Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Unidad 1.1. Introducción a Moodle y sus aportes a la formación corporativa
Objetivos de aprendizaje     Entender que es una plataforma de aprendizaje. Conocer que es Moodle. Aprender las características de Moodle. Descubrir como Moodle puede ayudar a la empresa.

Esquema conceptual de la Unidad

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Introducción
Para poder entender que es e-learning y el caso concreto de las plataformas Moodle es interesante entender los comienzos y la evolución de la formación a distancia. Este curso en general esta focalizado hacia la plataforma e-learning Moodle porque varios motivos pero el principal de todos es que hoy en día es la plataforma más utilizada a nivel mundial.

Ilustración 1: Top 15 LMS a nivel mundial. (Fuente: elearning guild research)

Muchas compañías están comenzando a usar el e-learning para combatir y satisfacer sus necesidades formativas. Muchas de ellas incluso ya hacen un gran uso del e-learning. Pero mucha gente cree que solo estamos viendo la punta del iceberg y que el e-learning, en especial en los ambientes corporativos, se expandirá muy rápidamente hasta ser algo tan habitual como un fax, un teléfono móvil o el e-mail. El prefijo “e-“, es una realidad en nuestra era digital. Palabras como e-book, email o e-commerce, forman parte ya de nuestro vocabulario habitual. El diccionario de la Real Academia de la lengua española, recoge tecnicismos como Web, CD-ROM, DVD, Hardware, Videojuego, … y no resultaría extraño que en el futuro empiecen a incluir “e-palabras”, viejas palabras a realidades ya existentes, que al ir precedidas de un “electronic-“ o simplemente “e-“, denotan nuevos fenómenos y realidades relacionadas con las nuevas tecnologías.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Estos cambios en el vocabulario no son mas que el reflejo del surgimiento de una sociedad de la información, el reflejo de unos cambios más profundos en las maneras de comunicarse, de trabajar e incluso de interactuar con las personas. Las características actuales del sistema productivo y la implantación de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos laborales obligan a realizar un esfuerzo constante por adecuar la cualificación de los recursos humanos a las nuevas circunstancias del mercado laboral. Las empresas necesitan un personal motivado y de mayor cualificación para que incorporen mejoras tanto en procesos productivos como en los procesos finales. Para ello, la alta dirección de cualquier empresa tiene una de sus principales herramientas estratégicas en la política de empleo, a través, de la cual se facilita la incorporación de competencias profesionales a las cualificaciones de las plantillas, se incentiva al personal y se le prepara para los sucesivos cambios organizativos que puedan facilitar la adaptación continua de las empresas a los nuevos entornos. En ese marco, el e-learning integra el uso de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) y otros elementos didácticos para el aprendizaje y la enseñanza; el e-learning se adapta a las necesidades y disponibilidades de la empresa, para convertirse en el elemento conductor a esa continua evolución demandada por los actuales entornos empresariales. A muchos puede sorprenderles descubrir que la educación a distancia no es un invento de la era de la información o una consecuencia del nacimiento y expansión de Internet como vía de comunicación, sino que tiene a sus espaldas varios años de experiencia y una tradición de más de 150 años. Y probablemente a algunos les cueste creer que los orígenes del e-learning podamos encontrarlos en el año 1840 o incluso antes. Pero el e-learning es la evolución de un concepto antiguo, la educación a distancia, y al igual que el origen del hombre pasó por diferentes etapas hasta llegar a lo que actualmente somos, el e-learning es el resultado de una mutación, de una adaptación a las nuevas tecnologías y formas de vida de la sociedad. En realidad, el e-learning y la educación a distancia no son exactamente lo mismo. La educación a distancia está fundamentada en la separación física del estudiante, del profesor y del aula. El e-learning sin embargo, forma parte del entorno del aula desde el principio. El uso temprano de los ordenadores fue motivado para ayudar al instructor en la clase. Gradualmente, a medida que más y más ordenadores personales fueron estando accesibles, la idea de aulas online empezó a ser considerada por colegios y universidades pioneros en el campo.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

No obstante, ambos conceptos comparten las bases suficientes como para comenzar el estudio del origen del e-learning desde la educación a distancia. Evidentemente no se puede hablar de una fecha o un nombre, como origen y creador de la formación a distancia, sino de hitos de la historia que fueron modelando una idea inicial, la de poder formar y enseñar a distancia, salvando las barreras de tiempo y espacio. La educación a distancia nació sin mucho prestigio. En sus orígenes, este modelo de enseñanza era empleado para cursos sobre profesiones de escaso valor académico. Además, apareció como una forma de los países desarrollados de resolver el problema de educación de las minorías, acrecentando su desvalorización, y tuvo que enfrentarse a la resistencia de los defensores de las formas tradicionales dentro del campo de la enseñanza. En el siglo XVII ya aparecen los primeros vestigios considerados como el origen de la educación a distancia organizada. Concretamente era un anuncio publicado el 20 de Marzo de 1728 por la Gaceta de Boston, conteniendo un anuncio de Caleb Phillipps, (él se presentaba como "Teacher of the New Method of Short Hand"), advirtiendo a cualquier persona del condado deseosa de aprender su Arte, que sería perfectamente instruida a través de varias lecciones enviadas semanalmente por correo, de forma análoga a aquellos que vivían en Boston: "Persons in the Country desirous to Learn this Art, may by having the several Lessons sent weekly to them, be as perfectly instructed as those that live in Boston." Era pues, un material auto-instructivo que sería enviado a los estudiantes con posibilidades de tutorías por correspondencia. Años más tarde, en 1833 se desarrollaron en Suecia los primeros cursos de gramática por correspondencia. Y en 1840, Sir Isaac Pitman, inició un sistema rudimentario de enseñanza por correo para impartir cursos de estenografía por correspondencia en Gran Bretaña. Tres años más tarde, en 1843, se formó la “Phonographic Correspondence Society” para encargarse de correcciones de ejercicios taquigráficos, y en 1844, Pitman desarrollo unos cursos de habilidades administrativas básicas. En 1860 hubo un intento, menos académico, de enseñar minería y prevención de accidentes mineros por el Mining Herald, un periódico de Pennsylvania. Su promotor, Thomas Foster, fundaría las Escuelas Internacionales por Correspondencia (ICS) de Scranton, Pennsylvania. En la Europa Occidental y América del Norte, la Educación a Distancia empezó en las urbes industriales del siglo XIX. Su objetivo era atender a las minorías que no asistían a escuelas ordinarias por diferentes motivos, económicos, sociales, etc. Así a finales del siglo XIX, se iniciaron en Estados Unidos numerosos cursos por correspondencia, y en 1874 la Illinois Wesleyan

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

University comienza a subvencionar institucionalmente la educación a distancia, dictando maestrías y doctorados por correspondencia en 1877. En 1883 se funda The Correspondence University of Ithaca, en Nueva York, siendo una escuela por correspondencia. En 1892 se incorporaron por primera vez en una universidad, la de Chicago, programas de grado y postgrado por correspondencia. Y en ese mismo año la University of Wisconsin-Madison emplea el término “educación a distancia” en su anuario. Desde ese momento, numerosas instituciones incluyeron el sistema educativo a distancia en algunos de sus programas, de modo que en 1930 eran ya 39 las universidades que impartían cursos en modalidad no presencial. Entre 1906 y 1907, se fundó la primera institución de enseñanza a distancia real, The University of Wisconsin-Extension. En 1909, E.M. Forster, escribe el relato corto The Machine Stops, en la que se describe una red de comunicaciones con audio y video empleada para mostrar una lectura en Australia a una audiencia remota. Muy interesante resulta la aportación de Sidney Pressey, profesor de psicología en la Universidad Estatal de Ohio, que en 1920, construyó la primera máquina de enseñar, y que ofrecía ejercicios prácticos y cuestiones, permitiendo incluso múltiples respuestas. En esta línea, en 1929, M.E. LaZerte, director de la School of Education, en la Universidad de Alberta, desarrolló un conjunto de dispositivos instructivos para enseñar y aprender. Interesantísimo en especial el que se conoció como “problem cylinder”, un cilindro que resolvía problemas; podía presentar un problema a un estudiante y comprobar si eran correctos los pasos que el alumno daba hasta llegar a la solución. Sin embargo la mayoría de los programas de grado fueron finalmente cancelados al sufrir la formación por correspondencia una pérdida de prestigio debido a la falta de estándares y normativas y al escaso desarrollo de métodos. Como hemos mencionado, este tipo de enseñanza, ya desde sus inicios, tuvo que enfrentarse a la desconfianza de quienes veían en ella una oportunidad menor, de quienes temían el desarrollo de un sistema que hiciera peligrar, por su flexibilidad y dinamismo, ciertos trabajos o instituciones, o de quienes, por su bajo costo, le restaban valor formativo y calidad a los contenidos. Hubo sectores que invocaron lo que ellos llamaban la filosofía de la educación, para demostrar que el profesor era esencial en un proceso formativo. Esta resistencia condujo a ser considerados inferiores los títulos obtenidos online a aquellos obtenidos siguiendo los modelos presenciales tradicionales. Estos prejuicios se extendieron incluso a los departamentos de personal encargados de la contratación de personal. A la hora de decidir entre dos candidatos

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

igualmente titulados, las preferencias eran para la persona que tuviera el título tradicional. Fue entonces cuando en 1920 hizo su aparición la radio, y la enseñanza a distancia supo adoptar el nuevo medio. Hacia 1920, operaban en Estados Unidos 176 estaciones de radio educativa. La emisión unidireccional de este medio necesitaba apoyarse en el uso de cuadernillos por correspondencia para mantener a estudiantes y docentes debidamente informados. En 1930 se produce la aparición de un nuevo medio, la televisión. La misma revolución que supuso en otros ámbitos de la sociedad, lo supuso para la enseñanza. El modelo construido con la radio y la correspondencia, de repente se veía enriquecido con la posibilidad de añadir imágenes a la ecuación. Así, las universidades de Iowa, Purdue y el Kansas State College lanzaron un programa pionero de televisión educativa experimental. Este programa ya en la década de los 50 evolucionaría para incluir cursos complementarios a la educación presencial, e incluso un programa bidireccional de cursos por TV de la mano de la CBS y la Universidad de New York. Al finalizar la 2ª Guerra Mundial se produjo un boom, una explosión de este formato de enseñanza, para facilitar el acceso a los centros educativos en todos los niveles. Poco a poco, la educación universitaria empieza a utilizar los sistemas a distancia para permitir el acceso a ciertas profesiones y ocupaciones a los estudiantes y a menor costo, en especial en países muy grandes y de escasa población, que intentaban vencer las distancias, como Suecia y Canadá. En 1945 Vannevar Bush describiría en su artículo As we may think, publicado en The Atlantic Monthly, un dispositivo, el “memex”, que emplearía hipertextos. Y en 1948 Norbert Wiener escribiría sobre las comunicaciones entre hombres y máquinas en su libro “Cybernetics or Control and Communication in the Animal and the Machine” (MIT Press, 1948). Como habíamos ya mencionado, en la década de los 50, la televisión cobró una gran importancia. En 1953 la Universidad de Houston ofrece, vía KUHT (la principal cadena pública de televisión en los Estados Unidos) las primeras clases televisadas, con una duración de entre 13 y 15 horas semanales, y suponiendo el 38% de la programación televisiva. Muchos de estos cursos se proyectaban por la noche, de forma que los estudiantes que trabajaban durante el día pudieran verlos. A mediados de 1960, cerca de un tercio de la programación estaría dedicada a educación, y la KUHT enseñaría durante 100.000 horas semestrales.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

No queremos olvidarnos de los intentos en las máquinas de enseñar, pues constituyen los primeros pasos en lo que terminaría siendo el ordenador, años más tarde, pilar fundamental en el e-learning. Entre 1953 y 1956, B.F. Skinner actualizó la máquina de enseñar y desarrolló un juego de instrucciones programadas. Y en 1956, Gordon Pask y Robin McKinnon-Wood desarrollaron SAKI, el primer sistema de enseñanza adaptativo que se produjo comercialmente. Un año más tarde, Frank Rosenblatt inventa el perceptron en el Laboratorio Aeronáutico de Cornell, intentando entender la memoria humana, el aprendizaje y los procesos cognitivos. Había nacido la enseñanza a través de máquinas. En 1959, la Universidad de Chicago produce Sunrise Semester, una serie de cursos impartidos por televisión. Además, ese mismo año, Rath, Anderson y Brainerd informan de un proyecto para enseñar aritmética binaria a los estudiantes empleando un IBM 650. Llegados a este punto sólo quedaba dar un paso más para la creación de universidades que usando el modelo de educación a distancia, compitieran con aquellos centros tradicionales. Ese paso logró darse en la década de 1960. Pueden encontrarse múltiples ejemplos de este boom: entre 1960 y 1975 se fundaron en África más de veinte instituciones de educación a distancia y en Australia, entre 1972 y 1980, el número de instituciones que empleaban esta modalidad, pasó de 15 a 48. Canadá, Inglaterra, Alemania, Estados Unidos, Japón, fueron países que impulsaron y fomentaron el uso de este “nuevo” método. Entre los años 60 y 70 se había producido una marcada expansión de la educación a distancia en todos los niveles, tanto teóricos como prácticos. Se comenzó a usar la televisión por satélite para enlazar poblaciones rurales. En la década del 70, nace el Appalachian Project, un proyecto conjunto de Estados Unidos y Canadá cuyo fin era proporcionar educación a distancia por televisión a la región del medio oeste de ambos países. En 1971 inicia sus programas por radio y televisión la Open University de Londres. Y hacia finales de la década de los 90, se conectaron por fibra óptica en un circuito cerrado de televisión bidireccional, más de 600 aulas de diversos estados. A mediados de la década de los 70, principios de la década de los 80, se produjo una tercera revolución, un nuevo medio con nuevas posibilidades, el ordenador personal. Nació entonces la formación asistida por ordenador. Hasta ahora, ha sido sencillo ir señalando eventos y fechas significativas, pero en las décadas de los 70, 80 y 90, los hechos se sucedían con tal velocidad y en tal cantidad que ya resulta imposible en el marco de este curso, entrar en mucho detalle, como resulta imposible delimitar con exactitud cuando o qué

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

constituye el nacimiento de una nueva era. Ya en 1970, los ordenadores fueron usados por primera vez en escuelas elementales en Saskatoon, Saskatchewan, Canadá. Y la NSF (National Science Foundation) fundó tres proyectos para el estudio de lenguajes naturales, creándose entre 1970 y 1978 cerca de 140 programas de diálogo en lenguajes naturales. Proyectos como Appalachian, PLATO, DELTA, CYCLOPS, etc. podrían ser motivo de una unidad completa dedicada sólo a ellos. Quedémonos no obstante con algunos datos. Hacia 1984 comenzaron a aparecer las herramientas de autor, el authorware. Ya en 1991, los CMS eran una realidad, y en 1995 los LCMS terminaban de sentar las bases para que se produjera un nuevo salto. Este paso fue diferente a los anteriores, hasta tal punto que nació un nuevo término para designar lo que se había creado. Ya no era sólo enseñanza a distancia. Era e-learning. Finalmente en el año 2001 aparece la primera versión de Moodle. En nuestros días, la versión que actualmente existe en la web de Moodle para descargar es la versión 2.0, aunque se tiene aún acceso a la versión 1.9.

¿Qué es el e-learning?
Si preguntáramos a siete personas qué es y qué no es e-learning, acabaríamos teniendo siete respuestas diferentes. Quizás una definición más o menos acertada podría ser: “E-learning, o enseñanza electrónica, es el uso de Internet, o una red de ordenadores como una LAN o WAN, con el propósito de proporcionar educación.” Debemos de tener cuidado ya que el e-learning se ha convertido en una de esas palabras de uso tan general que ha perdido parte de su significado, pero e-learning y por ejemplo la enseñanza a distancia no son lo mismo.

Ilustración 2: Acceso a la enseñanza desde cualquier parte. (Fuente: http://www.equilingue.com/elearning-y-colegio-combinacion-exitosa/)

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Lo cierto es que este tipo de educación nació y se presentó como una posibilidad de resolver un problema social latente, de dar a conocer un mundo objetivo aprovechando los medios de comunicación. Las principales características de este proceso están pues fundamentadas en los medios existentes con que cuenta cada etapa. Al cambiar estos medios, cambia el proceso de enseñanza-aprendizaje. Como ya afirmó McLuhan “el medio es el mensaje”. El primer medio productor de comunicación masiva fue la imprenta. Los libros han sido en sí mismos, los medios tradicionales para la enseñanza. Pero en los años sesenta y setenta, ya se empleaban la radio o la televisión: programas de cocina, de bricolaje, los documentales, eran una expresión y evolución más de ese adaptarse al medio. La aparición (y casi conquista) de Internet como medio de comunicación no podía ignorarse. En la actualidad, la incorporación de nuevas TIC (Tecnologías de Información y Comunicación), la mayor accesibilidad a Internet, el acceso a fuentes de información digitalizadas, la falta de tiempo, y un sinfín de otros hechos coyunturales, han ido convirtiendo y modelando esos primeros cursos en fascículos, en lo que actualmente llamamos e-learning. El medio ha hecho el mensaje. En algunos países, como México, el desarrollo de la educación a distancia permitió cubrir el vacío de formación en los cuadros docentes, es decir, este modelo educativo apareció y respondió a la necesidad de profesionalizar a los profesores. En España tardamos algo más en tomar este modelo. La primera Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) española nació en 1972. En su trabajo “La gestión de los entornos virtuales” (2005) Jesús Salinas distingue tres etapas en la evolución histórica del e-learning:  Un enfoque tecnológico. Lo identificamos en las primeras etapas, en los comienzos de los que hablamos anteriormente, con la aparición de nuevas tecnologías desde el CD-ROM hasta Internet. Se basaba en la idea de que a mayor sofisticación del entorno mejor resultado.  La segunda etapa llegó cuando el enfoque excesivamente tecnocentrista no dio los resultados deseados hasta tal punto que hizo pensar en la baja utilidad del e-learning y más aún, de su posible fracaso. Basa la calidad del proceso de aprendizaje en la calidad de los contenidos. El contenido es el rey.  La era de la metodología, que se centra en el alumno y sigue unos criterios metodológicos.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Veremos en módulos posteriores cual es o puede ser el futuro del e-learning y si ya estamos en una nueva etapa, que algunos han llamado e-performance.

Características y ventajas del e-learning
El e-learning permite a los particulares, empleados, organizaciones, etc., aprender desde la distancia, usando Internet y un ordenador, a la vez que se hace uso de las TIC para enriquecer la experiencia formativa. Por ejemplo, los delegados comerciales podrían estar recibiendo una formación en tiempo real sobre nuevos productos sin necesidad de asistir y desplazarse a un aula. Los especialistas en IT pueden permanecer en sus centros y usando sus equipos informáticos, formarse o incluso realizar los exámenes de certificación en alguna materia. O un nuevo directivo puede estar formándose en los productos de la empresa mientras ya ejerce y realiza las tareas de su nuevo puesto. Un ejemplo que vamos a seguir durante este modulo es el siguiente: Pepe es un director de proyectos para una empresa organizadora de conciertos y eventos multitudinarios, con oficinas en Madrid, Londres, Berlín y recientemente en Boston. Por las mañanas Pepe suele llegar unos minutos pronto al trabajo salvo los días en que el tráfico se lo impide. Al llegar enciende el ordenador y mientras la oficina arranca y se pone en marcha, él se mete en el portal Moodle y avanza en algún tema del curso “certificación en organización y gestión de un grupo de trabajo”. Pepe espera poder aprobar el examen de certificación antes de fin de año, y sabe que en cuanto se sienta preparado podrá realizar la prueba desde dicho portal. Mas tarde, Pepe se conectará por Internet a una sesión en vivo de formación en nuevos productos audiovisuales. Dicha presentación será impartida a todos los integrantes de la red comercial y empleados de soporte de su empresa. La sesión formativa se realizará como un evento virtual en el que cientos de empleados de todas las oficinas aprenderán sobre las novedades y características de los nuevos productos incorporados, podrán incluso ver una demostración rápida, y podrán interactuar con expertos y preguntar las dudas que tuvieran, por ejemplo vía mensajería instantánea y simulacros.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Al final del día, el director de la empresa le propone hacerse cargo de unos nuevos proyectos destinados a incluir nanotecnología en los escenarios. No sabiendo nada de nanotecnología, Pepe consultará algún “en 10 minutos”, tutoriales breves destinados a proporcionar los fundamentos básicos sobre temas variados desarrollados por ejemplo por la oficina de Berlín donde ya se trabajó con dicha tecnología. De esa forma Pepe dispondrá de los fundamentos básicos sobre las claves técnicas y aspectos de negocio que envuelven a la nanotecnología, siendo entonces capaz de entender lo suficiente para afrontar el nuevo trabajo que le han ofrecido. Se trata de un ejemplo sencillo de lo que el elearning puede significar para un director de proyectos que trabaja para una compañía que usa el elearning de manera habitual. En el escenario anterior hemos visto adelantadas, varias de las ventajas o características que definen y representan al e-learning. Sin desplazarse de su ordenador, Pepe pudo:  Recibir formación orientada a la obtención de un título o certificado; estos cursos pueden ser impartidos a conveniencia del interesado, en pequeñas dosis y a lo largo de semanas o meses.  Participar en formación actualizada y programada sobre productos, procesos u otros tópicos importantes para el negocio, como el curso sobre actualizaciones de producto del ejemplo.  Acceder a formación bajo demanda y auto-orientada a pequeños objetivos o temas importantes para tu puesto de trabajo o necesidades informativas. Resulta evidente que dependiendo del temario, los cursos deben diseñarse y adaptarse a cada necesidad; de dichas necesidades surgen los diferentes tipos o modalidades de e-learning, guiadas, con instructor, sin instructor, etc. Algunos cursos de e-learning serán diseñados para ser completados en unos plazos concretos, y otros sin embargo, no estarán programados o acotados, pudiendo los estudiantes o clientes, realizarlos a conveniencia. Pero con independencia de la variedad en estilos o duraciones, el e-learning comparte siempre el mismo objetivo, el de acercar al alumno al conocimiento y a los objetivos de formación de forma rápida y efectiva, y generalmente con un coste bajo. Sin duda, la principal ventaja del e-learning es entonces la flexibilidad y quizá es lo que más la define y la diferencia de otros métodos. Hoy pueden realizarse estudios de cualquier tipo, desde una titulación, pasando por un curso de idiomas o de informática, o incluso prepararnos unas oposiciones sin salir de casa; con flexibilidad en los horarios, pudiendo realizar una formación adaptada a las posibilidades de cada alumno; realizable desde casa, desde el trabajo o

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

en vacaciones, mientras esperas en un aeropuerto o estando en un café.

Ilustración 3: Diferentes herramientas entre e-learning y presencial. (Fuente: http://e-learningidat.blogspot.com/)

E-learning es pues libertad para estudiar y aprender casi sin ataduras, sin estar vinculado a un lugar, a un horario, a una rutina. El e-learning permite a sus alumnos aprender en cualquier momento o lugar. Solo se precisa de un ordenador, una conexión a Internet, y acceso al material del curso correspondiente.  Elimina las barreras temporales: el horario de estudio es totalmente flexible salvo en los casos donde se realiza una videoconferencia en tiempo real.  Elimina barreras espaciales. La formación se acerca al estudiante, no al revés. Lo libera de viajes con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero. Si bien este ahorro económico no es real, dado que por el contrario, hay que pagar los accesos a Internet.  Menor coste para los alumnos, ya que suelen ser más barata la teleformación (o e-learning) que la formación presencial.  Familiarización con las TIC. Al realizar un curso online los estudiantes se ponen al día en el uso de las TIC, tan extendidas hoy en día.  Acceso permanente a toda la información relativa al curso.  Facilidad de comunicación entre los estudiantes y entre los tutores y los alumnos, gracias a las herramientas de comunicación.  Posibilidad de realizar trabajo colaborativo entre personas distantes.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa  Posibilidad de evaluación continua a los alumnos.  Fácil elaboración y actualización de materiales.  Facilidad para la configuración de la plataforma.  Escasez de inversiones en infraestructuras físicas por parte de los centros docentes.  Reducción de costes de profesorado ya que el tiempo de dedicación de los mismos disminuye.  Debemos destacar no obstante, una serie de puntos negros o desventajas, inherentes al e-learning. Lejos de querer taparlos, es preciso tenerlos en cuenta para poder minimizarlos o desarrollar soluciones nuevas.  La soledad del alumno puede ser un factor negativo a la hora de la formación.  La interacción continua con el ordenador también puede convertirse en un factor negativo ya que puede llegar a provocar ansiedad.  Los alumnos necesitan disponer de un equipo informático para acceder a la formación.  Mayor tasa de abandono que en la formación presencial.  Pérdida de información: a veces las páginas enlazadas se pierden debido a la inestabilidad de la información en Internet.  Falta de contacto directo lo que provoca que los diálogos sean rígidos y que a veces no se entienda lo que se dice.  Estudiantes con estratagemas para realizar el mínimo esfuerzo. Control insuficiente de calidad de los materiales.  Los profesores necesitan especializarse en su propia materia y en las TIC. Quizá en estos listados falten algunas que a juicio del lector deberían estar. Es probable. Pero para eliminar algunas que sí que no deberían estar, es el momento de matizar y resaltar algo muy importante, antes que las ventajas nos deslumbren o que las desventajas nos desanimen. Gabriel Kaplún afirma que las acciones de e-learning son, ante todo, acciones educativas: tienen sentido si, y solo si, se enmarcan en una estrategia educativa clara, precisa, coherente, planificada. En consecuencia, tanto a la

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

hora de planificar como a la hora de evaluar una actividad de e-learning, los criterios que deben, o deberían primar, son, antes que nada, educativos. Es importante que nunca olvidemos que el e-learning, utiliza la tecnología solo como herramienta, por lo tanto al igual que en la enseñanza presencial el enfoque central del curso debe de ser pedagógico y tecnológico. Por esto mismo, el término e-learning resulta problemático, por un lado, porque tiende a poner a la tecnología en el centro y por otro lado, porque ha contribuido a entender que estamos frente a un tipo de aprendizaje diferente. El aprendizaje es una actividad enteramente humana. El e-learning NO es un tipo de aprendizaje, no es aprendizaje electrónico. Las computadoras, los libros, la radio, la televisión son tan solo herramientas. El término e-learning no es del todo acertado en cuanto no define exactamente el campo de acción, ni mucho menos si se refiere a una nueva forma de aprender o a una nueva forma de soportar el aprendizaje. Por ejemplo, gracias a las herramientas telemáticas, se ha logrado una de las mejoras metodológicas más relevantes que la educación no presencial ha recibido de los medios. Dichas herramientas han permitido eliminar el aislamiento que caracterizaba a la relación y comunicación del alumnado, al hacer posible una interactividad e interrelación entre alumnos y profesores. Pero ese logro no es una ventaja del e-learning, no es un mérito del e-learning, sino de la herramienta. Es una razón para que la formación use las nuevas TIC, pero no tiene un valor pedagógico, sino tecnológico.

Aplicaciones del e-learning en la empresa
En esta unidad cubriremos cinco escenarios o modelos de aplicación de e-learning. Sin embargo, estos escenarios que se van describir de manera genérica no se deben de tomar como los únicos que se pueden dar en el e-learning y el alumno tiene que ser consciente que el e-learning esta en un proceso de continuo cambio, al igual que las nuevas tecnologías y por lo tanto los escenarios cambian, se crean nuevos y otros desaparecen.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Sin embargo en esta ocasión vamos a hablar de 5 posibles escenarios:  Aplicaciones de autoestudio.  Aplicaciones de un e-learning guiado.  Aplicación del e-learning con un tutor.  E-learning embebido.  Telementores y e-entrenadores. Para cada uno de ellos, se examinará la estructura que lo sostiene, sugeriremos cuando es más apropiada su implantación, y se comentarán las necesidades tecnológicas de cada esquema. A continuación veremos pues, 5 ejemplos más o menos amplios de posibles aplicaciones. Aplicación de auto estudio En este ejemplo se busca crear experiencias educativas altamente efectivas para estudiantes independientes. Se la conoce por varios nombres, e-learning auto-dirigida, o e-learning independiente son algunos de ellos. El contenido suele consistir en páginas Web, presentaciones multimedia, y otros elementos normalmente alojados en un servidor Web y que brindan experiencias educativas interactivas. Tan solo precisan de un navegador Web y quizá algún plugin o visor de determinados formatos. La experiencia de tomar este tipo de formación no es la misma que la de recibir un curso basado en ordenador (CBT) por ejemplo desde un CD. La formación CBT se desarrolla en el ordenador del aprendiz, del estudiante, el cual no necesita ni precisa de tener ninguna conexión a red o Internet. Donde el e-learning orientado al estudiante supera al CBT es el potencial de “seguir” y consultar las acciones del estudiante desde una base de datos central, y la posibilidad de incluir recursos de Internet, más globales y menos aislados que un PC personal y aislado. En este tipo de enseñanza, toda la formación se impartirá a través del material del curso. No hay un instructor o tutor que ayude al aprendiz en los temas más complicados. Tampoco existe un mecanismo que permita la comunicación o el intercambio de ideas entre alumnos. Y se eliminan también el donde y cuando debe el alumno realizar la formación. El estudiante es completamente independiente.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

E-learning guiado El e-learning guiado o asesorado, combina el apoyo en contenidos Web que hemos visto y comentado en el caso anterior, con algunas facilidades colaborativas que abundarán en el siguiente caso. Este tipo de e-learning resulta apropiado para estudiantes que no se conforman con la rígida agenda de un aula pero que desean aumentar su aprendizaje pudiendo compartir ideas y dudas con otros estudiantes o con alguien que les facilite el aprendizaje. Esta ayuda suele venir de suscribir al estudiante a un foro, donde puede exponer, consultar y comparar sus dudas o repuestas a los ejemplos o ejercicios. La figura de este asistente, de este “facilitador”, a diferencia de la de un instructor, no enseña realmente. El asesor no conduce la enseñanza, no controla al estudiante. Su papel es el de responder cuestiones, dudas, resolver los problemas que al aprendizaje pudiera generar, y, en ocasiones, evaluar los trabajos de los estudiantes. E-learning con tutor En este tercer planteamiento se emplea la tecnología web para emular las clases tradicionales, pero con instructores a distancia. Estas aulas emplearán gran variedad de tecnologías en tiempo real, como video y audio conferencia, chats, escritorios compartidos, encuestas, pizarras, e incluso el tradicional teléfono. Bajo este esquema lo más habitual es que el instructor muestre diapositivas y realice demostraciones. Estas presentaciones son transmitidas por un servidor de medios junto con la voz del instructor y en muchas ocasiones la imagen de video del propio instructor. Los estudiantes usarán algún reproductor de medios para ver la presentación y pueden realizar preguntas empleando un chat o enviándolas a una cuenta de correo electrónico. Si todos los estudiantes tuvieran conexiones rápidas, el canal de respuesta podría ser la audio conferencia. Los deberes o tareas, podrían subirse a una pizarra electrónica compartida por los asistentes. Este tipo de e-learning puede resultar muy familiar para los estudiantes. Tiene la misma estructura y el mismo funcionamiento que el tipo de formación que se ha vivido y experimentado a lo largo de nuestras vidas. Desde el punto de vista del mercado o de la aplicación de este esquema, la ventaja principal residiría en el poco esfuerzo que se necesitaría para convertir el material ya existente. Basta con, por ejemplo, sostenerlos frente a una cámara de vídeo, o escanearlos. Estas similitudes con los métodos tradicionales, desgraciadamente, pueden resultar decepcionantes. El material así convertido no tiene porqué funcionar al

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

emplearlo o filtrarlo a través de un medio como el video por Internet. Además, pocos instructores saben como enseñar de forma remota, sin tener delante, físicamente a los alumnos. E-learning Embebido No es necesario quedarnos estancados en las formas anteriores de e-learning. En un proyecto de e-learning siempre se tiene una parte que necesita o desea aprender algo, y otra parte que desea y puede enseñarlo. Entre medias podemos usar cualquier medio o fórmula que nuestra imaginación cree. El e-learning embebido por ejemplo, se refiere a un tipo de cursos que inicialmente no se asocia a e-learning pese a que en sus formas (es a distancia) y en sus medios (emplea las TIC) entra perfectamente en la definición sobre la que estamos trabajando. Este modelo ofrece formación en el momento. Suele estar embebido, incrustado o incluido en los programas de ordenador, en las ayudas, en páginas web o en aplicaciones de red. O incluso puede ser un componente de algún sistema de soporte, como ayuda puntual e inmediata. Los mercados interesados en este modelo son aquellos donde existe un aprendiz solitario, que al presentársele un problema, necesita resolverlo de inmediato. Este e-learning suele estar instalado en el equipo cliente, el del estudiante, y se instala con el programa al que va asociado, pudiendo ser enteramente basado en web. Podemos encontrar infinidad de ejemplos. Por ejemplo, supongamos que se nos estropea una impresora. En el menú de Ayuda, el usuario (ahora estudiante) accedería a un sistema de resolución de problemas en la web del proveedor donde tras unas preguntas para orientar el problema se le ofrecería la oportunidad de ver un tutorial donde se le expliquen los conceptos para problemas futuros parecidos. En este esquema o procedimiento, el usuario empieza con un problema general y de forma metódica se le va conduciendo a un síntoma específico. Tras confirmar que dicho síntoma indica el origen del problema, el usuario escoge entre ir directamente a la solución o ver un tutorial que le explique el problema. Para que este esquema funcione, la clave tecnológica principal reside en el tamaño del e-learning embebido. Si residiera en el ordenador del usuario, este puede decidir no instalar los tutoriales si incrementan en exceso el espacio que la aplicación le requeriría. Por otra parte, si accediera al material por la web, el tamaño obligatoriamente debe ser pequeño pues no se sabría a priori el modo de conexión, así que en el peor de los casos el tutorial debería ser poco

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

pesado para poder descargarse de forma rápida aún empleándose un módem de 56Kbps. Telementores y e-entrenadores Por último, vamos a mencionar un tipo de e-learning que emplea las últimas tecnologías para una de las formas más antiguas de enseñanza. Este último escenario usa video conferencias, mensajería instantánea, teléfonos Internet, y otras herramientas colaborativas para ayudar a un mentor en su guía del desarrollo de sus protegidos. Las relaciones con un mentor o tutor tienden a ser durante períodos de tiempo largos y suelen centrarse en el desarrollo de alguna carrera o estudio especializado. La palabra mentor se remonta a la Odisea de Homero, en la que se relataba la vuelta de Ulises tras la guerra de Troya. En ella, el personaje Mentor, fiel amigo de Ulises, quedó encomendado de los intereses del héroe en Ítaca y en especial de la educación de Telémaco, el hijo de Ulises. La diosa Atenea adoptó la apariencia de Mentor para acompañar a Telémaco en la búsqueda de su padre. Los tutores ofrecen a los estudiantes la figura de alguien con más conocimientos y más cercana, más preocupada con el desarrollo del estudiante, de la que poder aprender aquello que no está escrito en los libros o que no se enseña en clase. El entrenamiento online sin embargo, tiene un objetivo a más corto plazo y suele ser específico de un proyecto. En el entrenamiento online, el contacto entre el entrenador y el discípulo estará definido de forma muy específica, generalmente limitado a una tarea u objetivo específico, como por ejemplo, la solución de un problema particular o terminar un proyecto concreto. El entrenador online sirve pues, más como un consultor técnico que como un confidente en asuntos personales o relativos al crecimiento profesional que era lo que definía al mentor. Muchas grandes y medianas compañías reconocen el valor del telementor para enseñar y comunicar conocimientos de alto nivel, jugando un papel muy importante en las iniciativas de gestión del conocimiento. Así, antiguos empleados de una compañía, con un vasto conocimiento de la misma, fruto de muchos años trabajando en el sector, pueden ser mentores de nuevas incorporaciones, aportando su apoyo a sus sucesores desde sus casas.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Mercado corporativo
Aunque es imposible saber el número de personas que están recibiendo formación relacionada con su lugar de trabajo, sí podemos dar algunas cifras relativas al mercado. De acuerdo con la revista Training, en 1999 aproximadamente se facturaron 62,5 billones (billones americanos) de dólares para temas formativos en las empresas de Estados Unidos, lo cual suponía un incremento en un 24% respecto a 1993. De esa cantidad, aproximadamente un 44% se invirtió en los salarios de los profesores y un 24% se destinó a proveedores externos de servicios y productos formativos. Este incremento deriva principalmente de los siguientes factores:  La demanda de trabajadores más cualificados saturan los recursos internos de las compañías.  La competitividad demanda una respuesta rápida.  La economía global implica que la fuerza de trabajo de las organizaciones puede estar diseminada por todo el mundo, creando dificultades para que todo el equipo esté al día con los últimos productos y desarrollos.  Muchos gobiernos están fomentando la integración de tecnología de forma activa. Y es que en un ámbito corporativo el e-learning resulta muy interesante:  Los empleados pueden aprender sin necesidad de desplazarse a un aula o clase. La formación les es entregada directamente en sus ordenadores. Ya sabemos que esto redunda en un ahorro en costes de desplazamiento y que los empleados no necesitan estar fuera del trabajo durante largos períodos de tiempo.  Los empleados pueden aprender según su disponibilidad – muchos cursos de elearning no tienen fechas rigidas de comienzo y fin. Mucha gente aprende mejor cuando pueden estudiar a las horas que le sean más convenientes sin otras presiones externas.  Los empleados pueden a veces aprender por vías mas efectivas que las que estamos acostumbrados a ver en un aula habitual. Mucha gente aprende mejor cuando el material está en pequeños bloques o esparcida por varias semanas en vez de empaquetada en dos días intensivos.  Las empresas pueden implicarse mas en sus obligaciones educativas – especialmente cuando puedes reducir los gastos asociados con ir a clase, y estructuras el elearning para tomar ventaja de sus puntos

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

fuertes.  En el mundo empresarial, el aprendizaje no es un final en si mismo. Learning for learning´s sake esta bien para una institución académica, pero en el mundo laboral aprender es una vía de alcanzar un fin. Ese fin es la mejora en el rendimiento de tu esfuerzo laboral. Y esa mejora en el rendimiento debería ser directamente proporcional a una mayor competitividad en la compañía. Las ventajas para el negocio tras lo comentado han resultado claras:  Ahorro en costes.  Calidad en la enseñanza. Ya lo hemos destacado, muchos estudiantes estudian mejor y mantienen lo aprendido mas tiempo cuando se les permite aprender a sus anchas. Y muchos estudiantes encuentran que aprender un poco cada día puede ser mas efectivo que el acercamiento de un aula durante una semana larga.  Implantación muy rápida. Con ciclos de producto acelerado, no se puede esperar muchos meses a desarrollar un curso. El e-learning puede ser distribuido muy rápidamente por toda la organización, de forma que todo aquel que precise formación pueda tener acceso a ella en el marco temporal mas corto. Antiguamente, se esperaba de un empleado que usara sus niveles de conocimiento por décadas. Pero eso ha cambiado. En la actualidad, no obstante, el conocimiento y las aptitudes pueden quedarse obsoletas en cuestión de meses. Las firmas de alta tecnología no se sorprenden cuando ingenieros y programadores demandan aprender nuevas técnicas fundamentales cada dos años. Muchas empresas, inicialmente se ven atraídas por el elearning bajo la promesa de costes reducidos. La revista Training informo que las compañías pueden ahorrarse entre un 50 y un 70 por cien cuando se sustituye la enseñanza guiada por un instructor, con el elearning. Otro aspecto que resulta atractivo es que pueden sustituirse eventos de formación que se estén llevando a cabo en un aula, o al menos, presencialmente, por e-learning. En ocasiones lo que despierta el interés es la creación de nuevas oportunidades formativas, impensables usando otros modelos presenciales. Pero el e-learning no es la varita mágica que automáticamente mejora un negocio con solo agitarla. Como cualquier otra herramienta de negocio, necesita ser usada con algún conocimiento y juicio. Es posible implementar una solución e-learning de forma errónea – y perder los beneficios prometidos.

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Para hacerlo bien, el material formativo necesita ser apropiado. Los estudiantes necesitan estar motivados a usar el e-learning. Y la formación necesita ser fácilmente accesible. No se usa un destornillador para clavar un clavo, aunque el precio de un destornillador sea la tercera parte del martillo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful