Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Unidad 1.3. La plataforma Moodle en la formación empresarial: aportes a la formación presencial, mixta o e-learning
Objetivos de aprendizaje  Aprender las diferentes modalidades del e-lerning.  Ver los diferentes agentes que participan en un proceso e-learning.  Entender que es el blender Learning.

Esquema conceptual de la unidad

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

Introducción
La aplicación del e-learning y más concretamente de las plataformas Moodle a la formación empresarial depende en gran medida del tipo de alumno al que va dirigida dicha formación. Debemos de tener en cuenta como ya hemos comentado con anterioridad que Moodle simplemente es una plataforma tecnológica y los usos que podamos dar de ella dentro del entorno empresarial dependerá de a quien vaya dirigido y como sea el perfil de esos alumnos. Una de las grandes ventajas que tiene la plataforma Moodle frente a otro tipo de plataformas de e-learning más restrictivas, es que Moodle nos permite, como veremos más adelante, modificar la plataforma según las necesidades que tenga nuestra empresa, y no de manera visual si no que también de manera funcional. Debido a que la percepción de cada persona acerca del estado actual del elearning (incluso del concepto en sí mismo) está muy influenciada por lo que cada uno haya experimentado personalmente. Vamos a tratar en esta unidad, de esbozar las estructuras que nos permitan modelizar el e-learning: Primeramente, se presentarán los distintos agentes que participan en una actividad de e-learning. Después hablaremos de los distintos grupos de e-learning atendiendo al entorno en que se desarrolla. Por último, trataremos de mostrar la tipología de los usuarios finales. Debemos de tener en cuanta que una vez tengamos estos conceptos claros para el e-learning en el caso de Moodle serán los mismos ya que como ya hemos comentado a lo largo de este módulo Moodle es solo una herramienta tecnológica que se usa para e-learning.

Agentes
Es muy sencillo definir e identificar los agentes que participan en un proceso de aprendizaje, en especial porque se argumentan en el proceso básico de comunicación: emisor, canal y receptor. Esa primera clasificación, pronto se verá complicada y ampliada por las connotaciones que definen al e-learning, recordemos, global, a distancia y con la tecnología:

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

 Emisor:

Promotor de la acción. Universidad o Institución Pública. Empresa. Academia o entidad privada.

Proveedor: o o o

Autor de contenidos. Generador de contenidos. Diseñador de contenido formativo. Diseñador de actividades de aprendizaje. Diseñador de media (web, animación, multimedia, etc.).

Tutor.

 Canal:

Plataformas o o

Estándares LMS Propietario Libres. Herramientas:
o

-

Propias de un LMS propietario

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

o

De libre uso.

 Receptor (Alumno):
   

De enseñanza reglada. De enseñanza empresarial. De formación continua. De iniciativa personal

Esta complejidad no podía ser de otra manera; ya cuando pusimos los ejemplos de aplicaciones nos dimos cuenta que los agentes pueden ser muchos y variados. En nuestro caso en particular al ser la enseñanza centrada en el mundo empresarial podemos disminuir un poco la complejidad, ya que el canal si que queda definido, ya que esta localizado hacia la enseñanza empresarial.

Modalidades del e-learning
Si queremos llegar a entender como se puede utilizar una plataforma Moodle en diferentes modalidades aplicables dentro del mundo empresarial, primero debemos de ver cuales son las modalidades genéricas que el propio e-learning puede ofrecer. En su presentación “Introducción al e-learning”, Adriana Berlanga, Angeles Bosom y María José Hernández, incorporan esta clasificación de Modalidades de e-learning: (http://www.slideshare.net/minicursos/introduccin-al-elearning).  Totalmente online (eLearning).  Semipresencial (blended-learning): combina la formación online con sesiones presenciales.  Mobil-learning: conjunción entre el eLearning y el acceso a la formación desde cualquier lugar, utilizando aparatos de tecnología móvil, como el teléfono móvil o las agendas electrónicas.  U-learning: combinación del m-learning y el e-learning.  We-learning o e-learning 2.0: ha sido el último en ser acuñado. Se refiere a un tipo de educación a distancia que se produce entre iguales, en el que se comparte conocimiento utilizando las nuevas herramientas colaborativas que proporciona la Web 2.0. Otra clasificación básica viene dada por el factor tiempo, siendo e-learning síncrono cuando tutor y alumnos coinciden, y e-learning asíncrono cuando no

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

hay concurrencia temporal entre profesor y alumno. Lo estudiaremos en detalle en módulos posteriores. En otras ocasiones, se distingue el concepto Modalidad del concepto Tipo. En la presentación “Exposición” se distingue lo siguiente: (http://www.slideshare.net/leonel_canceriano/exposicion-173917/).  Modalidad e-learning
 

Totalmente a distancia. Semipresencial (blended-learning).

 Tipos de e-learning
  

Video-learning. Mobil-learning. E-learning 3D.

Si profundizamos algo más, advertiremos que nos encontramos con ambigüedades resultantes de intentar clasificar lo que simplemente está siendo resultado de aplicar la tecnología a casos y/o necesidades concretas. Intentos clasificatorios que pueden añadir una incertidumbre y dificultad de entendimiento. Veamos por ejemplo, un extracto de un post extraído de la página Web de Aefol (Asociación de e-learning): (http://www.aefol.com/elearning/forum/display_topic_threads.asp?ForumID=2& TopicID=118&PagePosition=2, 15/10/2005). Por otro lado encontré la siguiente clasificación de tipos de e-learning:      Learned-led e-learning o también self-directed e-learning. Facilitated e-learning. Instructor-led e-learning. Embedded e-learning. Telementoring and e-coaching.

¿Recuerda algo esta nueva clasificación? Son justamente los casos que vimos en los ejemplos de la unidad 2. Por eso en aquel momento se insistió en que no eran modelos, sino más bien ejemplos. La intención de esa unidad 2 no era etiquetar y catalogar, sino mostrar, antes siquiera de conocer mucha teoría, que el e-learning no es una ciencia cerrada y con normas estrictas, sino más bien, todo lo contrario. Así, en el Informe Annual HELIOS 2007, se habla de espacios o territorios, clasificándolos atendiendo a las tipologías básicas – e-learning formal o

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

informal- y al lugar en que se desarrollan: “Para entender mejor las distintas clases de e-learning y su percepción más allá de la tradicional distinción por sectores, HELIOS propone el concepto de “territorios de e-learning”. Es decir, capas adicionales de diferenciación y articulación del fenómeno de las TIC asociadas al aprendizaje, que permiten comprender mejor las dinámicas presentes y futuras del e-learning”. (“Los ríos subterráneos de la innovación en e-learning: adelanto del Informe Anual HELIOS 2006-2007”, Claudio Dondi, 27/05/2007, http://www.elearningpapers.eu/index.php?doc_id=9581&doclng=7&page=doc). En esta ocasión, vemos reflejada otra idea que ya hemos mencionado en la unidad 1, y es que el e-learning ha evolucionado según la tecnología permitía nuevos métodos, según las TIC generaban nuevas herramientas, siempre dirigidas al aprendizaje. Esa flexibilidad, ese “adaptarse al medio” puede haber originado esta diversidad de clasificaciones.

Blended Learning o Enseñanza Mixta
Cabe hacer mención especial, por los resultados que se están obteniendo con ella, la enseñanza mixta o la Blended learning. Si bien el e-learning ha evolucionado y hoy en día tiene un hueco dentro del mundo de la enseñanza, también es cierto que es necesario un cambio cultural bastante grande tanto en el profesor/tutor como en el caso del alumno. En muchos casos, como ya hemos visto, el e-learning tiene una tasa de abandono muy alta, siendo uno de sus defectos. Sin embargo, en el caso del b-learning se consigue disminuir esta tasa de abandono. El término Blended Learning o B-Learning podría traducirse por formación combinada. Al comentar la diversidad de pros y contras que el e-learning conlleva, suele hacerse respondiendo más a los objetivos y beneficios que los responsables obtienen, en vez de fijarse en los verdaderos actores y receptores del proceso, los alumnos. Centrándonos pues en qué supone para los estudiantes la implantación de esta modalidad formativa, es cuando aparece lo que se conoce como b-learning, un aprendizaje híbrido, mezcla del método tradicional y del nuevo. Ya hemos comentado algunas de las limitaciones o inconvenientes del elearning, recordemos, la adaptación a nuevos métodos de aprendizaje, el

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

coste del equipo necesario para la formación, y la sensación de aislamiento durante el proceso formativo. Algunos autores achacan la aparición de esta modalidad del b-learning a un teórico fracaso del e-learning a finales de los 90, después de una época de grandes expectativas y donde reinaba un entusiasmo inicial. El bajón que a finales de la década de los 90 sufrió el e-learning tuvo su origen en unas expectativas iniciales demasiado altas, además de no atender las variables críticas a contemplar, centrándose en las acciones técnicas como son la capacidad tecnológica de la banda, el LMS que debería utilizarse, o si éste último debía ser libre o propietario. En el e-learning, el rol del profesor es el de un tutor on-line. Sus tareas son las mismas que las de un profesor convencional (resolver las dudas, corregir ejercicios, proponer trabajos,…). La diferencia estriba simplemente en que todas esas acciones se realizan usando Internet como herramienta. En el B-learning, el profesor tiene el rol tradicional, pero puede usar en beneficio propio el material didáctico para ejercer su trabajo de la forma que desee, ya sea como educador tradicional o como tutor on-line. Quizá lo más discutido sobre el b-learning concierne a la mezcla de las dos formas de enseñanza, la tradicional y la e-learning. A estas alturas del módulo, es fácil deducir que lo que da motivo y pie para tanta controversia es lo sumamente arduo de definir qué cuenta como e-learning. Por ejemplo, en 2003 el Department for Education and Skills, public la siguiente definición: “If someone is learning in a way that uses information and communication technologies, they are using e-learning. They could be a pre-school child playing an interactive game; they could be a group of pupils collaborating on a history project with pupils in another country via the Internet [… etc.] – it all counts as e-learning”. Es interesante que en vez de definir, se proporcione una lista; apunta pues a un deseo de incluir en vez de especificar o excluir. Pero por otra parte se sugiere que todo aquello que tenga alguna conexión con un ordenador, cuenta como elearning. Este problema no nos resulta nuevo, pese a lo poco que llevamos avanzado en el curso. E-learning es un término amorfo, nada claro, no indica como los nuevos ejemplos deben ser añadidos o rechazados del término. Es pues una palabra sin principios, y por tanto, se vuelve problemática cuando se trata de posicionar con respecto a algún principio. En un extremo podríamos encontrar incluso gente que opina que, dado que toda actividad incluye algo de tecnología de algún tipo, no existe ninguna razón

Especialista en Moodle Módulo 1 / Integración de la plataforma Moodle en la formación de la empresa

para emplear el prefijo e-, eliminando también por extensión, la definición de enseñanza tradicional. Si ya existen estos problemas, sólo para tener una definición, tendremos que abandonar la tarea de comparar entre e-learning y b-learning. Salvo que se desee ser muy purista, nuestra recomendación práctica es que se adopte la postura que planteamos en la unidad 2, en la que se presentaron soluciones razonadas y razonables a escenarios específicos con independencia de las etiquetas. El objetivo que no debemos perder nunca de vista es la formación. No podemos anular por ejemplo un curso formativo por presentarlo como elearning, pero tener tutores presenciales, o enzarzarnos en una discusión ya sólo por el título del curso. Como publicaban Anna Forés y Carme Trinidad en… http://www.educaweb.com/esp/servicios/monografico/formacionvirtual/1181088. asp: “La realidad de la opción de enseñanza-aprendizaje que apuesta por una fórmula de blended e-learning impone un planteamiento formativo que se puede enriquecer de las ventajas de las diferentes tendencias. Si hemos de crear un sistema a partir de otros, lo lógico es que escojamos lo mejor de cada uno de ellos en particular e intentemos que cuajen en uno nuevo. Dicho esto, también es necesario hacer una advertencia: se debe saber ejercer y utilizar cada propuesta de la manera más óptima: adaptada a los contenidos, al contextos, a la realidad en definitiva de cada centro educativo, empresa o espacio para la educación no-formal. El lector puede estar pensando: ¡pero sí es obvio! Ciertamente lo es. Pero nos atrevemos a lanzar tres cuestiones que parecen asomarse cuando se generan nuevos planteamientos. Estas son:  ¿Es que es más rentable una propuesta de blended e-learning que una propuesta más "pura"? Y permítanos el lector esta alusión a la pureza sin más intención que establecer un sinónimo de única?  ¿Es el blended e-learning una salida al no saber optimizar una formación totalmente virtual?  Y la redundante para cada nueva propuesta: ¿El blended e-learning supone un nuevo cambio de paradigma educativo? ¿Los estudiantes siguen haciendo lo mismo? ¿cómo quedan los roles del profesorado?”

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful