de los egipcios‘ para escribir el documento (1 Nefi 1: 2). ―Los jeroglíficos (palabra griega que significa ‗símbolos sagrados‘) del egipcio se diseñaron para ser grabados en piedra, proceso lento y tedioso que implicaba el uso de más de 700 caracteres que eran representaciones muy
Por Rafael Diogo Jara Pág. 16

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

exactas de cosas de la vida real, tales como personas, animales, accidentes geográficos, cuerpos celestiales, ropa, y utensilios cotidianos. Se diseñó una forma de escritura cursiva denominada hierática (en griego, ‗sagrada‘ o ‗sacerdotal‘), que permitía escribir con más rapidez y que se empleó muchísimo sobre papiro. Luego, alrededor del 900 a. C., los egipcios desarrollaron otra forma de escritura, aún más cursiva, que se conoce como demótico (en griego, ‗popular‘); ésta, aunque se basaba en la hierática, mantiene poco parecido con los jeroglíficos. Así pues, los egipcios ya habían reformado su sistema de escritura dos veces antes de que se escribieran las primeras porciones del Libro de Mormón alrededor del 600 a. C. ―Puede parecer extraño que los antiguos israelitas que escribieron el Libro de Mormón usaran un sistema de escritura egipcio. Pero existen precedentes de esta práctica y hoy sabemos que fueron varios los sistemas de escritura del antiguo Cercano Oriente que se tomaron del egipcio. Quizá el caso más notable sea la adopción, ya antes del siglo II a. C., de algunos jeroglíficos egipcios para formar el sistema alfabético de la lengua meroíta, que se hablaba antiguamente en Nubia (en el Sudán actual). El meroíta también desarrolló un sistema de escritura cursiva que se parece al demótico egipcio. El sistema silábico empleado en escritos (algunos de ellos sobre planchas de bronce) que se han encontrado, durante excavaciones arqueológicas, en la antigua ciudad fenicia de Biblos, se componía de caracteres modificados a partir de los jeroglíficos egipcios. ―Textos hebreos escritos con formas egipcias - Cuando Moroni afirmó que estaba realizando sus escritos en egipcio reformado, también hizo la observación de que todavía utilizaban el hebreo (Mormón 9: 32-34). De manera similar, su antepasado Nefi había efectuado ‗una relación en el lenguaje de mi padre, que se compone de la ciencia de los judíos y el idioma de los egipcios‘ (1 Nefi 1: 2). Esto nos sugiere que el Libro de Mormón puede haber sido escrito en hebreo pero utilizando una forma de escritura egipcia. En años recientes se han encontrado pruebas de la existencia de formas de escribir de este tipo. ―Por ejemplo, en tres papiros mágicos egipcios, de los siglos XIV y XIII a. C. (el Papiro Mágico de Londres, el Papiro Mágico Harris y el Papiro Anastasi I) se incluyen varios textos semíticos noroccidentales (relacionados con el hebreo). Otro documento egipcio, el Ostracón 25759, de principios del siglo XI a. C., también contiene un texto semítico que se lee en hebreo pero que está escrito con caracteres egipcios. ―El papiro Amherst 63, documento escrito en demótico egipcio, que data del siglo II a. C., fue hallado en una vasija de barro en Tebas, Egipto, durante la segunda mitad del siglo XIX. Aunque la forma de escritura es egipcia, la lengua de base es el arameo, que está estrechamente relacionado con el hebreo. Entre los escritos que se incluyen en el texto religioso aparece una versión paganizada de Salmos 20: 2-6. Aquí, pues, tenemos un pasaje de la Biblia, en su traducción al arameo, escrito con caracteres egipcios tardíos.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 17

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―En 1967, unos arqueólogos israelíes descubrieron en el antiguo emplazamiento de Arad un ostracón de poco antes del 600 a. C., la época de Lehi. El texto del ostracón está escrito con una combinación de caracteres hieráticos egipcios y hebreos, pero se puede leer enteramente como egipcio. De las diecisiete palabras del texto, diez están escritas en hierático y siete en hebreo. Este descubrimiento sugiere que cuando Nefi, el hijo de Lehi, habló de que escribía en una lengua que constaba de ‗la ciencia de los judíos y el idioma de los egipcios‘, puede que hubiera usado una forma de escritura combinada similar a esta última. Existen otros dos ejemplos de escritura combinada egipcio-hebrea, del mismo período, que fueron descubiertos en la parte norte de la península del Sinaí a finales de los años setenta.‖ (John A. Tvedtnes – Provo, Utah - Neal A.Maxwell Institute http://farms.byu.edu/publications/translations.php?id=6). ―Algunas Similitudes entre Egipto y el México Antiguo ―A) La primer semejanza salta a la vista, es la construcción de pirámides, sobre todo del tipo Ziggurat, de influencia egipcio-babilónica, orientadas hacia el Sol e igual que las egipcias, utilizadas no como tumbas sino para captar energía solar y cósmica. ―B) La escultura en relieve sobre piedra, evidentemente con influencia egipcia. ―C) Las posiciones de las figuras escultóricas muy similares con las egipcias. ―D) El procedimiento zapoteca para elaborar joyería es el mismo (la cera perdida) que utilizaron antaño los egipcios. ―E) El uso del caracol púrpura en la pintura -color sagrado- se utilizó en Egipto e igual en México y Perú. ―F) La sombrilla real se utilizó tanto en México como en Egipto. ―G) La trepanación de cráneo fue similar en las dos regiones. ―H) En México se usaba un año de 12 meses de 13 días, más 5 días, igual que el Egipcio. ―I) El año Mexicano se iniciaba el 26 de febrero, práctica similar en Egipto. ―J) Igual que en Egipto, en México había 12 Dioses protectores de cada mes. ―K) Igual que en México, en Egipto los faraones utilizaban barbillas postizas.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 18

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―L) Las lanzaderas de hilar son similares, casi idénticas, en las dos regiones. ―M) En Egipto cocodrilo se dice Sibak, en México Cipak. ―N) El sarcófago de Palenque, donde todo parece indicar que debajo de la lápida hubo una momia estilo egipcia.‖ (http://evidencias-ellibrodemormon.blogspot.com/2009/05/algunas-similitudes-entreegipto-y-el.html) ―Robin Emmot Reuters.-Monterrey, México - 25/09/2007.- Una nueva exhibición muestra que, pese a vivir a siglos y miles de kilómetros de distancia, los mexicanos y egipcios de antaño tenían a la serpiente emplumada como uno de sus dioses, construyeron pirámides e idearon un calendario de 365 días. ―Catalogada como la exhibición arqueológica temporal más grande del mundo, la muestra reúne tesoros del antiguo Egipto y de las civilizaciones indígenas de México. ―La exhibición, que incluye una escultura de 5 toneladas del faraón Ramsés II y grabados en piedra de la pirámide mexicana de Chichen Itzá, busca demostrar las similitudes entre estas dos complejas civilizaciones conquistadas por europeos en invasiones separadas por 1.500 años. ―La exhibición, que fue inaugurada el fin de semana en la norteña ciudad de Monterrey, muestra cómo las antiguas civilizaciones mexicanas adoraron al dios Quetzalcóatl -representado con una serpiente emplumada- desde el año 1200 a.c. hasta 1521, cuando los aztecas fueron conquistados por los españoles. ―Del año 3000 a.c. en adelante, los egipcios a menudo representaban a sus dioses, incluyendo a la diosa Isis, como serpientes con alas o plumas. ―Las esculturas egipcias en la exhibición -que volaron a México desde antiguos templos a lo largo de Nilo y museos de El Cairo, Lúxor y Alejandría- muestran como Horus -el hijo de Isis- era representado con brazos alados y en compañía de serpientes… ―SIMILITUDES EXTRAORDINARIAS ―A nivel de las artes, las esculturas de los olmecas - la primera civilización de México - se han hecho eco de las egipcias. Los olmecas tallaron guerreros jaguar similares a las esfinges egipcias que muestran leones con cabezas de dioses o reyes.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 19

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―No existen pruebas de contacto entre olmecas y egipcios. ―Los rasgos compartidos también se dan en la arquitectura, con los egipcios construyendo pirámides como tumbas reales y los mayas y aztecas edificando las propias como sitios para realizar sacrificios a sus dioses. ―Los organizadores de la muestra - parte del Foro Universal de de las Culturas 2007 - destacaron que es la primera vez que tantas piezas salen de Egipto para ser expuestas, entre las que hay arcos completos de los templos del Nilo, un brazalete usado por Ramsés II y sarcófagos de los faraones.‖ Terra – Arte y Cultura (http://www.terra.com.mx/articulo.aspx?articuloid=420483&paginaid=1)

6.

El Episodio de la Muerte de Labán

En 1 Nefi 4:18 dice: ―Por lo que obedeciendo la voz del Espíritu y cogiendo a Labán por los cabellos, le corté la cabeza con su propia espada.‖ Este episodio relatado en El Libro de Mormón ha constituido una fuente de críticas sobre su autenticidad. Normalmente, los mayores críticos del Libro de Mormón son defensores de la Biblia, quienes suponen que el Libro de Mormón pretende ser un sustituto de la misma, desconociendo su sagrada misión de ser otro testamento de Jesucristo. No se describirán los detalles que lo llevó a Nefi a realizar este acto, exceptuando que fue compelido tres veces por el Espíritu a que lo hiciera (1 Nefi 4:10-12). Tampoco se describirá el tipo de vida malévola de Labán y los justificativos que pudiera tener Nefi para hacerlo. Nos concentraremos en si es posible que Dios lo haya mandado, y si Dios podría disponer que se realizara un acto semejante. Primeramente se debe decir que Dios es el Señor de la vida y de la muerte, por Él nacemos y por Él también morimos, disponiendo de los momentos y las ocasiones según su voluntad y
Por Rafael Diogo Jara Pág. 20

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

propósitos. Como dijo Job ―Jehová dio, y Jehová quitó.‖ (Job 1:21). Sin embargo, Dios hace responsables a los hombres que interfieren maliciosamente tanto en la vida como en la muerte. En las escrituras hay abundantes referencias a que Dios ha ordenado ejecutar la muerte de determinadas personas. Así como hay abundantes referencias de que profetas que fueron grandes a los ojos de Dios debieron cumplir designios de esta naturaleza sin perder la santidad. Téngase presente que el episodio de Nefi que analizamos ocurrió aproximadamente entre los año 600 y 592 A.C., en plena vigencia de la ley mosaica. Todos honramos a Abraham, y a este gran hombre se le puso a prueba su fe y confianza en Dios mandándole sacrificar a su propio hijo. Dios lo mandó, y Abraham estuvo dispuesto a hacerlo sin cuestionar la voluntad de Dios. Sin dudas, con gran dolor en el alma, pero confiando en Dios. Finalmente el acto no fue llevado a cabo, porque Dios mismo intercedió diciéndole: ―…No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya sé que temes a Dios, pues no me rehusaste tu hijo, tu único.‖ (Génesis
22:12).

Abraham fue grande a los ojos de Dios y de su descendencia, la que llegó a ser tan numerosa como las arenas del mar. Este acto fue un símbolo de lo que ocurriría más adelante en el tiempo, cuando Dios mismo debería sacrificar a su propio Hijo Unigénito para salvar a toda la humanidad. La grandeza de Abraham no tiene parangón, y nadie cuestiona lo que estuvo dispuesto a hacer, se lo admira porque obedeció la voz de Dios. Sin embargo a otros profetas, que también fueron grandes a los ojos de Dios, se les encomendó tareas difíciles como la encomendada a Nefi. Nadie desconoce la grandeza de Moisés, y nadie cuestiona la muerte de los primogénitos del faraón y su pueblo, donde Moisés tuvo un protagonismo sin precedentes para la liberación del pueblo de Israel. Tampoco se cuestiona el incidente cuando atravesaban
Por Rafael Diogo Jara Pág. 21

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

el Mar Rojo y Dios le mandó a Moisés diciéndole: ―Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería.‖ (Éxodo 14:26). Según el registro Bíblico, el ejercito del rey de Egipto estaba compuesto por: ―…Seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos,…toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército.‖ (Éxodo 14:7,9). Tampoco cuestionamos a Elías, por el incidente en el arroyo de Cisón cuando dijo: ―Prended a los profetas de Baal, que no escape ninguno. Y ellos los prendieron, y los llevó Elías al arroyo Cisón, y allí los degolló.‖ (1 Reyes 18:40). Estos profetas de Baal que fueron degollados eran 450 en total. Tanto Moisés como Elías, como seres trasladados, estuvieron con Jesús en el Monte de la Transfiguración (Marcos 9:2-4). El obedecer la voz de Dios en ninguna manera hace pecadores o indignos a los hombres, al contrario, los engrandece y exalta. Por lo tanto, lo que Nefi hizo al matar a Labán, fue menor a una milésima parte de lo que hicieron otros profetas bíblicos también con la aprobación divina. Y no hemos considerado aún los incidentes de Josué al invadir la tierra prometida matando a todos y perdonando solamente a la ramera Rahab (Josué 6:17). Ni tampoco hemos considerado el incidente entre Samuel y Saúl, donde el profeta le manda: ―Ve, pues, y ataca a Amalec, y destruye todo lo que tiene y no te apiades de él; mata a hombres y a mujeres, a niños y hasta a los de pecho, y vacas y ovejas, camellos y asnos.‖ (1 Samuel 15:3). Aunque para nosotros es difícil de entender los designios de Dios de esta naturaleza, así como también nos cuesta entender los desastres naturales. Para el hombre común la vida termina con la muerte, sin embargo para Dios, no termina con la muerte, ni comienza con el nacimiento. Cuando Él lleva a alguien de esta vida, siempre algún propósito noble existe. A veces, los hombres en este mundo tienden a degenerarse en la maldad y la incredulidad, entorpeciendo la felicidad de los otros hijos de Dios, y en el mundo de los espíritus, tienen la posibilidad de regenerarse.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 22

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Otras veces, culminaron su estado de probación, y Dios los lleva para sí. Sin embargo, en cuanto a los episodios relatados, si en alguna manera eran regidos por la ley mosaica, en el meridiano de los tiempos Jesucristo dio fin a esta antigua ley, diciendo: ―Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al malo; antes bien, a cualquiera que te golpee en la mejilla derecha, vuélvele también la otra… Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen‖ (Mateo
5:38,44).

Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Si juzgáramos a Nefi por el episodio relatado en el capítulo 4, no podría ser menor, ni a Elías, ni a Moisés, ni a Josué, ni al profeta Samuel, y ni a otros profetas bíblicos. b) Entonces, sí, es posible que Dios le haya mandado a Nefi matar a Labán. c) También, fue demostrado que Dios podía disponer que se realizaran actos semejantes, como Señor de la vida y de la muerte como lo es.

7.

El Uso de Láminas de Metal para la Escritura

En 1 Nefi 5:10 dice: ―…Mi padre Lehi tomó los anales que estaban grabados sobre las planchas de bronce, y los examinó desde el principio.‖ Recién en el siglo XX a partir de 1930, se descubren en diferentes partes del mundo y especialmente en el antiguo Cercano Oriente, casi cien documentos antiguos y medievales escritos tanto en láminas de bronce, así como en oro, plata o cobre. Algunos de ellos se conservan en el Museo Louvre de París. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Se ha
Por Rafael Diogo Jara Pág. 23

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

comprobado que era costumbre de pueblos antiguos utilizar láminas de metal para preservar escritos importantes. b) Más significativo aún es el hecho de que los descubrimientos arqueológicos más importantes de escrituras antiguas en láminas de metal datan de un siglo después de publicado el Libro de Mormón en el año 1830.
Nota: Véase el análisis de 2 Nefi 5:15 ―Los Metales‖.

Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Uno de los más importantes Rollos del Mar Muerto es un documento inscrito sobre una plancha de cobre que había sido enrollada y posteriormente ocultada. ―…En Irak se encontraron tres láminas de cobre, que databan del 2900 al 2425 a.C., con una inscripción de un templo de la antigua Adab. Asimismo, se ha encontrado una plancha de cobre con escritos sumerios pertenecientes a la misma época. En 1894, en Djokha Umma, Irak, se halló una pequeña plancha de oro con una inscripción acadia del siglo XXV a. C., la cual se conserva hoy en el Louvre de París, lugar que también alberga otras varias planchas de metal con inscripciones. En la Baja Galilea se encontró una lámina de bronce con una inscripción ugarítica del siglo XIV a. C. En 1950 se encontraron, en el valle de Beritz, en el Líbano, unas planchas de plata y plomo con inscripciones hititas. En los años treinta, Mauricio Dunand descubrió, en la antigua ciudad fenicia de Biblos, también en el Líbano, seis láminas de bronce con escritura pseudojeroglífica, que se remontan a la época comprendida entre el 2000 y el 1800 a. C. Tampoco faltan los ejemplos egipcios: el tratado entre Ramsés II, rey de Egipto, y el rey hitita Hatusilis, redactado en el 1287 a. C., se escribió sobre planchas de plata; se ha hallado un decreto del rey Ramsés III (1198-1167 a. C.) escrito sobre planchas de plata y de oro; en Egipto, en la tumba del rey Menkhure, quien construyó la tercera pirámide de Giza (cerca del 2800 a. C.), se han encontrado planchas finas de oro que, según parece, contienen restos de escritura jeroglífica. En Lisht se ha encontrado una hoja de oro con escritos jeroglíficos del 2000 al 1788 a. C. Existe un bloque de planchas de metal, posteriores al siglo IV a. C., que contienen una crónica escrita en demótico egipcio, que no es sino una especie de egipcio reformado. Los antiguos asirios escribían sobre planchas de metal, que a menudo se usaban como placas dedicatorias para templos y palacios. ―…También se han descubierto documentos de metal en Israel. En 1968, se descubrió en Betania un pequeño rollo de plata, escrito en griego y en copto, que data de alrededor del 400 d. C. En 1980, los arqueólogos abrieron una tumba del siglo VII a. C., contigua a la Iglesia Presbiteriana Escocesa de San Andrés, en Jerusalén, y descubrieron dos pequeñas tiras de plata enrolladas, que contenían una inscripción de la Biblia (Números 6: 24-26).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 24

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―… Se han encontrado planchas de oro, plata, cobre y plomo, con inscripciones, en lugares tan diversos como Java (una isla Indonesia), Tailandia, India, Pakistán, Portugal, España, Grecia, Marruecos y Corea. En los años cuarenta Franklin S. Harris, hijo, compiló una lista de este tipo de descubrimientos que se publicó en varios artículos y libros. (Traducido por Estrella La Font Díaz; Rama de Logroño de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días).‖ (John A. Tvedtnes – Provo, Utah - Neal A.Maxwell Institute http://farms.byu.edu/publications/translations.php?id=6).

8.

Los Indios Americanos no Serían Completamente Destruidos

En 1 Nefi 13:30-31 dice: ―…Por tanto, ves que el Señor Dios no permitirá que los gentiles destruyan completamente a los de la mezcla de tu descendencia que se hallan entre tus hermanos. ―Ni permitirá tampoco que los gentiles destruyan a la posteridad de tus hermanos.‖ En el año 1830 cuando se publicó el Libro de Mormón los indígenas (mezcla de la posteridad de Nefi y posteridad de sus hermanos) ocupaban un gran territorio en el oeste de Norte América, así como en el resto de América. En el siglo XIX se estaba en pleno exterminio de los indios en todo el continente, tarea que comenzó desde que llegaron los primeros conquistadores, y continúo sin tregua hasta el siglo XIX. En Uruguay, por ejemplo, un año después de publicado el Libro de Mormón, el 11 de abril de 1831, se produce el genocidio de los charrúas en el arroyo Salsipuedes. Según la leyenda uno de los lanceros escapó con vida, y la historia relata que las mujeres y los niños fueron llevados como sirvientes a diferentes familias de Montevideo y Tacuarembó. Una vez que comenzó la colonización, con el reparto de tierras por órdenes de reyes y virreyes, se van desplazando a los indios, y comenzaron las matanzas para apoderarse de sus tierras. Las salidas que registran los conquistadores, denominadas ―caza de infieles‖, no

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 25

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

era más que salir y matar indios, dueños milenarios de la tierra de la cual por la fuerza de las armas se los despojó. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) A pesar de que el Libro de Mormón salió a luz en plena masacre de indios en toda América, solamente con el espíritu de profecía podría vaticinar que no serían completamente destruidos, aunque los genocidios de antes, durante y después de 1830 indicaban todo lo contrario. b) Exceptuando Uruguay, en los demás países de América hay poblaciones indígenas, muchos de ellos viviendo en sus propias comunidades, conservando su propia lengua y tradiciones. c) Además, un alto porcentaje de la población común, principalmente de Centro y Sudamérica, lleva sangre indígena en sus venas.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―…Cumpliendo las terminantes y tan severas como crueles órdenes del Gobernador Andonaegui, 220 hombres a órdenes del Sargento Mayor Manuel Domínguez salen a campaña en persecución de los infieles. ―El encuentro tuvo lugar en la costa de Tacuarí, sobre el Chuy en el paraje denominado Cañada de los Difuntos (Uruguay). Dos días duró la lucha o mejor dicho, la matanza de indios. En el primer día, los españoles hicieron 91 prisioneros matando a muchos. En el segundo dice el Dean Funes, la batalla fue, de lo más sangrienta, en la que prefirieron los minuanes perecer peleando, a la ignominia de vivir vencidos.‖ (OLIVERES, Francisco N. –Toponimia Histórico–Geográfica de Treinta y Tres y Cerro Largo – Montevideo, Año1938). ―A principios del siglo XIX – vagaban aún algunos infieles por nuestra zona. Prueba de ello es la salida de un grupo de soldados de Montevideo en 1804 dispuestos por el Virrey Sobremonte, al mando de Francisco Javier de Viana que tomó rumbos a Cerro Largo en persecución de indios y bandoleros, expedición que poco o nada realizó no sabemos si por no haber encontrado enemigos u obedeciendo órdenes, se reintegraron a los muros de la capital.‖ (OLIVERES, Francisco N. –Toponimia Histórico – Geográfica de Treinta y Tres y Cerro Largo – Montevideo, Año1938). ―(...) Buenos Aires por su parte acusó a la sociedad jesuítica guaraní de diversos excesos. (...)A las acusaciones de tipo político relacionadas con la obediencia y a
Por Rafael Diogo Jara Pág. 26

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

las de carácter económico, vinculadas a tributación y derecho al ganado se añadieron otras. Entre ellas destacaron las que volvían responsable a la Compañía de Jesús del asesinato de cientos de ―infieles‖ a sangre fría en el año 1702, y junto a ellos, del enviado del gobernador de Buenos Aires, entre otros numerosos crímenes.‖ (BRACCO, Diego – Charrúas, Guenoas y Guaraníes, Interacción y destrucción: Indígenas en el Río de la Plata – Editorial Linardi y Risso – Montevideo, Año 2004). ―Diario Río Negro - Sunday, May. 21, 2006 at 2:30 PM - El autor de "La Patagonia Rebelde" pidió a estudiantes que los aborígenes sean llamados "pueblos originarios" y criticó la Conquista del Desierto. El artista de 79 años estuvo ayer en la escuela 56 "El Campamento", de Roca, donde respondió decenas de preguntas. "Estas ciudades no merecen llevar el nombre de Roca o Perito Moreno (...) hay que tener poesía", pidió el escritor. ―ROCA (AR).- "Estas ciudades o escenarios naturales de la Patagonia no merecen llevar el nombre de General Roca, Perito Moreno o lago Gutiérrez. Hay que terminar con eso... hay que tener más poesía". ―Didáctico, con la seguridad que le aportan sus casi 80 años y sus investigaciones, Osvaldo Bayer sembró aquí la semilla para introducir a los chicos en esa "otra historia" que se opone a todo lo que habían leído sobre la "Conquista del Desierto". ―Fue en la escuela primarias 56 "El Campamento", donde varias divisiones escucharon atentos cómo el historiador, periodista y escritor instó a debatir en cada una de las ciudades de la Patagonia si el reconocimiento a los militares y funcionarios de gobierno de fines del Siglo XIX no es sinónimo de injusticia. "Las bibliotecas y escuelas tienen que tener nombres de poetas o de sus primeros maestros", dijo Bayer para abonar su teoría. ―Minutos antes había alentado a cuidar la naturaleza, "como lo hacían los pueblos originarios". ―Enfático, el autor de "La Patagonia Rebelde" al reafirmar que los habitantes de estas tierras no eran indios, salvajes, bárbaros ni mucho menos: "hay que llamarlos simplemente pueblos originarios". Y para desmitificar otras versiones, aseguró que "no eran ladrones como se los denominó para justificar su exterminio. Ellos creían que el producto de la naturaleza era de todos y por eso tomaban lo que necesitaban".

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 27

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Sentado junto a un representante de la comunidad mapuche, el historiador resaltó entre los chicos la reciente investigación de la Universidad de Buenos Aires que concluye que el 56% de los argentinos lleva sangre de los pueblos originarios y se repitió en las críticas al general Julio Roca, "quien contabilizó la muerte de 12.000 indios pero poco dijo sobre cuántos más fueron llevados a Buenos Aires para que sean esclavos de las familias ricas". ―Bayer cerró su actividad en Roca anoche con una charla sobre las "políticas genocidas del Estado Argentino en la Patagonia", en la sede del Instituto de Formación Docente Continua. (http://www.encontrarse.com/notas/pvernota.php3?nnota=22604) ―La Masacre de Rincón Bomba – Extracto de “Los indios invisibles del Malón de la Paz – Marcelo Valko. Dada la gravedad del hecho y la cercanía temporal con el Malón de la Paz, creo conveniente ampliar este episodio. De acuerdo a lo consignado por los periódicos, en octubre de 1947, grupos pilagás ―en tren de malón‖ llegaron hasta Las Lomitas, Formosa. ―Acosados por el hambre, se habrían rebelado 2000 indios en Formosa‖ (Clarín 12/10/1947: 8). Sin embargo, pronto la situación se ―normalizó‖ dado que los indígenas ―se desbandaron después del primer encuentro con las fuerzas de la gendarmería nacional‖ (Democracia 13/10/1947: 17). Las informaciones indican que estos indios casualmente trabajaban en ingenios de Salta y Jujuy, e ―intentaron entrar en malón a Las Lomitas para reclamar justicia social‖ (Noticias Gráficas 12/10/1947: 8). En cuanto a las pérdidas humanas, las cifras brindadas a los lectores son ―tranquilizadoras‖ y aparentan ser las habituales para estos casos: ―alrededor de 4 muertos y otros tantos heridos‖. Recapitulando, tenemos un par de datos importantes. En octubre de 1947, grupos de indios vecinos de los kollas, que oficiaban como mano de obra barata, por no decir gratuita en ingenios de Jujuy y Salta, intentaron salir de la invisibilidad en busca de la anhelada Justicia Social. Sin embargo, el desenlace histórico fue muy distinto. La supuesta escaramuza con algunas muertes, en realidad encubría un etnocidio de proporciones con visos de solución final y que se conoce como la matanza de Rincón Bomba. Desde el año 2005 equipos de antropología forense se encuentran trabajando en la recuperación de cadáveres de las fosas comunes descubiertas, en lo que aparenta ser la mayor matanza de indios del siglo XX en la Argentina, esta vez a manos de la Gendarmería. Es necesario puntualizar que el gobierno nacional no propició la masacre, muy por el contrario, trató de aquietar los enviando tres vagones con comestibles. Sin embargo, debido a una demora deliberada en la entrega, en la que aparentemente tuvo que ver justamente el delegado provincial de la Dirección Nacional del Aborigen, los vagones permanecieron estacionados a la intemperie durante 10 días. Dos de ellos fueron ―vaciados‖ y sólo uno llegó completo a Las Lomitas, pero con su cargamento en mal estado. Pese a lo peligroso de su ingesta, igualmente fue distribuido entre los indios. Al día siguiente cientos de indígenas sufrieron una intoxicación masiva y muchos agonizaron sin ningún tipo de asistencia. Varias decenas murieron. Los ánimos se caldearon aun más y la situación se agravó. Los indios fueron

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 28

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

cercados y por motivos que la justicia deberá investigar, fueron asesinados. Una vez desatada la masacre, se persiguió a los sobrevivientes para que no hubiese testigos. Las cifras de muertos oscilan entre 400 y 800 hombres, mujeres y niños, por lo cual la Federación Pilagá interpuso en junio de 2005 en el Juzgado Federal Nro. 1 de Formosa una denuncia por crímenes de lesa humanidad. El equipo de Antropología Forense, a la fecha de escribir estas líneas, lleva desenterrados 27 cadáveres (Página/12 28/12/2005 y 18/03/2006). Si bien el gobierno central no tuvo participación en la matanza, una vez producida prefirió desviar la mirada, propiciar la desmemoria y mantener el status quo. Se comenzó por minimizar las cifras. Por eso los diarios hablaron de apenas 4 muertos. Las masivas fosas comunes, la selva y el terror borraron las huellas. No hubo investigación alguna, no hubo castigos, no hubo reparación ni arrepentimiento. Sólo indios muertos. Es sabido que los testigos de eventos dolorosos necesitan tiempo para elaborar el episodio traumático. La memoria individual requiere tiempo para transformarse en memoria colectiva. Confío en que la memoria individual de los distintos familiares de los asesinados, se anime a confluir en una enriquecedora memoria colectiva y salga a la luz la verdad.‖ (http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/2220710/ La-mayor-matanza-de-indios-del-siglo-XX-en-la-Argentina.html)

9.

Predice que Saldrán Otros Libros para Testificar de la Biblia En 1 Nefi 13:38-39 dice: ―…Y también vi que el libro del Cordero de Dios, que había salido de la boca del judío, llegó de los gentiles al resto de la posteridad de mis hermanos.

―Y después que hubo llegado a ellos, vi otros libros que vinieron por el poder del Cordero, de los gentiles a ellos, para convencer a los gentiles y al resto de la posteridad de mis hermanos, y también a los judíos que se encontraban esparcidos sobre toda la superficie de la tierra, de que los escritos de los profetas y de los doce apóstoles del Cordero son verdaderos.‖
Por Rafael Diogo Jara Pág. 29

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Entre esos libros a los que se refiere Nefi, se encuentra el propio Libro de Mormón. Y entre los libros que salieron a luz después que se publica el Libro de Mormón en marzo de 1830, que son un testimonio de la Biblia y que sirven para convencer de “que los escritos de los profetas y de los doce apóstoles del Cordero son verdaderos‖, están los libros ―Selecciones del Libro de Moisés‖ (recibido por inspiración por el profeta José Smith entre junio de 1830 y febrero de 1831); ―El Libro de Abraham‖ (traducción de José Smith de papiros antiguos provenientes de catacumbas de Egipto) y otras traducciones y narraciones de José Smith, todo lo que fue publicado bajo el nombre ―La Perla de Gran Precio‖. También está el libro ―Doctrina y Convenios‖ (publicado en 1833, y luego una nueva versión ampliada en 1835, conteniendo las revelaciones del profeta José Smith y de algunos de sus sucesores). Pero también han surgido, más de un siglo después del año 1830, muchos otros anales antiguos que confirman la veracidad de la Biblia. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: Si nos ubicamos en el año 1830, cuando se publicó el Libro de Mormón, no podemos menos que reconocer que fue profético lo que expresa al decir “vi otros libros que vinieron por el poder del Cordero, de los gentiles a ellos‖, ya que efectivamente salieron otros libros sagrados y apócrifos, además del propio Libro de Mormón, para confirmar que la Biblia era verdadera.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―En 1945, se encontraron en Chenoboskion, Egipto, lugar también conocido como Nag Hammadi, varios volúmenes de escritos cristianos, encuadernados en cuero, pertenecientes al siglo V d. C. Entre sus contenidos había libros supuestamente escritos por algunos de los primeros apóstoles… Dos años más tarde, en 1947, se descubrieron otros documentos, en mayor cantidad, ocultos en unas cuevas que se encuentran en los acantilados de la orilla occidental del Mar Muerto… En total se hallaron fragmentos de unos 800 rollos distintos. Estos Rollos del Mar Muerto incluían múltiples copias de todos los libros del Antiguo Testamento, exceptuando el de Ester, junto con muchos otros textos religiosos que fueron venerados por los judíos en tiempos antiguos, pero que no se habían incluido en la Biblia. La mayor parte de los rollos fueron escritos en el primer siglo de nuestra era, pero algunos datan de los primeros siglos antes de Cristo. Uno de los Rollos
Por Rafael Diogo Jara Pág. 30

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

del Mar Muerto de mayor tamaño es una copia casi completa del libro bíblico del profeta Isaías. También había otra copia extensa de este libro, aunque está deteriorada. En ambos rollos se detectan pequeñas diferencias respecto al texto hebreo del que se han traducido nuestras Biblias modernas. Esto es significativo porque el Libro de Mormón, que cita material de por lo menos 22 de los 66 capítulos de Isaías, también presenta algunas pequeñas diferencias respecto al texto bíblico de Isaías. En algunos casos, concuerdan con la versión del Libro de Mormón una o más de las versiones del Isaías de los Rollos del Mar Muerto.‖ (John A. Tvedtnes – Provo, Utah - Neal A.Maxwell Institute http://farms.byu.edu/publications/translations.php?id=6).

10.

Se Profetiza que el Libro de Mormón y el Profeta José Smith Serán Conocidos Entre Todas las Naciones, Familias, Tribus, Lenguas y Pueblos

En 1 Nefi 13:40 dice refiriéndose al Libro de Mormón: ―Y el ángel me habló, diciendo: Estos últimos anales que has visto entre los gentiles, establecerán la verdad de los primeros, los cuales son los de los doce apóstoles del Cordero, y darán a conocer las cosas claras y preciosas que se les han quitado, y manifestarán a todas las familias, lenguas y pueblos que el Cordero de Dios es el Hijo del Eterno Padre, y es el Salvador del mundo.‖ Cuando el profeta Nefi menciona a ―estos últimos anales‖ se está refiriendo a las escrituras de los últimos días, siendo el primero de ellos el Libro de Mormón. Cuando el profeta José Smith traduce los anales antiguos donde estaba escrito el Libro de Mormón, y éste sale a luz en 1830, su hermano Samuel Smith, humildemente parte con una mochila repleta de Libros a procurar venderlos en los pueblos
Por Rafael Diogo Jara Pág. 31

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

de los alrededores de Palmyra, Nueva York. Después de caminar 40 kilómetros el primer día, y sin obtener ningún resultado, durmió la primera noche bajo un manzano en el suelo frío. Sin embargo el Libro profetizaba que manifestaría ―a todas las familias, lenguas y pueblos que el Cordero de Dios es el Hijo del Eterno Padre, y es el Salvador del mundo.‖ En El Testimonio de los Tres Testigos, insertos en el propio Libro dice: ―Conste a todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos, a quienes llegare esta obra…‖ (Pág. VII). En este testimonio predecían también que el Libro llegaría a toda nación, tribu, lengua y pueblo. ¿Cómo sabían ellos que el Libro de Mormón llegaría finalmente a todo el mundo, aún antes de su impresión? Si el Libro de Mormón sería conocido en todo el mundo, por ende su traductor también. No obstante, esto particularmente también fue profetizado por el ángel Moroni, en la primera aparición de la noche del 21 de setiembre de 1823. Según el testimonio del propio profeta José Smith, que está inserto en el Libro, a modo de Prólogo o Introducción (Pág. IX), dice: ―Me llamó por mi nombre, y me dijo que se llamaba Moroni; que Dios tenía una obra para mí, y que entre todas las naciones, tribus y lenguas se tomaría mi nombre para bien y para mal, o sea, que se iba a hablar bien o mal de mi entre todo pueblo.‖ Desde los comienzos de la aparición del Libro de Mormón hasta la actualidad, el nombre del profeta José Smith ha sido conocido “para bien y para mal‖ en todo el mundo, por sus seguidores que lo honran como profeta del Dios Altísimo y por sus detractores que lo difaman aún a casi dos siglos de los acontecimientos. Una simple prueba de ellos es que, a la fecha, en el buscador Google en Internet hay aproximadamente 174.000 referencias en español sobre ―Profeta José Smith‖, y en inglés sobre ―Prophet Joseph Smith‖ hay 4:900.000 referencias, todas hablando bien y mal de él. Tanto los que lo honran como los que lo deshonran, tal vez sin saberlo, están cumpliendo la profecía. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Sólo con el espíritu de profecía, que es un don del Espíritu Santo, podría predecirse que el Libro de Mormón iría a ―todas las familias, lenguas y pueblos‖, o a ―todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos‖
Por Rafael Diogo Jara Pág. 32

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

como también se profetizó. b) Sin el espíritu de profecía sería demasiado pretencioso que el mismo Libro dijera, antes de su publicación, que llegaría a todo el mundo, máxime aun con su humilde comienzo. c) En la actualidad (Año 2010) ha llegado a editarse 140:000.000 (ciento cuarenta millones) de ejemplares en 107 idiomas de las 160 naciones del planeta y de remotas tribus de América, África, Australia, islas del Pacífico, y a idiomas de otros pueblos recónditos de la Tierra. d) Se ha cumplido la profecía respecto a José Smith de que “entre todas las naciones, tribus y lenguas‖ se tomaría su nombre para bien y para mal, o sea que se iba a hablar bien o mal de él entre todo pueblo. Dicha aseveración no podría ser dicha sin la inspiración divina.

11.

Predice que la Iglesia se Extenderá Sobre Toda la Superficie de la Tierra En 1 Nefi 14:12 dice: ―…No obstante, vi que la iglesia del Cordero, que eran los santos de Dios, se extendía también sobre toda la superficie de la tierra; y sus dominios sobre la faz de la tierra eran pequeños.‖

Acá se hace referencia a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, organizada unos días después de publicado el Libro de Mormón. El Libro se vende por primera vez el 26/03/1830 en la librería E. B. Grandin y la Iglesia se organiza unos días después, el 6/04/1830, en una cabaña de troncos en la humilde casa de Peter Whitmer, padre, en Fayette, Nueva York, con seis miembros y la compañía de unas cincuenta personas.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 33

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Predecir que la Iglesia se extendería ―sobre toda la superficie de la tierra‖ aún antes de estar organizada, indica el espíritu profético que inspiró a los profetas del Libro de Mormón. b) También es profético que diga que “sus dominios sobre la faz de la tierra eran pequeños‖ porque a pesar de estar en 160 naciones en todos los continentes, y contar con 14:000.000 de miembros, sus dominios aún son pequeños comparados con toda la población mundial.

12.

No Existían Antecedentes ni para Nefi ni para José Smith de Inventos Semejantes a la Liahona

En 1 Nefi 16:10,29,30 dice: ―Y ocurrió que al levantarse mi padre por la mañana, y al dirigirse a la entrada de la tienda, con gran asombro vio en el suelo una esfera de bronce fino, esmeradamente labrada; y en la esfera había dos agujas, una de las cuales marcaba el camino que debíamos seguir por el desierto. ―…Y también se escribía sobre ellas una escritura nueva que era fácil de leer, la que nos daba conocimiento respecto a las vías del Señor; y se escribía y cambiaba de cuando en cuando.‖ ―…Y aconteció que yo Nefi, ascendí hasta la cima de la montaña conforme a las indicaciones dadas sobre la esfera.‖ Recién a finales del siglo XX un aparato con esas dos condiciones es inventado, que transmite mensajes y a la vez marca el camino por donde ir. Hoy a casi 180 años de la publicación del Libro de Mormón recién estamos familiarizándonos con teléfonos celulares con GPS (Sistema de Posicionamiento Global). Estos aparatos nos trasmiten mensajes escritos, con audio e imagen de cualquier parte del mundo y nos marcan en un mapa nuestra ubicación y el camino por donde debemos ir para llegar al destino elegido. También recién a finales del siglo XX nos familiarizamos con las computadoras portátiles (laptop o notebook) que nos brindan también esos servicios, y si instalamos en ellas el Google Earth nos muestran desde el cielo
Por Rafael Diogo Jara Pág. 34

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

cualquier punto del planeta con un acercamiento tal (zoom), que vemos las casas y las personas en la calle. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) No existían antecedentes para Nefi de un instrumento que trasmitiera mensajes escritos y además marcara el camino por donde se debía ir, ni siquiera para el profeta José Smith, quien tradujo la obra, existían antecedentes de tal invento. b) En el año 1830 cuando se publicó el Libro de Mormón, todavía no se había inventado ni el teléfono, ni la radio, ni la televisión. Ni siquiera era común el telégrafo, que recién comenzó a utilizarse 14 años después de salir a luz el Libro de Mormón.

13.

Alimentados con Carne Cruda

En 1 Nefi 17:2,12 dice: ―…vivimos de carne cruda en el desierto. ―Porque hasta entonces el Señor no había permitido que encendiéramos mucho fuego al viajar por el desierto; pues dijo: Yo haré que vuestros alimentos os sean sabrosos para que no tengáis que cocerlos.‖ Es de conocimiento general, así como lo debería ser para Nefi, que la carne se descompone muy rápidamente, ya cruda o cocida; máxime cuando es transportada en el calor del desierto, produciendo su descomposición o putrefacción enfermedades que pueden ser mortales. También es de entender que mientras viajaban por el desierto la caza no debería ser común, por lo que es entendible que tampoco obtuvieran carne fresca. Así mismo, al relatar Nefi lo que llevaban en el barco al cruzar los Océanos, o ―la mar‖ como dice él, menciona ―…mucha fruta y carne del desierto…‖ (1Nefi 18:6); por lo que es entendible que tampoco pudo haber sido carne fresca. La carne cruda que consumían no debería ser fresca, ya que no se ven en el relato razones para que tuvieran que comer carne fresca sin cocinar.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 35

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

También en el relato no se menciona que no hayan podido encender fuego en ningún momento, sino que dice ―el Señor no había permitido que encendiéramos mucho fuego al viajar por el desierto‖ (el subrayado no pertenece al texto original). Cosa que también es entendible, ya que al encender fuego quedarían más expuestos a los asaltantes de caravanas u otros peligros del desierto, porque el humo revelaría desde muy lejos su posición. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Es posible vivir de carne cruda sin que se descomponga con el calor del desierto o durante una larga travesía a través del océano. b) Es cosa común en el legado cultural de nuestros indios, y aun visto en la gente del campo en la actualidad, la utilización del ―charque‖, que es la carne cruda pasada por un proceso muy antiguo de salado y desecación. c) Aunque al ―charque‖ se lo suele rehidratar para consumir en la preparación de diferentes platos, también se lo puede comer crudo y es muy agradable al paladar. La carne cruda pasada por este proceso, se puede conservar por muchos meses, y es un alimento muy fácil de transportar y que no requiere preparación para consumir. d) El ―charque‖ pudo ser el ideal para una caravana a través del desierto, o para ser usada en una larga travesía en barco, como en el caso de Lehi y su familia. e) El ―charque‖ es generalmente el tipo de carne que aún se consume en el campo donde carecen de aparatos para refrigerar o congelar alimentos, o en la ciudad simplemente porque es muy agradable su sabor.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―El charqui (palabra de origen quechua que se refiere a la cecina) es la carne deshidratada, se le cubre con sal y se la expone al sol. Se usaba en antaño antes de la aparición del frigorífico (1883) y aún se usa en la actualidad para conservar la carne, por períodos prolongados. En las regiones andina y meridional de América del Sur se denomina charqui o charque a una forma de preparación de las carnes para su conservación durante períodos prolongados... ―…El método de preparación usual comienza por cortar la carne en lonjas o tiras lo más fino posible, quitarles la grasa y, en todo lo posible, la sangre… Las tiras así preparadas son colgadas en sitios secos, ventilados y, sobre todo, muy asoleados, hasta que tomen una textura semejante a la del
Por Rafael Diogo Jara Pág. 36

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

cartón e incluso a la del cuero, protegiéndolas de las moscas con telas de tipo mosquitero… En ciertas ocasiones se puede reforzar la desecación recurriendo al ahumado. ―Una vez secada la carne lo usual es que se la guarde en recipientes entre capas de sal común y añadiendo, a veces, pimienta, pimentón y ajíes, también desecados. ―…Se observa entonces que el charque es esencialmente carne deshidratada de vaca, cerdo, llama, otros auquénidos, oveja, etcétera. Si la deshidratación se realiza en zonas como la Puna o Altiplano andino, por las características del clima el charqui resulta, prácticamente, carne liofilizada y puede ser consumida sin otra preparación…‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) ―No pudiéndose conseguir provisiones en el camino, fue también necesario llevar con nosotros todo el comestible, así como útiles de cocina. Los peones viven en viaje exclusivamente de charque o sea carne preparada del modo siguiente, y cuya preparación constituye un comercio: una vez muerta la bestia, se desposta en grandes mantas; luego se llevan bajo la ramada donde se hacinan con capas de sal y se apisonan bien para extraerles la sangre y jugos: pasados uno o dos días, se separan y tienden al sol hasta que se secan y ponen completamente negras. En este estado se acondicionan en atados para exportación, consumiéndose mucho en el interior por mineros y en el mar por marineros...‖ (El texto original no resalta en negrita). (Roberto Proctor - ―El Charque‖ – Año 1823 - Argentina). ―Mariño de Lovera… dice que los tres españoles enviados por Almagro para que le esperasen en Tupiza, se adelantaron a la expedición y llegaron hasta el valle Coquimbo, donde estaban bien recibido por los naturales, quienes al parecer habían ya recibido noticias de la conquista del Perú por los españoles. De todos modo los tres españoles pudieron convencer a los oficiales del inca de que hicieran gran acopio de víveres para suplir las necesidades del ejército que traía Almagro, que supieron constaba de…….. europeos y más de dos mil indios yanaconas y que creían llegaría muy en breve. El gobernador de la provincia que tenía su asiento en Coquimbo, reconociendo que los españoles serían sus nuevos amos se dio trazas para cumplir ‗y poniendo luego por obra su promesa, comenzaron a fabricar casas y a recoger mantenimiento juntando cuatro mil hanegas de maíz y mucha carne de ovejas mansas y muchas de las que llaman guanacos, de que hicieron cecina que en su lengua se llama charqui, matando para ello cuatro mil reses; y mas de quince mil perdices de que ellos suelen hacer cecina; ultra de otros regalos que previnieron en tanta diligencia y solicitud que dentro de treinta días estaba todo puesto a punto‘.(1).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 37

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―(1) Crónica del reino de Chile. Ob. Cit., Pág. 28.‖ (El texto original no resalta en negrita). (Extractos de la obra “Los Animales Domésticos de la América Precolombiana – De las Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología.‖, de Ricardo E. Latcham, Santiago de Chile – Imprenta Cervantes – Febrero de 1922. Copia digital por Google, luego de la obra referida haber sobrevivido por generaciones, como para expirar los derechos de autor y el libro pase a ser de dominio público).

14.

Serpientes Ardientes Voladoras

En 1 Nefi 17:41 dice: ―…Envió serpientes ardientes voladoras entre ellos…‖ Nos extraña el hecho de que Nefi diga que en el desierto el pueblo de Israel, conducido por Moisés, fuera afligido por ―serpientes ardientes voladoras‖, cuando en la Biblia en español, en la versión común de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera, revisión de 1960, solamente haga referencia a ellas como ―serpientes ardientes‖. No se menciona que las serpientes que atacaron al pueblo de Israel en el desierto hayan sido también ―voladoras‖. En los relatos de la peregrinación del pueblo de Israel por el desierto con Moisés, en la versión bíblica de referencia, se habla de ―serpientes ardientes‖ (Núm. 21:6 y Deut. 8:15). Sin embargo, Isaías en sus profecías, menciona a la ―serpiente voladora‖ (Isaías 14:29), o a la ―serpiente que vuela‖ (Isaías 30:6), pero sus profecías no están relacionadas con la peregrinación del pueblo de Israel, y además fueron extemporáneas. Nefi en cambio se refirió a ―serpientes ardientes voladoras‖. Tal vez en el texto bíblico original en el que se basó Nefi para relatar a sus hermanos sobre Moisés y su pueblo, esa fuera la característica mencionada de las serpientes que atacaron al pueblo de Israel en el desierto. Reafirmando este concepto, en la versión bíblica Reina – Valera 2009, el versículo 29 del capítulo 14 de Isaías en lugar de ―serpiente voladora‖, dice ―ardiente serpiente voladora‖. También en el versículo 6 del capítulo 30 de Isaías, en la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 38

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

misma versión, en lugar de ―serpiente que vuela‖, dice “serpiente ardiente que vuela‖. Las ―serpientes voladoras‖ son una realidad, y en Internet las referencias más coincidentes indican que son una especie de serpientes que aunque no vuelan, tienen la habilidad de elevarse por el aire y prácticamente planear. En nuestra cultura es muy común referirse al ―bote de la crucera‖ para hacer referencia al salto que da al aire, desde el suelo, para atacar a su enemigo o a su presa. Pero en esta otra especie, el salto es mucho mayor, asemejándose a un vuelo, ya que en el aire con ciertas contorciones logra impulsarse y casi planear. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Sí existen las ―serpientes voladoras‖, y el relato de Nefi coincide con las antiguas escrituras. b) La mención a estas serpientes como ―ardientes‖, posiblemente sea por alguna luminosidad que pudiera tener alguna de las especies, o por el reflejo del sol en su piel al deslizarse por el aire, o podría ser alguna especie que brillara semejante a las luciérnagas, o simplemente por el ardor de su mordedura, o por la fiebre causada por su veneno mortal. Las referencias en la Biblia a las características de esta clase de serpientes solamente hacen mención a su poderoso veneno.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Las serpientes están adaptadas para reptar por el terreno firme y las ramas de los árboles, pero existe un grupo de ofidios que además han desarrollado la capacidad de volar. Se trata del género Chrysopelea, que está integrado por 5 especies de serpiente originarias de las selvas tropicales del sur y sureste asiático. ―En realidad, estos reptiles planean de un árbol a otro o hasta el suelo del mismo modo que lo hacen las ardillas, los lagartos y las ranas voladoras. Pero a diferencia de éstos, las serpientes voladoras carecen de estructuras corporales, como extensiones membranosas, para deslizarse por el aire. Aún así, se lanzan al vacío con una habilidad envidiable para moverse, cazar y huir de los peligros. La manera en que lo consiguen es un misterio.‖ (El texto original no resalta en negrita). (www.hechosinsolitos.com)
Por Rafael Diogo Jara Pág. 39

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

15.

Quisieron Arrojarme al Fondo del Mar En 1 Nefi 17:48 dice: ―Y aconteció que cuando hube hablado estas palabras, se enojaron conmigo, y quisieron arrojarme al fondo del mar…‖

Cuando uno lee este pasaje del Libro de Mormón, no puede imaginarse que alguien pueda ser arrojado al fondo del mar desde una playa, ya que para arrojar a alguien al fondo del mar desde una playa debe internarse con esa persona hasta no dar pie, y luego soltarla. Eso es incomprensible, a menos que esa persona a quien pretendan arrojar al fondo del mar, esté atada, inconsciente o muerta, y en ese caso sería innecesario adentrarse al mar con ella a cuestas para quitarle la vida, a menos que todos estén en alta mar, pero ese no era el caso de Nefi. Sin embargo es comprensible la situación relatada por Nefi si hay un acantilado. Y es probable que ese haya sido el escenario desde donde Nefi les habló a sus hermanos, los reprendió y ellos se enojaron con él e intentaron arrojarlo al fondo del mar. Hay algunos pasajes del mensaje de Nefi a sus hermanos durante la discusión, y comentarios que hace Nefi, inmediatamente de relatar la discusión, que si nos imaginamos subido sobre una montaña o un acantilado al borde del mar, son más impresionantes: ―He aquí, el Señor creó la tierra para que fuese habitada… (Posiblemente señalando desde lo alto a la tierra, al mar, y a las montañas).
(36).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 40

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Y conduce a los justos a tierras preciosas… (38). (Posiblemente señalando desde lo alto de la montaña a la preciosa tierra de Abundancia). ―Reina en las alturas de los cielos, porque son su trono, y esta tierra es el escabel de sus pies...‖ (39) (Posiblemente señalando al cielo desde la alta montaña, y luego hacia abajo a la tierra con su amplio panorama). ―Por tanto, el Señor mandó a mi padre que partiera para el desierto…‖ (44). (Posiblemente señalando el desierto, que estaba a poca distancia detrás de las montañas, y si la montaña era suficientemente alta tal vez se pudiera visualizarlo). ―Y vosotros también sabéis que por el poder de su palabra omnipotente él puede hacer que la tierra deje de ser; sí, y sabéis que por su palabra él puede hacer que los lugares escabrosos se hagan llanos, y los lugares llanos se hiendan…‖ (46). (Posiblemente señalando la tierra y los lugares escabrosos y hendiduras que se ven hasta perderse en el horizonte). ―Si me mandara que dijese a esta agua: Conviértete en tierra, se volvería tierra; y si yo le dijera, se haría…‖ (50). (Posiblemente señalando, desde lo alto de la montaña o acantilado, hacia el agua abajo y en el horizonte, y volteándose al lado opuesto, la tierra hacia abajo y hacia el horizonte). ―Y ahora bien, si el Señor tiene tan grande poder, y ha hecho tantos milagros entre los hijos de los hombres, ¿cómo es que no puede enseñarme a construir un barco?...‖ (51). (Posiblemente, esta vez, señalando hacia la ensenada que se veía abajo desde la alta montaña o acantilado). ―…Y al acercarse para asirme, les hablé, diciendo: En el nombre del Dios Todopoderoso, os mando que no me toquéis, porque estoy lleno del poder de Dios, aun hasta consumirme la carne; y cualquiera que ponga sus manos sobre mí, se marchitará como una caña seca; y será como nada ante el poder de Dios, porque Dios lo herirá.‖ (48). Según la Real Academia Española “asir” significa: ―…Dicho de dos o más personas: Reñir o contender, de obra o de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 41

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

palabra.‖ - Diccionario de la Lengua Española – Vigésima Segunda Edición. (Al borde de un acantilado es más comprensible el relato de Nefi, porque el tocarlo o empujarlo, o que pusieran las manos encima de él, como dice Nefi, hubiera sido fatal para él, y se hubiera realizado con facilidad la malévola intención de sus hermanos de arrojarlo al fondo del mar). ―Y sucedió que yo, Nefi, dije muchas cosas a mis hermanos, a tal grado que quedaron confundidos y no pudieron contender contra mí; ni se atrevieron a poner la mano encima de mí, ni a tocarme con sus dedos…‖ (52). (Imaginándonos al borde de un acantilado, tienen más significado las palabras de Nefi, referente a sus hermanos de poner las manos encima de él o a tocarlos con sus dedos, ya que cualquiera de ambas acciones bastarían para arrojarlo al fondo del mar. Por esa razón el Señor no permitió siquiera que lo tocaran). Al borde de un acantilado, con vista panorámica hacia el mar, a la ensenada para construir el barco, hacia la tierra de Abundancia, hacia las montañas, y hacia el desierto, debe haber sido el escenario elegido por Nefi para dar un mensaje a sus hermanos, para alentarlos a que lo ayudaran a construir el barco, objetivo que logra cabalmente al terminar su mensaje, a pesar del riesgo de su vida. Es más probable aun que ese haya sido el ambiente elegido por Nefi para dar una lección tan impresionante como eficaz a sus hermanos, al decir inmediatamente después de que sus hermanos fueron con él y labraron maderos con maestría singular: ―Y yo Nefi, subía con frecuencia al monte y a menudo oraba al Señor.‖ (1 Nefi
18:3).

Cobra un mayor significado este relato de Nefi al saber ahora, que existe un lugar por la posible ruta que Lehi siguió por el desierto, que tiene todas las características de la tierra que llamaron Abundancia. Ese lugar está a la orilla del océano, se llama Wadi Sayq y está en la región de Dhofar, en Omán, colindando con el desierto. En ese lugar hay montañas y acantilados al borde del mar, que tiene una ensenada propicia para construir el barco protegido del fuerte viento y las embravecidas olas, pegado al desolado desierto, con árboles de buena madera para construir un barco, y con minas de hierro. Un lugar con abundancia de frutas silvestres, uvas, higos,
Por Rafael Diogo Jara Pág. 42

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

aceitunas, pistachos, ciruelas, limas, pepinos, melones y calabazas silvestres. Un lugar con miel en panales de abejas en los huecos de los acantilados y con abundante caza. Saber que hay un lugar así, tal como se describe en El Libro de Mormón, y en la posible ruta que hizo Lehi por el desierto, es sumamente significativo y asombroso. Y más asombroso aun es, que en la época de José Smith, se creía que la Península Arábiga era solamente un gran desierto. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: Sí, existe en la Península Arábiga entre el desierto y el océano, en la posible ruta de Lehi, un lugar como lo relató Nefi: ―Y llegamos a la tierra que llamamos Abundancia, a causa de sus muchos frutos y también miel silvestre; y el Señor preparó todo esto para que no pereciéramos. Y vimos el mar, al que dimos el nombre de Irreántum, lo cual, interpretado, significa muchas aguas.‖ (1 Nefi 17:4-5).
Nota: Mucha de la fuente de información de las características de Wadi Sayq el autor la obtuvo del documental “Guiados por la Fe – Journey of Faith” presentado por BYU – Televisión International. Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―…Tanto Wadi Sayq como Khor Rori coinciden con la descripción de estar relativamente cerca de Nehem, como lo indica el Libro de Mormón (1 Nefi 17:1). Pero lo cumple mejor Wadi Sayq, porque se llega allá más directamente desde Nahom, mientras que para llegar a Khor Rori se necesita hacer muchos zig-zag. Respecto a los demás criterios del Libro de Mormón para el lugar de Abundancia, los Aston hacen la siguiente lista: ―-El viaje desde Nahom debe haber provisto acceso razonable del interior a la costa. ―-Abundancia estaba en la costa, ofreciendo el lugar adecuado para acampar en la orilla (1 Nefi 17:5,6) y para botar el barco (1 Nefi 18:8). ―-Era muy fértil con mucho fruto y miel… (1 Nefi 17:5,6; 1 Nefi 18:6). ―-Existía suficiente madera para construir un barco sólido (1 Nefi 18:1,2,6).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 43

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―-Disponibilidad de agua dulce para tener una estancia prolongada de alrededor de un año. ―-Hubo una montaña cercana que Nefi describió como "la montaña" (1 Nefi 17:7; 18:3). ―-Habían acantilados desde donde los hermanos de Nefi podrían arrojarle al mar (1 Nefi 17:48) * Había mineral y pedernal (1 Nefi 17:911,16). ―Los vientos y las corrientes oceánicas permitirían navegar por el océano. Wadi Sayq parece ser el mejor candidato. La montaña para Khor Rori/Salalah, por ejemplo, no está realmente cercana a ella y no es tan escarpada como la montaña de Wadi Sayq. Ambos lugares están relativamente cerca a unos dos días de viaje a pie. Se ha encontrado mineral en ambos lugares, aunque no se había encontrado en 1994 en Wadi Sayq cuando los Aston publicaron sus hallazgos. (En 1995 una expedición geológica patrocinada por FARMS había confirmado en el terreno que existía mineral en Wadi Sayq que pudiera ser explotable como se describe en el Libro de Mormón; y el 12 de Julio de 2000 el Daily Universe de BYU informó que el Dr. Ron Harris del Departamento de Geología había encontrado mineral de hierro abundante y explotable en la cercana Dhofar.) Wadi Sayq ofrece el mayor volumen de aguas frescas costeras de la Península Arábiga, con un hermoso lago de agua dulce, visible en la foto en color de la cubierta empolvada del libro "In Lehi's Footsteps." Wadi Sayq tiene dátiles, miel, y varias especies de árboles como el sicómoro y el tamarindo, que pudieran ser adecuados para la construcción de barcos. Ambos lugares tienen áreas costeras ideales para acampar en la orilla y es accesible desde el desierto interior. ―En el libro de los Aston se pueden ver árboles, paisaje verde, montañas, acantilados, etc., que reproducen lo que sería Abundancia. Aunque haya dos candidatos interesantes, estoy firmemente a favor de Wadi Sayq. Warren Aston en un e-mail de Oct. 2000 me dijo que los que habían ido a ambos lugares, estaban de acuerdo en que Wadi Sayq/Khor Kharfot era la mejor opción. Pero el gran hecho de que exista algún lugar candidato verídico se encuentra en clamorosa oposición a las repetidas quejas de los críticos del Libro de Mormón. Críticos, ¿cómo pueden explicarlo? ―A propósito, el reciente descubrimiento de mineral de hierro adecuado para fabricar herramientas usando hornos de combustible de leña en la región de Abundancia es más impresionante de lo que cualquiera pudiera darse cuenta, porque hay muy pocos lugares de la Península Arábiga que haya tal mineral, según el geólogo Ron Harris en su fascinante artículo "Geologists Discover Iron Ore in the Region of Nephi's Bountiful" en Meridian Magazine en LDSmag.com. Su artículo habla del significado del hallazgo y confirma que el mineral de hierro del área se puede convertir en metal maleable utilizando tecnología wood-fired...‖ (http://evidenciasdellibrodemormon.blogspot.com/2008_12_01_archive.html).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 44

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

16.

El Ganado En 1 Nefi 18:25 dice: ―…Había animales de toda especie en los bosques; tanto la vaca como el buey, y el asno, y el caballo, y la cabra, y la cabra montés, y toda clase de animales silvestres, los cuales el hombre podía utilizar.‖

En el libro de Enós 1:21 también dice: ―…El pueblo de Nefi cultivó la tierra... y crió rebaños de reses, y manadas de toda clase de ganado, y cabras y cabras monteses, y también muchos caballos.‖ Sobre los animales que había entre los jareditas en Éter 9:1718 dice: ―Pues tenían… todo género de ganado, de bueyes, y vacas, y de ovejas, y de cerdos, y de cabras, y también muchas otras clases de animales que eran útiles para el sustento del hombre.‖ En estas tres citas el Libro de Mormón menciona específicamente a los siguientes animales: Vaca, buey, asno, caballo, cabra, cabra montés, oveja y cerdo. Y en sentido genérico menciona: Animales silvestres, rebaño de reses, manadas de ganado y “muchas otras clases de animales‖.
―Ganado: Conjunto de bestias que se apacientan y andan juntas. Ganado ovino, cabrío, vacuno.‖ “Res: (Del lat. res, cosa, propiedad). Animal cuadrúpedo de ciertas especies domésticas, como el ganado vacuno, lanar, etc., o de los salvajes, como venados, jabalíes, etc.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 45

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española).

Es costumbre del ganado en las horas de mayor sol o frío, refugiarse a la sombra de los bosques, lo que concuerda con el relato de Nefi, de que encontró ganado en los bosques. Al descubrir las regiones del sur de América, tanto los conquistadores como los exploradores españoles, hicieron sus descripciones del ganado encontrado, sin diferenciar a que especie de animales se referían, donde incluían entre el ganado al guanaco, a la vicuña, a la alpaca y a la llama. En Uruguay se atribuye a Hernando Arias de Saavedra (1564conocido por Hernandarias, como quien fue el introductor de la ganadería en la Banda Oriental. La tarea de Hernandarias, cuya historia parecería estar manchada de matanzas y violaciones de los derechos de los indios, fue explotar la ganadería, documentando la introducción de gran número de reses (reales o no) y reclamar derechos sobre el ganado que se expandía y explotaba sin control. Los pleitos sobre los derechos al ganado existente lo siguieron sus descendientes durante por lo menos un siglo después.
1634),

Es bien conocida por los historiadores la gran depredación de ganado vacuno en toda la Banda Oriental, posteriores a Hernandarias, donde masivamente se mataba al ganado utilizando solamente su cuero para venderlo a españoles y portugueses, dejando abandonada la carne en los campos para alimentos de perros salvajes y otras fieras. Controles posteriores impidieron que fueran exterminados, y aún actualmente en nuestro propio país, ganadero por excelencia, de tanto en tanto los gobiernos han determinado vedas para estabilizar la reposición del ganado. El rey Benjamín no le permitía a su pueblo que depredara (Mosíah 2:13). No sabemos si los otros reyes del Libro de Mormón tenían leyes ecologistas como el rey Benjamín, o si así como los españoles y portugueses fueron depredadores, no sólo del ganado existente sino de los animales y seres humanos que habitaron el continente. Sin ley, o control alguno, es obvio que se exterminaran muchas especies, pero ganado había, y había en abundancia en toda la América
Por Rafael Diogo Jara Pág. 46

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

precolombina. (Ver al final de este capítulo ―Ganados‖ en ―Citas de otros autores
relacionadas con el tema‖).

Los Rebaños En Alma 17:26 dice: ―Y después de haber estado tres días al servicio del rey, mientras iba con los siervos lamanitas, llevando sus rebaños al abrevadero que se llamaba las aguas de Sebús –y todos los lamanitas llevaban allí sus rebaños para que bebieran-.‖ En ningún momento del relato se menciona qué tipo de animales componía el rebaño del rey. Es muy probable que estos rebaños a los que se refiere esta cita, no hayan sido rebaños de ovejas, sino de algún otro animal domesticado que utilizaban tanto nefitas como lamanitas. La cita de Enós 1:21, referida anteriormente, menciona ―rebaños de reses, y manadas de toda clase de ganado.‖ Es posible que por esta cita se pueda comprender mejor que el término ―rebaño‖ utilizado por los cronistas e historiadores del Libro de Mormón no se refirieran exclusivamente a ovejas. La probabilidad es mayor porque solamente entre los jareditas se menciona a las ovejas entre los animales que existían entre ellos (Éter 9:18).
―Rebaño: Hato grande de ganado, especialmente del lanar.‖ ―Manada: Hato o rebaño pequeño de ganado que está al cuidado de un pastor.‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española). ―Por ejemplo, un animal que potencialmente estaría en la categoría de ‗ganado‘ sería el venado; algunos observadores que acompañaban el grupo de Cortés observaron manadas semi-domesticadas de venados en regiones mayas, e informaba que una tribu en El Salvador rutinariamente los reunía en manadas.‖ (John L. Sorenson – Los Cambios en Nuestra Comprensión de la América Antigua y de sus Escrituras – Revista Liahona Junio 1985 – citando a: Dennis Pulston, ―The Role of Semi-domesticated Animal Resources in Middle American Subsistence‖, artículo leído en la 37ª. Reunión Anual, Society for American Archaeology, 1972).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 47

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

En Alma 17:28-29 dice: ―Entonces los siervos del rey empezaron a murmurar, diciendo: Ahora el rey nos matará como lo ha hecho con nuestros hermanos, porque sus rebaños fueron dispersados por la maldad de estos hombres. Y empezaron a llorar amargamente, diciendo: ¡He aquí, nuestros rebaños ya están esparcidos!‖ Si los rebaños fueran de ovejas, aparentemente no sería razón para lamentar ni llorar del modo relatado. Es probable que los rebaños no fueran de ovejas porque las ovejas difícilmente se dispersan, y cuando disparan lo hacen en fila o en grupo, y aparentemente no sería un real motivo para pelear, ya que no corren tan rápido, y como tienden a permanecer en majada fácilmente se las podría recoger a pie. Probablemente los rebaños relatados hayan sido de siervos o venados, o algún otro tipo de animal domesticado o semidomesticado como el guanaco, la vicuña, la alpaca, la llama, o el tapir, muy comunes aún en nuestra época en muchos lugares de América. Las Ovejas La referencia a las ovejas, como animal que existía entre los pueblos referidos en Libro de Mormón, que ya se citó y está Éter 9:18, es la única, y se la menciona solamente como existente entre los jareditas. Aunque hay varias referencias más sobre la oveja en el Libro de Mormón, pero todas refiriéndose a ella en sentido figurado, tal como es utilizada en los extractos de Isaías incorporados en el Libro, y en las palabras del propio Señor Jesucristo. Pero no hay mención a la oveja como animal que existiera entre los nefitas y lamanitas. Es para preguntarse por qué se utilizaba a la oveja en sentido figurado, si probablemente ya no existieran a la llegada de la familia de Lehi al continente americano. El primero en utilizar a la oveja en sentido figurado, para simbolizar al pueblo del Señor y a Jesucristo como el pastor, fue el profeta Nefi (1Nefi 22:25). Nefi las conocía, y quienes vinieron con él también, porque eran comunes en Jerusalén donde vivieron. Muchas de las menciones posteriores a la oveja, son citas del libro de Isaías, que estaban en las planchas de bronce que Nefi y sus hermanos trajeron de Jerusalén. Se menciona a la oveja
Por Rafael Diogo Jara Pág. 48

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

simbólicamente también en una revelación que recibe el profeta Alma padre (Mosíah 26:20). Luego Alma hijo también la menciona simbólicamente (Alma 5:37), y de la misma manera se la menciona en el Libro de Helamán (5:13). El último, cronológicamente, en referirse a la oveja es el Señor Jesucristo, en sus propias enseñanzas a los nefitas, quien, como se dijo, se refiere a ellas en sentido figurado. Para Jesucristo las ovejas eran comunes en el Viejo Mundo donde vivió y eran conocidas por sus interlocutores al hacer referencia a ellas en las planchas de bronce y en las simbologías de los profetas que lo precedieron. Luego nadie más hace referencias a la oveja, ni en sentido real, ni figurado, y estamos hablando de que la última mención sucedió hace casi dos mil años. Éter fue el historiador de los jareditas, pueblo que llegó al continente más de dos milenios antes de Jesucristo, y que cuando el pueblo del rey Limhi, en épocas del rey Mosíah II, encontró las veinticuatro planchas que contenían la historia de Éter, él y su pueblo ya habían dejado de existir sobre la tierra. Por lo tanto en el Libro de Mormón no hay referencias a la existencia real de ovejas en América desde muchos siglos antes de Jesucristo. Sin embargo, no significa que no haya habido ovejas entre los nefitas o lamanitas, simplemente porque no son mencionadas en el Libro de Mormón. A la llegada de los conquistadores españoles a América, proporcionaron abundantes referencias de que encontraron ovejas, contrario a lo que comúnmente se creé. Aunque el historiador, Ricardo E. Latcham (en extracto de cuya obra se cita al final de este capítulo), concluye varios siglos después, en el año 1922 con su opinión respetable, que los españoles se referían a algún ―auchénido‖ (o auquénido) autóctono de América. Quedará la duda de si no se referirían realmente a alguna especie de ovinos ya extintos posteriormente por los mismos españoles o por los indios sin las leyes ecologistas del inca. También podrían referirse a especies de ovinos existentes en la época, que posteriormente fueran cruzados con los que más tarde trajeron los españoles. Las referencias a las ovejas y carneros encontrados por los conquistadores españoles, que han sido transcriptas de la obra citada en este capítulo, aunque si fueran para nombrar al guanaco o a la vicuña, o a otro animal, igual
Por Rafael Diogo Jara Pág. 49

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

es una prueba adicional de la veracidad del Libro de Mormón, porque en la misma forma los jareditas, al llegar al continente, pudieron haberle llamado ovejas a otros animales autóctonos que se les parecieran. La razón indica que una especie puede ser depredada y desaparecer, como muchas especies ya han desaparecido. Aun tomando como punto de referencia el supuesto de que no había ovejas a las llegada de los españoles, tampoco el Libro de Mormón lo dice que existieran en ese momento. El Libro de Mormón se terminó de escribir aproximadamente en el año 421 D. C., en plena batalla de exterminio entre nefitas y lamanitas, y cuando se terminó de escribir ya hacía cuatro siglos que no se mencionaban en el Libro a las ovejas, ni en sentido figurado. Si se han depredado animales más grandes y más ágiles, de existir las ovejas, pudieron haber sido depredadas por el mismo hombre. O sin el cuidado del hombre, por su carácter indefenso, pudieron ser depredadas por las mismas fieras del campo, como ser lobos, perros salvajes, zorros colorados, pumas, jabalíes o chanchos salvajes, y por otros animales como es común en nuestra época, en nuestro país y en otros de América. Sin embargo, Nefi conocedor de la oveja, nunca la mencionó entre todos los animales que detalló encontrados en el continente, ni las mencionaron sus sucesores. Posiblemente las ovejas ya habían dejado de existir a la llegada de Nefi, o las referencias a ellas hechas por los jareditas eran para mencionar a otro animal autóctono como los que aún existen, o a otro que haya dejado de existir. (Ver al final de
este capítulo ―Las Ovejas‖ en ―Citas de otros autores relacionadas con el tema‖).

La Vaca y el Buey En el Libro de Mormón se menciona solamente seis veces al buey: a) Tres veces al citar las profecías de Isaías; b) Una vez al mencionarse el décimo mandamiento, referente a la codicia; c) Dos veces refiriéndose a un animal que vivía entre los nefitas (1 Nefi 18:25) así como entre los jareditas (Éter 9:18).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 50

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

En el estilo de Nefi al relatar los animales encontrados en la tierra de promisión, menciona juntos a la vaca y al buey. Evidentemente no los menciona como el macho y la hembra de una misma especie, porque sino no diría seguidamente ―el asno, y el caballo‖ o ―la cabra, y la cabra montés‖. El buey como lo conocemos en nuestro idioma y cultura es un ternero castrado después de la pubertad (y por lo tanto no puede reproducirse). Diferentes culturas capan al toro joven para que se transforme en buey para utilizarlo como animal de tiro en tareas agrícolas. En el pasado el buey fue utilizado también en el transporte, para tirar carretas muy pesadas. Es importante tener en cuenta que el Libro de Mormón menciona a tres colonias que llegaron a América: los jareditas, la familia de Lehi (nefitas y lamanitas), y al pueblo de Zarahemla (―mulekitas‖). A la llegada de Lehi, ya hacía más de un milenio y medio que los jareditas estaban instalados en América, y enseguida de la llegada de Lehi, llegaron los ―mulekitas‖. Si lo que Nefi vio fueron bueyes como se describió anteriormente, tendrían que ser animales sueltos que otra colonia los castró para utilizarlos como animales de trabajo. Esto es posible porque las colonias nefitas y jareditas convivieron juntas, sin saberlo, por lo menos 3 años, desde que Lehi llegó al continente hasta que los ―mulekitas‖ encontraron a Coriántumr, el último sobreviviente de los jareditas. (Desde Aprox. el año 589 A.C. - ver pie de página 1 Nefi 18:23 - hasta el año 586 A.C. o posterior). Sin embargo, con la muerte de Coriántumr, el último sobreviviente de los jareditas, no significa que hayan desaparecido también los animales domesticados por ellos. También debemos tener en cuenta que no hay referencias al tiempo que transcurrió entre el momento que la familia de Lehi llegó al continente y el momento en que encuentran los animales relatados en 1 Nefi 18:25. Si fue enseguida de llegar la familia de Lehi, aún no habían llegado los ―mulekitas‖ y tenemos que descartar que hayan encontrado animales domesticados por ellos. Pero si fue algunos años después, como dice Nefi, ―mientras viajábamos por el desierto‖ (1 Nefi 18:25), luego de haber plantado y cosechado (1 Nefi 18:24), es probable también que ya hubieran llegado los ―mulekitas‖, y bien podrían haber encontrado animales vacunos castrados por ellos.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 51

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

En consecuencia, es posible que Nefi haya encontrado bueyes pertenecientes a cualquiera de las otras colonias que cohabitaban este continente. Además por la forma en que toman conocimiento unas de otras, las tres colonias no distaban tanto entre sí. Pero también es importante tener en cuenta que Nefi al referirse al buey, podría estar refiriéndose a un animal originario de América que llamó buey, por ser desconocido para él, sin necesidad de ser un animal castrado, y que se reproducía libremente en el lugar que Nefi lo ubicó. Porque es posible comprender que al llegar a este continente Nefi se encontró con animales que no le eran comunes, como el bisonte, u otros completamente distintos como el tapir, el guanaco, o la vicuña, a quienes sin dudas debió designar, a algunos de ellos por su semejanza, con nombres de animales ya conocidos por él. También es posible que Nefi fuera conocedor de otras especies antiguas de animales que eran conocidas como ―bueyes salvajes‖, que no eran animales capados, a los que encontró semejantes y designó con el mismo nombre. Por lo tanto, entre los animales sueltos encontrados por los nefitas, después de su arribo, bien podrían encontrarse animales vacunos capados por la colonia jaredita como por el pueblo de Zarahemla. Aunque es más factible que haya sido otra especie de animal a la que Nefi le llamó bueyes. (Ver al final de este capítulo ―El Buey‖
en ―Citas de otros autores relacionadas con el tema‖).

Nota: Véase también al final de esta obra Apéndice II – “Qué Podemos Saber Sobre las Colonias Jareditas y Mulekitas”.

El Asno y el Caballo Nefi también menciona entre otros animales, al asno y al caballo, aseverando en consecuencia que existían en América a la llegada de Lehi y su familia.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 52

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Se dice que los españoles no encontraron caballos ni asnos, o burros, a su llegada a América. De ser así, no sabemos si es que para esa época ya habían sido depredados, o si es que los nefitas le llamaban caballo o asno a algún otro animal semejante o de la familia. Nada indica que durante los tiempos del Libro de Mormón no llamaran caballos o asnos a algún pariente cercano de los mismos. Si los primeros colonizadores españoles al describir al guanaco lo llamaron ―asno salvaje‖, ―cabra montés‖ , ―carnero‖ u ―oveja de la tierra‖ y así como a otros animales autóctonos de América, también los llamaron caballos, ovejas, o vacas, no es de extrañarse que Nefi al llegar al continente haya hecho lo mismo. La existencia de ganado, caballos y burros en América ha sido tema de discusión por muchos años, porque los historiadores, antes de los últimos hallazgos arqueológicos, decían que fueron introducidos por los españoles. El caballo en el Libro de Mormón, en algunas ocasiones que se lo menciona, da a entender que era utilizado para alimento. Especialmente en el relato de 3 Nefi 4:4, al concentrarse todo el pueblo en las ciudades de Zarahemla y en la tierra de Abundancia, para enfrentar a los ladrones de Gadiantón, se puede notar que el caballo era utilizado como alimento, al decir: ―…Y los nefitas se hallaban en un solo grupo, y era grande su número, y se habían provisto de víveres y de caballos, y ganado, y rebaños de toda clase, para poder subsistir por el término de siete años, durante el cual tenían esperanza de destruir a los ladrones de sobre la faz de la tierra…‖ También el asno, o burro bien pudo ser consumido como alimento, como tantas especies que están siendo depredadas. Dentro de algunos años no conoceremos al carpincho, al tatú, a la mulita o al ñandú, así como a otras especies si sigue depredándose a pesar de las leyes de protección existentes. La razón indica que una especie puede ser depredada y desaparecer, como muchas especies ya han desaparecido, así como otras se anuncia que corren riesgo de desaparecer si no se termina con la depredación realizada por el mismo hombre. Otras especies han sido apenas libradas de desaparecer en esta era, por el dedicado trabajo de grupos ecologistas.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 53

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Los caballos dejan de mencionarse cronológicamente en el Libro de Mormón aproximadamente en el año 34 D.C. (3 Nefi 21:14), y los asnos aproximadamente entre los años 147 y 122 A.C. (Mosíah 21:3). Nada indica que por el solo hecho de que no se hayan mencionado más en el Libro de Mormón hayan dejado de existir entre los nefitas o lamanitas. Pero si lo que los nefitas y jareditas llamaron caballos, son la misma especie que ahora conocemos, y dejaron de existir en esa época, estaríamos hablando de encontrar restos óseos de más de 2000 años atrás para verificar arqueológicamente su existencia. Y si la cultura del hombre de campo es herencia de nuestros indígenas, hace más difícil aún encontrar restos de huesos de caballos, ya que cada vez que el hombre de campo encuentra un animal muerto, le prende fuego a la carniza, para evitar el olor tan desagradable que despide, y el contagio de enfermedades a otros animales. No obstante poco a poco se han venido sumando las evidencias de su existencia en la América precolombina. La arqueología últimamente ha encontrado evidencias de la existencia del caballo, aunque no son abundantes todavía, pero es importante tener en cuenta que hay pendientes aún de ser encontradas muchas pruebas de lo que ha existido. (Ver al final de este capítulo ―El Asno y el
Caballo‖ en ―Citas de otros autores relacionadas con el tema‖).

La Cabra y la Cabra Montés La cabra montés, o cabra silvestre, aún se las puede ver en la precordillera de los Andes. La cabra domesticada es aún utilizada en poblaciones agrícolas de América, principalmente como animal lechero. Actualmente los principales países productores de cabras en el Continente son México, Brasil, Venezuela, Argentina, Colombia y Perú. Por lo tanto, que estos animales existieran en la época de Nefi, no ocupa nuestra atención, porque aún existen. Los Curelomes y Cumomes En Éter 9:19 menciona a otros tipos de animales, que existían entre los jareditas, denominándolos ―curelomes‖ y ―cumomes‖, cuyos
Por Rafael Diogo Jara Pág. 54

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

nombres pueden ser más bien una transcripción fonética que una traducción literal de las palabras originales. Por el contexto parecería que fueran animales de carga o de consumo, expresándose que eran más útiles para el hombre que el caballo y el asno, comparándolos con el elefante. No podemos saber si era una especie de ganado extinta posteriormente, o es el nombre antiguo de alguno de los animales autóctonos de América que aún existen. Entre los animales comunes que aún existen en América que podrían ser considerados ganado, y que no se los menciona específicamente en ningún lugar del Libro de Mormón, están el venado, el carpincho, el guanaco, la vicuña, la alpaca, la llama, el tapir, el bisonte, y otros. Por lo que podría ser alguno de estos animales, u otro ya extinto a la llegada de la colonia de Lehi, como el mamut, porque entre los nefitas nunca se nombró a los ―curelomes‖ y ―cumomes‖. También podría ser algún otro animal que fue depredado posteriormente y ya era desconocido en la época de la traducción del Libro de Mormón. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro porque: a) Los primeros informes de los conquistadores españoles al explorar este continente confirmaban la existencia del ganado, con expresiones tales como: ―numerosos eran los ganados‖; ―habían hatos de consideración‖; ―hay ganado en abundancia‖; ―mucho ganado y sementeras‖; ―pobladas de la misma gente y ganado‖ y ―que todos los indios tenían ganado y eso de dos variedades‖ (Ver ―Citas de otros
autores relacionadas con el tema‖ al final de este capítulo).

b) A pesar de que los historiadores posteriores, a varios siglos después, han interpretado que las palabras de los primeros exploradores referentes al ganado eran para referirse solamente a los auquénidos (guanaco, vicuña, alpaca, llama). Aun en el supuesto de que fuera así, también es valedero como testimonio adicional del Libro de Mormón, ya que tanto los nefitas como los jareditas cuando llegaron a este continente también pudieron estar refiriéndose a estos animales autóctonos al referirse al ganado que describían.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 55

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

c) Las referencias a rebaños en el Libro de Mormón no confirman ni niegan la existencia de ovejas en América, ya que no mencionan que tipo de animales conformaban dichos rebaños. Las menciones de la existencia de ovejas entre los jareditas, que llegaron a este continente hace más de cuatro milenios, concuerdan con lo razonable, y el que no fueran mencionadas como existentes entre los nefitas, nos deja sin saber si fueron depredadas antes de la llegada de éstos. d) A pesar que los primeros conquistadores y exploradores españoles reiteradamente mencionaron que encontraron en América a ―ovejas‖ y ―carneros‖ (Ver ―Citas de otros autores relacionadas con el tema‖ al final de este capítulo), concordamos que tanto ellos como tal vez los jareditas pudieron estar refiriéndose a otro tipo de animal que producía lana como los autóctonos auquénidos. e) Nefi conocedor de la oveja, nunca las mencionó entre todos los animales útiles al hombre que encontró en el continente, tal vez porque ya habían sido depredadas o simplemente porque no las encontraron. Todo concuerda con la razón. f) Aportar luz a algo que pueda considerarse un supuesto antagonismo, es también probar la verdad. Nefi pudo haber encontrado al buey al llegar a América por diferentes razones: 1) Porque era posible encontrar suelto en el campo a algún animal vacuno castrado proveniente de la colonia jaredita. 2) Porque podían haber animales vacunos castrados, que provenían de los ―mulekitas‖, porque no hay referencias de tiempo que permitan descartar esta posibilidad. 3) También es posible porque al llegar a este continente Nefi se encontró con animales que no le eran comunes, como los antepasados del bisonte u otros autóctonos, y pudo haberlos designado bueyes, y por ende podían reproducirse. 4) También es posible que Nefi fuera conocedor de otras especies que son conocidas como ―bueyes salvajes‖, y que al llegar al continente encontró animales que denominó como bueyes porque
Pág. 56

Por Rafael Diogo Jara

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

eran de la misma especie o semejantes, y que también podían reproducirse hasta su depredación. g) Hay pruebas de la existencia de caballos en la América precolombina, aunque todavía no son abundantes, pero sí suficientes para comprender la armonía del Libro de Mormón con la verdad. h) Tanto las cabras y las cabras monteses aún existen en América como animales autóctonos. i) Los “curelomes” y “cumomes” al no saberse que especie de animales eran, no constituye su mención ni un testimonio a favor ni en contra. No obstante si uno se detiene a pensarlo, el mencionar animales que no existen, también concuerda armoniosamente con la verdad, ya que son muchas las especies que han sido depredadas en América desde antes y después que Moroni terminó de compendiar, sellar y guardar el Libro de Mormón. Con toda la información proporcionada sobre el ganado, se puede comprender que el Profeta José Smith tradujo en el Libro de Mormón cosas que trascendían el conocimiento de la época.

j)

Citas de otros autores relacionadas con el tema: Ganados ―Mientras más al norte miramos, más numerosos eran los ganados. En las partes pobladas de la Puna y Desierto de Atacama habían hatos de consideración. Fernández Oviedo al describir el norte del país dice que la provincia de Copayapo -tiene tres valles, donde se coge mucho maíz e hay ganado en abundancia-.‖ (Pág. 136). ―García de Mendoza en una carta al Consejo de Indias, fechada en 20 de abril de 1558, haciendo referencia a su expedición al sur del país dice que halló mucho ganado y sementeras- y lo mismo agrega de las islas -pobladas de la misma gente y ganado-

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 57

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Hemos visto ya lo que dice Cortés Hogea respecto de la provincia de Ancud, que todos los indios tenían ganado y eso de dos variedades...‖ (Pág. 141) ―EL HUANACO: …De todos los auchénidos, el huanaco fue el primero visto por los españoles; no en el Perú sino en la Patagonia, en ocasión del viaje de descubrimiento de Magallanes en 1520. La expedición invernó en el Puerto de San Julián y dos de los sobrevivientes en sus relaciones del viaje hacen mención de este animal, nuevo para ellos, y que no supieron describir con prolijidad. Uno de ellos fue el caballero Francisco Antonio Pigafetta y el otro el contramaestre de la nao Trinidad, Francisco Albo, quien en su diario dice que allí vieron los primeros indios patagones y que iban vestidos de cueros de antas ‗que son como camellos sin comba‘ (1). ―Pigafetta es un poco más prolijo en su referencia que es como sigue: ‗Su vestido, o mejor su capa era de pieles cosidas de un animal que abunda en el país, según tuvimos ocasión de verlo después. Este animal tiene la cabeza y la orejas de mula, el cuerpo de camello, las piernas de ciervo y la cola de caballo, cuyo relincho imita‘ (2). ―En aquel tiempo, no se conocía el nombre peruana ‗huanaco‘ y los primeros observadores lo denominaron de diversos modos. La mayor parte creía que era una danta o tapir, que por confusión de nombres a menudo llamaban anta, creyendo que la danta de América era del género de antas o ciervos europeos. Otros lo describían como asno salvaje y Fernández de Oviedo lo confundió con el ‗beori‘ que es el nombre indígena del danta o tapir y Gómara con la cabra montés. ―Después del descubrimiento del Perú, llegó a ser más conocido este animal, pero sin embargo se confundía con frecuencia el huanaco con la llama u oveja de la tierra. ―Más tarde había menos equivocaciones y ya vemos que Sarmiento y Anton Pablos los llaman por el nombre quechua de huanaco. ―En Chile, los indios del norte, en la región donde se habían sentido las influencias peruanas, lo llamaban ‗huanaco‘; pero en el sur donde se hablaba la lengua que hoy se denomina araucana, el nombre que daban a este animal era ‗luan‘. Los españoles no emplearon ninguno de estos nombres durante el primer siglo de la colonia, sino que hablaban siempre de los carneros u ovejas de la tierra para designar todos los camélidos. ―LA VICUÑA: …A pesar de que la vicuña se domestica con facilidad, los peruanos durante el régimen incaico tenían pocos de estos animales en estado de domesticación. Esto se debía a que se consideraba como patrimonio del monarca y dedicados excluidamente a su uso y al culto del sol. No se permitía al
Por Rafael Diogo Jara Pág. 58

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

pueblo tener vicuñas mansas y a los nobles se les concedía este derecho sólo por gracia del Inca, como favor especial y en número muy limitado. Para proveerse de la lana y de las víctimas de los sacrificios, recurrían a la casa periódica… ―Al llegar los españoles, todas estas ordenanzas sabias cayeron en desuso y desde aquella época han disminuido enormemente tanto en número como extensión geográfica. Donde antes se encontraban hasta el Estrecho de Magallanes, ahora no se ven al sur de la provincia de Atacama y eso sólo de vez en cuando y en manadas de pocos animales. ―LA ALPACA: En cuanto a su estructura y caracteres físicos la alpaca se asemeja más a la vicuña que a los demás auchénidos. En cuerpo es un poco más grande y desarrollado que ella, pero la diferencia es más aparente que real a causa de su espeso y largo pelaje, que produce el efecto de hacerla parecer más corta de piernas de lo que verdaderamente es. Después del esquileo es mucho más notable la semejanza entre los dos animales. Las principales diferencias están en la cabeza más grande de la alpaca, la lana más larga, gruesa y tupida; las extremidades más fuertes y las pezuñas más sólidas. ―La alpaca solo se encuentra en estado doméstico; no hay alpacas salvajes, ni hay noticias ni tradiciones de que haya existido alguna vez. No cabe duda que este animal ha descendido de la vicuña, y que las modificaciones que hoy se notan en él sean el resultado de largos siglos de domesticación. ―Los indios raras veces cargan este animal, como lo hacen con la llama y lo crían especialmente por su lana y su carne. Por lo mismo lo dejan en un estado de semi libertad, en las altas montañas, solo cuidando que no se aleje demasiado. Para esto emplean pastores, quienes rodean las manadas de tiempo en tiempo, para echarlas a sus pacederos acostumbrados… ―LA LLAMA: …Era, indudablemente, el animal doméstico de mayor importancia y utilidad que existía en la América precolombina, sin exceptuar el perro. Entre los pueblos civilizados y semi civilizados de los países andinos, se utilizaba viva y muerta. Viva les servía como bestia de carga y productora de lana, y muerta, constituía la base de su alimentación animal y proporcionaba un cuero de primer orden para múltiples usos. Ni aun el estiércol de este animal se desperdiciaba: en las tierras altas donde faltaba leña, se empelaba como combustible y en los terrenos de cultivo servía de abono. ―Por ser animal de tanto valor en la economía doméstica de los peruanos, no es de extrañarse que los monarcas incas cuidasen tanto de su propagación y tomasen tantas precauciones contra su disminución o exterminio. Por ese motivo cundió tanto, que cuando llegó Francisco Pizarro al Perú, al decir de Cienza de León, su número era increíble.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 59

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Como hemos dicho en otra parte, con la ocupación española, quedaron suspendidas de hecho las sabias ordenanzas implantadas por los incas y en pocos años después de la conquista habían sufrido una merma tal, que corrían serio peligro de extinguirse completamente… ―…En la alfarería y en los tejidos del antiguo Chimu, como en los de Nasca e Ica, la llama está constantemente representada y aun en los antiguos conchales de la costa se encuentran cordeles y géneros oscos fabricados de la lana de este animal. En las costas de Tarapacá pasa igual cosa. Las antiguas sepulturas de Pisagua y Punta Pichalo abundan en objetos que indican la domesticación de la llama y aún de la alpaca. No sabemos si los indios principiaron a domesticar los dos animales simultáneamente, ni en caso contrario, cual fuese el primero. Pero lo que no admite duda es que muchos siglos antes del primer viaje de Colón los peruanos tenían en domesticidad a la llama (auchenia llama) y a la alpaca (auchenia alpaca)… ‖ (Pág. 91 a 105). ―(1) Diario y derrotero del viaje de Magallanes desde el cabo San Agustín en el Brasil hasta el regreso de España de la nao Victoria, escrito por Francisco Albo.Obra el P. P. Pastells. 1ª. Parte Doc.‖ ―(2) Premier voyage autour de Monde, per le CHEVALIER PIGAFETTA, pendant les annês 1519-20-21-22. Paris 1809. Tomo II págs. 427-8.‖ (El texto original no resalta en negrita). (Extractos de la obra “Los Animales Domésticos de la América Precolombiana – De las Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología.‖, de Ricardo E. Latcham, Santiago de Chile – Imprenta Cervantes – Febrero de 1922. Copia digital por Google, luego de la obra referida haber sobrevivido por generaciones, como para expirar los derechos de autor y el libro pase a ser de dominio público). Transcripción de extracto de un informe de conquistadores portugueses del siglo XVII: ―Hasta el Río de la Plata (…) llenas de inmensidad e ganado, caza, caballos, cerdos monteses y muchos otros géneros, que andan en bandas: y en la misma forma, multitud de hermosas aves (…) y todo goza la nación ya dicha e los Tapuias, desde el fértil Río [laguna] de los Patos, hasta la boca del gran Río da Prata. Verdad es, que son estos Tapuias, gente más doméstica, y también singulares comúnmente en no comer carne humana.‖ (El texto original no resalta en negrita). (Bracco, Diego - “Charrúas, Guenoas y Guaraníes” – Editorial Linardi y Risso – Montevideo – Pág. 72, citando a: Vasconcellos, Simäo de. “Noticias curiosas e necessárias do Brasil” pp.76-77. Nota: “Noticias...” fue publicado por primera vez en Lisboa, en 1668...)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 60

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―En cualquier caso es necesario precisar que las fuentes documentales que se refieren al origen de la fauna europea en la región, en general fueron producidas para argüir derechos sobre ese ganado.‖ (Bracco, Diego - “Charrúas, Guenoas y Guaraníes” – Editorial Linardi y Risso – Montevideo – Pág. 23. Cita en la misma obra, en la Pág. 45, copia de Legajo de Tribunales “de la información que sobre sus derechos a los ganados de la Banda Oriental hizo Hernandarias en 1628, inserta en el expediente iniciado por Fernando Arias de Cabrera sobre posesión de los mismos ganados como heredero del primero, iniciado en 1728.”) Las Ovejas ―En la actualidad, es el huanaco que se encuentra sobre mayor extensión geográfica; hasta el sur de Tierra del Fuego y la isla de Navarino, cerca del Cabo de Hornos, como también por la Patagonia hasta las costas del Atlántico. Formaba y forma aun el principal alimento de los patagones y fueguinos. ―Los primeros si no habían domesticado al huanaco, al menos en algunas ocasiones lo amansaban, y en ese estado sacaban partido de él como auxiliar en la caza de sus hermanos salvajes. Los indios se ponían en acecho, cerca de alguna aguada, donde bajaban a beber estos animales y amarraban en las inmediaciones al huanaco manso, el cual con sus relinchos atraía a los demás, de manera que caían fácil presa a los cazadores. ―Es posible también, que usaran estos animales mansos como bestias de carga. Al menos así nos asegura Alonso Veedor, el escribano de la expedición de Simón de Alcazaba, en su relación de esa malhadada navegación. ―Invernaron en el Cabo de Santo Domingo y durante su estada, organizaron una exploración al interior del país. Después de muchas peripecias se encontraron con un toldo de indios patagones en que había seis indias y un viejo. Aquí vieron al primer huanaco. Veedor refiere al incidente así: ‗Sus maridos tenían una oveja mansa como las que llevaron del perú estas tenían por señuelo conq mataban otras brabas. Llevaron a las indias y a la obeja cargada… que bien llebaba cuatro @ de peso‘. (1) ―Juan de Mori, otro expedicionario que hace relación del viaje, confirma el hecho y dice que ‗la obeja llevaba por carga cinco arrobas… y con estas mansas mataban ellos las brabas a donde ay agua quando vienen a beber‘. (2) ―A pesar de estas afirmaciones, no consideramos bien corroborado que los patagones usaran sus huanacos mansos para la carga, y no conocemos otra cita que lo sostenga. Puede ser que en este caso fueran los españoles quienes encontrando a un manso animal de esta clase y sabiendo que en el Perú los cargaban, se aprovecharon de la ocasión.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 61

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Es menos dudoso que los amansaran para servir de embauco en la caza de sus congéneres. Se ponían en acecho, cerca de algún aguadero donde bajaban a beber estos animales y amarraban en las cercanías al huanaco manso, el cual con sus relinchos atraía a los demás y así caían fácilmente presa de los cazadores. ―No sólo los patagones sino también los onas de Tierra del Fuego dependían del huanaco como principal elemento de sustento y este animal era bastante abundante en aquella isla. ―No sabemos si la vicuña se ha encontrado alguna vez en Tierra del Fuego, pero se sabe que al tiempo de la conquista se hallaba en la región cordillera, hasta el Estrecho de Magallanes. En la relación que hace Juan Ladrillero de su viaje al Estrecho encontrándose con indios patagones que vestían ‗pellejos de guanacos y de obejas sobados, la lana para adentro‘. Más adelante hablando de la fauna magallánica, dice, ‗ay obejas y guanacos y venados, pero con el frío del ynvierno se meten en las montañas‘. (3) ―Veinticinco años más tarde Pedro Sarmiento confirma y amplía estas noticias. Dice que entre otros animales que encontró en el Estrecho ‗ay vicuñas de las que sacan las piedras vecares en el piru y carneros de los del piru que las mantas conq los yndios andan cubiertos con dellos de lana muy fina‘. (4) ―Refiriéndose al traje de los indios patagones, Anton Pablos, quien escribió en 1585 sobre lo que vió en el Estrecho dice: ‗traen Por bistidura vnas manctas hechas de pellejos muy bien concertados y cosidos y abarcas entre estos pellejos del bestido traen muchos de ovejas de la tierra y bicuña‘. (5) Las ovejas de la tierra serían sin duda los huanacos, pero nos parece difícil que tres personas instruidas, escribiendo en diferentes fechas de lo que habían presenciado y los tres, conocedores del Perú, donde la vicuña era abundante; pudieron equivocar este animal por otro. Sobre todo, los tres están de acuerdo en que había dos especies de auchénidos salvajes. Al ser una el huanaco, no se ha conocido otra sino la vicuña y por fuerza habría de ser la segunda. ―Las especies domesticadas tenían una repartición más restringida que las salvajes, especialmente la alpaca; pero no obstante se conocían en el Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, en las provincias orientales de Brasil y en las del noroeste argentino. ―En el Perú y en Bolivia su número al tiempo de la conquista española, era asombroso, debido al sabio reglamento del ganado dado por los monarcas incas. Los cronistas se admiraron de esta abundancia y hacen repetidas referencias a ella. Cieza de León en el capítulo que dedica a los auchénidos dice sobre este punto lo siguiente: ‗Dios, nuestro sumo bien, crió en estas partes tanta cantidad del ganado que nosotros llamamos ovejas, que si los españoles con las guerras no dieran tanta priesa a lo apocar, no había cuento ni suma lo mucho que por todas partes había‘. (6)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 62

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Francisco de Jerez al comentar el mismo hecho dice: ‗en toda esta tierra (Perú) hay mucho ganado de ovejas; muchas se hacen monteses, por no poder sostener tantas como se crían. Entre los españoles que con el Gobernador están se matan cada día ciento y cincuenta, y parece que ninguna faltase ni harían en este valle (Chincha) aunque estuviesen un año en él‘. (7) ―López de Gómara dice que la carne principal que comían los antiguos peruanos era de ‗oveja-ciervos, que tienen muchos en poblado y despoblado, propias y comunes, y santas o sagradas, que son del sol, ca los ingas inventaron un cierto diezmo, hato y pegujal de Pachacama y otras guacas, para tener carne los tiempos de guerra, vedando que nadie las matase ni corriese‘. (8) ―…Mariño de Lovera al relatar la historia de los tres españoles desmandados, que envió Almagro desde Cuzco para que le esperasen en Tupiza, dice que llegaron al valle de Coquimbo y trabando amistad con el cacique del lugar, o más probablemente con el gobernador del inca, radicado en ese lugar, principiaron a juntar gran acopio de víveres para el ejército que acompañaba al adelantado. Tan bien les fue que los indios ‗poniendo luego por obra su promesa, comenzaron a fabricar casas y a recoger mantenimiento juntando cuatro mil hanegas de maíz y mucha carne de ovejas mansas y muchas de las que llaman guanacas, de que hicieron cecina que en su lengua se llama charqui, matando para ello cuatro mil reses‘. (9) ―Después de la llegada de los españoles, principió a disminuirse rápidamente el número de los ganados indígenas y en poco más de diez años, en muchas partes comenzaron a escasear, tanto los salvajes como los domésticos. Esto se debía a varias causas. Los españoles no se conformaban con la dieta vegetal de los indios, y eran muy comedores de carne. Para mantener sus ejércitos durante la conquista y después durante las guerras civiles hicieron grandes matanzas entre el ganado manso, sin preocuparse en las sabias ordenanzas establecidas por los reyes incas. Como consecuencia del descuido en la crianza y pastoreo, se propagó una gran epidemia de Carchi o sarna entre las manadas, que casi fueron exterminadas. En la caza, no se cuidaron de no matar a las hembras y como consecuencia sobrevino una rápida disminución en el número de todas estas especies, que luego eran reemplazadas por ovejas europeas, las mulas y los asnos. ―Esta disminución se hizo notar especialmente en Chile, donde nunca eran tan numerosas como en el Perú, y tan era así que en el siglo XVII solo existían unos pocos ejemplares entre los indios y el tener tres o cuatro era considerado por ellos gran riqueza. A fines del siglo XVIII las especies domésticas habían desaparecido.‖ (Pág. 77 a 82). ―Los cronistas e historiadores están de acuerdo en que el animal doméstico hallado en Chile era la llama. Pedro de Valdivia en una carta a su majestad Carlos V, escrita en 1551 dice que en Chile era ‗tierra próspera de ganado como lo del Perú‘. (10)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 63

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―López de Gómara, quien escribió un año más tarde, al tratar de las cosas de Chile, dice: ‗Hay muchas ovejas como en el Cuzco‘. (11) ―El Padre Rosales es más explícito y declara: ‗Los carneros que llamamos de la Tierra es un ganado muy doméstico, tan grandes como un ternero de un año… En el Perú los llaman llama o paco y aquí chillihueque. De aquellas provincias se piensa que vinieron a éstas porque allá hay gran abundancia de ellos y en estas son pocos los que se hallan. (12) ―Mariño de Lovera cuando habla del primer buque que llegó a Chile a mando del Capitán García de Alvarado, refiere que tocaron en un puerto de Arauco llamado Alvaquen al que los españoles pusieron por nombre Puerto del Carnero, porque los indios los recibieron de paz y les hicieron regalo de un carnero de la tierra. ‗Entonces el capitán (de los indios) mandó que ningún indio se menease, ni pusiese manos en los españoles; antes habiéndolos estado mirando un rato, les habló por señas y les mandó traer un carnero de los de la tierra, que son muy grandes y de diferente especie de los de Europa… y así en… partes del Perú hay grandes recuas dellos‘. (13) ―…A los muy pocos años, los conquistadores casi concluyeron con los animales domésticos, de la misma manera como acabaron con los indios. No es de extrañarse entonces que los historiadores de los siglos posteriores, hallaran pocos ejemplares.‖ (Pág. 132, 133, 137) (El texto original no resalta en negrita). (1) ―Relación de lo que sucedió en la expedición y Armada de Simón de Alcazaba al Estrecho de Magallanes hasta su vuelta a la isla de Santo Domingo. 1534-35 escrito por el escribano de la expedición, Alonso Veedor. ―Apéndice. Doc. No. 9 de la Obra del R. P. PASTELLS, ‗El Descubrimiento del Estrecho de Magallanes‘. Primera Parte, Pág. 262 y sig. (2) ―Relación escrita por Juan de Mori, de lo ocurrido en la expedición de Simón de Alcazaba al Estrecho de Magallanes desde que salió de Sanlúcar de Barrameda hasta que llegó a Santo Domingo. Escrito en Santo Domingo en 1535. Obra de P. P. PASTELLS. Doc. 10.‖ (3) ―Descripción de la costa del mar océano desde el sur de Valdivia hasta el estrecho de Magallanes inclusive, por Juan LADRILLERO (1558). P. P. PASTELLS. Ob. Cit. – Apéndice doc. 15, tomo I. (4) ―Relación hecha por Pedro Sarmiento a su Majestad sobre lo sucedió en el Estrecho cuando allí se quedó y fundó dos ciudades. Pernambuco, 1584. P. P. PASTELLS, ob. Cit., Apéndice Doc. 30. Tomo II. (5) ―Parecer de Anton Pablos, piloto de la Armada del General Diego Flores de Valdés, el cual fue y vino del Estrecho de Magallanes, sobre lo que debe hacerse para socorrer a dicho Estrecho. 1585. P. P. PASTELLS. Apéndice Tomo II. Doc. 36.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 64

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(6) ―Crónica del Perú, Cap. CXI. (7) ―Verdadera Relación de la Conquista del Perú y Provincia de Cuzco llamada la Nueva Castilla. Hist. Primitivos de Indias. Tomo II. PAG. 335Colección Rivadeneyra. (8) ―Ob. Cit. Pág. 278. (9) ―Crónica del Reino de Chile, escrita por el Capitán Don Pedro Mariño de Lovera, pág. 28. – Col. Hist. De Chile. Tomo VI. Santiago. 1865. (10) ―Colección de Historiadores de Chile. Cartas de Valdivivia. Tomo I. p. 55. (11) ―Historia de las Indias. Ob. Cit., pág. 237. (12) ―Historia General de el Reyno de Chile. Tomo I, pág. 324. (13) ―Crónica del Reino de Chile, escrita por el Capitán Don Pedro Mariño de Lovera (siglo XVI). Col. Hist. De Chile. Tomo VI pág. 44. – Santiago, 1865.‖ (Extractos de la obra “Los Animales Domésticos de la América Precolombiana – De las Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología.‖, de Ricardo E. Latcham, Santiago de Chile – Imprenta Cervantes – Febrero de 1922. Copia digital por Google, luego de la obra referida haber sobrevivido por generaciones, como para expirar los derechos de autor y el libro pase a ser de dominio público). El Buey ―Buey es el nombre que se le da al macho bovino (toro) castrado, dedicado específicamente al engorde y sacrificio, y, antiguamente también a la realización de tareas agrícolas como tirar de arados y carros, algo que se continúa haciendo en Asturias, Cantabria, Galicia y el País Vasco (España) como evento folclóricodeportivo. En Andalucía occidental se utiliza para engancharlos en las carretas de las distintas romerías, como El Rocío o Cuatrovitas. En una raza de bovino, se puede llamar también "buey salvaje" a cualquier miembro no doméstico del género Bos, como el gaur, el banteng, el kuprey o el extinto uro. ―En diversos países latinoamericanos, los bueyes siguen siendo utilizados como animal de tiro, especialmente en aquellas faenas en que, por dificultades del terreno, es difícil utilizar otros animales o vehículos motorizados, tal como ocurre en las faenas forestales. ―Para que un macho bovino se transforme en buey se requiere de su castración después de la pubertad. La castración previa a la pubertad genera novillos.‖ (El texto original no resalta en negrita “buey salvaje”).
Por Rafael Diogo Jara Pág. 65

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(Wikipedia – La Enciclopedia Libre) ―Bos es un género de mamíferos artiodáctilos de familia Bovidae; comprende seis especies denominadas genéricamente bueyes, entre las cuales se cuenta tanto el ganado doméstico (Bos taurus) como otras especies domésticas y salvajes. Ciertos autores han diferenciado varios géneros para las especies agrupadas en Bos (Bos, Bibos, Novibos, y Poephagus), pero los estudios morfológicos y genéticos no han dado lugar aún a un acuerdo al respecto. La postura que reconoce como género único a Bos es, no obstante, la mayoritaria. ―Aunque a lo largo de la historia se ha propuesto que varias especies de Bos dieron lugar al ganado doméstico actual, hoy se puede afirmar que todas las razas descienden de un ancestro común, el uro (Bos taurus primigenius), que persistió en las llanuras de Europa hasta el siglo XVII, en que se extinguió debido a la caza excesiva. Las especies actuales se distribuyen en la mayor parte del globo, abarcando África, América, Asia, Australia y Europa; con alrededor de 1300 millones de cabezas, son uno de los grupos de mamíferos más populosos del planeta. El hábitat de las distintas especies varía ampliamente, incluyendo desde las praderas y bosques subtropicales hasta la alta montaña tibetana en que habita el yak (Bos gruniens). ―Las especies del género Bos forman manadas, cuyo tamaño oscila entre las decenas y los centenares de cabezas, que migran lentamente a medida que agotan las pasturas; las manadas no suelen contar más que con un macho adulto. Son rumiantes, lo que les permite extraer el máximo rendimiento de una dieta de pastos rica en celulosa y pobre en nutrientes; la mayoría de las especies pasta durante la mayor parte del día, descansando durante los períodos más calurosos, y durmiendo por las noches. La gestación dura entre nueve y once meses, al cabo de los cuales nace una o excepcionalmente dos crías. En estado salvaje pueden alcanzar los 25 años.‖ ―…Los bóvidos más grandes pueden llegar a pesar cerca de una tonelada y posee una altura de 2 metros desde sus pezuñas hasta la espalda (bueyes, búfalos, bisontes)…‖ ―…La actual población de bisontes americanos es de aproximadamente 350.000 ejemplares, comparada con una población estimada en 60–100 millones antes de la llegada de Colón a América.‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) El Asno y el Caballo ―Un problema que surge al interpretar los textos de otra época es el de la semántica de los nombres de animales (y plantas). Si utilizamos una descripción
Por Rafael Diogo Jara Pág. 66

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

hecha hace apenas unos cuatrocientos años –la de Diego de Landa, quien describe la Península de Yucatán – veremos que él hace afirmaciones que los científicos naturales no pueden aclarar en la actualidad. La transferencia de nombres lingüísticos y conocimiento de una cultura a otra está repleta de problemas. Como ejemplo, los españoles se refirieron al bisonte americano (al que nosotros llamamos ‗búfalo‘) como una vaca; los indios Delaware nombraron a la vaca europea con la palabra que usaban para nombrar al venado; y los indios Miami nombraron a las ovejas ‗se-parece-a-una-vaca‘. Mientras tanto, los mayas de las tierras bajas nombraron a la oveja española un taman, lo cual básicamente se traduce como ‗algodón que se come‘. El Obispo Landa consideró el gamo de Yucatán (un venado pequeño con cuernos no ramificados) como ‗una pequeña cabra salvaje‘. También notó que el tapir (un animal grande de pezuña, nocturno, que habita en las regiones tropicales) tenía el tamaño de una mula, pero una pezuña como la del buey; sin embargo, un nombre español que se le dio, ‗anteburro‘, significa ‗antes fue un burro‘. Vemos que la terminología es una encrucijada compleja que se debe resolver con sumo cuidado.‖ (John L. Sorenson – Un Cambio en Nuestra Comprensión de la América Antigua y de sus Escrituras – Revista Liahona Junio de 1985 Pág.7) ―En primer lugar, no deberíamos rechazar la posibilidad de un ‗préstamo sustitutivo‘, en el que el nombre para una especie conocida es aplicado a nuevas especies. Este es un fenómeno bien constatado – por ejemplo, los Amerindios denominaron ‗ciervos‘ a los caballos europeos en su primer encuentro con ellos. El ejemplo clásico, por supuesto, es el hipopótamo, nombre que los griegos dieron a un animal que caracterizaron como ―caballo (hippo) de río (potamus). Aquellos críticos que se burlan deberían preguntarse cómo podría alguien confundir un hipopótamo con un caballo – la respuesta, por supuesto, es que los griegos sabían perfectamente que el hipopótamo no era un verdadero caballo, pero el nombre se impuso… ―Asnos (Burro) - La única clave sobre el rol del ―asno‖ en la sociedad nefita proviene de Mosíah 12:5 y Mosíah 21:3, en las que aquellos en cautiverio llevan cargas como ―mudos asnos‖. Otras menciones se dan en 1 Nephi 18:19 y Mosíah 5:14, mientras que Mosíah 13:24 es una cita de los Diez Mandamientos. ―Asno‖ ha sido sugerido como préstamo semántico del tapir, al cual muchos han descripto en términos decididamente equinos. Puede agregarse que algunos modernos entusiastas del tapir señalan la incapacidad de los tapires para criarse en rebaños (por no tratarse de animales de rebaño, tienden a pelear), pero ―la gente de los territorios nativos del tapir mantiene ejemplares aislados para engordarlos y utilizarlos como alimento, aunque... algunos son bastante salvajes y otros pueden llegar a ser extremadamente peligrosos... Son grandes, pesados y fuertes, con poderosas mandíbulas y dientes, pudiendo movilizarse muy rápidamente" Un reciente informe gubernamental indica: ―El tapir es dócil frente al hombre y por tanto su manejo es relativamente fácil. Un indígena describe al tapir del siguiente modo: ―Es un animal muy sociable. Tomado de pequeño uno puede fácilmente

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 67

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

domesticarlo; sabe cómo comportarse cerca de la casa; va a alimentarse a la montaña y luego regresa para dormir cerca del hogar.‖ ―Pareciera que al menos un rol limitado para el tapir no debería descartarse de la discusión, ya sea como fuente alimenticia (El tapir constituye entre el 7 y el 10% de la dieta en la Amazonia rural o como potencial bestia de carga a pequeña escala (dada su fuerza). Charles Darwin aún observó que los tapires en las Américas eran domesticados, aunque no tendían a reproducirse en cautiverio. Este hecho podría explicar la relativamente poca frecuencia de su mención en el Libro de Mormón.‖ (De FAIRMormon - Este articulo ha sido traducido con permiso de FAIR LDS por: Mario Rodolfo Montani y redactado por Alberto Barrios) (http://es.fairmormon.org/Anacronismos_del_Libro_de_Morm%C3%B3n:_Animales) ―Tapirus es un género de mamíferos perisodáctilos de la familia Tapiridae, conocidos vulgarmente como tapires o dantas. Es el único género actual de la familia, la cual incluye otros nueve géneros extintos. Pertenece al mismo orden que los caballos, con los que están lejanamente emparentados, y los rinocerontes, que son sus parientes vivos más cercanos. ―En algunos lugares recibe nombres como mboreví (vocablo guaraní), anta, tlapizote y pinchaque.‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) ―Perisodáctilos: Término que se aplica a cualquier miembro de las tres familias de los mamíferos con pezuña: los caballos, los tapires y los rinocerontes. El término perisodáctilo deriva del griego y significa ‗dedo impar‘; por el contrario, artiodáctilo quiere decir ‗dedo par‘. Los miembros de la familia del caballo tienen un solo dedo en cada extremidad; en el caso de la familia de los rinocerontes, los animales tienen tres dedos funcionales tanto en las patas anteriores como en las posteriores; por último, los miembros de la familia del tapir tienen cuatro dedos en las extremidades delanteras y tres dedos en las traseras. ―Las 17 especies que viven en la actualidad, sólo son una pequeña representación de las numerosas formas que antaño habitaban el planeta. … ―Clasificación científica: los caballos, tapires y rinocerontes constituyen el orden de los Perisodáctilos. Este orden se ha clasificado en dos subórdenes: el de los Hipomorfos, que contiene a los caballos, que pertenecen a la familia de los Équidos, y el suborden de los Ceratomorfos, que incluye a los rinocerontes y a los tapires. Los primeros pertenecen a la familia de los Rinoceróntidos y los segundos a la de los Tapíridos.‖ (Los Mamíferos - http://mamiferoes.galeon.com/perisodactilo.htm)
Por Rafael Diogo Jara Pág. 68

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―LA LLAMA: …Es el más corpulento de todos los auchénidos, aun cuando el huanaco tal vez le aventaje ligeramente en estatura. Mide 1,55 mt. hasta la corona de la cabeza y un metro hasta la cruz. Sus extremidades son más fuertes y la cabeza un poco más tosca que en el huanaco y tiene el pelaje más largo y más tupido que éste. En otros respectos salvo en el color que es vario en la llama y siempre igual en el huanaco, estos dos animales son tan parecidos que no cabe duda de que hayan tenido un origen común. Sus pies son grandes y extensibles, con fuertes pezuñas y las plantas protegidas por callosidades, que son a la vez resistentes y de una gran elasticidad. ―Esta cualidad permite a la llama caminar con facilidad tanto por las laderas pedregosas y escarpadas de las montañas, como por los arenosos desiertos de la costa. Como el camello, la llama puede pasar días sin beber, pero de ordinario y cuando hay abundancia de ella, absorbe grandes cantidades de agua, aunque esta sea salobre. ―…La carga que lleva ordinariamente la llama, fluctúa entre cuatro y cinco (1) arrobas , según el animal y el viaje que se emprende. Con esta carga pueden caminar a razón de quince a veinte kilómetros por día, la distancia varía con relación a la bondad o aspereza del camino. ―…Pero lo que no admite duda es que muchos siglos antes del primer viaje de Colón los peruanos tenían en domesticidad a la llama (auchenia llama) y a la alpaca (auchenia alpaca).‖ ―(1) La arroba (antigua medida española) equivale a 25 libras. El quintal español es de 100 libras o sea 46 kilogramos. La carga media de las llamas puede estimarse en 50 kilogramos.‖ (Pág. 100-105). (Extractos de la obra “Los Animales Domésticos de la América Precolombiana – De las Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología.‖, de Ricardo E. Latcham, Santiago de Chile – Imprenta Cervantes – Febrero de 1922. Copia digital por Google, luego de la obra referida haber sobrevivido por generaciones, como para expirar los derechos de autor y el libro pase a ser de dominio público). ―Qué dice el Libro de Mormón: 1 Nefi 18:25 dice que los nefitas encontraron ―caballos‖ en el desierto después de llegar al nuevo continente, seguramente Centroamérica: ―Y ocurrió […] que había animales de toda especie en los bosques; tanto la vaca como el buey, y el asno, y el caballo, y la cabra, y la cabra montés, y toda clase de animales silvestres, los cuales el hombre podía utilizar‖. ―…Enós 1:21 dice que fueron domesticados por los nefitas: ―Y aconteció que el pueblo de Nefi […] crió rebaños de reses, y manadas de toda clase de ganado […], y también muchos caballos‖.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 69

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Éter 9:19 habla de que los jareditas ―también tenían caballos y asnos […], todos los cuales eran útiles para el hombre‖. ―Adviertan ustedes que el Libro de Mormón no describe caballos en las batallas, ni caballos montados por los nefitas, y apunten este dato porque es posible que nos ayude un poco más adelante. Es cierto que hay dos pasajes de caballos y carruajes (Alma 18:9-12, cuando Ammón prepara los caballos del rey, y 3 Nefi 3:22, que dice que los nefitas de Laconeo ―habían reunido sus caballos, y sus carros, y su ganado, y todos sus hatos y rebaños, y su grano, y todos sus bienes […] para que se juntasen, a fin de defenderse de sus enemigos‖), pero no dice en qué manera los caballos trabajaban excepto que acompañaban a un rey en un viaje corto. No especifica lo que los caballos hacían. Noten que en 3 Nefi 4:4 se asocia a los caballos con ―ganado‖ y con ―rebaños‖, en una situación de supervivencia durante el largo sitio de una ciudad:‖ ―[…] y los nefitas se hallaban en un solo grupo, y era grande su número, y se habían provisto de víveres y de caballos, y ganado, y rebaños de toda clase, para poder subsistir por el término de siete años‖. El otro pasaje que habla de caballos y ganado es 3 Nefi 6:1, donde dice que ―los nefitas volvieron todos a sus propias tierras, todo hombre con su familia, sus rebaños y hatos, sus caballos y su ganado, y cuantas cosas le pertenecían‖. ―Y se acabó. Ya no se mencionan más caballos en todo el Libro, salvo en las citas de Isaías. Esta última mención es del año 26 d.C. ―…Es llamativo que en los cuatrocientos años siguientes no se mencione ni una vez más ningún caballo… ―¿HAY O NO HAY RESTOS DE CABALLOS EN LA AMÉRICA PRECOLOMBINA? ―Sí hay restos. Lo único que desconcierta a ciertos investigadores es que el Libro de Mormón dice que ―la tierra estaba llena de caballos‖. Entonces suponen que el Libro quiere decir que toda América estaba llena de caballos, por lo cual se deberían haber encontrado miles de huesos o dientes o muelas equinas. Pero no es así. El Libro de Mormón no dice tales disparates. La tierra de los nefitas era un área pequeña, una superficie como El Salvador. A partir de esa tesis sí que es posible pensar en pequeños reductos de caballos que apenas han dejado huellas. ―Hay que tener en cuenta que pequeños grupos de animales en regiones limitadas algunas veces no dejan restos arqueológicos. Por ejemplo, según Gwyn Jones, es más que probable que los vikingos llevasen caballos, vacas, ovejas, cabras y cerdos al Este de Norteamérica en el siglo XI d.C. (Jones 1986:119), pero estos animales no han dejado restos (Wahlgren 1986:124). Otro ejemplo: los olmecas seguramente criaron perros y pavos, porque son animales muy
Por Rafael Diogo Jara Pág. 70

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

presentes en los períodos tempranos del continente americano, pero tampoco hay restos de ellos. Es posible que los huesos hayan desaparecido por la acción de la humedad y la acidez de la tierra (Soustelle 1984:23). Último ejemplo, quizá el más significativo: los hunos de Asia Central durante los siglos IV y V d.C. tenían un potente ejército basado en la caballería. Hablamos de cientos de miles (quizá millones) de caballos. Bien, pues ¿pueden decirme dónde están los restos de caballos hunos? ¿Cuántos huesos de caballos hunos hemos encontrado? ¿No lo sospechan?... Se lo diré: Cero. Ninguno. Ni un molar (Bokonyi 1974:267). Sabemos de estos caballos por lo que nos cuenta la Historia escrita, pero no hay pruebas palpables, si por pruebas palpables entendemos restos de huesos. ―Completemos nuestra perspectiva con la arqueología bíblica. Se destinan muchos millones de dólares a las excavaciones en las tierras bíblicas, muchos más que a la ―arqueología mormona‖. Ustedes saben que la Biblia menciona leones en Palestina. Pero durante decenas de años no se encontró un solo resto de león allí. Fue en 1988 cuando se encontraron dos pequeñas muestras (Martin 1988:83-84). Hasta entonces los arqueólogos ateos y los escépticos se reían de los judeo-cristianos. Y lo mismo ha sucedido con nosotros hasta hace poco: ciertos fundamentalistas bíblicos se reían del Libro de Mormón por lo de los caballos. ―Así que tengan todos paciencia e infórmense. Mientras tanto, vamos con los hallazgos de restos de caballos confirmados: ―Ya en 1941 Ivan Sanderson declaró que ―hay un cuerpo de evidencias tanto de América Central como de las zonas rocosas de Haití […] que muestran que el caballo pudo ser conocido por el hombre de las Américas antes de la llegada de los españoles […] Es concebible que pequeñas poblaciones de caballos o animales semejantes continuasen existiendo hasta épocas muy posteriores en rincones de los dos continentes donde las condiciones fuesen favorables y donde fuesen libres de los ataques de otros animales y de enfermedades de parásitos que pudiesen causar su exterminio‖ (Sanderson 1941:39-40). ―Yucatán, concretamente Mayapán: en un enclave indio de varios siglos antes de Colón se encontraron huesos de caballo en cuatro lugares, algunos de ellos modernos y dos de ellos precolombinos, en el Cenote de Ch‘en Mul. Eran dos dentaduras de caballo en el estrato de la base, parcialmente mineralizadas, es decir, de bastante más antigüedad que 1492, junto a alfarería maya (Pollock y Ray 1957:638; Ray 1957:278). ―Yucatán, complejo de cavernas de Loltun: en 1977 dos arqueólogos mexicanos encontraron un depósito de 16 capas (Welch, 1978:99). En el nivel VII encontraron alfarería, algunos de cuyos utensilios estaban hechos con huesos de caballo, hasta el nivel II,

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 71

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

datados por el radiocarbono en 1800 a.C. Los fragmentos de cerámica tenían porciones del 900 al 400 a.C. (Schmidt 1988:250). ―Uno de los hallazgos más sorprendentes es un sitio datado en el 100 d.C. en St. Petersburg, Florida, que contiene restos de un mamut, un mastodonte y un caballo (Sorenson 1985: 297-8. Ver también Hester, p. 185). ―Otros restos en Yucatán: ver ―Once Again the Horse‖, F.A.R.M.S., junio 1984; John Welch, ed., Reexploring the Book of Mormon, 98-100. ―Wisconsin: un esqueleto de caballo enterrado con artefactos indios en un montículo funerario, todo ello datado en el 700 d.C. (Baily 1990:4) ―Louissiana: Holland Hague estudia la documentación de huesos equinos encontrados en este estado, datados por el radiocarbono en los primeros siglos después de Cristo (Hague, 1990). ―Más recientemente, en 2001, el National Geographic mostró evidencias de caballos usados como alimento, lo cual corroboraba la convivencia entre la especie humana y la equina, durante tanto tiempo desechada por muchos estudiosos. El estudio se centraba en la punta de una lanza precolombina con proteínas de caballo (Mayell, 2001). ―Esta misma convivencia, sin embargo, ya había sido vislumbrada por estudios de un paleontólogo decimonónico: en 1895 Henry C. Mercer estudió 29 cuevas del área de Puuc, en Yucatán. Encontró huesos de caballo en tres cuevas, Actun Sayab, Actun Lara, y Chektalen, que resultaron ser especies americanas del Pleistoceno, llamadas entonces Equus occidentalis L, pero que Mercer, en vista de que los huesos estaban en una capa superficial, decidió clasificar como Equus equus, el mismo caballo que luego traerían los españoles (Mercer 1892:172). En 1947 Robert T. Hatt repitió las excavaciones de Mercer y encontró en Actun Lara más restos de caballo americano, llamado entonces Equus conversidens (Hatt 1953). Esto simplemente probaba que el caballo y el hombre pudieron convivir en algunas zonas aisladas de Yucatán mucho antes de Colón. ―Junto a estos yacimientos, tenemos hoy muchas imágenes, pintadas o esculpidas o talladas, donde se muestran caballos en épocas precolombinas, e incluso en épocas paralelas a las del Libro de Mormón…‖ (Véase al final de esta obra Apéndice III – “Imágenes de Caballos de la América Precolombina”)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 72

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(Luis A. Benito - Universidad de Saint-Louis -Citado en:http://evidenciasellibrodemormon.blogspot.com/2007/10/caballos-en-el-libro-demormon.html) ―Hallan restos fósiles del caballo más antiguo de América del Sur – Los Encontraron en San Pedro, Provincia de Buenos Aires - Son unos molares bien conservados, de unos 500 mil años de antigüedad. Probarían que los caballos ya estaban aquí antes de la llegada de los españoles. Fueron descubiertos por paleontólogos aficionados. (Eliana Galarza...): ―En el partido de San Pedro, a unos 157 kilómetros de Capital Federal, hay un grupo de entusiastas paleontólogos aficionados que armó con unos fósiles, a cual más llamativo, un pintoresco museo. ‖A fuerza de tesón, voluntad y mucho aprendizaje, le sacaron al suelo de su ciudad, de gran riqueza (ver recuadro de opinión) unos tesoros apreciados por los paleontólogos más expertos del país. Ahora sorprenden con otro hallazgo: los restos fósiles más antiguos de Sudamérica del antecesor de los caballos actuales. ―Las piezas, unos molares bien conservados, pertenecen a Equus (ver Infografía) y se cree que son parte de un ejemplar (se especula con que podrían ser de una nueva especie) que habitó la zona hace 500.000 años. Fueron encontradas por personal del Museo Paleontológico de San Pedro en capas de sedimentos que corresponden a esa etapa denominada como Edad Bonaerense. ―Más allá de tratarse de restos muy antiguos, su valor también reside en que obligan a revisar la historia evolutiva de estos animales y demuestra que estaban en territorio argentino miles de años antes de lo que se suponía. "Es, sin dudas, el ejemplar del género Equus más antiguo de América del Sur porque su procedencia estratigráfica es clara y su edad puede ser determinada con exactitud", comentó Eduardo Tonni, paleontólogo del Museo de Ciencias Naturales de La Plata. ―…Los molares fueron descubiertos en la zona conocida como Reserva Paleontológica "Campo Spósito", en el Bajo del Tala, partido de San Pedro. Ese lugar, declarado de Interés Municipal y protegido como yacimiento paleontológico, es el cielo para los entusiastas "buscahuesos" del museo de esa ciudad. Allí ya fueron encontrados restos de unos 10 géneros de mamíferos. "Para nosotros, el lugar es como una caja de sorpresas", comentó José Luis Aguilar...‖ (Diario El Clarín – Argentina - 03/03/2007 – http://www.clarin.com/diario/2007/03/03/sociedad/s-05401.htm)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 73

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

17.

El Libro de Mormón Testifica de la Biblia En 1 Nefi 22:30 dice: ―…Las cosas que se han escrito en las planchas de bronce son verdaderas…‖

Las planchas de bronce a las que se refiere Nefi, son las que estaban en posesión de Labán y que Nefi y sus hermanos fueron a buscar a Jerusalén. Esas planchas de bronce contenían los cinco libros de Moisés (el Pentateuco), la historia de los judíos desde sus comienzos hasta el reinado de Sedequías, rey de Judá; y también las profecías de los santos profetas desde el principio, hasta comenzar el reinado de Sedequías, y muchas profecías declaradas por Jeremías. (Véase 1Nefi 11-14). También el Libro de Mormón testifica de la Biblia al decir: ―…Asíos al evangelio de Cristo, que no sólo en estos anales os será presentado, sino también en los anales que llegarán de los judíos a los gentiles, anales que vendrán de los gentiles a vosotros. ―Porque he aquí, se escriben éstos con el fin de que creáis en aquellos…‖ (Mormón 7:9). Así como el profeta Nefi testificó de la Biblia hasta donde estaba escrita hasta el momento que salen de Jerusalén (1 Nefi 22:30), acá el profeta Mormón (Aprox. 385 D.C.) testifica de la Biblia en su conjunto, donde se incluyen en consecuencia el Antiguo y el Nuevo Testamento como lo tenemos en nuestros días.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 74

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Sin embargo, en la visión de Nefi, él también testificó de la Biblia completa como la tenemos actualmente, al profetizar que ―…los escritos de los profetas y de los doce apóstoles del Cordero son verdaderos.‖ (1 Nefi 13:39). Desde la intención del principal escritor del Libro de Mormón, el Profeta Mormón, fue que sus registros constituyeran otro testamento de Jesucristo, y no el único testamento, según él mismo lo expresa: ―…Y por esta razón os escribo… ―…y también para que creáis en el evangelio de Jesucristo que tendréis entre vosotros; y también para que los judíos, el pueblo del convenio del Señor, tengan otro testamento…‖ (Mormón 3:20-21). El profeta José Smith, quien tradujo El Libro de Mormón, y lo sacó a luz en marzo de 1830, escribió posteriormente, en lo que se conoció como los ―Trece Artículos de Fe‖: ―Creemos que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde esté traducida correctamente; también creemos que el Libro de Mormón es la palabra de Dios.‖ A pesar de la opinión de sus críticos, El Libro de Mormón nunca tuvo ni tiene la intención de sustituir a la Biblia, porque por boca de dos o tres testigos se decidirá todo asunto. Para dejar más claramente este concepto, el propio Libro en sus últimas ediciones, ha comenzado a publicarse como ―El Libro de Mormón – Otro Testamento de Jesucristo‖, acorde con lo expresado por el profeta Mormón, para que ―tengan otro testamento‖. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Testifican de la Biblia al decir Nefi que ―las cosas que se han escrito en las planchas de bronce son verdaderas‖ (Aprox. entre 588 y 570 A.C.), y las planchas de bronce contenían lo que estaba escrito en la Biblia hasta que Lehi partió de Jerusalén. b) Al relatar el Libro de Mormón el sacrificio que tuvieron que hacer Nefi y sus hermanos al regresar del desierto a Jerusalén para buscar estas planchas de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 75

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

bronce, aun a riesgo de sus propias vidas, también testifica de la importancia de la Biblia. c) También el Libro de Mormón testifica de la Biblia en su conjunto, a través de las últimas palabras que escribió el propio profeta Mormón “Asíos al evangelio de Cristo, que no sólo en estos anales os será presentado, sino también en los anales que llegarán de los judíos a los gentiles.‖ (Aprox. 385 D.C.).

18.

Paralelismo Profético – José Smith y Moisés En 2 Nefi 3:7,9,15,24 dice profetizando sobre el profeta José Smith: ―Sí, José verdaderamente dijo: Así me dice el Señor: Levantaré a un vidente escogido del fruto de tus lomos… ―Y será grande como Moisés de quien dije que os levantaría para librar a mi pueblo… ―Y su nombre será igual que el mío; y será igual que el nombre de su padre…

―Y levantaré entre ellos uno poderoso que efectuará mucho bien, tanto en palabras como en obras, siendo un instrumento en las manos de Dios, con gran fe, para obrar potentes maravillas y realizar aquello que es grande a la vista de Dios, para efectuar mucha restauración a la casa de Israel y a la posteridad de tus hermanos…‖ Acá se está refiriendo al profeta José Smith, y lo menciona Lehi, repitiendo una profecía de José de Egipto. Hay otras referencias en las escrituras de profecías de que Dios levantaría a uno semejante a Moisés, pero en cambio éstas
Por Rafael Diogo Jara Pág. 76

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

otras se refieren a Jesucristo (Deut. 18:15-19; Hechos 3:22-23; 1 Nefi 22:2021). El propio Señor Jesucristo cuando enseñó al pueblo en América dijo: ―He aquí, yo soy aquel de quien Moisés habló, diciendo: El Señor vuestro Dios os levantará a un profeta, de vuestros hermanos, semejante a mí; a él oiréis en todas las cosas que os dijere…‖ (3 Nefi 20:23). Esta profecía la dijo Moisés. Sin embargo la profecía de referencia, en 2 Nefi, de que ―será grande como Moisés‖ fue predicha por José de Egipto, antecesor de Moisés, y se refiere al profeta José Smith, especialmente porque dice que tendrá el mismo nombre de José de Egipto, y además se llamará como su padre. Cuando el Libro de Mormón se editó y salió a la venta al público, José Smith tenía 24 años. Lejos estaba aún de que ocurrieran los acontecimientos que se llevaron a cabo posteriormente en cumplimiento de esto que se predice, por lo que no puede negarse que fue profético. Se puede citar muchas similitudes proféticas entre Moisés y José Smith: a. Ambos guiaron al pueblo de Dios a una tierra prometida. b. Ambos demoraron muchos años en ese peregrinar, acampando y viviendo provisoriamente en muchos lugares. c. Ambos murieron antes de llegar a la tierra prometida, pero sus sucesores entraron con el pueblo: En el caso de Moisés fue Josué, y en el caso de José Smith fue Brigham Young. d. Ambos poseyeron poderes divinos inusuales para bendición del pueblo de Dios. e. Ambos dieron al pueblo la ley de Dios: Moisés las tablas de piedra con los Diez Mandamientos, José Smith las planchas de oro con el Libro de Mormón.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 77

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

f. Ambos dieron milagrosamente agua para que el pueblo bebiera: Moisés golpeando la roca, José Smith cavando en el descampado mientras conducía al batallón Mormón. g. Ambos fueron autores de importantes libros sagrados: Moisés fue el autor del Pentateuco (los cinco primeros libros de la Biblia), José Smith fue autor o traductor de cinco libros sagrados (El Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, el Libro de Moisés, El Libro de Abraham y José Smith – Historia). h. Moisés comenzó a escribir la Biblia, José Smith la revisó para conservar su autenticidad. i. Ambos registraron los detalles minuciosos del ministerio, y de las ordenanzas del sacerdocio: Moisés en Levítico y en Deuteronomio, José Smith en Doctrina y Convenios. j. Ambos fueron conductores militares y debieron defenderse del ataque de sus enemigos. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque, en lo que se refiere a la escritura de que ―será grande como Moisés‖, fue profético y se cumplió cabalmente.

19.

Los Metales En 2 Nefi 5:15 dice: ―Y enseñé a mi pueblo a construir edificios y a trabajar con toda clase de madera, y de hierro, y de cobre, y de bronce, y de acero, y de oro, y de plata y de minerales preciosos que había en gran abundancia.‖ Acá Nefi se refiere a una

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 78

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

determinada cantidad de metales con los cuales enseñó a su pueblo a trabajar. Menciona específicamente al hierro, al cobre, al bronce, al acero, al oro y a la plata. Anteriormente el mismo Nefi había dicho: ―Y ocurrió que encontramos en la tierra de promisión, mientras viajábamos por el desierto… y hallamos toda clase de minerales, tanto el oro, como plata, como cobre.‖ (1 Nefi 18:25). En este caso Nefi no menciona entre los metales encontrados en la tierra ni al bronce ni al acero que dice en la otra cita que enseñó a su pueblo a trabajar con ellos, porque el bronce y acero no se encuentran en la tierra por ser una aleación producto de la mezcla de otros minerales. Sin embargo menciona al oro, a la plata y al cobre que sí se encuentran en su estado natural en la tierra. El bronce, es una aleación de cobre con estaño (a veces con adición de cinc o algún otro cuerpo) y Nefi lo menciona muchas veces, especialmente al referirse a las ―planchas de bronce‖ (1 Nefi
5:10-14).

En cuanto al acero, es una aleación de hierro con carbono. Anteriormente Nefi ya había mencionado dos veces al acero. La primera al referirse a la espada de Labán al decir: ―Y percibiendo su espada, la saqué de la vaina; y el puño era de oro puro, labrado de una manera admirable, y vi que la hoja era de un acero finísimo.‖ (1 Nefi 4:8-9). La segunda vez que lo menciona es al referirse a su arco, cuando dijo: ―Y aconteció que yo, Nefi, al salir a cazar, he aquí, rompí mi arco, que era de acero fino.‖ (1 Nefi 16:18). Ambos episodios ocurrieron aproximadamente entre los años 600 y 592 A.C. Por lo tanto, la existencia de acero es mencionada en esa época en El Libro de Mormón. También, cronológicamente antes de Nefi, se menciona una vez al acero entre los jareditas (Éter 7:9), quienes poblaron este continente aproximadamente del año 2.247 A.C. hasta aproximadamente el 586 A.C. Sin embargo, después del año 399 A.C. (Jarom 1:8), no se vuelve a mencionar más el acero en El Libro de Mormón, pero no necesariamente eso indicaría que no se haya fabricado más entre los nefitas. Hay un metal desconocido, denominado ziff, que es mencionado dos veces en el Libro de Mormón (Mosíah 11:3 y 8). Posiblemente sea una aleación desconocida en la época de José

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 79

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Smith, ya que es de suponer que si se refería a uno de los metales o aleaciones conocidas sería traducido con ese nombre. Los metales mencionados en el Libro de Mormón que usaron los nefitas, fueron descubiertos antes de la partida de Nefi de Jerusalén, excepto el ziff que no sabemos qué metal es. También al especificar Nefi que la espada de Labán era de ―acero finísimo‖ y que su arco era de ―acero fino‖ da a entender que en esa época también ya había diferentes tipos de acero, lo que concuerda con la historia y la arqueología. El oro, aunque se encuentra en estado natural en la tierra, como es sabido, debe ser aleado con otros metales para fabricar joyas u ornamentos, ya que el oro puro (24 kilates), es muy blando y no sirve para esos usos. Una buena aleación que le da dureza a la pieza, y no le quita demasiado valor, es el oro 18 kilates (o ley 0,750), como lo conocemos actualmente, que consiste en 18 partes de oro y 6 de cobre u otro metal denominado liga. Esto lo conocían los pueblos precolombinos, y a su manera aleaban diferentes proporciones de oro con cobre o con otros metales en su orfebrería. En nuestra época, al metal puro le llamamos oro y a las diversas aleaciones con oro también le llamamos oro. Tal vez los nefitas, a las diferentes aleaciones con oro les pusieran otro nombre. En nuestra época, por ejemplo, tenemos al oro 20 kilates que consiste en 20 partes de oro puro y 4 de otra aleación, y sin importar cuál sea la aleación se seguirá llamando oro. Lo mismo sucederá con el oro de menor o mayor kilates. Aunque, algunas veces se hace diferencias en joyería refiriéndose a oro blanco (oro puro con paladio y plata); oro gris (oro puro con níquel y cobre); oro verde (oro puro con plata); oro amarillo (tres partes de oro puro con media de plata y media de cobre); oro rosa (tres partes de oro puro con 1/5 de plata y 4/5 de cobre), o a oro rojo (oro puro con cobre). Posiblemente el ziff haya sido alguna de estas aleaciones con oro, u otra con otro metal, o con estos mismos metales pero en diferentes proporciones. El ziff debe haber sido un metal precioso porque se lo menciona la primera vez inmediatamente del oro y la plata, y la segunda vez entre los metales con los que el rey Noé adornó sus elegantes edificios. También por el contexto se desprende que había abundancia de este metal, porque

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 80

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

el pueblo debía pagar impuestos al rey Noé por su posesión (explotación o elaboración). Los pueblos americanos anteriores a Colón, utilizaban aleaciones con oro, plata y cobre, como lo prueban los despojos que les hicieron los primeros conquistadores españoles. No es de extrañarse pues, que estos pueblos también dominaran la metalúrgica con otras aleaciones produciendo otros metales, o que hayan descubierto el uso de otros minerales que tan abundantemente existían en su estado metálico puro en este continente, porque capacidad para hacerlo tenían. También el rey Limhi se refirió a los metales al decir: ―Han traído petos, los cuales son de gran tamaño; y son de bronce y de cobre, y están perfectamente conservados. Y más aún, han traído espadas cuyas guarniciones se han consumido, y cuyas hojas estaban carcomidas de herrumbre…‖
(Mosíah 8:10-11).

Las armas acá mencionadas por el rey Limhi fueron descubiertas por su pueblo alrededor del año 121 A.C. y pertenecieron a los jareditas. No sabemos si los jareditas mantuvieron algún contacto con el Viejo Mundo, luego de llegar al continente, para mantenerse al tanto de los descubrimientos tecnológicos de la época con respecto a los metales. Ni sabemos en qué forma ellos contribuyeron paralelamente a algún tipo de esos descubrimientos. La herrumbre, mencionada por el rey Limhi, es óxido en la superficie de objetos fabricados de hierro al estar en contacto con la humedad. Los objetos fabricados de acero, también se corroen por causa de la herrumbre, ya que son aleaciones con hierro. Esto hace más difícil encontrar a través de los siglos pruebas arqueológicas de objetos de estos metales. Debemos considerar que no sabemos si algunos de esos metales mencionados por los cronistas e historiadores del Libro de Mormón eran realizados con las mismas aleaciones que conocemos en la actualidad, o eran otras y al ser traducido el Libro por José

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 81

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Smith fueron mencionadas con nombres de metales que se conocen actualmente. Los metales que se mencionan como encontrados entre las ruinas de los jareditas, como el bronce, el cobre y el hierro (al mencionarse la herrumbre), son también mencionados en la Biblia, a pesar de que la historia y la arqueología no tengan aún referencias tan antiguas. Por ejemplo, el bronce y el hierro ya se mencionaban en el Génesis (4:22), y el cobre en el Éxodo (25:3). El acero, metal utilizado por los jareditas, una de las fuentes mencionadas al final de este capítulo lo sitúa en el año 3.000 A.C. En la Biblia nunca se menciona al acero, a pesar de ser contemporáneo de ella. Posiblemente el acero antiguamente sería llamado simplemente hierro, ya que es hierro con una proporción tan insignificante de carbono (alrededor del 3% o menos). Debe considerarse que si los jareditas dominaban el arte de la metalurgia para fabricar petos y armas de cobre, de bronce y de hierro, pudieron descubrir el acero paralelamente como otros pueblos del mundo lo descubrieron. La arqueología difícilmente podrá obtener piezas tan antiguas para verificarlo y poder correlacionarlas con el período en que los jareditas poblaron América, ya que estaríamos hablando de piezas varios milenios de antigüedad. Más difícil se hace aun encontrar evidencias arqueológicas, porque el acero es un metal corruptible.
(Nota: Ver Análisis de 1 Nefi 5:10 “El Uso de Láminas de Metal para la Escritura”)

Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro de Mormón, porque: a) Existe congruencia con los metales mencionados por la historia. b) También existe congruencia con los metales encontrados por la arqueología. c) Y también existe congruencia con los metales mencionados en la misma Biblia. d) Los pueblos del Libro de Mormón, a partir del segundo siglo después de Cristo, comenzaron una decadencia espiritual, social, y como consecuencia, es entendible un retroceso tecnológico. e) También las cruentas guerras hicieron que fueran destruidas tantos sus industrias como quienes poseían los conocimientos de la metalurgia.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 82

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Metales como el oro, la plata y el cobre, fueron utilizados desde la prehistoria. Aunque al principio sólo se usaban si se encontraban fácilmente en estado metálico puro (en forma de elementos nativos), paulatinamente se fue desarrollando la tecnología necesaria para obtener nuevos metales a partir de sus minerales, calentándolos en un horno mediante carbón de madera. (La obra original no resalta en negrita). ―…En arqueología, la Edad del Hierro es el estadio en el desarrollo de una civilización en el que se descubre y populariza el uso del hierro como material para fabricar armas y herramientas. En algunas sociedades antiguas, las tecnologías metalúrgicas necesarias para poder trabajar el hierro aparecieron de forma simultánea a otros cambios tecnológicos y culturales, incluyendo muchas veces cambios en la agricultura, las creencias religiosas y los estilos artísticos, aunque ese no ha sido siempre el caso. ―La Edad del Hierro es el último periodo principal en el sistema de las tres edades, usado para clasificar sociedades prehistóricas, y es precedido por la Edad del Bronce. Su fecha de aparición, duración y contexto varía dependiendo de la región estudiada. La primera aparición conocida de sociedades con el nivel cultural y tecnológico correspondiente a la Edad de Hierro se da en el siglo XII a. C. en dos lugares: en el Antiguo Oriente Próximo, en la antigua India (con la civilización Védica, posterior a la Rig Vedá) y en Europa, durante la Edad Oscura griega. En otras regiones europeas, el inicio de la Edad de Hierro fue muy posterior; no se desarrolló en Europa central hasta el siglo VIII a. C., y hasta el siglo VI a. C. en el norte de Europa. En África el primer exponente conocido del uso del hierro mediante fundición y forja es la cultura Nok, en la actual Nigeria, hacia el siglo XI a. C.― (Extractos de Wikipedia – La Enciclopedia Libre). ―La Edad de los Metales: El descubrimiento de la fundición de los metales tuvo un impacto muy profundo en las culturas existentes. El espació dejó de ser, definitivamente, homogéneo, y las zonas mineras comenzaron a ser más ricas que las demás. Hubo un interés creciente por dominarlas, incluso por la fuerza. ―Aunque la fundición de los metales revela un mayor dominio del medio, esto no quiere decir que los pueblos que sabían procesar el bronce tuviesen culturas más avanzadas. El período de transición entre el Neolítico y la Edad del Cobre se le llama Eneolítico, aunque no todos los historiadores reconocen este período. En realidad, sólo la cultura micénica fue una civilización basada en la metalurgia del bronce. Pero también es cierto que el alfabeto surgió en sociedades que dominaban la metalurgia del hierro.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 83

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―El cobre: ―El descubrimiento de la metalurgia del cobre no supuso el fin de la industria lítica. Algunas culturas tendrán ahora su época de mayor perfección; pero se irán aculturando con el tiempo. El cobre es un metal blando y de pocas aplicaciones, que en principio no competía con la piedra. Además, las demandas eran muchas y las zonas mineras pocas, lo que le hacía un metal muy caro. ―El descubrimiento del cobre se realizó o en Egipto o en la altiplanicie del Kurdistán. Fue desde este último lugar, desde donde se inició su difusión por todo el mundo. Hacia el año 4000 a.C. ya se conoce el cobre en Egipto; hacia el 3500 a.C. aparece en Mesopotamia, Irán y la India; hacia el 3000 a.C. en el Egeo y China; y entre el 2500 y el 2000 a.C. en Europa. Los objetos de cobre entraron en Europa a través del valle del Kubán, pero los auténticos propagadores de la técnica de fundición fueron las culturas del vaso campaniforme. “El bronce: ―El bronce es una aleación de dos metales: cobre y estaño. Esto supone un avance significativo con respecto al estadio anterior. Además, hizo necesario que se pusiera en contacto las zonas mineras de cobre y las de estaño, lo que favoreció el comercio. El mineral de cobre se había descubierto en muchas partes, pero no el de estaño. Esta aleación consigue objetos más duros y duraderos que los de cobre. ―El origen del bronce parece estar en Armenia, en torno al año 2800 a.C., pero aparece casi simultáneamente en la India, Irán, Sumeria y Egipto. Hacia el 2400 a.C. llega al Egeo y hacia el 1700 a.C. a Europa. “El hierro: ―En el último milenio a.C. aparece la siderurgia del hierro. El hierro ya era conocido, e incluso se han encontrado objetos de hierro fundido que se datan en torno al 1800 a.C. Sin embargo, los primeros en trabajar el hierro en abundancia fueron los hititas, hacia el 1300 a.C., que lo exportaban a Egipto y a Asiria. En Grecia el hierro entró con los dorios hacia el 1200 a.C. En el resto de Europa alcanzó su máximo esplendor hacia el 450 a.C., con la cultura de La Tène. ―El hierro era un metal mucho más duro y duradero que el bronce, pero también necesita unas temperaturas mucho mayores para su fundición.‖ (Santiago Pastrana – España http://pastranec.net/historia/prehistoria/metales.htm). ―El Acero y su Historia (por andecsa): El acero es un elemento aleado fundamentalmente formado por carbón y hierro, es de entender que en las aplicaciones industriales y tecnológicas actuales suele ser combinado por otros metales los cuales le brindan propiedades específicas como son el manganeso, cromo, molibdeno, etc. La proporción del acero es usualmente de máximo el 2 % de carbón, en un 98 % de hierro, aunque la proporción común es de 0.2 al 0.3 % de carbón, cuando se sobrepasa esta porción se da origen a aleaciones que son muy duras y difíciles de maquinar por lo cual es usual la elaboración de partes
Por Rafael Diogo Jara Pág. 84

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

mediante el colado en moldes, identificándose por este efecto acabados superficiales en las mismas pobre y hasta rústicos, sin embargo con el advenimiento de nuevas y mejores tecnologías se ha podido superar esta deficiencia ya sea mediante la micro fundición, fundición centrífuga, fundición modular, etc. Un buen ejemplo que es común en nuestra cotidianidad de este tipo de aleación de acero corresponde a los accesorios del alcantarillado vial. ―Historia: No se tiene a ciencia cierta un indicio de cuál fue la fecha exacta de la elaboración de los primeros aceros, pero se identifican productos elaborados de acero, en el año 3000 A.C., sin embargo los primeros aceros producidos con características similares de calidad ( cantidad suficiente) al acero actual fueron obtenidos por Sir Henry Bessemer en 1856 con la ayuda de un proceso por el diseñado utilizando fósforo y azufre, sin embargo debido a la necesaria presencia de estos elementos, ha caído en desuso, siendo sustituido por el sistema inventado por Sir William Siemens en 1857 el cual descarburiza la aleación de acero con la ayuda de óxido de hierro. ―Actualmente los procesos han ido mejorando el acero en especial el usado mediante la reducción con oxigeno inventado en Austria en 1948 y el colada contian que es el que permite la formación de perfiles mediante la dosificación del material fundido en un molde enfriado por agua que genera un elemento constante en su sección el mismo que es afinado en sus dimensiones con rodillos.‖ (Producción, aplicación y obtención de acero y hierro en acerías y fundiciones –http://aceroyhierro.wordpress.com/) ―Se sabe que el cobre fue usado en la América prehistórica porque se ha encontrado una gran cantidad de objetos de cobre. Parece cierto también, que el hierro fue conocido y usado; pero, dado que el hierro se oxida fácilmente pocos objetos de hierro de días prehistóricos han sido encontrados en América. Este hecho ha sido usado para poner dudas sobre la historia del Libro de Mormón. Sin embargo, los autorizados muy generalmente concuerdan que, el hierro ha estado bajo el dominio de los pueblos en la antigua América. ‗No hay evidencias que el uso del hierro fuera conocido excepto la dificultad de talar bosques y trabajar piedras con implementos de piedra y cobre blando‘. (Bancroft, 4:779). ―El hierro era desconocido para ellos en tiempo de los incas, aunque algunos mantienen que lo tuvieron en épocas anteriores a las cuales pertenecen las minas del Lago Titicaca. El hierro era y aun es muy abundante en Perú. Es imposible concebir cómo los peruanos pudieron cortar y labrar las piedras con tanta maestría o construir sus grandes carreteras y acueductos sin el uso de herramientas de hierro… Algunos de los idiomas del país, quizás todos, tienen nombres para el hierro. ‗Es notable‘, observa Molina, ‗que el hierro, que ha sido tenido como desconocido para los americanos antiguos, tiene nombres particulares en algunos de sus idiomas‘. (Baldwin, pág. 248). ‗El hierro parece haber sido desconocido en América al tiempo del descubrimiento por los españoles; pero, los edificadores de túmulos dan pruebas que, no sólo lo
Por Rafael Diogo Jara Pág. 85

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

conocieron sino que lo manufacturaron en herramientas e implementos‘. (De Roo, 1:67). ‗Hay una tradición (entre los indios) que Florida fue una vez habitada por gente blanca, quienes usaban herramientas de hierro, (las cuales) y la pared subterránea encontrada en la Carolina del Norte, muestran que ellos (la gente blanca) tenían conocimiento del hierro y, por consiguiente, sabían cómo trabajarlo, pues, de lo contrario no perdían haber tenido herramientas de hierro‘. (Priest, pág. 233). ―Priest nos habla del hallazgo de hachas y martillos de hierro en las cavernas de salitre en el Condado de Gazcufía, en Misuri, y que el Dr. Beck, ‗considera la circunstancia de haber encontrado esas herramientas en las cavernas de salitre, como algo que suministra un grado de evidencia que dicho Condado fue primitivamente poblado por una raza de hombres que tenían conocimiento del uso del hierro, y excedían a los indios en civilización y conocimientos de las artes‘. (Priest, pág. 236). ‗El hierro meteórico ha atraído la atención de los hombres en épocas diferentes y en regiones extensivamente separadas. En el Nuevo Mundo, por ejemplo, fue usado no sólo por los incas del Perú, sino también por los mayas de Yucatán y los aztecas‘ de México, Américo Vespucio encontró a los Indios de la región del Plata- en Sud América, haciendo puntas de flechas y pequeñas herramientas de ese metal; los indios de Norte América, lo consideraban un metal tan precioso que lo usaban para cubrir sus cuentas de oro. Ornamentos y herramientas de hierro meteórico han sido descubiertos en los túmulos de los valles del Misisipi y Ohio. Los esquimales de Groenlandia usaban fragmentos de ese metal insertados en mangos de huesos para cuchillos y puntas de arpones; aun, recientemente, Peary, encontró la tribu de la Bahía de Melville usando herramientas de ese tipo‘. (The Origin and Early Spread of Iran-Working, Harold Peake, en la Geographical Review, October, 1933). ―Priest, describe el hallazgo en el Condado de Onandaga, Nueva York, ‗en la misma tumba junto con la botella… un hacha de hierro con el filo de acero… En la misma ciudad fueron encontrados los restos de una fragua de herrero; en este lugar han sido desenterrados crisoles como los que usan los mineralogistas para refinar metales. Dentro de la clase de estos trabajos han sido encontrados pedazos de hierro fundido, sacados de piezas de considerable espesor. Yunques de hierro han sido encontrados en Pcm-peya, (Condado de Onandaga) en la misma región de los otros descubrimientos, los cuales era natural encontrar, pues, de lo contrario, podría preguntarse cómo manufacturaron hachas y objetos de hierro para carruajes‘. (Priest, págs. 252, 253, 255). ‗A una profundidad de 5 ½ pies bajo la tierra en el lugar del templo, entre trozos de alfarería y enterrado en carbón vegetal, yo encontré un implemento de acero o hierro endurecido. La mayor parte estaba casi completamente destruida por la corrosión; pero, la punta en forma de cortafrío, estaba en buenas condiciones. Es tan dura que difícilmente puede limarse, raya el vidrio y con tal herramienta es un asunto fácil cortar y labrar la piedra más dura‘. (Verrill, Word‘s Work, January, 1928, citado por el Presidente A. W. Ivins, 99ª. Conferencia Anual, pág. 11).‖ (John A. Widtsoe y Franklin S. Harris - Extractos de la Obra
Por Rafael Diogo Jara Pág. 86

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

“Siete Afirmaciones y Evidencias del Libro de Mormón” - Copyright, 1937) - (La obra original no resalta en negrita).

20.

Se Predijo el Recogimiento de la Nación Judía

En 2 Nefi 6:8-10,14 dice: ―…Porque he aquí, el Señor me ha manifestado que los que se hallan en Jerusalén, de donde venimos, han sido destruidos y llevados cautivos. ―No obstante, el Señor me ha mostrado que volverán otra vez… ―Y después que hayan empedernido sus corazones y endurecido sus cervices contra el Santo de Israel, he aquí, los juicios del Santo de Israel vendrán sobre ellos. Y se aproxima el día en que serán heridos y afligidos. ―Y he aquí, según las palabras del profeta, el Mesías se dispondrá por segunda vez restaurarlos…‖ Acá Jacob, hermano de Nefi, está hablando de dos dispersiones y de dos recogimientos del pueblo de Israel. La primera dispersión ocurrió casi inmediatamente después de la partida de la familia de Lehi de Jerusalén, cuando Israel fue llevado cautivo a Babilonia; y la segunda, que ocurrió después de la crucifixión de Cristo. De ambas Jacob profetisa que serán recogidos nuevamente. El primer recogimiento comenzó en épocas del rey Ciro, cuando Zorobabel fue nombrado gobernador o representante de la casa real judía. Esta profecía se cumplió aproximadamente en el año 453 A.C., casi un siglo después de la profecía de Jacob. Casi diecinueve siglos después de la segunda dispersión ocurrida el 9 de agosto del año 70 D.C., cuando los romanos sitiaron a Israel y luego destruyeron el Templo, comenzó el segundo recogimiento. Esta profecía del segundo recogimiento de Israel se
Por Rafael Diogo Jara Pág. 87

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

comenzó a cumplir 118 años más tarde de publicado El Libro de Mormón. Al momento de la publicación del Libro de Mormón (marzo 1830), la nación judía estaba diseminada por todo el mundo sin un hogar o patria. En las postrimerías del siglo XIX, el Sionismo comenzó como un movimiento político por la redención de la nación judía en la Tierra de Israel, adquiriendo forma legal en 1897. Este movimiento estaba animado por el deseo de lograr un hogar internacionalmente reconocido y legalmente seguro para la nación judía en su patria histórica. Recién a 118 años de la publicación del Libro de Mormón, el 14 de mayo de 1948, los judíos se constituyeron oficialmente en el Estado de Israel, poseyendo ellos una parte del país y la otra los árabes. A partir de ese momento comienza la restauración de los judíos a su lugar de origen. Desde entonces los judíos han vuelto por millares de su larga dispersión, destacándose en el año 1984 el arribo a Israel de 15.000 judíos etíopes, y en el año 1990 la llegada desde la Unión Soviética de 185.000 judíos, sumados a otros arribos de multitudes anualmente. Este regreso es denominado por los judíos como “Aliyá”. (Fuente consultada: ―Aliyá, el Crisol de las Diásporas‖ – Edición
israelita de 1991).

En los propósitos del Libro de Mormón, escritos por la mano de Mormón, que figuran al principio del Libro (Pág. III), dice: ―Lo cual sierva para mostrar al resto de la casa de Israel… y sepan que no son ellos desechados para siempre.‖ También en 1 Nefi 15:19 dice: ―…Sí, les hablé concerniente a la restauración de los judíos en los postreros días… Y que después que fuesen restaurados, no volverían a ser confundidos ni esparcidos otra vez.‖ Sin embargo son más específicas aun las profecías en 3 Nefi 20:29,33,46 donde el propio Señor Jesucristo dice: ―Y me acordaré del convenio que he hecho con mi pueblo; y he hecho convenio con ellos de que los recogería en mi propio y debido tiempo, y que otra vez les daría por herencia la tierra de sus padres, que es la tierra de

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 88

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Jerusalén, que para ellos es la tierra prometida para siempre dice el Padre. ―…Entonces los juntará de nuevo el Padre, y les dará Jerusalén por tierra de su herencia.‖ ―En verdad, en verdad os digo que todas estas cosas ciertamente se verificarán, tal como el Padre me lo ha mandado. Entonces se cumplirá este convenio que el Padre ha hecho con su pueblo; y entonces Jerusalén volverá a ser habitada por mi pueblo, y será la tierra de su herencia.‖ Estas profecías, sin dudas, se están refiriendo al pueblo judío y a su segundo recogimiento, ya que en épocas de Jesucristo el primer recogimiento ya había ocurrido. Las palabras de Jesucristo, según se registra en 3 Nefi, fueron dichas aproximadamente en el año 34 D.C., pero recién el 26 de marzo de 1830 se vendió por primera vez El Libro de Mormón, en la librería E. B. Grandin, saliendo así a luz públicamente estas profecías. Poco más de un siglo después, el 14 de mayo de 1948, los judíos se constituyeron oficialmente en el Estado de Israel, dando así comienzo al cumplimiento de las profecías referidas. Estas profecías no se han cumplido cabalmente, ya que la dispersión aún es muy grande y hay naciones en el mundo que tienen mayor población de judíos que el propio Israel. Pero el recogimiento profetizado culminará con la llegada del Mesías, por ellos y por los cristianos esperada. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) El cumplimiento cabal de estas profecías del segundo recogimiento del pueblo de Israel, es una prueba más de la divinidad del Libro de Mormón. b) Solamente con el espíritu de profecía podría predecirse 118 años antes que a los judíos ―los juntará de nuevo el Padre, y les dará Jerusalén por tierra de su herencia.‖ c) Sólo con el espíritu de profecía podría expresarse tan anticipadamente la frase esperanzadora “y sepan que no son ellos desechados para siempre‖, a pesar de de haber sido tan cruelmente perseguidos, despreciados y asesinados. d) También fue cumplida cabalmente la profecía que dice que “después que fuesen restaurados, no volverían a ser confundidos ni esparcidos otra vez.‖ Hoy a 62 años de que los judíos se
Por Rafael Diogo Jara Pág. 89

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

constituyeron en estado, y a 180 años de publicado el Libro de Mormón, no han sido dispersados nuevamente, y por el contrario, han estado regresando por millares anualmente de todas las naciones.
Citas de otras obras relacionadas con el tema:

―-Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. ―-Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.‖ (Mateo 24:1-2). ―El viernes 9 de agosto del año 70 D.C. el templo quedó completamente destruido, ninguna piedra quedó sobre otra, ni de la entrada, ni del santuario, ni del lugar santísimo, ni siquiera del patio del templo. James E. Talmage escribió: ―-Durante el gran conflicto contra las legiones romanas de Tito, muchos de los judíos se refugiaron dentro de los patios del templo, con la aparente esperanza de que allí el Señor nuevamente pelearía las batallas de su pueblo y les daría el triunfo. Pero la presencia protectora de Jehová se había apartado de aquel lugar desde mucho antes, dejando a Israel para que fuera presa del enemigo. Aun cuando Tito hubiera querido perdonar el templo, sus legionarios, enloquecidos por el calor de la batalla, empezaron la conflagración e incendiaron todo lo que podía arder. La matanza de los judíos fue atroz; miles de hombres, mujeres y niños fueron muertos sin piedad dentro de los muros, y los patios del templo literalmente se anegaron de sangre humana. Esto sucedió en el año 70 de la era cristiana, y, según Josefo, fue el mismo mes y en el mismo día del mes en que las llamas encendidas por el Rey de Babilonia consumieron el en otro tiempo glorioso templo de Salomón. De los enseres del templo Tito llevó a Roma, en calidad de trofeos de guerra, el candelero de oro y la mesa para el pan de la proposición que se hallaba en el Lugar Santo...- (The House of the Lord, por James E. Talmage, Págs. 61,62). ―Josefo, describiendo los acontecimientos ocurridos registró: ―-Uno de los soldados, sin esperar órdenes, sin el menor cuidado o temor por tan grave acto, impelido por cierto furor divino, tomó un objeto de los materiales que ardían, y sostenido sobre los hombros de otro soldado, le pegó fuego a una de las ventanas de oro, a través de la cual había un pasaje que conducía a las salas alrededor de la Casa Santa, por el lado norte. Al ascender las llamas, los judíos lanzaron un tremendo alarido, como correspondía a tan inmensa tragedia.- (Wars of the Jews, por Josefo, vi, 4:5)... ―-Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.- (Mateo 24:6).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 90

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Sobre las guerras y rumores de guerras, una importante referencia es ‗Antiquities of the Jews‘, por Josefo, xvii, capítulo 9, y ‗Wars of the Jews‘, por el mismo autor, ii, capítulo 10. Al decretar Calígula que su estatua se erigiera en el templo y fuera debidamente reverenciada, los judíos protestaron con tanto vigor que les fue declarada la guerra, pero la muerte del emperador la evitó. Josefo dice que ‗sucedió en la mejor oportunidad para nuestra nación particular, la cual habría perecido por completo si no hubiese fallecido tan repentinamente.‘ Tampoco tuvieron paz durante el reinado de los emperadores Claudio y Nerón, ya que también amenazaron a los judíos con una guerra. ― (Extractos del Libro inédito del autor “La Hoja de Higuera”) Nota: El autor ha procurado hacer referencia a hechos históricos, para explicar el cumplimiento de las profecías del Libro de Mormón, como es el objeto de esta obra, pero no es una opinión sobre disputas actuales o antiguas entre judíos y árabes, aunque sí desearía que se conciliaran en paz los derechos de ambos hijos de Abraham.

21.

Jesucristo En 2 Nefi 25:19 dice: ―Pues, según las palabras de los profetas, el Mesías viene seiscientos años a partir de la ocasión en que mi padre salió de Jerusalén; y según las palabras de los profetas, y también la palabra del ángel de Dios, su nombre será Jesucristo, el Hijo de Dios.‖

La palabra “Jesucristo” se menciona en el Libro de Mormón 30 veces antes del ministerio del Salvador aquí en las Américas, y 15 veces la palabra “Jesús” antes de su ministerio. El mencionar el nombre de alguien que todavía no había nacido, o todavía no había vivido entre el pueblo que lo menciona, parecería un antagonismo, pero no lo es en el caso del Libro de Mormón. No fue un descuido de los escritores del libro, ni fue escrito ligeramente. Por orden cronológico citaré a quienes lo han mencionado, y como obtuvieron dicho conocimiento:
Por Rafael Diogo Jara Pág. 91

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

a. Nefi es quien menciona por primera vez el nombre de “Jesucristo” en la cita referida anteriormente, diciendo que los profetas anteriores a él ya lo habían vaticinado, y que a él se lo dijo un ángel de Dios, expresando: ―…Según las palabras de los profetas, y también la palabra del ángel de Dios, su nombre será Jesucristo, el Hijo de Dios.‖ (2 Nefi 25:19). Nefi también menciona por primera vez la palabra “Jesús” luego de mencionar el nombre de Jesucristo (Véase 2 Nefi 26:12). b. Jacob, es quien seguidamente también revela el nombre de Jesucristo (Véase Jacob 4:6). Jacob es hermano de Nefi y contemporáneo suyo, y sin dudas escuchó las predicaciones de su hermano cuando revelaba el nombre el Mesías. Además, Jacob declaró antes de la cita referida ―…hemos escrito estas cosas para este fin, que sepan que nosotros sabíamos de Cristo y teníamos la esperanza de su gloria muchos siglos antes de su venida; y no solamente teníamos nosotros una esperanza de su gloria, sino también todos los santos profetas que vivieron antes que nosotros.‖ (Jacob 4:4). c. El rey Benjamín es el siguiente en mencionar el nombre de Jesucristo en el Libro de Mormón (Véase Mosíah 3:8), pero él precede a revelar el nombre del Mesías con estas palabras: ―Y las cosas que os diré me han sido reveladas por un ángel de Dios.‖ (Véase Mosíah 3:2). d. En el Libro de Alma se menciona nuevamente el nombre del Mesías, algunas veces por Mormón, quien está haciendo un compendio de las planchas, y que vivió cuatro siglos después de Cristo (Véase Alma 4:13-15). Otras veces es mencionado por Alma hijo (Véase Alma 5:48), quien manifiesta previamente a mencionarlo: ―…He aquí, he ayunado y orado muchos días para poder saber estas cosas por mí mismo. Y ahora sé por mí mismo que son verdaderas; porque el Señor Dios me las ha manifestado por su Santo Espíritu; y éste es el espíritu de revelación que está en mí.‖ (Véase Alma 5:46). También lo menciona la reina, esposa del rey Lamoni, al

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 92

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

levantarse luego de una manifestación espiritual que tuvo (Véase Alma 19:29). e. En el Libro de Helamán es mencionado nuevamente el nombre de Jesucristo, pero también es Mormón quien lo menciona al hacer el relato al compendiar las planchas (Véase Helamán 3:28). Otra ocasión lo hace el mismo Helamán II pero repitiendo las palabras del rey Benjamín (Véase Helamán 5:9); además su abuelo, Alma hijo, le reveló el nombre del Mesías a su padre Helamán I (Véase Alma 45:2-4). También en el Libro de Helamán se revela el nombre del Mesías, por Samuel el Lamanita, quien declara que un ángel del Señor se lo reveló (Véase Helamán 13:6-7). f. En el Libro de 3 Nefi, es mencionado finalmente el nombre de Jesucristo antes de su ministerio aquí en las Américas. Antes del capítulo 9 lo hace Mormón, mientras compendiaba el relato de las planchas diciendo: ―Y he aquí, me llamo Mormón… He aquí soy discípulo de Jesucristo, el Hijo de Dios.‖ (Véase 3 Nefi 5:12-13). En el capítulo 9 de 3 Nefi, el mismo Jesucristo se presenta, diciendo: ―He aquí, soy Jesucristo, el Hijo de Dios…‖. Las otras menciones posteriores en el Libro de Mormón sobre “Jesucristo” o “Jesús”, son hechas por los profetas que sucedieron al Salvador en su ministerio terrenal, por lo que escapan al objetivo de este análisis. Por lo que vemos que el nombre de Jesucristo fue revelado por los profetas a partir del profeta Nefi, primer profeta del Libro de Mormón. No obstante cada uno de los que lo mencionaron recibió su propia revelación personal respecto al nombre que tendría el Mesías cuando viniera a la tierra. Téngase presente que en el idioma inglés, en el cual se hace la traducción original de las planchas del Libro de Mormón, Jesucristo no es un nombre compuesto como en el idioma español, sino que son dos nombres ―Jesus Christ‖, por lo que resulta indiferente si se lo menciona en el Libro como Jesús, Cristo Jesús, Cristo, o como Jesucristo.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 93

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

También téngase presente que el nombre del hijo de Dios fue comunicado por el mismo Dios a través del ángel Gabriel antes siquiera de ser concebido, diciendo ―Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús.‖ (Véase Lucas 1:31). También a José, antes del nacimiento, se le reveló en sueños que el nombre del Salvador sería Jesús (Véase Mateo 1:21). Por lo que es entendible que a muchos profetas Dios bien pudo haberles revelado el nombre del Salvador, aun antes de su nacimiento. Isaías, muchos siglos antes de que ocurriera el hecho, también profetizó el nacimiento del Hijo de Dios diciendo ―he aquí, que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel‖ (Isaías 7:14); aunque no es precisamente por ese nombre que lo conocemos, su traducción y significado se aplica igualmente, y nadie niega su espíritu profético. A los reyes de Oriente, se les reveló la fecha del nacimiento de Jesucristo. A otros profetas se les reveló hasta el nombre de la ciudad donde nacería (Miqueas 5:2). A otros se les reveló detalles de su ministerio, así como de su muerte y resurrección (Véase Isaías 53:1-12). Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) No puede negarse que otros profetas hayan tenido también ese mismo espíritu profético como sucedió con los profetas del Libro de Mormón, y que Dios les haya revelado el nombre del Mesías antes de su ministerio terrenal, como sucedió también con María, José, e Isaías. b) Al obtener la información de cómo obtuvieron los profetas del Libro de Mormón su conocimiento del nombre de Jesucristo, antes del ministerio de Él, lo que previamente pareciera un antagonismo, refuerza en cambio los testimonios adicionales de la veracidad del Libro. c) Si consideramos que el nombre de “Jesucristo” es mencionado en todo el Libro de Mormón 67 veces, así como 120 veces el nombre “Jesús”, y 320 veces el nombre “Cristo” (dando en general un promedio de 4 veces cada 5 páginas), evidencia el carácter sagrado del Libro, y que su objetivo de dar testimonio de que Jesús es el Cristo, se cumple cabalmente. (Véase Propósitos del Libro de
Mormón- “Un Relato Escrito por la Mano de Mormón Sobre las Planchas – Tomado de las Planchas de Nefi‖ al principio del Libro de Mormón, segundo párrafo).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 94

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

22.

No Puedo Leerlo

En 2 Nefi 27:15,17-18 dice: ―Mas he aquí, acontecerá que el Señor Dios dirá a aquel a quien entregará el libro: Toma estas palabras que no están selladas y entrégalas a otro, para que las muestre al instruido, diciendo: Te ruego que leas esto. Y el instruido dirá: Trae aquí el libro, y yo las leeré. ―…Y el hombre dirá: No puedo traer el libro, porque está sellado . ―…Entonces dirá el instruido: No puedo leerlo. Aunque la profecía que acá se menciona Nefi transcribió el capítulo 29 de Isaías en forma conceptual y casi literal de cómo está en la Biblia, no obstante debe señalarse como una prueba de la veracidad del Libro de Mormón.
―…Martín Harris fue a ver a por lo menos tres hombres que tenían buena reputación de lingüistas. En Albany, estado de Nueva York, habló con Luther Bradish, diplomático, hombre de estado, viajero experimentado y erudito en lenguaje; en la ciudad de Nueva York, fue a hablar con el Dr. Samuel Mitchill, vicepresidente de la Facultad de Medicina de Rutgers; fue a ver también a un hombre que hablaba varios idiomas extranjeros, incluso hebreo y babilonio, Charles Anthon, profesor del Colegio Universitario Columbia, de Nueva York. Entre las personas con quienes habló Harris, quizás ésta última haya sido la mejor calificada para emitir un juicio acerca de los caracteres del documento. Cuando Martin Harris lo visitó, Charles Anthon era profesor adjunto de griego y latín; sabía además francés y alemán, y, según lo evidencian los libros de su biblioteca, estaba familiarizado con los últimos descubrimientos sobre el idioma de los egipcios, incluso con las obras de Juan Francisco Champollion. Según Martin Harris, el profesor Anthon examinó los caracteres y la traducción de los mismos y por iniciativa propia le entregó un documento en el que certificaba a los habitantes de Palmyra que los escritos eran auténticos; además, le dijo que los caracteres se asemejaban al egipcio, el caldeo, el asirio y el árabe, y le expresó la opinión de que la traducción era correcta. Harris metió el papel en el bolsillo y se disponía a salir cuando Anthon lo llamó y le preguntó cómo había obtenido José Smith las planchas de oro que estaban en el cerro; él le explicó que un ángel de Dios le había revelado el lugar al Profeta; al oír esto, Anthon le pidió
Por Rafael Diogo Jara Pág. 95

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

que le diera otra vez el certificado, lo cual Harris hizo. ―…Él tomándolo, lo hizo pedazos, diciendo que ya no había tales cosas como la ministración de ángeles, y que si yo le llevaba las planchas, él las traduciría. Yo le informé que parte de las planchas estaban selladas, y que me era prohibido llevarlas. Entonces me respondió: ‗No puedo leer un libro sellado‘ ‖. (La Historia de la iglesia en la Dispensación del Cumplimiento de los Tiempos, Pág.51- Publicado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días – 1989,1993 - Salt Lake City, Utha, E.U.A.)

Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque esta profecía escrita por Nefi se cumplió literalmente con Martín Harris y el Profesor Charles Anthon, al presentarle Martín Harris una copia de caracteres de las planchas del Libro de Mormón.

23.

Aversión Hacia el Pueblo del Convenio

En 2 Nefi 29:3-5 dice: ―…Muchos de los gentiles dirán: ¡Una Biblia! ¡Una Biblia! ¡Tenemos una Biblia! ―Más así dice el Señor Dios: Oh necios, tendrán una Biblia; y procederá de los judíos, mi antiguo pueblo del convenio. ¿Y qué agradecimiento manifiestan a los judíos por la Biblia que de ellos recibieron? ―…Oh gentiles, ¿os habéis acordado de los judíos, mi antiguo pueblo del convenio? No; sino que los habéis maldecido y aborrecido, y no habéis procurado restaurarlos…‖ La expresión ―biblia‖ no se menciona en la propia Biblia, sino que al referirse al conjunto de registros que la componen los menciona como: ―Escrituras‖ (Mateo 21:42;22:29; Juan 5:39); ―Escrito en la Ley‖ (2 Crónicas 31:3); ―Libro del Pacto‖ (Éxodo 24:7); o ―Libro de la Ley‖ (Deuteronomio 29:21). Y para referirse a partes de libros aislados de ella, las menciona como: ―Libro de Moisés‖ (Marcos 12:26); ―Libro de los Profetas‖ (Hechos 7:42); ―Rollo del Libro‖ (Hebreos 10:7); o simplemente ―Libro de…‖ (Josué 10:13; 1 Reyes 11:41; 1 Crónicas 29:29). Y para hacer referencia pasajes de la misma Biblia, simplemente la menciona como ―Escritura‖ (Marcos 12:10;15:28; Lucas 4:21; Juan 19:24;20:9; Romanos 10:11).
Por Rafael Diogo Jara Pág. 96

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

La expresión ―Biblia‖, aunque muy antigua, posiblemente no haya sido la misma que utilizó Nefi cuando hizo la profecía que estamos analizando. Si así fuera, al profeta traducir el Libro de Mormón, es probable que haya utilizado la palabra en inglés ―Bible‖, de su lenguaje contemporáneo, para traducir la palabra referente al conjunto de escritos sagrados que mencionaba Nefi. Ahora, analizando el meollo del mensaje de Nefi, es curioso, pero la iglesia que antes de la restauración se atribuía los únicos derechos sucesorios de Pedro, odiaba a los judíos. A tal punto era la aversión hacia el pueblo judío en la época que sale a luz el Libro de Mormón, y después, que se daba el caso de que algunos sacerdotes no permitieran bautizar a niños con nombres judíos, como ignorando que el propio Jesús, y su madre a quien idolatraban, eran judíos. Tal aversión se manifestaba en diferentes grupos religiosos. El Libro de Mormón hace ver tal contradicción, ya que la Biblia, en quien basaban sus creencias, había procedido del pueblo judío.
―Biblia: (Del lat. biblĭa, y este del gr. βιβλία, libros). Sagrada Escritura, o sea los libros canónicos del Antiguo y Nuevo Testamento.‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española).

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Lo que expresó Nefi fue profético, se cumplió en la época de la aparición del Libro de Mormón, y se sigue cumpliendo ahora. b) La equidad hacia el pueblo judío que se pone de manifiesto en este pasaje, testifica de su procedencia divina, porque Dios no olvida su convenio abrahámico. c) La gratitud por la casa de Israel, nacionalidad de Jesucristo, de María y de José, así como de los santos apóstoles y profetas, sentimientos inusuales en la gente de la época en que sale a luz el Libro de Mormón hasta el presente, testifican que fue inspirado por Dios.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 97

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

24.

Habrá Muchos que Creerán las Palabras que Estén Escritas En 2 Nefi 30:3 dice: ―… Porque después que aparezca el libro de que he hablado, y se haya escrito para los gentiles y sellado nuevamente para los fines del Señor, habrá muchos que creerán las palabras que estén escritas; y ellos las llevarán al resto de nuestra posteridad.‖

Lo que aquí se profetiza aún se está cumpliendo cabalmente. Al decir “habrá muchos que creerán las palabras que estén escritas‖ sin dudas incluye a más de los casi catorce millones de miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, quienes creen que El Libro de Mormón tiene origen divino. También se continúa cumpliendo en el presente la profecía que dice ―y ellos las llevarán al resto de nuestra posteridad‖ refiriéndose a las palabras del Libro de Mormón que irán a través de los gentiles a la posteridad de Nefi y sus hermanos. Desde la publicación del Libro de Mormón al presente, entre los millones que creen en la divinidad del Libro de Mormón, hay cientos de miles que les corre sangre indígena por las venas. Muchas comunidades indígenas que aceptaron El Libro de Mormón, quienes descienden de Nefi y sus hermanos, aún conservan las tradiciones de sus ancestros. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La profecía de que habrá muchos que creerán las palabras que estén escritas se ha cumpliendo plenamente desde su comienzo hasta nuestra época. b) En cumplimiento de esta profecía El Libro de Mormón ha sido editado en 107 idiomas de 160 naciones del planeta, con 140.000.000 (ciento cuarenta millones) de ejemplares. c) La profecía de que el
Por Rafael Diogo Jara Pág. 98

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Libro iría a través de los gentiles a la posteridad de Nefi y sus hermanos también se ha cumplido plenamente desde su comienzo hasta nuestros días. d) Solamente siendo inspirado por Dios, el propio Libro antes de ser publicado podría vaticinar la influencia que ejercería en el mundo.

25.

Un Sabio Propósito

En Palabras de Mormón 1: 3, 5-7 dice: ―Y ahora hablo algo referente a lo que he escrito; porque después que hube hecho un compendio de las planchas de Nefi, hasta el reinado de este rey Benjamín, del cual habló Amalekí, busqué entre los anales que habían sido entregados en mis manos, y encontré estas planchas que contenían esta breve narración de los profetas, desde Jacob hasta el reinado de este rey Benjamín, y también muchas de las palabras de Nefi. ―…Escogí, por tanto, estas cosas para concluir mi relato sobre ellas, y tomaré de las planchas de Nefi este resto de mi registro; y no puedo escribir ni la centésima parte de las cosas de mi pueblo. ―Mas he aquí, tomaré estas planchas que contienen estas profecías y revelaciones, y las pondré con el resto de mis anales, porque me son preciosas, y sé que serán preciosas para mis hermanos. ―Y hago esto para un sabio propósito; pues así se me susurra, de acuerdo con las impresiones del Espíritu del Señor que está en mí...‖ No es usual, y tal vez sea hasta original, que en una obra literaria se encuentre un interludio en medio de la obra como es el caso del Libro de Mormón, escrito por su mismo autor. Las “Palabras de Mormón” que constan solamente de 18 versículos, constituyen este interludio referido.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 99

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

La razón de ese interludio, lo cual Mormón lo menciona con estas palabras: ―y hago esto para un sabio propósito; pues así se me susurra, de acuerdo con las impresiones del Espíritu del Señor que está en mí‖, constituyó la explicación del cambio de planchas de donde él venía haciendo el compendio de los registros que tenía en sus manos, y el agregado a sus registro de otras planchas cuyo contenido consideró de gran valor. Antes de publicado el Libro, se evidencia la sabiduría de la inspiración de Mormón al hacer lo que hizo, ya que a Martín Harris se le extraviaron o le fueron sustraídas 116 páginas del original de la traducción del Libro de Mormón. El hecho ocurrió porque solicitó insistentemente al Profeta que se las prestara para convencer a su esposa Lucy Harris, y a otras personas que no creían en lo que él estaba embarcado, como escribiente del profeta José Smith en la traducción de esta obra. Esto fue motivo de gran angustia para el Profeta, máxime sabiendo que las 116 páginas eran originales, y que para recuperarlas tendría que recurrir a la ayuda divina para que le diera el don de traducirlas nuevamente, don que temía perder por su negligencia. Al José Smith hacer la traducción en sustitución de las 116 páginas perdidas, es inspirado a no tomar las mismas planchas de donde tradujo originalmente, sino que lo hace de éstas que Mormón se sintió inspirado a colocar junto al registro. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Si se hubieran combinado José Smith y Martín Harris y hubiera sido un fraude el asunto de las 116 páginas, Martín Harris podría haberlo revelado cuando se apartó de la iglesia muchos años después. b) Martín Harris se mantuvo firme a su testimonio del Libro de Mormón, y años más tarde regresó a la Iglesia, reconciliándose con la misma y sus líderes, cuando ésta ya estaba organizada en el valle entre las montañas rocallosas.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―Una vez que se le restauró el don divino, el Profeta supo por revelación que unos hombres malvados, tratando de hacerlo caer en una trampa, habían alterado la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 100

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

redacción; si lo traducía de nuevo y lo publicaba, ellos afirmarían que era incapaz de traducir igual por segunda vez y que, por lo tanto, aquella no debía ser una obra inspirada (véase D. y C. 10). No obstante, Dios estaba preparado para esa situación; el documento perdido era la traducción del Libro de Lehi, tomado del compendio hecho por Mormón de las planchas mayores de Nefi; pero Mormón había recibido la inspiración de agregar a su registro las planchas menores de Nefi ‗para un sabio propósito‘ que él mismo no entendía en ese momento (véase Palabras de Mormón 1:3-7). Estas planchas menores contenían una historia similar a la que había en el Libro de Lehi. José Smith recibió instrucciones de no volver a traducir lo que se había perdido, sino de seguir adelante e incluir, en el momento debido, lo que estaba escrito en las planchas menores de Nefi, las cuales eran el relato de Nefi que, según el Señor dijo, hablaba ‗más particularmente de las cosas que en mi sabiduría quisiera traer al conocimiento del pueblo‘ (D. y C. 10:40).‖ (La Historia de la iglesia en la Dispensación del Cumplimiento de los Tiempos Pág. 54 -Publicado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días – 1989,1993 - Salt Lake City, Utha, E.U.A.) ―Durante el último año de su vida, David Whitmer publicó su testimonio en respuesta a falsas acusaciones: ―Se ha publicado en la Enciclopedia Americana y en la Enciclopedia Británica, que yo, David Whitmer, negué mi testimonio como uno de los tres testigos de la divinidad del Libro de Mormón, y que los otros dos testigos restantes, Oliver Cowdery y Martin Harris, negaron también su testimonio de ese libro. Voy a repetir una vez más a toda la humanidad que jamás he negado ese testimonio ni parte de él. Además, testifico al mundo que ni Oliver Cowdery ni Martin Harris han negado en ningún momento su testimonio. Ambos murieron reafirmando la veracidad de la autenticidad del Libro de Mormón.‖ (Address to All Believers in Christ, 1887, Pág. 8; citado por B. H. Roberts, en A. Comprehensive History of the Church, tomo I, Pág. 145, transcripto de Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia – Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro, Pág. 35-36) ―Se sabe mucho menos de las circunstancias que rodearon la excomunión de Martin Harris. Martin siempre fue un firme apoyo de José Smith y no se puede creer que considerara a José un profeta caído como hicieron los otros testigos. Por alguna razón, Martin fue excomulgado en Kirtland, Ohio en Diciembre de 1837. ―Después de alejarse de la iglesia, Martin se unió a varias sectas no ortodoxas de su época. Por un tiempo estuvo con los tembladores e inclusive salió en una misión a Inglaterra a favor de los Estrangitas (Strangites). A pesar de haber sido bautizado nuevamente en 1842, nunca siguió a los santos al oeste. Por ello se le consideró un desertor desde entonces. Vivió por muchos años en Kirtland y voluntariamente se hizo custodio del Templo de Kirtland. Una
Por Rafael Diogo Jara Pág. 101

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

entrevista interesante tuvo lugar entre Martin y William H. Homer, quien pasó por El Templo de Kirtland a su regreso de la misión, camino a su casa: ‗Homer regresaba de una misión para la iglesia en 1869 y decidió visitar el Templo de Kirtland. Parece que no tenía conocimiento de que Martin Harris, suegro de su hermana, era el custodio. . . ‗Vi a Martin Harris, a fines de Diciembre de 1869, en Kirtland, Ohio. A mi regreso de una misión a Inglaterra, me detuve a visitar a algunos de mis familiares en Pennsylvannia. Al reanudar mi viaje, uno de mis primos, James A. Crockett, quien no era miembro de la iglesia, me acompañó hasta Kirtland, Ohio. Pasamos la noche en Kirtland y a la mañana siguiente, después del desayuno, preguntamos al dueño quien custodiaba el Templo Mormón de Kirtland y se nos informó que Martin Harris era el custodio y nos indicó donde podríamos encontrar a este viejo caballero. Siguiendo sus instrucciones llegamos a su puerta y tocamos. En respuesta abrió la puerta de la cabaña un hombre enflaquecido y pobremente vestido, en quien el invierno de la vida había descargado su peso. Era Martin Harris. . . ‗Podía leerse la historia de su vida en su cara. Estaban las marcas de la edificación espiritual. Estaban las marcas de una aguda desilusión. Estaba una gran hambre de paz, de alegría, de divina calma que parecía no haber vuelto a su vida. Era una figura patética, y sin embargo una figura de fortaleza. Pero entre todo ello podía verse en este hombre el hecho de que había sido rico, de que en su vida habían entrado experiencias muy nobles que solo unos pocos han podido vivir... ‗Me presenté modestamente como el cuñado de su hijo, Martin Harris, -ya que él se casó con mi hermana y también me presenté como un élder de la iglesia que regresaba de una misión en el extranjero. . . ‗El efecto de mi presentación fue impactante. El factor de mi parentesco se hizo insignificante ante el hecho de ser ciudadano de Utah. El viejo hombre se puso en guardia reflejando resentimiento. Eres uno de esos Mormones Brighamitas, ¿o no? Dijo bruscamente. Entonces se burló impacientemente de Utah y del fundador de ese estado. En vano traté de regresar la plática hacia su familia. Martin Harris parecía estar obsesionado, no entendía que frente a él se encontraba un hombre que conocía a su esposa y a sus hijos, quienes siguieron a la iglesia hasta Utah... ‗Después de algún tiempo, sin embargo, el viejo dijo, ‗quieres ver el Templo, ¿o no? Si, por supuesto, exclamé, si es posible. Entonces traeré la llave.‘ Desde ese momento, Martin Harris, salvo ocasionales arranques, se abrió con interés. Nos guío a través de los cuartos del Templo y nos explicó como se usaban. Nos mostró la escuela de los Profetas. Nos mostró donde había colgado el velo del Templo. Nos relató emocionantes historias en relación a la historia del sagrado edificio...
Por Rafael Diogo Jara Pág. 102

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

‗Después se centró en hablar contra los Mormones de Utah. Una injusticia, una gran injusticia había sido realizada hacia él. Él debió haber sido el presidente de la iglesia. . . ‗¿Qué hay respecto a su testimonio del Libro de Mormón? ¿Todavía cree que el Libro de Mormón es verdadero y que José Smith fue un profeta? De nuevo el efecto de mi pregunta fue impactante. Un viejo cambiado se paró ante mí. No era un hombre quejoso ya más. Era un hombre con un mensaje, un hombre con una noble convicción en su corazón, un hombre inspirado de Dios e investido con divino conocimiento. A través de una ventana, cuyo vidrio estaba roto, brillaba un rayo del sol invernal, claro y radiante. ‗-Joven-, contestó Martin Harris con una gran seriedad, -¡que si lo creo! ¿veo el sol radiante? Tan seguro como estoy de que el sol brilla sobre nosotros y nos ilumina y la luna y las estrellas nos alumbran por la noche, así como el aliento de vida nos sostiene, así de seguro estoy que José Smith fue un profeta de Dios, escogido por Dios para iniciar esta última dispensación de la plenitud de los tiempos; así estoy de seguro de que el Libro de Mormón fue divinamente traducido. Vi las planchas, vi al Ángel; Escuché la voz de Dios. Sé que el Libro de Mormón es verdadero y que José Smith fue un profeta verdadero de Dios. Primero dudaría de mi existencia, antes de dudar de la divina autenticidad del Libro de Mormón o del divino llamamiento de José Smith -. Fue un momento sublime. Fue un maravilloso testimonio. La emoción llegó hasta la raíz de nuestro cabello. Ese desarrapado y enflaquecido hombre pequeño se transformó, mientras se paraba con la mano hacia el sol del cielo. Un halo parecía rodearle. Un divino fuego brillaba en sus ojos. Su voz latía al ritmo de la convicción y la sinceridad de su mensaje. Ese era realmente el Martin Harris cuyo ardiente testimonio no había poder sobre la tierra que pudiera extinguir. Fue el momento más emocionante de mi vida. ‗Pregunté a Martin Harris como podía compartir tan maravilloso testimonio después de abandonar a la iglesia. Me dijo, -Joven, jamás abandoné a la iglesia, la iglesia me abandonó a mí.-‘ ―Como resultado de esa entrevista, Martin accedió a visitar a sus familiares en Utah. Sin embargo, no tenía los medios y la iglesia tuvo que ayudarle con el transporte. Se le pidió a Edward Stevenson que fuera a Kirtland, a fin de acompañar al señor Harris hacia Lago Salado. Nuestra historia continúa: ―Cuando Martin llegó a Lago Salado, visitó a Brigham Young en su casa. Se reconciliaron y Martin Harris fue invitado a hablar en el tabernáculo y compartió su ferviente testimonio. Fue a Smithfield, y después a Clarkston y se quedó a vivir con su hijo, Martin Harris, y con el transcurso del tiempo, regresó completamente a amistarse y comulgar con los santos. . .‖ ―Martin Harris pasó los últimos cinco años de su vida; un tiempo cuando el hombre generalmente busca la paz con su hacedor visitando las
Por Rafael Diogo Jara Pág. 103

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

congregaciones de los santos y compartiendo su testimonio de lo que había visto y oído. Hablé personalmente con una mujer que le escuchó siendo joven, compartir su testimonio en un servicio de la iglesia. Me dijo lo impresionada que estuvo ante su historia acerca de haber visto a un ángel y a las planchas del Libro de Mormón; y debo admitir, que a mí también me impresionó, a pesar de escuchar la historia a través de una segunda persona. Este asunto de lo impresionante del testimonio de Martin Harris, por cierto, llama la atención, pues aún después de haber cruzado los 90 años y a la vista de su inminente muerte, él continuó testificando que había visto a un ángel y al libro. Me parece que ese entusiasmo, que nunca disminuyó con el paso de los años, es un punto que no debe pasarse por alto. . . ―Pocas horas antes de su muerte y cuando estaba tan débil, tan debilitado al grado de no reconocerme a mi o a cualquiera y cuando ni siquiera sabía a quien le hablaba, le pregunté que si no existía algún elemento por pequeño que fuera, de fraude o engaño en las cosas que se dijeron o escribieron respecto a la aparición del Libro de Mormón y contestó, como lo había hecho en múltiples ocasiones, tantas y tantas veces a mi oído y con el mismo entusiasmo que siempre manifestó cuando estaba sano y vigoroso y dijo: ‗El Libro de Mormón no es una falsificación. Yo sé lo que se. He visto lo que he visto y he oído lo que he oído. He visto las planchas de oro de las cuales se escribió el Libro de Mormón. Un Ángel se apareció ante mí y ante otros y testificó de la autenticidad del registro y he tenido oportunidad de haber prestado falso testimonio y jurar falsamente de mi testimonio que ahora comparto, pude haber sido un hombre rico, pero no hubiera podido testificar otra cosa que no fuera lo que he testificado o que he estado haciendo por estas cosas que son verdaderas.‖ (Trozos selectos de The Case of the Book of Mormon Witnesses por Eldin Ricks, págs. 17, 18, 20 y 21). Transcripto del sitio Web: www.gospeldoctrine.com/spanish/spMartin'sdenial.htm)

26.

Las Semillas

En Mosíah 9:9 dice: ―Y empezamos a cultivar la tierra, sí, con toda clase de semillas, con semillas de maíz, de trigo y de cebada, con neas y con sheum, y con semillas de toda clase de frutas; y empezamos a multiplicarnos y a prosperar en la tierra.‖ El maíz es una semilla típica americana, descubierta por los conquistadores, y llevada a Europa por ellos mismos. La cebada y el trigo, son semillas que en el Viejo Mundo se cultivaban desde épocas
Por Rafael Diogo Jara Pág. 104

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

muy remotas. El trigo es mencionado en la Biblia (Génesis 27:28), así como la cebada (Éxodo 9:31). Por lo tanto la cebada y el trigo son semillas que eran comunes tanto para Nefi, como para Mulek y para el hermano de Jared, quienes fueron los colonizadores según lo relata el Libro de Mormón, y bien pudieron traerlas cuando viajaron a través del océano. El profeta Nefi dice, refiriéndose al momento cuando salen del Viejo Mundo: ―…Entramos en el barco con todas nuestras cargas y nuestras semillas...‖ (1 Nefi 18:6). Por lo que bien pudieron traer con ellos trigo y cebada, o ya existían en América cuando llegaron, o encontraron otras semillas semejantes que le llamaron trigo y cebada. Hay sin embargo allí detalladas dos especie de semillas, ―neas‖ y ―sheum‖ que posiblemente sean semillas que ya no se cultivaban o eran desconocidas, y que al traducir el Libro de Mormón el profeta José Smith no tradujo su nombre, registrándolas como eran llamadas por los pueblos precolombinos. También entre los nefitas se cultivaba el lino. En Mosíah 10:5 dice: ―E hice que las mujeres hilaran y se afanaran, y trabajaran y tejieran toda suerte de linos finos…‖ Es típico de los pueblos indígenas que las mujeres se dediquen a confeccionar telas y tejidos. Aún en la actualidad los turistas que visitan los lugares donde se encuentran compran sus telas y tejidos muy pintorescos. El Lino es una planta antigua que se cultivaba en Egipto, país vecino de Lehi y su familia, y bien pudo Nefi traer semillas a América, si ya no las había en este continente a su llegada. El Lino es una planta cuyo cultivo es muy antiguo, y es cultivado en casi todo clima, y actualmente se cultiva en gran escala también en algunos países de América. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de que el asunto de las semillas no es un antagonismo en El Libro de Mormón por las siguientes razones: a) Nada hace suponer que el trigo, la cebada y el lino no existieran en América antes de la llegada de Nefi. b) Tampoco nada
Por Rafael Diogo Jara Pág. 105

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

hace suponer que Nefi mismo no las haya traído junto con las semillas que trajo en su barco, ya que eran semillas muy antiguas. c) Tampoco se puede suponer que no existieran en América otras semillas semejantes a las que Nefi les haya llamado trigo, cebada o lino. d) El hecho de que los primeros conquistadores no hayan mencionado a esas semillas en América, bien pudo deberse a que los antiguos habitantes precolombinos hayan dejado de cultivarlas por causa de las continuas y cruentas guerras en las que se vivieron envueltos en los últimos doscientos años del Libro de Mormón, o por las guerras posteriores.
Nota: La mención de semillas como ―neas‖ y ―sheum‖ no constituyen testimonio adicional, ni a favor ni en contra, por no saber a que tipo de semillas corresponden.

Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―El maíz, millo, elote, choclo o Zea mays (su nombre científico, en latín) es una gramínea anual originaria de las Américas introducida en Europa en el siglo XVI. Actualmente, es el cereal con mayor volumen de producción en el mundo, superando al trigo y el arroz. En la mayor parte de los países de América, el maíz constituye la base histórica de la alimentación regional y uno de los aspectos centrales de la cultura mesoamericana.‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) ―Una planta interesante mencionada en el Libro de Mormón es el sheum (Mosíah 9:9). Este término, obviamente, viene del babilonio (acadio) she-um, ‗cebada‘ (en antiguo asirio, ‗trigo‘), el nombre de cereal más popular en la antigua Mesopotamia (Gelb, 1992: vol. 17, 345-355). La fuente jaredita para este término es la más lógica, porque el grupo jaredita partió de Mesopotamia, aunque la referencia del Libro de Mormón es a una planta cultivada por los zeniffitas, un grupo nefita-mulekita del segundo siglo antes de Cristo (Sorenson, 1994: 338). Sorenson cita esto como ejemplo de un cambio de nombre que podría deberse a que los nefitas en este tiempo tuviesen una palabra distinta para cebada, y podrían llamar a otras especies con el nombre de sheum...‖ La Cuestión de las “Plantas Falsas” en el Libro de Mormón. Por Jeff Lindsay (http://mundolds.blogspot.com/2009/03/la-cuestion-de-las-plantas-falsas-en-el.html) ―El lino (Linum usitatissimum) es una planta herbácea de la familia de las lináceas. Su tallo se utiliza para confeccionar tela y su semilla, llamada linaza, se utiliza para extraer harina (harina de linaza) y aceite (aceite de linaza). Su fruto seco recibe el nombre de 'gárgola'.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 106

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Es originario de la región de los ríos Nilo, Eufrates y Tigris. ―Su tallo hueco y cilíndrico crece recto hasta una altura de hasta 7 -12 dm; tiene hojas angostas y puntiagudas, de 2-4 cm × 3 mm dispuestas alternativamente en toda su longitud; las flores colocadas en el extremo de las ramas, presentan cinco pétalos de color azul claro; el fruto es una cápsula casi redonda terminada en punta en la parte superior. ―Se divide interiormente en diez cavidades en cada una de las cuales hay una semilla de color oscuro, brillante y de forma aplastada y larga… ―…Es la primera fibra vegetal que tuvo aceptación en la industria textil. Su cultivo se remonta en Egipto hasta el siglo IV a.C. Como es sabido, las momias egipcias suelen estar envueltas en tejidos de lino. Una prueba de que en Europa se conocía el cultivo de lino desde tiempos también muy remotos está en el hallazgo de lienzos de lino en las casas lacustres Bodensee. Antes de conocer el algodón y hasta el siglo XVIII, era el lino en Europa la fibra textil más importante después de la lana. Los gremios tejedores de lino alcanzaron, después de la fundación de las ciudades alemanas, extraordinario auge y poder.‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre)

27.

Las Cimitarras

En Mosíah 9:16 dice: ―Y aconteció que los armé con arcos y con flechas, con espadas y con cimitarras, con mazas y con hondas, y con cuanto género de armas pudimos inventar…‖ Las armas que se mencionan por Zeniff en esta cita, exceptuando la cimitarra, son armas que la arqueología y la historia las ha mencionado como características común de las que usaban los pueblos de América. El arco, la flecha, mazas y hondas, son evidencia en cualquier museo o libro de historia de que eran utilizadas hasta por los indígenas de nuestro país. Lo que José Smith traduce como ―cimeters‖, o su equivalente ―cimitarra‖ en español, se entiende por una espada curva y quizá fue
Por Rafael Diogo Jara Pág. 107

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

esa la palabra del lenguaje moderno que encontró para designarla. Aunque las espadas curvas fueron utilizadas por diferentes pueblos en diversas épocas de la historia, y cada una de ellas tenía su propia denominación, sin ser expertos en el tema, en general se las denomina a todas con el término ―cimitarra‖. Es probable que el arma en la cita referida haya sido inventada por los nefitas o lamanitas, ya que Zeniff hace referencia a que inventaban armas. Las armas van evolucionando y se van sustituyendo por las más modernas o más efectivas. Este tipo de arma, traducido por José Smith como ―cimitarra‖, es mencionada varias veces en el Libro de Mormón como utilizada tanto por nefitas como por lamanitas, y se las mencionaba conjuntamente con las espadas. Sin embargo la cimitarra deja de mencionarse aproximadamente en el año 52 A.C. (Helamán 1:14). Aunque la espada se siguió mencionando hasta la batalla final de Mormón aproximadamente entre los años 400 y 421 D.C. La cimitarra al ser curva era un arma usada para que cortara y siguiera su trayectoria y no se incrustara. Aproximadamente en el año 74 A.C. ya se comenzaba a mencionar que los ejércitos nefitas iban protegidos con escudos, con ropa gruesa (Alma 43:19) y con cascos (Alma 43:38), por lo que la cimitarra ya no resultaba tan efectiva, y posiblemente se discontinuó su uso. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Aunque la palabra utilizada para designar a esta arma es la misma con la que se designa a otras armas de otros pueblos, nada indica que los pueblos de América no hayan tenido la capacidad de inventar una espada curva con características semejantes a la que José Smith tradujo como ―cimitarra‖. b) Si desde el siglo anterior al nacimiento de Jesucristo no se ha mencionado más a la ―cimitarra‖, es probable que se haya sustituido por otra arma y discontinuado su uso, por lo que se hace más difícil encontrar abundantes evidencias arqueológicas, porque estamos hablando de más de dos mil años atrás.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―Cimitarra: La voz cimitarra parece venir de la derivación italiana "scimitarra" del shamsir persa, y sirve en occidente para referirse a cualquier sable curvo
Por Rafael Diogo Jara Pág. 108

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

musulmán u oriental. Por ello, dentro del término cimitarra, -que en sí mismo no es un arma concreta-, entrarían las siguientes armas: Shamsir: si es de origen persa. Kiliç: si es de origen otomano. Saif: si es de origen árabe. Talwar: si es de origen indio. Nimcha: si es de origen magrebí. Etc... ―Por tanto, al ser armas que se diferencian escasamente unas de otras, pero que a la postre difieren, el término cimitarra es una voz genérica para todas ellas.‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) ―Pirámide de Tula. Cultura Tolteca (México). Atlantes - La estructura más importante descubierta hasta el momento en la ciudad de Tula es el Templo de Tlahuizcalpantecuhtli. En la parte superior de la pirámide se hallaba el templo propiamente dicho, cuyo techo estaría sostenido por cariátides y pilastras monumentales. Estas cariátides representan guerreros de gigantescas proporciones que exhiben un amplio pectoral en forma de mariposa; ancha faja y delantal bordado, de forma triangular; casco cilíndrico finalizado en un penacho de plumas; portando una espada curva en la mano izquierda y un lanzadardos en la derecha. Los atlantes visten hasta las rodillas y levantan los brazos en ademán de sostener algo. Estas figuras tienen una interesante relación con Chichén Itzá.‖ (El texto original no resalta en letra negrita). (http://www.artehistoria.jcyl.es/cronicas/obras/10301.htm)

28.

La Chusma

En Mosíah 10:9 dice: ―y Aconteció que hice que las mujeres y los niños de mi pueblo se ocultaran en el desierto…‖ ―Chusma‖ es un término americano utilizado para referirse al grupo de personas, generalmente compuesto por mujeres, niños y ancianos, que el indio protegía durante la guerra en un lugar aparte y seguro. El término tiene también otros significados, pero no se aplican en este caso.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 109

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Por lo que vemos la costumbres de nuestros indios, y de otros de América, de esconder durante la guerra a los que no peleaban en un lugar aparte y seguro, se ha trasmitido por generaciones.
―Chusma: Am. Conjunto de indios que, viviendo en comunidad, no eran guerreros, o sea mujeres, niños y viejos considerados en conjunto.‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española). En el extracto del libro “Napeguá, Leyenda Prohibida” del autor, se refiere a esta costumbre: ―…y éramos muchos guerreros, más la chusma de las mujeres, niños y viejos que nos acompañaban y que resguardábamos con afecto en los combates.‖

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque la acción relatada en el Libro de Mormón, de que Zeniff ocultara a las mujeres y los niños de su pueblo en el desierto durante la guerra, guardan perfecta armonía aun con las costumbres de los charrúas que habitaron nuestro país.

29.

Los Diez Mandamientos

En Mosíah 13:12-24 se detallan los Diez Mandamientos que Dios dio a Moisés en el Monte del Sinaí. El profeta Abinadí, antes de ser quemado en la hoguera por el Rey Noé y sus sacerdotes falsos, les recuerda los Diez Mandamientos y les reprocha por no obedecerlos. Éstos fueron escritos por Dios para regir el comportamiento moral de la humanidad hasta el presente, y fueron básicos tanto para el pueblo judío que los llamó ―Las Diez Palabras‖ o ―El Pacto‖, así como para la iglesia que el Señor Jesucristo estableció entre ellos.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 110

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Poca diferencia existe entre la versión de los Diez Mandamientos citada por el profeta Abinadí con la que está en el libro de Éxodo de la Biblia. Las pequeñas diferencias son atribuibles a las diferentes traducciones por las que ambos libros han pasado al llegar a nuestro idioma. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Al ser El Libro de Mormón inspirado por Dios, no podría omitir en su volumen enseñar sobre los Diez Mandamientos. b) No solamente se hace referencia a los conceptos enseñados en los Diez Mandamientos, sino que se los enseña a todos directamente.

30.

El Padre y el Hijo

En Mosíah 15:2-3 dice: ―Y porque morará en la carne, será llamado el Hijo de Dios, y habiendo sujetado la carne a la voluntad del Padre, siendo el Padre y el Hijo, ―el Padre porque fue concebido por el poder de Dios; y el Hijo, por causa de la carne; por lo que llega a ser el Padre e Hijo…‖ El concepto expresado por el profeta Abinadí de Jesucristo, el Hijo de Dios, también como Padre, se repite en otras ocasiones en el Libro de Mormón. En Mosíah 5:7 el rey Benjamín dice: ―Ahora pues, a causa del convenio que habéis hecho, seréis llamados progenie de Cristo, hijos e hijas de él, porque he aquí, hoy él os ha engendrado espiritualmente…‖ En Moroni 7:19 dice: ―…Y si os aferráis a todo lo bueno, y no lo condenáis, ciertamente seréis hijos de Cristo.‖ Y también en 4 Nefi 1:17 dice: ―…Sino que eran uno, hijos de Cristo y herederos del reino de Dios.‖ (El texto original no resalta en negrita). El profeta Abinadí da una explicación un tanto poética al decir que Cristo al no tener padre terrenal, era también el padre. No da más explicación sobre el tema, posiblemente porque el concepto de Cristo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 111

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

como Padre ya era conocido; el Rey Benjamín ya lo había mencionado, y posiblemente otros antes que él también. Hay varias formas en que Jesucristo es también nuestro padre. El profeta Abinadí expresa en ese mismo mensaje ante los sacerdotes falsos del rey Noé: ―Y ahora, ¿qué decís vosotros? ¿Quién será su posteridad? ―He aquí, os digo que quien ha oído las palabras de los profetas, …os digo que todos aquellos que han escuchado sus palabras y creído que el Señor redimirá a su pueblo, y han esperado anhelosamente ese día para la remisión de sus pecados, os digo que éstos son su posteridad, o sea, son los herederos del reino de Dios. ―Porque éstos son aquellos cuyos pecados él ha tomado sobre sí; éstos son aquellos por quienes ha muerto, para redimirlos de sus transgresiones. Y bien, ¿no son ellos su posteridad? (El texto original no
resalta en negrita)

El profeta Isaías profetizando sobre el nacimiento del Salvador, dijo que se lo llamaría “Padre Eterno”: ―Porque un niño no es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de Paz.‖ (Isaías 9:6 - El texto original no
resalta en negrita)

Tal vez Zeezrom, del Libro de Mormón, conocía esa escritura de Isaías, porque le preguntó a Amulek diciéndole: ―… ¿Es el Hijo de Dios el mismo Padre Eterno? ―Y le dijo Amulek: Sí, él es el Padre Eterno mismo del cielo y de la tierra, y de todas las cosas que en ellos hay…‖ (Alma 11:38-39 - El
texto original no resalta en negrita)

El apóstol Juan se refirió a Jesucristo como ―la Luz‖, y a su vez como creador del mundo; y si creador, también puede ser considerado padre:
Por Rafael Diogo Jara Pág. 112

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. ―Éste vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de todos creyesen por él. ―No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. ―Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. ―En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. ―A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.‖ (Juan 1:6-11- El texto
original no resalta negrita)

El Apóstol Pablo se refirió también a Jesucristo como creador, por lo que concuerda con Alma, quien se refirió a Jesucristo como el Padre Eterno del cielo y de la tierra. Pablo dice de Cristo: ―Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra…‖ (Colosenses 1:16) El mismo apóstol Juan dice en Juan 12:36: ―Entre tanto que tenéis luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.‖ (El texto original
no resalta en negrita)

En Doctrina y Convenios, otro de los libros canónicos del mormonismo, que tiene unos 180 años, dice: ―Escucha y oye la voz de aquel que existe de eternidad en eternidad, el Gran Yo Soy, sí, Jesucristo… ―El mismo que vine a los míos en el meridiano de los tiempos, pero los míos no me recibieron; ―mas a cuantos me recibieron, les di el poder de llegar a ser mis hijos; y en igual manera, a cuantos me recibieren, les daré poder para llegar a ser mis hijos.‖ (Doctrina y Convenios 39:1,4 - El texto original no
resalta en negrita)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 113

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Es indiscutible el hecho de que Jesucristo es literalmente el Hijo de Dios. Es hijo de Dios, así como nosotros también lo somos, aunque Él era el mayor, el Primogénito (el primer hijo espiritual). En la carne también es hijo de Dios, porque nació de la virgen María, por lo que es también el Unigénito (el único hijo en la carne). Pero sus fieles lo consideran Padre, y lo llaman Señor. En el mormonismo no se refieren a Cristo como hermano, aunque no se desconoce que lo es. Por respeto se lo llama Señor, y el título de Padre se lo utiliza para su padre, el Padre Celestial. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque la explicación poética que da el profeta Abinadí de Cristo como padre e hijo, también es real por las siguientes razones: a) Por causa del convenio del bautismo y la imposición de manos para conferir el Espíritu Santo somos engendrados espiritualmente progenie de Cristo, hijos e hijas de Él. b) Por aferrarnos a todo lo bueno, y no condenarlo, seremos hijos de Cristo. c) Porque la posteridad de Cristo son quienes han oído las palabras de los profetas; quienes han escuchado sus palabras y creído que Él redimirá a su pueblo; quienes han esperado el día de la remisión de sus pecados; aquellos a quienes Él ha tomado sus pecados sobre sí, habiendo muerto para redimirlos de sus transgresiones. d) Porque si somos hijos de Cristo, y somos su posteridad, entonces Él es el Padre. e) Porque Isaías lo llamó ―Padre eterno, Príncipe de Paz‖. f) Porque Amulek se refirió a Él como ―Padre Eterno mismo del cielo y de la tierra‖.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 114

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

g) El concepto de Jesucristo como Hijo, y también como Padre, no es una contradicción y tampoco una confusión, pues es un concepto común en el mormonismo. h) Al referirse Juan el Amado a Cristo diciendo que “el mundo por él fue hecho‖, y el apóstol Pablo a que ―en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra‖, entonces si Cristo es creador del mundo, bien es llamado también ―Padre‖.

31.

Los Sacerdotes Deben Trabajar para su Sostén

En Mosíah 18:24,26 dice: ―Y Además, les mandó que los sacerdotes, a quienes él había ordenado, trabajaran con sus propias manos para su sostén. ―Y los sacerdotes no debían de depender del pueblo para sus sostén…‖ Este principio enseñado en el Libro de Mormón por el profeta Alma, de que los sacerdotes debían trabajar para sostenerse a sí mismos se repite en varios pasajes más del mismo Libro. Lo enseñó el profeta y rey Benjamín (Mosíah 2:14); lo enseñó también el profeta y rey Mosíah (Mosíah 27:5); se menciona en el libro de Alma que los sacerdotes dejaban su trabajo para impartir la palabra de Dios a los del pueblo (Alma 1:26); lo menciona el mismo profeta Alma diciendo: ―Tú sabes que no nos aprovechamos del trabajo de este pueblo; pues he aquí, yo he trabajado, desde el principio del gobierno de los jueces hasta ahora, con mis propias manos para mi sostén…Y a pesar del mucho trabajo que he hecho en la iglesia, nunca he recibido ni siquiera un senine por mi trabajo…‖ (Alma 30:32-33). Nehor, el anticristo, comenzó a enseñar al pueblo en contra de este principio, predicando que todo sacerdote y maestro en la iglesia no debía trabajar, sino que el pueblo debía mantenerlo. Por enseñar este concepto falso el profeta Alma lo increpó porque era la primera
Por Rafael Diogo Jara Pág. 115

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

vez que se introducía la superchería sacerdotal entre el pueblo. (Alma 1: 1-3,12). En 2 Nefi 26:29,31 dice: ―Él manda que no haya supercherías; porque he aquí, son supercherías sacerdotales el que los hombres prediquen y se constituyan a sí mismos como una luz al mundo, con el fin de obtener lucro y alabanzas del mundo; pero no buscan el bien de Sión. ―Mas el obrero en Sión trabajará para Sión; porque si trabaja por dinero, perecerá.‖ Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Este concepto, de que los sacerdotes no reciban nada a cambio de lo que predican, a no ser el gozo de llevar su mensaje al corazón de la gente, testifica de la sinceridad y verdad del Libro. b) Es una muestra de la sinceridad del predicador que no reciba nada a cambio de lo que predica, máxime, si tiene que pagarse sus propios gastos para predicar. c) Como dice el profeta Alma: ―De modo que si no recibimos nada por nuestro trabajo en la iglesia, ¿qué nos beneficia trabajar en la iglesia, aparte de declarar la verdad para regocijarnos en el gozo de nuestros hermanos?... ¿Crees tú que engañamos a este pueblo y que eso es lo que causa tanto gozo en sus corazones?‖
(Alma 30:34-35).

32.

Perdidos en el Desierto

En Mosíah 22:15-16 dice: ―Y aconteció que cuando los lamanitas descubrieron que el pueblo de Limhi había partido de la tierra durante la noche, enviaron un ejército al desierto para perseguirlos. ―Y después de perseguirlos dos días, no pudieron seguir más el rastro; por tanto, se perdieron en el desierto.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 116

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Casualmente, hace pocos días, escuché a alguien opinar que no había testigos para escribir en el Libro de Mormón este acontecimiento, de que los lamanitas después de perseguir al pueblo de Limhi se hayan perdido en el desierto. Me pareció en ese momento que podía iniciar una investigación para ver si encontraba alguna pista que me pudiera hacer saber como pudo el registrador asentar que los lamanitas se perdieron en el desierto después de perder el rastro del pueblo de Limhi. Fue más sencillo de lo imaginado. Los sucesos secuenciales relacionados serían los siguientes: a) Alma, uno de los sacerdotes del inicuo rey Noé, quien creyó en las palabras del profeta Abinadí, salió a predicar las enseñanzas de Abinadí, a quien el rey Noé había matado en la hoguera. (Mosíah
18:1).

b) Alma y la gente que creyó en él se ven obligados a huir del rey Noé, hacia el desierto. (Mosíah 18:34-35). c) Gedeón, quien era enemigo del rey Noé, cuando intenta matar al rey, éste huye a la torre y ve que lo están invadiendo los lamanitas. Gedeón le perdona la vida. (Mosíah 19:2-8). d) El rey Noé manda que el pueblo huya al desierto con sus mujeres e hijos. En la huida el rey mandó que los hombres abandonaran a sus mujeres e hijos y huyeran de los lamanitas. Muchos no quisieron huir y prefirieron perecer con sus familias. Los lamanitas perdonaron la vida de éstos y los tomaron cautivos. (Mosíah 19:9-15). e) Entre los cautivos estaba el hijo del rey Noé, que se llamaba Limhi.
(Mosíah 19:16).

f) Los que siguieron al rey se arrepintieron, y quisieron volver a la tierra de Nefi, y si sus esposas e hijos habían sido asesinados, procurarían vengarse. El rey no les permitió, y se enojaron y le hicieron padecer la muerte por fuego, tal como él lo había hecho a Abinadí. Gedeón regresó al desierto en busca del rey Noé y los que lo siguieron, y encontró a todos menos al rey, que lo habían matado, y a sus sacerdotes que huyeron al interior del desierto.
(Mosíah 19:18-23).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 117

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

g) El pueblo le confiere el reino a Limhi, y éste empezó a instituir el reino y establecer la paz entre su pueblo, y la paz con los lamanitas. (Mosíah 19:25-27). h) Los sacerdotes del rey Noé avergonzados no se atrevieron volver a sus esposas y a sus hijos. Mientras permanecían en el desierto raptaron a unas pocas hijas de los lamanitas que estaban reunidas. (Mosíah 20:3-5). i) Los lamanitas primeramente supusieron que fue el pueblo de Limhi y les hace la guerra. En la batalla cae con vida el rey de los lamanitas. Gedeón le hace ver al rey de los lamanitas y al rey Limhi que los responsables del rapto de las hijas de los lamanitas debieron ser los sacerdotes del rey Noé. (Mosíah 20:6- 26). j) Aparece en la escena Ammón, que había emprendido una expedición desde Zarahemla, y encontró al pueblo de Limhi. Con la llegada de Ammón, el pueblo de Limhi hace planes para huir, porque eran súbditos de los lamanitas. Gedeón presenta un plan y huyen al desierto, y después de muchos días llegan a la tierra de Zarahemla. (Mosíah 21:23-24; 22:1-13). k) Los ejércitos lamanitas que habían perseguido al pueblo del rey Limhi, estuvieron perdidos en el desierto muchos días, y encontraron a los sacerdotes del rey Noé que a esa época ya poseían un país llamado Amulón, y labraban la tierra. Los lamanitas les tuvieron compasión, porque las esposas de los sacerdotes del rey Noé, que eran las hijas de los lamanitas que habían raptado, salen al encuentro de los ejércitos y les suplican por sus maridos. (Mosíah 23:30-34). l) Los sacerdotes del rey Noé se unieron a los lamanitas, y estos anduvieron en el desierto buscando la tierra de Nefi, cuando descubrieron a Alma y a sus hermanos y les pidieron que les enseñe al camino de regreso a cambio de sus vidas y su libertad.
(Mosíah 23:35).

m) Por lo tanto, el pueblo de Alma supo que los lamanitas andaban perdidos, porque ellos le pidieron que les enseñara el camino de regreso. (Mosíah 23:36). n) Alma les enseñó el camino de regreso, pero los lamanitas no cumplieron su promesa y les pusieron guardias alrededor de Alma y sus hermanos. (Mosíah 23:37). o) Con la intervención divina, Alma y su pueblo huyeron de los opresores, y finalmente llegaron a la tierra de Zarahemla, y los

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 118

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

recibió el rey Mosíah, quien previamente había recibido también al rey Limhi y su pueblo. (Mosíah 24:23-25). Que los lamanitas que perseguían al pueblo de Limhi se perdieron en el desierto, fue notorio para Alma, y Alma se encontró con el pueblo de Limhi en Zarahemla, y con el Rey Mosíah, en cuyos anales se registró la historia. Así que la idea de que no había testigos para registrar que los lamanitas después de perseguir al pueblo de Limhi se hayan perdido en el desierto, no es valedera, porque hubo cuatro pueblos de testigos. El rey Mosíah congregó a todo el pueblo (su propio pueblo compuesto de nefitas y muletitas, el pueblo del rey Limhi, y el pueblo de Alma) y les leyó los anales de Zeniff con la historia desde que salieron de la tierra de Zarahemla hasta que volvieron otra vez (que contenía los relatos de los tres reyes, Zeniff, Noé y Limhi), y les leyó la narración de Alma y sus hermanos. (Mosíah 25:1,5-6). Es cierto que los acontecimientos del Libro de Mormón no fueron registrados sólo por cronistas en el mismo momento que ocurrían los hechos, sino que también fueron escrito por historiadores que reunían sus informaciones y registros y hacían un resumen o compendio extemporariamente, como es el caso de Mormón y Moroni. También es el caso del libro de Mosíah, que se compone de registros de varios autores que se agregaron extemporariamente a la ocurrencia de los hechos. Conclusión: Por lo tanto los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Hay congruencia en la historia relatada. b) Aportar luz a algo que pueda considerarse un supuesto antagonismo, es también probar la verdad.

33.

Las Dos Piedras

En Mosíah 28:13-16 dice: ―Y las tradujo por medio de aquellas dos piedras que estaban colocadas en los dos aros de un arco.‖
Por Rafael Diogo Jara Pág. 119

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Ahora bien, estas cosas fueron preparadas desde el principio, y se trasmitieron de generación en generación con objeto de interpretar idiomas; ―y la mano del Señor las ha preservado y guardado, para que él pudiera manifestar, a toda criatura que ocupase la tierra, las iniquidades y abominaciones de su pueblo; ―y el que tiene estos objetos es llamado vidente, según la costumbre de los días antiguos.‖ Estas dos piedras son los objetos a los que se refirió Ammón al dirigirse al rey Limhi para explicarle quien podía traducir las veinticuatro planchas encontradas en las ruinas de los jareditas, diciéndole: ―Puedo de seguro decirte, oh rey, de un hombre que puede traducir los anales; pues él tiene algo con lo que puede mirar y traducir todos los anales que son de fecha antigua; y es un don de Dios. Y las cosas se llaman intérpretes, y nadie puede mirar a menos que le sea mandado, no sea que busque lo que no debe, y así perezca. Y a quien se le manda mirar en ellas, a ése se le llama vidente.‖ (Mosíah 8:13). No sabemos el origen de estas dos piedras o ―intérpretes‖, como las llamó Ammón, que fueron utilizadas por el rey Mosíah para interpretar idiomas. Según las palabras de Ammón, el rey Mosíah ya tenía los ―interpretes‖ cuando se encontró las veinticuatro planchas del pueblo de Jared. Aunque leemos que ―fueron preparadas desde el principio, y se trasmitieron de generación en generación con objeto de interpretar idiomas.‖ En profeta Alma explica a su hijo Helamán el origen de una piedra, que cumplía una función similar a las dos que poseía el rey Mosíah, con estas palabras: ―Prepararé para mi siervo Gazelem una piedra que brillará en las tinieblas hasta dar luz, a fin de manifestar a los de mi pueblo que me sirven, sí, para manifestarles los hechos de sus hermanos, sí, sus obras de obscuridad, y sus maldades y abominaciones.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 120

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Y se prepararon estos intérpretes, hijo mío, para que se cumpliera la palabra que Dios habló diciendo: ―Sacaré de las tinieblas a la luz todos sus hechos secretos y sus abominaciones… y descubriré todos sus secretos y abominaciones a toda nación que en lo futuro posea la tierra.‖ (Alma
37:23-25).

En el libro de Éter, que cronológicamente es el más antiguo de los libros del Libro de Mormón, se explica lo siguiente: ―Y sucedió que el Señor dijo al hermano de Jared: He aquí, no permitirás que vayan al mundo estas cosas que has visto y oído, sino hasta que llegue el tiempo en que he de glorificar mi nombre en la carne; de modo que guardarás las cosas que has visto y oído, y no las manifestarás a ningún hombre. ―Y he aquí, cuando vengas a mí, las escribirás y las sellarás a fin de que nadie pueda interpretarlas; porque las escribirás en un lenguaje que no se podrá leer. ―Y he aquí, te daré estas dos piedras, y también las sellarás junto con las cosas que escribas. ―Porque he aquí, he confundido el idioma que escribirás; por tanto, haré que en mi propio y debido tiempo estas piedras clarifiquen a los ojos de los hombres las cosas que tú escribirás.‖ (Éter 3:21-24) Aparentemente en todos los casos mencionados sobre las piedras o “intérpretes” no siempre se referían a los mismos objetos sagrados. Aunque el método utilizado por el Señor provenía desde tiempo antiguo, las piedras o intérpretes aparentemente no han sido siempre los mismos que se transmitieron de generación en generación. Estas dos piedras se las conoce como el ―Urim y Tumim‖. Aunque en el Libro de Mormón no se las menciona nunca con ese nombre, sí se lo hace en la historia de la Iglesia y en las revelaciones modernas. En la antigüedad fueron utilizados por Aarón, el hermano de Moisés: ―Y pondrás en el pectoral del juicio Urim y Tumim, para
Por Rafael Diogo Jara Pág. 121

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

que estén sobre el corazón de Aarón cuando entre delante de Jehová…‖ (Éxodo 28:30). También se hacen a estos intérpretes otras referencias más en la Biblia. En Levítico 8:8 refiriéndose a como Moisés viste a Aarón dice: ―Luego le puso encima el pectoral, y puso dentro del mismo los Urim y Tumim.‖ También se menciona en el ocaso del reinado de Saúl, cuando su maldad lo alejaba de Dios: ―Y consultó Saúl a Jehová, pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.‖ (1 Samuel 28:6). También cuando el pueblo de Dios regresó a Jerusalén, luego del cautiverio babilónico, dice el registro bíblico: ―Y el gobernador les dijo que no comiesen de las cosas más santas, hasta que hubiese sacerdote para consultar con Urim y Tumim.‖ (Esdras 2:63). El profeta José Smith relata que el día 22 de setiembre de 1827, junto con las planchas de oro que dio origen al Libro de Mormón, también estaban ―el Urim y Tumim y el pectoral‖ a los que se hace referencia en el propio Libro. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Hay armonía con los conceptos del Libro de Mormón entre sí, sobre el tema. b) Hay armonía con lo registrado en la Biblia sobre el tema. c) Hay armonía con las escrituras modernas del mormonismo y con los registros de la historia de José Smith. d) Cada verdad encaja perfectamente en un todo, y la verdad armoniza con la verdad.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Urim y Tumim: Instrumentos que Dios preparó para ayudar al hombre a obtener revelaciones del Señor y a traducir idiomas. En el idioma hebreo estos dos vocablos significan ‗luces y perfecciones‘. El Urim y Tumim consta de dos piedras en aros de plata que a veces se usa junto con un pectoral…‖ (Guía Para el Estudio de las Escrituras – Publicado por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días – Salt Lake City, Utah, E.U.A.) ―Urim V'Tumim: ―P: ¿Cuál es el significado interior de los urim v‘tumim que se usaban en el Templo Sagrado?
Por Rafael Diogo Jara Pág. 122

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―R: El secreto de los Urim y Tumim es el de las letras de la Lengua Sagrada (Hebreo). „Urim‟ significa ‗luces‘ y „tumim‟ significa ‗recipientes‘ y también ‗simpleza‘ o ‗ingenuidad‘... (La Dimensión Interior es presentada por Instituto Gal Einai de Israel con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del rabino Itzjak Ginsburgh http://www.dimensiones.org/canales/respuestas/urimy.htm) “El Urim y Tumim, en el mormonismo, se refiere a los instrumentos que se usaron para recibir revelación y traducir idiomas desconocidos. José Smith utilizó el Urim y Tumin para traducir las Planchas de Oro y recibir revelaciones del Señor. La frase Urim y Tumim no se refiere a algún instrumento específico, y a menudo se le da a diferentes objetos, pero cada uno de ellos tiene el mismo propósito. En hebreo, las palabras Urim y Tumim significan ‗luces‘ y ‗perfecciones‘. La naturaleza plural de las palabras ha dado lugar a que algunos eruditos crean que Urim y Tumim se refieren al proceso de revelación más que al objeto, pero el uso de las palabras en el mormonismo es para referirse a los objetos por los cuales se recibe la revelación. ―Las referencias bíblicas al Urim y Tumim los describen como parte de la ropa ceremonial del templo que se sujetaban a una coraza. Se pasaban de generación en generación desde Aarón, pero la Biblia no relata su uso con tanto detalle como el Libro de Mormón y otras escrituras de la Iglesia. En el Libro de Éter, el Señor entrega dos piedras a un profeta con el propósito de traducir un registro hecho en un idioma desconocido. Ésta es la primera mención del Urim y Tumim cronológicamente hablando, ya que esto ocurrió en el tiempo de la torre de Babel. El Libro de Abraham relata que Abraham recibió una visión por medio del Urim y Tumim, aunque es posible que fueran objetos diferentes a los que usó José Smith. No se sabe si el Urim y Tumim utilizados por Abraham llegaron a las manos de Aarón, pero el Urim y Tumim del Libro de Mormón es el mismo que fue enterrado con las Planchas de Oro, y que José Smith utilizó para traducir. El Urim y Tumim del Libro de Mormón se menciona en la época de Mosíah, cuando él lo utilizó para traducir las planchas de Éter. Es aquí donde se define el Urim y Tumim como interpretes. El Libro de Mormón también informa que solo aquel que es un vidente puede utilizar el Urim y Tumim (Mosíah 8:13) Hiram Page es un ejemplo de alguien en la historia de la Iglesia que trato de usar algún tipo de piedras para recibir revelación sin el permiso del Señor (Doctrina y Convenios 28: 11-12). ―Cuando José Smith fue dirigido al lugar donde estaban las Planchas de Oro por el [Ángel Moroni], el Urim y Tumim estaba enterrado con ellas. José Smith lo describió como dos piedras en un arco de plata y ajustados a una coraza. En el mormonismo, cuando se refiere al Urim y Tumim, usualmente es a estos objetos a los que se refiere. Sin embargo, existen varias referencias en la escritura mormona a otros objetos que también se llaman Urim y Tumim. José Smith tuvo una piedra vidente aparte del objeto que estaba enterrado con las planchas y lo utilizó en la traducción del Libro de Mormón. Esta piedra vidente también se le ha llamado un Urim y Tumim en la historia de la Iglesia. Una de las revelaciones de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 123

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

José Smith se refiere al lugar donde mora Dios como un Urim y Tumim. En esa misma revelación se informa que la tierra será un Urim y Tumim para todos aquellos que habiten en ella después de que sea santificada en el Día de Juicio, y una piedra blanca (Apocalipsis 2:17) será dada a los fieles que funcionará como un Urim y Tumim para todos los individuos que la reciban. ―Es muy poca la información que se tiene de parte de José Smith de cómo se utilizaba el Urim y Tumim: ‗Por el medio del Urim y Tumim traduje el registro por el don y poder de Dios‘. También indicó que después de preguntar al Señor, recibió revelaciones por medio del Urim y Tumim. ―La explicación más extensa de cómo se usaba fue una revelación recibida en abril de 1829 cuando Oliverio Cowdery expresó su deseo de traducir y no pudo hacerlo: ‗He aquí, no has entendido; has supuesto que yo te lo concedería cuando no pensaste sino en pedirme. Pero he aquí, te digo que debes estudiarlo en tu mente; entonces has de preguntarme si está bien; y si así fuere, haré que tu pecho arda dentro de ti; por tanto, sentirás que está bien. Mas si no estuviere bien, no sentirás tal cosa, sino que te sobrevendrá un estupor de pensamiento que te hará olvidar lo que está mal; por lo tanto, no puedes escribir lo que es sagrado a no ser que lo recibas de mí.‘ (Doctrina y Convenios 9:7-9). ―Esto da lugar a creer que la traducción de las Planchas de Oro no fue una traducción de letra por letra sino que es más probable que sentimientos e ideas fueron transmitidas, se meditó sobre ellas y se confirmó su precisión por el Espíritu Santo. ―Esto sería necesario para evitar la confusión en cuanto a la semántica y los simbolismos desconocidos por nosotros. Por ejemplo el nombre de Jesús probablemente no hubiera sido utilizado por los israelitas, sin embargo la idea de un Cristo fue transmitida a José Smith, y el sabría a quien se referiría el texto. Por lo tanto, no es una traducción de palabra por palabra, sino que una traducción milagrosa cuyo propósito no era solo transmitir el texto, pero el mensaje. ―Esto no da lugar a que se desprestigie la calidad de la traducción. Dos eruditos en idiomas antiguos compararon las traducciones de José con los símbolos de las planchas de oro y confirmaron, no solo que la traducción era muy correcta, pero que los símbolos eran auténticos.‖ (http://es.mormonwiki.com/Urim_y_Tumim)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 124

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

34.

La Iniquidad de los de la Iglesia

En Alma 4:9-10 dice: ―Y así, en este octavo año del gobierno de los jueces, empezó a haber grandes contenciones entre los de la iglesia; sí, había envidias y conflictos, malicia, persecución y orgullo, aun excediendo al orgullo de aquellos que no pertenecían a la iglesia de Dios. ―Y así terminó el año octavo del gobierno de los jueces; y la iniquidad de los de la iglesia fue un gran tropiezo para los que no pertenecían a ella; y así la iglesia empezó a detenerse en su progreso.‖ Acá se relata un período de la historia entre el pueblo nefita que revela, en ese tiempo, una gran decadencia de la iglesia establecida entre ellos. El Libro de Mormón consiste en la historia del pueblo de Dios y de su iglesia establecida entre los descendientes de Lehi. El hacer esta declaración tan fuerte ―la iniquidad de los de la iglesia fue un gran tropiezo para los que no pertenecían a ella‖ revela la sinceridad del cronista o historiador. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque un libro falso no relataría sus propias debilidades, sino que por el contrario, las ocultaría y exageraría sus virtudes.

35.

La Imposición de Manos

En Alma 6:1 dice: ―…Alma ordenó sacerdotes y élderes por la imposición de sus manos, según el orden de Dios…‖ La imposición de manos es una costumbre del pueblo de Dios desde el Génesis. Cuando Jacob bendice a los dos hijos de José el
Por Rafael Diogo Jara Pág. 125

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

relato bíblico dice: ―Entonces Israel extendió su mano derecha, y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza Manasés… y los bendijo aquel día‖ (Génesis 48:14). Jehová le mando a Moisés imponer sus manos sobre Josué diciéndole: ―Toma a Josué, hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él.‖ (Números 27:18) También en el Nuevo Testamento se registran varios hechos donde los apóstoles imponen las manos para conferir el Espíritu Santo (Hechos 8: 14-18); para conferir un don (1 Timoteo 4:14 y 2 Timoteo 1:6); para conferir autoridad a alguien para trabajar en la obra de Dios (Hechos 6:5-6); para restaurar la vista de Pablo (Hechos 9:17-18), y para sanar (Hechos 28:8). El La Epístola a los Hebreos se enseño sobre la imposición de manos como una doctrina básica, junto con el arrepentimiento, la fe y el bautismo (Hebreos 6:1-2). El propio Señor Jesucristo impuso sus manos para sanar, según lo relata Marcos 6:5 diciendo: ―Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos.‖ Fue una costumbre en el Libro de Mormón, y se relata que era utilizada para ordenar sacerdotes, para llamar obreros a la viña, y para conferir el Espíritu Santo (Alma 31:36; 3 Nefi 18:36-37; Moroni 2:1-2; 3:12). Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La práctica de la imposición de manos sobre la cabeza, como es relatada en el Libro de Mormón, está en plena concordancia con las costumbres antiguas del pueblo de Dios, y con las costumbres de la iglesia original que Jesucristo organizó en su época. b) Al no estar restaurado el sacerdocio, cuya autoridad era necesaria para imponer las manos, no era una práctica muy conocida entre las iglesias de la época en que se publica el Libro de Mormón. c) Posteriormente de restaurado el sacerdocio, pasó a ser una ordenanza común en la iglesia restaurada. d) Existe concordancia de esta práctica relatada en El Libro de Mormón con lo que está registrado en las escrituras desde
Por Rafael Diogo Jara Pág. 126

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

tiempo muy antiguo, así como lo registrado en la historia de la Iglesia, lo que constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro.

36.

María

En Alma 7:10 dice: ―Y nacerá de María en Jerusalén, que es la tierra de nuestros antepasados, y siendo ella virgen, un vaso precioso y escogido, a quien se hará sombra y concebirá por el poder del Espíritu Santo, dará a luz un hijo, sí, aun el Hijo de Dios.‖ En el Antiguo Testamento, menciona trece veces el nombre María, pero no para referirse a madre de Jesús, sino a María hermana de Aarón, y a María la hija de Esdras. se de la la

Así también en el Libro de Mormón se menciona el nombre de María, solamente dos veces, pero en este caso ambas para referirse a la madre de Jesús antes de que ella naciera. El primero en mencionarla es el Rey Benjamín (Mosíah 3:8), pero él dice antes de mencionarla: ―Y las cosas que os diré me han sido reveladas por un ángel de Dios.‖ (Mosíah 3:2). Se la menciona seguidamente en el libro de Alma, por el profeta Alma hijo (Alma 7:10), quien podría saber el nombre de la madre del Salvador a través del propio Rey Benjamín quien lo mencionó apenas cuatro décadas antes de mencionarlo él. Sin embargo, también el profeta Alma hijo dijo antes de mencionar el nombre de María: ―…He aquí, os testifico que yo sé que estas cosas de que he hablado son verdaderas. Y ¿cómo suponéis que yo sé de su certeza? ―He aquí, os digo que el Santo Espíritu de Dios me las hace saber. He aquí, he ayunado y orado muchos días para poder saber estas cosas por mí mismo. Y ahora sé por mí mismo que son
Por Rafael Diogo Jara Pág. 127

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

verdaderas; porque el Señor Dios me las ha manifestado por su Santo Espíritu; y éste es el espíritu de revelación que está en mí.‖ (Alma 5:45-46). El profeta Nefi también vio en una visión a la madre del Hijo de Dios, pero no se le reveló su nombre. (Véase 1 Nefi 11:13-20). A Elizabeth, embarazada de quien sería Juan el Bautista, por el espíritu de profecía se le concedió reconocer a María como la futura madre del Hijo de Dios, apenas saludó a María, exclamando a gran voz: ―¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? ―Porque tan pronto como llegó la voz de tu salutación a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.‖ No sólo a Elizabeth se le reveló, también por el espíritu de profecía, que María sería la madre del Salvador, sino también a Juan el Bautista, quien aún estaba en el vientre de su madre. Además de la propia María, también a José se le reveló en sueños que ella sería la madre del Salvador. A Isaías le reveló que la madre del Salvador sería una virgen, diciendo: ―he aquí, que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel‖ (Isaías 7:14). A los reyes de Oriente, que vinieron a visitar al niño y a su madre, se les reveló la fecha del nacimiento. Al profeta Miqueas se le reveló, muchos siglos antes, algo tan específico como el nombre de la ciudad donde María daría a luz al Hijo de Dios. (Miqueas 5:2). Por lo que para nada debe extrañarnos que también se haya revelado de antemano por el espíritu de profecía cual sería el nombre de la madre del Salvador. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Muchos detalles específicos sobre el nacimiento y la vida de Jesucristo, así como de su madre María, también fueron revelados por profetas bíblicos por el espíritu de profecía, muchos siglos antes
Por Rafael Diogo Jara Pág. 128

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

de que ocurrieran. b) No puede negarse que Dios haya concedido ese mismo espíritu de profecía a los profetas del Libro de Mormón para revelar algo tan importante como el nombre de la madre terrenal del hijo de Dios.

37.

El Bautismo de Arrepentimiento

En Alma 7:14 dice: ―…Venid, pues, y sed bautizados para arrepentimiento, a fin de que seáis lavados de vuestros pecados, para que tengáis fe en el cordero de Dios, que quita los pecados del mundo, que es poderoso para salvar y para limpiar de toda iniquidad.‖ El bautismo de arrepentimiento es el bautismo que predicaba Juan el Bautista diciendo: ―Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras de mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.‖ (Mateo 3:11). Y el registro bíblico dice: ―y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.‖ (Mateo 3:6). Es el mismo bautismo que solicitó Jesús, a quien Juan se oponía diciendo: ―Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?‖ (Mateo 3:14). Y finalmente accedió reconociendo que era necesario que todos los seres humanos lo recibieran. Es el mismo bautismo que Jesús predicó a Nicodemo diciéndole: ―De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.‖ (Juan 3:3). Y luego le amplió el concepto diciéndole: ―De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.‖ (Juan 3:5). Sin embargo posteriormente durante el período de apostasía universal el bautismo se comenzó a realizar impropiamente sobre niños y bebés recién nacidos. Por lo que dejó de ser un bautismo de arrepentimiento, ya que los niños son inocentes ante Dios y los hombres. Porque el bautismo de arrepentimiento implica un

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 129

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

entendimiento y actitud de fe, reconocimiento y abandono de los pecados individuales cometidos. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque al enseñar sobre el bautismo de arrepentimiento, concuerda plenamente con las enseñanzas cristianas de la época de Cristo.

38.

El Sumo Sacerdocio

En Alma 13:7 dice: ―Este sumo sacerdocio era según el orden de su Hijo, el cual orden existía desde la fundación del mundo, o en otras palabras, es sin principio de días ni fin de años…‖ La primera mención en la Biblia sobre el oficio de Sumo Sacerdote está registrada en el Pentateuco, en Levíticos: ―Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará sus vestidos.‖ (Levítico 21:10). En todo el capítulo se hace referencia a la santidad que debe tener el Sumo Sacerdote, a la unción con aceite sobre su cabeza, y a su consagración para llevar las vestiduras al oficiar en el Tabernáculo, ante el velo y el altar. Zacarías, el padre de Juan el Bautista, era un Sumo Sacerdote, y le tocó en suerte oficiar en el Templo el día que recibió la revelación sobre el nacimiento de su hijo. (Lucas 1:5-25) Jesucristo mismo fue considerado el Gran Sumo Sacerdote, así se lo menciona en Hebreos 4:14 donde dice: ―Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.‖ Un gran Sumo Sacerdote de la antigüedad, fue Melquisedec, rey de Salem. La Biblia lo menciona recibiendo los diezmos de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 130

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Abraham. Tan gran Sumo Sacerdote fue que desde él el sacerdocio más alto se lo comenzó a llamar por su nombre. En Salmos 110:4 leemos: ―…Tu eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.‖ Y en La Epístola a los Hebreos se menciona varias veces al sacerdocio con el nombre de Melquisedec. Refiriéndose a Jesucristo dice: ―Y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.‖ (Hebreos 5:10). ―Donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.‖ (Hebreos
6:20).

―Pues se da testimonio de él: Tu eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec.‖ (Hebreos 7:17). Sobre este sacerdocio en la Biblia se menciona que nadie puede ostentar la autoridad siendo llamado por sí mismo, sino que debe ser llamado por Dios, como fue el caso de Aarón: ―Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón. ―Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy. ―Como también dice en otro lugar: Tu eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec.‖ (Hebreos 5:4-6). La imposición de manos para conferir autoridad de Dios ha sido una costumbre practicada desde Moisés. Cuando Moisés le pide a Jehová que le nombre a un sucesor, el relato bíblico dice:

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 131

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Y Jehová dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él; y lo pondrás delante del sacerdote Eleazar, y delante de toda la congregación; y le darás el cargo en presencia de ellos.‖ (Números 27:18-19). Por lo que acá también se agrega otro elemento importante en las ordenaciones del sacerdocio, y es que los otros sacerdotes deben ser testigos. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La doctrina sobre el Sumo Sacerdocio enseñada en El Libro de Mormón, así como la relacionada con ese oficio del Sacerdocio de Melquisedec, concuerda plenamente con la doctrina revelada desde la antigüedad hasta ese momento. b) Las palabras siguientes, relacionadas con el Sumo Sacerdocio y que aparecen en las citas de las Escrituras referidas en este capítulo, eran puntos doctrinales olvidados y que no eran comunes en la época que salió a luz El Libro de Mormón: Sumo sacerdote; ungir con aceite la cabeza; consagración; vestiduras; oficiar; velo; altar; templo; revelación; diezmos; orden de Melquisedec; imposición de manos para conferir autoridad; testigos de la autoridad conferida; Jesucristo como Gran Sumo Sacerdote; y no tomar para sí esta honra, sino el que es llamado de Dios, como lo fue Aarón. Estos puntos doctrinales mencionados fueron todos restaurados a partir de la aparición del Libro de Mormón.

39.

Los Diezmos

En Alma 13:15 dice: ―Y fue este mismo Melquisedec a quien Abraham pagó diezmos; sí, aun nuestro padre Abraham pagó como diezmos una décima parte de todo lo que poseía.‖ El diezmo como ofrenda a Dios es mencionada treinta y nueve veces en la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamento, como una ley sagrada. La primera ocasión es en Génesis 14:18-20,
Por Rafael Diogo Jara Pág. 132

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

cuando Abraham paga sus diezmos a Melquisedec, y es el caso al que Alma hace referencia. La siguiente ocasión es cuando Jacob hace pacto con Dios en Bet-el diciendo: ―…Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. ―Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.‖ (Génesis 28:20-22) En Levítico se menciona lo sagrado del diezmo con estas palabras: ―Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada Jehová.‖
(Levítico 27:30)

El Señor Jesucristo se refirió al diezmo, al recriminar a los escribas y fariseos por cumplir con esa ley y dejar lo más importante de la misma, diciéndoles: ―¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.‖ (Mateo 23:23) También es conocida la parábola del Señor Jesucristo sobre el fariseo y el publicano, cuando el fariseo hipócritamente hacía alarde de todo lo bueno que hacía y puesto de pie en su oración mencionaba: ―…Ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.‖ (Lucas 18:12). Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Esta ley no era común cuando el Libro de Mormón salió a luz en el año 1830, y no lo sigue siendo todavía en las iglesias que estaban vigentes en aquella época. b) La ley del diezmo era un concepto olvidado o abandonado, por lo que sus cuatro menciones en el Libro de Mormón,

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 133

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

lo hace estar en plena armonía con la verdad revelada en la Biblia desde Abraham hasta el ministerio del propio Señor Jesucristo.

40.

Fiebre Causada por Tribulaciones Mentales

En Alma 15:3 dice: “Y también Zeezrom yacía enfermo en Sidóm, con una fiebre ardiente causada por las grandes tribulaciones mentales que sus iniquidades le habían ocasionado…” Las tribulaciones, cuyos sinónimos son aflicciones, agonías, amarguras, sufrimientos, penas, padecimientos, disgustos, sinsabores, mortificaciones, cargas, cruces, espinas, puñaladas, heridas, llagas, pesadumbres, desazones, tormentos, martirios, torturas, son causa de una enfermedad psicológica que en la era moderna es llamada estrés. Se debe tener presente que Zeezrom fue el causante de los altercados del pueblo con los profetas Alma y Amulek, lo que derivó finalmente, aunque no por decisión ni voluntad de Zeezrom, que se echaran fuera de la ciudad y se apedrearan a todos los creyentes de las palabras de estos profetas, y que se quemaran vivos a sus mujeres y niños. Además dice la escritura refiriéndose a Zeezrom: ―…Porque creía que Alma y Amulek ya no existían, y que habían sido muertos a causa de la iniquidad de él. Y este gran pecado, con sus muchos otros pecados, tanto le atormentaban su mente, que se agravó y no hallaba alivio; por tanto, empezó a consumirlo una fiebre abrasadora.‖ (Alma 15:3). El estrés puede dejar el sistema inmune del individuo débil, con lo cual puede contraer gripe, entre otras cosas, que ocasionan fiebre. Es bien sabido en esta época que el estrés no sólo disminuye las defensas del organismo y lo deja más expuesto a diversas enfermedades, sino que también es causa directa de muchos males.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 134

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La fiebre es uno de los síntomas de una situación grave de estrés. b) Tanto el estrés o la fiebre como síntoma de grandes tribulaciones mentales, se descubrieron en la era moderna, probablemente ni sospechadas en el año 1830 cuando salió a luz el Libro de Mormón.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: “Trastorno de Estrés Postraumático: Es un tipo de trastorno de ansiedad que puede ocurrir después de que uno ha observado o experimentado un hecho traumático que involucra una amenaza de lesión o de muerte. “Causas, incidencia y factores de riesgo: ―…El trastorno de estrés postraumático (TEPT) se puede presentar inmediatamente después de un trauma mayor o demorar más de 6 meses después del acontecimiento. Cuando se presenta inmediatamente después del trauma, por lo general mejora después de tres meses; sin embargo, algunas personas tienen una forma más prolongada de la enfermedad que puede durar por muchos años. ―…También podría tener sentimientos de culpa acerca del evento (incluyendo "culpa del sobreviviente") y los siguientes síntomas que son característicos de ansiedad, estrés y tensión:

-

Agitación o excitabilidad Mareo Desmayo Sensación de latidos del corazón en el pecho (palpitaciones) Fiebre Dolor de cabeza Palidez‖

(Medline Plus – Información de Salud para Usted – Un Servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. y los Institutos Nacionales de Salud.http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000925.htm)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 135

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

41.

Las Sinagogas

En Alma 16:13 dice: ―Y Alma y Amulek salieron a predicar el arrepentimiento al pueblo en sus templos, y en sus santuarios, y también en sus sinagogas…‖ En todo el ministerio de Jesucristo se mencionan muchas veces a las sinagogas. Parece ser que la costumbre de los judíos de construir sinagogas viene de tiempos muy remotos. Aunque en todo el Antiguo Testamento se menciona solamente una vez la palabra ―sinagoga‖, y se lo hace en plural en el Salmo 74, en el versículo 8. Por lo que muestra que la costumbre judía de construir sinagogas es por lo menos a partir del rey David, porque los Salmos son atribuidos a él. Y la partida de Lehi y su familia de Jerusalén es posterior al rey David, por lo que todos los de la compañía de Lehi tenían conocimiento de sus construcciones. En el Libro de Mormón ya se había mencionado antes la palabra ―sinagogas‖ en 2 Nefi 26:26, diciendo: ―He aquí, ¿ha mandado él a alguno que salga de las sinagogas, o de las casas de adoración? He aquí, os digo que no.‖ El término sinagogas es utilizado en el Libro de Mormón como sinónimo de casas de adoración o sitios donde adorar. Es utilizado hasta Moroni, quien dice refiriéndose a su padre Mormón: ―…Porque de esta manera habló al pueblo, mientras les enseñaba en la sinagoga que habían construido como sitio donde adorar.‖ (Moroni 7:1). Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La palabra ―sinagoga‖ ya era utilizada por los judíos aun antes de la época en que Nefi llega a este continente. b) La armonía que existe hasta en detalles tan insignificantes como este, y en otros que hemos
Por Rafael Diogo Jara Pág. 136

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

analizado, no puede ser de un libro hecho extemporáneamente por uno o varios autores, sino que muestra que es una crónica de hechos reales que sucedieron a través de los siglos.

42.

Desmayos por Emoción

En Alma 27:17 dice: ―Y tan grande fue el gozo de Ammón que lo colmó; sí, se extasió en el gozo de su Dios, al grado de que se le agotaron las fuerzas; y cayó a tierra otra vez.‖ Ammón ya había tenido una experiencia similar cuando le predicaba al rey Lamoni (Alma 18:14). Parecería que era propenso a emocionarse a tal punto por las cosas espirituales, cosa que no sucedía con sus hermanos (Alma 22:19; 27:19), a pesar de ser grandes hombres y haber vivido las mismas experiencias espirituales que Ammón. La casa del rey Lamoni sufrió un desmayo masivo, tal vez por causa de la sugestión al ver al rey Lamoni y la reina desmayados por causa del impacto emocional ante la predicación de Ammón. El caer desmayado por causa de una emoción fuerte es una cualidad de muchos seres humanos. Es común ver a algunos miembros de una familia caer desmayados por la tristeza causada por la muerte de un ser querido, así como es común ver a otros caer desmayados por una alegría muy fuerte. También es común ver a algunas personas desmayarse por causa de la sugestión. En algunas ocasiones estas fuertes emociones, pueden causar no sólo el desmayo sino la muerte. También en nuestra época, personas mal intencionadas, conociendo esta característica humana, han hecho exhibicionismos por medio de la sugestión para provocar desmayos masivos y hacerse pasar por alguien con poderes especiales. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Esta característica humana de Ammón, que se relata en el Libro de Mormón, corresponde a reacciones que experimentan determinadas personas ante situaciones emocionales muy fuertes o choques
Por Rafael Diogo Jara Pág. 137

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

emocionales. b) El desmayo de Ammón, aunque no es una situación frecuente, es una característica humana real y normal en ciertas personas. c) Lo que parecería un antagonismo, revela la congruencia del Libro de Mormón. Antes de haber avanzado mucho en el estudio médico sobre los desmayos, podría pensarse que era una debilidad, contradictorio con la grandeza humana y espiritual que correspondía a Ammón.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―Pérdida de la conciencia: La conciencia es un estado en el que el encéfalo permanece en completa vigilia; es decir, donde el cerebro es plenamente consciente de las sensaciones que recibe y de las órdenes que transmite. ―La pérdida de conciencia o inconsciencia, es el estado en el que el cerebro tiene abolidos determinados actos reflejos y sólo reacciona ante determinados estímulos, en función de la profundidad o grado de inconsciencia alcanzado. En este estado pueden verse afectadas también las reacciones vegetativas... ―Las causas que originan la pérdida de conciencia pueden ser producidas por: Traumatismos mecánicos en el sistema nervioso central (SNC) Falta de riego sanguíneo en el cerebro (muerte de sus células por falta de oxígeno). Intoxicaciones agudas (de cualquier índole) Impresiones fuertes.

―Lipotimia: Generalmente se trata de un desmayo o desvanecimiento pasajero. Es la pérdida de conciencia breve, superficial y transitoria debida a una disminución brusca del flujo sanguíneo cerebral. Puede estar causada por fatiga, hambre, emoción repentina, lugar poco ventilado, calor, etc. ―La piel de la cara se vuelve pálida y, generalmente, la víctima nota que se desmaya. ―Todo desvanecimiento o desmayo conlleva, como respuesta del mecanismo autónomo de defensa, a una caída; con ello, el encéfalo, pretende asegurar su aporte de sangre, favoreciendo el riego, ante la posible disminución de la presión sanguínea. ―Síncope: El síncope se presenta de una manera súbita ya que se trata de un paro momentáneo del corazón que origina pérdida total y repentina de la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 138

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

conciencia. Puede estar causado por una enfermedad cardiaca u otros motivos de origen nervioso. Normalmente se restablece la circulación en 5 a 20 segundos y entonces la palidez viene sustituida por un enrojecimiento, debido a la entrada de la sangre oxigenada en los vasos dilatados de la piel. ―Shock y colapso: El colapso es la paulatina falta de riego al cerebro. Mediante la palabra shock (choque) se trata de determinar un estado grave de trastorno circulatorio que ocasiona una disminución importante del riego sanguíneo en la periferia del cuerpo, pudiendo provocar un funcionamiento renal deficiente. En toda lesión grave (herida sangrante, fractura, quemadura extensa o profunda, enfermedades del corazón, intoxicaciones) es probable que aparezca la complicación del shock. A veces es el único indicio de una hemorragia interna gástrica o intestinal. ―Este es el llamado shock hipovolémico, es decir, el producido por disminución del volumen sanguíneo, pero existen otros tipos que no trataremos y sólo enunciamos a título de curiosidad como son el shock traumático (producido por un fuerte choque emocional) y el shock anafiláctico (producido por una fuerte reacción alérgica a medicamentos o venenos de seres vivos). “Coma: Es la pérdida de conciencia prolongada, con disminución o ausencia de los reflejos protectores (deglución, tos, mecanismo del vómito (arcadas), etc.) y de reacción ante determinados estímulos externos. ―El coma es un estado del que se sale muy difícilmente. Se puede permanecer en coma durante varios años. Generalmente el coma profundo conlleva a la muerte. ―Dada la tremenda complejidad para una correcta valoración del grado de profundidad del coma, se han establecido diversos parámetros entre los que se encuentran el Test de Glasgow y el Test Neurológico. ―El más simple, utilizado en Socorrismo, es el llamado A-V-D-N, que valora la reacción ante distintos estímulos (Alerta-Verbal- Dolor-Ninguno)…‖ (El texto original no resalta en negrita las frases: ―Impresiones fuertes‖ ni ―(producido por un fuerte choque emocional‖). (http://www.salud.bioetica.org/conciencia.htm)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 139

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

43.

La Prueba de la Semilla

En Alma 32:28-43 comienza diciendo: ―Comparemos, pues, la palabra a una semilla…‖ Desde el versículo 28 hasta el final del capítulo 32, Alma compara la palabra de Dios a una semilla. Entre otras cosas dice: ―…Si dais lugar para que sea sembrada una semilla en vuestro corazón, he aquí, si es una semilla verdadera, o semilla buena, y no la echáis fuera por vuestra incredulidad, resistiendo al Espíritu del Señor, he aquí, empezará hincharse en vuestro pecho; y al sentir esta sensación de crecimiento, empezaréis a decir dentro de vosotros: Debe ser que ésta es una semilla buena, o que la palabra es buena, porque empieza a ensanchar mi alma; sí, empieza a iluminar mi entendimiento; sí, empieza a ser deliciosa para mí.‖ (28) Luego Alma pregunta: ―¿No aumentaría esto vuestra fe?‖ Y responde enseguida: ―Os digo que sí; sin embargo, no ha llegado a ser un conocimiento perfecto‖ (29). Lo dice porque había afirmado anteriormente acerca de la fe: ―…La fe no es tener un conocimiento perfecto de las cosas; de modo que si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas.‖ (21) Luego Alma sigue enseñando con su comparación y dice: ―…Al paso que la semilla se hincha y brota y empieza a crecer, entonces no podéis menos que decir que la semilla es buena; pues he aquí, se hincha y brota y empieza a crecer.‖ (30) Seguidamente concluye: ―…Por haber probado el experimento y sembrado la semilla, y porque ésta se hincha, y brota, y empieza a crecer, sabéis por fuerza que la semilla es buena.‖ (33) Lo que Alma sigue diciendo es sumamente importante, si se está poniendo a prueba lo que aún no se está seguro que sea la palabra de Dios:
Por Rafael Diogo Jara Pág. 140

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Y ahora bien, he aquí, ¿es perfecto vuestro conocimiento? Sí, vuestro conocimiento es perfecto en esta cosa, y vuestra fe queda inactiva; y esto porque sabéis que la palabra ha henchido vuestras almas, y también sabéis que ha brotado, que vuestro entendimiento empieza a iluminarse y vuestra mente comienza a ensancharse...‖ (34) ―Luego, ¿no es esto verdadero? Os digo que sí, porque es luz; y lo que es luz, es bueno, porque se puede discernir; por tanto, debéis saber que es bueno…‖ (35) Lo que Alma propone es una prueba sencilla y lógica para saber si la palabra de Dios que se predica es buena, o en otras palabras, si procede de Dios mismo. Él propone poner a prueba la palabra, dando lugar para que sea plantada en el corazón. Si la palabra es buena comenzará a ensanchar el alma, iluminar el entendimiento y ser deliciosa para quien permitió que fuera plantada en su corazón. De esa manera obtendrá conocimiento de que la palabra es buena, y en consecuencia, que procede del mismo Dios. Si plantamos la semilla en buena tierra, “si es una semilla verdadera, o semilla buena‖, sin dudas luego de germinar crecerá y dará mucho fruto. Es bueno recordar también la Parábola del Sembrador enseñada por el Señor Jesucristo, y no plantar la semilla junto al camino, ni entre pedregales, ni entre espinos, sino en buena tierra. Refiriéndose al que siembra la semilla en buena tierra dijo: ―…Éste es el que oye y entiende la palabra, y el que da fruto; y da uno a ciento, y otro a sesenta y otro a treinta por uno.‖ (Mateo 13:1-23). Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La comparación realizada por Alma se constituye también en una forma de comprobar la veracidad del Libro de Mormón. b) Este procedimiento, práctico y lógico, enseñada por Alma, aplicable para saber la veracidad del Libro de Mormón, es complementaria a lo prometido por Moroni a todos los que pusieran a prueba su veracidad, estudiándolo y preguntando sinceramente a Dios, que recibirían la verdad a través del Espíritu Santo (Moroni 10:3-5).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 141

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

44.

Obediencia y Prosperidad

En Alma 36:1 dice: ―Hijo mío, da oído a mis palabras, porque te juro que al grado que guardes los mandamientos de Dios, prosperarás en la tierra.‖ Este concepto de que al grado que guardemos los mandamientos de Dios prosperaremos en la tierra, se repite muchas veces en el Libro de Mormón: ―…Porque tú debes saber, como yo sé, que al grado que guardes los mandamientos de Dios, prosperarás en la tierra:‖ (Alma 36:30). ―…Y si los hijos de los hombres guardan los mandamientos de Dios, él los alimenta y los fortifica…‖ (1 Nefi
17:3).

―Porque el Señor Dios ha dicho que: Al grado que guardéis mis mandamientos, prosperaréis en el país…‖ (2 Nefi
4:4).

Además de las citas que se han transcripto, hay más de 16 citas que coinciden en enseñar específicamente el concepto de que al grado que se guarde los mandamientos de Dios se prosperará en la tierra. (2 Nefi 1:20; Jarom 1:9; Mosíah 1:7; 2:22; 2:31; Alma 9:13; 37:13; 38:1; 48:15;
48:25; Helamán 3:20; 4:15; 12:1; 3 Nefi 5:22; 6:5 y Éter 7:26).

Además en el Libro de Mormón hay muchas otras citas que dan testimonio de que el pueblo prosperó por causa de la obediencia a Dios, y fracasó por causa de la desobediencia. El profeta Alma, así como los otros varios profetas del Libro de Mormón, está enseñando un método simple, que se puede comprobar personalmente y en la vida de las otras personas, de que al obedecer a Dios se prospera.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 142

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Todo aquel que aplica en su vida sus enseñanzas, puede comprobar por sí mismo que es bendecido por Dios. b) También puede comprobarlo al observar la vida de los demás, al ver que quienes son obedientes a las enseñanzas del Libro de Mormón son bendecidos por ello.

45.

Yerbas Medicinales

En Alma 46:40 dice: ―Y hubo algunos que murieron de fiebres, que en ciertas épocas del año eran muy frecuentes en el país –pero no murieron tantos de las fiebres, por razón de las excelentes cualidades de las muchas plantas y raíces que Dios había preparado para destruir la causa de aquellas enfermedades, a las cuales la gente estaba sujeta por la naturaleza del clima-‖ Es común en la cultura de nuestros ancestros, y en especial de la gente del campo y de aquellos a quienes aún les corre sangre indígenas en sus venas, conservar como una tradición el uso de las propiedades medicinales de las plantas. En la novela histórica, Napeguá, Leyenda Prohibida, de este autor, se hace referencia a algunas de las plantas y sus propiedades curativas utilizadas por los indígenas en nuestro país:
―Desde jóvenes, las mujeres se especializaban en el arte de la medicina, principalmente con el uso de tisanas, pócimas, compresas, untos y cataplasmas de yuyos y hojas del monte. Manuela contó que se encariñó mucho con una niña llamada Guyunusa que estaba aprendiendo los secretos de sus ancestros sobre esta ciencia. Anotó Manuela que aunque aprenden este oficio desde niñas, la designación de médica o ―curandera‖ de la tribu siempre recaía sobre las más ancianas. ―A veces este oficio era ejercido también por algunos hombres sabios. Pero la anciana Jasy, que era la más sabia en los secretos de la medicina, y acumulaba conocimientos milenarios que se trasmitían de generación en generación, era quien ejercía esta profesión. Ella, ya a la luz de la hoguera, le confió a Manuela algunos de sus secretos:
Por Rafael Diogo Jara Pág. 143

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Curamos los males de tos y de catarro con cambará, guaco, ambay, o aguaribay; el mal asiento de las comidas lo sanamos con culé, viraró, arazá, o yatey-caa; al churrío lo cortamos también con arazá; los dolores en los huesos y ―riuma‖ se alivian con cabayuruguay, arrayán, y tayi-hu; la barba del maíz es para el riñón y la vejiga; para limpiar la sangre la cachurrera; para mal del hígado la carqueja; el mburucuyá para tranquilizar y dormir; para lavar las heridas, caa-yuque, y la charrúa; pero heridas de mordeduras venenosas y llagas, las lavamos con caapia, o Ipe-mi.‖ (Napeguá, Leyenda Prohibida, obra aún inédita del autor)

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Es sabido que las propiedades curativas de las plantes de este continente son maravillosas, y las tradiciones legadas por los indígenas nos indican que poseían una gran sabiduría en el uso y propiedades de plantas medicinales. b) Las tradiciones que dejaron los indígenas impregnadas en el hombre de campo, cuyos antepasados se relacionaban con ellos, o aún llevan su sangre, han hecho que se conserven hasta el presente el uso frecuente de diferentes yuyos para el tratamiento de ciertas enfermedades y malestares, tal como lo relata el Libro de Mormón.

46.

Fortificaciones

En Alma 50:1-2 dice: ―Y aconteció que Moroni no cesó de hacer preparativos para la guerra ni para defender a su pueblo de los
Por Rafael Diogo Jara Pág. 144

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

lamanitas, porque al principio del año veinte del gobierno de los jueces, él hizo que sus ejércitos empezaran a levantar montones de tierra alrededor de todas las ciudades, por toda la tierra que poseían los nefitas. ―Y sobre estos montones de tierra hizo colocar vigas, sí, obras de maderos erigidas a la altura de un hombre, alrededor de las ciudades. ―E hizo que sobre estas obras de maderos se construyeran estacadas por todos lados; y eran altas y fuertes. ―E hizo que se erigieran torres más altas que estas estacadas, e hizo construir resguardos en estas torres, para que las piedras y las flechas de los lamanitas no los hirieran.‖ Estas obras monumentales que se relata en el libro de Alma sin dudas deben permanecer a través del tiempo, a menos que hayan sido destruidas por terremotos o enterradas como muchas de las ciudades precolombinas lo han sido. Algunas de esas ciudades y construcciones se han desenterrado, constituyendo en el presente, muchas de esas obras un testimonio adicional de la veracidad del Libro de Mormón. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Muchos de los descubrimientos arqueológicos de los últimos tiempos van agregando evidencias de que la historia relatada en el Libro de Mormón, realmente fue escrita por cronistas e historiadores de la época que conocían las circunstancias descritas en la obra. b) Muchos de esos descubrimientos ocurrieron más de un siglo después de traducido y publicado el Libro de Mormón.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Fortificaciones en el Libro de Mormón: ―En la selvática región del Sureste campechano conocida como Río Bec, se descubrió una ciudad arqueológica rodeada por un foso de piedra caliza y por ello fue llamada Becán, que significa barranca formada por el agua. Pero de hecho, también podríamos considerar que el foso, por su irregularidad, da la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 145

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

impresión de una serpiente, y entonces la traducción correcta sería be=camino, kan=serpiente: El camino de la serpiente. ―Las gentes que llegaron a Becán escogieron un promontorio calizo rodeado en parte por un bosque tropical, y en parte, por terrenos bajos y pantanosos, distantes unos cinco kilómetros de una aguada cuyo nivel era de aproximadamente un metro con respecto al terreno circundante; allí habían potencialidades de vida acuática, junto con animales como el venado, armadillo, jabalí, faisán y variadas especies vegetales. La ciudad tiende a ser ovalada y los edificios parecen ajustarse a un eje ligeramente Noroeste Sureste. Su máxima longitud es de 550 metros, y su mayor anchura, de 475 metros, o sea que es una reducida superficie en la que se planeó un recinto ceremonial. "El original foso en términos generales, se puede decir que el foso rodea el centro ceremonial; que su longitud es de 1890 metros; que en su época funcional el ancho promedio fue de 16 metros y su máxima profundidad fue de 4 metros. ―También una parte de relleno se colocó en el borde interno del foso formando un terraplén con aberturas en ciertos lados para permitir el acceso, en cambio, para penetrar al centro cívico religioso habían siete calzadas que, a manera de puente, salvaban el foso. ―Se ha dicho que el foso de Becán es una construcción hecha para la defensa del centro cívico religioso, por lo que caería en el rango de las fortificaciones. Toda la piedra excavada en el foso fue usada en la construcción de la ciudad, por lo tanto, paulatinamente fueron creciendo también los edificios." (http://evidencias-ellibrodemormon.blogspot.com/search/label/Fortificaciones) ―Fortificaciones mesoamericanas y el Libro de Mormón: ―El aspecto de la naturaleza embrionaria del conocimiento arqueológico de América Central se encuentra al revisar el tema del arte de la guerra. Durante décadas los eruditos creían que la antigua Mesoamérica era un lugar pacífico, especialmente en el Clásico (300-800 AD), en contraste con las muchas guerras descritas en el Libro de Mormón en sus últimas páginas, que cubren aproximadamente los años 300-400. No fue hasta los 70 que empezó a cambiar el modelo entre los eruditos. Hoy, los eruditos reconocen que la guerra era una parte común de la vida en ese tiempo. En 1970, investigadores de la Tulane University descubrieron una inmensa fortificación defensiva en Becan en la península del Yucatán. El centro del lugar lo rodeaba una fortificación, una zanja, que era de unos dos kilómetros de largo y aproximadamente 16 metros de espesor. Se levantó la zanja para hacer la cima en el lado interior de la zanja. Esta fortificación data de los años 150-450, que coincide con la cronología del Libro de Mormón. David Webster describe cómo cree que se hizo la fortificación: ‗Arrojar 'hacia arriba' del exterior es casi imposible. Los defensores,
Por Rafael Diogo Jara Pág. 146

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

posiblemente protegidos por una empalizada, pudieron haber lanzado proyectiles de larga distancia al aproximarse sus enemigos…‘ (David L. Webster, Defensive Earthworks at Becan, Campeche, Mexico: Implications for Mayan Warfare, Tulane University, Middle American Research Institute, Publication 41, 1976, p. 108, citado por John L. Sorensen, Ensign, Sept. 1984, p. 33. ―Compárese el relato del Libro de Mormón (Alma 49:18-20) de alrededor del 70 antes de Cristo con la descripción del doctor Webster de arriba: ―-18 Pero he aquí, los lamanitas no podían entrar en sus plazas fuertes sino por la entrada, a causa de la altura del parapeto que se había erigido, y la profundidad del foso que se había cavado alrededor, excepto a la entrada. 19 Y así los nefitas estaban preparados para destruir a todos los que intentaran ascender por cualquier otro lado para penetrar en el fuerte, lanzándoles piedras y flechas. 20 Y así se hallaban preparados, sí, un grupo de sus hombres más fuertes, con sus espadas y sus hondas, para derribar a cuantos intentaran penetrar en su plaza fuerte por la entrada; y así estaban preparados para defenderse contra los lamanitas.―El capitán Moroni en el Libro de Mormón utilizaba tales fortificaciones por toda la tierra nefita, como se explica en Alma 50:1-6 (hacia 72-60 antes de Cristo)… ―…Una descripción relacionada se encuentra en Alma 53 3-5: ―-3 Y sucedió que después que los lamanitas hubieron acabado de enterrar a sus muertos, como también a los muertos de los nefitas, los condujeron de regreso a la tierra de Abundancia; y Teáncum, por órdenes de Moroni, les hizo emprender la obra de cavar un foso alrededor de la tierra, o sea, la ciudad de Abundancia. 4 E hizo que levantaran un parapeto de maderos sobre el borde interior del foso; y echaron la tierra del foso contra el parapeto de vigas; y así hicieron trabajar a los lamanitas hasta que hubieron cercado la ciudad de Abundancia con una fuerte muralla de vigas y tierra de una altura extraordinaria. 5 Y esta ciudad se convirtió desde entonces en una plaza sumamente fuerte; y en esta ciudad guardaron a los prisioneros lamanitas; sí, dentro de una muralla que les habían hecho levantar con sus propias manos. Pues Moroni se vio obligado a hacer que los lamanitas trabajaran porque era fácil vigilarlos mientras trabajaban; y él quería disponer de todas sus fuerzas cuando atacara a los lamanitas.―Los descubrimientos innovadores de Webster y sus colegas de la Tulane University fueron seguidos pronto por hallazgos relacionados que incentivó un cambio de modelo en nuestra comprensión del predominio de la guerra en la Mesoamérica antigua. Otros hallazgos han confirmado el uso de empalizadas (empalizada = obstáculo de "maderos" o estacas hincadas como barrera defensiva según el American Heritage Dictionary), zanjas, y muros de lodo. John Sorenson resume esos hallazgos mesoamericanos en 1984: ―Se conocen más de cien lugares fortificados. El trabajo de Ray Matheny en Edzna reveló una gran fortaleza que data de alrededor del tiempo de Cristo [1]. Loma Torremote en el Valle de México fue una plaza fuerte y empaliza de hacia
Por Rafael Diogo Jara Pág. 147

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

400 antes de Cristo. [2] Parte de los tres kilómetros de murallas defensivas del famoso Monte Albán es anterior a 200 antes de Cristo. [3] El núcleo de Los Naranjos en Honduras occidental estaba completamente rodeada de una zanja datable de entre 1000 y 500 antes de Cristo. [4] Además de los lugares actuales, se han encontrado arte figurativo, restos de armas, y figuras de guerreros de muchos períodos. También murallas de piedra. (Compárese con Alma 48:8) [5] Y el muro público de las calaveras (tzompantli azteca), utilizado en el tiempo de la Conquista por los aztecas para infundir miedo a los corazones de los posibles rebeldes contra su control militar, se ha encontrado ahora en Cuicatlan (Oaxaca), que es anterior al tiempo de Cristo. (Ensign, Sept. 1984, p. 33.) ―Referencias citadas por Sorenson: ―1. Ray T. Matheny, D. L. Gurr, D. W. Forsyth, F. R. Hauck, Investigations at Edzna, Campeche, Mexico, Vol. 1, Part 1: The Hydraulic System (Brigham Young University, New World Archaeological Foundation, Paper 46, 1983), pp. 169-191. ―2. "Current Research", American Antiquity, 45 (1980), p. 622. ―3. Richard E. Blanton and S. A. Kowalewski, "Monte Alban and after in the Valley of Oaxaca", in J.A. Sabloff, ed., Supplement to the Handbook of Middle American Indians, Vol. 1, Archaeology (Austin: University of Texas Press, 1981), p. 100. ―4. Claude F. Baudez and Pierre Becquelin, Etudes Mesoameriques, Vol. 2, Archaeologie de los Naranjos, (Mexico: Mission Archaeologique et Ethnologique Francaise au Mexique, 1973), pp. 3-4. ―5. Angel Palerm, "Notas sobre las Construcciones Militares y la Guerra en Mesoamérica", Anales del Instituto Nacional de Antropologia e Historia, (Mexico), 7 (1956), p. 129; and Webster, op. cit., p. 98. ―6. Charles S. Spencer and Else M. Redmond, "Formative and Classic Developments in the Cuicatlan Canada: A Preliminary Report", in Robert D. Drennan, ed., Prehistoric Social, Political, and Economic Development in the Area of the Tehuacan Valley: Some Results of the Palo Blanco Project, University of Michigan, Museum of Anthropology Technical Reports, no. 11 (Research Reports in Archaeology, Contribution 6), 1979, p. 211. ―Más apoyo proviene de otros descubrimientos recientes sobre estructuras parecidas a empalizadas. Richard Hauck, quien es SUS, describe un hallazgo en un valle guatemalteco cerca de Coban que se correlaciona con un lugar del Libro de Mormón ("Ancient Fortifications and the Land of Manti", This People, Summer 1994, pp. 46-55). Describe qué fácil ha sido para los investigadores para pasar por alta los restos de estructuras de madera y de lodo, pero trata las zanjas, los cambios del suelo, el crecimiento árboles alineados, y otras pistas que apuntan su previa existencia. El lugar que descubrió, además de una colección extensa de empalizadas, también tenía un paso largo y estrecho identificable, consistente
Por Rafael Diogo Jara Pág. 148

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

con las descripciones del Libro de Mormón, alineaba con empalizadas dentro de una gran distancia, que aparentemente presenta el único camino al área fortificada. Atacar los ejércitos entrando en el paso serían presa para los defensores a lo largo de las empalizadas. Aunque la identificación del lugar por Hauck con la tierra de la ciudad de Manti es discutible que empezó en la década de los setenta…‖ (http://evidencias-ellibrodemormon.blogspot.com/search/label/Fortificaciones)

47.

Hagot, Constructor de Barcos

En Alma 63:5-10 dice: ―Y acaeció que Hagot, siendo un hombre de extraordinaria curiosidad, fue, por tanto, y construyó un barco sumamente grande en los confines de la tierra de Abundancia, cerca de la tierra de Desolación, y lo echó a la mar del oeste, cerca de la estrecha lengua de tierra que conducía a la tierra del norte. ―Y he aquí, entraron en él muchos de los nefitas y se hicieron a la mar con muchas provisiones, y también muchas mujeres y niños; y se dirigieron hacia el norte. Y así concluyó el año treinta y siete. ―Y en el año treinta y ocho, este hombre construyó otros barcos. Y el primer barco también volvió, y muchos otros entraron en él; y también llevaron consigo gran cantidad de provisiones, y partieron otra vez hacia la tierra del norte. ―Y acaeció que nunca más se volvió a saber de ellos; y suponemos que se ahogaron en las profundidades del mar. Y sucedió que otro barco también se hizo a la vela; y adónde fue no lo sabemos. ―Y sucedió que en este año hubo mucha gente que salió hacia la tierra del norte; y así concluyó el año treinta y ocho. ―Y aconteció que en el año treinta y nueve del gobierno de los jueces, también murió Shiblón; y Coriantón había partido para la tierra del norte en un barco, para llevar provisiones a la gente que había ido a aquella tierra.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 149

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

En el último capítulo del Libro de Alma, se nos cuenta de un tal Hagot, que construyó varios barcos sumamente grandes y que condujo a muchos nefitas con sus mujeres y sus niños hacia la tierra del norte. Se habla de unos 5.400 hombres con sus esposas y sus hijos (Alma 63:4). Dice el relato que los barcos de Hagot salieron de “los confines de la tierra de Abundancia, cerca de la tierra de Desolación‖ y dice que ―lo echó a la mar del oeste, cerca de la estrecha lengua de tierra que conducía a la tierra del norte‖. Es muy difícil determinar la geografía exacta del Libro de Mormón, y en consecuencia, determinar el lugar de la partida de los barcos de Hagot. Hubo un cambio completo en dicha geografía con los sucesos que acompañaron a la crucifixión del Señor Jesucristo (3 Nefi 8:5-19), y posiblemente con otros desastres ecológicos ocurridos en los dos milenios que siguieron. Aunque probablemente lo que se denomina en esta precisa ocasión como ―tierra del norte‖, sí sea lo que actualmente es América del Norte. También son coincidentes los estudiosos del Libro de Mormón, en que la mención de “la mar del oeste‖ sea el Océano Pacífico. También muchos entienden que la mención que se hace de ―que otro barco también se hizo a la vela; y adónde fue no lo sabemos‖ haya ido a parar a las islas del océano Pacífico. También se incluye en esa posibilidad el barco anterior que los nefitas supusieron que sus tripulantes se habían ahogado en el las profundidades del mar porque “nunca más se volvió a saber de ellos‖. Es interesante notar que en el viaje hacia las tierras del norte los colonizadores que iban en los barcos fueron familias, lo que hace suponer que eran gente de buenos principios. Todos eran nefitas, y entre ellos viajó Coriantón, el hijo del profeta Alma, quien en uno de los barcos fue a llevar provisiones a quienes habían viajado primero. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo, aunque no constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, valorizan su congruencia, porque: Aunque el Libro de Mormón no lo dice, es congruente la posibilidad de que algunos de los barcos de Hagot hayan ido a parar a las islas del Pacífico, formando parte de los actuales naturales polinesios.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 150

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días nunca ha dado una declaración oficial identificando un lugar específico de las Américas que haya sido mencionado en el Libro de Mormón. Los líderes de la Iglesia han enfatizado que el objetivo principal del libro no es informar o describir la historia de sus pueblos, sino más bien invitar a los lectores a venir a Cristo. Sin embargo, los líderes de la Iglesia no han desalentado a los miembros a estudiar la geografía en el Libro de Mormón o a compararlo con los lugares actuales. El noveno Artículo de Fe dice: "... Creemos… que [Dios] aún revelará muchos grandes e importantes asuntos pertenecientes al reino de Dios‖. Algún día el Señor revelará los detalles de la geografía del Libro de Mormón a Sus santos. ―Teorías Relacionadas con la Geografía del Libro de Mormón: Existen diferentes teorías respecto a la ubicación geográfica de las tierras, las ciudades, los ríos y otras características mencionadas en el Libro de Mormón. Debido a que el libro se completó en el siglo V d.C., no contiene ninguna referencia específica a los lugares modernos de las Américas. ―Una teoría es que el Libro de Mormón cubre toda América del Norte y América del Sur, o por lo menos una gran parte de las Américas (―Teoría de la Geografía Hemisférica‖- HGT, por sus siglas en inglés)… ―Otra teoría limita la mayoría de los acontecimientos del Libro de Mormón a Mesoamérica (―Teoría de la Geografía Limitada o LGT, por sus siglas en inglés)… ―Una tercera teoría, menos popular, limita los acontecimientos del Libro de Mormón al noreste de los Estados Unidos. ―La geografía interna del libro es notablemente coherente y muchos estudiantes del Libro de Mormón han elaborado mapas de conjeturas basándose en muchas pistas geográficas dadas en el libro…‖ ( MormonWiki http://es.mormonwiki.com/Geograf%C3%ADa_del_Libro_de_Morm%C3%B3n) “La procedencia Melanésica/Polinésica: La Melanesia es una región insular de Oceanía conformada por islas como Nueva Guinea, Nueva Caledonia, Nuevas Hébridas y Fiji. Sus habitantes son de raza negra y tienen fama de ser buenos navegantes. ―Según Paúl Rivet, a comienzos del Holoceno, los melanésicos cruzaron el Océano Pacífico en canoas llamadas piraguas de balancín y ayudados por las

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 151

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

corrientes marinas habrían llegado por Centroamérica, para luego dispersarse a otras regiones del continente americano. Sus principales argumentos son: 1. 2. 3. 4. Antropológicos: semejanza ósea y sanguínea entre los melanesios y los hombres de Lagoa-Santa, antiguos cazadores que habitaron Brasil unos 6000 a.n.e. Etnográficos: costumbres y rituales comunes entre tribus melanésicas amazónicas. Por ejemplo, la cacería de cabezas trofeo y la mutilación de falanges en señal de duelo. Culturales: uso de hamacas, mosquiteros, porras estrelladas, tambores de madera, puentes colgantes, etc. Lingüísticos: semejanza entre vocablos melanésicos con la de los indios Hoka de Norteamérica.

―Habitantes de los archipiélagos polinésicos, los maorís, habrían cruzado el Pacífico aprovechando sus excelentes técnicas de navegación, para llegar por las costas occidentales de Sudamérica. Aunque estos viajes habrían sido muy recientes –desde el primer milenio de la era cristiana- dejaron importantes huellas de su presencia en las culturas de este continente. ―Rivet sustentó la llegada de los polinésicos al descubrir una serie de semejanzas con las culturas andinas: Semejanzas lingüísticas: palabras maorís semejantes al quechua de Perú: kumara (camote), uno (agua), pucara (fortaleza), etc. Semejanzas culturales: uso común de la pachamanca, la taqlla o palo cavador, cultivos, dioses y leyendas. ―Es importante recalcar que la semejanza cultural entre la cultura andina y polinésica es incuestionable; sin embargo, algunos estudiosos consideran que éstas se deben, principalmente, a viajes realizados por navegantes peruanos en la época pre-hispánica. En 1947 el explorador noruego Thor Heyerdal, para demostrarlo, realizó un viaje en la balsa Kon Tiki, partiendo del Callao con rumbo a la Oceanía. Llegó después de tres meses de navegación a su destino, en el archipiélago de Tuamotú. ―Llamo a la embarcación Kon-Tiki, mezclando dos tradiciones: la de ConTicci-Viracocha, representante del Sol en la Tierra según la leyenda de los indígenas del lago Titicaca, y la historia de Tiki, nombre que la mitología polinesia daba al hijo del Sol. ―Después de su famoso viaje Thor Heyerdal publicó el libro Kon-Tiki, donde escribió: ―Mi teoría de la migración, como tal, no quedaba necesariamente probada con el éxito alcanzado por la expedición Kon-Tiki. Lo que sí probamos es que las embarcaciones de balsa sudamericanas poseen cualidades desconocidas hasta hoy para los hombres de ciencia de nuestros tiempos, y que las islas del Pacífico están situadas muy al alcance de las embarcaciones prehistóricas del Perú. Los pueblos primitivos eran capaces de hacer viajes inmensos por el mar abierto. Las distancias no son el factor determinante en el caso de las migraciones oceánicas, si el tiempo y
Por Rafael Diogo Jara Pág. 152

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

las corrientes tienen el mismo curso general día y noche durante todo el año. Los vientos alisios y la corriente ecuatorial van hacia el occidente debido a la rotación de la Tierra, y ésta no ha cambiado nunca desde que existe al mundo.‖ (La Historia de Una América Antigua http://descubriramerica.wordpress.com/2007/09/29/los-maoris-de-polinesia-enamerica/) ―…Ha habido mucha especulación sobre lo que sucedió exactamente a Hagot y a su pueblo. Los nefitas concluyeron que el viaje había terminado con el equipo sumergido en el mar. Spencer W. Kimball se refirió al pueblo Polinesio numerosas veces como el pueblo de Hagot, incluyendo en la palada inicial de la biblioteca de la BYU-Hawaii en 1976…‖ (MormonWiki - http://es.mormonwiki.com/Hagot)

48.

El Cemento

En Helamán 3:7,9 dice: ―Y no había sino muy poca madera sobre la superficie de la tierra, por lo que la gente que fue allá se volvió sumamente experta en obras de cemento; por tanto, construyeron casas de cemento en las cuales habitaron. ―…Y los que se hallaban en la tierra del norte vivían en tiendas y en casas de cemento, y dejaban crecer cuanto árbol brotara de la faz de la tierra, para que en lo sucesivo tuvieran madera para construir sus casas, sí, sus ciudades, y sus templos, y sus sinagogas, y sus santuarios, y toda clase de edificios.‖ Según esta cita, el uso del cemento en la construcción de viviendas fue realizado por excepción en lo que se denominaba como ―la tierra del norte‖ en un determinado período de tiempo en el que escaseaba la madera en el lugar. Parece ser que el tipo de cemento que utilizaban no era mejor que la madera para construir viviendas por la expresión “dejaban crecer cuanto árbol brotara de la faz de la tierra, para que en lo sucesivo tuvieran madera para construir sus casas.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 153

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

El diccionario define la expresión cemento de esta forma:
―Cemento (Del lat. cementum, usado en la Vulgata por argamasa): Mezcla formada de arcilla y materiales calcáreos, sometida a cocción y muy finamente molida, que mezclada a su vez con agua se solidifica y endurece. ―…Masa mineral que une los fragmentos o arenas de que se componen algunas rocas.‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española).

Comúnmente en la construcción la expresión ―cemento‖ está relacionada tanto con la capacidad de endurecimiento del material así como con su capacidad de adherirse. Esta expresión es utilizada indistintamente en nuestra época para referirnos al concreto, hormigón, argamasa o mortero. Sin embargo en la época de José Smith el ―cemento‖ no estaba relacionado ni con el concreto, ni con el hormigón, ni mucho menos con el concreto reforzado o el hormigón armado. En esa época, el cemento pórtland recientemente se había descubierto en Inglaterra, pero todavía no era muy conocido en el mundo. Recién veinte años después de publicado el Libro de Mormón el cemento pórtland se comenzó a fabricar en forma en Europa y cuarenta años después en Estados Unidos. Por lo tanto, si la expresión ―cemento‖ no estaba relacionada ni con el cemento pórtland, ni con el hormigón, ni con el concreto, es posible que la expresión ―cemento‖ incluyera cualquier unión con arena, barro, arcilla u otros aditivos y agua. También es posible que se refiriera a cualquier otra mezcla que endureciera y se utilizara en la construcción, o podría referirse al adobe, a la argamasa, o a alguna especie de ladrillo. Los edificadores de la torre de Bable utilizaron elementos similares en la construcción, pues el capítulo 11 del Génesis dice: ―…Hagamos ladrillo, y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.‖ En la definición del Diccionario de la Lengua Española sobre la palabra ―cemento‖ que transcribimos anteriormente, dice entre paréntesis “Del lat. cementum, usado en la Vulgata por argamasa.‖ La
Por Rafael Diogo Jara Pág. 154

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Vulgata es una versión antigua de las sagradas escrituras dada al público por la Iglesia Católica. Por lo que entendemos que originalmente la expresión argamasa en la Biblia fue sustituida por ―cemento‖. Actualmente la Biblia en la versión Reina-Valera dice ―mezcla‖ tal como se transcribió anteriormente. La definición del diccionario para la palabra ―mezcla‖ referida a la construcción es: ―Argamasa de cal, arena y agua.‖ (Diccionario de la Lengua Española –
Vigésima segunda edición – Real Academia Española).

En un artículo sobre la Torre de Babel que se editó en Wikipedia – La Enciclopedia Libre, dice: ―Al no disponer de piedra para la construcción, se decidió fabricar ladrillos. Y como tampoco contaban con cal, usaron betún como argamasa.‖ Al tratar este tema debemos tener en cuenta que la traducción del Libro de Mormón se hizo originalmente en inglés, y la estamos comparando con el idioma español que es muy rico en expresiones. Por lo que la palabra ―cemento‖ en inglés fue la más indicada en esa época para traducir el material utilizado por los nefitas en las construcciones referidas. Tal vez nunca más se volvió a utilizar ese material que se tradujo como ―cemento‖ que por excepción remplazó a las edificaciones de maderas por un tiempo, o tal vez posteriormente se fue modificando y perfeccionando, como ha sucedido con el cemento desde que fue traducido el Libro de Mormón en 1830. El adobe que se utilizó antiguamente en algunos lugares de América, es también una especie de ―cemento‖. El adobe se define como: ―Masa de barro mezclado a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al aire, que se emplea en la construcción de paredes o muros.‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda
edición – Real Academia Española).

Marco Royo, de Bilbao, España publicó que: ―La palabra ‗adobe‘ no se usaba comúnmente en el tiempo de José Smith, no estaba en el Diccionario de Webster de 1830, y no aparece en la imprenta en inglés hasta 1834 (B. Stubbs, Journal of Book of Mormon Studies, Vol. 6, No. 1, 1996, p.39). Si José no tiene esa palabra en su vocabulario, la palabra ‗cemento‘ podría también incluir al adobe en el Libro de Mormón.‖ (www.evidenciasdellibrodemormon.blogspot.com ).
Por Rafael Diogo Jara Pág. 155

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

También podría encajar en la definición de ―cemento‖ el adobe secado al aire o al sol y luego cocido, cuyo resultado final es el ladrillo. No obstante el ladrillo es tan antiguo que si fuera ese el material utilizado por los nefitas, bien podía José Smith haberlo traducido como ladrillo. Sin embargo si fuera el adobe sin cocinar, y al no ser común la palabra adobe, bien pudo utilizar la palabra ―cemento‖ que al fin de cuentas es un mezcla de barro o arcilla con paja. Actualmente es una práctica común en el campo la fabricación artesanal del adobe, al que con moldes (cajón) se le da forma de prisma rectangular que se deja secar en el suelo (cancha) y a veces es cocido en pilas (horno) a las que se les deja aberturas (troneras) en las que se les pone chirca o leña y se enciende, dejando cocer algunos días para transformarlos en ladrillos. Los artesanos fabricantes de ladrillos son llamados ―oleros‖. La expresión cemento también fue utilizada por José Smith al descubrir las planchas, y es probable que en ambos casos era el mismo tipo de cemento utilizado por los nefitas: ―Habiendo quitado la tierra, conseguí una palanca que logré introducir debajo de la orilla de la piedra, y con un ligero esfuerzo la levanté. Miré dentro de la caja, y efectivamente vi allí las planchas, el Urim y Tumim y el pectoral, como lo había dicho el mensajero. La caja en que se hallaban estaba hecha de piedras, colocadas en una especie de cemento. En el fondo de la caja había dos piedras puestas transversalmente, y sobre éstas descansaban las planchas y los otros objetos que las acompañaban.‖ (Perla de Gran Precio - JS-Historia
1:52) Nota: El texto original no resalta en negrita.

No podemos comparar una expresión del siglo XIX con una del siglo XXI para referirse al cemento. El cemento ha ido evolucionando con el tiempo, y ha sido mucha la evolución que ha tenido desde que salió a luz el Libro de Mormón en el año 1830. Y mucho más evolucionó desde el año 46 A.C. que fue cuando se lo mencionó entre los nefitas. Por lo que no es apropiado sugerir que lo que José Smith tradujo como ―cemento‖, al referirse a las edificaciones de algunos nefitas de un lugar específico, es comparable a lo que se conoce en el siglo XXI como cemento, ni puede ser comparable a lo que se conocerá en el futuro con la misma expresión.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 156

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque se ha verificado que los pueblos precolombinos han utilizado diferentes mezclas para producir cemento en sus construcciones, sin necesidad de que tengan que ser las mismas mezclas utilizadas para producir cemento en esta época.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―Argamasa: Mortero hecho de cal, arena y agua, que se emplea en las obras de albañilería.‖ ―Mortero (Del lat. mortarĭum): Constr. Conglomerado o masa constituida por arena, conglomerante y agua, que puede contener además algún aditivo.‖ ―Concreto (Del ingl. Concrete): Hormigón (mezcla de piedras y mortero).‖ ―Hormigón: Mezcla compuesta de piedras menudas y mortero de cemento y arena.‖ ―Pavimento (Del lat. pavimentum): Suelo (superficie artificial).‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española). ―El adobe es una pieza para construcción hecha con una masa de barro (arcilla y arena) mezclada a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al sol; con ellos se construyen paredes y muros de variadas edificaciones. La técnica de elaborarlos y su uso están extendidos por todo el mundo, encontrándose en muchas culturas que nunca tuvieron relación. (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) ―El uso del cemento en la América Antigua: El anacronismo mayormente ridiculizado en el Libro de Mormón es la referencia en Helamán 3:9-11 al trabajo del cemento entre algunos de los habitantes del continente americano en el siglo I antes de Cristo. En este tiempo muchos nefitas emigraron a las tierras del norte (probablemente el sur de México). Los árboles eran muy escasos allí, aparentemente a causa de la irresponsabilidad ambiental entre la anterior y desaparecida civilización (Me refiero a los jareditas; probablemente correlacionados con los Olmecas). Mientas se preocuparon de proteger y nutrir árboles para el futuro, los nefitas utilizaban otros materiales para construir sus ciudades. Se mencionan específicamente que los edificios se hacían de cemento. Por décadas, esto parecía erróneo.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 157

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―En 1929, Heber J. Grant (Presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) contaba la historia de un hombre con doctorado que le había ridiculizado por creer en el Libro de Mormón. Ese hombre instruido citaba la mención de la obra de cemento como una obvia falacia, porque el pueblo de aquella época nada sabía acerca del cemento. El Presidente Grant, que era joven en el momento de la conversación, dijo: ‗Esto no afecta a mi fe en lo más mínimo. He leído el Libro de Mormón con espíritu de oración y he suplicado a Dios por el testimonio en mi corazón y en mi alma de su divinidad, y lo he aceptado y creo en él con todo mi corazón. También le dije que si mis hijos no encuentran casas de cemento, espero que mis nietos los encuentren.‘ (April 1929 Conference Report, p. 128 ff.). ―La afirmación del Presidente Grant resultó ser profética. Hoy los turistas que van a Mesoamérica, pueden encontrar edificios antiguos de cemento en Teotihuacan (que se encuentra claramente en la tierra del norte, según modelos modernos de la geografía del Libro de Mormón). El cemento en Mesoamérica se usó al menos en el siglo I antes de Cristo. (David A. Palmer, In Search of Cumorah, Horizon Publishers, Bountiful, UT, 1981, p. 121). Palmer muestra una fotografía de cemento utilizado para cubrir la superficie del templo de Corzo en Chiapas. Palmer también cita Monte Alban, que se encuentra al sur de Teotihuacan pero todavía en la tierra del norte como otro ejemplo de edificación antigua en cemento. Varios ejemplos de cemento usan pequeñas piedras volcánicas (0.5 -2 mm de diámetro) mezclado con yeso y cal para producir el cemento. El cemento también se usó en la antigua ciudad de Kaminaljuyu (moderna ciudad de Guatemala). ―Los edificios hechos de cemento en Mesoamérica implica más que aplicar un revestimiento a los edificios. Los elementos importantes estructurales se hicieron con cemento, y el uso de cemento en Mesoamérica data aproximadamente de cuando el Libro de Mormón informa sobre la época de su desarrollo (46 antes de Cristo). John Welch provee información adicional en su artículo ‗A Steady Stream of Significant Recognitions‘ en Echoes and Evidences of the Book of Mormon, ed. D.W. Parry, D.C. Peterson, and J.W. Welch (Provo, Utah: FARMS, 2002), pp. 372-374. ―Nadie en el siglo XIX podría saber que el cemento, de hecho, se usó generalizadamente en Mesoamérica al principio en este momento: a mediados del siglo I antes de Cristo. (Véase Matthew G. Wells y John W. Welch, ‗Concrete Evidence for the Book of Mormon‘, Insights (Mayo 1991). ―Uno de los más notables usos del cemento se encuentra en el complejo templo de Teotihuacan, al norte de la actual México D.F. Según David S. Hyman, el uso estructural del cemento aparece repentinamente en el registro arqueológico. Y a pesar de su ejemplo más antiguo, ‗es un producto plenamente desarrollado‘. Los bloques del piso de cemento de este sitio ‗eran de calidad
Por Rafael Diogo Jara Pág. 158

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

estructural notablemente altos‘. Aunque expuesto a los elementos durante unos dos mil años, aún ‗superan los requerimientos de muchos códigos de edificación actuales‘. (David S. Hyman, A Study of the Calcareous Cements in Prehispanic Mesoamerican Building Construction (Baltimore: Johns Hopkins University, 1970), ii, sec. 6, p. 7.). Esto es consistente con el registro del Libro de Mormón, que trata a esta invención como un nuevo desarrollo importante que requiere gran destreza y lo convierte en una sensación. ―Después de este importante innovación tecnológica, el cemento se utilizó en muchos lugares del Valle de México y en las regiones mayas del sur de México, Guatemala, y Honduras, que muy bien pudieran haber estado cerca de la civilización nefita. El cemento se usó en la construcción posterior de edificios en lugares tales como Cerro de Texcotzingo, Tula, Palenque, Tikal, Copan, Uxmal, y ChichenItza. Además, el uso del cemento es ‗hábito maya, ausente de ejemplos no mayas de bóvedas en voladizo desde el sudeste de los Estados Unidos hasta al sur de Sudamérica‘. (George Kubler, The Art and Architecture of Ancient America, 2nd ed. -SPAN style='font-size: 8pt; font-family: Verdana'(Baltimore: Penguin, 1975), 201, emphasis added.). ―El cemento en Mesoamérica era casi exclusivamente cemento de caliza. La piedra caliza se purificaba sobre una ‗pila cilíndrica de madera, que requiere muchísimo trabajo para cortar y destreza considerable para construir de tal manera que la combustión de la piedra y de la madera sea completa y un mínimo de impurezas permanece en el producto‘. (Tatiana Proskouriakoff, An Album of Maya Architecture -Norman: University of Oklahoma Press, 1963-, xv.). El hecho de que se encuentre muy poco carbón una vez de nuevo ‗atestigua de la habilidad de ese antiguo pueblo‘. (Hyman, A Study of the Calcareous Cements, sec. 6, p. 5.). ―Además John Sorenson ha observado el refinamiento experto en el uso del cemento en El Tajín, al este de México D.F., en los siglos siguientes a la época del Libro de Mormón. Los tejados de cemento cubrían áreas extensas: ‗En ocasiones los constructores llenaban una sala de piedras y barro, alisando la superficie en lo alto para recibir el cemento, después quitaban el relleno interior cuando el [bloque] de encima se había secado.‘ (John L. Sorenson, ‗Digging into the Book of Mormon‘ Ensign, October 1984, 19.). ―Surge la pregunta sobre el uso de la madera en la producción de cemento si la madera era tan escasa en el área donde indica el Libro de Mormón (Helamán 3:6,7), entonces, ¿cómo podría la población autóctona fabricar cemento? Antes he sugerido que hacer cemento no requiere madera adecuada de alta calidad para edificar, sino sencillamente material que se pueda quemar. Puede haber escasez de árboles de alta calidad aunque mucho material combustible que pueda ayudar a la fabricación de cemento. Sin embargo, basándose en lo que los eruditos han investigado en el sur de México donde el cemento se usó antiguamente, parece que el problema de la deforestación mencionado en el Libro de Mormón, fue al menos parcialmente causado por la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 159

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

demanda de madera para ayudar a la manufactura de cemento. Sobre este tema interesante, Brant Gardner tiene un excelente ensayo sobre Helamán 3 y la fabricación de cemento que muestra algo del apoyo de la erudición para el tema de la deforestación y fábrica de cemento en una región que coincide con la descripción del Libro de Mormón, con la sugerencia de que el Libro de Mormón en Helamán 3 describía el territorio como se conocía después del 300 después de Cristo y no en el momento en que se empezó a hacer cemento por primera vez. ―Teniendo en cuenta la importancia de Teotihuacan, considérese la siguiente sugerencia de Michael J. Preece (Review of Books on the Book of Mormon, Vol.3, 1991, p.38). ‗El texto del Libro de Mormón habla a menudo de una tierra misteriosa. Se puede referir a ella como -la tierra que se hallaba al norte(Alma 63:4) o sencillamente -la tierra del norte- (Alma 63:5-8, 10; Helamán 3:3-4, 7, 10-11). En otro lugar se refiere a ella como -la parte más lejana del norte- (3 Nefi 7:12). Es posible que esta tierra se encuentre en el mismo lugar que -la gran ciudad de Jacobugat- (3 Nefi 9:9). El Dr. Allen sugiere que esta misteriosa tierra pudiera ser la antigua ciudad de Teotihuacan, erigida en el valle de México, cerca del actual México D.F... La antigua cultura que habitaba esta ciudad tuvo sus comienzos hacia 150 antes de Cristo y cayó hacia 750 después de Cristo. La evidencia circunstancial de que Teotihuacan pueda ser efectivamente -la tierra del norte- incluye el hecho de que entre 55 antes de Cristo y 29 después de Cristo, el Libro de Mormón menciona varias migraciones a esta tierra donde se encontraron grandes extensiones de aguas. Éste es el mismo período en que Teotihuacan experimentaba un alto índice de crecimiento. El valle de México contiene muchos lagos, y de hecho México D.F. se erigió sobre el lecho de un lago completamente drenado. El Libro de Mormón habla del pueblo de la tierra del norte que construyeron casas de cemento porque la madera era escasa en la tierra (Helamán 3:7, 10-11). El lugar arqueológico de Teotihuacan contiene muchos edificios hechos de cemento, y la madera era de hecho escasa en el valle de México.‘… (Blogs Evidencias del Libro de Mormón http://evidenciasdellibrodemormon.blogspot.com/2009/01/construcciones-decemento.html) El artículo está encabezado con la siguiente leyenda: ―Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay de su página personal www.jefflindsay.com. Esta entrada está traducida de http://www.jefflindsay.com/BMEvidences.shtml, concretamente http://www.jefflindsay.com/BMEvidences.shtml#cement.‖ Nota: Véase también el análisis de 3 Nefi 6:8 – Las Calzadas

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 160

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―LA HISTORIA DEL CEMENTO, EL CONCRETO Y EL CONCRETO REFORZADO (Traducción de un artículo del mismo título aparecido en: Civil Engineering de noviembre de 1977, preparada por el estudiante Juan E. Pereira): ―Contrariamente a la impresión que uno podría llevarse al mirar el ambiente hecho por el hombre en el siglo XX, el concreto es un material de construcción relativamente reciente. ―Sólo se ha convertido en un material de construcción establecido durante el último siglo. ¿Cómo se desarrolló el concreto?, ¿Qué factores alimentaron su progreso?, y ¿Cuáles fueron algunos de sus puntos cruciales? ―Desde la alborada de la historia, el hombre ha buscado materiales para pegar piedras y ladrillos en paredes y fundaciones. Los asirios y babilonios utilizaron materiales bituminosos en sus muros; los egipcios utilizaron morteros de cal y yeso en la construcción de la Pirámide de Keops y en otras estructuras. ―Los morteros romanos han tenido una muy buena reputación debido a la durabilidad de sus estructuras. Los acueductos y el Coliseo lo confirman. Dichos morteros se hacían de cal mezclada con una roca volcánica llamada puzolana, hallada cerca del Monte Vesubio. Esto formaba un material firme, cementante, que endurecía bajo el agua. Los romanos no sabían por qué el mortero de puzolana era superior al de cal, pero desplegaron una gran habilidad en prepararlo y utilizarlo. La marcada duración de estas estructuras se debe en parte a este mortero de cal y sílice y en parte al clima favorable en la zona. ―ORIGENES DEL CEMENTO MODERNO El primer paso para llegar a los morteros de los tiempos modernos fue la manufactura y uso de cales hidráulicas. Durante la reconstrucción del faro de Eddystone en 1756, John Smeaton (1724 1792) observó que el mortero de cal ordinaria no se endurecería bajo el agua, por lo que no sería lo suficientemente durable para resistir las olas y descubrió que el mejor mortero provenía de las calizas con el más alto porcentaje de arcilla. Smeaton tuvo así la primera noción de los tiempos modernos acerca de los elementos que incrementan la resistencia de los morteros de cal y le permiten endurecerse bajo el agua. En la historia de la ingeniería civil el faro de Eddystone es un punto decisivo, ya que iluminó la "oscuridad" de cerca de 2.000 años. Es la base sobre la que se ha construido nuestro conocimiento de los morteros hidráulicos. ―El siguiente hombre en extender notablemente nuestro conocimiento de los morteros fue el eminente ingeniero francés J. L. Vicat (1786 - 1861). Las calizas que proporcionaban cementos hidráulicos, concluyó Vicat, contenían sílice, alúmina, manganeso, magnesia e hierro, de una quinta a una cuarta parte del total. No podía existir mortero hidráulico sin sílice y toda cal digna de ese nombre contenía algo de arcilla, compuesta por sílice y alúmina. ―La construcción de canales como el de Erie y otros creó la necesidad de cemento. El primer cemento natural fabricado en los Estados Unidos provenía de

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 161

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

una roca de cemento natural descubierta en 1818 cerca a Chittenango, Condado de Madison, Nueva York, por Canvass White, un ingeniero en el Canal de Erie. ―A principios de la década de 1830 la industria americana de cemento natural estaba en su infancia, los constructores tenían que importar de Inglaterra cemento natural o el nuevo cemento pórtland. ―EL NACIMIENTO DEL CEMENTO PÓRTLAND: El 15 de diciembre de 1824, Joseph Aspdin (1779 - 1855), un albañil inglés, registró una patente para la manufactura de un cemento nuevo y mejorado. Lo llamó cemento "pórtland" porque su color se parecía al de las piedras de la Isla de Portland. El promovió la idea y su hijo William Aspdin (1816 - 1864) se hizo cargo de su fabricación. ―El cemento pórtland comenzó a fabricarse en forma en Europa hacia 1850. Su primer uso extensivo fue en la construcción del sistema de alcantarillado de Londres entre 1859 y 1867, un proyecto que incrementó enormemente la popularidad del cemento pórtland. La fabricación del cemento pórtland en los Estados Unidos comenzó en la década de 1870. La primera planta exitosa quedaba en Coplay, Pennsylvania, fundada por David O. Saylor en 1871. Su cemento se usó en la construcción de los rompeolas de Eads/Jetties. ―Los primeros fabricantes americanos tuvieron dificultades debido a la competencia extranjera, pues los ingenieros preferían un cemento con reputación, pero gradualmente el cemento doméstico desarrolló la suya propia. Aunque al comienzo el principal uso del cemento era en morteros para pegar ladrillos y piedras en la construcción de puentes, pilas, contrafuertes, fundaciones y muros, los ingenieros a veces usaban una mezcla de cemento, arena y piedra que los franceses llamaban "béton" y los americanos "concrete". ―En la ciudad de Nueva York, Obadiah Parker construyó una casa renacentista griega de concreto en 1835; 21 años más tarde, Horace Greeley, editor del "New York Tribune", construyó un granero de concreto de tres pisos y medio en Chappaqua, Nueva York. Más tarde, convertido en una residencia, este granero ha sido utilizado durante el último siglo. Algunas casas grandes de concreto construidas siguiendo el ejemplo de Greeley, aún sobreviven en Nueva York. Para lograr avanzar en el desarrollo de puentes de concreto, hubo que esperar el advenimiento del concreto reforzado. ―El episodio más dramático en los anales del concreto ocurrió en el Océano Indico en 1880. Un irlandés, John Kenlon, naufragó en las Islas Crozet cuando un rayo incendió su velero. Como las islas estaban muy lejos de las rutas transitadas y el rescate era improbable, Kenlon buscó la forma de construir una embarcación que lo retornara a la civilización. Entonces recordó una casa de concreto en la que había trabajado cuando era un muchacho. Después de algunos experimentos encontró ciertas rocas, las molió y las quemó para hacer cemento. Construyó una chalupa de concreto de 9,8 m y navegó en ella 1.600 millas (2.575 Km.) antes de ser rescatado por un barco que pasaba.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 162

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―INVENCION DEL CONCRETO REFORZADO: A pesar de su valor como material de fundación, el concreto nunca hubiera alcanzado una popularidad muy grande si se hubiera usado solamente para eso. La producción de cemento pórtland fue 20 veces mayor en la década de 1.900 a 1.909 que durante la década precedente. Este explosivo crecimiento del cemento se debió en gran medida a la invención del concreto reforzado. ―El año de 1832 marcó el primer intento de usar refuerzo a tracción en concreto o mampostería. Durante la construcción de un túnel bajo el río Támesis en Londres, Sir Marc Brunel (1769 -1849) construyó un arco experimental de ladrillo y cemento, usando tiras de anillos de hierro y de madera como refuerzo. La idea de usar hierro o acero para resistir la tensión en el concreto no fue producto de un sólo hombre, sino más bien de la época. Aunque Lambot en Francia construyó un bote de remos de concreto reforzado en 1850, la invención del concreto reforzado usualmente se le atribuye a un jardinero parisino, Joseph Monier (1832 - 1906), quien en los sesentas construyó macetas y baldes de concreto y los reforzó con una malla de alambre de hierro. La primera construcción de concreto reforzado en América fue una casa en Port Chester, Nueva York, construida en 1875 por W. E. Ward. Las paredes interiores y exteriores, las torres, vigas, pisos y techos fueron construidos en concreto. La parte inferior de las vigas se reforzó con vigas en I de pequeñas dimensiones. ―En los Estados Unidos el concreto reforzado fue promovido primero en la Costa Pacífica, donde Ernest Ransome (1844 -1917) usó en 1875 cable de alambre usado y anillos de hierro como refuerzo. Además en 1884 registró una patente para una barra de refuerzo deformada, de sección cuadrada. ―Durante la década de 1890, la producción americana de cemento pórtland había aumentado a un fantástico 38% anual y continuará haciéndolo por otra década a un espectacular ritmo del 25% anual. Hacia 1905 el concreto había sido usado en grandes alcantarillados, tuberías de agua, estanques, depósitos de carbón, presas, chimeneas, graneros, puentes y edificios. El Canal de Panamá usó ocho millones de la capacidad de la industria cementera en el año en que se comenzó; y bajo el Acta de Recuperación de 1902, el U. S. Bureau of Reclamation construyó cientos de presas utilizando millones de barriles de cemento…‖ (http://www.ficem.org/site/media/LA%20HISTORIA%20DEL%20CEMENTO,%20EL% 20CONCRETO%20Y%20EL%20CONCRETO%20REFORZADO.pdf)

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 163

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

49.

Se Cuenta el Final del Libro

En Helamán 3:15-17 dice: ―Pero he aquí, hay muchos libros y muchos anales de todas clases; y los han llevado mayormente los nefitas. ―Y los nefitas los han transmitido de una generación a otra, sí, hasta que han caído en transgresión y han sido asesinados, robados y perseguidos, y echados, y muertos, y esparcidos sobre la superficie de la tierra, y se han mezclado con los lamanitas hasta dejar de llamarse nefitas, volviéndose inicuos, salvajes y feroces, sí, hasta convertirse en lamanitas. ―Y vuelvo ahora a mi narración…‖ Se puede notar en el Libro cuando Mormón hace sus propios comentarios, mientras va compendiando la historia. Lo interesante es observar que en el Libro su escritor (o compendiador) cuenta el final de la historia antes de finalizar la obra. Así como lo hizo Mormón, en un comentario casual, que no pudo evitar al relatar esta parte de la historia, también lo había hecho anteriormente el profeta Alma en una profecía, diciendo: ―He aquí, según el espíritu de revelación que hay en mí, yo percibo que este mismo pueblo, los nefitas, degenerará en la incredulidad dentro de cuatrocientos años a partir de la época en que Jesucristo se manifieste a ellos. ―Sí, y entonces verán guerras y pestilencias; sí, hambres y el derramamientos de sangre, hasta que el pueblo de Nefi sea exterminado.‖ (Alma 45:10-11). Mormón, quien vivió al final de la historia de los nefitas, y fue quien compendió El Libro de Mormón, exceptuando los primeros y los últimos libros de éste, en varias ocasiones, en sus compendios, hace comentarios personales. Los comentarios referidos son más que los que escribe en ―Palabras de Mormón‖ y en ―Libro de Mormón‖ (partes
Por Rafael Diogo Jara Pág. 164

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

o divisiones principales del Libro, donde Mormón actúa como cronista ocular y no como compendiador de la historia). En 3 Nefi 5:8-26 Mormón hace algunos comentarios personales, fuera del relato que venía realizando, donde explica que su obra ―no puede contener ni la centésima parte de lo que se llevó a cabo entre tanta gente‖. Y seguidamente da una explicación sobre las planchas que utilizó, y dice, para dejar claro la separación de su comentario extemporario con el relato que venía realizando: ―Y he aquí me llamo Mormón…‖. Y luego escribe su propio testimonio. Esta característica de Mormón, nos muestra un cronista e historiador, quien no puede evitar hacer comentarios de los sucesos posteriores mientras compendia la historia, así como relacionarlos con los momentos que estaba viviendo mientras hacía esta obra. No es usual en ninguna obra hacer comentarios personales del autor en medio de la obra, como en este caso lo hace Mormón. Ni es usual que un autor cuente el final de la obra, cuando van recién el 70% del relato; o que uno de los cronistas principales, como en este caso lo hace Alma, cuente el final de la misma cuando no han transcurrido ni el 60% de la obra. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, aunque sutil y subjetivo, pero no carente de valor, porque: a) Ningún escritor cometería tan tremendo error de contar el final de un relato antes de terminar su obra. b) Pero en cambio, si es un relato verídico donde intervienen diferentes cronistas e historiadores, escribiendo o resumiendo lo que otros escribieron, como es el caso del Libro de Mormón, sin dudas puede pasar esto, que el último compendiador se sienta inclinado a hacer algunos comentarios aclaratorios personales en el medio de la obra. c) Todo esto indicaría que el Libro de Mormón no fue escrito por un escritor, sino por cronistas contemporáneos, historiadores y compendiadores, que hicieron una breve y sumaria exposición escrita de lo más sustancial de la historia y enseñanzas de los profetas que los precedieron.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 165

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

50.

Las Calzadas

En 3 Nefi 6:8 dice: ―Y se construyeron muchas calzadas, y se abrieron muchos caminos que conducían de ciudad a ciudad, de tierra a tierra y de un sitio a otro.‖ El Diccionario define la palabra calzada con estos términos:
―Calzada (Del lat. vulg. *calciāta, camino empedrado): Camino pavimentado y ancho. Parte de la calle comprendida entre dos aceras…‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española).

También 3 Nefi 8:11-13 nos dice lo que ocurrió posteriormente con las calzadas de esa época: ―…Hubo una destrucción grande y terrible en la tierra del sur. ―Pero he aquí, hubo una destrucción mucho más grande y terrible en la tierra del norte; pues he aquí, toda la faz de la tierra fue alterada por causa de la tempestad, y los torbellinos, y los truenos, y los relámpagos, y los sumamente violentos temblores de toda la tierra; ―y se rompieron las calzadas, y se desnivelaron los caminos, y muchos terrenos llanos se hicieron escabrosos.‖ (El texto original no
resalta en negrita).

No obstante el relato de las destrucciones, debería ser obvio que en nuestra época se encuentren vestigios de las calzadas existentes, o por lo menos, calzadas restituidas y hechas posteriormente por la gente del Libro de Mormón. Así como lo indica la razón, hoy día han sido descubiertas muchas de esas calzadas. Ha sido así desde la llegada de los conquistadores españoles quienes en sus informes dejaron plasmados sus testimonios de la existencia de calzadas en la América precolombina. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque las
Por Rafael Diogo Jara Pág. 166

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

construcciones de calzadas en la América precolombina son una realidad que permanece a la vista aún en nuestra época.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: ―Quizás el relato más patético y real de la América Precolombina es el de Don Bernal Díaz del Castillo, soldado acompañante del conquistador Hernán Cortés, que escribió sus memorias a los 84 años, y ocupando el cargo de Consejero Municipal en América Central. Las mismas se encuentran en un enorme manuscrito del Municipio de Guatemala -asegurado con una cadena- y su escritura es clara y prolija. Del Castillo gozaba de una memoria prodigiosa, ya que podía relatar con cuantos caballos y yeguas grávidas contaba el ejército de Hernán Cortés y recordaba con lujo de detalles los nombres y apellidos de todos los soldados, además de la historia personal de cada uno. Los relatos están redactados con el asombro casi onírico de una visión deslumbrante, patética y a la vez real y maravillosa de un mundo no conocido, al que los historiadores han dado en llamar Nuevo Mundo; pero América no fue ni es un nuevo mundo. El hombre americano y su tierra existieron desde el momento estelar de la creación del hombre por el Ser Supremo. Transcribamos lo expresado por Díaz del Castillo, lo que vio el 8 de noviembre de 1519, desde la altura de 2040 metros, en la meseta de Anahuac. -Cuando vimos tantas ciudades y aldeas construidas sobre el agua y otras muy grandes sobre terrenos secos, quedamos asombrados y pensamos que se trataba de algo parecido a los acontecimientos relatados en el libro de "Amadis de Gaula" a causa de las grandes torres, de las pirámides y edificaciones que surgían del agua y que estaban construidas en piedra y que vimos tantas cosas tan admirables, no sabíamos que decir, o si era verdad lo que por delante parecía, que por una parte en tierra había grandes ciudades, y en la laguna otras muchas y veíamos todo lleno de canoas, y en la calzada muchos puentes de trecho en trecho, y por delante estaba la gran ciudad de TENOCHTITLÁN, y nosotros... no llegábamos a quinientos soldados... apenas 416, entre ellos 10 marineros, 33 ballesteros, 13 mosqueteros armados con arcabuces, además de 16 caballos y unos cañones de bronce. Desde lo alto de la montaña se vislumbraba la ciudad ambicionada, los destellos eran refulgentes, se trataba de una ciudad toda de plata y tan bella como jamás pudo soñarse. Extendíase en medio de un lago inmenso cuyas orillas se enlazaban mediante calzadas maravillosamente conservadas. -Desde lejos podían contemplarse palacios y templos solo comparables a los que las ciudades europeas pudieran mostrar como más maravilloso. La ovalada isla sobre la que se asentaba el núcleo urbano de la ciudad, unida con tierra firme por tres avenidas convergentes hacia el centro, reunía en su
Por Rafael Diogo Jara Pág. 167

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

ámbito a una abigarrada multitud de intensa actividad, establecida en el mayor asentamiento civilizado de la América septentrional. Desde lo alto veíamos las tres calzadas que entran en Tenochtitlán... y veíamos el agua dulce que venía de CHAPULTEPEC, de que se proveía la ciudad, y en aquellas tres calzadas, los puentes que tenían hechos de trecho en trecho... y veíamos en aquella laguna tanta multitud de canoas, unas que venían con abastecimiento y otras que volvían con cargas y mercaderías a cada casa de aquella gran ciudad, y de todas las demás ciudades que estaban pobladas en el agua, de casa a casa no se pasaba sino por unos puentes levadizos, y veíamos en aquellas ciudades cúes y adoratorios a manera de admiración. Estaba protegida por diques contra las inundaciones. Una parte de los soldados que iban con nosotros llegaron a preguntarse si todo lo que veíamos no era más que un sueño-.‖ (El texto original no resalta en negrita). (El Descubrimiento de América es el Más Bello Poema Sobre el Deseo Humano - http://www.culturaprecolombina.sion.com/Desarrollo-ElDescubrimiento.htm) ―Parque Nacional Tikal: Tikal es una de las ciudades más importantes de la civilización maya, ubicada en las selvas peteneras, constituye el complejo-ciudad maya más famoso alrededor del mundo y sede de la pirámide más altas, el Templo IV de la Serpiente Bicéfala con 65+ metros de altura. Este templo es superado sólo por ―La Danta‖, al norte de Guatemala en El Mirador. ―El Parque Nacional Tikal está rodeado de una selva exuberante, alberga invaluables riquezas que forman parte del patrimonio cultural y natural del país, cuenta con una extensión de 575 mil 83 kilómetros. ―Forma parte del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas y es la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Maya. El conjunto arquitectónico es uno de los más importantes de América precolombina. Destacan sus templos que tienen ente 35 y 65 metros de altura, así como impresionantes calzadas que comunican los templos, palacios y grandes plazas cívico-religiosas. ―Tikal es de las primeras ciudades del Área Central, heredera del estilo Izapa, ahí se origina la arquitectura monumental y los patrones culturales que entre 300 y 600 d.C., se extendieron paulatinamente hacia el área Central.” (El texto original no resalta en negrita la palabra “calzada”) (http://patrimoniomundialguatemala.org/tikal/1-informacion/1-parque-nacionaltikal.html) ―…En una nota relacionada, el Libro de Mormón habla de calzadas y caminos (3 Nefi 6:8; 8:13). Algunas personas SUD han citado el descubrimiento de caminos de cemento entre los incas como evidencia de apoyo, pero el Imperio Inca se encuentra demasiado al sur para que coincida con el entendimiento moderno de la geografía del Libro de Mormón. Sin embargo, se han descubierto en América Central calzadas cubiertas de cal (denominados sacbes), algunos lo datan de la época del Libro de Mormón. Investigadores de la Universidad Tulana
Por Rafael Diogo Jara Pág. 168

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

descubrieron una calzada de alrededor del 300 antes de Cristo (E. Wyllys Andrews V et al., ‗Komchen: An Early Maya Community in Northwest Yucatan‘ presentado en 1981 en la Reunión de la Sociedad Mexicana de Antropología, San Cristóbal, Chiapas, p. 15, también citado por J. Sorenson, Ensign, Oct. 1984, p. 18). Otra calzada se utilizó en Belice entre 50 antes de Cristo y 150 después de Cristo. (Andrews, ‗Dzibilchaltun2 en Supplement to the Handbook of Middle American Indians‟, ed. J.A. Sabloff, vol. 1, Archaeology, University of Texas Press, Austin, 1981, p. 322, citado por Sorenson, 1984, p. 23). Al sur de México D.F. hay alrededor de dos millas de antiguos caminos empedrados (American Antiquity, Vol. 45, 1980, p. 623), mientras que una calzada en Yucatán tiene una longitud de 50 millas (A. Bustillos Carillo, ‗El Sacbe de los Mayas: Caminos Blancos de los Mayas, Base de su Vida Social y Religión‘, 2nd ed., B. Costa-Amic Editorial, México, 1974, p. 23, citado por Sorenson, 1984, p. 18). Como aprendemos más acerca de estas antiguas calzadas y sus usos, esperamos entender más de los pueblos del Libro de Mormón y sus vidas. En cualquier caso, la mención de la obra de cemento y calzadas en el Libro de Mormón parece plausible hoy, pero era improbable para los expertos del pasado.‖ (El texto original no resalta en negrita). (http://evidenciasdellibrodemormon.blogspot.com/search/label/calzadas) El artículo está encabezado con la siguiente leyenda: ―Traducido con el amable permiso de Jeff Lindsay de su página personal www.jefflindsay.com. Esta entrada está traducida de http://www.jefflindsay.com/BMEvidences.shtml, concretamente http://www.jefflindsay.com/BMEvidences.shtml#cement.‖ ―...En el pasado, los autores Santos de los Ultimos Días han comparado las ‗calzadas' y los ‗caminos‘ mencionados en 3 Nefi (6:8; 8:1 3) con los sacbes (calzadas cubiertas de mortero) que se han encontrado en la Península de Yucatán, México. Casi todas las que se han podido identificar hasta hace dos décadas estaban concentradas en aquella zona restringida y parecían remontarse a tiempos posteriores a los del Libro de Mormón. No obstante, ciertos estudios realizados recientemente muestran que la construcción de caminos tiene un largo historial, y que se realizaba de un extremo a otro de Mesoamérica. ―Actualmente, la calzada más antigua que se conoce está en Komchen, en el extremo norte (fe Yucatán. E. Willys Andrews V y sus colegas de la Universidad Tulane han determinado que una de ellas data de aproximadamente 300 a. de J.C.' En Cerros, Belice (anteriormente Honduras Británica), hay otra que se usó entre los años 50 a. de J.C. y 150 d. de J.C. Más tarde se construyeron caminos en La Quemada, estado de Zacatecas, México, en el extremo norte de los límites de Mesoamérica.' Se han encontrado otros en Xochicalco, un poco al sur de la Ciudad de México, en donde existen tres kilómetros de caminos pavimentados,' y en Monte Albán, México.' Muchos de los caminos de los que tenemos conocimiento eran locales, pero en Yucatán se encontró uno de cien kilómetros de longitud.' Es obvio que el conocimiento actual acerca de las fechas y la naturaleza de la construcción de caminos concuerda con el concepto de que hubo caminos que fueron "desnivelados" al tiempo de la muerte de Cristo. (3 Nefi 8:13.) ...‖ (El texto original no resalta en negrita).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 169

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(SUD Noticias: Libros Doctrinales: UN ANALISIS CIENTÍFICO DEL LIBRO DE MORMOM - http://ja-jp.facebook.com/note.php?note_id=137531512983) Aunque las fechas mencionadas por el autor del siguiente extracto son posteriores al Libro de Mormón, se transcriben porque muestran el uso de calzadas que se remontan desde el comienzo de nuestra era, tal como se relata en la cita de 3 Nefi que analizamos en este capítulo: ―La tercera y última gran civilización americana es la azteca. El pueblo azteca o mexica fue el último en llegar al valle de México tras una larga peregrinación, procedentes de Aztlán, un lugar indeterminado en el norte. En apenas doscientos años, bajo el dominio de distintos emperadores, los aztecas crearán el Imperio más poderoso de Mesoamérica. ―México-Tenochtitlan, fundada hacia 1325 y edificada en una isla, estaba atravesada por multitud de calzadas, canales y callejas. Unida a tierra firme por varias calzadas, durante el siglo XV será la ciudad más poderosa, alcanzando quizás los 300.000 habitantes. El populoso mercado de Tlatelolco asombrará a los conquistadores por la variedad de productos que en él se venden. Pero el centro de la vida cotidiana de los mexicas será el recinto ceremonial del Templo Mayor, que llegó a tener unos setenta y ocho edificios. En el Templo Mayor, edificado en sucesivas fases, se llevarán a cabo terribles sacrificios, necesarios para perpetuar la alianza del pueblo azteca con sus dioses.‖ (El texto original no resalta en negrita). (Artehistoria - http://www.artehistoria.jcyl.es/civilizaciones/videos/484.htm)

51.

El Calendario y la Pascua En 3 Nefi 8:5 dice: ―Y sucedió que en el año treinta y cuatro, en el cuarto día del primer mes…‖ Esta cita de las escrituras se refiere a los acontecimientos dramáticos que ocurrieron aquí en América conjuntamente con la crucifixión

y muerte del Salvador.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 170

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Cuando el Libro de Mormón dice ―el cuarto día del primer mes‖, no podemos decir el cuatro de enero, ya que enero y febrero son meses que no existían antiguamente en el calendario. No podemos determinar aun con que mes comenzaba el año del Libro de Mormón, ni cuantos meses tenía el año, si 12 como el nuestro, o menos, o más meses tal como el calendario maya lo tuvo. Sabemos que por lo menos once meses tenía el año, según el modo de su calendario en la época del Libro de Alma, ya que en Alma 49:1 se refiere al ―undécimo mes‖. Ni podemos determinar si el calendario era solar como el nuestro, o lunar, o si era lunisolar como el judío, o si se media el tiempo de otra manera. Lo más acertado es afirmar que estos acontecimientos ocurrieron en la pascua, ya que el Señor (según lo relata S. Mateo 26:17-46), comió la pascua con sus apóstoles y luego de orar en el Getsemaní fue arrestado para ser crucificado. En el Viejo Mundo, esto ocurrió un viernes, de luna llena o vísperas de luna llena, en el atardecer, antes del día de reposo, ya que José de Arimatea se apresuró a bajarlo de la cruz, para que no quedara allí el día de reposo, que comenzaba con el atardecer del viernes (Marcos 15:42-46). Pero en América la diferencia horaria también es significativa. Nuestro calendario actual consta de 12 meses; siendo enero, marzo, mayo, julio, agosto, octubre y diciembre de 31 días; abril, junio, setiembre y noviembre de 30 días; y febrero de 28 días y cada cuatro años (año bisiesto), febrero tiene 29 días. Teniendo en consecuencia cada año 365 días, o los años llamados bisiestos 366 días. El calendario nuestro es llamado gregoriano, así llamado por el papa Gregorio XIII (1502-1585). Reformado en razón del cálculo de que el año trópico era inferior en 11 minutos y 14 segundos al cálculo por el calendario juliano. Se ordenó entonces a la cristiandad que se omitiesen 10 días al calendario de aquel año (15 de octubre en lugar de 5 de octubre) y que a partir de entonces se considere bisiestos todos los años divisibles por cuatro. Anteriormente se usaba el calendario juliano reformado por Julio César en el año 46 A.C., el cual fue observado por la cristiandad hasta 1582.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 171

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Antes del calendario reformado por Julio César se utilizaba algunos calendarios lunares, cuyos meses consistían en un período de lunación completa. El mes sideral es el tiempo empleado por la Luna en dar una vuelta completa alrededor de la Tierra (27 días, 7 h. 43‟ 11,5‟‟). El mes sinódico, o lunación, es diferente y cuenta con casi dos días más de duración. Por lo tanto, no podemos determinar la fecha exacta de la muerte del Salvador, o la pascua de Jesucristo como se le llama, ya que los libros canónicos que cuentan de su muerte y resurrección utilizaban calendarios diferentes al utilizado en la actualidad. Tener en cuenta que nuestro calendario actual, tiene vigencia recién en el año 1582, y que se omitieron diez días al calendario juliano que se utilizaba anteriormente, reformado por Julio César. Sin dudas el calendario juliano no era el utilizado por los apóstoles en la época del salvador, siendo que ellos eran judíos y el calendario juliano honraba a dioses paganos con los nombres de algunos meses. Tampoco era el calendario utilizado por los pueblos nefitas, que nada tenían que ver con las reformas introducidas en el calendario por Julio César ni por el papa Gregorio XIII, además eran extemporáneos. En la época de Jesucristo, a pesar de los judíos ser súbditos de los romanos, ellos deberían de usar su propio calendario como actualmente la nación judía lo continúa haciendo. También los pueblos nefitas del Libro de Mormón deberían de tener su propio calendario, o usaban el que utilizaban los judíos cuando salieron de Jerusalén. No podemos saber si ellos durante la historia del Libro de Mormón cambiaron de calendario, ni si utilizaron un calendario lunar o solar. Los hallazgos arqueológicos demuestran que los pueblos de la América precolombina utilizaban un calendario diferente, tal vez percatándose sus sabios de los ajustes que eran necesarios hacer al calendario que trajeron, pero no sabemos desde que momento se produjeron dichos cambios, ni si fue durante o después de la historia del Libro de Mormón. Por ende no podemos hacer coincidir fechas de la Biblia o del Libro de Mormón con fechas de nuestro calendario actual. Si quisiéramos aventurarnos para decir una fecha, tal vez la prudencia sería decir que la muerte de Jesucristo ocurrió un viernes
Por Rafael Diogo Jara Pág. 172

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

previo a la primera luna llena después de la luna llena que sigue al 21 de marzo, o sea entre el 20 de marzo y el 23 de abril de ese año, de acuerdo con las fechas que ocurre la pascua anualmente, correlacionando el acontecimiento con nuestro calendario actual. Aunque podamos suponer entre que días ocurrió la muerte de Jesucristo, el año de su muerte siempre lo tendremos como una materia pendiente, posiblemente ocurrió el año 32 D.C. de nuestro calendario. Tampoco se ha podido establecer a ciencia cierta en que año nació el Salvador. James E. Talmage dice al respecto: ―Fue como en el año 532 de nuestra era que un monje llamado Dionisio primeramente estableció el nacimiento de Cristo como el acontecimiento que había de servir de punto de partida para empezar a calcular los datos cronológico. Este método es conocido como el sistema de Dionisio y toma como fecha fundamental A.U.C. 753, es decir, 753 años después de la fundación de Roma, como el año del nacimiento de nuestro Señor.‖ (James E. Talmage – Jesús el Cristo Pág.107Salt Lake City, Utah- Año 1972).

Algunos investigadores consideran que el cálculo de Dionisio es incorrecto, pues fija el nacimiento de Cristo con un retraso de entre tres y cuatro años. Según las palabras de James E. Talmage en su libro Jesús el Cristo, dice: ―...Sin intentar hacer un análisis del cúmulo de cálculos y datos referentes a este asunto, nosotros aceptamos como correcto el sistema de Dionisio en lo que respecta al año, lo cual quiere decir que creemos que Cristo nació en el año conocido entre nosotros como 1 antes de J.C.‖ (Pág.107-108). Pascua: Fiesta judía y cristiana. Para los judíos conmemora la liberación de la cautividad de Egipto y el éxodo hacía la Tierra de Promisión; para los cristianos, la resurrección de Jesucristo. Es una fiesta móvil según nuestro calendario, y cae en el primer domingo después del plenilunio (luna llena) que sigue al 21 de marzo (entre el 22 de marzo y el 25 de abril de cada año). La marcha nocturna realizada por los judíos para liberarse de la cautividad de Egipto señaló, junto con otros acontecimientos
Por Rafael Diogo Jara Pág. 173

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

previos, la razón de la festividad de la pascua, coincidente a la postre con la fecha de la resurrección del Señor Jesucristo. Trazándose de este modo un paralelismo entre la sangre del cordero macho sin defecto que los judíos utilizaron para pintar el dintel de sus casas para salvar de la muerte a sus primogénitos, con la sangre derramada de Jesucristo, el Cordero de Dios, para salvación de toda la humanidad. Referente a la Pascua leemos en la Biblia: ―Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: ―Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero de los meses del año.‖ (Éxodo 12:1-2). Sin dudas no era el mes de enero, ya que no existían enero ni febrero en el calendario judío. Recién en el 153 A.C. enero y febrero pasaron a formar parte del calendario romano. Plenilunio: Luna llena. Fase en que la luna presenta su disco completamente iluminado. Es interesante suponer que la noche en que los judíos salieron de Egipto, Moisés haya dispuesto que la huída se realizara en una noche de plenilunio, para facilitar la marcha de todo el pueblo. Años bisiestos: Todos los años que son divisibles ente cuatro son bisiestos. Son divisibles entre cuatro los números que terminan en dos ceros, o los que cuando el número formado por sus dos últimas cifras es divisibles entre cuatro. (Por ejemplo: Años 1996, 2000, 2004, 2008, 2012, 2016, etc. son bisiestos). Marzo (Mártium): En el calendario romano, hasta el 153 A.C. era el primer mes del año. El mes de marzo se llamó así en honor a Marte, dios de la guerra, y considerado originariamente como el dios protector de la naturaleza, y por consiguiente de su resurgir primaveral. Abril (April): Mes de apertura de flores, por causa de la primavera en el hemisferio norte.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 174

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Mayo (Máium): Mes cuyo nombre fue puesto en honor a Maia, diosa de la abundancia. Junio (Júnium): Mes en honor a Juno, diosa del hogar y la familia. Julio (Quinctilis): Mes quinto. Posteriormente, al principio de nuestra era, el emperador romano Julio César le dio su propio nombre al mes Quintilis. Agosto (Sextilis): Mes sexto. Tal como lo hizo Julio César, también el emperador romano Octavio Augusto (Augustus Octavius), honró con su propio nombre el mes Sextilis. Septiembre (Septémber): Séptimo mes del antiguo calendario romano (de donde deriva su nombre). Octubre (Octóber): Octavo mes del antiguo calendario romano (de donde deriva su nombre). Noviembre (Novémber): Noveno mes del antiguo calendario romano (de donde deriva su nombre). Diciembre (Decémber): Último mes del año. Correspondía al décimo del antiguo calendario romano (de donde deriva su nombre). Enero (Januárium): Después del año 153 A.C. pasó a ser el primer mes del calendario romano. Se llamó así por Jano (el dios bifronte que miraba a un mismo tiempo el año viejo y el nuevo) al que el mes estaba dedicado. Ha pasado a ser también el primer mes del año del calendario cristiano actual. Febrero (Februárium): Era el último mes del calendario romano. Es evidente que al llegar a América la colonia de Lehi utilizara el mismo calendario hebreo de la época, aunque es probable que posteriormente lo hayan modificado o ajustado de acuerdo con sus sabios, tal como sucedió en el Viejo Mundo.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 175

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Antes de partir la colonia de Lehi, y hasta que los hebreos son llevados cautivos por los babilonios (586 A.C.), los hebreos nombraban los meses del año por el orden numérico, que comenzaba con el mes primero (Nisán) que corresponden a veces a marzo u otras a abril de nuestro calendario, y culminaba con el duodécimo (Adar) que correspondían a febrero y a veces a marzo de nuestro calendario. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La manera de contar los meses por orden numérico está acorde con la costumbre de nombrar los meses en el calendario hebreo vigente antes de que la colonia de Lehi partiera de Jerusalén en el año 600 A.C. b) Al referirse, la cita que analizamos en este capítulo, que la muerte y resurrección de Jesucristo ocurrió en el ―primer mes‖ concuerda con el antiguo primer mes hebreo (Nisán). El mes de Nisán es el mes en el que el pueblo judío celebra la pascua, y corresponde a veces a marzo y otras a abril de nuestro calendario. c) Ambas coincidencias hacen ver que quien escribe el relato es un cronista contemporáneo sujeto a las medidas de tiempo y calendarios vigentes en esa época.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: “Calendario Romano: Sistemas de Expresión de las Fechas - Dentro de los días que componían los meses en el mundo romano, sólo tres tenían denominación propia: las Kalendae, las Nonae y las Idvs.

1. ―Las Kalendae coincidían con el primer día del mes. 2. ―Las Nonae correspondían al día 5 de los meses de Ianvarivs, Febrvarivs,
Aprilis, Ivnivs, Avgvstvs, September, November y December, y al día 7 de Martivs, Maivs, Ivlivs y October. 3. ―Las Idvs correspondían o bien al día 13 o al 15, siguiendo la misma distribución que las Nonae. ―Los días se citaban teniendo en cuenta la relación que mantenían con las Kalendae, Nonae, y las Idvs, poniendo el nombre, seguido del adjetivo correspondiente al mes en curso en ablativo: ―Kalendis Ivniis (a las Calendas de junio, es decir, el 1 de junio), ―Nonis Ivniis (a las Nonas de junio, es decir el 5 de junio),
Por Rafael Diogo Jara Pág. 176

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Idibvs Ivniis (a las Idus de junio, o sea, el 13 de junio). ―Para denominar los días que antecedían o seguían directamente a estas tres fechas claves se añadía el adverbio pridie, para el día anterior, y postridie, para el siguiente, incluyendo el nombre de la fecha en acusativo: pridie Idvs Ivnios (día anterior a las Idus de junio, el 12 de dicho mes); postridie Kalendas Ivnias (día posterior a las Kalendas de junio, el día 2). ―Para el resto de los días, se añadía la expresión ante diem seguida del numero ordinal de días que faltara para llegar a una fecha clave posterior. Esta cuenta era inclusiva, es decir, tenían en cuenta el día de partida y el final: ante diem XVII Kalendas Ivnias (el día diecisiete anterior a las Kalendas de junio, 16 de mayo).‖ Ignacio Saúl Pérez-Juana (Arqueólogo. Codirección de la Memoria para la fase arqueológica del Proyecto Sen-en-Mut. Licenciado en geografía e Historia, especialidad de Prehistoria y Arqueología. Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro del Instituto de estudios del Antiguo Egipto).(http://www.dearqueologia.com/calendas.htm) ―Calendario hebreo: El calendario hebreo es un calendario lunisolar, es decir, que se basa tanto en el ciclo de la Tierra alrededor del Sol (año), como en el de la Luna al rodear a la Tierra (mes). La versión actual, por la que se rigen las festividades judías, fue concluida por el sabio Hilel II hacia el año 359. Este calendario se basa en un complejo algoritmo, que permite predecir las fechas exactas de luna nueva, así como las distintas estaciones del año, basándose en cálculos matemáticos y astronómicos, prescindiendo desde aquel momento de las observaciones empíricas de que se valieron hasta entonces. ―En su concepción compleja tanto solar como lunar, el calendario hebreo se asemeja al chino, sin que se sepa de influencia alguna que haya tenido el uno sobre el otro; y también al calendario utilizado por los pueblos de la península arábiga hasta la aparición del Islam, en el siglo VII de la Era cristiana. En cambio, se distingue del calendario gregoriano de amplio uso universal, basado exclusivamente en el ciclo solar-anual; y también del que rige al mundo musulmán desde Mahoma hasta nuestros días, que es puramente lunar. ―El calendario hebreo comienza con la Génesis del mundo, que aconteció, según la tradición judía, el día domingo 7 de octubre del año 3761 a. C.; fecha equivalente al 1 del mes de Tishrei del año 1. De esta manera, el año gregoriano de 2009 equivale al año hebreo de 5769 (que comenzó al atardecer del 29 de septiembre del 2008). Para convertir un año del calendario gregoriano a su correspondiente hebreo, basta con sumar o restar la cifra de 3760 (2009 + 3760 = 5769).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 177

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―El día hebraico: El día, en el calendario hebreo, comienza con la salida de 3 estrellas, y culmina con el ocaso. En esto se diferencia del día según el calendario gregoriano, que discurre exactamente de medianoche a medianoche. ―La costumbre de ver al día comenzar con la caída del crepúsculo es tan antigua como la Biblia misma, y se basa en el texto bíblico del Génesis 1:5, que al cabo de cada día comenta "Y fue la tarde, y fue la mañana...", de lo que se entiende que cada uno de los días de la creación comenzaba por la tarde. Más explícitamente aun, al prescribir la Biblia el ayuno del Día del Perdón, el Yom Kipur: "El día décimo de este séptimo mes será el día de la Expiación... Será para vosotros día de descanso completo y ayunaréis; el día nueve del mes, por la tarde, de tarde a tarde, guardaréis descanso" (Levítico 23:27-32). Desde entonces, es práctica corriente y antiquísima, que las festividades judías comiencen al caer el sol. Y no sólo ellas: la consabida costumbre de comenzar la celebración de la Navidad con la cena de Nochebuena, tiene sus raíces en tal milenaria usanza hebrea. ―Cabe destacar, no obstante, que estudios arqueológicos han revelado que también en la antigua Babilonia se señalaba el comienzo del día al atardecer, y se estima que es ése el origen de la costumbre. ―El mes hebraico: El mes en el calendario hebreo se basa en el ciclo que cumple la Luna al circunscribir por completo a la Tierra, captando el ojo humano desde nuestro planeta 4 diferentes estadios principales de la Luna, a saber: Luna nueva, Cuarto creciente, Luna llena o plenilunio, y Cuarto menguante. Tal ciclo dura aproximadamente 29 días y medio. Resulta asombroso comprobar que ya los antiguos sabios hebreos supieron calcular la duración exacta de tal ciclo, estimando de acuerdo con sus conocimientos astronómicos que el periplo del satélite en torno al planeta Tierra tenía una duración de '29 días, 12 horas, y otras 793/1080 de hora' (o sea, otros 44 minutos y 3.33 segundos), siendo su error de cálculo de medio segundo. Debido a que la cantidad de días en un mes debía ser exacta, el calendario hebreo estipuló meses de 29 y de 30 días, intercaladamente. ―Al final de un mes hebreo, la Luna está completamente a oscuras, y no es visible desde la Tierra. Al despuntar el Cuarto creciente, se alcanza a ver apenas a la Luna como una finísima guadaña, que desaparece en el horizonte minutos después del ocaso: es el comienzo del mes hebreo. Con el correr de los días, crece paulatinamente la parte iluminada de la Luna que se aprecia desde la Tierra, hasta llegar al plenilunio que marca exactamente la mitad del mes. A partir de ahí, vuelve la Luna a menguar con el discurrir de los días, hasta desaparecer por completo, culminando también del mismo modo el mes del calendario hebreo. ―Los nombres de los meses hebreos, tal como los conocemos en nuestros días, tienen sus orígenes en la antigua Babilonia, de donde fueron adoptados por los judíos allí desterrados por el rey Nabucodonosor II, exilio que duró 70 años (586 a. C. - 516 a. C.). Más antiguamente, los meses eran
Por Rafael Diogo Jara Pág. 178

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

denominados tan sólo por su orden numérico, comenzando en la primavera (boreal) por el mes primero, Nisán, y culminando con el duodécimo, Adar. En el Pentateuco se menciona a Nisán como el primer mes del año, al haber sido aquél en que el pueblo de Israel se liberó de la esclavitud de los faraones de Egipto: "Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año" (Éxodo 12:2). Otros nombres de meses mencionados en ciertos libros de la Biblia, especialmente en el Libro de los Reyes, como el "mes de Ziv" (1Reyes 6:37), o "el mes de Bul, que es el mes octavo" (1Reyes 6:38), y también "el mes de Eitanim, que es el mes séptimo" (1Reyes 8:2), fueron seguramente tomados de nombres de meses fenicios, ya que son mencionados en el contexto de las relaciones comerciales entre el Rey Salomón y el Rey Hiram de Fenicia. Los nombres babilónicos, que han llegado hasta nuestros días, aparecen por primera vez en el Libro de Ester y en los de Esdras y Nehemías, y fueron adoptados asimismo por otros idiomas, como el turco moderno (Nisan = abril; Temmuz = julio; Eylül = septiembre; Şubat = febrero). (Nota: El texto original no resalta en negrita). ―La duración de los meses hebreos oscila entre los 29 y los 30 días, de la siguiente forma: 1. Tishrei (30 días) (‫ - )ירשת‬cae aproximadamente en septiembre u octubre. 2. Jeshván (29 ó 30 días) (‫ ,ןוושח‬llamado también Marjeshván - (‫ -מרחשוון‬octubre o noviembre. 3. Kislev (30 ó 29 días) (‫ - )ולסכ‬noviembre o diciembre. 4. Tebet (29 días) (‫ - )תבט‬diciembre o enero. 5. Shevat (30 días) (‫ - )טבש‬enero o febrero. 6. Adar (29 días) (‫ - )רדא‬febrero o marzo. 7. Nisán (30 días) (‫ - )ןסינ‬marzo o abril. 8. Iyar (29 días) (‫ - )רייא‬abril o mayo. 9. Siván (30 días) (‫ - )ןוויס‬mayo o junio. 10. Tamuz (29 días) (‫ - )זומת‬junio o julio. 11. Av (30 días) (‫ ,בא‬llamado también Menajém Av - (‫ -מנחם אב‬julio o agosto. 12. Elul (29 días) (‫ - )לולא‬agosto o septiembre. ―El año hebreo, según la cuenta bíblica, comenzaba con el mes de Nisán, llamado en la Biblia "el mes primero" (Éxodo 12:2), y concluía en el mes de Adar; mientras que más adelante primó la concepción del comienzo del año en el mes de Tishrei, con la festividad de Rosh Hashaná (‫ ,הנשה שאר‬literalmente "cabeza de año"), culminando el año en el mes de Elul, tal como rige el calendario hebreo hasta nuestros días. ―Desde el punto de vista religioso, el calendario hebreo cuenta con 4 diferentes "cabezas de año", siendo cada una de ellas el comienzo de la cuenta anual para diferentes finalidades: ―1 de Nisán, es el principio de año de acuerdo a la cuenta bíblica, al conmemorar la salida de Egipto; y era el principio del año para los reyes: de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 179

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

tal modo, aun si un rey de Israel asumiera el trono el 29 del mes de Adar, ya al ser el día siguiente el primero de Nisán, se consideraba su segundo año de reinado. ―1 de Elul, el principio del año para realizar la cuenta del diezmo de ganado a apartar según las prescripciones religiosas. ―1 de Tishrei, el principio del año según el calendario hebreo moderno, conmemorando el aniversario de la Creación del mundo, y era la fecha en que comenzaba la cuenta de los años, los años sabáticos (cada séptimo año, en que las tierras quedaban incultas y en barbecho), y los jubileos (cada 50 años, en que prescribían las deudas y los esclavos quedaban libres). ―15 de Shevat, el año nuevo de los árboles, siendo ésta la fecha de su despertar luego del letargo invernal. ―El año hebraico: Un año hebreo incluye un ciclo completo de las cuatro estaciones del año, y, a su vez, debe contar con un número exacto de meses lunares. De esta manera, el año hebreo puede tener tanto 12 meses (año simple), como 13 (año bisiesto, o en hebreo ‫" ,תרבועמ הנש‬año preñado"). ―Hoy en día es sabido que las estaciones del año se deben a la traslación de la Tierra en torno al Sol, ciclo denominado en astronomía "año trópico" (365 días, 5 horas, 48 minutos y 44 segundos). Al ser el año trópico sensiblemente más largo que el año lunar de 12 meses (354 días, 8 horas y 49 minutos), se iría corriendo la Pascua judía indefectiblemente hacia el invierno, contrariamente al precepto bíblico, si el año hebreo durase 12 meses de manera constante. Para evitarlo, se agrega un décimotercer mes a fin de año, cada vez que la diferencia acumulativa entre el año solar y el lunar, de unos 11 días por año, alcanza a formar un mes entero. ―El año bisiesto, embolismal o "preñado": El año hebreo bisiesto es un año de 13 meses, denominado en hebreo "shaná me'ubéret" (‫" ,תרבועמ הנש‬año preñado" o embolismal), metaforizando al mes agregado cual si fuera el feto de una mujer embarazada; y de aquí que los métodos de institución de tal año, se llamen "ibur" (del hebreo ‫" ,רוביע‬preñamiento"); y en castellano, embolismo. El embolismo del calendario hebreo, consiste en la duplicación del mes de Adar, de manera que se intercala un nuevo mes de 30 días, llamado Adar "A" (‫" ,א רדא‬Adar álef"), antes del mes de Adar original, que pasa a ser Adar "Bis" (‫" ,ב רדא‬Adar bet"). La principal razón por la que fue elegido justamente el mes de Adar para su duplicación es por ser el mes inmediato anterior a Nisán, el mes de la primavera, el de la salida de Egipto y en el que cae la Pascua judía, "Pésaj" (‫ ,)חספ‬según indica la Biblia: "Guardarás el mes de Aviv (= primavera), y harás pascua a Yahveh tu Dios; porque en el mes de Aviv te sacó Yahveh tu Dios de Egipto" (Deuteronomio 16:1). Otro motivo radica en que Adar era antiguamente el último mes del año, e históricamente se prefería hacer el agregado a fin de año. Ello se asemeja a lo ocurrido con el 29 de febrero, agregado justamente allí porque antiguamente era febrero el último mes del año romano.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 180

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―El método original de embolismo, desarrollado alrededor del siglo VI a. C., establecía que habría de agregarse un mes más, en tres años de cada ciclo de ocho. Ya en el siglo V a. C., se perfeccionó el sistema, estipulándose de ahí en adelante que el agregado habría de hacerse en siete años por cada ciclo de diecinueve. Se estima que dichas técnicas tienen sus raíces en los conocimientos de astronomía de los babilonios, muy adelantados para su época, y del astrónomo griego Metón (siglo V a. C.), y son aceptadas hasta el día de hoy. El Diccionario de la Real Academia Española define ciclo lunar, llamado también ciclo decemnovenal o decemnovenario, como el ‗período de 19 años, en que los novilunios y demás fases de la Luna vuelven a suceder en los mismos días del año, con diferencia de hora y media aproximadamente‘; en tanto el ciclo cuádruple de 76 años, es llamado calípico. De esto se deduce que cada 19 años coincidirán entre sí las fechas del calendario hebreo y el gregoriano; aunque puede existir un desfase de uno o dos días, debido a movimientos efectuados en el calendario hebreo por motivos religiosos (ver más adelante, "la semana en el calendario hebreo"). ―En el año 359, perfeccionó el sabio Hilel II los cálculos y métodos conocidos, y estableció los mecanismos de embolismo del año utilizados hasta el día de hoy, que han sido corroborados por las últimas y más modernas observaciones astronómicas. Dichos cálculos ya eran conocidos desde cientos de años atrás, pero hasta aquellos tiempos se preferían los métodos empíricos para establecer el comienzo del mes —dos testigos que habían de atestiguar ante el gran Sanedrín que habían visto el naciente de la Luna— y el comienzo de la primavera, en base a la maduración de las mieses y a la llegada del equinoccio de primavera (el 20 de marzo en el hemisferio norte), que es la fecha en que el día y la noche tienen la misma duración; mientras que el almanaque era utilizado en caso de impedimentos, como días nublados. ―Se cree que la razón por la cual publicó Hilel II el calendario hebreo tal como se utiliza desde sus tiempos hasta nuestros días, proviene de una de las decisiones tomadas por el Cristianismo en el primer Concilio de Nicea, celebrado el año 325, a instancias del emperador Constantino I el Grande. Según la tradición cristiana, Jesús de Nazaret fue crucificado el Viernes Santo, coincidente con el viernes de la Pascua judía. El Concilio decidió desvincularse del judaísmo también en este aspecto, y prescindir de la necesidad de averiguar año tras año, la fecha exacta de la Pascua judía. A tal efecto, se estipuló que el primer día de la Pascua cristiana, el Domingo de Pascua o de Resurrección, se celebre el primer domingo después de la luna llena, inmediatamente luego del equinoccio de primavera. Cabe destacar que al independizar al calendario litúrgico cristiano del hebreo, perdió el primero la flexibilidad y el equilibrio que caracterizan a este último, lo que terminó causando, con el correr de los siglos, el corrimiento de la Pascua cristiana hacia el invierno, desfase que hubo de ser corregido al cabo de un milenio por el papa Gregorio XIII, por medio de su calendario gregoriano. De todos modos, la decisión de Nicea despertó el temor entre los judíos de la época, que los cristianos les prohibiesen anunciar los comienzos de mes y los embolismos de cada año, indispensables para el normal discurrimiento de la vida

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 181

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

judía; y de ahí la necesidad de un calendario preestablecido de antemano y aceptado por todas las diásporas del pueblo judío. ―Un año trópico, o circunvolución de la Tierra en torno al Sol, conlleva en sí 12,368 ciclos lunares, o vueltas que efectúa Selene alrededor de nuestro planeta. Esto implica que 19 años trópicos, equivalen a 234,992 ciclos de la Luna, un número prácticamente entero. Desde esta base se establece que cada 19 años, habrá de haber 235 meses, o 12 años comunes (de doce meses), y 7 años embolismales o "preñados", con trece meses cada uno: los años número 3, 6, 8, 11, 14, 17 y 19 de cada ciclo decemnovenario. Para saber si determinado año hebreo es o no bisiesto, hay que dividirlo por el número 19: si el cociente obtenido luego de la división, nos deja un resto luego del entero con uno de los siguientes guarismos: 0, 3, 6, 8, 11, 14 ó 17, estamos ante un año de 13 meses. Así, el año hebreo de 5765, equivalente al gregoriano de 2005, al dividirlo por 19 nos da 303 enteros, y un resto de 8 (5765/19 = 303 8/19). Por ende, el año de 5765 fue bisiesto, y se le agregó como tal el mes de Adar "A" antes del último mes del año, el mes de Adar "Bis". (Wikipedia – La Enciclopedia Libre) (Véase al final de esta obra Apéndice IV – ―La Semana Hebrea‖).

52.

Los Terremotos En 3 Nefi 8:6 dice: ―…Y hubo terribles truenos de tal modo que sacudían toda la tierra como si estuviera a punto de dividirse.‖

El tema de los terremotos afecta la sensibilidad de muchas personas que han vivido estos acontecimientos personalmente, y han padecido con sus familias sus trágicas consecuencias. Sufrimiento que acongojó a toda la humanidad y la solidaridad fue universal. Por
Por Rafael Diogo Jara Pág. 182

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

lo que es necesario declarar que el única motivo del análisis que se hace en este capítulo, haciendo un paralelismo con acontecimientos recientes, es exponer razones que indicarían que el cronista que relató los terremotos en el Libro de Mormón fue testigo presencial de los acontecimientos relatados, ya que da detalles muy específicos. Anteriormente a la aparición del Libro de Mormón los terremotos eran hechos casuales que ocurrían cada tantos años, y no con la frecuencia de los del último siglo, y menos frecuentes aun que los de este siglo XXI que se han incrementado considerablemente. Antes de 1830 ocurrieron los siguientes terremotos de importancia: o 23/01/1556 – Shaanxi, China, Magn. Aprox. 8 – con 830.000 muertos. o 16/12/1575 – Valdivia, Chile, Magn. Aprox. 8,5 – con 200 muertos Aprox. o 13/05/1647 – Santiago, Chile, Magn. Aprox. 8,5 – con 600 muertos Aprox. o 17/08/1668 – Anatolia, Turquía, Magn. Aprox. 8 – con 8.000 muertos. o 26/01/1700 – Cascadia, Magn. Aprox. 9. o 08/07/1730 – La Serena, Región de Coquimbo, Chile, Magn. Aprox. 8,7 – con 300 muertos. o 25/05/1751 – Concepción, Chile, Magn. Aprox. 8,5 – con 65 muertos. o 01/11/1755 – Lisboa, Portugal, Magn. Aprox. 8,7 – con 70.000 muertos. o 28/02/1780 – Irán, con 200.000 muertos. o 16/12/1811 – Nuevo Madrid, Misuri, Estados Unidos, Magn. Aprox. 8,1. o 23/01/1812 – Nuevo Madrid, Misuri, Estados Unidos, Magn. Aprox. 7,8. o 07/02/1812 – Nuevo Madrid, Misuri, Estados Unidos, Magn. Aprox. 8. o 08/12/1812 – Wrightwood, California, Estados Unidos, Magn. Aprox. 7 – con 40 muertos. o 02/06/1823 – Lado sur de Kilauea, Hawai, Estados Unidos, Magn. Aprox. 7.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 183

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(Fuente: Terremotos más significativos – Registrados y no registrados por la USGS (United States Geological Survey) Wikipedia – La Enciclopedia Libre).

Seguidamente se analizará los versículos del capítulo 8 del libro de 3 Nefi, referentes al terremoto ocurrido al momento de la muerte de Jesucristo y previo a su aparición como ser resucitado. El objeto es encontrar un paralelismo con el relato y los acontecimientos recientes que han ocurrido en diferentes lugares del planeta, especialmente en Haití, Chile y Sumatra: o (8:6) ―…Y hubo terribles truenos de tal modo que sacudían toda la tierra como si estuviera a punto de dividirse.‖ Primeramente tenemos que tener en cuenta que cuando los cronistas e historiadores del Libro de Mormón hablan de la tierra, no se están refiriendo generalmente al planeta Tierra, sino a la zona donde vivían, normalmente llamada tierra del norte o tierra del sur. En el relato el cronista dice que ocurrieron truenos. Durante los terremotos también se oyen grandes explosiones, y la sensación es como si la Tierra fuera a partirse en dos. Pero también las tempestades en ocasiones están asociadas con los terremotos. o (8:9) ―Y se hundió la ciudad de Moroni en las profundidades del mar, y sus habitantes se ahogaron.‖ Conjuntamente con los terremotos en las ciudades a la orilla del océano, muchas veces se presentan los tsunamis, que con sus inmensas olas cubren y barren a las ciudades y sus habitantes, ahogando a muchas personas y sepultándolas bajo el mar. o (8:10) ―Y se amontonó la tierra sobre la ciudad de Moroníah, de modo que en lugar de la ciudad, apareció una enrome montaña.‖ En América han sido muy frecuentes los deslizamientos de tierra sepultando a muchos lugares. Algunos fueron productos de lluvias intensas, pero otros fueron producidos por los terremotos. Los volcanes en erupción también sepultan ciudades enteras, y éstos están íntimamente relacionados con los terremotos. Previo a la

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 184

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

erupción del Vesubio, que sepultó a Pompeya y Herculano, se registraron varios terremotos. o (8:12) ―…Toda la faz de la tierra fue alterada por causa de la tempestad, y los torbellinos, y los truenos, y los relámpagos, y los sumamente violentos temblores de toda la tierra.‖ Se dice que con los últimos terremotos registrados en Haití y en Chile, estos países y otros vecinos se movieron de su lugar, corriéndose varios metros. Si imaginamos un terremoto mucho más potente que estos, como el relatado en El Libro de Mormón, no es de extrañar que se altere la faz de la Tierra. Pero también por las hendiduras y desmoronamientos se desfiguran las zonas donde ocurren los terremotos. o (8:13) ―Y se rompieron las calzadas, y se desnivelaron los caminos, y muchos terrenos llanos se hicieron escabrosos.‖ Tanto en los terremotos de Haití así con en el de Chile, los más recientes y más notables en nuestro planeta, y en otros, se destruyeron caminos, puentes y aeropuertos. Podíamos observar en los noticieros grandes puentes partidos en dos, y calles con hendiduras y enormes grietas, que dejaban atrapados a los vehículos que por allí transitaban. Tal fue la destrucción de caminos y puentes en estos últimos terremotos que impedía el envío de socorro inmediato a las ciudades afectadas.
o (8:14) ―Y se hundieron muchas grandes y notables ciudades,

y muchas se incendiaron, y muchas fueron sacudías hasta que sus edificios cayeron a tierra, y sus habitantes murieron, y los sitios quedaron desolados.‖ Los terremotos ocurridos en el año 2004 en el océano Índico, conocido como el terremoto submarino de Sumatra – Andamán que incluyó a Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia, y los de principios del 2010 en Haití y en Chile, estuvieron todos acompañados de tsunamis, que hundieron literalmente a varias ciudades. Los tsunamis no eran comunes en la época en que se publicó El Libro de Mormón. El terremoto no sólo afectó a las ciudades que fueron epicentros de los terremotos, sino que ciudades a miles de kilómetros de distancia también se vieron sacudidas, y muchos de sus edificios se tambalearon y
Por Rafael Diogo Jara Pág. 185

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

muchos cayeron dejando atrapados a sus habitantes. El incendio acompañó a ambos terremotos, tanto al de Haití como al de Chile, donde se podía observar a través de los canales de televisión como algunos edificios se consumían en llamas a causa del terremoto. La gente muerta y la desolación después de un terremoto es real, lo han estado testificando las imágenes mostradas por los diferentes noticieros de diferentes países.
o (8:15) ―Y hubo algunas ciudades que permanecieron; pero el

daño que sufrieron fue sumamente grande, y muchos de sus habitantes murieron.‖ Los últimos terremotos y otros han afectado a muchas ciudades distantes de los epicentros, como se dijo, y muchos de sus edificios aunque no cayeron sufrieron grandes grietas, pero otros se desplomaron y murió mucha gente.
o (8:17) ―Y así quedó desfigurada la superficie de toda la tierra

por motivo de las tempestades, y los truenos, y los relámpagos, y los temblores de tierra.‖ Como se dijo antes, los terremotos muchas veces están relacionados con las tempestades. Los terremotos dejan desfiguradas las zonas afectadas.
o (8:18)

―Y he aquí, las rocas se partieron; fueron despedazadas sobre la superficie de toda la tierra, de tal modo que se hallaron hechas pedazos, y partidas y hendidas, sobre toda la faz de la tierra.‖ Comprendiendo la magnitud del terremoto relatado en 3 Nefi, es comprensible lo que se relata. Lo que se ha visto en las destrucciones de los terremotos que hemos conocido, ha sido mucho escombro desparramado por todos lados. Pero también las rocas de la corteza terrestre se parten, y quedan con hendiduras. relámpagos, y la tormenta, y la tempestad, y los temblores de la tierra –pues he aquí, duraron como unas tres horas; y algunos dijeron que fue más tiempo; no obstante, todas estas grandes y terribles cosas acontecieron en el espacio de unas

o (8:19) ―Y aconteció que cuando cesaron los truenos, y los

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 186

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

tres horas- he aquí, entonces hubo tinieblas sobre la faz de la tierra.‖ La duración de un terremoto parece interminable para quien la está viviendo. Es entendible que el cronista dijera ―duraron como unas tres horas; y algunos dijeron que fue por más tiempo‖. El primer terremoto de Chile de principios del año 2010 duró tres minutos, pero aun así parecieron interminables para quienes lo vivieron. Este terremoto fue uno de los más violentos registrados por la USGS (United States Geological Survey), por lo que nos da una idea de la destrucción tan terrible que causó el terremoto relatado en 3 Nefi que duró tres horas.
o (8:20) ―Y sucedió que hubo densa oscuridad sobre toda la

faz de la tierra…‖ El cronista del Libro de Mormón habla de tinieblas y de densa oscuridad que siguieron a la destrucción del terremoto, causadas por la humedad y el vapor tan intenso. La obscuridad también acompañó al último terremoto ocurrido en Chile, pero por otra causa. Al momento del terremoto ocurrido en horas de la madrugada en Chile, se cortó la energía eléctrica dejando gran parte del país a oscuras. En una de las réplicas posteriores, el ochenta por ciento de la población quedó a oscuras. Pero probablemente en el relato de 3 Nefi, la oscuridad ocurrida después de los terremotos, puede haber sido provocada por la densa nube de humo que produce la erupción de algún volcán, o tal vez producida por alguna niebla muy densa. No hay antecedentes de relatos de catástrofes geológicas múltiples tan tremendas, ni en la Biblia, ni en la historia, como los relatados en Libro de Mormón. Por lo que, de no ser escritas por testigos presenciales, solamente la imaginación podría describir algo semejante, y si así pensáramos, deberíamos concluir finalmente que fueron proféticas, por las tantas coincidencias con los acontecimientos similares de nuestra época, que no eran comunes en la época de la aparición del Libro de Mormón. Al no existir referencias de los mismos, nos hacen ver que los relatos que analizamos en 3 Nefi, solamente pudieron ser registrados por un cronista que fue un testigo presencial. Veamos un resumen de esas coincidencias:

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 187

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

o Truenos, explosiones, tempestades y sensación de que la

tierra se partirá. (8:6)
o Tsunamis, hundimiento de ciudades en el mar, habitantes

que se ahogan. (8:9)
o Deslizamientos de tierras que sepultan ciudades. (8:10) o Alteración en la faz de la Tierra, tempestades, temblores

violentos. (8:12)
o Roturas de calzadas, desnivelamientos de caminos, terrenos

llanos que quedaron escabrosos. (8:13)
o Incendios, edificios caídos, habitantes muertos y sitios

desolados (tristes, inhóspitos, desiertos). (8:14)
o Algunas ciudades permanecen pero sufren mucho daño, y

aún mueren muchos habitantes. (8:15)
o Desfiguración de la superficie de la tierra. (8:17) o Pedazos de rocas (y escombros) desparramados por la

tierra. Partiduras y hendimientos de rocas en la corteza terrestre. (8:18)
o Durante el terremoto el tiempo parece mayor, la gente piensa

que dura más tiempo del que realmente dura, luego hay tinieblas. (8:19)
o Densa oscuridad durante y después de los terremotos. (8:20).

Por lo tanto, tanta coincidencia, tantos detalles traídos a luz en una época en que los terremotos y los tsunamis eran fenómenos muy extraños, es un testimonio de que el cronista que relató estos acontecimientos en las planchas de Nefi (el hijo de Nefi, que era hijo de Helamán), de donde el profeta Mormón hizo su compendio, fue un testigo presencial.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 188

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Por los acontecimientos recientes ocurridos en Chile y en Haití, y por los acontecimientos de Sumatra y otros, se entiende que quien relató lo ocurrido aquí en América al tiempo de la muerte y crucifixión de Jesucristo, fue un testigo presencial de tales acontecimientos, porque los detalles mencionados solamente quien vivió la experiencia podría relatarlos de ese modo. Experiencias que se entiende sobrepasaban a las vividas por el mismo José Smith, traductor del Libro de Mormón, y a la gente de su época. b) No eran comunes los terremotos en el año 1830 cuando salió a luz El Libro de Mormón. El último terremoto importante ocurrido antes del nacimiento del Profeta José Smith ocurrió en Irán 25 años antes de su nacimiento. Cuando José Smith aún no tenía 6 años (el 16/12/1811), ocurrió otro terremoto en Nuevo Madrid, Misuri, Estados Unidos, que a las pocas semanas tuvo dos replicas más, pero ocurrieron en un estado muy alejado del hogar de José Smith. Un año después (el 08/12/1812), otro terremoto ocurrió en Wrightwood, California, Estados Unidos, del otro lado del continente de donde vivía José Smith. El 2 de junio de 1823, cuando José Smith tenía 17 años, ocurrió otro terremoto en Hawai, pero ocurrió en una isla muy lejana de su hogar para que el jovencito haya sido testigo presencial. c) En nuestra época, por los noticieros en tiempo real, nos sentimos como testigos presenciales aunque los terremotos ocurran en lejanas tierras. Pero cuando salió a luz El Libro de Mormón ni siquiera había sido inventada la radio, ni el teléfono, y el telégrafo recién fue usado por primera vez 14 años después de publicado el Libro. Desde que se escribió el registro en planchas de metal y hasta que salió a luz El Libro de Mormón, al no disponerse de la información como la obtenemos ahora, por la forma en que se detallan los acontecimientos en 3 Nefi, el cronista no pudo ser alguien que escribió lo que oyó, sino alguien que escribió lo que vivió. d) Menos comunes eran los tsunamis en la época del profeta José Smith. El más cercano es el que se registra en Lisboa, en el año 1755, unos 50 años antes de su nacimiento. El otro ocurrió muchos
Por Rafael Diogo Jara Pág. 189

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

años después de la muerte del profeta José Smith. En la época que sale a luz El Libro de Mormón, tampoco eran comunes los terremotos que destruían varias ciudades en cadena, como se relata en las citas que analizamos. e) Por lo que concluimos, que quien escribe el relato que analizamos, al comienzo de 3 Nefi, fue un cronista y testigo presencial de los acontecimientos relatados.
Citas de otros autores relacionadas con el tema: Ciudades sepultadas: “La tragedia peruana de Huaylas - En mayo de 1970 un sismo de 7,8 grados Richter devasta el callejón de Huaylas en la cordillera central al sudeste de Lima. La ciudad de Huaraz y el pueblo de Yungay se cuentan entre los más afectados. En este último tan solo se cuentan cerca de 20.000 victimas sepultadas por un aluvión de lodo originado en un desprendimiento del Nevado de Huascarán. Más de 15 localidades resultan afectadas. Los muertos suman mas de 50.000.‖ “Terremoto en Santa Tecla - El Salvador - En 2001, el 13 de enero, en horas del mediodía un terremoto de intensidad entre 7.5 y 7.9 en la escala de Richter con epicentro a 100 kilómetros de la capital San Salvador y cuya profundidad se estimo en 60 kilómetros, produjo millonarios daños materiales y perdida de vidas humanas en siete distritos departamentales. La mayoría de las víctimas se produjeron en Santa Tecla cuando un desprendimiento de tierra de un cerro lindante a la zona urbana sepultó literalmente cerca de 450 viviendas y sus habitantes. Los muertos suman cerca de 700, un número indeterminado de personas ha desaparecido y el total de evacuados superan los 45.000. El fenómeno en menor medida afectó también a Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica y movilizó la ayuda internacional.‖ (Grandes cataclismos durante los últimos 100 años – http://www.paralibros.com/passim/drcat22.htm) “Precatástrofes (Pompeya) - ―La erupción del 79 fue precedida por un potente terremoto, 17 años antes, el 5 de febrero del 62, que causó la destrucción general alrededor de la bahía de Nápoles, y en particular de Pompeya. Algunos de los daños no habían sido aún reparados cuando el volcán entró en erupción. Sin embargo, este suceso pudo ser un suceso de carácter tectónico en lugar de estar asociado con el redespertar del volcán.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 190

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Otro minúsculo terremoto tuvo lugar en el 64; que fue recordado por Suetonio en la biografía de Nerón, en la Vida de los doce Césares, y por Tácito en el Libro XV de Anales. Seísmo que tuvo lugar mientras Nerón estaba en Nápoles ejecutando una canción por vez primera en público en el teatro romano. Suetonio nos recuerda que el emperador continuó cantando durante el terremoto hasta que finalizó la canción; Tácito escribió que el teatro se desplomó poco después de ser evacuado. ―Los romanos se acostumbraron a los débiles temblores de tierra de la región. El naturalista Plinio el Joven escribió que ellos "no estaban en particular alarmados, ya que los temblores eran frecuentes en Campania". A principios de agosto del 79 hubo sacudidas. Pequeños terremotos comenzaron a tener lugar el 20 de agosto del 79, llegando a ser más frecuentes los cuatro días siguientes, pero las advertencias no fueron escuchadas (hay que señalar que los romanos no conocían el concepto de volcán, sólo de una vaga idea sobre montañas similares como el monte Etna, hogar de Vulcano), y en la tarde del 24 de agosto, una catastrófica erupción del volcán empezó. La erupción devastó la región, sepultando Pompeya y otras poblaciones. Por casualidad, la fecha era la de la Vulcanalia, el festival del dios romano del fuego.‖ (Monte Vesubio - Wikipedia – La Enciclopedia Libre) “China: Más de 18.600 personas sepultadas sólo en una de las ciudades afectadas por terremoto - Fuentes oficiales cifraron en 12 mil las víctimas fatales, lo que podría aumentar con las horas pues los equipos de rescate aún no logran acercarse al epicentro del sismo. ―13/05/2008 - 09:28 - Un total de 18.645 personas están atrapadas en los escombros de la ciudad de Mianyang, a unos 100 kilómetros del epicentro del terremoto que ayer, lunes, sacudió el suroeste de China, informó hoy la televisión estatal china CCTV. Sólo esa ciudad ha registrado 7.395 de los más de 12.000 muertos contabilizados hasta ahora en el peor sismo que sufre China desde el que en 1976 causó 240.000 muertos en Tangshan, en el noreste del país. "Actualmente se desconoce la situación exacta en Wenchuan (epicentro), Lixian y Maoxian, porque los equipos de rescate no pudieron todavía acceder" a estas áreas, afirmó el primer ministro Wen Jiabao a la prensa. "Tenemos grandes dificultades para poder desarrollar los trabajos de rescate pues los caminos están bloqueados, las comunicaciones cortadas y la continua lluvia dificultan mucho nuestros esfuerzos", dijo Wen.‖ (La Tercera - http://www.latercera.cl/contenido/24_11968_9.shtml).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 191

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Los Tsunamis: “Costa centro y sur de Chile afectada por tsunami tras terremoto de 8,8 - Las zonas costeras del centro y sur de Chile se vieron afectadas por un tsunami que se produjo tras el potente terremoto de magnitud 8,8 en la escala de Richter que se registró en la madrugada del sábado. La fuerza del mar arrasó con casas, autos y todo lo que consiguió a su paso,y según medios locales decenas de personas buscan a sus familiares en medio del caos que vive la nación. ― -El mar se llevó los autos, las casas, todo, todo -, dijo un poblador de Curicó, ciudad ubicada a 120 kilómetros de Iloca (sur). ―Eloísa Fuenzalida, una habitante de Iloca contó que - tembló y al minuto el mar entró en nuestra casa, nos llegó hasta el cuello. Abracé a mi hija y le dije: ¡Resiste! -. ―Entre lágrimas, uno de los afectados en la zona costera relató su fuerte experiencia y dijo que tuvo que salir a pie debido a que todos los caminos estaban inutilizados. ― -Como pudimos arrancamos por el fango hacia las montañas. No se sabe cuántos murieron -. ―Una de las zonas más afectadas por el tsunami fue el Puerto de Talcahuano, ubicada a 500 kilómetros al sur de Santiago. En esa localidad una fuerte ola llegó hasta el centro de esta región y causó graves daños materiales. ―Los pobladores de esta zona, se vieron obligados a subir a lo más alto de las edificaciones, así como también en los automóviles, para poder resguardar sus vidas. Según fuentes locales, hasta el momento no se han reportado víctimas fatales. ―Una ola gigante arrastró un barco pesquero hasta la plaza de esa ciudad portuaria, así como varios vehículos, e inundó cientos de casas... ―La situación de los pobladores costeros augura un desastre mayor. Algunos informes señalan que varias islas frente a las costas del sur chileno fueron sepultadas por las aguas. ― - Sólo se salvaron los que subieron a los árboles - dijo otro poblador de la región afectada por el tsunami. ―Las radios locales repiten llamadas de personas que buscan a sus familiares. Los chilenos han confirmado la presencia de olas gigantes.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 192

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Pobladores de las ciudades sureñas de Constitución, Dichato, Coquecura, Boyeruca y otras perdieron gran parte de sus casas. ―En Concepción al menos un centenar de personas quedaron atrapadas en un edificio de 15 pisos que se derrumbó consecuencia del sismo, informó este domingo la alcaldesa, Jacqueline van Rysselberghe. ― - Las horas y el tiempo es la variable crítica para salvar a las personas que están aquí dentro -, dijo la alcaldesa entrevistada por la televisión nacional chilena desde el sitio del derrumbe. ―En la madrugada de este sábado se registró un potente terremoto de magnitud 8,8 en la escala de Richter. Este sismo es considerado como uno de los más fuertes de América Latina en los últimos 50 años. ―Chile es uno de los países en el que ocurren anualmente más temblores, debido a que gran parte de su territorio está expuesto al constante choque de las placas tectónicas de Nazca y de Suramérica. ―El epicentro de este potente terremoto se ubicó a unos 90 km de Concepción, ciudad de medio millón de habitantes y unos 500 km al sur de Santiago.‖ (TeleSUR-EFE-AFP-La tercera/kg – MM http://www.bolivia24.com/internacional/costa-centro-y-sur-de-chile-afectada-portsunami-tras-terremoto-de-88/) Desfiguraciones en el planeta: Aunque los informes sean muy prematuros para poder constatar su fidelidad, de todos modos se transcribe el siguiente, para mostrar la factibilidad de grandes cambios en el planeta por causa de los terremotos: “Más de tres metros se desplazó zona costera de Chile por terremoto - El terremoto que se produjo el pasado 27 de febrero en Chile ha causado alteraciones geográficas en varias zonas del país y en naciones vecinas. También cambió el eje de la Tierra, lo que ocasionó que el día se acortara. Según expertos en estudios sísmicos este tipo de variaciones suele ocurrir luego de fuertes movimientos telúricos. “TeleSUR _ Fecha: 09/03/2010 - Las mediciones realizadas por cuatro universidades de Estados Unidos mediante el Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por su sigla en inglés) revelaron que el potente terremoto del pasado 27 de febrero en Chile desplazó más de tres metros hacia el oeste a la ciudad de

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 193

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Concepción (centro) y alteró en 27 centímetros la posición de Santiago (capital) del oeste al suroeste. ―Las ciudades de Valparaíso y Mendoza al noreste de Concepción, también se trasladaron en distancia de manera significativa. ―El profesor de ciencias de la Tierra de la Universidad Estatal de Ohio (este) Estados Unidos, señaló que mediante las estaciones de GPS se pueden determinar los desplazamientos o "saltos" registrados durante un terremoto. ―Indicó que con las nuevas estaciones de GPS se podrán observar las deformaciones post sismo que se registren en el curso de los próximos años. "Eso nos dará nueva información sobre la física del proceso de los terremotos", explicó el profesor estadounidense. ―Los especialistas de las cuatro universidades estadounidenses destacaron que el terremoto de magnitud 8,8 en la escala de Richter en Chile, se convertirá en uno de los más importantes sismos nunca antes estudiados. "El terremoto del Maule será uno de los más importantes, si no el más importante, estudiados hasta ahora", afirmó un experto de la Escuela de Ciencias del Océano y la Tierra en la Universidad de Hawai, al norte del océano Pacífico. ―Los cálculos preliminares de las alteraciones geográficas fueron realizados en el marco del Proyecto GPS Sur y Centro de Los Andes, que desde 1993 mide las deformaciones causadas por los sismos en esa región de la cadena montañosa que se extiende hasta Venezuela. ―El Instituto Geográfico Militar de Argentina, la Universidad Nacional de Cuyo en Mendoza (oeste) y la Universidad Nacional de Buenos Aires (capital) colaboran con el proyecto para estudiar el desplazamiento que se produjo en Chile tras el terremoto. ―El epicentro del sismo se localizó en parte del anillo llamado "de fuego", un área de grandes tensiones sísmicas que rodea al Océano Pacífico. ―A lo largo de esta línea, las placas tectónicas se mueven, interactúan, rozan y acumulan presión contra otras placas, liberando energía en forma de erupciones, maremotos y terremotos.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 194

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―El reciente terremoto de Chile ocurrió cuando la placa tectónica de Nazca se ubicó bajo otras placas del subcontinente. ―Alteraciones en el eje de la Tierra - La pasada semana, un investigador de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su sigla en inglés) reveló que el terremoto que estremeció Chile pudo haber movido el eje de la Tierra y acortado la duración de los días. ―Según la NASA, con este cambio del eje de la Tierra tras el terremoto en Chile, el día será más corto de ahora en adelante. ―Expertos de la NASA sostuvieron que teniendo en cuenta lo provocado por sismos anteriores, es posible que la isla Santa María, situada frente a las costas de la provincia de Arauco en la región del Biobío, se haya movido. ―Afirmaron que ‗lo que definitivamente generó el terremoto es que la Tierra suene como una campana‘. ―Por su parte, el profesor de la Universidad de Liverpool University, Andreas Rietbrock, dijo que ‗la isla de Santa María en la costa cercana a Concepción la segunda más grande de Chile, podría haberse desplazado dos metros como consecuencia del terremoto‘. ―Richard Gross, científico del Laboratorio de Propulsión (JPL, por su sigla en inglés) de la NASA explicó que este tipo de alteraciones en la Tierra suelen ocurrir luego de potentes terremotos. Señaló que en el año 2004, un sismo de magnitud 9,1 en la escala de Richter, registrado en Sumatra (noroeste) generó un tsunami en el Océano Índico y acortó el día en unos 6,8 microsegundos. Igualmente, cambió el eje de alrededor de 2,3 milisegundos de arco.‖ (TeleSURtv.net - http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/68074-NN/mas-detres-metros-se-desplazo-zona-costera-de-chile-por-terremoto/) Oscuridad: ―Viernes 16 de Abril del 2010 - LA ERUPCIÓN DEL VOLCÁN DE ISLANDIA PARALIZA EL TRÁFICO AÉREO DE MEDIA EUROPA: ¿QUÉ NOS ESPERA?

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 195

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

“Aunque la amenaza existe, no se prevé que la nube cruce los Pirineos ni que la columna de ceniza llegue a afectar a la población, debido a la altura que alcanza ―La nube de ceniza proyectada desde el pasado martes 13 de Abril por el volcán situado bajo el glaciar Eyjafjallajökull, al sur de Islandia, avanza sobre un área que se extiende sobre el Mar del Norte hasta las costas de Irlanda, Reino Unido, Escandinavia y el norte del continente europeo. ―Reino Unido, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Bélgica, Países Bajos, Francia, Alemania, Suecia, Finlandia, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania cierran casi todos sus aeropuertos. ―En Reino Unido se ha cerrado el espacio aéreo hasta este sábado -17 de abril- a las 7h (hora española). Medidas similares han sido adoptadas por el resto de organismos de control del tráfico aéreo en Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia. ―Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) recomienda a todos los pasajeros que vayan a volar al norte de Europa en las próximas horas que consulten con su compañía aérea, ya que se han cancelado más de 350 vuelos. ―La ceniza supone un riesgo para los vuelos porque contiene partículas de roca, cristal y arena que pueden afectar a las turbinas y llegar a parar los motores de las aeronaves. ―Las previsiones meteorológicas: avance hacia el sur. La duración de la nube de polvo volcánico procedente de Islandia es ―imprevisible‖, puesto que dependerá de las circunstancias meteorológicas, como el viento, y de la evolución de la propia erupción del volcán, según explica el coordinador de inspección de seguridad aérea de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), José Luis Lozano.‖ (Temas & Noticias - http://www.temas.cl/?p=2097) ―9 de abril de 2010. 10:01 AM - La fuerza de la erupción del volcán en Islandia está disminuyendo. ―Reikiavik, 19 de abril (Télam).- La fuerza de la erupción del volcán situado en el glaciar Eyjafjalla está disminuyendo, aseguró hoy el Instituto de Meteorología de Islandia. ―Los especialistas advierten desde el inicio de la actividad del volcán que es imposible realizar predicciones a largo plazo sobre la intensidad y la duración de la erupción.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 196

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Tampoco excluyen que puedan surgir nuevos cráteres bajo el glaciar, ya que la anterior erupción del volcán, registrada en 1821, se alargó con varias pausas durante dos años. ―Mientras, sobre las poblaciones situadas junto al glaciar cayeron hoy grandes cantidades de cenizas, lo que oscureció la atmósfera. "Algunos de los habitantes de aquí no pueden ver a dos metros de distancia debido a las cenizas", dijo la coordinadora del servicio de protección civil, Ólöf Snæhólm Baldursdóttir. "No había vivido una oscuridad así desde la erupción del Hekla en 1947", contó Thordur Thomasson, de 89 años, al diario "Morgunbladid", en referencia al mayor y más activo volcán de la isla. (Télam) rb-agf19/04/2010 10:57‖ (TELAM – Agencia de Noticias de la República Argentina http://espanol.news.yahoo.com/s/19042010/104/n-world-fuerza-erupcion-volcanislandia-disminuyendo.html)

53.

Cristo en América

En 3 Nefi 11:8-10 dice: ―…Y he aquí, vieron a un Hombre que descendía del cielo; y estaba vestido con una túnica blanca; y descendió y se puso en medio de ellos. Y los ojos de toda la multitud se fijaron en él, y no se atrevieron a abrir la boca, ni siquiera el uno al otro, y no sabían lo que significaba, porque suponían que era un ángel que se les había aparecido. Y aconteció que extendió la mano, y habló al pueblo, diciendo: He aquí, yo soy Jesucristo, de quien los profetas testificaron que vendría al mundo.‖ Sobre le venida de Cristo a las Américas mucho se ha hablado, y de tanto en tanto están apareciendo nuevas evidencias que muestran que las tradiciones de los pueblos precolombinos estaban muy relacionadas con el cristianismo. Existen aún tradiciones de estos pueblos tanto en América como en las islas del Pacífico, que se asemejan a las de la Biblia en cuanto a la creación, al diluvio, y al
Por Rafael Diogo Jara Pág. 197

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Dios blanco y barbado. El Libro de Mormón deberá ser el principal testimonio en este asunto sagrado, y no hay necesidad de ahondar más sobre el tema. Bástenos lo que se registra que Jesucristo dijo dirigiéndose a los antiguos pueblos de América: ―Y de cierto os digo que vosotros sois aquellos de quienes dije: Tengo otras ovejas que no son de este redil; aquellas también debo yo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño y un pastor.‖ ―Y no me comprendieron, porque pensaron que eran los gentiles; porque no entendieron que, por medio de su predicación, los gentiles se convertirían. ―Ni me entendieron que dije que oirían mi voz; ni me comprendieron que los gentiles en ningún tiempo habrían de oír mi voz; que no me manifestaría a ellos sino por el Espíritu Santo. ―Mas he aquí, vosotros habéis oído mi voz, y también me habéis visto; y sois mis ovejas, y contados sois entre los que el Padre me ha dado.‖ (3 Nefi 15:21-24). Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque hay vestigios en las tradiciones de los habitantes precolombinos de esta visita sagrada y grandiosa que recibieron de Jesucristo, casi un milenio y medio antes de la llegada de los españoles.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―CRISTO EN AMERICA - El Gran Dios Blanco fue una realidad. - ―…La tradición de un Dios Blanco en la América antigua se ha preservado a través de generaciones de indios desde Chile hasta Alaska, y significativamente ha persistido en igual manera entre los polinesios desde Hawai hasta la Nueva Zelanda. ―En sus detalles principales, todas estas tradiciones están de acuerdo. Varían en nombre y puntos menores de isla en isla y de país en país, pero el hecho principal permanece el mismo, a saber, hubo un Gran Dios
Por Rafael Diogo Jara Pág. 198

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Blanco. Estuvo entre sus antepasados, ejerció su ministerio por un tiempo y entonces partió. Algunos dicen que ascendió al cielo. ―Ha llegado a tal grado la veracidad de la información de que ahora disponemos concerniente a este personaje, que Paul Herrmann se sintió constreñido a decir en su libro The Conquest of Man (La conquista del hombre): ‗Considerándolo cuidadosamente, esto no lleva a otra conclusión sino que el Dios Blanco Quetzalcóatl fue una persona verdadera; que no fue ni invención de la propaganda española ni una figura legendaria de la imaginación indígena‘ (Pág. 72). ―Este ser era conocido como Quetzalcóatl entre los pueblos nahuas; como Votan en el sudeste de México y partes de Centroamérica; como Gucumatz y Kukulcán entre los quichés y los mayas; como Viracocha en el Perú, Sume en el Brasil y Bochica en Colombia. ―Entre los antiguos habitantes del Perú también era conocido como Con-Tiki o Illa-Tiki. Tiki significa al mismo tiempo Creador y la Luz. En las islas polinesias era Lono, Kana, Kane o Kon y a veces Kanaloa -la Gran luz o Gran Fulgor-. También era conocido como Kane-Atea, el Gran Progenitor, o Tanga-roa, el dios del sol del océano. ―¿Cuál era la apariencia de este Gran Dios Blanco? ―Nos lo describen como un hombre alto, de tez blanca, ojos claros y barba poblada. Usaba ropa talar a manera de túnica. Vino del cielo y volvió de nuevo al cielo. ―¿Y qué fue lo que hizo cuando vino? Sanó a los enfermos, dio la vista a los ciegos, curó a los cojos, resucitó a algunos de los muertos. Enseñó una manera mejor de vivir, instruyendo al pueblo a que se trataran unos a otros como querían que otros los trataran, que amaran al prójimo como a sí mismos y que siempre manifestaran bondad y caridad. ―Parecía ser una persona de mucha autoridad y bondad ilimitada. Tenía el poder para allanar los montes y convertir los llanos en montañas. Podía hacer que de la roca sólida brotaran fuentes de agua. ―Aparte de darles reglas sobre la manera de vivir juntos pacíficamente, los instó a que procuraran mayor conocimiento y también les enseñó métodos más adelantados de agricultura. ―Una de las cosas notables relacionadas con su venida fue que apareció después de un tiempo de oscuridad en todo el país, durante el cual el pueblo había orado para que volviera el sol. Mientras prevalecían las tinieblas, ‗padecieron mucho, y elevaron muchas oraciones y votos a los que tenían por dioses, implorándoles la luz que se había apagado‘. Al volver la luz, fue cuando vino este ‗hombre blanco de alto talle, cuyo porte y persona despertaron gran respeto y veneración. . . Y

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 199

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

cuando vieron su poder, lo llamaron el Hacedor de Todas las Cosas, su Originador, El Padre del Sol‘ (De los Incas, por Pedro de Cieza de León). ―A la vez que enseñaba su religión, este personaje también instaba al pueblo a que edificara grandes templos para su adoración, y sus adeptos llegaron a ser muy devotos (Pierre Honore, In Quest of the Whitc God En busca del Dios Blanco, Pág. 16). Al apartarse de ellos, prometió volver por segunda vez, cosa que dio lugar a que los naturales esperasen su venida, así como los judíos están esperando a su Mesías prometido. ―Sin embargo, a causa de esta fe les sobrevino el desastre, con la llegada de los españoles a América y el descubrimiento de las Islas Hawai por el capitán James Cook. No obstante, estas tragedias sólo sirvieron para reforzar la evidencia de la realidad del Dios Blanco. ―Cuando los conquistadores españoles llegaron a América del Sur, uno de los tenientes de Pizarro se dirigió a la playa llevando puesto su yelmo y coraza, y portando su reluciente mosquete. Su aspecto era impresionante. ―Desde la playa los naturales lo miraban asombrados. ¡Era un hombre blanco! Al acercarse Pedro de Candía a ellos, se arrodillaron ante él y empezaron a repetir: ‗Viracocha, Viracocha‘. El audaz don Pedro se quedó perplejo. Los naturales se le acercaron y lo rodearon. Un poco temeroso, él disparó su arma al aire creyendo que los indígenas huirían. Pero no se movieron; sino al contrario susurraron en voz baja: ‗Illa Tiki, Illa Tiki‘, que significa ‗el dios del relámpago‘. ―Los indios creían que era su dios blanco Viracocha que volvía, y que con su arma dominaba el trueno así como el relámpago. ―En igual manera se tomó a Hernán Cortés por el Dios Blanco que volvía, al llegar éste a México en 1520. Cuando los naturales de la costa vieron a estos hombres blancos que llegaban en una nave grande con velas blancas, inmediatamente notificaron a su rey Moctezuma que el gran Dios Blanco había llegado. ―El efecto que la noticia surtió en Moctezuma fue notable. Se acordó que al tiempo de ser coronado emperador, los sacerdotes del culto azteca le anticiparon: ‗Este no es tu trono; solamente te es prestado, y algún día volverá a aquel a quien corresponde‘ (Pierre Honore,Loc. cit., Pág. 66). ―Cuando por fin quedaron frente a frente, Moctezuma recibió a Cortés con todo el respeto que debía tributarse al Dios Blanco, que según su religión azteca, habría de venir. ―Cortés fue el recipiente de valiosos regalos. Se pusieron a su disposición las riquezas del reino y verdaderamente fue recibido como un dios. Sin embargo, su alevosía no tardó en cambiar la situación y empezaron las contiendas. Moctezuma perdió su trono y su vida, pero la tradición continuó. ―Cuando el capitán James Cook llegó a las aguas pacíficas de las Islas Hawai, también fue confundido con el Dios Blanco. Igual que sus parientes en América,
Por Rafael Diogo Jara Pág. 200

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

los naturales de ese lugar habían estado esperando por mucho tiempo la segunda venida de su gran Dios Blanco. ―Al ver al capitán Cook, un hombre blanco a quien todos obedecían, al frente de una nave grande con velas blancas y de un tamaño que los naturales jamás habían visto, los hawaianos, en su sencillez lo recibieron y adoraron como el dios Lono de cabellos de oro que por tanto tiempo habían estado esperando. ―Coincidencia notable fue el hecho que el capitán Cook llegara durante el festival de Makahiki, celebración que preservaba las tradiciones de Lono, el Dios Blanco. El rey Kalaniopuu dio la bienvenida a él y a su tripulación, y los sacerdotes nativos lo condujeron con impresionante ceremonia a la gran pirámide truncada de piedra que era el templo de Lono. Con asombro el valeroso explorador británico aceptó su homenaje, recibiendo de buena gana cualquier honor que estuviesen dispuestos a conferirle. ―Sin embargo, sus hombres eran todo menos angelitos, y por causa de sus depredaciones trajeron sobre todo el grupo la ira de los naturales. En la batalla consiguiente, Cook perdió la vida. ―Pero nuevamente persistió la tradición. ―Por años, debido a que los hombres salían a la guerra y a menudo perdían la vida, fueron las mujeres quienes custodiaban las tradiciones y genealogías, y recitaban estas historias a sus hijos y a los hijos de sus hijos…‖ (Cristo en América por Mark E. Petersen del Consejo de los Doce (1900-1984) – Antiguo folleto publicado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) ―Nos dijeron que eran infieles, y desleales a su fe fueron quienes los obligaban a filo de espada a rendir culto a Dios, cuyos sacerdotes fueron más soldados y conquistadores que pastores y maestros. Fueron sus perseguidores los infieles a los principios cristianos que profesaban, al derramar su saña contra aquellos que no querían ser convertidos, sin saber ni intentar conocer del respeto y adoración que había en el corazón de nuestros indios, destruyendo lo que sus ancestros guardaban como tradición... tal vez del mismo Dios.‖ (Extracto de Prólogo de la obra del autor, Napeguá – Leyenda Prohibida).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 201

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

54.

Quisiera que Fueseis Perfectos

En 3 Nefi 12:48 dice: ―Por tanto, quisiera que fueseis perfectos así como yo, o como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.‖ Esta invitación a alcanzar la perfección, no es una invitación utópica, porque el Señor Jesucristo anduvo siempre en la verdad. Quien es el padre de las mentiras, precisamente no es Él, sino el diablo. Por lo tanto se entiende que es una invitación real a alcanzar algo que es posible. El Señor Jesucristo dio este mismo mensaje a sus seguidores en el Viejo Mundo. Pero allí, simplemente dijo: ―Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es prefecto.‖
(Mateo 5:48).

Es interesante observar, que acá en las Américas Jesucristo se incluyó en el ejemplo de perfección, cosa que no lo hizo en el ―Sermón del Monte‖. Es muy sutil la verdad encerrada en la diferencia entre ambas expresiones. En el Viejo Mundo Jesucristo aún estaba sujeto a tentaciones, dolores y enfermedades, y aún no había cumplido el objeto de su misión. Solamente cuando salió triunfante de su estado de probación, habiendo bebido la amarga copa, y habiendo sido resucitado y glorificado por el Padre, recién alcanzó el estado de perfección aludido. Por eso pudo decir sin pecar de vanidad, cuando se presentó en las Américas: ―quisiera que fueseis perfectos así como yo, o como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.‖ El tema de la perfección fue enseñado antes de Cristo y después de él por sus apóstoles. Desde el Génesis se le mandó a Abraham: ―…Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.‖ (Génesis 17:1). En Deuteronomio dice: ―Perfecto serás delante de Jehová tu Dios.‖ (Deuteronomio 18:13). En Salmos se promete: ―Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; el que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.‖ (Salmos 101:6). Y en el Apocalipsis se reprende al que no alcanzó esta perfección: ―…No he hallado tus obras perfectas delante de Dios.‖ (Apocalipsis 3:2). Parece que Dios espera cierto grado de perfección de sus fieles en esta vida, no solamente en la venidera.
Por Rafael Diogo Jara Pág. 202

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

En la misma Biblia hay muchas referencias a hombres de perfecto corazón, y entre ellos se encomia a Job, Asa, Noé, Caleb, Num y otros. En cuanto a Job se dijo de él: ―Hubo en la tierra de Uz un varón llamado Job; y era hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.‖ (Job 1:1). Lo que se lee en el libro de primer Reyes parece indicar cual es el grado de perfección que Dios espera de sus fieles en esta vida: ―Sea, pues, perfecto vuestro corazón para con Jehová nuestro Dios, andando en sus estatutos y guardando sus mandamientos…‖ (1 Reyes 8:61). Al final del Libro de Mormón, en su última página, leemos que Moroni dice: ―Sí, venid a Cristo, y perfeccionaos en él, y absteneos de toda impiedad, y si os abstenéis de toda impiedad, y amáis a Dios con toda vuestra alma, mente y fuerza, entonces su gracia os es suficiente, para que por su gracia seáis perfectos en Cristo; y si por la gracia de Dios sois perfectos en Cristo, de ningún modo podréis negar el poder de Dios.‖ (Moroni 10:32). ―Y además, si por la gracia de Dios sois perfectos en Cristo y no negáis su poder, entonces sois santificados en Cristo por la gracia de Dios, mediante el derramamiento de la sangre de Cristo, que está en el convenio del Padre para la remisión de vuestros pecados, a fin de que lleguéis a ser santos, sin mancha.‖ (Moroni 10:33). Se puede entender por la enseñanza de Moroni que la perfección se logra por la gracia de Dios, y la expiación de Cristo, quien mediante su sangre efectúa la remisión de nuestros pecados. Se puede entender también, tomando el ejemplo del Salvador, que la perfección se logra después de haber alcanzado el objeto de nuestra creación, o en otras palabras, una vez que hayamos cumplido la misión de nuestra existencia. Entonces, el mandamiento de Cristo ―quisiera que fueseis perfectos‖ no es un mandamiento utópico y es posible. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La
Por Rafael Diogo Jara Pág. 203

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

enseñanza de Cristo registrada en El Libro de Mormón, sobre la perfección, está en plena armonía con la verdad divina revelada. b) El detalle tenue, tan sutil y casi imperceptible, de que Cristo no se haya incluido a sí mismo como ser perfecto, cuando enseñó a sus discípulos en el Viejo Mundo, antes de haber bebido la amarga copa, y lo hizo al enseñar acá en las Américas como ser resucitado, a cualquier escritor podría escapársele, pero no si es un registro proveniente de crónicas de enseñanzas y hechos tal como ocurrieron.

55.

Mamón

En 3 Nefi 13:24 dice: ―Ningún hombre puede servir a dos señores, porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se allegará al uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a Mamón.‖ En la versión en español de la Biblia, de Casiodoro de Reina, revisada por Cipriano de Valera, revisión de 1960, y la moderna versión de Reina – Valera 2009, el mismo versículo en lugar de ―Mamón‖ dice ―riquezas‖. No obstante en la primera versión citada, la palabra ―riquezas‖ tiene una llamada, que en el pie de página dice ―Gr. Mamón‖, lo cual indica que la palabra correspondiente en griego es Mamón. En la versión en inglés de la Biblia dice en lugar de ―riquezas‖ ―Mammón‖. Por lo que se entiende que la traducción al español de la Biblia cambió la palabra ―Mamón‖ (o ―Mammón‖ en inglés) por la palabra ―riquezas‖. Mamón es personificado como el dios de las riquezas. El Libro de Mormón conservó la palabra original de la Biblia, tal como posiblemente Cristo mismo la dijo. En el Libro de Doctrina y Convenios, en la sección 82, versículo 22, menciona la frase ―riquezas de maldad‖ que en la versión en inglés, en cambio, utiliza la palabra ―Mammón‖. Sin embargo en la versión en español la frase referida tiene una llamada
Por Rafael Diogo Jara Pág. 204

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

que dice: ―La palabra aramea y griega es Mamón, que significa riquezas.‖ El que nos extrañe el uso de la palabra ―Mamón‖ en el Libro de Mormón en español, se debe a que nos desacostumbramos a oírla, porque algunas versiones de la Biblia cambiaron la mención a esa deidad pagana, por la palabra ―riquezas‖. Es posible que para los israelitas fuera muy común la personificación de ―Mamón‖, por lo que su utilización ilustraba claramente el mensaje del Salvador de que no se puede servir a Dios y a dioses ajenos, y en este caso específico, a Dios y al dios de las riquezas. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque no fue antojadiza la utilización de la palabra ―Mamón‖ en sus páginas, sino que corresponde a la palabra que los cronistas o historiadores registraron en la reiteración del Sermón del Monte que Cristo enseñó a los nefitas.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Mammon es una palabra de origen arameo, significa ‗riqueza‘, pero tiene una etimología confusa; los eruditos han sugerido conexiones con el verbo "confiar" o un significado de la palabra ‗confiado‘, o con la palabra hebrea ‗matmon‘, significado ‗tesoro‘. También se utiliza en hebreo como palabra para simbolizar ‗dinero‘ (‫ .).ןוממ‬La palabra griega para Mammon, es μαμωνας (mamonas), y puede verse en el Sermón de la montaña (durante el discurso sobre la ostentación) y en la parábola del administrador injusto (Lucas 16:9-16). Otros eruditos derivan Mammon del fenicio mommon (‗beneficio‘ o ‗utilidad‘). ―La palabra se utiliza en las lenguas contemporáneas con similares significados, de esta forma lo encontramos en finés (mammona), el danés (mammon), y el polaco (mamona). Esto es muy probablemente debido a la influencia de la Biblia. ―En la Biblia, Mammón se personifica como símbolo de las riquezas en Lucas 16:13, y Mateo 6:24, último verso que repite a Lucas 16:13. En algunas traducciones, Lucas 16:9 y Lucas 16:11, también personifica a Mammón; pero en otros, se traduce como «abundancia deshonesta» o equivalente. En algunas versiones españolas, se traduce como ‗Mamón‘, pero en otros, como ‗Dinero‘.‖
Por Rafael Diogo Jara Pág. 205

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(Wikipedia – La Enciclopedia Libre - http://es.wikipedia.org/wiki/Mammon)

56.

Turbación de Jesús

En 3 Nefi 17:14 dice: ―Padre, turbado estoy por causa de la iniquidad del pueblo de la casa de Israel.‖ Sería irreal si un ser humano luego de las atrocidades por las que fue sometido Jesús, pudiera presentarse inmediatamente en otro lugar y olvidar completamente lo sucedido, y actuar como si nada hubiera ocurrido. Un ser santo como lo es Jesucristo, se llenó de misericordia y compasión con la gente que lo recibió aquí en las Américas, inmediatamente después de su resurrección. Es entendible el contraste entre los israelitas y la gente que los recibió en América. Allá había sido traicionado por un amigo, apresado injustamente, acusado por testigos falsos, juzgado por un concilio carente de justicia y por gobernantes corruptos , condenado a muerte por un soberano débil que escuchó el griterío de la gente enardecida y no su conciencia, castigado con latigazos inhumanos e innecesarios, obligado a cargar su propia cruz hasta el Calvario, donde lo clavaron con clavos en las manos y en los pies, en la misma cruz que cargó, rodeado por soldados y gente blasfemante. Exceptuando a sus seres queridos y amigos más allegados que lo acompañaron, los demás eran inicuos y crueles con el que era su propio Salvador. Y finalmente fue sostenido en alto para que muriera lentamente, pero Dios no permitió que se extendiera más su agonía, llevándole su espíritu a las pocas horas. Sin embargo en América lo recibieron alrededor del Templo con devoción y gratitud, y deseosos de oírlo y seguir sus enseñanzas, que no pudo evitar exclamar: ―He aquí mis entrañas rebosan de compasión por vosotros‖ (6). ―Tengo compasión de vosotros; mis entrañas rebosan de misericordia.‖ (7). ―Benditos sois por causa de vuestra fe. Y ahora he aquí, es completo mi gozo.‖ (20). Y Dice el cronista que cuando hubo dicho estas palabras ―lloró, y la multitud dio
Por Rafael Diogo Jara Pág. 206

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

testimonio de ello; y tomó a sus niños pequeños, uno por uno, y los bendijo, y rogó al Padre por ellos. Y cuando hubo hecho esto, lloró de nuevo.‖ (21-22). Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional, aunque tenue y casi imperceptible de la veracidad del Libro, porque: a) Si el relato mostrara a un personaje que hubiera pasado por todo lo que pasó Jesucristo, presentándose inmediatamente de su resurrección y actuando como si nada hubiera pasado, no sería real. b) La breve frase ―Padre, turbado estoy por causa de la iniquidad del pueblo de la casa del Israel‖, en la oración que Cristo hizo al Padre para referirse al dolor en el alma por lo que recientemente le había hecho su propio pueblo, y que no podía olvidar, muestran la congruencia del relato. c) Si el Libro no fuera verdadero, por exaltar las virtudes Cristo, hubiera olvidado los sentimientos recientes vividos por Él en Jerusalén.

57.

La Santa Cena

En 3 Nefi 18:6-7 dice: ―Y siempre procuraréis hacer esto, tal como yo lo he hecho, así como he partido pan y lo he bendecido y os lo he dado. ―Y haréis esto en memoria de mi cuerpo que os he mostrado. Y será un testimonio al Padre de que siempre os acordáis de mí. Y si os acordáis siempre de mí, tendréis mi Espíritu para que esté con vosotros. ―Y sucedió que cuando hubo dicho estas palabras, mandó a sus discípulos que tomaran del vino de la copa y bebieran de él, y que dieran también a los de la multitud para que bebiesen. ―…Y os doy el mandamiento de que hagáis estas cosas. Y si hacéis siempre estas cosas, benditos sois, porque estáis edificados sobre mi roca.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 207

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Es difícil encontrar un paralelismo entre los rituales de los pueblos precolombinos con la santa cena, o ceremonia donde se conmemora el cuerpo y la sangre de Cristo, tal como Él mandó. A pesar de haber muchísimas evidencias actuales de ritos de pueblos indígenas que se asemejan a la santa cena, no podemos asegurar que esos pueblos indígenas no hayan sido aculturados en algún momento de su historia por los mismos españoles u otros pueblos europeos. Debemos tener en cuenta que la aculturación entre los pueblos indígenas de América y las islas del Pacífico, no fue solamente natural, sino que mucha de la cultura les fue impuesta a filo de espada y pólvora, principalmente en lo que tiene que ver con las creencias religiosas. Para tener una certeza de encontrar vestigios de que la ceremonia de la santa cena establecida por Jesucristo durante su visita a América continuó a través de los siglos, solamente serán valederas las relatadas por los primeros conquistadores, de ritos que todavía estaban libres de las tradiciones de estos mismos conquistadores. Existen evidencias no solamente de estas ceremonias antiguas, sino de otras que sin dudas permanecieron a través de los siglos con sus deformaciones características, pero que conservaron la esencia de la enseñanza cristiana. Porque es entendible que estas tradiciones sufrieron sus deformaciones naturales, por causa de la apostasía que comenzó a generarse 200 años después que Cristo personalmente impartió sus enseñanzas. Aunque abundan las referencias de diferentes fuentes de ritos indígenas que guardan un paralelismo con la santa cena establecida por Jesucristo entre los nefitas. Encontramos relatos de que los habitantes precolombinos utilizaban en una ceremonia similar a la santa cena el peyote (pequeño cactus sin espinas), o en otros casos masa con harina de maíz. Sin embargo el autor no transcribirá ninguna de estas fuentes, por no tener la certeza de cuales de estos ritos relatados no sufrieron la aculturación que se ha mencionado. Queda más bien abierto a la investigación y conclusiones del lector. Conclusión: No obstante, el texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque:
Por Rafael Diogo Jara Pág. 208

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

a) La Santa Cena es una de las ordenanzas más sagradas que Cristo instituyó antes de ser crucificado, y el que se haya incluido detalles de la misma en el Libro de Mormón, revelan la santidad de la obra. b) Si la obra no fuera inspirada por Dios, no tendría porque incluir detalles de esta ordenanza esencial, que para el carente son triviales.

58.

La Resurrección de Muchos

En 3 Nefi 23:7-13 dice: ―Y aconteció que dijo a Nefi: Trae los anales que habéis llevado. ―Y cuando Nefi llevó los anales, y los puso ante él, Jesús los miró y dijo: ―En verdad os digo que yo mandé a mi siervo, Samuel el Lamanita, que testificara a este pueblo que el día en que el Padre glorificara su nombre en mí habría muchos santos que se levantarían de entre los muertos, y se aparecerían a muchos, y les ministrarían. Y les dijo: ¿No fue así? ―Y sus discípulos le contestaron, y dijeron: Sí, Señor, Samuel profetizó según tus palabras, y todas se cumplieron. ―Y Jesús les dijo: ¿Por qué no habéis escrito esto, que muchos santos se levantaron, y se aparecieron a muchos, y les ministraron? ―Y sucedió que Nefi se acordó de que aquello no se había escrito. ―Y acaeció que Jesús mandó que se escribiera; de modo que se escribió, de acuerdo con lo que él mandó.‖ No hay una explicación detallada de porque se omitió escribir esta profecía tan importante, simplemente Nefi asumió que no se había escrito.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 209

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

El tema de la resurrección no era bien comprendido entre los discípulos de Jesús en el viejo mundo, y es muy probable que tampoco fuera bien comprendido entre sus discípulos aquí en América. Es probable que esa haya sido una razón para omitir registrar algo tan importante. En los registros de Éter no se mencionó la resurrección, excepto por un interludio extemporáneo que hace Moroni (Éter 12:7). Y aunque en 2 Nefi se menciona la resurrección (2 Nefi 2:8), y Abinadí enseñó sobre ella con mucha claridad (Mosíah 15:20-28) que Alma, un sacerdote del rey Noé, le creyó ―llenándose de gran alegría a causa de la resurrección de los muertos‖ (Alma 4:14), y él después también enseñó sobre el tema con mucha profundidad (Alma 40:1-25); sin embargo, no significa que todos los seguidores de Jesús comprendieran con claridad la resurrección, o les fuera fácil aceptar su realidad. Para los discípulos contemporáneos de Jesús, y para los que lo precedieron, la resurrección no era bien entendida, y más aún, no tenían antecedentes de que alguien hubiera resucitado. Jesús iba a ser el primero en resucitar, y antes de él poco se entendía del tema, con algunas excepciones. Por ejemplo, cuando Jesús dijo a sus discípulos ―…que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día‖ (Mateo 16:21), parece que Pedro no entendió lo de la resurrección y lo tomó aparte y comenzó a reprenderlo y le dijo: ―Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca.‖ (Mateo 16:22). El Señor volviéndose le dijo: ―¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en la de los hombres.‖ (Mateo 16:23). También el relato de la resurrección del Señor Jesucristo revela que los mismos discípulos de Jesús no entendían muy claramente el asunto. Cuando las mujeres anunciaron a los apóstoles que la tumba estaba vacía, y que habían visto a Jesús resucitado, ―Mas a ellos les parecían locura las palabras de ellas, y no las creían.‖ (Lucas 24:11). Dice también el registro sobre el testimonio que dio María Magdalena de haber visto al Señor: ―Ellos, cuando oyeron que vivía, y
Por Rafael Diogo Jara Pág. 210

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

que había sido visto por ella, no lo creyeron.‖ (Marcos 16:11). Ni le creyeron al testimonio de dos de los discípulos que lo vieron en el camino yendo al campo, que Marcos registró: ―Ellos fueron y lo hicieron saber a los otros; y ni aun a ellos creyeron.‖ (Marcos 16:13). Ni aun creyeron cuando los mismos apóstoles lo vieron que había resucitado, que el registro bíblico dice: ―Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban.‖ (Mateo 28:17). Tal era la dificultad que tenían para comprender la resurrección, que Tomás, uno de los doce, no estaba la primera vez cuando Jesús se le apareció a sus compañeros, que no les creyó a sus consiervos en el apostolado. El incidente se registró así: ―Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré.‖ ―Ocho días después estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. ―Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. ―Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! ―Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.‖ (Juan 20:25-29). La resurrección era una de las misiones principales del Señor Jesucristo, y este libro sagrado no podría omitir o descuidar relatar y dar testimonio de ese grandioso acontecimiento. Conclusión: Los textos analizados en este capítulo constituyen un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) El incidente del olvido de registrar las profecías de Samuel el lamanita, relativas a la resurrección, hacen percibir la sinceridad del cronista y de la crónica de este registro sagrado. Posiblemente no lo
Por Rafael Diogo Jara Pág. 211

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

consideraron importante por no entenderlo cabalmente. b) Si los discípulos que convivieron al lado de Jesús por tres años, tampoco lograron entender la resurrección, es de esperar que los fieles de América, que solamente escucharon algunos profetas hablar del tema, tampoco lo entendieran y por ende no lo consideraran importante para registrarlo. c) Más entendible aun es el hecho de que el olvido haya sido por no entender cabalmente el tema de la resurrección, porque la profecía de Samuel no sólo predecía la resurrección de Jesús, sino también, que muchos resucitarían cuando Él viniera.
NOTA: No se minimiza la fe de los fieles en América, sino que se supone que hayan tenido la misma dificultad que tuvieron los discípulos que convivieron con Jesús de comprender un concepto sin parangón, extraño y asombroso para ellos, como el de la resurrección. Nada tiene que ver con la fe, sino con la comprensión de esta verdad divina. Aún muchos de nosotros, por mucha fe que tengamos, tal vez no creamos cuando nos digan que la gente está resucitando cuando comience del milenio, y tal vez muchos caigamos desmayados cuando nos enfrentemos con el primer ser resucitado.

59.

Revelada Desde los Techos de las Casas

En Mormón 5:8 dice: ―Y he aquí que yo, Mormón, no deseo atormentar las almas de los hombres, pintándoles tan terrible escena de sangre y mortandad que se presentó ante mis ojos; pero, sabiendo yo que estas cosas ciertamente se darán a conocer, y que toda cosa que está oculta será revelada desde los techos de las casas…‖ Esta expresión que utiliza mormón de que “toda cosa oculta será revelada desde los techos de las casas‖, parece ser una creencia común entre los nefitas, y que se remonta desde Jesucristo. El Salvador la utilizó en su enseñanza de ―la levadura de los fariseos‖ diciendo: ―Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.‖ (Lucas 12:3). También Nefi la había utilizado prediciendo sobre el Libro de Mormón: ―Y vendrá el día en que las palabras del libro, que fueron selladas, se leerán desde los techos de las casas…‖ (2 Nefi 27:11). Por la forma en que se utiliza esta
Por Rafael Diogo Jara Pág. 212

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

expresión, parece ser más que una profecía sobre una cosa determinada, sino un principio, o una ley espiritual que rige en el universo como cualquiera otra ley física. Es interesante, pero las expresiones de referencia ―techos de las casas‖, o ―azoteas‖, no fueron tan significativas cuando salió a luz el Libro de Mormón, allá por los principios del siglo XIX, como lo son en nuestra época, y en especial desde finales del siglo XX y principios del XXI. En la época en que el profeta José Smith tradujo el Libro de Mormón y lo publicó, en marzo de 1830, no existían ni la televisión, ni los satélites, y mucho menos Internet. Curiosamente, estas señales se reciben desde los techos de las casas, bien sea a través de antenas receptoras de señal de algún satélite, o de repetidoras de señal, señales por cable, o en aparatos que reciben su señal directamente del satélite, que hacen sus órbitas muy por encima de los techos de las casas. Y estas señales recibidas desde ―los techos de las casas‖ realmente están revelando mucha información de cosas que hace unos siglos estaban ocultas. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Fue profético. No sólo lo fue por el cumplimiento de la expresión ―toda cosa que está oculta será revelada desde los techos de las casas‖, sino que ha estado llegando a nuestro conocimientos mucha información de la historia de los antiguos pobladores de América que ha estado oculta, tal como lo predijo Mormón. b) También se ha estado revelando a través de la historia, la arqueología, la antropología y otras ciencias ―tan terrible escena de sangre y mortandad‖ que han protagonizado los antiguos habitantes de este continente, así como mucha otra información relativa a sus costumbres.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 213

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

60.

Los Cerros Cumorah En Mormón 6:2, 4, 6 dice: ―Y yo Mormón, escribí una epístola al rey de los lamanitas, y le pedí que nos permitiera juntar a nuestro pueblo en la tierra de Cumorah, en las inmediaciones de un cerro llamado Cumorah, y allí les presentáramos la batalla…

―Y ocurrió que emprendimos la marcha a la tierra de Cumorah, y plantamos nuestras tiendas en derredor del cerro de Cumorah; y se hallaba en una región de muchas aguas, ríos y fuentes… ―…Y escondí en el cerro de Cumorah todos los anales que se me habían confiado por la mano del Señor, con excepción de estas pocas planchas que entregué a mi hijo Moroni.‖ Parece evidenciarse la existencia de dos cerros llamados Cumorah. Uno el cerro Cumorah al cual se refiere el profeta Mormón, y otro el cerro donde José Smith obtuvo las planchas de oro que enterró el profeta Moroni, al cual también se le denomina Cumorah. Mormón enterró las planchas, exceptuando las que le dio a su hijo Moroni, aproximadamente en el año 385 D.C. Moroni, por su lado, terminó de escribir y ocultó las planchas aproximadamente en el año 421, sin mencionar en que lugar las ocultaba. Durante esos 36 años, Moroni estuvo resguardando las planchas por temor de que los lamanitas las destruyeran. No eran muchas y eran relativamente fáciles de transportar de un lugar a otro. En ningún momento Moroni menciona que las haya guardado junto con las que dejó su padre, que aparentemente eran muchas. Tampoco su padre, después que
Por Rafael Diogo Jara Pág. 214

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

las retiró del lugar en el que estaban ocultas, las volvió a guardar en el mismo lugar, pues Ammarón las había ocultado en la colina de Shim, en la tierra de Antum (Mormón 1:3; 4:23), y él posteriormente las ocultó en el cerro Cumorah. Parece no haber razones, fundadas en el propio Libro, para suponer que Moroni haya guardado las planchas, 36 años después, en el mismo lugar que las tenía ocultas su padre Mormón cuando se las dio. Tampoco es de suponer que huyendo y andando errante, en 36 años no se haya alejado considerablemente del lugar original de donde las tenía ocultas su padre. Porque según las palabras de Moroni, se puede suponer que se alejó bastante del lugar original: ―Porque he aquí, sus guerras entre ellos mismo son extremadamente furiosas; y por motivo de su odio, matan a todo nefita que niegue al Cristo. ―Y yo, Moroni, no negaré al Cristo; de modo que ando errante por donde puedo, para proteger mi propia vida.‖ (Moroni 1:2-3). No podemos deducir, basado en estos registros, que Moroni haya ocultado las planchas en el mismo lugar, junto con las otras que su padre no le había entregado y había dejado ocultas. De hecho según el relato de José Smith, lo que él encontró en la caja de piedra fue solamente las planchas de oro, además de otros objetos sagrados. Según el mismo Libro de Mormón estos registros se componían de: ―Un relato escrito por mano de Mormón sobre planchas, tomados de las planchas de Nefi. Por tanto es un compendio de los anales del pueblo de Nefi, así como de los lamanitas… Contiene también un compendio tomado del Libro de Éter, el cual es una relación del pueblo de Jared…‖ (Propósitos del Libro de Mormón – Pág. III). Por lo tanto, si eran un compendio, ¿dónde quedaron los originales?, ¿dónde quedaron las Planchas de Bronce que no se las menciona? ¿No es de suponer que quedaron en el mismo lugar que las ocultó Mormón? A menos que algunos pocos de esos originales hayan quedado en la parte que estaba sellada de las planchas que recibió el profeta José Smith (posiblemente entre ellas las 24 planchas que encontró el pueblo de Limhi de las cuales Moroni hizo una relación).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 215

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Si las planchas que Mormón le entregó a su hijo Moroni eran muy pocas, es de suponer que esas muy pocas fue las que ocultó Moroni en la actual colina en Manchester, condado de Ontario, en el estado de Nueva York, y que desenterró José Smith. Las otras permanecieron en el mismo lugar que las dejó Mormón, a menos que hayan sido cambiadas de lugar posteriormente. Pero una cosa parece evidente, había dos lugares con planchas. Mormón dice: ―…Y escondí en el cerro de Cumorah todos los anales que se me habían confiado por la mano del Señor, con excepción de estas pocas planchas que entregué a mi hijo Moroni.‖ Parece ser que esas pocas planchas fueron las que ocultó Moroni, y que fueron las que desenterró José Smith. El cúmulo de planchas para registrar la historia original de mil años, desde que Lehi sale de Jerusalén hasta que el profeta Mormón oculta todos los registros, incluyendo las planchas que llevaban la historia del reinado de los reyes, las guerras y contiendas, y las que llevaban el registro del ministerio de los profetas (1 Nefi 9:4) y las planchas de bronce, se supone que debería ser un cúmulo de planchas muy grande. De lo que dice Moroni podemos deducir otras cosas importantes relacionadas con el tema: ―He aquí, mi padre ha preparado estos anales, y ha escrito el objeto de ellos. Y he aquí, yo también lo escribiría, si tuviera espacio en las planchas; pero no lo tengo, y mineral no tengo, porque me hallo solo. Mi padre ha sido muerto en la batalla, y todos mis parientes, y no tengo amigos ni adónde ir; y cuánto tiempo el Señor permitirá que yo viva, no lo sé. ―He aquí, han pasado cuatrocientos años desde la venida de nuestro Señor y Salvador. ―… Y he aquí, también los lamanitas están en guerra unos contra otros; y toda la superficie de esta tierra es un ciclo continuo de asesinato y de derramamiento de sangre; y nadie sabe el fin de la guerra. ―…Soy hijo de Mormón y mi padre era descendiente de Nefi.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 216

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Y soy el mismo que esconde esta historia para los fines del Señor… ―…Y bendito sea aquel que saque esto a luz; porque se sacará de las tinieblas a la luz, según la palabra de Dios; sí, será sacado de la tierra, y brillará de entre las tinieblas y llegará al conocimiento del pueblo; y se realizará por el poder de Dios.‖ (Mormón 8:5-6,8,13-14,16). Por las palabras de Moroni deducimos que 16 años después que su padre le entregó las planchas, tenía el deseo de escribir, pero que no disponía de mineral. Mineral habría disponible si hubiera permanecido cerca de donde su padre escondió los anales (suponiendo que fuera en Mesoamérica). El mineral es el que se encuentra en su estado puro en la tierra, y Moroni dice que no lo tenía. El oro, que se utilizaba para escribir las planchas, es el mineral ya procesado, y en el caso del oro, posiblemente debió ser mezclado con otro mineral para darle consistencia. Esa aligación es el metal, y en el caso de las planchas, posiblemente debió hacerse una aleación de oro con otro metal de menor calidad, tal vez cobre, ya que el oro en su estado puro (24 kilates) es muy blando. Por lo tanto, Moroni no menciona que no disponía del metal, que es el mineral ya procesado, lo que menciona que no tenía era mineral (la materia prima para hacer el metal) y en Mesoamérica ese mineral era abundante, no siéndolo en el lugar donde Moroni escondió sus registros que los encontró el profeta José Smith. Estamos ante dos lugares, el cerro de Cumorah de Mormón, y el cerro que también se denomina Cumorah donde Moroni ocultó las planchas. Y la evidencia parece indicar que eran dos lugares diferentes. Moroni, menciona una sola vez a Cumorah, al concluir la historia que había comenzado su padre (Mormón 8:2), pero es para referirse al lugar de la última batalla de su padre. En los próximos treinta y seis años no menciona más a ese cerro. Probablemente en su andar errante como lo dice él “de modo que ando errante por donde puedo, para proteger mi propia vida‖, se haya ido subiendo hacia el norte para salir del centro de la guerra, y finalmente al escribir el final de su historia, enterró sus propios anales, con los que le dio su padre, en la colina, de la actual Nueva York, donde José Smith los
Por Rafael Diogo Jara Pág. 217

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

encontró. Lugar que el propio Moroni le reveló en visión a José Smith, donde originalmente los había ocultado, a menos que Moroni, como ser resucitado, los haya cambiado de lugar en algún momento para protección de los mismos. Es simbólico que al cerro donde Moroni ocultó las planchas, también se le llame Cumorah, ya que José Smith así lo denominó, o por lo menos, aprobó ese nombre para designar al cerro donde recibió las planchas de oro: ―Y además, ¿qué oímos? ¡Alegres nuevas de Cumorah! Moroni, un ángel de los cielos, declarando el cumplimiento de los profetas: el libro que había de ser revelado…‖
(Doc. y Conv. 128:20)

Conclusión: Según lo que deduce el autor hay dos cerros llamados Cumorah, uno donde Mormón ocultó las planchas, y otro donde Moroni ocultó el compendio de su padre con aditamentos suyos, que no se llamaba aparentemente Cumorah, pero en la época moderna se lo denominó también Cumorah. Si es como lo deduce el autor, o no lo es, no constituye el hecho en sí mismo un testimonio adicional, ni a favor ni en contra del Libro de Mormón, pero las congruencias en la obra sobre éste y otros temas tratados sí son un testimonio a favor del mismo.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

Cerro Vigía: ―Algunos estudiosos del movimiento de los Santos de los Últimos Días han propuesto que el Cerro Vigía (Coordenadas: 18.55 North, 95.1833 West 18°27′25″N 95°21′01″O ) en Veracruz, México es el mencionado cerro Cumorah de El Libro de Mormón, por una variedad de razones. John L Sorenson presenta un listado de 15 criterios culturales, basados en claves contextuales extraídos de la narración de El Libro de Mormón, sobre el cerro Cumorah. Éstas son: ciudades, torres, agricultura, metalúrgica, formas de los estados políticos, religión organizada, idolatría, manualidades, comercio, escritos, armamento, astronomía, sistemas de calendario, cemento y ruedas. Argumenta que el cerro en Nueva York, cumple en parte con cuatro de estos requisitos, mientras que el Cerro Vigía las cumple todas. -Y ocurrió que emprendimos la marcha a la tierra de Cumorah, y plantamos nuestras tiendas en derredor del cerro de Cumorah; y se hallaba en una región de muchas aguas, ríos y fuentes; y aquí esperábamos obtener ventaja sobre los lamanitas.-― [http://scriptures.lds.org/es/morm/6#4 Mormon 6:4). (http://es.wikipedia.org/wiki/Cumorah)
Por Rafael Diogo Jara Pág. 218

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

61.

La Torre de Babel En Éter 1:33 dice: ―Y dicho Jared vino de la gran torre con su hermano y sus familias, y con algunos otros y sus familias, en la época en que el Señor confundió el lenguaje del pueblo, y juró en su ira que serían dispersados por toda la superficie de la tierra; y conforme a la palabra del Señor fue dispersada la

gente.‖ La colonia de Jared pudo haber tenido parte en la construcción de alguna pirámide muy antigua de América, ya que partieron del viejo mundo, en el período de la construcción de la Torre de Babel. La gran torre, como se la denomina en el Libro de Mormón, bien puede considerarse una pirámide, posiblemente truncada, ya que era una construcción tan monumental como las pirámides egipcias o americanas. Si las ruinas encontradas en excavaciones corresponden a la Torre de Babel como se las atribuye, demuestran que la torre tenía una base cuadrada de 92 metros de lado, y su altura pudo ser de entre 60 y 90 metros. En esta torre se usaron ladrillos en lugar de piedras y betún en lugar de mezcla. Téngase presente que las fechas calculadas de construcción de las más de cien pirámides egipcias van del 2.660 A.C., la más antigua (Dyeser “Zoser”), al 1.850 A.C., la menos antigua (Amenemhat III). Estas fechas coinciden con la fecha estimada de la llegada a América de la colonia jaredita, aproximadamente en el año 2.247 A.C. (Doctrina Mormona – Bruce R. McConkie – 406) Época en que se edificó la Torre de Babel, en pleno apogeo de la construcción de pirámides en Egipto, del cual los jareditas tenían proximidad geográfica.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 219

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Se deduce por el mismo Libro que existen varios eslabones de conexión entre los antiguos constructores de pirámides del Viejo Mundo y las pirámides americanas. b) También, como se ha dicho, al observar la arquitectura de los pueblos más avanzados de los antiguos pobladores del continente americano, no puede negarse también reminiscencias de conocimientos de la arquitectura egipcia en lo que tiene que ver con la construcción de sus pirámides sagradas.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―La Torre de Babel es una construcción mítica mencionada en la Biblia. Según se narra en el capítulo 11 del Génesis, los hombres pretendían, con la construcción de esta torre, alcanzar el Cielo. ―…Nimrod, quien fue el primero en hacerse rey después del Diluvio, y a quien la Biblia identifica como un poderoso cazador opuesto a Yahveh, es señalado como el verdadero gestor de la idea de llevar a cabo esta enorme empresa. Algunos han intentado identificarlo con Sharrukin o Sargón I de Akkad, el fundador del primer Imperio semita (acadio) de que se tiene memoria. Otros creen ver en este vigoroso cazador la figura del dios asirio Ninurta, dios de la guerra y de la caza que, como Nemrod, se placía en cazar a sus enemigos. ―Al no disponer de piedra para la construcción, se decidió fabricar ladrillos. Y como tampoco contaban con cal, usaron betún como argamasa. ―El tiempo aproximado de su construcción puede deducirse de la siguiente información. Péleg (cuyo nombre se perpetuó en el de una ciudad en la confluencia del Éufrates con el Khabor, mencionada en las tablillas de la ciudad de Mari, en el Éufrates medio, y que en la época grecorromana llevó el nombre de Phaliga) habría vivido desde aproximadamente 2269 hasta aproximadamente 2030 a. de J.C. Su nombre significa "División", porque "en sus días se dividió la tierra", esto es, "la población de la tierra"; "de allí los había esparcido Yahvêh 3 sobre toda la superficie de la tierra". Un texto cuneiforme de Shar-kali-sharri, rey de Akkad (y sucesor de Sargón I de Akkad), quien vivió en el tiempo de los patriarcas, menciona que restauró una torre-templo en Babilum (Babel, Babilonia), con lo que da a entender que tal edificio existía antes de su reinado. De hecho, en los registros sumerios aparece mencionada como Kadingira, que es el equivalente sumerio del akkadio Babilum. ―…Durante cuatro siglos arqueólogos occidentales intentaron ubicar esta famosa construcción en la zona del actual Iraq. Entre otros sitios, fue buscada en
Por Rafael Diogo Jara Pág. 220

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Akar Quf (al oeste de Bagdad), donde antaño existió Dur Karigalzu (las ruinas retorcidas de cuyo zigurat, identificado por algunos viajeros con la Torre de Babel, todavía desafía a los vientos que la han modelado); y en Birs Nimrud, donde se encuentran las ruinas de la antigua Borsippa, situada cerca de los restos de la antigua Babilonia, hacia el suroeste. ―En 1913, el arqueólogo Robert Koldewey encontró una estructura en la ciudad de Babilonia que él identificó como la torre de Babel. Esta torre habría sido destruida y reconstruida en numerosas ocasiones, debido al cambiante destino de la zona. La destruyeron los asirios y también los arameos. Y fue reconstruida en varias oportunidades por los príncipes caldeos, entre ellos Nabopolasar (625-605 a. C.). Se estima que la construcción más antigua de la Etemenanki, «Casa de la Fundación del Cielo y de la Tierra» se construyó durante el III milenio antes de Cristo. ―La base de esta torre habría sido un cuadrado de 92 m de lado, y su altura original habría sido aumentada en tiempos de Nabopolasar y Nabucodonosor II (605-592 a. C.), para hacerla una digna exponente de su poderío y grandeza. Cálculos basados en otras excavaciones arqueológicas determinaron que esta torre escalonada pudo haber tenido entre 60 y 90 m de altura. ―Se conserva una muy interesante y detallada descripción de este zikkurratu (zigurat) en los escritos de Heródoto, llamado el "Padre de la Historia", quien visitó Babilonia: ―-En medio de cada uno de los dos grandes cuarteles en que la ciudad se divide, hay levantados dos alcázares. En el uno está el palacio real, rodeado con un muro grande y de resistencia, y en el otro un templo de Júpiter Belo con sus puertas de bronce. Este templo, que todavía duraba en mis días, es cuadrado y cada uno de sus lados tiene dos estadios. En medio de él se ve fabricada una torre maciza que tiene un estadio de altura y otro de espesor. Sobre esta se levanta otra segunda, después otra tercera, y así sucesivamente hasta llegar al número de ocho torres. Alrededor de todas ellas hay una escalera por la parte exterior, y en la mitad de las escaleras un rellano con asientos, donde pueden descansar los que suben. En la última torre se encuentra una capilla, y dentro de ella una gran cama magníficamente dispuesta, y a su lado una mesa de oro. No se ve allí estatua ninguna, y nadie puede quedarse de noche, fuera de una sola mujer, hija del país, a quien entre todas escoge Dios, según refieren los Caldeos, que son sus sacerdotes.―Hoy sólo se conservan ruinas de ella ya que su construcción fue hecha con materiales muy sensibles a la intemperie.‖ (Wikipedia – La Enciclopedia Libre).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 221

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

62.

La Abeja En Éter 2:3 dice: ―Y también llevaron con ellos deseret, que interpretado significa abeja obrera; y así llevaron consigo enjambres de abejas…‖

La abeja, aunque es mencionada solamente tres veces en todo el Libro de Mormón, era conocida y utilizada entre los pueblos originarios de América. La primera mención (2 Nefi 17:18) es al citar las profecías de Isaías, no como que estuviera entre ellos, aunque no significa que los nefitas y lamanitas no fueran apicultores o no utilizaran su miel. Las otras dos referencias a la abeja son las ya mencionadas en Éter, y ahí sí indican que los jareditas eran apicultores, porque transportaban con ellos los enjambres de abejas. Aunque entre los nefitas no se menciona que tuvieran abejas, sí se menciona que tenían miel: ―miel silvestre‖ (1 Nefi 17:5), y ―miel en abundancia‖ (1 Nefi 18:6). Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) La cultura de apicultores encontrada entre algunos indios por los primeros conquistadores de América, coincide con lo relatado en el Libro de Mormón sobre las abejas. b) Aunque algunos historiadores afirman que las abejas fueron introducidas por los españoles, no significa que no hubiera abejas con anterioridad en ningún lugar de América. c) La miel del camoatí es conocida en el campo en Uruguay y Argentina, cuyos enjambres hacen sus nidos de una especie de cartón que pende de los árboles y de las rocas. Nadie les atribuye a los españoles su introducción. d) La miel de la lechiguana, una abejita de una miel muy dulce, que hace su nido en el suelo muy común en el
Por Rafael Diogo Jara Pág. 222

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

campo de Uruguay, se dice que es originaria de Brasil, y nadie les atribuye a los españoles su introducción. e) Sin dudas otras especies de abejas y avispas fueron comunes en este continente antes de la llegada de los españoles, y bien pudieron ser denominadas todas por los profetas del Libro de Mormón como abejas, tal como sucedió a la llegada de los primeros españoles.
Citas de otros autores relacionadas con el tema:

―Hemos visto ya que los indígenas americanos habían domesticado, o amansado para poderse servir de ellos, cuadrúpedos, volátiles, anfibios, y hasta peces y reptiles. Faltaban solamente los insectos y aún en esta división los tenían domésticos, estando representado por diferentes castas de abejas. Los indios en general, eran muy aficionados a la miel y desde un extremo a otro la buscaban con afán; pero diversas naciones desde México hasta el Perú, en general, las más sedentarias y cultas, habían domesticado la abeja y las criaban en colmenas. ―Fernando Cortés, en su primera carta, relata que en la isla de Santa Cruz (Cosumel) -la granjería que los indios Della tienen es colmenares, y nuestros procuradores llevan a vuestras altezas muestras de la miel y tierra de los dichos colmenares para que la manden ver-. ―Bernal Díaz confirma esto y al hablar de la misma isla dice: -había en el buenos colmenares-. ―Gómara dice que los indios de Cumaná criaban abejas en colmenas. -Hay tres diferencias de abejas; las dos crían en colmenas buena miel, y la otra es chiquita, negra, silvestre, y saca miel sin cera por los árboles-. (*) ―Igual cosa dice de los yucatanes: -crían muchas colmenas, y así ha harto de miel y cera. Más no sabían alumbrarse con ella, hasta que les mostramos los nuestros hacer velas―Cieza habla de diversas castas de abejas en Colombia, pero todas silvestres y no menciona que los indios que vio, hubiesen alcanzado a domesticarlas. ―Los mejicanos, los mayas, los cumaneses, los chibchas, y los caras de Ecuador, todos tenían colmenas en la vecindad de sus habitaciones. No tenemos noticias de si los antiguos peruanos las tenían; pero se sabe que utilizaban la miel en varios de sus brevajes, la cual puede haberse obtenido sin embargo de los depósitos de las abejas silvestres, como lo hacían muchas otras tribus.‖ (Pág. 165-166). (El texto original no resalta en negrita).
Por Rafael Diogo Jara Pág. 223

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

(Extractos de la obra “Los Animales Domésticos de la América Precolombiana – De las Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología.‖, de Ricardo E. Latcham, Santiago de Chile – Imprenta Cervantes – Febrero de 1922. Copia digital por Google, luego de la obra referida haber sobrevivido por generaciones, como para expirar los derechos de autor y el libro pase a ser de dominio público). (*) Nota: Esta última abeja referida como chiquita, negra, silvestre y saca miel sin cera, ha de ser lo que se conoce en el campo como “Camoatí”. ―Lechiguana: Este himenóptero llamado abeja de miel también tiene varios nombres: tócto, huáray, lachiguana, lláchiwána (quichua) o huaúra (aymara), en mapuche es kormenia. ―Es una abejita que produce una dulcísima miel debajo de la tierra.‖ (El texto original no resalta en negrita). (http://www.folkloredelnorte.com.ar/biologia/fauna/lechiguana.htm) ―Lechiguana: Americanismo. Insecto de la familia de las avispas que produce miel y es originario de Brasil.‖ (El texto original no resalta en negrita). (Diccionario de la Lengua Española Espasa – Calpe. www.wordreference.com/definicion/lechiguana) ―Camoatí: (del guaraní: caba, avispa, y atí, reunión).Argentina y Uruguay. Nombre común a varias especies de himenópteros, que forman enjambres numerosos cuyos nidos penden de los árboles. Producen una miel oscura y algo áspera.‖ (El texto original no resalta en negrita). (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española).

63.

Persuade a los Hombres a Hacer lo Bueno.

En Éter 4:11 dice: ―Pero al que crea estas cosas que he hablado, yo lo visitaré con las manifestaciones de mi Espíritu, y sabrá y dará testimonio. Porque por mi Espíritu sabrá que estas cosas son verdaderas; porque persuade a los hombres a hacer lo bueno.‖

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 224

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Estas palabras las escribió Moroni, manifestando previamente que fue el Señor quien le mandó escribirlas (Éter 4:5). ―Porque persuade a los hombres a hacer lo bueno‖ es un razonamiento muy claro y lógico para poder saber si las enseñanzas del Libro de Mormón son verdaderas. Todos sus capítulos son una enseñanza eficaz sobre los valores morales y cristianos. Con leer cualquiera de las páginas del Libro de Mormón se puede comprender como persuade a los hombres a hacer lo bueno. Tomaremos como ejemplo el primer capítulo de Alma, que es el que más enseña sobre valores, y advierte contra antivalores. Solamente en este capítulo del Libro de Mormón se enseña 75 valores, ya sea enseñando sobre los valores mismos, o por contraposición advirtiendo sobre los antivalores. Seguidamente se resume los valores que se enseña en el capítulo referido: -

-

-

Andar rectamente delante de Dios. (1) Reconocer la ley establecida. (1) Amonestar con palabras de Dios. (7) Ser instrumento en las manos de Dios. (8) Aprehender al que mata. (10) Juzgar según los crímenes cometidos. (10) Ser justo. (13) Hacer bien entre el pueblo. (13) No perdonar el asesinato. (13) Sujetarse a la ley. (14) Admitir los errores. (15) No Mentir. (17) La ley no puede ejercer poder alguno contra alguien por su creencia. (17) No hurtar.(*) (18) No robar.(*) (18) No asesinar. (18) Humildad. (20) No ser orgullosos ante sus propios ojos. (20) Impartir la palabra de Dios sin dinero y sin precio. (20) Entre los que pertenecen a la iglesia no debe haber persecuciones entre ellos mismos. (21)
Pág. 225

Por Rafael Diogo Jara

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

-

-

-

(*)

Ser constantes en la fe. (25) Ser firmes e inamovibles en guardar los mandamientos de Dios. (25). Sobrellevar pacientemente las persecuciones. (25) Los sacerdotes deben trabajar para su sostén. (26) El sacerdote no debe considerarse mejor que sus oyentes. (26) El predicador no es de más estima que el oyente. (26) El maestro no es de más estima que el discípulo. (26) Todos deben trabajar según su fuerza. (26) Repartir de los bienes a los pobres, necesitados, enfermos y afligidos, de conformidad con lo que se tiene. (27) No usar ropas costosas. (27) Ser aseados y atractivos. (27) En las prósperas circunstancias no desatender al desnudo, hambriento, sediento, enfermo, o desnutrido. (30) No poner el corazón en las riquezas. (30) Ser generosos con todos. (30) Ser generosos con los que no pertenecen a la iglesia. (30) No hacer distinción de personas. (30) Aplicar la ley contra los transgresores, cada uno padeciendo de acuerdo con lo que hace. (32)

―Hurtar: Tomar o retener bienes ajenos contra la voluntad de su dueño, sin intimidación en las personas ni fuerza en las cosas. ―
(*)

―Robar: Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno.‖ (Diccionario de la Lengua Española – Vigésima segunda edición – Real Academia Española)

A Continuación se menciona los antivalores y doctrinas falsas contra lo que se enseña en el capítulo de referencia: Importunar a la iglesia. (3) Los sacerdotes y maestros debían ser populares. (3) Los sacerdotes y maestros no debían trabajar. (3) El pueblo debía sostener a los sacerdotes y maestros. (3) Todo el género humano se salvaría. (4) El Señor redimiría a todos. (4) Todos tendrán vida eterna. (4) Envanecimiento. (6)
Pág. 226

Por Rafael Diogo Jara

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

-

-

-

-

-

-

-

Orgullo. (6) Usar ropas muy lujosas. (6) Establecer su propia iglesia. (6) Disputar vigorosamente. (7) Descarriar al pueblo de la iglesia. (7) Encolerizarse. (9) Dar golpes a otro. (9) Superchería sacerdotal. (12) Imponer las ideas con la espada. (12) Derramar sangre. (13) Amar las vanidades del mundo. (16) Predicar doctrinas falsas. (16) Buscar riquezas y honores haciendo lo malo. (16) Ser embustero. (17) Aparentar predicar según su creencia. (17) Perseguir a los que pertenecen a la iglesia. (19) Injuriar. (20) Contender acaloradamente con los adversarios. (22) Dar puñetazos el uno al otro. (22) Endurecer el corazón. (24) Hechicería. (32) Idolatría. (32) Ocio. (32) Chisme. (32) Envidias. (32) Contiendas. (32) Ensalzarse. (32) Cometer fornicaciones. (32) Cometer asesinatos. (32) Cometer toda clase de maldad. (32) Moroni repitiendo las palabras de Mormón, su padre, escribió:

―Por consiguiente, todo lo que es bueno viene de Dios, y lo que es malo viene del diablo; porque el diablo es enemigo de Dios, y lucha contra él continuamente, e invita e induce a pecar y a hacer lo que es malo sin cesar. ―Mas he aquí, lo que es de Dios invita e induce a hacer lo bueno continuamente; de manera que todo aquello que invita e
Por Rafael Diogo Jara Pág. 227

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

induce a hacer lo bueno, y a amar a Dios y a servirle, es inspirado por Dios.‖ (Moroni 7:12-13). No obstante el razonamiento de saber que el Libro de Mormón es verdadero “porque persuade a los hombres a hacer lo bueno‖, el mismo Moroni, previamente, repitiendo palabras del Señor decía: ―Pero al que crea estas cosas que he hablado, yo lo visitaré con las manifestaciones de mi Espíritu, y sabrá y dará testimonio. Porque por mi Espíritu sabrá que estas cosas son verdaderas.‖ (Éter 4:11). Es de mucho valor deducir de las enseñanzas de Moroni que primeramente se debe creer para luego saber. Y también es importante comprender que es sólo por el poder de su Espíritu que se puede saber que estas cosas son verdaderas. Así que todo el razonamiento lógico que hemos estado presentando en esta obra, no es más que testimonios adicionales, que pueden ayudar a conducir por el camino de la fe y al conocimiento de su verdad, pero no pueden tener la fuerza de probar la veracidad del Libro, como lo dijimos en el Prólogo y en el Apéndice. Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Sus páginas persuaden a los hombres a hacer lo bueno. b) Ninguna obra que no fuera inspirada por Dios pondría al Espíritu del Señor como testigo. c) Si el Libro de Mormón enseña solamente en uno de sus capítulos todos esos valores; si enseña a andar rectamente delante de Dios; si enseña a honrar la ley; si además enseña que los sacerdotes deben trabajar para su sostén, que el sacerdote no debe considerarse mejor que sus oyentes, no puede de ninguna manera ser falso, porque ¿quién se beneficiaría por ello? d) El exaltar los valores que se están perdiendo en nuestra sociedad, el prever que nadie se beneficie por enseñarlos, el inspirar y motivar la fe en Dios y la fidelidad, el hacer a las personas mejores, el inspirar y motivar a la buena voluntad y servicio al prójimo sin importar su fe, todo esto no puede menos que venir de Dios mismo.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 228

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

64.

El Buen Criterio

En Moroni 7:14-15 dice: ―Tened cuidado, pues, amados hermanos míos, de que no juzguéis que lo que es malo sea de Dios, ni que lo que es bueno y de Dios sea del diablo. ―Pues he aquí, mis hermanos, os es concedido juzgar, a fin de que podáis discernir el bien del mal; y la manera de juzgar es tan clara, a fin de que sepáis con un perfecto conocimiento, como la luz del día lo es de la obscuridad de la noche.‖ En el mundo actual, donde una parte importante de la sociedad cada vez se confunde más y muchos le llaman bueno a todo lo malo, y malo a todo lo bueno, es importante tener el don de discernimiento como acá se promete ―a vosotros que sois de la iglesia, que sois los pacíficos discípulos de Cristo‖. (Moroni 7:3). El don de discernimiento no es un don universal, no todo el mundo tiene buen criterio, ni es cuestión de opinión, ni de punto de vista. El don de discernimiento, es un don concedido a los fieles, como dice el profeta Mormón concedido a “los pacíficos discípulos de Cristo.‖ Sin embargo ―a todo hombre se da el Espíritu de Cristo para que sepa discernir el bien del mal‖ (Moroni 7:16). Pero si un hombre por ese espíritu sabe lo bueno y no lo hace, o por ese mismo espíritu se le enseña lo que es pecado e igual peca, va perdiendo la luz de Cristo hasta que no sabe distinguir el bien del mal. El Espíritu de Cristo, o la luz de Cristo, o la conciencia que es lo mismo, puede ser neutralizado entre los hombres que intencionalmente se rebelan contra Dios, o se apartan de todo lo bueno. Cuando los hombres neutralizan su conciencia pierden tal habilidad de discernir, y entonces le llaman bueno a todo lo malo, y malo a todo lo bueno. En el apéndice de mi obra ―El Libro Azul de Valores y Verdades‖ digo:
Por Rafael Diogo Jara Pág. 229

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Lo bueno es bueno, y lo malo es malo; aunque pasen los siglos, aunque el mundo opine al revés. ―…Porque la verdad es independiente de la opinión de la gente… no se altera ni por disposición expresa de los hombres, ni de los fuertes, ni de los débiles, ni por decisión expresa de gobernantes, ni por imposición de ejércitos; la verdad es la verdad, y no cambia porque es la Verdad.‖ Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Los pacíficos discípulos de Cristo son testigos de que son bendecidos con este don del discernimiento. b) La disparidad de criterios entre los hombres en asuntos que son tan claros y tan sencillos llegan a veces hasta el disparate. c) Las decisiones desacertadas en algunos gobiernos y legisladores en asuntos de la moral, la familia, o la vida misma, revelan la carencia de esa luz de Cristo, o de una conciencia neutralizada.

65.

La Preeminencia del Amor de Pablo En Moroni 7:45-47 dice: ―Y la caridad es sufrida y es benigna, y no tiene envidia, ni se envanece, no busca lo suyo, no se irrita fácilmente, no piensa el mal, no se regocija en la iniquidad, sino se regocija en la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. ―Por tanto, amados hermanos míos, si no tenéis caridad no sois nada, porque la caridad nunca deja de ser. Allegaos, pues, a la caridad, que es mayor que todo, porque todas las cosas han de

perecer;

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 230

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―Pero la caridad es el amor puro de Cristo, y permanece para siempre; y a quien la posea en el postrer día, le irá bien.‖ Lo que dice Mormón en este pasaje, es casi textual a lo que dice Pablo en ―La Preeminencia del Amor‖ en la Biblia, en el capítulo trece de 1 Corintios. En la versión en español de Casiodoro de Reina, revisada por Cipriano de Valera (1960), dice ―amor‖ en lugar de ―caridad‖; pero en la versión Reina-Valera 2009, dice ―caridad‖ como lo menciona Moroni. El uso que le da Mormón a la palabra ―caridad‖, a diferencia de la versión tradicional en español de la Biblia que dice ―amor‖, aporta mucha luz, ya que en el mundo actual se ha tergiversado el significado de la palabra ―amor‖, utilizándola para referirse a los deseos y actos carnales. Es importante tener en cuenta que Mormón escribía como decía él ―como si os hallaseis presentes, y sin embargo, no lo estáis.‖ (Mormón 8:35). Según lo dice Mormón ―la caridad es el amor puro de Cristo‖. Pablo también debió de usar la palabra ―caridad‖ en lugar de ―amor‖, en su epístola original. Tal vez sea necesario conocer el carácter espiritual de Mormón, para entender como fue posible que esa frase dicha en el otro continente, casi cuatro siglos antes, haya llegado a su conocimiento para incluirla en sus escritos personales, además de la recopilación de casi mil años de historia que realizó. Seguidamente se transcribe extractos de frases dichas por Mormón, o por su hijo Moroni referentes a su padre, que revelan ese carácter espiritual de Mormón: ―Y ahora yo, Mormón, hago una relación de las cosas que he visto y oído…‖ (Mormón 1:1). ―…Y más o menos en le época en que Ammarón ocultó los anales para los fines del Señor, vino a mí (tendría yo unos diez años, y empezaba a adquirir alguna instrucción en la ciencia de mi pueblo), y me dijo Ammarón: Veo que eres un niño serio, y presto para observar.‖ (Mormón 1:2). ―…Y habiendo llegado yo a la edad de quince años, y siendo de carácter algo serio, por tanto, me visitó el Señor, y probé y conocí la bondad de Jesús.‖ (Mormón 1:15).
Por Rafael Diogo Jara Pág. 231

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

―…Y aconteció que el Señor me dijo: Clama a este pueblo: Arrepentíos, y venid a mí, y sed bautizados, y estableced de nuevo mi iglesia, y seréis preservados.‖ (Mormón 3:2). ―…Y el espíritu me manifiesta estas cosas; por lo tanto, os escribo a todos vosotros…‖ (Mormón 3:20). ―…Y habiéndome mandado el Señor que no permitiera que los sagrados anales transmitidos por nuestros padres cayesen en manos de los lamanitas…‖ (Mormón 6:5). ―Y no hay quien conozca al verdadero Dios, salvo los discípulos de Jesús, quienes permanecieron en la tierra hasta que la iniquidad de la gente fue tan grande que el Señor no les permitió permanecer con el pueblo; y nadie sabe si están o no sobre la faz de la tierra.‖ ―Más he aquí, mi padre y yo los hemos visto, y ellos nos han ministrado.‖ (Mormón 8:10-11). ―... ¿Han cesado los milagros, mis queridos hermanos? He aquí, os digo que no; ni han cesado los ángeles de ministrar a los hijos de los hombres.‖ ―…Manifestándose a los que tienen una fe fuerte y una mente firme en toda forma de santidad.‖ (Moroni 7:29-30). ―Y de esta manera me manifiesta el Espíritu Santo la palabra de Dios…‖ (Moroni 8:9).
(Los subrayados no corresponden a los textos transcriptos).

La misión de Mormón, con respecto a las escrituras, fue hacer un compendio de lo que escribieron otros profetas que vivieron durante mil años antes que él. El producto de su trabajo es el Libro de Mormón como lo conocemos hoy, más el resto de las planchas que estaban selladas y que no se le permitió a José Smith traducir. Por lo tanto Mormón estaba acostumbrado a resumir lo escrito por los profetas anteriores a él. De alguna manera los escritos de Pablo
Por Rafael Diogo Jara Pág. 232

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

llegaron a sus manos y él resumió estos maravillosos conceptos escritos por Pablo. Entre todas las posibilidades de cómo Mormón pudo obtener copia de la epístola de Pablo a los corintios, la más probable, es que los “Tres Nefitas” (3 Nefi Cap. 28), que estuvieron entre los judíos se las hayan traído. Los “Tres Nefitas” son los discípulos que le pidieron a Jesús no probar la muerte para ejercer su ministerio, tal como lo pidió Juan el Amado (Juan 21:22-23). Ellos, como seres trasladados, hacía 400 años que estaban sobre la tierra ejerciendo su ministerio entre los gentiles y los judíos. En 3 Nefi Mormón dice lo siguiente sobre los “Tres Nefitas”: ―Pero esto sí sé, según la historia que se ha dado, que salieron sobre la superficie de la tierra, y ministraron a todo el pueblo, agregando a la iglesia a cuantos creían en sus predicaciones, bautizándolos; y cuantos fueron bautizados recibieron el Espíritu Santo. ―…Y ocurrió que así anduvieron entre todo el pueblo de Nefi, y predicaron el evangelio de Cristo a todos los habitantes sobre la faz de la tierra… ―Mas he aquí, yo los he visto, y ellos me han ministrado. ―Y he aquí, se hallarán entre los gentiles, y los gentiles no los conocerán. ―También estarán entre los judíos, y los judíos no los conocerán.‖ (3 Nefi 28:18,23-28).
(Los subrayados no corresponden a los textos transcriptos).

Bien pudieron los “Tres Nefitas” a quienes vio Mormón y fue ministrado por ellos, haberles dado en sus visitas los escritos de Pablo, así como de otros apóstoles del Viejo Mundo. Tener presente que los “Tres Nefitas” fueron contemporáneos de Pablo. Es de suponer, que ellos lo hayan puesto a Mormón al corriente del reino de
Por Rafael Diogo Jara Pág. 233

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Dios en el mundo y de la situación de la Iglesia, y sobre la luz que impartieron algunos santos y fieles, tanto del Viejo como del Nuevo Mundo. También es de suponer que hayan fortalecido a Mormón, en su misión de registrar verdades para las generaciones futuras, con escritos inspirados de otros apóstoles y profetas. Porque en ese momento el mundo se estaba oscureciendo en una apostasía que cubría todo el planeta. Conclusión: No se presentan estas razones como pruebas adicionales del Libro de Mormón, sino para aportar luz al tema, y presentar posibilidades razonables de la manera en que pueden haber llegado a Mormón los escritos de Pablo, porque aún no sabemos cual fue la manera. Mormón pudo haber recibido copias de los escritos de puño y letra de Pablo, su extemporáneo condiscípulo, que hayan llegado a sus manos por algún viajero o por mensajeros terrenales, celestiales o trasladados, o pudo haber recibido los mismos por revelación, o que se los hayan relatado otros mensajeros, o pudo haberlos recibido de la misma fuente que inspiró a Pablo, por las siguientes razones: a. b. c. d. e. Mormón vio y oyó muchas cosas importantes. El Señor Jesucristo le habló. El Señor Jesucristo lo visitó. Recibía manifestaciones del Espíritu. Mormón dio testimonio de que los ángeles ministran a los hombres que tienen una fe fuerte y una mente firme en toda forma de santidad. f. Nada indica que en la época de Mormón, o antes de él, no haya habido algún otro tipo de comunicación entre el viejo y el nuevo mundo. g. Tuvo contacto con los “Tres Discípulos” a quienes vio y lo ministraron (3 Nefi 28:26 y Mormón 8:10-11). Si ejercieron su ministerio entre judíos, sin dudas estaban familiarizados con Pablo y los otros apóstoles, con quienes fueron contemporáneos, y a quienes pueden también haber ministrado.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 234

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

66.

Preguntar a Dios Sobre su Veracidad

En Moroni 10:4-5 dice: ―Y cuando recibáis estas cosas, quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo; ―Y por el poder del Espíritu Santo podréis conocer la verdad de todas las cosas.‖ También en la introducción del Libro se hace esa misma promesa (Pág. VI): ―Invitamos a toda persona, dondequiera que se encuentre, a preguntar a Dios, el Padre Eterno, en el nombre de Cristo, si el libro es verdadero.‖ ―Quienes así lo hagan y pidan con fe lograrán un testimonio de la veracidad y la divinidad del libro por el poder del Espíritu Santo (Véase Moroni 10:3-5)‖ El mismo Libro de Mormón, invita a que se pregunte a Dios mismo, el Padre Eterno, y no a otro testigo, si el Libro es verdadero. El Libro promete que si se pregunta a Dios con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, se podrá saber por el poder del Espíritu Santo si son verdaderas las cosas escritas en el mismo. El Espíritu Santo es el tercer miembro de la Trinidad, y es quien da testimonio de la verdad (1Juan 5:6). Esta invitación está acorde con las palabras del propio Señor Jesucristo quien dijo: ―Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá‖ (Mateo 7:7).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 235

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Conclusión: El texto analizado en este capítulo constituye un testimonio adicional de la veracidad del Libro, porque: a) Si fuera falso, sería una blasfemia hacer semejante promesa, y no iría acorde con la santidad del contenido del Libro que alienta a creer en Cristo, a obedecer sus mandamientos, e inspira a la santificación de las personas. b) También si fuera falso sería una herejía muy grande ponerlo al Espíritu Santo como testigo, quien podría dejar en evidencia la falsedad ante todos aquellos que acudieran a él sinceramente. Si fuera falso, nadie arriesgaría a hacer semejante promesa, ni esperaría que el mismo se expandiera en la forma que se ha expandido con la respuesta que de Dios mismo han recibido millones de personas, que hoy testifican de su veracidad. c) Millones de personas han recibido su testimonio a través de los 180 años desde que salió a luz, y el Libro sigue llegando a cientos de miles anualmente que lo aceptan como auténtico, sobreviviendo a todos sus detractores.
Rafael Diogo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 236

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

APÉNDICE
I - El Libro de Mormón en sí Mismo es un Testimonio de su Veracidad. El Libro de Mormón, en sí mismo, es un testimonio de su veracidad por todos los conceptos maravillosos e inspiradores que enseña; por la influencia para bien que ejerce sobre el lector; por sus advertencias contra los engaños del diablo y de los hombres; por la fe que inspira hacia Jesucristo y el Padre Celestial, y por todos los testimonios adicionales que analizamos, no puede menos que ser inspirados por Dios mismo. El profeta José Smith tampoco pudo menos que ser inspirado por Dios al traducir esta obra, y es contradictorio que hubiera nacido de él mismo y que fuera un engaño. Porque es imposible considerar que el inventó tal obra, porque sin dudas necesitó la inspiración de Dios para realizarla, y un hombre que es inspirado por Dios, no tiene la naturaleza de luego salir y engañar a la gente del origen de su obra, y aun estar dispuesto a dar su vida por sostener tal engaño. La obra es auténtica, tal como lo relata el mismo Libro, fue escrita por profetas, y traducido con la influencia de Dios por el profeta José Smith. Y de la autenticidad de la obra, que proviene de Dios mismo, millones de hombres y mujeres, adultos, ancianos, niños y jóvenes testifican que recibieron un testimonio personal e individual que provino de Dios mismo testificándoles que el Libro es verdadero. Y el autor también recibió tal testimonio.
Rafael Diogo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 237

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

II - Qué Podemos Saber sobre las Colonias Jareditas y Mulekitas
Para comprender más sobre la posibilidad de que se encontraran animales originarios de una u otra colonia dispersos, el autor hizo el siguiente estudio sobre las dos colonias que cohabitaron el continente con los nefitas. La información del apéndice referido es importante para poder entender que como las tres colonias mencionadas vivieron en distancias no muy apartadas entre sí, y que convivieron por diferentes espacios juntas en el mismo continente, jareditas y nefitas, y nefitas y ―mulekitas‖, bien podrían en sus expediciones encontrar animales domesticados o semidomesticados de otra colonia, confundidos con los animales salvajes porque se volvieron cimarrones. La Colonia de los “Mulekitas” o Pueblo de Zarahemla: El término ―mulekitas‖ no se utiliza en el Libro de Mormón, sino que a la colonia de Mulek se los denomina ―el pueblo de Zarahemla‖. Las referencias en el Libro de Mormón sobre el pueblo de Zarahemla (o ―mulekitas‖), son muy limitadas. Las escasas referencias están diseminadas en cuatro de sus libros, en Omni, en Mosíah, en Alma, y en Helamán. Omni nos dice respecto a ellos: a) Que fueron encontrados por el rey Mosíah I y su pueblo, mientras huían de la tierra de Nefi (Omni 1:12-14). b) Que salieron de Jerusalén en la época en que Sedequías, rey de Judá, había sido llevado cautivo a Babilonia (Omni 1:15). c) Que el rey Mosíah I y su pueblo vivieron con el pueblo de Zarahemla donde los encontraron (Omni 1:16). d) Que eran numerosos en extremo, que su idioma se había corrompido, que no habían llevado anales consigo, negaban la existencia del Creador, y no podían ser entendidos ni por Mosíah I ni por su pueblo (Omni 1:17). e) Que Mosíah I hace que se les enseñe su idioma y luego Zarahemla le da una genealogía de sus padres (Omni 1:18). f) Que se unen ambos pueblos y Mosíah I es nombrado rey (Omni 1:19). g) Que se le trajo a Mosíah I una piedra grande con grabados que relataban la historia de un tal Coriántumr y la matanza de su pueblo (jareditas); que el pueblo de Zarahemla vivió con Coriántumr por el término de nueve lunas; que también relataban algo sobre los padres de Coriántumr, quienes habían venido de la torre, en la ocasión en que el Señor confundió el lenguaje del pueblo; que los huesos del pueblo de Coriántumr se hallan esparcidos en la tierra del norte (Omni 1:20-22). Mosíah nos dice respecto a ellos: a) Que no había tantos nefitas como de los del pueblo de Zarahemla (Mosíah 25:2). b) Que fueron llamados también nefitas (Mosíah 25:13). Alma nos dice respecto a ellos: Que el pueblo de Zarahemla (mulekitas) encontraron los huesos de los jareditas en el sitio de su primer desembarque (Alma 22:30). Helamán nos dice respecto a ellos: a) Que la tierra del norte se llamaba Mulek, por el hijo de Sedequías, y que el Señor condujo a Mulek a la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 238

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

tierra del norte, y a Lehi a la tierra del sur (Helamán 6:10). b) Que los hijos de Sedequías murieron todos menos Mulek (Helamán 8:21). (No se confunda el lector con que tierra del norte y tierra del sur sean Norteamérica y Sudamérica). Mosíah I, reinó en un período que estaría comprendido dentro de los años 279 A.C. y 130 A.C. sin poder especificarse más concretamente (Ver pie de página en Omni 23-25). Entre esas fechas fue encontrado el pueblo de Zarahemla (―mulekitas‖). Por lo que los ―mulekitas‖ y nefitas habitaron juntos este continente, como se dijo, por cerca de cuatro siglos, y sin tener conocimiento unos de otros. Jareditas: Durante el reinado de Mosíah II, hijo del rey Benjamín, y nieto del rey Mosíah I, los cuarenta y tres hombres de Limhi encontraron una región llena de huesos de hombres y bestias, y ruinas de edificios. También encontraron las veinticuatro planchas de oro, los petos de cobre y bronce, y las armas carcomidas de herrumbre (Aprox. 121 A.C. – Mosíah 8:8-11). El rey Mosíah II comienza a reinar aproximadamente en el año 124 A.C. (Ver pie de página en Mosíah 1:10). En Mosíah 21:25-27 se relata otra vez que antes de la llegada de Ammón, el rey Limhi había enviado un pequeño número de hombres en busca de la tierra de Zarahemla y al perderse encontraron una tierra cubierta de huesos secos, y llevan la historia del pueblo destruido que estaba escrita sobre planchas de metal. Jared vino de la gran torre con su hermano y sus familias y con algunos otros y sus familias (Éter 1:33). Se estima que la torre de Babel se construyó en el 2.247 A.C. El Libro de Mormón afirma, como se dijo, que el pueblo de Zarahemla encontró al último sobreviviente de los jareditas, llamado Coriántumr, quien vivió con ellos por el término de nueve lunas (Omni 1:21; Éter 15:15-33). Pero no tenemos fecha aproximada de cuando esto ocurrió, solamente se puede deducir, con la información disponible, que fue después de la llegada de Lehi a América, porque los hijos de Sedequías mueren aproximadamente en el año 586 A.C., fecha en que Mulek debió huir de Jerusalén. Lehi llegó a América tres años antes de ese acontecimiento, aproximadamente en el año 589 A.C. (Aprox. el año 589 A.C. - ver pie de página 1 Nefi 18:23). Por lo que el pueblo de Zarahemla, o ―mulekitas‖, salieron de Jerusalén pocos años después de la llegada de Lehi con su familia a este continente, pero no sabemos cuanto demoraron en su viaje ni cuando llegaron a este continente. Lo más acertado sería suponer que llegaron por lo menos tres años después de que llegara Lehi y su familia. Así que los jareditas habitaron América hasta el año 586 A.C. aproximadamente, siempre y cuando los ―mulekitas‖ hayan encontrado a Coriántumr al momento de llegar. Alma nos dice que el pueblo de Zarahemla (―mulekitas‖) encontró los huesos de los jareditas en el sitio de su primer desembarque (Alma 22:30).
Por Rafael Diogo Jara Pág. 239

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Por lo que nos daría a entender que a la llegada de los ―mulekitas‖ los jareditas ya habían dejado de existir como pueblo, excepto Coriántumr. Aunque nunca se detalla en que momento después del arribo de los ―mulekitas‖ fueron descubiertos los jareditas, o mejor dicho su último sobreviviente. Sin embargo debemos suponer que Coriántumr fue encontrado enseguida del arribo de los mulekitas por la profecía de Éter que decía que si el rey Coriántumr no se arrepentía, todos serían destruidos con excepción de él, y que él viviría para presenciar el cumplimiento de la profecía que decía que otro pueblo recibiría la tierra por herencia suya, y que él sería sepultado por ellos. (Éter 13:20-21). Por lo tanto, no es de extrañarse que antes de encontrarse entre sí las diferentes colonias, pudieran haber encontrado a sus animales dispersos en los montes y en el campo. No obstante de existir esta posibilidad, de que los bueyes que encontró Nefi (1 Nefi 18:25) hayan sido castrados por alguna de las otras colonias vecinas que cohabitaban el continente, el autor se inclina más a suponer que Nefi se refería a otra especie de animal que le llamó buey, o a los llamados bueyes salvajes.
Rafael Diogo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 240

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

III – Imágenes de Caballos de la América Precolombina
―…Caballo con una inscripción en alfabeto Ogham (antiguo alfabeto de origen irlandés y encontrado en América), referente a la diosa Epona: ―Epona, la misma diosa de los caballos, observando el movimiento de las estrellas‖, según Gloria Farley y Barry Fell. El conjunto está la Cueva nº 2 de Anubis en Colorado, junto con inscripciones Ogham. Ver In Plain Sight Old World Records in Ancient America, de Gloria Farley, 1994. ―Figura del Picture Canyon, Colorado. Del mismo libro de Gloria Farley, 1994. ―Imagen con inscripciones Ogham descubierta en la zona oeste de Oklahoma. Se considera de la época de los constructores de montículos. Del mismo libro de Gloria Farley, 1994. ―Imagen de John Dan Reib, ― Peru 's Incredible Ica Stones‖, The Ancient American November/December 1993. Es una de las 15.000 tallas que tiene el Dr. Javier Cabera en su museo en Ica, y procede de capas bajo lava volcánica del desierto de Ocucaje cerca de Ica, Perú. ―Un hombre con barba y un caballo, figura tallada en el Templo de Palques, Chichen Itzá, Yucatán, México. Fue fotografiado por Otto Done y apareció en The Improvement Era, December 1955. ―Relieve tallado sobre roca cerca de Monte Vista, Colorado. Apareció en The Improvement Era October 1955. ―Caballo procedente de Picture Canyon, Cirnarron County, Oklahoma, que muestra la asociación entre indios y caballos. Foto procedente de The Improvement Era October 1955. ―Imagen procedente de la página 100 de The Mystic Symbol Mark of The Michigan Mound Builders, de Henrietta Mertz (Global Books 1986). Es una tablilla tallada por los constructores de montículos de Michigan. Imagen de North Salem, Nueva York, del libro Saga America, del Dr. Berry Fell, 1980, pág. 57.‖
(Luis A. Benito - Universidad de Saint-Louis -Citado en:http://evidenciasellibrodemormon.blogspot.com/2007/10/caballos-en-el-libro-de mormon.html)
Por Rafael Diogo Jara Pág. 241

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

IV – La Semana Hebrea
―La semana en el calendario hebraico: El calendario hebreo no solamente combina entre el año solar y el mes lunar; sino que ambos ciclos complementados, han de convivir exitosamente también con otro de los legados del calendario de los judíos al resto del mundo: el ciclo semanal de siete días. ―Los días de la semana hebrea se basan en los seis días de la Creación, según relata el primer capítulo del libro del Génesis, siendo su nombre el mismo que les adjudica la Biblia, que son simplemente los nombres de los números ordinales en hebreo, del primero al sexto — denominación que se conserva en el idioma portugués, salvo el domingo; pero que se ha perdido en la mayoría de las lenguas occidentales, que adoptaron nombres de deidades paganas para los días de la semana— y en el séptimo día, en el que Dios descansó de su labor (Génesis 2:1-3): el Shabat, del hebreo ‫ ,תבש‬shabbat, descanso; nombre que fue adoptado por una buena parte de las lenguas (castellano sábado, francés samedi, italiano sábato, portugués sábado, catalán dissabte, alemán Samstag, polaco sobota, griego sávvato, árabe asSabt, indonesio sabtu, rumano sâmbătă). Así pues, y basándose en el relato bíblico, comienza la semana hebrea el día domingo (‫" ,ןושאר םוי‬yom rishón", "el día primero"), y no el lunes como en el mundo cristiano, y culmina el sábado, el día consagrado al descanso. ―El ciclo hebdomadario, y muy especialmente la santidad de la festividad del Sábado —que es considerada la más sagrada de las celebraciones judías, superada tan sólo por el Yom Kipur o Día del Perdón, precisamente denominado también "Sábado de Sábados"— impone otra serie de ajustes al calendario hebreo, que debe de adaptarse a las necesidades derivadas del Sábado en primer lugar, y luego de otras fiestas y ritos judíos. ―De esta manera, se propone el calendario hebreo impedir que ciertas celebraciones, se superpongan o hasta se contradigan entre sí. El primer caso sería la gran inconveniencia que acarrearía el coincidir el Sábado, en el que se prohíbe cocinar, e inmediatamente luego o antes de él, el Yom Kipur, en el que los feligreses observan un rígido ayuno. Ya en el terreno de las contradicciones, no sería aceptable que el último día de la Fiesta de las Cabañas (‫ ,תוכוס‬Sucot), uno de cuyos preceptos es agitar vigorosamente las ramas de aravá o sauce, cayese en Sábado, en que
Por Rafael Diogo Jara Pág. 242

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

esta actividad está expresamente prohibida, por ser una de las 39 actividades prohibidas el séptimo y último día de cada semana (Mishná, Tratado del Shabat, 7:2). ―Este difícil pero fundamental equilibrio, se obtiene mediante cálculos que prescriben en cuál de los días de la semana podrá caer el primer día del año judío (según la usanza de nuestros días), que es también el primer día de la festividad de Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío. Así, las reglas del calendario hebreo estipulan que en ningún caso, podrá el primer día de Rosh Hashaná y del año —el primer día del mes de Tishrei— coincidir un domingo, o un miércoles, o un viernes. ―Para compensar el desfase que la imposición de esta regla puede conllevar en el delicado equilibrio del calendario; y una vez culminado el mes de Tishrei, durante el cual se suceden las principales fiestas judías, y especialmente aquellas que acarrean los problemas que el almanaque debe resolver (Rosh Hashaná, Yom Kipur, Sucot), se vuelve a equilibrar el calendario, agregando uno, dos o tres días en los dos meses posteriores a Tishrei: los meses de Jeshván y Kislev. ―De esta regla surge, que existen tres tipos de año en el calendario hebreo: o "Año faltante" (‫"נה חסרה, ש‬shaná jaserá"), en cuyo caso tanto el mes de Jeshván como el de Kislev tienen 29 días cada uno, de lo cual resulta que dicho año contará con 353 días. o "Año normal" (‫" ,הרדסכ הנש‬shaná kesidrá"), en cuyo caso Jeshván traerá 29 días en tanto Kislev vendrá con 30, de lo cual resulta un total anual de 354 días. o "Año completo" (‫" ,המלש הנש‬shaná shelemá"), en cuyo caso tanto Jeshván como Kislev cuentan cada uno con 30 días, y por lo tanto se trata de un año con 355 días en su total. ―Los años bisiestos respectivos a cada uno de los tipos de años detallados, tendrán a su vez, sumado el mes agregado de Adar "A" que siempre cuenta con 30 días, 383, 384 ó 385 días. ―El calendario hebreo vuelve a repetir su ciclo, tomando en cuenta las variaciones en días, meses y años, una vez cada 247 años, con una pequeña diferencia de 50 minutos entre ambos. Para que la
Por Rafael Diogo Jara Pág. 243

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

repetición entre dos años hebreos sea perfecta, tienen que transcurrir entre uno y otro nada menos que... ¡689.472 años!‖
(Wikipedia – La Enciclopedia Libre).

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 244

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Detalle de Ilustraciones
Portada – Naturales de Ecuador en festividad en Florianópolis, Brasil – Fotografía tomada por el autor. Página 11 – Ídem. Página 12 – José Smith, padre – El dibujo es un archivo de Wikimedia Commons, un depósito de contenido libre hospedado por la Fundación Wikimedia - La imagen está en el dominio público pues su derecho de autor ha expirado. Página 14 – Gran Pirámide de Cholula, Puebla, Méjico – Foto tomada por Hajor, 7 Sept. 2003. Realizada bajo cc.by.sa and/or GFDL. Licencia de documentación libre GNU. Página 29 – La Biblia y El Libro de Mormón – Fotografía tomada por el autor. Página 31 – El Libro de Mormón y porta retratos con pintura de José Smith – Fotografía tomada por el autor. Página 33 – Capilla Barrio Gianola, Melo, Uruguay – Fotografía tomada por el autor. Página 40 – Fotografía capturada de Video – Guidados por la Fe – Journey of Faith – de la Universidad de Brigham Young. Página 45 – Guanacos en parque Santa Teresa, Rocha, Uruguay – Fotografía tomada por el autor. Página 74 – La Biblia y El Libro de Mormón – Fotografía tomada por el autor. Página 76 – Pintura de José Smith por autor desconocido cerca de 1842 – Un archivo de Wikipedia Commons, un depósito de contenido libre hospedado por la Fundación Wikipedia. La obra reproducida por esta imagen forma parte del dominio público mundial en razón de la fecha de muerte de su autor, o de su fecha de publicación. Página 78 – Fotografía de trozos de minerales de las minas de cobre ―Bingham Canyon‖ en las montañas Oquirrh de Utah – piedras y fotografía propiedad el autor. Página 91 – Réplica de Bertel Thorvaldsen – Imagen de Cristo en el Centro de la Manzana del Templo en Salt Lake City, Utah – Archivo de dominio público. Página 98 – El Libro de Mormón – Fotografía tomada por el autor. Página 107 – Cimitarra - Imagen capturada en la Web y procesada por el autor.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 245

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

Página 127 – María representada en obra de Teatro ―Una Historia de Belén‖ escrita y dirigida por el autor. Actriz – Victoria Sambucetti. Página 170 – Calendario maya obtenido de archivos de dominio público al cual el autor le interpuso un calendario gregoriano del mes de enero. Página 182 – Terremoto en Chile – Fotografía propiedad de Álvaro Figueroa – Utilizada con permiso. Página 214 – Vista aérea del cerro Cumorah – Imagen capturada de Google Earth y procesada por el autor. Página 219 – Pintura al óleo sobre madera de La Torre de Babel por Pieter Brueghel, el Viejo, Año 1563 – La obra bidimensional reproducida por esta imagen forma parte del dominio público mundial en razón de la fecha de muerte de su autor, o de su fecha de publicación – Esta reproducción está también en el dominio público – http://es.wikipedia.org/wiki/La_torre_de_Babel. Página 222 – Abeja – Imagen capturada en la Web y procesada por el autor. Página 230 – Estatua de Pablo de Tarso ubicada en la Basílica de San Pedro.

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 246

Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón -Insertos en el Propio Libro-

…Sin embargo, estos “Testimonios Adicionales de la Veracidad del Libro de Mormón” que escribo, solamente podrán ser un elemento más, que aunque puedan ser probados por cualquiera de los cinco sentidos, o por la luz del entendimiento, el buen criterio, la lógica, o la razón, nunca serán testimonio tan convincente como cuando procede del mismo Dios… Rafael Diogo

Por Rafael Diogo Jara

Pág. 247

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful