You are on page 1of 44

LOS CONTRATOS Una de las clasificaciones de los actos jurídicos es aquella que distingue entre actos jurídicos unilaterales

y actos jurídicos bilaterales, atendiéndose para efectuar esta clasificación al número de partes necesarias para que el acto nazca a la vida del derecho. Es acto jurídico unilateral aquel que para formarse necesita de la manifestación de voluntad de una sola parte y, es acto jurídico bilateral, aquel que para su formación requiere del acuerdo de voluntades de 2 o más partes. Los actos jurídicos bilaterales también se llaman convenciones. Por convención debemos entender "el acuerdo de voluntades que tiene por objeto crear, modificar o extinguir derechos y obligaciones". A su vez, la noción de contrato, entre nosotros, descansa esencialmente en el acuerdo de voluntades de las partes y, queda ello en claro por la circunstancia de ser el contrato un acto jurídico bilateral, esto es, una convención que crea obligaciones. Es decir, de acuerdo a la teoría contractual, la voluntad de las partes tiene un poder soberano para engendrar obligaciones: es la fuente de las obligaciones contractuales. Est significa que la voluntad o la intención de las partes configura y domina la formación o el nacimiento del contrato. Pero, esta voluntad no solamente está presente en la formación o nacimiento del contrato, sino que también lo está en los efectos o consecuencias que del contrato derivan, porque en materia contractual la voluntad de las partes no sólo interviene en la generación del contrato, sino que es también la que genera los derechos y obligaciones que del contrato surgen. Esta concepción del contrato no es otra cosa que una consecuencia de la doctrina de la autonomía de la voluntad y, es justamente en base a esto que un fuerte sector de la doctrina niega al matrimonio el carácter de contrato, no obstante que el art.102 define al matrimonio precisamente como un contrato. Se le niega el carácter contractual porque la voluntad de las personas de los contrayentes solamente tiene intervención en el acto inicial de la formación del matrimonio. Pero todos los derechos y obligaciones que surgen del matrimonio no emanan de la voluntad de las partes, sino que se encuentran establecidos por el legislador. Del mismo modo, se dice que este contrato contravendría la norma del art.1545, según la cual los contratos pueden invalidarse por el mutuo consentimiento de las partes, situación que no se da con el matrimonio. Lo importante es que la voluntad de las partes configura el contrato, e incluso es la voluntad de las partes la que puede crear contratos, como ocurre, por ejemplo, con el contrato de leasing. Lo que sucede es que, desde el punto de vista de la perspectiva voluntarista, en la formación del contrato intervienen dos ideas básicas, que constituyen los principios de la autonomía de la voluntad: son el consensualismo y la libertad

contractual. La teoría de la autonomía de la voluntad que propugna el consensualismo en materia contractual no es partidaria de los contratos solemnes. Por otro lado, una vez creada la relación jurídica, esto es, el contrato, como estructura jurídica y económica, juegan en él dos principios fundamentales: la fuerza obligatoria del contrato y el efecto relativo del mismo, principios éstos que también corresponden a la doctrina de la aut onomía de la voluntad. Hasta tal punto juega la voluntad en materia contractual que, en caso de duda sobre el alcance de un contrato, sobre las consecuencias que éste produce o dudas sobre la extensión de sus efectos, el juez va a tener que buscar cuál fue la intención que las partes tuvieron al momento de celebrar el contrato, porque al buscar esa intención, está tratando de buscar cuál era la voluntad de éstos la contratar (art.1560). Si comparamos la norma del art.1560 (norma esencial y básica en materia de interpretación de los contratos) con la del art.19 (norma fundamental de la interpretación de la ley), veremos que son diametralmente opuestas. La razón del art.1560 es por la concepción de la teoría voluntarista. Esta norma y la del art.1545 son las dos normas que demuestran que el CC sigue esta teoría. Concepto de Contrato en el CC: El art.1437 parte señalando que las obligaciones nacen, entre otras fuentes: "...del concurso real de voluntades de dos o más personas, como en los contratos o convenciones..." Por su parte, el art.1438 da una definición de contrato, la cual es criticada por la doctrina desde dos puntos de vista: 1. - Se dice que el legislador incurre en un error en la terminología que emplea en el art.1438, error que también está presente en el art.1437 y en otras disposiciones del CC, en cuanto identifica o hace sinónimos los términos contrato y convención. La expresión convención es mucho más amplia que la expresión contrato, existiendo entre ambas una relación de género a especie, siendo la convención el género y el contrato la especie. La convención "es un acuerdo de voluntades destinado a crear, modificar o extinguir derechos y obligaciones; en cambio, el contrato es "un acuerdo de voluntades destinado a crear derechos personales y las obligaciones correlativas". La regla aquí es que todo contrato es una convención, pero no toda convención es un contrato. Así por ejemplo, el pago es una convención, mas no un contrato, pues está destinado a extinguir obligaciones; la tradición es una conven ción, pero no un contrato. Pero, esta identificación del contrato y la convención no es sólo un error de nuestra legislación, sino que sucede también en el CC alemán y en el CC italiano. 2.- La crítica más de fondo es la que se refiere a la redacción misma del art.1438. La realidad de las cosas es que el objeto del contrato son las obligaciones que

él genera; pero, a su vez, estas obligaciones tienen por objeto una o más cosas que se tratan de dar, hacer o no hacer (art.1460). De tal manera que cuando el legislador nos dice en el art.1438 que en el contrato "una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no hacer alguna cosa", se está saltando en realidad una parte de la figura, porque alude a la prestación de dar, hacer o no hacer como objeto del contrato, no obstante que esa prestación no es objeto del contrato, sino que es de la obligación. Funciones que cumple el Contrato: Como instrumento jurídico, el contrato cumple principalmente dos clases de funciones principales: 1.- Funciones económicas. 2.- Funciones sociales. 1.- Función económica del contrato: el contrato, muchas veces, se presenta como un instrumento jurídico sumamente simple, que sirve para canalizar jurídicamente necesidades de carácter elemental de los individuos, es especial las necesidades de intercambios entre ellos y es así que numerosos contratos dicen relación con negocios menores, de trámite fácil y rápido, y en los que ni siquiera media la conciencia de las partes de estar celebrando un contrato. Se presenta aquí el contrato en forma despersonalizada, apto para el flujo permanente y constante de bienes y servicios entre los individuos, especialmente de aquellos indispensables para la vida diaria de las personas, en tal forma que el acuerdo de voluntades pasa desapercibido en muchas ocasiones. Pero, con el desarrollo actual, incluso hay contratos que se celebran ya no con la intervención de dos seres humanos, sino que de un ser humano y una máquina automática. Pero, en otras ocasiones el contrato se nos presenta como un instru mento jurídico que permite a las partes la satisfacción de necesidades bastante más complejas que las normales de la vida cotidiana. Así, son numerosos los contratos que se celebran en el campo de la computación, en materia de transferencia de tecnología y en la actividad minera. En estos casos, generalmente el contrato se va a celebrar después de largos y difíciles tratos preliminares que tienen por objeto armonizar y llegar a hacer coincidir los intereses divergentes de las partes, situación ésta que se presenta especialmente cuando hay en juego grandes sumas de dinero y también cuando la especie a que se refiere el contrato es de naturaleza muy compleja. Sea el contrato sumamente simple o complejo, éste cumple una función de carácter económico, porque el principal vínculo de las relaciones económicas entre las personas es el contrato. La circulación de la riqueza, el intercambio de bienes y servicios, se efectúa primordialmente a través de la celebración de contratos, hasta tal punto que el mundo de los negocios y buena parte de la

actividad económica no puede concebirse sin la noción o injerencia del contrato. Es hasta tal punto importante por su injerencia económica el contrato, que la vida de todas las personas está plena de contratos que celebran perman entemente y, en muchas situaciones, sin siquiera percatarse de ello. La importancia que el contrato tiene subsiste cualquiera que sea la naturaleza del régimen económico que esté vigente. Puede suceder que alguno de los principios que informan el contrato sufran algunas alteraciones como consecuencia del régimen económico que esté vigente en un determinado momento, pero su esencia básica subsiste como fenómeno social y económico. Así, en caso de mayor intervención estatal se va a ver restringida la autonom ía de la voluntad en relación con un sistema que no contemple dicha intervención.

2.- Función social del contrato: el contrato no sólo cumple con un rol de satisfacer necesidades individuales de las personas, sino que muchas veces es un medio para obtener la cooperación o la colaboración entre los individuos. En materia de trabajo, en el acceso a la vivienda, en la educación, en la recreación, transporte urbano, existe una cooperación entre diversas personas y en todas esas actividades está presente la rel ación contractual. Esta función social del contrato se hace patente principalmente a contar de este siglo, porque durante el siglo 19 la aplicación irrestricta y sin contrapeso del principio de la autonomía de la voluntad permitía que el contratante más fu erte impusiera sus condiciones al contratante más débil, lo cual motivó la intervención del legislador, el que dictó normas para regular los principales efectos de los contratos que socialmente tenían más importancia. Así, apareció el contrato dirigido, que estaba destinado a cautelar los intereses de las personas que no tenían poder negociador. Pero, no siempre esta cooperación entre individuos viene impuesta por la autoridad, sino que en muchas ocasiones dicha cooperación resulta espontáneamente de los participantes en la relación contractual. Desde otro punto de vista, la función social del contrato también se cumple por la aplicación del principio de la buena fe, que impone a cada una de las partes el deber de lealtad y de corrección frente a la otra dur ante todo el proceso contractual, es decir, durante las conversaciones preliminares hasta el cumplimiento mismo de las obligaciones contractuales. Según esto, cada parte debe cumplir fielmente todo aquello a lo cual se obligó. Pero, así como hay una función social y económica, partiendo de estas dos grandes funciones, se pueden encontrar subfunciones del contrato:

la permu ta. Algunos estiman que esta función de cambio o de circulación de los bienes no se cumple solamente a través de los contratos traslaticios. no cumple por sí mismo esta función de cambio. sino que es neces ario que se agregue el modo de adquirir tradición. Pero. en general. . sino que también se estaría cumpliendo a través de los contratos de mera tenencia por un tiempo prolongado. no solamente se logra esta función a través de este contrato. los contratos de garaje. aisladamente considerado. es decir. La regla general es que estos contratos sean onerosos. B) Función de crédito: función de carácter generalmente oneroso y la cual opera a través de los contratos de mutuo. se exija por la contraparte que asegure el cumplimiento de esa obligación constituyendo alguna caución y. es lo que sucede con el contrato de seguro.el deudor garantiza al acreedor el cumplimiento de la obligación principal. pero de larga duración. C) Función de garantía: es frecuente que al contraer una obligación. excepcionalmente la función de crédito se cumple a través de un contrato gratuito. porque mientras ésta no opera. como son la compraventa. porque mediante contratos accesorios --como la prenda. de apertura de crédito y. aquí aparece la función de garantía del contrato. Es lo que sucedería con el contrato de arrendamiento a largo plazo y con el contrato de leasing. el solo contrato. de todos los contratos bancarios. En Chile hay que tener presente que por la naturaleza compleja del procedimiento para adquirir el dominio. etc. E) Función laboral: se cumple a través de las diversas variantes que presenta el contrato de trabajo. principalmente dinero. que presenta una amplia y diversa gama. sino que también a través de otros como el contrato de arrendamiento de servicios y el mandato mercantil. no hay transferencia de dominio. de las cosas a que se refieren. F)Función de previsión: la cumple por medio de contratos destinados a precaver riesgos o a cubrir las consecuencias de esos riesgos. cual es el contrato de comodato. el contrato de hotelería en relación al equipaje que se introduce al hotel. Es lo que sucede con el típico contrato de depósito y con ciertos contratos atípicos o innominados bastante frecuentes como el que se refiere al arrendamiento de cajas de seguridad. porque estos contratos operarían un cambio temporal. con cargo de restituirlos en ciertas y determinadas condiciones.A) Función de cambio o circulación de los bienes: se realiza a través del los contratos traslaticios de dominio. hipoteca y fianza-. D) Función de custodia: se cumple a través de contratos que tienen p or objeto la guarda y conservación de bienes ajenos. la donación y el aporte en sociedad. todo contrato que pone a disposición de otra persona ciertos bienes.

como por ejemplo: en el mandato. la adopción. por ejemplo: el contrato de transporte para fines turísticos. en que varias personas ponen algo en común con la mira de repartirse las utilidades que de ellos provengan.G)Función de recreación: son numerosos los contratos que intervienen en el cumplimiento de esta función. porque todos los socios buscan la utilidad que el negocio va a producir. le dan el carácter de contrato solamente a los actos jurídicos que crean obligaciones de efecto temporal o transitorio. pero no contrapuestos. como sucede con el contrato de compraventa y el de permuta. la sociedad.1437 y 1438). este es un problema que corresponde a la filosofía del derecho y respecto del cual hay una gran disparidad de opiniones. Hay veces que se combinan varios de estos en uno solo. Estos autores le niegan el carácter de contrato a aquellos actos jurídicos qu e además de crear obligaciones producen otros efectos y crean situaciones jurídicas permanentes: el matrimonio. los intereses de los socios no son contrapuestos. además de crear obligaciones crean situaciones permanentes destinadas a perdurar en el tiempo. H) Función de cooperación: se presenta principalmente en contratos intuito persona. La expresión "contrato" comprende tanto a las convenciones que crean obligaciones patrimoniales como aquellas que crean obligaciones morales. que es un contrato. sino que los intereses de las partes tienen que ser contrapuestos. Requisitos del Contrato: Para que haya contrato basta un acuerdo de voluntades creador de obligaciones. especialmente en las colectivas. también se nos presenta en las sociedades. son coincidentes. sino que por el contrario. Otros autores (franceses). Así. hay algunos que encuentran este fundamento en u na exigencia de la vida social y consideran que ésta es la razón de la obligatoriedad de los contratos. se argumenta en contra que ello no es así. Estos actos jurídicos. porque la contratación es un imperativo de la vida social ya que a través del . En realidad. Pero. Esto es lo único que exige nuestra legislación positiva (arts. Puede que sean intereses distintos. La obligatoriedad de los contratos Uno de los problemas que se presenta en materia contractual es precisamente determinar cuál es el fundamento de la obligatoriedad de los contratos. en que hay una cooperación entre mandante y mandatario. De estos artículos se constata que el legislador no exige más que el acuerdo de voluntades de dos o más partes destinado a crear obligaciones. el contrato de hotelería. como sucede cuando se contrata un tour. pues en la sociedad. Hay autores que sostienen que no basta este acuerdo de voluntades creador de obligaciones.

queda sometido al otro contratante. de tal suerte que solam ente él va a poder penetrar y accionar en la esfera no libre del deudor. Esta renuncia se hace exclusivamente en favor del otro contratante. Otros autores. Señalan que al celebrar un contrato se van a originar derechos personales o créditos y que cada uno de los que resulte obligados está por este hecho renunciando o limitando su propia libertad y. esta explicación es bastante ambigua. idea que es la de la unidad de la voluntad contractual. en la parte que renuncia o limita su libertad. Sostienen que lo que lleva a la persona a dar cumplimiento a lo que promete es una razón de interés o utilidad individual. corre el riesgo de que nadie quiera contratar con ella. como Bentham. ya que si una persona no cumple las obligaciones emanadas del contrato que celebra. Otros buscan este fundamento en la limitación que la persona que contrata impone a su propia voluntad. Posiblemente esta explicación pudiera ser valedera en comunidades sociales pequeñas. Por último. Esta renuncia no es amplia ni absoluta. hay quienes señalan que el fundamento de la obligatoriedad de los contratos hay que buscarlo en una idea totalmente distinta de las anteriores. Señalan que las voluntades aisladas o individuales de las personas no generan esta obligatoriedad que . recurren a la idea de interés o utilidad individual. dicen que los seres humanos están obligados a decir la verdad y a obrar en conformidad a ella y este deber les alcanza cuando manifiestan su voluntad de obligarse. pero no tiene clara fundamentación en sociedades complejas como la actual. de suerte que quie nes contratan se sienten obligados por el contrato y dan cumplimiento a las obligaciones emanadas de él porque es útil para ellos realizar ese cumplimiento. porque no se determina en forma clara porqué se produce la obligatoriedad del contrato. sino que dice relación solamente con los determinados actos que celebre la persona. porque en el fondo es en esta forma que se explican todas las normas jurídicas y. quedando así marginada o excluida de la actividad económica y jurídica.contrato se realizan los diversos cambios de bienes que están destinados a satisfacer las distintas necesidades de los seres humanos. En realidad. Otros autores. Otros recurren a la idea de la veracidad. además. como Puffendorf. fundamentan la obligatoriedad en un pacto social tácito en virtud del cual cada individuo se ha comprometido con los demás a cumplir fielmente la palabra que ha empeñado.

Si no hay acuerdo de voluntades. sea que obligue a una o ambas partes. el hecho de que el contrato nazca o se origine en el acuerdo de voluntades. sólo las partes contratantes se ven beneficiadas por los derechos que surgen del contrato o afectadas por las obligaciones que emanan de él (es lo que dice el art. que afecta a todos los trabajadores involucrados en la negociación. definidos como aquellos que afectan y obligan a todos los miembros de un grupo o colectividad determinada. porque el contrato nace del acuerdo de voluntades.produce el contrato. no hay contrato. tiene ciertas consecuencias: a) Los derechos y obligaciones que nacen del contrato sólo afectan a quienes han concurrido con su voluntad a la celebración. por consiguiente. aunque no hayan consentido en el contrato. por el hecho de formar parte de dicho grupo o colectividad . admite que ciertos contratos puedan afectar a personas que no han concurrido con su voluntad a su celebración. supone siempre el consentimiento de éstas. El ejemplo más clásico de contrato colectivo es precisamente el denominado "contrato colectivo de trabajo". Esta situación excepcional se p resenta en los llamados "contratos colectivos". En doctrina. por consideraciones de interés público o general. porque siempre va a . Esto es así. El Consentimiento El contrato y la idea misma de contrato descansa sobre una base fundamental: el consentimiento de las partes. Esta es la regla general.1545). como tampoco les afectan las obligaciones que él impone. pero no tiene carácter absoluto. si no hay consentimiento. cualquiera que sea su naturaleza o calificación. pero en el momento en que estas voluntades individuales se declaran y son coincidentes. Pero. porque hay ciertos casos en que la ley. sin excepción alguna. no pueden invocar los derechos que nacen del contrato. que es la que va a regir las relaciones que se originan entre las partes contratantes sin que éstas puedan entrar a sustraerse de esa voluntad contractual. De tal modo que. todos aquellos que no han consentido en la celebración del contrato son terceros ajenos a él y. serían muy numerosos los casos en que no habría contrato. que es de carácter unitario y denominada "voluntad contractual". Por consentimiento se entiende "el acuerdo de voluntades de dos o más partes sobre el objeto jurídico". porque ésta es totalmente independiente de las voluntades individuales de las personas consideradas en forma aislada. En otras palabras. aún cuando ellos no concurran con su voluntad a su celebración. cualquiera que sea la obligación u obligaciones que genere. l a falta de consentimiento produce la inexistencia del contrato. porque si el legislador exigiere en forma rigurosa la aplicación del principio de que el contrato obliga sólo a quienes han consentido. pierden cada una de ellas su autonomía y se funden en una sola nueva voluntad. esto es. Todo contrato.

es la voluntad de las partes. tampoco pueden someterlos a modalidades en la mayor parte de los casos: no puede haber condición ni plazo en el matrimonio. se señala lo siguiente: en lo s contratos de derecho patrimonial el elemento fundamental. b) Algunos acostumbran a distinguir entre contratos de derecho patrimonial y contratos de derecho de familia. en que prima la voluntad de la mayoría por sobre la de la minoría. tratándose de derechos reales. una vez que hay acuerdo de voluntades (consent imiento). como. en estos contratos. recaiga sobre bienes muebles o inmuebles. sus efectos y su extinción. porque aquí quien señala los efectos del contrato es la ley y las partes no pueden modificar esos efectos. En materia de derecho de familia la situación no es la misma. en general. ni en la adopción que también presenta caracteres contractuales. siendo ella la que nos dice cómo se adquiere el dominio. el único aspecto contractual que encontramos en ellos es que nacen del concurso de voluntades de las partes. cuáles son los efectos de la adquisición y cuáles son los derechos que él confiere. Hay también determinados autores que en materia de derecho de familia numerosos actos que se denominan contratos.1545. la regla general sigue siendo que el contrato sólo obliga a quienes concurrieron a su celebración. para convenir y determinar su contenido. todo lo concerniente a la organización de la propiedad está regulado por la ley y en esto no tiene injerencia la voluntad de las partes. La duración del contrato está también determinada por la ley y las partes tampoco pueden fijarle una duración distinta. muy especialmente. Ello es así porque estos contratos dicen relación con bienes. ya que tenemos lo mismo en el convenio judicial de acreedores. Pero. por que éstas son . no corresponden a tales. porque. de tal suerte que las personas tienen plena libertad para celebrar los contra tos que deseen y. Pero. la ley del contrato. lo que le interesa al legislador es que el interés de la mayoría prime por sobre el de la minoría. el juego de la voluntad de las partes no es tan absoluto. está organizado por la ley. La voluntad es entonces la ley superior en todos los contratos creadores de derechos y obligaciones de carácter patrimonial. ni tampoco atribuirle efectos distintos. termina la voluntad de las partes y ellas tienen que someterse a los efectos que señala la ley para su respectivo contrato. En realidad. En pocas palabras. El principio de la autonomía de la voluntad rige con plena amplitud en las relaciones patrimoniales relativas a los derechos o créditos. asimismo.haber alguien que se oponga a su celebración y. Así. y en los acuerdos que adoptan los tenedores de debentures. el derecho de dominio. Impera en esta materia el principio de la autonomía de la voluntad. Esta no es la única excepción que se plantea al principio del art. Pero.

Son esenciales de un contrato.) se inspiran y fundan en este principio.1444.Son accidentales a un contrato. interpretación. efectos y duración". en virtud de este principio pueden llegar a modificar la estructura jurídica del contrato. las partes pueden atribuirle a sus contratos efectos distintos de los señalados por la ley y. Así. 1. 2. o degenera en otro contrato diferente. según el cual la voluntad de las partes es la suprema ley en materia contractual. extensión. constituye la autonomía de la voluntad. no importando la circunstancia de si está o no reglamentado por la ley.normas de orden público. aquellas cosas que ni esencial ni naturalmente le pertenecen. Todas las normas que rigen el contrato (normas sobre aplicación. las cosas que no siendo esenciales en él. Esta facultad de las partes que les permite determinar a su entera voluntad y sin mayores restricciones el alcance y efecto de los contratos. etc. siendo esta voluntad la que establece las reglas por las cuales se van a regir las relaciones que crea entre los individuos el vínculo contractual. sin necesidad de una cláusula especial. Pero. . aún más. efectos y duración del contrato. de la naturaleza del contrato y accidentales. aún más. es la voluntad la que establece cuáles son esos vínculos y los efectos que ellos producen. . distinguiéndose entre elementos esenciales. El principio de la autonomía de la voluntad: Este principio es de suma importancia en materia contractual. En cambio. 3. Es en virtud de este principio que los particulares pueden celebrar el contrato que más convenga a sus intereses. efectos. La voluntad está limitada por la ley sólo en casos excepcionales y con el fin de proteger los intereses de los incapaces o de cautelar el orden público o la moral. . El contrato mismo necesita para generarse del acuerdo de voluntades d e 2 o más partes y es este acuerdo el que determina libremente el alcance. aquellas cosas sin las cuales o no produce efecto alguno.Son de la naturaleza de un contrato. definida como "la libre facultad de los particu lares para celebrar el contrato que les plazca y determinar su contenido. ya que todo el sistema contractual se estructura en Chile en base a este principio. y que se le agregan por medio de cláusulas especiales. se entienden pertenecerle. Elementos de los Contratos: Son aquellos a los cuales se refiere el art. Incluso. en los derechos personales la voluntad de las partes prácticamente no tiene limitación alguna y puede desarrollarse en forma ilimitada y sin restricciones. las partes pueden darle el carácter de solemne a un contrato que naturalmente es .

así lo dispone el art. siendo así. En este caso. contenido. .También ha limitaciones establecidas por el legislador y que se fundan en el orden público o en la defensa de las buenas costumbres o de la moral. ello no significa que no tenga algunas restricciones o limitaciones. la voluntad no tiene el poder suficiente para pasar por sobre los elementos esenciales exigidos por la ley. Esta idea o principio de la autonomía de la voluntad no es otra cosa que el reflejo en materia contractual de los principios que inspiraron a la revolución francesa. tiene por sanción la nulidad absoluta conforme al art. Es en virtud del imperio de este principio que las leyes en materia contractual son supletorias de la voluntad de las partes y entran a aplicarse única y exclusivamente cuando éstas no han reglamentado determinadas materias: la ley en materia contractual se aplica sólo en silencio de las partes. porque en tal caso el contrato no produce efecto alguno o degenera en otro contrato distinto (esto es lo que nos dice el art. Por lo demás. Se dice que si los derechos son meras facultades que la ley reconoce a los individuos para la satisfacción de sus necesidades.1802 (compraventa) y 1921 (arrendamiento). etc. si bien este principio es sumamente amplio. Entre las limitaciones establecidas por el legislador encontramos las siguientes: 1. la misión que va a pesar sobre el juez en caso de un problema con un contrato determinado. También en este mismo principio está inspirada la regla fundamental en materia de interpretación de los contratos.. ese contrato adolece de objeto ilícito conforme al art. . .1682. Las partes no podrían celebrar un contrato que atiente contra el orden público y.Las partes no pueden alterar o modificar los elementos de la esencia. es decir. Pero. Si las partes celebran un contrato que la ley prohibe. efectos. pudiendo por ejemplo suprimir elementos de ese contrato o alterar su contenido.La voluntad no tiene poder suficiente para crear un contrato que según la ley no puede existir. pero siempre dentro de ciertas limitaciones. 2. 3. duración o los derechos y obligaciones que él genera.1560. va a ser la de establecer cuál era la voluntad de las partes al contratar. Por consiguiente.1466 y. no es una libertad irrestricta. porque siendo la voluntad de las partes la que genera el contrato estableciendo sus efectos. Es también en aplicación de este principio que las partes pueden modificar las normas legales relativas a un contrato determinado. no puede el juez entrar a crear o a sustituir esa voluntad de las partes. .1444). en general.consensual. pasando por sobre prohibiciones establecidas por la ley. es lógico que éstos tengan plena autonomía para desarrollar los actos que esti man más convenientes a sus intereses. facultad que está expresamente establecida por el legislador en los arts.

este principio sigue inspirando toda la estructura contractual. porque en esta teoría se parte de la base que el contrato es un acuerdo de voluntades entre dos o más personas que se encuentran en un mismo plano de igualdad. Clasificación de los Contratos: El CC en los arts. la voluntad de las partes sólo puede ser limitada por el legislador en casos extremos. También dicen que al establecerse en materia de sucesión intestada los órdenes sucesorios. pero puede haber desigualdad en otros aspectos que provoquen como consecuencia que una de las partes imponga sus condiciones a la otra. el legislador no hace otra cosa que interpretar y exponer cuál habría sido la voluntad del causante. de tal suerte que la intervención tiene que reducirse al mínimo. Hay autores que han extremado esta teoría de la autonomía de la voluntad llegando a sostener que muchas disposiciones legales no son otra cosa que la interpretación que hace el legislador de la presunta voluntad de los individuos. es justamente por esta razón. En realidad. porque el contrato es un acto jurídico bilateral). 1..1439 a 1443 contempla algunas clasificaciones de los contratos. entre otras críticas. que este principio parte de supuesto de que quienes contratan se encuentra en un mismo plano de igualdad.Contratos unilaterales y contratos bilaterales (art. Pero. porque esa h a sido en el fondo la voluntad de los contribuyentes. lo cual puede ser efectivo desde un punto de vista jurídico. así. . En realidad. esto que parece una verdadera exageración del principio y la aplicación irrestricta del mismo. ha creado problemas hasta tal punto que alguno le han negado a la voluntad toda fuerza creadora de obligaciones. no obstante las críticas y defectos que pueda presentar.1439): En esta clasificación. que se ha producido la intervención del legislador en materias contractuales. A estas clasificaciones tienen que agregarse otras elaboradas por la doctrina. el legislador atiende al número de partes que resultan obligadas al generarse el contrato y no al número de partes que se necesita para que el contrato se genere (para generarse requiere a lo menos de dos partes. con lo cual se estaría desvirtuando uno de los fundamentos de este principio y. Se señala. para hacer esta clasificación se atiende al número de obligaciones que el contrato engendra y no al número de partes que al momento de la formación del contrato quedan obligadas. así por ejemplo: algunos dicen que la sociedad conyugal como régimen matrimonial nace a falta de otra estipulación. han surgido figuras como el contrato dirigido y el contrato forzoso entre otros.Según esto. estableciendo limitaciones a la v oluntad de los contratantes y.

podrían darle el carácter de bilateral si lo hacen remunerado (si no se establece remuneración. Así. El hecho de determinar si el contrato es uni o bilateral es una cuestión de hecho a determinar por los jueces de la instancia. . lo mismo sucede en materia de donaciones entre vivos. en tal ca so. así por ejemplo: la norma del art. conforme a lo dispuesto en el art. De este concepto de causa en los contratos bilaterales. Lo mismo puede suceder en el contrato de mandato. Importancia de la clasificación en uni y bilaterales: Esta clasificación presenta un interés práctico porque hay reglas distintas para ellos en muchos casos. esta opinión de la doctrina parece factible en los contratos unilaterales.Contratos gratuitos y contratos onerosos (art. pero puede suceder que en el transcurso del comodato el comodatario haya hecho gastos de conservación de cosa prestada y. surge para el comodante la obligación de reembolsarle esos gastos. 2.2117). Así por ejemplo. Si sólo reporta utilidad a uno de los contratantes. pero que en el transcurso de su existencia entran a obligar a la contraparte. pero si podrían darle a un contrato unilateral el carácter de bilateral. en los contratos bilaterales la causa de la obligación de una de las partes es la obligación de la contrapa rte. El problema aquí es que existen contratos que al momento de generarse producen obligaciones para una de las partes. el contrato será unilateral. las partes no podrían alterar este carácter. norma que establece el principio de que "la mora purga a la mora". el contrato es gratuito o de beneficencia.2158. por ejemplo: el comodato al generarse obliga sólo al comodatario (a la restitución de la especie entregada después de terminado el uso de la misma). al contrato de mandato que normalmente es unilateral.1489. la que se entiende exclusiva de los contratos bilaterales. se llaman "contratos sinalagmáticos o bilaterales imperfectos". el cual.1440): Para calificar un contrato de gratuito u oneroso debe atenderse a la utilidad que el contrato reporta a los contratantes. lo cual no se presenta en los contratos unilaterales. Estos contratos que al nacer imponen obligaciones para una sola de las partes y que en el transcurso del mismo hacen surgir obligaciones para la otra parte. por su misma naturaleza (en éstos la causa tiene otra orientación)..Esta no es una clasificación de orden públic o y las partes pueden darle libremente al contrato el carácter de uni o bilateral. según la teoría clásica. porque éstos son bilaterales por su propia naturaleza. sólo es aplicable a los contratos bilaterales. En el caso contrario reciben el nombre de contratos analagmáticos o bilaterales perfectos. En realidad. también tenemos a la condición resolutoria tácita del art. pero no es posible en los contratos bilaterales. por su naturaleza. así lo dispone el art. Luego. el cual nada da a cambio. se desprenden numerosas consecuencias que establecen diferencias entre los contratos uni y bilaterales.1552 es aplicable sólo a los contratos bilaterales.

pero la contraparte no reporta una disminución de su patrimonio. en virtud del principio de la autonomía de la voluntad. Así. Existe la tendencia a estimar que el contrato gratuito importa la disminu ción del patrimonio de una de las partes (de aquella que soporta el gravamen). éste será oneroso. como el mutuo con intereses. porque persiguen la utilidad de ambas partes. Así. Pero. Por consiguiente. pero es a la vez un contrato oneroso porque se benefician ambas partes. el problema se nos plantea cuando estas cau ciones son . así. estamos ante contratos onerosos. por ejemplo. Ello es así porque el carácter de oneroso no es de la esencia del contrato. la regla general. es lo que sucede. por ejemplo. porque en esos contratos no hay una transferencia de bienes. es que las partes pueden alterar el carácter del contrato. la permuta. Lo mismo acontece en el mutuo sin intereses o en el comodato. que imponen sólo obligaciones al mutuario. porque para establecer si tiene una u otra calidad debe entrar a considerarse la operación en su conjunto. pueden darle uno u otro carácter. pero esto puede ser así como también puede no serlo. ya que si se altera su gratuidad. tratándose de prendas e hipotecas. salvo situaciones excepcionales. En esta clasificación a lo que se atiende no es a la reciprocidad de las obligaciones que el contrato pueda generar. va a ser necesario analizar no solamente la utilidad material que se produzca. hay contratos que no importan una disminución patrimonial y éstos constituyen aquellos contratos que en doctrina se denominan "contratos desinteresados". Lo que sucede es que las partes. el arrendamiento. De ahí que habrá que atender a las relaciones preexistentes o futuras entre las partes. Si bien es cierto que los contratos bilaterales son onerosos. el mandato cuando es remunerado y el mutuo con intereses. porque hay ciertos casos de contratos que por su esencia misma son gratuitos. Sin embargo. Pero. Son contratos gratuitos porque una sola de las partes reporta utilidad. por ejemplo. hay contratos unilaterales. razón por la cual las partes no pueden alterar su estructura. el mandato cuando es gratuito y el mutuo sin intereses. Son contratos onerosos la compraventa. cuando es el propio deudor el que las constituye. El problema que nos plantea esta clasificación es que en la práctica es difícil determinar si un contrato es gratuito u oneroso. con el comodato. se transformaría en un contrato diferente. Son contratos gratuitos la donación. sino que a la reciprocidad de los beneficios. el comodato. en el mandato gratuito es evidente que se produce una utilidad para el mandante y no existe disminución patrimonial alguna para el mandatari o. el depósito. ésta no es una regla absoluta. Pero. Importa una disminución patrimonial para quien sufre el gravamen el más típico de los contratos gratuitos: la donación. sino que también la intención de los contratantes. si ambos contratantes se benefician o reportan utilidad del contrato. no ocurre igual con los unilaterales.por el contrario.

si se produce un error. sino que solamente lo hará la otra parte. b) contratos onerosos aleatorios. En materia de contratos onerosos la regla principal es que el contrato sea conmutativo. Por regla general. La característica principal de estos contratos es que en ellos lo que es ganancia para una de las partes constituye una pérdida para la otra parte. Esta subclasificación se encuentra contemplada en el art. la regla general es que dicho error no vicia el consentimiento.constituidas por terceros: si no hay ninguna clase de remuneración para ese tercero. Determinar si un contrato es gratuito u oneroso es una cuestión de hecho. Los contratos onerosos admiten una clasificación en: a) contratos onerosos conmutativos. la cual no tiene carácter taxativo. en cambio. en los gratuitos no se responde de la evicción (arts. También se presentan diferencias en materia de acción pauliana (art. por ejemplo: en materia de error en la persona. Ello es perfectamente aplicable en los contratos onerosos. porque el tercero no va a reportar utilidad alguna de él. El CC hace una enumeración de los contratos aleatorios en el art.1422. Se diferencian también en materia de saneamiento de la evicción. siendo la excepción el contrato aleatorio. en principio. pero no en los gratuitos. 1423 y 1435). habrá vicio del consentimiento. no puede ser aleatorios sólo para una de las partes. lo que constituye una clara aplicación del principio de la autonomía de la voluntad. También hay una diferencia para efectos de determinar la responsabilidad del deudor en caso de incumplimiento de las obligaciones (art.1547). correspondiendo su calificación a los jueces de fondo. Por otra parte. porque éstos no se celebran en consideración a la persona y.1813). .1441. hay responsabilidad de saneamiento en los contratos onerosos. la constitución de la caución va a ser un contrato gratuito. En los contr atos aleatorios la contingencia incierta de ganancia o pérdida debe existir para ambos contratantes. Importancia de esta clasificación: El distinguir si un contrato es gratuito u oneroso tiene importancia porque ambas clases de contratos están sometidos a reglas diversas.2468). tenemos que los contratantes pueden darle el carácter de aleatorio a un contrato que naturalmente no lo es. Claro ejemplo de es ta posibilidad la encontramos en el contrato de compraventa (art.2258.

. es decir. En general. no está diciendo que este se perfecciona por el consentimiento de las partes. por aplicación del principio de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal... ya que se trata de contratos que para producir sus efectos necesitan de la existencia de otro contrato. De tal modo que extinguida la obligación principal. ya que en todo contrato se requiere el consentimiento. Si la ley no señala que el contrato es real o solemne.3. sea este real.2381 N. fuera de los contratos principales y accesorios existen otros similares al contrato accesorios. Cuando la ley dice que el contrato es consensual.1442): La regla general en esta materia es que los contratos sean principales. solemnes y consensuales (art. de tal suerte que si ese contrato no llega a existir. Los contratos dependientes reciben esta denominación porque ellos están subordina dos en cuanto a sus efectos a otro contrato. se extingue el contrato accesorio (arts. Estas capitulaciones tienen existencia jurídica desde el momento mismo en que se celebran. todo contrato que se constituya para asegurar el cumplimiento de una obligación principal es un contrato accesorio. pero sus efectos sólo se van a producir desde el momento de la celebración del matrimonio. ordinariamente denominado "caución".3. solemne o consensual. 2434 y 2516). 4. Lo que la ley nos dice es que en el contrato consensual basta con el solo consentimiento. Es los que sucede con las capitulaciones matrimoniales. Importancia de esta clasificación: radica solamente en la determinación de la extinción de los contratos principales y accesorios. pero su existencia no depende de otro contrato. Se distinguen de los contratos accesorios en que el contrato dependiente no está destinado a asegurar el cumplimiento de un contrato principal. El contrato accesorio por su propia naturaleza necesita ir unido a un contrato principal. no se produce el efecto de este otro: tales son los llamados "contratos dependientes".1443): La regla general aquí es que el contrato sea consensual. Los contratos son reales o solemnes sólo en los casos expresamente señalados por la ley. las que pueden celebrarse antes del matrimonio por los contrayentes. la excepción la constituyen los accesorios. sin que tenga mayor importancia la naturaleza de la obligación que garantiza. En los contratos consensuales. Pero. el contrato va a ser consensual. para que haya contrato es necesario que las partes se hayan puesto de acuerdo en los elementos esenciales de ese contrato. que no se necesita ningún otro elemento para el perfeccionamiento del mismo.Contratos principales y contratos accesorios (art.Contratos reales.

sino una formalidad habilitante o de protección a ciertas personas. porque las formalidades puede ser de distinta naturaleza: 1. Pero.1810 inc. formalidades por vía de publicidad. el consentimiento no se produce. las partes pued en darle el carácter de solemne a un contrato que legalmente no lo es: es lo que sucede en el contrato de compraventa de bienes muebles y en el contrato de arrendamiento cuando se pacta que se harán por escrito (arts.1 (contrato de promesa).2 (contrato de compraventa) y arts. formalidades por vía de prueba 4.la presencia de un funcionario. Lo que sucede es que en estos contratos no se producen los efectos que le son inherentes mientras el consentimiento no se preste por las partes en la forma que la ley prescribe. uno de los artículos en los cuales se basa Claro Solar para sustentar la teoría de la inexistencia. porque lo son solamente aquellas que la ley prescribe en consideración a la naturaleza misma del acto o contrato.1701. .1802 y 1921). porque la ley entiende que si no se da cumplimiento a las solemnidades. Si la solemnidad se exige atendiendo al estado o calidad de las partes. de tal modo que si no se da cumplimiento a esas formalidades. si el contrato es solemne por la sola voluntad de las partes. el contrato va a ser nulo absolutamente. . porque si la ley así lo dispone y se omiten las solemnidades. formalidades habilitantes. La que le da el carácter de solemne a un contrato es la ley. requiere por disposición de la ley de la observancia de ciertas formalidades. no siempre que estamos en presencia de una formalidad el contrato será solemne. .2409 y 2410 (contrato de hipoteca).1443 dice que es solemne el contrato cuando está sujeto a la observancia de ciertas formalidades especiales. contrato solemne es aquel que además del consentimiento.escrituración. Como ejemplo podemos citar los arts. solemnidades propiamente tales. 2. Por eso. art. junto con el art.155 N.instrumento público o privado. El art. de manera que sin ellas no produce ningún efecto civil. 3. el contrato no produce ningún efecto civil. Pero no es lo mismo un contrato solemne por disposición de la ley que uno solemne por acuerdo de las partes. Hay que tener presente que no todas las formas externas son solemnidades. en cambio. En todos estos contratos es la ley la que les da el carácter de solemne.1802 y 1921).Por su parte. Este es. no es una solemnidad propiamente tal. dicho contrato va a poder producir efectos aún cuando la solemnidad no se cumpla en la forma convenida (arts. Las solemnidades pueden ser de distinta índole: .

El contrato es real cuando para que sea perfecto es necesaria la tradición de la cosa a que se refiere. sino que es otra: 1. en realidad. Lo que sucede es que hoy en día todo el concepto de contrato real está en crisis y. por consiguiente. hace excepción a esta regla el contrato de mutuo. ya que la tradición es solo una forma de entrega que sirve para transferir el dominio. En los contratos reales el consentimiento de las partes se manifiesta mediante la entrega: esta es la forma de exteriorizar el consentimiento de las partes. La razón determinante por la cual se entrega la cosa no es la obligación de restituirla. Todo el concepto de contrato real descansa en la idea de que éste responde a la naturaleza misma de las cosas. Tampoco parece lógico sostener que la restitución de la cosa es consecuencia de la entrega y que la restitución no pueda tener lugar sino una vez que la cosa se ha entregado. de tal modo que. dicho contrato nacerá solamente cuando ha habido tal entrega. . se señala que perfectamente puede un contrato real sin en trega. . porque el contrato real se perfecciona por la entrega. Pero. Si bien es cierto que la mayor parte de los contratos reales se perfeccionan por la entrega de cosa. que se perfecciona por el consentimiento y en que la obligación de devolver la cosa surge sólo una vez que la cosa ha sido entregada. como el arrendamiento (por ejemplo). que en el contrato real exista la entrega. esto es así porque si el arrendador no cumple su obligación no puede surgir la obligación del arrendatario de restituir la cosa. tenga la obligación de restituirla.en el mutuo y en el comodato: que la persona pueda consumir o usar la especie objeto del contrato. No es necesario. pues es un absurdo el celebrar un contrato con el único objeto de que la persona que reciba la cosa. siendo la obligación del deudor la de restituir la cosa objeto del contrato. al igual que sucede en otros contratos. el legislador considera que no ha habido consentimiento y. concepto éste que es más amplio y genérico que el de tradición. 2. ya que este contrato se perfecciona expresamente por la tradición de la cosa (art. porque si no la hay no puede haber tal obligación de restituir. no ha habido contrato. pasando a ser éstos contratos consensuales y.2197). los contratos de comodato. si no hay entrega. Por eso. sino que la entrega es necesaria para que nazca la obligación de restituir.en el depósito: que la persona cuida la especie depositada. Es justamente ésta la gran crítica que se le hace a la concepción del contrato real. 3. algunos sostienen que puede desaparecer la noción de contrato real. Se señala por la doctrina que aquí hay una impropiedad en el lenguaje.en la prenda: que la especie sirva de garantía a la obligación respectiva. . respectivamente. . en los cuales la entrega no sería más que el cumplimiento de una obligación. En estos casos. depósito y prenda se perfeccionan por la entrega.

. existen muchos otros contratos cuya fuente es la autonomía de la voluntad y en la cual no hay prácticamente limitaciones y. sino 2 o más contratos nominados agrupados. Tener en claro este concepto de contrato mixto o complejo es importante porque a veces nos enfrentamos a contratos innominados que presentan las . Pero. el mandato. nos encontramos con que hay: a) contratos reglamentados por la ley: en este caso. por consiguiente.en primer lugar. cada uno de los cuales conserva su individual idad y está. sobre formación del consentimiento. pero conservando cada uno su individualidad. causa y objet o lícitos. como ejemplos se pueden citar: la compraventa. etc.Clasificaciones de los contratos doctrinarias: 1.1545. Por qué normas se van a regir los contratos innominados? 1. de tal modo que cada uno de ellos tiene existencia propia y puede incluso producirse la extinción de uno de estos contratos subsistiendo el otro. No puede decirse cuántos son. van a haber tantos contratos como la imaginación humana sea capaz de crear.también se van a aplicar las normas generales a todo contrato. . no hay un contrato innominado. pues también hay otros contratos reglamentados en el C de C y en leyes especiales dispersas. el orden público y las buenas costumbres. Ahora.1793. sometido a sus propias reglas: es el llamado "contrato mixto o complejo". se dice que el contrato es nominado. Atendiendo a lo anterior.Contratos típicos o nominados y contratos atípicos o innominados : El CC reglamenta ciertos y determinados contratos a partir del art. la celebración de contratos innominados es perfectamente posible en virtud de lo que dispone el art. el contrato será innominado. .si aplicando las normas generales del contrato y las estipulaciones de las partes nos encontramos con un vacío. porque ellos dependen de la imaginación del ser humano. la permuta. va a ser la voluntad de las partes la norma a aplicar. etc. 2. estos contratos que trata el CC no son los únicos que existen. Estos contratos innominados son numerosos. por consiguiente. se recurre al contrato nominado más semejante. En esta circunstancia. . siempre que sus normas sean posibles de aplicar al contrato innominado. es muy frecuente que un mismo contrato se forme por la reunión de 2 o más contratos nominados. En Chile. Los contratos innominados pueden ser celebrados por las partes en virtud del principio de la autonomía de la voluntad que autoriza para la celebración de cualquier contrato siempre que se respete la ley. 3. b) contratos no reglamentados por la ley: en este caso. Aún más.

por el uso de la habitación. Así. En tanto que en el contrato individual todas las partes tienen que consentir.depósito. De modo entonces que contrato individual es aquel que se celebra por la unanimidad de las partes y. por las cosas que se introduzcan en el hospedaje. por ejemplo. Lo que caracteriza al contrato colectivo es que afecta a las personas que no han consentido ni concurrido a su celebración. etc. . aunque no hayan consentido en él y los a fecta por el hecho de formar parte de ese grupo o colectividad. sino que es una de las partes la que impone a la otra las condiciones del contrato y ésta última sólo se limita a aceptar o rechazar esas condiciones. El contrato de adhesión es aquel que se forma por la aceptación por una de las partes de las condiciones que señala otra.Contratos de libre discusión y contratos de adhesión : Esta clasificación atiende a la forma como se produce el acuerdo de voluntades. b) En cambio.. contrato colectivo es aquel que afecta a todos los miembros de un grupo o una colectividad. la persona que se va a alojar a un hotel celebra un contrato de hospedaje. La regla general es el contrato individual y la excepción el contrato colectivo. Mientras en el contrato de libre discusión hay una discusión efectiva de las partes sobre las condiciones del contrato hasta que se produce el acuerdo. porque: a) contrato individual es aquel que para su formación requiere el consentimiento unánime de las partes que lo celebran.características de varios contratos nominados. El contrato de libre discusión es aquel en que las partes estipulan libremente las distintas cláusulas del contrato por su propia voluntad. . 3.arrendamiento. . en los contratos de adhesión no existe dicha discusión. contrato colectivo es el que se celebra por la mayoría de los interesados.. de tal forma que este contrato sólo afectará a quienes han prestado su consentimiento. Lo que caracteriza a este contra to es justamente que él se perfecciona cuando todas las partes que intervienen en él han dado su consentimiento. Esta es la regla general de acuerdo con el principio de la autonomía de la voluntad.Los contratos individuales y los contratos colectivos : Aquí debe tenerse cuidado con la denominación. siendo éste un contrato innominado que puede presentar las características de varios cont ratos nominados: . por los alimentos.compraventa. 2.

esto es. es posible entrar a la revisión del contrato para su modificación. en los contratos de ejecución sucesiva o de tracto sucesivo. de tal suerte que si por circunstancias que las partes no pudieron prever al momento de celebrar el contrato se produce una modificación en las circunstancias. En el contrato de ejecución instantánea la obligación se cumple en el momento preciso en que se realiza la prestación. consisten en prestaciones periódicas o continuas. se desarrollan continuamente en el tiempo.Contratos de ejecución instantánea y contratos de tracto sucesivo : En los contratos de ejecución instantánea las obligaciones nacidas del contrato se cumplen en un solo momento. porque sólo en ellos es posible que las transformaciones económicas hagan más . no sucediendo lo mismo con la contraparte. En cambio. Esta distinción tiene importancia en diversos aspectos: a) en materia de condición resolutoria: el efecto retroactivo de la condición resolutoria se nos da en los contratos de ejecución instantánea y no en los de tracto sucesivo. c) Por último. Ahora. Tanto en la doctrina como en la jurisprudencia. El típico ejemplo de contrato de tracto sucesivo es el contrato de arrendamiento. como sería el caso de un contrato de compraventa cuando se ha convenido un pla zo para pagar el precio. existe en el derecho la llamada "teoría de la imprevisión". pues en estos últimos no hay efecto retroactivo de la resolución. sino que es un contrato en que la obligación se ha dividido en cuotas. las obligaciones de las partes o de una de ellas a lo menos. b) En materia de pérdida fortuita del objeto debido (en cuanto a sus efectos o consecuencias): en los contratos de ejecución instantánea la pérdida fortuita de la cosa debida produce como consecuencia que el deudor quede relevado de su obligación (entregar la cosa). Este no es un contrato de tracto sucesivo. como las obligaciones que de ellos emanan se desarrollan a través del tiempo y la obligación de una de las partes supone la obligación de la otra. según sea el caso. o bien. la que sostiene que cuando se celebra un contrato se hace en las condiciones existentes en ese momento y que son las que las partes conocían al contratar. cada una de las cuales se cumple en un momento determinado..4. sostienen que ella sólo es aplicable a los c ontratos de tracto sucesivo. la extinción de la obligación de una de estas o la imposibilidad de su ejecución produce la extinción del contrato. en los países que aceptan esta teoría. que son aquellos en que las obligaciones de las partes se cumplen por parcialidades y en distintas oportunidades. no debe confundirse el contrato de tracto s ucesivo con los "contratos de ejecución escalonada o a plazo". sino que ésta opera hacia adelante. En los contratos de tracto sucesivo. su suspensión mientras dure el impedimento.

Efectos de los contratos entre las partes: La regla general es que el contrato afecta exclusivamente a las partes que lo celebraron. al igual que una ley no puede ser derogada por la voluntad de un individuo. pero que en su esencia no es tal.. Al respecto.es una ley para los contratantes.. el que consagra entre nosotros el principio de la autonomía de la voluntad y ha planteado un problema respecto de las expresiones que se usan por el legislador en esta disposición.. de tal suerte que la teoría de la imprevisión no se admite en los contratos de ejecución instantánea. a diferencia del CC francés que contempla una norma expresa que señala que el contrato afecta sólo a las partes que concurrieron a su celebración. hay dos posiciones en la doctrina: 1. hay que subdistinguir: a) Terceros absolutos. Otros señalan que la voluntad de las partes es la ley del contr ato que éstas se dan a sí mismas y que va a producir una limitación de la libertad en que cada una de las partes se encontraba antes de celebrar el contrato. aquel principio que dice que nadie puede ser obligado sino en virtud de una declaración de voluntad (en el contrato esa declaración la hacen las partes y no los terceros). Se afirma que sólo en este aspecto el contrato sería una ley.".. Esta posición sostiene que el contrato es una ley para los contratantes porque no puede ser invalidado sólo por la voluntad d e una de las partes. la circunstancia de que no exista una norma expresa en este sentido en el CC chileno nos permite llegar a una conclusión distinta. No obstante. Otra posición es la que niega esa asimilación total. Es esa voluntad la que ha . 2.. El hecho que el contrato obligue sólo a las partes que lo celebraron es sólo la aplicación de un principio general.. estimando los autores que si el legislador no señala expresamente esto es porque lo consideró totalmente innecesario.onerosa su ejecución o cumplimiento. 2. Algunos estiman que aquí el legislador está señalando que la obligatoriedad del contrato constituye una verdadera asimilación a la ley. Los efectos que produce el contrato entre las partes se encuentran señalados en el art.. principalmente aquella parte que señala ". b) Terceros relativos. 1.Las partes.Respecto de terceros: a su vez. Los efectos de los contratos: Se debe distinguir entre los efectos que se producen en: 1.1545. El CC no lo dice expresamente.

b. sea que concurran personalmente o representadas. siendo afectados por el contrato. entendiéndose por tales a las personas que han concurrido a la celebración del contrato contrayendo derechos y obligaciones.1907).sido elevada a la categoría de la ley. .1545 habla de "contratantes". Todo el que no es parte es tercero. esta regla tiene excepciones:  no se ven afectados los herederos cuando las obligaciones contraídas fueran intransmisibles. Se señala que hay una verdadera razón de orden público y de interés social en este aspecto.1 Sucesores a título universal.1546 y que ha ido adquiriendo cada vez mayor desarrollo. Los herederos son los continuadores de la persona del causante y como tales entran a ocupar el lugar que éste tenía. Ahora. 2. A su vez. Dentro de estos terceros hay que hacer una distinción entre ellos: a) Terceros absolutos. principio éste que está consagrado en el art. que son aquellos que nunca están en relación jurídica con las partes. los terceros relativos pueden ser: b. De aquí viene aquel adagio que dice que "quien contrata lo hace para sí y para sus herederos". De modo entonces que la regla general es que el contrato produce efecto respecto de los herederos. de tal suerte que la violación de la misma tiene que ser sancionada al igual que la infracción de cualquier ley a que estén sometidos esos convenios de los contratantes. que son aquellos que con posterioridad a la celebración del contrato entran en relación jurídica con alguna de las partes.2 Sucesores a título singular. El art. b.Efectos de los contratos respecto de terceros: Son terceros todos los que no han concurrido a la celebración del contrato.1 Los sucesores a título universal son los herederos (art. ya que a través de él se obtiene el fiel cumplimiento de las convenciones y es justamente este aspecto el que ha motivado al legislador a señalar que los contratos son una ley para los contratantes y que no pueden ser invalidados sino por su consentimiento mutuo o por causas legales. Representan al causante en todos sus derechos y obligaciones transmisibles. b) Terceros relativos. Pero. en materia contractual existe un principio fundamental que consiste en que los contratos deben ejecutarse de buena fe..

b.otra excepción de este efecto relativo de los contratos lo encontramos en los contratos colectivos. por ejemplo. pero se va a ver afectado por dicho contrato. sino que por l a persona a quien se pretendió beneficiar con el seguro.1449. La situación excepcional que se plantea en el contrato de seguro es precisamente que el contrato se celebra entre la compañía y la persona que concurre a él. c) El tercero beneficiario (cónyuge). . pero no respecto de los contratos de familia. 3. Pero. b) El promitente (compañía). art. .La "estipulación en favor del otro".2 Los sucesores a título singular (art. También en materia de cesión de créditos el cesionario sucede a título singular al cedente. En este caso. . . a aquellos que no concurrieron a la celebración del contrato y que con posterioridad no entran en relación jurídica con las partes. esto es. En la estipulación en favor de otro intervienen tres partes : a) El estipulante (marido). como ocurre con el contrato de mandato. Un caso típico de estipulación en favor de otro es aquel en que una persona (marido) celebra un contrato (seguro de vida) con una compañía de seguros en beneficio de un tercero (cónyuge). A los terceros absolutos. no les puede afectar el contrato. a este respecto también hay excepciones: 1. 2.este principio tiene plena aplicación en materia de contratos patrimoniales. Así. la cual no ha sido parte en el contrato. pero la prestación que emana de ese contrato no puede ser demandada por el contratante. el legatario se va a ver afectado por el contrato de hipoteca celebrado por el causante. A ellos no les alcanzan ni los derechos ni las obligaciones que surjan del contrato. tampoco se ven afectados cuando las obligaciones emanan de un contrato intuito persona.  tampoco se ven afectados cuando así se hubiere estipulado expresamente. si una persona en su testamento lega a otra un inmueble gravado con hipoteca. Lo mismo sucede en el caso de la persona que compra un bien raíz gravado con hipoteca. de modo que la contraparte va a poder ejercer la acción hipotecaria en contra del legatario. el comprador no concurrió a la celebración del contrato de hipoteca.1104): el legatario es un sucesor a título singular.

porque no se requiere que éste tenga capacidad para contratar. para analizar la capacidad del estipulante habrá que ver en cada caso cuál es el contrato que ha sido objeto de la estipulación y. Otro aspecto que se ha discutido bastante es si el tercero beneficiario tiene que ser persona determinada o no. Pero. por ejemplo). como tampoco en favor de personas futuras (esto es. él no interviene en la celebración del contrato. sino que vamos a estar en el ámbito del mandato o de la agencia oficiosa. la doctrina no aceptaba la estipulación en favor de persona indeterminada. bastando que tenga capacidad de goce. ya que. 2.. porque dicho tercero no tiene injerencia o intervención en la celebración del contrato. como señalábamos. 3. el tercero beneficiario tiene que estar en la situación jurídica de poder adquirir el derecho establecido en su favor..Esta figura de la estipulación en favor de otro está contemplada en el art.. por ejemplo. al señalar ". no requiere capacidad de ejercicio. que no existen al momento de estipularse en favor de . Pero..Requisitos respecto del promitente: también debe tener capa cidad para celebrar el contrato prometido y además tiene que tener la intención de crear el derecho en favor del tercero. Requisitos que debe reunir la estipulación en favor de otro: Los requisitos se analizan aquí en relación con las partes que intervienen en esta figura jurídica: 1. no obstante esto.Requisitos respecto del tercero beneficiario: en relación con los requisitos que deben concurrir en el tercero beneficiario hay qu e tener presente la especial situación en que éste se encuentra. De ahí que lo más frecuente. en base a ese contrato. representante legal.". Por consiguiente. determinar si el estipulante es o no capaz para su celebración..1449. porque si se contrata en virtud de un mandato o de una gestión de negocios ya no vamos a estar en el campo de la estipulación en favor de otro. Esto tiene especial importancia en relación con la capacidad que debe reunir el tercero beneficiario. siendo esto de suma importancia y algo que frecuentemente se olvida o se pretende olvidar.aunque no tenga derecho para representarla. hay un aspecto que se esboza en la ley y que es indispensable para que exista la estipulación: el estipulante no debe ser mandatario. tratándose del contrato de seguro. entonces. ni gestor de negocios del tercero beneficiario. es que éste se celebre en favor de personas que son absolutamente incapaces (como el hijo impúber. En tiempos pasados..1449 en una forma amplia.. ya que el legislador no le impone limitaciones. ya que éste se celebra exclusivamente entre el promitente y el estipulante. Justamente a esto se debe la redacción del art.Requisitos respecto del estipulante: éste tiene que ser capaz para celebrar el contrato objeto de la estipulación.

que hace caducar la oferta. Luego. el cual se radica en el patrimonio del estipulante y.. Actualmente. en conformidad a esto. siendo éstas: 1. se ha incorporado el derecho que nace de la estipulación. el cual al aceptarlo lo hace ingresar en su patrimonio. porque en este caso el beneficiario acepta dichos seguro a la muerte del estipulante (no puede hacerlo antes) y. el estipulante lo ofrece al beneficiario. si hubiera aquí u na oferta. Naturaleza jurídica de la estipulación en favor de otro: Uno de los problemas que plantea la estipulación en favor de otro es el de determinar cuál es la naturaleza jurídica de esta institución.La doctrina de la gestión de negocios: para esta doctrina. Existen tres doctrinas o teorías principales que tratan de explicarlas. el beneficiario no podría aceptarlo.  donde más clara resulta esta contingencia es en el seguro de vida.  por otro lado.ellas). la aceptación a que se refiere el art. éstos podrían hacer valer su derecho sobre ese patrimonio al cual. tenemos el fallecimiento del estipulante.La doctrina de la oferta: que explica la estipulación en favor de otro señalando que al celebrarse el contrato entre el promitente y el estipulante. porque ocurre que una persona puede contratar un seguro de vida en favor de los herederos que tenga al tiempo de su fallecimiento. así. si el estipulante tiene muchos acreedores. el estipulante no sería más que un gestor de negocios con respecto al tercero y.. ya que se acepta la estipulación en favor de persona indeterminada o de persona futura. una vez radicado. 2. Esto es muy frecuente en materia de contrato de seguro. El problema de esta teoría es que deja entregado todo el sistema de la estipulación en favor de otro a las contingencias que pueda sufrir la oferta:  por un lado. tenemos que aceptar también que queda sometido a todas las contingencias de ese patrimonio y. a su vez. si aceptamos que el derecho se i ntegra al patrimonio del estipulante.1449 (que tiene que dar el beneficiario para la adquisición del derecho) no sería otra cosa que la ratificación que hace el beneficiario de la gestión que el estipulante realizó en su favor. . con la muerte del estipulante se produciría la caducidad de la misma. no solamente a aquellos que existían cuando se realizó la estipulación. caso en el cual el seguro va a beneficiar a todos los que tengan la calidad de herederos al momento de fallecer el estipulante y. Lo que se exige es que al momento de reclamarse el derecho esa persona esté determinada y exista. la tendencia es inversa. nace un derecho.

Por consiguiente.. Se acepta generalmente esta doctrina porque ella es la más beneficiosa para el tercero. 2.Efectos entre el estipulante y el tercero 1. en la estipulación en favor de otro el estipulante contrata a nombre propio.".La doctrina de la creación directa de derecho en favor del tercero beneficiario (teoría de la acción): es la más aceptada y sostiene que tan pronto se celebra el contrato entre el estipulante y el promitente nace de inmediato en el patrimonio del tercero beneficiario el derecho que confiere el contrato celebrado. por regla general. porque no puede considerarse lo mismo la estipulación en favor de otro que la gestión de negocios: a) porque si ambas fueran los mismo.1449. De esta parte se toma la doctrina para concluir que tiene cabida entre nosotros en materia de estipulación en favor de otro la teoría de la acción..  una vez efectuada la estipulación..2286 y 2287). no surge ningún vínculo jurídico entre el estipulante y el tercero beneficiario.pero sólo esta tercera persona podrá demandar lo estipulado.. celebrando el contrato en forma personal.. b) porque ambas presentan importantes diferencias:  en la gestión de negocios el agente oficioso contrata a nombre de otra persona. desde el momento en que desvincula totalmente el derecho que surge de la estipulación de las contingencias a que puede estar sujeta la vida o el patrimonio del estipulante. 3. Señalan los autores que esta teoría tiene plena aplicación entre nosotros por lo dispuesto en el art.Efectos entre el estipulante y el promitente. en cambio.Esta teoría también ha sido objeto de críticas... en la gestión de negocios surgen vínculos jurídicos entre el agente oficioso y aquella persona cuyos negocios se han gestionado (arts. sin atribuirse ninguna clase de representatividad. 3. los efectos que se producen entre ellos son los derivados de .Efectos entre el promitente y el tercero. en cambio. que señala "..Efectos entre el estipulante y el promitente: tanto el estipulante como el promitente son quienes concurren a la celebración del contrato. Efectos de la estipulación en favor de otro: Se deben hacer las siguientes distinciones: 1.. no habría razón alguna para que el legislador las hubiere tratado separadamente.

la pena es válida. Es aquí donde nos encontramo s con una excepción a los principios generales del contrato. cuando consagra como modo de extinguir las obligaciones a la resciliación. es decir.1536 inc. pero con ciertas características propias de la estipulación en favor de otro.. De modo que al establecerse una cláusula penal el estipulante que normalmente no tiene ningún derecho pasa a tenerlo en virtud del incumplimiento. las partes que concurrieron a la celebración del contrato pueden revocarlo. nace el derecho para el estipulante de demandar la pena que se hubiera establecido para el caso de incumplimiento. es justamente donde también tiene importanc ia la aceptación del tercero.1567 inc. sucede que en caso de no cumplir el promitente su obligación para con el tercero beneficiario. Esta situación tiene una contrapartida contemplada en el propio art. Esta facultad que confiere el art. . estableciéndose una cláusula penal podría a través de ella el estipulante llevar al promitente a dar cumplimiento a aquello que se obligó. El art.1449 no es otra cosa que una aplicación de la regla general que se nos da en el art. Esta facultad pueden ejercerla solamente mientras no se hay a producido la aceptación del tercero beneficiario.3 nos dice que en caso que el estipulante no cumpla lo que se ha convenido en favor del tercero beneficiario. Significa esto que el estipulante nunca va a poder demandar lo estipulado?? En realidad. aunque la obligación principal no tenga efecto. porque en materia contractual quienes pueden demandar lo convenido son las partes que han concurrido a la celebración del contrato. 2.todo contrato. la cual puede ser expresa o tácita.Efectos entre el promitente y el tercero: el principal efecto que se produce es que sólo el tercero beneficiario puede demandar lo que se ha estipulado y.1449 señala que solamente puede demandar lo estipulado la persona en cuyo beneficio se ha establecido la estipulación. pero existe una forma indirecta en que el estipulante puede compeler al promitente el cumplimiento de lo convenido: ello se produce en caso que en la estipulación en favor de otro se hubiere establecido una cláusula penal para el caso de que el promitente no dé cumplimiento a lo convenido (art. en forma directa nunca va a poder hacerlo. sino que éste se creó con la celebración del contrato entre el promitente y el estipulante. en la estipulación en favor de otro esta regla se altera porque el art. porque si bien el estipulante no puede demandar el cumplimiento.1449 y consiste ella en que mientras no se produzca la aceptación del beneficiario. Debe tenerse en claro que la aceptación del tercero no crea el derecho. puede el estipulante y promitente revocar la estipulación. dejarla sin efecto. que son justamente las que le dan una fisonomía propia: La primera de ellas es que el estipulante no puede solicitar el cumplimiento de lo convenido.1536 inc. en este aspecto.1. Se plantea aquí una situación excepcional. Lo que sucede aquí es que. porque mientras éste no intervenga.3). si bien el estipulante no puede demandar directamente el cumplimiento de lo convenido. Pero. Pero.

en la promesa de hecho ajeno. Es lógico que el tercero no contraiga obligación alguna. cuando se realiza en términos formales y explícitos. el derecho emanado del contrato celebrado entre promitente y estipulante. el tercero no adquiere derecho ni contrae obligación alguna. no hay una excepción a la regla general en materia contractual (efecto relativo del contrato). porque la resolución sólo pueden demandarla los contratantes y. se radica de inmediato en el patrimonio del tercero y. estipulante y promitente pueden revocar el contrato. una vez producida dicha aceptación.radicándose ese derecho de inmediato en el patrimonio del tercero beneficiario. . 3. el tercero beneficiario no forma parte del contrato. un tercero adquiere un derec ho. Ahora. Un problema que se ha suscitado es si el tercero puede demandar la resolución del mandato en caso de incumplimiento por parte del promiten te? La opinión generalizada es que no puede hacerlo.. pero. De ahí que el tercero va a resultar obligado solamente cuando ha ratificado: es ahí cuando nace la obligación para el tercero. en virtud de un contrato. en cambio. constituyendo tal aceptación los actos que el tercero sólo puede ejecutar en virtud del contrato que han celebrado el promitente y el estipulante. según la teoría de la acción. El art. pues no concurrió a la celebración del contrato (no prestó su consentimiento en el contrato). no es posible la revocación del mismo.Efectos entre el estipulante y el tercero beneficiario: entre ellos no se producen efectos derivados del acto o contrato. pues es en ese momento cuando él manifiesta su voluntad de obligarse. Entonces.1449 nos dice que la aceptación del tercero beneficiario puede ser: a) expresa. 4. la aceptación de este tercero tiene importancia porque mientras ella no se produzca. Se distinguen de la estipulación a favor de otro porque en ésta. no obstante que no forma parte del contrato. como consecuencia de ello. Ello. Por lo demás.1450): En este caso. el promitente puede oponerle al tercero beneficiario las mismas excepciones que podría haber hecho valer en contra del estipulante. porque de acuerdo con la teoría mayoritariamente aceptada..1450. b) tácita. por consiguiente.La promesa de hecho ajeno (art. impide la revocación del promitente y del estipulante. lo dice así expresamente el art. ese derecho no ha existido en el patrimonio del estipulante. Lo que sucede es que la aceptación del tercero beneficiario es necesaria para la toma de posesión del derecho y.

2. que es ajeno a esta relación hasta que intervenga su aceptación o ratificación. pues si el promitente es representante legal o convencional del tercero.El prometido o acreedor. para que éste resulte obligado tendrá que cumplir las exigencias de la ratificación. Lo que si debe tenerse presente es que la promesa de hecho aje no es consensual. . a las reglas que sean propias de ese contrato. al igual que en la estipulación a favor de otro.-la ratificación del tercero. Al igual que en la estipulación a favor de otro. que es quien puede demandar el cumplimiento de la obligación de hacer. aquí hay una modalidad en la prestación de las obligaciones de hacer. éste lisa y llanamente va a resultar obligado en virtud del mecanismo de la representaci ón (art. Pero..Con la promesa de hecho ajeno resulta obligado aquel que se comprometió a que el tercero daría. En realidad. 2. Aquí. cual es el obtener que el tercero ratifique.El tercero. que es aquel que contrae la obligación de hacer. ya que el legislador no la ha sujetado a solemnidad de ninguna especie. es requisito indispensable que el promitente no tenga la representación del tercero.El promitente. por ende. El promitente contrae una obligación de hacer.. La promesa de hecho ajeno es de aplicación general y no hay limitaciones al respecto.el contrato celebrado entre el promitente y el estipulante. . 3. en la promesa de hecho ajeno intervienen tres personas: 1. Requisitos de la promesa de hecho ajeno: Aquí debemos distinguir entre: 1. 2.. . ya que el objeto de ella es obtener que el tercero acepte.En cuanto al contrato celebrado entre el promitente y el estipulante. haría o no haría alguna cosa. si miramos el art. veremos que el legislador se limita a señalar que el tercero debe ratificar para resultar obligado y no señala las condiciones o requisitos que esa ratificación debe reunir. los tribunales han resuelto que la expresión "ratificación" tiene que tomarse en un sentido natural y obvio y que van a constituir ratificación todos aquellos actos del tercero que signifiquen que se atribuye la calidad de . no hay reglas especiales y se va a sujetar.En cuanto al tercero. 1.1448).1450. Ante esta situación.

lo que sucede. si el tercero no ratifica.2 Aquí se ha planteado un problema de interpretación.2 con el art. la ratificación tiene que hacerse por escritura pública. tiene la calidad de deudor y queda obligado como cualquier otro deudor. Esta cláusula penal es perfectamente válida y no tiene nada de excepcional o de anormal. La única exigencia que han hecho los tribunales a este respecto es que si la promesa dice relación con bienes raíces o con derechos reales constituidos en ellos.1536 inc. el acreedor no va a poder obtener el cumplimiento de la obligación prometida y tampoco va a poder compeler al tercero para que ratifique. quien contrae la obligación de obtener que el tercero ratifique. porque accede .1450 nos dice que esta obligación puede ser de dar. significa que el promitente no ha cumplido su obligación de hacer y. que si no cumple voluntariamente su obligación procede en su contra la ejecución f orzada e. la ley confiere al acreedor acción de indemnización de perjuicios en contra del promitente. Puede suceder (ya que la ley lo permite) que el monto de estos perjui cios que el acreedor puede demandar al promitente.deudor que se le ha otorgado en el contrato celebrado entre el promitente y el acreedor. En realidad. Se refiere expresamente a ello el art. porque se ha pretendido relacionar en forma directa el art. sea prefijado por las partes a través de una cláusula penal (recordar que la cláusula penal es una valuación convencional y anticipada de los perjuicio. en forma tal. Lo que siempre va a estar presente en la promesa de hecho ajeno es la responsabilidad del promitente. así lo entiende la doctrina. salvo que entre ellos se hubiera convenido que el tercero va a otorgar su ratificación. Si el tercero no ratifica. incluso. produciéndose la situación de que la redacción de ambos preceptos no es coincidente. para el caso en que el tercero no ratifique. desde el momento en que el tercero es ajeno al acto.1536 inc. b) Entre el tercero y el acreedor se van a producir relaciones jurídicas única y exclusivamente cuando el tercero ratifique. además de ser una pena). por ello.1450. La naturaleza de los efectos en este caso va a depender de la clase de obligación prometida: el art. Lo importante es que una vez que el tercero ha prestado su ratificación. hacer o no hacer. Ahora. ya que no hay medios para ello. la indemnización de perjuicios en caso de incumplimiento. Efectos de la promesa de hecho ajeno: Para estudiar esta materia hay que distinguir entre las relaciones de las diferentes partes que intervienen aquí: a) Entre el promitente y el tercero no resulta ningún efecto. es que aquí hay dos situaciones distintas: La primera es aquella en que el promitente se sujeta a una pena para el caso en que el tercero no ratifique la obligación prometida por él.

Ahora bien. se señala con razón que el art. Aquí.1536 es distinta. La expresión "aunque" que emplea el art. la cláusula penal existe y no hay problema.1536 no tiene porque referirse a una situación como la descrita anteriormente. porque el inc. en tanto que en el inc. sino que una obligación que no alcanzó a nacer por falta de ratificación del tercero. nació su obligación) y que después no la cumpla. se va a deber la pena si hay ratificación y la obligación no se cumple. en el cual estamos ante un caso de nulidad.2 aparece como una excepción a lo establecido en el inc. En la situación que contempla el art.2 pueden presentarse dos asp ectos. caso en el cual no hay nada de anormal ni de especial. lo que nos está diciendo que aun cuando no haga ratificación se debe a la pena y. Lo que sucede es que la situación que prevé el art.2 no hay nulidad. porque aquí no va a existir la obligación principal. Lo que sucede es que la redacción del art. Puede suceder. La situación es excepcional cuando el tercero no ratifica. partiendo de la premisa de que el promitente impuso la pena para asegurar el cumplimiento de la obligación por el tercero. el cumplimiento de la obligación por el tercero.1450 impone al promitente (la de obtener que el te rcero ratifique). . más que la ratificación. en primer lugar. En segundo término. ya que se refiere al caso en que la pena se ha impuesto para el evento de que se incumpla la obligación del tercero. hacer o no hacer el tercero) no existe.1536 es el fundamento de esta interpretación.1536 es imprecisa. que el tercero ratifique (siendo así. El incumplimiento de la obligación del promitente obliga a éste a la pena. porque desde el momento en que el tercero ratificó la obligación a la cual se refería.1. es evidente que si el tercero no ratifica no hay cumplimiento posible y el promitente va a deber la pena y.a una obligación principal (la cual tiene existencia) y es justamente la que el art.1536 inc. porque ella habría nacido exclusivamente con la ratificación del tercero. aquí la situación ya no es normal porque la obligación principal (aquella que debía dar. porque ello es lo normal en cualquier cláusula penal. con mayor razón. el promitente está garantizando. pero si va a tener lugar la cláusula penal.

inoponibilidad por causa de fondo. sólo que por haberse omitido ciertos requisitos no van a afectar a terceros. por esta razón. se hace la siguiente distinción: . al cual no le faltan los requisitos de existencia o de validez. En relación con la inoponibilidad. en cambio. Por consiguiente. La expresión inoponibilidad es contraria al CC. cuando hay inoponibilidad no se ataca o afecta la validez del contrato. Por otro lado. Las causales que determinan que el legislador prive de eficacia respecto de terceros a un acto o contrato o a su revocación o nulidad.inoponibilidad derivada de la pérdida de eficacia de un contrato. esto es. son muy variadas y. a aquellos terceros que después de la celebración del contrato entran en relación jurídica con las partes contratantes. En cambio. produciendo éste todos sus efectos entre las partes. Definición y clasificación de la inoponibilidad: Se define como "la ineficacia respecto de terceros de un derecho nacido como consecuencia de la celebración o de la nulidad de un acto jurídico". ésta es justamente la gran diferencia que existe entre la nulidad y la inoponibilidad. los terceros sucesores a título universal y los propios contratantes. . hay que distinguir en cuanto al contrato mismo y en cuanto a los efectos que éste produce.La Inoponibilidad Las normas sobre inoponibilidad se aplican a los sucesores a título singular.Inoponibilidad por causa de forma: Dentro de la clasificación de las formalidades se distinguen las formalidades por vía de publicidad..inoponibilidad por causa de forma. cuyo objeto es dar a conocer a terceros que se ha celebrado un . 1. hay nulidad cuando se ha omitido algún requisito exigido para la validez del contrato. . se excluyen los terceros absolutos. ese contrato se extingue entre las partes y también respecto de terceros y se considera como si ese contrato no se hubiere celebrado jam ás. esto es. lo que sucede es que se priva al contrato de sus efectos respecto de terceros. hay inoponibilidad cuando estamos frente a un contrato válido. no obstante que el legislador usa términos semejantes. como por ejemplo: "no podrá oponerse". Cuando un contrato es declarado nulo por sentencia judicial. porque la inoponibilidad no afecta o alcanza al contrato en sí: el contrato inoponible es un acto jurídico plenamente válido en sí. Lo que sucede es que los efectos emanados de ese contrato no pueden oponerse a terceros y.

. en caso contrario. pero ese contrato es . Se presenta cuando una persona no concurre con su voluntad a un acto o contrato que la requería para producir sus efectos.1464 N. sino de formalidad de publicidad. Hay en el CC algunos casos muy representativos de esta inoponibilidad.3). De este tipo de inoponibilidad se contemplan numerosos casos en el CC: a) Art. ese acto o contrato va a afectar a esos terceros. Si se cumple con estas formalidades.1815: la venta de cosa ajena vale. en caso contrario. no produce efectos respecto de terceros.  debe tomarse razón del traslado (copia) en cuya virtud ha obrado el tercero.2513 la sentencia que declara la prescripción adquisitiva del dominio u otro derecho real tiene que inscribirse en el Registro del Conservador. para producir efectos respecto de terceros deben cumplir con ciertas formalidades de publicidad:  debe tomarse razón de su contenido al margen de la escritura matriz cuyas disposiciones se alteran con la contraescritura. las cuales. En materia procesal también encontramos formalidades de publicidad: tratándose del embargo que recae sobre bienes inmuebles o sobre derechos reales constituidos en ellos. aquellas que derivan de: a) inoponibilidad por falta de concurrencia. c) Arts. siendo las más frecuentes.determinado acto jurídico.La inoponibilidad por causas de fondo: Puede presentarse por diversas circunstancias.1707 inc. el legislador protege a esos terceros estableciendo en su favor la inoponibilidad mientras no se cumpla con las formalidades de publicidad.1901 y 1902 cesión de créditos (vista a propósito de la cesión de derechos personales).2==> está referido a las contraescrituras públicas. b) Art. éste no produce efectos respecto de terceros sino desde que se inscribe en el Registro de Interdicciones y Prohibiciones (esto es importante para los efectos del art. siendo el más claro de ellos el que contempla el art. permitiendo que éstos se ente ren o tomen conocimiento de la existencia de un contrato que pudiera afectarles. La cesión no produce efecto contra el deudor ni contra terceros mientras no a sido notificada por el cesionario al deudor o aceptada por ésta. La inscripción aquí no juega el rol de tradición del derecho. 2. Si no se cumplen estas formalidades la contraescritura pública será inoponible respecto de terceros.

Es lo que se nos presenta en la simulación. ello sólo reconocen el acto aparente. dicha situación jurídica sea dejada sin efecto y. la cual afecte a terceros y que. Es la regla general. para que produzca efectos entre las partes. el dueño podrá intentar la acción reivindicatoria en contra del comprador. porqu e éste no concurrió con su voluntad en este caso. Cuando dos personas celebran un contrato y este es inoponible a terceros. . Si el mandatario actúa dentro de los límites del mandato no hay problema alguno: los actos que él ejecute van a afectar y obligar al mandante.122): declarada la nulidad de un matrimonio las partes vuelven al estado anterior al de su celebración.2468). 3. pues éste le es inoponible.inoponible al dueño (el no concurrió con su voluntad a la celebración de ese contrato). En este caso. el segundo. siendo el primero de ellos para público conocimiento y. figura jurídica en la cual las partes celebran un contrato aparente y uno oculto o simulado. al ser así. el art. con posterioridad. Pero. En este caso. se produzca un daño o perjuicio para un tercero. que permite a los acreedores dejar sin efecto los actos realizados por su deudor en fraude de sus derechos (art.La inoponibilidad derivada de la nulidad o revocación de un a cto o contrato Puede suceder que se constituya una determinada situación jurídica entre las partes. Es la situación que nos plantea la nulidad judicialmente declarada. con todas las consecuencias que ello implica. la cual opera con efecto retroactivo. estos actos que exceden del poder otorgado van a ser inoponibles al mandante. Una de las formas en que se trata de palear esta situación es a través del matrimonio putativo: no hay efecto retroactivo de la nulidad en este caso. También nos encontramos con esta clase de inoponibilidad a veces en el mandato. b) inoponibilidad por fraude. en los casos en que ello es procedente. se presenta el problema que las partes se pongan de acuerdo con el objeto de perjudicar a esos terceros. Otra situación de inoponibilidad por fraude se presenta en la llamada "acción pauliana". si se extralimita o se excede en los poderes que se le han otorgado. volviendo las partes al estado anterior al de la celebración del acto o contrato y da derecho en contra de terceros que hubieren estado en relación jurídica con las partes después del acto o contrato nulo.. los terceros no están obligados a reconocer el acto oculto.1707 tiene por objeto evitar esta situación. Justamente. la cual tiene algunas excepciones establecidas por el legislador: a) El matrimonio putativo (art.

en este orden de ideas. . p orque la ley la establece en su interés y beneficio. cuando se invoque en contra del tercero el acto afecto a inoponibilidad. puede renunciar a ella. .b) Art.Como excepción. 1. en el caso del art. ello en alguna forma va a repercutir en las relaciones entre los contratantes. si existiere de hecho. podrá citar de evicción al vendedor para que éste comparezca en juicio y le indemnice de la evicción.Como acción. es justamente en aquellos casos en que existe interés por poder hacerlo valer respecto de éstos y.Efectos respecto de las partes: el acto o contrato. va a depender del arbitrio de éste el hacer valer o no esta inoponibilidad. si en la venta de cosa ajena el dueño reivindica la cosa vendida y el comprador se ve ante la amenaza de ser privado de todo o parte de la cosa por una sentencia judicial. En este caso.2508: la nulidad del contrato de sociedad no perjudica a las acciones que corresponden a terceros de buena fe contra todos y cada uno de los asociados por las operaciones de la sociedad. Si no tiene interés en hacerla valer. Esto es lo que va a suceder cuando no se dé cumplimiento a alguna formalidad de publicidad. 2. Efectos de la inoponibilidad: En esta materia debemos hacer una diferenci a entre: . entonces. ya que en tal caso el tercero podrá defenderse haciendo valer la inoponibilidad como excepción. no va a alcanzar a afectar a estos terceros. . sin tomar razón de esta contraescritura al . 2. reclamando del acto inoponible. aun cuando sea inoponible. Por consiguiente. a este respecto hay que tener en consideración que cuando se priva de eficacia a un acto o contrato respecto de terceros. evidentemente la inoponibilidad que se hace valer respecto del tercero va a producir una consecuencia en las relaciones entre los contratantes. por ejemplo. Así sucede.efectos respecto de los terceros. produce todos sus efectos entre las partes. Ahora. por ejemplo. . si la hace valer. Por último.efectos respecto de las partes. . Así. Pero.Efectos respecto de terceros: aun cuando el acto sea perfectamente válido.1707 si las partes del contrato a través de una contraescritura pública modifican lo contenido en él. éste va a poder hacer valer la "acción de garantía" que emana del contrato de compraventa y. no cabe duda que al ser inoponible el acto respecto de terceros. como sucede. la inoponibilidad se encuentra establecida en interés del tercero. en la venta de cosa ajena cuando el verdadero dueño hace valer la acción reivindicatoria. si ésta se produjere. puede hacerlo de dos formas: 1. por ejemplo.

tomando la renuncia el nombre de "ratif icación". El Autocontrato. Pero. 2. a este respecto. al extinguirse la acción de inoponibilidad por el transcurso del tiempo. esto es. que solamente produce efectos respecto del tercero que la ha renunciado. aceptándola solamente en determinadas condiciones: . como representante legal o convencional de otra. porque ella deriva de que una persona no concurrió con su voluntad al acto o contrato y. La inoponibilidad también se sanea por prescripción. esto es. . Se trata de dos posiciones distintas y. En esta materia se aplican las reglas generales de la prescripción extintiva. el acto se sanea totalmente. Este tercero podrá defenderse alegando que el contenido de esa contraescritura le es inoponible por no haberse cumplido con las formalidades de publicidad respectivas. Extinción de la inoponibilidad: No es posible establecer reglas generales en esta materia. En este caso.margen de la escritura matriz y de la copia en cuya virtud ha obrado el tercero. sólo esa persona puede invocar la inoponibilidad. podemos decir que la inoponibilidad por falta de publicidad se sanea por el cumplimiento de las formalidades que se omitieron en su oportunidad. Es una figura jurídica que se presenta cuando una misma persona interviene en un negocio jurídico invistiendo dos o más calidades jurídicas distintas.Cuando una persona actúa por sí misma y. teniendo presenta que dicha renuncia es de efectos relativos. por consiguiente. Pero.Cuando esa persona concurre en el mismo acto o contrato como representante legal o convencional de dos o más personas naturales o jurídicas. de modo que otros terceros pueden perfectamente invocar esa inoponibilidad. a la vez. Esta situación puede darse en los siguientes casos: 1. debido a esta contraposición de intereses que se plantea. es que los autores en general no son muy partidarios de la autocontratación. . hay que tener muy en cuenta la situación que se plantea respecto de la inoponibilidad por falta de concurrencia. También se puede señalar que toda inoponibilidad se extingue por la respectiva renuncia de la misma. establecer reglas que abarquen todas las situaciones posibles en cuanto a la extinción de la inoponibilidad. El problema que plantea el autocontrato es que interviene en él una sola persona asumiendo dos o más calidades jurídicas distintas y es evidente que estas dos calidades representan intereses distintos.

se prohibe a los curadores celebrar ciertos contratos en que tengan interés los mismos o ciertos parientes suyos (aquí se prohibe expresamente la autocontratación). porque las prohibiciones son de derecho estricto y en los casos en que existe prohibición de autocontratación son precisamente aquellos en que hay una clara contraposición de intereses. Naturaleza jurídica de la autocontratación: Un aspecto que se ha discutido en materia de autocontratación es éste. cuando no hay contraposición de intereses en la gestión. . Donde está claro que no es posible la autocontratación es en materia judicial. porque aquí hay una clara contraposición de intereses. ella es procedente siempre y cuando no haya contraposición de intereses.2144 y 2145. porque en ella concurren dos o más voluntades. Por consiguiente. Se ha llegado incluso a negar que estemos aquí en presencia de un contrato. la doctrina nos señala que la situación de la autocontratación es discutible en los casos en que ella no está expresam ente autorizada y que no hay duda de que no es procedente cuando está expresamente prohibida. se estima que en aquellos casos en que no hay una norma legal que prohiba o permita la autocontratación. la mayoría se inclina por reconocer validez a la autocontratación cuando no hay contraposición de intereses y ésta no está expresamente prohibida por el legislador. la situación de validez o no de la autocontratación se plantea en aquellos casos en que dicha figura no está prohibida ni autorizada expresamente por el leg islador y en que no hay contraposición de intereses en la gestión. o bien. esto no es así. ya qu e el hecho que intervenga una sola persona produce cierta distorsión. Hay ciertos casos en que el legislador la permite.a) Que el autocontrato no esté prohibido expresamente por la ley. En realidad. b) Que el legislador la autorice expresamente: es otro caso en que se permite la autocontratación. Es lo que sucede en los casos previstos en los arts. Algunos han pretendido ver en las prohibiciones legales de la autocontratación una manifestación de una regla general en esta materia para negar validez a la misma. concurriendo ciertos requisitos. Ahora bien. Pero. en los casos en que ella se permite no hay tal contraposición de intereses. sólo que están representadas por una persona. sosteniéndose que se trataría de una acto jurídico unilateral. ya que concurre una sola voluntad. Por el contrario. Pero. así por ejemplo.

La interpretación de un contrato consiste en "esclarecer y d eterminar el sentido y alcance de las declaraciones de voluntad que forman el contrato". ya que es ello lo que informa todas las normas sobre interpretación contractual.  si estamos solamente a la voluntad declarada. corremos el riesgo de aceptar como voluntad formadora del contrato una que no correspondía al verdadero querer de las partes. tomándose elementos de una y otra teoría. a juicio de este sistema. En la actualidad. en mayor o menor medida. . Aquí hay que partir señalando que toda declaración de voluntad. tiene que ser interpretada. prevaleciendo eso sí una sobre la otra. Ambos sistemas presentan inconvenientes:  si estamos a la pura voluntad real. sin e ntrar a considerar la voluntad de las mismas. 2.Sistema objetivo o de la voluntad declarada: este sistema toma en cuenta la voluntad declarada. porque es sumamente difícil expresar una idea con tal claridad que no surja alguna posibilidad de duda al respecto. forman el contrato dos declaraciones de voluntad diferentes. Por consiguiente. quedando integrado este por el sentido de esas dos declaraciones de voluntad.Sistema subjetivo o de la voluntad real: este sistema considera la voluntad real existente tras la declaración de las partes. En el CC chileno se da mayor importancia a la intención de las partes. . tenemos el problema de poder establecer cuál era al momento de contratar la voluntad real. esto es. el elemento fundamental en la interpretación del contrato es justamente la intención que los contratantes tuvieron al celebrarlo (así lo consagra expresamente el art. porque esa declaración puede haberse hecho con una mayor o menor coincidencia con la voluntad real.1560). La verdadera voluntad. Por eso.Interpretación de los contratos. Sistemas de interpretación de los contratos: 1. Debemos tener en esta materia que el contrato es la exteriorización de la voluntad de dos o más partes. . En el contrato se expresa la voluntad concordante de las partes que lo han celebrado. aquello que las partes dijeron. es la que está en el fuero interno de la persona. ninguno de los dos sistemas se da en forma absoluta en la legislación.

lo que expresan en la mayoría de los casos no guarda total relación con su intención. ello porque supone el legislador que si las partes incorporaron esa cláusula en el contrato es porque su voluntad es que ella produzca alguna consecuencia y. ello como consecuencia de ser el testamento una manifestación de voluntad.1. por muy amplias que sean las expresiones que se emplean en el contrato.  Cuarta regla: está contenida en el art.  Segunda regla: es la llamada de la aplicación de los términos del contrato: art.1563 inc. siendo así. en tanto que en materia contractual se parte de la premisa de que las partes contratantes muchas veces son personas que no tienen un absoluto dominio del idioma y. cual es que las cláusulas de uso común se presumen. y . es lógico interpretarla en tal sentido. por consiguiente. Este mismo principio se encuentra consagrado en materia testamentaria. salvo que aparezca la intención contraria.1560 contiene la regla básica en m ateria de interpretación contractual.una en virtud de la cual esa cláusula va a producir un efecto. ya que aquí también se hace prevalecer la intención del testador por sobre lo literal de las palabras. En otros países.1561. aun . su aplicación tiene que restringirse solamente a la materia que fue objeto del mismo no pudiendo extenderse a otras materias. La idea del legislador en esta materia es diametralmente opuesta a la consagrada en materia de interpretación d e la ley. las cláusulas de un contrato tienen que interpretarse de acuerdo con la naturaleza de éste. sino que se deja al juez en la más amplia libertad para la interpretación contractual. Nos dice el legislador aquí que.  Tercera regla: dice relación con el sentido efectivo y el sentido inefectivo de las relaciones contractuales: art.  Quinta regla: en esta misma disposición se consagra otra norma de interpretación.Normas sobre interpretación de los contratos del CC: Estas normas están contenidas en los arts. Se dice por los autores que esto es así porque el CC parte de la premisa que el legislador sabe expresarse en términos que reflejen claramente su pensamiento. Una aplicación de esta idea la encontramos en el art. Esta es una de las disposiciones que consagra en nuestro país el principio de la autonomía de la voluntad.otra que hace que la cláusula no produzca ningún efecto. según el cual. Señala la ley que en esta circunstancia debe preferirse aquella interpreta ción que permite que la cláusula produzca algún efecto. no es este el sistema que se sigue. en materia de transacción.  Primera regla.1562.2462.1560 a 1566. el art. El legislador siguió el sistema de fijar las reglas sobre la interpretación de los contratos. Aquí el legislador parte del supuesto de que en un contrato hay una cláusula que es susceptible de dos interpretaciones: .

 Octava regla: art. Así por ejemplo.1.2.cuando ellas no se expresen (art. esto es. En este caso. ésta se va a interpretar en su contra. Pero.final. La interpretación y la calificación jurídica de los contratos: Ambas situaciones presentan diferencias. La calificación jurídica de un contrato es una operación que se realiza normalmente después de la interpretación del mismo y ella importa determinar la naturaleza del contrato.1564 inc.2).1563 inc. según el cual las cláusulas de un contrato tienen que interpretarse de manera que entre ellas exista la debida correspondencia y armonía. Se contempla aquí la regla de interpretación por la aplicación práctica que las partes hayan hecho de las cláusulas contractuales. agrega la norma.  Séptima regla: Art. Conforme a la regla en análisis. la de incorporarlo de acuerdo con su carácter en alguna de las categorías de contrato que establece la ley. En este análisis no tiene relevancia la calificación jurídica que las partes hayan dado al contrato. Esta regla permite interpretar el contrato a través de los ejemplos que en él se contienen. se interpretarán las cláusulas ambiguas a favor del deudor. porque dicha calificación se hace atendiendo a la voluntad real de las partes.  Novena regla: art. obligación que comprende tanto al saneamiento de la evicción como el de los vicios redhibitorios. el art. con los efectos propios del contrato. en el contrato de compraventa es de uso común la cláusula en virtud de la cual el vendedor se obliga al saneamiento de la cosa vendida. tal como ella se desprende de la interpretación de las distintas cláusulas del contrato. puede el juez recurrir a la designación o calificación que las partes hayan dado a ese contrato.1564 inc. En este inciso se contempla la regla de interpretación por analogía. situación que se da cuando entre las mismas partes de un contrato se han celebrado otros contratos.1564 inc.  Décima regla: el art.1565.2 permite que las cláusulas de un contrato sean interpretadas por las de otro contrato celebrado por las mismas partes y sobre la misma materia.1564 inc.1566 establece una norma para la interpretación de las cláusulas ambiguas. señalando que no pudiendo aplicarse ninguna de las reglas precedentes de interpretación. Se estima que solamente cuando se trate de dos contratos muy afines y su contenido no contenga criterios seguros para hacer la calificación. si la ambigüedad proviene de la falta de una explicación que debió darse por alguna de las partes que han extendido dicha cláusula.  Sexta regla: art. . aún cuando en dicho contrato no se incorpore esta cláusula. por ser de uso común se presume.

c) Art. b) Art. si bien es cierto que no hay una norma general en la materia. otras. la interpretación de un contrato es una cuestión de hecho. b) Art. de tal forma que si las viola. 137. b) En cambio. hay dos opiniones: a) Algunos consideran que el juez tiene que sujetarse a las normas de interpretación contenidas en el CC.1889. La contratación entre cónyuges. pero. ni para permitirla. otros sostienen que las normas de interpretación son obligatorias sólo en cuanto ordenan que para interpretar el contrato hay que estarse a la intención de los contratantes.675. referidos al mandato.1751 y 162. existen sí normas de carácter particular. Entre las normas que prohiben expresamente la contratación entre cónyuges podemos citar las siguientes: a) Art. Nuestro CC sigue aquí el precedente del CC francés. Ello ha motivado a que se discuta entre nosotros la validez de la contratación entre cónyuges.131. en tanto que la calificación del mismo es una cuestión de derecho. 1137 y 1138. Entre nosotros.En principio. 135. pod emos citar las siguientes: a) Arts. algunas de ellas referidas expresamente a contratos celebrados entre cónyuges permitiéndose su celebración y. El carácter obligatorio o no obligatorio de las normas de interpretación contractual: En doctrina y en la práctica se plantea la duda sobre si las normas de interpretación contractual son meros consejos que el legislador da al juez o si son normas de carácter obligatorio. . Entre las normas que permiten la contratación entre cónyuges. referidos a las donaciones irrevocables. 1749 (inc. no son obligatorias en cuanto a señalar los elementos que pueden servir como medios para interpretar el contrato.1796. Para el estudio de esta materia debemos tener a la vista diversas disposiciones: arts. referido a la compraventa. Al respecto. ni para prohibirla. referido a la permuta. 132.155. que prohiben expresamente el contrato entre cónyuges. referido a la fianza y a la hipoteca. El problema que plantea la contratación entre cónyuges es que en la legislación chilena no hay ninguna norma de carácter general sobre esta materia.1) y 1796. discusión que también se ha planteado en el derecho francés. la Corte Suprema podría enmendar el fallo por haberse dictado con infracción de ley.

no pudiendo alterarse por convención de las partes.1). Además. indican que existiendo sociedad conyugal. frente a terceros la sociedad y el marido se confunden. el régimen de separación total o parcial de bienes. En Chile. porque la sociedad conyugal regla todas las relaciones que pueden plantearse entre cónyuges. Por otro lado. La tendencia general en la doctrina es precisamente la de aceptar la validez de la contratación entre cónyuges. Otro argumento dado por quienes estiman que la contratación entre cónyuges es improcedente está en el art. la permuta y las donaciones irrevocables entre cónyuges. participación en los gananciales y. Además. Basta como ejemplo considerar que todos los salarios y emolumentos devengados de toda clase de empleo u oficio ingresan al haber de la sociedad conyugal (art. por regla general. ello. los contratos entre cónyuges son válidos.155. lo que corresponde aquí. es analizar la contratación entre cónyuges atendiendo el régimen matrimonial existente entre ellos. Hay un sector de la doctrina que estima por estas consideraciones que cuando hay sociedad conyugal no procede la contratación entre cónyuges. hay que considerar que el legislador prohibe expresamente todo contrato entre cónyuges que signifique el desplazamiento de dominio del uno al otro.Se ha dicho que si la tendencia del legislador hubiera sido que los cónyuges no pueden contratar entre sí. O sea. porque en Chile el divorcio es sin disolución de vínculo. la ley regula en la sociedad conyugal el destino de todos los bienes. Además. Además.1725 n. no habrían sido necesarias est as prohibiciones de ciertos y determinados contratos entre ellos. Al parecer. la mayoría de los cuales ingresan a ella. marido y mujer pueden estar casados bajo el régimen de sociedad conyugal.5). apareciendo él solamente como dueño de los bienes sociales. que es la de divorciados. Lo que sucede es que las normas que regulan la sociedad conyugal establecen la forma en que los cónyuges pueden aprovechar de las cosas personales y de las comunes y también regula las relaciones de los cónyuges dentro de la sociedad conyugal. Se señala por algunos que aquí se está autorizando la celebración de determinados contratos entre cónyuges: el marido . el contrato entre cónyuges se hace imposible o queda desnaturalizado. por ello establece la nulidad absoluta de la compraventa. Quienes siguen esta opinión. los tribunales de justicia han establecido que. estiman que la contratación entre cónyuges es improcedente e innecesaria. por no encontrarse expresamente prohibidos por el legislador. pueden encontrarse casados en otra situación distinta. La administración de esta sociedad conyugal corresponde al marido y. hay contratos expresamente permitidos por el legislador. todos los bienes adquiridos durante el matrimonio a título oneroso ingresan al haber de la sociedad conyugal (art. también.1725 N.

pues en este caso se acepta la validez de d icho contrato son mayores problemas. No obstante. . pasaría a tener una de tercera clase. El contrato de sociedad celebrado entre cónyuges . fundándose en las norma s que permiten la celebración de algunos contratos entre cónyuges y en aquellos que lo prohiben. no haciéndose cuestión del mismo si el régimen es el de separación total de bienes. ello es tan claro que. No obstante estos argumentos. lo que en realidad sucede es que el marido está ejerciendo un derecho que la ley le confiere con el objeto de impedir la separación judicial de bienes y que permite a la mujer mejorar su situación. lo que no se acepta es el contrato de sociedad entre cónyuges casados en sociedad conyugal. ya que en las normas de prelación la mujer tiene un privilegio de cuarta clase y.especialmente la práctica bancaria -. Aquí. en general. algunos llegan a sostener que el contrato de sociedad no es posible entre cónyuges. Incluso más. Si los cónyuges se encuentran divorciados a perpetuidad marido y mujer podrán celebrar toda clase de co ntratos y. La posibilidad de que marido y mujer puedan celebrar un contrato de sociedad entre ellos ha sido objeto de grandes discusiones en la doctrina. concluyen que no obstante existir el régimen de sociedad conyugal. aun cuando se proceda a la constitución de la hipoteca a través del contrato. al constituirse la hipoteca. a través de ese contrato se estaría alterando dicho régimen. Por consiguiente.puede oponerse a la separación de bienes prestando fianzas o h ipotecas que aseguren suficientemente los intereses de la mujer. en la práctica . numerosos autores. al igual que si encuentran bajo el régimen de participación en los gananciales la mujer casada administra sus bienes con plena independencia del marido. no se trataría de un contrato hipotecario normal. aun cuando el régimen matrimonial entre ellos sea el de separación total de bienes. porque en este régimen no se plantean los problemas que surgen en la sociedad conyugal. porque se señala que si se celebra este contrato y el régimen matrimonial entre los cónyuges es el de sociedad conyugal. si el régimen matrimonial es el de separación total de bienes. el propio art. la contratación entre cónyuges es posible. porque el fundamento del mismo no está en la voluntad de las propias partes sino en lo que la ley establece.1796 señala como única excepción la de los cónyuges no divorciados perpetuamente (en este caso es nulo el contrato de compraventa). hay prácticamente opiniones unánimes en la doctrina en orde n a que es perfectamente posible la contratación entre cónyuges. Se dice que en este caso. Ahora bien.